Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4515 Artículos. - 72537 Comentarios.

La modernidad líquida

Interesante artículo de opinión

Entrevista al sociólogo Zygmunt Bauman: ¿Qué futuro estamos construyendo?

Por Carlos Fresneda

Publicado en elmundo.es el 19 mayo 2013.

La austeridad es ‘pobreza para la mayoría y riqueza para unos pocos’. El sociólogo admite que hoy no hay alternativa viable al capitalismo. ‘La falta de confianza en los políticos es un fenómeno a nivel mundial’.

1368689703_0

Todo se diluye a nuestro alrededor. Cualquiera diría que la “modernidad líquida” que vislumbró Zygmunt Bauman se ha convertido en un torrente que todo lo arrastra. No va quedando nada sólido a lo que agarrarse. Y lo que es peor: cualquiera diría que hemos pasado de la fase “ultralíquida” a la gaseosa. Todo se está haciendo cada vez más etéreo.

“Lo que ocurre es que no tenemos un destino claro hacia el que movernos“, certifica el sociólogo y pensador polaco, que sigue trotando infatigablemente por el mundo a sus 87 años. “Deberíamos tener un modelo de sociedad global, de economía global, de política global… En vez de eso, lo único que hacemos es reaccionar ante la última tormenta de los mercados, buscar soluciones a corto plazo, dar manotazos en la oscuridad”.

Acudimos al reclamo del maestro en su terruño adoptivo de Leeds, donde lleva media vida afincado y desde donde observa el mundo con sus ojillos ávidos, entregado al ritual diario de la escritura y del tabaco en pipa. Aspira Bauman el humo por la boquilla, y ya pueden fluir sus largos y ponderados pensamientos sobre la vida líquida.

“La relación de dependencia mutua entre el Estado y los ciudadanos ha sido cancelada unilateralmente. A los ciudadanos no se les ha pedido su opinión”.

“Cuando usé la metáfora de la “modernidad líquida”, me refería en concreto al período que arrancó hace algo más de tres décadas. Líquido significa, literalmente, “aquello que no puede mantener su forma”. Y en esa etapa seguimos: todas las instituciones de la etapa “sólida” anterior están haciendo aguas, de los Estados a las familias, pasando por los partidos políticos, las empresas, los puestos de trabajo que antes nos daban seguridad y que ahora no sabemos si durarán hasta mañana. Es cierto, hay una sensación de liquidez total. Pero esto no es nuevo, en todo caso se ha acelerado”.

Sostiene Bauman que el mundo sólido surgido de los rescoldos de la Segunda Guerra Mundial ya no es viable. Admite que a él nunca le gustó el término de “estado del bienestar”, que se ha acabado convirtiendo en un caballo de batalla ideológico.

“Yo siempre he preferido hablar del “estado social”. Se trataba de crear una especie de “seguro colectivo” a la población tras la devastación causada por la guerra, y en esto estaban de acuerdo la derecha y la izquierda. Lo que ocurre es que el “estado social” fue creado para un mundo sólido como el que teníamos y es muy difícil hacerlo viable en este mundo líquido, en el que cualquier institución que creemos tiene seguramente los días contados”.

La esperanza es inmortal, sostiene Bauman, que nos invita a defender la sanidad pública, la educación pública o las pensiones mientras podamos. Pero poco a poco habrá que hacerse a la idea de que el “estado social” se irá disolviendo y acabará dejando paso a otra cosa.

Un planeta social

“En este ‘espacio de los flujos’ del que habla Manuel Castells, tal vez tiene más sentido hablar de un “estado en red” o de “un planeta social”, con organizaciones no gubernamentales que cubran los huecos que va dejando el estado. Yo creo sobre todo en la posibilidad de crear una realidad distinta dentro de nuestro radio de alcance. De hecho, los grupos locales que están creando lazos globales como Slow Food, son para mí la mayor esperanza de cambio”.

“El gran reto del siglo XXI va a ser precisamente acabar con el divorcio entre poder y política”

Eso sí, el maestro quiere dejar claro que hay una diferencia entre “lo inevitable” en este mundo líquido y lo que está ocurriendo en la vieja Europa desde que arrancó la crisis: “La relación de dependencia mutua entre el Estado y los ciudadanos ha sido cancelada unilateralmente. A los ciudadanos no se les ha pedido su opinión, por eso ha habido manifestaciones en las calles. Se ha roto el pacto social, no es extraño que la gente mire cada vez con más recelo a los políticos”.

Una cosa es la dosis necesaria de austeridad tras “la orgía consumista” de las tres últimas décadas, y otra muy distinta es “la austeridad de doble rasero” que están imponiendo los Gobiernos en Europa. El autor de ‘Tiempos líquidos’ le ha dedicado al tema uno de sus últimos libros: ‘Daños colaterales: desigualdades sociales en la era global’.

“La austeridad que están haciendo lo Gobiernos puede resumirse así: pobreza para la mayoría y riqueza para unos pocos (los banqueros, los accionistas y los inversores). O lo que es lo mismo: austeridad para España, Grecia, Portugal e Italia, mientras Alemania hace y deshace a sus anchas. Como dice mi colega, el sociólogo alemán Ulrich Beck, Madame Merkiavelo (resultante de la fusión de Merkel y Maquiavelo) consulta todas las mañanas el oráculo de los mercados y luego decide”.

Al albur de los mercados

¿Qué hacemos pues con los políticos? “Ése es el gran problema. La falta de confianza en los políticos es un fenómeno a nivel mundial. Y la razón de fondo es que los políticos no tienen ningún poder, el estado no tiene poder. En el mundo globalizado en el que vivimos, las decisiones las toman los poderes económicos que no entienden de fronteras. El gran reto del siglo XXI va a ser precisamente acabar con el divorcio entre poder y política”.

Pese a todos sus envites contra el sistema, Bauman reconoce que hoy por hoy no hay alternativa viable al capitalismo, que ha demostrado la capacidad de las anguilas para adaptarse a los tiempos líquidos.

“La naturaleza del capitalismo es la de un parásito: se apropia de un organismo, se alimenta de él, lo deja enfermo o exhausto y salta a otro”.

“El capitalismo se lleva trasformando desde su invención y ha sobrevivido a las situaciones más difíciles. Su naturaleza es esencialmente la de un parásito: se apropia de un organismo, se alimenta de él, lo deja enfermo o exhausto y salta a otro. Eso es lo que está ocurriendo desde que arrancó esta forma de capitalismo en la era de la globalización”.

La generación de la incertidumbre

“Recordemos el famoso ‘corralito’ en Argentina”, advierte Bauman. “Luego vino el colapso de Malasia, y la crisis del rublo, y finalmente la burbuja que estalló en Irlanda, luego en Islandia, y en Grecia, y ahora en España. Hasta que no revuelvan el país y lo dejen en una situación límite no dejarán de dar la lata. Mire lo que ha ocurrido en Chipre. El capitalismo necesita de tierras vírgenes, que puedan ser persuadidas y seducidas. Ya llegará el momento en que se les obligue a pagar las deudas”.

La última gran preocupación de Bauman es en todo caso la juventud. A la generación de la incertidumbre le dedica su último libro (‘Sobre la educación en un mundo líquido’), con especial hincapié en el desfase del sistema educativo y la precariedad económica en estos tiempos ultralíquidos.

“Soy muy consciente del tremendo problema del paro juvenil, que es algo ya común a todos los países occidentales, pero que se manifiesta muy cruelmente en España. Cuando más de la mitad de los jóvenes no tienen trabajo, cuando a muchos de ellos no les queda más salida que salir al extranjero o ganarse la vida en trabajos ‘basura’, después de haber sacado títulos que no les sirven para nada, la gran pregunta es: “¿Qué futuro estamos construyendo?”.

Artículo de Carlos Fresneda, vista en elmundo.es

4 comentarios

  • MARIA LUISA MACHADO B.

    HOLA!:
     
    “…no tenemos un destino claro hacia el qué movernos”
     
    “Deberíamos tener un modelo de sociedad global, de economía global, de política global…” 
     
      Yo añadiría, de HUMANISMO GLOBAL, orientado por UNA ETICA Y UNA MORAL GLOBAL…Entiendo perfectamente a Leonardo Boff, cuando tan preocupado, por el problema eco-cosmológico habla de ETICA y MORAL, porque eso es válido también y fundamentalmente, dentro del campo político-económico-social mundial…
     
      Tenemos un mundo globalizado en “estado líquido” y con “Estados líquidos ”…un Planeta “deshumanizado” en el que  cuentan mucho las variables de tipo político-económicas, (tanto en los países “capitalistas como socialistas”) el bla, bla, bla…para medir el “Estado Social”, la INJUSTICIA y las desigualdades sociales que se manifiestan en “la pobreza de la mayoría y la riqueza de unos pocos”…pero, dejamos bastante de lado,  que, además o también,  existe un gran vacío, en cuanto a  exigencias de  la puesta en práctica, para políticos y ciudadanos, de una MORAL y ETICA,  que oriente a crear consciencia  para gobernar, administrar, recibir y aceptar equitativamente los recursos de todo tipo, con honestidad, sin corruptelas, sin avaricias y  que nos ofrezcan a todos, con autenticidad de fondo y de formas,  una BUENA y JUSTA  CALIDAD DE VIDA,  hecha realidad, en base a valores como: SOLIDARIDAD SOCIAL, IGUALDAD DE DERECHOS Y DEBERES y hasta sentido común de simple HUMANIDAD.
     
       Se habla y se critican mucho: los movimientos de los mercados, las políticas financieras de los bancos, los accionistas, las inversiones, las divisiones extremas entre los diferentes estratos  sociales y la consecuente formación de “status sociales”…, dentro de los diferentes gobiernos u órdenes políticos concretos de cada nación, como estructuras que manejan la vida y la cotidianidad ciudadana, pero se olvida muchas veces, que esas estructuras no son etéreas o sobrehumanas, que  todo está movido por hombres y mujeres, de carne y hueso, con mentes, pensamientos, ideas y conciencias;  gobernantes y/o  gobernados, que  han recibido de manera formal o informal, con teorías y con modelos, valores y actitudes… y que de esas “conciencias humanas” que han asumido  en la práctica, negativa o positivamente, tales valores, depende la buena o mala conducción de cualquier país en EUROPA, las AMÉRICAS, ASIA, AFRICA y demás…
     
       Algo ocurre entonces, en nuestras personas, que la mayoría de las instituciones que representamos, en la que incluso podemos tomar hasta nuestras propias familias, están en estado de “liquidez”…amorfas, llenas de huecos por todos lados, a veces hasta con muchos planes muy bien escritos, pero carentes de obras claras y precisas que nos conduzcan a la consecución de auténticos objetivos comunes que nos permitan vivir cada día un poco mejor.
     
        Si no hay transformación de mentes y de conciencia, hacia un nivel más humano, de los que tienen  las instancias de poder en sus manos, y los que vivimos como simples ciudadanos, se puede “inventar” el sistema social “más perfecto”…, pero seguiremos iguales de injustos e ineficientes,  “haciendo honor permanente” a  nuestras “vidas líquidas”.
     
        En  la búsqueda de ese sentido de HUMANIZACIÓN, nos ayuda, el hacer consciencia religiosa de la FE en ese ALGUIEN-AMOR, que algunos llamamos DIOS, -de quién creemos- que nos ha dado la VIDA dentro del COSMOS, una  NATURALEZA  hermosa, llena de BIENES y una SOCIEDAD concreta… para que como seres racionales, utilicemos y transformemos esos BIENES que se nos han dado, en la búsqueda auténtica de una vida justa, equilibrada y cada vez más humana.
     
    Ese nivel de consciencia nos ayudará a construir un futuro mejor y una “modernidad sólida”.
     
    Saludos cordiales,
    María Luisa

  • mª pilar

    ¡Gracias Oscar! Por presentarnos a un hombre responsable, valiente, luchador, entregado, generoso, audaz…etc.

    Si muchas personas nos comprometiéramos así, ante los problemas tan duros que ahora nos agobian; seguro se conseguirían muchas más cosas.

    Estamos como aletargados, todavía soñando con lo vivido hace poquito yyy… que..:

    ¡¡¡No volverá!!!

    Y no solo no volverá, aunque mejore la situación;  si no cambiamos por completo los parámetros que el dinero y el poder nos pone sobre la mesa.

    ¡Trabajar…!
    Los que todavía tienen un trabajo, hay quienes están más preocupados por sus descansos (sean legítimos o no) sus vacaciones, el menor esfuerzo en el trabajo realizado etc.

    Cuando me refiero a los descansos… me refiero a parar ¿cuántas veces? para tomar cahes, fumar a las puertas de sus empresas una y otra vez.

    He pasado hace poco… muchas horas en el hospital de acompañante… veía a los grupitos (porque nunca bajan solos/as) mientras  otras personas  sin descanso iban y venían con sus camillas u otras obligaciones.

    ¿Cómo se sentirán mientras les ven salir una y otra vez?

    La atención al cliente ahora, ha bajado de calidad,  parece que les molesta  atenderles.

    Me encanta cuando dice, que lo aprendido en su casa… me recordaba mis años en familia.

    ¡Gracias! Es todo un ejemplo de compromiso con la comunidad sin ansias de poder o de “titulitis”, nombramientos.

    mª pilar

  • oscar varela

    Hola!

    Leo algunas cositas de este buen Artículo:

    – “el tremendo problema del paro juvenil”-

    – todas las instituciones de la etapa “sólida” anterior están haciendo aguas, de los Estados a las familias, pasando por los partidos políticos, las empresas, los puestos de trabajo que antes nos daban seguridad y que ahora no sabemos si durarán hasta mañana.

    Pero especialmente leo:

    – “los grupos locales que están creando lazos globales como son para mí la mayor esperanza de cambio”.
    ———————
    La Crisis Argentina  en el fin de siglo impactó con un voraz DESEMPLEO.
    Una vez más, los “DESCARTADOS” de un Sistema, intentan la Solución.

    Éste parece haber sido el caso de la UNIÓN de TRABAJADORES DESOCUPADOS (UTD)
    (espumado de una Entrevista periodística a José Fernández a “Pepino”, construcción de una rebeldía)
    ………………..

    1.- familia, barrio e “internado-escuela”

    En mi familia soy el tercero de 11 hermanos.
    Mi padre siempre ha sido un hombre solidario; hacía cosas gratis para el pueblo salteño de de Mosconi: la cancha de fútbol, plazas, arreglaba las calles. Todo gratis. En mi casa aprendí mucho de él.

    Aprendí a ser solidario porque éramos 11 hermanos y no alcanzaba la plata. Entonces tuve que salir a trabajar; pero no tanto porque me vi obligado, sino porque yo ya era un rebelde. Me independice a los 17 años. Me gustaba vender lo que se presentaba a vender; o trabajar de lo que fuera.

    La Escuela no me gustaba. Nunca me gustó. No terminé la segundaría siquiera. Seguí tan solo hasta que laburé en varios lugares: en los clubes sociales, de cantinero, de mozo, en bicicletita … Así hice muchos trabajos.

    Como era rebelde, y me gustaba andar por la calle, mis padres me llevaron a un Colegio donde estuve internado durante 2 años, porque decían que yo no quería estudiar. Me llevaron con la policía. Estuve internado todo el año ahí. O me quedaba más remedio que usar el tiempo para estudiar. Pero porque estaba ahí nomás.

    Era un lugar agrícola; entonces vos aprendés a cómo sembrar varias clases de plantas, de flores, en distintas estaciones del año, maíz, girasol, y sembramos miles y miles de hectáreas así. Aunque mi mamá decía que yo no quería estudiar, tuve la suerte de ser el mejor alumno en cuarto grado y me llevé medallas; saque 8 medallas en deportes y  educación. Gané dos Concursos de “preguntas y respuestas” … ¡pero porque daban plata, sino no ganaba! Había sido buen alumno pero seguía rebelde.

    2.- De vuelta al Pueblo

    Después vine de vuelta a Mosconi, me vine a hacer el sexto y séptimo grado. Para el estudio andaba bien pero no me gustaba, no era lo mío. Peleaba con todos. Era para otro, yo era más para trabajar.

    Después, a los trece años ingresé al Club social de YPF. Abandoné la escuela técnica, me dediqué a trabajar. Era un trabajo más permanente, que me pagaban bien. Y seguí ahí, hasta que a los 17 años entré a YPF. Pero en todo ese tiempo, mis padres me pedían que no me comprometiera en ningún partido político, en ningún sindicato; ellos me decían que eso era para los vagos. ¡Y bueno; no me metí en ninguno, ni en nada!

    Me decían que todos tenían que estudiar, porque lo único que va a salvar a nuestros hijos es el estudio Y tenían razón. Mis 7 hermanas son maestras. Yo empecé a ayudarlos a todos; o sea: toda la plata que recibía de mi sueldo se la daba a mi madre para que ella la repartiera entre todos. Después entró mi hermano más chico a YPF -el “JiPi”-, que también nos ayudaba.

    Hoy cada uno tiene su casa, cada uno su trabajo; eso es lo que necesita un pueblo. Todo lo que te da la familia, hay que devolverle al pueblo. Igual en la escuela, te juntas con otros chicos, pero la base fundamental es la que te enseñan los padres, para ser una persona más o menos que quiere ayudar. Eso es lo que me enseñaron ellos. Y de ahí me metí en la lucha.

    3.- Y P F privatizada

    Seguí laburando en YPF hasta que se privatiza. Y aunque nunca me quise meter en los Sindicatos, sí me metí cuando se privatizó YPF, porque ahí a YPF había que defenderla. Se hicieron muchas huelgas, pero la perdimos, nosotros perdimos YPF por no luchar en conjunto. Yo abandoné dos años y la mayoría de la demás gente abandonó la lucha en esee momento. Entonces me fui al último bastión de YPF, a Comodoro Rivadavia en la Provincia de Chubut, y seguí luchando ahí hasta que la gente abandonó; quiso recibir la plata de indemnización.

    Estuve dos años sin trabajar, porque estaba enojado -porque era bien nacionalista y veía lo que hacían con YPF-, hasta que logré entrar de nuevo en empresas privadas. Pero allí era diferente, era otra cosa. Después la lucha la hice mucho con los compañeros de YPF, tomando plantas de almacenaje, pozos, todo. Entonces me volví a mi pueblo. Y todo lo que aprendí lo traje para Mosconi.

    4.- ¡A CORTAR LA RUTA!

    En 1997 se hace un corte de ruta muy grande Ahí me metí, y hasta la fecha de hoy no pude ni se me antojó salir. Me quedé con la Unión de Trabajadores Desocupados (UTD), haciendo cortes de rutas y dejé de laburar en las empresas privadas hacia 1999.

    Me metí en es porque yo era de YPF y no quería laburar más en privadas, donde hacía buena plata, pero no quería más. Trabajaba 30 días y tenía 30 días de descanso. Ganaba miles de dólares por mes, ya que soy “inyeccionista” experto en fluidos de perforación. Laburaba en Plataformas donde hay mucha plata y te pagan muy bien.

    Entonces un Periodista me preguntó: -¿Y decidiste renunciar a eso, de un día para el otro?

    ¡No! –le contesté; porque yo ya había hecho mi vida, anduve por todos lados, así que ¿para qué ya seguir así? Me metí acá, en la UTD, para ayudar a la gente.

    Lo que hacía con mi familia lo hice por el pueblo de Mosconi. Y empezó así, desde cero porque no había nada.

    Había andado por muchos lugares, siempre tuve facilidades para hacer las cosas. Tuve mucha suerte en la vida, nací con una estrella, siempre me han salido bien las cosas.

    Entonces me metí acá e hice muchos cortes de ruta, de accesos, y conseguí muchos beneficios para la gente. Eso hizo que me vuelva importante para esta gente, para los movimientos. Nunca digo nada, siempre hago.

    5.- ¿Qué es un “Corte de Ruta”?

    Yo no estoy de acuerdo con la manifestación, el acampe, la olla popular. Para mí, es corte de ruta sí o sí. Es la solución, una medida muy extrema.

    Corte a los yacimientos, ahí sí le duele a la Empresa. El corte de cualquier Ruta no le duele porque solo afecta al usuario. A la Empresa le duele cuando en un día pierden millones y millones. ¡Entonces cuánta plata hay; entonces aparece la platita! Ahí, cuando les duele, vienen a negociar; hasta los Gobiernos vienen.

    Mucha gente me ha llamado para hacer este tipo de acción. Los mismos Diarios me han inflado; pero yo no necesito armas, yo no lucho con armas, siempre lucho con la cabeza.

    6.- Cortar rutas para abrir caminos

    El leitmotiv de la Unión: la acción. No dejar en paz a las grandes Empresas. Salir y cortar. En la UTD mejor vale un buen corte de ruta que grandes discursos.

    De hecho tampoco se siente la necesidad de organizar asambleas. ¿Será que la UTD camina sola? Pensamos que si no se puede trabajar se puede corta la ruta, ocupar un Ministerio para reclamar lo que se le debe al Pueblo.

    Nosotros no seremos millones acá en Mosconi, pero sí somos miles de millones en recursos naturales que van a todo el país. Le sacamos a las petroleras, porque tienen mucha plata, entonces le cortamos los accesos a la producción. Solo así nos dan materiales para hacer casas. Si no cortás no colaboran. Así hay que hacer para que dejen algo al Pueblo.

    Porque yo estuve en los pozos petroleros y sé cuánto facturan, son millones y millones de dólares, ¡plata hay! Si hacen estos pozos ¿por qué no van a hacer algo para el pueblo? Yo siempre me dediqué a trabajar, y a sacarle al que más tiene; no soy Robin Hood pero…

    Los denunciamos; les mostramos que nosotros con menos recursos hacemos más cosas que los Gobiernos. De los 58 Municipios de la Provincia de Salta, Mosconi es el que más plata recibe, después de Salta capital. ¿Dónde está la plata? Nosotros sin plata somos un Municipio paralelo y hacemos más. Demostramos que se puede. La solidaridad siempre te hace perder plata, pero nosotros cortamos la ruta para abrir caminos.

    7.- ¿Nunca tuviste miedo?

    No, no tuve miedo nunca, y siempre fui sin armas.

    Una vez fui solo con tres compañeros e hicimos grandes cortes. En destilerías, en la ruta, en todos lados. Aun ahora que estoy así, como enfermo, yo voy con el nombre, como los jugadores de fútbol que ya están viejos, van con el nombre; es lo que queda ¡y funciona!

    Es el único sistema que encontramos para que el Gobierno piense en nosotros. ¿Cómo nos van a escuchar acá si no tengo la prensa nacional e internacional? Les gusta hablar de los puterios y no de un Pueblo, no se fijan en nosotros. Tampoco la televisión estatal. No miran si faltan hospitales, agua, energía, ellos no se fijan. Por eso tenemos que salir a luchar. Porque además los Gobiernos: primero te muestran los dientes, pero después te muerden.

    8.- ¿Qué pueden los DESOCUPADOS?

    La Unión de Trabajadores Desocupados (UTD), no es un Movimiento, sino una Unión, y eso no es un detalle menor. Lo que une a todos acá es la necesidad de trabajar más allá de corrientes de pensamiento político. El ideal de vida es un trabajo genuino para todos. La pelea la damos juntos siguiendo este objetivo y la puerta está abierta a cualquier persona que tenga esa necesidad. Hasta las mismas casas, construidas por la UTD alojan a gendarmes y policías, estos mismos que, capaz un día, tuvieron que reprimir los cortes de ruta de la Organización. Pero como dicen en los pasillos de la UTD, Pepino no es rencoroso:

    “Yo no le pregunto a nadie, quién es, si es policía u otra cosa, sea lo que sea, a nadie le pregunto. Acá vienen todos, es como la legión extranjera. Este portón ahí está abierto, entra cualquiera. Ahí no dice prohibido pasar, ahí está abierto todo el día, desde la 5 por la mañana”.

    9.- ¿Cómo lo toma la Gente del Pueblo?

    Esta suma de perfiles y modos propios tiene, sin embargo, sus dificultades. Parece que lo más difícil no es cortar la Ruta o desafiar a un Gobierno sino hacer trabajar a la gente.

    Acá funciona el sistema del “día trabajado-día pagado”, para motivar a la gente, todo eso bajo control de otros trabajadores, que mediante listas verifican los que vienen y los que no.

    10.- ¿Quién manda en la UTD?

    Una vez me preguntaron si era un Líder o un Caudillo. Yo les contesté que acá en Mosconi no hay ni Líder, ni Caudillo, sino que el Pueblo es el único Líder y Caudillo. Los trabajadores tienen que manejar a los trabajadores.

    Nosotros no somos una Empresa, somos un grupo solidario. En la UTD somos un montón y manejamos todo nosotros. Porque los funcionarios o grandes empresarios se prenden entre ellos. Eso es lo que esclaviza al Pueblo, plata les sobra, recursos hay muchos para crear empleos.

    El problema es que nadie quiere tener responsabilidad, nadie quiere tener problemas. Yo soy el más duro acá y a veces tengo que enfrentarme a patotas. Fui atacado. Todos los problemas pasan por acá, saco los problemas encima. Tengo 300 Causas judiciales en contra porque asumo la responsabilidad de los cortes. Es mucho sacrificio. Ningún Legislador hace esto. Tampoco personas. No soy Jefe, soy un Referente. Por los riesgos que tomo siempre. No importa el calor, la lluvia. Hay mucha gente que se sacrifica en silencio. Pero, a veces, la gente cree más al que habla mucho.”

    11.- Un Jefe no, pero Maestro, sí.

    Dentro de la historia de nuestro País y sus momentos más críticos, Mosconi es un emblema, pero no sólo por los cortes de calles, por el piqueterismo, también porque se transformaron varias cosas, escuelas, universidad, son varias alternativas. Hice muchas charlas en los Movimientos, por eso decimos que somos maestros de maestros, o sea maestros de piqueteros.

    Nosotros tuvimos la escuela de YPF, entrando desde chicos, viendo cosas que el resto de la gente no ha visto, viendo lo que era el Estado. Y cuando se privatizó YPF, trabajamos en las privadas y eso permite tener otra visión.

    La UTD logró inspirar a varios Movimientos.

    12.- ¿Y los Políticos?

    Ningún político hace esto. Yo aprendí de mi familia. Todo mi sueldo iba para mi madre que repartía. La gente de Buenos Aires habla mucho de Marx, Lenin, Stalin, Mao Tsé Tung…Ahí me enteré de quiénes eran. Yo ni sabía ni quien era el Che Guevara.

    Yo no quise estudiar. ¡Me gusta trabajar! Sin embargo la UTD ayuda a muchas escuelas o sea, que da valor a la educación. ¡Hice estudiar a todos mis hermanos! Yo era el más rebelde pero los otros pudieron estudiar.

    Con los “Planes Trabajar” mandamos a estudiar a los jóvenes, sacrificamos Planes Trabajar para que puedan estudiar. Sin embargo esas gentes no volvieron. Del 97 a la fecha.

    También mandamos gente a Cuba para aprender Medicina, pero no se quedaron en la UTD. No pagaban nada. Decíamos a la gente que si querían Plan Trabajar tenían que mandar los hijos a estudiar, así llenamos las escuelas.

    13.- Otra vez: ¿Quién o cómo se mandan?

    Siempre tiene que haber una persona que sea responsable, que se haga cargo de todo, un responsable que golpee, un responsable que vaya preso, que no tenga miedo, un responsable que no se prenda con el gobierno de turno.

    Nosotros sobrevivimos porque hicimos todo esto.

    Los gobiernos me ofrecieron mucho pero no quise agarrar nada. Acá a la vuelta, cuando salí de la cárcel en la época de Kirchner, me ofrecieron para que sea gerente del Banco Nación. Luego una jubilación y pensión del ANSES…yo no me metí en ningún lado porque quería quedarme en ese lugar, la UTD. También la Gendarmería me ofreció muchísima plata, estaban llenos de dólares del narcotráfico, para que no hinche más las pelotas. Me ofrecieron hacer una campaña para ser Intendente, también una Empresa inglesa Pan American Energy me ofreció 50 000 dólares para que no le corte los accesos. Pero nunca acepté y seguí cortando, y se nos dieron muchos resultados, conseguimos mucho así.

    14.- Final de una Entrevista

    No se tiene que perder la UTD y todo lo hecho. ¡Tiene que aparecer alguno para seguir!

    La gente  de todas clases hizo la Revolución francesa; pudo hacer caer un Régimen. Es un ejemplo a nivel mundial Tenemos que hacer lo mismo que hicieron ellos en esa Época. Hay que volver a analizarlo, a documentarse y hacer lo mismo.

    Parece que la solución está durmiendo dentro de nosotros mismo.
    …………………
    Pepino Fernández: “Somos maestros de piqueteros”
    Por: Anita Pouchard Serra (UNDERGROUND – ANRED)
    http://www.argenpress.info/2013/05/pepino-fernandez-somos-maestros-de.html
    …………….
    Más Info:
    http://www.utdmosconi.org/index.htm
     
     

  • roman diaz ayala

     
     
    El artículo 1º de nuestra Constitución de 1978 dice : “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho….”
    Hubo consenso, entendíamos que  nuestro gran pacto con la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político, incluía lo que en otros escenarios políticos llamaban  “Estado del Bienestar”
    Los políticos, cargos electos, asumían la representación y administración del poder soerano emanado de la sociedad española en su conjunto. Éramos en ese sentido una democracia popular.
    Para salir de esta  “liquidez” actual, debemos comprender primero que la indignación es una forma civilizada, culta, de la ira, porque la mente y el corazón retienen la desesperación con el propósito de encontrar una salida a la que llamamos alternativa.
    En España existen masas de población que no sólo han sabido asimilar la modernidad, sino que también demuestran una extraordinaria grandeza colectiva. Esa es nuestra riqueza
    Tenemos un plazo breve de quizas uno o dos años, para que los diferentes movimientos de la calle y las fuerzas sociales nacidas en democracia, con sus instituciones, actúen las unas con las otras como correas de transmisión de la democracia ( social).
    Nuestros representantes políticos tendrán el poder político que le otorgue el pueblo, pero éstos no deben esperar al concurso de las urnas. Están equivocados. Estamos en una realidad distinta.
    Las urnas se llenarán de Pueblo, o se quedarán vacías.
     
    roman

Deja un comentario