Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

mayo 2024
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
7241 Artículos. - 110500 Comentarios.

Por alusiones

Desde hace semanas o meses tengo el propósito de escribir un artículo para la columna central de ATRIO. Porque tengo que responder aquí a muchas alusiones y, sobre todo, porque me sale de dentro comunicar muchas cosas a quienes son visitantes asiduos u ocasionales de esta web, muy ligada quieras o no a mi persona.

Pero me está costando realizar este propósito por estas razones:

 

  1. La dificultad de sintetizar y jerarquizar lo que quiero decir cuanto antes. Es como una avalancha de vivencias y de ideas que se apelotonan todas a la vez en el momento en que me pongo ante la pantalla en blanco. Espero que, tras la apertura de diques de hoy, pueda transcurrir el canal de comunicación con todos vosotros de una manera más serena y diferenciada por temas.
  2. La duda en el estilo para exponer mis convicciones: o de una manera más impersonal que puede parecer adhesión a unas doctrinas recibidas de otro, o de manera más personal explicando el origen y alcance de mis convicciones con vivencias personales. Esta última opción es la que se me impone y me escuso del carácter memorialista que puedan tener este u otros escritos. No escribo en primera persona por narcisismo sino para dar testimonio de lo vivido en que han germinado las convicciones que sustentan cada día la fe con que mi vida se va consumando en paz.
  3. Por algunos problemas de salud desde finales de enero, de los que me voy recuperando.

 

¿Opción espiritual o política de ATRIO y de mi vida?

Esta es la cuestión que planteaba Isidoro hace unos días en un comentario que puse a debate en la columna central: Sobre las dos cabezas de ATRIO. Y tengo que confesar que ese doble interés por lo espiritual y lo político, en el sentido amplio de interés por lo colectivo, me han acompañado siempre. Y que esa profunda doble inclinación a la búsqueda interior de sentido y a la construcción de mejores estructuras de convivencia humana ha estado siempre presente en mi vida de una manera personal y profunda. No han surgido de influencias ajenas o modas ideológicas. Tengo recuerdos desde mis cuatro años (niño que captaba con ojos bien abiertos la tragedia de le guerra civil) y escritos muy íntimos desde mi juventud, pasando por todos los años de formación, mis experiencias como sacerdote y mis opciones posteriores por la vida laica. Espiritualidad y Política (incluida la cotidiana, la geopolítica y la eclesial) no podían excluirse mutuamente en un blog que desde el principio concebí como Lugar de Encuentro.

Otra cosa es que ambos campos no hayan sido debidamente diferenciados y organizados en la web. La estructura digital que preparábamos para la nueva web (y que podemos ir implementando en esta, aunque no haya salido mi nueva fundación que sostuviese la nueva web) preveía claramente tres tipos de conocimiento y de centros de interés no independientes pero diferenciados. Decía en el editorial Despedirse para renacer, al empezar este 2024 sin proyecto de una sólida fundación, que continuarían en ATRIO los tres centros de interés previstos, de acuerdo con la triple vía de conocimiento:

  1. Conocimiento sensible: percepción rigurosa de hechos y datos captados  por los sentidos naturales o los amplísimos instrumentos técnicos, de la realidad circunstante, sobre todo desmontando fakes y espejismos falsos o poniendo de relieve lo ocultado por los grandes medios de comunicación.
  2. Conocimiento intelectual , científico, filosófico o teológico, insistiendo en la convicción de que siempre es posible un diálogo interdisciplinar en busca de interpretaciones y programas comunes, si los estudios y teorías no están vinculados a la defensa de intereses parciales de diversas entidades, sino al bien común de la mayoría de personas o colectivos.
  3. Conocimiento espiritual que debe partir del conocerse a sí mismo no como objeto sino como sujeto autoconsciente. Este conocimiento solo puede ser resultado de una búsqueda interior, que a veces se prolonga toda una vida con continuos replanteamientos, pues no surge generalmente de una gran iluminación que suspende la búsqueda, sino de pequeños chispazos de realidad trascendente que van sosteniendo la convicción de fe personal en el caminar humano. Está claro que estos tipos de conocimiento, aunque diferenciables, no son independientes pues se deben unos a otros. La curiosidad en abrir los ojos a la realidad macro y micro, física y química, y en escudriñarla con técnicas cada vez más potentes, está en la base del pensamiento y las teorías explicativas de toda realidad, incluidos los conceptos más arcanos trasmitidos por el lenguaje.

El conocimiento especulativo (ciencias, filosofía y teologías) que intenta interpretar y programar la realidad debe siempre atender a los datos nuevos que puede ofrecer el conocimiento positivo auténtico y nunca negarlo o reprimirlo por miedo a las repercusiones doctrinales, como se intentó reprimir el heliocentrismo o la evolución. Pero legítimamente impondrá los intereses de bien común a los de unas personas o colectivos cuando se trate de destinar recursos necesarios para otros fines a descubrimientos técnicos que sirven a pocas personas o colectivos.

El conocimiento y búsqueda interior está esencialmente atento a lo que “ve y oye” en su interior, pero teniendo en cuenta también todo lo que el conocimiento científico y filosófico puedan válidamente decir de lo que va uno descubriendo o cocreando en su interior. Pero la presión de doctrinas absolutizadas por cientificismo o dogmatismo pueden apagar intuiciones o convicciones personales que podrían seguir siendo válidas e iluminadoras.

En los recientes debates sobre Fe y Posteísmo, reformismo o fixismo en la Iglesia  están implicadas las diversas teologías. Si se tratase de una pugna entre teologías tengo que confesar que no podría afiliarme a ninguna de las actuales posiciones, sino que me descomprometería absolutamente del debate y de ambas partes. Pero si mantengo la profunda convicción de que la causa de Jesús y de su visión de Dios y de la humanidad están comprometidas hoy, seguiré en la postura más acorde con mi fe, aunque discrepe de los retrasos y límites en que se hace la reforma. Y lo mismo si se trata de las oposiciones plíticas más radicales en lo que están implicadas unas concepciones más o menos igualitarias, justas y fraternas de la colectividad. Con esto se explica el que, en ocasiones, a lo lafgo de mi vida, mis opciones políticas, religiosas o de fe personal puedan haber parecido inconsistentes o contradictorias.

Creo que ha sido bastante por hoy. Me da la impresión que he quitado el tapón y que mi comunicación podrá continuar de modo má sereno. Y encontrando palabras, frases y referencias vivenciales de una manera más serena. Soy consciente de que queda mucho por comunicar. No como textos programáticos de ATRIO. l futuro dependerá de vosotros, de vuestras sugerencias sobre proyectos realistas y de vuestras colaboraciones de todo tipo, que todo es necesario.

  • Ahora lo único que puedo hacer es constatar las siguientes preguntas que me habéis hecho o que seguramente habeis pensado:
  • ¿Acaso mi convicción personal en que hay un D ios Creador Absouto (ver mi respuesta a la CONSULTA sobre Dios) no me alinea en los creacionistas que siguen negando la evoución cósmica y de los vivientes?
  • ¿Por qué esa constante referencia mía a unos escritos casi desconocidos (Alexander Grothendieck y Marcel Légaut) que pueden ser considerados, respectivamente, como un enfermo mental o un autsider espiritualidad  cristiana? ¿Como puedo esperar que estos desconocidos y difíciles autores puedan influir en  el futuro del mundo y de la eligión?
  • ¿Pero por qué no te despreocupas de escribir y debatir y te quedas tranquilito satisfecho de lo que has vivido, gozqndo de la familia y dándotes los mayores gustos que puedas en el tiempo que te quede?

Et ita porro. Perdón, pero no traduzco. Ahí esta Google. Quedo a la espera de vuestros comentarios y nuevas preguntas.

 

¿Crees que sería bueno continuar y difundir este portal de ATRIO?
Ayúdanos con el único tipo de ingresos que tenemos.
Tu APORTACIÓN

15 comentarios

  • Juan A. Vinagre

    Comparto algunas reflexiones que hacen los comentaristas, pero sobre todo comparto el Proyecto de Antonio Duato.  Proyecto que, en mi opinión, es Evangelio puro. Evangelio que es un Mensaje de Trascendencia -nuestra vida no se acaba aquí, somos más que materia-  e inmanencia, que es compromiso con el hombre-mujer-niños-naturaleza.  Compromiso que es pasar por la vida haciendo el bien, transformando, mejorando… como personas y como sociedad, empezando por los más necesitados. Somos co-creadores…, protagonistas del cambio en todos los aspectos, científico, social y religioso. Pero religioso humanizador.  El Estado de Bienestar, moderado y solidario, va implícito en el Mensaje evangélico, como va implícita la democracia auténtica, a la que tanto teme el Poder del  mundo oligárquico. El Evangelio se pronuncia, unas veces implícita y otras explícitamente, contra los ídolos y mitos, contra el poder que somete y esclaviza. La liberación evangélica es también la liberación de esos “demonios”… La liberación evangélica derriba fronteras y propicia encuentros que humanicen… dentro de la diversidad inevitable y necesaria. Diversidad que si no la convertimos en ídolo nos enriquece.Pues bien, la función de ATRIO ha sido y es propiciar esos encuentros que enriquecen y humanizan. Éste es el gran mérito de AD, que merece todo nuestro agradecimiento. En mi opinión, el cristianismo del futuro irá por ahí, buscando encuentros que humanicen y nos unan como hermanos bien allegados. Gracias, Antonio.Esto ha sido y es lo que 

  • oscar varela

    Antonio. solo para ver si te entendido:

    • oscar varela

      Introducción
      1- me sale de dentro comunicar muchas cosas … pero …
      2- Los “peros”:
      2.a.) La dificultad de sintetizar y jerarquizar lo que quiero decir cuanto antes
      2.b.) La duda en el estilo para exponer mis convicciones
      2.c.) Por algunos problemas de salud
      ………………………………
       
      ¿Opción espiritual o política de ATRIO y de mi vida?
      Espiritualidad y Política se complementan en este “Lugar de Encuentro”.
       
      Tres Centros de interés conjugables:
      1) Conocimiento sensible (percepciones de lo que ‘me’ dice el mundo)
      2) Conocimiento intelectual (comprensión y diálogo con las percepciones)
      3) Conocimiento espiritual (intimidad como fondo insobornable)
       
      Excursus:
      a) El conocimiento especulativo (ciencias, filosofía y teologías)
      – abierto a nuevos datos
      – discernidos desde y para el ‘bien común’
      b) El conocimiento y búsqueda interior
       – la fogosa e insoslayable caldera rumiante
      c) La causa de Jesús (Dios y el Hombre), hoy comprometida
      – mantengo inclaudicable convicción de Fe y Colectividad política
      ………………………………
       
      Con esto: ¡He saltado los “peros”!
      ………………………………
       
      Las ALUSIONES … (quejumbres de no ser bien entendido):
      * Me cuestionan convicción personal en un Dios CREADOR ABSOLUTO
      – aduciendo que descarto la EVOLUCIÓN
      * Etiquetan de insana mi convicción por promover (A. Grothendieck y M. Légaut)
      * Me quieren y me mandan a ‘descansar’ (¿?)
      ………………………………

  • ELOY

    He de manifestar mi apoyo  al proyecto ATRIO y a su creador, administrador y principal sostén que es Antonio Duato.    Y animo a Antonio a seguir publicando sus “reflexiones” y “memorias” de la mejor forma que le parezca o pueda,  sin preocuparse de formalismos y de afán clasificatorio o definitorio preciso de conceptos y sentimientos y vivencias.                                                                                                                                                                                       

  • Javiierpelaez

    Sólo faltaría que no escribieras de quién te diera la gana…Pero no era Jesús un outsider? Y que hay de malo en que un tío sea un enfermo mental? En serio que te han dicho eso… La mala educación de la gente Tú tómate cinco días de reflexión y luego continúa haciendo lo mismo .Esto se lleva ahora bastante… Además “en tiempos de tribulación,no hacer mudanza”.. ..  

  • ana rodrigo

    A pesar de que me voy a repetir, allá voy

    • ana rodrigo

      Querido Antonio, dices: “esta web, muy ligada quieras o no a mi persona.”, y titulas tu artículo “Por alusiones”, efectivamente van asociadas ambas expresiones. Digo esto, lamentando que tu último proyecto de crear una fundación fracasase, aunque esto ya lo justifiqué, desde mi punto de vista, en su momento, recordando las palabras de Pepe Blanco, “atrio eres tú”, sin ti atrio seguiría existiendo como titular y con rico patrimonio, pero sería otro atrio.
       
      Yo siempre he hablado de mi experiencia personal desde atrio, que, además de ser tú el creador y sostenedor del mismo, son muchas las personas que, a lo largo de los años y en el momento presente, nos hemos encontrado, en el mejor de los sentidos de esta palabra, eso sí, desde la libertad, el respeto y la pluralidad. Y nadie persiste en esta experiencia de forma indiferente, pues a quienes no les ha interesado, se han ido, como decía ayer, con las puertas siempre abiertas para entrar y para salir y para volver.
       
      Para no ser repetitiva, podría compartir muchos de mis comentarios cuando ha salido este tema, pero no lo voy a hacer porque ahí están. Solamente manifestar, por enésima vez, mi agradecimiento al soporte “ATRIO”, a su fundador y a sus componentes, ya sea a través de artículos, ya sea a través de comentarios. Como te dice Carmen, puedes estar orgulloso de haber mantenido“joven” un proyecto que también podría haberse desvitalizado con el tiempo.
       
      He discrepado en muchas cosas, a veces, he interactuado, otras he mantenido mi respetuoso silencio, un silencio no siempre discordante, sino en ocasiones impuesto por mis circunstancias personales.
       
      Todos y todas hemos ido cumpliendo años, compartimos muchos itinerarios comunes, hemos evolucionado desde el “Yo junto al vosotr@s”, y eso es dar vida a nuestro existir, cada cual desde sus circunstancias, pero en comunidad infinitamente mejor.
       

      Abrazos y mucho ánimo

       

       

  • carmen

    A ver si soy capaz de expresar en pocas palabras lo que pienso.

    No veo las dos cabezas por ningún lado.Todos los temas  son  tratados aquí desde un enfoque, a ver, la palabra que escribo, porque evangélico no es, cristiano? Quizás. Absolutamente todos.Es que dentro del cristianismo hay corrientes diferentes, e incluso religiones concretas diferentes. Pero si subes dos o tres peldaños en la escalera del análisis, no me cabe la menor duda del enfoque de Atrio.Y que cada cual, opine. Es que no veo el problema. Porque es imposible que todo el mundo piense igual. Que Dios, el Dios que sea, nos libre del pensamiento único. Amen.

    No creo, Antonio que caigas en contradicciones, no más en las que caemos todos. Si fuera tú, que no lo soy, estaría orgullosa de haber logrado sacar a flote Atrio durante tantos años.Quién quiera, que entre y lea, o escriba o no escriba. Así de sencillo. Olvídate de las cigüeñas y de los cuervos. Todos tenemos derecho a existir. Ellos, también. Al menos eso diría Francisco de Asís, un personaje por el que siente admiración muchas personas.

    Un abrazo fuerte y cuídate mucho. Ya va costando más trabajo remontar, pero, seguimos.

  • Román Díaz Ayala

    Para poder saber con alguna claridad dónde estamos tenemos que conocer de dónde hemos venido.

    • Román Díaz Ayala

      Esto que es tan válido hoy en el mundo de la política española también se hace realidad en el mundo al cual se acerca Atrio cada día arrastrando con ello a un número indeterminado de lectores, visitantes ocasionales y al grupo fluido de comentaristas más o menos estable quienes nos hacemos cómplices tanto de algunos de sus temas como los planteamientos, directrices, e inquietudes de su director.

      Atrio es un lugar en redes que actúa como una revista del pensamiento en su búsqueda del conocimiento y el análisis de las realidades que se esconden detrás de los hechos. Pero Atrio también es un blog personal no tanto por la personalidad de  redactor como por el testimonio claro de una generación histórica que en sus ambientes clericales y de un laicado comprometido en lo social y político  vivieron el tardo-franquismo de los años 60 y 70 con el advenimiento de la democracia y el Concilio Vaticano II  de entre los años 1962 y 1965 y la generalizada secularización clerical inmediatamente posterior en términos históricos de aquel evento eclesial.

      Cada vez que nos deja un testigo más, y ahora recuerdo con emoción a Gonzalo Haya, perdemos una parte de lo que somos y de lo que fuimos. Y es que ese catolicismo español que describo late la insaciable búsqueda de una fe más purificada y que de una respuesta válida a todos los anhelos de nuestros planteamientos y con la interrogante siempre de si lo que nos están ofreciendo es otra línea muerta que lleve a su promotores y a quienes le sigan en la línea de sus pensamientos a oscurecer todavía más la presencia de lo divino.

      El famoso Esquema XIII  produjo el documento introductorio de la Iglesia Católica en su etapa post-moderna. Hago referencia a la Constitución Pastoral sobre la Iglesia en el mundo actual ( 7 de diciembre de 1965) que fue el pistoletazo de salida para todos esos elementos eclesiales que he venido describiendo:

      “Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo. Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón. La comunidad cristiana está integrada por hombres que, reunidos en Cristo, son guiados por el Espíritu Santo en su peregrinar hacia el reino del Padre y han recibido la buena nueva de la salvación para comunicarla a todos. La Iglesia por ello se siente íntima y realmente solidaria del género humano y de su historia.”

      Aquí en España, y no podía ser de otra manera, en dichos ambientes académicos y de la pastoral eclesiásticos se hizo una lectura política, previa y hasta obviando  a cualquiera otra consideración más acorde con el momento de gracia que vivía  el catolicismo.

       

  • Javiierpelaez

    A mí sinceramente el posteismo no me interesa nada xq esa especulación la tengo directamente aparcada. En cuanto a la política/religión resumiré lo que pienso de forma lapidaria y luego lo iré rebajando: no sé si puede ser cristiano y de izdas,pero lo que si sé es que no se puede ser cristiano y de derechas…Ahora entraré en que es ser de derechas y de izdas. .Es evidente que si uno lee los evangelios constata que Jesús tiene una preocupación objetiva x los pobres. Si ser de derechas es creer en este sistema capitalista y se constata que este sistema , además de darnos de comer,lo que hace es producir pobres(a nível global es evidente y a nível nacional ofrece severas resistencias para no producirlos),creo que no se puede ser cristiano y de derechas. Esto se puede hacer muchísimo más complejo y discutir si el problema es el estado de bienestar que en la Europa Occidental de postguerra fué creado x liberales, democristianos y socialdemócratas . Pero es que hoy los liberales no creen en esto,los democristianos tampoco y los socialdemócratas han tenido corrientes que lo han puesto seriamente en duda. Podríamos decir que no se puede ser cristiano si no crees en el estado de bienestar y de su mejora constante, obviamente si no crees en que hay que pagar impuestos para sostenerlo y mejorarlo…Y esto no lo cree mucha gente de derechas….Y por qué? Porque obviamente los beneficiarios del estado de bienestar ,de los servicios públicos,en nuestros países son los pobres…Luego tb es evidente para mí que tampoco se puede ser cristiano sin la conciencia de que nuestro bienestar es una fortaleza para otros muchos ciudadanos del mundo a resultas de la organización capitalista del mundo…Reconozco que esto tiene una solución complejísima ,pero sin esta conciencia creo que no se puede ser cristiano…Ya véis empezaba muy palmariamente y he acabado rebajándolo totalmente…De todas maneras pienso que un cristiano radical y coherente es mucho más radical que cualquier izdista de medio pelo…

    • Javiierpelaez

      Esto era una reflexión sobre la superioridad moral del cristianismo . Esto debe ser completado con lo que me dijo un buen amigo la última vez que le ví y que murió el 19 de octubre. La hostia que me metió que aún se oye en Nueva Zelanda. Me dijo “tú ya no eres cristiano”. Y no me lo dijo xq le dije  yo que votaba comunista (como me hubiera dicho Munilla) ya que era de izdas.Me dijo :” yo tenía un amigo ateo que se iba a cuidar enfermos de SIDA”(cuando había que cuidarlos,en tiempos). Claro,me tuve que callar.

Deja un comentario