INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6554 Artículos. - 101965 Comentarios.

Creer o razonar

Aunque parezca lo contrario, las razones vienen después de las creencias. El niño cree en la bondad de la madre mucho antes de pensarlo. La razón puede corroborar, dudar o desechar las creencias, pero no tiene otra posibilidad que reconocerlas primero y juzgarlas después. El inconveniente para razonar las creencias suele ser el poco desarrollo de la razón en quienes viven de impulso instintivo y fundado en la repetición de la costumbre.

      Cierto: hay creencias y creencias. Están las absorbidas en la familia y las extendidas a la política, tanto más arraigadas cuanto menos sometidas a crítica. Están las deportivas surgidas por emulación o por simple simpatía; están las estéticas, ya literarias, ya indumentarias, cuyo origen suele ser más oscuro o más complejo. Y están, por fin, las creencias religiosas de las que vamos a ocuparnos.

      La creencia en Dios y en su soberanía, tanto positiva como negativa, es algo mamado en casa y en el entorno doméstico que no se cuestiona hasta bastante tarde, cuando se encuentra con creencias u opiniones opuestas, cuando se descubren religiones diferentes y personas indiferentes a los valores religiosos. Primero cunde la sorpresa y luego en unos la curiosidad y en otros la rivalidad.

      El curioso se siente más libre de indagar y cuestionar tanto en las propias como las ajenas creencias, sopesando las razones con que se justifican o deslegitiman unas y otras. El conservador tiende a rivalizar con lo diferente: para él lo suyo es bueno y lo diferente es malo y cualquier razón que confirme su posición es buena y cualquier otra que lo cuestione es mala. Por supuesto que en cada persona se combinan diferentemente estas características dando lugar a la variedad de temperamentos y caracteres que de ahí se derivan.

      En cualquier debate religioso encontraremos caracteres que en mayor o menor medida defienden o cuestionan sus creencias. Los conservadores no suelen atender a razones porque les parecen desestabilizadoras y tratan de descalificar a quienes no «piensan» como ellos. Los que cuestionan buscan razones y según afirmen o debiliten sus creencias cambian o robustecen sus opiniones.

      Qué es mejor en materia religiosa, ¿permanecer igual o cambiar? Creemos que en la infancia es mejor permanecer en lo adquirido pero, en la medida que uno se va haciendo adulto, es mejor cuestionarse las creencias y cambiarlas si se llega a ver que eso es lo razonable o robustecer el tenor religioso y defenderlo cuando se tienen razones de peso para hacerlo. Ser conservador o cambiante por temperamento y por rutina no es bueno. La bondad está en tener buenas razones para seguir creyendo o para cambiar de parecer.

      Y no sólo en lo religioso sino en lo político y en lo deportivo.

131 comentarios

  • M. Luisa

    Qué tal Víctor, ya viste el otro día mi extrañeza por el hecho de que en tu comentario del pasado 15 del corriente involucraras  el conocimiento científico en el tema aquí  propuesto.

    La alternativa entre el creer o razonar, (el enunciado del tema) nos sitúa frente a una sucesión de actos personales encaminados hacia la búsqueda de la verdad dentro del proceso evolutivo del conocimiento humano. Y  este modo de conocimiento no guarda paralelismo alguno, a mi entender,  con el conocimiento científico.

    Por lo tanto habrá que establecer una  diferenciación  fundamental  entre  los actos de razón intelectiva del conocimiento humano y lo que ha venido a significar la razón  para el  llamado conocimiento científico.

    La razón no actúa por igual.  Mientras que en ciencia, como tú muy bien señalas,  la razón está facultada   para tratar conceptos,  en los actos intelectivos  no lo está de facultada,   a menos que dichos actos de razón  sean sentientes. Es decir en unidad intelectiva con el sentir (es el orto de los sentimientos)  Con lo cual esta observación nos abre a la crítica del  racionalismo y  al mismo tiempo nos sitúa en el  punto de partida inicial del tema que tratamos, donde aquel algo en el que se cree,  por lo dicho,  no deja de ser   un mero  producto  de la  conciencia que, al despertar  ésta    nos abre al  mismo proceso de razonar. Y en este proceso de razonamiento es cuando  la creencia  desaparece, es decir el contenido sensible es lo que desaparece , y lo real de ella se convierte en fe.
    Por lo demás no os de pereza  entrar en el pensamiento zubiriano, es lo último en filosofía.
    Un cordial saludo

  • Carmen (Almendralejo)

    ¿Preparad*s para creeer? Leccionados para seguir una series de arquetipos religiosos donde hay más de mágia potagia que de verdad ante las personas.
    ¿Quien puede decir que está preparado para creer?
    -El seminarista que por la gracia de un dio machista el permite estudiar en el seminario
    – El hijo-a de papá yupis
    – Aquellos que tienen una buena economia que no quiere perder porque le ha brotado el dienro como setas, ocultan los bin- ladem
    en paraisos fiscales.
    -Quienes tiene sudamericanas, rumanas hacindoles el trabajo por 300-400€ més o menos.
    -Quiens tiene hij*s, todo san*s, estudiosos,  con grades carreras y muy domesticados
    -Quienes trabajan dando la obsolución de los pecados que ellos han creados.
    ¿Quienes osan a decir que es Fe, donde empiza esta…? Si hay personas que aborrocen sentir Fe, y esta las persigue…

    Donde está la verdad, si han partido de asesinatos y calumnias, de omitir a más de la mitad de aquella otra verdad, que como la libertad acaba donde comienza la de la otra persona.

    Bueno Javier, ya somos dos o más…

  • Javier Renobales Scheifler

    Santiago, cuando te pregunto ¿no Juan? he querido escribir ¿no Santigo?. Es un evidente error, por no corregir (por estar atendiendo a varias cosas a la vez). No menciono expresamente a Lucas, pero evidente es lo mismo: el evangelista de lucas no es ningún apóstol ni persona que conocera personalmente a Jesús.

  • Javier Renobales Scheifler

    En cuanto al evangelista Juan, haces lo mismo que con Mateo, amigo Santiago: aseguras que era el apóstol que estuvo en la última cena, compañero de Jesús. Pero eso no es seguro, ni mucho menos.
     
    Me temo que estás obligado a seguir al Magisterio oficial de la ICAR, al que consideras infalible y asistido por Dios ¿no Juan? Me gustaría me contestaras a esta pregunta, clave en tus creencias, aunque no tengo muchas esperanzas de que lo hagas.
     
    Creo que los que dirigen la ICAR y su famoso Magisterio, deberían ser sinceros y admitir que hoy por hoy no hay seguridad en estas materias; deberían admitir la posibilidad de que los autores de los cuatro evangelios del NT hayan sido personas cuya identidad y nombre concretos desconocemos, no pudiéndose hablar por el momento más que de opiniones de los diferentes expertos y los diferentes críticos en la materia.
     
    Antonio Piñero, recuerdo que en algún lugar advierte al lector de que, en estas materias hoy por hoy, no se puede hablar con total seguridad. Entiendo que por eso él utiliza con frecuencia los términos ‘parece que’.
     
    Respecto del autor del evangelio de Juan (pág.  396) dice:
     “El Cuarto Evangelio no es el producto de un testigo visual, sino de alguien que utiliza material escrito anterior … La teología del Cuarto Evangelio es muy evolucionada; supone un conocimiento de la tradición sinóptica y sólo puede haberse compuesto en su conjunto en un estadio tardío dentro del desarrollo de la teología cristiana del siglo I.

    Para mantener en parte la tradición eclesiástica hay autores que defienden que el ‘discípulo amado’ -no precísamente Juan, hijo de Zebedeo, sino otro personaje secundario del cristianismo primitivo, desconocido por otra parte- pudo estar en el origen, tras lá línea de pensamiento que interpretó la vida, misión y figura de Jesús de esta manera tan peculiar.

    … No pudo ser un espectador directo de la vida de Jesús porque ofrece una imagen demasiado diversa a la de los Sinópticos, sobre tod de la de Marcos, que en opinión de muchos estudiosos es la quemás se acerca al Jesús histórico”.
     
    Saludos cordiales

  • Javier Renobales Scheifler

    Por otro lado, Santiago, no entiendo por qué me imputas ‘no estar preparado para creer’, en tu frase del inicio de tu último comentario que me diriges.
     
    Yo creo lo que quiero porque quiero. Y dejo de creer lo que me parece que no tengo motivos para seguir creyendo.
    Trato de aplicar lo que creo, y en eso consiste, en mi modesta opinión, lo que llamamos fe cristiana, que a mi modo de ver no necesita ni tiene ninguna intervención de Dios, ni más misterios.
     
    Cuando no estaba preparado para creer es cuando tenía pocos años; es jodido que entonces ‘se pusieran las botas’ los sacerdotes a meterme todo tipo de creencias, cuando yo no podía defenderme. Me hacían aprender de memoria que ‘Dios premia a los buenos y castiga a los malos’, y cosas así, y que la Virgen no tuvo relacione sexuales con ningúna persona humana, y Dios la fecundó por arte de magia para ser madre de Jesús, y que Jesús es Dios …, vamos, me metieron en la cabeza todo lo que quisieron.
     
    Y no parecen haber cambiado nada o casi desde entonces. Por ejemplo el Catecismo de Wojtyla utiliza más de 2.800 veces palabras derivadas de los términos obedecer u obediencia, y la palabra Dios ni las he contado. Se guían demasiado por intereses eclesiásticos de su ICAR.
     
    Hoy creo que  jerarcas y eclesiásticos católicos en general, no teniendo ni idea de si Dios premia o deja de premiar, constantemente se arrogan hablar de Dios y conocer lo que llaman ‘su santa voluntad’ como si tuvieran línea directa con Dios, que no la tienen, como es natural.

  • Javier Renobales Scheifler

    Santiago,
     
    Creo que el llamado Mateo, autor del segundo evangelio en el tiempo –el primero es el de Marcos-, no es uno de los doce apóstoles, sino un autor desconocido, o sea que no se sabe quién es.
     
    El evangelio llamado de Mateo, fue compuesto en griego (no es una traducción del arameo), utilizando como base el evangelio de Marcos y la fuente Q, ambos redactados ya en griego.
     
    Bueno, yo no tengo conocimientos en esta materia, que como es lógico requiere muchísima especialización; así que ahora mismo echo mano de un libro de Antonio Piñero, “Guía para entender el Nuevo Testamento” (Trotta 2006) pág. 352.
     
    “El que la tradición eclesiástica lo haya puesto bajo el nombre de un discípulo de Jesús es sólo un intento de dar autoridad a un Evangelio muy querido e importante por su riqueza doctrinal para el buen desarrollo de una Iglesia aún con pocos años”
     
    “Nos es posible tampoco que haya sido compuesto por uno de los Doce, pues éste tendría información de primera mano y no seguiría tan extensamente fuentes previas … y en griego. El autor de Mt es un escritor cristiano de segunda generación, puesto que utiliza textos escritos. Por lo tanto parece quedar excluido que sea una uno de los doce, el publicano Mateo/Leví, cuya vocación se narra en Mt 9,9.”

  • Santiago

    amigo Javier, se aprecia tu sinceridad…una cosa es no estar preparado para creer y otra es negar las fuentes historicas…Ningun otro libro de la antiguedad ofrece testimonios tan cercanos a los hechos y dichos de Cristo como el evangelio…Hay que estudiar las condiciones de la epoca para darse cuenta que esas fuentes constituyen lo mas proximo que hubo a Cristo, no podia haber algo mas cercano a EL….Mateo, el apostol y evangelista,  fue el publicano que se convirtio en discipulo deirecto de Cristo segun el mismo que lo llamo al ministerio- y recogio por escrito -(ya que era hombre de oficina por su trabajo)-los testimonios de todo lo que habia visto y escuchado en la vida publica del Maestro con el objeto de proclamar a Cristo como el Mesias….Juan completo los Sinopticos…aun viejo no podia olvidarse de que el fue el que estuvo mas cerca de Cristo en la ultima cena…como no habia de acordarse de Su vida, Su doctrina y la esencia de su mensaje?, y ASI lo definio como el amor….:Lucas discipulo de Pablo el que estuvo en contacto directo con los apostoles….y por ultimo -el primero en escribir- Marcos, a su vez recogio las ensenanzas de Pedro, a quien Cristo le cambio el nombre por Cefas….Por supuesto, que la predicacion fue oral….no podia ser de otra manera….pero no solo hubo palabras sino hechos publicos…como trato de explicar en el comentario de abajo a Pepe Sala….la historicidad y autenticidad de la vida de Cristo estan bien comprobada historicamente….esos testigos -muchos de ellos- vivieron hasta la terminacion del siglo I…y principios del II…se arriesga la vida por lo que creemos que es verdad….la fidelidad de los discipulos de Cristo a la fe fue probada muchas veces cuando la defendieron hasta con su propia vida….Por lo demas, seria igual o para nosotros…porque si tu y yo hubieramos estado presentes durante la vida de Cristo en Palestina probablemente hubieramos pensado de la misma manera….cada cual tiene el derecho de tomar el camino que considere mejor y el que es mas probablemente verdadero….aprecio tu interes y tus comentarios como siempre…un saludo de Santiago Hernandez  

  • Javier Renobales Scheifler

    Claro Santiago,
     
    Gracias por corregir mis imprecisiones, amigo (es que a veces voy demasiado deprisa).
    Me refiero a que yo no creo en la resurrección de Jesús por lo que digan Tomas ni sus compañeros, que según los evangelistas dijeron que habían visto a Jesús resucitado, después de muerto.

    Lo mismo que no me creo, nada de lo que creo, por lo que dicen el Papa, ni el Magisterio católico por mucho que se digan infalibles (pues yo de esos no me fío). Para mí la fe es en Jesús, no en la ICAR.
    Cualquiera es muy libre de creerse que la Biblia es palabra de Dios, como manda el magisterio de la ICAR, si no recuerdo mal. Yo no lo creo.

    Creo que los evangelistas no conocieron a Jesús, por lo que no eran testigos. Como bien dice Pepe Sala,  durante decenios sólo hubo boca a boca, transmisión oral. Luego, quienes escribieron epístolas, y quienes más tarde escribieron evangelios, tenían sus tendencias e intenciones al escribir.

    ¿Por qué no iban a hacer los evangelistas como han hecho los sacerdotes que me han dicho a mí que esos escritos son palabra de Dios?

    Jesús era laico, no era sacerdote y los que le acompañaban tampoco eran sacerdotes, sino laicos. Sacerdotes eran los que asesinaron a Jesús en connivencia con los militares invasores romanos, y lo asesinaron movidos por los intereses creados de los sacerdotes y de la Iglesia judía que tenían en sus manos esos sacerdotes.

    Los sacerdotes suelen tener mucho interés en defender su Iglesia, sobre todo cuando viven de ella.

    Saludos cordiales

  • Santiago

    Javier,  te agradezo la invitacion al “orujo” puesto que dices que tambien podemos ir los creyentes…sintiendolo mucho estoy lejos de alli y no me es posible asistir…pero yo se de tu buena intencion…En cuanto a lo que dices de Jesus celebro que te agrade creer en EL sin embargo, afortunadamente, a menos que hayas leido a Suetonio o seas gnostico o que tuvieras una revelacion especial como la tuvo Mahoma o el fundador de los Mormones, creo que el personaje de Jesus llego hasta ti a traves de los apostoles y sus sucesores, que predicaron sus hechos y dichos…Por lo demas, te deseo un buen fin de semana….saludos   de Santiago Hernandez 

  • Santiago

    RECORCHOLIS!!! Pepe Sala,  que por supuesto no hay certezas absolutas en esta vida…esas se reservan para la otra….la busqueda en esta significa ese camino que todos estamos andando como en un peregrinar hasta encontrarla..el camino es arduo, pero es real y existencial..no cabe duda de eso tampoco..de verdad que no me aburro..pues yo tambien estoy en este camino
    En cuanto, al  experimento que planteas sobre la deformacion de un hecho o de las palabras que lo narran cuando se transmiten de boca en boca, puede ser cierto cuando el tema permanece cerrado y limitado y sin pruebas…pero cuando los testigos coinciden en el mismo tema y son muchos la certeza humana es cada vez mayor..nadie duda de que lo mejor en derecho es la prueba de los testigos..nadie duda tampoco de que Truman ordeno la bomba atomica sobre Hiroshima y Nagasaki…fue algo publico….hubo testigos….nadie duda del Holocausto, excepto unos cuantos a los que les conviene suprimirlo por distintos motivos…Pero hubo multiples testigos y hechos que comprueban “humanamente” y “historicamente” que si existio esa monstruosidad en Europa durante la segunda guerra mundial
    El paso de Cristo por el mundo no fue una excepcion…hubo multiples testigos de sus hechos y dichos….Cristo nacio bajo Tiberio en un mundo cultural complejo…Palestina era trilingue entonces y era un cruce importante para la cultura de aquel tiempo..Las palabras y los hechos de Cristo no se redujeron a un experimento de un pequeno salon o juego de alcoba sino que causaron un revuelo publico en todo el pueblo…su figura desde el principio fue controversial…debido a lo que dijo e hizo…Los testigos tambien fueron publicos y narraron lo que vieron a la luz del dia, durante mucho tiempo…Y asi al ciego que recibio la vista de Cristo le preguntaron una y otra vez como era posible aquel fenomeno..el ciego no supo explicar como paso, pero el hecho estaba ahi…y cuando Cristo resucito a la hija de Jairo los judios se reian de EL antes del hecho…pero no despues, cuando Cristo hablando en arameo le mando “Thalita Kumi”, a levantarse y a que le dieran de comer…Marta previno a Jesus que la tumba de Lazaro hedia a muerto pues “ya era de 4 dias”, era un hecho publico facilmente comprobable por los presentes….Los “sermones” de Cristo eran publicos..probablemente el sermon de la montana se repitio muchas veces,, entre sus discipulos…en aquel tiempo los discipulos memorizaban las palabras del maestro…y asi se trasmitian sus ensenanzas….El mismo padre Diez-Alegria en su estudio exegetico del evangelio, comenta que el pensamiento de Cristo esta expresado con exactitud en las palabras escritas de los testigos mas proximos a Jesus, que fueron los apostoles…QUE razon tenian ellos para “inventar” hechos y palabras que le iban a crear problemas con el estricto estado religioso de Israel y que le conducirian al martirio finalmente, por no querer “ceder” y decir que todo fue una “deformacion”?…Cuando fui a la universidad -en aquel entonces no habia manera de grabar en clases- era costumbre tomar “apuntes” de todas las palabras del profesor…sabiamos que precisamente iba a preguntarnos sobre este tema…No podia haber ninguna deformacion de lo que ese senor ensenaba, pues nos iba la nota final…Los apostoles que vieron cosas extraordinarias, que estuvieron presentes todos en la ultima cena tuvieron buen cuidado de “grabar” perfectamente aquellas palabras en su cerebro, todos supieron que habian asistido a un evento unico en la historia….ni que se diga lo que presenciaron despues de la muerte de Cristo….hasta Pentecostes…Nada de eso pudo haber sido inventado…esta fuera del comportamiento ordinario del ser humano, como aquellas mentes primitivas…maxime cuando todos los apostoles nunca entendieron a Cristo completamente mientras vivia…ni Sus acciones, ni Su doctrina…solamente se atuvieron a lo que vieron….pero tuvieron que convencerse poco a poco de toda la realidad..por eso precisamente, porque los testigos vivieron largo tiempo despues de la muerte de Cristo, pudieron escribirse los hechos…no podian haber permitido que se escribieron supercherias que no existian..Esta cristologia de la iglesia primitiva estaba controlada por los CONTEMPORANEOS de Jesus..No se puede pintar idealizado el retrato de un personaje mientras viven los que conocieron sus facciones y lineas vivas, so pena de caer en controversia, en criticas y en las protestas mas vivas…No se pueden “inventar” CIRCUNSTANCIAS mientras viven los testigos, testigos que unanimamente se dejaban matar por el testimonio…Aun los enemigos de Cristo NO NIEGAN sus hechos sino que dicen que EL los realiza por medio de Belzebu, principe de las tinieblas…Tampoco pueden los enemigos contener el desarrollo arrollador de la verdad de Cristo despues de su muerte…no acab0 todo con ella…y asi el 5to hijo de Anas, llamado Anas II hizo matar a Santiago el Menor..fue depuesto por esta injusticia..pero no logro extinguir  la verdad del cristianismo, su extraordinaria supevivencia a pesar de la muerte de Jesus..Aun los herejes de los primeros siglos no niegan la veracidad de los hechos sino que tratan de explicarlo de la manera que ellos los entienden….NO se puede negar los hechos historicos narrados…se puede creer o no creer en Jesus como Mesias, hijo de Dios…pero su vida y sus hechos han llegado hasta nosotros de la misma manera que esencialmente ocurrieron…no se le puede pedir mas a la historia de los siglos….perdona la extension…te deseo lo mejor….un saludo cordial    de Santiago Hernandez

  • Javier Renobales Scheifler

    Pepe Sala,
     
    Creo que creer es precisamente tener fe en una persona humana, por ejemplo en Jesús. Jesús dice ‘el que cree en mí no morirá’. Y yo le creo a él.
     
    No necesito, para creer, sedicentes testigos que digan que le han ‘visto’ resucitado, y menos que digan, como Tomás, que han metido sus dedos en las llagas … y demás mitología teológica añadida.

    Porque entonces creería a los supuestos testigos que dicen haberle ‘visto’, y no a Jesús. A mí me basta con Jesús, yo no creo en los testigos.Jesús no los necesita, para que yo crea en Él. 
     
    Por eso no necesito tampoco para nada un Papa que se pretende infalible, pues yo creo a Jesús, hombre asesinado, que creo resucitó como todos, como creo resucitó mi padre, y el tuyo y resucitaremos tú y yo.
     
    Y si no resucitamos, Jesús se habría equivocado de nuevo. Pero su mensaje de amor nos habría salvado en esta vida, no ha hecho felices, en la medida en que cada uno lo somos, tanto como cuanto amamos.
     
    Sin ti no habrá orujo esta noche. Pero habrá pacharán con Honorio y algún otro atriero. Será una cena de seguidores de Atrio, creyentes y ateos. Es que yo sin ateos no concibo el paraíso, ni el terreno ni el celestial. Y por Atrio … a … Vamos adelante todavía, guerrilleru

  • Javier Renobales Scheifler

    Pepe Sala, mira el correo y dinos si vienes esta noche, habrá orujo en tu honor …

    Perdón por no meterme ahora en el tema, primero tengo que leer con calma

  • pepe sala

    Hombre, Santiago… éso de ” NO CABE DUDA” se lo dirás a todos, jejeje.
     
    Voy a ponerte una duda, o dos:
     
    Mientras las cosas sigan como están ( y ya van siglos de lo mismo) los Evangelistas no podían poner, o dejar de poner, intención de ningún tipo en sus escritos. Ellos simplemente eran una herramienta ( según las enseñanzas al respecto) que el Espiritu Santo-Dios utilizó. El hagiógrafo es considerado totalmente inocente de cualquier cargo, error u omisión, puesto que absolutamente TODA LA BIBLIA es ” palabra de Dios”.  Si alguna cosa hubiere que reclamar, hágase al culpable y no a la herramienta. Si yo dejo una fuga al soldar, la culpa es mía, no de mi soplete.
     
    Y como bien sabemos todos y todas, durante décadas  ( en caso del Nuevo Testamento) y durante milenios ( en caso del AT) las enseñanzas pasaron al Pueblo Judío por medio de la trasmisión ORAL.
     
    Bien, supongo que todos hemos jugado al divertido juego de mesa y sobremesa. ( sobre todo si la sobremesa se ha regado de buen orujo, tinto de rioja y se ha hecho después de la ” hora nona”)
     
    Se trata de decir una frase al oido de nuestro vecino-a. Este se la debe pasar a su vecino-a de mesa y así hasta que la frase regresa al primero que la dijo.
     
    Cuantos más jugadores-as haya, más divertido resulta, Cuando la frase regresa a su autor, NO SE PARECE ABSOLUTAMENTE EN NADA a la frase que inició el juego.
     
    Y si éso pasa en la inmediatez, imagínate lo que habrá pasado en milenios, décadas y millones de ” jugadores” interesados en que la frase acabe diciendo lo que a cada cual le interesa que se hable.
     
    ” Donde digo digo, digo Diego”, amigo Santiago. Espero haberte metido alguna duda  en beneficio de tu salud mental. Debe ser aburridísimo tener certezas absolutas. ¿ No le ves la cara de amargado que tiene Ratzinguer? ¿ Y la de Rouco Varela? ¿ Se puede ir por la vida con caretos tan amargados??¿?¿?
    Seguro que es por tener tantas certezas y el famoso don de la ” infabilidad”.
     
    Buenos días, pues.

  • Santiago

    NO CABE DUDA que la sobriedad de los evangelistas canonicos en sus descripciones es notable….Pero pensandolo bien esto es un argumento a favor de la veracidad…ya que lo “fabricado” y la “fabulado” generalmente es prolijamente descrito…En contraste con los evangelios no-canonicos, los relatos de los Sinopticos y de Juan no van tanto a resaltar lo fisico sino lo esencial del mensaje salvifico de Cristo..Al fin y al cabo, Cristo no mando a escribir nada sino a predicar una doctrina que nos revelaba mas completamente al Padre…Y asi escuetamente se describen algunas cualidades fisicas como la altura de Zaqueo, el sudor de sangre de Jesus en el huerto, la lagrimas de Pedro, y se relata simplemente que Maria estaba junto a la cruz…pero nada mas….Solamente se aprovecha lo que tiene relevancia para la fe, que es la proclamacion de Jesucristo como Mesias, el hijo del Padre, en el que se iban a cumplir las profecias ya que era EL al que iba a realizar la alianza “nueva y eterna”, siendo EL mismo el cordero de Dios…Esta era la intencion de los evangelistas…no anadian ni quitaban nada de lo que pudiera alterar el mensaje esencial…la base era ciertamente historica pero la direccion era para la doctrina “recibida”…esta esencia no podia alterarse…fue sellada para siempre durante los primeros siglos y los que siguieron con la sangre de los martires…es verdaderamente sorprendente el analisis interno de los evangelios,ya que en ellos no hay lugar para la improvisacion…y muchos mas extrano es que todavia puedan estar “vivos” y actuales en el siglo XXI, a pesar de todos los intentos que se han hecho, a traves de los siglos,  por suprimirlos….saludos   de Santiago Hernandez

  • ina

    Buenos días:
    Una reflexión:
    En los evangelios apenas aparecen descripciones físicas de Jesús. Si era alto o bajo, si era delgado o regordete, si tenía melena y barbas o iba con el pelo corto, si era risueño o serio… ¿es que los testigos directos no le contaron estas cosas a los evangelistas? ¿es que no es importante la descripción física de una persona para empezar a explicar cómo era?… Y si no lo es, ¿por qué están llenas nuestras iglesias de imágenes de Jesús?…
    O ¿es que los testigos no eran tan directos?

  • Santiago

    Magnificos todos vuestros comentarios…..Victor estoy de acuerdo en que hay subjetividad…por supuesto….estamos sujetos a nuestra manera de ver las cosas…pero precisamente por eso necesitamos que nuestra razon sea ayudada por la confianza en el testimonio de otros…ya que nosotros solo vemos parcialemente y limitadamente….es la aspiracion de la mente…el deseo del corazon….alcanzar esa verdad por la que luchamos diariamente….No se puede desechar la riqueza de nuestra subjetividad….ni la aproximacion que hacemos al buscar lo objetivo…Estas dos cosas pertenecen a nuestra realidad….
    En cuanto al testimonio de la tradicion, Lucas, discipulo de Pablo, empieza su evangelio con las siguientes reveladoras palabras: ” PUESTO que MUCHOS han emprendido el trabajo en coordinar la narracion de las cosas VERIFICADAS entre nosotros, segun que NOS LAS TRANSMITIERON los que desde EL PRINCIPIO fueron TESTIGOS OCULARES y despues MINISTROS de la palabra, HE RESUELTO YO TAMBIEN, despues de haberlas INVESTIGADO todas ESCRUPULOSAMENTE desde su ORIGEN, escribirtelas por su orden, excelentisimo Teofilo, para que RECONOZCAS la SOLIDEZ de las ensenanzas que recibiste” (Lucas I (1-4) las mayusculas son mias….Por lo tanto, Lucas, de medico se convierte en investigador e historiador…puesto que quiere empezar desde las fuentes, que son los relatos de los amigos mas intimos de Cristo, como fueron los apostoles
    Precisamente hoy la iglesia catolica en el rito romano celebra el martirio del 21 sucesor de Pedro, Cornelio, que dio dio testimonio -asi se llamaba en griego al martirio- de su fe, durante la persecucion de Decio, por no querer sacrificar a los dioses, particularmente al emperador, que se consideraba divino…No cabe duda que la carta de S. Pablo tambien revela el testimonio historico del Apostol de las Gentes que tuvo contacto directo con los apostoles..y dice que TRANSMITE lo que el recibio que Cristo resucito al tercer dia, que se aparecio a Cefas (Pedro) y tambien a los 12..Despues se aparecio a 500 hermanos al mismo tiempo, la mayoria de los cuales TODAVIA ESTAN VIVIENDO, aunque algunos ya han muerto (cuando escribia Lucas)…Y por ultimo se le aparecio a EL mismo..indigno porque el persiguio a la Iglesia de Dios..Pero por la gracia “soy quien soy”…y su gracia no ha sido en vano..ya que ella esta conmigo..Por lo tanto..asi lo predicamos..y asi vosotros creeis…..S. Pablo pues esta hablando de esa ayuda que necesitamos…esta hablando de la fe..que sin ella el seguramente hubiera seguido persiguiendo a los cristianos…La misma FE que predica Cristo a la mujer que le ungio los pies con oleo perfumado..al final le dice “tus pecados te son perdonados” y decian ..quien es este que hasta puede perdonar pecados?…PERO EL le dice a la mujer..”TU FE te ha salvado; vete en PAZ”…por que no creer, entonces, a los testigos?….un saludo cordial de Santiago Hernandez

  • Carmen (Almendralejo)

    Gracias Ina y Mª Luisa… ahí os dejo mi pobre credo

    Creo en un solo D*S… Que emergen en toda la Creación, que nos insta a buscar en ella la perfección, la hermosura, la felicidad actual y la eterna, conmigo mismas y con mis harman*s. ¿para que más testigos?

    Creo en Jesús, hijo de María y José,  hermano y compañero que abrió las puertas de mi camino.

    Y Creo en él, porque supo descifrar el concepto de hijos-as únicos-as e irrepetibles para D*s. Él nos enseño el camino de libertad y el dialogo con D*s, donde no existe reinado ni vasallaje.  

    Creo que Jesús, fue Nacido de las manos de D*s padre y madre… con el comienzo de la vida.

    Creo que con el mismo ADN de D*s, en su carne, en sus ojos.

    Creo que Jesús es verdadero hombre, verdadero interlocutor, de D*s, máximo  descodificador del dialecto de la Creación.

    De D*s verdaderamente creado, engendrado con ADN de D*s,
    por lo que recibe como tod*s recibimos su misma naturaleza en amor dentro de toda la creación, somos soplo, Ruah, agua y matería viva de D*s, inabarcable, inextinguible, incontable…

    Creo que todo fue creado en muestra de amor inagotable, que en la creación y nuestra imagen D*s nos ama, nos impulsa y sostiene

    Creo que D*s, es inseparable de cada persona sin hostigamientos de ninguna religión, nos hizo libre y salvos.  

    Creo que el miedo, el abuso y el poder es matador de seres humanos, matadores de D*s

    Creo que los Poncio Pilato existen en todos lo tiempos en tiempos, y que junto al sufrimiento D*s sufre con la persona, y las injusticias.

     Creo que D*s nace con un ser nuevo, y muere en el dolor de la persona que muere quedándose aún más grande y revelado en la vida que tuvo en sus manos.

    Creo que Jesús vive respira en cada átomo del universo, porque todo él fue perfecto como ser humano. Creerle vivo solo está en mis manos, en las tuyas, en aquellas manos que se junta para aliviar el dolor que otros no remediaron.

    Creo que Jesús, liberta a la persona cautiva, abre cerrojos, desecha los demonios infalibles de mentiras y rosarios

    Creo que D*s no necesita un trono purpúreo de diestro y siniestro, de derechas y e izquierdas porque no tiene toga, ni vendas, ni guillotinas ni cámaras de gas. Ni viste
     de rojo y armiño, su cetro en el corazón humano

    Creo que D*s, es ese Espíritu que nos insta a seguir, cuando aún seguimos por caminos aciagos.

    Creo  que D*s comparte el sudor de nuestra frente, que no existe adoración y gloría si no está puesta en quienes están a nuestro lado.

    Creo en toda aquella persona que sin conocerla nos deja todo aquello de D*s aprendido, el amor demostrado, ¡creo en ti para creer en mí! Ser profeta es ser denunciad*s del poderoso que hace del ser humano vasallos.

    Creo que existe una comunidad de personas, con uno mismo ideales, unas mismas necesidades, que nos hace caminar en la Búsqueda de D*s, sin tanto frío en el alma, creo.

    Creo que no se necesita Templos, sino espacios abiertos, que nadie es infalible, que nadie es apóstol si para ellos arrincona al semejante

    Creo que no hay bautismo único, y que D*s nos ama por encima de cualquier credo…

    Creo que D*s, me acoge y refuerza en la debilidad humana, en la poca sabiduría en la miseria con al cual muchas veces actúo.

    Creo que por encima de Todo D*s me ama, solo necesito dejar que mis ojos vean cuanto D*s me ama.

    Creo, con mi poca fe, creo que D*s no necesita que yo sea creyente en nada para amarme tal como soy, pero aún así creo que D*s Vive en cada parte de este universo.

  • M. Luisa

    Me viene ahora a la memoria, tras lo dicho en mi anterior comentario que en el pasado mes de Agosto en el portal donde se hablaba de la diferencia entre  religión y espiritualidad  yo dije entonces que el ser humano  para alcanzar lo real  ha de pasar inexorablemente por lo irreal. Así de escueta fui, pero porque bajo aquella  brevedad reposaba las ideas que acabo de exponer. Lo irreal es necesario   pero sólo siendo  de paso es cuando cumple su verdadera función de llevarnos  con las  cosas a plenitud. De ahí  mi expresión condicional al referirme  anteriormente con esas palabras, “ …las cosas creídas si son reales nos fuerzan a abrirnos tanto a nuestra realidad como a lo real de ellas”  contrariamente  si por el gusto de las cosas  no las trascendemos  nos estacionamos en tener sólo   de ellas una  mera creencia,  una religión positiva.   No se da   una    actitud de búsqueda por lo que nosotros mismos nos limitamos , no razonamos su realidad sino que por el contrario  la retrotraemos a la objetividad de cosa.  La espiritualidad queda así  objetivada en la religión y en el caso que nos ocupa en este hilo la realidad de la fe, el hecho mismo de la fe    objetivada en  mera creencia.

  • ina

    Buenos días:
    Hablando de creer, propongo una revisión al credo católico… Para empezar por algún lado menos ambiguo…
    Los comentarios al margen están hechos sin ninguna reflexión y son totalmente cuestionables…

    Creo en un solo DIOS, PADRE todopoderoso, ………………SIN TESTIGOS
    Creador del cielo y de la tierra,
    de todo lo visible y lo invisible. …………………………………SIN TESTIGOS

    Creo en un solo Señor, JESUCRISTO,
    Hijo único de Dios, …………………………………………………. QUE SE SEPA
    nacido del Padre antes de todos los siglos: …………………. ¿NO NACIÓ EN EL SIGLO I?
    Dios de Dios, Luz de Luz. …………………………………………. ADORNO FLORIDO
    Dios verdadero de Dios verdadero, …………………………… MAS ADORNOS
    engendrado, no creado, ………………………………………….. LA UNICA TESTIGO FUE MARIA Y ¿QUIZA JOSE?
    de la misma naturaleza del Padre, ……………………………… ¿CUAL ES LA NATURALEZA DE DIOS, SI ES INABARCABLE?
    por quien todo fue hecho; ………………………………………… SIN TESTIGOS
    que por nosotros los hombres
    y por nuestra salvación, bajó del cielo; ……………………….. ¿DE QUE CIELO? ¿BAJAR?
    y por obra del Espíritu Santo …………………………………….. SEÑOR INVISIBLE DE NATURALEZA INCIERTA
    se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre. …………. PARECE QUE SI
    Y por nuestra causa fue crucificado
    en tiempos de Poncio Pilato; ………………………………………. TAMBIEN
    padeció y fue sepultado, ……………………………………………. SEGUN LOS TESTIGOS
    y resucitó al tercer día, según las Escrituras, ………………….SEGUN LOS TESTIGOS INDIRECTOS
    y subió al cielo, ………………………………………………………… ¿A QUE CIELO? ¿SUBIR?
    y está sentado a la derecha del Padre; …………………………… SENTADO… YA ME HAGO CARGO…
    y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, ….. PUES VA A HABER UNA PILA DE MUERTOS PARA JUZGAR…
    y su reino no tendrá fin. ……………………………………………… NO ENTIENDO ESTA FRASE
    Creo en el ESPÍRITU SANTO, …………………………………….. OTRA VEZ EL SEÑOR INVISIBLE DE NATURALEZA INCIERTA
    Señor y dador de vida, ……………………………………………… AQUI VIENE LO DE QUE ES SEÑOR Y SU TRABAJO 
    que procede del Padre y del Hijo, ………………………………. AQUI ES CUANDO DIOS EMPIEZA A SER DOS (NUMERICAMENTE ES UNA ENTIDAD MEDIBLE)
    que con el Padre y el Hijo,
    recibe una misma adoración y gloria, …………………………. ESO HA SIDO ASI MUCHO TIEMPO
    y que habló por los profetas. ……………………………………… VENTRILOCUO
    Creo en la Iglesia,
    que es una, santa, católica y apostólica. ………………………. CON SUS PECADOS, SUS DISPUTAS Y SUS LUCHAS DE PODER
    Confieso que hay un solo bautismo
    para el perdón de los pecados. …………………………………… AQUI NO SE QUE DECIR…
    Espero la resurrección de los muertos …………………………. COMO SEA TODOS A UNA ¡VAS A VER QUE FOLLON!
    y la vida del mundo futuro. ………………………………………… ¡¡¡MUNDO FUTURO!!! ¿COMO EN STAR TREK?
    Amén.

  • Carmen (Almendralejo)

    Perdón quise decir “fueron escritas por testig*s indirect*s” en vez de…
    “casi todas fueron escritas por testigos directos”

  • Carmen (Almendralejo)

    Sí pero no…
    La vida no debemos parcelarla, por supuesto que  tampoco aislarla o esterizarla porque contaminada (Beber de varía culturas) es más enriquecedora, siempre y cuando la novedosa y foránea no venga a implantarnos o colonizarnos a descubrirnos a “las America” que no solo hizo España.

    Sí que debemos intentar quitarnos, de esta nuestra vida y cotidianidad, todo aquellos esos espejismos de los cuales no delimita en ese desierto nulo, que tanto es así que nos impide ver el bosque frondoso, recoger de las otras fuentes, esa agua que nos permita no ser inmovilistas.
    Y por supuesto hay que dejar apartado todo complejo aunque estos sean más notados por quienes no ven, escuchas que por nosotr*s mism*s, y en base a que estos son también creados para hacer una élite en cualquiera de los campos donde se mueve la humanidad.

    Ahora, yo me hago varías preguntas
    1º ¿Es el lenguaje exacto siempre, ya sea en las ciencias exactas o en las vivenciales?
    2º ¿Nuestra realidad puede expresarse siempre en un vocabulario ortodoxo?
    3º ¿Quiénes son los que hacen de este  vocabulario un magisterio, y en base a que o cuales experiencias, se toman?
    4º ¿Se puede hablar de que la conciencia participa de este, los afecto, las disyuntivas-dilemas de la personalidad de género, o quizás en base a la afectividad que tanto tiene que ver con lo sensorial de la persona?

    ¡Y como no de la voluntad…! Porque hay muchas veces que sabemos dilucidar aquello pero no interesa promover lo otro porque me es ajeno a mi como persona o individuo.

    Creo que la persona se hace, más que se nace, aunque hay quienes parten en autopista y con un yaguar, y otras personas comenzamos ese viaje en carro con ruedas de madera y por caminos de tierra y barro, pero quizás esa greda hace que al final el paso que se avanza sea menos descompuesto que aquel que llega muy pronto para después no hacer retorno a la fuente o el camino a la inversa, porque siempre hay señales que no vemos, y desvió que pasan desapercibidos, ciudades maravillosas que dejamos atrás.

    Ahora que si siempre debemos estar atentos a creer aquello contado solo por quienes vieron o son testimonio directos de algo, creo que debemos desconfiar de cuantos relatos hay en las Sagradas Escrituras de muchas de las religiones porque casi todas fueron escritas por testigos directos, y sobre todo se omitieron descaradamente escritos, incluso se destruyeron intencionadamente.

    No interesaba a quienes  buscaban  dar una oficialidad, o aunar un compendio semejante de aquellos textos, y aunque  fuesen lo más inexactosm de dejó para atrás, aquellos otros, más exacto o verdaderos al SMS de vida y Comunida de Jesús… Y muy concretamente hablo de los Evangelio y el A.T, que se dispuso como interesó para unos fines muy concretos de jerarquía eclesial judaica y ofidialidad romana en la religión.

    En toda las culturas, las personas mueren por defender aquello en cual han mamado, los creyente cristianos de su cultura y supervivencia, era tanto la religión como esta las que les permitía vivir de una manera libre ante la esclavitud religiosa judía y política romana y a la vez también en esta fe iba dentro de sus raíces cultural social, de grupo, como las de los romanos, los griegos, y los vikingos, los celtas, los árabes…

    Aceptar sacrificios porque sí, quienes nos condenan injustamente esperando una sucesión o vida retribucioncita, es coger aquello de castigo, con premio…

     ¿Santidad, D*s como salvad*s y caza recompensa, se busca tipo cartel de pelis del Oeste americano? Porque ya sabemos como terminaron en esta historia mal contada los bueno, Indígenas Americano en un reducto, y los malos como dueños de toda la Unión de los Estados Unidos

    El mal que no será castigado, según la Justicia Divina, ni la Humana tampoco, porque hay demasiado mal que la Justicia, los Monseñores Magistrados se la pasan por el arco de triunfo de sus pantalones.

    Creo que decir que solo hay un bautismo, una sola fe, una fracción del pan, un pueblo de D*s, se hace una lectura reduccionista de lo que en verdad es todo ese SMS, en la vida de Jesús, pues él desechó casi todo el modelo, el establishment judío, el imperialismo romano y cuanto permitía  establecer unas casta dentro de la sociedad que le tocó vivir, por esto fue asesinado, y para nada él quiso morir y para nada aceptó perder la vida pora tener una vida futura de justicia divina.

    Y lucas que no vivió en la época de Jesús (como tampoco Pablo) nos dice (Lc13, 29 ) “Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se SENTARÁN a la mesa en el reino de Dios…

    Cuanto desdecires y cuantas patrañas para desmentir lo que cada persona sabe en esta binomio de búsqueda y amor entre ella y D*s

     

     

  • M. Luisa

    Bien Víctor, veo que  por no haber hecho la referida  distinción tú sí que me has metido en el problematismo  del conocimiento científico, al cual ahora me es imposible entrar. Ateniéndonos, pues,  al sencillo  enunciado del artículo “Creer o razonar” y a la afirmación  que le sigue  “Las razones vienen después de las creencias” todo parece indicar que  a donde nos remite  todo ello  es en el  propio conocimiento  humano y con respecto a éste lo pasajero, insisto,  son las creencias  y lo que va cobrando  verdadera entidad    en este pasar son las razones. Claro que esto no quiere decir que las razones sean las nuestras,  sino  las  que nos van dando  las cosas  por el hecho de ser   reales. Ellas modulan razonadamente las creencias  en su provisionalidad. Lo positivo que tiene inscribir las creencias en  lo meramente  provisional es porque las cosas creídas si son reales nos  fuerzan a  abrirnos  tanto a nuestra realidad como  a lo real de ellas que  será en definitiva lo que  trascenderá  y  por lo que de alguna manera   obtendremos  la  razón  de ser del  hecho mismo de la fe.
    Un saludo cordial

  • Víctor (Murcia)

    Saludos, Santiago, ¡eso es!, la vida no se puede parcelar, la persona no se ha de disgregar, debemos de dejar de sentir complejos por hacer afirmaciones subjetivas. La realidad no es sólo objetividad. Las ciencias experimentales no son más que una parcela (más o menos reducida) de la realidad, para estas sí que hay que mantener un lenguaje lo más objetivo posible, ya que reciben su verificación de los hechos. Pero no existen sólo los hechos, está la conciencia, los afectos, la voluntad, etc, y a no ser que caigamos en un psicologismo (materialista o no) al estilo de Hume, no podemos pretender de un “reduccionismo” tener explicación para el “todo”.
    Donde dije antes “sempiternidad”, quise decir “tempiternidad” (lapsus linguae).

  • Santiago

    Victor,   muchas gracias por tus interesantes comentarios…me gusta mucho la verdad cientifica pero tambien la verdad de testimonio… porque es lo que yo vi y senti…no es a poco la prueba testifical lo mas importante para el juez?…no es el testimonio y el relato de los que vieron un hecho lo que se tiene en cuenta antes del veredicto?  no es el jurado el testimonio unanime o cuasi unanime lo que se acerca mas a la verdad de la justicia? no es el testimonio de muchos lo que construye la historia?…Asi cobra enorme importancia lo que los testigos de la historia de la tradicion relatan….pues unanimamente, en el caso de la tradicion cristiana, los apostoles de Cristo relatan lo que vieron, los hechos portentosos que presenciaron y al Cristo que vieron despues de la Resurreccion…y despues todos ellos prefirieron morir antes de renunciar a su verdad de testimonio…asi pues Pablo en sus cartas habla de la unidad del Pueblo de Dios….uno en el bautismo, uno en la fe, uno en el corazon, uno en la fraccion del pan, uno en el martirio…para ellos la aproximacion de la verdad consistia en la participacion de la fe razonada y vivida de la manera mas existencial..porque fueron los testigos de ella….un saludo cordial de Santiago Hernandez  

  • Víctor (Murcia)

    Los exámenes, creo que bien, pero aún no me los han corregido. ¡Espero no engancharme tampoco demasiado! Sólo quería ordenar un poco algunas ideas  y darme a conocer. Muchas gracias, Carmen, ya veré si escribo de temas menos filosóficos, pero ya sabes que me gusta teorizar, pero también quiero aportar algún toque más literario, como haces tu. ¡Abrazos para tí y para Toñi!

  • Carmen (Almendralejo)

    Muy bien Victor… (Murcia) me alegra leerte, aunque hay cosas que ya sabes que se me escapan en la filosofía, que no es de apié, sino de alpargata jajaja.
    Creo que Atrio te enganchará, porque aquí hay gente muy válida y muy de compartir, y esto nos hace grupalidad, aunque para nada esté cerrado, por mucho que digan.
    Un abrazo, mío y de parte de nuestra amiga Toñy
    P.D: ¿Que tal los exámenes?

  • Víctor (Murcia)

    M. Luisa, cuando dices si a las creencias les concedo un régimen estatutario, simplemente decir que no me había parado a hacer distinciones. Estaba entendiendo en mayor medida las creencias dentro del campo de la verdad científica, del ámbito de la razón, entendida como facultad para tratar conceptos. Y no como centro de la persona, identidad de la persona, lo que de verdad define su esencia, que es como la filosofía griega disgregaba a la persona de otros elementos (cuerpo, afectos, voluntad,…), siendo la persona casi exclusivamente “animal racional”, llegando incluso a elucubraciones como un entendimiento común extracorpóreo al que hipotéticamente tendríamos acceso todos. ¿Por qué la voluntad va a depender del entendimiento, y no a la inversa?

    En fin, no entro en estos líos de categorizaciones y explicaciones posibles (quizá tendría que leer a Zubiri o similares para hacerme una idea, pero me da pereza). En todo caso, esta es la cosmovisión de base implícita en la mayoría de las personas, y es claramente dualista.
    En cambio, en la antropología bíblica tendríamos una visión más relacional e integral, que comprende las relaciones (no se habla en términos de esencia ni sustancia) con el mundo, con Dios, con los demás: cuerpo, espíritu, mente.

    No me estaba refiriendo a la fe estricta y exclusivamente (verdad testimonio), o mejor dicho no estaba separando tajantemente la verdad-científica de la verdad-testimonio, entre otras cosas porque creo que la complejidad de las ciencias ha hecho patente en la actualidad lo difícil que sería prescindir totalmente de elementos subjetivos. Como muchos filósofos de la ciencia han tratado de mostrar (Kuhn, Feyerabend), las creencias subjetivas siempre han estado presentes en la ciencia, y han hecho posible su éxito (aunque luego se haga omisión de esto). La polisemia hace fácil los malentendidos, puesto que fe también es fiabilidad, confianza en la verdad de una afirmación, por ejemplo, y esto es un concepto operativo y científico.

    Si queremos hacer una separación tajante, podríamos decir que para la verdad científica, 1/ importa el método y se excluye la subjetividad; 2/ se sitúa fuera, referida a objetos; no se compromete al sujeto; 3/ se expresa con un lenguaje pretendidamente neutro, descriptivo; 4/ predomina el lenguaje lógico-matemático; 5/ ha de ser demostrable siempre por la simple razón humana; 5/ generalmente repetible, predecible y técnicamente manipulable; 6/ necesita el reconocimiento general de la comunidad científica; 7/ su evidencia no permite el asentimiento propiamente libre.

    Y para la verdad testimonio: 1/ los sujetos son esenciales: uno da su palabra; el otro la escucha y acoge; 2/ Ocurre en la intersubjetividad, creada en el encuentro y el diálogo; 3/ Se expresa con palabras declarativas, en primera persona; 4/ función del pensamiento + sentimiento con juicios de valor y aprecio del sujeto; 5/ es indemostrable, en cuanto testimonial, sin apoyo en nada exterior al sujeto; 6/ acto singular de un testigo creíble y de un sujeto que le da confianza y le cree; 7/ el testigo se encuentra en solitario ante su verdad, que le remite a la Verdad; 8/ el asentimiento personal puede darse en total libertad.

    En cuanto a lo de la provisionalidad, creo que todo es provisional, ofreciendo un distinto grado de confianza muy variable. Normalmente se otorga más confianza a lo que es elaborado contando con los datos de los sentidos y un razonamiento lógico riguroso, pero siempre cabe “dar un salto” hacia lo inefable, lo inexpresable, lo místico, la paradoja, el encuentro personal, la comunión, etc. La realidad es una inmensa red en que no hay puntos de partida ni puntos de llegada privilegiados, cada uno va tejiéndola por donde puede.

    No es que sea un relativista o que piense que no se pueda hablar de realidades últimas: Dios, mundo, Yo, pero si se habla, habrá que poner “patas arriba”, lo que se ha venido diciendo, porque creo que casi nada se tiene en pie, y necesitamos hasta una nueva terminología no-dual (como hace Panikkar, con términos como sempiternidad, etc). ¿Cómo se puede seguir hablando de Dios omnipotente, omnisciente, etc sin matizar tanto los conceptos que casi se tienen que desmontar por completo?

  • Víctor (Murcia)

    Con mi intervención no tengo ninguna pretensión más que la de expresarme, es simplemente mi opinión, aquello que yo reflexiono y creo, teniendo en cuenta que lo que soy y creo es cambiante, no será exactamente igual de aquí a un tiempo, pero desde luego sí que tendrá continuidad. Sólo es un “collage” de ideas con las que me pueda identificar más o menos, tomadas de aquí y de allá, sin ninguna originalidad, más que la particular coherencia que yo mismo le pueda dar. Es a lo único a lo que aspiro, no a hablar de cosas interesantes “a la carta”, según mi gusto particular en ese momento, sino que tengan alguna cohesión, alguna lógica común que me haga sentir que son de verdad mi “credo de pensamiento” en ese momento, aunque por supuesto ninguna persona se puede definir o describir por unas cuantas palabras. Somos realidades abiertas, autónomas, necesitadas de comunicación y actividad que se expresa en una unidad intencional y de conciencia, de modo que lo posible o potencial se convierte en real, se expresa.

    Me gusta la filosofía, pero una filosofía elemental, de andar por casa, fuera de academicismos y barroquismos. Me conformo con algunos retales, y de vez en cuando he leído algún autor original (a casi todos gustan los más asequibles: Platón, Descartes, Nietzsche,…), pero sobre todo me gustan las historias de la filosofía bien escritas, que me dan una idea general, y por qué no me sirven como una especie de role-playing de filósofos, como un juego sobre distintas cosmovisiones con las que puedo identificarme y desidentificarme. Es toda una experiencia, como la “ataraxia” de los escépticos. Las paradojas y las contradicciones son realmente formativas (estoy estudiando magisterio y pienso usar mucho el role-playing; para evitar rigideces e intolerancias, lo mejor ponerse en la piel de otro).
    Todos, a un nivel u otro tenemos una visión del mundo, la realidad, la vida, la ciencia, la razón, el yo y la conciencia, la experiencia sensible, Dios,…, es decir, todos hacemos filosofía, más o menos elaborada, igual que todos “vivimos”.

    La vida es una realidad tan abierta, tan opcional y libre en sus propias posibilidades como la filosofía. La filosofía no es ciencia, igual que la vida no es ciencia, está abierta al terreno personal, biográfico. No tiene una finalidad definida, igual que no lo tiene la vida, porque su objeto es “todo”. Podremos expresarnos de un modo u otro, tener más o menos arsenal conceptual al que recurrir o no, sentirse más o menos cómodo con el acto reflexivo (yo lo veo como un aliciente y un juego, pero sin pretensión académica).

    Incluso la postura pragmatista que valora la experiencia por encima de todo, no es más que eso, una postura más, difícil de defender como todas (como la vida misma, también difícil). Conste que valoro mucho no irse por las ramas. Mis simpatías, por ello, para afines al nominalismo y funcionalismos, sin dejar de valorar la fenomenología, los personalismos, y también los filósofos de la ciencia asequibles, que no caen en el barroquismo lógico-formal, que se hace casi tan antipático como el escolasticismo lo fue en su día.

    No se trata de defender posturas, y entrar en polémica, simplemente lo que pretendo es ante todo dialogar, comunicarme, hacer camino, más que llegar a ningún sitio. No aspiro llegar a ninguna meta concreta, sólo disfrutar del recorrido. Perdón si de vez en cuando desvarío o no se me entendiera bien. Sobre todo quiero poder expresarme lo más claro que pueda.

    Quiero insistir en que pienso que tiene mucha más posibilidades el concepto de verdad-coherencia (desde Hegel), que el de verdad correspondencia o adecuación (Aristóteles). No creo en una realidad estática, que está ahí sin más para que la observemos y la fijemos conceptualmente (isomorfismo, lenguaje-retrato descriptivo). La filosofía de la ciencia habla ahora de “falsación”. Más que aspirar a una verdad estática y para siempre, se aspira a verdades tentativas, siempre sujetas a revisión. La frase de Machado: “¿Tu verdad? No, la Verdad, y ven conmigo a buscarla. La tuya, guardátela”, me parece una posición muy recomendable. La verdad es diálogo, es búsqueda, es relación, es comunicación, la compartimos, la construimos entre todos, y la compartimos más o menos parcialmente (por eso es importante tratar de expresarla).

    No importa por dónde se empiece a construir un sistema de afirmaciones (Hegel): experiencias, conceptos, abstracciones, incluso sueños (todo vale – Feyerabend). Si queremos podemos empezar a construir la casa por el tejado, lo que importa es el resultado final, que de verdad nos sirva, y no necesariamente de modo experimental (el naturalismo hipertrofia y absolutiza el método experimental – Husserl). El método experimental para las ciencias experimentales, que es su terreno.
    En cuanto a una posible postura epistemológica con la que me identifique. Creo que ni una posición monista (ni de un monismo panteísta ni materialista), ni dualista. Me gustó mucho lo que Panikkar decía en su libro “el silencio del Buddha” en cuanto a la concatenación universal de todas las cosas (pratityasamutpada), porque es una visión que va más allá de lo estático, para llegar a la relacionalidad, la complejidad, una visión holística y sistémica; y también lo que dice sobre el silencio de Buda en cuanto a las cuestiones más fundamentales, lo que llevó a Siddharta a negarse a dejarse arrastrar por el juego de la mera dialéctica, rechazando de plano tanto las afirmaciones como las negaciones en todas las posibles variantes lógicas. Por ejemplo, rechazaba todas estas afirmaciones: “el Tathagata existe después de la muerte”, “el Tathagata no existe después de la muerte”, “el Tathagata existe y no existe después de la muerte”, “el Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte”.
    Es una posición apofática, advaita (no-dual). El no-dualismo no resuelve las oposiciones dialécticamente, se niega a entrar en ese juego, pero porque está convencido de que la “Última realidad” no es (esto vale tanto para Dios, como para el mundo, como para el Yo).

    El Budismo, desde otros presupuestos psicológicos, lo contempla todo como pura contingencia, por ello no hay sujeto último de las operaciones. Todo es transitorio y dinámico, pasajero e inestable. Y además, todo está relacionado con todo, pero sin trasfondo ontológico (“hay sinfonía, pero no hay partitura”). El budista se sitúa en el plano de la experiencia pura desprovista de toda fijación. Su posición se puede denominar apofatismo óntico, puesto que la Última Realidad “no es”, no pertenece al órden del ser (por ello es realmente trascendente), ante ella sólo cabe el silencio. Si se ha de alcanzar la Última Realidad no hay puente óntico alguno, hay que destruir totalmente el camino. Por eso el nirvana es la extinción de la existencia considerada como negativa y contingente, es la muerte de todo lo mortal.
    Añado unas citas de Wittgenstein que van en una línea afín:
    “Sentimos que aún cuando todas las posibles cuestiones científicas hayan recibido respuesta, nuestros problemas vitales todavía no se han rozado en lo más mínimo. Por supuesto que entonces ya no queda pregunta alguna; y esto es precisamente la respuesta”
    “Sentir el mundo como todo limitado es lo místico”
    “Hay, ciertamente, lo inexpresable, lo que se muestra a sí mismo; esto es lo místico”
    “No es lo místico cómo sea el mundo, sino que el mundo sea”
    “¿Qué sé sobre Dios y la finalidad de la vida? Sé que este mundo existe. Que estoy situado en él como mi ojo en su campo visual. Que hay en él algo problemático que llamamos su sentido. Que ese sentido no radica en él, sino fuera de él. Que la vida es el mundo. Que mi voluntad penetra el mundo. Que mi voluntad es buena o mala. Que bueno y malo dependen, por tanto, de algún modo del sentido de la vida. Que podemos llamar Dios al sentido de la vida, esto es, al sentido del mundo. Y conectar con ello la comparación de Dios con un padre. Pensar en el sentido de la vida es orar”.

    Bueno, sólo quería expresarme. Perdón por el abuso de espacio.
    Un saludo cordial para M. Luisa, Ina, para Santiago, …, para todos los que voy teniendo el gusto de leer y empezar a conocer.
    Carmen, muchas gracias por tus palabras de ánimo. Espero animarme en más ocasiones. Prometo no sólo hablar de filosofía, aunque es difícil resistirme a la tentación.

  • ina

    Buenos días a todos
    Victor: yo creo que fue antes la evolución de distintas reproducciones por ovocitos lo que dió como fruto la gallina. Ahora que no voy a entrar en discusiones filosóficas, porque me reconozco muy pez en esas lides. Me recuerda a cuando de pequeños jugábamos a espadachines (sin espadas ni playstations) que el acero era la prolongación imaginaria de la mano. Luchábamos con autentica pasión, intentando convencer al otro de que le habíamos herido, pero allí nunca moría nadie. Con la filosofía creo que pasa un poco lo mismo. Se discute mucho, pero no hay forma de llegar a un final definitivo.
    Por eso me decanto por la razón y la experiencia y sobre ellas voy basando mi fe (confianza) en lo que no puedo abarcar. Esto no es óbice para que, al igual que jugábamos a espadachines sin espadas, (y éramos muy felices) pueda buscar a Dios sin tener todavía la “escalera para subir al cielo”.
    (PD: muy interesante el comentario de Santiago)

  • M. Luisa

    La verdad, Victor, releer tu comentario me ha dejado  algo desconcertada porque parece ser que a las creencias le concedes un régimen estatutario cuando en realidad, según mi opinión,  cumplen  sin más una función  de provisionalidad. Pienso en conjunto al leerte que lo que subyace en tu comentario es una concepción dualista de la realidad.
    Un saludo cordial

  • Santiago

    Creo que es maravilloso los dos regalos que nos dio Dios, a saber, la razon y la fe…..Ambas son complementarias y no se pueden separar, ya que han crecido conforme nosotros lo hacemos….El proceso de maduracion psiquica nos impulsa cada vez mas a la busqueda de nuestro destino y no se puede negar que esto es una necesidad innata en el ser humano….Somos, hasta ahora, los unicos entes del universo que pueden pensar….pensar hasta en lo infinito… hasta la abstraccion…Podemos viajar con nuestro pensamiento a todas partes….sonar cada dia con algo mejor….desear tambien ser mejores…y con nuestra razon podemos deducir  lo que mas nos conviene….Este tinglado o proceso es bastante complejo…ya Freud descubrio el inconsciente como una vida dinamica dentro de nosotros mismos que se desarrolla desde la ninez….La relacion entre el ego, el superego y el id no deja de ser dramatica…su equilibrio nos dara la clave para nuestro futuro como personas completas…Pero a pesar de todo es nuestra limitacion, nuestra incapacidad para entender todos los misterios que nos rodean, lo que hace que la razon quede corta…la logica humana se detiene muchas veces ante problemas insolubles…Es la fe la que viene a rescatarnos de esa indigencia…La fe que posee motivos extrinsecos e intrinsecos de credibilidad….Yo creo en lo que me produce mas confianza…Creo en el medico que me ofrece cierta garantia que va a ser lo mas honesto posible en cuanto a mi salud…y entonces establezco esa relacion satisfactoria que me produce creer en el….es asi como mi razonamiento entonces es ayudado por mi confianza, por mi fe en la persona
    No cabe duda que el acto de fe empieza en el intelecto y termina en la voluntad…puesto que es la razon la primera que me ofrece motivos validos, o mas probables, para que mi voluntad se mueva a aceptarlos….Tampoco es valido decir que la fe baja enteramente del cielo….he de estudiar esos motivos con todos los medios a mi alcance…con los mejores…puesto que mi creencia no puede tener una base absurda, supersticiosa, incoherente…..La fe que yo recibi por tradicion y rutina -si quiero ser sincero conmigo- ha de tener un sustrato verdadero….se ha de basar en hechos, en testigos, en personas, en doctrinas que la hicieron posible y aceptable….La historia del cristianismo -estudiada sin prejuicios- esta llena de hechos y testigos que avalan su credibilidad….es por eso que en muchas regiones del mundo donde habitan nuestros hermanos separados se da el fenomeno creciente de abundantes conversiones a una fe que es mas coherente, que ofrece una filosofia de la vida mas humana…mas probable….Es que ellos -los que estan separados de nuestro cristianismo- han estudiado mucho mas asiduamente todos los datos actuales sobre como esta fe ha podido llegar hasta nosotros en el siglo XXI…a pesar de nuestros propios pecados y escandolos y graves defecto….PERO…nosotros seguimos sin darnos cuenta del tesoro que tenemos, como en nuestra familia ni nos enteramos de lo que significan nuestros seres queridos, hasta que los perdemos…y asi seran “los gentiles” los que salgan mas beneficiados….un saludo    de Santiago Hernandez

  • Carmen (Almendralejo)

    Hola Vicor (Murcia) Me alegra que entres en Atrio, porque nos puedes aportar mucho de tus experiencias como buen Teólogo que eres, y como no de la experiencia vital de lo que es en verdad y como dice nuestra amiga, “la teología la del culo al aire” aquella que te quita el pan por decir la verdad de lo que la fe, y D*s representa para cada persona en particular.
     
    Es verdad que nuestra personalidad, creencias y autoestima se va configurando en la edad infantil, que somos pozos sin manantiales al nacer, y que quienes poseen el afecto y una buena infancia tiene menos miedo y complejos, y las preguntas pueden hacerse con más prontitud y sobre todo con menos miedos.
     
    Pero no creas que todas las personas pueden decir, esto, y sobre todo no hemos sufrido traumas que ni si quieran nuestros progenitores saben. Y esta en la buena fuente donde la autoestima y la confianza se pueden regenerar como hacen ciertas plantas ante el fuego.
    Como tú dices, un peluche vale para dar un poco de salud, la fe en algo, en alguien o en ti mismo como persona que ha superado miles trincheras tiene la capacidad de conseguir esto y mucho más.
     
    Llegar a la madurez se puede conseguir no intentado olvidar lo que debe ser recordado para no repetir la historia y sobre todo para saber poner los ladrillos que nos permita construir ese muro donde tú personalidad sea parte de la persona nueva que puede nacer cada día como el ave fénix.
    Atrio, tiene mucho de positivo, y tiene sobre todo mucho donde encontrar algo que te permita dar parte de todo lo bueno y de tus conocimientos, que no son pocos pues eres una persona muy culta, algo que es obra tuya y parte de el tesón que tienes por ese saber e indagar.
    Espero seguir leyéndote aquí, y que nos deleite con temas nuevos, incluso puedes escribir a Antonio Duato personalmente y dar entrada a post, ese trabajo tuyo y las experiencias tuyas son muy buenas como temas ¡Anímate!
    Y un fuerte abrazo

  • M. Luisa

    Perdona, Victor,  gusto en saludarte,  eso es lo primero. ¡¡Salgo para Barcelona y con las prisas se me había  olvidado!!

  • M. Luisa

    Victor,  las creencias sobre la propia realidad también  están necesitadas y con más fuerza si cabe  de conocimiento  porque en la medida que nos conozcamos,  en la medida en que nos  comprendamos  en tanto realidad que somos,  seremos capaces de iluminar la totalidad de las cosas, es decir  lo real de todas ellas.  De ahí que  antes de leer este comentario tuyo estaba a punto de dirigirme  a Luis Troyano en otro  hilo para decirle  que las cotas de espiritualidad no pueden basarse en una transformación sino como he dicho repetidas veces en una profundización.   Si en profundidad aún  lo dado, lo que hay,  no  lo conocemos cómo podemos pensar en transformarlo sin contar con el riesgo de malformar aquello que  posee una realidad propia.   No nos viene  acaso al decir esto la idea de que tal vez haya sido   la realidad  transformada en   abandono a manos de otros lo que ahora  en tanto realidad que somos  al irnos conociendo  con voluntad de verdad no nos sea  posible alcanzarla razonablemente?  ¿Victor, te has leído con calma mi anterior comentario?

    Saludos

  • Víctor (Murcia)

    Están las creencias también sobre la propia realidad, y en este sentido podemos hablar de una auténtica fe filosófica. Mejor hablar de la razón como facultad, como instrumento para realizar razonamientos, igual que unas tenazas son un instrumento para manipular objetos, pero no dan el sentido de la acción en sí.
    Endiosar la razón como algo sobrenatural y que nos da una referencia y sentido absoluto de nuestro lugar en el mundo, no es más que parcelar al “viejo Dios” pero sin que nos sintamos tan “carcas”. Hay enfermos mentales para los que la propia realidad aparece distorsionada, mutilada, escindida, o indistinguible de la imaginación y la fantasía. Hay civilizaciones enteras (como la India) que no consideran muy real ni recomendable anclarse al mundo material, y le dan mucha más importancia al mundo de las ideas, del espíritu.
    Como habéis puesto en la imagen, ¿qué fue antes, el huevo o la gallina? Todos sabemos que el huevo, pero aún así, muchos antepondrán las ideas como posibilitadoras del mundo sensorial-material, antes que a la inversa, y nadie puede demostrar su propio punto de partida. Dudar de todo, tener un escepticismo radical es imposible. Hay que aceptar, y dar por ciertas cosas que no se pueden demostrar, incluso en el ámbito científico.

    ¿Quién puede demostrar el principio de causalidad? El hecho de que la fuerza de gravedad, por ejemplo, se haya portado así hasta ahora nos garantiza que lo seguirá haciendo así, a condición de que lo creamos, que tengamos una fe firme en la realidad y su constancia, entre otras cosas porque no sabemos que haya sucedido lo contrario. Pero, si de pronto cambiara, por poco que sea alguna de las leyes naturales, ¿no nos sentiríamos como en un mundo irreal, como si de un enfermo mental se tratara? Pretender demostrar todo es imposible, cualquier ciencia necesita axiomas, es la coherencia del sistema lo que nos confirma nuestra fe en los axiomas.
    Es necesaria la confianza en todos los terrenos para tener un mínimo de cordura, pero también es necesario un grado de escepticismo, de postura crítica, para que estemos bien ciertos de que los axiomas que creemos no son una quimera. Pretender vivir sin dar por cierto nada, y queriendo demostrarlo todo, sería como pretender salir de un pozo tirándose para ello de los pelos de la cabeza (en vez de apoyarse en algo – trilema de Münchausen).

    Saludos, Carmen (soy Víctor de Murcia, es la primera vez que intervengo), tienes razón, es básica la confianza que se va configurando en la infancia para el desarrollo de la personalidad, ¡y así nos va a algunos!, más que una creencia con contenidos concretos, lo importante es una percepción de confianza básica, de no verse desorientado y desamparado, de tener un suelo firme donde pisar, y para esto, es básica la actitud de los padres.
    Recuerdo haber oído que los nazis hicieron experimentos quitando todo cariño a los niños, criándolos como a máquinas, que tenían lo necesario (comida, ropa), pero sin contacto humano alguno, esos niños murieron; con otros pusieron peluches a los que podían abrazarse, y ya mejoró bastante su situación, pero quedaron gravemente afectados.
    Además de esto, están los casos que nazis y comunistas llevaron a cabo, haciendo que el Estado se hiciera cargo de los niños, y las mujeres fueran simples máquinas de reproducirse al servicio del régimen, aún quedan vivos huérfanos permanentes de esos sistemas sin alma, diseñados por gente sin corazón. ¡Todo terrible!
    ¡Saludos, y un abrazo!

  • M. Luisa

    Carmen,  qué bonita tu experiencia y  cuántos recuerdos de tu infancia acumulados!  Leerlos,   querida amiga,  así de pronto  me ha parecido  como que   refuerzan   de algún modo  lo  expresado  en mi comentario.

    Un abrazo

  • M. Luisa

    Si se tiene necesidad de creer es porque de entrada no conocemos.
     
    Enfocando este tema al modo  como yo entiendo el binomio razón –fe pienso que no andaré muy lejos de la idea de Sarrionandía   al plantearlo.

    Porque si tomo la idea del niño en la que se nos dice que éste cree en la bondad de la madre mucho antes de pensar qué sea esto de la bondad es porque  lo que tiene  cerca el niño de entrada   es  sólo la   bondad de la madre en forma de cuidados físicos, caracterizados  todos con la ternura que le es propia a la madre y eso  el niño lo  nota palpablemente. Estas manifestaciones que son de hecho y que en diferentes formas progresivas irán  configurando  nuestras vidas precisamente por ello por su prioridad vital  sin conocerlas aún,  creemos en  ellas. 

    Ahora bien  es una creencia basada en la confianza. Eso quiere decir que no se trata  de  una creencia  a secas, como si se creyera  en algo que de ello no hubiera manera de tener humanamente  una sensación. Porque según lo dicho   esa sensación se ha tenido ya. Lo importante es la conservación de lo sensible  cuando llegue la hora del razonamiento (de conocer)   sobre la realidad de la bondad porque de lo contrario se razonaría  sobre la bondad de forma meramente racional. Y si antes creíamos confiadamente, ahora  un  razonamiento desprovisto de  sensibilidad  nos llevaría ciertamente a una explicación sobre la bondad pero fuera  ésta de su esencia. La razón con respecto a la realidad sólo está facultada  cuando actúa conjuntamente con la sensibilidad puesto que en ella, y en el caso que nos ocupa  es donde se nos ha manifestado palpablemente la bondad. Por tanto no es correcto decir que la razón  nos explica muchas cosas, como dice el amigo Vallejo, pero que no nos explica todo. Si a caso sería correcto decir que la razón discursivamente nos explica muchas cosas, de acuerdo, pero si no lo explica todo, como  reconoce él  no es por falta de datos sino  porque    se ha dejado por el camino lo real de ellas. En  lo real de ellas es precisamente donde habita la verdad  que por serlo es lo que nos empujará mas tarde  a conocer.
     
    Conocer es pensar en aquello que en principio nos ha impresionado. Y como el ser humano no puede vivir sólo de impresiones,  la  íntegra realidad que somos nos  fuerza a abrirnos al conocimiento de aquello que sea en el mundo inteligible  lo que en el cosmos se nos manifiesta sensiblemente, de ahí que primero creamos  (confiemos)  y que posteriormente   pensemos o lo que es lo mismo razonemos.
     
    Lo que se deriva de todo  ello es que sobre el tema religioso  al cual ahora no me es posible entrar,  lo  importante, lo tremendamente importante  para que no derive en graves  consecuencias  es no dejar, sobre todo  cuando llegue el momento, que su realidad  nos la piensen los demás.
     
    Cordiales saludos

  • Carmen (Almendralejo)

    Comparto contigo que las razones o la razón va después de las creencias. De niña tuve la sensación que era mi madre quien nos cuidaba, mi padre salía de casa con apenas la luz solar amanecida, para volver con la puesta de sol muchos días del año, tan solo cuando era verano salía aún más de noche y estaba al medio día en casa, se daba un lavón en el pilón del patio y comía deprisa para darse una buena siesta.
    De ahí que siempre pensé que él era quien nos traía, nos aportaba cuanto necesitábamos para alimentarnos, comprarnos aquellos zapatos “gorilas” de comienzo del colegio, el abrigo que estrenábamos a cada dos años etc
    Siempre pensé que era mi madre quien cuidaba de mí y de mis tres herman*s, hijos, amén de todo y cada uno de los animales que quedaban en la cuadra, y que no eran pocos… era ella era quien estaba pendiente de nuestra salud, y quien de verdad nos quería.
    Con el paso del aprendí, que no era solo mi padre quien nos aportaba aquello que nos permitió crecer, tener salud y una educación a mano de su bolsillo de jornalero, aquel jornal mezquino dado por aquellos ruines dueños de fincas, de los grandes señores de la guerra, que hicieron fortuna y crecieron gracias a una guerra, y a la expoliación de terrenos de pequeños labradores.
    Mi madre era la transformadora de aquello que mi padre cosechaba, ella ha sido tan trabajadora o quizás aún más que mi querido padre… Y él en su lejanía estaba tan presente como lo estaba mi madre, porque fue un hombre duro en el trabajo, persona de estar en casa, nunca de estar en tabernas (cosa normal en los pueblos), no solía beber alcohol y tampoco fumaba, su vida era el trabajo, su mujer, sus hijos y los animales, que los amaba tanto que le costaba trabajo verles, más de una noche se la pasaba en la silla delante de la chimenea sin dormir, y estar atento cuando estaban muy enfermos.
    La fe que me transmitieron ambos, era un fe de tradición, de costumbres y sobre todo de increencias en las personas con poder, en aquellos tiempos los curas eran gente con mucho poder, la religión era tan fantástica como aquellos relatos de brujería: un ojo  que nos vigila, un demonio que solo espera que tropieces para llevarte a ese sitio lleno de dolor y de fuego… Niñ*s santos, comer la ostia sin masticarla porque Jesús estaba allí, las cruzadas.
    Mi madre nos mandaba a misa pues no estaba bien visto la no existencia a ellas, y sobre todo las chicas. La verdad es que dejé de ir a misa porque cada vez que iba salía peor, y cuando desconecté  de todo aquello fue bastante más feliz.
    No puedo negar que soy Cristiana y que fui hasta ayer católica, por la cultura de he partido, y que ha sido la Razón la que me desvinculó de ese catolicismo del cual supe gracias a este razonamiento.
    Pensar te hace libre, buscar la verdad te lleva a las fronteras y te hace entrar en muchas encrucijadas, en luchas consigo misma, pero a la vez te hace Creer con saber  y deguste… Y sobre todo decides por donde caminar y eliminar todo aquella paja que los hombres de las religiones nos han dio adosando para subyugarnos.
    Y esto es tan válido a la Fe, como a la Política tan afines en todo sus sistemas piramidales y jerárquicos.

  • oscar varela

    Hola

    Dices:
    – “He pretendido plantear el papel de la razòn y de la fe (fe sicologica, no necesariamente religiosa) en el desarrollo de nuestras vidas“-

    Veo que vas distinguiendo algunos (al menos dos) tipos de fe:

    * sicológica
    * religiosa

    ¡Interesante!

    ¿Podés des-asnarme a qué te referís?

    Gracias y asomado a La Ventana ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • J.Miguel Vallejo

    La razón como facultad principio de explicación de la realidad, nos explica muchas cosas, pero no nos explica todo. Nos sirve para expresar el discurso, para demostrar, para motivar, para seguir un método, para llegar a la verdad. Más allá del ámbito de la razón está la fe: Primera de las tres virtudes teologales. La fe ilumina el camino de la vida y da una certeza, para vivir, de mayor valor que la que puede ofrecemos la razón. Sin embargo, no vale menospreciar el pensamiento conceptual y discursivo. La fe, cristianamente hablando, es una adhesión motivada y confiada al misterio de Dios y de su maravilloso amor redentor. No se trata de una cosa ni de un sistema de conceptos o de verdades abstractas, sino de una persona: Dios uno y trino. Uno en esencia y Trino en Personas.

  • pepe sala

    Es sano, Sarri, que cada cual lo exprese a su manera. Obviamente, mi manera de verlo no coincide con la de Juan Pablo II en su encíclica ” fides et ratio” ( frase que comienza tu articulo.)
     
    ” La razón, en el culmen de su búsqueda, admite como superior lo que la fe le presenta”… No se lo cree ni el ” santo”.
     
    Y sobre los asuntillos de la enseñanza a nuestros retoños, puedo asegurar que los míos no tienen granos extraños por no haberles inculcado las creencias cristianas ni otras por el estilo. ( tampoco políticas)
     
    Y como las cosas se deben mirar a la luz de la REALIDAD, os comparto un artículo que muestra muy bien la realidad de ciertos católicos-as y el problemón que se les avecina a sus retoños por haberse tragado las píldoras sacrosantas de una enseñanza SIN EJEMPLO. Nada peor se le puede hacer a un niño que enseñarle algo que uno mismo no CUMPLE.
    Vaya el artículo:
     
    “”Lo que desconozco es el futuro de los niños y niñas de buena familia, es decir, de padres muy, muy, muy católicos de clase social alta separados. Me explicaré. Al decir de los obispos y demás individuos con similar inteligencia, la ausencia de alguno de los dos referentes (mamá/papá) en la educación de los impúberes pertenecientes al populacho produce en éstos desequilibrios emocionales que, unidos a lo que ellos llaman ideología de género, les abocan bien a la sodomía, bien al onanismo compulsivo, a la drogadicción, al fracaso escolar… en resumen, a la infelicidad y la anarquía. Quizás los vástagos de las clases dirigentes, nada más nacer, sean portadores de genes que determinen su carácter al margen de la influencia ambiental. Nacen ya cabrones, como sus padres.””
     
    Tomado de aquí:
    http://www.gara.net/paperezkoa/20100905/219008/es/El-desamor-catolicos?Hizk=es
    Supongo que entraré en más detalles cuando repase tu inteligente ( como siempre) mensaje, Sarri. Entre tanto, abrazotes enormes a la familia.

  • Sarrionandia

    A cada tema, cada uno, lo enfoca de puntos distintos y, de ahí, brota la capacidad de enriquecimiento mutuo. He pretendido plantear el papel de la razòn y de la fe (fe sicologica, no necesariamente religiosa) en el desarrollo de nuestras vidas. Pero veo que interesa mucho más que la propia educación la educación de los hijos. Yo creo que la educación de otros fluye mejor cuando uno mismo está bien educado- Pero, como siempre, cada tema es un poliedro con muchas caras y los comentarios suelen revelar qué caras absorben más interés.

  • fernando

    Cada vez es más difícil opinar sobre este y otros temas, pero en lo que refiere a mi propia experiencia, tengo que decir que lo que mas me ha configurado como persona no son precisamente “los valores” considerados asépticamente o razonados éticamente sino la identificación con una serie de personas “héroes”(entendidos como las personas capaces de sacrificar su vida, o parte, en función de otras personas o ideales). La psicología adulta da mucha importancia a la identificación y,actualmente, ocurre que los ámbitos de selección de identificantes es mucho más amplio y mucho menos controlable que lo que se cree.

  • MariPilar Zugarramurdi

    Aplaudo totalmente las ideas de ELISA. Creo que esa es la manera sana de formar a un niño. Y por supuesto, en forma pràctica, para lo cual los padres deben dar ejemplo de esos valores que inculcan.Creo que no hay que formar en el teìsmo. Cuànto màs alejados estemos de la religiòn que nos ha deformado, y por otra parte, màs estemos imbuìdos por esos valores que cita Elisa,  estaremos màs cerca de ese Dios de Jesùs que vino a vivir y predicar los valores del REINO.Conozco una familiar mìa, atea, he escuchado a su madre que les da a sus hijos veraderas catequesis sobre còmo deben proceder: no  despreciar  a nadie de su grupo ni de los grupos ajenos,   ser humildes y no engreìdos, compartir lo que se tiene y se sabe con sus compañeros de clase,  decir siempre la verdad. Respetar a niños, ancianos, etc… Ademàs,    ella es asì, tal como quiere formar a sus hijos. Les da una libertad paulatina y dosificada para las salidas,  fiestas. etc.  Es sencilla, les habla con la autoridad ganada por la forma en que les va educando y les va dando ejemplo… Ellos la escuchan sin pestañear. Uno de esos dìas,  yo entrè y ni me saludaron,  porque esa era hora sagrada para ellos y estaban concentrados. Otra cosa que les fomentan los padres, es el amor a la naturaleza. Disfrutan por las montañas en bicicleta con su padre y madre…y el examinado preguntarà:” ¿cuàndo te vimos hambriento o sediento, o desnudo y te asistimos? y la respuesta que dio Jesùs es: cuando lo hicìsteis con uno de esto pequeñuelos, conmigo lo hicìsteis?   (Mat. 25, 31-46)  El que sigue la doctrina de Jesùs aunque no estè anotado en ninguna religiòn, ese es el verdadero creyente-practicante CRISTIANO, aunque no estè anotado en ningùn libro parroquialDespuès,  de grandes,   se toparàn con las religiones, tendràn la posibilidad,  las razones y afectos verdaderos,  para aceptar o rechazarlas, de acuerdo a las experiencias familiares.Un saludo a la gente de Atrio                      MariPilar Zugarramurdi

  • MariPilar Zugarramurdi

    Aplaudo totalmente las ideas de ELISA. Creo que esa es la manera sana de formar a un niño. Y por supuesto, en forma pràctica, para lo cual los padres deben dar ejemplo de esos valores que inculcan.
    Creo que no hay que formar en el teìsmo. Cuànto màs alejados estemos de la religiòn que nos ha deformado, y por otra parte, màs estemos imbuìdos por esos valores que cita Elisa,  estaremos màs cerca de ese Dios de Jesùs que vino a vivir y predicar los valores del REINO.
    Conozco una familiar mìa, atea, he escuchado a su madre que les da a sus hijos veraderas catequesis sobre còmo deben proceder: no  despreciar  a nadie de su grupo ni de los grupos ajenos,   ser humildes y no engreìdos, compartir lo que se tiene y se sabe con sus compañeros de clase,  decir siempre la verdad. Respetar a niños, ancianos, etc… Ademàs,    ella es asì, tal como quiere formar a sus hijos. Les da una libertad paulatina y dosificada para las salidas,  fiestas. etc.  Es sencilla, les habla con la autoridad ganada por la forma en que les va educando y les va dando ejemplo… Ellos la escuchan sin pestañear. Uno de esos dìas,  yo entrè y ni me saludaron,  porque esa era hora sagrada para ellos y estaban concentrados. Otra cosa que les fomentan los padres, es el amor a la naturaleza. Disfrutan por las montañas en bicicleta con su padre y madre
    …y el examinado preguntarà:” ¿cuàndo te vimos hambriento o sediento, o desnudo y te asistimos? y la respuesta que dio Jesùs es: cuando lo hicìsteis con uno de esto pequeñuelos, conmigo lo hicìsteis?   (Mat. 25, 31-46)  El que sigue la doctrina de Jesùs aunque no estè anotado en ninguna religiòn, ese es el verdadero creyente-practicante CRISTIANO, aunque no estè anotado en ningùn libro parroquial
    Despuès,  de grandes,   se toparàn con las religiones, tendràn la posibilidad,  las razones y afectos verdaderos,  para aceptar o rechazarlas, de acuerdo a las experiencias familiares.
    Un saludo a la gente de Atrio                      MariPilar Zugarramurdi
     
     

  • Gabriel Sánchez

    En primer lugar reducir la capacidad de conocer del hombre a la razòn lógica, es empobrecedor…No porque la razòn lógica sea mala, sino porque existe un universo más amplio…

     Sin embargo, estimo que la crisis de crecimiento, es el estado natural del hombre ante una ralidad, cuyo conocimiento intimo se les escapa y cuya totalidad le resulta inavarcable…Somos buscadores y viajeros, tratando de aprender- aprendiendo, en el infinito…Sin embargo, pertinaces, continuamos…ante lo eterno…porque sin entender como, parte esa eternidad esta en nosotros…Gabriel

  • Elisa

    Pienso que al niño hay que educarle en valores. Y educar en valores es acompañar a los hijos en el proceso de respuesta libre y personal sobre su propia identidad, y sobre los horizontes y metas que buscan para su felicidad. Valores e identidad son, en consecuencia, dos realidades inseparables. Una formación plena que permita configurar la identidad de un ser humano en crecimiento, no puede desvincularse o prescindir de una seria y bien planificada educación en los valores.

    El protagonismo de los padres es insustituible. Ellos son los que van a decidir qué valores pretenden involucrar en la educación de sus hijos:Valores biológicos: alimentos, salud, etc, son necesidades básicas.Valores intelectuales: el conocimiento, la creatividad y el razonamiento, origina el mundo cultural del niño. Valores ecológicos: el cuidado, el respeto, y aprecio del medio en que desarrolla la vida.Valores éticos: el respeto, la tolerancia, la solidaridad, la verdad, son los pilares de las relaciones afectivas con el mundo y con los demás.  Valores religiosos: son propios de los creyentes.
    Nuestra naturaleza, tan versátil y con una enorme capacidad para el aprendizaje, es sumamente moldeable y necesita ser educada. Educar significa sacar afuera, es decir, estimular a la persona de tal manera que pueda desplegar su potencial y crecer en todas sus dimensiones humanas. A la hora de educar hay que tener en cuenta dos aspectos. Uno de ellos es tomar en consideración que la persona crece en varios sentidos: físico, intelectual, emocional, espiritual y social. Si descuidamos una sola de estas dimensiones, estaremos recortando el potencial de esa persona y su capacidad de vivir una vida plena. Por desgracia, nuestra civilización occidental se ha centrado enormemente en las vertientes física e intelectual, descuidando la tan nombrada inteligencia emocional, que ahora muchos están descubriendo, y aún más la dimensión espiritual, tan ignorada y denostada en los últimos tiempos, y que no tiene tanto que ver con ritualismos ni doctrinas, sino con algo más hondo e intrínseco de cada cual. La dimensión social del ser humano, que siempre se ha cultivado en todas las culturas tradicionales, ahora parece amenazada por diversas formas de individualismo y de aislamiento, paradójicas en esta era de la comunicación global.

  • Margarita Aguirre

    Honorio:
    Yo no soy tan pesimista. En los hogares estables, los niños viven los valores de la ayuda mutua, de las confrontaciones conversadas, de la ruptura paciente de las riñas entre hermanos.
    No creo necesaria,una educación puramente teista. Confío más en la educación intelectual, que en su momento induzca al hijo a un cuestionamiento religioso, que dependa más de los valores familiares adquiridos, que del “ambiente” agnóstico o ateo de la sociedad en la que se inserte

  • h.cadarso

      Yo respeto y admiro el silencio de María González Haba, aplaudo este amor y dedicación a su esposo…y aplaudo a tantas mujeres que seguramente en el silencio y la discreción sostienen y alientan la vida religiosa de muchos sacerdotes. Y es que creo que situaciones así, como la de Panikker, que al parecer quiso compaginar su sacerdocio con su relación con la mujer, son relativamente frecuentes. Lo cual me parece perfectamente normal, por otra parte.
      Pero con todos mis respetos reprocharía a Panikker y a todos los sacerdotes que viven en situaciones así el no corresponder en la medida justa a esos amores y dedicaciones silenciosas de que son objeto. Cuando un hombre y una mujer se quieren, los dos deben vivir su amor a cara descubierta, pese a quien pese. O por lo menos en igualdad de derechos y obligaciones. Y esa sería quizá una manera de superar el conflicto del celibato del clero dentro de la iglesia católica. Y otros muchos conflictos…

  • h.cadarso

        “La creencia en Dios es algo mamado en casa…” dices, amigo Sarrionandia.  ¿Estás hablando de tu, nuestra generación, o de las actuales generaciones? Que yo sepa, hoy la creencia en Dios no se mama en muchísimas casas, ni en muchísimas televisiones infantiles, ni en la mayoría de los sistemas educativos…Hoy los niños son educados en el agnosticismo y la laicidad, mayoritariamente.
      Y con esto surge una nueva pregunta: ¿debemos educar a los niños en una ideología teísta, con el catecismo en la mano, con ángeles de la guardia y vírgenes en las paredes del cuarto…con…? O es mejor aplazaar la presentación de todo ese bagaje de religiosidad para cuando la persona alcance la edad adulta? En todo caso, qué “precatecumenado” conviene aplicar al niño?
      Yo estas preguntas no las tengo nada claras. sí tengo claro que, al menos a este lado del charco, Joxema adiskide, tenemos puesto el reloj a la hora de Voltaire y de la Ilustración.
     

Deja un comentario