Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5393 Artículos. - 85856 Comentarios.

El uso político de la religión

El uso político de la religión
Por Ximo García Roca/Sociólogo y Teólogo. Artículo de El Levante,  4.01.2020 | 19:49

El nuevo Gobierno ha comenzado su andadura rodeado de ruidos y rumores de índole religiosa. Se conjuran, a la vez, el anuncio de catástrofes ante el gobierno de progreso por parte de los poderes económicos e ideológicos, con la invocación a Dios ante la emergencia nacional por parte de algún jerarca eclesiástico, y el prejuicio ilustrado ante el sentimiento religioso por parte de una cierta izquierda.

Hay un abuso de la catástrofe que produce miedo, parálisis e impotencia. En la última década, los recortes sociales y las limitaciones de derechos han ido precedidos de malos augurios y peores presagios. «Si no renunciáis a conquistas logradas, será inevitable la crisis». «Si no os apretáis el cinturón, el país llegará al precipicio». Es comprensible que los cambios sociales y políticos susciten alarma ante la pérdida de poder, incluso que los fabricantes apocalípticos sean los poderes económicos con sus élites, que ven socavados sus dominios. Justo lo contrario sucede con el uso bíblico de la apocalíptica, que se le consideraba un grito de resistencia de quienes ansiaban un cambio radical, un canto sanador de la impotencia de quienes esperan un futuro alternativo. Cuando grupos católicos se aúnan a los poderes económicos y políticos en el cultivo apocalíptico ante la llegada de un gobierno de progreso e ignoran que son portadores de Buenas Noticias, traicionan el sentimiento religioso y la racionalidad social.

 Al solicitar de las comunidades y parroquias, que supliquen a Dios que evite la emergencia nacional, se convierte a Dios en un huésped conservador. ¿Y si Dios estuviera hospedado en las afueras y fuera un militante de los derechos humanos y un aliado de las vidas dañadas? La fe religiosa está más interesada en defender la vida que en levantar vallados. Todo parece indicar que Dios no oyó sus súplicas y plegarias porque tiene una agenda diferente, que está aliada con la gestión democrática y cree que los asuntos humanos se llevan mejor mediante decisiones participativas ¿No será que anda comprometido con los procesos civilizatorios? ¿Alguien con buen criterio puede entender que el rostro de la Iglesia tenga mayor afinidad con los usos autoritarios y patriarcales de los Imperios y con la organización feudal de la convivencia, que con el sistema democrático?

En justa correspondencia, sería deseable que la visión progresista superara sus prejuicios seculares con respecto a la espiritualidad, atea o religiosa. Es curioso que la única referencia que hubo en el debate de investidura por parte de la izquierda fue para contraponer la flexibilidad de la política a la rigidez de la religión, «¡No somos una religión!», «¡No somos curas!» añadía con razón el diputado. ¿Quiénes le dieron motivo al diputado para pensar que la religión es rigidez e intolerancia? Hay creyentes que no dejaron de estar conectados a los clamores del tiempo y a las comunidades que viven y luchan, y de este modo impidieron que la Fe fuera un bloque monolítico e inalterable que no conoce la vacilación, la duda o la perplejidad. Tenía más razón Unamuno cuando dijo que la fe conoce la duda que el diputado Rufián cuando la hace inamovible. Las constantes apelaciones del papa Francisco a abandonar la auto-referencialidad, colocarse en posición de salida y derribar cercos mentales y trincheras sociales o políticos no han llegado al imaginario colectivo. En lugar de fortalecer los bandos irreconciliables, la Fe se valida hoy en promover personas co-implicadas y aliadas en los verdaderos combates de nuestro siglo: reducir las desigualdades y promover la justicia, minimizar el sufrimiento evitable y maximizar el bienestar de todos y todas, erradicar la pobreza y vencer las enfermedades, emancipar la mujer y respetar la Tierra, sembrar de motivos y de fraternidad los caminos de la humanidad. Para estos combates se necesitan movimientos sociales y partidos políticos, argumentos científicos y sabidurías mundiales, alternativas comunitarias y servicios de proximidad, y también confianza en la bondad y belleza de la fe cristiana.

11 comentarios

  • Ramoni Ibáñez Ferruz

    No voy a gastar ni un ápice de mi tiempo rebatiendo a Vox y sus compañeros de viaje. La derecha, derecha.
    Cuando vana gritar los jerarcas de mi Iglesia , conmigo, de ese Pin del demonio?

    C

     

  • Carmen

    Pues no, no ha sido únicamente en Murcia. Me ha parecido entender que ese pin parental lo ha impuesto Vox en Andalucia y Madrid para aprobar los presupuestos.

    Eso es un ataque a la escuela pública en toda regla. La privada, donde un tanto por ciento elevado es de la iglesia y también de la concertada, estará encantada.

    No sé si ustedes son conscientes de la importancia de la educación. Se ha declarado abiertamente la guerra. Y si ustedes creen que es lógico que la iglesia guarde silencio ante este tema, también lo creo. Les interesa. Defiende uno de lo que ellos llaman valores cristianos, es decir, no hablar de sexualidad en ninguna de sus facetas, porque es de por sí pecaminosa y de mal gusto.

    Pero eso pasa desapercibido. No es tan mediatico como el celibato, cuando ambos tienen el mismo origen : demonizar el sexo. Y luego a confesarse y el sacerdote te perdona todas las barbaridades habidas y por haber, porque dios es misericordioso y ellos tienen el poder de perdonar.

    Es todo tan indignante…

    Pero no creo que entiendan lo que digo. No es cierto que la iglesia quiera cambiar, lo que sucede es que hay una guerra abierta intraeclesial y ambos bandos quieran ganar.

    Esto que sucede en Murcia no se va a quedar únicamente en Murcia como no se luche contra esta locura.

    Menos mal que tenemos este gobierno con un poco de sentido común.

  • ana rodrigo

    La Iglesia Institución se ha trabajado con mucho ahinco la imagen que predomina  en el imaginario colectivo, y muchos obispos y curas ahí siguen, pidiéndole a Dios que no permita gobiernos de izquierdas, mientras están tan contentos con VOX y otros movimientos para-cristianos, pero más cerca del fascismo que de la democracia.

    Ahí tenemos a VOX que en Murcia pide el consentimiento de los padres para la educación real de lo que ocurre en la sociedad, es decir un@s niños y unas niñas que van a tener que convivir con personas EGTBI, o que alguno de sus hij@s se vea en esas situaciones. No se trata de pervertir a nadie, porque cada cual nace como nace y tiene derecho a vivir su identidad.

    Esta misma Iglesia le espera mucho trabajo para acercarse al mensaje evangélico y que la sociedad vea que debe estar siempre del lado de los más vulnerables y por los derechos humanos.

    Gracias, Ximo, me ha gustado mucho tu reflesión.

     

    • Carmen

      Acabo de poner un mensaje en mi grupo de amigas compañeras de casi 45 años ya. Les he dicho: menos mal que estoy jubilada. Me echaban, fijo. Jamás he tenido una sola queja ni en biología ni en ciudadanía por la educación en sexualidad ni en igualdad. Vamos para atrás. Estoy asustada

      Pues eso.

      Y recuerdo una vez más que Vox no está únicamente en Murcia.

      Así que , seguimos. Si ustedes creen que el obispo de mi diócesis va a decir algo de algo, se equivocan. Aplaudirá todo lo fuerte que pueda.
      Viva la renovación de la iglesia.
      Porque insisto. Vox no está únicamente en Murcia.
      Es más. Si solamente estuviese aquí, es que los murcianos no merecemos una ayuda?
      Pregunto.
      En esto de la iglesia renovada también hay clases?
      Pregunto.

  • Anonio Gómez González

     
    No me esperaba otro criterio de Ximo. Como él pensamos muchos y esperamos que la llamada de Francisco produzca los efectos que muchos cristianos hemos intentado llevar a cabo desde el Vaticano II. Me sumo, incluso, a la urgencia y necesidad de la llamada dirigida a los que identifican cristiano con la jerarquía preconciliar, porque en este cambio político hemos participado muchos cristianos. Debería colgarse en las puertas de los templos, aunque podría causar tanto revuelo como la bula de Lutero, si los que provocaron esta breve y substancial reflexión no lo hicieran desaparecer de inmediato. La economía neoliberal es contraria a la verdadera democracia y al Evangelio. Defender el neoliberalismo es “pecado”, como dice Francisco “mata”.
     

    Salud.

    • Carmen

      No sé muy bien qué dice el Papa actual. Pero diría que todo sigue igual. Pienso igual que ustedes y, como ustedes, antes que lo dijese el papa Francisco. Pero sea bienvenido un Papa con este pensamiento e intentando hacer lo que pueda.
      En cuanto a lo de la puerta de la catedral, hoy día sería inútil, nadie lo leería, salvo los turistas. Han pensado usted en las redes sociales? Ahí sí podrían mover una buena.
      Un saludo.

  • Carmen

    Estoy segura de que se refieren a la iglesia oficial. No conocen otra. Así que quizás convendría hacerse oír fuera de las comunidades progresistas.

    Digo, ni sé. Pero la idea que tenemos infinidad de personas cristianas es que la religión es absolutamente rígida. No lo es?

    Y si no lo es, pues a demostrarlo. Pero no en comunidades más o menos pequeñas,  sino en las homilías , en las declaraciones de los obispos de las diócesis, en las manifestaciones de los párrocos que queden…

    Pero si no es así, cómo conocer otra iglesia? A través de blogs ? El interés no da para tanto. Lo digo por experiencia personal, entré de carambola en Lamiarrita y como me gusta el tema, seguí. Si no llego a entrar no conocería está iglesia progresista, que dicen. Ahora mismo estaría pensando, madre mía, la que están liando porque el papa quiere dar permiso a hombres casados para que ejerzan de curas porque no hay…uf.

    Y esa es la imagen progresista a nivel de personas de a pie de la iglesia. Sencillamente la han borrado de sus vidas y, francamente, no me extraña.

    Háganse notar. No sé cómo, pero sé que las personas que no están en sus comunidades ni entran a sus blogs, ni idea tienen.

    Y esto es lo que hay.

    Personalmente creo que es una pena que caiga el nombre y el legado de Jesús de Nazaret en la indiferencia, junto con la iglesia.

    Ustedes verán. Si es verdad que interesan las personas normales.

    Mi pregunta es. De verdad interesa la gente normal? Francamente, creo que no.

    Un saludo cordial.

  • Isidoro García

        Remarco el final del artículo de mi “primo” García Roca, con el que concuerdo: 

        “Los verdaderos combates de nuestro siglo: reducir las desigualdades y promover la justicia, minimizar el sufrimiento evitable y maximizar el bienestar de todos y todas, erradicar la pobreza y vencer las enfermedades, emancipar la mujer y respetar la Tierra, sembrar de motivos y de fraternidad los caminos de la humanidad.

            Para estos combates se necesitan movimientos sociales y partidos políticos, argumentos científicos y sabidurías mundiales, alternativas comunitarias y servicios de proximidad, y también confianza en la bondad y belleza de la fe cristiana”.

        Pero al tiempo mi prudencia conservadora, me ha recordado esta frase del psiquiatra Pablo Malo:

    “Si quieres justicia, debes trabajar por la verdad. Y si quieres trabajar por la verdad, debes hacer algo más que desear la justicia”.

        Ya va siendo hora de abandonar el dualismo sectario, de buenos, (los que desean la justicia), y malos, (los que no la desean o les es indiferente).

        Independientemente de que es evidente que existen psicópatas sociales, y hasta individuales, personas con escasa empatía por los demás, muchas de las discrepancias políticas, se encuentran sobre todo en los medios, no en los fines a conseguir: la sociedad perfecta.

       Y ahí es donde entran los “argumentos científicos y sabidurías mundiales”, a los que se refiere mi “primo”, y que escasean mucho, en muchos de los “movimientos sociales y partidos políticos”, también citados.

        ¿Cuáles son los argumentos científicos y sabidurías mundiales, que se esgrimen para justificar, que el cierto alarmismo de catástrofe, no son probables, o al menos muy posibles?. ¿O ya se está preparando el chivo expiatorio, por si de verdad se produce la crisis: es que nos ha boicoteado el Ibex 35?.

        Por eso me he acordado de la frase de Pablo Malo. El camino al infierno está empedrado de buenas intenciones. 

     

    • mª pilar

      Comparto totalmente sus pensamientos, no es suficiente …desear… hay que hacerlos ¡Vida! allá donde estemos y dentro de la vida que tenemos.

      ¡Gracias de corazón!

Deja un comentario