Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

abril 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
7298 Artículos. - 111308 Comentarios.

Somos Tierra que piensa, siente, ama y cuida

Hoy 22 de abril se celebra el día de la Tierra. Ella se ha transformado en la actualidad en el grande y oscuro objeto de la preocupación humana. Nos damos cuenta de que podemos ser destruidos. No por algún meteoro rasante, ni por algún cataclismo natural de proporciones fantásticas, sino por causa de la irresponsable actividad humana, especialmente por el modo de producción capitalista dominante. Se han construido tres máquinas de muerte que pueden destruir la biosfera: el peligro nuclear, la sistemática agresión a los ecosistemas y el cambio climático. Debido a esta triple alarma, hemos despertado de un torpor ancestral. Somos responsables de la vida o de la muerte de nuestro planeta vivo. Depende de nosotros el futuro común, el nuestro y el de nuestra querida casa común: la Tierra que amamos entrañablemente.

Como medio de salvación de la Tierra se invoca la ecología. No solo en su sentido manifiesto y técnico como administración de los recursos naturales, sino como una visión del mundo alternativa, como un nuevo paradigma de relación respetuosa y sinérgica con la Tierra, considerada como un superorganismo vivo (Gaia) que se autorregula.

Cada vez nos damos más cuenta de que la ecologia se ha transformado en el contexto general de todos los problemas, de la educación, del proceso industrial, de la urbanización, del derecho y de la reflexión filosófica y religiosa. A partir de la ecología se está elaborando e imponiendo un nuevo estado de conciencia en la humanidad que se caracteriza por más benevolencia, más compasión, más sensibilidad, más ternura, más solidaridad, más cooperación, más responsabilidad hacia la Tierra y su preservación.

La Tierra puede y debe ser salvada. Y será salvada. Ella ya pasó por más de l5 grandes devastaciones y siempre sobrevivió y salvaguardó el principio de la vida. También va a superar los impasses actuales. Pero con una condición: que cambiemos de rumbo, que de amos y señores pasemos a ser hermanos y hermanas entre nosotros y con todas las criaturas. Esta nueva óptica implica una nueva ética de responsabilidad compartida, de cuidado y de sinergia para con la Tierra.

El ser humano, en las distintas culturas y fases históricas, ha revelado esta intuición segura: pertenecemos a la Tierra; somos hijos e hijas de la Tierra; somos Tierra, pues, como se dice en el Génesis, venimos del polvo de la Tierra (Gn 2,7). Por eso hombre viene de humus. Venimos de la Tierra y volveremos a la Tierra. La Tierra no está ante nosotros como algo distinto de nosotros mismos. Tenemos la Tierra dentro de nosotros. Somos la propia Tierra que en su evolución llegó al momento de autorrealización y de autoconciencia.

Inicialmente no hay, pues, distancia entre nosotros y la Tierra. Formamos una misma realidad compleja, diversa y única.

Fue lo que testimoniaron varios astronautas, los primeros en contemplar la Tierra desde fuera de la Tierra. Lo dijeron enfáticamente: desde aquí, desde la Luna o a bordo de nuestras naves espaciales no notamos diferencia entre Tierra y humanidad, entre negros y blancos, demócratas o socialistas, ricos y pobres. Humanidad y Tierra formamos una única entidad espléndida, reluciente, frágil y llena de vigor. Esa percepción es radicalmente verdadera.

Dicho en términos de la cosmología moderna: estamos formados con las mismas energías, con los mismos elementos físico-químicos dentro de la misma red de conexiones de todo con todo que actúan desde hace 13.700 millones de años, desde que el universo, dentro de una incomensurable inestabilidad (big bang = inflación y explosión), emergió en la forma que existe hoy. Conociendo un poco esta historia del universo y de la Tierra estamos conociéndonos a nosotros mismos y nuestra ancestralidad.

Cinco grandes actos, nos enseñan los cosmólogos, estructuran el teatro universal del cual somos coactores.

El primero es el cósmico: irrumpieron las energías y elementos primordiales que subyacen al universo. Comenzó un proceso de expansión y a medida en que se expandía, se autocreaba y se diversificaba. Nosotros estábamos allí en las virtualidades contenidas en ese proceso.

El segundo es el químico: en el seno de las grandes estrellas rojas (los primeros cuerpos que se densificaron y se formaron hace por lo menos 5 mil millones de años) se formaron todos los elementos pesados que constituyen hoy cada uno de los seres, como el oxígeno, el carbono, el silicio, el nitrógeno etc. Con la explosión de estas grandes estrellas (se volvieron supernovas) tales elementos se esparcieron por todo el espacio, constituyeron las galaxias, las estrellas, los planetas, la Tierra y los satélites de la fase actual del universo. Aquellos elementos químicos circulan por todo nuestro cuerpo, sangre y cerebro.

El tercer acto es el biológico: de la materia que se complejiza y se enrolla sobre sí misma en un proceso llamado de autopoiesis (autocreación y autoorganización) irrumpió hace 3.800 millones de años la vida en todas sus formas; atravesó gravísimas destrucciones pero siempre subsistió y llegó hasta nosotros en su inconmensurable diversidad.

El cuarto es el humano, subcapítulo de la historia de la vida. El principio de complejidad y de autocreación encuentra en los seres humanos inmensas posibilidades de expansión. La vida humana surgió y floreció en África hace unos 8-10 millones de años. A partir de ahí, se difundió por todos los continentes hasta conquistar los confines más remotos de la Tierra. El humano mostró una gran flexibilidad; se adaptó a todos los ecosistemas, desde los más gélidos de los polos a los más tórridos de los trópicos, en el suelo, en el sub-suelo, en el aire y fuera de nuestro Planeta, en las naves espaciales y en la Luna.

Finalmente, el quinto acto es el planetario: la humanidad que estaba dispersa, está volviendo a la Casa Común, al planeta Tierra. Se descubre como humanidad, con el mismo origen y el mismo destino de todos los demás seres. Se siente como la mente consciente de la Tierra, un sujeto colectivo, más allá de las culturas singulares y de los estados-naciones. A través de los medios de comunicación globales, de la interdependencia de todos con todos, se está inaugurando una nueva fase de su evolución, la fase planetaria. A partir de ahora la historia será la historia de la especie homo, de la humanidad unificada e interconectada con todo y con todos.

Sólo podemos entender al ser humano-Tierra si lo conectamos con todo ese proceso universal; en él los elementos materiales y las energías sutiles conspiraron para que él lentamente fuera gestado y, finalmente, pudiese nacer.

¿Pero qué significa concretamente, más allá de nuestra ancestralidad, nuestra dimensión-Tierra?

Significa, en primer lugar, que somos parte y parcela de la Tierra. Somos producto de su actividad evolutiva. Tenemos en el cuerpo, en la sangre, en el corazón, en la mente y en el espíritu elementos-Tierra. De esta constatación resulta la consciencia de profunda unidad e identificación con la Tierra y con su inmensa diversidad. No podemos caer en la ilusión racionalista y objetivista de situarnos ante la Tierra como ante un objeto extraño o como sus amos y señores. En un primer momento hay una relación sin distancia, sin vis-a-vis, sin separación. Somos uno con ella.

En un segundo momento, podemos pensar la Tierra, distanciarnos de ella para verla mejor e intervenir en ella. Y entonces sí, nos distinguimos de ella para poder estudiarla y poder actuar en ella más acertadamente. Ese distanciamento no rompe nuestro cordón umbilical con ella. Por tanto, este segundo momento no invalida el primero.

Haber olvidado nuestra unión con la Tierra fue el error del racionalismo en todas sus formas de expresión. Él generó la ruptura con la Madre-Tierra. Dio origen al antropocentrismo, en la ilusión de que, por el hecho de poder pensar la Tierra e intervenir en sus ciclos, podíamos colocarmos sobre ella para dominarla y para disponer de ella a nuestro antojo. Aquí reside la raiz de la actual crisis ecológica.

Por sentirnos hijos e hijas de la Tierra, porque somos la propia Tierra pensante y amante, la vivimos como Madre. Ella es un principio generativo. Representa lo Femenino que concibe, gesta, y da a luz. Emerge así el arquetipo de la Tierra como Gran Madre, Pachamama, Tonantzin, Nana y Gaia. De la misma forma que genera todo y reproduce la vida, ella también acoge todo y lo recoge en su seno. Al morir, volvemos a la Madre Tierra. Regresamos a su útero generoso y fecundo.

Sentir que somos Tierra nos hace tener los pies en el suelo. Hace que percibamos todo de la Tierra, su frío y su calor, su fuerza que amenaza así como su belleza que encanta. Sentir la lluvia en la piel, la brisa que refresca, el huracán que avasalla. Sentir la respiración que entra en nosotros, los olores que nos embriagan o nos molestan. Sentir la Tierra es sentir sus nichos ecológicos, captar el espíritu de cada lugar (spiritus loci). Ser Tierra es sentirse habitante de cierta porción de tierra. Habitando, nos hacemos en cierta manera limitados a un lugar, a una geografía, a un tipo de clima, de régimen de lluvias y vientos, a una manera de vivir, de trabajar y de hacer historia. Configura nuestro enraizamiento.

Pero también significa nuestra base firme, nuestro punto de contemplación del Todo, nuestra plataforma para poder alzar el vuelo más allá de este paisaje y de este pedazo de Tierra, rumbo al Todo infinito.

Por último, sentirse Tierra es percibirse dentro de una comunidad compleja junto con otros hijos e hijas de la Tierra. La Tierra no produce solo seres humanos. Produce una miríada de micro-organismos que componen el 90% de toda la red de la vida, los insectos que constituyen la biomasa más importante de la biodiversidad. Produce las aguas, la capa verde con la infinita diversidad de plantas, flores y frutos. Produce la diversidad incontable de seres vivos, animales, pájaros y peces, nuestros compañeros dentro de la unidad sagrada de la vida porque en todos están presentes los veinte aminoácidos y las cuatro bases nitrogenadas que entran en la composición de cada vida. Produce para todos las condiciones de subsistencia, de evolución y de alimentación, en el suelo, en el subsuelo y en el aire. Sentirse Tierra es sumergirse en la comunidad terrenal, en el mundo de los hermanos y de las hermanas, todos hijos e hijas de la grande y generosa Madre Tierra, nuestro Hogar común.

Estos son los sentimientos de pertenencia que alimentamos en este día de la Madre Tierra.

*Leonardo Boff ha escrito El principio Tierra. La vuelta a la Tierra como matria y patria común, Vozes 1995: Opción Tierra. Record, RJ 2009.

Traducción de MªJosé Gavito Milano

 

35 comentarios

  • oscar varela

    Río Grande do Sul

  • carmen

    Pues sí. Nos parecemos. Somos muy cabezones los dos. Y podríamos estar hablando infinitamente, y usted no se movería un milímetro de lo que piensa. O de lo que dice que piensa. Tampoco yo lo haría.

    Y al final, tan amigos. Durante la conversación, pues no. Usted me sacaría de quicio, y a usted no se le movería un músculo, a no ser para disimular una sonrisa.Pero claro, no tengo una iglesia de dos mil años detrás que me respalde. Y , mucho me temo que tampoco delante.
    Pues bueno. He intentado decir , no se lo voy a repetir. Y sabe perfectamente, o espero que sepa, que no es por mí.  Voy a mí aíre, porque Alá es grande y misericordioso. No se asuste, sencillamente me encanta esa frase. La digo mucho. Para mí Dios no tiene nombre , ni sé qué es ni nada, y eso me permite llamarle cariñosamente como quiera. Hasta la próxima.

  • carmen

    Pues sí, solamente la tiene Dios, pero, qué Dios?

    Es que estoy un poco asustada por el ambiente de crispación que se está imponiendo en mi país. No me gusta. No lo entiendo. No sé qué ha pasado. A poca historia que se haya leído, no sé, te preocupa lo que ves a tu alrededor.Y ahí están las noticias del mundo mundial. Es preocupante. Nunca he vivido este ambiente. Las guerras me parecían  lejanas. Europa vivió una especie de calma muy duradera. Con la caída del muro de Berlín, parecía que iba todo por buen camino. Y sin embargo todo ha ido complicándose.Creo que cada persona, desde su lugar, tiene la obligación de tratar de mejorar un poco este ambiente. Así que, empecemos, pues.

    Y sí. Todos y cada uno de nosotros. Demostremos que somos partidarios de la concordia. Eso no es sinónimo de guardar silencio. Todo lo contrario. Hay que hablar alto y fuerte, pero con cuidado. Sé que me ha entendido. Y mire que no pensamos igual. Y, qué más da?

    Gracias por contestar y muy buen día.

    • Santiago

      En lo básico pensamos igual porque tenemos los principios fundamentales de honestidad y amor a la justicia. Hablo de justicia como lo que es y está correcto, lo que nos justifica porque es bueno, es el bien…y a eso aspiramos la mayoría de los humanos…

      ¿Que Dios?….Es el Dios de la misericordia, y el que se compadece, nuestro Dios que es tanto del creyente como del escéptico, del que lo niega como del que lo proclama, es el Dios que lo sustenta todo, el positivo como el negativo, el creativo y el que trasforma..,Es el Dios trascendente, presente y ausente, inmanente y providente, que se encuentra por arriba de las definiciones y experimentos.

      Es el Dios de la compasión que nos acompaña siempre y nos llama constantemente. El que nos habla de “muchas maneras” y El que “últimamente nos ha hablado por medio del Hijo” por quien todo se hizo, el cual “nos amó hasta el extremo” y nos ofrece “vida eterna” si creemos en El, y le seguimos con perseverancia y solicitud.

      Un saludo cordial

      Santiago Hernández

  • Juan A. Vinagre

    Comparto el documentado artículo de L. Boff. Lo podían escribir otros muchos, pero encaja muy bien en una persona formada en el espíritu franciscano. Cuando Francisco de Asís decía hermana tierra, hermano sol,  hermanas estrellas, hermano lobo (que puede aplicarse también al hombre en su trato con el ser humano y con la tierra…), incluso cuando llamaba hermana a la muerte, Francisco de Asís (estoy hablando de un hombre de la Edad Media…) manifestaba una profunda convicción-intuición de la Fuente común que nos hermana. La ecología, la física, la química, la biología, la ciencia en general, la misma historia, tienen un fondo de revelación, de manifestación de Dios y de teología… Teología que es más evangélica y concreta que la  de Orígenes o de Tomás de Aquino, por ejemplo.  La hermana tierra y el hermano universo llevan en sí -para quien sea capaz de verlos, como Francisco de Asís-, un gran mensaje de teología y de fraternidad. En la tierra, en el Universo, en el ser humano…, se pueden encontrar huellas de un gran Proyecto de familia y de los lazos fraternos que nos unen… Se pueden encontrar, aunque también caben otras perspectivas… Pero, dentro de la variedad de visiones, un concepto y realidad  permanece firme, si no queremos ser lobos y depredadores: Tenemos un mismo origen común, somos hermanos, no podemos ser lobos dentro de la hermana tierra.

    • oscar varela

       no podemos ser lobos dentro de la hermana tierra

      ¿no podemos ser lobos dentro de la hermana tierra?

      Veamos:

      • Juan A. Vinagre

        Gracias, Óscar, por tu aportación, que confirma el estado de “barbaridad” en el que todavía vive el hombre que se cree más avanzado, más “civilizado”. (¿¿¿???)

        Ante las guerras no tengo mejor respuesta que la que expuse alguna vez en un soneto, “LAS GUERRAS”:

        -“Las guerras no son más que aberraciones / que reflejan a un hombre embrutecido, / carente de valores, convertido / en Ego que da culto a sus pasiones. /

        -Impulsado por ciegas emociones, / que dejan el cerebro enloquecido, / no es capaz de asumir otro sentido / que pueda cuestionar sus intenciones. /

        -Las guerras NOS DERROTAN como humanos, / son la radiografía del aliento / que espira la demencia de tiranos, /

        -que quieren encumbrar solo su nombre, / aunque sea causando sufrimiento… / ¿QUE PENSAR?  QUE TAMBIÉN ESTO ES EL HOMBRE”.

         

      • Juan A. Vinagre

        En lugar de “no podemos” interpretado al pie de la letra, sería mejor decir: “no debemos”, si aspiramos a ser humanos humanizados?

  • carmen

    Hola Santiago.Quedaría muy bien si al principio de lo que ha escrito se leyera I believe.Hace un par de días oí en una película un poema, ni idea de quién lo había escrito, estaban enterrado a un señor y alguien, a pie de tierra, lo leyó.Pensé, esto tiene que ser conocido en Inglaterra, era tan tan bonito…Y lo busqué, Google, ya sabe. Y lo encontré . Se titula algo así como no llores delante de mi tumba. No he muerto.Es alucinante cómo, a veces, algunas personas dicen lo que tú piensas, pero bonito.

    Si lo busca, verá lo que I believe. A usted, como alguien me dijo, se le quedará corto, pero para mí es suficiente. Opino  que cuando se habla de determinados asuntos, bueno, de muchos temas de esos del pensar, sería conveniente, decir o escribir al principio,  I Think . De esa forma todo cambia. Porque todo el mundo tiene derecho a pensar como quiera, pero no sé si es conveniente no aceptar la posibilidad de que otros piensen de una manera diferente. Tenemos que tener mucho cuidado. Vivimos tiempos de furia.
    Buen día 

    • Santiago

      Me parece extraordinaria su sugerencia, Carmen, y a la vez podríamos extenderla a la mayoría de los que escriben por aquí en ATRIO, pues “en mi opinión” todo lo que escribimos son sendas  “opiniones” porque las verdades absolutas pertenecen solamente a Dios que es la Verdad Absoluta en Sí mismo, y aquéllas se encuentran en la Escritura las cuales  la Iglesia ha declarado como válidas y definitivas con el poder “de las llaves” que Cristo concedió a Su Iglesia.

      Por supuesto esto pertenece a la FE que, como don o regalo, puede aceptarse  o rechazarse, independientemente de si es cierto o no.

      Agradezco su reflexión y espero que sea implícitamente aplicable a todos.

      Un saludo cordial, con mi aprecio y amistad.

      Santiago Hernández

  • Santiago

    Es la parte “tierra” de nosotros…la que se convertirá en polvo…Y así lo recuerda la Iglesia el Miércoles de Ceniza..ya que lo que subsistirá de nosotros es el espíritu y sobre esa persistente identidad resucitaremos en Cristo…y seremos lo que hemos sido pero glorificados en El. Por tanto, a pesar de ser parte de la tierra, solo lo somos como sustrato porque es el espíritu nuestra esencia y fundamento, y lo que nos distingue del resto de la Creación. Somos materia “informada” y “programada” extrínsecamente ya que recibimos el ser, y no nos auto-creamos. El Universo junto con nosotros recibió y recibe información para existir y poder evolucionar,  y necesitó ser programado de antemano ya que las leyes naturales son las mismas desde el Big Bang. 
    Un saludo cordial
    Santiago Hernández

  • oscar varela

    Buen día!Varios:

    • oscar varela

      Buen día!
      Varios:
      1- Nacho – Duato: DESPARICIÓN DE “comentarios”
      Hola Antonio: Lo que le pasó a Nacho fue poco;
       a mí me hubo “desaparecido” una cierta cantidad de otros comentarios. Estimo que fue un zafarrancho de Internet. Luego parece que se repuso.

      2- A Llaguno (en idioma español):

      a) ¿Y Dios? ¡Borrado (del escrito de Boff)! Muchas gracias

      b) Resumiendo:
      Yo soy yo y mi circunstancia
      y si no la salvo a ella
      no me salvo yo
      NOTA: tenté en idioma alemán porque constato que en español no se entiende.
      [en Alemania cuando algo no se entiende suelen decir
      – “das klingt nach Spanisch“=“esto no se entiende

      c- La “metáfora” consiste en el “como sí …” con que empecé;
      veo que no has entendido;
      los niños sí entienden; ellos consisten en “desear”, son “varita mágica”

      La metáfora es uno de los “modos del decir”;
      – a ella le corresponde el “modo” ponendo tollens (poniendo y quitando)
      Poniendo: ‘humano – bot’
      Quitando ‘perrito’ – ‘humano’

      Otro ejemplo muy usado en los “piropos”:
      El amor será ciego, pero hay que ver lo mucho que alegras la vista

      c.1. A propósito de “El Principito” de A. de Saint Exupéry:
      Enterate que:
      * al principio da la ‘clave’ de interpretación (no es un libro para “niñitos”)
      * la frase “Lo esencial es invisible a los ojos, no se ve más que con el corazón
      Esta mal interpretada (propio de un tiempo que aún persiste);
      ¿no es mejor ponerse a pensar si:
      ¿amamos lo que amamos porque lo hemos visto antes o en algún serio sentido cabe decir que vemos lo que vemos porque antes de verlo lo amábamos ya?
      La cuestión es decisiva para resolver qué es lo primario en la persona humana.
      (José Ortega y Gasset “Corazón y Cabeza” OCT6,150)

      Esto ya lo planteé hace poquito acá en Atrio
      ¿Tendré que ponerlo en idioma alemán para que te “enteres”?

      Gracias igual.

      • Antonio Llaguno

        Oscar

        ¿Dios? Pues como dicen los judíos cuando se refieren a Él como YHVH, simplemente fue, es y será. Interviene muy poco si es que interviene algo. Está sujeto (Quiero creer que por propia voluntad) a lo que tú quieras hacer en su nombre (O yo), y nada más. O como dicen en mi tierra: “Tú, fíate de la virgen y no corras”.

        En cuanto al alemán, Dios no me dio ni el conocimeinto ni la fuerza de voluntad de aprenderlo. Hablo español y entiendo el español de America bastante bien, incluso empleando expresiones mexicanas muy a menudo y es que quienes comparten colchón se vuelven de la misma condición, ya ni modo, me comunico bastante bien en inglés y francés, y entiendo razonablemente italiano y portugués; pero cuando alguien me habla en alemán tiendo a pensar que está enfadado y no tiene intención de que me entere de lo que quiere decirme; en especial si ese alguien habla español y escribe en una web donde el idioma común es el español.

        Y sobre la frase de Ortega (La primera, la de la circunstancia) , en primer lugar, hubiera estado bien que hubieras dicho que es de Ortega, así no habría pensado que es tuya. Es bueno, cuando se cita a alguien, poner el nombre del citado. Yo prometo que cuando te cite a ti, pondré el tuyo, aunque, visto lo visto, me aseguraré antes de que no es de otro. Además, seguro que en origen, Ortega la pensó en español.

        En segundo lugar, no se que tiene que ver tu circunstancia con el artículo de Boff, en cualquier caso sólo a ti corresponde encontrarle relación. Yo hace tiempo que renuncié a entenderte.

        Sobre los perretes, te diré que es que yo soy muy sensible a todo lo que tenga que ver con esas lindas criaturas.

        Los perros domésticados, a sus “papás y mamás” (No me gusta llamarme dueño o amo de mis perros) siempre nos miran con amor. Hay quien dice que es dependencia, o que es instinro de conservación ante quien garantiza su alimentación; pero cuando mi Max o mi Quetzalli, apoyan su cabecita en mi blanda panza para echar un sueño en la seguridad de que ahí no van a sufrir ningún mal y en la confianza de que quien les recibe está tan a gusto como ellos de encontrarse en esa postura, me da igual lo que diga la gente.

        Yo lo disfruto y les amo y ellos me aman a mi, y sin pedir ni reclamar nada a cambio ninguno de los dos, porque el perro es el unico ser del planeta que no tiene rencor. Por mucho que lo maltrates (Cosa que yo no hago, te lo aseguro) el te amará igual.

        Y sobre el Principito, no se en que te basas para asegurar que esa traducción es incorrecta. Al menos mi profesor de francés me la dio por buena cuando me propuso traducir el Principito como trabajo en clase. Soy consciente de que no es un libro para niños (No tengo ni idea de lo que es un “niñito”). Yo lo traduje con 20 años. Y es un regalo que siempre hago a aquellas personas a las que quiero de verdad. Es el primer libro que regalé a mi mujer y el primer libro que leí con mi hermana pequeña.

        Si no es esa la traducción correcta, no me importa. Esa es la que me gusta.

        Yo no se por qué amo lo que amo. Amar es algo que yo no pienso. Yo amo, sin pensar. No me hace falta pensarlo. Quizás Ortega y Gasset necesitara saber por qué amaba él; pero es que yo de Ortega pienso lo mismo que pensaba de él Rafaél Gómez “El Gallo”: “Hay gente pa to”

        Por último. Si quieres, de verdad, que yo, particularmente, me entere de lo que escribes. No lo escribas en alemán. Para que me entere yo de algo, debe serme interesante, o lo que es lo mismo debe aportarme algo que resulte iluminador de algo relevante en mi vida.

        El preguntarme ¿Por qué amo (Y mucho menos aún por qué ama Ortega y Gasset”)? No lo es. Mientras me pregunto ¿Por qué amo? Ni estoy amando a alguien, ni estoy disfrutando del amor de nadie.

        Y eso sí que es, para mi, una pérdida de tiempo.

        Pero ya sabes lo que dijo “El Gallo”…

  • Nacho Dueñas

    Duato, debe haber habido un error técnico, pero se han borrado unos cuantos comentarios de este artículo. ¿Se podría subsanar? Un abrazo.

    • Antonio Duato

      Solo borré dos tuyos ayer. En uno rectificabas una frase que ya rectifiqué en ek original. El otroera que salió sin puntos y aparte y luego repetiste bien formateado. ¿Recuerdas algún otro “desaparecido”?

      • Nacho Dueñas

        El bien formateado era el segundo, por lo que ya no está. Y creo que había otros, no míos. Si se pueden reponer bien, pero si no es técnicamente posible, tampoco pasa nada.

         

        • Antonio Duato

          Corregido error que provocó desaparición. Cuando un comentario se repite anidado a otro, si borro el defectoso del todo, quito la “percha” y desaparece también el correcto. Con frecuencia ahora muchos ponéis un título y anidáis en él el comentario bien punteado. Remedios caseros para un soft de WordPress (llamado Moctezuma) de hacequince años que vamos manteniendo activo a pesar de achaques propios y del programa. Disculpad, tanto Oscar como tú…

          Hay otro soft nuevo “en construcción” iniciado para acabarlo cuando hubiera una fundación “con pasta” para implementarlo. Se acomodaba también a distinguir la triple vía de entradas previstas y que Isidoro considera como una patológica bipolaridad (o tripolaridad) de temas:

          a) datos e informaciones deformados o ignorados por otros medios (ejemplo, los Data de Alberto).

          b) teorías y opiniones para entender lo que pasa en el mundo y en nuestras comunidades políticas o culturales, en diálogo libre y respetuoso (tantos debates sobre problemas, guerras, reformas de la Iglesia que se proponen…)

          c) itinerarios de búsqueda espiritual del sentido de la vida individual y global, expuestos con sencillez de testimonio, necesariamente subjetivos, aceptando pluralidad (es lo que preferiría Isidoro y yo mism pero que no puede ser exclusivo…)

          Sin quererlo, a propósito de un detallico técnico, en este rinconcito que no encontrarán muchos, he adelantado algo sobre problemas de ATRIO que se plantean en otra entrada y que será objeto de un nuevo artículo mío cuando aclare ideas y me acaben de quitar los puntos de una molesta operación en el codo derecho, de hace tres meses, que me limita bastante en este 2024. Paciencia y a esperar.

          Pero atrieros, aunque sea sin fundación de base, no dejéis de colaborar con ATRIO en todos los sentidos, pues este ATRIO para el encuentro de personas depende de vosotros…

          • Nacho Dueñas

            Gracias, Antonio.

            Espero no haberte creado mayor molestia.

            Un abrazo y feliz día.

            Nacho.

  • Nacho Dueñas

    -1.000 millones de personas pasan hambre…

    • Nacho Dueñas

      -1.000 millones de personas pasan hambre y cada día mueren por esta causa 100.000, a la vez que tenemos medios para erradicarla y se tira el 40% de la comida que entra en casas y restaurantes.

      -Está anunciado un colapso ecológico si no cambiamos radicalmente de hábitos de consumo, y en lugar de cambiar de hábitos de consumo (condición sine qua non para evitarlo), esperamos hoy que la tecnología nos salve pasivamente, como ayer hacíamos con la religión (fetichismo por fetichismo prefiero la religión).

      -Se inventó un milagro llamado internet, que te permite acceder a literatura, cine, prensa, archivos, conversaciones…y buena parte de la peña la usa para ganar dinero y hacerse pajas.

      -Está anunciado (sólo apto para aquellas que tengan el valor y la lucidez de asumir la realidad tal cual es) que la IA y el posthumanismo y el transhumanismo nos llevan a la extinción en menos de 2 generaciones.

      -…-¿Tan difícil sería seguir “la senda de los pocos sabios que en el mundo han sido”  (Fray Luis de León): Cristo, Lao-Tse, Buda, Confucio, San Francisco, Gandhi… y aplicar sobre ella la ciencia, la sociología y el convivio? Pues parece que sí.

      -Aquí hay dos salidas: o las contraculturas minoritarias de este tiempo-eje renuevan la humanidad evitando el colapso, o tras el colapso las minorías supervivientes (si las hay) las aplican para no repetirlo. Y es que la especie, como los individuos, aprenden o a palos o por conciencia. No hay más.

      -Si yo fuera un ornitorrinco alado con inquietudes sociales, trataría de llevar a cabo una revolución entre todas las especies animales, minerales y vegetales para librarnos de la humanidad, enemiga de la vida, tumor que le ha brotado al planeta y que se transformará en metástasis si salimos al espacio.

      -“Soy pesimista? La pésima es la realidad” (Saramago).

      -“Contra el pesimismo de la inteligencia el optimismo de la voluntad” (Gramsci).

      -Aclaro que soy de talante optimista, que la mayoría de la gente que conozco me parecen buenas personas, que aprecio las obras positivas de la humanidad. Que me considero una persona inusualmente feliz (a mi edad desconozco la tristeza, el imsomnio, el estrés, la ansiedad y la depresión), y que dedico varias horas diarias al día para, directa o indirectamente luchar contra todas estas cagadas del se humano.

      -Pero no le perdono a “la fiera que ruge y canta ciega, ese animal remoto que devora y devora primaveras” (frase con la que Silvio Rodríguez define a la humanidad) tanta infelicidad innecesaria cuando ya hace siglos tenemos gente que nos dio la respuesta Cristo, Lao-Tse, Buda, Confucio, San Francisco, Gandhi…Esto sí que me genera bastante mal humor y una gran aversión, totalmente justificada, contra ese ecocida, suicida, homicida y psicocida que es, y del modo más innecesario posible, llamada “humanidad”

      -Decía Machado “no extrañéis dulces amigos / que esté mi frente arrugada /yo vivo en paz con los hombres / y en guerra con mis entrañas”. A mi me sucede al revés: vivo  en completa paz conmigo “a mis soledades voy / de mis soledades vengo /porque para estar conmigo / me bastan mis pensamientos” (Lope de Vega), pero estoy (perdonadme la vulgaridad) hasta los cojones de la humanidad). Siento dolor cuando veo niños jugando y pienso: “vaya mierda de mundo les vamos a dejar”.

      -No obstante, seguiré en la lucha hasta el final, haciendo a contracultura del tiempo-eje, mientras la peña mira porno por internet, como si el sueño no fuese vida (y no al revés) ni el oro fuese tiempo (y no al revés). Como canta Silvio Rodríguez: “Yo me muero como viví”.

      Un beso a todas.

      Nacho. 

      • M. Luisa

         
        Apreciado Nacho, ayer ya  de madrugada te leí y pensé,  más tarde le comentaré sobre la reflexión  que me ha suscitado  su comentario y cuando volví a entrar este había desaparecido.  Problemas técnicos , luego supimos. A ver si recuerdo lo que tenía en mente. Sí, más o menos  venía montado sobre esta frase que subrayas de Saramago “¿Soy pesimista? La pésima es la realidad” (Saramago).

        A tenor del incansable Boff  que sus esperanzas nunca decaen,  parece que la realidad más que ser  pésima  sería más bien el ámbito aquel en donde poder depositar dichas esperanzas.

        Detengámonos un momento en la frase de Saramago. Decir que la realidad es pesimista no deja de ser  un juicio y como tal  un querer pretender definir la realidad.  Esto ha sido lo propio del racionalismo. Filosóficamente hablando no “hay” realidad. No hay realidad que se pueda definir, lo que hay son cosas  en ella y, por lo tanto, haciéndonos cargo de estas cosas, de estos asunto, de estos problemas, problemas humanos, construimos realidad, realidad en construcción, (incompletitud de Gödel) precisamente más realidad porque la realidad es obertura dinámica,    

        Me gusta, Nacho, lo que escribes, será tal vez porque  sintonizo  con este talante  tuyo que describes como optimista y siempre mirando hacia delante.

        Pues nada más, Nacho un abrazo!

  • oscar varela

    ¿Und Gott?¡Verschwindikitus!Danke schön

    • oscar varela

      Zusammenfassend:

      ICH es liegt an mir und meinen Umständen

      und wenn ich sie nicht rette,

      werde ich mich selbst nicht retten

      • oscar varela

        Pregunta:
        ¿Y si así como:
        la mascota (perrito o gatito o …) que tenemos en casa(‘domus’-ticado)
        nos mira y alterna con nosotros (sus amos)
        nos hubiera de mirar y alternar con futuros nosotros
        los ‘bots’ que producimos (nuestros ¿hijos?)?

        • oscar varela

          Xi Jinping recibió a Antony Blinken en Pekín
          – El presidente chino Xi Jinping enmarcó el encuentro con el secretario de Estado norteamericano en el 45° aniversario de las relaciones diplomáticas entre China y Estados Unidos.
          – Enfatizó cual debe ser la conducta que rija las relaciones entre ambos países:
          los pasajeros de un mismo barco
          – que es el planeta Tierra deben “ayudarse unos a otros

        • Antonio Llaguno

          Ya me costaba a mi entender lo que escribe Oscar habitualmente. Ahora lo entiendo. Oscar escribe en alemán. Que lástima porque el idioma de los germanos no forma parte de mi bagaje cultural. Me recuerda a un profesor que tuve hace años que nos daba Electrotecnia II en la carrera (Luego fui yo dos años profesor en su cátedra pero él ya se había ido), que escribió un libro de la asignatura (De obligada compra, como es habitual) en dos tomos que él, en su petulancia de Super Mega ingeniero Industrial, que ya sabéis que tenemos en tercero de carrera la asignatura “Prepotencia”, llamaba “fascículos ” (Yo decía: “El día que saque el tomo no tengo dinero para comprarlo”), tan difícil de entender que un alumno le espetó una vez que su obligación era hacernos aprender no demostrar que sabía más que nosotros, que eso ya lo dábamos por supuesto.

          Pues eso Oscar, que me encantaría responder pero yo en ATRIO solo hablo en cristiano. Ya tu sabes.

        • Antonio Llaguno

          Oscar.

          Los perretes duran entre 12 y 16 años. Mis perretes no van a tener que mirar ni alternar con nadie que no seamos mi mujer o yo.

          Y lo hacen siempre con un cariño propio del amor incondicional.

          ¿Has leido el principito? Como no está en alemán yo lo leí en francés (L’essentiel est invisible aux yeux, on no le voit qu’avec le coeur –  Lo esencial es invisible a los ojos, no se ve más que con el corazón). Hay una pequeña conversación entre el principito y el zorro, donde el zorro le explica como es eso de dejarse domesticar.

          Desde que la leí decidi ser un animal domesticado (Que no necesariamente doméstico)

Deja un comentario