INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6463 Artículos. - 101078 Comentarios.

Atrio para avanzar hoy en Fe y Secularidad

Artículo editorial. Programa y buzón de sugerencias.
Editoriales anteriores .

        Hace casi cuatro años nos planteábamos ya en ATRIO lo difícil que iba ser vivir con responsabilidad y esperanza los años veinte del siglo XXI: Atrio se prepara para los años veinte (oct 2018)

        Han seguido diversos editoriales que eran como llamadas a renovar continuamente el proyecto-misión de Atrio:

Atrio, encuentro de seres ínfimos y efímeros, pero necesarios (mar 2019)
Atrio, lugar de encuentro donde maduran frutos con semillas de vida humana para el futuro (jun 2019)
Atrio, lugar de realismo, consciencia y esperanza (oct 2019)
ATRIO, para un renacimiento personal y global (dic 2019)
ATRIO, para una vida responsable en los años veinte (sep 2020)
ATRIO, donde acogemos todas las primaveras para fortalecer fe y esperanza en la vida (mar 2021)
Atrio propugna más Fe para defender los derechos humanos en la actual sociedad global (nov 2021)

        Repasando los títulos y los contenidos de los anteriores editoriales encontramos el día a día de ATRIO, con el esfuerzo colectivo de ir profundizando en la búsqueda de sentido y fundamentación de valores en la vida personal y global.

        Tras repasar algunos de esos editoriales-programa he vuelto a constatar la vigencia, quince años después del  Proyecto ATRIO, que fue firmado por treinta y ocho personas.

        Recomiendo releer ese documento que sigue teniendo valor fundacional y donde queda claro que ATRIO no pensó dejar de prestar atención al hecho religioso como algo sin futuro (paradigma posreligioso, posteista…) sino reorientar la fe y la fidelidad, presentes en las tradiciones religiosas y en las laicas, en nuevas propuestas globales de convivencia en justicia y paz para el futuro.

        Siguiendo con los mismos objetivos, para el momento actual y próximo futuro, propongo hoy estas dos palabras unidas por una importante copulativa, no como alternativa u oposición:

Fe Y Secularidad

        Fueron empleadas para identificar un Instituto y unas actividades que en la segunda mitad del siglo pasado se pusieron al servicio de la novedad del concilio Vaticano II y de la transición democrática de España. Hoy muchas cosas han cambiado. Hay nuevos e insospechados problemas y amenazas. Hay nuevos paradigmas científicos y culturales. Pero, en la deriva hacia una cultura líquida, dominada por lo “post” y lo ”trans” (postmodernidad, postcristianismo, posteísmo, transhumanismo, transpersonal…), no debemos resignarnos a ser manejados por la dominante religión global del poder y el dinero que orienta los avances técnicos hacia el eclipse del sujeto humano, capaz de auténtica decisión. Necesitamos hacer apuestas decididas por unos valores universales y para ello necesitamos una fuerte FE en ellos, expresados en contenidos y propuestas depuradas y profundizadas hoy por un realismo crítico secular.

  • FE:

        Se trata de una FE, religiosa o/y secular, depurada y repensada hoy como un acto humano, consciente y libre, de confianza total en Algo o Alguien que se postula y acepta como sentido último de la vida propia y global, aunque no sea evidente (es decir, probado científicamente) para quien hace el acto de fe. Esta fe es muy plural en diferentes personas y sociedades (en la madre, en el maestro, en el notario…) pero generalmente en cada persona domina una fe suprema que suele coincidir con el fundamento de verdad y moralidad para cada persona. Este acto humano de fe tiende a hacerse más consciente y libre, más personal, pero está presente con diversas expresiones y contenidos en la mayor parte de poblaciones y culturas de la Tierra.

        Hoy no se trata de suprimir la fe o el posible carácter religioso en poblaciones tradicionales o en los más lúcidos e informados individuos, sino de encontrar el núcleo común de todas y poder expresarlo en valores seculares de mejoras reales para personas y sociedades. Puede cambiar el contenido imaginario o conceptual de la fe (las expresiones de fe o creencias), pero si se mantiene una fe suprema, se mantendrá un sentido de la vida y una fidelidad a la propia misión.

  • SECULARIDAD:

        Secularidad o secularización es, ante todo, un concepto sociológico para describir una sociedad y una cultura que no esté primordialmente organizada y marcada por las referencias religiosas. Las leyes y costumbres, los valores dominantes no están marcados ya en esa sociedad y en esa cultura por las instancias religiosas. En la modernidad y en las sucesivas posmodernidades, la ciencia y la técnica son los principales preceptores de conocimiento y la democracia es la única legítima forma de ejercer los tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial.

        ¿Puede la fe personal y comunitaria, es decir, el hecho religioso fundamental, subsistir en clima de secularización? ¡Claro que sí y de forma más viva y provechosa para la persona y la sociedad! No serán válidas creencias o dogmas, normas y legislaciones, instituciones y señoríos que provienen de estados pasados de la cultura u organización social. Por ejemplo teocracias, vengan legitimadas por el cristianismo o el Islam, lecturas literalistas de textos fundadores o decretos contrarios a los derechos humanos reconocidos universalmente. Pero la fe bien depurada, aunque provenga de raíces antiguas, puede no solo crecer sino hacer avanzar en la secularidad de hoy y del futuro valores universales como libertad, igualdad y fraternidad, como amor, justicia y paz.

  • Y:

        Por tanto, no una disyuntiva de opuestos, como muchos en ambos lados quisieran, entre fe y secularidad, sino una conjuntiva en seguimiento de los mejor de instancias religiosas (el Vaticano II y los diálogos interreligiosos) y seculares (el humanismo integral, auténticamente laico y abierto).

        Para ese encuentro y ese diálogo nació ATRIO y por ahí va a seguir, mientras vosotros sigáis apoyándolo.

* * *

        Y me queda solo decir que espero de todos los lectores y visitantes una respuesta acomodada a sus posibilidades, para que seamos muchos los que tiremos del carro, mejoremos este portal como sitio de referencia y aseguremos su futuro.

        Para ello:

  1. Ofrecimiento de artículos propios o ajenos en los que se desarrollen estos temas de sentido y valores de fondo.
  2. Comentarios en los diferentes hilos abiertos en los que se aporten nuevos datos o nuevas perspectivas. Para ello es válida la estructura de blog que tenemos. No está pensada para la agilidad comunicativa de otras redes sociales. Pero tampoco para comentarios excesivamente largos, repetitivos o propongan nuevos temas que deberían ir a la columna central. Poco a poco se va formando un modelo virtuoso de comentarios, y, abiertos a la máxima libertad de todos, por ese camino mejoraremos.
  3. Ofrecimiento de proyectos y visiones creativas de cómo se podría institucionalizar y autogestionar mejor ATRIO, para integrar mejor todos los diversos aportes de personas y grupos, asegurando así su futuro por encima de contingencias personales.
  4. En cualquier caso, tanto para seguir marchando como para enfocar el futuro con una nueva institucionalización, ATRIO necesita en este momento más aportaciones, con donaciones y apoyos bien eficaces, cada cual según sus posibilidades. De todo damos cuenta detallada en nuestra página APORTACIONES, que se puede abrir en la parte superior de la columna izquierda. El detalle se hace con indicación solo de iniciales, pero se da por supuesto que esas aportaciones serán tenidas en cuenta tanto en la historia como en el futuro de ATRIO.

        Presente y futuro de ATRIO que está en vuestras manos tanto como en las de este moderador, que queda esperando vuestra respuesta tanto en comentarios como en mensajes directos.

Antonio Duato. Antonio.duato@atrio.org 34-609510862.

161 comentarios

  • oscar varela

    ¿Qué tenemos que ver nosotros con la “Economía de Francisco”?
    https://setemargens.com/o-que-temos-nos-a-ver-com-a-economia-de-francisco/

  • oscar varela

    Hola!
    para archivar y para recordar:

    Las acusaciones judiciales que tuvo Domingo Perón rondaron las 150.
    Cristina Fernández tuvo 428 (todo un súper-record);

    Todas, absolutamente todas fueron desmentidas por la Justicia,

    que no pudieron demostrar nada de nada,

    aunque le excavaron terrenos, demolieron paredes de su casa y le robaron pertenencias (recurdosde personalidades internacionales.)

    Repito: Nada de nada.

    Unam de las últimas causas es la que se ventila ahora

    no solo “sin ninguna” prueba;

    sino todo lo contrario:

    los testigos presentados por la acusación

    testimoniaron a favor de Cristina Fernández.

    Luego de 9 días de payasescos e ilegales alegatos de los fiscales,

    le toca ya a la defensa.

     
    Quedaron expuestas las falsedades y tergiversaciones
    Juicio contra CFK: Un alegato que demolió la acusación de los fiscales Luciani y Mola
    Los abogados dejaron en claro que Luciani y Mola ni siquiera leyeron bien el expediente. Remarcaron que “no hay nada de nada, ni siquiera un indicio” de los supuestos delitos con las obras públicas y que los fiscales “presentaron hechos falsos o inexistentes”.
    https://www.pagina12.com.ar/479587-juicio-contra-cfk-un-alegato-que-demolio-la-acusacion-de-los

  • oscar varela

    ¡Alerta a atrieros!

    Atrio tiene puesto entre las opciones de “enlaces”

    a RELIGIÓN DIGITAL.

    Uno de sus Artículos recientes
    “Francisco, inquieto por la escalada de la tensión política tras el atentado a Cristina Kirchner”
    utiliza lo de Pancho para armar un cuadro de situación mentiroso,

    -pero muy efectivo-, ya que el 97% de los Medios de Comunicación en Argentina están en manos

    (ensangrentadas -asesinato de Graiver por dominio del “papel” para Prensa -localidad San Pedro, que yo construí),

    en manos de  Héctor Magnetto = “Clarín” de Bs. As.

    ………………………….

    Dejo denunciada la línea del renovado “fascismo“,

    y que se ande con cuidado ATRIO:

    “Sobrii estote, et vigilate : quia adversarius vester diabolus tamquam leo rugiens circuit, quærens quem devoret”

  • oscar varela

    Hola!

    ¿Alguien recibe Info de “Zenit“?

    (Agencia católica de laicos de los Legionarios de Cristo)

    A raíz de la comunicación de Pancho a Cristina Kirchner

    están diciendo que el atentado de magnicidio

    no es tal sino “supuesto“.

    Palabrita virilizada por la Oposición odiadora argentina.

    Más aun; propalan que todo fue

    un “armado” de la propia Vicepresidenta.

  • carmen

    Madre mía, Óscar.

    Madre mía.

    Sabes que no sé casi nada de la política actual de Argentina. Tampoco sé si eres o no partidario de esta señora, pero, por favor, no es admisible. Por favor.

    Lo siento.

    Os deseo suerte y que conservéis la calma. Estas cosas suelen ser pura provocación. Hay mucho loco suelto que se cree enviado de, pues no sé exactamente de qué. Del destino, quizás.

    Acabo de ver las noticias. Ya sé que esto no es un WhatsApp, pero no me quedo sin decirte: madre mía, Óscar.

  • carmen

    Hola Nacho

    De Nicaragua y de Chile, y de México y de muchos países de América Latina no sé prácticamente nada, solamente lo que leo en tres o cuatro periódicos. Pero te aseguro que de Europa algo sé. Estoy contenta de ser Europea.

    Todo esto del eurocentrismo ya viene de hace años m JJ Tamayo creo recordar, fue al primero al  que se lo leí, aquí, en Atrio. Luego ha escrito varios artículos sobre el tema. No me resulta nuevo. Y otros artículos de otras personas, en fin. Leyendo aquí y allá.

    Pero fíjate, creo que Román tiene razón. Hay mucho más de fondo . Muchísimo más. Pero sí hasta la iglesia católica de ha decantado por la descentralización. Es que para mí manera de entender es algo muy revelador.

    Me gusta lo que has dicho de Gorbachov. Para mí es un hombre que debería pasar a la historia con letras de Oro. Al igual que Churchill. Y, sí, efectivamente. Quién no aprende del pasado está condenado a cometer los mismos errores.

    Un abrazo.

  • Isidoro García

    Amigo Nacho, la afirmación que tú niegas, es una opinión personal mía, (como todas errable), Y reconozco que lo del 80 %, es una estimación, que debería haber sustituído por: la gran mayoría.

    Tú mismo, en contestación a Olga, dices, que “Es falso que los indios murieran sólo por los virus, también murieron por malos tratos, el asesinato masivo para crear terror en los indios, y el hecho de que las indias se negaban a parir por desgano vital por la conquista. (Fuente: Cook / Borah, de la escuela de Berkeley)”.

    Que hubo masacre y si quieres llamarlo así, genocidio, es verdad, pero la cuestión es si fue voluntario o accidental.

    Y lo de la opinión de Harari, de que fue el mayor de la historia moderna hasta el momento, también es verdad, pero tiene su explicación.

     

    https://www.elconfidencial.com/cultura/2020-02-28/peninsula-iberica-invasion-4500-new-scientist_1623082/

    La transmisión de enfermedades provenientes de otros animales, para las que no se tenía defensa, empezó, con la ganadería neolítica. Pero la muy baja densidad de población en esa época, daría origen a casos puntuales.

    Fue hacia el 3.000 a.C., con la domesticación del caballo, y el invento de la rueda que pusieron en práctica los arios o indoeuropeos, (los yamna -yamnaya -¿arya?, cercanos al Cáucaso), cuando las migraciones se hicieron mucho más rápidamente y en relativamente grandes cantidades de personas, pues los carros facilitaban el transporte de familias enteras.

    (Según Karen Amstrong, los arios no eran unos salvajes, como los posteriores hunos, y demás:

    El primer pueblo en buscar una espiritualidad de la era axial, fue el de los pastores que vivían en las estepas del sur de Rusia, y que se llamaban a sí mismos arios.(…)

             No eran un pueblo guerrero, ya que, aparte de unas pocas escaramuzas entre ellos, o con grupos rivales, no tenían enemigos ni ambición de grandes territorios. (…)

           Los arios nunca perderían su profundo respeto por el “espíritu”, que compartían con otros seres, y esto se convertiría en principio básico de su era axial. 

          Arrebatar la vida de cualquier ser era un acto terrible, que no se podía tomar a la ligera, y el ritual sacrificial obligaba a los arios a enfrentarse con esta dura ley de la existencia).

     

    Pero debido al implacable determinismo tecnológico, sus inventos, fueron el inicio de las invasiones y las conquistas masivas. Se pasó de las escaramuzas de pequeños grupos a la geopolítica, tal como hoy la conocemos. Y el mundo cambió, y se empezó a globalizar.

    Pero indirectamente también  se produjo el inicio de un enorme “genocidio” biológico en Europa y Asia, mucho mas grande que el de América, porque estaba mucho mas poblada. La sucesión de epidemias sucesivas de peste y otras enfermedades, asolaron Europa, (por ejemplo en la Edad Media).

    Y cuando se llegó a América, de repente se entra en contacto con una población relativamente grande, que no habían estado expuestos a los virus, y lógicamente, pasó lo que pasó, y justo en una época en la que ya existía la cultura y se pudo documentar históricamente. (De ahí lo de Harari).

    El libro de Jared Diamond, “Armas, gérmenes y acero”, explica el fenómeno muy bien.

    Como triste ejemplo, (hablo de memoria), la de expedición de Ponce de León, por el norte de Méjico y Sur de Estados Unidos, en búsqueda de oro, y demás, que fue bastante pacífica, dejó un tremendo reguero de muertos, en los seis meses posteriores entre todas las tribus indias, por las que pasó.

     

    Ya dije en mi comentario, que para mí, ese no es el tema fundamental de los agravios España-América.

    Ayer hablaba de las defensas de parte. Reconozco, que yo hago una defensa de parte, porque fueron mis padres los protagonistas, (y los tuyos), pero creo que su defensa está bien fundamentada, en factores objetivos biológicos, y en los cambios de mentalidad cultural después de 500 años, que hace injusto juzgarles con la mentalidad actual.

    Nadie niega la evidencia de brutalidad cultural, y de brutalidad humana personal. Los invasores siempre son soldados, que arriesgan su propia vida, y por eso se sabe que toda guerra es muy perra, y es un desastre de la humanidad.

     

    Con todos los problemas que tiene la humanidad, por delante, ¿vamos a perder el tiempo en memoriales de agravios de hace 500 años?.

    Ahora, a mí me extraña, que los mismos que sois tan duros con nuestros propios padres, por lo que hicieron ¡hace 500 años!, hoy día tartamudeáis, y echáis balones fuera, y medio justificáis, cuando se habla de una invasión violenta de apropiación de territorio y de población civil, aquí y ahora, en Ucrania. Es que no puedo entender, lo complejas que son las mentes humanas, (y la que más, la mía).

     

    Respecto a tus famosas fuentes y datos, yo, que soy muy propicio a citas de autores, nunca intento justificar una idea, por la autoridad del que lo dijo, (aunque la tenga).

    Y le cito por justicia poética. Si le hago un corta-pega no voy a dejar caer, que el párrafo se me ha ocurrido a mí, aunque la haga mía, y aunque a veces no cite, por pereza y por no agobiar, o porque no recuerdo quien lo dijo).

    Las ideas se deben sostener por sí mismas, independientemente del autor.

    Porque sobre todo en temas ideológicos, ¿qué sabemos de sus creencias y convicciones personales, a las que tiene todo el derecho, y que van a influir en sus ideas?. Insisto en que no es lo mismo los temas culturales, que los ideológicos.

    Tú, defiende tus ideas ideológicas, (que lo haces muy bien), y no te justifiques en personas de los que no sabemos su vida y milagros. (Otro tema es copiar un párrafo o frase concreta).

    Y lo mismo con ideas provenientes de Organizaciones, Onu, Unesco, Cáritas, OnGs varias. ¿Quiénes las han escrito, y qué autoridad tienen?, ¿conseguir un carguito?: conozco yo, muchos enchufados con carguito.

    Cada uno tiene sus ideas, y por eso las ideas valen lo que valen las ideas en sí.

    Un saludo afectuoso sincero.

    (Perdón a todos por el rollo).

    • Antonio Duato

      De perdón, nada. Al menos por mi parte.
      Creo que, junto con otras personas, estás elevando el nivel de atrio hacia un encuentro de posiciones que no se descalifiquen unas a otras sino que aporten información y reflexión con rigor, autenticidad y libertad.

      A veces, sobre todo cuando soy aludido, descendería con gusto al ruedo.
      No lo hago más porque me falta tiempo y agilidad para redactar comentarios. Y también porque, dada mi condición de promotor y moderador, necesariamente se interpretan siempre mis intervenciones como tarjetas arbitrales.

      • mª pilar

        Querido Antonio, no merece la pena que te disgustes, contestar a cada persona que se sale del tema es una lata enorme.

        Quizá sería más sencillo decírselo a la persona en su correo privado como aviso que se está extralimitando y que lo escrito nada tiene que ver con el tema que se presenta.

        Estoy escribiendo poco y es por esa misma razón pero cada día leo Atrio con mucha atención…los comentarios de algunas personas ni entro…Si me encanta Isidoro porque siempre te enseña nuevas miradas y con base firme.

        No sufras, ya demasiado llevas entre manos.

        Un abrazo entrañable.

    • ana rodrigo

      Antonio, estoy de acuerdo que los últimos debates están subiendo el nivel en atrio y que las intervenciones de Isidoro me gustan mucho.

      Yo, aparte, de no tener ese nivel, estos días tengo la casa llena de hijas y nit@s y no me puedo concentrar mucho en nada.

      Solamente dar un toque sobre el lenguaje sexista: “un coñazo” es negativo, “cojonudo” es lo más de lo mejor. Ya sabéis que para much@s el feminismo es una impertinencia, no para mí, por supuesto, que lo considero fundamental.

      Os leo todos los días. Abrazos

  • Román Díaz Ayala

    Aunque no lo parezca a simple vista el debate, que se debía sustentar sobre un análisis lo más exhaustivo posible, sobre el pasado colonial de los países el Continente Americano, es una de los elementos sobre el eurocentrismo.

    Pero me parece a mí que se está haciendo un reduccionismo muy interesado, especialmente cuando se trata de abordar el tema de los pueblos originarios.  Un contexto más clarificador tendría que abarcar el período desde aproximadamente 1776 hasta la entrada del siglo XX. Fue un proceso emancipador, largo, dificultoso, cuando no tormentoso, lleno de crueldades, criminales y de sometimiento contra las poblaciones. En 1867 nace la federación del Canadá bajo el dominio británico y accedió a la plena soberanía ya entrado el siglo XX. La Revolución Francesa dio  lugar a la declaración de independencia de Haití en 1804 al igual que la Guerra de Independencia  en España contra la ocupación francesa fue el pistoletazo de salida para el movimiento emancipador de gran parte de los territorios del continente. Así la insurrección de Hidalgo de 1810 que llevó luego a la independencia en 1821, cuyo bicentenario celebrábamos el año pasado. No podemos cambiar de opresor culpando al enemigo del Norte, para descargarnos de responsabilidades históricas.

    Mientras, España tuvo también su siglo XIX y se fue creando poco a poco, tras mucha vicisitudes la noción de la  España inacabada.

    Tenemos mucho para una reflexión en común.

  • Isidoro García

    Yo quiero decir mi opinión sobre las críticas y lloros, por el pasado colonial español. Y lo primero que quiero decir es que es verdad que hubo abusos y malos tratos a los conquistados. Eso es evidente.

    Pero el 80 % de las muertes fue debido a los contagios, exactamente que pasó con los indoeuropeos, que al traer los caballos trajeron las pestes. A los españoles hacendados les interesaba que hubiera mano de obra, y un indio muerto no producía.

     

    Pero es que ese no es el tema a mi entender. La historia nos dice, que hasta los tiempos modernos, (y aún así hay episodios como el actual de Ucrania), la historia de la humanidad fue una historia de conquistas sucesivas por la fuerza, en las que el conquistador, se quedaba con todo.

    Hasta recientemente ha regido en la humanidad, la cosmovisión de la tribu: Todo por los de mi tribu, y nada, para los de fuera. (Y aún con los nacionalismos sigue vigente ese espíritu, aunque un poco matizado).

     

    Sin ir más lejos, los antecesores de los españoles, que conquistaron y abusaron en América, (pongamos por no ir más atrás), los anteriores pobladores de Europa, antes de la invasión indoeuropea, con el caballo y el carro, fueron masacrados por ellos, sustituyendo en una generación a todos, (TODOS), los hombres de la época, (según estudios genéticos, hacia el 1.500-2.000 a.C.).

    Luego esos indoeuropeos, que quedaron viviendo por aquí, (los celtas y los iberos), fueron masacrados y abusados por los romanos, estos lo fueron por los godos de Alemania y el Norte, estos por árabes en 711, y estos, por los descendientes de los antiguos hispanogodos. Y estos fueron los que llegaron a América.

    ¿Nos vamos a poner a reclamar a los indoeuropeos, y a todos los demás, que además somos nosotros sus descendientes?.

    Y por parte de las tribus indias americanas que fueron masacradas, por virus y maltrato, eran a su vez conquistadoras y maltratadoras de las tribus vecinas sojuzgadas, (el caso de Méjico y los aztecas es paradigmático).

     

    Tenemos que reconocer con modestia y humildad, (que es sobre todo reconocer la realidad), que somos descendientes de los mayores h.d.p. que hubo entonces, los mayores asesinos, ladrones y violadores de cada época, porque sus víctimas no dejaron herederos, y si los tenían, también los mataron o los asimilaron, igual que a las mujeres.

    Y a nuestros antecesores, no podemos juzgarlos con la mentalidad actual, es injusto. Ellos hicieron lo que pudieron para sobrevivir, que era de lo que se trataba entonces, y al fin y al cabo, ¡coño!, somos sus hijos, y debemos un respeto y comprensión hacia nuestros padres.

    Sí, somos lo humanos actuales unos hijos de h.d.p., pero hemos progresado, (aunque aún nos queda muchos), y ellos estarían orgullosos de los logros que hemos alcanzado, y los que nos quedan por alcanzar.

    ¿O es que queréis que nuestros descendientes futuros, renieguen de nosotros, por nuestras miserias actuales?. A los padres se les quiere con sus miserias.

    • Nacho Dueñas

      Isidoro, esta afirmación tuya es rigurosamente falta:

      “Pero el 80 % de las muertes fue debido a los contagios, exactamente que pasó con los indoeuropeos, que al traer los caballos trajeron las pestes. A los españoles hacendados les interesaba que hubiera mano de obra, y un indio muerto no producía”.

      Decir que Sevilla tiene en verano un clima polar es mucho más veras que dicha frase.

      Soy un coñazo con todo mi rosario de datos, fuentes y argumentos, y además me cansa darlo, pero a una señal tuya o de cualquier contertulio me pongo, muy a mi pesar, manos a la obra.

  • carmen

    Hola.

    Ahí va una historia de esas que a los puristas del blog no le gustan nada.

    Acabo de oír una noticia de esas que más parece un cotilleo, no llego a más, sorry.

    Pues parece ser que en una localidad de Galicia un párroco se ha negado a bautizar a un bebé porque sus padrinos vivían juntos sin estar casados. Ha dicho que no. Punto. Claro, se han ido a otra parroquia y lo han bautizado.

    Y yo me pregunto. Con las reglas de la Constitución o como se llamen las normas de la iglesia católica, quién tiene razón? El primer párroco? El segundo?

    Cuando digo que el problema de fondo de la iglesia es la teología, es porque a mi cabecita el sentido común le dice que todo , todo , todo, está basado en una serie de creencias, que a su vez dieron lugar con el paso del tiempo a una teología oficial y está a su vez a una serie de normas a seguir por aquellos que quieran ingresar el la comunidad católica. Cuidado, estoy diciendo católica. No estoy hablando de cristianos en general y mucho menos de los seguidores o a los que les gusta eso del Evangelio, es decir, Los dichos y hechos históricos o no tanto, de Jesús de Nazaret.

    Por lo visto es una de esas cosas mías, contradictorias, que es verdad que de comportamiento tengo a mantas, pero no tantas cuando me pongo a pensar, a mí nivel, claro. Cada uno hace lo que puede.

    Me dicen que primero tiene que venir la práctica. La de buscar párroco a la hora de bautizar? Lo hice con mis nietos, aquí no hay ningún tonto y menos aún tontas y tengo amigos hasta en el infierno.

    Pero sigo diciendo lo mismo. Hasta que no se replanteen muchas normas , esto no va a haber quien lo entienda, pero claro, es que están basadas en aseveraciones teológicas. Inamovibles.

    Y como esta anécdota, todas lo que se quiera pensar  A ver si los jesuitas y sus amigos,gente que cuida mucho la observación, la inteligencia emocional y por supuesto todo lo relacionado con la iglesia, van dando pasitos durante el próximo papado. No cabe duda de que han jugado muy bien en este, a mí me lo parece, y han dejado a los señores cardenales con derecho a voto del Espíritu Santo, en mayoría respecto a su facción. Y el que ha abierto camino diplomáticamente ha sido el Papa actual. Y claro que ha caído en contradicciónes. Demasiado bien lo ha hecho. Pero han dejado el camino preparado para el siguiente. Genial. Lo que hace probable que el próximo Papa, y que tarde mucho en venir porque al actual le deseo una vida larga y feliz, hace probable que esté dentro de la línea de pensamiento jesuítica. Y de otros muchos. Pero manda quién manda. Aunque el futuro nunca está escrito, eso es algo que sé. Puede haber sorpresas, que nos hablen a los españoles de transfuguismo…

    A ver qué sucede. Es interesante. No creo que lo vea, ya soy mayor. Sé que los jesuitas juegan en la frontera. Pero las fronteras líneas son. Quién sabe dentro de décadas…a lo mejor encuentra la iglesia oficial católica , no una delgada línea roja como ahora dónde se sitúa la frontera, sino una zona de sombra, como decía Jack London que separa la juventud de la vida plenamente adulta, y que permita a muchas personas poder cobijarse en ella.

    Veremos. Bueno. Verán.

    Fin. De momento

     

     

     

  • M. Luisa

    Haciendo los honores al título del Post. sigo avanzando con mi comentario de ayer.
    Es comprensible ese rodeo por la imaginación para evitar darse de bruces con el desprestigio que ha supuesto enarbolar el concepto de realidad en sus diferentes modalidades históricas.  Hora ingenua, hora idealista/racionalista, hora subjetivista. Ahora bien, focalizar el problema por el lado de la imaginación es aceptable, dado que los autores que defienden tal posición no la condicionan sino que la consideran abierta trascendentalmente.
     
    Por supuesto que enfocando así el problema, la imaginación puede hacer un buen papel como sustitutivo al concepto de realidad, sobre todo a nivel pedagógico. Sin embargo, el objeto del criticismo histórico, como también de la llamada, más tarde, deconstrucción, a lo que ambas se enfrentan, es a la realidad en sus distintas formas o visiones de conceptuarla.
     
    Pero lo que considero absurdo es que enfocando el problema por el lado de la cognición humana se prescinda de su estructura propia y natural, y se la quiera dotar de unos supuestos arquetipos que la faculten.      
     
    Despreciando la racionalidad se dice que lo importante de los arquetipos es la formación de nuestros pensamientos. ¿Pero si el pensar es lo propio de la racionalidad por qué prescindir de su estructura? Si es esta y nada más que esta la que faculta nuestro pensar.  Los arquetipos se diferencian de la estructura en que si esta está en continua estructuración y en consecuencia hace evolucionar el pensamiento, no así, en cambio, sucede con la idea de arquetipo que lo moldea y lo fija.  

  • carmen

    Gracias, Olga.

    Es que no me gusta nada todo eso que oigo desde hace algún año de lo horribles que somos los europeos y el genocidio de los españoles en los pueblos que se conquistaron en el siglo 16. Supongo que se harían barbaridades, sobre todo vista la historia con los ojos del siglo XX y XXI.

    También se harían cosas buenas. No sé exactamente cuáles. Lo que sí veo con mis ojos es que las razas se mezclaron, porque aquí están sus descendientes. Luego es imposible que se hiciera tan mal. Es importante el mestizaje, porque si no lo hubiera habido, entonces sí se podría decir que España realizó un exterminio.

    De todas formas, sabes qué pienso? Que bueno, vale, pero hay que mirar al futuro. Es un error gordísmo, creo, estar anclado en el pasado. Las mujeres sabemos muy bien que la queja y el llanto no vale nada más que para un desahogo personal. Pero no te puedes quedar en esa fase. Hay que mirar al futuro y tratar de solucionar los errores cometidos , siempre mirando al futuro.  Y por supuesto al pasado, pero no para llorar eternamente, sino para aprender lo que no debes de repetir.

    Y eso creo.

    Gracias. A veces . Uf. Me molesta lo que llamo el silencio administrativo cuasi general, pero…es lo que hay.

     

    • Nacho Dueñas

      Carmen, que España hizo cosas buenas es obvio. Pero historiadores serios afirman que fue un genocidio. Y hasta de mayor de la humanidad. Hay multitud de datos.

      Y es verdad que hay que mirar al futuro y no al pasado. Pero no es menos cierto lo que dijo Churchill que “pueblo que olvida su historia, pueblo que se condena a repetirlo”.

      Saludos.

      Nacho.

      • Nacho Dueñas

        Y de Europa, tres cuartos de lo mismo. Cualquiera es muy libre para declararse europeista, pero la historia es la que es. Incluso el presente es el que es.

  • carmen

    Estoy luchando conmigo misma para no escribir, pero no me puedo quedar sin decir esto: enhorabuena al equipo que asesora al papá francisco I y al mismo Papa. He estado leyendo noticias por aquí y por allá. Una jugada genial. Al menos para mí lo es. Y me refiero a todo el pontificado. Solamente hay que contar cardenales.

    Una vez me dijo un jesuita que era como un águila, doy vueltas y vueltas hasta que llego a donde quiero llegar. Seguramente lo aprendí de ellos.

    Quizás mi forma de escribir ha hecho pensar que quería contar mi vida, pero esa no era la finalidad, en absoluto, la finalidad era decir lo que pienso acerca de lo que ocurre en la vida real y tiene relación con la iglesia. Porque creo que en el fondo a todos nos suceden cosas muy parecidas, si intentas extrapolar, claro, si te quedas con la historia pues, te dicen que abras un blog. Lógico.

    Solamente quiero recordar una cosa. Efectivamente, esto no es un grupo de WhatsApp. Todos lo sabemos. Los que pertenecen al grupo de escribidores de comentarios, también. Hay muchos lectores. Muchos. Eso creo al menos. Y todo el mundo lo sabe. Un grupo de WhatsApp es algo cerrado y esto no lo es. Así habrá que ser un poco cuidadoso con  las apreciaciones personales que se hacen de los que no te caen bien.Digo. No sé.

    Jamás ha sido mi intención decir que no me gustan las personas que aquí escriben. Jamás. Lo que sí he dicho es que a veces no encuentro lo que esperaba. Sí la respuesta es vete pues no  sé yo. A lo mejor, quizás, digo yo, es posible que piensan que esto pertenece a Los Atrieros. Y yo me pregunto. Quienes son los Atrieros? Los que escribes comentarios o artículos o todos los que leen el blog?

    Lo cierto es que hoy estoy haciendo este comentario que repito: enhorabuena a los jesuitas. Habéis jugado genial. Y, sabéis qué tenéis a vuestro favor? La cohesión de grupo. Porque en realidad si no es un grupo cohesionado, nada se puede hacer.

    Y esperaos a que las cosas empiecen a cambiar dentro de la compañía, cuando se deje a un lado el celibato obligatorio y os dejen formar familias e ir un poco a vuestro aire personal. Vais a ser imparables. Que se preparen los quicos.

    Fin.

    Por ahora.

  • M. Luisa

    En mi afán de reflexión y después de leer los últimos comentarios al querer acercarme a ellos con el mismo interés, no he tenido más remedio que mirar de entender otro de los aspectos a los que puede abocarnos conceptualmente este vocablo tan revalorizado por J.A. Vázquez Mosquera como es el de “imaginación”. 
     
    No cabe la menos duda que la imaginación como la percepción son, entre otras, funciones de la mente. A mí que por una cierta afinidad al pensamiento del citado autor, cuando vuelvo a repasar su lectura, no han sido pocas las veces en las que me he detenido para preguntarme, en qué sentido él hablará  de tal concepto; el de imaginación. Porque generalmente se le ha venido dando una cierta negatividad, como enfocándolo en un dejar “suelta”, arbitrariamente, nuestra imaginación.  Pero si se trata de lo contrario, es decir, considerarla no por su capacidad facultativa, sino más bien  considerándola en su funcionalidad propia y abierta, entonces naturalmente al enfocarlo así se la dota de ese carácter trascendental que le asigna el propio Mosquera.  Y ahí se ve la gran diferencia entre imaginación y percepción… esta se encuentra ya limitada por lo social, cultural, educativo, etc.,  

  • M. Luisa

    A mi modo de ver y referente a estas últimas intervenciones, pero sobre todo ateniéndome al título del Post. lo que considero fundamental a estas alturas es liberar la mente del intuicionismo histórico. Es decir, de las teorías que han pretendido configurar la mente de manera extrínseca, como la del dualismo y la del monismo.  
     
    Hay que considerar la mente en su estructura propia, de manera que de lo que de ella se pueda decir nos remita a un acto de experiencia y por tanto centrado en la praxis. Y esto tanto por parte de la filosofía como por parte de las ciencias sociales.
     
    Estas ni que decir tiene que han potenciado lo que de sensible tiene toda intuición y así con esa decantación aumentar el control sobre las cosas, lo que significa mengua de iniciativa individual y en consecuencia de un control potencialmente deshumanizador.
     
    De todos es conocido el doble sentido que se le ha dado al intuicionismo clásico; por un lado, está la intuición sensible y por el otro la intuición categorial o intelectual, ambas por las subjetividades inflexibles que crean hacen imposible ya de inicio que en el proceso dialéctico la razón tome en un momento determinado protagonismo y lo pueda culminar.
     
    Los actos son el aparecer, el surgir las cosas (A. González) Ahora bien, aparecer no es sinónimo de apariencia, como podría hacernos llevar una supuesta contraposición entre apariencia y realidad. Por lo que esto hace que la índole del aparecer conlleve la alteridad, porque a quien aparece este surgir la cosa le aparece como algo otro del aparecer mismo. Lo cual es filosóficamente aceptable llamar realidad al modo como aparecen las cosas en nuestra mente, a diferencia de todas las filosofías ingenuas que llamaron realidad al contenido del aparecer (Carlos Sierra). Y además añade: reconocerlo me parece una virtud, porque es en nuestros actos más comunes, donde hemos de foguear nuestras más sofisticadas elocuencias, so riesgo de dejarlas en simple palabrería.
     
    Esta nueva idea de realidad es, filosóficamente hablando, una noción rica que nos entrega un realismo realmente nuevo y humanamente rico.  

  • Isidoro García

    Perdón por la insistencia, aunque quizás también por la existencia. Pero reducir todo el mundo del “espíritu”, a cosas de “epistemología supra-racional (la denominada parapsicología, los considerados “milagro”, las sincronías,…)”, que hace el amigo Nacho, me parece un poco pobre y reticente.

    Hace tiempo que venía pensando, que todo este mundo junguiano de los arquetipos y el inconsciente colectivo, ha sido monopolizado, durante mucho tiempo por la “Nueva Era”, y en general por gente quizás “demasiado” imaginativa y poco fiable. Y de ahí la natural reticencia.

    Pero en este foro, de personas en general progresistas, y espirituales, sería bueno conocer, la opinión sobre el tema, de una persona de alto nivel intelectual, y al tiempo nada sospechoso de “hippie”: José Antonio Vázquez Mosquera.

    Para los que no lo conozcan, fue cisterciense trapense, (como Thomas Merton), en el monasterio de santa María de Huerta, y se salió, para encabezar el Círculo de Espiritualidad de Podemos, (en el que no se si continúa aún). Ahora trabaja de Coach y Consultor.

    Bueno, pues Vázquez, (que sería un gran fichaje para publicar artículos en Atrio), ha incorporado a su cosmovisión, todo el mundo junguiano, como elemento clave para comprender la realidad humana.

    Escribe Vázquez Mosquera:

    “En la recuperación del valor de la imaginación, que tiene lugar en el siglo XX, la imaginación se convierte en una función independiente de la razón y de la percepción, de hecho, una función más importante que la propia razón.

         Pues la imaginación sería la capacidad que permite acceder directamente al “mundo de los arquetipos”, verdaderas fuerzas estructuradoras de la conciencia, que se harían presentes a la inteligencia del ser humano a través de los símbolos, que serían expresiones de esos arquetipos.

            Los arquetipos serían verdaderos puentes entre lo consciente, (racional), y lo inconsciente, (metarracional), de ahí, que la imaginación se entienda como “imaginación creadora”, es decir, como una facultad activa y creativa, que no se limita a recibir sus contenidos de la percepción, sino que ella misma produce sus imágenes, (los símbolos), extrayéndolas de los contenidos más profundos de la conciencia, y dando lugar a un conocimiento más completo que el conocimiento racional”.

     

    Respecto a su relación con lo paranormal, es verdad que los arquetipos, tienen efectos “materiales”, en el cuerpo, (lo psicosomático), y quizás más allá. (Eso lo llama Jung “psicoide”), y es una nueva frontera a explorar.

    Pero hoy, por hoy, lo importante de los arquetipos, es su importantísimo papel, en la formación de nuestros pensamientos, más allá de la tan cacareada racionalidad, la diosa de la Modernidad, que de esta forma queda degradada a útil sierva.

    Los arquetipos internos, son la única fuente o camino de acceso a llegar a intuir a esa Inteligencia que dirige el Universo, que debemos tantear, aunque solo sea a ciegas, para situarnos en el “viento cósmico”.

    Ya en el siglo XIX, Bismarck tuvo una intuición genial, y decía que “la tarea del estadista consiste en escuchar los pasos de Dios marchando a través de la historia, y en intentar no perder el contacto con sus faldones mientras avanza”.

    Pues se puede parafrasear a Bismarck, y decir que la única misión del humano, y el fundamento de todo lo demás, es “escuchar los pasos del Universo, (o el Dios teísta para el que lo prefiera), marchando a través del tiempo, y en intentar no perder el contacto con sus faldones mientras avanza”.

    Y la única mano con que nos agarraremos al faldón, son los arquetipos sabios, que dirigen nuestra mente. Ahora, una vez encontrado el telescopio, lo que queda es estudiar y estudiar el Universo, y empezar a tomar decisiones prácticas de nuestra sintonía con el Universo.

     

    Yo estoy convencido, que igual que Darwin acabó triunfando en el s. XX, Jung acabará triunfando en el s. XXI, y al final se le considerará como la Piedra de Rosetta, del jeroglífico de la mente humana.

    (Ahí, está, Antonio, el fundamento, que tanto buscas).

     

    • Nacho Dueñas

      Buenos días, Isidoro.

      Que yo cite esos 5 elementos de lo que tú denominas “mundo del espíritu” (yo desde luego no), no quiere decir que lo reduzca a ellos.

      Lo que sí digo, y he escrito libros sobre ello, es que esos 5 elementos tienen fundamento tanto desde lo epistémico como de los fenomenológico. Lo que pasa es que el integrismo cientificista de hoy no permite apreciarlo.

      Y sí, Vázquez Mosquera es amigo mío. Pasé una noche en su monasterio, cuando aún era monje.

      Y que la gente de la Nueva Era haya monopolizado elementos jungianos (cosa que niego) no quiere decir que tales elementos no sean válidos.

      Por lo que a mí respecta, no me reconozco en la ambigüedad del “progresista”. El hippie es otra cosa más seria.

      Feliz domingo.

      Nacho.

  • oscar varela

    Hola!

     

    Comparto video de lo que está pasando en Argentina,
    porque es posible que haya un ocultamiento “mediático” de los diversos Lawfare.

    ……………………………..

    A A Duato le pido que reflexione un poco sobre “¿Qué es FILOSOFÍA?”;

    que no es la de los “doctorados especialistas” que nos trae con ese “Título”;

    y se dé cuenta que la Filosofía es la “interpretación de los que patean a calle y las veredas”. Medios de Comunicación. Periodismo, en fin; son los que tienen LA PALABRA.

     

    Ya lo tengo dicho hasta el hartazgo lo que escuché de Yves de Congar:

    – que si quieren “otra Iglesia posible” basta con que toda la “Jerarquía”

    – se saque los trapos feminoides con que se visten perfumados,

    – se levanten a laburar, y

    – viajen en los habituales medios de transporte colectivos.

  • Isidoro García

    Amigo Nacho: Yo de Nicaragua, no te voy a hablar, porque de lo que no conozco medianamente bien, no hablo. Mi trayectoria en Atrio lo corrobora. (Alguna que otra vez lo he hecho, pero no volverá a repetirse).

    Pero hablas del pensamiento crítico, y ese es el objetivo de este foro: un ejercicio de pensamiento para llegar a acercarse un poquito a la realidad.

    Lo malo es que “la realidad no es legible de manera evidente. Las ideas y teorías no reflejan sino que traducen la realidad, pudiendo traducirla de manera errónea. Nuestra realidad no es otra cosa que nuestra idea de la realidad. (Edgar Morin).

    ¿Y cómo llegamos a ir haciendo ese pensamiento crítico?. Pues, investigando aquí y allá, hechos que conocemos directamente, hechos contados de oídas, ideas de otros pensadores que nos han antecedido, (somos enanos subidos a hombros de otros enanos, que a su vez, alguno se ha subido a hombros de un gigante).

    Para recopilar esa información, lo primero es ponerse el anteojo de joyero, (nuestra cultura adquirida), y en una primera evaluación, reconocer las joyas, y dejar la paja.

    Lo segundo es trabajar de ferretero, e ir colocando y ordenando todo el material recogido, en su cajón de categoría correspondiente, para poder acceder a ello, cuando se las busca, (la memoria es muy pobre).

    Pero al final, cuando estamos reflexionando, debemos, (como muy bien, tú señalas), discernir y valorar, todo el material que hemos recolectado.

    Y aquí, hay que abandonar la razón, y acudir a la brújula interior que todos llevamos: la sabiduría interior, que llevamos en los programas sapienciales del inconsciente colectivo, (lo que yo llamo el espíritu).

    Hay que “oler” la verdad. En principio tenemos cinco sentidos corporales: con ellos percibimos imágenes, sonidos, el sabor de los alimentos, y el olor de las cosas.

    Pero tenemos un sexto sentido, o el tercer ojo, con el cual percibimos la verdad, la bondad, y la belleza que no se percibe físicamente. Es un instinto de sabiduría.

    Hay cosas que te “resuenan” y otras que no te dicen nada, y no es por casualidad. Ahora bien, ya sé que las cosas no son tan sencillas. Ya lo he explicado muchas veces, y temo repetirme y ser pesado.

    El gran problema está en las discrepancias entre la razón, y ese instinto inconsciente. La razón, es un lorito, que repite, una y otra vez, la cultura que hemos recibido, (compuesta de conocimientos y de creencias), y se dedica a relacionar una y otra vez, todos los elementos culturales recibidos. Lo cual está bien,… si esos elementos son correctos y responden a la realidad.

    Pero la historia de la cultura, nos dice, que muchísimas ideas que se pensaron en el pasado, ya no se sostienen, y ha habido que eliminarlas y sustituirlas.

    Decía Edward Gibbon, que todo hombre recibe dos educaciones, la que le dan, y la que él se da. Y esta última es la más importante.

    Y ahí está la clave de nuestro progreso en el pensamiento crítico, porque muchas veces esa sustitución de ideas equivocadas u obsoletas, viene, cuando las descubrimos por ahí, y nuestro chivato-brújula, se dispara, y nos dice: ¡atentos al parche!.

    Y así, poco a poco, vamos reformando la cosmovisión personal, para lo que, como decía Emerson, has de laborar tu propio huerto, sin angustia ni prisas.

    Ese instinto de Verdad, es la única defensa que tenemos contra el adoctrinamiento, el fanatismo y la superchería.

    Y las ideologías, políticas y/o religiosas, que lo ignoran y no le hacen caso, intentan movilizarnos emocionalmente, mediante apelaciones a la lealtad cultural, la humildad masoquista, la tradición infantil, y la cohesión del grupo, (algo así como en la Mafia. Antes amenazaban y todo con la condenación eterna, y los partidos políticos con el ostracismo civil).

    Ellos apelan a la “lucha contra el ego”, y no comprenden que el ego, es la razón, porque si obedeces a tu espíritu, uno no manda nada, solo obedece a su guía personal: ¿puede haber más humildad que ignorarse uno, y dejarlo todo en manos del “espíritu?.

    Y buscan que reneguemos del pensamiento-“kamikaze”, con unos mensajes que no se dirigen a convencer, sino a reforzar los prejuicios y a despertar adhesiones.

    Llamo pensamiento-kamikaze, (Kamikaze = viento divino, o “espíritu santo”, en terminología cristiana), al que no se casa con nada, ni con nadie, sino que se dirige hacia donde el “corazón-espíritu”, le lleve.

     

    Respecto a la valoración de estadísticas, informes de parte, por muy de la Onu, o de ONGs prestigiosas, que sean, yo particularmente soy muy escéptico: Las estadísticas están muy sobrevaloradas.

    Un estudio, dirigido por investigadores de la Universidad Estatal de Ohio, ha descubierto, que las personas que en sus estudios, dan estadísticas precisas sobre un tema controvertido tienden a recordar erróneamente las cifras que dan con tal de encajarlas con sus creencias y motivaciones políticas.

    La subjetividad humana, es de tal calibre, que en la Ley judía se necesitaban dos testigos, para acusar a alguien.

    En muchos temas, sobre todo socio-políticos, funciona mucho la mentirijilla, por la cual, aunque teóricamente, el fin no justifica los medios, cuando se considera que se puede ayudar a un gran bien moral, con una mentirijilla “inocente”, se hace una y otra vez: todo es bueno para el convento.

    (“Se non è vero, è ben trovato”. Al fin y al cabo, ¿qué más da que haya en realidad un 20 % de pobres en lugar de un 40 %, como se afirma: cualquier cantidad de pobres ya es algo negativo a evitar).

    Y si eso, ayuda políticamente a alcanzar el poder, ya no digamos. La política es un hervidero de mentirijillas bienintencionadas.

    Todo este panorama, nos exige vivir en la incertidumbre perpetua. No podemos saber muchas cosas que nos gustaría conocer, y solo podemos guiarnos de nuestro “olfato” personal. Lo cual reconozco que tiene sus peligros de errar.

    Paro hay que aceptar vivir en la incertidumbre cognitiva. Ya sabes que si quieres una garantía, cómprate una tostadora.

     

    (Ya se me pasó el subidón. Es que no tenían jarras de cerveza sin alcohol, y tres jarras es mucho, y yo no estoy acostumbrado. ¡Ya veremos mañana con el azúcar!).

     

    • Nacho Dueñas

      Amigo Isidoro, salvo cosas sueltas, podría yo avalar tu comentario.

      Sólo, si me permites, diré que claro que considero toda la epistemología supra-racional (la denominada parapsicología, los considerados “milagro”, las sincronías, lo que yo llamaría la “inteligencia existencial” (aunque en rigor sería una sensibilidad vital cuyo registro sería esta tipología del saber).

      Pero también digo que en el campo de las Ciencias Sociales, la racionalidad funcional (que no el racionalismo decimonónico) claro que es la metodología básica. y ahí entra el pensamiento crítico y todo aquello que tan coñazo me pongo cuando hablo de ello.

      Ahora, tú hablas del error de las estadísticas en ellas. Y es verdad. Y más que hay. Pero dichas ciencias sociales son aproximaciones a la realidad, ya que no estamos ni en las ciencias puras ni el el siglo XIX.

      Y si bien es cierto que de los organismos y las ONG no hay que fiarse en un 100% (volvemos al pensamiento crítico), de la prensa, en general no hay que fiarse ni en 1%. Hay libros serios y bien documentados sobre esto, pero baste hacer un rato de zapping por las noticias y ojear unos periódicos para echarse a llorar. El propio Walter Lippmann, fundador del publicismo anglosajón del siglo XX dice que la prensa se creó para “fabricar el consenso”. Analiza esta frase.

      Un par de cositas para acabar:

      -Faltaría más que por lo que a mí respecta, puedes hablar de Nicaragua y de Kuala Lumpur. A mí lo que me jode es hablar sin el más mínimo conocimiento de causa.

      -Yo sí prefiero un 20% que un 40% de pobreza porque es la mitad de gente que sufre. Y cuanto menos se sufra mejor.

      -Me he reído muuucho con tu borrachera. Pero qué mariconada: Yo con sólo 3 es como tomar fanta. necesitaría como 6 para estar como tú. “Desde Santurce a Bilbao vengo por toda la orilla”.

      Un abrazo.

      Nacho.

      • Isidoro García

        A vuela pluma. Que quede claro que yo no he dicho que no importe nada que haya un 40 % de pobres o que haya un 20%.

        Yo lo que digo es que para muchos publicistas y directores de Departamentos de Comunicación de ONGs, les conviene exagerar la realidad negativa, para motivar más las donaciones o para el efecto político correspondientes, y no les interesa poner que hay un 40 %, cuando a lo mejor se sospecha que hay hacia un 20 %..

        Cuando hay dinero o votos por medio, la honradez intelectual, vuela, (aunque sea por una “buena causa”. La Iglesia, y su inmensa fortuna en inmuebles, lo prueba. La Iglesia, para bien o para mal, lo ha inventado todo.

  • carmen

    Ay, Antonio Duato. Qué razón tienes a veces. Sencillamente no es mi nivel intelectual. No lo es. No. Ni el mismo sentido del humor. No. En absoluto.

    Sencillamente es Otro.

  • Isidoro García

    Amigo Nacho: Te estás poniendo un poco pesadito con tu seguridad absoluta de que tienes el método único para obtener el conocimiento. Y Román hace muy bien en pasar del inefable Nacho. Con este Nacho, no merece la pena.

    Y es que partes de una visión de la epistemología bastante simple y primitiva: la de la modernidad más antigua.

    Hoy día sabemos muchísimo de cómo percibimos, interpretamos y nos hacemos un mapa subjetivo y personal de la realidad.

    Tu insistencia en la importancia de los datos, es sofística. Porque claro es, que los datos reales sobre algo, son fundamentales, ¿pero siempre son reales?.

    (Un ejemplo: hablas de que el verificador de bulos Maldita.es, es un medio no ideológico, sino técnico. Pero eso es una ingenuidad, impropia de tu talento. ¿Lo escriben y dirigen robots?. No, lo hacen personas, con sus creencias personales, sus sesgos y sus cosmovisiones. Y por lo tanto están sujetas a las subjetividades humanas, que hoy día sabemos que son muchas e inevitables).

    Me acojo a la sabiduría de nuestro compañero de foro José Ignacio Calleja: Los hechos son hechos, pero no existen sin interpretación histórica y política; y la interpretación puede obedecer a ideologías que nos alienan, y/o al valor que demos a los contextos históricos condicionantes de esos hechos. 

             Sopesar esto es propio del debate político, y el resultado, el legítimo pluralismo político de la justicia. 

             No hace falta negar unos hechos para discrepar en cuanto al contexto que los condiciona/determina y sobre la mejor opción política que los representa desde la justicia en un momento dado.

           Los hechos son hechos, pero falta mucho trecho, hasta formarse una opción política, (mejor o peor), en cuanto a la justicia histórica”.

     

    Dice sobre el tema, Raimón Samsó, en su artículo, “Yo tengo razón, tú estás equivocado”:

    -Somos adictos a “tener razón”, pero quedar cautivos de nuestras opiniones es una trampa. La posesión de las personas por sus propias ideas es siempre una causa de sufrimiento. Querer tener razón es la enfermedad crónica de la humanidad.

    – La mayoría de nosotros creemos que podemos cambiar lo que los demás piensan; 

    – quizá el único pensamiento que precisa ser cambiado es la creencia de que “los demás deberían pensar diferente”. 

    – querer imponer nuestras razones y opiniones a los demás nos cuesta caro. Tal vez logremos desautorizar las ideas de alguien, pero al final acabamos con una razón más y un amigo menos. ¿Vale la pena?

     

    Una creencia es algo a lo que te aferras porque crees que es verdad”. Deepak Chopara.

     

    –      Todo pensamiento consciente, repetido durante un tiempo, se convierte en un programa mental invisible.

    Con el tiempo acumulamos opiniones, creencias, que pasan a conformar lo que llamamos identidad construida o ego. 

          Si alguien agrede esas posesiones mentales, en realidad es como si lanzara un ataque personal, porque confundimos pensamiento e identidad. 

    –       No parece sensato confundir lo que somos con lo que pensamos, pero esto no lo tienen tan claro quienes se aferran a sus creencias con desesperación.

    –       Tener opiniones es normal, también tener gustos y preferencias… pero que esas ideas y predilecciones le tengan a uno cautivo o secuestrado es una trampa. 

    – El libre pensamiento es una conquista humana, pero la libertad de opinión se convierte en una desventaja cuando las posiciones mentales impiden abrirse a nuevas perspectivas o puntos de vista que no concuerdan con las propias.

    – Cuando una creencia nos domina, llegamos a pensar que todo el mundo piensa, o debería pensar, lo mismo. Pero hay opiniones para todos los gustos, la diversidad construye el mundo, y aunque parezca extraño, hay personas que creen cosas muy diferentes a las que nos parecen normales.

    Dice Xavier Picaza, que según la tradición judía, cuando un tribunal de 38 miembros como solía ser el Sanedrín condena por unanimidad a alguien, había que liberar a ese alguien. Porque significaba que ese tribunal estaba amaestrado, porque no puede ser que 38 hombres vean lo mismo.

           Hay que aceptar la pluralidad de las cosas, y si una mayoría de un 80 por ciento piensa así, que es perfecto, la única manera que les dignifica es que ofrezcan espacios de dignidad a otros que piensan de manera distinta. La imposición de la mayoría es mala. No hay otra cosa mejor que la democracia, pero siempre que haya una respuesta al distinto. 

     

    Y el maestro Leandro Sequeiros, nos dice: “Con frecuencia, los seres humanos somos esclavos de nuestros esquemas. Creemos que nuestros esquemas mentales, nuestras convicciones, nuestras creencias, nuestras posturas, nuestros valores son la verdad absoluta que debe marcar la verdad de los demás. 

            Y a veces tenemos la convicción de que el diálogo tiene como finalidad acomodar, (estirando o recortando), las ideas y propuestas de los demás para que quepan en nuestro lecho de Procusto particular. La convicción de que hay esquemas mentales inconmovibles nos dificulta el diálogo.                        

             No es fácil en la práctica aceptar que vivimos en una sociedad plural y multicultural en la que existe un pluralismo epistemológico. La rigidez – con frecuencia – de los esquemas mentales nos dificulta el diálogo, la empatía y la aceptación del pluralismo.

    Y dice el psiquiatra y filósofo Diego Gracia: Para poder deliberar, para no ser integrista, se requiere un psiquismo bastante sano. Se requiere airear el inconsciente, y ser capaz de controlar la angustia que a todos nos produce el hecho de no tener toda la razón, y de pensar que el otro puede tenerla también.

             Eso genera angustia, y ése es un sentimiento inconsciente que desencadena mecanismos de defensa del yo, como la negación del contrario o la agresión. Ello impide un diálogo verdadero, que consiste, en primer lugar, en escuchar al otro, y en segundo lugar, en admitir que puede tener razón, y que su punto de vista me puede enriquecer. 

     

    Hay que aprender a vivir en la incertidumbre. Eso no paraliza el avance del conocimiento, sino que lo libra de atajos y trampas, que desvían del camino y son muy peligrosos para la convivencia.

    Y hay que tener muy claro, que el error existe. Los que piensan distinto que nosotros,

    – pueden tener razón

    – pueden estar equivocados, porque se han fiado de ideas erróneas, o han equivocado su discernimiento.

    Pero no tiene que ser que toda idea que no sustentamos es una mentira, o fruto de una mentira… o que necesariamente nos ha comido el coco, la propaganda de los “malos”. (¿No has pensado alguna vez que a lo peor nosotros podemos ser los “malos”?

     

    Hay que aceptar el pluralismo, no solo de ideas, sino de juicio sobre la valoración de los datos. Aceptar la realidad siempre es el camino adecuado.

    Ya sabes el chiste: -¿Tu mujer hace bien el amor?  – ¿Qué quieres que te diga?. Como en todo hay variedad de opiniones: algunos dicen que bien, otros que mal…

     

    (Perdón por el rollo, proel tema lo merece. Yo no soy como Nacho que solo manda besos a ellas. Yo mando abrazos a ellas y ellos).

     

    • Nacho Dueñas

      Amigo Isidoro:

      -Empiezo por el final. Es falso que yo no mando besos sólo a “ellas”. los mando a “ellos” y a “ellas”, pero usando un término no sexista, que engloba a ambos géneros. Es a mi parecer un recurso pertinente frente al sexismo del “todos” y del engolamiento del “todos y todas”. Falsedad desmontada pues.

      -Es falso esa afirmación tuya que Román pase de mi. Una conversación reciente de 3 correos lo verifican. ¿No me quejaba yo precisamente de “hablar de lo que se ignora”? Gracias por brindarme un ejemplo de libro.

      -Sugieres que pretendo tener  “seguridad absoluta de que tienes el método único para obtener el conocimiento”. terrible exegaración. ¿Me puedes contraargumentar, por favor que el modo de verificar los acontecimientos -tanto el hecho y la interpretación- es tener argumentos, sustentados en datos y fuentes? ¿Me puedes negar la validez del pensamiento crítico y de la duda procedimental? Ruego respuesta.

      Y es que, si nos los hay (y suele no haberlo), lo que estamos es repitiendo mecánicamente lo que ignoramos, que es la clave de la manipulación mediática de nuestros días (te remito al tema de la Iglesia como golpista. Si la gente, entre ellos Román, ante esas imágenes hubiese utilizado el pensamiento crítico, nadie tendría que recordar una cosa llamada pensamiento crítico.

      -DICES: “Y es que partes de una visión de la epistemología bastante simple y primitiva: la de la modernidad más antigua.
      Hoy día sabemos muchísimo de cómo percibimos, interpretamos y nos hacemos un mapa subjetivo y personal de la realidad.
      Tu insistencia en la importancia de los datos, es sofística. Porque claro es, que los datos reales sobre algo, son fundamentales, ¿pero siempre son reales?.”
      RESPONDO: Incorrecto.

      Yo soy el primero que he cuestionado la epistemología de la modernidad. Libros he escrito sobre eso. Pero lo que también digo que en el plano funcional (la de la interpretación de los acontecimientos, si que sirve lo que yo llamo la racionalidad práctica y funcional).

      Es decir, para los misterios del cosmos, vale como elemento de aprendizaje la experiencia, la intuición, el pálpito, la poesía, la experiencia mística…Pero amigo, para sabe si en Nicaragua hubo un acto represivo o un golpe de Estado, el único modo es el pensamiento crítico, propio de la racionalidad funcional. ¿O conoces a un sólo místico que se haya sacado su carrera a base de experiencias místicas e intuicions, y no de empollar como un poseso.

      Ahora, claro que no creo que los datos sean reales. Por eso nunca digo tener razón al dar datos. Lo que hago es pedir los datos a quien ofrezco lo míos. Y de ahí que, aquí en Atrio, contrastando datos de han refutado los míos, por erróneos.

      -Cierto lo que dices, de que tras una labor “objetiva” hay personas subjetivas. ¿Cuándo lo he negado? Yo siempre digo que sólo los objetos son objetivos. Y que nosotros, sujetos, somos subjetivos. Pero, ¿he usado yo, para afirmar mis ideas, la palabra “objetividad”? No. He usado la palabra “fundamentación”, que es otra cosa. Y tampoco digo que mis datos sean objetivos. Por ello, al dar los míos, pido los ajenos, lo que más de una vez, repito, ha llevado a desmontar datos míos erróneos o falsos.

      DICES:  (¿No has pensado alguna vez que a lo peor nosotros podemos ser los “malos”?

      Respondo: Claro. ¿Y como se puede reconocer? Con datos, fuentes y argumentos. Ya he contado que yo fui de derechas, anti-Fidel y anti-Chávez. Hasta que, de modo crítico (que no objetivo) me puse a leer. y no leí propaganda, sino organismos internacionales y autores rigurosos.

      -Los autores que me brindas, hablan en general del espejismo de pretender tener razón. ¿Y cómo se afronta ese riesgo?  Diría yo:

      1. Con el pensamiento crítico respecto a las ideas propias: por eso, yo, que inicialmente estaba cercano la órbita de la hoy oposición nica, decidí gritar menos y leer mas.

      2. Reconocer que uno no tiene por qué tener la razón. Por eso soy yo precisamente el que pido datos, los doy y me retracto públicamente si veo mi error.

      DICES: Hay que aceptar el pluralismo, no solo de ideas, sino de juicio sobre la valoración de los datos. Aceptar la realidad siempre es el camino adecuado.

      Pues qué más pluralismo que el hecho de pedir a los demás sus datos, fuentes y argumentos, y dejarse corregir por ellos. El problema aquí no es la ausencia de pluralismo, sino de pensamiento crítico.

      ¿Juicio sobre la valoración de datos? Cierto, por eso yo no digo “datos y fuentes”, si no “datos, fuentes y argumentos, sabiendo que este último es subjetivo. De ahí a que yo jamás ude la palabra “subjetividad”, sino “rigurosidad”, y asuma mis errores, cuando los hay.

      ¿Aceptar la realidad como camino adecuado? Ahí quería yo llegar. Y dime qué otra forma de llegar a ella, con respecto a acontecimiento de la realidad, que informarse, analizar, investigar y llegar a argumentos a partir de datos y fuentes, que es lo que yo pido y trato de hacer.

      Amigo Isidoro, no niego que en esto estoy dando la chapa más de la cuenta. Pero es que no se puede ser tan terraplanista (uso el término sin animo de ofender, si a alguien le molesta lo retiraría).

      Con Nicaragua, los datos cantan. ¿Qué es más certero: el argumento o el decibelio?

      Te ruego, si te parece, que me respondas a estas preguntas:

      a. ¿Cómo se puede hablar con seriedad de un proceso sin da un solo dato de peso, y “casualmente” repitiendo las mismas consignas de una prensa que, confesamente, se creó para manipular?

      b. ¿Cómo el modo de aproximarse a la verdad de un acontecimiento no pasa por el pensamiento crítico para analizarlo (dato, fuente, argumento)? dime otro. Y si no lo hay, pero este no vale, pues nada: vivan las caenas, la ignorancia, y “fuera de nosotros, señor, la funesta manía de pensar. Repetir consignas vacías que otros crearon para manipular, se llama “lobotomía intelectual”, y si es en contra de todo dato y fuente, se llama “terraplanismo” (lo digo sin ánimo de ofender, pero hablando claro.

      c. ¿No te mueve a reflexión que aun, en este foro, todavía no me ha llegado un sólo dato o fuente?. ¡Ni una! Por que no las hay. Esa es la clave de todo esto. Pregonar contra viento y marea lo que otros han decidido que hay que decir, desertar del pensamiento crítico, y encima cuestionar a quien trata de usarlo e invita a ello. Kafka puro, amigo.

      Por si los milagros existieran, te invito a que me des tus datos, fuentes y argumentos sobre Nicaragua. ¿Aceptarás el reto?

      Por lo demás, que tengas un finde feliz.

      Besos a todas, y por eso mismo, también a ti.

      Nacho.

    • oscar varela

      Hola Isidoro!

       

      ¿No te convendría

      -al menos de vez en cuando-

      correr tu Biblioteca

      donde están los “DICHOS“?;

      porque te tapa la ventana que mira a la Calle,

      donde están los “HECHOS

      • Nacho Dueñas

        Óscar, por Dios, mereces el paredón.  ¿Cómo te atreves  a mentar a la biblioteca, depositaria del dato y la fuente?

        Qué bueno, amigo, que tú al menos, sepas evocar a los elementos que eliminan el “terraplanismo”. Porque, Óscar, no me negaras que la obviedad absoluta de tus sentidos y percepciones de los sentidos, es que la tierra es la que gira en torno al sol, y no al revés.

        Pero si tanto tú, yo, Isidoro, Román, Llaguno y otros ya han asumido la teoría heliocéntrica es, sencillamente por el pensamiento crítico del método científico, que necesariamente pasa por el método científico del dato, la fuente y el argumento (también válido para las ciencias sociales, disciplina en la que se engloba el análisis de los acontecimientos de la realidad.

        No en vano, amigo Óscar, ya dice el Evangelio (que, por cierto, lleva casi siglo y medio aplicando su propio pensamiento crítico con la Historia de las Formas y la Historia de la Redacción, bases de la hermenéutica y de la exégesis en nuestros días) que “no hay más ciegos que el que no quiere oir.

        Así que, amigos terraplanistas, poneos las pilas, que hasta la Iglesia, con todo su lastre de integrismo y dogmatismo, os lleva siglo y medio de adelanto. Ánimo, sé que vosotros podéis.

        Y bromas aparte, y lo digo por tercera vez, en respeto a los más de 300 muertos de los acontecimientos de Nicaragua, estaría bien que antes de hablar, uno sepa de qué habla, y de documentarse primero. ¿Volveré a seguir recibiendo la crítica “ad hominem” por osar pretender que se hable con fundamento?

        Saludos a todas (y por tanto también a ti, amigo Isidoro).

        • Nacho Dueñas

          Corrijo en error de escritura:

          Donde digo (corto y pego):

          “Qué bueno, amigo, que tú al menos, sepas evocar a los elementos que eliminan el “terraplanismo”. Porque, Óscar, no me negaras que la obviedad absoluta de tus sentidos y percepciones de los sentidos, es que la tierra es la que gira en torno al sol, y no al revés”.

          Quise decir que son los sentidos (y por tanto “la obviedad” y el “sentido común”) son los que determinan que es el sol quien se mueve, y no la tierra.

          Pero es el método científico (datos, fuentes y argumentos) los que hacen que desde Llaguno hasta tí, y de Isidoro hasta mí, asumamos que quien se mueve es la tierra con respecto al sol.

          Por eso, cuando hablo de terraplanismo, no es un modo de faltar al respeto a nadie, sino de definir procedimentalmente, si bien por analogía (de las ciencias astrofísicas a las ciencias sociales).

          Besos de nuevo a todas (y por ello también a ti, buen Isidoro).

        • Isidoro García

          No te respondo ahora, poque estoy borracho, (he estado comiendo con la familia). Seguirá. ¡Desde Santurce a Bilbao, marcho por toda la orilla…!

          • Nacho Dueñas

            jajajajaaj…te envío mi abrazo….etilo-abrazo…ajaja

            Disfruta de la ebriedad, que ya quisiera para mí, pero hoy no me toca.

            Y recuerda…”in vino veritas”.

            Saludos a la familia y feliz final de verano

            (nuestras diatribras conceptuales, sean en otro momento…ahora me toca envidiar la etilicie que no me toca tener…)

            Nacho.

          • Nacho Dueñas

            “…con la falda remangada / luciendo la pantorilla”.

            En mi etilo-juventud cantábamos eso de “20 carros de putas van pa’ Laredo / se les jode una rueda /putas al suelo”, pero hoy se me antoja poco respetuoso para las que ejercen el comercio carnal, y para las naturales de Laredo”.

            Y otra la de “25 mujeres, 50 tetas / arman un zipizape de 1000 puñetas”, lo cual hoy no me parece muy respetuoso con las mujeres.

            Y qué decir de las canciones de la tuna: “triste y sola /sola se queda Fonseca /triste y llorosa /se queda la facultad”, algo cursi y casposilla, pero al menos no se metía con nadie.

            Luego estaban los cantos regionales andaluces: “tiene mi tierra un barquito / más típico no lo hay / más grande ni más bonito / en todo el muelle de Cádiz”, jajajajajajajja

            Gracias, amigo, por hacerme evocar mi juventud, donde el canto etílico se prodigaba más que el culto a los libros, aún en plena época estudiantil, jajaja

            Nacho.

      • Isidoro García

        ¿Tú también amigo Oscar, haciendo un discurso antiintelectual, tú, que no se te cae Ortega de la boca, y nos das el coñazo con él, día sí y día también, venga o no a cuento?.

        Me aconsejas que “tu Biblioteca, donde están los “DICHOS“, te tapa la ventana que mira a la Calle, donde están los “HECHOS””.

        Me gustaría saber qué ventana a la calle tienes tú, para conocer los HECHOS fehacientemente. Los que sois “callejeros”, en el fondo tenéis una visión también sesgada de la realidad, (la de tu calle), y no olvides que la realidad engaña mucho, y la sentimentalidad más.

        Tu comentario me suena a un chiste filosófico, con el que comienza la historia de la filosofía occidental.  En el diálogo de Teeteto, Platón, pone una chanza en boca de Sócrates: “Se cuenta que cierta tracia, una chica sagaz y divertida, se rió de Tales cuando éste, empeñado en mirar hacia arriba para seguir el curso de los astros, se cayó en un pozo”.

        (Esto viene a cuento, de que “la calle”, muchas veces dice “calladas”, y desprecia y se ríe del que intenta conocer).

        Mira todo esto psicológicamente, lo explica el fenómeno de la bicicleta: O miras adelante a un punto fijo lejano, o acabas mirando el suelo,… y te la pegas.

        Los que sois, (o presumís) de tocar mucho el suelo, la mayor parte de las veces miráis al suelo, porque no tenéis otro sitio a donde mirar. Lo hacéis por incapacidad de sentir algo lejano, algo que dirija la mirada y la vida: el misterio, la complejidad, la trascendencia, (con “t”). Yo no lo critico, ¡faltaría más, no hay que mofarse de la desgracia ajena!.

         

        El pensamiento crítico, que es fundamentalmente un pensamiento teórico, es muy azaroso.

        El discernimiento es algo muy difícil, y lo tenemos muy limitado.

        La teoría filosófica es intentar comprender la Realidad. Dice Hegel: “La filosofía ha sido siempre, su tiempo atrapado en pensamientos”. ¿Puede existir algo mas concreto: su tiempo”?.

        Si dicha filosofía está mal hecha es otro tema, y por eso su crítica es procedente. Otro tema, es que andemos unos y otros en unas cosmovisiones totalmente opuestas, en cuyo caso, el problema es que no nos “resuena”:

               “Los grandes hechos, cuando no son asumidos por un pueblo noble, no son más que golpes violentos en una frente sorda, y las más altas palabras, cuando no resuenan en corazones igualmente elevados, son como hoja muerta cuyo rumor se hunde en el barro”. Hölderlin, “Hiperión”.

        (Esa es la verdadera maldición babélica. No la de los idiomas, que se arregla con traductores, sino la de las cosmovisiones culturales opuestas: concepciones del mundo y del humano totalmente contrarias).

        Pero sabes Oscar, que te aprecio, y eres muy valioso en Atrio. Un saludo.

  • M. Luisa

    Hola! Lo más seguro es que no interese a la audiencia el video que ahora  me atrevo a introducir, sin embargo, al considerar su contenido filosófico como una muy buena herramienta para lo que aquí se nos propone, no he dudado en colocar su enlace.   Puede comenzarse a escuchar a partir del minuto 3, es un poco largo y para los no habituados en  filosofía puede hacérseles algo pesado, pero créanme, yo lo vengo escuchando en los ratos en que plancho la ropa de la casa y les aseguro   que son muchas las veces que luego me ha hecho entrar en meditación. Bien, solo era eso.  

  • M. Luisa

    Naturalmente, Óscar, que soy consciente de que en la mayoría de las veces no se me entiende o quizá también podría ser que no se me quisiera entender. La cosa no es tan sencilla porque elaborar comentarios radicalmente opuestos a aquellos según los cuales al tratar el tema estrella de Atrio lo hacen desde una visión ontoteológica, no es fácil, repito, conducirlos desde una visión metafísicamente intramundana y postmoderna. De ahí que hasta el concepto de “convivencia” orteguiano gane profundidad desde esta nueva visión.   

  • Nacho Dueñas

    Román:

    Sinceramente, me suena a excusas (enésimo deja vu):

    -Es una irresponsabilidad afirmar sin fundamentar, sobre todo en el delicadísimo tema de Venezuela. y máxime si se te ruega. Eso es, sencillamente, contribuir al linchamiento, que cuando se fundamenta, ya no es linchamiento, sino argumentación (“a distinguir me paro las voces de los ecos“, Antonio Machado).

    -¿Cuál es el problema de aportar datos, fuentes y argumentos? Sencillamente, que no los hay. y argumentar sin datos, repito, es una terrible irresponsabilidad.

    Una mentira 1000 veces repetida se transforma en una verdad indiscutible para la masa”. Josep Goebbels, ministro nazi de propaganda.

    Aquí lo dejo amigo. Perdón si soy un poco insistente, pero esta ceguera voluntaria de masas, duele muucho porque causa muuucho dolor.

    Un saludo, con respeto.

    • oscar varela

      Hola Nacho!

       

      Una hipótesis

      solo hipótesis

      ¿No será que Román (y otros)

      al considerar países Suramericanos

      no se dan cuenta que tienen los anteojos

      de su experiencia de Cuba,

      que tildan de marxista, comunista, tirana, etc. ?

      * así me es más comprensible

      ¿no te parece plausible?

      • Nacho Dueñas

        Puede que sí. Y ahí es cuando tu Ortega decía que “no vemos con los ojos, sino a través de ello.

        ¿Cuba tiranía? Ese es un prejuicio que se cura leyendo con un mínimo de pensamiento crítico. Ahora que nadie nos oye, te haré una confesión muy sincera: yo fui de derechas, anticomunistas, detestaba a Fidel y luego a Chávez. Pero descubrí el pensamiento crítico. Y lo apliqué.

        Y, con un poco de ironía frente a ciertos contertulios de atrio (que no son voces sino ecos), diré que sigo vivo. Y es que hay vida más allá de los legítimos prejuicios. “Quien lo probó lo sabe”.

        • oscar varela

          Ok!

          Te puedo agregar que hay muchos, pero muchos, “orteguianos”

          que conocen mucho, pero mucho de Ortega;

          sin embargo, las circunstancias actuales les “resbalan”,

          sin darse cuenta, por lo tanto, que nunca fueron “orteguianos”.

           

          Lo que digo me fue comprobado hace menos de un mes.
          Me encontré que las cabezas directoras actuales de la FOA (Fundación Ortega Argentina) fueron compañeros míos “orteguianos” hace justo 40 años, cuando dábamos charlas sobre Ortega en Bs. As.

          1) https://ortegaygasset.com.ar/miembro/roberto-aras/

          2) https://ortegaygasset.com.ar/miembro/enrique-aguilar/

          Uno de ellos, con quien tuve más trato (hasta en canchas de Tenis) es especialista en “liberalismo” y tiene muchos Artículos en el Diario (super derechoso) La Nación de Bs. As.
          Me los mandó y leí.
          Entonces le escribí pidiéndole que pensara si hoy la ecuación que tenía Ortega se cumplía … pero al revés:

          Hoy “el mayor peligro no es el Estado” (Ver Cap XIII de Primera parte de “La Rebelión de las Masas”) sino “el Poder real” (Capital financiero).

          Me contestó que le parecía muy plausible la observación;

          y entonces yo me quedé preguntando ¿Cómo no lo vio un “especialista”?

          Recordé que para Ortega “el Bárbaro” de n/Tiempo es “el especialista”.

          Chau1

    • Nacho Dueñas

      Y por si yo me inventara las cosas, o exagerase cuando hablo de la manipulación mediática, o del principio de Goebbels, o de las cabezas que piensan y embisten:

      El verificador (medio no ideológico, sino técnico) de bulos Maldita.es desmonta la falsedad de los ataques de los sandinistas en Nicaragua contra las iglesias. ¡Resultan ser ataques sucedidos en Chile con anterioridad!: https://maldita.es/malditobulo/20220816/fotos-iglesias-vandalizadas-nicaragua-chile-2019/

      Y cómo manipulan, con este texto falso:

      “¡Los comunistas de Nicaragua están masacrando a los católicos…!”

      “Las horas comunistas de Daniel Ortega están destruyendo imágenes religiosas…”

      ¿De verdad, pues, es exagerada mi obsesión por la fundamentación (dato, fuente, argumento…? Pues si no vale la fundamentación, valga la verificación de mentiras.

      Inefable Román, ¿seguiré siendo yo quien defiende lo indefendible?

      Por Dios, señores, por el respeto a los 300 muertos de Nicaragua, creedme: ¡la tierra no es plana! Aunque la prensa diga lo contrario.

      Sugiero:

      Hablar de lo que se sabe,

      Callar de lo que se ignora,

      Informarse de lo que se dice

      y cuestionar críticamente toooodo.

      “Lejos de nosotros, señor, la funesta manía de pensar” (Ministros de Fernando VII).

      • Nacho Dueñas

        Y perdón si me pongo pesado, pero no tengo costumbre de linchar a inocentes:

        En el link de mi comentario anterior se puede ver cómo de medio de prensa Aciprensa, de la Iglesia, es una de las que está vertiendo el bulo.

        Además de que mentir es pecado, difundir ciertas mentiras que causen zozobra en la opinión pública puede ser constitutivo de delito (como las leyes de España). ¿Todavía los terraplenistas de Atrio (que algunos hay) seguirán hablando de persecución a la Iglesia?

        Mentira: persecución al delito, perpetrado en este caso por la Iglesia (yo ofrecí el dato y la fuente que acusaba a la iglesia de golpista, y pedí refutación documentada que nunca me llegó).

        Y con la ley en la mano, cuando un medio delinque, se cierra el medio y los responsables van a juicio. Si se hace en Europa (¿cuántos medios islamistas se han cerrado en Europa, y a buena hora?) es que se lucha contra el crimen. Si es en Nicaragua es que se reprime a la prensa y a la Iglesia.

        Atrieros, ¡que la tierra no es plana!

        Inefable Román, una rectificación  acerca de que se ha “justificado lo injustificable” no estaría de más.

        Besos a todas.

  • oscar varela

    41 CONGRESO DE TEOLOGÍA
    VENIMOS DE UNA PANDEMIA:
    LEVÁNTATE Y ANDA
    9-11 DE SEPTIEMBRE 2022
    On line
     
    Desde hace más de dos años venimos sufriendo una pandemia que ha mantenido confinada a la población mundial a través de diferentes olas, ha provocado más de doscientos millones de personas contagiadas, ha causado la muerte de más de diez millones de seres humanos y ha tenido consecuencias económicas y sociales muy negativas para la humanidad y la naturaleza, especialmente para las personas y colectivos más desfavorecidos.
    Pero no podemos quedarnos en las cifras frías. Detrás de ellas hay vidas humanas frustradas, proyectos truncados, experiencias de amor rotas, familias destruidas que han sufrido tan irreparables pérdidas con un final inmerecido para quienes dedicaron su vida a trabajar por un mundo más justo, eco-humano y fraterno-sororal. La covid-19 no ha afectado a todos por igual y con la misma intensidad. Ha sido, y sigue siéndolo hoy, mucho más agresiva con los continentes, grupos humanos y clases sociales más vulnerables de la población mundial.
    Lo que la covid-19 ha puesto de manifiesto es, por una parte, la vulnerabilidad del ser humano y la fragilidad del mundo, y, por otra, el fracaso del modelo neoliberal que ha reforzado las brechas de la desigualdad.
    9-11 de septiembre de 2022. De nuevo el Congreso de Teología, que venimos celebrando desde 1981 con la única interrupción de 2020. Este año celebramos el 41 Congreso on line centrado en la pandemia, sus consecuencias y las posibles respuestas. Lo inaugurará Víctor Codina, teólogo catalán que vivió cerca de cuarenta años en Bolivia, quien hablará de “Pandemia y resistencia” mostrando cómo la experiencia vivida estos dos años no puede llevarnos a una parálisis personal, social y religiosa, sino que requiere una respuesta liberadora desde la resistencia activa.   
    A continuación, Maite Muñoz, psicóloga clínica y psicoanalista, hará un análisis sobre “El virus que paralizó nuestras vidas”, y Victoria Camps, catedrática emérita de la Universidad Autónoma de Barcelona, reflexionará sobre “El valor emergente del cuidado” como respuesta a las situaciones de precariedad provocadas por la pandemia y sus consecuencias en la postpandemia. Posteriormente, tendrá lugar la reflexión teológica. Jesús Peláez, catedrático de la Universidad de Córdoba, se centrará en la actitud de “Resistencia de Jesús de Nazaret ante los poderes”, y Leonardo Boff, teólogo de la liberación de Brasil, lo hará con una reflexión, desde una perspectiva teológica, ética, ecológica y utópica, titulada “Hacia una Iglesia samaritana y cuidadora de la naturaleza”.
    El Congreso terminará con la lectura del Mensaje, que ofrecerá las líneas de acción a seguir en la respuesta a la pandemia y la postpandemia.   
    Inscripciones; http://www.congresodeteologia.info

    • Antonio Duato

      Gracias, Oscar, por acordarte de ese próximo congreso de Teología, que se celebrará en la ciudad europea de Madrid y que tendrá como introductor especial a un viejito misionero español (catalán), que ha estado en Bolivia 40 años y no ha renunciado ni a la teología de la liberación ni al teísmo.

      ATRIO, que sigue en estrecho contacto con Tamayo, nunca ha dejado de anunciar el Congreso y pensaba también hacerlo este año con unos días de anticipación. Pero bien recibido tu recordatorio por si acaso.

  • oscar varela

    Hola Nacho!
     
    1- Pienso que ATRIO casi desborda de “eurocéntricos”;
     
    2- es comprensible que “no escuchen”;
     
    3- solo “resbalan” sobre lo que les presentas,
    y que “usan” para sus “expectoraciones”.
     
    4- Román Díaz Ayala – 21 agosto 2022, 23:01 pm
    Te trató casi de “estúpido”:
    “… el trabajo de Nacho Dueñas es tan poco ecuánime, parcial y contradictorio queriendo defender lo indefendible …”
     
    5- Es también comprensible que estés “hasta los cojones
    con este tipo de gente que no son “linchadores”,
    sin darse que están siendo “linchados”,
    (como el uruguayo Gaby Sánchez hace años se los pronosticó).
    ……………………………………..
     
    Por mi parte no quedo ajeno a ese constante “linchamiento”
     
    6- Román Díaz Ayala – 24 agosto 2022, 22:32 pm
    Me dice que “no alcanza a ver … en los textos de Ortega que yo posteo”.
    (el mismo A. Duato los maltrata)
    ¿Dónde está el quid de que yo vea cosas que ellos no ven?
     
    7- También M.Luisa – 25 agosto 2022, 9:18 am
    Trata de ‘largas sábanas’ los textos de Ortega que yo posteo
    (ni se preguntan por qué lo hago),
    pero me confirman que no ponen nada para entenderlos.
     
    A propósito ¿hay quien entienda los laberintos lingüísticos de M.L?
    No es la primera vez que se lo digo,
    y hube tomado la prudencia de no responder a sus comentarios,
    ante lo cual se ha quejado (con razón, pero sin ninguna comprensión).
    Y ahora –luego de que le hube respondido-, resulta que
    me responde despectivamente por interpósito comentario a Ramón
    ¿Qué la satisfará?
    ……………………………………..
     
    8- Mi circunstancia es Argentina en Latinoamérica,
    (por eso sigo estando agradecido al ATRIO de A. Duato)
    (por eso colaboro con el Jesús propuesto por Salvador Santos)
    (por eso ‘periodisteo’ cosas de Nuestramérica,
    sin exigir comprensión de “europeos”, hoy –creo yo- engañados)
     
    9- En razón de lo cual aporto –ahora- nuestra situación.
    (Pedro Brieger me es totalmente confiable).
    https://www.surysur.net/lawfare-cristina-un-eslabon-mas/
     
    NOTA 1 agregada:
    El “Lawfare” en Argentina tiene un piso más allá del usado;
    El “Lawfare” consiste en una triquiñuela mediático-jurídica
    – para apartar (perseguir) del Poder a opositores ‘populistas’.
    * En Argentina tiene otro piso más, consistente en:
    – “ocultar”, “amparar” a los “saqueadores”, “chorros”.

    • Román Díaz Ayala

      Oscar, el debate que quizás propones me desborda y posiblemente tampoco me sea pertinente tal como planteas el asunto como un eurocentrismo que afecta al conjunto, por lo que parece dirigido especialmente a la Redacción de Atrio, o sea, Antonio Duato.

      Parece como si tú estuvieras metido en un proceso de clarificación y de separación de todo el bagaje cultural de marchamo europeo. (¿En la búsqueda de un pensamiento genuinamente latinoamericano atendiendo a vuestra realidad tal y como la percibís y vivís?) ¿Lo europeo os sobra en lo cultural e intelectual como lo estadounidense en lo político? ¿Es Nuestramérica desde México hasta Argentina y Chile tan  uniforme? ¿O también caleidoscópica y variada como Europa?

      He podido  estar al ordenador durante unos días porque por razones médicas estoy apartado de mi tareas habituales. Confío que este asunto pueda ser abordado convenientemente.

    • Nacho Dueñas

      Amigo Óscar:

      Es todavía peor: no es que sean eurocéntrico, es que son eurocéntricos sin absolutamente ningún argumento. Y no es que ni a ti y a mí nos cuestiones (lo cual está muy bien), es que no tiene absolutamente ningún argumento (lo cual está muy mal). Por eso, ni a ti te entienden ni a mí me contraargumentan. Con lo sencillo que es hablar de lo que sabes, callar de lo que ignoras, informarte de lo que te interesa y documentarte de lo que hablas. Pero eso es mucho pedir.

      Me parece mucho más digno un Antonio Duato que, ante algo que escribí que no estaba de acuerdo, me pidiese fundamentación (y se la di, en privado porque en privado me la pidió), o Ricardo Olvera, que me da muy fuerte, pero con frontalidad y argumentación, sin tirar la piedra y esconder la mano. O la que me cayó con el artículo sobre el Covid, donde se me contraargumentó de modo duro y frontal. Eso es debatir, coño: critica lo que quieras, pero con fundamentos (vuelvo con la triada datos-fuentes-argumentos).

      Cuando saqué el artículo sobre Ucrania me cayó de todo, me dijeron de todo, sin absolutamente ningún argumento. Yo di los míos. A todos pedí los suyos. Nadie, nadie me los dio. Hasta hoy. Incluso, hasta me acusaron de querer blanquear la matanza de Bucha por osar decir (¡hereje, réprobo, reo de garrote vil…!) que no había pruebas y que sin pruebas no se puede condenar. RETÉ a que me dieran una sola prueba. La respuesta fue el silencio sepulcral.

      Amigo Óscar, todo este se debe, y de ahí mi dolor, a que la prensa ha ganado en su labor de llevar a cabo su “lobotomía intelectual” (Carlos Elías Pérez, sociólogo), en “fabricar el consenso” (Walter Lippmann, fundador del publicismo anglosajón), mediante el principio de que “una mentira 1000 veces repetida se transforma en una verdad indiscutible para la gente” (Josep Goebbels, ministro nazi de propaganda), debido a que “de cada 10 cabezas, 9 embisten y 1 piensa” (Antonio Machado).

      Para mí, Atrio como foro es una decepción. Antonio hace una labor excelente, como hay excelentes contertulios. Pero no puede ser que gente con cultura muy superior a la media despache estas actitudes tan terriblemente mediocres. Que mi familia, excelentes personas, pero que no tienes especial interés por la lectura ni por informarse, sostenga tan absurda actitud, no duele, porque es lo previsible . Lo de atrio duele a quien le preocupe mínimamente pero de verdad la justicia, la desigualdad y el hambre. Sí decepciona también ciertos piques personales que se perciben, donde ni entro ni salgo porque no me preocupa al no ser lo fundamental

      Así, que, amigo, no esperes aceptación con tu trabajo, como yo no espero fundamentación a los que me confrontan. Otra cosa es que un proyecto (atrio) que me pareció esperanzador como posible brisa fresca de intercambio y debate fundamentado, se empieza a parecer a los foros de El Pais, ABC, El Mundo.

      Pero, Óscar, ahí seguimos. Como diría Casaldaliga, “somos soldados derrotados… de una causa invencible“, ya que “a Dios y a la izquierda nos toca estar en la oposición, pero sin olvidar que “es tarde, pero es madrugada si insistimos un poco”. No serías tú, ni yo, buen Óscar, los que gritarían “¡Crucificalo“. Eso sí, sin el más mínimo argumento.

      A ciertos atrieros les rogaré (esperando que no es vano, pero temiendo que sí) que se posicionen en donde les de la gana, pero que sean capaz de argumentar con un mínimo de densidad conceptual, que sepan dar argumentos cuando se le pide y, sobre todo, que cuando repitan consignas de modo mecánico, sepan que pueden estar siendo manipulados por poderes que ya no recurren al golpe de Estado de los 60′, sino a la manipulación mediática. ¿Y qué marca la diferencia? El ser capaz de argumentar con datos, fuentes y argumentos. Precisamente lo que yo ofrezco. Precisamente lo que yo pido. Precisamente lo que ellos nunca dan. Por algo será.

      Así que, amigo, sigamos asumiendo la que nos cae y nos va a seguir cayendo. Pero, recordando con Silvio Rodríguez:

      El que tenga una canción tendrá tormenta, el que tenga compañía soledad (…), pero vale la canción buena tormenta, y la compañía vale soledad…

      Así que, siquiera virtualmente, alzo mi copa y brindo contigo (y acaso con el Duato y con el Olvera, que no son mayoría pero son los que son:

      “A los tristes amores malnacidos / y condenados por su rebelión /daré algún día mi canción de amigo / y fundiré mi vino con su vino / sin perder el sueño por la excomunión” (Silvio Rodríguez).

      Un abrazo, y seguimos en lucha.

      Nacho.

  • carmen

    La confusión viene de que Antonio Duato, moderador, me echó un rapapolvo porque, pues porque él es así y de vez en cuando me dice cosas. Y le contesto.  Va Óscar y hace un comentario sobre ese comentario dirigido a mí persona. Se dirige a Isidro, que vamos, no hay que ser un lince para saber lo que piensa de mi participación aquí. Y le dije a Óscar, déjalo. Da igual. Posiblemente me confundí ahí, pero es que ese comentario iba dirigido a mí. Y te leo decir alguien ha dicho que… Y, pues eso.

    Pero vamos. No tiene importancia. Al menos no creo que la tenga. Opino lo que opino y otros opinan lo que así consideran. Punto. De acuerdo no estamos. No veo el problema. Leo todo lo que escribes. También creo saber cómo piensas aunque a veces me desconciertes. Supongo que todos desconcertamos a todos.

    Y ya está.

    Y, sorry, sorry a todos, a todas. Mientras que el moderador me lo permita , seguiré opinando y con seriedad, porque el sentido del humor no está reñido con la seriedad con la que se trate un tema. Opino, pienso, creo. Estoy convencida.

    En  fin. Ceremonia terminada. No hay nada como decir claramente lo que se piensa. Al menos es mi forma de ir por la vida. Ya me dijo aquel psicoanalista que eso trae problemas. Pero…y la paz  interior que trae?

     

     

  • M. Luisa

    Para Óscar. Si tú salvas la circunstancia negando el saludo a quien difiere de tus planteamientos, no creo que ese modo de actuar pueda extrapolarse a un modo universal de convivencia.
     
    Sin duda que el estado Español también tiene un modo muy particular de entender la convivencia. Desde un tiempo a esta parte la convivencia está en boca de muchos políticos, con ello sin duda le rinden un gran culto a Ortega.    Solo basta remitirlos a las Cortes españolas en tiempos de la segunda república, cuando él como diputado debatía con M. Azaña el problema catalán para darse cuenta de cómo se sacudía de encima las circunstancias ajenas.   
       Ortega y Gasset: “Debemos renunciar a curar lo incurable” Un desprecio total por salvar las circunstancias perversas de la historia.   
     
     Manuel Azaña, en cambio: “Nuestro deber es resolver el problema catalán”
     
    Aquí es donde la seriedad se impone. Pero no de boquilla.
     
    En fin, no tengo por qué pedir disculpas, aquí todo el mundo dice lo que piensa y yo, en este momento, lo acabo de hacer.   

    • oscar varela

      Así es M.L., gracias:
      – las circunstancias son las de cada cual,
      – y esa es la razón y raíz de los “no-entendimientos” …
      … sin embargo …
      ………………………………
       
      1- Contemplemos la vida del niño.
      – Su alma apenas si ha comenzado a formarse y su espíritu no ha despertado aún.
      – Sus acciones están dominadas casi exclusivamente por el alma corporal.
      – ¿De qué centro emanan sus actos?
      – En el niño tenderíamos a no hablar de centro alguno, sino que va de acto en acto.
      – no se siente «frente» al cosmos, sino que es trozo del cosmos;
      – su existencia parece exenta de centro radiante.
      – Niño y animal viven cósmicamente, y su centro coincide con el de la Naturaleza;
      – dispara nuestra idea de «inocencia».
       
      2- La imagen opuesta sería la del sabio tradicional absorto en su elucubración.
      – El «sabio» es casi espíritu puro. Piensa;
      – su existencia meditabunda tampoco está en su mano.
      – El sabio tampoco tiene en sí su propio centro de vida;
      – coincide con un centro sobreindividual: la Razón del Universo.
      – El «sabio» es también “inocente”.
      (El juego del niño y la tabla de logaritmos son igualmente «inocencias»).
       
      3- Sólo el hombre en quien el alma se ha formado plenamente posee un centro aparte y suyo, desde el cual vive sin coincidir con el cosmos.
      – ¡Dualidad terrible, antagonismo delicioso!
      – Ahí, el mundo que existe y opera desde su centro metafísico.
      – Aquí, yo, encerrado en el reducto de mi alma, «fuera del Universo»,
      – manando sentires y anhelos desde un centro que soy yo y no es del Universo.
      – Nos sentimos individuales, merced a esta misteriosa excentricidad de nuestra alma.
      – Porque frente a la naturaleza y espíritu, alma es eso: vida excéntrica.
      ………………………………
       
      4- Con el nacimiento del alma, alumbra el mágico hontanar de los grandes deleites y las grandes angustias.
      – El mundo se hace incomparablemente sabroso sentido bajo esta nueva e individualísima perspectiva del yo excéntrico.
      – Porque el mundo del cuerpo y el del espíritu son relativamente abstractos y genéricos.
      – Pero los amores y odios dotan al cosmos de una topografía afectiva y le proporcionan modelado.
      ………………………………
       
      5- Mas, por otra parte, cae el hombre prisionero de su alma.
      – La ciudadela, el hogar, son a la vez prisión y mazmorra.
      – Quiéralo o no, tengo que ser yo, y sólo yo.
      – Me siento desterrado del resto de las cosas y en una trágica secesión de la existencia unánime del Universo.
      – ¿Soy un tránsfuga del mundo o un arrojado de él?
      – ¿No es el alma —en el sentido que aquí doy al término— el auténtico pecado original de que habla el Cristianismo?
      ………………………………
       
      6- Antes sólo había Paraíso, cuerpo y espíritu
      – coincidencia con el paisaje, que es por esto jardín, aunque sólo fuera campo;
      – coincidencia con los animales y hermandad con los astros:
      (inocencia, en suma).
      – Mas, después del pecado, Adán y Eva hacen un gesto que para un psicólogo es inequívoco: se cubren.
      – Como todo gesto tiene un origen simbólico y representa en figuras de espacio lo psíquico, cubrir el cuerpo equivale a separarlo del contorno, cerrarlo, prestarle intimidad.
      – A la intimidad y recinto excéntrico que es el alma corresponde ese gesto pudoroso.
      – El hombre que siente la delicia de ser él mismo, siente a la vez que con ello comete un pecado y recibe un castigo.
      – Diríase que esa porción de realidad que es su alma, y que ha acotado irremediablemente para sí, la ha sustraído de modo fraudulento a la inmensa publicidad de natura y espíritu.
      ………………………………
       
      7- Todo hombre o mujer que llega a madurez sintió en una hora
      – ese gigante cansancio de vivir sobre sí mismo,
      – de mantenerse a pulso sobre la existencia.
       
      – Es como si al alma se le fatigasen los propios músculos y ambicionase reposar sobre algo que no sea ella misma, abandonarse, como una carga penosa al borde del camino.
      – No hay remedio, hay que seguir ruta adelante, hay que seguir siendo el que se es…
       
      8- Pero sí, un remedio existe, sólo uno, para que el alma descanse:
      – un amor ferviente a otra alma.
      – El alma enamorada realiza la mágica empresa de transferir a otra alma su centro de gravedad, y esto, sin dejar de ser alma.
      – Entonces reposa.
       
      – La excentricidad esencial queda en un punto corregida:
      – hay, por lo menos, otro ser con cuyo centro coincide el nuestro.
       Pues
      ¿qué es amor sino hacer de otro nuestro centro
      y fundir nuestra perspectiva con la suya?
      ……………………….

  • oscar varela

    Hola!
     
    Ayer nomás, preguntaba yo, sobre la auto-expresión de A. Duato;
    a la que Isidoro –pienso que acertadamente-, generaliza (“Todos…”):
    – “Todos hacemos nuestra, la duda de Antonio Duato: “¡Pues apañados estamos si no encontramos un fundamento último en el que basar todos los Valores absolutos-relativos, (universales-aplicables a cualquier circunstancia), de justicia y paz!”.
    (Agradezco a Isidoro esa generalización a “todos” que hará que Antonio D. no se sienta aludido en “exclusividad”. No. Se trata de “todos”)
     
    Entonces fue cuando intenté “focalizar” dónde estaría lo que considero
    el “despiste”  en la oración en cuestión, diciendo:
    – La pregunta mía sería:
    ¿Es posible que haya “Valores universales” aplicables a cualquier circunstancia?;
    es decir: que no la tenga en cuenta de entrada nomás como inter-locutora (con voz y voto) de Valor?-
    ………………………………
     
    Hace 98 años que en España se respondió a esa cuestión:
     
    1- “El hombre
    rinde el máximum de su capacidad cuando adquiere la plena conciencia de sus circunstancias. Por ellas comunica con el universo.
     
    2- ¡La circunstancia! ¡Circum-stantia!
    – ¡Las cosas mudas que están en nuestro próximo derredor!
    – Muy cerca, muy cerca de nosotros levantan sus tácitas fisonomías con un gesto de humildad y de anhelo, como menesterosas de que aceptemos su ofrenda y a la par avergonzadas por la simplicidad aparente de su donativo.
    – Y marchamos entre ellas ciegos para ellas, fija la mirada en remotas empresas, proyectados hacia la conquista de lejanas ciudades esquemáticas.
     
    – Pocas lecturas me han movido tanto como esas historias donde el héroe avanza raudo y, recto, como un dardo, hacia una meta gloriosa, sin parar mientes que va a su vera, con rostro humilde y suplicante, la doncella anónima que le ama en secreto, llevando en su blanco cuerpo un corazón que arde por él, ascua amarilla y roja donde en su honor se queman aromas.
    – Quisiéramos hacer al héroe una señal para que inclinara un momento su mirada hacia aquella flor encendida de pasión que se alza a sus pies.
     
    Todos, en varia medida, somos héroes, y todos suscitamos en torno humildes amores.
     
    3- Todas nuestras potencias de seriedad las hemos gastado en la administración de la sociedad, en el robustecimiento del Estado, en la cultura social, en las luchas sociales, en la ciencia en cuanto técnica que enriquece la vida colectiva.
    – Nos hubiera parecido frívolo dedicar una parte de nuestras mejores energías —y no solamente los residuos— a organizar en torno nuestro la amistad, a construir un amor perfecto, a ver en el goce de las cosas una dimensión de la vida que merece ser cultivada con los procedimientos superiores.
    – Y como ésta, multitud de necesidades privadas que ocultan avergonzadas sus rostros en los rincones del ánimo porque no se las quiera otorgar ciudadanía; quiero decir, sentido cultural.
    …………………….

    • oscar varela

      – Vida individual, lo inmediato, la circunstancia,
      – son diversos nombres para una misma cosa:
      aquellas porciones de la vida de que no se ha extraído todavía el espíritu que encierran, su logos.
      – Y como espíritu, logos no son más que un «sentido», conexión, unidad,
      – todo lo individual, inmediato y circunstante,
      – parece casual y falto de significación.
       
      – Hemos de buscar para nuestra circunstancia, tal y como ella es,
      – precisamente en lo que tiene de limitación, de peculiaridad,
      – el lugar acertado en la inmensa perspectiva del mundo.
       
      – No detenernos perpetuamente en éxtasis ante los valores hieráticos,
      – sino conquistar a nuestra vida individual el puesto oportuno entre ellos.
       
      – En suma:
      LA REABSORCIÓN DE LA CIRCUNSTANCIA
      ES EL DESTINO CONCRETO DEL HOMBRE.

    • Román Díaz Ayala

      Perdona, Oscar, pero yo no alcanzo a ver en este texto de Ortega una fundamentación de los derechos de la persona, ni los universales-aplicables a cualquier circunstancia. Entiendo que la filosofía de Ortega sea un vitalismo, pero se pide la búsqueda de aquello que es imprescindible para la vida, algo tan totalmente inalienable que no salte de una circunstancia individual a otra. (María Luisa puso el ejemplo de Ortega y Azaña en el parlamento de la República a propósito de Cataluña)

      Hay una gradación de pensamiento entre el humanismo que trajo el Renacimiento y lo acontecido en la Modernidad. El Humanismo pretendía entender el lugar que ocupa el hombre en el mundo y en la historia, y también en su relación con lo trascendente. El pensamiento que parió la Modernidad rompió ese cordón umbilical.

      ¿Qué fundamentación damos a los derechos humanos en nuestros anhelos de justicia y paz?,  ¿Filosófica, teológica? Si prescindimos de la religión, , ¿Cuál seria su fundamentación filosófica, común y universalista que fuera acogida por todas las culturas y civilizaciones de la Tierra?

      • M. Luisa

        Sí, Román, gracias. De verdad sería muy interesante profundizar sobre si con el convivir basta o con la circunstancia de cada cual cubre la suficiencia como perspectiva de convivencia última. Parece que el propio Maturana disiente.
         
        Sin embargo, ayer, por mi parte, lo dejé estar para no provocar una discusión desagradable en el foro, pero es que además me pareció del todo infructuoso, pues, colocando otra de sus largas sábanas, era como un querer inhibirse de dar responsablemente las explicaciones pertinentes, que en el fondo yo misma le requería. 
         
        Gracias por tu interés   

  • carmen

    Contaminado? Por favor. Aclara el término.

    Y una pregunta. La religión es para los teólogos, intelectuales y demás o para todos y todas? Es posible que no haya entendido nada del evangelio.

    Te aseguro que se citar a muchos autores que he leído. Muchísimos. Solamente tendría que apuntar páginas y releer. Las citas de internet no me van. Me gusta ir al autor. Soy una clásica.

    Contaminar exactamente de qué?

    No salgo de mi asombro. Pero hasta que Antonio no apriete la teclita de su comentario en espera, me siento con la misma opción de todos los sabios que en el mundo han sido , bueno, son, de escribir. Porque hay muchiiiiiiisimas personas como yo. Y, un secreto te voy a contar. Tb. Algûn teólogo que otro. Existen lo que se llaman e-mails.

    Pues hasta que me canse. O se canse Antonio. La pelota está en su tejado, como la ha dejado el Papa, dicen, en el tejado de los mandamases de Nicaragua.

    Y, sí. No dejo de sorprenderme. Y me encanta. Sigo viva.

    • Román Díaz Ayala

      Antes de caer en la ceremonia de la  confusión, por favor, Carmen, no extiendas tus temas actuales hacia mi comentario que es totalmente ajeno a cualquier incidencia que consideres dirigida a tu persona. Sigue el tema, manteniéndote en  el tono general  de mis tesis, La única coincidencia radica  en que mencionas que alguien ha hecho un comentario  sobre Atrio.  Eso me da pie para una consideración general sobre los intelectuales y los innovadores en el mundo académico, catogorías que yo distingo.

      Siento que te hayas confundido.

  • Román Díaz Ayala

    Perdón si me extiendo un poco, pero una vez reflexionado sobre el asunto, creo muy necesario descender a algunos detalles. Toda búsqueda se materializa en interrogantes, salvo cuando estas sean retóricas. sirven entonces para centrar la atención en unos puntos concretos o para desandar el camino y reencontrar otras alternativas que se dejaron atrás.

    Todo viene a propósito de un comentario de Antonio Duato . Léase Antonio Duato, 20 de agosto 2022, 11,34 am (El único valor absoluto es Dios de Gonzalo Haya). “Puesapañado estamos si no encontramos un fundamento último en el que basar todos los valores absolutos-relativos (universales-aplicables a cualquier circunstancia) de justicia y paz”.

    Me parece que el debate de ahora se ha servido contaminado con “Hacia un relanzamiento con futuro de Atrio” donde Óscar Varela  establece que A. Duato emerge de un éxtasis místico queriendo encaminar a Atrio, invocando la Presencia en Ausencia de Dios. Ver comentario de Varela del 14 de agosto 2022, 15,46 pm en ese hilo. Otra vez en la espiral de una espiritualidad-religiosidad enteramente laicas.

    A. Duato le anima con su comentario de respuesta: “Por ahí van los tiros”.

    Opino que no se llega aún al fondo de la cuestión.

    Nuestras sociedades occidentales, y las occidentalizadas, gracias a las dos globalizaciones previas a la actual y en ciernes, ¿Qué fundamentos buscan? Hablo de la globalización precursora del descubrimiento de América de españoles, portugueses, holandeses y franceses de los siglos XVI y XVII, y la que siguió, la anglo-globalización de las siglos XVII, XIX, hasta el final del imperio británico a mediados del siglo pasado con sus valores universalistas apoyados en categorías universales fraguadas en la Ilustración.

    Si reconocemos finalmente que nuestros valores civilizatorio se fundan en el universalismo judeo-cristiano, pero queremos desprendernos de tal herencia  nos queda tan sólo la razón para apoyarnos sin algún vínculo con lo absoluto de un Dios Creador. ¿Pero ha resultado suficiente la razón?

    Atrás quedó el siglo XX y sus conflictos planetarios hasta ahora, una vez que la razón entró en crisis cuando se hizo más evidente que la autoridad se seguía basando en la voluntad de poder., donde no había cabida para la authoritas, o autoridad moral (la fundamentada en Los Evangelios)

    Es posible que alguien crea suficiente que el fundamento último radica en la dignidad del género humano, pero, ¿Quién o qué reviste al humano de esa dignidad?

    Creo que tal es el estado de la cuestión a la que hay que dar respuesta.

    Alguien ha afirmado que “bajó el nivel de Atrio”. No lo sé ni me preocupa. El conocimiento se ha convertido en una materia prima muy valiosa por lo que los obreros del pensamiento deben estar cotizados al alza. Están siendo ampliamente  sustituido por los innovadores, éstos suplen a los creadores de ideas. Son gajes de la manera tan decisiva en que las nuevas tecnologías con la información y la comunicación han entrado en nuestras vidas. No es extraño que un ambiente intelectual contaminado esté dejando caer su influencia en nuestra religión.

  • M. Luisa

     
    Este fundamento último en el que basar todos los valores está en la realidad misma en donde nos encontramos.  Pues “dada” nuestra inteligencia, la realidad actualiza en cada momento el valor de las cosas con las que hacemos nuestra vida. Pero en esta actualización no va implicado ningún acto intencional por parte de la inteligencia,   como así se le ha venido atribuyendo, sino que se trata de una actualidad “en” ella, en la inteligencia anterior a cualquier despliegue de carácter judicativo.  ¿O si no a que se refieren ustedes cuando hablan de lo inefable?
     
     El hecho de la actualidad, el hecho de este acto intelectivo, no intelectual, evita hablar luego de búsqueda o de ir al encuentro del ser. ¿Por qué? Porque la realidad nos abarca, estamos ya en ella, no es necesario salir a buscarla, solo hace falta profundizarla. No vivimos para pensar, sino que pensamos para seguir viviendo. Es lo real de las cosas lo que nos empuja a vivir pensando, no las cosas que nos sirven para pensar nuestro vivir.
     
    Esta es la diferencia entre la realidad sentida del Medio cósmico – circundante y la forma de Mundo, la forma mundanal que surge de aquel contenido cósmico pensado.  Ahí reside el ámbito de los valores.

  • Carmen.

    Eso que dices me lo ha dicho Antonio en varias ocasiones, y también que mi sitio sería otro. Opiniones que compartís y supongo que algún WhatsApp.

    Pero no te confundas. Entre Antonio y mi persona hay una relación muy interesante, diría. Me riñe, me dice cosas que me suentan  fatal, cojo un rebote gordo, me voy dando un portazo y cuando se me pasa, vuelvo. Y es que en el fondo hay filing. Fuí a Valencia exclusivamente a comer con él hace unos años. Me apetecía conocerlo y tuve el santo valor de ir y volver a Valencia el mismo día, en autobús, porque no conduzco, a lo mejor por eso no me admiten en foro coches. No sé. Y hubo filing.

    Además, siempre, siempre ha dicho que soy una gran comunicadora, eso sí, que me vaya a comunicar a otra parte, también. Pero en su mano está la decisión. Que apriete la teclita.

    No llegas a entender que no escribo para leer lo que digo ni para que la gente aplauda. Por favor. Simplemente balo con todas mis fuerzas. Soy oveja, no escritora.

    Y ya me he cansado de hablar contigo. Eres una persona con una predisposición negativa hacia mí. Y, francamente, no entiendo qué he podido hacer para merecer tu recuerdo, que diría Tagore.

    Sencillamente no me leas y deja en manos de Antonio lo que es de Antonio.

    Bueeeeeeeeeeen día.

     

  • Isidoro García

    Todos hacemos nuestra, la duda de Antonio Duato: “¡Pues apañados estamos si no encontramos un fundamento último en el que basar todos los Valores absolutos-relativos, (universales-aplicables a cualquier circunstancia), de justicia y paz!”.

    La filosofía de todos los tiempos trata de eso: ¿Cómo tenemos que comportarnos como humanos?.

    Desgraciadamente parecería como si no dispusiésemos de libro de instrucciones, y nuestra vida es una constante improvisación. Decía Charles Chaplin: «Todos somos amateurs. No vivimos lo suficiente para ser algo más».

    Somos concebidos, nacemos, crecemos y sin darnos cuenta ya estamos en el camino… ¿hacia dónde?. Y tenemos la sensación de Greta Garbo, de que “la vida sería maravillosa, si supiésemos qué hacer con ella”. 

    Justo de eso trata el instinto de trascendencia: de encontrar sentido a nuestra vida, (en el caso de que lo tenga).

     

    Porque lo primero que debemos desechar es esa chulería, o hibris filosófica, de que nosotros los simples miembros de la especie animal homo sapiens sapiens, somos la cumbre del Universo, y sería absurdo que no tengamos una misión trascendental en el mismo.

    ¿Qué tenemos un poquito de autoconciencia?. Sí, pero deberíamos tener la suficiente, para sabernos que al lado de la inmensa inteligencia que destila y conforma el Universo, (y su hipotético Creador), somos como ponerse a mear al lado de las Cataratas del Niágara.

    Somos lo que somos, y a mucha honra, pero no nos pasemos de listos, en el doble sentido de la frase. Así, que no procede ninguna queja al maestro armero, y menos ínfulas: “¡Apañados estamos si…”!

    Ya nos bastaría y nos sobraría, con conseguir a lo largo de nuestra vida, desarrollar todo el potencial del que hemos sido dotados.

     

    Ya estamos en el camino, y ¿hacia dónde vamos?. Yo nos veo a los humanos, en pleno desierto, montados en un caballo también sediento, sin saber hacia dónde dirigirnos. Y en esa triste situación, lo prudente sería, dejar suelto al caballo, fiarse de su buen olfato, y seguir a donde él vaya.

    ¿Qué es una ofensa para nuestro orgullo, que nosotros, los poseedores de una mente algo racional, debamos seguir el instinto de un bruto animal?. Pues eso es lo que hay.

    Hace 30 años se hizo famosa una escritora italiana, Susana Tamaro, que escribió una novela, “Donde el corazón te lleve”, que yo no leí, pues no me atrae el sentimentalismo.

    Pero parece ser, que Tamaro, no escribió un novelilla romántica, sino sapiencial, como demostraron sus obras posteriores, en las que “dibuja un itinerario espiritual que todos estamos obligados a recorrer, a favor de nuestra integridad humana, un itinerario que debe recorrerse con el alma, pero también con los pies en el suelo”.

    Porque justo el título de la novela que la lanzó a la fama, “Donde el corazón te lleve”, es la clave, nada menos, que del sentido de nuestra vida.

    Solo hay que retraducir la palabra romántica-literaria “corazón”, y la palabra “alma”, (con muchas connotaciones religiosas), por la palabra “espíritu”, por no usar, las palabras mas científicas y psicológicas, de “instintos sapienciales del inconsciente colectivo universal”.

    No nos queda mas remedio, que ser humildes, (reconocer la realidad), y reconocer que nuestra modesta razón, repleta de sesgos y de deficiencias, no tiene capacidad suficiente, para conocer y comprender el Universo, y poder nadar y navegar por él, como dignos hijos suyos.

    (Eso por ahora, porque la tan denostada y temida Tecnociencia, nos acabará poniendo en el mapa próximamente).

    Cuando comprendamos bien el Universo, y el papel que podemos jugar en él, conoceremos los caminos por los que tenemos que movernos, las conductas que son adecuadas y oportunas, y eso y no otra cosa, es el tan soñado y añorado “fundamento sobre los “Valores universales” aplicables a cualquier circunstancia”.

    Y mientras tanto llega ese momento en que el humano sea Alguien en el Universo, no nos queda mas solución que guiarnos, por la brújula-navegador, de la que el mismo Universo nos ha dotado, por evolución emergente, que nos empuja instintivamente hacia esa sabiduría.

     

    Solo quería hacer un apunte más sobre el detalle de que Duato, impulsado por su cultura, y por la fuerza de su “espíritu”, busca el fundamento de los Valores absolutos-relativos, de justicia y paz.

    Personalmente pienso, que esto es como si en un problema matemático, de esos que vienen en los libros de problemas, en los que te viene la solución correcta, nos obsesionamos por el resultado.

    Debemos resolver el problema, siguiendo correctamente los pasos lógico-matemáticos necesarios, y si lo hacemos bien, saldrá el resultado. Pero si nos obsesionamos con el resultado, podemos cometer el error de acabar colocando la solución correcta, mediante un método incorrecto. Y esas trampas, siempre acaban mal, y no funcionan.

    Hay que tener confianza absoluta en el Universo. Digan lo que digan los científicos hiper-materialistas, el Universo, desde el momento uno, tiene un diseño tal, que lo hace viable, y ha dado origen al despliegue del Universo actual.

    Y el instinto del “espíritu”, hacia la “bondad”, es un hecho constatable. No hay motivos para desconfiar, y acabar poniendo el carro por delante del caballo: eso no funciona.

     

    Amiga Carmen: Nadie creo que te dice que no comentes, sino que lo prudente es que comentes cuando tengas algo que decir, y no como ejercicio literario personal. El primer instrumento de todo escritor, es el bolígrafo, (o el ordenador), y el segundo, la papelera. No todo lo que se nos pasa por la cabeza, hay que publicarlo: eso es lo que baja el nivel de todo  escritor.

     

  • carmen

    Déjalo Óscar. Sencillamente me estaba riñendo. He recibido a lo largo de mi vida miles como esa. Pero como verás, sigo. Quizás te estés dirigiendo a la persona equivocada. Hay quienes piensan que bajo el Nivel de Atrio.

    Mientras que me apetezca  y me deje, seguiré. Creo que llevo la voz de los que no tienen voz. Se lo leí a Galeano. Me encanta esa expresión. Y el poema de  Los Nadies. En la Iglesia, las ovejas somos Los Nadies. Y me encanta ser una de ellas. Y balar tooooodo lo fuerte que pueda, por eso digo banalidades. O eso dicen algunos.

    A ver si se te pasa esa manía con Europa y con España. Eso pasó hace muuuuuchos años. Hay que mirar al futuro, eso es lo que importa. Por nuestros hijos, por nuestros nietos, por los hijos de nuestros amigos, por los hijos y los nietos de todas las personas del planeta. Se lo debemos.

  • oscar varela

    Hola Isidoro!

     

    ¿Qué se te ocurre ante esta frase con que Antonio terminaba?:

    – ¡Pues apañados estamos si no encontramos un fundamento último en el que basar todos los Valores absolutos-relativos (unversales-aplicables a cualquier circunstancia) de justicia y paz!”

     

    La pregunta mía sería:

    ¿Es posible que haya “Valores universales” aplicables a cualquier circunstancia;

    es decir: que no la tenga en cuenta de entrada nomás (vonvorherein dicen los deutsches) como inter-locutora (con voz y voto) de Valor?

    (si Duato está a la escucha, también podrá opinar)

  • Isidoro García

    Amigo Oscar, ¡claro que me estoy auto-expresando!. ¿Qué otra cosa puede ser un comentario personal?.

    Todos estamos en el mismo camino, y todos cometemos errores similares, y nos sucede que muchas veces aunque sepamos la teoría, luego nos falla la práctica.

    El estar atentos al “daimon” interior, es una lucha permanente de atención. ¡Hay tanto ruido a nuestro alrededor, que nos distrae con anécdotas y sucesos intrascendentes, que inevitablemente desconectamos la escucha.

    (De cuando en cuando hay que desconectar y pasar el rato: no damos para más. Pero cuando estamos en el tema, hay que estar a lo que se está: y estar a setas o a Rolex).

    También podemos caer en la tentación del activismo desaforado. Decía Victor Frankl: “Considero el ritmo elevado de la vida actual, como un intento inútil de medicación de la frustración existencial. Cuanto más desconoce el hombre el objetivo de su vida, más trepidante ritmo le da”.

    Y caemos en la gran trampa de intentar hacer dos cosas al mismo tiempo. El que asa dos conejos a la vez, uno de ellos se le quema. Y caemos en las trampas de la velocidad adrenalítica, que da emociones a nuestra vida, o en el resultadismo simplón: ¡hay que obtener resultados ya!.

    Y luego está el grave problema de la interpretación y el discernimiento. En todo momento debemos discernir, qué parte de la cultura recibida es válida, y cual no lo es.

    Con el agravante de que lo recibido en edades tempranas, lo recogemos con mucha “sacralidad” y reverencia atávica, y encima las ideologías generan unos mecanismos autodefensivos muy fuertes, con fortísimos chantajes morales, ensalzando ad nauseam, la lealtad a “los tuyos”, la obediencia, la humildad, en un claro ejercicio de narcisismo colectivo, (yo soy muy humilde, pero mi organización es la superior, dispone de la Verdad, y además me suministra una “superioridad moral” muy grata a mi autoestima).

    Son tantos los obstáculos para ir por el buen camino hacia la felicidad, que milagro es que no caigamos en alguno.

    Y luego pagamos el error, con disfunciones neuróticas. Desde luego, con el batiburrillo que nos han metido en la cabeza, ¡demasiados pocos locos hay! Los trastornos de la personalidad, atiborran los DSM de los psiquiatras, y sus consultas. Y los fabricantes de drogas, legales o ilegales, hacen su agosto.

    De los tres grandes instintos orales, el de la Verdad, el de la Bondad y el de la Belleza-Felicidad, este último es donde mas se notan los efectos de nuestras equivocaciones.

    Porque en los otros dos, todos, nuestros mecanismos internos de autoestima, consiguen que siempre acabamos considerando que sabemos mucho, (y el que no sabe, desprecia olímpicamente dichos saberes), y somos muy listos, (la inmensa mayoría se considera muy superior a la media), y que somos muy buenas personas, (hasta en las puertas de las cárceles). Eso nos pasa a TODOS, (yo el primero).

    Es en el punto de la felicidad, donde la realidad, se pone terca y no podemos auto engañarnos tan fácilmente. Lo hacemos también, pero al final siempre la realidad nos acaba explotando en las narices: desamor, soledad no deseada, victimismos de todo tipo, depresiones, ansiedades varias, perplejidades que nos desmienten nuestros muchos saberes… el catálogo completo de desgracias y miserias.

    Deberíamos parar, y volver atrás el camino, e intentar mirar la brújula o el navegador, de una vez y hacerle caso. Pero para eso, hay que seguir el consejo de Kafka, y parar a escuchar en silencio, un rato.

    Algunos pueden confundir esto con “contemplación pasiva”. Claro que se puede uno quedar encasquillado en ello. Pero en el fondo la espiritualidad, no es más que escuchar e interpretar bien al “espíritu”, y eso es como respirar: aspirar y expirar aire, aspirar y expirar,…

    • Hola Isidoro!

       

      Vuelvo a leerte:

      “en el fondo la espiritualidad, no es más que

      escuchar e interpretar bien al “espíritu”,

      ………………………

      Ok! Esa tautología kafkiana es: cárcel, laberinto y sin-salida.

      En cambio, la vida de cada cual “en salida“.

      (no es un “invento” de Bergoglio)

      • Isidoro García

        Lo que se sobreentiende es que la espiritualidad es oír e interpretar bien al “espíritu”… para vivir la vida lo mejor posible. Por eso decía el otro día que la espiritualidad es un “cómo”, no un “qué”.

        Por eso la espiritualidad auténtica, no la “profesional”, es simplemente vivir. Y por eso Thomas Merton decía: “Lo que hago es vivir, mi forma de orar es respirar”.

        Lo que pasa es que este enfoque “naturalista”, tiene menos “glamour”, pero es más universal.

        • Isidoro García

          Añadido:

          En el sentido anterior, mi concepto personal de la espiritualidad, es paralela y similar a la del Zen. Thomas Merton, dijo que “en un koan zen alguien dijo que un hombre iluminado no es alguien que busca o encuentra a Buda, sino, simplemente, un hombre normal y corriente que ha hecho cuanto tenía que hacer”.

          Lo que pasa es que si la espiritualidad laica o el Zen, (que es otra técnica de oír al espíritu), se miden con los mismos parámetros que una religión al uso, (que lo tiene todo muy bien estructurado, y ofrece un sistema de ideas y ritos, para asegurar la “salvación), entonces lleva razón el maestro Zen, Kodo Sawaki, de que ese “ese zen es la mayor patraña de todos los tiempos”. Pues la espiritualidad laica, igual.

  • oscar varela

    Hola Isidoro!
     
    Te leo:
    “el no tener claro el camino al que ir, y estar “despistados”, nos pone muy nerviosos, y muchas veces hiperestimula unos sucedáneos que no son auténticos, y nos alienan del camino.
            “No hace falta que salgas de tu habitación. Quédate sentado ante tu mesa y escucha. Ni siquiera hace falta que escuches: simplemente, espera. Ni siquiera hace falta que esperes: simplemente, aprende a quedarte callado, quieto y a solas. El mundo se te ofrecerá libremente para que le quites la máscara. No tiene otra opción, caerá a tus pies en éxtasis”. (Kafka).
    …………………………………
    ¿Te estás auto-expresando?
    ………………………………..
     
    También A. Duato parece auto-expresarse (hace 3 días) en las preguntas que “se” hace:
    Escribe:
     
    “Estoy de verdad estremecido en este caluroso verano, siguiendo y relacionando toda la información.
    – No estoy perplejo por lo que puedan ser los designios de Dios.
    – Sino por estas preguntas:
     
    * ¿Hasta dónde puede llegar la voluntad de poder de unos sobre los demás que pueden provechar las guerras para inventar y probar nuevas armas?
     
    * ¿Hasta dónde la imbecilidad de quienes entretanto se dejan dominar por los pensamientos y planes de otros sin buscar las bases de valores que puedan ser compartidos por todos y fundar en ellos una paz y justicia verdadera?
     
    * ¿Se puede pasar sin más de la religión?
     
    * ¿Acaso no es en la religión, e incluso en la religión cristiana, en lo que ambas partes en guerra, en concreto Rusia y Ucrania, fundan su derecho a la reconquista de tierras y valores o su derecho a la defensa a la defensa contra el agresor por otra?
     
    * ¿Es que la eficacia de la tecnociencia es lo único en que hoy se pueden basar los valores morales?
     
    – ¡Pues apañados estamos si no encontramos un fundamento último en el que basar todos los Valores absolutos-relativos (unversales-aplicables a cualquier circunstancia) de justicia y paz!”
    ………………………………………..

    • oscar varela

      ¿No es, por lo menos, preocupante

      que el creador-director y moderador

      ande con tantos signos de interrogación

      en asunto tan fundamental?

      Pero, por otro lado, eso es una buena señal

      porque “sabe” dónde está parado:

      en un terremoto cultural.

      …………………………………

      Algo parecido (pero no igual)

      puede estar diciendo Isidoro:

      con una aditamento de mayor preocupación:

      que él pre-siente “saber” para donde van los tiros:

      para la tecno-ciencia (como parece verlo A.D.)

      ¿En qué podremos colaborar, no?

  • Isidoro García

    Estamos en una época trascendental de nuestra vida, que empieza cuando descubres que casi todo lo que sabías, ya no sirve de casi nada. (Tom Stoppard).

    Los humanos necesitamos repensarnos  con nuevas categorías. Las antiguas categorías nos cuelgan rotas a girones. Es la labor fundamental que nos toca en estos tiempos, para el “conocernos a nosotros mismos”.

     

    El humano dispone de muchos instintos que dirigen nuestra vida. Todos son necesarios, pero estos instintos están jerarquizados, (en un esquema paralelo a la pirámide de Maslow).

    Y están dirigidos por tres grandes fuerzas instintivas superiores, que le impulsan, (de natural, de “fábrica”), a la bondad, al conocimiento, y a la “belleza”. Y eso le impulsa a ser bueno, ser sabio y a ser feliz respectivamente.

    Pero eso es el proyecto que está encerrado y codificado en la “nuez” del humano, nuez, que luego tiene que desarrollarse correctamente en un humano perfecto.

    Pero ¿qué es la felicidad?. Es un término equívoco, y de ahí, tanto desatino en su búsqueda. Javier Sádaba dice que “Felicidad” en la vieja lengua indoeuropea tiene el significado de fecundidad o florecimiento.

     

    Daniel Kahneman habla de la felicidad hedónica, (la de comer helado, tener sexo, o jugar al mus con tus amigos).

    Y también de la felicidad existencial, que tiene que ver con la mirada retrospectiva de tu propia existencia, y de la “trascendencia” laica, esa sensación a veces “oceánica”, de sentirte en medio de la “corriente” de la vida, de mirar hacia “más allá”, (de forma religiosa o laica).

    Esta felicidad existencial, es encontrar un objetivo existencial en la vida, y sentirse encaminado hacia él.

    La cultura actual moderna, tanto laica como religiosa, ha extendido al conjunto de las llamadas ‘ciencias sociales’ y al análisis cultural de los grandes enigmas del universo y de la existencia, (el origen, el tiempo, la muerte, el dolor, el erotismo, el amor, la belleza, etc.), una visión materialista y cientificista, en casi todos sus aspectos”.

    Henry Corbin diagnosticaba la enfermedad: “Hemos acumulado con gran ingenio todas las murallas posibles: psicoanálisis, sociologismo y materialismo dialéctico, linguística, historicismo, etc. todo ha sido puesto en práctica para prohibirnos toda mirada y todo significado más allá”.

    Y ese distanciamiento de la “brújula” sapiencial de nuestra cabeza, (el espíritu), nos genera una “enfermedad espiritual”, con una serie de síntomas, como el consumismo, la ambición sin fin, y hasta el activismo vertiginoso y neurótico.

     

    Rivas Rebaque, habla de “enfermedades espirituales”, que son los efectos perniciosos de no seguir correctamente los dictados del “espíritu” personal, o su incorrecta interpretación.

    Los Padres de la Iglesia estimaban que las enfermedades espirituales son una forma de desorden interior que destruye nuestra libertad, encadenándonos a compulsiones ciegas. Nuestra realización personal se malogra cuando nos dejamos arrastrar por impulsos que no brotan del afecto o la razón. (Rivas).

    Esto tiene una explicación “natural”. Todo instinto tiene mecanismos agradables que incentiva su cumplimiento, y desagradables que castiga su incumplimiento.

    Y por ello curiosamente, el no tener claro el camino al que ir, y estar “despistados”, nos pone muy nerviosos, y muchas veces hiperestimula unos sucedáneos que no son auténticos, y nos alienan del camino.

            “No hace falta que salgas de tu habitación. Quédate sentado ante tu mesa y escucha. Ni siquiera hace falta que escuches: simplemente, espera. Ni siquiera hace falta que esperes: simplemente, aprende a quedarte callado, quieto y a solas. El mundo se te ofrecerá libremente para que le quites la máscara. No tiene otra opción, caerá a tus pies en éxtasis”. (Kafka).

  • Román Díaz Ayala

    La policía nacional de Nicaragua desde el día cuatro de este mes de agosto mantuvo encerrados e incomunicados a un grupo de sacerdotes, seminaristas y laicos, mientras  exigía que el obispo de Matagalpa, Mons. Rolando Álvarez que éste hiciera  “un mensaje positivo” que no llegó a producirse, por lo que el día 12 de este mismos mes y a las tres de la madrugada procedió retuvo al obispo en su domicilio y señalando posteriormente que el secuestro se realizó para “recuperar la normalidad para la ciudadanía y las familias matagalpinas”.

    Posteriormente los sacerdotes y seminaristas, según las mismas fuentes oficiales se encuentran presos en el Chipote.

    En Nicaragua Chipote es una cárcel de máxima seguridad donde la policía nacional encierra a los presos considerados peligrosos.

    Tuve mis dudas si comunicar esta noticia aquí , en el buzón destinado a asuntos generales para no entorpecer la buena marcha de los comentarios que siguen a los artículos, o aprovechar que ya existe un artículo particular sobre Nicaragua desde el 20 de julio con la firma de Nacho Dueñas, pero su trabajo es tan poco ecuánime, parcial y contradictorio queriendo defender lo indefendible que he preferido seguir usando los causes de costumbre de Atrio.

    • Nacho Dueñas

      Román, te ruego que me fundamentes:

      1. ¿Por qué el artículo es poco ecuánime, parcial y contradictorio?

      2. ¿Acaso le falta datos, fuentes, argumentos, concreciones?

      3. ¿Qué indefendibilidad defiendo?

      Te comento que es un clásica aquí en Atrio que cada vez que yo escribo artículos y alguien cuestiona (en su legítimo derecho), y le piso concreción en su cuestionamiento, y refutación en los datos, jamas, jamás, jamás nadie lo ha hecho, a excepción de Ricardo Olvera.

      Por cierto, Ricardo Olvera me ha dado a veces muy fuerte. Pero prefiero 100 veces la dureza argumentada y frontal de Olvera al cuestionamiento vacuo y sin argumentación.

      Y quisiera recordar que entre mis contricantes algumentales y yo, no son ello los que salpican sus escritos de densidad de datos, fuentes y argumentos, que en la medida en que son ciertos, constituyen el criterio de veracidad de lo afirmado. Quedo a la espera de los tuyos.

      Por último, debo decir que detesto discutir, y me cansa, ni de lejos de gusta. Pero en dos anécdotas (en una eucaristía de grupos de base, y en una charla sobre la diversidad sexual, aprendí a utilizar el pensamiento crítico, cuestionarlo todo y defender, tras análisis densísimos, a causas injustamente linchada.

      Y estoy (disculpa la expresión castiza) hasta los cojones de pasar la vida de discusión en discusión, cuando lo que a mí me gusta es habla de los pajaritos y los lirios del campo (y no es coña). Eso sí, cuando tú seas el linchado (Dios no lo permita), agradecerás que tercie en la diatriba, aunque no falte quien me diga entonces que “defiendo lo indefendible”

      Y como tú no eres un linchador, te ruego que a mis datos, fuentes y argumentos confrontes tus datos fuentes y argumentos. Si no lo haces, quedará claro que no soy yo quien defiende lo indefendible, pues nada es defendible (o sea, es indefendible) sin datos fuentes y argumentos.

      Quedo a la espera.

      Un saludo.

      Nacho.

       

      • Román Díaz Ayala

        Hola de nuevo, Nacho.

        En mi entrada expresé mi opinión sobre el tratamiento introductorio que le das al tema de Nicaragua, que además la Redacción de Atrio contribuyó sobre lo mismo con el video sobre la obra de Eduardo Galeano, realizado por dos hermanos paisanos míos. Y como hice un juicio de valor estás en u derecho a recibir de mi una explicación y una justificación.

        Como eres historiador te cito  la Proclamación de Teherán de 1968:

        “Como los derechos humanos y las libertades fundamentales indivisibles la realización de los derechos civiles y políticos, sin el goce de los derechos económicos, sociales y culturales, resulta imposible. La consecución de un progreso verdadero en la aplicación de los derechos humanos depende de unas buenas y eficaces políticas nacionales e internacionales de desarrollo económico y social.”

        La Declaración de los Derechos Humanos de la ONU de 1948 justo tras la Guerra Mundial cuando se producían  cambios políticos, sociales, culturales e ideológicos tras el colapso del pensamiento de la crisis de la Modernidad que han ido ahondando en la percepción de los pueblos en relación al concepto de los derechos humanos. Y Nicaragua no es una excepción con su revolución humanista. Pero aquellos valores se han ido socavando . Tú mismo reconoces que lo del presidente Ortega no es de recibo. Yo me apoyo para enjuiciar a la patria de Rubén Darío en Ernesto Cardenal y Sergio Ramírez y en la multitud de tantos otros que se vieron traicionados.

        Sé que se incide en muchos temas  a la vez lo cual dificulta un diálogo sereno y es fácil enjuiciar con los sentimientos y muy difícil abrir lo ojos a la realidad con esos condicionamientos. Tienes la ventaja de que eres joven y sabrás desenvolverte con los años que da la vida. no te pido que cambies de ideas, sólo que comprendas las mías. Es suficiente.

         

        • Nacho Dueñas

          Amigo Román:

          a. La declaración de Teherán 68′ no confirma ni refuta absolutamente nada acerca de Nicaragua.

          b. Que yo diga que Ortega no sea de recibo, no contraargumenta mi también afirmación de que en el reside la legitimidad de la presidencia, que con él la pobreza ha bajado de modo drástico, o de que él y el pueblo han sufrido un golpe de Estado.

          c. ¿Cardenal y Ramírez? Ambos se salieron del FSLN en 1994 tras perder una votación interna. Fundaron el MRS que pactó con los liberales de pasado somocista y presente neoliberal. El MRS ha seguido la falsa matiz de opinión de que el golpe de Estado fue un levantamiento popular. No es Ortega pues el traidor, ni yo (sino tú) quien defiende lo indefendible.

          d. ¿Dificultar diálogo sereno? Creo que es una excusa. En mis textos no hay visceralidad, sino reflexión (vuelvo a la triada datos-fuentes-argumentos).

          e. Yo estoy dispuesto a comprender tus ideas. Pero para ello necesito que las fundamentes, lo cual es exactamente lo que te pedía. En vano.

          Una vez más, y van 100000 veces, pido fundamentos que no me llegan. Por algo será.

          Es una terrible irresponsabilidad hablar sin un mínimo conocimiento de causa acerca de un proceso que ha causado cerca de 200 muertos, y ha estado a punto de sufrir un golpe de Estado sino una guerra civil. Y la responsabilidad no es por el lado en que te sitúes, sino en la nula fundamentación. Luego seré yo, amigo, quien defiende lo indefendible.

          Saludos.

          • Román Díaz Ayala

            Tienes razón, Nacho, en cuanto a la Declaración de Teherán. No encontraremos ninguna mención aplicable a Nicaragua ni explícita ni implícita. Habla tan sólo de los Derechos Humanos y su universalidad. La aplicación la hago yo porque tengo una visión ética y, por supuesto los planteamientos  éticos jurídicos y políticos, que por necesidad difieren de los tuyos. Yo no soy marxista-leninista y ni siquiera  le tengo afecto al catolicismo social. Mira que sin esto último no se entiende la legitimidad de la Revolución Sandinista que yo vuelvo a calificar de humanista. Por eso no puedo entrar en tu corolario que valoras como datos.

            No entro en debates, más bien los esquivo, incluso cuando de lo mismo se desprenda que carezco de defensa o que tenga que aceptar los enjuiciamientos contra mí. En realidad no me importa, ni me alteran el ánimo. Siempre resulta mejor que la realidad se imponga. y no los contendientes.

            En el ejercicio del poder la legitimidad se recibe, pero también se ejercita en cada acto de gobierno. Hay una instancia superior a los fines últimos y la eficacia que se persiguen. Sufro el dilema del Papa Francisco con respecto a Ucrania y Rusia y no me extraña nada que el artículo de la teóloga colombiana Olga este pasando desapercibido hasta ahora. Claro, está a otro nivel.

  • oscar varela

    BRASIL
    Con la mirada puesta en el electorado cristiano y tratando de repetir el apoyo recibido de los evangélicos en 2018, el presidente incluye a Michelle en la campaña y retoma la cartilla conservadora.
    https://www.dw.com/pt-br/discurso-religioso-pode-impulsionar-a-reelei%C3%A7%C3%A3o-de-bolsonaro/a-62688259

  • oscar varela

    https://www.ihu.unisinos.br/categorias/621074-os-estados-unidos-sao-uma-ameaca-a-paz-mundial-e-a-seus-cidadaos-entrevista-com-noam-chomsky
     
    1- ¿Es la creciente influencia de China  en los asuntos internacionales una amenaza para el orden mundial ? Estados Unidos así lo  cree, al igual que Gran Bretaña , su aliado más cercano.
     
    2- Es probable que la rivalidad entre Estados Unidos y China  domine los asuntos mundiales en el siglo XXI. En este juego geoestratégico , se espera que ciertos estados ajenos a la comunidad de seguridad occidental , como India , jueguen un papel clave en el nuevo escenario del imperialismo .
     
    3- Estados Unidos es una potencia en declive que ya no puede dictar dictados unilaterales. Sin embargo, como señala Noam Chomsky , en esta entrevista exclusiva con Truthout , el deterioro de Estados Unidos “se debe principalmente a shocks internos”.
     
    4- Como potencia imperial, Estados Unidos es una amenaza para la paz mundial y para sus propios ciudadanos.

  • carmen

    No he abierto ningún vídeo, pero no me ha parecido ver a Salvador Santos en las imágenes fijas. Tampoco sabía que hubiera participado en un programa de radio. Cuando lo vea se lo preguntaré. Me apetece saberlo.

    Sí sé que lo que dice gusta por Argentina, lo sé. Pero lo que no sé es exactamente qué es lo que gusta. Su visión del evangelio de Marcos?   No m extrañaría,es que te engancha. A mí me  gusta básicamente por dos cosas.La primera porque jamás hace referencia a Jesús como Dios, sino como Hijo de Dios, enviado de Dios , pero con la acepción que en aquel tiempo y en aquella cultura se tenía de esas expresiones.Porque para mí es imposible que sea Dios, me refiero a una persona de la Trinidad.

    Y la otra porque defiende la idea de una resistencia pasiva. Y no precisamente porque sea mi estilo, ojalá lo fuera, siempre he dicho que si hubiese vivido en esa época me habría acercado más a Juan , el que bautizaba, que a él. Pero admiro profundamente a Gandhi, a Luther King Jr y ese tipo de líderes. La verdad es que con el paso de los años me voy acercando más a Jesús, prácticamente no me queda fuerza para luchar.

    Y no veo de ninguna manera a Jesús de Nazaret o de Galilea o de dónde fuese montando un número gordo contra el invasor. Entre otras cosas porque sabía que perderían. Y menos aún  vengándose y creando mal royo.Era un señor inteligente. Pero claro, murió asesinado, y encima legalmente. Pobrecico.

    A lo mejor es una visión muy romántica y poco o nada realista de lo que fue en realidad. Pero, alguien sabe lo que sucedió realmente? Porque hay todo tipo de versiones. La oficial de la iglesia católica que la conozco al dedillo gracias a Santiago y  también existen mil exégesis diferentes. Eso sí, no oficialmente católicas. Pues bueno, no soy católica…

    No creo ni por un momento que la intención de Salvador Santos sea mover a las masas. No en la dirección de política activa, sino en hacer una sociedad alternativa. Ahí sí lo veo. Sé leer.

    Claro, a lo mejor no he entendido nada. A veces me lo dicen. Pero no sé yo si es del todo cierto, vaya usted a saber… aunque sí es cierto que algunas personas no han resultado ser lo que creía que eran . Hablaré con él. Cuando pase el verano . Espero.

    Fin.

     

     

  • oscar varela

    NOTAS DEL VAGO ESTÍO
    Ortega – OCT2 – 1926)
     
    I – EN EL VIAJE
     
    ¡La gran delicia, rodar por los caminitos de Castilla! Como la tierra está tan desnuda, se ve a los caminos en cueros ceñirse a las ondulaciones del planeta. Se lanzan de cabeza, audaz­mente, por el barranco abajo, y luego, de un gran brinco elástico, ganan el frontero alcor y se adivina que siguen su ruta cantando ale­gremente no se sabe qué juventud inalterable adscrita a ellos. Hay momentos en que sobre los anchos paisajes, amarillos y rojos, pare­cen la larga firma del pintor.
     
    En medio de la incesante variación de los campos a uno y otro lado, son ellos la virtuosa continuidad. Siempre idénticos a sí mis­mos, se anudan a las piedras de los kilómetros, dóciles a la Dirección de Obras Públicas, y así atan los paisajes irnos a otros, amarran bien los trozos de cada provincia, y luego a éstas entre sí, formando el gran tapiz de España. Si una noche desapareciesen; si alguien, avieso, los sustrajera, quedaría España confundida, hecha una masa informe, encerrada cada gleba dentro de sí, de espaldas a las demás, bárbara e intratable. La red de los caminitos es el sistema venoso de la nación que unifica y, a la vez, hace circular por todo el cuerpo una única espiritualidad. Esto se ha dicho muchas veces en los Tratados de economía política, y le sorprende a uno, de pronto, sentir que por casualidad tienen razón.
     
    Pero tienen también los caminos sus sufrimientos, morales unos, corporales otros. Así, de pronto, un camino se encuentra con otros dos o tres —la encrucijada, el trivio o cuadrivio—. ¿Qué hacer? ¿Qué camino tomará el camino? ¡Es tan penosa la perplejidad! Uno de los hombres más sabios que ha habido en Israel (este otoño he de hablar sobre tan egregia figura en su patria: Córdoba), el gran Maimónides, compuso una obra famosa, resumen de toda esencial sabiduría, que tituló Guía de los perplejos. ¡Claro! Una de las cosas más terribles de la vida es la vacilación, tener que decidirse ante muchas posibilidades iguales. La razón, cuanto más trabaja entonces, más se hunde en la perplejidad y más descubre, sea dicho con respeto, el fondo de asno de Buridán que hay en ella. Así, en nuestra existencia, nos ha acaecido varias veces. Es preciso un golpe cordial de aventura, la «apuesta» de Pascal, y ponerse en la encrucijada jugar a cara o cruz.
     
    En cuanto a los sufrimientos físicos, hay uno agudo, terrible. Va tan tranquilo el caminito de tierra, y de repente —¡zas!— el camino de hierro lo atraviesa. Es cuestión de un instante, pero muy dolorosa, muy quirúrgica. Es una doble inyección de hierro que perfora el cuerpo del camino de tierra, lo traspasa de parte a parte. El pobre camino queda para siempre enfermo de aquel sitio, y es preciso entablillarlo con las dos vallas del paso a nivel y ponerle un practicante que vigile al lado. Con frecuencia, al pasar, vemos el trapo empapado en sangre que el practicante agita en señal de peligro. Etcétera…, etc.
     
    Una panne. Es en la tierra alta que tras el puerto va hasta Ávila. El área amarilla de los trigales queda interrumpida brutalmente por los gigantescos montones de rocas cárdenas. El contraste entre el prado voluptuoso de la mies y el áspero cariz de las peñas lívidas, tan abruptas y súbitas, tan injustificadas e incomprensibles, pone destemple en el ánimo. No sabe uno si estas peñas han sido vomitadas por la tierra o han caído de lo alto como sólidas maldiciones.
     
    Mientras el mecánico trabaja, súcubo bajo la panza del coche, y yo me irrito contra el destino, y el sol nos foguea cruelmente, los dos niños que van conmigo desaparecen. ¿Dónde habrán ido los niños en la inmensa soledad del paisaje? Recuerdo el haikai del niño que se ha muerto:
    ¿Dónde habrá ido hoy a cazar
    el pequeño cazador de libélulas?
     
    Y lo torvo del escenario actúa con breves escalofríos en la medula.
     
    Pero los niños aparecen pronto, allá lejos, en la cima de uno de aquellos castillos de rocas, dando gritos alegres, moviendo al viento las menudas aspas de sus brazos… Suben y bajan por la piel áspera de las peñas, se esconden, reaparecen, se disparan flechas imaginarias y hacen el indio bajo el cielo íntegro.
     
    El mundo es materia blanda y plástica para la enorme vitalidad del niño, que, en un momento, ha hecho de las rocas atroces un juguete magnífico. Es, tal vez, un poco inadecuada nuestra ternura ante la infancia. Más propio fuera lo inverso: que ellos nos mirasen con ternura porque la vida pierde ya vigor en nosotros. Pero ellos… Envidia, espanto, sobrecogimiento inspira la fuerza vital del niño que tiene fauces gigantes, se traga los paisajes y las angustias mayores alegremente, y con un gesto de divina elegancia toma en su mano estas enormes piedras cárdenas y fabrica con ellas un juguete delicado.
     
    Poco más allá, Martín Muñoz de las Posadas —un pueblo lleno de viejas cosas interesantes—. La Patrona del Municipio es la Virgen bajo una extraña advocación: Nuestra Señora del Desprecio.
     
    Tierra de Campos. Mieses, mieses maduras. Por todas partes oro cereal que el viento hace ondear marinamente. Náufragos en él, los segadores, bajo el sol tórrido, bracean para ganar la ribera azul del horizonte.
    ……………………

  • oscar varela

    Difundiendo Lo de Salvador Santos.
    También gente de España llamó a Salvador para comentarle su sorpresa de tal difusión en Bs. As. – Argentina.

    https://www.facebook.com/LaBarca88.3/videos/4564469346933992

  • oscar varela

    El gran quiebre del siglo XXI

     
    (Jorge Majfud) 
     
    1- Desde la prehistoria hasta nuestros días
    – todos los sistemas socioeconómicos que conoció la humanidad
    – tendieron a la desigualdad y terminaron en catástrofes globales.
     
    – Los que tienen poder financiero y económico tienen poder político inflamado
    – Los ricos y sus corporaciones son los grandes donantes de los partidos políticos y luego escriben las leyes a su conveniencia.
     “La regla de oro consiste en que quien tiene el oro hace las reglas”.
     
    2- En 2013, Thomas Piketty expresó que,
    – el crecimiento de la desigualdad se debe a que la riqueza de los ricos (basado en acciones y propiedades) creció más rápido que la economía y los ingresos del resto,
    – es decir, más rápido que los salarios de quienes luchan por sobrevivir.
     

    3- Pero la desigualdad no es solo económica;

    – también es racial, sexual, religiosa, ideológica y cultural.
     La hipótesis conservadora consiste en:
    – justificar la desigualdad como una consecuencia de la prosperidad.
     
    – Tienen a los EEUU como modelo ideológico, cuya prosperidad, como la europea, fue construida en base a la esclavitud y a fuerza de brutales intervenciones imperiales sobre el resto de la humanidad.
    – Tampoco consideran que las corporaciones son dictaduras como lo eran los feudos en la Edad Media y las repúblicas bananeras más recientemente.

    – Meros mitos. 
     
    4- ¿Dónde se demuestra que la prosperidad procede de la riqueza acumulada de los ricos?
    – razón por la cual no hay que “castigar el éxito” con impuestos.
    – Casi todos los inventos técnicos, científicos y sociales que registra la historia
    (incluso en la Era capitalista)
    – han sido hechos por gente que no estaba pensando en el maldito dinero.
     
    5- Los mitos sociales no proceden del pueblo. Proceden del poder.
    – El hecho de que hoy los pobres sean menos pobres que ayer no es una prueba de las bondades del capitalismo
    – Ningún progreso técnico o científico se debe al capitalismo ni a los capitalistas.
    – Los millonarios solo lo secuestraron.
     
    6- El capitalismo no está aportando nada más que problemas existenciales, como:
    – 1) la destrucción del planeta a fuerza de crecimiento basado en el consumo,
    – 2) y el agravamiento de las diferencias sociales, las que conducirán a mayores conflictos.
     
    – El capitalismo está agotado y la crisis radica en
    – negar la socialización del progreso humano, el cual será inevitable
    (luego del quiebre) con la robotización masiva y el desarrollo de las IA.
    – El quiebre podría evitarse por un acuerdo global,
     
    7- Los super ricos son los enemigos de la Humanidad.
    – No sólo le secuestran riqueza al resto, no sólo monopolizan la política en democracias y dictaduras, sino que lo mantiene en estado de hipnosis a través de:
    – 1) los grandes medios de propaganda,
    – 2) los medios de distracción, de diversión tóxica y fragmentaria, y
    – 3) por mantener a otros millones de humanos en estado de necesidad, como esclavos asalariados sin tiempo para pensar que los piratas no son sus hermanos ni sus vecinos.
     
    8- Pero gran parte de la humanidad ama, admira y desea a los super ricos,
    – como los esclavos amaban a los amos que les arrojaban una pócima al final de una jornada agotadora.
    – El amo y la pócima eran recibidos como una bendición
    – y los rebeldes como los demonios que querían poner el mundo patas arriba.
     
    ¿Tiene Salida” este Callejón (Holzwege)?
    ……………………

    • mª pilar

      Gracias Oscar por todo cuanto nos compartes.

      Esta noticia en concreto la comparto totalmente esta es el verdadero problema de la humanidad lo más triste es que los creen muchas personas y los apoyan incondicionalmente.

      Cuando acaben con los “pobres” que ell@s utilizan para engordar sus ganancias:

      ¿A quienes acudirán?

      Tenemos de nuevo en la palestra a Trump manipulando para ser de nuevo reelegido y parece que lo puede lograr.

      ¿Tan ciegos estamos en este dolorido mundo? 

      Gracias amigo  abrazos.

Deja un comentario