Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5503 Artículos. - 87408 Comentarios.

5 comentarios

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    Sólo ese título, “el arte de escuchar”, despertó en mí el deseo de leer tu reflexión, Pedro. Porque escuchar es un arte poco común, tal vez. Digo poco común porque saber escuchar a fondo no sólo es capacidad de receptividad, de salir de uno; es capacidad de aprender mejor. Es en el fondo, siempre a mi juicio, signo de madurez psíquica. Madurez nada fácil de conseguir. Personalmente trato de acercarme algo a esa madurez, que nunca alcanzo. (Me parece que hoy vamos algunos de “confesiones”.)  Excusas. (Debe ser el covi ese…)

  • Veronica pojmaevich

    Simple, claro y asertivo! Gracias!

  • Carmen

    Me ha gustado mucho el artículo. No sabemos escuchar, o escuchamos muy poquito. En los colegios lo intentamos, pero no vea lo difícil que es, aunque es mucho más sencillo que entre adultos, porque siempre tienes el recurso de que, como eres la persona que organiza la clase, si se ponen muy pesados siempre puedes decir: se acabó. Cuando lo has cortado tres veces, como los niños aprenden rápido, te cogen el aire enseguida y como les encanta hablar y decir lo que piensan, pues mal que bien salen unos debates graciosos.

    Pero escuchan? No lo sé. Lo que si sé es que hay opiniones para todos los gustos. Es muy interesante. Y me llamaba mucho la atención , querían saber lo que yo opinaba. Pero no me consideraban una más. En realidad querían saber a quién le daba la razón. Quién tenía La Verdad. Muy interesante. Porque en todos tenían en todo una parte de razón, bajo mi punto de vista, salvo los locarias y locarios , pero a ellos los callaba la misma clase. Entonces, al final, final, trataba de decir lo que pensaba cogiendo un poquito de cada intervención, porque se repetían los argumentos. Muy interesante.

    Pero la escuela ha cambiado mucho. Los tiempos son otros. Al final noté como que había una polarización. Ya no era decir exactamente lo que piensas, sino cosas, mantras que se oyen en casa. Las cosas empezaron a ser o blancas o negras. Me refiero a los últimos años. Porque los colegios son un reflejo de la sociedad. Lo tengo clarísimo.

    Una vez, un niño, me llegó a explicar lo estupendo que era robar siete millones a tu empresa, luego te pillan, devuelves dos y ganas cinco. Entiendes? Me decía. Que si entiendo? Le dije. Perfectamente. Y no se lo voy a decir a tus padres porque quiero que sigas vivo. Y de ahí salió un debate estupendo. Alucinante. Las cosas han cambiado.

    Los héroes y heroínas ya no se diferencian de los villanos. Antes , en los tebeos lo teníamos claro, pero ahora, en los cómics…no siempre está clara la diferencia entre ellos ni los preferidos de los lectores.

    Pues si. Hay que escuchar. Pero cuando te sientes en posesión de La Verdad… es prácticamente imposible hacerlo. Imposible. La verdad es algo que se busca, no es algo que se tiene. Machado lo dijo genial utilizando el tu y el la.

    Cuídese mucho.

  • Asun Poudereux

    Se ha nombrado infinidad de veces la frase de A.Machado. Sin embargo, llevarlo a la práctica diaria parece que es todo lo contrario.

    En lo público y en lo privado se nos invita a casi berrear con nuestra mediocre verdad que dice mucho más de lo que se pretende sobre nosotros mismos.

    Una gran vuelta hacia atrás, a quiénes puede interesar además de los medios que lo proliferan, esta locura ¿?

    Buena propuesta la de formar y practicar el arte de la escucha y el diálogo en las escuelas, pero se quedará corto si no se practica en el hogar, con los amigos, parientes, en el trabajo, en la calle  y en todos los medios de comunicación.

    Muchas gracias Pedro Zabala. Un abrazo atriero.

Deja un comentario