Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 25-11-19, 16:56

Jon Joseba Leonardo (2019-11-25 16:56:58) : Se adjunta un link relativo al Avance de la Encuesta Europea de Valores 2018. Da una idea precisa de la situación del Sistema de Creencias [...]

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5073 Artículos. - 81248 Comentarios.

Por sus frutos los conoceréis: populismo y Evangelio

BernardoLos lectores asiduos de la Biblia y los cristianos que asisten regularmente a la Eucaristía saben perfectamente de qué se habla cuando se cita el capítulo 25 del Evangelio de San Mateo, especialmente los versículos que siguen al 31. Se trata de un texto incontrovertible, pero del que se han hecho innumerables lecturas conciliadoras con el orden social existente en cada época histórica. Sin embargo, su lectura no deja muchas dudas de qué quiere decir el evangelista por boca de Jesús mismo.

El texto es conocido como ‘El juicio final’ o ‘El juicio de las naciones’. En su parusía, o segunda venida, Jesús, el Hijo del Hombre, pondrá ante sí a todos los pueblos, a todas las gentes y los separará: unos a su izquierda y otros a su derecha. Entonces, dirá a los de su derecha (de aquí se han hecho lecturas ideológicas que no vienen al caso) ‘Venid a mí, benditos de mi Padre, porque tuve hambre y me disteis de comer, sed y me disteis de beber, fui extranjero y me acogisteis’, etc. Estos preguntarán cuándo hicieron tales cosas y el Hijo del Hombre les dirá que cuando lo hicieron con los sus hermanos más pequeños, con Él lo hicieron.

Es evidente que el juicio se establece sobre cómo se ha actuado con los que sufren desgracias. El juicio no se establece sobre criterio morales abstractos, sino sobre actos concretos. Cuando se ayuda al que lo necesita, se está ayudando al mismo Dios, y en esa ayuda o negación de la misma está el juicio de cada uno.

En ningún caso dice el texto que la ayuda esté condicionada: a los familiares, amigos, correligionarios, etc. Se trata de una ayuda desinteresada y casi a ciegas. Se ayuda porque duele la situación del otro que sufre, porque te duele el alma. O, como dice el propio Evangelio, se revuelven las entrañas y tienes que actuar. Esto es lo que sucede hoy con la ingente cantidad de personas que huyen de una guerra de la que no son culpables, buscando para sus familias un lugar seguro donde no vivan el horror de la barbarie que Europa ha ayudado a crear con sus políticas militares y estratégicas. Sin embargo, Europa, tan presta a apoyar bombardeos aéreos y vender armas a las partes en conflicto, apenas es capaz de responder ante una crisis humana que ella misma ha ayudado a generar. Los gobiernos europeos se pasan la patata caliente y dejan tirados en la cuneta, sin ningún tipo de asistencia, a los extranjeros que llaman a nuestra puerta pidiendo auxilio.

Gracias a Dios, son los pueblos los que reaccionan. Las penurias de estas gentes son menos debido a la solidaridad espontánea de miles de ciudadanos que han acudido a la llamada de los que tienen hambre, sed y necesidad de cobijo. Pero, no es suficiente. Hace falta que los gobiernos se impliquen.

En España ha sido la alcaldesa de Barcelona la primera en ofrecer su ciudad como un refugio. A esta iniciativa se ha sumado la alcaldesa de Madrid y otros alcaldes, demostrando que cuando se quiere se puede, independientemente de la situación económica o social. Sin embargo, ha sido la Iglesia la que con más fuerza a alzado su voz y ha puesto sus medios a disposición de los refugiados. Con criterio evangélico, han puesto los recursos de los obispados a disposición de los necesitados, independientemente de su procedencia o condición, sin preguntas, sólo porque lo necesitan, como lo indica el capítulo 25 de Mateo. Ahora, todos los cristianos españoles deben ir detrás en esa ayuda, poniendo lo que podamos para que sus penas se vean aliviadas.

Resulta paradójico que en esta iniciativa de la Iglesia estén unidas las fuerzas políticas que tradicionalmente se consideran lejos de la misma. No han sido las opciones democristianas o socialcristianas las que han puesto sus recursos para la ayuda, sino los que están siendo tachados sistemáticamente de populistas por aquellos que se cuelgan la vitola de católicos. Como muy bien dice otro pasaje del Evangelio, ‘por sus echos los conoceréis’. El árbol se conoce por sus frutos, no por la etiqueta que lo nombra, sino por lo que da de sí. No todo el que diga Señor, Señor, si no el que ponga por obra Su voluntad. Ayudar hoy a estos refugiados es poner en práctica el Evangelio, así lo han entendido los obispos, así lo han hecho algunos políticos.

27 comentarios

  • mª pilar

    Si tú lo dices…
     
    Otras personas autorizadas… ¡también dicen!
     
    Cada cual a lo suyo, no por más decir… se obtiene la razón.
     
    mª pilar

  • Santiago

    SIEMPRE he sentido admiración por las cuestiones que se suscitan en estos comentarios de ATRIO….POR ESO, no podemos extrañarnos de las “citas” de las palabras de Jesus en los evangelios…ya que los evangelistas no se estaban saliendo de las costumbres de la época, en el siglo I, en Israel bajo el dominio de Roma….
    Por supuesto, no tenían ellos a disposición la técnica moderna….con videos, CD, grabaciones…pero los humanos siempre nos hemos ingeniado para transmitir lo que queremos de alguna manera….
    POR ESO, los evangelistas y Pablo no se apartaron de los métodos rabínicos de la enseñanza de entonces…La enseñanza de los niños judíos comenzaba a los 5 años como se lee en la MISNÁ: “con el estudio de la Biblia, a los 10 con la Misná, con 13 años “los preceptos”, con 15 años el Talmud’ tal como ha transcrito el professor Francisco Varo en su libro RABÍ JESUS DE NAZARET  (pag. 134). Despues el alumno debía, para ampliar sus estudios, unirse a un RABINO que quisiera incorporarlo al grupo de sus discípulos. En esta fase se estudiaba la Torá oral, memorizando los textos conforme a las disciplinas básicas: midrash, hagadá y halaká.
    EL DISCÍSPULO establecía una relación muy especial con el MAESTRO….Este discípulo o TALMID no se apartaba de su maestro, y memorizaba su enseñanza que  repetía constantemente por el maestro y que se grababa en la memoria a través de las discusiones del grupo con el maestro, en la sinagoga y tambien “al aire libre”. Con esto los discípulos se identificaban con el maestro tratando de imitarle en todo y adquiriendo su pensamiento, sus palabras, su filosofía y hasta su estilo de vida….Aun hoy en día este tipo de enseñanza existe en las escuelas rabínicas ultra-ortodoxas….
    POR ESO, la catequesis de la Iglesia primitiva fue oral…El “kerygma” primitiva fue oral y repetido una y otra vez….para que fuera la enseñanza “correcta” de Jesus…El mismo Jesus habla en el evangelio de esta relación especial maestro-discípulo que fue fundamental para la difusion de este mensaje kerygmático…Mateo, Marcos, Lucas y Juan y sus discípulos no se apartaron ni un ápice de los métodos de la época de ahi la abundancia de las “citas” en los Evangelios…copiadas en la memoria por los discípulos asiduos de Jesus…y testimoniada con su vida….y a veces con su sangre….

    POR ESO, el mundo no comprendió cuan meticulosamente los judíos de entonces preservaron la integridad de la Escritura hasta que se descubrieron los rollos del Mar Muerto, pues las copias mas antiguas de la Biblia eran del año 915 dC y los Rollos datan de casi 1000 años antes. A pesar de que los escribas memorizaban la Escritura, debían usar  el texto “tikkun” o sea, “perfecto” que fue pasado de generaciones anteriores. Cada palabra tenía que ser corroborada con copias mas viejas y luego las escribían. Una vez que el pedazo de pergamino estaba completo, las letras, las palabras y los párrafos tenían que ser contados y salir idénticos al documento original. Cada letra tenía que ser clara y legible, y ninguna letra tenía que tocar la próxima. Si tuviese error la página tenía que ser copiada de nuevo.
    Si esto lo hacían los escribas, con mucha mas razón los seguidores de Jesus, y por eso el consenso de la Iglesia del primer siglo fue a favor de la autenticidad de lo que se escribió en el Nuevo Testamento, incluyendo ” las citas” que ya se leían en las primeras celebraciones eucarísticas de la “fracción del pan”

    Un saludo cordial de Santiago Hernández   
     

  • mª pilar

    ¡Me he perdido…!
     
    Guerras, odios, matanzas…. ¿?
     
    Lo que sí me extraña sobre manera… es las cientos de citas salidas de bocas de otras personas.
     
    Quizá, leer directamente a Jesús en sus Palabras, las que él dijo, no las que otros dijeron, nos cuesta tanto.
     
    Quizá, porque Él no se iba con chiquitas, y es mucho más duro hacerlas vida.
    mª pilar

  • M.Luisa

    Tras una pausa obligada por la actualidad en Catalunya, continuaré la réplica a la discrepancia del amigo Isidoro.


    “Discrepo  sin embargo contigo M.Luisa, cuando creo que confundes el mensaje, con la posterior utilización práctica que se deriva de ese mensaje. El mensaje, (el kerigma), es la comunicación de una realidad desconocida por nosotros, (un misterio para nosotros), y por ello a Jesús se le denomina el “Logos”, porque no vino a hacer nada, sino a decir, (pocos y dudosos milagros realizó, porque no era esa su tarea).
    Luego el resto nos toca a nosotros. Pero naturalmente, lo primero antes de hacer nada, hay que entender bien el mensaje, para no andar como pollos sin cabeza, que es lo que sucede con el activismo precipitado.”

     
    No estoy de acuerdo en que se diga  que Jesús no vino  a hacer nada, sino a decir “Logos”. Y no lo estoy, no sólo  por lo inexorable de su praxis, sino también porque, si tan desconocida fuese la realidad de su mensaje,  cómo, entonces, de él,  se puede extraer la idea de  que Jesús no vino a hacer nada sino a decir? Ah! porque a Jesús se le denomina “Logos” y por esto, el resto, lo que a este escenario le quedaría por esclarecer es tarea que nos toca a nosotros.
     
    Y a continuación leo: “pero naturalmente antes de hacer nada, hay que entender”
     
    En mi perplejidad me pregunto si  en la estructura del conocimiento humano, el “entender” no será el último escalón? A ello me he referido cuando en otras ocasiones expreso esta idea diciendo que el error en la historia del conocimiento ha sido el hecho de haber “entificado” la realidad, lo cual, cabría pensar,   por lo que dice Isidoro, haberla entificado precisamente con la pretensión, tal vez , de  no quedar como pollos sin cabeza. Y esta precipitación intelectual es, a mi modo de ver,  lo que ha creado una complicación al  pensar la natural complejidad de la realidad. Con lo cual nos enfrentamos a una doble tarea.
     
    Me hubiera gustado continuar reflexionando sobre  la denominación del logos a Jesús, pero no dispongo de más tiempo, y sólo, a grandes rasgos, me referiré al nuestro considerándolo, esto sí, como  un   integrantes en la estructura del  conocimiento humano.
     
    Vuelvo pues, a lo de la entificación de la realidad. Y  esto me hace ver  que dentro de la estructura del conocer humano,  no es que el logos se haya de apoyar en el carácter sensible de la experiencia, porque entonces  esto nos llevaría  a lo que algunas veces expreso diciendo  lo negativo que ha resultado  historicamente  haber   sensibilizado  la inteligencia.  Sino que la cuestión se ha de enfocar en otra dirección.
    Mantengamos la idea de estructura  y en su  función  de subsumir  niveles, se apreciará  que es la propia  experiencia la que necesita del logos para poder ser expresada.  

  • Santiago

    ES, sin embargo, el Apostol Juan, el discípulo amado, el mismo que se recostó en el Corazón de Jesus a quien Jesus distinguió diciéndole desde el tormento de la cruz, (una de las mas crueles muertes que se pudieran inventar.)…..”He ahí a tu Madre. Y desde aquella hora la tomó el discípulo en su compañía”…Es ese mismo discípulo, el mas cercano a Jesus en afecto, el que sobrevivió a todos los demás Apóstoles, y murió al final del siglo I, en Éfeso el que recuerda perfectamente (¿cómo pudiera olvidarlo?) lo que pensaba su Maestro…y a petición de sus discípulos  y de la Iglesia del Asi  Menor…….   lo pone por escrito….en su Evangelio…

    PERO la liberación de que habla Jesus es la liberación del mal….de la esclavitud de las adiciones, de las cadenas del pecado…Jesus entendió nuestra naturaleza pues El mismo la asumió….Por eso son bienaventurados los pobres de espíritu, los mansos, los que están afligidos, los misericordiosos, los limpios de corazón, los pacíficos, los perseguidos por causa de la justicia, los que son ultrajados, perseguidos y calumniados por la causa de Jesus…Por eso el hambre y sed de justicia NO se  refiere ni a la venganza, ni al odio, ni a la violencia…sino a la justicia del amor de Jesus…Podemos luchar por la justicia….pero no podemos vengarnos matando, agrediendo, calumniando y encarcelando a los que nos hacen daño pues los cristianos HEMOS de seguir el ejemplo de Cristo que era misericordioso y “manso de corazón”…Ya que la justicia completa no es posible en esta vida…sino en LA ETERNA…..ésta es la que promete Jesus….a los que le siguen…a los que Jesus llama “bienaventurados”…

    DE AHI que Juan insista en las palabras de Jesus: “Como el Padre me amó, tambien Yo os amé; permaneced en Mi amor. Si  guardáreis mis mandamientos, permaneceréis en Mi amor: como Yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en Su amor. Estas cosas os he hablado para que Mi gozo esté en vosotros y vuestro gozo sea cumplido (Juan 15, 9-11)
    PERO el amor que Jesus proclama, que procede del Padre, no tiene que ver nada con el hambre y la sed de justicia de los que quieren vengarse en este mundo por su propia mano….El amor de Dios es opuesto diametralmente al odio y a la venganza….Es con amor y por amor que Jesus venció a sus enemigos…ofreciéndoles el perdón desde la cruz a los que le crucificaban entonces….y a los que le crucificamos todavía con nuestra falta de fe, de esperanza y de caridad….PUESTO que Jesus sabía que el “aguijón” del ser humano es la muerte…la destrucción….la aniquilación de todo lo que somos y tenemos. No queremos venir a sufrir y despues morir….Venir a sufrir a este mundo….para despues desaparecer  para siempre,despues de unos breves años en la tierra,parece un absurdo y un contrasentido…JESUS vino a darle “sentido” a la vida….a enseñarnos la VERDADERA trascendencia de la vida….que “salta” hasta la VIDA ETERNA…Por eso nos decía, QUE…….  de que nos serviría  “ganar todo el mundo” si perdemos nuestra alma…para toda la eternidad…La vida humana en la tierra está llena de alegrías  pero tambien de graves tribulaciones…de grandes carencias….de perennes inseguridades….nada es estable….Jesus vino a llenar ese hueco, ese vacío del espíritu….esa “soledad del alma” de que hablan a veces los poetas y los filósofos…ese vacío existencial…..que solo puede ser llenado por Cristo que decía: “Yo soy el camino, la resurrección y la vida…Yo soy la vida y vosotros los sarmientos….Permaneced en Mi y yo en vosoros…El que permanece en Mi y yo en el, ÉSTE lleva fruto abundante…porque FUERA DE MI, NADA PODÉIS HACE” (Juan 15, 1-7)
    Por eso los frutos del Espíritu Santo son siempre santos que se resumen en amor, mansedumbre, paz….Lo contrario del odio, la guerra, la venganza…..

    Gracias por vuestros comentarios….y reflexiones….y por vuestras citas…..Éstos me permiten exponer mis opiniones….para los que deseen leerlas…..

    Un saludo cordial   de Santiago Hernández

  • mª pilar

    Disculpad…
     
    ¡Ah! Es que hablaba de la… “vida eterna”.


    ¿Que sentido tiene la vida eterna, si están aquí y ahora muriendo, de las maneras más horribles?
     
    Jesús lo primero que hacía era:
     
    ¡¡¡Liberarlos de sus esclavitudes!!!


    Lo demás… habrá que dejarlo a la Sabiduría del Creador o Esencia de esta vida, porque los humanos, ni sabemos, ni conocemos, ni deberíamos esperar nada… más que la serena tranquilidad del bien cumplido… ¡aquí y ahora!
     
    Lo demás… sea lo que fuere… sera dado por ¡¡¡Añadidura!!!


    No porque lo esperemos, lo intentemos comprar, o tramitar…
     
    Si hay un Ser superior – Dios – no será con nuestras miradas ni deseos.
     
    Porque la realidad que nos rodea es inmensamente mayor,  de todo aquello que nuestras miradas humanas puedan imaginar, pensar y desear,
    mª pilar

  • mª pilar

    Copio de Santiago:
     
    “YO soy el pan de la vida; el que viene a Mi no padecerá hambre y el que cree en Mi no padecerá sed jamás…Porque ésta es la Voluntad de mi Padre: que todo el que ve al Hijo y cree en El, tenga vida eterna y yo le resucite en el ultimo día” (Io. 6,34-40)


    Según este texto y Santiago lo ratifica con “autoridad”…
    ¿Ya no habrá hambre en el mundo… o quizá sea hambre interior…?


    Hay cientos de fieles creyentes en Jesús, que ¡sí!… tienen hambre… y sed… de justicia.


    Porque mueren por falta de ella, mientras “otros” creyentes y seguidores gozan de todo cuanto les puede apetecer.

    ¿Cómo casamos el texto con la realidad?

    Jesús en cuanto a la Palabra que de verdad dijo… no la que han añadido por propia conveniencia de apañar su hermoso Mensaje, no solo la proclamo, hizo algo mucho más importante:

    ¡¡¡La vivió!!!


    Y esa fue la causa de que lo asesinaran en la cruz… no lo que han hecho con su  muerte…

    Y así, multitud de palabras añadidas por cada persona que se fue uniendo al movimiento y le parecía mejor completarlo añadiendo aquello que según su parecer lo “mejoraba”.

    ¡No necesita mejorar nada su Mensaje!
    Es rico y potente hasta decir basta…
    A pesar que la realidad es que…
    Tristemente ¡¡¡vivirlo!!! es harina de otro costal.

    Jesús era muy claro, corto en sus aseveraciones, y no ponía condiciones…

    ¡Si quieres…! Solo te falta esto…

    La letra, la letra… y al pié, sin pensar, sin discernir, sin optar…

    Y así nos va.

    Volvamos a la Fuente,  y el mundo cambiaría de rostro allá donde hubiese personas capaces ¡de llevarlo a su vida!
    mª pilar

  • Santiago

    TODO en Jesus y por tanto en el cristianismo es realización…..El Evangelio está lleno de contrastes….por eso no podemos leerlo parcialmente sino en toda su UNIDAD y entonces vemos cada vez mas su verdadero sentido….y se nos amplia cada vez mas el mensaje……
    Por eso el cristianismo no es un conjunto de “ideas” mas o menos altruistas o filantrópicas…Para eso podemos ir a Laotsé y otros pensadores antiguos…o podemos imitar a Gandhi y otros modernos “pacifistas”…Sin embargo el cristianismo consiste en Jesus y SU PALABRA….El dice claramente en que consiste la salvación de nosotros los humanos:
    “YO soy el pan de la vida; el que viene a Mi no padecerá hambre y el que cree en Mi no padecerá sed jamás…Porque ésta es la Voluntad de mi Padre: que todo el que ve al Hijo y cree en El, tenga vida eterna y yo le resucite en el ultimo día” (Io. 6,34-40)

    Se trata pues de entrar por la FE en el reino de Jesus y hacer la voluntad del Padre….. reinado…que se inicia en este mundo…pero que persiste y permanence…y salta a la trascendencia de la vida eterna…ya que esta vida es solo un tránsito breve, contingente y temporalmente instrascendente…..que se transforma en algo permanente y trascendente….Este ES el misterio de la FE de la Iglesia….piedra de escándalo tanto en el Aerópago en tiempos de Pablo como para el mundo moderno en donde vivimos nosotros los cristianos…Pero a pesar de las “murmuraciones” Jesus ratifica: “Nadie puede venir a Mi si no le trajere el Padre, que me envió ,y yo le
     resucitaré en el ultimo día”….Es Juan y sus discípulos que en el cap. 6, vers. 34 al 44, recogen este vivo “kerygma” del mensaje salvífico
     de Jesus de la Iglesia primitiva, que se dirige precisamente a todos nosotros…en el siglo XXI

    Un saludo cordial de Santiago Hernández  

  • M.Luisa

    Disculpas, el SI del segundo parráfo no es un “sí”afirmativo sino un SI  condicional- Pienso que todo puede ayudar para una mejor  comprensión ¿no?

  • M.Luisa

    Si identificamos inteligencia con el ser listos, ya te digo  que así no vamos bien, Isidoro, al menos en lo que a mí concierne, para entender eso de la anterioridad.
     
    Primero habrá que reflexionar sobre sí es cierto que el cristianismo sea una religión de salvación  en el sentido moral de inducirnos a pensar que  lo esencial de ella fuera la redención del pecado. Esta postura ha sido la más usual,  pero desde el punto de vista  fenomenológico  de la religión, el cristianismo no es primaria y formalmente religión de salvación sino de realización y por tanto  la salvación no es lo primario  de él, constitutivamente hablando,   sino lo consecutivo del mismo. Por eso decía ayer que si lo anunciado por Jesús se realiza en lo humano la esencia del cristianismo estará en esta entera su realización  y no  en la interpretación religiosa que aboga  primero por traducir su mensaje en un asunto moral cuya  dialéctica sería culpa –justificación
     
    Esto puede verse en   el propio  credo en donde se dice que el Verbo bajó del cielo por nosotros (1º)y por nuestra salvación,(2º) “por nosotros los hombres” es algo anterior al “por nuestra salvación” esto cambia las cosas de arriba abajo!
     
    Por otro lado, dices Isidoro,   “El mensaje, (el kerigma), es la comunicación de una realidad desconocida por nosotros, (un misterio para nosotros), y por ello a Jesús se le denomina el “Logos” (…) veamos, yo no tengo muy claro que el mensaje sea una realidad desconocida por nosotros.  Reflexiona un poco en lo que he expresado anteriormente. Esto de  la apropiación por parte de la religión   del mensaje en una determinada versión (errónea) sobre la cual  poderla hacer  objeto de  predicación ha sido lo que  ha situado  muy por debajo la capacidad humana, hasta el punto de reducir su comprensión   al ámbito de la limitación. (se habla mucho más de limitación que de capacidad)
     
    Referente al Logos,  ya dije algo, aunque  poco, al respecto, y en un sentido distinto a como tú lo ves. Pero como ahora  no puedo entretenerme más, te remito a mi comentario de ayer a las 14:16. Precisamente quería reservarme un tiempo más adelante porque lo que aquí se plantea, es decir lo que tú has sacado a relucir,  enlazaría con lo que  dejé a medias cuando dialogué, días pasados, con el amigo Santiago.

  • Isidoro García

    Todos los animales están sometidos a la exigente presión selectiva de ser todo lo estúpidos que puedan permitirse. (Peter Richerson & Robert Boyd)

    Esto significa que el ser listos, o lo que es lo mismo, utilizar la inteligencia, es algo muy costoso en energía tiempo y atención, y entonces la evolución nos sitúa en un punto de equilibrio estable, situándonos en un nivel de uso de la inteligencia que compense el coste-esfuerzo de lograrlo.

    Lo que pasa es que hasta ahora, mientras discurríamos por el gran reino de la Vida, la evolución favorecía la supervivencia, pero a partir de que entramos en el ignoto reino de la Inteligencia, una vez que la supervivencia está más que superada, la evolución debe favorecer otros valores, (= objetivos a conseguir), que merecen que nos fijemos en ellos.

    Abraham Maslow, desarrolló su psicología de la motivación. Entre las necesidades que motivan a las personas, él considera, las necesidades de seguridad, posesión, poder, pertenencia a un grupo, autoestima y autorealización.

    Pero también las denominadas meta necesidades, como son la necesidad de verdad, de belleza, de bondad, de ampliación de la conciencia, de unidad consigo mismo y con Dios, de autotrascendencia. Las meta necesidades son inherentes a la persona inteligente.

    Ya no nos conformamos solo con sobrevivir, sino que necesitamos “saber”, y además sentirnos en armonía con el resto del Universo, del Cosmos. Y este tema liga con lo esbozado por Blas Lara en su artículo reciente.

    Y esta meta necesidad, es un poco lo que dice M. Luisa, (al menos lo que yo la he entendido), de que “y por tanto es algo anterior a toda religión, incluída la cristiana…”.

    Discrepo  sin embargo contigo M.Luisa, cuando creo que confundes el mensaje, con la posterior utilización práctica que se deriva de ese mensaje. El mensaje, (el kerigma), es la comunicación de una realidad desconocida por nosotros, (un misterio para nosotros), y por ello a Jesús se le denomina el “Logos”, porque no vino a hacer nada, sino a decir, (pocos y dudosos milagros realizó, porque no era esa su tarea).

    Luego el resto nos toca a nosotros. Pero naturalmente, lo primero antes de hacer nada, hay que entender bien el mensaje, para no andar como pollos sin cabeza, que es lo que sucede con el activismo precipitado.

    Y en esa labor de entendimiento de la verdadera esencia del mensaje de Jesús, de su “kerigma”, deben jugar un papel importante las meta-necesidades de que hablaba antes.

    Jesús realiza su anuncio en un determinado momento histórico, que muchas veces ha suscitado muchas dudas sobre la idoneidad de elegir ese momento histórico-cultural.

    Hace 2.000 años, habían pasado 1.000 años desde el momento en que se supone despega la inteligencia autoreflexiva. Y unos 500 años después de que surgen una serie de grandes sabios y personajes en todo el mundo, desde Pitágoras, y sus continuadores en Grecia, a Buda en la India, Zoroastro en Irán, y Confucio y Lao Tzu en China.

    Se puede decir que Jesús llega en la culminación cultural del imperio romano, cuando se podría decir que entramos, (renqueantemente y con muchos titubeos aún), en el reino de la Inteligencia, y por ello empezamos a sentir esas metanecesidades superiores de las que habla Maslow.

    Por ello, el mensaje de Jesús, (cuyos términos exactos no conocemos a ciencia cierta), hay que suponerlo, en función de las necesidades que se abrían al humano en esos momentos.

    Y para sentirnos en armonía con el Cosmos, necesitamos conocer nuestras verdaderas relaciones con el Cosmos, tanto con sus Leyes, (para lo que está la Ciencia de la Evolución, el Evolucionismo), como también las relaciones con otros posibles seres inteligentes del Universo, que no de otra cosa que esta, tratan todas las religiones, con el advocamiento de la palabra “Dios”.

    Es la intuición cosmo-te-ándrica de Raimon Panikkar, en la que el hombre, (“Andros”), debe comprender sus relaciones con las Leyes del “Cosmos”,  y sus relaciones con las Inteligencias de dicho Cosmos, (“Teo”).

    Por eso el mensaje de Jesús, es claramente gnóstico y hasta diría que esotérico, dada la naturaleza ignota de esos temas en la mentalidad de sus oyentes. Y por eso casi nadie le entendió. No es por casualidad, que Pablo, fuera el que se acercó más a ese mensaje, pues su cultura de estudioso fariseo, (muy posible conocedor mas o menos intenso de la coetánea gnosis hermético-alejandrina), podía comprenderlo mucho mejor que los aldeanos galileos como Pedro y sus compañeros.
     

    Cuando se produjo la propagación universal del mensaje cristiano a todo el mundo, se eliminó todo vestigio de “Misterio cósmico”, simplificándolo en una ritualizada sacramentización, apta para todos los públicos. Y así hasta ahora. Esa es la espiritualidad religiosa de la que habla Ana, y que lleva inevitablemente a un callejón sin salida a muchos.

  • mª pilar

    Copio de Ana:
     
    “Esto abre una brecha peligrosa: por un lado la “gente de misa y comunión diaria” (por decirlo de una forma popular) es decir el cristianismo espiritualista por un lado, y por otro, el cristianismo militante donde no se sabe qué hacer con la oración, la celebración, la fe, Dios….”


    No comprendo Ana, porque aseveras que los que están militando… ¿No saben que hacer con la oración, la celebración, la fe, Dios Dios…?

    Para muchas personas, la contemplación, escucha, de la palabra desde un silencio profundo, es oración.
    Por supuesto ¡no es de petición!
    Es hacer posible, que todo aquello que en nuestro interior, se hace pregunta, o en la lucha cotidiana, o en cualquier problema tanto personal como externo… ante el silencio y escucha de la Palabra… se ilumina…  y esta cobra vida dando respuesta por ella misma a cada uno de los momentos que nos toca vivir; o el gozo profundo solo por escuchar su eco en nuestro yo más íntimo.
    La comunidad y sus celebraciones tiene otro sentido, otro estilo, otro tono … al celebrar compartiendo cuanto allí se lee, comenta, ora.
    Decir Dios… es, no catalogarlo… sino admirar todo aquello que no tiene una explicación humana… ni divina, porque no se comunica con el ser humano; solo desde ese...¡no se qué! que me embarga y… se lo atribuyo… no necesito llamarlo de una manera concreta… lo experimento, lo siento, lo vivo.
    ¿Que es la fe? Según se nos ha enseñado es: “creer lo que no se ve”.
    Resulta, que algunas personas pensamos, que hay una cuestión muy importante para… ¡creer! y es, colaborar haciendo las cosas lo mejor posible para toda la humanidad; y en ello, estamos creyendo, que la vida humana tiene un sentido, un lugar importante en el devenir de la historia, trabajar por mejorarla y soñar conque es posible que esa humanidad (a pesar de lo que ahora estamos viviendo en todo el mundo) sea cada vez más plena, sin meter a Dios en todos nuestros entuertos, sino siendo capaces de mejorarnos a nosotros mismos y así hacer mejor esta dolorida humanidad.

    Si nos fijamos bien… solo cambia, el lugar donde ponemos el centro; el lenguaje que se utilizada para compartirlo, el sentido profundo que de verdad tiene la misma vida que se nos ha regalado.

    Si la fuerza de la religión, la ponemos en ir a “misa y comulgar” cada día…
    ¿Por convencimiento, amor, entrega, servicio, compartir? o por el contrario es una manera de cumplir con unos mandatos para obtener la vida eterna…

    ¿Que es la vida eterna?

    Jesús… (en nuestro caso) nos dijo:

    “El reino está aquí ya ahora”…

    Vivir con ese espíritu, es estar ya… en la eternidad de alguna manera, ya vivimos en Él, ya podemos gozar de su dulce sabor y bien. Porque cuando hacemos todo lo posible por mejorar esta dolorida humanidad… ya estamos haciendo posible el Reino aquí y ahora.

    Es un tema mucho más profundo, extenso, y quizá no sea la persona adecuada para ello.

    Un día, a lo largo de un retiro, el director comentó:
    “Y si estáis enfadaos con Dios, decídselo, quejaros, protestar..”

    Cuando hable un instante con él, le dije… nuca he tenido ni tengo problemas con Dios… los problemas los tengo conmigo misma…
    Y todo suele tener solución, cuando desde el silencio interior,  lo más profundo posible, sin escucharme a mí misma… se hace luz y encuentro el camino adecuado para restablecer la paz interior o solucionar lo que me quita la paz por problemas externos.

    Siento alargarme tanto… no lo sé hacer mejor.
    mª pilar

  • M.Luisa

    …y por ser, esta realización  de carácter físico y no meramente  intelectual,  los analizadores de esta experiencia no recaen  sobre el logos,  sino sobre   los sentidos que lo facultan para expresarla …

  • M.Luisa

    Si se me permite seguiré,  a modo de twitter, dar continuidad  a mi primer comentario
    …Entonces…si lo enunciado por Jesús se realiza en lo humano será en lo humano  en donde se hallará la  esencia del cristianismo (en este caso)  no estará, pues,  en la interpretación religiosa  de lo enunciado sino en los hechos que lo realizan.

  • Ofrezco una reflexión mía al texto de Mateo que guía este diálogo
    El capítulo está formado por tres parábolas.
    Comienza con la de las muchachas y sus lámparas en la fiesta de la boda; Jesús plantea el hecho de que hay personas en condiciones de acoger el reino y entrar en su dinámica, mientras que otras no (recordemos que la boda es símbolo de la Alianza en la literatura bíblica). ¿Quiénes forman estos dos grupos? La respuesta está en las siguientes dos parábolas.
    Ambas nos plantean el problema económico: ¿qué se hace con el dinero? ¿Para qué se usa? Y ¿cómo se usa? Pero en el fondo de ambas se plantea el tema de las relaciones sociales que se entablan a través de las relaciones económicas ¿cuál es nuestra actitud frente a las necesidades de los más pobres? Curioso que no sea sólo Marx quien señala que las relaciones de producción se reflejan en las relaciones sociales.
    Un modo de usar el dinero
    La segunda parábola es la de los talentos; generalmente interpretada desde la perspectiva de nuestras cualidades y lo que hacemos con ellas. Dios nos ha dado esas cualidades y si no las hacemos producir para Dios somos esos siervos inútiles que serán arrojados fuera a llorar y rechinar los dientes eternamente.
    Sin embargo, es posible otra lectura más de acuerdo con el conjunto del capítulo y con el contexto en que fue escrita la parábola. En el imperio romano, los talentos no son cualidades; son la moneda corriente. La perspectiva del texto, entonces, es económica, y cambia totalmente el sentido. Inicia señalando la desigualdad e inequidad: uno recibió 5, otro 2 y otro 1. ¿Por qué? Porque así le dio la gana al patrón; todo depende de él, es su dinero y él lo usa como quiere. Es un patrón arbitrario y ambicioso; “sabías que cosecho donde no he sembrado y recojo donde no he esparcido” (25, 26). Los servidores (25,14) reciben los bienes del patrón no para su propio bien, sino para enriquecer más al patrón; “me has confiado cinco talentos: aquí están los otros cinco que he ganado” (25,20). ¡No quedó nada para él! Trabajó para el patrón y enriqueció al patrón.  El patrón se apropió del fruto de su trabajo; ¿Alienación del producto del trabajo? De nuevo, no es solo Marx el primero que señala esto. Por eso, este servidor, se merece la confianza y la alabanza de su patrón; ¡claro! (25,21). Lo mismo sucede con el segundo.
    El tercer servidor, entonces, no es el flojo y perezoso como es calificado por el patrón (25,26); ¿de dónde lo inventó? ¡Es el servidor atemorizado por la injusticia y ambición del patrón! (25,24-25). Simplemente devuelve lo que era del patrón… ¡No robó! ¡No se apropió de lo que no era suyo!… pero no enriqueció al patrón… ¡Esto es lo que no se le perdona!; por lo menos lo hubieras al banco “y así, a mi regreso, lo hubiera recuperado con intereses” (25,27).
    El resultado de esta dinámica económica es terrible: “a quien tiene, se le dará y tendrá de más, pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene” (25,29). “Ricos cada vez más ricos a costa de pobres cada vez más pobres” ¿recuerdan? Qué triste la suerte del pobre en este sistema; “Echen afuera, a las tinieblas, a este servidor inútil; allí habrá llanto y rechinar de dientes” (25,30).
    Esta es una primera posibilidad de usar el dinero; de organizar la economía de un país. ¿Son estas las muchachas que representan a quienes no están en condiciones de acoger el reino y entrar en su dinámica?
    A este respecto dice Francisco en el mismo encuentro con los movimientos populares:
    “Hablamos de la tierra, de trabajo, de techo… hablamos de trabajar por la paz y cuidar la naturaleza… Pero ¿por qué en vez de eso nos acostumbramos a ver como se destruye el trabajo digno, se desahucia a tantas familias, se expulsa a los campesinos, se hace la guerra y se abusa de la naturaleza? Porque en este sistema se ha sacado al hombre, a la persona humana, del centro y se lo ha reemplazado por otra cosa. Porque se rinde un culto idolátrico al dinero. ¡Porque se ha globalizado la indiferencia!: a mí ¿qué me importa lo que les pasa a otros mientras yo defienda lo mío?
    Otro modo de usar el dinero
    La tercera parábola nos presenta la alternativa del reino.
    El dinero es para satisfacer las necesidades de los que necesitan (25,35-36). La riqueza no sirve para el enriquecimiento individual sino para el bienestar colectivo, de todos y todas; para que nadie tenga sin satisfacer las necesidades básicas. Está en la línea de la propuesta original del jubileo: “no debe haber pobres entre ustedes” (Deut 15,4) y de la experiencia de las primeras comunidades cristianas: “no había pobres entre ellos” (Hech 4,34).
    Esto exige cambiar la mirada: primero para ser capaces de ver la necesidad del otro. En la parábola, algunos preguntan: “pero, ¿cuándo…?” (25,44); ¡qué triste! Ni siquiera se dieron cuenta… En segundo lugar, para ver esa necesidad en su verdadera dimensión: estructural; necesidad nacida de la desigualdad y la injusticia del sistema y no como fruto de la flojera como el patrón de la anterior parábola (sin negar que también entre los pobres haya flojos). En tercer lugar para tener la capacidad de ver que en esa humanidad desfigurada está la presencia de la divinidad; ahí está lo sagrado (25,40.45).
    Esta es otra alternativa para la vivencia de la riqueza en nuestras vidas y para la organización del sistema económico de nuestros países y del mundo.
    Opciones y acciones urgentes
    ¿Por cuál optamos? ¿Cuál de esas alternativas elegimos como la que puede darle sentido a nuestra vida y darle vida a nuestra humanidad?
    Jesús con sus parábolas nos coloca frente a este desafío de tener que optar.
    Son igualmente desafiantes las palabras de Francisco en su homilía del día de difuntos en el cementerio de Roma:
    «Viven en tiendas, están en el desierto, sienten frío, sin medicinas, están hambrientos porque el dios-hombre se ha adueñado de la Creación y de todo lo hermoso hecho para nosotros. Pero, ¿quién paga la fiesta? Ellos, los pequeños, los pobres, los que de personas han pasado a ser deshechos, y esta no es historia antigua, sucede hoy»… «“Pero, padre, eso es del pasado”»… «Sucede hoy, también aquí, en todos lados […] Y diré más, parece que esta gente desechada, estos niños hambrientos, enfermos, parece que no cuentan, que son de otra especie, que no son humanos»… «¿Qué hace esta multitud frente a Dios? Pide, por favor, salvación; por favor, paz; por favor, pan; por favor, trabajo; por favor, hijos y abuelos; por favor, jóvenes con la dignidad de poder trabajar».
    Terminemos con la petición hecha por el mismo Francisco a los movimientos populares:
     
    “Queridos hermanas y hermanos: sigan con su lucha, nos hacen bien a todos. Es como una bendición de humanidad”.

  • ana rodrigo

    Hola, Isidoro, al intentar reproducir mis palabras en tu comentario has cambiado unas palabras que cambian lo que yo quería decir. En el contexto de acción de la Iglesia-Institución yo hablaba de “activistas cristianos”. Hay una diferencia entre “los cristianos” que abandonan la Iglesia y los activistas. Estaba pensando en gente joven que vive en familias cristianas, incluso familias “progresistas” teológicamente, gente comprometida en la luchas sociales, miembros de diferentes organizaciones laicas o civiles, y, en cambio, el hecho religioso-cristiano no les dice nada.
     
    Es este el sentido que yo quería darle al texto. Entonces se nos plantea el problema de si el cristianismo es solamente compromiso, valores humanos, praxis según el ejemplo de Jesús, y si esto supone minusvalorar el hecho religioso en la otra vertiente espiritual, trascente, etc. que Jesús aportaba a la religión judía. En CCP siempre nos recordamos mutuamente que ambas cuestiones son importantes, que una es consecuencia y coherencia de la otra.
     
    Esto abre una brecha peligrosa: por un lado la “gente de misa y comunión diaria” (por decirlo de una forma popular) es decir el cristianismo espiritualista por un lado, y por otro, el cristianismo militante donde no se sabe qué hacer con la oración, la celebración, la fe, Dios….
     
    Y aquí hago dos observaciones: por un lado el hecho de que la sociedades modernas son mayoritariamente laicas, y, por otro, la buena acogida general que tiene esta misma sociedad de los mensajes comprometidos con la humanidad del Papa Francisco.

  • mª pilar

    Hay muchas maneras de sentirse iglesia – o – comunidad de seguidores de…
     
    Copio y pego una frase de Honorio:
     
    Personalmente diría… Deseharía decir y… “Deberíamos acostumbrarnos a ver a la iglesia como un colectivo humano, muy humano, que se inspira de alguna manera en Jesús de Nazaret…”


    Es el único Kerigma…  desde donde debería basar la iglesia su hacer, decir, obrar.


    Repito una vez más, que siempre, desde el principio hubo, hay, habrá… personas que vivan el Proyecto de Jesús como en la diáspora… lejos de la luz y el glamour del vaticano y sus seguidores…

    Muchas personas nos repiten hasta la saciedad, que por sus pasillos, no es precisamente el Espíritu de Jesús quien camina.

    Y tenemos que asumir… que otras personas, no puedan seguir los pasos del Maestro fuera de las alturas del poder, cada  cual es libre de optar.

    Hay caminos muy hermosos y fructíferos de seguimiento de un Proyecto que toda persona que lo desee lo puede seguir, sea dentro o fuera de la iglesia, porque es un Proyecto válido para todos los lugares del mundo, si sabemos respetar la idiosincrasia de cada lugar.

    Dejemos a Dios… ¡¡¡Ser!!!


    No como los humanos lo hemos disfrazado… si es Dios… nunca puede ser como nosotros, o no lo sería.

    Porque le colgamos todo aquello que los humanos hacemos muy requetemal… y después de hecho, le pedimos soluciones, que para más inri… está en nuestras manos solucionarlo.

    Nunca aceptamos aquello que nos disgusta y protestamos diciendo:

    ¿Por qué a mí?


    Como si Dios… estuviese sentado eligiendo a quién enviarles esto o lo otro.

    ¿Qué clase de Dios hemos creado?

    Si todo cuanto nos rodea, ha salido de la mano de lo que decimos es Dios…
    ¿Quien puede creer el él?
    ¿Cómo un Dios puede contemplar tanto dolor en el mundo, mientras un pequeño grupo de personas poseen toda la riqueza de la tierra?
    ¿Tampoco le importamos?

    ¡No! El mal lo sembramos los humanos… cierto unos pocos… pero con tal virulencia, que están acogotando a la mayor parte de la humanidad.

    Podríamos cambiar las cosas, si fuéramos capaces de arreglar cada cual nuestra propia vida, mirando al conjunto, no a mi solo ombligo.

    Así, que sí… se puede sentir una persona parte de la iglesia-comunidad de creyentes en el Proyecto de Jesús, desde muchos caminos y maneras de ver.
    mª pilar

  • M.Luisa

    ¿Pero cuál es la auténtica esencia de la religión cristiana, su “kerigma” (…) leo del amigo  Isidoro.
     
    No obstante,   yo pienso que    si luego se quiere   entender los motivos por los cuales llega un momento en que  esta  esencia se ve como que arraiga en el interior  mismo del individuo,  entonces habrá  que decir  que la auténtica esencia de la religión cristiana no es su Kerigma sino que está en el Kerigma, es decir en lo anunciado por   Jesús, y por tanto es algo anterior a toda religión, incluída la cristiana… más adelante veré  si encuentro un momento para continuar.

  • Isidoro García

    Dice Ana, al final de su comentario: “Muchos cristianos abandonan la Iglesia porque el mundo espiritual-religioso les parece innecesario, y eso tampoco debe ser así pues sería como deshidratar de su esencia a la religión cristiana”.

    Y ese es un tema en el que por experiencia propia he pensado mucho.

    Yo creo que muchos abandonamos la Iglesia no porque el mundo espiritual-religioso nos parece innecesario, (si sucediera eso, ya no seríamos cristianos, seríamos agnósticos o ateos, lo que en sí es una opción como cualquier otra).

    Sino porque creemos históricamente equivocada la interpretación del mensaje de Jesús, y preferimos buscarlo individualmente, aún a riesgo de equivocarnos. Puestos a equivocarse que sea con nuestros propios errores, no con los de otros.

    ¿Pero cuál es la auténtica esencia de la religión cristiana, su “kerigma”, que hay que mantener,  evitando “deshidratarla” o desnaturalizarla?. Esa es la almendra de toda la teología cristiana.

    Porque la Iglesia, (en realidad habría que decir las Iglesias), como organización de humanos para continuar anunciando dicho kerigma o esencia, es válida, o no lo es, (y por ello merece la pena estar integrado en ella), en función de que haya llegado a comprender la verdadera naturaleza de ese mensaje, anunciado por el Jesús histórico y posteriormente por el Jesús aparecido.

    Yo no sé realmente, (ni nadie), los términos concretos con que Jesús hablaba a sus allegados en sus confidencias privadas. Los evangelios, y especialmente algunos gnósticos, solo nos dan una transmisión tardía de lo que ellos interpretaron.

    Dando por supuesto que Jesús tuviera un conocimiento perfecto de la “realidad”, la abismal discordancia de las mentalidades y cosmovisiones de unos humildes galileos del siglo I, con la complejidad del tema, obligó a Jesús inevitablemente a la utilización de “símbolos”, descripciones simplificadas de realidades complejas.

    Y ello llevó, inevitablemente, a que muy posiblemente ninguno le llegó a entender de verdad. Y luego la dispersabilidad y erraticidad del pensamiento humano, hizo el resto.

    Yo creo en el “Espíritu Santo”, como denominación de una labor misteriosa de “inspiración” y “ayuda moral” en las actividades intelectuales y sobre todo emocionales de cada uno de nosotros, pero muy alejado del “providencialismo” propio de planteamientos religiosos arcaicos.

    Esa labor se desarrollaría de forma misteriosa. Más que en aspectos cognitivos, esa acción sería en los aspectos de estimulación de nuestro propio esfuerzo, siguiendo la aparente Regla general de que somos nosotros los que tenemos que descubrir la realidad de las cosas, investigando y estudiándolas.

    Y por eso creo que la “revelación” de ese “misterio”, no fue un acontecimiento histórico concreto de hace 2.000 años, sino que se produce continuamente, y cada uno de nosotros somos los nuevos “discípulos” de Jesús, que tenemos que oir, pensar y reinterpretar sus palabras simbólicas, para ir perfeccionando su interpretación.

    El que no tenga ganas, ni tiempo de realizar esa ardua labor, puede elegir un maestro-intérprete que le haga el trabajo. Pero si lo que oye no le acaba de “casar”, tiene plena libertad de elegir otro más adecuado. Se acabaron los monopolios culturales y religiosos con el pretexto de disponer del monopolio del Espíritu.

    Hasta que las Iglesias no reconozcan esta liberalidad misteriosamente plural del Espíritu, serán organizaciones sectarias autoengañadas con la ilusión de que sólo ellas disponen de la interpretación de la “Realidad”.

    Y lo dicho vale no solo para las diversas interpretaciones cristianas, sino para las múltiples religiones no cristianas, que disponen de revelaciones, diversas pero igualmente válidas, del Espíritu.
     

    Y hasta que no seamos todos “uno”, en plena “común-unión”, todo lo demás son peleillas de patio de colegio, a ver quién tiene hilo directo con Dios, o lo que es lo mismo a ver quién es más listo y lleva la razón.

  • h.cadarso

    Lo que critica  Oscar creo que justamente, nos pasa por subrayar y destacar una acción dee la Iglesia institución que es una más, quizá la menos eficaz y más “para la galería y la pose y el teatro” de las que estamos viendo estos días. Deberíamos acostumbrarnos a ver a la iglesia como un colectivo humano, muy humano, que se inspira de alguna manera en Jesús de Nazaret, y hace lo que otros “buenos samaritanos” como la Ada Colau de Barcelona y millones de voces más dentro de Europa y del mundo están haciendo inspiradas sin ser conscientes de ello, o simplemente a la manera de Jesús de Nazaret. Felizmente Jesús tiene muchos más seguidores que los que llevan en la solapa su nombre…
    Los que llevamos su nombre en la solapa, tal vez inmerecidamente,  deberíamos decir, más que nuestro elogio narcisista, aquello de Jesús: “Siervos inútiles somos,” etc, etc.
    Amigo Pepe Blanco, las guerras y sus desastres no los programa el ciudadano de a pie, simplemente los sufre. Los ciudadanos de a pie del Tercer Mundo y de los países en guerra (porque Siria no es propiamente Tercer Mundo, pero le ha tocado la china) se ven forzados a elegir entre sobrevivir. o  intentar sobrevivir y jugárselo todo a un carta, o perecer: de hambre o de puros bombardeos…Que no nos veamos en esa texitura ni tú, ni yo, ni nadie…

  • ana rodrigo

    Lo que en otros tiempos la Iglesia hacía en la sociedad desde la caridad, la compasión o la misericordia, se hace ahora desde los derechos humanos, la justicia, la legislación o el voluntariado laico y no laico, las ONGs, etc. Y, pienso que es aquí donde la Iglesia debe arrimar su hombro. Con esto no quiero menospreciar lo que tantísimas personas en nombre de su fe, han hecho y hacen con gran generosidad y hasta entrega de sus propias vidas, pero estamos viendo que es más consistente una buena legislación civil que el voluntarismo personal.
     
    Pienso que la Iglesia debería ser cauce inteligible del mensaje de Jesús, cultivar una espiritualidad religiosa y explícita, y actualizar su acción en el sentido antes mencionado. Lo de que “fuera de la Iglesia no hay salvación” hace mucho que pasó a la historia, la Iglesia es un instrumento más entre tantos otros que se debe hacer presente persiguiendo, no sólo la realización personal, sino impregnando de vida aquello que toque al igual que la “sal” en el contexto evangélico.
    Muchos acivistas cristianos abandonan la Iglesia porque el mundo espiritual-religioso les parece innecesario, y eso tampoco debe ser así pues sería como deshidratar de su esencia a la religión cristiana.

  • pepe blanco

    Me pregunto cómo habrán hecho decenas de miles de refugiados sirios para ponerse de acuerdo entre ellos para exiliarse todos al mismo tiempo, aunque sincronizadamente.
     
    Europa ya tiene nueva mano de obra barata. Aunque la verdad es que el disfraz de la caridad y de la solidaridad le queda muy mono puesto.
     

  • Antonio Duato

    El post de Bernardo tenía el sentido de la “sospecha” que adivina Oscar.

    El caso de los refugiados viene de lejos. No es justo diferenciar refugiados por guerra e inmigrantes “económicos” pues el hambre es la peor guerra y en España se ha aplicado la devolución sin dar opción siquiera a pedir refugio. Y régimen de campo de concentración o pero en los que encerraban en los CIES.

    Los niños y adultos ahogados provocó el grito de vergogna pero hasta ahora los obispos no seguían al papa.

    Y la foto de un niño ahogado, con su ropita y zapatitos de “clase media”, ha servido de revulsión de conciencia mayor que todo lo anterior

    Ahora se han puesto en movimiento algunos obispos y movimientos católicos. Pero se les han adelantado varios ayuntamientos de coalición de fuerzas donde esta Podemos y otros más de izquierda aún. Y éstos han acogido sin anticlericalismo lo que diócesis y parroquias quieren aportar. Ojalá no haya lucha de ver quién mea más lejos.

    Los católicos de siempre, unidos políticamente al PP y al gobierno actual, aceptan los tics antiinmigrantes del ex-alcalde de Badalona (candidato del PP en Cataluña) y las baterías del gobierno del interior que acusa de subversivas a las monjas y ONGs que actúan desde hace tiempo en Ceuta y Malilla.

     

  • mª pilar

    Me uno al comentario de Oscar, y como es mi costumbre pregunto.
     
    ¿En qué y como, la iglesia se a puesto al lado de los refugiados?
     
    ¿Donde están los medios para acogerlos, ayudarles a seguir su camino, darles de comer, beber, y un lugar digno donde pernoctar?
     
    Personalmente… ¡No conozco ninguno!
     
    Este pasado año, se ha levantado la voz, sobre la cantidad de niños que no tienen una comida decente al día, que muchos de ellos llegan a las escuelas sin desayunar…
    Esto está hoy presente… ¿donde ha puesto la iglesia… (como postura clara y concreta ayudando) soluciones, aportaciones, ayudas a las familias, escuelas, comedores?
     
    Hay casos particulares… muy pocos, que llegan a modo casi personal; pero la iglesia como institución, nada de nada,
     
    Las palabras suenan muy bien, pero resulta, que de las palabras a las obras reales y contundentes... ¡Hay un gran trecho!
     
    El verdadero problema de esta iglesia es… El divinizar todo cuanto tocan.


    Y como el “dios” a quien dicen seguir, amar, servir etc. está cortado a nuestra imagen y semejanza, cuando hay que salir al ruedo… o se salen por la tangente, o es la voluntad de “dios”… y cositas así.
    Como, no hay salvación fuera de esta iglesia… y una caterva de órdenes, dogmas, ritos… y tantas cosas más, difíciles de explicar desde la sencillez de un … ¡Jesús de Nazaret!


    No de lo que se ha montado desde él.
    Así que, hoy las palabras rimbombantes,  se quedan vacías ante la tremenda crueldad que están viviendo muchos países… precisamente atormentados por las diferentes maneras de imponer según sus dirigentes su imagen de:
     
    “dios”
     
    ¿Quien puede confiar, amar, seguir… a un “dios” maltratador,  cambiante según estén en un lugar u otro?
     
    Experimentar ese sentido profundo que todo ser humano siente, como:
     
    ¡Padre – Dios – Madre – Salvador – Esencia de la Vida..!


    Y miles de nombres como los seres humanos desde el principio de los tiempo utiliza.
    Solo se puede llegar a esa concepción y experimentarla,  desde una opción personal.
    Puede ser dentro de una iglesia… si se limpia de polvo y paja todo el mensaje que proclama.
    Y así, llevan haciéndolo desde el principio de los tiempo, infinidad de personas, pasando en silencio ante la gran jerarquía… y siendo fieles al espíritu del precursor o Maestro, con grandes hazañas en  beneficio de quienes con ellos/as vivían, viven y vivirán.
     
    Como el ser humano es plural y libre; cada persona debe optar como vivir su vida y como llegar a esa plenitud humana, a la que sí, si así lo decidimos estamos preparados para conseguir.
    Pero no vendrá de arriba esa realización; nacerá del convencimiento de aquello que me llama, me entusiasma y quiero hacer realidad.
    mª pilar
     

  • Isidoro García

    Contínuamente nos enfrentamos a situaciones que nos desconciertan, nos descolocan, que no sabemos bien cómo manejar. Y eso es una clara señal de que nuestro modelo del mundo y del hombre, con el que trabajamos es insuficiente, e incluso inapropiado.

    El tema trágico de la muerte del niño sirio, que hablando claro, es un caso típicamente mediático, (todo el mundo reconoce que ha habido, hay en estos mismos momentos y habrá mañana, cientos y miles de otras tragedias similares en Siria y en otros muchos países, que pasarán desapercibidas), enfrenta a algunos creyentes al problema clásico de la “teodicea”: ¿Cómo Dios todopoderoso y amoroso, puede permitir estas tragedias?.

    Y por eso lleva razón Oscar en que “EL DIOS EN QUE decimos CREER ES UN ABANDONADOR”.

    Y también lleva razón en que “El hecho cultural de que no tengamos otro “Relato entusiasmante” (MITO) para suplir en mejor al de DIOS PADRE-MADRE (y toda la parentela, si se quiere), a mí no me justifica ninguna ANESTESIA al Problema de la VIDA”.

    Llevo mucho tiempo exponiendo, (con muy poco eco), mi idea de que el que no nos satisfaga el mito tradicional, no quiere decir que no exista otro “mito” que pueda satisfacer. Por eso yo creo que no hay que desmitologizar, sino remitologizar con otro “relato entusiasmante” que nos satisfaga, siendo coherente con nuestros conocimientos actuales.

    El desistir de pensar en un nuevo “relato”, porque el que nos contaron de niños no nos gusta, es como si el niño cuando descubre que sus padres le han engañado contándole lo de los Reyes Magos, o lo de la cigüeña de los niños, decidiera, no volver a creer nunca nada que le cuenten los mayores.

    Yo, personalmente, pienso que el plantear la religión como una relación entre el Dios Todopoderoso, Creador del Universo, con cada uno de los humanos, lleva a un concepto providencialista de esas relaciones, que luego, inevitablemente choca con la dura realidad de la vida, con los consiguientes desencantos, desengaños y frustraciones.

    ¿No sería mas realista espiritualmente, (lo que no es una contradicción, sino un oximorón: complementar una palabra con otra que tiene un significado contradictorio u opuesto), el pensar que el Dios de las Religiones, no es el Dios Primero, sino unos seres inteligentes, integrantes  del Universo, (denominados por Jesús como “el Padre”), y que nos tienen a prueba observando a ver si somos capaces de comportarnos lo suficientemente inteligente y adecuadamente para autoorganizar nuestra existencia?.

    Y con los brazos abiertos para recibirnos en su “Organización”, en cuanto consigamos dar ese salto cualitativo. Esa es la base de una religión cósmica que haga compatible nuestra libertad y nuestra responsabilidad, y que es plenamente  compatible con el mensaje básico del cristianismo, si lo contemplamos con la mirada del siglo XXI, y no la del siglo I.

    Y además, este “nuevo mito”, que no es tal, sino una nueva comprensión del mito antiguo, no nos permite el escapismo espiritual, ni otorga excusa alguna para evadir nuestra responsabilidad en intentar lograr una sociedad más justa, que impida situaciones como las tragedias que se están produciendo.

    Esto no quiere decir que debemos creer en esta nueva visión del “mito”, en esta nueva cosmovisión. El que lo intuya, que lo crea, y el que no lo intuya, pues muy bien. Pero para mí son claras dos cosas:

    * Que la cosmovisión del cristianismo tradicional, es claramente insuficiente para resolver las contradicciones del “mal en el mundo”, a pesar de que trate de disimularlo con recomendaciones caritativistas y moralistas.
     

    * Y que sí que existen nuevos “relatos”  que hacen coherentes el cristianismo y la ciencia moderna. Intuirlo así y creer en ellos o no hacerlo, ya es cuestión personal de cada uno, muy respetable por descontado.

  • olga larrazabal

    Que  bueno que la Iglesia Española se ha puesto a la vanguardia de la ayuda, poniendo sus bienes al servicio de los refugiados.
    Si eso es lo que nos quiere informar el autor, se podría haber ahorrado el último párrafo con reproches a ciertos partidos políticos, que empaña la información previa.
     

  • oscar varela

    Hola!
     
    Leo:
     
    1 – “Sin embargo, ha sido la Iglesia la que con más fuerza a alzado su voz y ha puesto sus medios a disposición de los refugiados.”-
    ……………………..
     
    Ok! Puede ser. Tendrá razón Bernardo. Tal vez. No lo sé.
    ……………………………..
     
    Me pregunto -luego de haber leído 3 veces el Post-
    ¿por qué surge en mí una “sospecha” sobre esto que está “bien”?
     
    La “sospecha” podría expresarla con estas otras frases:
    -“La IGLESIA LA TIENE MÁS LARGA”-
    -“LA MEADA ECLESIÁSTICA LLEGA MÁS LEJOS”-
    ……………………………
    Ok! Puede ser. Tendrá razón Bernardo. Tal vez. No lo sé.
    ……………………………..
     
    2- Otra “sospecha” (quizá infundada por no comprender bien el metafórico “estilo” del Autor) es el juego “paradójico” a favor de una facción “humanista” contra otra facción “católica” tachadora de “populista” a las propuestas y praxis de aquella otra.
     
    – “Resulta paradójico que
    a) (por un lado) esta iniciativa de la Iglesia mancomune con fuerzas políticas alejadas;
    b) (por otro lado) los “católicos” que los tachan de populistas.”
    ………………………….
     
    “Sospecha rara” la mía, con la que “sin embargo” me encuentro, ya que estoy de acuerdo con el Post.
    ……………..
     
    Entonces me encontré pensando en el problema con que el EQUIPO ATRIO se enfrenta cada día para elegir un Post para su Página.
     
    Y aquí llego a la intención de hacer este Comentario.
     
    Para mí, se trata de
    (por un lado) potenciar todo aporte a la Vida,
    (por otro lado)  oponerme a cualquier tipo de depotenciación.
     
    PERO TENIENDO ESTE CUIDADO:
    (por alto/profundo) NO ANESTESIAR LOS PROBLEMAS CUANDO NOS SALTAN A LA CARA.
     
    Y saltó a la cara UN NIÑO AHOGADO, e.d., LA INOCENCIA AHOGADA.
     
    Ante ese “tragi-drama” NADIE LA TIENE MÁS LARGA, NI MEA MÁS LEJOS QUE OTROS.
     
    ¿No será conveniente, y a la hora de AHORA, que haya que tomar seriamente las últimas palabras –que fueron un GRITO de El Galileo- cuando en la cruz a la hora de Nona –oscurecida la Tierra- deja resumida su experiencia de vida:
     
    EL DIOS EN QUE decimos CREER ES UN ABANDONADOR
     
    El hecho cultural de que no tengamos otro “Relato entusiasmante” (MITO) para suplir en mejor al de DIOS PADRE-MADRE (y toda la parentela, si se quiere), a mí no me justifica ninguna ANESTESIA al Problema de la VIDA.
    …………………….
     
    Y esto es lo que intento “agregar” al Post de Bernardo y a la “elección” hecha por el Equipo Atrio.
     
    ¡Voy todavía! – Óscar.

Responder a M.Luisa Cancelar comentario