Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4910 Artículos. - 78982 Comentarios.

Una mujer que se pone en pie

Este texto de Emma Martínez Ocaña, psicoterapeuta y teóloga, profesora de la Universidad de Comillas y miembro de la Asociación de Teólogas Españolas, ha sido publicado en Fe Adulta. Comenta el texto que se leerá en el Evangelio de este domingo (Mc 1,29-31) desde una original perspectiva en la que coincidiremos muchas y muchos de este atrio.

Quiero presentarme, pues apenas me conoces. Soy otra mujer “sin nombre” en el Nuevo Testamento. Una vez más los redactores de los evangelios me niegan identidad por mi misma, solo soy un de en relación a un varón importante: “suegra de Pedro”.

Quizá no te sorprendas, seas varón o mujer, pues estamos todos tan acostumbrados a que así sea que nos parece lo natural: hija de, hermana de, esposa de, pareja de, madre de, viuda de… ¿A que hoy sigue siendo también así entre vosotros? ¿No crees que ya ha llegado la hora de que eso deje de ser como es?

Algunos varones querrán convenceros de que ese es un dato que no tiene importancia, lo dicen ellos que siempre son los nombrados, no solo por su nombre sino que su sexo identifica al género humano. Todos y todas somos hombres porque ellos han decidido que ese es un nombre genérico…. Eso sí, ellos nos dirán lo importante que es en la Biblia: dar nombre, llamar por el nombre, poner nombre… ¿solo es importante para los varones o cuando lo hacen ellos?

¿Por qué tantas mujeres renuncian a su apellido cuando se casan?, ¿por qué hemos aceptado pasivamente durante siglos el hecho de que para nuestros hijos nuestro apellido sea segundo y no el primero? Yo os invito a rebelaros contra esta forma de negarnos identidad. Porque es verdad que nombrar es dar identidad, lo que no se nombra se hace invisible y termina por parecer inexistente y nosotras existimos y construimos la historia igual que ellos.

Nosotras las mujeres también construimos la Iglesia primitiva y eso es lo que te quiero contar al hablarte de mí.

El evangelista Marcos se refiere a mí en estos términos “Jesús salió de la sinagoga y se fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en la cama con fiebre” (Mc 1,29-30).

Estar en la cama con fiebre expresa bien mi situación de mujer. Estoy tumbada, separada de la comunidad, sin nada que decidir, ni hacer en la casa de Simón y Andrés. La casa, sabes bien, es símbolo de la comunidad donde los varones se sienten los dueños. Además tengo fiebre… Es otra forma de expresar mi condición de excluida, de estar impura, dominada por malos espíritus. Estoy postrada, no de pie y por tanto humillada, pasiva y además soy impura, estoy sometida a Satanás.

Soy símbolo de las mujeres de Israel, en ese tiempo, y desgraciadamente de tantas mujeres aún hoy. Es expresivo el dicho que corre por ahí: “mujer de mesa y cama” o ¿quizá solo para la cama y la mesa?.

¿Cuáles son las “camas” y “las fiebres” que aún hoy nos mantienen a las mujeres así: excluidas de los lugares de decisión, no reconocidas como sujetos de derechos en igualdad que los varones, postradas, demonizadas de tantas maneras?

Seas varón o mujer quien me estés leyendo no dejes de responder a esa pregunta. Y si no tienes fuerzas para más al menos haz lo que los varones de la narración marcana hicieron: “Enseguida le hablaron de ella”.

Arriésgate a hacerlo, eso supondría que al menos te has dado cuenta de que la situación debe cambiar. Háblale a Jesús de ello, quizá por ahí puedas encontrar luz para saber cuál es su verdadero proyecto sobre el mundo en general y sobre su Iglesia en particular y fuerzas para colaborar con él en ese sueño.

Como te estaba contando Jesús llegó a “la casa de Pedro” acompañado de sus discípulos. Es importante resituar mi curación en el contexto del evangelio de Marcos.

Jesús acaba de invitar a Simón y Andrés (Mc1,16-18); Santiago y Juan (19-21) a que le sigan y éstos “dejando las redes”.(1,18) y “a su padre Zebedeo en la barca con los asalariados lo siguieron” (1,20)

Dejan su oficio, sus redes y a “su padre”, símbolo de la familia patriarcal, que en tantas ocasiones Jesús denunciará. Pero el proceso de convertirse en discípulo es muy lento, será necesario un cambio de mentalidad radical que Jesús trata de emprender desde el primer momento.

En la necesidad de una profunda “metanoia” hay que releer mi curación que viene precedida de otro gesto simbólico.

Inmediatamente después de la llamada a seguirle, Marcos dice: “Y fueron a Cafarnaún” (1,21). Es sábado, Jesús entra con ellos en la Sinagoga y deja asombrados a los oyentes porque “les enseñaba como quien tiene autoridad, no como los letrados” (1,22).

En este momento introduce el evangelista el primer signo liberador de Jesús.

Estaba en aquella sinagoga un hombre poseído por un espíritu inmundo e inmediatamente empezó a gritar:
¿Qué tienes tú contra nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a destruirnos?”(1,23-24).
Jesús le conminó:
-Cállate  la boca y sal de él” (1,25).

Sí, dice Jesús con los hechos, he venido a destruir el dominio del mal, a luchar contra el poder de todos “los espíritus inmundos”.

No solo nosotras las mujeres estamos dominadas por demonios sino también vosotros los varones. Todos estamos hoy contaminados por tantas fiebres, tantos demonios excluyentes e injustos que solo si los podemos nombrar y exponer a la luz podremos dejarnos ayudar y salir de esta esclavitud.

Seguirle, configurar su Iglesia, requiere una profunda conversión. Necesitamos redefinir nuestras identidades sin falsos estereotipos de género, que nos dividen y empobrecen.

A nosotras, negándonos nuestro poder, nuestra fuerza, encadenándonos a roles, cualidades y funciones que no hacen justicia a nuestra verdad.

A vosotros, postrándoos bajo el peso de falsas identidades masculinas, despojados de la ternura, sentimientos, receptividad, intuición, pasión y cuidado por la vida. Empobrecidos por identificar la masculinidad con dominar, mandar, prepotencia, pretensión de superioridad…

Vosotros y nosotras necesitamos manos tendidas para salir de esta situación, necesitamos liberarnos de demonios y ponernos en pie como expresión de la nueva identidad que confiere la fe en Jesús.

En este contexto, introduce Marcos el episodio donde narra lo que Jesús hizo conmigo; lo expresa así:

“Él se acercó, la cogió de la mano y la levantó” (Mc 1,31).

No te olvides de un dato muy importante: es sábado, por tanto Jesús está, de nuevo, transgrediendo un precepto sagrado, porque él solo considera sagrado lo que agrada a su Dios: la vida, la calidad de la vida para todos y todo.

En la construcción de su nueva comunidad, en esa “casa de Pedro y Andrés” quiere poner de relieve, lo mismo que lo acababa de hacer en la  “sinagoga”, que no es posible una religión, que en nombre de Dios mantenga a las personas sometidas, tumbadas, como seres de segunda categoría, sin sentirse miembros activos de la comunidad, con capacidad para decidir, en igualdad de derechos y deberes.

Se acercó a mí. No sabes cuanto agradecí ese gesto de cercanía, era su modo de decirme:

“Estoy contigo, a tu lado, conozco tu sufrimiento, no me es ajeno. Aunque no siempre logres reconocer mi presencia, yo estoy contigo en tu lucha por ponerte en pie. No creas a quienes se escandalicen de ello, quienes me critiquen o te critiquen por hacer algo prohibido en nombre de Dios. Ese Dios no es en el que yo creo, no es el que me envió a revelaros su sueño: un mundo de hijos e hijas, hermanos y hermanas”.

Me cogió de la mano. Me tocó y de nuevo transgrede la ley tocando a una mujer enferma y ese contacto sanador es el que me va a posibilitar la curación. Coger de la mano es un gesto lleno de ternura, es un gesto sencillo y cotidiano con el que Jesús no solo me iba a sanar de la fiebre sino que me estaba mostrando un modo nuevo de hacer comunidad, de ir por la vida tendiendo la mano para ayudar a levantar a quien tumbado en el camino de la vida espera que alguien le eche una mano y pueda también ponerse en pie. ¿Te animas a hacer tuyo ese gesto?

Me levantó. El verbo tiene una enorme carga simbólica. Dolores Aleixandre  ha expresado muy bien lo que yo quiero deciros hoy al poner de relieve que en el Antiguo Testamento el verbo qwm, que significa “levantar”, con mucha frecuencia se utiliza para designar la intervención personal de YHWH  a favor de los que están caídos, tendidos, postrados por el suelo, es la postura de la humillación, opresión y aniquilamiento.

“Levantarse” es el símbolo de la dignidad. El hombre y la mujer vivos se ponen de pie, experimentan la plenitud (Sal 20,9) y desde esa posición pueden actuar, hablar, cantar.

Pasar de la postración a levantarse es la experiencia del Éxodo y fue Yahvé quien los salvó, quien los puso de pie y por eso pudieron pasar de la esclavitud a la libertad. Pasar de la postración a estar en pie resume bien la experiencia de salvación que Jesús proclama.

Yo, entonces, cuando Jesús me levantó, escuché de un modo nuevo el cántico de Isaías como si lo estrenase. Te invito a hacer tú lo mismo y dejarlo resonar en ti con toda su fuerza evocadora:

“Levántate, Jerusalén, revístete de fortaleza, Sión;
sacúdete el polvo, levántate, cautiva Jerusalén.
Libérate de las ligaduras de tu cerviz, cautiva hija de Sión”
(Is 52,1-2).

Cuando Jesús me dió su mano para levantarme sentí que era una mujer nueva. Comprendí muy bien que estaba pasando algo muy revolucionario aunque Marcos lo sintetice en una breve frase: “La fiebre la dejó y ella se puso a servirles” (Mc1,31).

La fiebre me dejó, ha sido la fuerza de Jesús la que hizo posible que la fiebre me dejara. Fue necesario un gesto activo, una acción directa contra “la fiebre”. No basta lamentarse por las situaciones sin hacer nada. No basta rezar por mí. (Lc4,38)

Los discípulos son testigos de que Jesús lucha activamente contra el mal. Desenmascara así todos los mecanismos encubridores y justificadores de actitudes acríticas y pasivas ante las circunstancias que nos impiden estar en pie, en situación de igualdad. Una comunidad que no luche contra ello no puede sentirse fiel a Jesús.

Me puse a servir. Claro, eso es lo que nos toca a los mujeres, ponernos el delantal y servir la mesa a los varones, sobreponernos a nuestras enfermedades para servir… ¿Y si el texto no dijese eso “tan obvio”?

Te recuerdo algunos detalles significativos. En el texto griego del Nuevo Testamento “servir” (“diakonein“) es un verbo técnico que describe la actitud característica del seguidor, seguidora de Jesús, significa ayudar, colaborar, adhesión personal. En definitiva hacer verdad el seguimiento.

Jesús hizo de este término un lugar de identificación de su vida y misión: “Yo estoy en medio de vosotros como el que sirve”, “No he venido a ser servido sino a servir” (Mc 10,45). Expresiones que tienen su última interpretación en el gesto insólito de Jesús lavando los pies a sus discípulos y reprochando con una enorme dureza a Pedro que si no entiende así su vida no podrá ser discípulo suyo, no tendrá nada que ver con Él.

¿Qué fue lo que realmente pasó en mi vida en este momento?. Que Jesús me integró en su grupo de seguidores y pude entonces “servir” construyendo la comunidad de iguales que Jesús quería, rompiendo con la tradición judía y la mentalidad patriarcal, realizando en mí otro gesto aún más trasgresor que el anterior, que fue pórtico para una ruptura mucho más revolucionaria, tanto que después de 21 siglos seguimos sin asumirlo en toda su novedad.

Gracias a muchas personas que se dejaron “tomar de la mano” por Jesús, “levantarse” y “servir”, el cristianismo primitivo se fue viviendo en pequeñas comunidades domésticas, reunidas en nuestras casas, donde muchas mujeres asumimos funciones eclesiales tanto como misioneras itinerantes como matronas de las iglesias domésticas donde presidíamos la oración y la fracción del pan.

Quizá esto te resulte extraño, incluso increíble… Pero hay ya mucha investigación realizada sobre todo por mujeres biblistas que desde hace años han puesto de relieve esta realidad ignorada y silenciada aún por muchos teólogos.

Pero la verdad se irán imponiendo cada vez más y quizá algún día podamos celebrar todos que hemos abandonado nuestras “camas” y “fiebres” para sentarnos juntos a la mesa de la fraternidad en igualdad de condiciones. Entonces estaremos haciendo verdad la Iglesia de Jesús.

Entretanto yo os invito a hacer lo que hizo Jesús conmigo: acercarse a los lugares donde están los postrados de la vida, tomarles de la mano y ayudarles a levantarse Entonces todos juntos nos pondremos a servir, tejeremos el  manto de la solidaridad social y eclesial desde la cotidianidad y seremos así testigos creíbles en una sociedad cansada de palabras y necesitada de experiencias que se hagan verdad histórica.

Con mi afecto, yo, una mujer puesta en pie, que pasé de la postración a la construcción de la comunidad, como deseo te pase a ti.

Emma Martínez Ocaña

32 comentarios

  • mª pilar garcía

    Mí querido Oscar:

    No eres tú, quien no se expresó claramente; fue mi comentario el que quedó cojo, muy limitado…

    Te copio de nuevo, porque es lo que intenté decir sin conseguirlo…:

    …”Mi intención permanente es la de:
    PROFANIZAR a tal punto lo SACRALIZADO
    que éste quede absorbido y en su “campo”
    presentando y rindiendo sus armas
    a la radical y abarcativa Vida humana…”

     

    Esa era mi intención: llevar a cabo en el vivir cotidiano (las personas que  nos sentimos “interpelados” por el proyecto de Jesús) descubrir, salir de los encorsetamientos religiosos, y vivir comprometidos en el bien común.

    Esa fue mi intención… que no logré y seguro no he logrado ahora.

    El encuentro personal, íntimo con ¿Dios? (cada cual le ponga la acepción que más le llene) es “mí vida” desde ahí, iré madurando, creciendo, comprometiéndome con cuanto me rodea; cada cual tendrá su medida o compromiso, eso es totalmente personal.
     

    Creo que lo he vuelto a enrevesar…
    ¡Lo siento amigo!

    mª pilar

  • oscar varela

    Hola!
     
    El comentario de Iñigo me da la pauta y confirma la 4ta. Ley
    que rige la estructura anatómica de nuestro mundo
    (en el que nuestro yo “vive-habitándolo”)
     
    Se trata de que:
    -“nuestro mundo, el de cada cual, no es un totum revolutum,
    sino que está organizado en “CAMPOS PRAGMÁTICOS”.
     
    “Todos llevamos en nuestra imaginación un diagrama del mundo
    a cuyos cuadrantes y regiones referimos todas las cosas,
     
    incluso las que no son inmediatamente corporales,
    sino, según se las acostumbra a llamar “espirituales”,
    como ideas, sentimientos, etc.
     
    Sería curioso precisar hacia qué región de ese diagrama imaginario
    cada individuo empuja las palabras que oye o dice.”
     
    (Ortega y Gasset – El hombre y la gente- OCT7,130-131)
    ………………..
    Copio el claro texto de Iñigo:
     
    -“Sí la mujer tiene el “derecho” y la necesidad de reivindicar su espacio de igualdad dentro de las religiones, la mayoría de las personas que forman parte de las creencias religiosas son mujeres, es un hecho, y en casi todas son discriminadas en algún sentido, y hasta en todos.”-
     
    El “campo pragmático” al que Iñigo ha empujado el escrito de Emma
    es al “campo RELIGIOSO” y lo dice con todas las letras; ¡correctísimo!
    ………………
    Correcto, además, porque hay 3 pautas que llevan a ese “campo”:
     
    1.- La “presentación” de la Autora (Emma) como (además de psicoterapeuta, “campo” que quedará relegado en nuestras mentes de lectores) como TEÓLOGA de prestigiosa Asociación;
     
    2.- El “en-marcado” del Post, que es ATRIO.org
    de recurrente plano inclinado de nosotros participantes
    hacia “lo religioso” (a favor o en contra, pero “dentro de ese “campo” libramos nuestra lucha).
     
    3.- “La frase de Emma misma:
    – “Gracias a muchas personas que se dejaron “tomar de la mano” por Jesús, “levantarse” y “servir”, el cristianismo primitivo se fue viviendo en pequeñas comunidades domésticas, reunidas en nuestras casas, donde muchas mujeres asumimos funciones eclesiales tanto como misioneras itinerantes como matronas de las iglesias domésticas donde presidíamos la oración y la fracción del pan.”-
    ………………..
    Mi anterior comentario hubo aceptado es “campo pragmático”
    Existente en algunos “creyentes espirituales”,
    Que sus obras testimoniales reivindican y avalan. ¡Ok!
     
    Pero intento abrir el horizonte del Proyecto-Jesús
    ampliándolo hasta la perspectiva de
    todo ser humano que viene a este mundo”.
     
    Y entonces escribí:
    -esta linda Interpretación valdría sólo para las “espiritualidades”
    pero se atascaría ante la inmensísima mayoría de mujeres y varones
    que consideran tener bastante y suficiente con “lo que están haciendo”

    sin necesidad de justificar o plenificar sus vidas “saliendo” de ellas
    o “acercándose” a circunstancias ajenas y distintas a las de su persona concreta.
    …………………
    Traigo a colación este texto porque es el que cita “pili”
    Y no alcanzo a entender cuál ha sido el sentido de su comentario.
     
    Si yo tuviera una crítica contra ese texto mío, estaría en un defecto de redacción:
     
    Cuando digo “saliendo” de ellas.
     
    Aclaro ahora que ese “ellas” se refiere a “las vidas” no a las personas o “yoes”.
    Porque pretender “saltarse su propia sombra” es planear “fantasmagorías”;
    las cuales suelen conducir a darse de porrazos contra el real suelo.
    ………………..
    En última instancia:
    Mi intención permanente es la de:
    PROFANIZAR a tal punto lo SACRALIZADO
    que éste quede absorbido y en su “campo”
    presentando y rindiendo sus armas
    a la radical y abarcativa Vida humana.
    ………………..
    ¡Voy todavía! …como puedo, pero ¡voy! – Oscar.

  • Iñigo

    Sí la mujer tiene el “derecho” y la necesidad de reivindicar su espacio de igualdad dentro de las religiones, la mayoría de las personas que forman parte de las creencias religiosas son mujeres, es un hecho, y en casi todas son discriminadas en algún sentido, y hasta en todos.

    Quizá sea la cristiana la más avanzada y la más igualitaria, cuya influencia en la sociedad es evidente, y más en concreto los países de tradición protestante, que han  promovido los valores de la democracia y los derechos fundamentales, en especial la igualdad, la no discriminación y la dignidad humana. En los países con sociedades de tradición católica y ortodoxa yo creo que aún la igualdad es formal no del todo real, en cuanto mentalidad de la población, a pesar de que las leyes sí lo sean, no hablo de las instituciones eclesiásticas que aún están ancladas en Nicea.

    Por mi experiencia en países de tradición reformada o protestante, las mismas instituciones católicas y ortodoxas han tenido que ir cambiando esquemas y abriéndose más a la participación de la mujer.
    Iñigo

  • mª pilar garcía

    Copio de Oscar:
    …pero se atascaría ante la inmensísima mayoría de mujeres y varones
    que consideran tener bastante y suficiente con “lo que están haciendo”
    sin necesidad de justificar o plenificar sus vidas “saliendo” de ellas
    o “acercándose” a circunstancias ajenas y distintas a las de su persona concreta.

    ¿Será?…
     
    No solo saliendo de ellas, sino viviendo desde “esas circunstancias ajenas y distintas” haciéndolas vida en su caminar cotidiano.
     
    Jesús, no dejó su camino para vivir con y como ellos/as;  pero fué su principio y fundamento:
     
    “trabajar, comprometerse, luchar contra viento y marea por su causa”.
     
    Y eso ¡¡¡Sí es posible!!!
    mªpilar-pili

  • pepe blanco

    Gracias por tus palabras de ánimo, Ana. Por cierto, me alegró mucho  ver que habías regresado a Atrio, pues pienso que tu participación es fundamental por muchos, muchos motivos. Un abrazo.

  • ana rodrigo

    Irina, pienso que al igual que yo no pertenezco al FMI y le critico por la incidencia social que tiene en el mundo, ocurre lo mismo con las religiones; son miles de millones de personas que en el mundo están siendo influenciadas constantemente en su sometimiento a los hombres y a su exclusión de los órganos de decisión de esas mismas iglesias, gobernadas por varones y cuyas decisiones siempre quedan en casa contra las mujeres.
     
    Y todas esas personas están en la sociedad y actúan con las pautas en las que han sido adoctrinadas, generando círculos concéntricos o espirales de nunca acabar. El machismo está muy enraizado en la llamada “cultura” de todos los continentes, y la base de todas las culturas echa raíces en las religiones que llevan a todos los comportamientos sociales, especialmente en la relación hombre-mujer.
     
    Pepe Blanco, no te sientas solo, porque sabes que una de las constantes en atrio es desmantelar lo más dañino de “lo sagrado” precisamente para influir en esa masa social que, como acabo de decir, no se puede obviar por el mero hecho de que nosotros no estemos en su ámbito socio-religioso o en el ámbito meramente laico, autónomo. Tú eres muy inteligente y tus aportaciones siempre son muy valoradas por mí, en concreto, y me consta que también por mucha gente que te lee. Así que no te autoexcluyas y participa más.

  • M.Luisa

    Lo siento, coloco la  “h” que le falta  a mi escrito y aprovecho para darle la bienvenida a Riurik

  • M.Luisa

    Pienso que para que  haya complementariedad externa  se ha de dar primero la complementariedad  interna. Es entonces  cuando  a mi modo de ver el quehacer es una verdadera  praxis  humana de justicia y de igualdad.
     
    Cuando me refiero a la unidad estructural de la inteligencia humana  es para mostrar el rechazo  de  lo que ha venido significando  la llamada  inteligencia concipiente  la que como potencia  ha sido  la que históricamente   se a adueñado   de la realidad  desencarnándola.
     
    Cuando este interior dual  que nos constituye está resuelto plasma exteriormente la unidad
     
    Si lo que vengo diciendo se comprende mejor  refiriéndome al Yin y Yang complementario en la dualidad de todo lo existente  en el universo, bien venido sea exponerlo así

  • Carmen (almendralejo)

    Riurik, los temas de mujer son cosas de mujeres, y que departe en privado de espalda a nosotras, cuando no nos desprecian porque estamos neuróticas ¡Cosas de la regla!
    Esta es otra de las cuestiones por la cuales hemos sido apartadas de todo lo público, la hemorroisa, las que tenían la regla y se tenían que apartar en sus cabañas durante ese periodo de tiempo, porque no podían tocar nada se convertían impuras aquellas cosas tocadas por una mujer sangrando.
    Pero si el guerrero venía de la guerra con un corte y sangrando él se podía perfectamente acercar al lugar sagrado, y a lo suyos para ser bendecido por el dios viril que le ofrecia sus bendiciones con la manos del sacerdote más macho aún que el guerrero.
    Las mujeres parturientas tenian un riutal de pureza… unos días preceptivos aunque al final fuesen cincuenta, treinta o diez… Ir a ofrecer un pichón, o cordero según la cartera de la clienta era agradable a ese dios, que nos siguen vendiendo como el dios justo y bueno, el padre de todo los hombres.
    Por el cual yo tengo que aceptar que dentro de ese padre tambien hay oculta una madre, y dentro de ese hombre hay una mujer… En fin que vamo hacer, deberemos tener paciencia con esto pobres hombres que se perdieron lo mejor de la humanidad saber que caminaban junto a un Mujer en total igualdad.
    No te preocupes de que no entren en nuestros temas, y sobre todo tú haz lo mismo con lo suyos, es pura matemáticas y lógica que dios no va a estar pendiente si hacemos bien o mal, pero nuestra madre Diosa seguro que nos da palmadas de acierto.
    A ver cuando se ven tan solo(iglesias) que tienen la capacidad de darse cuenta que viven en un mundo el suyo en el cual son unos simple mediocres.

  • pepe blanco

    Hola Irina,
     
    Aunque entiendo la actitud que acaba de exponer Honorio, me produce una gran alegría leer un comentario como el tuyo aquí en Atrio que, con frecuencia, más que (menos que) un lugar de encuentro entre lo sagrado y lo profano, parece un lugar de desencuentro entre lo preconciliar católico y lo postconciliar católico.
     
    Me gustaría que te animaras a intervenir con más frecuencia, para paliar la soledad en la que vivimos algunos, aunque sé, por experiencia, que no es nada fácil. Ánimo.
     
     

  • Carmen (almendralejo)

    Si perdemos el gusta a caminar, sentiremos el haber podido permanecer de pie, mirar al frente y ver el sol y la luna rodeándoles el mar de estrellas.
    Querida Irina ¿cómo en los tiempos que corren se puede hablar de política, cuando los políticos que tenemos lo que más hacen en su mayoría es no hacer nada por el pueblo y por quienes le votaron?
    ¿Por qué estamos todo el día hablando de crisis cuando la crisis es una falacia de los ricos?
    Creo que en primer lugar para saber dónde estamos debemos primero saber del lugar del cual partimos.
    Y segundo creo por lo que tú dices  y como lo argumentas que tendrá todo conseguido, que serás una mujer con todos tus derechos y donde no se te cuestiona nada por ser mujer ¿No?
    Pues yo te pregunto ¿En qué planetas vives, hija?
    Pues te digo que yo vivo y tengo los derechos que me estoy construyendo personalmente y a costa de muchos palos y descréditos, de muchas broncas y de decir a la cara muchas verdades de mujeres y hombre que viven de hostia pero con los derechos de otras. Pero que creen y comulgan a diario sin que les importe un comino que sus comuniones son exorcismos puro y duro.
    Creo que cuando tu busca entrar en un portal como es Atrio será porque has escuchado algo de él, te han comentado algo, o porque estás tan segura de tu vida que no te cuestiona nada, ni siquiera el por qué tu vives tan bien, y a costa de quien vives así Irina.
    De todas formas, creerás en la libertad de cada persona y en cómo cada una de ellas vivimos y queremos vivir ¿No? ¡Pues eso! En mi pueblo dicen jarre burro cuando el burro se para donde no debe, pero si crees que nos puede aportar algo nuevo…
     ¡Adelante! Estás en tu casa querida

  • h.cadarso

    Les contaré que este domingo, en una parroquia de un b arrio chic de una gran ciudad, el celebrante, que había leído el hilo este de Atrio, comenzó su seermón diciendo, más o menos,  que “el evangelista no nos ha dicho el nombre de la suegra de Pedro, sin embargo tiene buen cuidado en decir los nombres de los varones que figuran esta historia…¿por qué será?”
    Este comentario suscitó entre los fieles, especialmente las mujeres, un gesto de sorpresa y sonrisa al mismo tiempo; indudablemente habían captado el mensaje…Solo un asistente a la misa puso una cara rara; era del Opus Dei…
    !Irina! nos puede gustar o no que la gente siga creyendo en estas cosas  de la religión. Pero esta gente se merece todos nuestros respetos; y por otra parte esa gente existe, no podemos borrarla del mapa, tenemos que contar con ellos para cambiar el mundo.
    Eso sí, podemos pasar olímpicamente de todas las religiones y de todos los creyentes , que son miles de millones, y encerrarnos en nuestra campaña neumática a vivir nuestra vida…Pero a algunos esa forma de vivir nos resulta muy aburrida, nos moriríamos si no estuviésemos dale que le darás martillando en el hierro frío, intentando abrir caminos para el diálogo…

  • Riurik

    Nada tengo que decir del artículo, al no ser un tema que me interese ni del que conozca el de la biblia.
     
    Pero si respecto del tema de la mujer.
     
    Nunca falta que ante una reivindicación feminista, venga la descalificación varonil.
     
    El hecho es que hasta el momento en que María Isabel hizo su comentario, ningún varón había entrado a comentar este artículo. Y no creo que fuera por falta de tiempo, porque entre el primer comentario y el de María Isabel habían pasado ya siete horas. Y al momento en que yo escribo han pasado al menos 48 horas.
     
    ¿Dónde están los varones que saturan los comentarios de otros artículos? María Isabel tuvo toda la razón en señalar ese dato. En este artículo, los varones se habían quedado mudos. Y de los otros dos que entraron después de su comentario, uno fue para reconocerlo y el otro para descalificar primero a María Isabel y después a la autora del artículo.
     
    Y no es que por ser mujer se tenga razón, ni que se promueva que no se debe cuestionar a alguien por ser mujer. Pero sí que me parece significativo el silencio al que refiere María Isabel de comentaristas varones, y que quien comente sea para descalificar que se cuestione tal silencio.
     
    Riurik

  • oscar varela

    Hola!

    1.- Gracias Antonio.
    No tanto por poner el Art. de Ivonne (ella estos años está de Profe en la Universidad, espero poder contactarla para charlar más a fondo de otras cosas; es una expertísima en Etymologías, habiendo trabajado acá en Bs. As. con el ex-cura casado -ya fallecido- Miguel Mascialino).
    Considero, como vos, que el Art. no es fácil, pero confío tambien en que hay en Atrio quienes ño puedan aprovechar.
    Si ese ha sido tu parecer: ¡ok!

    2.- Corresponde ahora que piense un poco sobre lo acá dicho por Emma.

    A mi parecer su Interpretación está en línea con lo que venimos viendo con Salvador Santos en torno a Marcos.

    También a mi parecer, esa línea se desvía seriamente a partir:

    * No del Sentido que le da al “servir”

    * Sino de los Asuntos a los que tiene en cuenta y se direcciona.

    En definitiva son los Asuntos o Quehaceres o Prágmatas los que muestran la intimidad del Sentido dado al “Servir”.

    La Señora Emma es psicoterapeuta y teóloga y
    * VA a los Asuntos en los que ESTÁ.

    ¿Por qué nos direcciona, entonces, a que:

    – “Entretanto yo os invito a hacer lo que hizo Jesús conmigo: acercarse a los lugares donde están los postrados de la vida, tomarles de la mano y ayudarles a levantarse Entonces todos juntos nos pondremos a servir, tejeremos el  manto de la solidaridad social y eclesial desde la cotidianidad y seremos así testigos creíbles en una sociedad cansada de palabras y necesitada de experiencias que se hagan verdad histórica.”-

    Esto, y más aún la frase:
    – “Gracias a muchas personas que se dejaron “tomar de la mano” por Jesús, “levantarse” y “servir”, el cristianismo primitivo se fue viviendo en pequeñas comunidades domésticas, reunidas en nuestras casas, donde muchas mujeres asumimos funciones eclesiales tanto como misioneras itinerantes como matronas de las iglesias domésticas donde presidíamos la oración y la fracción del pan.”-

    a mí me parecen que no están del todo en la línea de Marcos,
    y muestran la hilacha de un plano más inclinado hacia el Templo (Sagrado), que hacia la Calle (Profano).
    ………………
    Si mi sospecha tuviera algo de verosimilitud;
    esta linda Interpretación valdría sólo para las “espiritualidades”
    pero se atascaría ante la inmensísima mayoría de mujeres y varones
    que consideran tener bastante y suficiente con “lo que están haciendo”
    sin necesidad de justificar o plenificar sus vidas “saliendo” de ellas
    o “acercándose” a circunstancias ajenas y distintas a las de su persona concreta.

    ¿Será?

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Irina

    Yo estoy estupefacta, que en estos tiempos todavía se hable de estos temas, y que una mujer o un hombre hable de religión, evangelio, Jesús, Iglesia…………, pero en qué tiempo viven?, se les paró el reloj?, cómo se pueden debatir de semejantes cosas? y cómo alguien en su sano juicio quiere pertenecer a semejantes instituciones y creer semejentes mentiras?.
     

  • ana rodrigo

    Estimada Albastella, lo que dices, muy bonito, puede aplicarse a cualquier persona, y ese rol de transformar nuestro entorno, es lo que siempre se nos ha adjudicado a las mujeres, y, además es lo que siempre se le ha exigido a la mujer por ser mujer: que sea amor, delicadeza, servicial, encantadora, maternal, entregada, resignada, generosa, cuidadora, abnegada, etc. etc.
     
    Esa no es la lucha de la mujer por encontrar su sitio en la sociedad, en la familia y en la Iglesia. Las mujeres tenemos que luchar por hacernos visibles en la vida pública, en la cultura, en la ciencia, en la política y/o en la Iglesia para quien sea cristiana.
     
    Si hacemos de la mujer un merengue al que pueden acudir todas las moscas, se nos comerán sin que nosotras hayamos probado bocado.
     
    A partir de aquí que cada cual haga lo que crea conveniente con su vida, pero a mí que no me pongan muros y me cierren puertas, deseo que tampoco se le pongan a ninguna mujer, adjudicándole roles de mujeres, sino roles de personas. A los hombres también hay que sugerirles que se vive mejor viviendo las cualidades que se le exigen a las mujeres. Siempre en igualdad de derechos, deberes y virtudes.

  • Antonio Duato

    Oscar:

    Tengo programada la publicación de “Eurídice: La no-escuchada“ que me enviaste para mañana lunes. Prepárense todas y todos a leer algo bueno, pero no fácil. Me costó leerlo dos veces y consultar algo sobre los mitos griegos para regustar el texto.

  • No vale la pena ocuparse de “remendar” con trozos nuevos, lo viejo.
    Mujeres!  vivamos nuestra plenitud de Hijas de la Divinidad. Reflejemos esa Divinidad en nuestras vidas cxpresando alegría, libertad, justicia, paz, sosoridad…y todo lo que el Espíritu, la RUA no alienta.  Llenemos este mundo de AMOR. El tiempo pasa, y lo tenemos todo para hacer otro Mundo mejor, hagámoslo. No nos preocupemos por la Institución, preocupémonos, porque todas las personas que tenemos cerca ” tengan vida, y la tengan en abundancia” Jn. 10, 10. Amén

  • oscar varela

    Hola!

    Este Post pro-puesto por la Red. Atrio. lo he reproducido este Domingo en uno de mis Envíos al Grupo Latino-caribeño-americano del Movimiento de Familias de Curas Casados que suelo mandar (60 en 4 meses).

    Uno de los Participantes del Grupo me reflexiona:

    Oscar :

    Algunas reflexiones acerca del texto de Emma Martínez Ocaña. :

    1) En la  Alemania de antes, se solía definir el lugar de la mujer en la sociedad por la tripe K : KKK
    Kirche (iglesia)
    Küche (cocina)
    Kinder (niños)

    2) Jesús hace levantar a la mujer :
    La palabra “levantar” pudude tener varios significados.
    Algunos ejemplos :
    —Hacer salir de la cama.
    —Levantar el ánimo.
    Esto podría significar consolar a una persona afligida, abatida; no sería poca cosa, porque la depresión suele causar retraimiento, falta de producción o de creatividad.
    —Producir un “levantamiento”, es decir un cambio revolucionario, radical.
    …………….

  • oscar varela

    Hola!

    Antes de la aparición de este Post de Emma

    hube enviado a Redacción de Atrio. org y a Antonio
    un trabajito de Ivonne Bordelois, aparecido en su Librito
    LA PALABRA AMENAZADA” –  Edición: Libros del Zorzal – 2003.

    Se trata del Cap 2: “Eurídice: La no-escuchada“.
    No sé que hará Antonio con ese Escrito;
    pero yo no me animé a ponerlo en este Post de Emma,
    por considerarlo impropio del estilo de un Blogg.

    El Asunto merecería la pena -a mi entender-
    y quedo a la espera de lo que decida Antonio.

    Por otro lado, ofrezco enviarlo a quien me lo solicite a: olgoscar05@yahoo.com.ar

    ¡Voy todavía! – Oscar.

     

  • M.Luisa

    Hola Oscar!
     
    Es cierto que en tu comentario de ayer en el  que nos remites al del pasado día 3  en otro hilo,  señalas  de él solo el apartado NOTA APUNTE  a lo femenino, que es lo realmente  interesa  para comprender lo que nos dices sobre la complementariedad, algo  en lo que  estoy completamente de acuerdo.
     
    Pero  si he recurrido al Diccionario,  cosa que hago en contadas ocasiones, pues el ejercicio de comentar y expresar nos  lo hace prescindible, si  en cambio en esta ocasión lo hice       no  tanto para precisar  puntillosamente el concepto “arbitrario” sino para ver  la diferencia de  sentido que tomaba  introduciéndolo en una frase o en otra de las nuestras.  Y  si bien, por lo del tema de la complementariedad    no venía  al caso  sacarlo   a colación,   sí que era conveniente que lo precisase  teniendo en cuenta que  en   esta  parte de tu comentario que es  en la que querías que nos fijásemos, al final  de ella,  de alguna manera queda  dicho   término  en su contexto asociado.    Por ejemplo,  cuando al final dices
     
    “Y es desde ese arbitrario Quehacer humano a lo que el Proyecto-Jesús nos invita.”
     
    De ahí el párrafo que  trasladé     ayer en mi último comentarios el cual  por  leído y  releído  ya no repetiré.
     
    Gracias, Oscar, por tratar de encontrar en mis escritos, como dices, posibles avances  y convergencias mutuas, estoy  completamente segura de  ello. Sólo consiste, creo,  en seguir yendo!!

  • MariPilar Zugarramurdi

    Bravo Emma Martínez Ocaña! y Bravo Ana Rodrigo! y Carmen Almendralejo!  Sois tres dignas “indignadas”. Comulgo plenamente con vosotras.  Nos han echado tonedadas de tierra encima para dejarnos enterradas y ocultas, pero siempre ha habido mujeres como vosotras que habeis sacudido la tierra y os habeis levantado bien vivas del entierro. Si algo hemos construído quienes hemos sufrido ese desdén de los varones, es el abrirnos paso y hablar con pasión. No nos callemos más!
    También yo les leo mucho a esos teólogos que mencionas y los aprecio mucho. Creo que todos ellos están de acuerdo en vuestras apreciaciones, pero no es lo mismo que quienes lo han padecido en carne propia. Una vez, un SJ que estaba en el Terceronado, me dijo que por qué hablaba de ese tema con tanta pasión. Creo que no le contesté nada, porque  como Ana, estaba para encender una cerilla o fósforo de la adrenalina  que me subió. Por qué en lugar de argumentar, me dice semejante patochada? Seguro que no tenía otro argumento que  echarme esa “flor”, que la ganamos a fuerza de aguantar.
    JJ Tamayo habla muy a menudo de este tema y se ve que le sale del alma. Bravo también para tí JJ
    Pero es que mujeres y hombres debemos caer en la cuenta de que esta exclusión de la mujer, ha privado al mundo de un aporte valiosísimo: el de la mujer: la mitad de la humanidad!  No bajemos la guardia! Como ha dicho Hans Kung, no es hora de callar, sino de hablar!
    Hasta después de morir nosotras, seguirán en esta Venezuela querida y amada, donde llevo 52 años, juntando las manos para rezarle la Salve a “La Virgen” María y decirle que …” a tí llamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas”. Adán quedó con los santos de sotana  y otros muchos, sin reconocer a sus hijos e hijas y … sin responsabilidad  en nuestro destierro, ni en el gimiendo y llorando…los males de este mundo pareciera que son sólo responsabilidad de Eva y claro! de todas las mujeres. Nada que ver con Adán! Y no sólo los campesinos de mi zona, también se canta la Salve a voces, en momentos cumbres de ciertas liturgias de la Iglesia y de Religiosos…
    Cómo nos han adoctrinado hasta con las oraciones! Sigamos sacudiendo la tierra de siglos que han puesto sobre nuestros cuerpos y vida toda! La peor de las instituciones en este sentido es nuestra “SANTA, CATOLICA , APOSTOLICA,  y ROMANA Iglesia, de las cuales la única verdadera, es la de ser Romana, l
    Un abrazo                    MariPilar Zugarramurdi

  • oscar varela

    Hola M. Luisa!
     
    Pudiera estar pasando que no te entienda todo lo que debería.
    Leo y pienso tus escritos y trato de encontrar posibles avances.
     
    Pero acá no sé a qué viene precisar el concepto “arbitrario”,
    para lo cual recurres al Diccionario.
     
    En este Post sólo entresaqué mi cita de otro Comentario,
    del Post en que Juanjo se refería a la Mujer:
     
    1.- Para señalar que también hay varones que no han “en-mudecido”
    (puse mi ejemplo para dar la cara, nada más)
     
    2.- Para señalar que las expresiones de la señora María Isabel
    son un poco comprensibles si allí hubieran quedado.
     
    Pero –de inmediato- Antonio las consagra con un “nosotros (los varones)”:
    que también es comprensible en el juego de la charla.
     
    3.- Mi comentario fue “claramente” en el sentido de:
    ¡Ojito que sí, es así, pero no del todo así!
     
    Y ahí fue donde di la cara, tal vez pensando en tantísimos Cumpas
    que la dan también; y en este asunto de La Mujer, mucho más que yo,
    porque saben más que yo.
     
    4.- Aprovecho a reiterar una frase y a continuación su porqué:
     
    La frase es:
    -“La diferencia de los “Géneros” se sostiene en la praxis igualitaria de complementariedad.”-
     
    La frase “comprensible” –en términos de tertulia- de María Isabel
    se daba de traste con la de mi convicción.
     
    ¿Por qué?
     
    Porque lo que se ve o se dice recibe el “sentido” de:
    “desde dónde” se ve o dice.
     
    Es el “Punto de vista” quien marca una “dirección”
    que arrastra todo “lo demás” a formar un Panorama,
    en el que quedamos “encantados”, cautivados, pudiendo dificultándonos la libre salida.
     
    Y la frase de María Isabel sólo vale si se la complementa con la cautela del otro “desde dónde”.
     
    Pero haciendo hincapié en que el “desde dónde” radical no es ninguno de esas dos “ramas”,
    sino la praxis igualitaria de complementariedad.
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • M.Luisa

    Bien, Oscar, con este  comentario,     me doy cuenta que  es que  no le damos el mismo sentido al vocablo “arbitrariedad”

    Diccionario de la Lengua Española

    Arbitrariedad.
    (De arbitrario).
    1.    f. Acto o proceder contrario a la justicia, la razón o las leyes, dictado solo por la voluntad o el capricho.
     
    De ahí que mi comentario fuera ese
    “Todo estriba, pienso, en ese  “fundamentamos” que subrayas de mi comentario pues  no hay nada  que pueda ser arbitrario y que repose en ese  carácter fundante de la realidad. Es lo que expreso diciendo que al humanizarla (la vida) la eximimos,  la excusamos de toda arbitrariedad que pueda contener, convirtiéndola en rigurosa, seria e importante. Es la diferencia entre vida humana y vida plenamente humana o vida en plenitud.”
     
    Un cordial saludo

  • oscar varela

    Hola!

    Tiempo al tiempo.
    ¿Adónde van tan apurados?

    El apuro y el ataque no son buenos síntomas de creatividad,

    Lo digo a la señora María Isabel y al señor Antonio Duato.

    Como hombre-varón que también soy quisiera recordarles a ambos
    que no hace tanto para que se olvide tan facilemente, señalé:
    oscar varela
    03-Febrero-2012 – 10:48 am
    NOTA APUNTE a lo Femenino:
    La “Teología profana” que intento no está reñida con lo de Juanjo;
    sino que le pudiera servir de fundamento crítico.
    Al llamarla “profana” (no confundir con “pagana”)
    le doy pie para considerarla en el ámbito de la complementariedad,
    que tiene ilustre abolengo en la teoría patrística de los dos Logos:
    * Logos PRO-FORIKÓS (Pro-phaino; expandido, abierto, transparente, mostrado… TIERRA de JARDÍN multíparo idónea a una esperanzada fecundidad)
    * Logos SPERMA-TIKÓS (fecundante, penetrante, meándrica … AGUA de LLUVIA que baja del cielo).
    La diferencia de los “Géneros” se sostiene en la praxis igualitaria de complementariedad.
    Y es desde ese arbitrario Quehacer humano a lo que el Proyecto-Jesús nos invita.
    …………….
    ¿Me dejarán en Atrio: ¡Ir todavía!? – Oscar.

  • Antonio Duato

    Tienes razón, María Isabel. Nos hemos quedado mudos…

    A mí lo que más me ha impresionado de este comentario hecho por Emma es el haber unido el relato de la mujer que gracias a Jesús se pone de pie y se pone servir con el relato en que Jesús, en el momento supremo, se pone a lavar los pies y reprocha al yerno de la mujer, el que dicen que fue el primer papa, que no entiende nada de nada.

    Creo que ahora se lo está diciendo al último papa de la serie pero, como está tan ocupado en perseguir como “gravísimo pecado” el ordenar mujeres como servidoras de la comunidad y en escribir libros sobre Jesús, no tiene tiempo de oírle. Pues así vamos…

  • María Isabel Parraguez D.

    IMPRESIONANTE, los varones por primera vez se quedaron mudos…….

  • Carmen (Almendralejo)

    Gracias Emma… En las reuniones de Mujeres y Teologia de la calle Barquillo, 40 de Madrid, hemos compartido muchas de las lecturas que después escuchabamos en las misas, las cuales eran leídas e interpretadas por varones…

    Distintas eran en todo, y porque lo que los grandes teólogos no saben ver la mujer lo ve ¿Por qué vemos o sabemos encontrar el grano de mostaza, la perla escondida?

    Es muy sencillo, porque lo vivimos en nuestras carnes. Esa es la suestión ellos cuando hablan en ciertas materias es porque lo han escuchados de sus Mujeres, sí de las que están en sus círculos, después sonarán que son ideas de ellos ¡Pobres ilusos!

    Emma pertenece al grupo de Mujeres y Teologia, donde hay un elenco de Teólogas impresionantes, bien cualificadas y sobre todo creyentes de una teologia femenina oculta en la Palabra y Hechos de Jesús en su vida pública.

    Y no solo ellas las titualdas están cualificadas las mujeres que siguen y marchan van tejiendo redes, y cada una ven una luz distinta a la palabra.

    Y esto es lo que vengo diciendo desde años un tiempo en Atrio, que los varones están obsoletos porque se repiten como el ajo, pero claro lo dice una mujer, yo, sin doctorados, apenas sin estudios y para colmo aislada en esta tierra donde poco se nos ofrece…
    Y muy surbersiva…

  • Olga Larrazabal S

    Excluir a la mitad de la humanidad de la expresión sobre la realidad, ha empobrecido todo el sistema, ya que el sistema se va alimentando no solo de las acciones sino también de la visión que tenemos sobres las acciones, y la visión femenina recién está empezando a ser reconocida  La visión femenina enriquece a Jesús y su mensaje. ¿ Porque de que valía que Jesús hubiera sido compasivo con las mujeres si nadie lo veía como una realidad del Evangelio?  Y así la visión autorreferente y empobrecedora seguía perpetuándose en el ámbito masculino, hasta mostrar, como decía Castillo, una visión “esperpéntica”  y opresora de la religión, que me imagino que ha sido la causa de muchas deserciones.  Y cuando una mujer abandona la religión, la abandona toda la familia. Y nada de echarle la culpa al “relativismo moral” ni la “ausencia de Dios”, es la cerrazón mental de creerse en línea directa con Dios, cuando se está en línea directa con el ego.

  • mª pilar garcía

    También me dejé tomar de la mano por Jesús, me levantó, y se pasó la fiebre.
     

    Poco a poco he vivido, intentado seguir “yendo todavía”:
     

    “Aliviando desde el “servicio” el peso de tantas cargas inútiles y esclavitudes totalmente fabricadas por interés…”

    ¡Gracias por esta mirada! que hace años ya, tuve la suerte de escuchar, conocer; liberándome de tantas fiebres…

    mª pilar

  • M.Luisa

    Yo te comprendo Ana,  el impacto que te ha provocado este escrito   después que últimamente, de nuevo, hemos escuchado experiencias que se vienen repitiendo cada vez que  nuevas personas nos visitan  algo que por otra parte considero  muy positivo y enriquecedor  pero lo que sucede entonces  es que  volvemos cada uno a contar nuestras propias experiencias sin tener en cuenta que por muy variadas que sean  el objeto de la experiencia es el mismo.
     
    Vivir la experiencia que nos cuenta la autora del artículo  no es como vivir una experiencia propiamente  nuestra  sino experimentarnos  en  plenitud,   como dice Emma  pasar de la postración  a levantarse. Y esta experiencia  no es posible  sin voluntad de querer.

  • ana rodrigo

    He leído la exégesis-comentario del evangelio de mañana-hoy de Pagola, Castillo, Koinonía, Juan Mateos, todos ellos teólogos muy admirados por mí y todos varones, y ninguno de ellos ha sabido ni ha visto el simbolismo que esta teóloga ha visto en la suegra de Pedro como gesto de liberación de la mujer. Ha tenido que ser una mujer la que dé en la clave, la que, con ojos de mujer, haya visto a Jesús dándole la mano a la “suegra de”.

    Eso es lo que tiene la exclusión de la mujer en ámbitos de teología oficial, que, como todas las escrituras ha sido cosa de hombres, desde los hombres y para las mujeres. Nos han robado la palabra, nos han olvidado como personas creyentes, nos han marginado a “la cama” y “con fiebre”, inútiles para las cosas del saber, han hablado por nosotras….Uf!!!!, ahora mismo me está entrando fiebre en el alma, pero fiebre de rabia y de impotencia de que aún haya gente que no lo comprende.

    Eso es lo que tienen los símbolos a diferencia de la historia.Hay gente que echa en falta el que los evangelios hubieran sido narraciones estrictamente históricas, o que hubiese sido el mismo Jesús el que los hubiese redactado. Desde mi punto de vista, hubiese sido una catástrofe para la posteridad, puesto que nos hubiesen sometido a la literalidad del texto, es decir al fundamentalismo, al igual que ocurre ahora cuando se le ha puesto a Dios como autor. Nos hubiese impedido, asimismo, seguir con la tradición de interpretar, al igual que lo hicieron los escritores de los evangelios, o nos hubiera privado de la riqueza de los símbolos.
     
    En una ocasión trabajamos en el aula con el alumnado el análisis de las imágenes de mujeres que aparecían en los libros que tenían a su alcance, especialmente en los libros de historia. El resultado fue que casi todas eran: la mujer de, la esposa de, la hija de o la mujer florero en un salón de ilustrados.
     
    En otro ocasión estudiamos las mujeres humanistas, y comprobamos que en el Renacimiento, las mujeres que querían dedicarse al estudio o a la cultura o bien necesitaban la autorización del padre, o bien debían quedarse solteras y ocultas-ocultadas, o tenían que irse a un convento.
     
    Pues en ese estadio está la Iglesia en su doctrina sobre la mujer. La mujer no tiene ni voz no voto en las decisiones de la Iglesia. Las mujeres no pedimos ni privilegios ni favores, las mujeres pedimos nuestro derecho, el que ya tenemos, a ejercer como personas iguales al resto de su especie, es decir, los hombres. Pienso que hay personas que aún no llegan a comprender algo tan elemental. ¿Cómo puede ser? ¿Porque tienen que obedecer a la ¿Iglesia? o a los hombres de la Iglesia?

    Creo que si ponen una cerilla cerca de mí en este momento, prende sola.

Deja un comentario