INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6313 Artículos. - 99055 Comentarios.

De las revoluciones a la contracultura

Cuando Nacho Dueñas, historiador y cantautor escribió su primer libro, en ATRIO lo acogimos con entusiasmo y le dedicamos un curso-taller con los destilados de Oscar Varela: La era está pariendo un corazón. En los siete años y medio que han pasado desde entonces Nacho ha seguido reflexionando y analizando nuevos paradigmas para entender la historia y seguir trabajando en el futuro. Ha recogido muchas experiencia en su larga estancia en Ecuador. Regresado a España nos ofrece en un nuevo libro el nuevo paradigma emancipatorio que pasa de las revoluciones que han hecho avanzar la historia en el pasado a la contracultura que es el camino del futuro y que nos compromete a todos incluso en nuestro pequeño mundo, célula importante de la sociedad global. AD 

 Título: De las revoluciones a la contracultura. Hacia un nuevo paradigma emancipatorio

Autor: Ignacio Dueñas García de Polavieja

Editorial: Nueva Utopía. ISBN: 978-84-949616-4-9. 338 páginas. Madrid, 2020.

Pedidos por correo al autor: nachodue@hotmail.com
Precio a España 15 (precio del libro) + 2’50 (gasto de envío): 17,50 euros
Precio a América Latina: 15 (precio del libro) + 10,45 (gasto de envío): 25,45 euros

¿Qué pueden ofrecer a las luchas sociales de nuestros días referentes tales como un poema de Ginsberg, de Whitman o de Lord Byron? ¿Qué pueden las sandalias de Cristo, de Lao-Tse o de Sócrates? ¿Qué los hippies del occidente de hace medio siglo, semejantes a los qalandars sufís de hace ocho siglos, a los cínicos griegos de hace veinticuatro siglos. a los taoístas de hace veintisiete?

Estos referentes contraculturales del pasado, de algún modo, se hacen presentes en algunas iniciativas de nuestros días, tales como las ecoaldeas, las cooperativas integrales, el movimiento de transición, la banca ética, las monedas sociales, el comercio justo, las granjas de agricultura ecológica, los medios alternativos de comunicación, el anticonsumismo, el vegetarianismo (y el veganismo) o la no violencia, entre otras; apoyadas a su vez por el pensamiento del feminismo radical, del ecologismo integral y biocéntrico, de la filosofía de la liberación, de la decolonialidad, de la teología de la liberación y del Sumak Kawsay.

Todo este emerger contracultural está creando, de modo espontáneo y sutil, una red cada vez más tupida. Dicha red, mediante una alianza implícita con la izquierda clásica (el marxismo principalmente), un anarquismo posibilista y una religiosidad encarnada (fundamentalmente la teología de la liberación), puede crear un movimiento emancipatorio que erradique el hambre y la desigualdad.

El marxismo no pudo triunfar por emerger en el erróneo paradigma de la modernidad, basado en la filosofía de Descartes y en la ciencia de Newton, hoy refutadas por la física moderna (Einstein, Heisenberg, Bohr…). Este cambio, aplicado a las restantes disciplinas, ha posibilitado el emerger de los novedosos paradigmas epistémicos, en el marco de la presente transmodernidad.

La tesis del presente libro es que tales paradigmas, aplicados a la praxis y al pensamiento liberadores, nos llevan al nuevo paradigma emancipatorio, mediante el triple pacto ya apuntado (anarquismo, revolución y espiritualidad), de naturaleza contracultural. Ello posibilitará una humanidad más justa, alegre y feliz, en consonancia con la hipótesis de que nuestra especie estaría entrando en un nuevo tiempo-eje (o proceso de resurrección espiritual, sapiencial y social).

Su autor, Nacho Dueñas, es poeta, cantautor y activista social. Ha sido profesor de instituto en España y de universidad en Ecuador. Doctor en Historia, ha investigado sobre el chavismo, la teología de la liberación y los novedosos paradigmas. Tiene pensado estudiar acerca de la necesidad de una ecotecnología, frente al pésimo uso de las nuevas tecnologías.

3 comentarios

  • Santiago

    Gracias Nacho por tu trabajo en busca de la verdad..Ya sabemos los dos que discrepamos ideológicamente pero como nos demostramos respeto podemos estar en el intento…de hacer algo por los demàs.

    En mi caso, yo aplicaría la “tríada” de tu pacto emancipatorio, empezando por una “anarquía” de la verdad que nos conduzca al verdadero “orden social”, no con violencia, rabia y venganza hacia la clase opresora, sino con diálogo constructivo. Esto no significa ceder al egocentrismo de los corruptos en sus riquezas..sino luchar denodadamente dentro la libertad de expresión y de la honestidad que edifique.

    El segundo punto es la “revolución”. Pero las “revoluciones” mundanas a pesar de sus “logros” han caído en graves desórdenes morales e injusticias sociales siendo entonces  el remedio peor que la enfermedad. Pero la revolución propuesta por Cristo es la que nos libera del mal moral que es la transgresión de principios eternos como es la vida, la libertad y el abuso de los dones existenciales. La revolución propuesta por Cristo es la revolución del amor y el Mandamiento “de Novo” es “amar a nuestros hermanos” de la misma manera como Jesús NOS ama hasta “el extremo.. ¿Seremos capaces? Pero siempre podemos intentarlo…

    La tercera proposición liberadora no es el materialismo dialéctico  de Marx,  que como tu dices ha sido un fracaso por basarse en falsos principios filosóficos, sino que se trata de llegar a encontrar la verdadera espiritualidad  que se encuentra en lo profundo del ser humano. Allí vemos la belleza y el amor innato en cada uno de los que hemos sido llamados a existir, nosotros entre ellos.

    Es esta espiritualidad la que nos distingue y nos define como “personas” distintas de Los demás seres “creados”..Es este “espíritu” diferente de lo que es biológico lo que nos conducirá a la verdad que es la verdadera teología “liberadora” que no está sujeta a la ciencia humana y a nuestro subjetivismo personal, sino que se nos ha infundido desde arriba y se nos ha revelado como un camino a seguir como una “llamada”.

    De eso se trata… estamos en “búsqueda” y es esta “humanidad” el punto de unión de todos y de solidaridad hacia “la paz”..Una paz trascendente, no impuesta por la fuerza, sino trabajada con ahínco en nuestras desigualdades y diferencias y diversidades, que no es uniformidad, pero que nos conduzca a la armonía y a la prosperidad coherentes y duraderas.

    Un abrazo

    Santiago Hernández

  • Nacho Dueñas

    Honorio, ¿soñar lo imposible para hacerlo posible?

    “He preferido hablar de cosas imposibles, porque de lo posible se sabe demasiado” (Silvio Rodríguez)

    “Ayer soñé que podía, y hoy puedo” (Facundo Cabral).

    Un abrazo.

  • Honorio

    Nacho Dueñas, colega: ¿será verdad tanta poesía? Por favor, no me deslumbres…Yo también leo a Ginger Ale o como se escriba y se lea, y a esos que tú añades. Y ahora pienso que también Jesús dijo aquellas Bienaventuranzas, y aquello de la Multiplicación de los panes y los peces: “Dadles vosotros de comer” ¿Tendremos que soñar lo imposible para hacerlo posible? Pues bueno, vamos allá! Aahora que hablan de eso de sinodalidad, ahora que Francisco Bergoglio parece que sueña también a los Ginger Ale…

Responder a Honorio Cancelar comentario