Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5695 Artículos. - 91239 Comentarios.

DADA CUENTA del domingo 17/01/2021

 UNO. Estamos enfrascados en la abogacía pro bono en una reclamación contra la administración sanitaria por un error médico que ha perjudicado a una inmigrante colombiana al haberla intervenido quirúrgicamente para extirparle una órgano cuando la previsión de ejecución era en otro. Y a propósito de este hecho no sé si saben que la empresa de los aparatos de inteligencia artificial e informáticos aplicados a la diagnosis médica, ABBOTT, norteamericana, que ha inundado el mercado de máquinas automatizadas para tal menester, conocidas como ALINITY desde que lo anunciara en 2016, tiene un grave problema al detectarse en varios países fallos de envergadura, tanta que Les Biologistes Independantes, de Francia y clientes de la marca, la han denunciado ante el Tribunal de Metz. Cuando en 2016 lanzó al mercado a ALINITY convocó en Chicago un evento cuyo coste fue de 2,47 millones de euros para anunciar este proyecto revolucionario.

ALINITY, aparato enteramente automático, analiza muestras biológicas que se le introducen y sus resultados se envían por ordenador a los médicos consultantes que son los encargados de interpretarlos. Su precio de coste medio es de 150.000 euros y puede determinar desde las tasas de colesterol a la presencia de virus y la detección de bacterias. El presidente de la compañía, en el evento inicial, anunció que ABBOTT iba a convertirse en el Apple del diagnóstico automatizado.

Con la reiterada, apabullante, variada y no siempre comprensible ni exacta información a que estamos sometidos desde que la COVID19 se hizo presente entre nosotros, sabemos de PCRs, de test de antígenos y otros medios. Bien. Por eso relato este asunto en este uno. Más del 70% de las decisiones que adoptan los médicos en el mundo, se sustentan en algunos de los test producidos por aparatos de corte técnico similar al que comento. Es decir, en test de DIV (diagnósticos in vitro). Cuatro grandes compañías controlan ese mercado. ABBOT (norteamericana); ROCHE (suiza); SIEMENS HEALTHINEERS (alemana) y DANAHER (norteamericana). En 2019 el mercado al que llegan las cuatro supuso unos ingresos de 58,2 millardos de dólares.

Fallos de entidad, importancia y graves consecuencias han comenzado a detectarse en ALINITY en diversos países, pese a la ley de la omertá que domina a hospitales, fabricantes y médicos. Y no digamos ejecutivos, técnicos y operarios de las empresas. He dicho arriba que el LBI francés ha presentado una denuncia contra ABBOTT. El Hospital CHU de Hamburgo tomó la decisión de no trabajar de aquí en adelante con los aparatos ALINITY. Contabilizan 1890 incidentes de estos aparatos en la Base MAUDE de la FDA norteamericana (FOOD AND DRUG ADMINISTRATION). Los cinco grandes (BIG FIVE) clientes europeos de ABBOTT son Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y España. Si algún lector está interesado, la Directiva UE 98/79/CE es la que norma estos productos y su uso y circulación en la Unión Europea. Y para los que tengan dudas sobre algún diagnóstico que les afecte, en caso de inquietud, consulten el Martirologio romano de 1749 que es la lista buena de los santos de la Iglesia Romana. Hay otro, de 2007, aggiornato, pero no se puede comparar. Digo para buscar protectores que garanticen el diagnóstico. Milagros aparte.

 

DOS. El Brexit llegó y se han firmado los acuerdos, pendientes de las ratificaciones de los distintos parlamentos. 1.500 folios contienen todos los detalles previsibles y previstos, fruto de un trabajo que comenzó en julio de 2016 y que ha concluido el 24 de diciembre de 2020. El equipo negociador ha estado formado por 70 personas de 23 nacionalidades. Se ha concretado en compromisos que se condensan en los dichos 1.500 folios de letra del cuerpo 10, en el estilo farragoso y preciso hasta la extenuación que se emplea tanto en la Comisión, como en el Parlamento y en el Consejo. Al frente de ese equipo multinacional en sentido bien estricto ha estado un francés, político de 70 años, de los que cincuenta los ha dedicado a la acción política tanto en Francia como los organismos europeos. Paciente como un mulo de sus montañas alpinas, tenaz y sin miedo a avanzar contra los vientos de proa. Dado que conoce bien el entramado de la Comisión y del Consejo, ha sido dos veces comisario y eurodiputado, sabe que todo allí funciona a través de los compromisos entre los 27 Estados. Y así ha negociado meticulosamente y rindiendo cuenta de la marcha de su trabajo, de su equipo y de sus lances a los jefes de los gobiernos, a los eurodiputados, a los Parlamentos nacionales que se lo han requerido y las entidades sociales que se han visto afectadas o tienen intereses en los acuerdos. No se ha dejado abatir en ningún momento de estos cuatro años largos de sesiones maratonianas de discusiones, precisiones, borradores, tachaduras y vuelta a construir el texto debatido. En Europa alguien que conoce bien sus entresijos ha dicho que un 80% al menos, es método. Normas, método, compromiso, paciencia, escuchar, entenderse. El negociador se llama Michel Bernier. Lo traigo a colación a este dar cuenta, precisamente para alentar a los políticos españoles que improvisan, gritan y se insultan y ofenden, a adquirir un 80% de método, de estudio de los documentos y de los informes, a callar, a escuchar, a preguntar a juristas, a funcionarios, a médicos, a trabajadores, a empresarios y a militares sin graduación qué opinan sobre los temas en los que ellos trabajan y preparan ponencias. Propongo que ese 80% de trabajo metódico se imponga a los diputados, senadores, miembros de las asambleas autómicas. El silencio se haría eco del trabajo y el país ganaria en sensatez, veracidad y hábitos de trabajo responsable. Ejemplo ha dado de ese estilo eficaz la ministra española de Asuntos Exteriores, señora Gonzalez Laya, al negociar con el Reino Unido la salida en la carpeta de Gibraltar de manera honrosa y beneficiosa para el Campo, y especialmente para La Línea y los trabajadores transfronterizos. La mayoría de las cosas importantes que se han hecho en el mundo, han sido conseguidas por gente que siguió adelante cuando parecia no haber esperanza. Habla Dale Carnegie.

 

TRES. 17 de enero, san Antón. Hasta san Antón, Pascuas son. En lo que leo sobre exégesis evangélica, percibo una constante actitud de darle leña inmisericorde al grupo de hombres más cercano a Jesús de Nazaret. Ignoro si por compensación feminista descubierta desde Norteamérica, en el Jesus Seminar y las teólogas subsiguientes, o por confundir al sacro colegio cardenalicio desde Urbano VIII hasta el actual con aquel grupo de galileos con acento galileo que aparece en los sinópticos.

No estoy cómodo con la foto fija de unos cabezotas incapaces de entender lo que Jesús hacía y decía, ansiosos de sustituir a Anás en Jerusalén y a Herodes en Masada, de hospedarse en la Torre Antonia con cohorte de gran gala, cobardes de tres al cuarto dejando solo al crucificado en el más doloroso trance de su vida histórica. He sido cura de La Atunara cuando era un lugar de pescadores sin dinero, viviendo día a día si la mar lo permitía, expuestos a ahogarse en el Estrecho cada noche, sin tiempo apenas de dormir, teniendo que beber para olvidar que había que vivir para seguir viviendo en barracas de madera, cartón embreado, sin alcantarillado, en la santa arena de la santa playa. Y Manolo “el de la jábega” y el Pelao y el Meneito, con Antonio “el follaor”, con Lorenzo, con los hijos de Inocencio y los del Beri, con Juan “manteca”, con Baltasar, con el señor Salvador “el paralelo”, con Antoñito “el canarias”, con los Argüés que eran ellos solos una compañía de honores en la procesión de la Virgen del Carmen, podían ser y llamarse Simón y Andrés, Santiago y Juan, Felipe, Bartolomé, Tomás el mellizo, Tadeo, Simón el zelote, Judas el Iscariote. Y salvo por el arameo que suena a atunaro con la boca entrecerrada y la túnica y poco más, nos hubiéramos podido reunir los sábados por la tarde noche, en la parroquia de Cafarnaún para preparar la acción para conseguir precios justos en la concha fina, en la chocha y el langostillo, o que la vendé del pescado se haga clara y de frente y conseguir el puerto y…….

Porque hay que vivir. Esta gente, aquella gente, la pobre gente, la humillada gente tiene que vivir. Primero vivir y luego el filioque. Si Jesús recién bautizado se cambió a Cafarnaun para sus planes y proyectos, ellos no podían cambiarse: la barca no da para más, la jábega, el boliche no dan para más. Pura miseria de subsistencia. Hay que comer y pagar el estater al templo y a Herodes y al Procurador romano y a la madre que los parió. Y luego está la casa, la mujer, los chiquillos, la suegra, las enfermedades. ¿Sociedad alternativa? Pero qué alternativa ni que niño muerto, si lo que tenemos nos machaca vivir y nos impide pensar y lo primero que hay que hacer es quitar a estos tíos, y tías ¡oye que Herodías y Salomé no eran feministas!, que nos tienen con el pie en el cuello como los guardias de los telediarios en Ohio. Y ahora explican que eran zotes, que no entendían al Maestro. El Maestro, como ha explicado Senén Vidal y lo estará contando en el Reino de los cielos, cambió de planes al menos tres veces, se quitó de en medio cuando arrestaron a Juan que lo había bautizado (y de paso, ¿qué hizo el Señor con Juan, preso y degollado, sino lo mismo que hicieron sus galileos con él la madrugá de Getsemaní sin los Armaos de la Macarena?), decidió subir a morir a Jerusalen que es donde morían los profetas. ¿Pero qué quieren que hubieran entendido? Servidor les agradece de todo corazón que volvieran a Galilea, que se reunieran a contar recuerdos de Jesús, que conservaran su cariño, sus dichos, sus curaciones, sus cabreos, sus broncas con fariseos y escribas y se dedicaran el resto de sus vidas a dar la matraca con esas historias y sus vivencias, contradictorias, desiguales, tremendas. Es que habían convivido con un ser humano de carne y hueso, hijo de su madre. Es que esa es la tradición en la que hemos recibido, yo al menos, la fe confiada en Jesús. ¿Qué se quitaron de en medio en el Gólgota? Como hubiéramos hecho la inmensa mayoría de nosotros teniendo una cohorte de bestiajos de uniforme enfrente. Recuerdo haber leído y anotado que Lluís Duch, monje catalán no hace mucho fallecido, magnifico estudioso y escritor, opinaba que en relación con el mensaje evangélico la crisis de lo eclesiástico no es lo más importante. Digo esto porque los seguidores directos de Jesús los meses de su vida pública y política y de anuncio de la buena noticia del Reino, son los que fueron y trasmitieron lo que pudieron, supieron y entendieron. Esa es, para un servidor, la traditio. La que, oculta, luminosa, paciente, atractiva, sigue viva. Lo demás son túnicas largas para ocupar los primeros puestos, sacarles los cuartos a las viudas y que les aplaudan en las plazas. Ya lo avisó el Señor: el que se quiera dejar embaucar y engañar es problema suyo.

 

CODA. Volvemos a oír hablar del cuidado a los que nos necesitan como ayuda. Federico Hölderlin, poeta alemán, autor de Hiperion fue declarado judicialmente enfermo mental e internado en un establecimiento para locos y similares. En 1807 se presentó a visitarlo un ebanista llamado Ernest Zimmen, pues admiraba sus poemas. Pidió permisos a unos y otros y decidió llevárselo a su casa y carpintería, que estaba junto a las riberas del rio Neckar. Lo alojó y lo cuidó, con ayuda de su esposa y familia, hasta que el poeta murió en 1843. Los cristianos y los que no lo son pero son, sabemos que herr Zimmen hizo lo que hace grande a un ser humano. “Cuando otra persona está sufriendo, confundida, preocupada, ansiosa, alienada, aterrorizada… entonces se requiere comprensión. La compañía gentil y sensible de una postura empática, proporciona iluminación y curación. En tales situaciones, la comprensión profunda es, creo, el regalo más precioso que se puede dar a otro”. Karl Ranson Rogers (+ 1987), iniciador del enfoque humanista en Psicología.

35 comentarios

  • carmen

    Porque claro.

    Entiendo que por lo que escribo de vez en cuando aquí haya que piense que no soy feminista. Lo entiendo. Es que a lo mejor no lo soy. Es tal el convencimiento que tengo de que tenemos los mismos derechos que a veces hasta bromeo. Y no está el tema para bromicas.

    No sé. Éramos tres chicos y tres chicas y nunca vi nada en mi casa que me hiciera pensar que el hombre por el hecho de ser  varón se merece algo . Jamás. Y si lo había ni me di cuenta. Por más que pienso, nada. Es más, mi padre me trató como a mis hermanos varones. Nada menos que me ofreció entrar en su banco, porque estaba convencido de que era suyo, cosas de antes. Estamos hablando del 71. No había casi mujeres trabajando en un banco. Al menos no en Murcia.

    Luego me casé. Y algo no me encajaba. A veces me preguntan, qué pasó? Por qué te fuiste a los 57 años de casa? No creo que nadie entienda del todo. No lo creo. Pero después de mucho pensar es que la última causa, los problemas venían siempre por lo mismo. No entendía por qué no entendía mi marido que tenemos los mismos, exactamente los mismos derechos, nos merecemos el mismo respeto la mujer y el varón. Él no me entendía a mí , como vamos a ser iguales? Y yo jamás entendí una serie de cosas, todas relacionadas con el concepto de varón o mujer. Todas. Absolutamente todas.

    Así que cuando mis dos hijos podían ganarse la vida por su cuenta, di por terminado mi matrimonio. Porque tenía un compromiso con mis hijos. Nunca he sido de aceptar normas que no entiendo, las cumplo mientras es imprescindible hacerlo. Así que me fui. Imagínense la que se lió. Porque mi marido no podía entender que una mujer de 57 años sencillamente se fuese de casa. No entendia. Por qué? Si lo hubiera obedecido en todo…

    No sé si soy o no feminista. A lo mejor no lo soy. Tengo ese convencimiento tan profundo que a lo mejor ni lo soy. No sé.

    Y no voy a seguir hablando. Pero les aseguro que conozco el miedo. Por ser feminista o por pensar que soy igual que todos, que tengo los mismos derechos que todas las personas, por pensar que nadie es peor que yo ni por supuesto mejor?

    No sé los problemas que habrán tenido las activistas que defienden el feminismo, pero creo que no me quedó atrás.

    Opiniones.

     

    • carmen

      Por favor.
      Si alguien de ustedes sabe de un correo electrónico del señor Noha Harari, me gustaría preguntarle un par de cosas. Me da igual que no lo lea. Las preguntas se las haría de igual forma. En inglés , claro. Ya me las arreglaré. Alguien me lo corregirá mientras se ríe un ratito.
      Gracias

    • Ludovico

      Carmen, había apagado el ordenador, cuando he leído su texto en el celular. Lo he vuelto a abrir para felicitarle. Tuvo usted una suerte inmensa con su padre, que le preparó como a sus hermanos varones. Eso le dio independencia económica. Tenía el sustrato material. Con esa seguridad usted ha construido una personalidad extraordinaria, como reflejan sus preocupaciones y decisiones difíciles como si fuera el cabea de familia. Usted no necesita ningún ismo (feminismo, machismo). De hecho, personifica la decisión y coraje de un ser humano cabal. Mi admiración. Que Dios la bendiga.

  • oscar varela

    ARGENTINA AHORA
    con espíritu y organización COOPERATIVA
    La urbanización de un barrio popular por dentro, crónica de un día de trabajo en El Bicentenario
    https://www.pagina12.com.ar/317920-la-urbanizacion-de-un-barrio-popular-por-dentro-cronica-de-u
    Con el apoyo del ministerio de Desarrollo Social, 22 personas (entre albañiles, plomeros, un arquitecto y hasta una encargada administrativa) ponen su esfuerzo con los vecinos para que esas 8 manzanas de tierra sean más habitables. La Secretaría de Integración Socio Urbana aprobó proyectos por 17 mil millones de pesos para urbanizar 162 barrios populares y crear 13 mil lotes con servicios para las familias que más lo necesitan. Beneficiarán a 87.100 familias y generan más de 28.000 puestos de trabajo.

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    Gracias, Alberto. Lo tuyo es un espléndido regalo de cada semana. Los matices -cosa normal- los van haciendo en los comentarios que siguen. Por mi parte, reiterar las gracias, y decirte que me pareces una buena persona, que es lo mejor que se puede encontrar en la vida. Un abrazo

  • oscar varela

    Hola!

    En torno a la CODA:

    F. Dostoyevski casi siempre pone

    -como ejemplo de “comprensión“-

    a una prostituta (suele llamarla “Sonia”),

    que se “hace cargo” del atribulado y lo “acompaña“.

    Así en ‘Crimen y Castigo’

    ……………………………….

    ¿Qué dirán las “feministas” de la tal elección de Fiódor?

  • ana rodrigo

     
    Alberto, dices: “En lo que leo sobre exégesis evangélica, percibo una constante actitud de darle leña inmisericorde al grupo de hombres más cercano a Jesús de Nazaret. Ignoro si por compensación feminista descubierta desde Norteamérica, en el Jesus Seminar y las teólogas subsiguientes,” ¡Lo que nos faltaba a las feministas! Echarnos culpas ajenas, aunque suele ser lo normal “Algo habrá hecho”. Con 44 mujeres asesinadas, en España, por sus o ex hombres, más los malos tratos, etc. etc. etc. ¡Ahora resulta que también somos las responsables de dar “leña inmisericorde” a quienes nos transmitieron la vida de Jesús! Que se le acuse a quien lo haga, pero que no se generalice, porque no normal es lo contrario, destacar cómo los evangelios son fieles a la conducta de Jesús en lo que respecta a las mujeres.
     
    En todos los colectivos hay de todo, pero esto que dices no es feminismo. Los y las feministas, no vamos en contra de los hombres, aunque muchos, al igual que las mujeres, somos criticables. Solamente pedimos respeto por nuestro derecho a ser personas al igual que los hombres, sin ningún afán de superioridad, sino, casi mendigando algo que nos pertenece.
     
     
    Yo, la exégesis más actualizada que leo (la otra ya la he leído toda la vida), lo que suele insistir es que los que escribieron los evangelios eran hombres de su tiempo e hijos de su sociedad, una sociedad premoderna y patriarcal, si bien, llama la atención que, a pesar de ello nunca olvidaron el trato que Jesús en esa misma sociedad, daba a las mujeres y, como es obvio, esto no es un atque, sino un reconocimiento. Tradición que siguió en algunas de las primeras comunidades cristianas y que, después, se abandonó. Pero esto ya no es cosa de los apóstoles, sino de los que se quedaron con el poder en la Iglesia y marginaron a las mujeres.
     
     
    Perdona si no te he interpretado correctamente, pero pensaba que estas cosas deben quedar claras y no crear confusión, pues las mujeres ya tenemos bastante con lo que tenemos. La sociedad va cambiando, y much@s creemos que la Iglesia, no los evangelios, sí debe hacerlo.

    • carmen

      Ha sido una nota humorística, al menos así lo he interpretado, cuando dice que Herodías y Salomé no eran feministas, ahí está la clave.
      Está cansado de que culpemos de todo a los hombres. Y no resiste que le pidamos más a los apóstoles de lo que eran capaces de dar. Los ve reflejados en sus amigos los pescadores y piensa: demasiado hicieron.
      Así al menos lo he interpretado .
      El señor Revuelta tiene un punto de humor negro que a veces cuesta ver.
      Vamos, esa ha sido mi interpretación.

      • Isabel

        ¿También tiene base para estar “cansado de que culpemos de todo a los hombres”?
        Se lo pregunto porque no es lo que he entendido, no solo no me ha chirriado, sino que me ha gustado su punto TRES. Y ante mi duda, no digo nada más.

      • carmen

        A los hombres que salen en el evangelio, a los pescadores, a los doce, a los discípulos, a los de la primera generación de los cristianos…
        No sé si me explico…
        Cuando mi padre leía el periódico y estaba su suegra en mi casa, le decía: doña Joaquina, un hombre ha matado a su mujer, entonces mi abuela siempre, siempre decía entre dientes, menudo animal. Porque era de esas mujeres educadisimas.
        Y cuando le decía, doña Joaquina, una mujer ha envenenado a su marido, mi abuela decía en voz alta: algo habría hecho.

        No sé si soy feminista o no. Pero mi abuela Joaquina era una sabía. Y mi padre un chotica, que decimos en Murcia.

    • Alberto Revuelta

      Buen domingo Ana. Creo que lo del humor negro que señala Carmen explica la sorna del Jesus Seminar. No hay más. La exégesis es tan extensa últimamente que es probable que ambos tengamos base para las dos recepciones. Esta mañana una de mis nietas me ha dicho que se va casar, cuando pueda, con un nene de su clase. Le he preguntado que si es bonico. Me ha dicho que no, pero que le habla de dinosaurios. El riesgo del humor negro es que habla uno como el presunto novio de mi nieta. Cordial saludo.

  • Ludovico

    Carmen, usted lo pregunta con buenos modales, como una persona de extraordinaria sensibilidad –comparto sus gustos por Alejandro Casona, cuyo teatro también me apasionó en la juventud; por cierto, Casona llama jacarandá, creo, al árbol de flores violáceas, con acento, que suena más poético–. No es lo normal en la población española, que suele mirar con recelo a ese grupo tan importante de la Iglesia. Me salió del alma decirle que a mí me hubiera gustado ser cura. Pero me ocurrió como con la Universidad. Necesitado de apoyo económico para realizar mi tesis doctoral, le pedí a un catedrático de la Universidad que me dejara dar unas clases para empezar el cursus academicus, la carrera académica (ayudante, adjunto, agregado, catedrático, en mi tiempo). No era el director de la tesis, sino otro que creía yo que me apreciaba. Pero le contestó al mediador: (Fulano, mi apellido) no tiene vocación universitaria. Como suena. No lo podía decir por el expediente. Me enteré luego que lo de la vocación lo había dicho porque no solía asistir a sus clases con regularidad, aunque obviamente superara sin problemas la asignatura. Algo parecido me pasó con mi otro deseo. No tenía vocación, se sentenció.

    En mi vida he conocido, profesional y personalmente, a egregios sacerdotes que cambiaron el rumbo de su vida cuando lo creyeron conveniente. Le daré dos nombre con los que me he encontrado por diversas razones, ambos ligados a mi trabajo en la ciencia y en la filosofía: Francisco José Ayala y Xavier Zubiri. Podría añadir un tercero, Emiliano Aguirre. Tres primeros espadas en su campo: biología evolutiva, filosofía (y teología) y paleontología. Con Zubiri no tuve trato personal directo, aunque sí indirecto, con Ayala ambos y con Emiliano Aguirre (padre de los descubrimientos de Atapuerca) bastante afecto mutuo. Los tres han hecho un inmenso bien a la Iglesia. Ayala participó activamente en una colección de trabajos de primera línea sobre fronteras de la ciencia (física cuántica, teoría de la complejidad, neurociencia, biología evolutiva), Zubiri prologó la tesis doctoral, convertida en libro, de Olegario G. de Cardedal sobre la Trinidad, y escribió artículos memorables sobre teología oriental que ríase usted de los profesores del Instituto de Ecumenismo de París, y Emiliano dirigió un tratado sobre las perspectivas cristianas de la hominización. Fue una triple aportación a la Iglesia de extraordinario valor.

    De internis non iudicat Ecclesia. Tampoco nosotros. Los caminos del Señor son inescrutables. Desde luego, yo como cura hubiera sido un desastre. Pero admiro a todos los que colaboran aquí, que para mí son un ejemplo, aunque ideológicamente me encuentre a menudo en las antípodas.

    Por cierto, Alberto. La medicina, la asistencia primaria sobre todo, mejorará cuando se parametricen los diagnósticos a través de algoritmos que han de resolver las máquinas. Es un viejo sueño de mi hijo, un casi cincuentón y eminente experto en la materia.

     

    • Alberto Revuelta

      Gracias. Estoy seguro de que el deseo y el trabajo de su hijo dará fruto y será un camino abierto y útil en la Atención Primaria. Lo que pretendía relatar en el uno es que el afán de ganar mercado y lucro de las empresas, adelanta caminos que necesitan recorrerse despaciosamente. Cordial saludo.

    • carmen

      Gracias

      Gracias
      Gracias.

      Nunca he creído en los ogros.
      Mi padre pasaba por ser un ogro enorrrrrrme. Y qué vaaaaaaaa.

      Y sabe qué le digo? Que a lo mejor tuvo usted suerte. Porque, efectivamente, los caminos de Dios no hay quién los entienda.

      Un abrazo fuerte.

    • carmen

      Me hace gracia. En mi familia durante los veranos, había discusiones interminables sobre si había que llamar a esos dos árboles, preciosos, que plantó mi abuelo a principios de los años veinte, cuando construyó la casa, Uno en cada esquina de la Terraza de delante. Jacaranda o jacarandá?

      Anda que no he barrido flores moradas en esa terraza.

      • carmen

        Y sí.
        En la obra, la abuela, decía en un momento dado, …por esa rama de jacarandá que llega a su ventana. Ese era el arranque de la discusión, porque en Murcia se les llama jacaranda. Y salida diciendo la pequeña, pues Alejandro Casona…y claro, ni caso. Entonces la conversación giraba en torno a Alejandro Casona y otro decía, pero era de Murcia o no era de Murcia? En Murcia son jacarandas. Papá, cómo se llaman esos árboles?
        Superdivertido.
        Y ya me callo.

    • Román Díaz Ayala

      Los sacerdotes secularizados han sido y son todavía “u n grupo muy importante dentro de la Iglesia” y no es casual que Atrio sea un claro exponente.
      Obedece a un momento y a unas circunstancias históricas. Obedecen a un amplio movimiento de secularización que se dio unos años años después del Concilio de 1963. Eso explica lo de “grupo”, y también lo de su importancia. Son “corporativamente” Iglesia dentro de Iglesia. Podríamos hablar también de religiosos y religiosas, e incluso de seminaristas, aplicándoles también de integrantes de tal movimiento.Y así también una amplia militancia de los movimientos apostólicos (Joc, Hoac,…) Unos obraron por decisión propia, otros a causa de medidas disciplinares.
      Hay muchas razones que lo explican, pues afectó a los elementos más inquietos dentro del Catolicismo. El movimiento restaurador que vino después del concilio tuvo una doble vertiente. Una de ellas fue volver a posicionamientos preconciliares, pero la otra, de más graves consecuencias, la de abortar el camino franco de renovación inaugurado tras la iniciativa del papa Juan XXIII. Son los exiliados de un sistema.

      • carmen

        Gracias.
        En el 76 ya trabajaba con mis monjas. Recuerdo ese movimiento , si se puede llamar así.

        Y recuerdo perfectamente el cerrojazo total que sufrió la iglesia cuando llegó al poder Juan Pablo II. Fue bestial. Porque con Pablo VI se podía respirar.
        Cuando llegó este señor al papado, al principio había como una especie de continuidad pero muy pronto todo empezó a cambiar. Recuerdo que cuando el señor murió, pobrecico, le dije a mi directora, os merecéis que salga Ratzinger de papa. Y me contestó, no digas eso… Pero salió y todo se volvió totalmente asfixiante. Hasta el punto de que nos decían que estábamos en un estado de preevangelización. A esas alturas ya me daba igual todo y bramaba, dirás postevangelización.
        Todo inútil. Pusieron sus ojos en África. Sencillamente Europa no importaba, querían abrirse a un mercado nuevo, siguiendo las indicaciones del papado.
        Además el concepto de empresa se volvió superagresivo. Pasamos de este centro es de todos a vosotros sois empleados. Punto.

        Eso ya había empezado unos años antes. La caída del muro de Berlín hizo muchísimo daño. El empresario , ayudado por leyes que le apoyaban,se convirtió en algo desconocido para mí. Sigo sin entender ese cambio. Fue un error tremendo a nivel mundial. Y claro, afectó a todo y a todos. Para la enseñanza privada y religiosa fue un desastre. Porque no es cierto que el profesor sea un mero trabajador. Y si solamente es eso, la enseñanza es un desastre y un fiasco.
        Todo ese cambio fue gradual y lo he vivido, como todos.
        Por eso estoy convencida de que la iglesia católica perdió una oportunidad de oro. Los sesenta fueron momentos de cambio. Era como un aire de renovación que recorrió Europa. Recuerdo que en EEUU salió Kennedy elegido. Y luego impidieron que su hermano lo fuese. No digo que fuesen lo mejor del mundo mundial, pero lo que vino después los ha hecho personas de culto. El del zapato, creo que fue Kruchov, o como se escriba, empezó a rebajar tensión y después el de la mancha en la cabeza, creo que se llamaba Gorbachov hizo un buen trabajo.

        Por eso los cambios que dice el Papa actual que va a hacer, pero que no le dejan, no sé cómo decir. No me interesan. Ni es Juan XXIII, con todos las sombras que pudo tener, ni los jesuitas dieron la talla en los setenta, ni los vientos de cambio soplan los v
        en la misma dirección.
        Gracias otra vez
        Un abrazo.

      • carmen

        Esto es como lo he visto desde Fuera de la iglesia. Me refiero a que nunca he formado parte del clero. Pero sí he estado toda mi vida ligada a él.
        Salí del colegio con 18 años de alumna y entré con 23 como profesora. Y de esos cinco años, uno estuve en un colegio mayor de ellas y otro hice prácticas durante un curso de la carrera.
        Y además me casé en la capilla del colegio.
        Quiero decir que por cosas de la vida he estado siempre relacionada con la iglesia. Pero desde fuera.
        Si le hubiera hecho caso a mi padre y me hubiese puesto a trabajar en el banco por la mañana y a estudiar lo que quieras, nena, económicas, derecho…por la tarde, mi vida hubiese sido otra y posiblemente la iglesia me diese exactamente igual. Pero…

  • Alberto Revuelta

    Un día que haya levante en el Estrecho y esté rebroncao, se lo cuento, Carmen, palabrita del Niño Jesús

  • Juan García Caselles

    Al dos:

    Espero que no se cumplan sus deseos y los políticos españoles sigan siendo tan farfulleros como hasta ahora, que yo me lo paso tan ricamente disfrutando de sus infinitas tonterías y no necesito del Netflix ni de serie ninguna, que la política española es de lo más entretenido que exista realmente en el mundo y sería un desafuero hacerla desaparecer dejando a un vejete como yo sin su auxilio para sobrevivir al coronavirus. Por lo demás, no lo están haciendo tan mal, que desde el 75 para acá el país ha mejorado cantidad

  • carmen

    El tres es absolutamente genial.

    • carmen

      Sabe lo que me encantaría? Saber la causa última o las últimas causas, porque puede haber más de una, por la que cada uno de ustedes decidió dejar el sacerdocio, y sin embargo han seguido profundamente ligados a la iglesia. Entendida como comunidad de fieles. Porque ustedes, los que escriben y comentan aquí, siguen creyendo totalmente en la iglesia. Cada uno a su modo y manera.
      Es superinteresante.
      Pero no creo que lo sepa jamás. Son herméticos para este asunto. Y hacen muy bien. Pero eso no quita que me encantaría saberlo.
      Supongo que es puro cotilleo y ustedes no están para eso. O a lo mejor es interés personal en cada uno de ustedes. O quizás es por saber por qué me siento tan diferente en este blog al resto de ustedes, no sé. Porque la crítica que ustedes pueden hacer y de hecho hacen a la iglesia, nada tiene que ver con la mía. La suya es desde dentro y la mía es desde fuera. No entiendo casi nada y sin embargo ustedes sí entienden muchas cosas.
      Por eso a veces me siento como un elefante en una cacharrería.
      Buen día.
      Cuídese. Los jodíos bichos nos rodean.

Deja un comentario