Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

febrero 2012
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829  
7198 Artículos. - 109714 Comentarios.

Desarrollo sostenible: crítica al modelo estándar

Los documentos oficiales de la ONU así como el borrador actual de Río +20 dedican gran espacio al modelo de desarrollo sostenible: debe ser económicamente viable, socialmente justo y ambientalmente correcto. Es la famosa tripleta llamada Triple Botton Line (la línea de los tres pilares), creada en 1990 por el británico John Elkington, fundador de la ONG SustainAbility. Pero este modelo no resiste una crítica seria.
Desarrollo económicamente viable: En el lenguaje político de los gobiernos de las empresas, desarrollo equivale al producto interior bruto (PIB). ¡Ay de la empresa y del país que no tengan índices positivos de crecimiento anual! Entran en crisis o en recesión con la consiguiente disminución del consumo y generación de desempleo: en el mundo de los negocios, éste consiste en ganar dinero, con la menor inversión posible, con la máxima rentabilidad posible, con la competencia más fuerte y en el menor tiempo posible.

Cuando hablamos aquí de desarrollo no hablamos de cualquier desarrollo sino del que existe realmente, que es el industrialista/capitalista/ consumista. Éste es antropocéntrico, contradictorio y equivocado. Me explico.

Es antropocéntrico porque está centrado solamente en el ser humano, como si no existiese la comunidad de vida (flora y fauna
y otros organismos vivos), que también necesitan de la biosfera e igualmente demandan sostenibilidad.

Es contradictorio, pues desarrollo y sostenibilidad obedecen a lógicas contrapuestas. El desarrollo realmente existente es lineal, creciente, explota la naturaleza y privilegia la acumulación privada. Es la economía política de corte capitalista. La categoría sostenibilidad, por el contrario, proviene de las ciencias de la vida y de la ecología, cuya lógica es circular e incluyente. Representa la tendencia de los ecosistemas al equilibrio dinámico, a la interdependencia y a la cooperación de todos con todos. Como se deduce, son lógicas antagónicas: una privilegia al individuo, la otra al colectivo; una promueve la competición, la otra la cooperación; una la evolución del más apto, la otra la evolución de todos interconectados.

Está equivocado, porque alega que la pobreza es la causa de la degradación ecológica. Por tanto, cuanto menos pobreza, más desarrollo sostenible habría y menos degradación, lo cual es una equivocación. Analizando, sin embargo, críticamente las causas reales de la pobreza y de la degradación de la naturaleza, se ve que resultan, no exclusiva, pero principalmente, del tipo de desarrollo practicado. Él es el que produce degradación, porque dilapida la naturaleza, paga bajos salarios y genera así pobreza.

Este desarrollo sostenible es una trampa del sistema imperante: asume los términos de la ecología (sostenibilidad) para vaciarlos. Asume el ideal de la economía (crecimiento) enmascarando la pobreza que el mismo produce.

Socialmente justo: si hay una cosa que el actual desarrollo industrial/capitalista no puede decir de sí mismo es que es socialmente justo. Si lo fuera, no habría 1, 4 miles de millones de hambrientos en el mundo y la mayoría de las naciones en la pobreza. Detengámonos solamente en el caso de Brasil. El Atlas Social de Brasil de 2010 (IPEA) refiere que 5000 familias controlan el 46% del PIB. El gobierno destina anualmente 125.000 millones de reales al sistema financiero para pagar con intereses los préstamos hechos y destina solamente 40.000 millones de reales a los programas sociales que benefician a las grandes mayorías pobres. Todo esto denuncia la falsedad de la retórica de un desarrollo socialmente justo, imposible dentro del actual paradigma económico.

Ambientalmente correcto: el actual tipo de desarrollo se hace llevando a cabo una guerra imparable contra Gaia, arrancando de ella todo lo que le es útil y objeto de lucro, especialmente para aquellas minorías que controlan el proceso. Según el índice Planeta vivo de la ONU (2010) en menos de 40 años la biodiversidad global sufrió una caída del 30%. Solamente desde 1998 hasta ahora ha habido un salto del 35% en las emisiones de gases de efecto invernadero. En vez de hablar de los límites del crecimiento, mejor haríamos en hablar de los límites de agresión a la Tierra.

En conclusión, el modelo patrón de desarrollo que se quiere sostenible es retórico. En él se verifican avances en la producción de bajo carbono, en la utilización de energías alternativas, en el reforzamiento de regiones degradadas y en la creación de mejores eliminaciones de residuos. Pero fijémonos bien: todo esto se hace siempre que no se perjudiquen los lucros ni se debilite la competición. La utilización de la expresión «desarrollo sostenible» tiene un significado político importante: el cambio necesario de paradigma económico, si es que queremos una sostenibilidad real. Dentro del actual, la sostenibilidad es o localizada o inexistente.

15 comentarios

  • oscar varela

    Hola Mª Luisa!

    Me preguntás:

    -“¿convienes conmigo, en mi intento de comprender a Boof?”-

    Estimo que sí.
    Vos misma juzgarás si mis comentarios van en la misma ditección que los tuyos.
    Estimo que sí.
    ·····················
    Estimo, además, que estás sufriendo en demasía estas cosas.

    Algo ya te hube dicho; y quisiera estar equivocado,
    pero no sé cómo alertarte para que no te enfermes del alma:

    * un Curso no es lo mismo que un Taller;

    * un Aula no es lo mismo que una Charla de Café;

    * una Cátedra no es lo mismo que un Periódico;

    * una Monografía no es lo mismo que un Blogg;

    Etc., etc.
    ··················
    ¡Vamos, amiga, todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola pepe blanco!
     
    Te leo:
     
    – “Lo que tú lees como una extensión del derecho, a mí me parece
    -considerando en su conjunto el proceso histórico de creación de nuevas personalidades-
    una progresiva extensión de la mitología…”
     
    Yo no le cambiaría nada. Concuerdo.
    ·····················
    En lo que me parece que no concordamos es en la estimativa del Mito.
     
    Cuándo ves que los ojos de esa niña –o de la gatita- te miran ¿qué ves?
    ¿ves unos ojos o ves que “alguien” te está mirando?
     
    Y tratas de interpretar, comprender, adivinar
    qué te está diciendo quien te mira con esa mirada.
     
    ¡Si con esa mirada, tal vez un poco triste!
     
    Pero ahora ¿por qué la cambió; y  notas que los mismos ojos
    (¿los mismos? – ¡tal vez para el oculista, pero no para ti!)
    ahora te miran de otra manera?
     
    Habrás hecho algo ¿Qué habrás hecho?
     
    Si te diste cuenta del Cambio de su mirada
    es porque le has prestado atención,
    y la atención, que se hubo “fijado” en ella (gatita o nena o …)
    le con-movió el sentimiento, que está expresado en sus mirar distinto.
    ···············
    Por supus que un “Narrador” (novelista, poeta) lo diría mejor. Es su Oficio.
     
    Son Obras de imaginación. Y es tan verdadero ese Relato como las Leyes de Óptica.
     
    Sólo que las Ciencias tienen la exigente cualidad de la “exactitud”.
     
    Pero el criterio de verdad no tiene porqué quedar acaparado y prisionero de la “exactitud”.
     
    No hay miradas “exactas”.
     
    Las miradas “dicen”; “narran”, “cuentan”,
    y buscan las adecuadas palabras: propias o prestadas desde antiguo.
     
    Tal vez no hayamos caído en la cuenta, pero anhelamos ser el personaje que late en nuestra intimidad y que nos con-voca a su realización. Nos basta sabernos personajes honestos en el Argumento acertado.
     
    Somos polvo de estrellas imaginarias y fermentación de algún Cuento o Mito.
    ·················
    Dicho lo dicho, concuerdo con vos en que llamar Madre Tierra
    a “lo que” se ha comportado como la Geo-Biología testimonia
    es no hacerse cargo de la crueldad que la “Naturaleza” com-porta.
     
    Es no haber salido de la manía de “sustantivar” (hipostasear) mitologizando.
    ·················
    Otra cosa que hay que tener en cuenta en el caso Boff
    es que todo político o líder de raza no se rige por “Ideales” –como los intelectuales-,
    sino por “Arquetipos”.
     
    No debiéramos confundir lo uno con lo otro.
     
    * Los Ideales son las cosas según estimamos que debieran ser.
    * Los Arquetipos son las cosas según su ineluctable realidad.
     
    Y los Cambios sociales se dan en la Cultura popular fundados en un Proyecto entusiasmante y narrativo.
     
    El que invente el mejor Cuento, ése gana, y le siguen.
     
    Hasta que nos canse el mismo y agotado Cuento (Mito)
    Y clamemos por otro que nos entusiasme.
     
    Es lo que hoy, tal vez, nos esté pasando.
     
    Necesitamos “otro Cuento” que tenga en cuenta el “personaje” que anhelan nuestros pechos.
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • M.Luisa

    Querido Oscar, teniéndote como te tengo tanta admiración  y respeto  por tu persona como también por  la cantidad  de cosas que he aprendido  de ti, no  sabes cuánto te agradecería que me  respondieras  a la   pregunta que te hice   el  07-Febrero-2012 – 13:46 pm
     
    Intuyo que la respuesta es positiva.
     
    Acabo de leer la carta de Clelia y el artículo del Post. La Pachamama y el humano.   Mi línea siempre ha ido en esa dirección.
     
    Sólo un breve comentario pues estaba en la cocina.
     
    Cuando  Boff en sus artículos se refiere tanto al “cuidado” de las cosas  este cuidar las cosas muchas veces queda fuera del  simple vivir humano.  Es  menester incorporar en ella  el sentido de responsabilidad cuyo carácter le compete a la persona, ciertamente, pero considerada ésta desde su realidad misma.
     
    Mi arritmia, estos días, se ha acelerado, dime algo por favor!

  • oscar varela

    Hola!
     
    (Pepe Blanco, permitime poner algo en este Post
    antes de dedicarme a charlar un rato contigo,
    que lo haré con gusto, por la paciencia que estás teniendo
    en seguir atendiendo mis razones)
    ·············
    Copio –con autorización- los Mails de Clelia Luro viuda de Podestá y Leonardo Boff.
    ·············
    Querido Leonardo,

    Esperemos que los curas se movilicen. No hay que perder la Esperanza!

    Un abrazo, Clelia
     
    [Clelia le envía a Leonardo la Carta Circular al Movimiento de Familias de Curas Casados]

    Queridos todos,
     
    En la reunión de la  Federación Latinoamericana en casa junto a todos manifesté la necesidad  de comenzar una lucha para que en el Sínodo de octubre 2012, la  iglesia  a la que amamos, de un vuelco.
     
    No debemos perder la Esperanza, porque  sin Esperanza no hay Profecía y el Movimiento como siempre  lo dijo jerónimo debe ser Profético; denunciamos lo que está mal y con paciencia anunciamos lo que debe venir.
     
    Me refiero al pedido que les hice en la reunión , porque creo que es necesario y urgente ; acercarnos cada uno de nosotros a los obispos que puedan escucharnos  y averiguar que obispo del lugar  asistirá a Roma.
     
    Debemos  tomar contacto con ellos ayudarlos a pensar, a no temer y a  sentir y cumplir con la Corresponsabilidad y la Colegialidad que se sancionó en el Vaticano II. Tienen una responsabilidad muy grande que puede ayudar a dar un vuelco a la iglesia y que no se convierta en un sínodo del Opus Dei.
     
    Nuestro silencio y nuestra no lucha en el campo, es de una gran responsabilidad, si ellos no ven, ayudarlos a ver y no temer, ayudarlos a ser fieles al Mensaje. Irán 200 y es necesario que hablen. Si ellos son  200  nosotros somos diseminados pacientemente por el mundo, miles. Y nuestra lucha debe comenzar urgente, aún queda  tiempo.

    Leamos la oración del Cardenal Suennens “Yo creo en la Esperanza” y la carta del Hanz Kung a los obispos.
    Somos muchos y el espíritu estará con nosotros, que esto nos de la fuerza suficiente para luchar y sentirnos responsables.

     Esta carta también es para la Federación Internacional a quienes ver de llegar.
     
    Dios quiera que mis palabras sean escuchadas y emprendamos nuestra lucha. Falta poco pero hay  tiempo un abrazo
                                                                               
    CLELIA
    ·······················
    [Respuesta de Leonardo Boff]
     
    Querida Clelia

    Tú tienes toda la razón. Los que amamos a la Iglesia tenemos que presionar a los obispos que van a participar del Sínodo para que se puedan dar algunos pasos en dirección de una Iglesia profética que denuncie la degradación que nuestro consumismo y productivismo hace con la Madre Tierra.
     
    Si la Iglesia no asume en su rol evangelizador la cuestión de la vida y de la protección de la Casa Común está totalmente despistada.
     
    El problema que la gran mayoría de los obispos -y mucho más los de Roma- no tienen ninguna idea sobre toda esta problemática.
     
    Lo esencial no es la Iglesia sino la humanidad y el sistema de la vida amenazada por nosotros.
     
    La Iglesia puede ser una gran fuerza movilizadora.

    Yo ya hablé con uno de los obispos que va a participar y él va a plantear cuestiones como ésta.

    Tu eres una profetiza incansable. Es tu misión en este mundo, gritar, denunciar, despertar conciencias.
     
    Continúa en esto por que veo que Jerónimo seguramente estaría en esta línea y junto contigo.

    Con mi cariño y de Marcia.

    Leonardo Boff
    ·······················

  • Riurik

    Si lo dice por mi comentario Jose Blanco, sólo muestra usted prejuicio
     
    Prejuicio porque supone, sin elementos de juicio, que me ha confundido lo que escribe Boff, a quien no leo.
    Prejuicio porque supone, sin elementos de juicio, que yo considero que el planeta es igualito a los seres humanos, lo cual no pienso que sea así, ni individual ni colectivamente.
    Prejuicio porque descalifica, sin haberlo leído, el libro que se comenta. Y digo que sin haberlo leido, porque si lo hubiera usted leido sabría que tal libro no dice que el planeta sea igualito a los seres humanos, ni individual ni colectivamente.
    El libro muestra que ha existido una continua evolución del concepto de derechos; y que en cada paso de dicha evoución, tal expansión se consideró absurda y negativa, pero actualmente se considera no sólo normal sino lo absurdo sería negarlo. Así, dando cuenta de un hecho -sea que nos guste o nos disguste- que es la incorporación de derechos de la naturaleza en dos constituciones políticas, lo que pide es tener una mente abierta y no prejuiciosa para hacerse la pregunta “y si pasara lo mismo en el futuro con esta innovación?”
    Sólo una pregunta. Una mentalidad no prejuiciosa quizá intentaría leer el libro antes de descalificarlo, y mucho menos descalificarlo por lo que escribe un autor diferente como Boff.  Pero hasta eso parece esperar demasiado de ciertas personas.
    Vale, os dejo con vuestros prejuicios señor Blanco.
     
     

  • pepe blanco

    Otro ejemplo más de la confusión que puede generar las cosas que con frecuencia escribe Boff:
     
    Parece que alguno/a piensa que un planeta es algo así como un hombre, como una mujer, o como…, un esclavo africano, un indígena, un asalariado, un campesino, un trabajador, etc., considerados individual o colectivamente. Igualito. No sé cómo no nos hemos podido dar cuenta antes…

  • Riurik

    Otra manera de contar la historia
    Originalmente los derechos eran para los nobles, varones, de la propia polis.
    Cuando se crea la declaración de los derechos del hombre y del ciudadano, los derechos eran de los varones caucásicos y propietarios.
    Cuando alguien se atrevió a insinuar que los indígenas tenían derechos, no faltó quien dijera: malo, malísimo.
    Cuando alguien se atrevió a insinuar que los esclavos africanos tenían derechos, no faltó quien dijera: malo, malísimo
    Cuando alguien se atrevió a decir que los asalariados tenían derechos, no faltó quien dijera: malo, malísimo.
    Cuando alguien se atrevió a decir que los campesinos sin propiedad de la tierra que trabajaban tenían derechos, no faltó quien dijera: malo, malísimo
    Cuando alguien se atrevió a decir que las minorías raciales o religiosas tenían derechos, claro, eso era malo, malísimo
    Cuando alguien se atrevió a decir que las mujeres tenían derechos, peor aún, más que malo, más que malísimo.
    Cuando de los derechos individualistas del liberalismo decimonónico alguien empezó a hablar de los derechos de los pueblos, como la autodeterminación y el ser libres de colonialismo, claro que éso tenían  que ser malo, malísimo.
     
    Para quienes no hayan leído el libro del Dr Zaffaroni, justo este es su contenido; una historia del desarrollo de la noción de derechos.
    Si hablamos de intereses, ¿qué intereses tienen quienes consideran malo, malísimo la expansión de derechos?

  • pepe blanco

    Hola Oscar,
     
    Mi historia, por lo que hace al tema que nos ocupa, la puedo contar así, más o menos:
     
    En el principio fuimos las personas humanas. Tal vez porque muchos vieron que éramos malas, algunos inventaron las personas divinas. Y creyeron ver que eran buenas. No contentos con tanta personalidad, al tercer día (antes de ayer) otros crearon las personas jurídicas, y dijeron que eran buenísimas.
     
    En este cuarto día, no son pocos los que trabajan en el empeño de crear unas nuevas personas: las personas planetarias.
     
    Lo que tú lees como una extensión del derecho, a mí me parece -considerando en su conjunto el proceso histórico de creación de nuevas personalidades- una progresiva extensión de la mitología que, en cada caso, probablemente haya ocultado espúreos intereses de sus promotores.
     
    ¿Hay que recurrir a la trampa de otorgar al planeta Tierra personalidad jurídica para convencer a los seres humanos de que tienen que preservar el medio ambiente? Pues, qué quieres que te diga: malo. ¿Tenemos que inventar una Gaia para convencer a los seres humanos de que sean ecológicos, igual que algunos ven la necesidad de crear a Dios solamente para convencer a los seres humanos para que se porten bien? ¿Es tan difícil ver el paralelismo entre ambos procesos?

  • oscar varela

    Hola pepe blanco!

    ¿Qué te pasa?

    ¿Qué es lo que no veo ni quiero ver?

    Tal vez yo haya escuchado mal eso de “persona”
    y sea un estúpido agregado mío

    pero lo que sí me es más que verosimil
    atribuirle “derechos” a la Tierra,
    cosa que a mi no me cuadraba, pero … quedo abierto

    Pudiera ocurrir que en la Ciencia del Derecho
    se dé esa posibilidad.

    ¿Pensaste un poquito si tu gatita tiene “derechos”?
    ¿No será que en determinadas circunstancias “aparecen”,
    y que para tu vecino no los tenga?

    Yo no doy por “cierto-seguro” que Zaffaroni acierte;
    pero el tipo no es un “bullanguero” cientifizoide;
    es serio y reconocido.

    Eso me vale para que -si tiene razones que me convenzan-
    las considere y abra mi horizonte de comprensión.

    Nada más; y no es poco aceptar aprender ¿no te parece?

    Bueno. Contame tu historia.

    Abrazo y ¿Vamos todavía? – Oscar.

  • pepe blanco

    ¿Veis por qué es tan peligroso y tan dañino lo que dice Boff? No, no lo veis, no queréis verlo.

  • M.Luisa

    Así, Oscar ¿convienes conmigo, en mi intento de comprender a Boof?

  • oscar varela

    Hola!

    Ayer lunes, el Dr. Raúl Zaffaroni, Juez de la Corte Suprema de Justicia de Argentina
    (y conocido por la frecuentación que en su tiempo hubo tenido con Jerónimo Podesta-Clelia Luro; y que sigue vigente con Clelia)

    presentó su libro: LA PACHAMAMA Y LO HUMANO

    A través de entrevista periodística le escuché decir que:
    la Tierra tiene “derechos”; es sujeto de derecho.

    Zaffaroni es de prestigio internacional y no dice sino lo que piensa
    basándose en su concepción de la evolución del Derecho.

    Quiero reconocer que su perspectiva (ya pedí poder contactarlo)
    amplía considerablemente mi cosideración acerca del concepto de “persona” o “sujeto exclusivo de Derecho”.

    Lo que tenga esto de verosimil va en la línea de Boff.

    Agregó Zaffaroni que éste es uno de los APORTES
    que la conciencia Latinoamericana está haciendo al Mundo global.

    ¿Para re-volear las cabezas, no?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!

    Para los que no estamos “en el ajo” académico de estos Asuntos,
    los Artículos de Boff son imprescindibles. Porque son “confiables”.

    Y son “confiables” por dos razones conjuntas:
    1.- su Punto de Partida es “humano”; e.d. la Pre-Ocupación.
    2.- su “nivel” de Info -sin pretender una ¡imposible! totalidad- es actualizado.

    Los legos necesitamos de estos hombres sabios:
    * algunos (la mayoría) para el sano reposo, que da la holgura de atender otras ¡urgencias! de la vida contemporánea.
    * otros (como yo) para establecerlos como mojones críticos comparativos con otros.
    Nota brevísima: esta tarea tiene, entre otras, la finalidad de sustentar la actitud mayoritaria.
    ……………..
    De lo dicho, al hecho:
    El miércoles pasado asistí a la primera Conferencia de “LOS VERDES” en Argentina, abriendo la Agenda de 2012.

    El Asunto era: “Río + 20“.

    Luego de hacer un detallado Informe histórico de las anteriores,
    se llega a ésta con un “marco” de abandono y pesimismo casi total
    por parte de los Organismos oficiales mundiales (ONU, Gobiernos).

    Todo lo que pueda ocurrir, si algo serio ocurriese,
    queda en manos y mentes de las Organizaciones populares.
    ……………..
    Mi percepción del Porvenir de la “humana Tierra” es ¡PÉSIMA!

    Lo cual no quiere decir que haga “¡pésima!” mi vida;
    sino que la motiva a absorber esa adversa circunstancia.

    Tal Quehacer es lo que está al alcance de mi mente y manos;
    que -en última instancia- será esa “mi vida” quien me juzgará.

    Mi presencia junto a LOS VERDES tiene -para mí- el significado
    de estar codo a codo con ese “pequeño Grupo” (“pusillum grex” de Jesús).

    Al mismo tiempo -y por la Nota de arriba- cumplir la tarea animo-nunciatoria
    de “No tener miedo” (“nolite timere” de Jesús también).

    Por eso y de esa manera es que ¡sigo yendo todavía! – Oscar.

  • Gabriel Sánchez

    Bueno, a mi me parece que el planteo de Leonardo, no es bien comprendido por muchos…que no entienden verdaderamente en la situación en que estamos…Acabo de escribir una reflexión que hicimos para la red, sobre la situación de la pesca en el pacifico chileno, otrora lugar de enormes cardumen de vida…en toda su magnificencia y diversidad y ahora, privatizada la pesca…de todo lo que se pesca, el 95% le corresponde a las grandes empresas y el 5% a los pescadores artesanales que usando métodos de pesca depredadores y la sobreexpoltación han junto con el terrible uso de las grandes salmoneras… están haciendo escacear el recurso en de tal manera, que ya gran parte de la belleza y la biodiversidad se esta perdiendo…
    La explicación de Leonardo sobre la famosa parámetro de juicio de los proyectos de la triple tres pilares, es el que ha dado lugar a aprobar en latinoamérica proyectos terriblemente depredadores, haciéndonos creer que las grandes multinacionales se comprometen con el medio ambiente…Es una falsedad que parte de un filosofía profunda que separa al hombre su naturaleza, que rompe su comunidad con la creación y lo transforma en destructor y enemigo de los procesos de la vida…y cuando digo el hombre, estoy diciendo los hombres que tienen el poder…Estoy de acuerdo con Leonardo…debemos partir de una base…si no respetamos los ciclos de renovación de la creación, si no rompemos los equilibrios que sostienen la vida, nos estaremos suicidando…en un altar de tres pilares…Gabriel

  • sarrionandia

    El artículo expresa verdades de Pero Grullo pero  en lenguaje tan enrevesado y tecnicista que resulta tan absurdo como el mismísimo desarrollo sostenible.

Deja un comentario