Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

mayo 2024
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
7241 Artículos. - 110500 Comentarios.

Ciudadano cósmico

Hace varios años, en el siglo pasado, en una conversación con mi amigo sobre la independencias de los Pueblos me dijo esta frase: Yo soy ciudadano universal. Hoy, diría cósmico. No supe qué decir en ese momento, pero he ido reflexionando que podía significar mucho, pero a la vez implica algún peligro.

Ciertamente, considerarse ciudadano universal, cósmico o del mundo, no de la globalización, es tener una mirada amplia. Yo diría el lema de la revolución francesa llevado al extremo: Igualdad, libertad, fraternidad. Toda una confraternidad mundial; pero esto comporta, ¿renunciar a la propia identidad de mi Pueblo donde he nacido y vivo?

Si ser universal significa renunciar o no comprometerte con tu Pueblo entiendo que es toda una forma de no pronunciarte por miedo a ser marginado o renunciar a una parte de ti mismo. Defender la propia identidad de Pueblo es una opción muy consciente frente a las invasiones dictatoriales de los sistemas de dominación con poderes de todo tipo. Existen las culturas invasoras, dominantes e intolerantes que no soportan ni permiten una lengua distinta a la suya ni una visión diferente de la sociedad. Siempre debe ser lo suyo: lengua, sociedad, cosmología. Recordemos la frase “Carthago delenda est”, pronunciada por el senador romano Catón, el Viejo, al final de sus discursos durante las Guerras Púnicas en el siglo II aec. La significación es clara: Cartago debe ser quemada hasta sus raíces y que no permanezca ni vestigios de su civilización. Y así fue.

Entiendo que esto se está repitiendo en el siglo XXI en el mundo de la globalización. Es necesario tener en cuenta estas culturas que dominan actualmente. Considero las que me están más cerca: La cultura francesa, la cultura árabe, la cultura castellana y el koiné inglés. Y dejo a la china, a la rusa que nos caen un poco lejos, geográficamente.

Sólo expongo el árabe y en concreto, partiendo de Argelia. Ya hace siglos que existe este problema. Los nativos, los bereberes, son sometidos todavía culturalmente. Lengua prohibida, y hablada por más de 10 millones, que es una cuarta parte de la población. Y se multa o se pone en prisión a quien se manifiesta con su bandera, que es muy significativa: Tres colores: el azul del océano Atlántico y mar Mediterráneo como el cielo; el verde de la tierra y la esperanza; el amarillo de la arena y las dunas del desierto. Y en medio hay una letra como símbolo del hombre libre y feliz. Y así podríamos explicar las banderas del Pueblo catalán, el Pueblo Occitano, el Pueblo Bretón, el Pueblo vasco, el Pueblo Corazones y otros… Todos indicando su propia identidad.

Además, cada lengua contiene una visión del mundo distinta porque cada cultura presenta una explicación diferente del cosmos y del ser humano. El Poble català es, por ejemplo como otros, pactista y de diálogo. Y las culturas dominantes lo consideran como una debilidad o fragilidad. El Pueblo occitano no puede mostrarse culturalmente porque la economía está centrada en París. Y no digamos lo que sufre el Pueblo tuareg por los asuntos políticos de su tierra, dividida en cuatro estados. O se unen o desaparece una cultura rica en historias y poesía.

Ser ciudadano universal o del mundo o cósmico es de gran espíritu y aliento, pero los pies en la tierra de donde ha nacido. Pies pisando la tierra; mirada amplia hacia un horizonte fraterno; manos para trabajar juntos; y cabeza o mente para aceptar las diferencias que enriquecen y unen, sino es rehuir el compromiso de la propia identidad.

Pienso que la idea de “respetar la identidad de los Pueblos” es una utopía, pero no una distopía. Y al mismo tiempo una eutopía: disfrutar del sitio con su propia historia que contiene mitología con su folclore. Y como decía Cicerón (S.I aec) que podemos aspirar a un amor universal y que cada ser humano puede expresar de forma individual. O cómo me gusta expresar: “Mi ego en mi metro cuadrado“, bien comprendido.

Pero hay que añadir hoy otro problema, grave e importante, que se está inoculando de forma consciente y sobre todo inconsciente: el ciudadano global, es decir, el ciudadano consumidor. Un sistema de dominación económica que no le preocupa ningún tipo de cultura ni lengua, sino producir para tener, consumir. Y este sistema es por todas partes, a través, como ejemplo, de las cadenas de mercado con su gran religión, del que “dios” es el dinero, se predica “tener”. Una religión con su gran jerarquía, con sus grandes catedrales y sucursales. Las visitas diarias al sitio “sagrado” los cajeros al alcance de todos. Y si entra por el bautizo que queda confirmado con la libreta a nombre personal. Una visión general que valdría la pena profundizar. Y aquí entra un gran debate… ¿Cuál es el valor supremo? ¿Qué ciudadanía nace actualmente? ¿Con qué lengua lo expresamos? ¿Dónde permanece el eslogan de la Revolución Francesa: Igualdad, fraternidad y libertad?

Y la disidencia es condenada sin miramientos. Y tal vez los sistemas de dominación culturales intolerantes, ayudados por la Inteligencia Artificial, persiguen cómo dominar el pensamiento interior de cada ser humano para que se convierta en “consumidor”, “robótico” o “esclavo”. Abducido por la cultura imperante, intolerante y anulado por la cultura sólo del tener.

¿Es esto cultura? Hay que ir a la resistencia o quizás Pasar a la defensiva (2023) como dice el título de un libro.

Jaume PATUEL, pedapsicogogo

34 comentarios

  • carmen

    Es que mis amiguicas, cuando se quieren reír , me llaman diversa. Es lo que decíamos de  los niños cuando iban a su aire y ni caso.  

  • carmen

    Ve como no soy tan diversa…?

  • M. Luisa

     Gracias, Jaume, por tu respuesta a mi comentario que aprovechándola, te diré  que entre la magna afirmación de tu amigo  en la que decía sentirse ciudadano universal (ciudadano cósmico) que es donde tú ves un peligro para la independencia de los pueblos, creo que no es así. Pues tal expresión,  no denota que en ella albergue ningún tipo de subsidiaridad, al contrario,  expresa soberanía y es en ella  donde cada pueblo puede independizarse políticamente. Podemos hacer un ejemplo con nosotros mismos: ver el otro, no como yo, como puesto por mí, sino como otro que yo…en fin que te voy a contar a ti que no sepas ya!   Salutacions 

    • Jaume PATUEL PUIG

      M. Luisa, a esto iba: bien entendido es una gran riqueza de humanización. Es un indicador de un proceso de madurez integral….pero si no hay madurez: una  huida.
      Saludos y a esperar el domingo.

  • carmen

    Pues sí, Jaume. Viva la diferencia, que dicen los franceses. Es que hay cabezas pa to…

  • Jaume PATUEL PUIG

    María Luisa, pongo “cósmico” como un nivel más de consciencia que implica los anteriores. Todo es una sola realidad del fondo.

    Oscar, puse “geográficamente” China está lejos, no culturalmente. Además Xi Jinping en Francia ahora y hace cinco años en  Madrid. Y aquí, en Mataró, los chinos silenciosamente van gestionando los bares y restaurantes. Son bien vistos.

    Carmen, gracias por la variedad de lectura.

    Juan e Isidoro ciertamente los escritos facilitan nuevas reflexiones, profundizar otras y un gran placer por la creatividad.Antonio me satisface que hayas podido rememorar puntos de inflexión vitales. No en vano los años de ancianidad, que no de vejez, son agradables junto con sus circunstancias.

    Me alegro que el artículo haya dado tanto aunque estoy sujeto a un número de caracteres…

    • oscar varela

       Hola Jaume!

      1- Tienes razón, no valoré el “geográficamente” después de la “,” (coma).
      2- Venías de situar el ámbito en “lo cultural” (no “geográficamente”)
      ¿De acuerdo?
      …………………….
       
      Raro que atiendes a estas “nimiedades” y no a asuntos más importantes:
       
      Asuntos que te invité a que los ‘atendieras’.
       
      Parte del Comentario de A.D. tendría que haberte puesto sobreaviso;
      sino, al menos, habernos señalado (por sí o por no) de lo escrito por Ortega:
      la realidad histórica más profunda de nuestros días

      Pero comprendo que -como ya nos dijiste desde el principio-: “estar muy ocupado”.

      ¡Gracias igual, porque nos haces pensar algunas cosas!

      • Jaume PATUEL PUIG

        Oscar,

        Solo puntualicé lo de geográficamente para no ampliar el mapa. que no significa que no lo considere.
        “Estar muy ocupado”, me gustaría dónde lo digo.

        Y comentarios largos solo leo algunos ya que no leo los que son tan largos como el artículo….me gusta ser breve. Es un estilo.
        Pero sí que me satisface que sea fuente de nuevas reflexiones, que es lo que yo aprendo de los comentarios. Esta es la gran riqueza.

  • carmen

    Gracias, María Luisa.Sí, estoy bien, en un par de días me quitan los puntos y , a otra cosa, mariposa. Otro abrazo para ti.

  • carmen

    Pues he entendido el artículo de otra manera. Hay que respetar a casa pueblo, aunque todos estemos inmersos en una aldea global, primer término que recuerdo que hace referencia a la globalización. Me parece haberlo leído en el libro Galaxia Gutemberg. Y después, ser conscientes de que por ahí existe la idea de ciudadano global, al que denomina ciudadano cósmico.Posiblemente no he entendido bien.  

    • M. Luisa

      Carmen, si hablamos de aldea global como aquella unidad  integradora en la que los diferentes pueblos  forman  parte de un todo, a mi entender el respeto es previo, no está sujeto a ningún deber, es decir, se ha de hacer real y efectivo. Es la diferencia entre el concepto  de globalidad y el de globalización.   Espero que ya estés bien del todo, un abrazo!

    • oscar varela

      Leo
       
      * Desde el comienzo de la frase:
      Pero hay que añadir hoy otro problema (“TENER” y “CONSUMIR”)
       
      * Hasta el final:
      ¿Es esto cultura? Hay que ir a la resistencia o quizás Pasar a la defensiva (2023)
      ………………..
      Respondo: ¡NO! … No SOLO Ni PRIMARIAMENTE
      Sino: REPARTIR (Piketty “Capital e ideología”)
      …………………
      Ver en https://www.atrio.org/2010/09/2690/
       
      DIVISIÓN, REPARTO, COMIDA Y SUPERAVIT
      41 Tomando él los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció una bendición, partió los panes y los fue dando a los discípulos para que los sirvieran; también los dos peces los dividió para todos.
       
      Por propia iniciativa y sin contar con la aprobación de los suyos,
      – Jesús saca a la vista de todos lo que el grupo guardaba:
      “Tomando los cinco panes y los dos peces”.
      – Lo retira del dominio de ellos para convertirlo en objeto de su acción.
      – Su mirada desplaza el alimento del espacio dominado por la propiedad privada
      – para contemplarlo desde una esfera por encima de ese nivel rastrero:
      “y alzando la mirada”.
      – Nuestro protagonista tiene otra visión sobre el alimento y su posesión.
      – El nuevo espacio,
      “hacia el cielo”,
      – garantiza el carácter definitivo de su propuesta de igualdad.
      ……………………………………
       
      Nota: Como de “Globalización” se trata; puede leerse en COREANO
      https://product.kyobobook.co.kr/detail/S000044717616

  • M. Luisa

    Primer de tot una salutació, Jaume, aviat votarem! Ahora una breve reflexión   Por mi trabajo, cuando era joven, tuve que viajar bastante  y esto de sentirme cosmopolita, ciudadana del mundo, lo había experimentado muy agradablemente. Además, por aquellos años el existencialismo imperante  facilitaba enormemente esta sensación. No obstante,   cómo  si   el término ciudadano  ya nos sitúa en un mundo plenamente humano, ¿por qué esta retrospección  cósmica, en forma de título? “Ciudadano cósmico”.    Cosmos y mundo no coinciden. Pertenecen a dos dimensiones distintas. La disposición de las cosas por su contenido es lo que temáticamente puede llamarse Cosmos. De ahí que el respeto por los diversos contenidos culturales,  conecta transversalmente, por razón de su carácter de realidad, con todas las culturas, constituyendo un Mundo y ahí es donde los seres humanos pueden encontrarse.

  • oscar varela

    En torno a “Carthago delenda est” https://www.geopolitika.ru/es/article/la-busqueda-rusia-iran-china-de-un-nuevo-orden-de-seguridad-mundial 

    • oscar varela

      Esta vez,
      – los bárbaros se enfrentan a una civilización escrita que continúa desde hace 5.000 años, armada con:
      * el Arte de la Guerra de Sun Tzu,
      * el pensamiento de Mao,
      * la estrategia de doble circulación de Xi,
      * el Cinturón y la Ruta,
      * los BRICS,
      * la digitalización del renminbi,
      * Rusia y China sin límites,
      * la industria manufacturera más poderosa del mundo,
      * la supremacía tecnológica,
      * la potencia económica y
      * el respaldo del Sur Global.

      • oscar varela

        EL MUNDO AVANZA EN LAS RELACIONES DE COOPERACIÓN
        “Estados Unidos perdió su estatus hegemónico”

        – El jefe de la diplomacia europea Josep Borrell, en una conferencia este viernes en la Universidad de Oxford, de Reino Unido, declaró que:
        1- EE.UU. está perdiendo su estatus hegemónico,
        2- mientras que China avanza en su estatus.
        3- Reconociendo la pérdida de poder del capitalismo
        4- contra las relaciones de cooperación
        5- en las que va adelante la clase obrera china:
        * la sustitución del dólar por otra moneda,
        * la integración mundial del BRICS,
        * el aumento de la deuda yanqui,
        * el rechazo de la injerencia de Washington en los problemas de otros países

  • Juan A. Vinagre

    -Tras la lectura del artículo de Jaume, que estimula a la reflexión, y de los comentarios, también interesantes, uno llega a la conclusión de que nos sobran mitos e ídolos a los que todavía damos culto, y necesitamos precisar y globalizar mejor una buena y convincente JERARQUÍA DE VALORES, que humanicen la sociedad. Porque éste es, a mi juicio, el gran problema: Necesitamos crecer más, mucho más, en humanidad. Y para ello necesitamos ser más conscientes de esa falta de humanidad, y de la debilidad de ciertos valores nacionales. El poder del sistema económico vigente, el consumismo compulsivo, las patrias chicas convertidas en ídolos a las que dar culto -muchas veces sacrificando por excluyentes y/o discriminadoras etc.-, impiden el desarrollo de esa HUMANIDAD abierta a valores prioritarios y más grandes -tanto en Oriente como en Occidente-, valores como son “la Igualdad, la Fraternidad y la Libertad”, (ésta bien entendida, con ética.)  Digo “con ética”, porque en nombre de valores menores -menores- como las patrias, las “razas”, las lenguas, los mitos, las falsificaciones históricas convertidas en verdades etc., se han cometido atrocidades y salvajadas que nos degradan -y deben sonrojarnos- como humanos.  No debemos mirar para atrás, sino hacia adelante… Para atrás solo con el fin de aprender y no reincidir…  ¿Las luchas de civilizaciones fueron-son luchas por motivos culturales, por valores auténticos o más bien luchas de egos endiosados reforzados por mitos?  Una sociedad abierta tiene muchos enemigos, lo mismo que una religión más abierta. Y sin embargo, es necesaria una sociedad y una religión más abiertas para poder convivir con una paz más duradera, más cósmica.-Centrando ahora este comentario en torno a la aportación de Isidoro sobre el “Ensayo del mal”, de J. Nabert, sobre “la corrupción de la idea de Patria” (libro que no conocía), cabe decir que en la historia -también en la de hoy- hemos sido víctimas de un “narcisismo nacionalista” inflamable… (Miremos Gaza, Ucrania, Sudán…

    El narcisismo nacionalista -incubado en muchos pueblos-, no respeta una jerarquía de valores auténticamente humanos, que se reflejan en el trío de la revolución francesa: “Igualdad, Fraternidad y Libertad (con ética, insisto). Esa jerarquía de valores -concretada en los DERECHOS HUMANOS en 1948- es la que tiene un valor verdaderamente CÓSMICO. Esa jerarquía de valores humanos no es, no debe ser solo cosa de Occidente.

  • oscar varela

    Jaume, te leo:

    • oscar varela

      Jaume, te leo:
       
      “Es necesario tener en cuenta estas culturas que dominan actualmente.
      – Considero las que me están más cerca:
      – La cultura francesa, la cultura árabe, la cultura castellana y el koiné inglés.
      – Y dejo a la china, a la rusa que nos caen un poco lejos, geográficamente”
       
      ¡Una y lamentable LÁSTIMA!
      ………………………………
      Esperando a ver si lo puedes solucionar te aporto lo siguiente:
       
      EL PROBLEMA DE CHINA Un libro de Bertrand Russell -1923
      (OCTIV,501-503)
       
      1- “Tal vez, andando el tiempo, se diga con verdad
      – que la realidad histórica más profunda de nuestros días,
      – en parangón con la cual todo el resto es sólo anécdota, consiste en
      – la iniciación de un gigantesco enfrontamiento entre Occidente y Oriente.
       
      2- Sería la segunda vez que esto acontece.
      – Yo estimaría mucho encontrar algún libro donde se reconstruyese la época
      – que va del siglo I de J. C. hasta el VII, desde este punto de vista.
      – Aunque los autores que conozco no parecen subrayarlo,
      – cuanto he leído sobre esa edad revela con invasora evidencia
      – que la mecánica última impulsora de aquellos siglos
      – ha sido el terrible forcejeo entre orientalismo y occidentalismo
      – para adueñarse del Imperio Romano, es decir, del mundo.
       
      3- El mundo quedó escindido, tanto, que
      – desde entonces la duali­dad de Oriente-Occidente
      – adquirió un sentido de disociación y dife­rencia que antes no tenía.
      – En más de una ocasión estuvo a punto de triunfar sobre todo el Mediterráneo
      – la concepción oriental, mís­tica y teocrática de la vida y del Estado.
      – Como en las obras de teatro, se presentó el germano a la hora que convenía;
      – su inspiración guerrera y profana salvó a Europa del orientalismo.
       
      4- La nueva lid que ahora comienza promete ser de dimensiones mucho mayores;
      – en rigor, el primer hecho verdaderamente global,
      – pese a las ilusiones de mundialidad que la última guerra se hizo.
       
      5- Pero no se crea que estas grandes contiendas entre grandes civiliza­ciones
      – son sólo, ni siquiera principalmente, de tipo bélico.
      – Llega, sin duda, en ellas la hora de las armas,
      – pero su preámbulo es nada guerrero; al contrario:
      – hoy por hoy, la lucha entre Oriente y Occidente
      – tiene todo el aire de un enamoramiento.
       
      6- Europa, conmovida por la más honda crisis espiritual que nunca ha sufrido,
      – acaba de descubrir sentimentalmente el Asia
      – y atraviesa una etapa de entu­siasmo.
      – A su vez el Oriente, sobre todo el fondo más hondo de Oriente, China,
      – descubre a Europa y cae en parejo arrobo.
      – Los mejores occidentales del presente quisieran ser un poco chinos,
      – y los más agudos chinos gentes de Londres, Berlín o París.

  • carmen

    Pues ahora que dices, Jaume, ciudadano cósmico y leo los comentarios, jamás olvidaré dos cosas. Cuando El Primer ser humano pisó la luna, que lo vimos en directo mil personas en mi casa de la alberca, una emoción increíble. Increíble.

    Y cuando cantaron los beatles , todo lo que necesitas es amor. Vía satélite. En  Murcia. Bastante menos gente . Y mi padre rezongando :  mire usted que…no habrán tenido otra cosa los ingleses…?

    Buenas noches.

  • Jaume PATUEL PUIG

    Lo que da EL HORIZONTE ATRACTOR solo se siente y se vive sin verlo pero se transita hacia él. Y más al final de la década de 80 o vivencia de los 90: LA GRATITUD SALTA A BORBOTONES JUNTO CON LOS LÍMITES E INGRATITUDES….y recuerdos.¡Cuánta aportación al SER HUMANO kÓSMICO!Gracias 

  • Jaume PATUEL PUIG

    Oscar, esperaba tu complementariedad, gracias. Todo a reflexionar con placer.

    Sabiendo que el PRESENTE NO FORMA PARTE DEL TIEMPO: ES. Da también toda otra visión para ir deviniendo CIUDADANO CÓSMICO, COSMOPOLITA…. buscaremos siempre términos para expresar lo que no puede expresarse: EL MISTERIO DE LOS MUNDOS…y cada “ego” es un misterio.

  • oscar varela

    ALGUNOS TEMAS DEL «WELTVERKEHR» (tráfico mundial) (OCT9) –octubre 1954

    • oscar varela

      ALGUNOS TEMAS DEL «WELTVERKEHR» (tráfico mundial) (OCT9) –octubre 1954
       
      1- la relación del hombre con el espacio es sumamente compleja, paradójica.
      – Está condenado a existir en cada momento desde un sitio.
      – Desde el sitio donde en cada momento estoy
      – todos los demás sitios del mundo se organizan
      – en una perspectiva viviente, dinámica, de tensiones emotivas.
       
      2- Lo que deseo, por ejemplo, está lejos,
      – pero esta lejanía no es una distancia geométrica, sino una distensión sentimental,
      – es un estirarse doloroso de mi ser hacia aquel lugar remoto.
      – El echar de menos lo ausente, la nostalgia,
      – ha sido una de las emociones más fértiles en la historia humana.
       
      3- El amor aparece por vez primera en la poesía de los trovadores
      – y el Minnesang con el carácter de «amor a distancia», es decir,
      – en la forma de dolor porque la amada está lejos.
      – Si la amada está cerca el hombre de los siglos XI y XII era incapaz de sentir amor hacia ella.
      – En vez de amor, su relación con ella es sensual.
      – Era preciso que la amada se alejase para que la relación con ella se espiritualizase
      – en la forma de «pena de amor», de alejamiento.
       
      4- Viceversa, algo que es peligroso o que desterramos está cerca
      – y este cerca se mide por el anhelo de alejamos de aquello, de huir.
      – Actúa, en el fondo del ser humano, un pertinaz deseo de que
      – el lejos se convierta en un cerca, y el cerca se vuelva lejano, es decir,
      – que el hombre no acepta la situación de las cosas en el espacio
      – y tiende a negar la estructura de este.
       
      5- La razón es que, si bien el hombre tiene que existir siempre desde un sitio determinado,
      – su relación con este sitio no le es esencial ni constitutiva.
      – De aquí que el hombre se haya ocupado siempre en inventar medios de locomoción que,
      – en una u otra medida, van anulando el espacio y poniendo a la disposición del hombre
      – las distancias de modo que pueda, a voluntad, crearlas o suprimirlas.
       
      6- Pero el progreso en la velocidad de los medios de transporte ha sido muy lento.
      – Por eso esa independencia ha quedado prácticamente restringida al extremo.
      – La inmensa mayoría de los hombres tenía que quedar adscrita a un territorio.
      – Esta inmovilidad dio origen a las sociedades, a lo que solemos llamar «pueblos».
       
      7- En la convivencia continuada se engendraron los usos consuetudinarios,
      – las normas locales de existencia, las con­cepciones del mundo peculiares a cada pueblo.
      – Esa ha sido hasta ahora la historia y eso ha sido el hombre:
      – un ser internamente con­formado por un sistema local, particular de formas de vida.
       
      8- Pero desde el siglo XIX en su último tercio y sobre todo en esta mitad del XX,
      – la facilidad y velocidad de las comu­nicaciones ha sido tan grande y tan rápido
      – que hoy puede hablarse de «tráfico mundial» sin que el vocablo signifique una utopía.
      – Se comenzó a vivir en un mundo que se ha contraído,
      – en que todo está más cerca que antes.
      – En el pasado predominaba la distancia, la lejanía.
      – Cada pueblo tenía noticias de los otros pue­blos,
      – pero como de algo distante y prácticamente inasequible.
      – Esto daba lugar a que cada pueblo tuviese que imaginar a los demás, soñarles.
      – La facilidad extrema a que se está llegando en los medios de comunicación
      – es un hecho glorioso que debemos agradecer a la técnica.
       
      9- Pero uno se pregunta qué efectos producirá en el tiempo inmediato
      – esta casi súbita aproximación espacial de los pueblos.
      – No conviene hacerse ilusiones.
      – La historia es un tejido de muchos hilos diferentes
      – y consiste en una serie de sorprenden­tes interferencias.
       
      10- Las masas de individuos que integran un pueblo al visitar otros distantes
      – y permanecer sumergidos en formas de vida muy diferentes de las usadas en su país
      – les hará caer en la cuenta de que los usos tradicio­nales de su nación
      – no tienen sustancia propia, que son, en general,
      – hábitos casuales y últimamente injustificados.
      – Esto liberará a los hombres del mecanismo infrahumano de las costumbres heredadas
      – dentro del cual viven prisioneros y les hará capaces de elegir los usos mejores.
       
      11- Esto representaría una reforma radical de la vida humana,
      – porque hasta ahora los hombres han vivido atenidos a modos de comportamiento
      – que eran aceptados no por que fuesen los mejores, ni siquiera porque fuesen buenos,
      – sino simplemente porque adquirieron vigencia en la sociedad donde vivían.
      – De aquí que la mayor parte de los usos nacionales sean toscos y sin sentido,
      – desde el régimen culinario hasta las formas de trato.
      – En cada país hay algunas cosas que se hacen mejor que en los demás
      – y no hay justificación para que esas formas mejores no sean vigentes en todas partes.
       
      12- El tráfico mundial va a arrancar a los hombres de su perspectiva local de usos tradicionales
      – y va a crear algo así como el «hombre abstracto», el hombre desnudo de pasado casual.
      – Este es el Weltmensch  (el hombre cosmopolita) que corresponde al Weltverkehr.
       
      13- Muchos esperan que el tráfico mundial, al reducir el tamaño vital del planeta,
      – acerque íntimamente a los hombres, les haga com­prenderse mejor.
      – Por lo pronto, ha producido el efecto contrario.
      – Pero cuando la facilidad de los viajes se intensifique
      – hasta convertirse en facilidad de efectiva convivencia,
      – se encontrarán, sin buscarlo delibera­damente, formando una única sociedad.
      – Solo entonces podría pen­sarse en un gobierno universal.
      ………………………….

      • Antonio Duato

        ¡Esta sí que es una gran aportación de Ortega y Gasset al tema planteado por Patuel! Él ya reconoce que le hace pensar. Ortega plantea cómo iban a desarrollarse los ideales de cualquier reinaxença o nacionalismo a partir de la segunda mitad del siglo XX. Efectivamente, el gran Espectador de los movimientos históricos de la cultura que fue Don José se refiere a la técnica no de una manera abstracta, sino en el acelerado desarrollo de los medios de comunicación que iban a covertir a las diversas poblacions de la tierra en una “aldea global”.

        Él escribe esto en 1954, un año antes de su muerte. Aquí si que enlaza su circunstancia con lo vivido y experimentado por mí en estos últimos setenta años de mi vida. Perdonad una vez más, pero es que tanto la memoria sintética de mi vida como los recuerdos concretos están tan vivos en mí como dicen que pasa antes de morir (pero toco madera, espero que se me conceda un tiempito para seguir dialogando con quien quiera escucharme).

        En 1954 estaba yo en Roma, absorbiendo, con la curiosidad y los ojos abiertos que siempre creo que he tenido, la cultura de un país diferente, que había salido con la guerra mundial de una dictadura fascista (ultranacionalista) de la que España estaba lejos de salir. En la Gregoriana tenías vivencias y amigos de todo el globo, aunque siguieses viviendo en el enclave del Colegio Español. Empezaba a leer libros y ver películas que no llegaban a España y también a ver la televisión rudimentaria antes que en España se abriera al público.

        Pero fue unos años después, en 1958, viviendo ya en una parroquia de suburbios (San Basilio, junto a la cárcel Rebibia) y alumno de Ciencias Políticas en la Sapienza (entonces Università dello Stato) cuando tengo el ejemplo más claro de esa experiencia de traspasar los límites del espacio a la que se refiere Ortega, aunque él no pudera ya vivir el desrrollo que iba a tener la revolución de la comunicación en los setenta años siguientes. Yo la he podido vivir día a día desde 1954, pero la resumo en un evento que siempre he considerado germinal: ¡pude asistir en el verano de 1958, desde la sencilla casa parroquial de San Basilio, al Campeonato del Mundo (Copa Rimet) de fútbol que se celebró en Suecia, partido a partido, hasta la vitoria de Brasil contra Suecia en la final, con un prodigioso Pelé de 17 años. ¡Yo estuve allí realmente aunque a través de la hondas, como hoy sigo estando en las ruinas de Gaza aniquilida o en los campos de estudiantes que protestan en EEUU o en Francia!

        Esta es la vida real de un viejo hoy que anima a todos a recoger todas las vivencias en el corazón, rumiarlas, procesarlas y abuscar o co-crear con ellas un sentido a la vida (a veces , incluso en lenguaje no religioso, se llama fe) con el que vivir (hasta la consumación), en plenitud, lo que me quede de vida.

        • Isidoro García

          Mi particular momento de vislumbre de un cambio de “kairós”, de tiempo axial, fué, (como me imagino de muchos de los de mi edad), el inicio de la retransmisión de tv, desde todo el mundo, usando los prumeros satélites artificiales de comunicaciones.

          Fué un programa en que cada país, trasmitía en directo, un evento del país. España, creo que retransmitió el nacimiento de un niño en directo desde La Paz de Madrid, y creo, la pesca de unos pescadores desde Huelva.

          Y no se si fué en ese primer evento, o en otro similar, la gran estrella fué la grabación en directo desde Londres, del “All you need is love”, de los Beatles, en 1967, (lo he mirado en Wikipedia),

          Para nosotros, supuso, un hito que marca un antes y un después de lo que estaba por venir, que se remtó, en 1969, con la retransmisión en directo de la llegada a la Luna, que yo no pude ver, por pillarme en plena mili.

          Como dijo Shakespeare, en boca de Hamlet: «El tiempo está fuera de quicio». Y un tiempo desquiciado, nos ha sacado del quicio, (desquiciado), a nuestra generación.
                    A veces utilizamos la expresión de que los cambios nos están arrollando. Y es porque antes la vida humana, (unos 60-70 años), era de una magnitud, en la que no se producían cambios importantes, o a lo sumo uno.  Hoy en la vida actual, (80-90 años), a lo mejor se producen 2 o 3 cambios trascendentes, y por ello, estamos superados.
               (En la nuestra, descartando la atómica, en el inicio de mi generación, se ha producido, la Tv y la exploración espacial, (a los 20), los ordenadores personales, (a los40), y los teléfonos móviles e Internet, (a los 50-60). Y nos moriremos en el inicio de la I.A.).
              Demasiado bien, estamos.

        • oscar varela

          (25 AÑOS ANTES)
           
          1- “Hay un hecho que, para bien o para mal, es el más importante en la vida pública europea de la hora presente.
          – Este hecho es el advenimiento de las masas al pleno poderío social.
           
          2- Como las masas, por definición, no deben ni pueden dirigir su propia existencia,
          – y menos regentar la sociedad,
          – quiere decirse que Europa sufre ahora
          – la más grave crisis que a pueblos, naciones, culturas, cabe padecer.
           
          3- Esta crisis ha sobrevenido más de una vez en la historia.
          – Su fisonomía y sus consecuencias son conocidas.
          – También se conoce su nombre.
          – Se llama la rebelión de las masas.
           
          4- Para la inteligencia del formidable hecho conviene que se evite dar,
          – desde luego, a las palabras
          * “rebelión”,
          * “masas”,
          * “poderío so­cial”, etc.,
          – un significado exclusiva o primariamente político.
           
          5- La vida pública no es sólo política,
          – sino, a la par y aun antes, intelectual, moral, económica, religiosa;
          – comprende los usos todos colectivos e incluye el modo de vestir y el modo de gozar.
           
          6- Tal vez la manera mejor de acercarse a este fenómeno histórico
          – consista en referirnos a una experiencia visual,
          – subrayando una fac­ción de nuestra época que es visible con los ojos de la cara.
          – Sencillísima de enunciar, aunque no de analizar,
          – yo la deno­mino el hecho de la aglomeración, del “lleno”.
           
          7- Las ciudades están llenas de gente.
          – Las casas, llenas de inquilinos.
           Los hoteles, llenos de huéspedes.
          – Los trenes, llenos de viajeros.
          – Los cafés, llenos de consumidores.
          – Los paseos, llenos de transeúntes.
          – Las salas de los médicos famosos, llenas de enfermos.
          – Los espectáculos, como no sean muy extemporáneos, llenos de espectadores.
          – Las playas, llenas de bañistas.
          – Lo que antes no solía ser problema, empieza a serlo casi de continuo:
          – encontrar sitio.”
           
          8- Nada más.
           ¿Cabe hecho más simple, más notorio, más constante, en la vida actual?
          – Vamos ahora a punzar el cuerpo trivial de esta observación,
          – y nos sorprenderá ver cómo de él brota un surtidor inesperado,
          – donde la blanca luz del día, de este día, del presente,
          – se descompone en todo su rico cromatismo interior.
          …………………………….
           
          Así empieza LA REBELIÓN DE LAS MASAS (OCT4)
          Capítulo I – EL HECHO DE LAS AGLOMERACIONES (1)
          (1) En mi libro España invertebrada, publicado en 1921, en un ar­tículo de El Sol, titulado «Masas» (1926), y en dos conferencias dadas en la Asociación de Amigos del Arte, en Buenos Aires, (1928), me he ocupado del tema que el presente ensayo desarrolla. Mi propósito ahora es recoger y completar lo ya dicho por mí, de manera que resulte una doctrina orgá­nica sobre el hecho más importante de nuestro tiempo.

        • oscar varela

          ¡Bien!:

          ABSORBIDO (Ortega)

          ¿ASIMILADO? (¿cuánto? ¿hasta dónde?)

          …………………………………………………..

           

          El proceso de  ABSORCIÓN (embuchar, repetir)

          requiere la ASIMILACIÓN (hacerlo propio, Yo)

          de lo contrario ¡OJO! se produce
          ESTREÑIMIENTO – TAPONAMIENTO – y ¡PUM!

  • Jaume PATUEL PUIG

    Gracias, Isidoro por tu aportación extensa e intensa. El Horizonte (con mayúscula) de la Humanidad (también con mayúscula) dinamizada por la profundidad de ser Ser Humano como Jesús, cuyo mensaje lo que él sintió y vivió con su coherencia, nos anunció es lo que nos empuja a vivir con los pies al suelo, mirada a la altura, manos para compartir y mente para comprender nuestro vivir en un Vivir. El “ego” despierto va por el camino de autotranscenderse y ser el que Es. También tus palabras, Isidoro, ayudan a reflexionar desde la vida integral. Te lo agradezco.  

  • Isidoro García

    Amigo Jaume, el tema de los pueblos, en el contexto universal, es un escalón más, del tema general de la relación del individuo y el grupo.

    • Isidoro García

      La naturaleza del ser humano es dialéctica, en el sentido de que todos somos iguales y todos somos diferentes. De ello resulta una pluralidad, que como decía ayer Juan Antonio, a veces puede resultar irritante, pero si lo pensamos bien es la gran riqueza de la Humanidad.

      Nos necesitamos todos. Decía José Ingenieros que «en un supuesto concilio de genios no saldrían más que propuestas mediocres». Y seguro que llevaba razón.

      El pensamiento grupal, es el futuro, y sin duda para mí, es el gran “atractor”, que dirige la evolución de la cultura humana.

      Una evolución con hitos como el avance de las comunicaciones interpersonales, desde el origen del simple lenguaje vocal, a la actual Internet, y a unos sistemas de intercomunicación futuros, hoy inimaginables para nosotros, hasta llegar a la intercomunicación plena, prefigurada y profetizada en la Noosfera teilhardiana, y el Cuerpo de Cristo, que será un gran sistema con un algoritmo que agrupe y sintetice las mentes creativas individuales, en una única voz de la Humanidad, que entonces sí, podrá “hablar con Dios”, de “tú” a “Tú”. 

      Todos somos necesarios. Pero en ese camino no podemos caer en la tentación pueblerina.

      Cada persona, y cada idioma tienen sus matices de ver e interpretar la realidad, pero la realidad es una, y por ello, la Ciencia, que es el resultado del esfuerzo de su conocimiento, será universal, y no cabe una ciencia catalana y una ciencia vasca y una ciencia castellana.

      El presente no existe, es un punto en la línea de la historia. Solo existen el pasado, por detrás, y el futuro que está por delante. Y no se puede estar situado de pie sobre un punto. O se está atrás o se está delante. O se está en el pasado o se está en el futuro.

      Y si ya sabemos donde va a acabar la Humanidad, caminemos en esa dirección. Y esto vale tanto para los nostálgicos del pasado, con una visión tradicional, del terruño, como para los universalistas del futuro, que olviden sus raíces y su fundamento, inscrito profundamente en su mente subconsciente, como tú muy bien sabes.

      Simone Weil hablaba de la necesidad de arraigo: “La participación real, activa y natural en la existencia de una colectividad, que conserva ciertos tesoros del pasado y ciertas premoniciones del futuro, le proporciona al ser humano una raíz, un fuerte apoyo”.

       

       

      A todos nos cuesta, a mí también, no dejarse llevar por la nostalgia de la niñez, que asociamos inconscientemente a una etapa feliz en la que teníamos la vida por delante.

      Por eso nos cuesta tanto superar los elementos que marcaron nuestra infancia, como la religión recibida en la Catequesis, (yo dí mi Catequesis, en una Iglesia histórica de Segovia, que Isabel la Católica estableció para su entierro, si moría por allí, y bajo un retablo flamenco escultórico, con al menos 20-30 esculturitas, que era y será un auténtico tesoro).

      Y la nostalgia de los conocimientos recibidos en la infancia, en la escuela, que se nos han quedado grabados en el depósito, no de conocimientos, sino de sentimientos agradables, que nos gustaría fueran eternos.

      Vamos socializándonos, desde el individuo, hasta el Punto Omega de la gran Mente Cósmica. Y en ese proceso, vamos pasando por una escalera con diferentes escalones. Y uno que ha tenido y tiene históricamente gran importancia, es el del nacionalismo, que nos ataca a todos.

      Jean Nabert, en un libro que significativamente se titula “Ensayo sobre el mal”, habla de la “corrupción de la idea de patria” y la define así: “un nosotros que debería servir para liberar al yo, se convierte en un nosotros, que sirve para afirmar al yo”.

      Porque la escalera es para subir arriba, no se puede uno sentar en un escalón y quedarse ahí.

      Estamos diseñados para el etnocentrismo, para la adherencia a un clan, a una ciudad, una patria, una bandera, a un himno, a un campanario y a una religión. 

           Ese es precisamente nuestro drama como especie, y el cuello de botella que aplasta nuestra evolución hacia otros niveles de conciencia más abarcativos o universales”, (Francisco Traver).

       

      Pero hay que despertar, hay que madurar, y tirar para adelante, hacia el gran futuro cósmico, que espera a la Humanidad, y que nosotros como Moisés, vislumbramos a lo lejos, pero no sabemos si podremos disfrutar en persona, en esa soñada Mente Cósmica, que nos acogería maternal, y realizadora, (el Cuerpo de Cristo para los tradicionales).

       

      (Muchas gracias, Jaume, porque tu buen artículo, cargadito de razón y razones, me ha hecho soñar, y ha servido para lo que deben servir todo artículo, para estimular nuestra imaginación y disfrutar un rato).

       

      • Isidoro García

        Continuación y complemento

         

        Y quiero ir mas lejos en lo que decía hace unas horas. La idea que expresaba de Jean Nabert, sobre TODOS los nacionalismos: “un nosotros que debería servir para liberar al yo, se convierte en un nosotros, que sirve para afirmar al yo”, la hago extensiva para religiones y partidos políticos.

        Naturalmente que es bueno y debe haber partidos políticos y religiones organizadas. Pero me estoy refiriendo a las personas que pretendan evolucionar espiritualmente lo mas posible, meta a la que nadie está obligado, pero que es algo vocacional en muchas personas, que tienen activado el instinto de “trascendencia”.

        Son los “buscadores”, que tratan de encontrar el camino de evolucionar y madurar lo máximo posible, lo que es muy difícil y es un camino lleno de trampas del ego, (en las que caemos una y otra vez).

        Toda organización religiosa o política, inevitablemente es sectaria, divide a la gente, entre nosotros y los otros. Y nosotros somos los que estamos en la verdad y los otros cuando menos están en el error, y posiblemente en la maldad.

        Comprender que la verdad está en todos los sitios, entremezclada con nuestra miseria humana constituyente, es empezar a acercarse al conocimiento de la realidad. (Hasta que no subes ese primer escalón, del verdadero pluralismo, sigues estancado en la cultura ambiente).

        Por eso, yo creo que una persona religiosa, debería de tratar con la política del día a día, con las narices tapadas, y con guantes de látex, con mucha precaución, como una limpiadora en un burdel, que seguro que cobran plus de peligrosidad.

        Y lo mismo pasa con Dios. Darle la exclusiva y la patente de corso de Dios a una Organización, es tan antinatural, que es algo propio de mentes infantiles.

        Ese fenómeno responde a un narcisismo colectivo, que es el subterfugio y el sucedáneo del narcisismo natural individual, que por todos los medios busca reafirmarse la autoestima personal, aunque el ego, con la boca pequeña, intente disimularlo arteramente. (El ego es el gran engañador).

Deja un comentario