INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6397 Artículos. - 100301 Comentarios.

Dios, el gran silencio del universo

Juan José Tamayo ha estado muy presente en ATRIO desde sus orígenes y estoy seguro que seguiremos contando con él, De hecho, nos ha enviado hoy este texto sobre su amigo José Saramago, a quien él tuvo la habilidad de hacerle ver cómo hoy la teólogos eran capaces de encontrar luz en ateos recalcitrantes como se consideraba el genial Saramago. ¡Cuanto sentido adquieren aquí en ATRIO estos recuerdos que nos aporta Juanjo! AD.

En el Centenario del nacimiento de José Saramago

 Mis encuentros con José Saramago

            Estamos celebrando el centenario del nacimiento del escritor portugués José Saramago, que obtuvo el Premio Nóbel de Literatura en 1998 por su capacidad para “volver comprensible una realidad huidiza, con parábolas sostenidas por la imaginación, la compasión y la ironía”. Y lo estamos haciendo con diferentes actividades en reconocimiento a una de las figuras más señeras de la literatura del siglo XX en el horizonte ético de la liberación de los pueblos oprimidos, con los que siempre se mostró solidario y a quienes defendió de los imperialismos y supremacismos.

            El pasado 18 de junio celebramos otra efeméride significativa: los doce años de su fallecimiento, que dejó un gran vacío y una orfandad difícilmente superable en el mundo literario no solo hispano-portugués, sino también a nivel mundial y en terreno de la ejemplaridad moral.

            El 30 de mayo pasado celebramos un “Acto literario en recuerdo del Premio Nóbel: JOSÉ SARAMAGO. ÉTICA Y LITERATURA”, organizado por la Fundación Siglo Futuro, con sede en Guadalajara en el que intervinimos: Juan Garrido, presidente de ls Fundación Siglo Futuro, Pilar del Río, periodista, esposa del Premio Nóbel y presidenta de la Fundación José Saramago, Nativel Preciado, periodista y escritora, Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de Paz, y yo mismo. En este este artículo voy a desarrollar algunas de las ideas que expuse en el acto, en el que participaron 200 personas.

            Durante los últimos cinco años de la vida de Saramago tuve el privilegio de disfrutar de su amistad y compartir experiencias de fe e increencia, de solidaridad y trabajo intelectual, en total sintonía. Dos fueron los momentos especiales de dicho disfrute y un tercero que no pudo celebrarse.

 

“Dios es el gran silencio del universo”

            El primero tuvo lugar en Sevilla en enero de 2006. Caminábamos por las calles sevillanas José Saramago, su esposa la periodista y traductora de sus obras al castellano Pilar del Río, la pintora Sofía Gandarias y yo en dirección del Paraninfo de la Universidad Hispalense para participar en un Simposio sobre Diálogo de Civilizaciones y Modernidad. A las 9 de la mañana, al pasar por la plaza de la Giralda, comenzaron a repicar alocadamente las campanas de la catedral de Sevilla –antes mezquita, mandada construir por el califa almohade Abu Yacub Yusuf-.

  • “Tocan las campanas porque pasa un teólogo”, dijo Saramago con su habitual sentido del humor.
  •  “No –le contesté en el mismo tono– repican las campanas porque un ateo está a punto de convertirse al cristianismo”.

En ese diálogo fugaz, la respuesta de Saramago no se hizo esperar:

  • “Eso nunca. Ateo he sido toda mi vida y lo seguiré siendo en el futuro”.

De inmediato me vino a la mente una poética definición de Dios que le recité sin vacilar:

  • – “Dios es el gran silencio del universo, y el ser humano el grito que da sentido a ese silencio”.
  • – “Esa definición es mía”, reaccionó sin dilación.
  • – “Efectivamente, por eso la he citado –le contesté–. Y esa definición está más cerca de un místico que de un ateo”.

Mi observación le impresionó. Nadie le había dicho nunca nada parecido y le dio que pensar, sin por ello dejarse embaucar por mi ocurrencia. Efectivamente, la vida y la obra de Saramago fueron una permanente lucha titánica con-contra Dios. Como lo fuera la del Job bíblico –al que Bloch llama “el Prometeo hebreo”–, quien maldice el día que nació, siente asco de su vida y osa preguntar a Dios, en tono desafiante, por qué le ataca tan violentamente, por qué le oprime de manera tan inhumana y por qué le destruye sin piedad (Job, 10). O como el patriarca Jacob, quien pasó toda una noche peleando a brazo partido con Dios y terminó con el nervio ciático herido (Génesis 32,23-33). No es el caso de Saramago, que salió indemne de las peleas con Dios y nunca se dio por vencido.

            Muchas son las definiciones de Dios con las que me he topado a lo largo de mis cincuenta años dedicado a la teología, precedidos de la formación católica catequética de la escuela y la parroquia de mi pueblo. Fue allí donde aprendí la primera definición de Dios en el catecismo del padre Gaspar Astete, la repetí de carrerilla muchas veces y todavía soy capaz de hacerlo hoy:

“Dios es una cosa lo más excelente y admirable que se puede decir y pensar, infinitamente Bueno, Poderoso, Sabio, Justo, Principio y Fin de todas las cosas, [premiador de buenos y castigador de malos]”.

            Durante mis estudios de teología tuve que dar cuenta de la demostración de la existencia de Dios conocida como el “argumento ontológico”, de Anselmo de Canterbury, del que Albert Camus decía con razón que no conocía a ninguna persona que hubiera dado su vida por defenderlo.

Pero sin duda una de las más bellas definiciones de Dios es la de Saramago que acabo de citar. La leí en sus Cuadernos de Lanzarote, de 1993, y la he dado a conocer doquiera he hablado del premio Nóbel portugués. Lo recuerda el propio Saramago en O Caderno. Textos escritos para o blog. setembro de 2008-março de 2009 de esta guisa:

“Hace muchos años, nada menos que en 1993, escribí en los Cuadernos de Lanzarote unas palabras que hicieron las delicias de algunos teólogos de esta parte de Iberia, especialmente Juan José Tamayo que, desde entonces, generosamente me ofreció su amistad. Fueron estas: ‘Dios es el gran silencio del universo, y el ser humano el grito que da sentido a ese silencio’. Reconózcase que la idea no está mal formulada, con su quantum satis de poesía y su intención levemente provocadora bajo el sobreentendido de que los ateos son muy capaces de aventurarse por los escabrosos caminos de la teología, aunque la más elemental” (Companhia Das Letras, Sâo Paulo, 2009, p. 144).

            Esta definición merecería aparecer entre las veinticuatro definiciones –con ella, veinticinco– de otros tantos sabios reunidos en un Simposio que recoge el Libro de los 24 filósofos (Siruela, Madrid, 2000), cuyo contenido fue objeto de un amplio debate entre filósofos y teólogos durante la Edad Media. Para un teólogo dogmático, definir a Dios como silencio del universo quizá sea decir poco.

            Para un teólogo heterodoxo como yo, seguidor de las místicas y los místicos judíos, cristianos y musulmanes como el Pseudo-Dionisio, Rabia de Bagdad, Abraham Abufalia, Algazel, Ibn al Arabi, Rumi, Hadewich de Amberes, Margarita Porete, Hildegarda de Bingen, Maestro Eckhardt, Juliana de Norwich, Juan de la Cruz, Teresa de Jesús, Baal Shem Tov) cristianos laicos como Dag Hammarksjlöd, indúes como Tukaram y  Mohandas K. Gandhi, y la mística laica Simone Weil, es más que suficiente. Decir más sería una falta de respeto para con Dios, se crea o no en su existencia. “Si comprendes –decía Agustín de Hipona- no es Dios”.

 

Saramago en la presentación de Nuevo diccionario de Teología

            El segundo encuentro tuvo lugar cuando le invité a presentar mi Nuevo Diccionario de Teología, publicado por la editorial Trotta a finales de 2005. Inicialmente su respuesta a mi invitación fue negativa. Yo atribuí su negativa a lo voluminoso del libro: 992 páginas a dos columnas, por tanto, cerca de dos mil páginas. Pero no, esa no fue la razón para rechazar mi invitación. El verdadero motivo era que a lo largo de tantas páginas no aparecieran las palabras “ateo” y “ateísmo”.

            Efectivamente, no aparecían como entrada, pero sí al final, en la entrada TEISMO/ATEISMO. Cuando le advertí de ello, leyó con mucho interés los conceptos que más le interesaban y, por supuesto TEISMO/ATEÍSMO y aceptó participar en la presentación del libro junto con la filósofa Victoria Camps, celebrada en el Ateneo de Madrid. Hizo un elogio del Diccionario diciendo que era un libro fundamental tanto para personas ateas como para creyentes. Sus palabras confirmaron la orientación cultural y ética que quise dar a la obra desde el principio, muy alejada del carácter confesional y apologético que tienen no pocos diccionarios de teología.

 

Ateísmo y el “factor Dios”

            Hubo un tercer encuentro programado que tristemente no pudo celebrarse por el fallecimiento de Saramago. Se trataba de un diálogo entre los dos. abierto al público en la biblioteca de su domicilio de Tías (Lanzarote) en torno a un tema que a ambos nos apasionaba “Ateísmo y el factor Dios”.

            Saramago siempre se declaró ateo, y desde su ateísmo fue un crítico impenitente de las religiones, de sus atropellos, de sus engaños, sobre todo de las guerras y cruzadas convocadas, legitimadas y santificadas por ellas en nombre de Dios: “Una de ellas -afirma-, la más criminal, la más absurda, la que más ofende a la simple razón es aquella que, desde el principio de los tiempos y de las civilizaciones manda matar en nombre de Dios… Ya se ha dicho que las religiones, todas ellas, sin excepción… han sido y siguen siendo causa de sufrimientos inenarrables, de matanzas, de monstruosas violencias físicas y espirituales que constituyen uno de los más tenebrosos capítulos de la miserable historia humana”. Con la historia en la mano, ¿quién va a negar tamaña verdad?

            Pero la crítica de Saramago va más allá, y llega al corazón mismo de las religiones, a Dios mismo, en cuyo nombre, afirma, “se ha permitido y justificado todo, principalmente lo peor, lo más horrendo y cruel”. Y pone como ejemplo la Inquisición, a la que compara con los talibanes de hoy, califica de “organización terrorista” y acusa de interpretar perversamente sus propios textos sagrados en los que decía creer, hasta hacer un monstruoso matrimonio entre la Religión y el Estado “contra la libertad de conciencia y el derecho a decir no, el derecho a la herejía, el derecho a escoger otra cosa, que sólo eso es lo que la palabra herejía significa”.

            Esta denuncia de Dios se sitúa dentro de las más importantes e incisivas críticas de la religión, como las de Epicuro, Demócrito y Lucrecio, las de los profetas de Israel/Palestina, de Jesús de Nazaret y del cristianismo primitivo, las de los maestros de la sospecha Marx, Nietzsche y Freud, y las de ateísmo moral que niega a Dios por hacerle responsable del sufrimiento de las víctimas inocentes.

            Aun cuando Saramago pensaba que los dioses son creación de la mente humana, le preocupaban los efectos del “factor Dios” -título de uno de sus más célebres y celebrados artículos-, que está presente en la vida de los seres humanos, creyentes o no, como si fuese dueño y señor de ella, se exhibe en los billetes del dólar, ha intoxicado el pensamiento y ha abierto las puertas a las más sórdidas intolerancias.

29 comentarios

  • Juan A. Vinagre

    Esa bella y profunda definición de Saramago: “El silencio de Dios y el hombre como grito que da sentido a ese silencio”, da para mucha y reposada reflexión. Lo que para unos-unas es un silencio muerto, para otros es un silencio sonoro, que perciben quienes son capaces de escuchar, limpios de corazón, como niños. En otras palabras, ese silencio, por muy sonoro que sea, sigue siendo un misterio. El grito que da mejor sentido a ese silencio misterioso es el hombre Jesús de Nazaret, con la definición de Dios como Padre-Abbá con actitud de Madre. En la dimensión de Dios trascendente, en el Reino de Dios -el que ya no es de este mundo- no habrá hombre ni mujer; el “cuerpo espiritual” que seremos es un cuerpo asexuado, lo mismo que Dios Abbá. Por ello no es correcto (es antropomórfico) hablar de Dios Abbá que “engendra”. (¿Recuerdan el Credo?) Dios es Abbá, dador de vida por amor. El Amor es el que da vida. Y poco más se puede decir, porque ese Amor es inefable. Inefable, sí, porque si Dios existe tiene que ser trascendente, trascendencia que nos rebasa.   Por eso -desde nuestra perspectiva actual, muy limitadora, de la que muchas veces no somos suficientemente conscientes-, nos cuesta tanto entender y aceptar que no podemos entender…

    Pero quienes entienden, interpretan ese silencio sonoro, como una invitación a la contemplación silenciosa, a la oración, con una actitud humilde (como dijo Einstein), a la súplica… Contemplación que unas veces puede llevar a ponerse de rodillas y otras a cantar un aria a ese Gran Silencio sonoro…, y a vivir humildes y alegres con la libertad del amor…

    Es verdad que cuando el ser humano grita en medio de ese silencio, muchas veces desafina y rompe la armonía de esa simfonía silenciosa. Entonces el silencio, en vez de ser sonoro y armonioso, se convierte en problema y en sin sentido.  Esta es la reflexión, un poco mística y poética, a propósito del silencio sonoro -que muchas veces parece que disuena-  de Dios Amor.

  • carmen

    Pues sí, Santiago, sí. No vea la paz que tengo en este momento, desde mi terracica de la playa, Séptimo piso, con unas vistas al mar en Santa Pola del este alucinantes y viendo amanecer. Los colores que coge el cielo son increíbles. Y hace quince minutos se ha ido a dormir el lucero de la mañana. Que por cierto es Venus. Hace siglos, no muchos, la gente normal no le ponía nombre. Ahora sí. Todos mis críos lo saben.

    Pues como eso, todo. Los tiempos adelantan que es una barbaridad, célebre frase de una Zarzuela. Pero si queremos quedarnos en el pasado, pues es un ejercicio de libertad. Y ya está.

    Leído lo leído, no sería sencillo hacer lo que pienso que se debería hacer y no lo voy a volver a repetir. De todas formas no me corresponde a mí. Eso depende de personas con la sabiduría de usted y de otros muchos y muchas. Pero, al menos, dicho queda. Y me tranquiliza porque, ya le digo, no puedo hacer más.

    Y voy a recoger el apartamento, a las diez viene un hijo mío  y tengo que tener todo preparado. Un mes a mí querida Murcia y en Agosto iré con una amiga de esas del alma a Altea.

    Paz y bien. Y no pierdo la esperanza en que alguna vez , dentro del seno de la iglesia se llegue a una serie de acuerdos. Porque unos tienen Fe y otras tenemos esperanza. No vamos a ser todos y todas iguales. La vida sería muy aburrida. Y mientras tanto, a la mujer que decida interrumpir el embarazo, a la cárcel con ella, por asesina. Y el padre, de rositas. O a pagar el viaje a Canadá. No, mejor no, sería cómplice de un asesinato. Mejor que resuelva ella sola. Ella sabrá. Que no lo hubiese engendrado. Porque el varón a ver qué tiene que ver en esto. A eso llamo yo injusticia capital. Ve? No tengo apaño. O era el varón el que engendra y la mujer la que concibe? Voy a mirar en el diccionario. Gran invento

    Buen verano.

  • Santiago

    Paz queridos amigos y hermanos en Jesús de Nazaret.¡.Deseo para todos la paz!..Es que me veo confundido al ser objeto de tantas palabras y tanta atención..Pienso que de alguna manera “he dado en el clavo”…Claro que es un poco de broma…Se que NO es nada personal..Estamos sólo intercambiando ideas y opiniones pero “la sangre no llega al río”…como decían en mi tierra..Os deseo de verdad sincera paz de espíritu..que, claro, solamente Cristo NOS puede dar a todos… para nuestro beneficio..

    Por otro lado, y ahora entro en el tema,  Jesús que tanta admiración y controversia ha causado a través de los siglos y todavía produce como estamos comprobando ahora mismo,….NO habló solamente para aquella generación judía beligerante, sino para todos los siglos..De otra manera, SU VOZ ya estuviera EXTINGUIDA…pero su ECO resuena en el siglo XXI desde el siglo I ¿No prueba este diálogo tan educado esta afirmación? Por tanto Jesús hablaba para todos los tiempos y claro que NOS habla en el momento presente. De alguna manera nos llama..a pesar de nuestra resistencia y protestas…etc etc

    No, lo importante NO es la Biblia sino los personajes que dieron lugar a ella con su contenido …Esto es lo que la Escritura nos dice. Y es que no  fue sino una síntesis de La Palabra oral de la predicación apostólica sobre Jesús de Nazaret en quien todo se recapituló con su magisterio viviente, la Iglesia de Cristo verdadera, que nos ha llegado a través de los siglos..(no los errores que hemos cometido los humanos)

    Es la Misericordia de Dios el legado de esta predicación, queridos hermanos..Pero el don de la vida no se nos otorgó por derecho, sino por esa pura Misericordia de Dios, aunque la rechacemos…y aunque NO todos han tenido la suerte de venir a la vida- pero este don DE la EXISTENCIA se nos dio para que pudiéramos amar y participar de la vida divina (¿No es èsto en sí maravilloso?)…y, por supuesto, se nos dió para que también pudiéramos expresar nuestras opiniones personales en este foro.

    Porque solamente por Amor estamos aquí y vinimos a existir. Y todo lo que va contra el don de la vida, y su destrucción, no sólo NO es un derecho, sino que se opone directamente al amor de Dios.

    Por eso no existe derecho a realizar el mal ni la muerte porque la vida es el primer don a celebrar..porque no celebramos el mal ni sus consecuencias nefastas..sino que celebramos el nacimiento de una nueva vida capaz de ser una bendición para todos..porque nacimos “para heredar una bendición”…

    No hay derecho a la muerte porque fuimos creados para la vida..para una vida que no se extinguirá, sino que “salta” a la existencia eterna y que tenemos que preservar hasta nuestra llamada final a trascender..porque la vida “se muda” pero no se acaba..

    Muchas gracias por la oportunidad. Con un saludo cordial.

    Santiago Hernández

     

  • carmen

    Gracias Lluís.

    Pobrecico Santiago. Siempre se la gana. Tiene un encaje brutal. Es dialogante, menos en un tema, ese mejor no tocarlo. Aunque siempre encuentre una tangente por donde salir, creo que está vez se lo he puesto muy difícil. Muy difícil para no entrar a muerte conmigo, claro.

    Es que, a mí la iglesia, como que no, pero sé de su importancia en la sociedad. Por favor. Soy española. Lo sé. Todos los españoles mayores de cuarenta años lo sabemos. Por eso me río de los peces de colores cuando leo una vez y otra que lo que importa es ser buena persona y buen cristiano con los que te rodean. Mira que lo intento. Ha llegado la hora de callarte, pienso mil veces, pero es superior a mí. Porque esa es condición necesaria pero de ninguna manera suficiente.

    Creo, pienso, opino y además tengo la certeza, de que como no haya un cambio profundo en todas esas leyes que rigen a la iglesia y basadas en la teología OFICIAL de la iglesia, no de la que a cada grupo le guste, no, de la oficial, es imposible que cambie nada. O sea. Imposible. Y para muestra este Papa, que dicen que hace todo lo que puede y seguimos tal cual. Pobrecico.

    Para eso hay que dialogar precisamente con los opuestos. Tenemos una iglesia cainita. Ah, que dices que no es así? Pues te excomulgo…y se acabó . Pero eso, a qué conduce? Con el Poder económico , artístico, de todo tipo de inteligencias que tiene la empresa, podría hacer auténticos milagros. Pero para ello el consejo de dirección tiene que aceptar un cambio de criterios. Dialogar entre ellos, llegar a un acuerdo de mínimos y, sobre esos acuerdos construir un modelo teológico para el siglo XXII. Y los cambios entonces se podrán realizar. Y una condición necesaria sería una teología abierta. Qué más da que un cristiano crea o no en la resurrección? Pues que definan la resurrección de tal manera que quepan todas las resurrecciones que cada cual pueda imaginar. No es difícil. Es cuestión de lenguaje y , sobre todo de perder miedos.  No sé.

    Por eso me encanta hablar con Santiago. Me saca de quicio porque sueeeeempre sale con la dichosa biblia. Se la sabe al dedillo. Claro, la versión oficial, la interpretación oficial de los evangelios que se hizo hace siiiiiiiiiiiiiiiiiiiigloooss. Así no hay manera, siempre gana, porque tiene a mil teølogos detrás, y que algunos me descomponen. Ese es el camino. Hablar. Y se llegarían a acuerdos. Lo sé. Porque el cristianismo tiene un tesoro , un líder inmortal: Jesús de Nazaret. A todo el mundo gusta. Pero las cosas que se hacen en su nombre son inadmisibles en el sigo veinte y ventiuno,  antes, no sé.

    Pero no. Seguirán excomulgándose unos a otros. Hay un cisma que está al caer dentro de unas décadas,pocas.

    Y me desespero. Mientras ,sube la ultraderecha. Verás tú dónde vamos a acabar todos. Bueno, nuestros nietos, espero no vivir lo suficiente como para verlos hacer el paso de la oca. Eso sí, bendecido por un obispo.

    De verdad que…

    Gracias por escuchar.

  • carmen

    Perdón, Santiago.

    Una cosa más. Sabe el problema de base de todo esto? Pues que la iglesia oficial no puede actuar de otra manera. Si Dios no es el dueño de nuestra vida, un dueño medieval, todo cae. Y la iglesia no va a tirarse por un precipicio. No lo hará jamás. Ese es el problema del aborto. Dios es el dueño de la vida.

    Pues desde luego de la mía no. Y si no le gustó, que me mande al infierno.

    Y si no he abortado ya, no creo que casi a los setenta años me vea en la tesitura de tomar una decisión semejante. No soy Sonia Isabel ni la mujer de Jacob ni nada de eso. No es nada personal. No busco el perdón personal de nada ni de nadie.

    Fin.

    • Me encanta tu rebeldía, Carmen.

      Hay que ser rebeldes, incluso aunque nos llamen herejes o blasfemos.

      Dios, además de existir, debe merecer la pena.

      El Dios en el que creen los carcólicos tradicionales es un Dios severo, castigador y sádico, que convence por miedo a una condenación eterna de grandes sufrimientos; y que necesita sacrificios dolorosos para poder “redimir” a sus criaturas.

      Ese Dios que incluso ha exigido la muerte en un potro de tortura de su mismísimo Hijo para “redimir a la Humanidad”, es un cabrón con pintas que no me interesa… pero que no existe.

      Dios de jesucristo es un ABBA bueno que nos ama y nos ha creado con amor y que si admitimos que el pecado existe (que es mucho admitir, aunque el mal existe claramente como consecuencia de nuestro libre albedrío) es tremendamente misericordioso con el pecador. Como fue el propio Jesucristo con la mujer adúltera.

      Ese ABBA, por usar una terminología diferente que todos entendemos, no sólo merece la pena, sino que, además, satisface una de las preguntas más importantes que nos podemos hacer al reflexionar sobre un Dios ccreador: “¿Por que coño nos creo? ¿Qué necesidad tenía Dios de crearnos?” Pues precisamente eso, necesitaba amar. El Amor es relacional, sin un objeto, consciente, animado y con libre albedrío no puede amar y el ABBA si no puede amar no puede ser Él, su existencia no tiene sentido.

      Esto hace que cuando discuto con un talibán ultra católico , la conversación siempre termine con un: “tú te lo pierdes”

      Por eso me caes bien (y por más cosas), Carmen, porue has llegado a esa posición de sabiduría que te permite discernir que un Dios que no satisface tus criterios intelectuales no merece la pena e incluso no existe. Y te la pela que te llamen hereje o blasfema (a mi también).

      Y tus criterios, no tienen porqué coincidir con los míos. Como escribió Leon Felipe: “Para cada hombre (y mujer) tiene un rayo nuevo de luz el Sol y un camino virgen, Dios”

  • carmen

    Santiago. No hay certezas. Hay preguntas. Y mientras eres capaz de hacerte preguntas Dios existe para ti.

    Pero no hay certezas. Y usted lo sabe perfectamente. La Verdad. El verdadero Dios…todo eso son una necesidad de determinado tipo de personas. Y lo que me indigna profundamente es que se emplee para organizar la sociedad.

    Mire. Tengo una indignación que me muero. No entiendo cómo es posible que en EEUU se haya suprimido de un plumazo el derecho al aborto en las primeras semanas de gestación. O sea, indignada . Es un derecho que ha costado mucha lucha. Porque, querido amigo. Para que se fecunde un óvulo hace falta un espermatozoide. Y son responsables el dueño del espermatozoide y la dueña del óvulo. Los dos. Eso pensando bien. Me salto las violaciones y los derechos de pernada. Vale. Pero la madre cometerá un delito si decide no seguir adelante. Y al padre, ni se le espera. Es tan indignante… Sabe a lo que me recuerda? A lo de la mujer adúltera. Y desde luego la responsable, dos mil años después, sigue siendo la mujer. El hombre…es cosa de hombres,como el coñac Veterano.

    Todo esto es por la iglesia. La iglesia. La iglesia. Insisto, por la iglesia. Decidió hace mil años , o dos mil, que el dueño de la vida humana es Dios. Por ello fuera eutanasia y a los suicidas se les negaba la tierra sagrada. Eso es tan tan tan tremendo… porque, decían, era un pecado contra el espíritu Santo. Santo, dicen. Y hablan en nombre de él porque tienen hilo directo mediante el Papa. Y saben lo que Dios quiere. Lo saben como yo sé que me llamo Carmen.

    Y luego están los estudios de biología. Elementales. Un proyecto de ser humano no Es un ser humano. Punto. No es. Y eso es lo que ha permitido legalizar el aborto. Y no crea que solamente lo piensan los biólogos sindios. No. Qué va. Porque la ciencia toma sus propias decisiones. No sé mata a un bebé cuando se aborta. Sencillamente no hay bebé. Pero como Dios ha decidido que tiene que nacer, pues ya está. Dios? Qué Dios? El que permite los maremotos, los terremotos, y acciones como la que acaba de suceder en la frontera entre España y Marruecos? Eso sí le gusta a Dios? No hay pecado ahí? Pero por favor, de qué estamos hablando?

    Es que vuelo. Pero vuelo. Y, habrá usted observado que en este blog ni mu. Sabe por qué? Pues, querido amigo, porque con la iglesia hemos topado. Porque la iglesia defiende a grito limpio que el aborto en las primeras semanas de embarazo es un infanticidio.

    Biología tendrían que estudiar. Estoy de oír defender el derecho a la vida y tratar a la mujer que decide abortar como una delincuente asesina que no lo puedo ni expresar con coherencia de la ira que me entra.

    O sea, a ver. Mi madre aborta cinco veces porque se tuercen las cosas y no llega a término. Dios lo quiere. Una mujer decide interrumpir el embarazo y como dios no lo quiere, sea anatema. Pedazo de asesina.

    Usted estará contento y alguno más de este blog también. Pero estoy horrorizada porque este es el primer paso evidentisimo de la involución en derechos humanos que se nos viene encima.  No vea las cosas que dice el vicepresidente de una comunidad autónoma de mi país.

    Todo esto es en nombre del Dios Verdadero? Pues por eso muchas personas se horrorizan y salen por pies de la iglesia. Porque no entienden a ese Dios. Y le he puesto un ejemplo, le puedo poner cien. Los que saben escriben libros y los demás , volamos. No podemos hacer otra cosa.

    Ya se la ha cargado usted. Lo siento. Pero tenía que decirlo. Sé que de nada vale, no soy Saramago, pero por lo menos lo digo. Y, fíjese lo que son las cosas, no tengo familla de feminista. No especialmente. Solamente actúo como creo que tengo que actuar y hablo cuando creo que no se debe callar.

    Y no le tengo miedo a la iglesia.

    Perdonemeeee, Santiago. Ha sido usted mi vía para decir todo lo que tenía que decir. Sabe que le aprecio un montón. Y no se me enfade. No es nada personal. Vale?

    Un abrazo.

  • Santiago

    Pero yo también dudo del perfecto ateísmo de Saramago porque nadie sostiene una lucha profunda y anímica contra lo que NO existe. Por eso el ateísmo que se proclama de esta forma no es real..sino más bien una duda “existencial”..

    A la verdad, ese “vacío existencial” que todos experimentamos al menos esporádicamente es una afirmación de la trascendencia ya que al no tenerla “la buscamos” de manera incesante a pesar que no siempre acertamos el camino: nuestra conciencia puede estar en un error..pero la búsqueda es universal.

    El Dios apofático, es también el Dios de la Creación, el Dios de la acción creativa y el Dios que nos transforma..

    Y aunque Dios sea el Bien Supremo y Suma Misericordia es imposible que pueda darnos Su divinidad total en esta vida ya que nada que es “finito” puede representarse lo “infinito” como es en la realidad..Por eso Dios viene a ser un Misterio, El Misterio por excelencia, NO porque NO exista sino por las características de su presencia divina, demasiado íntima y demasiado grande. Nuestra percepción humana es muy limitada y sólo captamos a Dios por medio del sentido espiritual extrasensorial…

    Pero el ser humano es capax dei. La capacidad trascendental de la razón es una realidad inherente a la misma naturaleza humana. El ser humano puede llegar al conocimiento orgánico y voluntario acerca de si mismo y de su propio destino eterno. Y quien persiste en la búsqueda de la Verdad busca a Dios aún sin darse cuenta ya que Dios es la misma Verdad.

    Toda la Creación es un conjunto inteligible que tiene su coherencia verdadera en La Palabra divina. Nuestra inteligencia sólo puede captar “algunos rasgos y aspectos” a modo de notas aisladas de una “gran sinfonía” de la Verdad total que nos dará la visión de la vida eterna. Y así todas las cosas se sostienen por el Verbo y junto con El. (Col 1,17)  Porque “en el primer Ente estaba el Hijo, la inteligencia de lo real primitivo..

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

  • carmen

    ‘Fue grande el que luchó contra sí mismo, pero fue el más grande de todos el que luchó contra Dios’.

    Creo que la frase es de kierkegaard. No sé si se escribe así, pero seguro que ustedes saben cómo se escribe. Tampoco estoy muy segura del tiempo verbal. Hace muchísimos años que no la veo escrita. Me  la dijeron una vez cuando no tenía ni veinte años. La escribí y la puse en mi habitación del colegio mayor de monjas. Sigo viva.

    Y ya, me callo.

     

     

  • carmen

    Perdón por insistir. No considero a Saramago un ateo. Una persona que lucha contra Dios es imposible que lo sea, porque lo llevo dentro de su alma. Por eso lucha contra él. Porque no lo entiende. Como Job. Qué de paciente no sé yo, creo que no tenía otra. Y lo sabía. Pero si solamente luchamos contra lo que consideramos que podemos ganar, que me expliquen la gracia. A mí me gusta Don Quijote. Ideado por Cervantes. No hay personaje de novela mejor. Te anima a luchar contra el universo.

    La familia de Saramago, ni idea, posiblemente sea atea. Y además no ha entendido nada . Me gusta un montonazo esa cita. Creía también que era de Saramago. Algo parecido sucede con esa otra que viene a decir que la utopía es como el horizonte, puedes caminar hacia él, pero nunca lo alcanzas. Se le atribuye a Galeano. Pero lo vi en una entrevista donde iba vestido de negro , guapísimo , y lo desmintió personalmente. Dijo que era de alguien que no recuerdo su nombre, un Maestro según él. Y que ya estaba cansado de decirlo y…

  • carmen

    Óscar.

    Me encanta Mafalda, su madre, su padre, Manolito, Susanita, Miguelito, el padre de Manolito, Guille, Felipe…todo el universo Mafalda. En España fue todo un símbolo. Digo fue , porque ahora entre la gente joven no sé.

     

  • Javiierpelaez

    Esta definición de hijo se la atribuyen a Saramago y desde La casa de Saramago de Lanzarote lo desmienten taxativamente:”«…hijo es un ser que Dios nos prestó para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y, de nosotros, aprender a tener coraje. Sí, ¡eso es!; ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien pueda tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente de la incertidumbre de estar actuando correctamente y del miedo a perder algo tan amado. ¿Perder?, ¿cómo?, ¿no es nuestro?, fue apenas un préstamo …el más preciado y maravilloso préstamo ya que son nuestros sólo mientras no pueden valerse por si mismos, luego le pertenece a la vida, al destino y a sus propias familias. Dios bendiga siempre a nuestros hijos, pues a nosotros ya nos bendijo con ellos».

    Ya vemos que hasta Saramago tiene  apócrifos…Desde luego la frase es cojonuda…Yo la he visto colgada en la red con una foto de Saramago…Lo desmienten porque era ateo…A mí la frase siempre me conmovió…

  • mariano alvarez

    A las frases ya citadas en el artículo, quisiera añadir algunas más atribuidas a J. Saramago, que evidencian la fuerza con el que su logos literario (muy superior al científico, al filosófico y al teológico), es capaz de llegar a los estratos más profundos de la persona:

    “A mi me gustaría que existiese Dios, porque quedaría todo más o menos explicado, y sobre todo, tendría a quien pedir cuentas cada mañana”.- “Me resultaría más cómodo creer en Dios, pero escogí el lugar de la incomodidad”.- “Quien mata en nombre de Dios, convierte a éste en un asesino”.- “El mundo resultaría mucho más pacífico si todos fuéramos ateos”,- y en relación a su artículo sobre “el factor Dios” , lo finaliza así:- “Si hay Dios, hay un solo Dios, y que en su relación con él, lo que menos importa es el nombre que le han enseñado a darle y que desconfíe del factor Dios´…”

    Hay muchas maneras de ser religioso, por lo que podemos decir también que hay una manera religiosa de ser ateo como la de ser creyente. Una religión tanto positiva o negativa, que afirme o niegue su fundamento, siempre ejerce una función adaptativa del hombre no solo en su contexto sociocultural, también en su visión existencial, dado el carácter de desfondamiento propio de toda persona.

    En este artículo se hace una exposición de “actitudes”, pero no de los “valores” que las suscitan, por lo que no es pertinente tomar a dichas actitudes como fundamento de una realidad mucho más profunda, lo cual queda evidenciado por las dos actitudes opuestas, en este artículo, por los interlocutores en cuanto al fondo de la cuestión.

    Las “creencias” son el sustrato mediador de nuestros actos y responden en gran medida a las influencias medioambientales y socioculturales en los que nos hemos criado, de ahí la gran variabilidad de las mismas.

    En la persona, hay un sustrato mucho más profundo que no depende tan estrechamente de estos factores externos y que emerge desde su inconsciente que no es racional, pero que demanda más imperiosamente de dicha estabilidad existencial. De aquí emerge la necesidad de algo más profundo que una mera “creencia”, y este es el ámbito que se abre a poder ser impregnado por la “fe”. El inconsciente, escapa del dominio avasallador de la racionalidad.

    Si de la “fe” se dice que tratan los teólogos, cada vez se hace más imperiosa la necesidad de que ésta sea tratada también desde el ámbito de la psicología y admitir que es una realidad antropológica mucho más profunda y estable que las simples “creencias”, pues las creencias no son fe, aunque la fe pueda generar creencias, lo que en tal caso, la fe fosilizada en creencia deja automáticamente de ser fe.

    Para no extenderme más, concluyo con una frase muy conocida por todos aplicada a cierta patología (la locura) y en este caso al creyente o no creyente: “Ni están todos los que son, ni son todos los que están” y también por qué no, esta otra “Dime de que presumes y te diré lo que deseas”, (perdón por el cambio de la última palabra, pues me parece más pertinente en este caso).

    Por mi parte el ateísmo de Saramago me interpela a profundizar mas en la fe que en mis creencias y quiero pensar que esa era su forma de expresar su religiosidad. No seré yo quien ponga la última palabra.

     

     

  • Carlos alejos

    Saludos. Por la pequeña presentación que haces Juan sobre José S. Se ve que con su vida ha ido dejando huellas importante para la literatura, para la humanidad. Personas como José son luces que alumbran caminos de liberación. Exploremos en profundidad este escrito.

    Carlos Alejos.

    Perú.

  • M. Luisa

    Pienso que la experiencia mística está también al alcance del ateo, no es algo exclusivo de las religiones. Si la vida y la obra de Saramago fueron una permanente lucha titánica con-contra Dios, como nos dice el profesor Tamayo, es que él hubo de tener de alguna manera experiencia de su realidad. 
     
    Es más, si esto no fuera así, si la experiencia mística les fuera vetada a los ateos, entonces los teístas de las religiones, posiblemente por esta ausencia de intercambios experienciales, cargarían todavía con mucho lastre histórico acumulado. Creo que la experiencia mística se da con revelación y sin ella.
     
    Sin ella la experiencia es lo primero, se trata, pues, de un realismo de partida y a ver dónde nos lleva. A qué realismo de llegada nos lleva, también, a Saramago.  No así, en cambio, sucede cuando respecto a la mística lo primero revierte sobre la revelación, lo cual sí que entonces bien que podría darse por inútil lo que tiene de experiencia la mística.   
     
    Con todo, vengo a decir que no se trataría tanto de demostrar que Dios existe, sino que lo que existe, lo que hay, lo factual, aquello de lo cual tenemos experiencia sea en última instancia Dios.
     
    Aprovecho para mandarle Sr. Tamayo un saludo afectuoso

  • Javiierpelaez

    Dios es el silencio del Universo porque suponemos que no hay más vida humana que por aquí pues al fin y al cabo la religión es cosa de humanos…Ya se decía aquello que me dijo una catedrática de filosofía citando a no me acuerdo  quién que no sólo la hipótesis de otra vida inteligente en el universo no sólo es improbable,sino lo improbable es que tuvieran esos otros seres no sólo capacidad sino interés en comunicarse con nosotros…Dios es más bien el silencio de la Tierra porque al fin y al cabo es aquí donde se produce el grito del hombre…No ví a los astronautas gritar en la Luna,ja,ja…Dicho esto la religión es causante de innumerables desastres para la humanidad,pero nosotros somos seguidores de Jesús y por lo conocemos de Jesús este hombre no hizo mal a nadie… Ciertamente el sintió el silencio de Dios en la cruz por una razón tan evidente que lo estaban dando matarile injustamente…Yo creo sinceramente que los desmadres que hemos cometido los cristianos (bastantes aunque no hemos sido los únicos)no están en su debe…Que luego haya mucha gente que como consecuencia de los desmadres de los cristianos,no tengan ningún interés en conocer a Jesús,es lo más humano que hay…Si un colectivo se llama seguidor de “X” y ese colectivo es una panda de malvados,es lógico que “X” no ofrezca ningún interés,dando por supuesto que “X” es un hombre que murió hace 2000 años…Dios es el silencio de la tierra…El silencio del Universo es complejo por lo que dice Sequeiros hoy en religión digital ya que la vida humana es un azar en la tierra(la extinción de los dinosaurios) y porque en tanto no colonicemos otros planetas la crueldad del hombre,su destrucción sólo se produce aquí(aunque es verdad que ya hay bastante basura espacial).Por otra parte,en honor a la verdad,hay que reconocer que ser cristiano es dificílisimo ,es que a Jesús nos sobrepasa… Modestamente tenemos que reconocer que estamos a años luz… Finalmente,yo no soy muy partidario de las definiciones de Dios,la verdad…

  • Alberto Revuelta Lucerga

    Querido Juan José, recio asunto el silencio. Por eso Jesús de Nazaret avisó: cuando ores, cierra la puerta de tu cuarto y cállate. El silencio escucha el silencio. Un abrazo

  • carmen

    Tienes razón, Luis. Solamente conozco un poco las religiones de El Libro. De otra , y habrá a montones, ni idea.

    Y también de acuerdo en que Saramago no era ningún tonto y JJ Tamayo, menos. Nadie de los y las que escribimos aquí es tonto o tonta. Ni hablar. Aquí nadie da puntada sin hilo. Lo que sucede es que unos apoyamos unas posturas y otros, otras  .  Y todos tenemos el derecho a apoyar directa o indirectamente lo que veamos oportuno.

    Y ya está.

    Un abrazo

    • Luis Troyano Cobo

      Hola Carmen. Obviamente cada cual puede manifestar su opinión dentro de los limites comúnmente aceptados. Ahora. Te digo. “La Verdad no tiene mas que un camino” por muchas pseudofilosofias sin norte que los “filósofos” nos endilguen, el mal está en que esta única Verdad no la tenemos reconocida y compartida, por este motivo existen tantas opiniones como “pensadores” “habemos” y así nos va, que estamos todos como un enjambre de abejas sin abeja madre.

      Un abrazo para ti también.

  • Hay que distinguir el “Dios” antropomorfico creado por el humano “a su imagen y semejanza” y del que muchos adecuadamente reniegan. Y considerarse ateo por renegar de un Dios concebido primitivamente por gente primitiva. Es que “Dios”, no es eso. Muchos caen en el materialismo al renegar de una “espiritualidad” que no es tal. La autentica espiritualidad, la que nos hace mejores si trabajamos nuestro interior esta mas allá del “Dios” que nos inventamos los humanos hace milenios.
    Además, se habla para bien o para mal, de las religiones en plural, Cuidado, no todas son iguales. En palabras de ken Wilber. Unas son transformativas y otras meramente traslativas. Estas ultimas son las que acompañan como muletas desde el nacimiento a la tumba a un ser humano lastimero desprovisto de su autoempoderamiento por los mismos que después ofrecen las muletas.

    “Dios” no es el silencio del Universo, al contrario. Dios (o mejor El Gran misterio) es el sonido origen de todo lo manifestado. “Al principio fue el Verbo…” es el OM inicial porque como la ciencia puntera de hoy enseña. El vacío vibra. La “Nada” tenia tal potencia y tiene que creo el mundo manifestado “a partir de un trueno” luego sonido y vibración…

    Por ultimo: José Saramago no era ningún tonto y Juan José Tamayo tampoco. Estoy seguro que este fragmento de libro de Ken Wilber a J. Saramago le hubiese dado que pensar e indagar y J. J. Tamayo, está a tiempo…
    El Gran Shiva nos sacó de muchas dudas hace muchos milenios. Lo que pasa es que somos malos estudiantes…

    https://www.espiritualidadpamplona-irunea.org/wp-content/uploads/2022/06/Ken-Wilber-De-Turiya-a-Turiyatita.pdf?utm_source=mailpoet&utm_medium=email&utm_campaign=proyecto-de-novedades-147_525

    (El enlace nos muestra hasta donde podemos llegar con trabajo interior. Además de comulgando…)

  • carmen

    Pues creo que en el fondo lo que importa a las religiones no es en qué modelo de Dios se crea a nivel personal, sino en nombre de qué Dios te conviertes en una persona manejable hasta más allá de esta vida.

    Y lo que se está tratando ahora es cambiar el modelo para que seamos al menos un poco menos manejables. Eso es lo que hay de fondo. A nadie le importa si tu ves en las estrellas y en el mar a Dios. Eso es cosa tuya. Lo que ya no es cosa de cada uno es decir, pero, a ver, qué es eso de que Dios así lo quiere? A ver. Qué una mujer no puede abortar en las primeras semanas, o no puede una persona recurrir a la eutanasia si ya no quiere seguir sufriendo más? Que los homosexuales no son seres tan normales como los hetero? Y todo eso quien lo ha dicho? Dios? Qué Dios exactamente? El mío desde luego no.

    Y quien crea que la afirmación de que Jesús es Hijo de Dios es un tema filosófico y que lo único que hace falta es vivir siguiendo sus enseñanzas, pues eso será cierto en el país de los unicornios, lo conozco muy bien . En nombre de Jesús hijo de Dios se han hecho auténticas barbaridades, pero no por lo que decía, que va, sino porque lo convirtieron en Dios y ,zas, apareció la iglesia. O sea que cuidado. Esto no es hablar por hablar. Porque si se cambia el concepto de Dios a nivel más o menos general, la iglesia católica cae.

    Quiere eso decir que será el Dios auténtico en nuevo que surja? Vamos ver, pero si a Dios no lo puede conocer nadie, por supuesto que no. Pero si es menos controlador, a ver si no vamos a mejorar todos.

    O de verdad creemos que la iglesia no interviene en decisiones de determinadas leyes que traen de cabeza a algunos países? Por favor.

    Y siempre pierden los mismos. En primer lugar los que todo lo que dice la iglesia es palabra de Dios. Porque tienen al representante del mismo Dios en la Tierra. Tienen Contact directo con él. Y en segundo lugar están todos los afectados con las leyes que de una manera u otra siempre atacan a los más débiles. Económicamente. Socialmente. Y, mucho cuidado, todo hecho en nombre de Jesús de Nazaret.

    Cómo que da lo mismo la idea que una sociedad tenga de Dios? Será en Marte…

    De momento, cincuenta años después, las mujeres de por lo menos 50 estados en USA, tendrán que viajar si quieren interrumpir su embarazo con garantías médicas. Es decir, las que tienen dólares de sobra. Igualito que lo que sucedía aquí con Londres.

    Desde luego que el imperio de EEUU está empezando a declinar. Y todo occidente va detrás. Menuda involución en derechos civiles. Es alucinante.

    Un tema delicado para manifestar nuestra opinión, verdad?

     

    Y quien crea que esto nada tiene que ver con la religión ni con la utilización que se hace de la figura de Jesús de Nazaret, es de una persona de las mías, la ingenuidad al poder. Pero ya me estoy espabilando un poquico. Poco, pero algo es algo.

    Buen día.

  • mª pilar

    Copio:

    – “Dios es el gran silencio del universo, y el ser humano el grito que da sentido a ese silencio”.

    ¡Que hermosa frase y cuanto sentido tiene!

    Copio:
    “Si comprendes –decía Agustín de Hipona- no es Dios”.
    Frases para no desbarrar y pensar íntimamente en el significado de nuestro vivir.

  • ana rodrigo

    Desconozco las 24 definiciones, -25 con la de Saramago- de los filósofos de los que nos habla Tamayo haciendo referencia la libro “Los 24 filósofos”. Yo personalmente he abandonado la idea de encontrar una definición de Dios, porque estoy de acuerdo con Agustín de Hipona, si la supiésemos no sería Dios.

    No obstante las definiciones hechas hasta ahora dan un margen infinito a poder atribuirle a Dios nuestros deseos, malos o buenos, dada la realidad de la existencia de este concepto o creencia o convicción en todas las culturas de la creencia o convicción de que existen dioses y las religiones monoteístas, de que existe Dios.

    El concepto, como he dicho da posibilidades de definiciones mil, y, especialmente, da opción de utilizar el concepto Dios para lo mejor y para lo peor, como señala Tamayo. Auténticas barbaridades a lo largo de la historia se han cometido y se siguen cometiendo en su nombre.

    Este hecho lo han pilotado hombres, con todo el poder en el mundo, de ahí que una de las definiciones católicas sea Dios “Todopoderoso y omnipotente” y masculino. La deriva de este Dios de poder, supone que solamente quienes son como él, todopoderosos, hayan hecho del mundo, de la historia, de las fronteras, de las leyes y de la sumisión de lo que consideran sus súbditos, lo que han querido porque han sido omnipotentes. Por tanto podríamos decir que Dios ha sido y sigue siendo cosa de hombres, las mujeres solamente tenemos que escucharlos a ellos para saber la voluntad, los deseos, la moral, el derecho, etc. y someter nuestra conciencia a su voluntad. la del hombre-dios, es decir el clero.

    El credo, la teología, la religión, los mismos dioses son masculinos y quienes no somos clérigos y somos mujeres estamos en sus manos, sus ideas, sus caprichos, sus rabietas, su conservadurismo, su inmovilismo, su ética, y un sin fin de etcéteras.

    Así que ¿en qué Dios creemos? o, mejor dicho, ¿podemos creer en alguno de los dioses que nos han dado a conocer aquellos que parece que desayunan con Dios todos los días? ¿O la fe es otra cosa que tener tantas creencias en alguno de los dioses? ¿Cuát@s creyentes tranquilizan su conciencia con los ritos? Como decían unos conocidos míos al salir de misa “ya hemos cumplido”.

    Hay que ver sin que nadie conozca a Dios se hayan escrito ríos y mares de tinta sobre alguien que nadie conoce, como decía san Juan “ni ha visto ni oído”. Esto sí es un “milagro”, hablar y escribir tanto y tanto, sobre lo que no se conoce.

    El tema de Jesús como Hijo de Dios, es otro tema.

  • carmen

    Y una petición al señor Masiá Clavel, jesuita que anda por Japón ahora. Creo. Si usted llega a leer este blog de Atrio, claro.

    Por favor, por qué no escribe un artículo sobre lo que piensa de lo que ha ocurrido en el tribunal Supremo de EEUU con el tema del aborto? Por fa. Sé que tuvo problemas con este tema, pero si no se lucha seguiremos perdiendo derechos sin parar. Estamos en un periodo de involución que empezó hace unos años y durará décadas si nos quedamos de brazos cruzados. Esto es tremendo. Ayer ya leí que el próximo objetivo es no reconocer las bodas entre parejas homosexuales. El razonamiento es el mismo. El fin del matrimonio es la procreación y no pueden procrear. Porque la vida y la moral está clarísima. Saben  lo que Dios quiere. Lo que no sabemos es la biología que saben los que saben lo que Dios quiere. Ni si saben que los seres humanos tenemos derecho a decidir con quién quieres compartir tu vida. Pero claro, los deseos de Dios, son de Dios. Ellos saben.

    Estoy asustada.

    Un saludo cordial.

  • carmen

    Pues es que creo que Saramago ateo no era. Ni Nietzsche . Lo que sucedía es que no aceptaban al Dios oficial del cristianismo. Lo encuentro absolutamente razonable. Pero eso no quiere decir que fuesen ateos. Aunque ellos se autodenominasen así. Porque a un ateo no le importa el tema de Dios, a no ser que, como Marx, crean que su utilización va en contra del ser humano. Y dijo aquello de La Religión es el Opio del pueblo. Y esa expresión ha dado para mucho. Ha dado para que se utilice la idea de que los marxistas niegan la existencia de Dios. Pero es que tampoco dijo que Dios es el Opio del pueblo. Dijo la Religión. Porque está claro qué modelo de sociedad apoyan siempre las religiones oficiales, las del Poder. Y en el caso del cristianismo, apoyan el capitalismo frente al comunismo. Y, claro, Marx decía: no os dejéis comer la cabeza por la religión. Pero no hablaba de Dios. No sé si fue o no ateo. Ahora estoy leyendo un librito sobre él, pero claro, lea lo que lea, será opinión del autor si lo etiqueta como Ateo.

    De saramago si he leído libros. Es imposible que el autor del Evangelio de Jesucristo y de Caín sea una persona atea. O sea, imposible. Anda que no ha pensado sobre el tema. Lo que sucede es que el modelo de Dios Padre, vamos, lo rechaza de plano. Como muchísima gente. Por eso las iglesias se han vaciado. Y en silencio. Sencillamente nos hemos ido. Porque no sabemos escribir libros, porque sabemos que no nos hacen caso. Somos por eso ateos? Vamos, anda, porque usted lo diga, que decía mi padre.

    Si estos tres señores viviesen , apoyarían el modelo no teísta y aquel escrito que mandó Santiago Villamayor a Atrio y  el moderador tuvo a bien publicar aunque dejó claro que no lo compartía. Eso creo, no soy adivina, pero a veces acierto.

    En fin.

    Un saludo, señor JJ. Mucha suerte. Tiene usted una fortaleza envidiable y comparto muchas cosas de las que dice.

Deja un comentario