Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4784 Artículos. - 76669 Comentarios.

Trinidad y exclusión. Cuando las iglesias ya no son guetos

La socióloga Saskia Sassen sostiene que la exclusión va del gueto a la cárcel y de la cárcel al gueto; señala, además, que en pleno siglo XXI, Estados Unidos tiene situaciones sociales brutales, gente que nunca tuvo ni tendrá un empleo y vivirá del gueto a la cárcel. Es curioso observar que en algunos guetos religiosos con alto índice de homosexuales no asumidos, a éstos se los reprima.

En los seminarios y noviciados, no pocas veces se concentra una población que la sociedad ve como problemática, sobretodo en el ejercicio de la sexualidad. También las grandes empresas y muchos sectores de gobierno, con la misma lógica, han construido activamente sistemas socioeconómicos que expulsan y empobrecen.

Estos días circulaba en internet un texto que a modo de chiste autorizaba a los católicos a que se casen; pensé si el cuento no será predictivo de sociedades revanchistas futuras, donde los homosexuales serían mayoría, discriminando a las  futuras minorías  católicas. Decía :

Estoy completamente a favor de permitir el matrimonio entre católicos.
El catolicismo no es una enfermedad. Los católicos, pese a que a muchos no les gusten o les parezcan extraños, son personas normales y deben poseer los mismos derechos que los demás, como si fueran, por ejemplo, informáticos u homosexuales. Soy consciente de que muchos comportamientos y rasgos de carácter de las personas católicas, como su actitud casi enfermiza hacia el sexo, pueden parecernos extraños a los demás. Sé que incluso, a veces, podrían esgrimirse argumentos de salubridad pública, como su peligroso y deliberado rechazo a los preservativos. Sé también que muchas de sus costumbres, como la exhibición pública de imágenes de torturados, pueden incomodar
Pero esto, además de ser más una imagen mediática que una realidad, no es razón para impedirles el ejercicio del matrimonio.
Algunos podrían argumentar que un matrimonio entre católicos no es un matrimonio real, porque para ellos es un ritual y un precepto religioso ante su dios, en lugar de una unión entre dos personas. También, dado que los hijos fuera del matrimonio están gravemente condenados por la iglesia, algunos podrían considerar que permitir que los católicos se casen incrementará el número de matrimonios por “el qué dirán” o por la simple búsqueda de sexo (prohibido por su religión fuera del matrimonio), incrementando con ello la violencia en el hogar y las familias desestructuradas. Pero hay que recordar que esto no es algo que ocurra sólo en las familas católicas y que, dado que no podemos meternos en la cabeza de los demás, no debemos juzgar sus motivaciones.
Por otro lado, el decir que eso no es matrimonio y que debería ser llamado de otra forma, no es más que una forma un tanto ruin de desviar el debate a cuestiones semánticas que no vienen al caso: Aunque sea entre católicos, un matrimonio es un matrimonio, y una familia es una familia. No está mal que adopten hijos. Algunos se escandalizarán ante una afirmación de este tipo. Es probable que alguno responda con exclamaciones del tipo de “¿Católicos adoptando hijos? ¡Esos niños podrían hacerse católicos!”.Veo ese tipo de críticas y respondo: Si bien es cierto que los hijos de católicos tienen mucha mayor probabilidad de convertirse a su vez en católicos (al contrario que, por ejemplo, ocurre en la informática o la homosexualidad), ya he argumentado antes que los católicos son personas como los demás.
Pese a las opiniones de algunos y a los indicios, no hay pruebas evidentes de que unos padres católicos estén peor preparados para educar a un hijo, ni de que el ambiente religiosamente sesgado de un hogar católico sea una influencia negativa para el niño. Además, los tribunales de adopción juzgan cada caso individualmente, y es precisamente su labor determinar la idoneidad de los padres.
En definitiva, y pese a las opiniones de algunos sectores, creo que debería permitírseles también a los católicos tanto el matrimonio como la adopción.
Exactamente igual que a los informáticos y a los homosexuales.
Versión original: Matrimonio y católicos (18-10-2004) en Psicofonías, el blog de Psicobyte. 
Tomado de RIMA

Ayer escuché a un penitenciario, por Continental, decir que en la cárcel le conviene al sistema que haya muchos presos en pareja; agregó: están mejor contenidos, bajan la agresión, y si se los deja estar en pareja son más colaboradores con las autoridades y aceptan todas sus propuestas  Es de público conocimiento que las autoridades, por ejemplo, en muchas cárceles femeninas son lesbianas, y que el poder reproduce en las bases, lo que se es en la cima. También es sabido que en deportes muy estresantes y en ambientes marcados por la competencia y los abusos de poder (jockey, tenis, moda) son altamente funcionales a esa situación las parejas homosexuales. Para un psicólogo como Drewermann, en ambientes tan hostiles a veces es mas fácil seducir un hombre que ser hombre. Me pregunto si gran parte del estrés de estas sociedades no es generado por los guetos que excluyen, ora a católicos, ora a homosexuales, homo fóbicos o personas identificadas con la autoridad (clérigos con poder, diseñadores de modas, ricos directores técnicos). De lo cual se deduce que hay homosexualidades naturales y sanas y otras que son producto de los abusos de guetos homosexuales que favorecen y a la vez reprimen.  

Decía Pablo Milanés en un tema que pudo ser anticipativo de lo que hoy sucede

Dos almas, dos cuerpos, dos hombres que se aman, van a ser expulsados del paraíso que les tocó vivir. Ninguno de los dos es un guerrero que premió sus victorias con mancebos. Ninguno de los dos tiene riquezas para calmar la ira de los jueces. Ninguno de los dos es presidente. Ninguno de los dos es un ministro. Ninguno de los dos es un censor de sus propios anhelos mutilados. Y sienten que pueden en cada mañana ver su árbol, su parque, su sol, como tú y como yo.
Entrañas en la más dulce intimidad, con amor, así como por siempre hundo mi carne, desesperadamente, en tu vientre, con amor también.
No somos Dios.
No nos equivoquemos otra vez.

Yo agregaría  “Seamos Dios en serio, acertemos esta vez”. En realidad, somos Dios cuando rescatamos al paraíso y llevamos a nuestra estructura de los afectos (trinidad-inmanente), lo que pudo haber sido excluido. Ora sean homosexuales, ora sean matrimonios católicos.

Se vivirá mejor cuando seamos mas trinitarios (capaces de vivir en unidad con lo distinto ) y cuando lo vida trinitaria no sea un fin, sino también un camino. En las nuevas monogomias que describe Perel, el amor que conlleve seguridad, contención y erotismo de calidad, no es una cuestión de piel, requiere trabajo y responsabilidad, tanto para homosexuales como para heterosexuales.

[El Padre Leonardo Belderrain es Bioeticista. Capilla Santa Elena. Parque Pereyra Iraola  (Argentina) te 0221-4731674]

6 comentarios

  • oscar varela

    Hola!
     
    Con el cumpa Balderrain nos hemos encontrado varias veces en la “Casa de Encuentro”, que es la de Clelia Luro-Jerónimo Podestá.
     
    No dudo que se trata de un hombre brillante.
    Mi esposa lo conoce desde mucho antes y siempre me alertó y alentó a percibir su brillantez.
     
    Tanto Leonardo como mi esposa ejercen continuamente el “pensamiento lateral”; siempre están creando sorpresas despabilantes de la habitualidad en que la mayoría de los mortales nadamos.
    ··············
    Coincido, entonces, con la apreciación del yorugua Gaby.
    ··············
    NOTA: leo en el Titulado y  en el final del escrito –como también en el comentario de Gabriel- la referencia a la “Trinidad” y no llego a percibir de qué se trata, acá.
     
    ¿Podrán, el corpulento Balderrain y/o el uruguayo –igualmente corpulento- desasnarme?
     
    ¡Gracias! y ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Gabriel Sánchez

    Lo que Leonardo esta planteando es mucho mucho màs profundo de lo que parece, las marginaciones, sociales, economicas, religiosas, filosoficas, ideologicas, de raza, de lugar de nacimiento y de preferencia sexual, es una dinámica deshumanizadora que nos hemos arreglado de reproducir hasta el Artazgo…luego en determinadas etapas historicas, son màs fuerte los Tucsis y en otra otra los Hutus y en otra serán los de preferencias sexuales diversas y en otra los hetereo…pero el animo de enfrentar, excluir, marginar y suprimir…Esta ahí, damos vuelta la tortilla, pero la dinámica de esclusión son las mismas…

      Lo que reclama Balderrain, es un cambio, que yo me atrevería a calificar de escencial, optar por las dinámicas Trinitarias, que no uniformisan, parte del respeto, la dignidad y al amor al otro, especialmente al diferente, al diverso… Todo lo que es accidental se morira llegado el momento, pero lo que es escencial, trascendera la muerte… Y el  Amor al otro…aunque se diferente a mi…es escencial desde esta Fe Trinitaria.- Gabriel

  • Carmen (Almendralejo)

    Pienso que se es hombre aunque se tenga gustos y orientación sexual hacia el mismo género…
    Se confunde con mucha tranquilidad aquello de personas, como varones y mujeres que nacen en cuerpos distintos, de ahí la transexualidad, que para nada tiene que ver con la homosexualidad.
    de ahí que esta frase aplicada a Drewermann, me resulte chocante, un hombre seduce a otro hombre porque es quien el pone, sexualmente sin que tenga que ver nada su voluntad, de ahí que no deje de ser hombre y comportarse como un hombre auque se tenga moralmente y mal dispuesto unos cánones para esto.
    ¿Me pregunto? un hombre tampoco llora, según dicen porque es cosa de mujer, cosa que para nada es igual, si un hombre es sensible y llora por cualquier motivo no deja de ser hombre. Claro está que como no toca lo genital no es tan malo como lo otro ¡Cuánto farisaísmo tenemos en esta vida D*s!

    De este tema acabo de ver la comparación homosexual con la de informáticos como si en este gremio no se pudiese dar toda y cada una de las orientaciones sexuales que D*s nos ha regalado como don, otra cosa es lo que hemos hecho del paraíso, un cortijo adecuándolos a la moral de cada secta, porque la religión verdadera no esclaviza a nadie, sino que la apoya para ser PLENITUD COMO PERSONA, SIN QU ESE OBTENGA ESTA POR LA ORIENTACIÓN SEXUAL…
     

  • pepe sala

    Simplemente ¡¡¡ GENIAL !!!
     
    ( Teresita, desde Argentina también, diría que ” hay que meterse en los zapatos del otro”.  Y vaya si han metido a los católicos en los zapatos ,con clavos en la suela, que para otros han fabricado los católicos. ¿ Pinchan los clavos de los zapatos?… pues sepan, señores-as católicos que millones de seres humanos llevan  soportando ésos zapatos desde hace siglos.)
    “Ajo y agua”

  • Antonio Vicedo

    Se pasa por alto constantemente lo más característico y común de los seres humanos y este fallo se quiere luego suplir con reformas estructurales de inter relaciones humanas.
    Sin afrontar que se trata de SUJETOS LIBRES Y RESPONSABLES que se interrelacionan para múltiples y diversas finalidades, mal podemos establecer como aquellas y estas forman parte de lo que es o debe ser propio a nivel humano.
    Las formas, presuponen un continente en el que cobran sentido y realidad.
    Hablar de católicos, homosexuales o  informáticos sin previa atención de que estamos tratando de individuos personales con exigencia de ser, considerarse y ser considerados siempre y sin excepción SUJETOS LIBRES y RESPONSABLES,  es meterse en un laberinto de proyectos o realidades estructurales sin posibilidad de realismo propio humano.
    Si queremos hablar de relaciones humanas en coordenadas de DEBERES Y DERECHOS, éticas al fin y al cabo, hemos de partir de la consideración primaria sobre la que esos Deberes y Derechos reciben consistencia real.
    Previo a cualquier proyecto o práctica de  diseño formal de piezas y montajes, está el atender a la calidad de la materia prima correspondiente.
    Sin el realismo de cada YO, imposible que se alcance la realidad de un NOSOTROS HUMANO. 

  • andres galera segura

    Como siempre los temas en que aparece la ICAR se tratan de forma desfasada, obsoleta, a ver, la sociedad hoy no se plantea si homosexuales si o no  o si mujeres en el poder si o no, se trata de ambos hechos normalizarlos socialmente, ya que legalmente ya lo estan, que la herencia de descriminacion milenaria de ambos sectores se erradique de una puñetera vez, y la ICAR  aun esta en escaños muchisimo mas atrasados y machistas que los de la sociedad hoy dìa, por supuestos que las retricencias ante los ambientes catolicos son reales, como bien se expresan son muy dados a que haya entre ellos muchos homosexuales encubiertos e ironica e hipòcritamentes los marginan y excluyen, una esquizofrenia, que en mi opinion debiera de estar legalmente penada y que pruduce enfermedades mentales e ilegalidades con mucha frecuencia.

Deja un comentario