Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4991 Artículos. - 80144 Comentarios.

Lectura laica de la Biblia

El autor nos envía este artículo que hoy publica El País, para su difusión y comentario en ATRIO. Según él al elegir el texto del Deuteronomio, Zapatero se sitúa en la mejor tradición de la filosofía de la alteridad.

 En reiteradas ocasiones he criticado con severidad desde estas páginas la política religiosa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, sobre todo por los privilegios concedidos a la Iglesia católica -sobre todo a su jerarquía- en materia económica y educativa. Críticas todas ellas a mi juicio justificadas y ampliamente compartidas por sectores laicos y religiosos, y que seguiré haciendo mientras no se revise el anacrónico e inconstitucional Concordato con la Santa Sede y no se establezca la igualdad de todas las religiones.

Hoy, sin embargo, tengo que felicitar a Rodríguez Zapatero por el acierto en la elección del texto del Deuteronomio en su prédica del Desayuno de Oración en Estados Unidos y por la certera lectura que ha hecho del mismo en un marco religioso claramente conservador. Yo había pensado en la Parábola del Buen Samaritano y bien creía que ése iba a ser el texto elegido, por su fuerte carga humanista y compasiva; un texto que pone como ejemplo de comportamiento ético-compasivo no a un creyente judío cumplidor de la ley, sino a un hereje, a un samaritano. Pero eligió otro de los textos clave de la Biblia hebrea, que tiene profundas resonancias en los profetas de Israel, en los salmistas, en la literatura sapiencial, en el Testamento cristiano, en el mensaje y la praxis de Jesús, en el movimiento cristiano primitivo y que es de extraordinaria actualidad por la dramática situación de los inmigrantes y por el creciente número de desempleados.

Zapatero leyó sólo una parte de ese texto: “No explotarás al jornalero humilde y pobre, ya sea uno de tus compatriotas, o un extranjero que vive en las ciudades de tu país. Págale su jornal ese mismo día, antes de que se ponga el sol, porque está necesitado, y de ese jornal depende su vida” (Dt. 24,14-15). Creo que debería haber seguido unas líneas más: “No torcerás el derecho del extranjero, ni del huérfano, ni tomarás en prenda el vestido de la viuda. Acuérdate de que fuiste esclavo en el país de Egipto y que Yahvé tu Dios te rescató de allí” (Dt. 24,17-18).

Estas disposiciones humanitarias aparecen en todos los códigos legislativos del Pentateuco: el de la Alianza, el Dodecálogo de Siquem, la Ley de Santidad y el Deuteronomio. Son todos ellos textos de un fuerte componente utópico y de un innegable contenido liberador. Constituyen, en muchos aspectos, la vanguardia en la defensa de los sectores más desprotegidos de la sociedad. Cuatro son las razones que dichos códigos dan para tratar bien a los extranjeros. La primera es histórica: vosotros fuisteis extranjeros en Egipto y no podéis tratar a los forasteros como os trataron a vosotros cuando erais esclavos en el país de los faraones; es la ley de la reciprocidad. La segunda es antropológica: los extranjeros tienen la misma dignidad que los nativos y no hay razón para discriminarlos. La tercera es que Dios opta por los excluidos y marginados, por las personas más vulnerables, como los huérfanos, las viudas, los trabajadores por cuenta ajena, los esclavos y los extranjeros; la cuarta, en fin, porque toda la tierra es de Dios y nadie puede apropiarse de ella como si fuera su dueño absoluto.

Al elegir este texto Zapatero se sitúa en la mejor tradición de la filosofía de la alteridad, representada por Emmanuel Lévinas, quien comienza su emblemática e influyente obra Totalidad e infinito (Sígueme, Salamanca, 1977, 9) hablando de la “responsabilidad por el prójimo”, de la “epifanía del rostro, pero el rostro en cuanto rostro es la desnudez -y el desnudamiento- del ‘pobre, de la viuda, del huérfano, del extranjero”. El comentario del presidente me parece todo un ejemplo de lectura laica de las Escrituras judías en clave de liberación, en perspectiva humanista y en el horizonte de la utopía.

Pero eso no significa dar un cheque en blanco a Zapatero. Su discurso no puede quedarse en meras palabras. Le compromete personal y políticamente, ¡y mucho!, si no quiere ser acusado de inconsecuente. Le obliga a la hospitalidad con los inmigrantes y a la no discriminación de los “sin papeles”, a eliminar de la Ley de Extranjería ciertos tonos xenófobos, a incumplir la normativa europea en materia de inmigración, claramente lesiva de los derechos de los migrantes, a mejorar las condiciones de vida de la clase trabajadora, de las personas desempleadas, a no revisar a la baja las pensiones de la clase trabajadora. Le obliga a asegurar la satisfacción de las necesidades básicas de la población migrante: residencia estable, vivienda digna, trabajo, alimentación, salud, acceso a la educación y a la cultura en las mismas condiciones que los nativos. Sin olvidar el reconocimiento de los derechos políticos.

De lo contrario a Zapatero podría aplicársele lo que los feligreses dicen con frecuencia tras oír el sermón de los curas: “No es lo mismo predicar que trigo dar” o lo que afirma el, a veces sabio, refranero español: “Consejos vendo y para mí no tengo”.

Juan José Tamayo es profesor de Ciencias de las Religiones de la Universidad Carlos III de Madrid.

 

48 comentarios

  • javier m. arana

    Entre Zapetero y el texto escogido…me quedo con los dos.

  • teófilo liberto

    Pepe Blanco:

    Como dije en mi anterior colaboración, mi intención era no sguir con la presente controversia, pero me tomo de nuevo una libertad que se hace excepción, con el permiso de los foristas de Atrio. Gracias.

    Creo que a lo largo de 2.000 años, en la ICAR no sólo ha habido pecado, hipocresía, maldad, pacto con los poderosos, ignominia, conservadurismo, cinismo, etcétera; ha habido generosidad, entrega a fondo perdido, militancia cristiana, espiritualidad verdadera… El mensaje de Jesús ha liberado a millones de personas; cierto, empero, que con excesiva frecuencia ha sido utilizado para oprimir.

    Cuando se habla de los movimentos sociales, de las personas que han protagonizado esos movimientos y esas luchas sociales, no debemos olvidar que muchos cristianos han sido protagonistas de primera mano de todas esas movidas y conquistas sociales, conjuntamente con hombres y mujeres ateos, agnósticos, socialistas, anarquistas… No hay ningún problema en aceptar eso. Porque además  jamás me he identificado con partidos de derechas, por cierto, aunque estoy en contra del aborto, sin duda; mi militancia se ha hecho presente en organizaciones solidarias y grupos apostólicos de Iglesia, y hace años, siendo yo muy joven, en el nacionalismo canario de izquierdas, en el que han jugado y siguen jugando un papel muy destacado algunos católicos.

    No rechazo los nuevos modelos de convivencia en pareja, por más que mi modelo ideal sigue siedo el matrimonio cristiano abierto a la solidaridad y a la vida. Sin embargo, creo ser consciente y conocedor de que a menudo en no pocos matrimonios católicos se transparenta muy poca autenticidad, muy poco compromiso solidario, en tanto en parejas de hecho se dan signos mucho más auténticos de amor, libertad personal y compromiso. Al menos en apariencia. Creo saber por experiencia propia todo esto.

    Trato de respetar a los obispos, porque veo en ellos a los maestros y pastores de la fe de que nos hablan los Evangelios, la Tradición de la Iglesia y el propio Magisterio, si bien me gustaría que los obispos fuesen más sencillos y humildes, cercanos y militantes de la solidaridad. Más amistosos sin ínfulas de grandeza,  sin la barrera que parecen representar boatos, etiquetas y protocolos y títulos honoríficos y formas de tratamiento oficial.

    El celibato entiendo que puede ser una tortura para muchas personas, como también es liberación y disponibilidad para otras tantas. Al igual que la sexualidad y la vida en pareja o en parejas pueden liberar a muchos y esclavizar a otros tantos. Hay para todos los gustos.

    Con respecto a los colegios católicos privados o concertados, clases de Religión en la enseñanza pública… Una de mis grandes frustraciones y desengaños procede justamente de ahí. De los colegios católicos concertados o privados, procede porque en ellos, salvo loables excepciones, sigue funcionando el clasismo, un cierto conservadurismo social, político y económico, y unos extraños privilegios concedidos por el Estado, puesto que en ideario interno los centros católicos son perfectamente privados,independientes, pero a la hora de manejar dineros, son públicos, en tanto siguen siendo muy privados y nepotistas y burocratizantes a la hora de contratar a su personal profesional docente, casi nunca por criterior verdaderamente evangélicos y audazmente pastorales o militantes.

    De la enseñanza de la Religión católica en centros públicos, otro tanto: salvo honrosas excepciones, la mayoría de los docentes que imparten esa asignatura lo hacen sin vocación, sin pasión, sin comunión verdadera con la doctrina de la Iglesia; lo hacen, casi todos y salvadas las excepciones de rigor, simplemente porque hay que trabajar en algo y ganarse el sustento. Todo esto creo saberlo de pimera mano porque yo mismo soy docente en la escuela pública.

    De modo que por lo anterior y por más, a menudo pienso que el Concordato debería revisarse.

    Y nada más que añadir.  

  • juan luis herrero del pozo

    Señores  Miguel y Tamames, en el respeto a sus personas, sus apreciaciones me parecen vomitivas.
    Juan Luis

  • h.cadarso

      Chocan aquí ideas y actitudes: de Pepe Blanco, de Liberto, de Ana Rodrigo, de Pelaez, de González Morán, de nuestro moderador Duato… perdonen que no nombre a todos. No es cuestión de subirnos a la parra,  es más o menos comprensible que haya opiniones diferentes, todas muy arraigadas y con un buen número de seguidores en esta sociedad en la que vivimos.
      Habría que admitir que la Biblia es patrimonio de toda la humanidad, y no ponerse nervioso porque una persona la saque a relucir, tal como hizo Zapatero en Washington. Y una vez aceptado el derecho de Zapatero a hacer uso de la Biblia, cabe hacer todas las matizaciones y correcciones a la lectura que hizo de la Biblia nuestro jefe de gobierno.
    Yo creo que no ha lugar a pasarle por las narices a Zapatero los cuatro millones de parados. Y desde luego que este hecho no le prohíbe hacer uso de la Biblia tal como la usó. La mala situación de la economía española tiene su origen en la rapiña de la Gran Banca; de la cual Gran Banca está mucho más cerca la derecha española que el PSOE o el resto de la izquierda.
      Otra cosa es que creamos que Zapatero no está siendo bastante enérgico en atacar las raíces de la crisis. Yo creo que está teniendo demasiadas contemplaciones con los banqueros, y que Rajoy querría que todavía tuviese más atenciones con los ricos y peores maneras con los trabajadores. Pero cada uno tiene su opinión al respecto.
        Efectivamente, Pepe Blanco, son los que han elaborado las leyes sociales, los creadores de la Seguridad Social, los políticos y servidores del estado, los que han hecho algo por el bienestar del pueblo; y no los curas. Dicho sea en términos generales, porque Vicente Ferrer, San Juan Bosco, y tantos otros creyentes, también han hecho lo suyo.
      El problema no es ese; porque yo creo que muchas de las leyes sociales y medidas que han cimentado el estado de bienestar han sido inspiradas y redactadas y defendidas  por personas cristianas, movidas por sus ideas cristianas. También por personas no creyentes, desde luego. Por ejemplo Pablo Iglesias, Mitterrand, Willy Brandt.  Pero a cada uno lo suyo.
      Pero lo cierto es que en Atrio se expresan también opiniones contrarias a las mías y a las de Duato, amigo González Morán. Y esas discrepancias son normales, y dignas de todo respeto. EN TODO CASO, DEBERÍAMOS DISCREPAR CON BUENOS MODALES, SIN SUBIRNOS A LA PARRA.
     

  • pepe blanco

    Teófilo Liberto,
     
    – Siento de verdad que la iglesia te haya maltratado. Yo nunca me he sentido maltratado por la iglesia. Únicamente puedo decir que me exigía ciertas actitudes por mi parte que no estaba dispuesto a mantener. Pero no puedo decir que me haya maltratado. Pero es que no hace falte que te putee un párroco, o un obispo, para descubrir que la iglesia no te aporta nada positivo y edificante (me refiero a la iglesia real, “de carne y hueso”, o sea, de dogmas y liturgias, no a la quimera mística).
     
    – Si a ti resulta que sí te han puteado, y les sigues el juego, pues a lo mejor es que tienes un punto masoquista. Piénsalo.
     
    – Mira, Teófilo, ¿cuándo ha luchado la iglesia por la sanidad universal gratuita, cuándo por la educación pública, cuándo por un sistema de pensiones justo? No niego el valor puntual de la caridad, pero lo que de verdad ha mejorado la vida de los desfavorecidos han sido las conquistas sociales, no las buenas intenciones de los curas.
     
    – Por supuesto que la modernidad ideológica no implica necesariamente solidaridad. Pero tampoco la implica la caverna mental. ¿O es que piensas que todos los católicos son, por el hecho de serlo, solidarios?
     
    – Quizás no entiendo la castidad celibataria, vale. Pero si tú no entiendes la bondad de otros tipos de familia diferentes a las de los kikos, también es tu problema. Y si no entiendes el aspecto económico y de dominación psicológica del celibato religioso (sacerdotal u otro) pues también es tu problema. Incluso más que un problema, un drama.
     
    – Dices que en lo particular descrees del nacionalcatolicismo. ¿Y en lo general?
     
    – Las actitudes contemporáneas ante la vida (eso que tú llamas despectivamente “ser progre”) a veces son, efectivamente, individualistas. Pero también sucede con frecuencia todo lo contrario, que están mucho más orientadas hacia la solidaridad que las más antiguas que tú defiendes.
     
    – Yo no soy anticlerical. ¿De dónde deduces que soy anticlerical? ¿De que no me gustan las vestiduras litúrgicas de los clérigos? ¿De eso lo deduces? Pues vaya…
     
     

  • francisco javier peláez

    Continuo con los sueldos y pensiones de diputados.Por ciertpo,Pepe Blanco soy funcionario y no criticol sueldo de funcionarios,critico el “EXCESO” de sueldos.Es más mantengo,como hace Vicenc Navarro,que no hay “exceso de funcionarios” sino menos que en Europa.Bono ha mandado una carta a los diputados aclarando que el complemento de jubilación no se cobra si no se llega a los 65 años.No aclara si el complemento se paga si no se ha  generado jubilación con los requisitos generales:15 años de cotización y creo que 2 dos dentro de los últimos 8 anteriores a los 65.No nos aclara si Aido ya no tiene que volver a trabajar tras 11 años de diputada.Segundo,y esto es lo más interesante,dice que el presupuesto de sueldos de diputados,funcionarios y asesores del congreso excede sólo en 5 millones al sueldo de Ronaldo de un año.Obsérvese que no compara con la pensión de jubilación del presidente del BBVA-78 millones de euros-.Esto se debe a que Bono,aparte de un timorato,es un rockero frustrado,le gusta el espectáculo,el star system.De ahí la peluca.Lo del complemento de jubilación de los diputados es,como dice el cuñado de Bono:!Un escándalo…!!Es un escándalo…!.

  • teófilo liberto

    Para Pepe Blanco:

    Por mi parte voy a hacer el esfuerzo de escribir un último comentario, sobre todo por respeto a los usuarios o foristas de ATRIO. Y porque empiezo a ver entre tensa e infructuosa esta controversia. Así que veamos.

    Salvo que a ti te hayan puteado de mala manera en la Iglesia católica, Pepe Blanco, pondría la mano en el fuego para afimar que estoy seguro de que desde sectores de la ICAR no te han podido putear como me han puteado a mí. Sin embargo, creo que sin intención de presumir de valiente ni de chachi de la película, sí quiero confesar que pese al mal trato recibido por parte de personas y sectores de la ICAR (por hipocresías, cinismos, mundanismos, antimilitancias, burocratismos y nepotismos varios habidos en mi contra), en modo alguno odio a la Iglesia: la Iglesia es la Esposa, Cristo es el Esposo; y creo de verdad que no se puede ser un verdadero apóstol de Cristo sin ser un enamorado de la Iglesia, santa y puta, que decía san Agustín.

    Tu último párrafo sería gracioso si no produjece tristeza, indignación, perplejidad… Es falso, tendencioso, injurioso; incluso reconocindo todos los pecados de la Iglesia univesal y reconociendo los méritos y logros de la socialdemocracia, tu comentario del último párrafo es tan falso y ruin que no merece mayor análisis: se descalifica por sí solo.

    No idolatro a los kikos, y mucho menos al Opus; en realidad, mi línea de actuación apotólica y militante no ha pasado por esas organizaciones y sí por movimientos solidarios y católicos militantes. En general, fieles al Magisterio, es decir, no progres. La experiencia militante, que juzgo como poco magitral o modélic en mi caso, al meos sí que me ha enseñado que una cosa es ser progre y otra ser solidario; es más, cada vez coinciden menos esas dos realidades o concepciones, o como quieras tú llamar al asunto.

    El que te empeñes en no entender lo que es la castidad, el celibato, la castidad celibaria, el hacerse eunucos porel Reino (renuncia muy alabada por el propio Jesús de Nazareth), es tu problema, permíteme, no el de tantas personasque libremente acogen ese carisma y lo ponen al servicio de los demás.

    Yo soy hijo de la democracia, y en lo particular descreo del nacionalcatolicismo. Pero también de la ideología progre, al menos en lo que ésta tiene de mera exaltación de las libertades individuales, en clave individualistas.

    Por lo demás, analizando tus posiciones vuelvo a encontrarme, creo, con algo que ya me advertían: en algunos foros de Internet donde se concitan cristianos, en realidad predomina el anticlericalismo progre: difamaciones, calumnias, medias verdades, gruesas mentiras, insultos al Papa, a ls obispos, mofa de las verdades de la fe… Es así: lo constata un puteado por personas y sectors de la ICAR que, empero, no la odia, a la Iglesia, sino que se empeña en amarla, puesto que es la Esposa de Cristo, la madre en la fe. Es obvio que es así.

    No tengo nada más que añadir.

  • pepe blanco

    – Vamos a ver, ¿Teófilo? ¿Liberto? (las interrogaciones denotan una duda muy seria acerca de la conveniencia de la supuesta metáfora que a través de tu nick pretende caracterizarte como un especial hijo de dios y como un liberado, tal vez por tu ideología). Vamos a ver, digo:
     
    – ¿Por qué te empeñas en intentar identificar subliminalmente la familia en la que creen supernumerarios y kilos con la única y verdadera familia? ¿Acaso no hay otros tipos de familias tan legítimas como esas? ¿Cómo crees que se refieren a sí mismos, con frecuencia, los miembros de institutos consagrados, sino con la expresión “ser de la familia”, para referirse a otros compañeros de la misma orden o instituto? Y, una vez más la contradicción, si esa familia que el Opus Dei afirma defender es la única verdadera que engendra vida y consuma el mandato divino, ¿cómo es que los numerarios y numerarias viven célibes y agrupados por sexos en pisos o residencias? ¿Por qué el celibato de los numerarios es heroísmo y el de otro ciudadano cualquiera es relativismo hedonista?
     
    – ¿Por qué tantas personas tendéis a identificar el trabajo en la administración pública con la caridad cristiana, (y por eso criticáis los sueldos de los gobernantes)? Parece estar bastante claro: porque en el fondo todavía no sois capaces de diferenciar el trono y el altar. Parece que muchos aún vivís en la época feudal, cuando los reyes eran ungidos por Dios (algunos) y bendecidos por el papa (a veces) y los nobles eran generosamente compasivos con los esclavos, a veces. Parecéis herederos ideológicos de Dostoviesky, para quien el futuro no pasaría porque la iglesia se convirtiera en estado, sino que el estado se convirtiera en iglesia. Pues bien, ni lo uno ni lo otro.
     
    – La iglesia ni es santa ni es pecadora. Y no lo es porque la iglesia no es nada. Es una abstracción de inspiración mística. Una abstracción útil a ciertos efectos, pero peligrosa por enajenante. Los santos y los pecadores son los cristianos, con nombre y apellido (aparentemente, muchos más de los segundos que de los primeros)
     
    – Cuando hablo de las riquezas de la iglesia, no apunto necesariamente al Vaticano. Pienso, por ejemplo, en el solar que la diócesis de Orense vendió por un pastón al lado de la casa de mis padres hace un par de años, o en las otras dos casas propiedad de la iglesia en el centro de mi pueblo. O en las más de 600 casas rectorales propiedad de la diócesis de Ourense. O en el monte que está a cinco km de mi pueblo, que también es de propiedad episcopal. Ya ves, no necesito irme a Roma para escupirle a la iglesia su incongruencia. No tengo ni que salir de mi pueblo.
     
    – Si te molesta tanto la existencia de eso que llamas despectivamente “progresía”, pregúntate por qué te molesta tanto. Quizás tengas algún serio problema en tu subconsciente. ¿Qué pasa, que sólo los católicos ricos de derechas pueden ir a cenar al Bulli sin que tú los critiques? ¿Te das cuenta de lo estúpidamente elitista que pareces?
     
    – ¿De verdad crees que el presupuesto de la Malvada Sede incluye el presupuesto total de gastos e ingresos de la iglesia católica? ¡Tío.., ¿en qué mundo vives?!
     
    – Respecto a la esperanza para los desfavorecidos, ¿qué quieres que te diga? Pienso que la socialdemocracia europea ha hecho más por los desfavorecidos europeos durante los últimos cien años, que la iglesia en sus mil setecientos años de historia. Apañados estarían los desfavorecidos europeos si hubieran seguido confiando en la iglesia, hace unos cien o ciento cincuenta años. Todavía estarían viviendo de la limosna episcopal.
     

  •  

    st1\:*{behavior:url(#ieooui) }

    <!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} @page Section1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>

    /* Style Definitions */
    table.MsoNormalTable
    {mso-style-name:”Tabla normal”;
    mso-tstyle-rowband-size:0;
    mso-tstyle-colband-size:0;
    mso-style-noshow:yes;
    mso-style-parent:””;
    mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
    mso-para-margin:0cm;
    mso-para-margin-bottom:.0001pt;
    mso-pagination:widow-orphan;
    font-size:10.0pt;
    font-family:”Times New Roman”;
    mso-ansi-language:#0400;
    mso-fareast-language:#0400;
    mso-bidi-language:#0400;}

    Luis Gonzalez Moran:
     
    Creo que tienes mucho que aprender, de lo mucho que se vierte en ATRIO. Pero me permito recomendarte, a ti, y a todos, un libro estupendo que estoy leyendo ahora: “El Poder del Ahora” de Eckhart Tolle.
    En este libro no se habla mas que de espiritualidad. Laicamente, es una maestría que demuestra el autor, fruto de su personal experiencia y de su genio, están llenas de poder sus enseñanzas. Es uno de los maestros, del que deberíais aprender los sacerdotes, en lugar de retorcer el colmillo, defendiendo, privilegios pretéritos de la Iglesia, que no se corresponden con el poder real que hoy tiene. Menos política y más espiritualidad de la autentica.

  • Asun

    Hola, Luis González:
     
    No he entendido lo siguiente. Te ruego me lo expliques, porque soy, a veces, además de un poco sorda, bastante dura de mollera. No me acomplejo por ello. Bueno, a lo mejor… 
     
    “Asun:
     
    ¿Y no será que estáis en otro bosque que no deja ver ninguno de los dos?” 
    Sé un poco más explícito, si tienes un par de minutos. Muchas gra

  • Luis González Morán

    Luis Troyano:
    Yo nunca he hablado de este “nido de rojillos”. Debo enfatizar que eso lo dices tú y que tú sabrás por qué lo dices. Yo no lo pienso, así que es difícil que lo diga.
    Asun:
    ¿Y no será que estáis en otro bosque que no deja ver ninguno de los dos?.

    Cordialmente, por supuesto, y gracias a tanto animoso consejero como me ha salido: por mi propia salud espiritual tendré que intensificar mi presencia en el Atrio.

  • Luis González Morán:
     
    “Pero uno tiene que ser fiel a sí mismo, por simples razones de supervivencia.”
     
    Mientras hay vida hay esperanza, quizá frecuentando este “nido de rojillos”, que no niegan la divinidad. Se te haga la luz, y veas la verdad con menos deformación. Nunca es tarde, y menos para la propia intimidad. A fuerza de mirar para el pasado, os habéis olvidado del presente. Y es en el presente donde está la vida, el pasado es una momia seca, solo valida para estudiosos. ¿Qué futuro, le estáis proporcionando a ese Jesús “que tanto amáis”?.
    Se os vacían los templos, porque predicais el Jesús-momia.

  • Asun

    “El drama es que a Zapatero le quema la idea de Dios: y va, y tranquilamente, elimina de su cita la referencia a Dios y mutila el texto bíblico y lo convierte en un muñón. eñor Zapatero: eso no se hace, eso es muy feo, porque entonces ya no se cita a la Biblia, que quiere decir otra cosa, se cita a sí mismo, que se encuentra con suficiente poderío para eliminar la esencial referencia a Dios. Y entonces ya no es un pensamiento de la Sagrada Escritura, es un pensamiento propio que no debe buscar un apoyo en el que, sencillamente, y está en su derecho, no cree”.
     
    Aquí, Luis, dices más de ti que del presidente español, entreveo mucho prejuicio, no concediendo realmente libertad a la selección del texto.  Dios no necesita ser referenciado para ser en todo y en todos. Das demasiada importancia a lo que no se dice y reaccionas como narra Lucas de los compatriotas de Jesús al eliminar el último verso de Isaías.  Diciéndose: ”Pero ¿no es éste el hijo de José? Sobreentendiéndose “Pero, ¿quien se cree éste que es? ”. Tu reacción me ha llevado a esta misma actitud de los nazarenos.  La historia se repite mil veces y caemos en lo mismo. No podemos evitar prejuzgar y  proyectamos lo que llevamos dentro, todos sin excepción.
     
    “ Sin embargo, un buen católico no debe preferir esas lecturas laicas, cualesquiera que ellas sean o vengan a ser, a las lecturas bíblicas guiadas e iluminadas por la autoridad del Magisterio eclesiástico”.  Lo mismo te vengo a decir, Liberto. Jesús, interpretó por sí mismo la Escritura en la vida real, transmitiendo lo que para él era esencial. Aunque los doctores de la religión judía  se escandalizaban y querían cogerle en falso movidos por la pureza de su Ley.
     
    Lo que intento decir es que viendo el bosque desde fuera se aprecian muchas contradicciones.

  • teófilo liberto

    Para toda esta controversia a propósito de la lectura laicista, llevada a cabo por el presidente Zapatero,  con Deuteronomio 24, 14-15, no olvidemos que ya el mandatario socialista, en el marco de una participación suya en la Escuela Tomás Meabe (16/7/2005), señaló que “la libertad nos hace verdaderos”, en clara disimetría con la afirmación-exhortación del evangelista Juan:  “La verdad os hará libres” (Jn 8, 32).

    Afirmando lo que afirmó en ese encuentro en el año 2005, Zapatero si sitúa en la tradición idológica del marxismo (en el caso del PSOE, en versión descafeinada, blandengue y progre): la libertad sería la fuente de los valores, pues el hombre nace condenado a ser libre (J.P. Sartre). La sapiencialidad del evangelio de san Juan, el más simbóliamente teológico de los Evangelios canónicos, empero más bien insiste en la perspeciva de religar a la criatura con Dios, que es padre. Substancial diferencia: los valores no nacen de una concepción de la libertad como aspiración absoluta, sino que nacen de la experiencia de encuentro con la verdad, que para un cristiano es Jesucristo (con el mismo evangelio de san Juan: “Jesucristo es el camino, la verdad y la vida” (Jn 14, 6).

    José Luis rodríguez Zapatero, como hombre libre y se entiende que culto, es muy libre de pensar por cuenta propia y de hacer las lecturas bíblicas que él desee, crea y determine. Sin embargo, un buen católico no debe preferir esas lecturas laicas, cualesquiera que ellas sean o vengan a ser, a las lecturas bíblicas guiadas e iluminadas por la autoridad del Magisterio eclesiástico.  

  • francisco javier peláez

    Yo,sin embargo,siempre dispuesto hacer la “pinza contra el PSOE”,en este caso,Luis González Morán-PP,FJPeláez-IU.Creo que  no pintaba nada allí.Por supuesto,no estoy de acuerdo con las razones de Luis:ZP,furioso laicista-!me descojono!-…

  • Antonio Vicedo

    Respecto a lo que en algún comentario se dice de haber dejado a Dios de lado en la lectura bíblica, parece que ya Jesús, según aporta Mateo en la descripción que hace del Juicio Supremo y sin superior apelación, habla, juzga y sentencia (Ahora lo consideran sentar JURISPRUDENCIA), solo de actitudes y comportamientos  de relaciones humanas, sin referencia explícita a Dios, ni a nada de lo que tan importante consideran conservadurismos eclesiasticos, en tan solemne, universal y definitivo acontecimiento: (Por eso aclara: – CONMIGO, LO QUE a UNO CUALQUIERA DE LOS MÁS PEQUEÑOS HERMANOS HUMANOS)
    No hace falta mucha técnica bíblica, ni teológica, ni fanatismo ultramontano para darse cuenta de por donde deja Jesús sus huellas.

  • Luis González Morán

    Este Atrio, incluido el Moderador, es expresivamente previsible.
    Esta entrada se llama “Lectura laica de la Biblia” y el propio Sr. Juan José Tamayo habla de la “prédica del Sr. Rodríguez Zapatero en el Desayuno de la Oración en Estados Unidos”. Servidor de Udes. se atuvo al contenido de esta entrada y comentó lo que a él le pareció la “prédica” de nuestro insigne mandatario: sin salirse para nada del tema.
    Como era de esperar, ha surgido una plétora del defensores de la situación del Sr. Presidente, dado el escoramiento político de este foro, tema en el que yo no había entrado, pero que parece un tema “muy sensible” para un determinado sector del Atrio. Mi comentario se ceñía a la intervención “orante” de Don José Luis. Simplemente dije que me parece una burla hablar del salario de los jornaleros cuando hay casi cinco millones de parados en este país. Opinión que sigo manteniendo. Que no es culpa del Sr. Zapatero que haya tantos parados?, por supuesto, pero ¿cuándo dijo servidor lo contrario?
    Ana Rodrigo.
    Escribes: “Es obvio que todo el mundo tiene derecho a opinar como quiera, pero quien lo haga en público debe estar dispuesto a que, si alguien discrepamos, también podamos hacerlo”.
    Por supuesto, mi querida amiga. Solo faltaría que uno exigiera fidelidad a toque de corneta. No voy a entrar ahora en el tema de la “verdad” y la “libertad”, también explicado a su manera por el Sr. Presidente del Gobierno: “la verdad os hará libres”. Cada uno anda con “su” verdad, buscando “la” verdad. Quien discrepa, enriquece el pensamiento y, además, tú discrepas con sensatez y buenas formas, salvo cuando polemizas con jftamames (Es broma…).
    Antonio Duato:
    Tu intervención es la primera, inmediatamente después de haber aparecido mi escrito y muy poco tiempo después. Dices: “Luis, no puedo estar más en desacuerdo con tu última intervención y quiero manifestarlo, aunque me alegro de que intervengas manifestando cada vez con más claridad tu opinión”. Bueno, un poco de calma nunca viene mal. “No poder estar más en desacuerdo”, es haber llegado al desacuerdo total. Vale, y qué quieres que haga: que me ponga a llorar? Antonio, debo decirte con toda lealtad que tu reacción me ha parecido excesivamente desproporcionada, aunque la acepto por venir de quien viene, no porque crea que tienes razón.Y continúas: “Me hiere tu tono jocoso respecto del presidente del gobierno español, que se encuentra en un momento de máxima dificultad…” Mi querido amigo: el Presidente del Gobierno no se encuentra en ningún momento de dificultad, el que se encuentra en un momento de dificultad es el pueblo que él gobierna, y los millones de parados sin subsidio ya, que es una cuestión completamente distinta: si él ha tenido tiempo incluso para acudir a predicar en el desayuno de oración.
    De todas formas, se trata de una simple opinión, no quiero polemizar ni hacer sufrir a nadie. Pero uno tiene que ser fiel a sí mismo, por simples razones de supervivencia.

    Ya me gustaría a mí que se defendiera al Papa cuando en este Foro es gravemente ofendido y solo salimos a la palestra los de siempre. Eso de los distintos raseros…
     

  • Sarrionandia

    Debido a la extensión de los comentarios me he privado de su lectura y ahora me privo de hacer mi comentario.

  • ana rodrigo

    Jftamames, no se pueden decir más sandeces juntas como lo haces tú en tan corto espacio. No merece la pena perder el tiempo contigo.
    Uffff…..!!!

  • ana rodrigo

     
    Luis sabe que leo siempre sus comentarios y digo que hacía tiempo que no le leía uno tan provocador como el último publicado en este hilo. He esperado a que me bajase un poco “el calentón” que me dio al leerlo y voy a controlarme.
     
    Es obvio que todo el mundo tiene derecho a opinar como quiera, pero, quien lo haga  en público debe estar dispuesto a que, si alguien discrepamos, también podamos hacerlo.
     
    Creo que estamos en un momento muy delicado en este país y que la derecha política está comportándose con bastante bajeza y poco o ningún patriotismo, palabra con la que en tantas ocasiones se llenan la boca.
     
    Es legítimo opinar si el Presidente de gobierno o el gobierno en su conjunto lo está haciendo muy mal o menos mal o como quiera, pero quizá, personas inteligentes como muchas de las que participan en este atrio, entre ellos Luis GM, deberían hacer un análisis de la situación española sin que se les vea el plumero tan descaradamente en favor del acoso y derribo de Zapatero a costa de lo que sea.
     
    Habría que comenzar por el origen de la crisis:
    – Los grandes financieros barrieron tanto para casa que llegó un momento en que la m… le salió por las ventanas y salpicó a los inocentes, la clase trabajadora.
    – La especulación de tantos sinvergüenzas ha llevado a la ruina a muchas empresas, eso sí ellos deben tener las cuentas bien saneadas en los paraísos fiscales.
    – En España teníamos el agravante de que durante los últimos 30 ó 40 años la economía española se basó en el ladrillo y en el turismo. Dos gigantes con pies de barro, como ha quedado demostrado.
    -Cuando esto sucede, unido a que los bancos cierran el grifo financiero,  el edificio de la economía española de viene abajo como un castillo de naipes.
    – En esta situación de catástrofe nacional, la derecha se infla como un globo, saca pecho, y aparecen los típicos salvapatrias. Comienza la estrategia electoralista de hacer leña del árbol caído, con la gravedad de que en este caso el árbol no es Zapatero, como cree la derecha, sino nuestro país.
    – Dicho esto, es posible que el gobierno podría haber hecho las cosas mejor, yo lo desconozco porque si lo supiera, seguramente sería asesora del Presidente de gobierno, y a la vista está que no es así.
     
    El escrito de Luis me desagrada enormemente por las mismas razones que Antonio ha expuesto bastante mejor que yo lo hubiese hecho, entre otras razones porque cuando estoy indignada me muerdo todo lo que puedo la lengua para no ponerme a la altura del contrincante.
     
    Lo dejo aquí  sin dejar dicho que me preocupa mucho el grave problema por el que pasa mi país y lamentando que la oposición esté comportándose tan irresponsablemente. Sólo hay que verles la cara de satisfacción a Rajoy o Arenas hoy en Atarfe (Granada) al ver que las cosas van tan mal.

  • pepe sala

    Ostrás !! Lali, tiras con perdigón lobero y tienes buena puntería.
    No me siento con ánimos para darle alguna lección más a un cura viejo; pero debería saber ( por los años que lleva ejerciendo) que la lectura de la Bíblia, afortunadmante, está al alcance de quien quiera ” conocer al enemigo”.
    Y digo afortunadamente, porque, como bien sabe el cura viejo, durante los buenos tiempos ( para él y sus mariachis nacional-católicos) la lectura de la Bíblia estaba prohibida para laicos y para creyentes. No es conveniente conocer los trapicheos de éstos santos varones sin la guía de los ” doctores tiene la santa madre iglesia”.
    Pues le diré al cura viejo y a quien quiera leerlo, que yo mismo, desde mi ateismo y mi laicidad asegurada, he leído mucho más la Bíblia que la mayoría de quienes se llaman a sí mismos creyentes. Y digo más, mis propios hijos ( sin bautizar) conocen los textos bíblicos mucho mejor que la mayoría de quienes se decían católicos y estudiaban en los mismos centros de enseñanza. Incluso les conocian mejor que la mayor parte de los profesores de la religión obligada. Y vaya líos tuvieron por llevar la contraria a tales  ” hombres sabios”… casi como los de Zapatero por atreverse a leer un texto de la Bíblia.  Anguita es otro gran conocedor de la Bíblia y tampoco debe ser demasiado creyente…
    Lo dicho Lali, que al enemigo hay que conocerle bien, y vaya si se les conoce a través de lo que ESCODEN a los neófitos de las Escrituras.  Sólo les leen lo que conviene, pero lo comprometido lo excaquean siempre, o le dan una interpretación que no se la cree ni el más tonto de la clase.
    Buenas noches, pues.
     

  • Lali

    Amigo Luis:
     
    Evito entrar en el carácter y el tono general de tus afirmaciones para centrarme sólo en uno de tus comentarios. Es el siguiente:
     
    “El drama es que a Zapatero le quema la idea de Dios: y va, y tranquilamente, elimina de su cita la referencia a Dios y mutila el texto bíblico y lo convierte en un muñón”.
     
    Copio ahora el texto de Mc10,19 que corresponde a la contestación de Jesús al rico:
     
    “Ya sabes los mandamientos: no mates, no cometas adulterio, no robes, no des falso testimonio, no defraudes, sustenta a tu padre y a tu madre”.
     
    Sobre estas palabras de Jesús podríamos decir que, tranquilamente, ha eliminado de las sagradas tablas de la Ley los primeros mandamientos referidos a Dios y ha mutilado el texto bíblico convirtiéndolo en un muñón. Aunque el atrevimiento de Jesús llegó más lejos. Se atrevió a suprimir el décimo mandamiento sustituyéndolo, ¡qué gran casualidad!, por la misma ley social leída por Zapatero antes las mismas barbas del imperio. Verás que escribo con cursiva los mandamientos del decálogo y con letra normal la ley del Deuteronomio a la que Jesús alude. Puedes verlo así en tu Biblia. Si la que usas es la de Jerusalén, bastante mal traducida por cierto, también lo verás así, sólo que ahí se traduce: “no seas injusto”. La cita Dt 24,14 está escrita al margen.
     
    Según la lógica que empleas, podemos afirmar que también a Jesús le quemaba la idea de Dios. Claro que con Jesús esa forma de argumentar no encaja. ¿No será, Luis, que nosotros andamos buscando a Dios por el sitio equivocado?
     
    ¿No has leído el artículo “Zapatero en la punta del iceberg” en el blog de Juan Masiá, Vivir y pensar en la frontera? No estaría de más echarle un vistazo. Al parecer, a los profesionales de la Biblia les ha pasado por alto el texto de Mc 10, 19 donde Jesús hace mención de la misma ley del Deuteronomio leída por Zapatero.
     
    Un abrazo, Luis
    Lali

  • jftamames

    Ser profesor de Ciencias Religiosas, lo bueno que tiene es que no tienes que vivir nada que te comprometa. Sólo tienes que vivir por encima del bien y el mal. O algo parecido.
    Así debe ser cuando, ante la política seguida por el presidente Rodríguez, la única crítica que aparece es las relaciones jurídicas entre dos instituciones.
    Luego, tras ese aviso lleno de peticiones para que el señor Rodríguez persiga con más ahínco a la Iglesia Católica, se lanza a maravillarse del discurso de ese presidente en una reunión a la hora del  desayuno. Demuestra, mejor de lo que yo he hecho, lo fácil que es ser Teólogo de la Liberación. No es más que hacer lecturas socialistas, progresistas, vacías y huecas.
    Esta alineación de este científico de las religiones con el señor Rodríguez es cruel por otros motivos.
    El presidente Rodríguez está preocupado por los jornales y los que nadie quiere. En España ha promovido la legislación más agresiva para favorecer el aborto. No hay quien pueda tener jornal dentro de 20 años. Ha traído la legislación más agresiva para hacer desaparecer la vida privada y personal alrededor de la familia. Como los más integristas del socialismo, quiere dejar a la intemperie a los individuos y que sólo tengan un interlocutor, el partido y el Estado.
     Dentro de la corriente más sectaria relanza las heridas de la Guerra Civil. No sabe distinguir entre hordas de asesinos militantes de partidos socialistas y de extrema derecha con el deseo de toda España por vivir en paz. Y es normal vivir en esas raíces porque el socialismo, en todas sus formas, fue parte de un bando en una Guerra Civil y realizó todo lo que estaba en su mano para hacer desaparecer a inocentes de toda condición y edad.
     En paralelo a todo ello, el socialismo ha resultado ser la única ideología muerta, no sólo de muerte, para dar solución alguna ante cualquier crisis económica.
    Carece de cualquier idea para realizar política que no sea meterse en la educación moral con su asignatura para aceptar un modelo antropológico basado en la negación de cualquier valor moral elemental.
    No ha levantado su voz para exigir a la Internacional Socialista el pedir el perdón y la reparación ante más de un siglo de terror.
    La experiencia de la alteridad del experto en religiones Tamayo es tan limitada a la lectura de libros como palanca crítica son sus afirmaciones ante los fantasmas que sólo los progresistas ven. No ven el vacío que la muerte y la destrucción han dejado en la Humanidad tras el paso por el poder del Socialismo. Eso no. Debe ser harto amargo y terrible ver con claridad el fracaso de la utopía totalitaria socialista y ver que sus soluciones, críticas, pasado y presente es infértil en ideas. Sólo les queda ser esa solterona de clase media asustada ante un mundo que no entiende ni comprende. En esa ignorancia sólo les queda lo fácil: la descalificación moral de los demás que no piensan como ellos.
    Por último, las personas que tenemos posiciones, ideas, opiniones o lo que sea que están a años luz del socialismo, tenemos que soportar la justificación de esas posiciones con citas a libros y textos de todos. El uso del  plus de verdad o solidez que dan esos textos en los argumentos pervertidos en la interpretación socialista de la vida, es repugnante. Quién usa libros religiosos para justificar posiciones ideológicas o políticas son integristas peligrosos y fanáticos sin conciencia crítica.
    Es una lamentable situación que la Iglesia Católica sea el único reducto para minorías de progresistas que sólo les queda pasarse el resto de sus vidas pidiendo perdón por todo el mal hecho y el que han podido evitar.
     

  • Antonio Duato

    Luis, no puedo estar más en desacuerdo con tu última intervención y quiero manifestarlo, auque me alegro de que intervengas manifestando cada vez con más claridad tu opinión.
     
    Me hiere tu tono jocoso respecto al presidente del gobierno español que se encuentra en un momento de máxima dificultad, porque ha querido que la crisis no recayera sobre los más inocentes, los trabajadores. Puede que haya habido algún fallo en el complejo diagnóstico y remedios puestos a la crisis, pero en todo caso es un fallo del que todos sufriremos. ¿Quién lo hubiera hecho mejor? ¿Quiénes parece que se alegran por cada nuevo parado porque hace más peso para derribar a ZP?
     
    Efectivamente, la adopción de medidas sociales y remedios keynesianos de fomento de obras públicas para contrarrestar los efectos de la crisis, han endeudado al país, que se ve amenazado (no Zapatero, sino el país) por los grandes poderes económicos concentrados en Davos y la gran prensa económica, donde Aznar tiene sueldo de asesor.
     
    No es un momento para reírse de él ni de Obama que tiene problemas parecidos para sacar una necesaria y justa ley de seguridad social para todos.
     
    Pero, dejando esto aparte, reivindico que la Biblia es una literatura que pertenece ya a toda la humanidad. Ojalá hubiese más lectura laica de la Biblia y ni ella ni Jesús quedaran como patrimonio exclusivo de unos creyentes, cuando es tanto el libro como la persona son patrimonio de la humanidad.

    Con el mismo derecho con que yo puedo hacer una lectura laica de la Ilíada y la Odisea, aunque no crea en toda la mitología que la impregna, puede un no creyente abierto leer en privado y en público los textos bíblicos para sacar enseñanzas.
     
    Y es odioso que saques lo de quitar signos explícitamente religiosos de los  lugares públicos. No es sino una consecuencia de la constitución del 78, que decimos que nos trajo la reconciliación nacional, pero que en muchos puntos no se aplica.  Y el nacionalcatolicismo está volviendo “sin complejos”. Esto es peligroso en España.

  • Luis González Morán

    La estelar y planetaria intervención de  nuestro bien amado Presidente en el Desayuno de oración me suscita las siguientes reflexiones:
    1ª.- Los medios de comunicación han perdido la ocasión de su vida de pergeñar un titular definitivo: “Don José Luis Rodríguez Zapatero dirige la espiritualidad mundial”.  Hubiera quedado chulo y, dada la envergadura en número y poderío de los asistentes, hubiera sido hasta un título verdadero. También podría haber valido: “El Sr. Rodríguez Zapatero dirige el retiro espiritual anual del mundo”.  O también, “El Sr. Rodríguez Zapatero, líder de la espiritualidad mundial”.
    2ª.- Personalmente, estimo que ha sido un acto de cínica indigencia: ha acudido allá para que “le viera Obama”, que parece que se resiste mucho a verlo. Que el beligerante laicista Zapatero acuda a un acto religioso de esta índole, me recuerda a los mozuelos que, sin ninguna convicción, acudían a misa los domingos para que “les viera” la chica a la que amaban o intentaban amar. Si eres ateo  o agnóstico, pues muy bien, chico, estupendo, si esto es lo que quieres ser, pero asúmelo con todas las consecuencias, no hagas excepciones singulares en provecho propio personal o político. Sorprende que un dirigente con tal furia laicista, llegue a Washington y doble la cabeza ante el “Dios del evangelio”.
    3ª.- Nuestro Presidente escoge para su parlamento un texto del Deuteronomio: “No explotarás al jornalero humilde y pobre, ya sea uno de tus hermanos o un forastero que resida dentro de tus puertas. Le darás cada día su salario, sin dejar que el sol se ponga sobre esta deuda; porque es pobre, y para vivir necesita su salario”. (Dt 24, 1-15). El único problema es que el texto “original” no finaliza ahí, sino que concluye: “Así no apelará por ello a Yahveh contra ti, y no te cargarás con pecado”. El drama es que a Zapatero le quema la idea de Dios: y va, y tranquilamente, elimina de su cita la referencia a Dios y mutila el texto bíblico y lo convierte en un muñón. Señor Zapatero: eso no se hace, eso es muy feo, porque entonces ya no se cita a la Biblia, que quiere decir otra cosa, se cita a sí mismo, que se encuentra con suficiente poderío para eliminar la esencial referencia a Dios. Y entonces ya no es un pensamiento de la Sagrada Escritura, es un pensamiento propio que no debe buscar un apoyo en el que, sencillamente, y está en su derecho, no cree.
    4ª.- Añádase: resulta una burla que el Presidente de una nación con casi cinco millones de parados hable de que hay que dar “cada día su salario al jornalero”. Jornalero es el que trabaja por un jornal y jornal es la retribución de justicia que se da por el trabajo. Por eso la cita resulta, además de mutilada, dolorosa.
    5ª.- ¿Por qué el Sr. Presidente no dice las mismas cosas en España que en el “Desayuno de oración”? ¿Por que no habló en su oración cósmica de la necesidad urgente e inaplazable de quitar los crucifijos?

    6ª. Esperemos que al bien amado Sr. Presidente le haya gustado la experiencia, a la que nadie le obligó, y se anime a practicarla con frecuencia, aunque sea en la soledad de la Moncloa.

  • teófilo liberto

    Y por cierto, Pepe Blanco, es que insistir en eso de que lo obispos, sacerdotes, religiosos y eligiosas no predican con el ejmplo formando una familia en vez de permanecer célibes, ¿de verdad lo afirmas en serio?
    No es ahora el momento de entrar a discutir si el celibato de los ministos ordenados debe sr optativo o no, pero resulta que pese a los innúmeros fallos y pecados de la inmensa mayoría de sus hijos, los hijos de la Iglesia católica, son precisamente las familias católicas más conseradoras y tradicionalistas (de los kikos, dl Opus, de la Legión de Cristo, e incluso mucas más que no pertenecen a organizaciones como las anteriores pero que son comprometidamente católicas) las que más hijos tienen en este país, que mantiene índices de natalidad aún muy bajos para lo que son las exigecias del relevo generacional, el asegurar las pensiones, cuestión que ahora tanto se debate, etcétera. 

  • teófilo liberto

    Para Pepe Blanco:

    Empiezo por e final: tratar de la forma en que lo haces a los kikos y al Opus es sectario y además, falso. Y ojo: ni con kikos ni con cat´licos del Opus Dei me siento en lo particular yo mismo muy a gusto (menos incluso con éstos últimos que con los primeros). Pero desprecir a esos colectivos porque entre ellos sí hay personas que creen en la familia, abierta a la vida, etcétera, es una crítica progre y sectaria. Y al respecto no olvides esto que dijera nada menos que Julio Anguita: “La progresía es el sumidero de la izquierda”. considero que defender los astronómicos salarios de los políticos es cualquier cosa menos decente, sociaista de verdad,militante de verdad. Es lo que afirmara Anguita: sumidero. Es apuntarse a caballo ganador. Es ser progre, vamos, que en genral no coincide con ser solidario.
     

    La Iglesia es santa y pecadora, por ende, necesitada de permanente reforma. En muchas de sus actuaciones deja muchísimo que desear, sin duda. Sin embargo, la matraquila de las riqezas de la Iglesia, apuntando siempre al Vaticano, es una memez de tal envergadura que no merece mayor pérdida de tiempo en refutarla. Es un tópico de la progresía vividora de caviar y restaurates caros y 6.000 euros de sueldo mensual de media , de esa msma que hace años conirtió en hotel y restaurante de lujo ese emblema de la lucha libertaria que es el poblado del anarquista Seisdedos, en Cádiz.

    En realidad, el presupuesto de la Santa Sede, para hacer funcionar todos sus dicasterios y las obras pontificias, etcétera, se sabe que es, desde hace lustros, inferior al presupuesto de que dispone cualquier parlamento de cualquier país europeo. Y aun así, por supuesto que la Iglesia deja muchísmo que desear y está llena de fallos, incoherencias, pecados, autoritarismos, abusos de poder e hipocresías perpetrados por muchos de sus hijos; pero con todo, es esperanza para los empobrecidos; la socialdeocracia, mucho menos.

    Si hay vida eterna (y por la palabra de Jesucristo, que es Dios, los cristianos ceen que sí), el cristianismo es el camino que lleva a esa vida eterna; la socialdemocracia, al menos según los postulados que tú mismo defiendes, Pepe Blanco, a lo más que puede llevarnos es a ser ricos, a asegurar un jugoso retiro si nos portamos “bien” como políticos… El cristianismo es un proyecto de sentido global de la existencia;la soialdemocracia, una forma de organizar las relaciones sociales, las relaciones humanas en sociedad.

    Todavía hay millones de amas de casas “a la antigua usanza” (no pocos también trabajadoras fuera del hogar), que por supuesto viven más auténtica y radicalmente las raíces de socialsmo entendido como solidaridad y entrega que los prebostes o mandarines que viven del socialismo a cuerpo de rey.

    Como solía repetir ese maestro de militantes cristianos que se llamó Julián Gómez del Castillo (recordado por muchos, y maestro de militantes pese a sus pecados y errores personales, que sin duda tuvo),entre un militante socialista de los tiempos de su padre y de su abuelo (fundadores e impulsores de la UGT y del PSOE en el norte de España),  y uno de nuestros días existe o media una diferencia esencial, a saber, el de hace ochenta o cien años lo normal es que pagara (cotizara) por serlo, en tanto el de hoy más bien tiende a cobrar -y cuáno cobra- por no serlo.

  • francisco javier peláez

    A PEPE BLANCO:Hoy en Publico viene una propuesta de IU de que ningún cargo gane más que el presidente del gobierno-91.000 euros-.No tiene mucho sentido que se reduzca a los controladores el sueldo a 248.000 euros-cosa con la que estoy de acuerdo-y que Bono que no sabemos que hace salvo salir en religion digital gane 219.000 euros.PEPE BLANCO te felicito por tu medida de reducir el sueldo de los controladores.A ver si ya que nos conocemos de aquí de ATRIO me colocas de asesor en Fomento.

  • francisco javier peláez

    Incluso el mismo concepto “desayuno de oración” es absurdo es como “comida de trabajo”:en el segundo ni se come ,ni se trabja;en el primero,ni se desayuna,ni se ora.Sólo una organización conservadora puede organizar una oración en que se asiste precisamente por la condición y rango del orante:presidente de EEUU,presidente de …Precisamente la condición esencial de cualquier oración que se precie es que se asiste despojado de cualquier dignidad y que no se rehuye la mezcla de clases,orígenes y dignidades.Un acto orante absurdo que además al pobre hombre-ZP-se le vió que no quería orar.

  • francisco javier peláez

    No comparto la admiración general porque ZP elija este texto que,por cierto,no se corresponde ni con su práctica política actual,ni con la que se avecina.No reconozco a ZP en el texto porque no creo que se haya distinguido hasta el momento por ser un político con sentido social.Es más los políticos más socialdemócratas que tenía a su alrededor-Caldera-los ha apartado.Por otra parte,si ni tan siquiera era el invitado principal-que era Hillary-no sé a que ha ido a un acto de oración.Absurdo.Lo que pasa que este pais atufa de bipartidismo y si dices esto automáticamente eres del PP.Creo que la defensa de ZP no tiene porque ser numantina.Con este “fundamentalismo bipartidista” no avanza el pais.

  • Lali

    ¿Cómo es que nadie, ni siquiera la Iglesia, ni los profesionales de la religión se han dado cuenta?
     
    ¡Jesús citó la misma ley social que leyó Zapatero en Estados Unidos! Os recomiendo la lectura del Blog de Juan Masiá, vivir en la frontera.
     
    Cada día me convenzo más de que el Galileo y su proyecto son los grandes ignorados de los que muchos decimos saber.
     
    Un abrazo.
    Lali

  • Javier Renobales Scheifler

    Que haya acérrimos defensores de la ICAR oficial que se rasgan las vestiduras por lo que llaman en Zapatero ‘un acto de propaganda e hipocresía ya tiene bemoles’ mientras no ven la propaganda e hipocresía que hacen tantos que citan la Biblia a diario en su ICAR oficial, me parece el mejor ejemplo de la famosa idea de la paja y la viga que recoge la propia Biblia.
     
    La viga es la propaganda de la idea, repetida hasta la saciedad, de que la Biblia es palabra de Dios, unos libros inspirados por Dios.
     
    Una lectura laica –y muy profesional- de la Biblia es por ejemplo la que hace el catedrático Antonio Piñero, que no es creyente. Por ejemplo, si miramos su blog
     
    http://blogs.periodistadigital.com/antoniopinero.php
     
    En sus últimos posts “Síntesis final: Tendencia y sesgo del Evangelio de Marcos (XIV y XV)” podemos que, sin pretender infalibilidades (que también son pura propaganda e hipocresía del tamaño de vigas gigantes), el profesor Piñero expone su fundada opinión de que el desconocido evangelista, elevado a Santo por puros intereses de la Jerarquía, que han dado en llamar Marcos, escribía influenciado por las circunstancias en las que vivían el propio Marcos y su ecclesia, y lo escribía sin perder de vista los objetivos o intereses que él y su comunidad perseguían al necesitar –a diferencia de Jesús- dotarse de un evangelio con el que presentarse como ecclesia.
     
    Creo que una lectura laica de la Biblia debe hacer pensar, también al creyente, que quienes escribieron esos Libros lo hicieron interesadamente, y que es posible, necesario y honesto, tratar de desvelar esos intereses con los medios racionales al alcance de los entendidos.
     
    Por el contrario, creo que tratar de encubrir esos intereses y objetivos con gratuitos dogmas inventados como ‘palabra de Dios’ o ‘inspirados por Dios’ es pura propaganda mágica.
     
    En cuanto a los sueldos y beneficios vitalicios de los políticos, lo elevado de dichas retribuciones creo que entre otras cosas sirve para que vean la realidad de manera distorsionada, muy diferente de cómo la ven los pobres y los que no tienen la vida asegurada de forma vitalicia.
     
    En realidad es la economía la que marca la política, y la economía no tiene nada de democrática.

  • Héctor Rodríquez Fariña

    La decisión que tuvo que tomar José Luis Rodríguez Zapatero para asistir al Desayuno Nacional de Oración debió ser muy difícil para él. Por una parte iba a enfrentarse una vez más con las críticas de la derecha, lo que no le importaría mucho pues lo mismo le hubieran criticado si no hubiera ido. Se mezclaban razones opuestas de tipo diplomático y político, estratégico. La opinión más general es que acertó con su intervención valiente frente a una auditorio en su mayor parte conservador.
     
    Lo que más me admira fue su capacidad para adaptarse y respetar cualquier manera de pensar aunque difiera de la suya. ¿Qué importa que se trate de un ambiente religioso para un hombre que valora a las personas por si mismas sin tener en cuenta su color, sexo, posición social, creencias, posiciones conservadoras?
     
    Su actuación no supuso ningún juicio negativo u opinión personal adversa contra ninguna credo o religión. El Deuteronomio es para él un libro venerable de la antigüedad: ser socialista no significa revolverse contra todo lo que huela a religión. El Presidente no se enfrenta a creencias alguna de nadie ni trata definirlas conforme con sus propias conceptos e la realidad. Quizás este sea el sello distintivo de la verdadera democracia. No basta con poder votar y elegir en unas elecciones sino el saber respetar a los demás tal como son aunque no estemos de acuerdos con sus ideas.
     
    ¡Qué distinta sería la iglesia con una democracia de este tipo! ¿Puede haber verdadero amor si no respetamos las ideas de los demás? “Amaos como yo os he amado” es una amor que no repara en ‘cómo somos’ sino en ‘lo que somos’. Jesús ama sin condenar: “si nadie te ha condenado yo tampoco te condeno”. La defensa desesperada que hacemos a veces de una manera de pensar, como si fuera ya la verdad absoluta, sólo es a lo sumo  una aproximación a la verdad. Nos basamos en que la Iglesia garantiza la verdad cuando concede valor divino a la Sagrada Escritura. Pero la facultad de conceder esa valoración divina se prueba sólo por la Escritura. ¿Quién asegura a quién? ¿Quien viene antes el que asegura o el asegurado? Cuantos hermanos que tiran todo por la borda y se marchan se encontrarían mejor en la iglesia si vieran en ella la huella de Jesús: el respeto el amor de verdad, el reconocimiento de los derechos humanos y la democracia.

  • francisco javier peláez

    Pepe no seas tramposo que no se sale del tema.O al menos se sale tanto como lo de los sueldos de los políticos.No hay absolutamente ninguna justificación para que un diputado gane la pensión máxima con 11 años.¿Es que Aido que fue a Bruselas a decir la tontería de que retrasaban la jubilación para asegurar las pensiones de su generación,no va a trabajar en nada después de su paso por la política?.Es una prejubilada de oro.No tengas cara Pepe que el artículo de Tamayo habla de no reducir la cuantía de las pensiones y no me salgo del tema.Por cierto,el PSOE es la “derecha civilizada”,no es un partido socialdemocrata.En ese sentido lo de “cheque en blanco” de Tamayo me parece muy blando.Ya llevamos mucho tiempo viendo las políticas del PSOE en democracia como para ser tan comprensivo.El problema que tiene ZP es que no quiere políticas tan de derechas como las de González,pero tampoco le sale salir de la crisis por la izquierda.Y en esas estamos..

  • Kepa

    París bien vale una misa
     

    Lo que resulta inaceptable de todo este bochornoso asunto es que el presidente del gobierno de España sea incapaz de decir al presidente de los Estados Unidos que él no va a acudir al Desayuno de Oración porque no es creyente. Que si su intención es organizar un encuentro entre diferentes líderes del mundo, lo aconsejable sería crear un clima “de mínimos” donde todos los asistentes pudieran sentirse cómodos.
    ¿Por qué no lo ha hecho? Porque quien le invita es una persona creyente que, además, es el Presidente de la nación más poderosa de la tierra ¿Si le hubiera invitado a un Desayuno de Oración el presidente de la República de Portugal hubiera acudido? Evidentemente no. Habría aducido mil razones falsas, esas que los diplomáticos saben presentar tan bien como verdaderas, pero no hubiera asistido.
    Así pues, centremos el tema: Zapatero ha participado en el Desayuno de Oración porque era una oportunidad de tocar poder. Ni más ni menos.
    Su actitud me recuerda a la de esas familias que no siendo creyentes quieren para sus hijos una boda por la Iglesia. No creer es un derecho, un derecho legítimo, pero las mascaradas y las incoherencias producen un profundo rechazo. 

  • pepe blanco

    Hola otra vez, Teófilo Liberto
     
    – Es imposible que el cristianismo supere a la socialdemocracia como “proyecto total”, por la simple razón de que el cristianismo no ofrece ninguna propuesta de sociedad concreta. Y cuando lo ha hecho, ha dejado de ser cristianismo para convertirse en una sociología más, bastante retrógada, en general. Solo hay que ver las vestiduras rituales de los sacerdotes, obispos y cardenales para darse cuenta que todo eso, y lo que lo rodea, está absolutamente desconectado del mundo real de hoy. No parece tener nada que ofrecer.
     
    – Por supuesto que, de entrada, el trabajo de un gobernante es más importante que el de un misionero. Al menos el trabajo de un gobernante de mí país y para mi país. Para Kenia, a lo mejor es más importante el misionero. Pues si eso, que le pague el gobierno keniata.
     
    – Hace 50 años, nadie dudaba de la importancia del trabajo de una ama de casa. Pero lo cierto es que cada vez hay menos amas de casa, en sentido tradicional, pues la mujer se va incorporando lenta –y aún deficientemente- al mundo laboral, tradicionalmente masculino. La comparación, me parece que no viene al caso; es así como un poco preconciliar.
     
    – Lo que digo sobre las riquezas de la iglesia, será clásico, progre, barato, tendencioso y sectario. Pero no por todo ello deja de ser contundentemente cierto, pues es la pura y cínica verdad.
     
    – Por supuesto que, como ciudadano no religioso, estimo que la labor de un obispo será todo lo importante que quieras para la iglesia. Pero, para la sociedad, debería ser irrelevante. Y si no lo es, malo. Lo mejor que puede hacer, su labor de beneficiencia, han de ofrecerla las administraciones como un derecho de los ciudadanos, no el señor obispo como una arbitraria obra de caridad. Y sobre el asesoramiento psicológico, me gusta mucho más el de los profesionales competentes de la psicología y otros saberes cercanos.
     
    – La supuesta defensa de la familia por parte de la iglesia, es una falsedad como la copa de un pino. La iglesia no defiende la familia, aunque pregone lo contrario y algunos os lo creáis. Insisto: si tan cierta es esa defensa de la familia, que todos los curas, obispos, cardenales, monjitas y frailecillos se casen ya y tengan muchos hijos e hijas. ¡Ah, sí, claro, que en ese caso no los controlarían, ni heredarían herencias de solteronas, ni… Y además tendrían que pagarles, no 600 euros, sino por lo menos el triple o más, para criar a una familia numerosísima de cuatro, cinco o “n” hijos! ¿Cómo no se me ocurrió pensar antes en todo eso! Como mucho, algunas sectas, como los kilos y el Opus Dei, defienden la interpretación del hogar como una granja de pequeños cristianitos.
     
    Y a mí, lo que me parece un insulto a la inteligencia es que intenten hacernos creer lo contrario.
     

  • pepe blanco

    El problema no es tan simple como parece,  Francisco Javier Peláez.
    La política y el gobierno de la cosa pública es un trabajo duro que exige mano de obra cualificada. Además, tiene el grave inconveniente de ser temporal, al menos el trabajo en los puestos de gobierno. Y los puestos que hay que cubrir son muchos más que militantes -disponibles y cualificados- tienen los partidos. ¿Y cómo convencer a los buenos profesionales para que dejen temporalmente, durante cuatro años su trabajo habitual, durante los cuales tendrán que interrumpir, quizás traumáticamente, su vida laboral, tal vez además desplazándose de su lugar de residencia, y todas las otras incomodidades que conllevan los cargos? Pues como lo haría cualquier empresa: ofreciéndoles pasta y una cierta garantía de futuro. Yo lo veo así de  tristemente simple.

    De todas formas, esto se sale bastante de la lectura laica de la Biblia. ¿O quizás no? Por si acaso, no me gustarís seguir por estos derroteros, no vaya a ser que nos llame la atención el moderador.

    (Últimamente, parece que no me dejan hablar en ningún sitio, ¡qué asco!)

  • teófilo liberto

    Permíteme, Pepe Blanco, que te diga que si la socialdemocracia consiste en eso que tú planteas, pues válgame Dios; yo claro, acaso por esa “concepción decomonónica” que tengo del socialismo, según tu diagnóstico, pues como que sigo creyendo que el socialismo debe ser eso: promoción de la justicia, promoción de la solidaridad, promoción de la militancia frente a la burocracia… Y no creas que no conozco experiencias locales de socialistas, el alcalde Jerónimo Saavedra, por ejemplo, hombre melómano y erudito, pero a mi juicio cualquier cosa burguesa menos socialista de verdad (yo entiendo que ser socialista es creer en el socialismo autogestionario, solidario y militante; tú y políticos como Saavedra y compañía, parece que no, que reivindican la socialdemocacia).

    De acuerdo en que el cristianismo supera, como proyecto total, omniabarcante, lo que es la socialdemocracia; empero, insisto: sigo pensando que el soialismo es un estupendo ideal para repartir con un máximo de justicia equitativa las riquezas, los bienes de producción y de consumo.

    ¿Por qué el trabajo de un político ha de estar inmensamente mejor pagado que el de una ama de casa, que está tan mal pegado que ni siquiera cotiza a la Seguridad Social? ¿Es que acaso el trabajo de un político es más importante que el de un misionero, cuya labor es silenciosa y casi siempre gratuita?

    Yo he conocido algunos políticos honestos; creo que se puede ser un político honesto, pero me parece que no pensamos lo mismo sobre lo que tienen que hacer para de verdad ser honestos los políticos.

    Por lo que dices sobre las riquezas de la Iglesia, tu afirmación es la clásica afirmación progre barata, o sea, tendenciosa y sectaria. Cierto que la Iglesia debe mejorar en muchos asuntos, de modo que a mí mismo me desalienta no poco la realidad de la Iglesia. Sin embargo, ya que lo tú nombras, me supongo que sabes que un obispo católico es mileurista; no me gusta comparar, pero como mínimo la labor de un obispo es tan importane como la de un político, lo cual dicho tampoco quiere dar a entender que los obispos son o sean perfectos; al contrario, algunos dejan muchísimo que desear.
    Por cierto, de varias fuentes sé que el papa Juan Pablo II, tan denostado, cierto que pudo tener, dijéramos el mundo bajo sus pies, pero resulta que dejó en su testamento escrito que detrás de sí, a su muerte, no dejaba nada, ninguna posesión, ni siquiera libros. Nada.

    Con fallos, pecados e imperfecciones de toda clase, la Iglesia católica es casi hoy día la únic institución que defiende la familia de los ataques laicistas de los socialdemócratas. Afirmar, cosa que haces tú, que no tienen derecho a defender la familia los curas, religiosos, religiosas y obispos porque son célibes (son célibes precisamente para estar más libres para defender la causa de las familias, de todas las familias renunciando a tener familia propia), me parece sencillamente un insulto que no merece mayor comentario.

    Saludos.  

    Que los sueldos de los políticos de todo pelaje son excesivos es algo que creo se denuncia en los movimientos sociales solidarios. Incluso no sólo partidos políticos radicales como el SAIN lo desean corregir, sino que otros, acaso más moderados (como el PUM+J), lo están planteando en sus debates internos.  Me extraña que justifiques eso, en vista asimismo de que también lo denuncia miles de ciudadanos, acaso millones.   

  • francisco javier peláez

    Hombre Pepe,la cosa no es tan fácil.Resulta que hay medidas que los políticos quieren aplicar que deberían empezar por aplícarselas a ellos mismos.Por ejemplo,resulta sorprendente que pretendan ampliar el período de cálculo de la jubilación de 15 a 25 años-ya lo aumentaron de 8 a 15-cuando ellos tienen una mejora del Congreso de los Diputados que con 7 años les da el 80% de la pensión máxima y con 11 el 100%.Claro estas cosas no tienen por donde cogerse.

  • pepe blanco

    Hola Teófilo Liberto,
     
    Al leer tus comentarios, he tenido la sensación de que posees un concepto decimonónico de la mentalidad “socialista” o, como yo prefiero llamarle a día de hoy, socialdemócrata.
     
    Un gobernante o un simple ciudadano socialdemócrata puede seguir siéndolo, aunque gane un sueldo de ministro, de la misma forma que, supongo, un cristiano puede seguir siéndolo, aunque no venda todo cuanto tiene y se lo dé a los pobres (de lo contrario, el papa y la curia romana no serían cristianos, pues no han vendido todo cuanto tiene la iglesia para dárselo a los pobres).
     
    En cualquier caso, reprocharle a un socialdemócrata que no reparta su fortuna personal con los pobres es identificarlo con un cristiano. Es, en el fondo, identificar socialdemocracia y cristianismo. Y son dos cosas diferentes. Lo primero es un sistema de organización social, económica y política y, lo segundo, no se sabe muy bien lo que es, pues la definición depende de quién la escriba. Pero lo que está claro es que los que tenéis el mandato divino de repartir vuestros bienes con los demás, sois los cristianos, no nosotros, los socialdemócratas. No lo olvides, por favor.
     
    A mí no me parece mal que los políticos y los gobernantes tengan sueldos altos, sean del partido que sean, pues su trabajo es tan o más importante para la sociedad que el de los empresarios, que, ganan mucho más dinero que ellos, en general. En ese sentido, tu discurso parece ser el típico panfleto en contra, en el fondo, de la cosa pública. Supongo que porque no crees en ella. En el fondo de ese discurso parece latir un axioma tremendo y detestable: “solo los banqueros, los empresarios y los curas son buena gente y hacen un trabajo útil; los políticos son unos impresentables: son todos iguales.” Pues no.
     
    (Y, por si te apetece descubrir contradicciones en la gente, te ofrezco una: ¿por qué los sacerdotes, los obispos y los religiosos aseguran defender la “familia”, o sea, un determinado tipo de familia, cuando ellos tienen prohibido casarse y formar una? ¿Por qué los mismos que al celibato sacerdotal le llaman entrega, al de otros le llaman egoísmo?)
     
     
     
     

  • Gabriel Sanchez

    No se porque, pero sin opinar de la interna demasiado, creo que lo de Bonoeffer sirve para estè hilo también…

    http://www.taize.fr/es_article4891.html

  • teófilo liberto

    Gaspar Llamazares cobra un sueldazo que te cagas -permitida la expresión coloquial, ¿no?-. Igual gran parte de ese sueldo lo reparte en organizaciones benéficas, sindicatos de clase y en la solidaridad con la dictadura o satrapía de los hermanos Castro, que todo es posible. Sin embargo, el que sea así me parece injusto, más allá de la buena voluntad y bondad humanas del señor Llamazares, particular que desconozco. Exactamente lo mismo pienso del resto de sueldazos astronómicos de la inmensa mayoría de los políticos de izquierda (incluidos activistas sociales como Pedro Zerolo & cía), de centro y de derecha, tanto monta monta tanto. 

    Como injusto es que exista toda esa red de enchufes de colaboradores, técnicos, asesores y asesores de asesores, no pocos de los cuales no hacen más que figurar y poco más. También injusto me parece que Rajoy perciba de sueldo lo que percibe, al igual que me parece muy mal el sueldazo del alcalde de Madrid, que también es del PP. O lo que perciben como políticos profesionales los máximos dirigentes del PNV. Etcétera: repito que no hago distingos de siglas ni de ideologías, por lo demás insaturadas, monoinsaturadas y en general degradadas.

    Claro que creo en la lectura por libre de la Biblia; así la practicaron tantos ilustres personajes a lo largo y ancho de la hitoria de la humanidad (ni se puede ni se debe poner puertas al campo…), por ejemplo, el republicano León Felipe. Me quedo con el genial poea zamorano, que no con la política social del PSOE, porque a un partido que se dice de izquierdas (partido, socialista, obrero y español, ahí es nada) se le debiera exigir mucho más reparto de la riqueza para los que menos tienen (inmigrantes, desempleados, parados de larga y larguísima duración, enfermos, viudas, personas con minusvalías psíquicas y físicas…) y menos para los que se han enriquecido, a menudo a costa de los demás.

    Es todo lo que pido. No me parece demasiado.

  • Miguel González

    Considerar un acierto lo que no es sino un acto de propaganda e hipocresía ya tiene bemoles. Es más que dudoso que el responsable de la ruina en la que está sumida España sea capaz de seleccionar un texto de la Biblia, pero lo que sí es seguro es que habrá sido asistido por alguno de sus asesores religiosos amigos del viento. Podría haber elegido un texto que hablara de la corrupción de la que su partido tiene experiencia cum laude. Claro que de haber hecho eso ya no habría dado el pego con el cuento del hombre justo que desde el imperio le recuerda a los malos que deben cumplir con su obligación. En serio: ¿queda todavía alguna persona que le conceda al presidente el beneficio de la duda? Ha dado muestras más que sobradas de incompetencia como para perder ni un segundo en suposiciones.

  • ana rodrigo

    Independientemente de los protocolos establecidos en estos encuentros de los poderosos de este mundo y de la carga de intereses que pueda haber en la presencia de algunas personalidades, creo que aprovechar estos actos, como lo aprovechó Zapatero, para seleccionar un texto que, aunque esté escrito en la Biblia, es universal, ha sido un acierto.
     
    La especie humana que en tantos aspectos somos tan mentecatos, disponemos de testimonios que demuestran que paralelamente también somos capaces de cosas sublimes. Entre éstas podríamos citar textos,  que responden a la sabiduría de personas, colectivos, épocas, culturas, etc. que mantienen su vigencia a lo largo de los siglos.
     
    Creo que el texto leído por Zapatero es un reflejo de esta sabiduría acumulada de una humanidad sabia y sana que siempre ha tenido que enfrentarse a la injusticia y a la avaricia de los poderosos y explotadores.
     
    Bien por Zapatero.

  • Antonio Vicedo

    Teófilo, pasable o bien,  que le zurres a  Zapatero y a sus compañeros de Partido y viaje en aquello que merece zurre, pero eso que no te distraiga de ver y conocer lo que sobre la economía española real afirman los Organismos enterados de la cuestión.
    Hay que repetirlo con insistencia para que el vuelo del capote,  no distraiga cualquier  embestida,   y termine el toro  (que aquí no es toro)  muerto , y la arena empapada con su sangre  mientras, quien lo burló  y mató, vestido de oro y plata,  recibe pleitesía y aplauso del Respetable entusiasmado y satisfecho por la faena.
    La Renta por Persona en España ronda los 24.000 € y somos millones los que ni siquiera soñamos con la mitad.
    ¿Sabrías apuntar dónde está esa renta y quienes son los que la retienen con poco o aún menos derecho?
    No estaría mal que, como actitud testimonial, los que dicen representar a TODO EL PUEBLO, lo representaran más adecuadamente en lo que se puede llamar  retribución de cargo. Pero no olvidemos que son sueldos estructurales y su cuantía se fija por mayoría parlamentaria y por ella se tendría que recortar.
     Otra cosa es la parte que,  de esa retribución,  dedique cada uno  a acrecentar su propio patrimonio, sus lujos y derroches, gracias a la política representativa.  
    El problema de eso queda,  como el de quienes ganan mucho,  en qué se hace con ello habiendo quienes tienen necesidades  vitales, algunas de urgente  supervivencia.
    Pero, en ese rellano de escalera, la cosa atañe principalmente a quienes por su fe en Jesús, sabemos que Él nos tiene dicho: “Conmigo hacéis, o no, lo que con uno cualquiera de mis más pequeños HERMANOS; y que la sal es para salar y la levadura para que, diluida en la masa, la fermente; cosa que tiene mucho que ver con la leída de la Biblia con lectura sagrada o laica y con la coherencia de vida que suscita dicha lectura, sin que  valga excepción para el mismo Vaticano y sus sucursales.

  • teófilo liberto

    La Biblia compartida por judíos y cristianos de todas las confesiones recoge la experiencia religiosa de un pueblo, el judío o hebreo, experiencia vivida a la luz de una espiritualidad abrahánica, que tiene una triple dimensión (Dios, la persona, la comunidad). Recoge asimismo la Biblia cristiana el anuncio del Dios de Jesucristo, buena nueva para la humanidad entera, sólo que especialmente para los pobres, enfermos, desesperados, tristes y agobiados. Y en concreto el Deuteronomio, del que Zapatero ha extraído los dos versículos sobre los que ha sustentado su reflexión (Dt 24, 14-15), significa etimológicamente Segunda Ley. Es uno de los libros clave de la Ley mosaica. 

    De manera que todo en la Sagrada Escritura es experiencia religiosa, experiencia de fe, religación: si Dios no es y está al fondo de toda la experiencia humana y religiosa que es la entraña misma de la Revelación, ¿qué es y para qué es la Palabra de Dios? Parafraseando a san Pablo, “vana sería nuestra fe” (si la Biblia no nos llevase a las puertas del misterio de Dios). Por ende, ¿qué es eso de lectura laica de la Biblia?

    Con respecto a la fe religiosa de Zapatero, no me meto; allá él con sus convicciones, cualesquiera que ellas sean, y con sus agnosticismos, reconocidos por él mismo. Ahora bien, lo que sí me preocupa de Zapatero (y de todo su equipo de Gobierno, compuesto por una inmensa mayoría de falsos socialistas, es decir, de burócratas con sueldazos que te cagas que ya en nada se quieren parecer a socialistas de pro como Bruno Alonso, Julián Besteiro, etcétera) es su política: insisto, falsamente socialista, obrera y solidaria.

    Ni Zapatero ni Felipe González han dignificado a la clase trabajadora; muy al contrario, los beneficios de la Banca (ya sabemos, el gran capital…) han sobresalido exitosos; los sindicatos, especialmente los mayoritarios (UGT y CCOO), meras correas de transmisión del Sistema, domesticados, adulterados a base de subvenciones y de burocracias de liberados (sobre los 300.000, en números redondos).

    Por lo tanto, a mí me gustaría que Zapatero no se viera obligado a hacer más lecturas laicas de la Biblia -puesto que, si no cre en ella, mejor que no se ocupe de ella, por más que esta vez lo salva el que fuera obligado a ello al parecer, como invitado de honor-, pero sí a construir socialismo de verdad, es decir, solidario, militante.

    Por ejemplo: si él y José Bono y Pepe Blanco y demás ministros y políticos socialistas de toda España se bajasen el sueldo (en total, deben ser varios miles los políticos socialistas con cargos en toda España), como mínimo para empezar, a la mitad del que ahora tienen -que ya de por sí es muchísimo, sencillamente inmoral, antimilitante, antisolidario y antiobrero-, podrían subir el subsidio a las viudas, a los enfermos que cobran una pírrica paga… De paso aprobarían leyes que acabasen con los beneficios económicos y fiscales de los políticos, cualquiera que sea el pelaje ideológico del político de turno. Entonces sí que veríamos que la crisis puede remediarse más fácilmente de lo que hubiera podido parecer a priori…

    Pero estoy soñando despierto… Es preferible atacar a la Iglesia, porque ella, la gran infame, que decía Voltaire, es la culpable de casi todo. Hasta de la crisis actual en España, que están pagando, como siempre, los más pobres, los trabajadores, los inmigrantes (contra los que ha legislado y legisla el Gobierno de Zapatero, pese a las loas que le lanza Juan José Tamayo), las viudas, los pensionistas, los mileuristas, los trabajadores de la economía sumerida, los que subsisten ganado 200 o 300 escasos euros al mes con clases particulares…

    Yo al menos no creo nada a Zapatero, ni me creo ninguna de sus lecturas laicas de la Biblia. Sí estaría dispuesto a creer a personalidades de la talla de Bruno Alonso, Salvador Seguí, Angel Pestaña o Cipriano Mera, por ejemplo  -que eran ateos, es decir, esto no es exactamente una cuestión de fe o no fe, es una cuestión de honradez simplemente-. Pero no a Zapatero: no a sus políticas insolidarias y antiobreras; no a su laicismo de Estado; no a la perpetuación de la burocracia versus cultura solidaria; no a que se haya aprobado llamar matrimonio a lo que no lo es (la unión de dos personas del mismo sexo, algo condenado, por cierto, en la Biblia, y por el Magisterio de la Iglesia), no a la explotación permanente de los países del Tercer Mundo (mediante créditos FAD, mediante el comercio de armas, el injusto intercambio comercial…).

  • Javier Renobales Scheifler

    Me extrañaría mucho que los empresarios o ejecutivos conservadores admitieran que alguna vez explotan, ellos, las empresas o el sistema establecido, a los obreros ni a nadie. El principio parece ser: el que quiera que se esfuerce y se haga empresario, y si no puede, pues que se conforme con su situación, que trabaje mucho y ahorre e invierta con cabeza, y ‘saldrá adelante’.
     
    Gran parte de los conservadores no han condenado ni condenarán nunca bestialidades tales como la bélica ‘Cruzada’ ni la dictadura católica ue buscaban implantar con ella; pretender que admitan que explotan a nadie me parece vano intento. Creo que suelen decir que los que más arriesgan son los empresarios … y el que quiera peces que se moje el culo.
     
    La idea de los conservadores es que los inmigrantes son problema de los inmigrantes y de sus países de origen, no de los españoles. Si los inmigrantes quieren venir aquí es porque les conviene a los inmigrantes y a sus países de origen, y están bien en España mientras nos convenga también a los españoles. De lo contrario, que se vayan, fuera con ellos, que aquí no cabemos todos, y nosotros tenemos preferencia, pues para eso somos españoles en nuestra España; los Estados sirven para eso, más cuando han sido hechos por el catolicismo, como dice el papable Cardenal Cañizares que han hecho España.
     
    Como Zapatero favorezca mucho a los inmigrantes, perderá votos, pues somos muy egoístas; y eso el PP lo sabe y lo fomenta. ¿Qué pasó con el 0,7% que motivara en su día las huelgas de hambre de Juan Luis Herrero del Pozo entro otros? Pues que no consigue votos para los políticos que lo quieran llevar a delante, el famoso 0,7% del PIB

    Está bien unas palabritas com las de Zapatero para la galería, sus asesores de imagen deben servir para algo. 

    Pero el único 0,7% que creo se ha implantado es el de la casilla a favor de la ICAR en la declaración de la Renta, con cuya aplicación la ICAR ha recaudado (es decir, ha recaudado al servicio de la ICAR el Estado supuestamente aconfesional) un buen montón de millones de euros más que con el sistema anterior, y ello a pesar de que se viene diciendo que la ICAR cada vez tiene menos adeptos … aunque quizá es que son más ricos ….
     
    El Deuteronomio es mucho más viejo que la ICAR, y no se aprecia que haya impedido a católicos ni demás cristianos ni a judíos explotar todo lo que les ha convenido a los ancho y largo de la Historia.

  • Antonio Vicedo

     Destaco la parte final del artículo, condicionando lo de cheque en blanco, pues de lo que se trata, con Biblia o sin ella , es afianzar la práctica fraternidad humana universal.
    Eso es lo que está en la base del contenido de lo leído por el Presidente  R. Zapatero en la Biblia, y eso,  lo que está intentando alcanzar realismo en el proceso democratizador de los pueblos y de las religiones.
    Mientras el contenido de ese universal NUESTRO o NOSOTROS no integre la superación del individualismo  egoico, toda planificación y estructuración humana quedará edificada sobre arena movediza y expuesta a los movimientos sísmicos que se ceban siempre e irremediablemente sobre los más débiles y marginados.
    Si queremos montajes de eficaz convivencia, no sólo hay que remirarse en los ajustes estructurales de ciudadanos o grupos sociales, sino hacerlo prioritaria y especialmente sobre la calidad personal del ser que debe concebirse, ser considerado y actuar como SUJETO  libre y responsable.
    De nada servirá  una normativa tan justa como sobre la que insiste el profetismo bíblico o los movimientos revolucionarios, dentro de un Sistema que desestima y se opone al fundamento de toda Justicia: la Igual condición, valor, dignidad, finalidad, y fundamentales deberes y derechos de TODO SER HUMANO; de TODA PERSONA. 

Deja un comentario