INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6369 Artículos. - 99634 Comentarios.

Proyecto(s) Pedagógico(s)

          Para que los principios se puedan llevar a la práctica es necesaria, además de hacerlos explícitos y justificarlos, una adecuada organización del centro y un programa docente coherente con esos principios.

          Ambos términos son bien conocidos. Proyecto significa “lanzar adelante” y pedagogo “acompañar al niño”. O con otras palabras: Un proyecto de Centro sirve para definir la línea pedagógica, los principios educativos y la programación docente que debe inspirar la práctica educativa.

          Para que los principios se puedan llevar a la práctica es necesaria, además de hacerlos explícitos y justificarlos, una adecuada organización del centro y un programa docente coherente con esos principios.

          Empiezo con estos conceptos ya que desde el año 1986 el Estado Español ha publicado seis leyes de educación. Me pregunto si la palabra “educación” es adecuada, y sino sería mejor utilizar “enseñanza”. Educar en el sentido de vivir vitalmente un estilo de vida pertenece sólo a la familia y no al Estado. El Estado tiene que proporcionar “lugares, herramientas y recursos” para que las familias puedan encontrar un “proyecto pedagógico” que ayude a profundizar su visión existencial.

          Sabemos cuántos debates serios se están haciendo en diversos lugares del estado. Entidades como “La Institución libre de enseñanza” como «Escuelas pedagógicas» o «Sistema preventivo» debatiendo la ley Celaá o la LOMLOE … que no acaba de convencer.

          Mi tesis, ciertamente utópica en la Piel de Toro, no en otros lugares, es: La ley de enseñanza debe estar por encima de los partidos políticos sino no hay estabilidad o sedimentación en los aprendizajes, y está en función de diferentes ideologías.

          En esta tesis, el Estado debe pagar todos los proyectos. Pero hay que analizar bien el adjetivo que acompaña, con los mínimos acordados. Por poner un ejemplo: No tiene sentido hablar de coeducación o separación de género cuando en la sociedad ya no se da. Así cada familia podrá escoger gratuitamente el centro. Y, ¿llegaremos? Hay que ser utópicos. La escuela debe ser estatal ni pública ni concertada.

          Hay que tener claro hoy en día que la tendencia de hacer proyectos, perfeccionarlos y completarlos, es en relación a las cosas, no a las personas. Y eso desde las diferentes administraciones. ¿Cómo saberlo? Un sencillo criterio: ¿Cuál es el presupuesto destinado a la ciudadanía de 3 meses a 18 años? Esta edad es el gran problema de la cultura occidental o de la sociedad del conocimiento, cambio y creatividad. ¿Qué se hace de estas edades? ¿Dónde se colocan? ¿Qué información se les da? Y una larga lista de cuodlibetos. A las administraciones, de momento, realmente no les hace demasiada ilusión la inversión en estas edades. ¿Cómo saberlo? Yendo a las personas que ocupan posiciones claves en un centro y preguntárselo. Uno se queda descolocado.

          Cualquier “proyecto pedagógico” debe tener como finalidad, ya que se dirige a seres humanos en crecimiento y al salir de este ámbito, después de “18 años” (!), lo siguiente: Saber leer (comprensivamente), escribir (redactar y sin faltas de ortografía), tener una capacidad crítica para formar la autonomía y convertirse en un ciudadano de una democracia. O vamos por este camino, o después de 18 añitos saldrán súbditos o personas sometidas o sumisas o reificadas: La completud de cosas.

          Hay que mirar ya una actualidad inhumana, cruel y dura: La algorítmica. Esta decide ya en lugar de las personas. La tendencia, como indicaba, de la perfección o completud de las cosas y no de las personas. Por eso, desgraciadamente, la nueva ley da importancia a los métodos, los procedimientos y no a los contenidos. Todo es un rifirrafe para que estas generaciones del mundo digital (2000-2021) dominen bien los instrumentos, sin embargo, y ¿los criterios? ¿Razonamientos? ¿Opciones? ¿Pensar? Todo esto “es harina de otro costal”.

          Unas citas de Confucio (552-479 aC) nos van a clarificar: “Aprender sin pensar es un esfuerzo perdido. Pensar sin aprender, peligroso”. O la otra” Aprender sin reflexión es malgastar energía”.

          Un asunto muy serio es formar, y en formación permanente, este grupo de personas, mujeres y hombres, que se dedican a estas generaciones y que deben dar herramientas de empoderamiento ciudadano y fortalecimiento democrático. Por eso necesitamos un profesorado bien formado, constituyendo,más que nunca, un buen equipo. Es necesario que sepa intuir, ver el mundo de las “dys” o dificultades de los aprendizajes a lo largo de estos dieciocho años, así como los de altas capacidades.

          Y pensemos en una frase bien conocida: “Si das pescado a un hombre hambriento, le nutres por un día. Si le enseñas a pescar, lo alimentarás para toda la vida”, dicha por Lao-Tse(570 – 490 aC.).Y pescar es saber leer y escribir críticamente, con conocimiento de idiomas y dominio de las tecnologías, y así se consigue el logro de la autonomía subjetiva.

          Pero tengo la sensación de que la realidad escolar desde las leyes es diferente, me lo recuerda el título de un libro: PROHIBIDO APRENDER que surge de hacer un recorrido por las seis leyes, llamadas de educación.

          Hay que seguir debatiendo y a fondo. Fortalecer el profesorado, pieza clave para la enseñanza que incluye la educación de la futura ciudadanía y mejorar la democracia, que falta hace.

Jaume PATUEL (1935), pedapsicogogo.

8 comentarios

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    El artículo de Jaume merece una reflexión pausada, pues el tema es más complejo de lo que a primera vista puede parecer. Y por ser complejo requiere revisión y maduración constante, pues en él va implicado todo el ser humano, para promocionarlo o para devaluarlo. Digo devaluarlo, porque las ideologías excesivas -en educación siempre e inevitablemente habrá ideas de fondo, en un sentido u otros-; las ideologías excesivas pueden convertir la educación en rehén de poderosos intereses privados, que tienden a convertir al homo, en vez de cada día más sapiens, en cada vez más “robóticus”…, que no piensa, que actúa siguiendo fielmente órdenes…          Así, pues, señalo algunos principios o ideas -solo algunos-, que merecen entrar en el concepto de educación-promoción del ser humano.

    1. Concepto de persona y de sociedad (no matizo más para no alargarme):

    –¿El homo es un fin o un medio? Este tema, tan discutido, sigue hoy vigente, como sigue siendo también –La igualdad social o las clases y sus privilegios…..  –¿El homo, que debe ser más sapiens, se puede convertir en “homo roboticus” degradado, que se utiliza mientras sirva…  De homo deus al homo máquina programada… solo va lo que determine el homo deus.        –En este caso, no será posible una sociedad solidaria y verdaderamente democrática, sino una sociedad oligo-elitista que se impone y domina… Y así todo se reduciría a utilitarismo: Bueno y verdad solo serían lo útil… (¿Para qué y para quiénes?)                   –Frente a estas situaciones, solo cabe la reivindicación de la PERSONA como el VALOR supremo, del que derivan otros valores… Aquí entra la ética como norma de convivencia en valores. Y la educación en valores es algo inherente al valor de la persona y de una auténtica educación. Raths nos enseñó mucho en este tema, que abarca más que información. Educar en valores es ayudar a ser, es promocionar al homo como persona…   La buena educación no puede nunca desligarse de los valores humanizadores…

    2. Selección y formación del profesorado: Lo primero en la selección es comprobar si es apto, pero apto para educar es más que poseer buena información sobre una materia a impartir. Apto es tener verdadera vocación para educar. Y vocación es el conjunto de aptitudes más interés pro-hombre, unidos. Si hay aptitudes, pero no interés, o a la inversa, no hay vocación. Y tener aptitudes significa muchas cosas, como habilidades sociales, capacidad de establecer buenas relaciones humanas, de escuchar e intuir-empatizar,  suficiente equilibrio psíquico, cierto don de gentes y de prestigio moral ante los alumnos, capacidad de motivar (que es mucho más que “soltar el rollo”)  etc. etc.  Las aptitudes deben pesar al menos tanto como las cognitivas…   Por eso, en educación hay que buscar-elegir los mejores… Y para que los mejores estén en disposición de ejercer, es preciso que sean valorados y suficientemente remunerados. Si para ejercer de piloto, por ejemplo, se piden cualidades no comunes…, mucho más para dirigir con acierto una clase de alumnos inmaduros o en fase de maduración.  Porque el buen profe-maestro-a ayudan a madurar como personas, integralmente, no solo en conocimientos específicos…  Educar es formar, ayudar a madurar personas. Y madurar es prepararlos para ser capaces de convivir, de innovar o de valorar la innovación. Por eso, educar-formar es quizá la profesión más grande que uno puede realizar. (Digo quizá…) Quien conciba la profesión de maestro o profe -incluida la universidad- como un mero transmisor de ideas o teorías, en mi opinión, no será un buen profesor.

    3. Curriculum: Centrado en lo fundamental para el desarrollo de la persona en varios aspectos, sin reducir ni ampliar demasiado las materias.   (Las ampliaciones para los más dotados… y motivados.) Por lo mismo, en la educación general obligatoria, debe haber equilibrio entre humanidades, ciencia y tecnología, artes…  Y puesto que cada vez aumenta más el campo del conocimiento, será necesario revisar y simplificar aprendizajes convencionales con poco sentido hoy -y que además exigen tiempo y esfuerzo-. Por ejemplo, la ortografía, tantos verbos irregulares… Hay que simplificar más para dejar tiempo a contenidos no convencionales.  En el futuro se exigirá eliminar convencioanalismos, creo. Es mucho más importante enseñar a pensar más y expresarse con rigor, enseñar a autocontrolarse y convivir, enseñar a dar-buscar sentido sólido a la vida. Enseñar a discriminar valores, y a no vivir de superficialidades. Por último -dentro de este resumen- no olvidar los curricula adaptados a la capacidad de los alumnos, por abajo y también por arriba… Así se incrementa el aprendizaje y la motivación. (En este tema del aprendizaje y motivación introduciría la didáctica como estimulante de la motivación, señalando expresamente los temas más importantes que sí entrarán en las pruebas de evaluación. Quizá con este recurso se incremente la motivación y se reduzca el fracaso escolar… La motivación que estimula a aprender lo fundamental y reduce el fracaso es una cuestión pendiente…, que exige también otras intervenciones positivas…)

    5. Ley de educación consensuada, más estable, y cuyo primer objetivo sea la maduración del alumnado como personas, capaces de convivir con espíritu solidario. No una ley que haga perdurar privilegios o dualismos…

    6. Educación Padres: que educan improvisando y / o siguiendo el sentido común. Si para instalar la luz en un edificio hay que estudiar y prepararse, para tratar, enseñar y ayudar a madurar a niños y adolescentes…..,       ¿ basta seguir el camino de nuestros antepasados, que improvisaron lo mejor que pudieron?  Ayudar a construir una persona es mucho más importante -y a veces más difícil- que construir un puente… Y para un puente se exige un ingeniero.

    4. Revisar ideologías y valores tradicionales, presentados como indiscutibles…, cuando solo son hijos de su tiempo… ido. Por ejemplo, educar por sexos separados… La convivencia escolar enseña y, a mi juicio, puede ayudar a reducir discriminaciones…

    (Veo que se ha saltado el punto 4… ahí queda)

    • Jaume PATUEL PUIG

      Gracias por el largo comentario. El espacio no da para más en la revista VALORS. Es muy evidente y obvio que no he tratado todos los puntos. Me ha gustado su ampliación. Y el cuarto punto: las ideologias, que se pueden anular, pero sí escoger y elaborar. Por eso hablo de la subjetividad”. Es muy cierto que el DEBATE ESTÁ ABIERTO, pero no visto ni oido por las autoridades políticas.¿Les interesa?
      Reitero gracias.

  • Carmen

    Exactamente.

    Se nota que en enseñanza somos de la misma cuerda. No sé su experiencia en el aula, pero no vea lo difícil que es aplicar algo tan sencillo. Generalmente se siguen las programaciones al dedillo. El problema está en qué se programa. Se copia de los libros del profesor que acompañan los de texto de los alumnos. No sé quiénes los harán, pero son de la edad media. Una obsesión por los datos de cualquier tipo totalmente absurdo, sobre todo en estos tiempos que corren, cuando la información está a un click. Y luego la obsesión por terminar el dichoso libro.

    Pues sí, hay que enseñar a pescar, hay que enseñar a leer, a escribir correctamente en tu lengua. Hay que desarrollar el pensamiento crítico. Tienen que aprender a buscar información, a compartirla… Y en matemáticas y física, menudo desastre. Es imposible que se entiendan las ecuaciones sin dominar el número entero. Imposible. Bueno, pues da igual. Si se ha programado una semana , no sé vuelve atrás. Si no has entendido es problema tuyo, querido alumno. Búscate a alguien que te ayude, yo, yo sigo…

    Y en cuanto al pensamiento crítico, a ver, es directamente una herejía. Cómo se atreve la niña a cuestionar algo?

    En fin. Soy de otra época.

    Esto, justo esto es lo que le quise decir a Isabel ayer, que mi idea de educación seguramente no coincide con la suya, porque dijo que la Alemania donde surgió el fascismo en los años treinta era el pueblo más culto y educado. Pues depende de lo que se entienda por educación. Eso intenté decir. Pero sé quedó en intento. Nos dijeron Basta!

    Gracias por el artículo.

    • Jaume PATUEL PUIG

      Gracias, Carmen. Los que hemos vivido nuestra labor vocacionalmente lo tenemos a dentro. La cuestión hoy está en pleno debate. Confiemos y no perdamos el Horizonte de vista.

      • Carmen

        Una vez, en un curso de aquellos en los años ochenta, cuando querían poner de moda el método proceso- producto, de por lo menos tres días de septiembre, un calooooorrrr.
        Yo me moría.
        Objetivos operativos, se llamaban. Supongo que lo recuerda.
        Madre mía de mi viiiida.
        Proceso- producto aplicado a la educación. Eso era tremendo.

        El señor al final nos hizo una pregunta , por lo visto quería saber si habíamos aprendido algo.
        Va y dice: a ver, qué pensáis, la educación es ciencia o es magia.
        Pura magia, dije , me salió del alma. Silencio. Me mira como diciendo, está chica no ha entendido nada. Magia? Pregunta.
        Sin duda. Si no existe magia entre profesor y alumno, el alumno directamente no te va a hacer caso.
        Después de eso estudié lo que se llamaba pedagogía y ahora ciencias de la educación. Bueno, mi título ya ponía ciencias de la educación.

        Pues después de títulos, mil cursos porque nos obligan a hacer uno al año y seis leyes de educación, sigo pensando lo mismo: la educación es pura magia.

        Y es que no tengo remedio.

        • Jaume PATUEL PUIG

          No es preciso tener remedio…tomarse la vida en la Vida de forma alegre y juvenil, que no depende de los años, es siempre muy sano.
          Por suerte que no hay remedios para adormecer el Espiritu.

          • Juan A. Vinagre Oviedo

            Yo también me uno a la “acción de gracias” de Jaume y de Carmen. Siempre o casi siempre se aprende de la intercomunicación, o simplemente de la escucha-lectura. Decía ayer que el tema es complejo y extenso, que da para muchos subtemas. Ahora solo deseo recordar algo importante que se me olvidó ayer: La RATIO profesor-alumnos… Por muy buena preparación que se tenga, si uno se encuentra con demasiados alumnos en una clase, la atención personalizada se esfuma…, y con ella el aprendizaje en bastantes necesitados de una mano personal. Pues bien, el afán de recortes en los gastos se observa y padece tanto en los centros educativos como en los sanitarios. A veces hay que hacer recortes, sí; pero en una jerarquía auténtica de valores, quizá donde menos se debe recortar es en educación y salud… Los recortes ponen en evidencia ideologías e intereses que son insolidarios, con poca o sin ética; aunque al mismo tiempo se utilice la religión… para estas u otras causas…

          • Carmen

            Si.
            Es cierto.
            Pero va por barrios. Los barrios jóvenes tienen muchos niños en edad escolar. Los que ya han madurado un poco les faltan niños para llegar a la ratio. Y corren peligro las subvenciones. Por eso se está pidiendo, además de por lo que dices que eso va a misa, que se baje la ratio.
            La enseñanza es un tema , junto con la sanidad y las políticas sociales, de los más importantes de un país.

            Pero claro. Demasiados intereses. Demasiados.
            Políticos
            Religiosos
            Ideológicos
            Económicos de las editoriales.

            Muchísimos. Pero muchiiiiiisimos.

            Por eso el maestro tiene que recurrir a la magia. Y a jugar lo mejor posible con las cartas que te toquen.
            Al menos esa es mi experiencia personal. Porque como no seas un poco brujo, bruja, te atrapa el sistema absurdo.
            En fin.
            Lo cierto es que tenemos enseñanza obligatoria hasta los 16 años, prorrogables hasta los dieciocho.
            En España se ha avanzado un montonazo. Pero un montonazo en cincuenta años.

Deja un comentario