INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6373 Artículos. - 99705 Comentarios.

DANDO CUENTA de la Asamblea de ATRIO, 10-12-21

Antes de que se cumplan las 48 horas, quiero dar cuenta de la Asamblea de ATRIO celebrada con zoom el viernes 10 a las 6 de la tarde:

  • Tras un problema técnico para conectarnos a partir de las 5:30, nos pudimos reunir por fin 20-23 personas.
  • Se dio cuenta de correos de quienes no podían conectarse, leyendo algunoscortos y dejando otros más largos para después: Nicolás Garay desde “el fin el mundo”, J A Vinagre, Román Díaz Ayala, Juan José Tamayo, José Ignacio Calleja, Antonio Llaguno, Jesús Martínez Gordo…
  • Hice yo la presentación de la ASAMBLEA, hablando más de la cuneta (35 minutos) que me olvidé de grabar. Solo queda el esquema FE Y DERECHOS HUMANOS que seguí, aunque no las palabras , tal vez demasido personales, que lo resaltaban y compañaban, pero que cada uno podrá poner. Mejor tal vez que mi mensaje quede  así más en sordina. Aunque intelligenti pauca.
  • Después sí que hubo un diálogo muy interesante que empezó a grabarse cuando empezaba la intervención de Arregi, de la que nos ha enviado el texto que siguió y publicamos a continuación del enlace al directo a la Asamblea:

Vídeo de la Asamblea

  • A continuación, la intervención de Arregi y la enviada por Martínez Gordo que no pudo asistir. Otras ( de Tamayo, Leandro Sequeiros, Gonzalo Haya, Julián Díaz Lucio…) se publicarán posteriormente en sendas entradas.

 

Apuntes para una “teología” no-teísta

Por José Arregi

  1. El no-teísmo (¿posteísmo?, ¿transteísmo?…) no significa negación de Dios, sino de la imagen “teísta” de Dios como Ente Supremo, Sujeto frente a otros sujetos, que rige el mundo interviniendo en él como causa extrínseca.
  2. Todas las imágenes de Dios dependen de la cultura y de la cosmovisión. Son valiosos y pobres constructos humanos siempre parciales y provisionales que tarde o temprano, necesitan ser deconstruidos, para reconocer LO QUE ES o dejar a Dios ser Dios. El primer mandamiento de la tradición judía es: “No te harás ninguna imagen de Dios”.
  3. Los grandes místicos y místicas, filósofos y filósofas, de las diferentes tradiciones culturales (religiosas o no) sintieron la necesidad de transcender sus constructos humanos sobre la Realidad en general o sobre “Dios” en particular. Zaratustra, Confucio, Lao-zi, Vedas, Buda, Pitágoras, Heráclito, Isaías, Jesús, Plotino, Hipatia, Maestro Eckhart, Hildegarda de Bingen, Margarita Porete, Lutero, Espinoza, Nietzsche, Etty Hillesum, Simone Weil…
  4. La imagen teísta del Misterio o del Absoluto ya no resulta creíble para una mayoría social creciente, no por su ligereza y superficialidad, sino por su exigencia de hondura, de “espíritu y vida”. Buscan, buscamos, otra forma de decir y de vivir el Misterio de lo que ES. Necesitan nuevas metáforas. Por ejemplo, entre tantas otras sin fin: Realidad fontal, Fondo, Aliento, Espíritu que vibra o aletea, Vacío cuántico, Vibración electromagnética, Luz, Creatividad, Llama del bien, Presencia tempiterna, Consciencia cósmica, Energía originaria, Dinamismo o Eros universal, Potencialidad abierta, Ser de cuanto es…
  5. El no-teísmo afirma que Dios no es “personal” en el sentido habitual del término de acuerdo a la definición clásica de Boecio (s.V-IV): “substancia [o ente subsistente] individual de naturaleza racional”, un sujeto consciente frente a otros sujetos conscientes. Pero el no-teísmo no afirma que Dios sea “impersonal”, sino “transpersonal”, “más que personal” (H. Küng). Es el Yo universal de todo yo y el Tú universal de todo tú. Es el Interser de todo ente. Es Relación fontal de todo con todo. Comunión de todas las formas en transformación permanente, Amor creador y creándose en todo.
  6. El no teísmo no significa panteísmo: no afirma que el mundo es Dios, o Dios es la suma de las partes del mundo. El mundo está enteramente constituido de formas, pero el todo es –a todos los niveles– más que la suma de las partesemergentismo, teoría de sistemas). Dios podría ser concebido como el Todo sin forma presente en todas las formas, el Todo emergente de las formas.
  7. La “teología” no-teísta busca superar la dualidad transcendencia-inmanencia. Dios es “No-Otro”, “No es otro de nada” (Nicolás de Cusa, cardenal teólogo, s. XV). Es la absoluta trascendencia en la absoluta inmanencia (R. Panikkar), como el Horizonte, el Fondo, el Vacío, la Belleza… Dios y mundo no son dos, ni uno: son no-dos. Dios no es contable. “Todo en Dios” (panenteísmo: Dios como espacio, vacío o atmósfera del mundo), “Dios en todo” (teoenpantismo, si se permite el neologismo: el mundo como cuerpo, casa o “medio” de Dios), “Todo hacia Dios” (paneisteísmo: todo en evolución hacia su plena divinidad, Dios creándose en todo).
  8. La teología no teísta sabe que Jesús era un creyente judío teísta: creía en un Dios creador, Rey, Juez, Padre, que premia y castiga, habla y actúa en el mundo cuando quiere, como quiere. También creía en coros de ángeles y en legiones de demonios con Beelzebú al frene; creía en el fin del mundo, en el cielo arriba para unos y el infierno abajo para otros como lugar de fuego y castigo eterno. No tenemos por qué compartir aquellas imágenes o ideas acerca de Dios más que éstas.
  9. La teología no-teísta afirma que el Jesús (por lo demás plural) de los relatos evangélicos, aun siendo básicamente teísta, apuntó claramente más allá de la imagen teísta: más allá del Dios moral (parábola del hijo pródigo, de los trabajadores de última hora en la viña, del fariseo y el publicano…), más allá del Dios religioso (parábola del buen samaritano; su dicho “Misericordia quiero, no sacrificios”, su crítica del sistema del templo y su libertad frente al sábado y las normas de pureza ritual…), más allá del Dios dual extrínseco (su recurrente expresión “Yo soy” que evoca el “Yo soy” de la Zarza ardiente; afirmaciones como: “El que me ama, se mantendrá fiel a mis palabras. Mi Padre lo amará, y vendremos a él y viviremos en él”; “[Padre,] Yo les he dado la gloria que tú me diste a mí, para que sean uno como lo somos nosotros. Yo en ellos y tú en mí, para que lleguen a la unión perfecta”…).
  10. La teología no-teísta presupone que ser cristiano no consiste en “creer” o “pensar” a Dios como Jesús, sino en vivirlo, encarnarlo, “crearlo” como él por la bondad libre y compasiva, creativa y feliz, inspirada por una profunda confianza originaria en Dios o el Misterio fontal de cuanto es.

José Arregi

 

Sobre el tema de la fe para la Asamblea de ATRIO

Por Jesús Martínez Gordo

En más de una ocasión he sostenido que todo saber (sea científico-positivo o teológico) está presidido por la fe o la confianza en la existencia de una verdad final de la que es posible hablar a partir de sus anticipaciones en el presente.

Evidentemente, semejante “fe” o confianza, al estar referida a la verdad final, funciona (más allá de su existencia real o no) como el supuesto fundamental de todo conocimiento.

Se trata de una fe común a todos los mortales, siendo compartida –como acertadamente reconoce G. Bueno– también por los increyentes: “el ateo (…) puede tener fe, pero una fe no religiosa, sino una fe natural, o confianza en alguien o en algo”.

Esa “fe natural” se manifiesta (y éste es el paso que G. Bueno ya no se atreve a sostener, aunque lo suponga) como “fe epistemológica” cuando se intenta trasladar al concepto (por ejemplo, en forma de hipótesis) algo de la verdad final que se anticipa (y percibe) en la realidad.

Lo normal es que los “nuevos ateos” tengan “fe” (como todos los mortales) en dicha verdad, incluso cuando niegan la existencia de lo que se denomina como “Dios”.

Y lo es porque sin dicha “fe” no solo es incomprensible el vivir, sino también el conocimiento y el progreso en el saber.

Gracias a ella es posible eludir los riesgos del relativismo (“nada es verdad ni mentira”) y del escepticismo (“es inútil hablar de estos asuntos”), sin dejar de reconocer, por ello, la historicidad de cualquier conocimiento alcanzado y de toda explicación propuesta como racionalmente consistente : el conocimiento o la explicación (tanto científico-positivo como teológico) son una permanente aproximación a dicha verdad final a partir de la fe o de la confianza en su existencia y, por supuesto, a partir de su percepción –contrastada con otros– en la realidad.

Como se puede constatar, esta primera consideración no tiene nada que ver con el fundamentalismo metodológico que en forma de “verificacionismo” (“sólo es real lo empíricamente controlable y predecible”) acogota a la inmensa mayoría de los llamados “nuevos ateos”.

A diferencia de lo que ellos sostienen, “existe” una verdad más buscada o confiada (a partir de las evidencias científico-empíricas) que realmente “verificada”, más balbucida (mediante la formulación de hipótesis, siempre históricas y sometidas a la comprobación empírica) que reconducida o encerrada en el concepto y de la que, a pesar de ello, siempre es posible hablar y conocer, de manera argumentada y racionalmente consistente.

Feliz y provechoso encuentro.

38 comentarios

  • carmen

    Señor Arregi.

    Es imposible. No puedo más. Gracias por todo. Y también a sus amigos que defienden este modelo. Le dije hace tiempo que era el tiempo de los teólogos, mucho antes de este libro que han escrito ahora. Ustedes la liaron, a ustedes les toca solucionarlo. Lo que no sé es si tiene solución. Dentro de La Iglesia no creo. Son la sal de la tierra y es demasiada sal.  No tengo autoridad ninguna, entiende lo que digo? Nosotros, las ovejas de todos los colores, blancas, negras, rojas, verdes, azules o rosas no pasamos de ovejas y esto va de reunión de pastores y personas de su rango. Esa es la realidad.

    Por favor, sigan. Alguien os leerá. Espero. Alguien pensará: pues no soy tan raro, tan rara. Y si a nadie le interesa el tema, pues tampoco pierden nada. Nosotras las ovejas hemos hecho lo que hemos podido, escaparnos del redil y buscarnos yerba para comer a nuestro aire. Pero nadie ha venido a buscarnos. Están entrando ovejas de otros colores por la puerta del redil y a las que se quedaron como las cuidan muy bien, no paran de tener ovejicas pequeñicas. El número de ovejas no variará. Es lo que le importa a un pastor, su número de ovejas. Y luego está el de la parábola de El Buen Pastor. Pero eso es una parábola de mi maestro Jesús de Nazaret. Tan solo una parábola.

    Estoy en paz. He hecho lo que he podido en la medida de mi fuerza y de mi condición de mujer , en mi papel de maestra. No doy para más. Y, sabe qué? Estoy muy orgullosa de balar a todo balar. Pero…

    Un abrazo.

  • carmen

    Fíjese , estoy despierta. He hecho una investigación que me ha llevado mi tiempo.

    Me ha sentado mal esta mañana, pero ya se me ha olvidado. Precisamente he ido hoy a comer con uno de mis hermanos y su mujer. Mis hermanos están todos mayores y tienen cierto miedo por esto de la Pandemia. No hay manera de sacarlos de su casa para una cena o  comida familiar. Así que les he dicho que vale, pues voy a tu casa a comer contigo. Y hoy he empezado. Porque si este año estamos bien, quién sabe qué puede pasar al año que viene. Me estoy haciendo mayor y pienso en cosas que antes no pensaba. Hemos terminado de comer a las doce de la noche. Genial.

    Con mis amigas lo celebramos el uno de diciembre por si acaso se volvía a liar.

    Ya he empezado con esto de la navidad. Me encanta . Me encanta reunirme con mi familia en estas fechas, aunque sea a trocitos.

    Disfrute todo lo que pueda esta Navidad, célebre el cumpleaños de Jesús por todo lo alto.

    Un abrazo.

     

  • Santiago

    Por favor, mi admiración y mis respetos siempre están con Ud. He escrito un comentario en general pero no con la idea de molestar sino de exponer mi pensamiento, y es que a veces no acierto a comunicar bien lo que pienso.

    Siempre he creído en su sinceridad y su capacidad didáctica y de empatía hacia todo y hacia todos, y esto hoy en día es algo muy valioso, escaso y preciado.

    Siempre he pensado que la libertad de expresión es lo mejor para el ser humano, siempre que no ofendamos a nadie. En eso no escatimamos por aquí

    Por lo demás, recíproco es el aprecio y van mis mejores deseos para estas fiestas navideñas y para el Nuevo Año 2022 en compañía de su querida familia

    Un saludo cordial
    Santiago Hernández

  • carmen

    Y permítame también que le diga que usted podrá adorar literalmente a Jesús como Dios. Pues aquí, la que le está escribiendo, lo adora metafóricamente como ser humano. No adoro a nadie. Pero sí tengo referentes humanos. Y Jesús de Nazaret para mí es uno de ellos. Si eso me hace ser una atea irredenta y sin dimensión espiritual ante sus ojos, pues ante sus ojos es. Los suyos, que no los míos.

  • carmen

    Querido amigo.

    No hablo de perder por completo toda idea trascendental. Ni Digo que Dios no exista. Ni creo que no tengamos todos una dimensión religiosa o espiritual que nos haga buscar el sentido de nuestra existencia. Lo sabe perfectamente. Llevamos hablando de esto mil años usted y yo. Es imposible que no entienda lo que digo e incluso lo que no llego a decir por torpeza. Sabe perfectamente como pienso.

    No me parece nada justo lo que ha escrito, en absoluto. Pero libre es para hacerlo. Le respeto profundamente. A veces pienso que usted no me respeta a mí. Y no sé el porqué. Porque inteligencia no le falta.

    Y no me diga que no hay una guerra en este momento por el Poder dentro de la iglesia. Por favor.  Pues a esa guerra me refiero. Una guerra de Poder. No es precisamente una guerra por amor. Le aseguro que muchísimas personas a las que no nos gusta esta iglesia somos capaces de amar. Y mucho. A veces demasiado. Creemos en el amor , exactamente igual que ustedes. A lo mejor precisamente ese ha sido el problema, que no entendemos la forma que ha tenido la iglesia a lo largo de su historia de demostrar su amor a sus fieles.

    Me permite esperar un mundo mejor sin por eso ser reo del infierno o que Dios me salve por su misericordia infinita aunque no me lo merezca? Sencillamente soy una persona humana. Y precisamente los humanos hemos desarrollado la capacidad de amar.

    Insisto. Ganarán.

  • Santiago

    En la ignorancia invencible no hay lugar para la culpabilidad..Si nuestro convencimiento es tal que no tenemos ya duda, entonces viviremos tranquilos, con tranquilidad de conciencia…..y por ende tendemos la paz espiritual, aquélla que nos dejó Jesús como distintivo de Su Amor.

    Sin embargo, para la mayoría de los humanos la cosa no es tan fácil. No somos tan ignorantes como para soslayar y prescindir de nuestros deberes religiosos y el misterio de la vida nos impulsa en lo interior a ahondar más sobre nuestro destino y nuestro propósito vital pues todo el mundo obra por un fin. Si hemos perdido por completo toda idea trascendental entonces hay que analizar la causa de nuestro bloqueo.

    Por otro lado, siempre es mejor buscar la paz y la tranquilidad de nuestro espíritu. No es cuestión de competencia para ver quién gana y derrota a quien. Sino que se trata de compartir el don de la luz que es la FE.

    Un saludo cordial
    Santiago Hernández

  • carmen

    Porque si mi persona, mujer, maestra durante cuarenta años, nacida en pleno franquismo, educada en colegio religioso y trabajando con la misma empresa toda mi vida con el santa santorum controlando , si he sido capaz de hacerlo, os aseguro que todo el mundo es capaz.

    Quien quiera seguir siendo católico, seguirá  y, musulmán, y judío y budista y no sé más religiones, seguirá. Y quien quiera ir a su aire, irá. Pero sin sentirse mal por ello. Sin sentirse un traidor, una traidora a nada ni a nadie. Justo al contrario, tendrá una sensación de libertad, Maravillosa.

  • carmen

    Santiago, Román.

    No os preocupéis. Esta batalla la tenéis ganada. Se lo he dicho a Santiago doscientas veces.

    Pero pero pero…la vida seguirá después de la generación que en este momento estamos gozando de la Vida en nuestro queridísimo planeta Azul.

    También tengo Fe. Una fe diferente a la vuestra. Tengo Fe en mi especie. Sé que mejoramos lentamente, tropezando con todo lo imaginable, hasta con botellas. Sé que tenemos retrocesos y también sé que sabemos levantarnos. Estoy segura de que el sentido común se impondrá en algún momento de nuestra historia. Lo sé. Esa es mi Fe. Y alguna vez eso que únicamente queda reservado a los grandes teóricos y grandes hombres de la iglesia, que no mujeres, a nosotras que nos registren por lo menos a día de hoy, pues alguna vez todas y cada una de las personas que tengan una inquietud espiritual o como se le quiera llamar, podrá pensar libremente acerca de su relación personal con eso que ahora llaman el Misterio sin ninguna sensación de culpabilidad.

    Esa es mi Fe. Bueno no sé si es Fe o convencimiento profundo. Todavía no entiendo muy bien qué es eso de la Fe. Vosotros sí, por eso utilizo la palabra.

    Un abrazo a los dos.

  • Román Díaz Ayala

    Santiago, gracias por tu amable comentario y tus explicaciones tan inflamadas por el discurso teológico del apóstol San Juan.

    Estarás de acuerdo conmigo que el “plan maestro de Jesús” que citas es el Reino de Dios en el cumplimiento de los planes del Padre anunciado a los profetas. No deja en mal lugar a la Iglesia, sino que está inserta en el mismo.

    No dejo de percatarme de que este discurso con pretensiones de ser dominante en nuestros foros sobre el no teísmo te preocupa por lo que tiene de marginal hasta exponernos a permanecer ajenos a la comunión eclesial, como en una vía muerta que no conduce a ninguna parte y que la respuesta al problema está en el mensaje trasmitido por la Iglesia. Ese mensaje no es otro que el Evangelio.

    Que el misterio de la Iglesia es ajeno a los Evangelios canónicos y una elaboración teológica posterior obedece a teorías de escuelas las cuales primero tienen que desatarse del nudo gordiano: que Jesús con su pasión y muerte; más aún, con su resurrección, venía de parte de Dios. Él es el Testigo Fiel. No tenemos ninguna necesidad de especular sobre Dios, pues Jesús mismo nos lo ha dado a conocer.

    Me entristece profundamente ver cómo este debate tan oportunista puede llevar a ese sector tan pequeño, pero tan selecto, del progresismo católico español a aislarse todavía un poquito más de la corriente fuertemente renovadora impulsada por Francisco, basta que sus planteamientos no sean recogidos por el sensu fidei. Parece un contrasentido, pero me arriesgo a ser tachado de verso suelto en estos momentos.

  • Santiago

    Román, coincido contigo y  es claro que Jesús fue y es el personaje  más luminoso de la historia…Jesús con claridad y sin perplejidad fue fiel a Su misión de “dar testimonio de la verdad” No de la verdad “a medias” , sino en su totalidad porque El penetró en aquella teocracia que se había desviado del plan de Yavé y que aparecía sólo como una serie de prescripciones externas soslayando “el verdadero propósito y espíritu de la Ley eterna que Jesucristo vino a definir y a darle su verdadero “cumplimiento” sin suprimir una sola “iota” de ella.

    El plan maestro de Jesús fue Su Iglesia..La gracia necesaria para la salvación fue canalizada por El,ex-profeso, para que pudiéramos salir de la oscuridad espiritual creada por la introducción del pecado en el mundo.

    Porque aquel  “mundo” como el de hoy necesitaba arrepentimiento y perdón..Por eso al “paralítico descolgado” del techo lo primero que Jesús le dice es: “perdonados te son tus pecados” antes del bien material al curarle de su parálisis física…De ahí la importancia de “lo sacramental” ya que según el Vaticano II la Iglesia “en si” …“es como un sacramento”. Funciona para lograr encaminarnos a lo verdaderamente importante que son los “bienes del espíritu” puesto “no vale ganar todo el mundo si perdemos el alma” cuando subyugamos el espíritu ante la propuesta de un hedonismo universal, un paraíso artificial y efímero en la Madre Tierra..y abandonamos la noción de “vida eterna” lema constante en los labios de Jesús de Nazaret.

    Jesús nos muestra con precisión cuál es el verdadero camino que debemos recorrer con Su Iglesia en  la alegria que proporciona el triunfo de Su Resurrección…en el amor a Dios y al prójimo a semejanza del samaritano y aceptando el bautismo, la confirmación, el perdón de los pecados, la Eucaristía, la unción de los enfermos, el matrimonio y el orden sagrado, venidos de Su Mano y desarrollados y puestos en práctica por Su Iglesia, como prenda salvífica para los que Le sigan hasta “el final” y sellada por el mismo Cristo con Su sangre en el Calvario.

    El escándalo actual es querer buscar otra “vía” no sacramental en lo que se refiere “a la praxis de los católicos” abandonando así la verdadera doctrina evangélica y por ende la magisterial de la Iglesia de Cristo como NO relevante para el presente mundo en que nos ha tocado vivir.

    Un abrazo

    Santiago Hernández

     

  • mª pilar

    Hola Jose Ignacio.
    Comparto tu mirada ha este comentario tuyo.
    13 diciembre 2021, 13:36 pm
     No vas solo, ni eres menor por ello; sencillamente eres tú según le sientes, lo has conocido y has dicho:
    ¡Si! 
    Ha su manera de vivir su propia experiencia, y como la puso en nuestras manos; cada cual es como es… pero de alguna manera…optamos por seguir su caminar dentro de nuestras propias limitaciones.

    Y eso es natural, no todos estamos hechos iguales, ni con las mismas experiencias de vida desde nuestro nacimiento.

    Tú, desde tu sacerdocio esta y personilla que soy, desde mi laicidad; y entre esas dos maneras de caminar, y siendo que mi persona esta muy lejos de tu preparación; pero en el…optar y desear…estamos muy cercanos; salvando las distancias en que hemos sido formados, educados, y los caminos por donde hemos caminado.

    En algún momento, hemos pisado la misma tierra, donde hemos estado muy cerquita, pero sin conocernos.

    Un abrazo entrañable.

  • Román Díaz Ayala

    Nota a mi comentario anterior:

    Cuando cito al publicano de la parábola, bien vale para el publicano del camino, como la del publicano junto al fariseo en el Templo. Una persona ilustrada con la fe de Jesús ve en todo ello la relación con el Innombrable.

  • Román Díaz Ayala

    Querido hermano José Ignacio:

    Aclarado que pretendías decir lo contrario del punto 10 de Arregi. No podemos olvidar que fue el punto 10 de sus argumentaciones obre el no teísmo, y que éste último era el resumen, síntesis y consecuencia de las argumentaciones anteriores, y ésta intervención tuvo la amabilidad de pasarla por escrito en este hilo de donde se ha citado por ti y por mí.

    Lo que llamas Preteología cristiana, que  no se si es una disciplina reglada de escuela o una forma explicativa de tu actitud vital ante el Evangelio. En todo caso obedece plenamente a la enseñanza y el ejemplo de Jesús tal como nos fue trasmitido por los canónicos y demás escritos del Nuevo Testamento. Está dentro de la fe de la Iglesia.. Nos podríamos aburrir sacando citas y explicaciones, principalmente históricas, donde se ha usado y abusado del término “fe natural”; la del publicano de la parábola…la de la viuda del óbulo… la de aquel arranque de Jesús desbordado de agradecimientos a su Padre ante la contemplación de cómo los pequeñuelos y sencillos entendían y acogían los misterios del Reino de Dios…

    Lo que se reduce a una ética es el punto 10 antes y repetidamente citado, y tú parecías abundar en ello. De ahí mi perplejidad.

    La enseñanza dentro de la Iglesia no es patrimonio exclusivo de clase de personas con el título de teología, sino que nos enseñamos unos a otros en las cosas que miran al Señor, y por supuesto que cada sacerdote católico, especialmente quien se dedica a la cura de almas, es el maestro natural y reconocido.

    Un abrazo.

     

  • carmen

    Así lo había entendido. Sigo diciendo lo mismo. Eso es ganar o es perder? Para mí es ganar.

    Opiniones.

    Un abrazo

  • Román, amigo, no te entiendo bien, porque creo que la frase que atribuyes a Arregi es la contraria; creo que me preguntas si la teología es “creer y pensar a Jesús como Dios”. No sé si te entiendo bien. Disculpa. Yo he escrito lo que he escrito y me parece suficiente. Iba a decir sin más, “lo escrito, escrito está”, pero es pretencioso.

     

    Yo hago Preteología cristiana, y vivo la fe partiendo de una confianza y esperanza antrológica en Dios, cómo él sea, aunque hay aportaciones evangélicas que me ayudan sobremanera, y la cuento con ellas y sirve a esta generación que me trata y a mí; elijo esa confianza de fondo y me parece preferible a otras; y encima es coherente con Jesús y su fe; su fe; el resto se lo dejo a quien se diga sin complejos Teólogo de la Iglesia y/o Maestro de la Fe de la Iglesia. Ellos van a ser reconocidos. No me molesta. Lo entiendo. Si no me callan, los escucho fraternalmente.

     

    Simplemente hago Pre-teología. No he hablado de reducirlo todo a ética, no y no, de verdad, NO; lo podría explicar, pero ya es bastante por hoy; es una acusación tópica (no lo digo por tu parte, que sólo preguntas), sino del común; un lugar común; digo que, sin ética del amor -justicia y bondad: justicia misericordiosa o misericordia justa, la de la fe de Jesús en su Dios, ya no ha lugar para la fe de Jesús y en Jesús, la Pre-teología cristiana que llamo, y me temo, que menos para la Teología y el Credo. Pero, en esta, la gracia lo salva todo. En Pre-teología, aunque tengas toda la ética del mundo, creo, no necesariamente tienes la fe de Jesús y en Jesús. Estás bien servido para la vida humana, pero eso, no la refieres a él, y te lo pierdes como experiencia, por lo contada y seguida al menos, única. (Nota que las minúsculas no van en vano; no debería decirlo). Lo amo, a Jesús y su fe, su confianza. He elegido. Había motivos. Son suficientes. A la medida humana, por supuesto, suficientes. Todo es a la medida humana.

    (Y Carmen, fallo mucho a lo dicho, pero lo de perdedor lo entiendo solo en sentido figurado, como reconocimiento institucional; y no me quejo, así está bien; y el halago me calla, gracias). (Gracias a todas, Ana; nos olvidamos del femenino; yo en castellano siempre voy al genérico masculino; un clásico; un ortodoxo, por fin). Paz y bien.

  • Jaume PATUEL PUIG

    En un librito de K. Rahner: SOBRE LA INEFABILIDAD DE DIOS (1984) como testamento, en el cap. II  del doc. conciliar UR-11, habla de la jerarquía de verdades a considerar (hablo recordando): La  primera de todas y ante todo: Jesús muestra la presencia de Dios en su vida, lo demás, necesario, pero secundario. Y este es el mensaje: Nosotros como Jesús podemos ser conscientes de esa presencia y el N.T lo explica según sus coordenados culturales, que no son las nuestras. ¿Qué nombre ponerle a esa vivencia profunda?  ¿Realidad Absoluta? ¿dimensión absoluta? ¿Dios? ¿No teismo?….EL MAPA o EL NOMBRE NO ES EL TERRITORIO O LA VIVENCIA y por sus efectos lo sabréis: Mt 7.
    El conocimiento silencioso intenta, de lejos, aproximarse…..
    En el campo académico la cuestión es diferente: Podemos construir muchos mapas para hacer “inteligible lo INEFABLE”, pero a continuación apofánticos.

  • oscar varela

    Hola!
     
    1- Un ser vivo se conserva como unidad
    – bajo continuas perturbaciones del medio y de su propio operar.
    (esta es la “y” en la fórmula: yo ‘y’ circunstancia re-absorbida)
     
    – En la comunicación humana («trofolaxis» lingüística),
    – se produce el mismo fenómeno:
    – son la conciencia y nuestra mente.
     
    2- La aparición del LENGUAJE en el ser humano
    – genera el fenómeno inédito:
    – de lo mental y
    – de la conciencia de sí.
     
    3- Lo mental
    – no es algo que está dentro de mi cráneo,
    – no es un fluido de mi cerebro:
     
    4- La conciencia y lo mental
    – pertenecen a la convivencia social
    – y es allí donde “nos movemos, existimos y somos”.
     
    5- Lo mental y la conciencia
    – operan como selectores del cambio
    – por el que andamos viviendo.
     
    6- Los humanos somos inseparables
    – de la permanente trama de acoplamientos
    – tejida por la «trofolaxis» lingüística.
     
    7- El lenguaje no fue nunca inventado por un sujeto solo;
    – es dentro del LENGUAJE mismo que el acto de conocer,
    – trae un mundo a la mano.
     
    8- Nos encontramos a nosotros mismos en ese acoplamiento,
    – del mundo lingüístico que construimos con los otros seres humanos.
     
    9- A través de esta continua recursividad,
    – todo mundo traído a la mano oculta necesariamente sus orígenes.
     
    10- las palabras en el lenguaje pasan a ser objetos
    – que ocultan las conductas que las constituyen.
     
    11- La tradición es,
    (al mismo tiempo que una manera de ver y actuar),
    – una manera de ocultar.
    – Toda tradición es un acumulado obvio;
    – la reflexión (permitiendo ver ese acumulado obvio)
    – opera con lo que perturba esa regularidad.
    …………….
    Asunto relacionado:
    https://www.eninetworks.com/blog-que-es-la-nube-y-como-se-usa/

  • carmen

    Román.

    No todo el mundo puede ni incluso puede decir lo que piensa públicamente si tiene un compromiso moral o del tipo que sea con alguien o con una organización. Lo sé. Me he callado mil veces ante personas y sobre todo ante alumnos , lo que en realidad pensaba.

    Mira, una vez fue un grupo de compañeros a la facultad de Granada de teología a hacer un curso en el mes de julio. No fui porque para mí el curso acababa en junio y entraba mi familia a tope. Se lo debía.

    Bueno, pues al pasar unos meses comentando algo de esto hubo quien dijo que le había llamado la atención cómo había hablado algún profesor o profesora y al final había añadido entre bromas, si vosotros decís que yo he dicho lo que acabo de decir, lo negaré.

    Porque, querido Román, todo el mundo no es libre para decir lo que piensa.

    Un abrazo

  • oscar varela

    Hola Ana!

    Tienes razón!

    Oscar.

  • Roman Díaz Ayala

    Carmen, te comprendo.

    Pero ten en cuenta que hablo con un hermano mío  en el Señor y que además  yo siempre  pongo  lo personal por delante cuando  mi dirijo a alguien, si ademas es un sacerdote de Cristo se alegrará de mi franqueza..

  • ana rodrigo

    Estimado Oscar voy a ver si he entendido lo que me quieres decir cuando te diriges a mí, porque últimamente no me resulta fácil entenderte pues parece que hablas encriptado.

    Me hablas de gerontofobia y otras cuestiones relacionadas con la vejez. Como el otro día en mi intervención en la video asamblea de atrio en mi intervención dije que la imagen que se nos ha dado de Dios ha sido la que han creado hombres-clérigos- célibes y en general personas mayores. Esta última expresión la dije titubeando y debí explicarla, voy a intentar hacerlo ahora.

    Suelo insistir mucho en que la Iglesia se ha quedado anclada en siglos pasados, en ocasiones con muchos siglos de retraso porque no se pone al paso de la sociedad del presente con vistas de futuro como es la juventud. A la vista está el alejamiento de ésta de la religión.

    Dicho esto, creo que mi intención no tiene nada que ver con la gerontofobia de la que hablas.

    ¿Era ésta la respuestas que esperabas o me he desviado de lo que querías decir.
    Un abrazo

  • carmen

    Román.

    Con todos mis respetos. Es una pregunta muy personal para un sacerdote. Demasiado personal. No creo que tenga porqué contestar.

    No sé.

    Eso creo.

  • Román Díaz Ayala

    Querido José Ignacio:

    Yo entiendo perfectamente a Arregi cuando afirma que la teología no consiste en “creer” o “pensar” a Dios como Jesús, pues para él Jesús fue un hombre admirable, profundamente religioso, digno de imitación, pero sin pretensiones divinas. Si acaso fue el grupo de sus discípulos y discípulas, entre ellas su madre si aceptamos el relato, quienes lo divinizaron y en un plazo relativamente breve.

    ¿Para ti realmente Jesús fue ese antiguo sabio a quien imitar? ¿Sobre ese solo supuesto se construyó/construye la comunidad cristiana ( la Iglesia)? ¿Es que no hay algo más en la persona de Jesús?

    Entonces, también me pregunto: ¿Sólo su mensaje ético? ¿De verdad consideras que sólo su mensaje/doctrina “ética”, trasmitida por ese mismo grupo de seguidores es lo fundamental de la Iglesia?

  • oscar varela

    Hola ana Rodrigo!
    12 diciembre 2021, 19:46 pm
     
    PROHIBIDO ENVEJECER
    https://www.pagina12.com.ar/388955-prohibido-envejecer
     
    1- El reciente estreno de Sex and the City 
    – dejó en evidencia un tema:
    LA GERONTOFOBIA.
     
    – Aunque traten de disimularlo en los medios de comunicación,
    – es un problema que existe.
     
    – ¿Está demasiado vieja?
    – ¿Por qué se sigue mostrando así?
    – Debería teñirse el pelo.
    – Nadie querrá verla así.
     
    (Habladurías que en redes sociales corrían sobre la apariencia de Jessica).
     
    2- Gracias a las luchas feministas,
    – existe un nuevo discurso sobre la belleza hegemónica
    – y los estereotipos de perfección
    – de los cuales aún muches somxs presas.
    – Es muy difícil deshacernos de años de lavado de cabeza:
    – esa máquina patriarcal nos dejó bien distraídxs durante décadas,
    – haciéndonos fieles seguidorxs de su culto.
     
    – Tristemente, esa adoración a la belleza y a la juventud sigue firme en el pensamiento popular de unas cuantas sociedades, a pesar de las luchas, de las concientizaciones y de los cambios de paradigmas.
     
    3- Jessica Parker por un momento decidió hacer silencio,
    – pero las críticas no dejaban de llover;
    – el hostigamiento fue tanto que no lo soportó más
    – y sintió la necesidad de defenderse.
     
    – Así que comenzó haciendo una peligrosa pregunta:
    “¿Quieren que desaparezca?”

  • carmen

    José Ignacio.

    Es que me encanta como piensa.

    Qué es ganar? Qué es perder? Para mí una persona que es capaz de llegar al último tramo de su vida sin haber perdido irremediablemente su honestidad personal, para mí es un ganador.  Y para mí es usted un ganador.

    Un abrazo.

  • carmen

    Gracias Antonio. No es que esté sembrada , es que hablo y digo lo que mucha gente piensa. Soy observadora, escucho y…
    Pero es que es todo muy difícil. La gente de la iglesia, pues lo lleva en la sangre y en su derecho están. Pero claro, a veces …

    Sería todo tan sencillo si se dijera, vale, no sabemos lo que es Dios, pero la idea de Jesús de Nazaret , lo que llama Salvador Santos el proyecto de El Galileo, eso sí que sabemos qué es. Nos gusta. Y vamos hacia adelante y luego que cada cual piense o crea acerca de Dios lo que pueda o lo que desee. Si eso fuese así sería todo muy sencillo.
    Pero claro. La iglesia necesitaría una transformación en su misma base. Y no quieren. No se arriesgan. Y lo entiendo. Aunque creo que sería una jugada magistral. Que llevaría tiempo? pues claro, trescientos años y pico costó encumbrar a la iglesia. Al cristianismo como religión oficial del imperio.
    Pero bueno, ellos sabrán. Están cómodos así. Pues bueno. Pero eso es pan para hoy y no sabemos si puede ser hambre para mañana. Puede que no. O puede que sí. El tiempo dirá.

    Tú sabes esa multinacional bien gestionada al servicio de las personas lo que puede dar de sí? Tú sabes las cabezas brillantes que hay ahí dentro la de cosas que pueden pensar? Porque no únicamente hay teølogos, que vaaaaaaa. Hay de todo lo que te puedas imaginar. Doctores en todo tipo de disciplinas, con montones de conocimientos, pero montones.
    Tú sabes lo que podría pasar si levantarán el voto de obediencia a cosas de estas teológicas y dieran libertad de pensamiento, vale, piensa lo que quieras pero trabaja por el progreso de los seres humanos. Sin ánimo de lucro que vaya más allá de una vida digna.
    Madre mía, eso sí que es una utopía.
    Claro, esto es hablar por hablar.

  • “10. La teología no-teísta presupone que ser cristiano no consiste en “creer” o “pensar” a Dios como Jesús, sino en vivirlo, encarnarlo, “crearlo” como él por la bondad libre y compasiva, creativa y feliz, inspirada por una profunda confianza originaria en Dios o el Misterio fontal de cuanto es”.

     

    Este es el camino y lo estamos haciendo en mil comunidades, y rechazando en otras tantas, las más. Esto es la iglesia. El tiempo hablará. Solo vivimos una vida y la nuestra está en ese punto 10. Y muchos estamos razonablemente cómodos poniéndole nombres provisionales a esa confianza; la de esa experiencia intemporal e histórica a la vez, la nuestra. Como Jesús en la suya. A mi juicio, así será siempre. Que sea después, quienes lo vivan lo harán. Muchos estarán más acertados, otros muchos más equivocados. La bondad y la justicia (trenzadas) con que procedamos con todos y todas, y especialmente con los más débiles del mundo y la casa común, nos confirmará o negará si hemos vivido en vano esa fe.

    Pero creemos, a mi juicio, porque confiamos, creemos porque esperamos… y ahí arranca todo lo que añadimos en sistema de ideas “ad tempus” para nuestra generación y las más cercanas; no al contrario, creemos porque sabemos y conocemos, y lo contamos en un catecismo que reúne para siempre la Verdad. Los respeto, son mis hermanos, y ante todo, libres para pensar y decir; y ayer, todavía, más fuertes y atendidos dentro de la comunidad eclesial; puede que perduren más que yo; probablemente, casi seguro; seguro; no sé qué religión van a necesitar los hombres y mujeres del futuro; sospecho que muy clásica; puede que elijan mal; los respeto como personas, no los entiendo como ideario vital; solo la bondad y la justicia (el amor), trenzadas, son innegociables; cuando faltan, desparece el amor; permanece el respeto a la libertad, pero la posición social es antagónica porque se ha cuestionado el amor (la bondad y la justicia); la fraternidad de la fe no puede ser utilizada en vano, tramposamente contra los derechos humanos de la dignidad de todos, y sobre todo, la de los más pobres y sin poder de influencia social y eclesial por la equidad; sólo desde su dignidad ignorada entedemos equitativamente la nuestra;  y, sin duda, cualquier convicción y expresión provisional sobre el Dios que sea (Theos o no-Theos), sólo puede confirmar esto. Como en la de Jesús. A mi juicio.

    Me preocupa qué hacemos hoy. Sé que soy un perdedor social y eclesial, pero es un buen síntoma de haber entendido algo de Jesús. Cuando yo no esté, ellos y ellas tendrán que tomar postura, y si lo hacen mal, otros vendrán y los corregirán; o tal vez nunca los corrijan; la vuelta del “resto santo”. Pero si lo hacen mal, todavía peor que nosotros, ante todo me inquieta que no hagan daño a los que pasan hambre y sed de comida, pan, vestido, salud, casa, trabajo y respeto; y de compañía, me dicen; y digo, lo dicho, dicho queda; y es más innegociable que todo lo demás. (Hasta Benedicto XVI recordaba y repetía que la vida cristiana era toda ella una Eucaristía: de la vida diaria en fraternidad, a la Celebración de la fraternidad comunitaria junto al Señor, para volver y seguir con más confianza a la vida común creciendo en fraternidad; y así, hasta el final de nuestros días). (He forzado algo sus palabras, pero quien recibe, en su molde recibe). Paz y bien.

  • Carmen…. debo decir que en ocasiones estás sembrada.

    Me ha encantado tu comentario y aunque aún no he visto el vídeo completo no me resisto a decirte que estoy plenamente de acuerdo contigo.

    Nos empeñamos en querer saber que puñetas es Dios, como es Dios, si tiene género o si es blanco, negro o mediopensionista.

    Y no lo vamos a saber nunca.

    No hay manera de tener el conocimiento absoluto de Dios.

    El mismo Cristo, que tenía una experiencia riquísima de Dios, hasta el punto de llamarlo ABBA (No voy a entrar en disquisiciones sobre si Cristo es un mito o fue una persona histórica real. Es un debate ya muy superado) solo puede definirlo con 2 palabras Abba y Amor (KUhBA, creo) y son dos palabras fruto de un conocimiento experiencial no técnico o científico.

    Solo abriéndonos a esa “experiencia de Dios” podremos conocerlo y Cristo, que tenía esa experiencia, nos dijo que solo podemos conocerlo en el amor a nuestro prójimo.

    Pues aprovechando que estamos en Navidad y que tenemos la “obligación de ser felices”, amémonos unos a otros con verdadera pasión, querámonos muchísimo pero de verdad (visitemos a la abuela, perdonemos al hermano e incluso al cuñado, follemos como conejos con nuestras parejas, sentemos a un pobre a nuestra mesa o mejor llevemos nuestra mesa a los más pobres y celebremos de verdad la Navidad) porque después de todas estas reflexiones que son muy pertinentes solo queda hacer lo que hacía Max Planck (Cada uno a su manera y a su escala, claro) que es observar el Universo, contemplar su obra y gozar. Gozar como cosacos por algo tan bello que nos ha regalado y sentirnos parte de él y de Él.

    Feliz navidad a todos.

     

  • mª pilar

    Gracias Oscar.

    Comparto cuanto relatas en tu comentario.

    Gracias. Abrazo,

  • carmen

    Señor Martínez Gordo. Acabo de leer su escrito. No sé si he entendido bien, posiblemente no. Si no creo en el Dios de Jesús, si no encuentro respuesta a qué puede ser eso de Dios, me tengo que considerar una nueva atea?

    Pero atea en qué sentido? En el sentido de que no creo en un Dios Theos o en el sentido de negar todo lo relacionado con eso que llamamos Dios? Porque le aseguro que a veces me siento como sostenida por algo exterior a mí, aunque la fuerza interior sea mía.  A eso le puedo llamar Dios? Entonces, sería o no sería atea?

    Tengo un jaleeeeeeo.

    Eso me pasa por pensar. La postura más cómoda es decir: vale. Hasta luego.

  • Román Díaz Ayala

    La intervención inicial de Arregi ciñéndose al debate sobre el no teísmo modificó el trasfondo de las demás intervenciones sobre la FE y los Derechos Humanos., que fueron pocas, al parecer por las dificultades del principio.

    Arregi dijo algo muy hermoso. Jesús era teísta. Habló del Jesús histórico-bíblico antes de su Pasión  y Muerte. Precisamente porque era teísta y tenía una experiencia única con Dios, fue levantado del sepulcro.

    Tenemos dos opciones: especular sobre Dios y elevar un notable discurso lírico-filosófico o vivir una experiencia similar a la que vivió Jesús  y se propuso mostrarnos.

  • carmen

    El problema de abrirse a nuevos paradigmas para nuevas cabezas , a mí juicio de persona sin estudios teológicos y mujer para más inri, es el convencimiento profundo de saber qué es Dios. O al menos la defensa a ultranza de esta posición teológica. Dios es lo que  ha mantenido el cristianismo a lo largo de la historia. O lo que nos ha llegado a los católicos. Ese es el problema, el de siempre. Estar en posesión de La Verdad. Luego mi Dios, el cristiano, el de Jesús, es el auténtico,por eso el cristianismo no evolucionará. Pues bueno. No veo el problema.

    Pero, por favor, seamos honestos. No hablen de reformas en el seno de la iglesia. Llevan años y años diciéndolo, pero no se puede tocar el modelo de Dios. Por favor. Por favor.

    La iglesia será eterna. Y me parece genial, por algo será, entre otras cosas porque ha jugado muy bien a lo largo de la historia, si no fuese así, no existiría. Bien por ella.

    Pero no nos duerman con cuentos de Hadas. Aquí nadie sabe lo que es Dios. Ni qué le gusta ni le deja de gustar. Podremos saber cómo era el Dios de Jesús de hace dos mil años. Nada más

    Y esa es la base de la discusión del modelo teísta o no teísta. Qué hacemos con un Dios no personal? Menudo reto para el cristianismo. Menudo riesgo para la iglesia. Menudo peligro.  Y en el fondo es una cosa que no va a ir más allá de que las personas que eso no puedan creerlo se salgan de la iglesia, pero están entrando otros. No hay problema. La iglesia seguirá. Genial.

     

  • “La teología no-teísta presupone que ser cristiano no consiste en “creer” o “pensar” a Dios como Jesús, sino en vivirlo, encarnarlo, “crearlo” como él por la bondad libre y compasiva, creativa y feliz, inspirada por una profunda confianza originaria en Dios o el Misterio fontal de cuanto es.”

    Efectivamente la fe es una vivencia. ¿Por qué el cristianismo hace tanto énfasis el la fe?. Porque no tiene mas que ese punto de partida que la mayoría de mortales tenemos, al margen de la fe inicial, lo que le ofrece al creyente es cascara vacía. Creemos mayoritariamente que hay “Algo” numinoso e inefable que esta “Trans” de nosotros, y hoy se le ha dado en denominar traspersonal. Y la psicología puntera se la denomina transpersonal o integral porque enlaza con la transpersonalidad de un Dios que es el Yahvé innombrable. Así el Dios bíblico no es Dios es “Eso” en lo que la mayoría de mortales creemos.
    El que es adoctrinado según el cristianismo emanante del Concilio de Nicea, o sea, todo el que hoy conocemos, se le enseña “a tener fe” y que consecuentemente sea compasivo y amoroso siguiendo los pasos de un presunto Jesús histórico. Y esto es la falacia por la que se le encarcela en una cárcel mental  basada en una moralidad mas que dudosa, en doctrina sin alma, en dogmas, en culto mortecino y caduco y seguro me dejo algo… Ten fe¡ ¿si? pues abre la boca que te pondré el embudo donde verteré todo por lo que por siempre serás creyente del “magisterio” de la o las Iglesias. ¿Dónde está la tecnología transformativa, en el cristianismo?

    Reitero: la fe es algo común en casi todos los mortales. Hay… “religiones” que a partir de esta fe común enseñan la manera con métodos y tecnologías para sutilizar nuestra densidad egoísta y automáticamente y naturalmente, siguiendo la pauta de estas “religiones” te conviertes en un “cristo” en un Jesús, o en un Sócrates, o un Pitágoras, en un Lao Tse, o en un Buda.

    Y eso que digo corresponde a “religiones” útiles y necesarias. Lo demás es cárcel mental y locura.

    Muy bien que creas en un Jesús sea personaje histórico o mito, pero mirando para el cielo, no caigas en un hoyo…

    Para emular a Jesús primero “entrena” con la tecnología meditativa que prefieras.

    La personalidad de Jesús que se desprende de los evangelios, sean los canónicos o los gnósticos de Nag Hammadi es personalidad transpersonal, por este motivo ha cautivado a tantas almas nobles a lo largo de la historia. Y transpersonal significa mas arriba de la razón egoica y mas cerca de “Eso…”

    No tiene importancia si existió un hombre Jesús o no y tenemos solo un mito.

                            Si es un mito, es mito que nos vale. Pero hoy requiere otra interpretación…

  • carmen

    Lo siento, pero si no lo digo me muero. Y esta noche no me apetece.

    Saben qué me ha llamado la atención? Pues que la mayoría de ustedes que se han pronunciado acerca de Dios, todos parten de una premisa, si es que es la palabra acertada: a Dios nadie lo ha visto, ni lo vamos a comprender jamás, porque está fuera de nuestro alcance de comprensión.

    Y, sin embargo, todos tratan de decir lo que ES. Con metáforas, con palabras de esas de teología para muy iniciados, citan a unos, a otros…

    Con todos mis respetos. Pierden el tiempo. Jamás lo van a conseguir. Nunca.

    Ustedes podrán idear una religión u otra. Dejar el cristianismo como está o intentar que evolucione.  Entiendo la necesidad de una religión para que sea la cohesión de diversos grupos que forman una sociedad, o un imperio. Da igual. Sé que ese es el papel que han jugado las religiones. Posiblemente lo seguirán siendo hasta el fin del fin de la humanidad. Podrán defender  a La Iglesia hasta que se cansen. O se rindan. No lo sé. Pero jamás, nunca podrán atrapar a Dios con palabras. Jamás. Porque no se sabe qué es o qué no es. Ustedes tampoco lo saben.

    Que descansen.

  • oscar varela

    SOBRE EL ALMA DESILUSIONADA
    (la “extrema derecha” se alimenta de “almas desilusionadas”)
     
    1- El “espíritu revolucionario”, vigente hasta finales del siglo XIX,
    – anuncia su fenecimiento a comienzos del XX.
     
    – En Latinoamérica no ha habido “revoluciones”,
    – sino tan solo –muchos-, “golpes de Estado”.
     
    – El “espíritu revolucionario” es tan solo un estadio de la órbita
    – que recorre todo gran ciclo histórico:
    – le precede un “alma tradicionalista”,
                – le sigue un “alma mística”,
    – más exactamente, “supersticiosa”.
     
    2- El “alma tradicionalista” es un mecanismo de confianza,
    – porque toda su actividad consiste en apoyarse
    – sobre la sabiduría indubitada del pretérito.
     
    3- El “alma racionalista” rompe esos cimientos de confianza
    – con el imperio de otra nueva:
    – la fe en la energía individual,
    – de que es la razón momento sumo.
     
    4- Pero el racionalismo es un ensayo excesivo,
    – aspira a lo imposible.
    – El propósito de suplantar la realidad con la idea es bello
    – por lo que tiene de eléctrica ilusión,
    – pero está condenado siempre al fracaso.
    – Empresa tan desmedida deja tras de sí transformada la historia
    – en un área de desilusión.
     
    5- Después de la derrota que sufre en su audaz intento idealista,
    – el hombre queda completamente desmoralizado,
    – pierde toda fe espontánea,
    – no cree en nada que sea una fuerza clara y disciplinada.
    – Ni en la tradición ni en la razón, ni en la colectividad ni en el individuo.
     
    6- Sus resortes vitales se aflojan.
    – No conserva esfuerzo suficiente
    – para sostener una actitud digna ante el misterio de la vida y el universo.
    – Física y mentalmente, degenera.
     
    7- En estas épocas queda agostada la cosecha humana,
    – mengua el coraje viril,
    – comienza el reinado de la cobardía
    -En tiempos de salud goza el hombre medio de la dosis de valor personal
    – que basta para afrontar honestamente los casos de la vida.
    – En estas edades de consunción,
    – el valor se convierte en una cualidad insólita.
    – La valentía se torna profesión,
    – y sus profesionales componen la soldadesca
    – que se alza contra todo el poder público
    – y oprime estúpidamente el resto del cuerpo social.
     
    8- Esta general cobardía germina
    – en los más delicados e íntimos intersticios del alma.
    – Se es cobarde para todo.
    – Nadie confía en triunfar de las dificultades por medio del propio vigor.
    – Se siente la vida como un terrible azar en que el hombre depende
    – de voluntades misteriosas, latentes,
    – que operan según los más pueriles caprichos.
     
    9- El “alma envilecida” no es capaz de ofrecer resistencia al destino,
    – y busca en las prácticas supersticiosas
    – los medios para sobornar esas voluntades ocultas.
    – Los ritos más absurdos atraen la adhesión de las masas.
     
    10- En suma:
    – Incapaz el espíritu de mantenerse por sí mismo en pie,
    – busca una tabla donde salvarse del naufragio
    – y escruta en torno, con humilde mirada de can,
    – alguien que le ampare.
     
    11- El “alma supersticiosa” es, en efecto, el can que busca un amo.
    – El hombre siente un increíble afán de servidumbre.
    – Quiere servir ante todo:
    – a otro hombre, a un emperador, a un brujo, a un ídolo.
    – Cualquier cosa. antes que sentir el terror de afrontar solitario,
    – con el propio pecho, los embates de la existencia.
    – Tal vez el nombre que mejor cuadra al espíritu
    – que se inicia tras el ocaso de las revoluciones
    – sea el de ESPÍRITU SERVIL.

  • ana rodrigo

    Pues yo le doy un tirón de orejas al último interviniente, Fernando Cuervo, agradeciendo todo lo que habían dicho los hombres, uno a uno, y, en cambio, la única mujer que intervino que fui yo, debí ser un desastre o quedar en una inane, porque ni me mencionó. Como siempre, desde el subconsciente o el consciente, las mujeres no pintamos nada.

    No es una queja personal, sino genérica, genérica, insisto de lo que siempre ocurre con las mujeres. En mis clases de historia como docente les proponía a mi alumnado que buscasen en el libro algo que hubiesen hecho las mujeres en la historia y no encontraban nada… Pues seguimos igual.

    Por favor, no personalicéis esta queja en mi persona, pobre y atrevida de mí entre todos hombres, que no se trata de eso, es que me ha llamado la atención como paradigmático de lo que nos queda por hacer en la relación hombres y mujeres.

    Acabo de empezar un libro titulado “El hombre prehistórico y también la mujer” Ed, Lumen, basado en vestigios arqueológicos y el análisis de ADN. Y se pregunta porqué el relato de los primeros prehistoriadores supo reconstruir la vida de los hombres de pe a pa, y no se acordaron de mirar qué hacían las mujeres. Y se pregunta algo así ¿Y si las mujeres hubiesen pintado la cueva de Alatamira o la de Lascaux, fueron de caza o construyeron útiles, etc.? Todo se lo adjudicaron a los varones con las mismas fuentes que tenían para las mujeres.

    Ahí seguimos, en los prejuicios y en los hechos.

  • carmen

    Pues he visto el vídeo.

    Realmente ha sido interesante.

    Saben qué creo? Pues que he conocido un poco mejor lo que es Atrio. Es algo que se escapa a mi nivel. Algo transmipersona. Soy alguien que no ha entendido nada de lo que su cultura le ha transmitido acerca de Dios y que se ha buscado el no perder esa dimensión religiosa o espiritual o como le quieran llamar, por su cuenta. Estoy al otro lado de la red.   Las personas sencillas y sin estudios en teología solamente queremos creer en algo en lo que podamos creer. No es tan difícil de entender si lo piensan un poquito.

    Gracias. Me ha encantado verles.

Deja un comentario