INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6397 Artículos. - 100301 Comentarios.

Vacaciones

Justo lo que yo necesito urgentemente, si no quiero que se me corrompa el subjecto, que decía San Ignacio. Seguiré, espero alimentando materia para debates. Pero automoderaros vosotros. Necesito relajarme pues tengo demasiados conflictos y temas en la cabeza. Y no el menor, la huida hacia delante de Francisco hoy en el Ángelus rezando por una paz que  esté fundada por sabios gobernantes que no se basen en… ¿? Menos mal que no ha dicho en la paz cristiana, pue ya vemos como los cristianismos siguen y han sido paradigmas de divisiones y guerras. Y si no, que mire con realismo a esa basílica, palacios y plaza desde que lanza Francisco sus mensajes que para no ofender a Putin y  Kirill nunca los denuncian como los autores de la única invasión armada que se ha producido en Europa desde la guerra de los Balcanes, AD.

Un tiempo de reposo en un trabajo existe desde que los humanos se hicieron ganaderos y agricultores. Algunos agricultores tenían épocas del año con más trabajo y otros de relativo descanso. Otros agricultores se organizaban de forma que pudieran dedicarse al menos a dos tipos de cultivo diferentes, o dos actividades, complementarias en el tiempo y para poder subsistir.

En la Europa medieval las universidades empezaron a hacer unas “pausas” en la época estival para que los estudiantes trabajaran en el campo en la época de cosechas. Esta larga pausa estival en el sector docente se mantiene todavía hoy en día. ¿Positivo o negativo? Un buen debate.

Pero las vacaciones como entendemos en derecho laboral aparecieron mucho más tarde, a consecuencia de la Revolución industrial. La organización del trabajo sufrió una crisis que hizo que las relaciones y condiciones laborales cambiaran completamente respecto a las de antes. La tecnología energética y mecánica aportó las máquinas y fábricas, y el capitalismo sólo tenía en cuenta la producción y los beneficios económicos de los dueños sin consideración social alguna respecto a las demás personas. Trabajaban  niños y mayores, todos los días de la semana, en jornadas de más de doce horas. La situación fue tan penosa para la clase obrera que en el siglo XIX empezaron a organizarse entre ellos para luchar por una vida más digna, se desarrolló un movimiento obrero y el sindicalismo, y algunos nuevos economistas empezaron a introducir factores sociales y humanos en sus teorías. La alta burguesía empezaba a permitirse épocas de vida sin trabajo, imitando temporalmente a la aristocracia.  Algunos iban a residencias de verano y a balnearios de cuidados de belleza y salud. Mientras, los obreros empezaban a reivindicar una calidad de vida mínima y sentar las bases para poder crear conceptos como la limitación de la jornada laboral o las vacaciones, aunque todavía estaban muy lejos de hacerlas realidad.

En realidad, ni siquiera la idea de vacaciones existía antes del siglo XX. Sólo a partir de los años veinte del siglo pasado se empezó a comentar, de forma todavía dispersa, algo que poco a poco iría tomando cuerpo hasta poder asimilarlo con lo que hoy entendemos por vacaciones. Las primeras vacaciones retribuidas a los trabajadores no empezaron a existir hasta los años treinta, gracias al Frente Popular. Hacia los años cuarenta, el derecho a las vacaciones se difundió a más grupos de trabajadores. En España son un derecho constitucional desde 1978. Sin olvidar que en algunos países todavía no existen. Y las cosas van evolucionando lentamente siempre que la Humanidad vaya madurando integralmente con buenos líderes de masas, que hoy no tenemos.

En resumen, ¿cuál es la tendencia actual? Pluralidad total. Es necesario nuevos conceptos de vacaciones ante la semana de cuatro días de trabajo, el teletrabajo, el nuevo mundo digital, la esclavitud de sueldos bajos y otros más. ¡Dónde queda la frase: ¡No te lleves el trabajo a casa!

Cito un texto del gran psicólogo de las profundidades, C.G. Jung (1875-1961). Los paréntesis son míos: Muchas neurosis (es decir, inadaptaciones a la realidad diaria) están basadas principalmente en la incapacidad de percibir las exigencias del alma (la interioridad); incapacidad debida a las quimeras pueriles de cariz iluminoso (Un Peter Pan). Sería ya hora de que el asunto psicológico actual (el mundo psiquista) admitiera que no es cuestión de dogmas o profesiones de fe sino que se trata de la actitud religiosa (término hoy, muy plural, y tiene nombres distintos. Uno de ellos : la calidad humana profunda o también el proceso de maduración integral) que es una función psíquica importante, enorme, inconmensurable y en lo que hace indispensable el sentido de la continuidad histórica (hay que hacer nuevos relatos de los Pueblos)”. Un texto de lectura atenta. A la sociedad actual le falta un relato que anime: el Alma o Ánima, lo que anima, inspira, empuja, impulsa, energetiza o el aliento vital.

Dicho de otra forma: las vacaciones implican desconectar de la vorágine diaria del trabajo o algo parecido para poder dedicar tiempo a uno mismo de tal forma que se pueda despertar y ver cuál es la realidad. Como decíamos antes es un derecho. Pero, ¿lo tiene todo el mundo? He aquí la cuestión.

Además debería poder permitirse unos momentos al día “vacare” para vivir dignamente. El término viene del latín, que significa: libre, nada que hacer. O en referencia al indoeuropeo: vacío.

Ante esta pluralidad, cito un pensamiento de Santiago Ramón y Cajal (1852-1954): “Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en lugar de aprovecharlo como aviso  providencial de nuestra ligereza e ignorancia”.

¿Qué concepto tiene la persona lectora de vacaciones?  Sólo existe la respuesta personal desde su m2. Y si no tenemos pensamiento crítico propio somos marionetas de los sistemas de dominación en pleno siglo XXI.  Hay que ser realistas, no ilusorios, pero sí ilusionados.

 

Jaume PATUEL PUIG (1935)

Pedapsicogogo

93626 96 50 12

6 comentarios

  • oscar varela

    Y un día te vas a dar cuenta de que ya no existe ese bullicio infantil que tanto desgasta;

    y ese caos armónico es silencio ruidoso porque las hojas del calendario no perdonan.

    Y es de repente… de repente caes en la cuenta de que la bañera ya no es un baúl de sastre lleno de juguetes,

    y que no te han dejado en el lavabo ese balón de gomaespuma, ni hay muñecas en un sofá dormido, ni playmobils desparramados por la casa…

    Y un día te vas a dar cuenta de que no hay carreras por pasillos interminables;

    ni risas a hurtadillas en la cama para desafiar el sueño;

    ni cuentos a quien leer,

    ni sábanas a quien tapar a medianoche,

    ni almas respirando sueños…

    Y un día te vas a dar cuenta de que la despensa está llena de recuerdos

    y que sobran platos en la mesa;

    y que todo está en orden… sin mochilas en el suelo de la entrada, sin lápices desordenados en pupitres de colores, ni esa ropa que no entra en el cesto y que las camas no se deshacen…

    Y un día… serás huérfano de tus hijos que crecieron con el permiso de la vida.

    Y te sentarás en el sillón sabio del libro que echa de menos una voz inocente que le interrumpa.

    Y cada página que pases, léela con detenimiento porque esa… ya no vuelve.

    Es la vida.

  • mª pilar

    ¡Gracias por este hermoso art.!

    ¿Vacaciones con una familia de 6 hij@s?

    Lo que siempre intenté, es, que el ambiente que nos rodeaba fuera alegre y con libertad y creo que lo conseguí no me importaba donde sino que el ambiente fuera de alegría buscando la forma de que se sintieran fuera de la vorágine del curso escolar y felices sin importar el lugar.

    Hemos estado en lugares…especiales…no aptos para todas las personas, lo que nunca faltó eran las puertas abiertas y el cariño que reinaba y siempre hubo quienes compartían con gozo el “relax” que siempre ofrece el campo de los pueblos que nos acogían con gran cariño.

    ¡Gracias Jaume P. por su mirada!

  • mª pilar

    Querido Antonio de verdad ¡¡¡Descansa!!! Te lo has ganado a pulso y es necesario cargar las pilas para que sigas con el espíritu que siempre nos has mostrado.

    Nosotr@s nos portaremos bien ya verás.

    Un abrazo muy entrañable y como siempre…¡Agradecido por todo cuanto nos cuidas.

  • ana rodrigo

    Querido Antonio, cuídate mucho y , sabiendo que estás bien, lo demás es secundario.

    Nos moderaremos lo mejor posible.

    Un abrazo

  • Isidoro García

         Magnífico artículo del amigo Jaume. Y yo me quiero centrar en su cita de Jung, sobre la neurosis, esa plaga endémica que nos asola a los humanos.
        Según mi opinión, la neurosis en sentido general, es afrontar el mundo con una concepción de él y unos planos, que no responden a la realidad del mismo. Y entonces todo lo que hacemos resulta ineficaz y contradictorio, y el caos se apodera de nuestra vida.
         Por ello la clave es la autocognición, el “conócete a tí mismo, y al mundo y a los dioses”.
        El mismo Jung, ya en 1912 decía: “el conflicto aparentemente individual del paciente, se revela como un conflicto universal de su entorno y época. La neurosis no es, pues, nada menos que un intento individual, sin embargo sin éxito, para resolver un problema universal”.   
            Y en 1917: “La neurosis está íntimamente vinculada con el problema de nuestro tiempo, y realmente representa un intento fallido por parte del individuo de resolver el problema general en su propia persona”).
     
        La neurosis es un cerrar los ojos ante la realidad, generalmente para hacer desaparecer de la conciencia los elementos discordantes desde el punto de vista moral o de la autoestima del niño.
           Y todo ello ante el agobio y ansiedad que nos producen las contradicciones, (ambigüedades, las llama Freud), que se nos presentan y que hay que superar, no negándolas.
        Y una de esas contradicciones, es la del sufrimiento, y como dice Antoni Bolinches: “La madurez es sufrimiento asimilado. La neurosis es sufrimiento indigestado”.  
     
          Y para mejorar nuestro discernimiento de la realidad del Mundo, Thomas Moore, en “El Cuidado del Alma”, aconseja ampliar nuestra perspectiva, saliendo de las orejeras culturales que nos han colocado de niños:
         “La forma de salir de nuestra neurosis es dejar atrás nuestras modernas divisiones y aprender -de otras culturas, del arte, de la religión y de los nuevos movimientos filosóficos- que hay otra manera de percibir el mundo”.
     
        Y en eso consiste el cultivo de la Estética-Belleza-Sintonía y Armonía con el Universo, que proporcionará a nuestras vidas, la Alegría de vivir y una “Sentido de la Buena Vida”, que es el eje fundacional en el que se debe atar y enrollar, la Espiritualidad laica, del Tercer Milenio.
     
        Y da un sentido de la Vida que, dice Martínez Lozano, “consiste en reconocerse uno con la vida, y fluir con ella”.
     
            Los poetas también saben verlo. Así se expresaba Rainer Maria Rilke, en una de sus Cartas a un joven poeta: Por lo demás, deje que la vida vaya sucediendo, y traiga lo que ten-ga que traer. Créame, la vida siempre, siempre tiene razón”.
          Y lo adelantaba John Lennon es su “Dear Prudence”:
    Querida Prudence, abre tus ojos
    Querida Prudence, mira el cielo iluminado
    El viento bajo, los pájaros van a cantar que eres parte de un todo.
     
    Querida Prudence, ¿No abrirás los ojos?”.  

  • carmen

    Hola Antonio.

    No te agobies. Uno de mis hermanos siempre me ha dicho, te empeñas en solucionar todo y te metes en unos jaleos tremendos. La solución de todos los problemas no depende de ti. Sencillamente haz lo que puedas.

    Y casi a los 70 años no he tenido más remedio que darle la razón. Sencillamente hago lo que puedo . Muchas veces me equivoco y otras acierto. Pero ya no me siento responsable de todo lo que sucede.

    Si piensas que esto es por mí sentido maternal a lo mejor te equivocas. Si acaso va de sentimiento fraternal.

    Por mí no te preocupes. Hay personas a las que ya les comento lo que escriben directamente a su correo y así no doy problemas. Mi estilo es otro. Solamente intervengo cuando no me puedo callar y siempre en los mismos temas.

    Si apuestas por una persona y te defrauda, pues qué le vamos a hacer. Sus causas tendrá para comportarse de la manera que lo hace. Y supongo que el Papa tiene encima unos condicionantes fortísimos. Al igual que Pedro Sánchez con el giro con Marruecos. Nos ha dejado a todos alucinados. Pues pese a todo creo que el Papa actual está siendo un buen Papa y Pedro Sánchez un buen presidente de gobierno. Aunque no entienda muchas cosas. Aunque algunas sean absolutamente reprochables. Pero no sé el porqué de las decisiones. Y dentro de un año elecciones. Si encuentro un candidato mejor, lo votaré. No puedo hacer más.

    Así que, tómate unas vacaciones de cabeza. Son las mejores. Las auténticas vacaciones.

    Un saludo cordial.

Deja un comentario