Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4876 Artículos. - 78314 Comentarios.

Una reforma urgente de la Iglesia

Me dice Oscar Fortin que este artículo se lo han inspirado numerosas intervenciones en ATRIO. Por eso le damos preferencia. Pero yo invito también a leer dos intervenciones recientes del papa Francisco en que manifiesta cómo él sigue decidido en hacer esta reforma: palabras en el avión, regresando de Estonia y mensaje sobre el acuerdo China-Vaticano. Son los textos completos, tal vez largos para quien solo lea titulares o tuits, pero que encierran perlas de acertadas afirmaciones. AD.

Si a lo largo de los siglos la Iglesia se cargó de muchas cosas que se revelan, hoy, como inútiles y, en muchos casos, contradictorias al espíritu de los Evangelios, le corresponde, urgentemente, volver de forma radical a lo esencial de los evangelios. No tiene otra razón de existir que la de testimoniar tal como lo pidió Jesús.

En los últimos tiempos de su recorrido con sus discípulos antes de pasar de la cruz a la resurrección, tuvo, entre otras, dos intervenciones que interpelan en directo los comportamientos de los grandes sacerdotes y doctores de la ley que encabezan la Iglesia católica.

La primera de esas dos intervenciones es la que dirigió a los que se imponían como los portavoces de la Palabra de Dios y los defensores del Templo de Jerusalén. (Mt. 23, 1-39 ).

El tiempo se hace corto y el estilo que toma Jesús es directo y sin ambigüedad. Nombra las cosas por sus nombres y expresa con fuerza que lo que son y hacen no corresponde en lo que el pueblo se espera de sus pastores. Destaco unas de sus declaraciones, dejando a todos de leerlos en el texto completo.

Antes, todas sus obras hacen para ser mirados de los hombres; porque ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos. 

¡Fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; que ni vosotros entráis, ni á los que están entrando dejáis entrar.

Evidentemente, trata de un lenguaje duro, pero viniendo de Jesús,bien acertado. Que los cardenales y obispos tomen un tiempo juntos para meditar cada una de esas declaraciones de Jesús a los grandes Sacerdotes y Doctores de la Ley. Que hagan su propia examen de consciencia.

Su segunda intervención trata del Juicio final al cual la Humanidad entera (creyentes, ateos, agnósticos, practicantes y no practicantes y mas), será sometida. (Mt. 25.31-46)

Los filósofos dicen que la causa final es la que condiciona todas las otras causas. Si sabemos lo que va pasar al final, sabremos que hacer para cuando lleguemos.

En este texto, Jesús no habla de fe, tampoco de pecados bajo sus distintas formas. Se nota que el tiempo se hace corto y que no hay otra manera que ir a lo esencial. No le importa que los que actuaron en el buen como los que se quedaron sin actuar supieran o no que era él presente en cada uno de los necesitados. Los Ateos, angosticos, no practicantes serán recibidos con las mismas intenciones que los creyentes. Estamos lejos del dicho: “sin la fe no hay salvación” o “fuera de la Iglesia no hay salvación”.

Entonces los justos le responderán, diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos? ¿sediento, y te dimos de beber?

Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos pequeñitos, a mí lo hicisteis.

Todo está basado en la buena fe de las personas y sus solidaridad humana con los que se encuentran en su camino. La buena fe lleva con ella el deseo de la justicia, de la verdad, de la solidaridad en todo lo que se puede. Es lo que Jesús espera de cada ser humano sin mas calificaciones : ser personas de buena fe. Nada de hipocresía, de manipulación, de ambiciones disimuladas. Ser personas verdaderas sin exclusión de nadie.

Para concluir, la Iglesia que conocemos tiene que hacer una revisión profunda de su forma de serde sus doctrinas, de su contabilidad de los pecados y de los valores de cada uno según la gravedad. Todos fuimos encerrados en el pecado para hacer misericordia a todos. El secreto: recuperar la humildad perdida, reconocer nuestras propias limites y errores. Confiar en la misericordia de todos y todas para hacer nueva nuestra vida.

 

 

27 comentarios

  • Es que , claro. Si nos abren puertas, somos como mis críos a las dos y cuarto, después de estar seis horas en el aula. Seis. Saben perfectamente que no pueden salir hasta que toque el timbre. La mayoría hace caso, pero otros, pues se escapan en cuanto te ven que bajas la mirada. Y ya te la cargas por todo lo alto en la siguiente reunión de los martes.

    En el 2010 llegó a mi ordenador un escrito de alguien de la mismísima iglesia que cuestionaba una serie de cosas. Tenia entonces 57 años. Me entró una ira que no se lo pueden imaginar. Cómo es posible que estando tooooooda mi vida trabajando en un centro de la iglesia, sabiendo todo el mundo como pensaba , nadie, nadie me hubiese dicho: nenica, vas por otro lado, pero no eres la única. Entra en estas páginas.

    Como es posible que alguien que a  quien creía que mantenía conmigo una relación de amistad y  perteneciente a la iglesia. Cómo era posible?

    La ira pasó. Ya entiendo muchas cosas.

    Estoy entrando en Atrio poco más de un año. No sé si son conscientes de la cantidad de puertas que abren y lo que hacen pensar. Aquí hay maneras de pensar de todo tipo . Eso es lo que te hace pensar. Leer los artículos de fondo y los comentarios. Te hacen pensar un montón.

    Si fuese prudente, leería y callaría. Pero no soy prudente.

    Un saludo a todos.

  • https://www.elplural.com/sociedad/la-jugada-de-los-franco-un-nuevo-mausoleo-en-madrid_203858102

    Si, si. Tenéis mucho que reformar. Noticias como las del enlace, hacen que aparezca la nausea. ¿Se atreverán a predicar los obispos, después de esto?. No se nada. Solo se que es un templo católico.

    El clero rinde pleitesía a quien fue su claro benefactor. Una mano lavaba la otra y aquí en España se volvía a sus “sagradas raíces cristianas”. En Cuelgamuros todos asistían a misa, por las buenas o por las malas. Y España entera era católica a la fuerza. ¿Como no, un reconocimiento póstumo?

    Pobres de los que habláis de reformas. Tenéis que empezar de nuevo desde los cimientos, porque todo lo tenéis podrido. El clero se ha ganado a pulso la perdida de toda credibilidad. Pagaran justos por pecadores. Pero quien permanece en una institución podrida, es sospechoso por principio. Después todas las matizaciones que se quiera.

    Resumiendo: Esta es la manera del clero español, de hacerse perdonar el nacionalcatolicismo…

    • Señor Troyano. Le llamo así porque me encanta.
      Luis, los que quieren reformar la iglesia piensan como nosotros en muchos aspectos. Muchos. Lo que sucede es que creen , tienen esperanza en que la institución se puede reformar, si no a corto plazo, sí a medio plazo.
      Le reconocen muchas cosas buenas y piensan que hay que tener esperanza en que las cosas horribles o que no nos gustan a nadie, se pueden erradicar.
      Eso es lo que vienen a decir. A veces con un jaleo de teología y citas bíblicas que me cuesta trabajo seguir. Pero en el fondo, todos ellos piensan parecido a los que pensamos que , en fin, pues que no es fácil porque, pues porque no lo es. Ni a corto ni a medio plazo.
      A largo plazo, la historia dirá.
      Y lo de los Franco ha sido una buena jugada por parte de la familia. La iglesia no se puede negar a que sus restos los lleven ahí. Son propietarios de cuatro tumbas o como se les llame. Cuatro. Tienen dos ocupadas, todavía les quedan dos.
      Así son las cosas.
      Así han sido siempre. Nos vamos a asustar ahora? No te hagas malasangre. La relación de la iglesia con el franquismo la cantan los ciegos por las esquinas, que se decía antes en mi tierra.
      Un abrazo

  • Jorge

    Me parece entender que la posición que toma Oscar Varela y también MªPilar no van dirigidas a reformar la Iglesia sino hacia la ruptura y su dilución. Oscar porque la fe que expone con la que está más de acuerdo NO es la fe de la Iglesia sino contraria a ella, y Pilar ve en la Iglesia un grave impedimento para el seguimiento a Jesús en su mensaje primigenio y por tanto lo que hay que hacer es hacerla caer, disolverla y apartarse de ella. Ciertamente muchas cosas hay que hacer urgentemente, para conseguir que el mensaje que proclama la Iglesia de seguimiento a Jesús sea claro, sin los numerosos ropajes que lo enturbian sobre todo su desmedido apego al poder y el dinero, los escándalos de pederastia y corrupción, …, para que pueda adquirir un cierto grado de credibilidad al menos para ser escuchado.

    Las dos proposiciones de Oscar SON proposiciones de fe, “Jesús no es un Salvador y Jesús no resucitó”, porque ni son conocimiento de ningún tipo ni maneja datos que puedan ser contrastados. Cierto no son afirmaciones solo las presenta con un tibio “estoy más de acuerdo”, por tanto, al menos no cierra el paso a las proposiciones contrarias. No explica las razones de su posición simplemente lanza preguntas que deja en el aire.

    Mi posición es la contraria a la de Oscar: estoy más de acuerdo con “Jesús resucitó y Jesús es Salvador”, y tampoco es una afirmación pues no manejo ni conocimiento ni datos. Pero esta proposición para mí no deriva de la razón del carbonero como dice Oscar “lo creo porque lo creo”, sino como consecuencia COHERENTE de mi fe en Jesús y en la Plenitud Humana. Es que yo creo en el triunfo final del bien, que todo culminará en el Reino de Plenitud, y que toda la humanidad sin exclusiones algún día estará en él, yo y mi gente incluidos. Y esto solo es posible mediante la resurrección a una nueva vida, que no concluirá en muerte, extinción y la destrucción de todo lo importante. Y mi esperanza crece precisamente por la resurrección de Jesús que marca el inicio del Reino de Plenitud. Preguntas Oscar ¿dónde está Jesús? Pues dónde va a ser, en el Reino que está en medio de nosotros haciéndose, tal y como dijo. Y si el Reino es iniciado por Jesús, no solo es UN Salvador, sino EL Salvador.
    Un abrazo a los dos.

    • Para los lectores es bueno notar que el “Oscar” al cual se refiere Jorge es Oscar Varela, el cual no es el mismo que Oscar Fortin. Somos tocayos de nombre pero cada uno tiene su apellido propio.

      En el comentario de Jorge hay una frase con la cual estoy enteramente de acuerdo. Esta escrita como me hubiera dado gustado escribirla. “Ciertamente muchas cosas hay que hacer urgentemente, para conseguir que el mensaje que proclama la Iglesia de seguimiento a Jesús sea claro, sin los numerosos ropajes que lo enturbian sobre todo su desmedido apego al poder y el dinero, los escándalos de pederastia y corrupción, …, para que pueda adquirir un cierto grado de credibilidad al menos para ser escuchado.”

      Con todo mi respeto

    • Mª Pilar

      Amigo Jorge… últimamente me debo expresar muy mal.

      No quiero que la iglesia desaparezca…

      La iglesia que nos gobierna desde hace ya demasiados años… ¡¡¡Sin restauran nada de nada!!! A pesar de los intentos habidos… ¡¡¡Quiero que vuelva al redil, quiero que desmonte todo el entramado piramidal que la mantiene, gracias, a que está desde hace demasiado tiempo al lado de la opulencia, el honor y la riqueza!!!

      Cuestión que Jesús tiró una y otra vez por tierra, y por eso lo asesinaron vilmente.

      Creo que hablo muy claro, el Reino de Dios que Jesús proclamaba, ¡nunca… jamás..! puede crecer al lado de la riqueza los honores mundanos, la esclavitud, el hambre, las guerras fratricidas.

      Debe ser que no sé expresar mi fe… y lo siento en el alma, porque llevo toda la vida trabajando, luchando, con serena paz, a la vez que he comprometido mi vida en ello.

      Mi voz no es importante, pero quienes pasan a mi lado, comprenden cuanto hago y digo con mi propia vida.

      ¿Quien, sino esta iglesia poder, rica, envanecida, a permitido que los dictadores gobiernen, entren en los templos bajo palio… que se supone son para dar gloria a “Dios” y les apoyen de todas las maneras posibles?

      Mientras ha perseguido, silenciado, arrinconado, y un sinfín de fechorías más, aquellas personas que por encima de todo, han intentado e intentan vivir como Jesús proclamó.

      Esa es mi fe, mi seguimiento, que no cejaré ni un momento, mientras tenga un aliento de vida.

      Mi abrazo entrañable… y extrañado.

      Cada cual, que siga su camino, mi postura es ¡la mía!
      Y cada cual, que haga lo que crea debe hacer.
      mª pilar

      • Ma Pilar una sola palabra para decirla que su voz que nace de su vivir tiene mucha importancia y se nota al leerla.

        Buen dia y siempre por adelante
        Abrazo fraternal

      • Te expresas muy bien.
        Diría que lo que dices lo compartimos muchas personas. Ya sabes que lo comparto
        Besos.

      • Jorge

        Mi entrañable amiga Pilar. Lo primero es pedirte disculpas, te entendí mal. Tus palabras de romper y rasgar los odres viejos van contra el poder y el dinero corrupto en la Iglesia, que duelen porque el servir al poder y al dinero es incompatible con el seguimiento a Jesús. Como insistes repetitivamente: “o lo uno o lo otro”. Tengo claro que tu posición no es disolver la Iglesia sino reformarla radicalmente. Pero, pero, …, ¿qué hacemos? ¿acaso expulsar de ella a todos los sirvientes del poder y del dinero? Supongo que convendrás conmigo que las cosas no son tan simples.

        Creo que los gestos de Francisco son importantes para inyectar en la Iglesia desde arriba un modo distinto de hacer las cosas. Sin embargo, las cosas no pueden cambiar radicalmente si el pueblo o los fieles no participamos, por lo que tendremos que activarnos también nosotros. Estaremos actuando cuando No permitamos que en nuestro entorno, en nuestra comunidad, ocurran actos al servicio del poder y del dinero. Detectarlos, denunciarlos, y trabajar para que no vuelvan a producirse. Y es que hay que tener claro que el poder y el dinero son los enemigos principales de la Iglesia. Si nuestro ámbito es sólo la parroquia pues tenemos que actuar en ella y enfrentarnos no a la persona del párroco sino a acciones que realice contrarios al mensaje de Jesús al igual que con compañeros y compañeras de comunidad que actúen de ese modo. Convertirnos en tábanos molestos para los servidores en la Iglesia del poder y del dinero, no callarnos, no consentirlo. De acuerdo, no es tarea fácil, pero urgentemente necesaria. Tábanos sólo para éstos, para los demás se nos tiene que notar la acogida, el amor y la disponibilidad de servicio.

  • Mª Pilar

    Bueno, he leído con calma, he contrastado el texto, con los Evangelios editados por:

    J. Mateos / L. Alonso Schlel en su 1ª Edd. Cristiandad de 1974.

    Porque para mí, el lenguaje es fundamental para comprender lo que se nos explica sobre Jesús, su Palabra, Vida y Obras.

    Estoy con Oscar Varela; porque lo que buscamos muchas personas, es, desmontar todo lo que nada tiene que ver con el Mensaje primero.

    Y eso, no se resuelve con solas buenas intenciones ni palabras; hay que ir al centro del mal causado, y esto viene de muy lejos… desde que los reyes de este mundo, organizaron a la comunidad de seguidores de Jesús, en una corte real… desde la mirada que los reyes guerreros de entonces tenían.

    Muy pronto… la  “mayoría, no todos” los eclesiásticos… entraron al trapo, se dejaron seducir por los brillos de la realeza, y ahí, comenzó, la lepra que ahora nos cubre.

    Para cambiar la iglesia, tal y como está formada… hay que romper y rasgar los odres viejos, para en los nuevos…

    ¡Ya de una vez… poner el vino nuevo de la Buena Noticia que proclamó el Galileo Jesús! 

    Y eso, va a requerir dolor y lágrimas; dolor por tanta confusión sembrada, lágrimas, por el daño sembrado durante tantos siglos.

    Pero..:

    ¡¡¡Nunca es tarde!!!

    Renacer de nuevo, es una decisión que conlleva, la negación a la vida anterior, y la decisión de emprender un camino nuevo aquí y ahora.

    A pesar de como funcione el mundo en que habitamos; todas las personas están invitadas, pero… no todas están dispuestas a tomar el camino que proclamo Jesús..:

    ¡No es sencillo!

    El mundo del poder y el dinero… no les gusta esta opción, y trabajarán con ahínco por derrotarla… ¡como siempre!

    No hay otro camino, o uno u otro.

    mª pilar

    • Ma Pilar, muchas gracias por su comentario. Usted me habla de la lectura de los mismos textos a partir de otra fuente (J.Mateos/L.Alonzo Schiel en su 1er Edd Cristiandad de 1974) Me gustaría saber en que los textos que ha leídos son distintos de los que puse. Si los textos no dicen lo mismo de los que di como referencia en mi articulo fuera bueno que lo supimos para mejor analisarlos. Comparto con usted y Oscar Verela que lo importante es acercarse lo mas que se puede del Mensaje primero. Llegar a lo esencial de ese Mensaje es lo que mas busco. Es cierto que toda lectura tiene un lado subjetivo. Tengo como prueba que las centenares de veces que lei los Evangelios, siempre encuentro algo nuevo en el entendimiento de lo que leo. Uno puede atribuir eso al Espiritu que nos aclara por adentro. Eso también es muy subjetivo, pero no cambia los textos sino su comprensión.

      Yo comparto con usted todo lo que sigue de su comentario en cuanto a los cambios de la Iglesia y la necesidad de renacer de nuevo. Otra vez muchas gracias por su comentario.

      • Mª Pilar

        Estimado Oscar F.:

        Desde que publicaron la Biblia del Peregrino, y El Nuevo Testamento, no he leído ninguna otra, porque me parece más cercana y esclarecedora, de cuanto se nos relata en ambos textos.

        Cierto, que tuve la gran dicha de poder escucharles muchas veces, en sus cursillos, clases y conferencias, en el C. Pignatelli de Zaragoza, donde por varios años estudié Teología; no para obtener ninguna titulación, sino para una mejor comprensión de los textos.

        Ellos, no escatiman toda clase de información, para poder comprender, como y porque esta escrito como está, y la manera con la que el pueblo judío se expresaba, cuestión muy importante.

        Mi comentario, no iba como crítica al texto que Vd. nos mostró, y le pido disculpas si así lo comprendió; pero mi lucha constante, para que al menos empiecen a utilizar un lenguaje más acorde como el que Jesús utilizaba.

        Creo que con ello, muchas de las “magias” que brotan de la enseñanza de la iglesia, desaparecerían, porque las preguntas o aclaraciones serían mus diferentes.

        Atentamente.
        mª pilar

  • oscar varela

    Hola tocayo!

    Estoy de acuerdo con tu intención, que es buena y es lo que vale.

    Sin embargo, no puedo concordar con las bases en que sostienes la interpretación de los Textos citados.

    La cosa es un tanto sutil, pero la considero definitoria.

    Reitero que no se trata de lo interpretado en los Textos,

    sino de el modo en que son pensados.

    Ese “modo” (si quieres llámalo “epistemológico”)

    trae unos “supuestos” nada claros y de imposible comprensión

    fuera de la fe de carbonero, que es:

    Lo creo porque lo creo ¡qué tanto joder!

    ……………………….

    Esos “Masacotes a tragar” son:

    UNO: que Jesús “resucitó” y anda por ahí ¡vaya a saber dónde!

    – alentándonos con palmaditas en las espaldas;

    DOS: que Jesús anda por ahí ¡vaya a saber dónde!

    – controlando lo que, cómo, cuándo y dónde hacemos lo que hacemos.

    Ambas dos que veo plasmadas en un “inocente” decir que dices:

    “Es lo que Jesús espera de cada ser humano”-

    Con este “modo” de pensar-decir se vuelve a caer

    en la ya tan criticada y superada “heteronomía”,

    que trae más oscuridad que claridad al creyente de hoy, y

    ¡ni que decir a todo honesto no-creyente!

    ……………………….

    Hace unas pocas semanas se dijo en Atrio que

    1) Jesús no es un Salvador

    2) Jesús no Resucitó,

    negaciones con las que estoy más de acuerdo

    que si se las afirmara (salvador y resucitado).

    ………………….

    Por otra parte, lo demás como que

    hay que hacer el bien

    es un Valor cultural que heredamos,

    que no necesita ni resucitados ni controladores

    a modo de “auditorías externas”.

    ……………………….

    Lanzarse a una supuesto-posible reforma de la Iglesia

    con lenguaje y pensamiento “heterónomo”

    sería un otro ensayo gatopardo:

    (queriendo cambiar para mejor se empeora la situación).

    • Gracias Tocayo por su comentario que reconoce las buenas intenciones, sin, por lo tanto, reconocer en los textos referidos en mi articulo, lo que dicen. Por supuesto que la epistemología y el exégesis cuentan por mucho para entender bien el sentido del contenido de los textos que nos vienen de siglos pasados, lo que es el caso de los referidos. Lo que hago es leer y entender los textos oficiales que aparecen en el Evangelio de Mateo por lo que dicen. Mateo nos cuenta que Jesus se dirigió a los grandes sacerdotes y doctores de la Ley y dice lo que les dijo. Nos cuenta también que Jesus les dijo lo que iba a suceder en el juicio final.Yo tomo aquellos textos por lo que dicen y les pongo en referencia a lo que es y enseña la Iglesia que conocemos. Yo creo en Jesus y en lo que Mateo escribe. Que todo eso sea una invención es posible. Por el momento leo y interpreto esos textos por lo que dicen. Si dicen otras cosas de lo que entiendo, puede ser, pero que me lo explican.Sino a que sirve tantos textos bíblicos si no dicen lo que esta escrito. Con todo mi respeto y muchas gracias por las buenas intenciones. De verdad mi propósito no es otro.

      • oscar varela

        Ok!, Tocayo.
        Si leo bien tu seguidilla dices, en definitiva que
        – “Los Textos dicen lo que dicen”-
        Ok!
        ……………
        Ahora bien:
        Yo leo todo Texto (escritura o actividad)
        – en un CONTEXTO.
        Aplicado al caso propuesto,
        hay DOS polos CON-TEXTUALES y jerarquizados en importancia:
        – UNO: principal: el MUNDO en que YO vivo.
        – DOS: secundario: el Mundo del “YO” que “escribió” el Texto.
        ……………
        El “segundo” (DOS) es
        – dependiente, y
        – subordinado
        al “primero” (UNO)
        (porque no se puede saltar la propia sombra)
        o
        (todo es según el cristal con que se mira)
        ……………
        Ambos son “variables”
        * el DOS variará según “averiguaciones” del Conocer (Ciencias);
        * el UNO variará según “praxis” del Pensar (Problemas vitales).
        NOTA: esto lo tiene Pancho en su frase:
        “La REALIDAD es más que la IDEA”
        ……………
        Por lo tanto:
        Convendría integrar a toda “lectura” el siguiente Axioma:
        1.° Todo decir es deficiente—dice menos de lo que quiere.
        2.° Todo decir es exuberante—da a entender más de lo que se propone.
        ……………
        En caso que te interesara te copiaré algo en el subsiguiente Comentario.
        Abrazo!

      • oscar varela

        (lo propmetido)
        LEER, leer un libro es, como todas las demás ocupaciones propiamente humanas, una faena utópica.
        * Llamo utópica a toda acción cuya intención inicial no puede ser cumplida en el desarrollo de su ejercicio y tiene que contentarse con aproximaciones esencialmente contradictorias del propósito que la había incoado.
        * Así, «leer» comienza por significar el proyecto de entender plenamente un texto.
        * Ahora bien, esto es imposible.
        * Solo cabe, con un gran esfuerzo, extraer una porción más o menos importante de lo que el texto ha pretendido decir, comunicar, declarar, pero siempre quedará un residuo «ilegible».
        * Es, en cambio, probable que mientras hacemos ese esfuerzo leamos, de paso, en el texto, esto es, entendamos cosas que el autor no ha «querido» decir y, sin embargo, las ha «dicho», nos las ha revelado involuntariamente, más aún, contra su decidida voluntad.
        * Esta doble condición del decir, tan extraña y antitética, aparece formalizada en dos principios de mi «Axiomática para una nueva Filología» que suenan así:
        1.° Todo decir es deficiente—dice menos de lo que quiere.
        2.° Todo decir es exuberante—da a entender más de lo que se propone.
        ………………….
        Pero esto último, este obsequio impremeditado que la exuberancia del decir nos proporciona, no compensa su constitutiva deficiencia y no hace más lograda la operación de leer, si por lectura entendemos meramente entender lo que un autor ha querido decir.
        * Mas precisamente el hecho de que reparemos muy pronto en que buena parte de lo que el autor está efectivamente diciendo se nos escapa—por ejemplo, incluso la significación un tanto precisa de este o aquel vocablo— nos revela que leer no puede consistir solo en recibir lo que buenamente las frases escritas quieren volcar sobre nosotros, que leer no es, sin más, deslizarse sobre el texto, sino que es forzoso salir del texto, abandonar nuestra pasividad y construirnos laboriosamente toda la realidad mental no dicha en él, pero que es imprescindible para entenderlo más satisfactoriamente.
        * Entonces agradecemos todas aquellas averiguaciones supererrogativas que habíamos descubierto como por detrás de las frases leídas y que el autor no se proponía comunicarnos o aun se proponía ocultarnos.
        * Trae esto consigo que todo texto nos aparezca como mero fragmento de un todo X que es preciso reconstruir.
        Leer en serio, auténtico leer, es referir las palabras patentes a ese todo latente dentro del cual quedan precisadas y con ello entendidas.
        (y sigue)

        Tomado de QUÉ ES LEER – OCT9,751-767 (1946)

  • Ante todo quiero agradecer a Don Antonio para publicar mi texto que se presenta como una continuación de ese otro articulo Biografía de Jesus que recogió mas de 46 comentarios. Tuve de forma atrasada unas intervenciones que quise complementar y ampliar por el presente articulo. Pienso que la institución eclesial no esta frente a un cambio cosmético, sino, frente a una verdadera conversion, de tipo Pablo sobre el camino de Damas o de Francisco de Assise que dejo todo de su vida confortable para tomar el camino de la sencillez, de la humildad, del acercamiento a la naturaleza y de la gente sencilla. El papa habla de vez en cuando de “conversion” como sucedió con unos de sus encuentros con los representantes de CELAM, pero no puede ir mas alla. Recién, RD publicaba un articulo que decía al respecto de los jóvenes: Ellos no nos piden nada, porque no nos consideran interlocutores para su existencia.

    Me disculpo por las faltas en mi escritura. Yo corrige unas de ellas en mi texto original

    http://blogs.periodistadigital.com/humanismo-de-jesus.php/2018/09/26/una-reforma-urgente-de-la-iglesia

     

     

     

  • Asun Poudereux

    Muchas gracias, Oscar F. Sí, hay que ir más al grano y sobre todo ser humildes y despiertos a la vez.

    Gracias también a Atrio  por los dos enlaces. Respecto al último, no sé si me paso, pero sigo constatando que los comunicados papales son larguísimos, se extienden en su final demasiado, cuando ya ha dado razones de peso de por qué se da y ha dado este acuerdo común.

    Además de ser conciliador, parece que tenga que poner especial atención y cuidado a no herir susceptibilidades y suscitar controversias,  poniendo empeño, además,  en dar   “suficiente satisfacción”  a secciones muy críticas dentro de la Iglesia.

     Lo cual me dice que se está aún muy lejos, pues hay temor y reacciones a todo  ello,  es decir,  de la comprensión a lo que es atemporal  y  esencial en Jesús,  Amor, Vida y Proyecto.

     Si esto se diera realmente así, las diferencias no separarían, al revés, en el diálogo y encuentro, nos enriquecerían a todos, dentro y fuera de la comunidad  eclesial. Y con pocas palabras bastaría, ya que los hechos de toda la comunidad, en el mundo que conocemos, hablarían por sí solos.
    Un abrazo  abierto.

    • Es que eso que dices no puede ser, por varias razones. La iglesia es lo que es. El sumo pontífice , es lo que es.
      Habría que estar dispuesto a que se lie la mundial. Y no es su estilo
      Y lo respeto, aunque me cueste. Pero les leo a ustedes y veo esa convicción en que está haciendo lo que puede,.. ya no sé.
      Ustedes entienden de iglesia muchisimisimo más que yo, aunque sean mayoritariamente laicos.
      Perdón por el usted.
      Mi suegra no consiguió que la tutease en , pues nunca. No sé. Quizás 35 años.
      Es una señal de respeto que me sale del alma. También a veces lo hago con gente joven, confieso que a veces es para marcar distancias. Pero no es el caso con nadie de Atrio. Lo prometo. Y nunca miento. Salvo si peligra mi integridad física.
      Un abrazo

      • Asun Poudereux

        Hola, Carmen. No sé si estoy ya cansada de todo el día. Por más que he leído tu comentario, no llego a entender todo lo que dices, y a dónde quieres llegar.

        De acuerdo en lo que es, lo que es.

        Si en una ocasión me he pronunciado como laica, lo he hecho en el sentido más amplio posible, por lo que me permito hablar como hablo. Quizá sea un tanto ingenua, pero la intención no es otra que apuntar a lo que pueda romper moldes sin perjudicar a nadie.

        La verdad no la tiene nadie. Tampoco la Iglesia, si es que alguien se lo ha creído. Lo digo, porque así me lo hicieron creer.

        Un abrazo cariñoso.

    • Quiero decir que dudo mucho que la iglesia pueda cambiar. Porque es así
      El Papa actual, que ya he dicho varias veces que no me gusta porque lo veo tibio, al leer a gente de aquí, que dice que está haciendo todo lo posible para cambiar cosas importantes, pues me fío de ellos, pero es que su estilo no es tirar por la calle de enmedio’. Porque no lo es. Es jesuita. Conozco la historia de los jesuitas, te lo prometo, hice un trabajo que me llevó muchísimo tiempo, entre otras cosas porque ya tenía los dos nenes y jornada partida. Había que hacer un trabajo trimestral sobre la historia de la educación en España. Le pedí permiso al profesor: por favor, déjeme que haga el trabajo enfocado a la relación iglesia con la educación. Trabajo en un centro católico . Me dió permiso
      No veas. No te puedes imaginar. Todo. No únicamente los jesuitas, todo. Y cuando digo todo, me refiero a la relación enooooooooorme , el ansia de poder de la iglesia. Impresionante
      Hizo un papel super importante la iglesia en la cultural. Enooooooooorme. Fantástico.
      Yo creía que era por aquello de enseñar al que no sabe. Pero no era eso exclusivamente. Qué va
      Y luego el siglo XIX…
      Y hasta ahora mismo. Es una lucha bestial, porque quién educa, tiene la posibilidad de convencer.

      Dicho esto. Los jesuitas, a los que valoro por su preparación y a algunos los he querido un montonazo, los conozco bien
      Son un grupo de poder bestial. Y además te quieren convencer. Y además te convencen

      Este Papa es jesuita. El primero de la historia. Es imposible, imposible que trate de quitar poder a la iglesia. Tan imposible como que la tierra sea plana

      Pero luego leo a personas que escriben aquí y pienso, pues estaré equivocada. Pero es que no lo puedo evitar. Porque si lo intentase, que es imposible, sería para desviar el poder hacia su grupo.

      No sé si podré seguir escribiendo aquí después de esto. Pero es lo que pienso. Pero no es algo intuitivo, que también, no sé cómo decir. De teología y esas cosas apenas se nada. Pero de educación algo sé Y la faceta educativa de los jesuitas es muy importante.
      Experiencia pura personal
      Aparentemente son superabiertos y supercomprensivos, pero que no se te ocurra poner un pie fuera de su frontera

      Así pienso.

      Lo de los laicos es porque el otro día leí un comentario en el sentido de que la mayoría de aquí somos laicos. Me llamó la atención
      No, la verdad no la tenemos nadie, pero si tenemos nuestro conocimiento y nuestra experiencia personal.

      Espero haber contestado.
      Un abrazo.

      • Asun Poudereux

        ¡Gracias, Carmen! Eres un sol en esta pequeña galaxia. Por lo que sé, impresionas bastante y gustas mucho.

        Eso que dices, lo sé, por experiencia también. Se va marcando apertura a nuevos horizontes atrayentes sin salirse de lo establecido, quiero decir, sin dar pruebas en contra que den pie a amonestaciones. De eso han aprendido muchos políticos.

        Y vuelvo a lo de siempre, por qué el poder tiene tanto temor, que reviste de seguridades?

        A lo mejor me estoy perdiendo algo en mi visión de las cosas…

        Buenas noches. Felices sueños.

      • Gracias.
        Uf. Tengo angustia
        Con que me has dicho, con un poco de suerte, se me quita

        Me voy a dormir

        Besos

  • Mª Pilar

    ¡¡¡Genial, gracias Oscar Fortin!!!

    Entraré de lleno, y una vez rumiado, lo comentaré.

    Un abrazo.

    mª pilar

Deja un comentario