Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4783 Artículos. - 76650 Comentarios.

La democracia frente al abismo

        Hay momentos en la vida en los que tenemos que escoger de qué lado nos situamos políticamente.

        Del lado de la democracia que respeta las libertades, permite la manifestación de los ciudadanos y se entiende dentro de un Estado democrático de derecho.

        O del lado de quien la niega, que exalta la dictadura militar de 1964, magnifica a sus torturadores, que, según él, no debían torturar, sino simplemente fusilar, empezando por el expresidente Fernando Henrique Cardoso, que abomina y predica la represión a los homoafectivos, que desmoraliza a los quilombolas que, según él, no sirven ni para reproducirse, que desprecia a los indígenas, que patrocina un arma en la mano de cada brasileiro, que humilla públicamente a su propia hija, fruto de una “flojera”, y sería incapaz de amar a un hijo homoafectivo.

        Ese, un capitán retirado, sin experiencia de administración pública, que confiesa que no entiende nada de economía, de salud ni de educación, pues para eso están los ministros respectivos… No se da cuenta de que es misión del presidente definir las políticas públicas, marcar un rumbo para la nación y entregar las ejecuciones a ministros competentes.

        Tal candidato, mayoritario en la primera vuelta de las elecciones e igualmente mostrando gran ventaja sobre su oponente para la segunda, muestra un claro corte nazifascista, sea en el lenguaje, sea en los gestos o en la brutalidad de sus expresiones.

        Es una vergüenza para el país la inconsciencia de la mayoría de los partidos que, no venciendo en las elecciones, lo apoyan explícitamente o dejan a sus seguidores en libertad para escoger a su candidato. Piensan en la parte, que es el partido, y no en el todo, que es Brasil.

        Esta neutralidad, en este momento histórico de gran peligro para la democracia, se revela irresponsable. El resentimiento y el odio que se han apoderado de buena parte de la sociedad, son los peores consejeros para la convivencia de una sociedad mínimamente civilizada.

        No vale culpar al pueblo diciendo que es ignorante pero que, al final, fue su opción. La ignorancia y falta de conciencia son fruto de la voluntad de las viejas oligarquías y del capitalismo salvaje que se desarrolla entre nosotros. Siempre quisieron un pueblo ignorante y sin conciencia de sus derechos, para manipularlo mejor y garantizar sus privilegios. No temen a un pobre, pero tienen pavor de un pobre concientizado de su ciudadanía y que reclama sus derechos.

        Aquellas, como mostró el gran historiador José Honório Rodrigues estudiando las relaciones entre las oligarquías y el pueblo, siempre conspiraron contra este, lo humillaron, le negaron derechos y jamás tuvieron un proyecto político para él.

        El excapitán de cariz fascista se alinea con esta tradición. Hasta llegó copiar el lema de Hitler, Deutschland über alles, traduciendo: “Brasil por encima de todo”. En su estilo rudo, fuera del civismo democrático, promete combatir la violencia reinante con más violencia todavía, sin darse cuenta de que las primeras víctimas serán los pobres, los negros y negras, los que tienen otra opción sexual. Sólo ante la perspectiva de su victoria, sus seguidores están anticipando la violencia, llegando hasta asesinar a un famoso maestre de capoeira en Bahía y a marcar una esvástica, con navaja, en la pierna de una mujer joven en Rio Grande do Sul.

        En el momento actual cuenta más que los partidos un frente amplio para defender la democracia amenazada y los derechos fundamentales negados. Vivimos tiempos de urgencia. Las diferencias deben relativizarse ante un peligro que puede amenazar el destino de nuestro país y afectar de forma negativa a los países vecinos, cuyas democracias son también de baja intensidad. El ascenso derechista en el mundo, tanto en Europa como en los Estados Unidos, saldría fortalecido y representaría un regreso a tiempos sombríos vividos en Europa bajo la bota de Hitler y de Mussolini.

        Hoy sabemos que ellos irrumpieron con un discurso semejante al del candidato fascistoide: prometiendo seguridad y represión a todos los que se les oponían, muchos de ellos asesinados o enviados a las cámaras de exterminio. Unos pocos consiguieron refugiarse en el exilio, como Einstein, Freud, Brecht, Arendt y otros y otras. No queremos que esta historia se repita en nuestro país.

        Por eso, hay que respetar la libertad del voto, pero que cada cual sea consciente y mida su significado para sí mismo, para sus familiares y para el futuro de nuestro país.

        No podemos pasar a los ojos de los extranjeros que se preocupan enormemente con nuestras elecciones, como una nación paria que retrocede a tiempos y a políticas malévolas ante las que todos queremos repetir: “Nunca más”.

        *Leonardo Boff es teólogo, filósofo y escritor.

        Traducción de Mª José Gavito Milano

       

       

8 comentarios

  • oscar varela

    Hola!
    Ha sido importante en ATRIO
    la percepción de lo que podríamos llamar PROFETISMO
    (claro que la tendencia “religiosa” es achacárselo
    a un supuesto Espíritu Santo.)
    Pero, luego de haber pasado la Modernidad con sus “razones”,
    es prácticamente imposible mantener ese “supuesto”.
    ……………………….
    Esto que está pasando (+ ó -)  fue PROFETIZADO por un español.
    ……………………….
    EPÍLOGO SOBRE EL ALMA DESILUSIONADA
    (OC3,228-30) (agregado al Artículo “El ocaso de las revoluciones”)
    ……………………….
    El tema de este ensayo se reducía a intentar una definición del espíritu revolucionario y anunciar su fenecimiento en Europa.
    * Pero he dicho al comienzo que ese espíritu es tan sólo un estadio de la órbita que recorre todo gran ciclo histórico.
                – Le precede un alma tradicionalista,
                – le sigue un alma mística, más exactamente, supersticiosa.
    * Tal vez el lector sienta alguna curiosidad por conocer qué sea ese alma supersticiosa en que desemboca el período de las revoluciones.
    ……………………….
    El alma tradicionalista es un mecanismo de confianza, porque toda su actividad consiste en apoyarse sobre la sabiduría indubitada del pretérito.
    El alma racionalista rompe esos cimientos de confianza con el imperio de otra nueva: la fe en la energía individual, de que es la razón momento sumo.
                – Pero el racionalismo es un ensayo excesivo, aspira a lo imposible.
                – El propósito de suplantar la realidad con la idea
                            – es bello por lo que tiene de eléctrica ilusión,
                            – pero está condenado siempre al fracaso.
                            – Empresa tan desmedida deja tras de sí
                            – transformada la historia en un área de desilusión.
    ……………………….
    * Después de la derrota que sufre en su audaz intento idealista,
                – el hombre queda completamente desmoralizado.
                – Pierde toda fe espontánea,
                – no cree en nada que sea una fuerza clara y disciplinada.
                            – Ni en la tradición
                            – ni en la razón,
                            – ni en la colectividad
                            – ni en el individuo.
                – Sus resortes vitales se aflojan, porque, en definitiva,
                            – son las creencias que abriguemos quienes los mantienen tensos.
                – No conserva esfuerzo suficiente para sostener una actitud digna
                            – ante el misterio de la vida y
                            – el universo.
                – Física y mentalmente degenera.
    * En estas épocas
                – queda agostada la cosecha humana,
                – la nación se despuebla.
                            – No tanto por hambre, peste u otros reveses,
                            – cuanto porque disminuye el poder genesíaco del hombre.
                – Con él mengua el coraje viril.
                – Comienza el reinado de la cobardía
    ……………………….
    * En tiempos de salud goza el hombre medio
                – de la dosis de valor personal que basta
                            – para afrontar honestamente los casos de la vida.
    – En estas edades de consunción,
                – el valor se convierte en una cualidad insólita
                            – que sólo algunos poseen.
                – La valentía se torna profesión, y
                – sus profesionales componen la soldadesca
                            – que se alza contra todo el poder público y
                            – oprime estúpidamente el resto del cuerpo social.
    – Esta general cobardía germina
                – en los más delicados e íntimos intersticios del alma.
                – Se es cobarde para todo.
                            – El rayo y el trueno vuelven a espantar
                                       – como en los tiempos más primitivos.
                            – Nadie confía en triunfar de las dificultades
                                        – por medio del propio vigor.
                            – Se siente la vida como un terrible azar
                            – en que el hombre depende de voluntades
                                       – misteriosas,
                                       – latentes,
                                       – que operan según los más pueriles caprichos.
    ……………………….
    * El alma envilecida no es capaz de ofrecer resistencia al destino, y
                – busca en las prácticas supersticiosas
                            – los medios para sobornar esas voluntades ocultas.
                – Los ritos más absurdos atraen la adhesión de las masas.
    ……………………….
    * En suma:
                – incapaz el espíritu de mantenerse por sí mismo en pie,
                – busca una tabla donde salvarse del naufragio y
                            – escruta en torno,
                            – con humilde mirada de can,
                            – alguien que le ampare.
    – El alma supersticiosa es, en efecto, el can que busca un amo.
                – Ya nadie recuerda siquiera los gestos nobles del orgullo, y
                – el imperativo de libertad,
                            – que resonó durante centurias,
                            – no hallaría la menor comprensión.
                – Al contrario,
                            – el hombre siente un increíble afán de servidumbre.
                            – Quiere servir ante todo:
                                       – a otro hombre,
                                       – a un emperador,
                                       – a un brujo,
                                       – a un ídolo.
                            – Cualquier cosa,
                                       – antes que sentir el terror de afrontar
                                       – solitario,
                                       – con el propio pecho,
                                       – los embates de la existencia.
    ……………………….
    * Tal vez el nombre que mejor cuadra al espíritu que se inicia
                – tras el ocaso de las revoluciones
                – sea el de espíritu servil.

  • ana rodrigo

     
    Gracias, José Ignacio por tu aportación a mi comentario.
     
    ¿Creo que las cosas son bastante más complejas?
     
    ¿Quiénes son los votantes de los fascistas? Porque más o menos se sabe el perfil de votantes de izquierda y el de derecha, lo que no acabo de comprender es qué tipo de clase social puede votar a Trump, a Salvini, a Le Pen, etc. etc. en cantidad suficiente como para darles la posibilidad de gobernar a personajes tan peligrosos para la mayoría social de cualquier país democrático.
     

    • José Ignacio Ardid

      De nuevo, buenos días, Ana.

      Pues, precisamente todos aquellos que ya están hastiados de la política de siempre y de los partidos políticos tradicionales que no han sabido solucionarles los problemas sociales y económicos.

      Si se hiciera un estudio serio sobre esa clase de votantes, creo que nos llevaríamos más de una sorpresa.

      Un saludo,

  • oscar varela

    Evangelismo, capitalismo y política
    Por Sergio Wischñevsky
     
    El 31 de octubre de 1517, el pastor Martín Lutero clavo en las puertas de la  de la Iglesia del Palacio de Wittenberg, en la actual Alemania, las noventa y cinco tesis que dividieron con una insalvable grieta al mundo cristiano, y dieron origen a la Reforma Protestante que se extendió por casi toda Europa. Entre sus principales quejas contra el Papado estaba la denuncia de la venta de indulgencias, acusó a la Iglesia de corrupta por vender el perdón por los pecados como una especie de peaje para ir al cielo, y propuso en cambio volver a la fe como único camino para la salvación, aceptar que existen los predestinados, y terminar con los intermediarios en la interpretación de las sagradas escrituras. Cualquiera podía ser pastor de su propia comunidad, leer la biblia y difundirla.  Quinientos años después, en Buenos Aires, el jefe de gobierno Horacio Rodriguez Larreta participó en un acto por la conmemoración de aquel gesto fundador, se sometió a un exorcismo delante de casi treinta mil creyentes evangélicos y les pidió que oren por él.
     
    En 1904, Max Weber, publicó la serie de artículos que terminaron siendo el libro La Ética protestante y el espíritu del capitalismo. En esos escritos constata que la religión protestante es la predominante entre las clases capitalistas alemanas. Siendo la diferencia entre capitalistas protestantes y capitalistas católicos enorme, Weber llega a la conclusión de que la ideología protestante promueve de un modo u otro la construcción del capitalismo: “El summum bonum de esta ‘ética’ estriba en la persecución continua de más y más dinero, procurando evitar cualquier goce inmoderado… El beneficio, esta es la meta de su vida”. Con esta nueva forma de relacionarse con dios el trabajo pasa a ser la “gloria”, un tributo al prójimo y a Jesús. Atrás quedan las frases de la Iglesia tradicional del trabajo como un castigo “ganarás el pan con el sudor de tu frente” o las condenas a los mercaderes: “es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, a que un rico entre en el Reino de los Cielos”.
     
    En este avance de la Reforma sobre la Iglesia Católica, España y Portugal fueron dos de los bastiones que resistieron y desde donde se lanzó la Contrarreforma liderada por el Vaticano. Por ello en América Latina la preeminencia católica fue total. Sin embargo, las cosas están cambiando, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, en 1970 en Brasil el 92 por ciento de la población se declaraba católica. En 2010 era apenas 64,6. Ahora está debajo del 60. Brasil es un caso singular: se trata del único gran país que conoce una profunda mutación de su paisaje religioso en un lapso tan corto. El punto de partida de este fenómeno es la expansión de las iglesias evangélicas, impulsada por los pentecostales y neopentecostales, En 40 años su proporción en la población pasó del 5 al 22 por ciento. Con 123 millones de fieles, Brasil continúa siendo el primer país católico del mundo. Pero la proyección va en camino de revertir ese dato histórico.
     
    En Argentina el evangelismo llegó de la mano de los inmigrantes. Su presencia es antigua y siempre fue muy minoritaria. La primera ley que tuvimos de matrimonio civil fue en Santa Fe, en 1867, durante el gobierno de Nicasio Oroño. Su objetivo era justamente quitarle el control a la Iglesia católica sobre los matrimonios para poder fomentar la inmigración de europeos no católicos. La reacción en contra fue alucinante, el obispo de Paraná en una plaza pública ordenó que se fusile el texto de la ley.
     
    Otro momento estelar se dio durante el primer gobierno peronista en el marco del enfrentamiento con la Iglesia Católica. El pastor norteamericano Tommy Hicks era conocido por sus campañas de sanación. El gobierno peronista le concedió el permiso para que se realizaran en el estadio del Club Huracán y en el de Atlanta, miles de personas participaron durante tres días del evento. Durante la dictadura iniciada en 1976 las prácticas evangélicas fueron perseguidas y un grupo de pastores se vinculó con los movimientos de DDHH.
     
    Pero desde el retorno de la democracia la variedad del mundo evangelista creció exponencialmente. Muchos se sorprendieron el 7 de diciembre de 1990 cuando el Estadio Monumental de River se colmó de Testigos de Jehova. Para entonces el mediático pastor Giménez crecía en popularidad con sus mensajes desde Crónica TV, compraba antiguos cines y los convertía en Templos. Otras iglesias hicieron misiones proselitistas en todos los grandes centros de concentración popular como las terminales de Once, Constitución y Retiro. De las casi 4500 religiones anotadas, el 90 por ciento pertenece a comunidades evangélicas.
     
    Tal vez muchos nos equivocamos cuando creímos que el SXXI era el de la llegada de la post verdad y ahora vemos crecer verdades teocráticas expresadas con claridad por el poderoso pastor brasilero Edir Macedo: “Las leyes de dios están por encima de las leyes de la república”.

  • ana rodrigo

     
    El hecho de que el fascismo avance con un descaro totalmente explícito, sin ocultar sus intenciones y sus hechos, no sólo es una tragedia para la humanidad, sino que debería provocar una reflexión seria sobre el porqué está ocurriendo esto en países democráticos y desarrollados. Qué les pasa a los y las votantes de estos monstruos para darles el poder absoluto a sus locuras.
     
    A los fascismos del siglo pasado se les vio venir, sin embargo fueron entrando hasta instalarse confortablemente en la mente de las masas que los apoyaban y los admiraban. De nada sirvieron los movimientos pacifistas, y todo terminó después de inmensidad de víctimas y sufrimientos inenarrables, además de la segunda guerra mundial.
     
    ¿Qué se puede hacer en este momento para impedir que se repita la misma historia?
     
    Yo personalmente siento miedo e impotencia.
     

    • José Ignacio Ardid

      Estimada Ana -aunque no nos conozcamos personalmente-:

      Desde mi punto de vista, creo que te has contestado desde tu planteamiento: el auge de los partidos de extrema derecha viene apoyado en el declive de los partidos tradicionales -en Europa, eso es lo que está pasando-.

      Si estos últimos no están respondiendo a los anhelos y a las preocupaciones de la población que vota -o que se abstiene- puede ser que ésta ande buscando refugio en lo que venga, porque ya les da igual todo. Es decir, estos partidos tradicionales deberían analizar lo que está sucediendo para no dar pábulo a los extremismos -ellos lo saben y también deberían buscar de forma urgente la solución-.

      Un saludo,

      • De acuerdo.
        Hay que cambiar planteamientos. Lo de hace pocos años ya no vale. Estamos en un mundo con una economía global. Eso es totalmente nuevo. Hasta el 89 eso era impensable.
        Y además, esta nueva tecnología ha cambiado todo. Estamos ante un reto gordísimo. Hay que cambiar la forma de pensar.
        El fascismo sube por las mismas causas que se impuso en gran parte de Europa en los años veinte.
        La historia se repite.
        Es una impotencia y un temor enorme.
        Nos esperan años duros para las libertades. Para todo
        Un saludo cordial.

  • Gracias a Leonardo Boff por su toma de posición. Es cierto que el contraste entre la posición del candidato de la derecha y la de la isquierda es muy grande. Los dos reflejan de una cierta manera lo que esta a base de los conflictos en varios países de America latina. Los paises que sostienen el candidato de la derecha son los mismos que sostienen los variables partidos de derecha de America latina. Que miremos por el lado de Venezuela, de Nicaragua, de Ecuador, de Cuba los opositores tienen el apoyo  de los mismos países que sostienen en Brasil el candidato fascista de la derecha.  Gracias otra vez por darnos el retrato de esa derecha.

Deja un comentario