INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6541 Artículos. - 101813 Comentarios.

La palabra TEÍSMO se puede interpretar de muchas maneras


Leandro estuvo allí toda la reunión, aunque lleva semanas con una infección difícil de tratar. El sábado nos comunicaba que le supo a poco y nos enviaba lo que hubiera poido ser su intervención. Lo publicamos como nueva entrada complementaria. AD.

El viernes 10 de diciembre tuvimos una interesante Asamblea de los que solemos colaborar con ATRIO. Como era de suponer, apareció el tema del TEÍSMO y del NO-TEISMO. YJosé Arregi sintetizó en diez puntos lo que entiende por NO-TEISMO.

Hubo poco tiempo para discutir.

Pero ahora, más tranquilo, considero que la palabra TEISMO a lo largo de la historia del pensamiento, del cristianismo, de la filosofía y de la cultura se ha interpretado de muchas maneras.

  1. Teísmo clásico

Según Wikipedia, en la filosofía moderna, el teísmo clásico es un teísmo en el que Dios se caracteriza como el ser último absolutamente metafísico, en contraste con otras concepciones como el panteísmo, el panenteísmo, el politeísmo y el teísmo procesional.

Mientras que la mayoría de los teístas están de acuerdo en que Dios es, como mínimo, omniscientetodopoderoso y completamente bueno, ​ algunos teístas clásicos van más allá y conciben a Dios como completamente trascendente (totalmente independiente de todo), simple y con los atributos de inmutabilidad, impasibilidad y atemporalidad. ​

El teísmo clásico se asocia a la tradición de escritores como PlatónAristótelesPlotinoAgustín de Hipona AnselmoMaimónidesAverroes y Tomás de Aquino.2​ En oposición a esta tradición, hoy en día hay filósofos como Alvin Plantinga (que rechaza la simplicidad divina), Richard Swinburne (que rechaza la atemporalidad divina) y William Lane Craig (quien rechaza la simplicidad divina), ​ quienes pueden ser vistos como teístas personalistas. Además, la defensa del hesicasmo de Gregory Palamas destaca la distinción esencia-energía, tal como lo entiende la Iglesia ortodoxa oriental. Filósofos como David Bentley Hart han defendido el teísmo clásico en los últimos tiempos.

 

  1. Teísmo popular

Pero por lo general, cuando hablamos de “teísmo” nos estamos haciendo eco de lo que podríamos llamar ·teísmo popular” (que se deduce de una mala teología de Dios, más cercana al fatalismo islámico que a otra cosa). Este se refleja en los catecismos, los sermones de los curas y de los obispos. Y se ha colado en el refranero popular.

Según Martínez Kleiser, que ha recopilado el saber popular español, es el pueblo quien crea los refranes, pero detrás del anonimato abstracto fueron fecundados en la mayoría de los casos por la intuición, la experiencia, el ingenio, la fe, la honradez, la virtud y la cultura, hasta congelar frases concretas y vibrantes al correr de las generaciones. Lo que el pueblo sabe y lo que ignora, lo que piensa y lo que heredó pensado, lo que afirma, lo que duda, lo que niega, nos diseñan su perfecto autorretrato moral.

Los refranes tienen un cuerpo y un alma; una forma externa y un espíritu que la vivifica. Ambos están hechos a imagen y semejanza de su creador, y contienen las múltiples facetas de su complejo viviente.

Una de estas facetas fundamentales de la vida del hombre es su relación con Dios; por ello son muy abundantes los refranes alusivos a Dios y a los Santos, como hemos podido comprobar en Valladolid y pueblos de nuestra provincia al realizar la recopilación de refranes.

Las paremias que insertamos a continuación señalan, entre otros, los siguientes aspectos:

  • Ayuda de Dios
    • «A quien no tiene padre ni madre, Dios le vale»,
    • «A quien madruga, Dios le ayuda»,
    • «A quien labora, Dios lo mejora»,
    • «Cuando Dios da la llaga, da la medicina»,
    • «Dios acude siempre a la mayor necesidad».
  • Amor de Dios:
    • «Quien toma a Dios por padrino, tranquilo va en su camino»,
    • «Sobre buenos y malos Dios abre sus manos».
  • A Dios rogando y con el mazo dando
  • Es ley del destino que el que nace lechon muere cochino
  • Dios castiga a los malos y a los buenos si se descuidan
  • Levantar el corazón a Dios y pedirle mercedes
  • Dios escribe derecho con renglones torcidos
  • Dios amanece sobre buenos y malos
  • Solo Dios basta
  • Bondad de Dios:
    • «Bueno, bueno, sólo Dios del cielo»,
    • «Dios da pan al que no lo tiene»,
    • «Mientras haya Dios, habrá misericordia».
  • Justicia de Dios:
    • «Dios castiga sin piedra ni palo»,
    • «Dios consiente, pero no para siempre»,
    • «Dios castiga y no da voces».
  • Poder de Dios: «Cuando Dios quiere, con todos los aires llueve»,
    • «Cuando Dios no quiere, los Santos no pueden»,
    • «Más puede Dios solo que los diablos todos».

Un Dios poderoso y fatalista que es muy diferente del Dios cristiano que nos presenta Jesús en el Evangelio. En este sentido, yo también soy NO-TEISTA, porque ese no es mi Dios.

6 comentarios

  • oscar varela

    Hola!
     
    Tal vez haga más de un año que la murciana CARMEN
    viene barriendo la hojarasca que cae de las Teologías
    sustentadas por los titulados (o no) “teólogos”
    articulistas y/o comentadores de Atrio;
    inclusive por su mentor-dueño (Antonio Duato)
    y demás, aunque se parapeten como no-académico/as en la Materia.
     
    Dicha hojarasca ocre y reseca -verdura de tiempo pasado-,
    la vemos arrastrada en remolinos
    por ventolinas contra-corrientes de los “Derechos Humanos”
     
    Pero no es cierto que no haya una Teología;
    solo que no del tipo “religioso”, sino “profano”.
     
    Las y los involucrades en el largo primer párrafo
    podrán seguir
    a) infinita y
    b) eruditamente
    manoteado los penales de la actualidad
    sin lograr mejorar la performance de otros tiempos.
     
    Lo dije varias veces: ¡anacronismo!

  • carmen

    Porque claro.

    Si el Dios de Jesús no es tal cual, entonces eso de lo que ates en la tierra  quedará atado en el cielo, en qué queda?

    Y ese sería el siguiente paso. Y eso es una carga de profundidad en toda la linea de flotación de La iglesia, que no en la figura de Jesús. Muchísimo más que las noventa y tantas tesis de Lutero.

    Ven a dónde quiero llegar?

    Esto no es una discusión entre teølogos para entretenerse entre ellos. En absoluto.

    Y la iglesia oficial sencillamente no lo va a aceptar. Pero de ninguna de las maneras. Por ser fiel al mensaje de Jesús o por salvarse ella misma? Quizás hay una relación de identidad entre Jesús de Nazaret y la iglesia? Desde luego, para mí no. Pero da vértigo las consecuencias que pueda tener la aceptación de un modelo no Teísta. A que sí? Porque lo que se quiere hacer en general  cuando hablan de reformar cosas ,es una reforma tipo Lutero. En cuanto a forma y no en cuanto a fondo. Por eso el Papa actual, barre.

    No es un tema que sea algo de cuatro teølogos. Lo que sucede es que los que se dedican a estudiar teología, saben del alcance de este nuevo modelo. Porque si mi cabecica de mujer y que no sabe prácticamente de teología es capaz de plantearse esta cuestión, seguro que ellos van por delante   mil pueblos.

    Creeo. Pienso. Opino.

  • carmen

    Pues diría que el tema del teismo vs no teismo no es una simple discusión teológica, tiene una clara intencionalidad y es procurar un cambio profundo en La Iglesia. En la teología oficial de la iglesia, que es la que es, guste más o menos.

    Porque si se sigue con el mismo modelo de Dios no hay cambio posible. Es una teología construida a lo largo de por lo menos mil setecientos años. No deja un solo resquicio porque todos se han ido sellando a base de dogmas.  La única posibilidad es ir a la base y decir: y si Dios fuese diferente al Dios de Jesús? Entonces sí se podría repensar todo y la iglesia cambiaría.

    Pero hay siempre una desviación del tema: yo sigo a Jesús. Jesús dijo que…

    Pero ese no es el tema que se intenta analizar. En eso hay acuerdo general. Lo que se trata de analizar a fondo es porqué la iglesia puede actuar como actúa dentro de la legalidad eclesiástica. Y eso lleva directamente a la aceptación de que esa autoridad le viene directamente de Dios. Entonces la pregunta es: de qué Dios? El modelo de Dios de hace dos mil años vale para las cabezas actuales? Además, no decíamos que Dios es inefable por definición?

    Yo creo que ese es el planteamiento teológico. Pero se enfrentan nada menos que a La Iglesia. Y en su terreno. Lo tienen muy muy difícil.

    Pero no hay discusión ninguna acerca del mensaje de Jesús. Ninguna controversia. El tema no es ese y sin embargo se desvía continuamente a Jesús. Esa no es la cuestión. La cuestión es el Dios de Jesús. No Jesús.

    Román ayer preguntó a bocajarro a José Ignacio: para ti Jesús es solo un maestro o es el mismo Dios? Es increíble. Cada cual puede pensar lo que quiera. Porque además todo esto del nuevo paradigma no está dedicado a nosotros, ni a los creyentes de ahora, sino a los posibles creyentes de las futuras generaciones. Porque nadie va a cambiar sus creencias, ni eso se pretende. Lo que se pretende es que los que ahora son jóvenes y las futuras generaciones puedan creer dentro de los parámetros cristianos que existe algo que se llama Dios, que no sabemos qué es, y aunque no lo sepamos, los valores que llamamos cristianos tienen una vigencia absoluta, porque son eternos e intrínsecos a los seres humanos.

    Así entiendo esto.

    A lo mejor me  equivoco. O no.

  • Pienso que uno de los problemas más habituales es que cuando se habla de Teísmo muchas veces de lo que se está hablando es de Cristianismo.

    No se debe confundir la idea de dios con la idea de Dios de los cristianos y mucho menos con la de Dios de los católicos.

    Por eso, en estos debates, se cuelan reflexiones como la de Luis en relación a la imposición de un modelo de Dios y al posible (y en mi opinión deseable) desempleo de los clérigos.

    Yo creo que cuando Arregi en incluso Mnez. Gordo hablan de Teísmo, no necesariamente hablan del Dios católico.

    En esa línea y a pesar de que es un Theos bastante ajeno a mi pensamiento particular, yo quisiera romper una lanza hacia la religiosidad popular.

    Cuando se rechaza la religiosidad popular, en el fondo de la reflexión esta el convencimiento de que en la religiosidad popular no está la verdad. Y yo a eso contestaría ¿Y está la verdad en la religiosidad “no popular”, más erudita o “teológica”? Pues lo cierto es que siendo honestos no podemos asegurarlo tampoco.

    Yo veía a mi Tía Vicenta rezar y a mi madre, y a ambas saliendo detrás del Jesús de Medinaceli en las procesiones de Cuenca con esa devoción sencilla pero profunda que tenían ambas y recuerdo una frase de mi madre cuando su hijo Antonio (tan intelectual y presumido él, como siempre) trataba de explicarle que Dios no podía ser todo poderoso porque amaba y eso lo hacía débil, o que Dios no podía ser justo porque era Amor y me decía con los ojos llenos de cariño: “Hay Antonio hijo, mira que te quiero un montón, pero que hereje eres”

    ¿Con esta anécdota que quiero decir? Quiero decir que una de los aciertos que ha tenido esa Iglesia arcaica y desfasada que hemos vivido por 2000 años, es que ha sabido “abajarse” al saber y conocimiento popular, tal y como ha demostrado Leandro en su compilación de refranes:

    Mientras nosotros no sepamos hacer lo mismo con nuestras reflexiones sobre teísmo y no teísmo, se quedarán en sólo eso, reflexiones de un grupo reducido de “enteráos” que se hacen pajas mentales sobre Dios.

    Ese es nuestro trabajo más importante, mucho más que saber la verdad sobre Dios. porque la verdad, lo que se dice la verdad verdadera, en caso de que exista una verdad y no múltiples verdades (ahí lo dejo), solo la conoceremos cuando cada uno de nosotros se presente delante de Élla, sea la que sea la manera de que eso pase. Y si no pasa pues no la sabremos jamás.

  • ¿De donde ha sacado el pueblo el concepto de Dios?. ¿No han sido siglos de imposición criminal?. Ahora resulta que es el pueblo el que está equivocado, los “buenos” creyentes no.

    Al respecto Voltaire decía “Recordad las crueldades…”

    Hoy, al pueblo tampoco les vale el Dios que ha sido inculturizado con sangre de “herejes” en su mente. La prueba es que el clero deberá pronto entrar en un “expediente de paro…”. El clero de tiempos pretéritos es responsable, y el de hoy, no se puede “lavar las manos”.

  • Jaume PATUEL PUIG

    El texto me recuerda el libro de Juan ARIAS: EL DIOS EN QUIEN NO CREO, editado en 1969 y ahora con muchísimas reediciones (24). La última del 2008. A mi me ayudó, en 1970, a remodelar y reconfigurar LA IMAGO DEI que ahora, al menos en Europa, está en plena crisis. El teísmo popular, como indica Leandro, ya no funciona.

    Y el debate está abierto con la aportación de Arregi. Es preciso acudir además a la psicología dinámica para poder comprender como asimilamos o metabolizamos todas las nuevas explicaciones, cuyo punto de partida es la experiencia como indicó Malraux (1955) o Rahner (1975?).

    Fue una asamblea de altura y profundidad a todo nivel.

Deja un comentario