Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

febrero 2024
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829  
7143 Artículos. - 108903 Comentarios.

Para cambiar la moral sexual

Últimamente, bien a mi pesar, me estoy encontrando con declaraciones y discursos del obispo Juan Ignacio Munilla. La última tiene que ver con la reciente declaración del Vaticano sobre la bendición de las parejas homosexuales que ha producido, al parecer, un considerable revuelo en los medios conservadores de la Iglesia.

Crítico sin duda con esa bendición, Munilla se refiere a esas relaciones y a las de los divorciados vueltos a casar como situaciones Irregulares. Irregular quiere decir no conforme a una regla y en este caso es no conforme a las reglas de la moral sexual católica.

Antes de seguir adelante no se sabe por qué la situación de una mujer casada con un maltratador está en situación regular pero si huye de esa pareja y vive feliz con otra ya es irregular.

Ciertamente hay en la Biblia declaraciones condenatorias de las relaciones homosexuales. Por ejemplo, en 1 Tim 1,10: “Sí, ya sabemos que la Ley es buena, con tal que se la tome como ley, teniendo bien presente que la ley no ha sido instituida para el justo, sino para los prevaricadores y rebeldes, para los impíos y pecadores, para los irreligiosos y profanadores, para los parricidas y matricidas, para los asesinos, adúlteros, homosexuales, traficantes de seres humanos, mentirosos, perjuros y para todo lo que se opone a la sana doctrina”.

Sin embargo, los exégetas consideran esta enumeración como un reflejo de la valoración social de las conductas en tiempos de Jesús. Allí, como en muchas culturas actuales, la homosexualidad era condenada como un desarreglo y por tanto un pecado o un delito sin más consideraciones.

Pero volvamos a lo nuestro: conductas irregulares quiere decir para Munilla no conformes con las reglas de la moral.

Lo curioso es que si se mira alrededor, las parejas católicas salvo las de la Obra o de los “kikos”, tienen, dos o tres hijos. Es decir, ejercen el control de la natalidad –y no por la abstención o el método Ojino– sin que ni siquiera Munilla, les reproche nada.

¿Qué es lo que ha ocurrido? Pues algo parecido a lo que decía un cura amigo mío: lo mejor para no tener malos pensamientos es no pensar que son malos.

En 1968 Pablo VI publicó la Humanae Vitae, que prohibía los métodos “artificiales” de control de la natalidad. Han pasado 45 años y los matrimonios católicos controlan el número de sus hijos y, lo más seguro, con métodos “artificiales”. La Humanae Vitae ha quedado atrás.

Pues luchemos para que el baldón sobre las parejas homosexuales y las relaciones de divorciados vueltos a casar queden también atrás. A pesar de algunos excesos el Orgullo Gay es un buen camino y lo sería que los curas aceptasen en sus parroquias parejas divorciadas

En un video en Religión en Libertad Santiago Martín, ya viejo conocido, sostiene, lamentándolo, que por ese camino las parejas irregulares dejarán de ser consideradas como tales y entrarán a formar parte de la sociedad normal y quienes lo quieran, de la Iglesia. Digo que lo augura lamentándolo.

Yo espero que tenga razón y que, por fin, lo mejor para no tener males pensamientos es no pensar que son malos.

 

 

72 comentarios

  • carmen

    Muy bonitos los poemas.Solamente conozco el trocito de la carta a los corintios, se lee en las bodas. Para mí le falta un adjetivo, tiene que ser mutuo, porque si no, acaba muriendo.  Así que, a cuidar a tu Lupita.No sé si  mutuo es un adjetivo. Un adverbio no es, porque tiene género.Hay muchos poemas, muchas canciones, muchas novelas…Lo que quiero decir es que  El Amor  no puede ser definido sino expresado a través de los sentimientos que a una persona le produce.Luego no vale como definición. No sé. Al menos no vale para mí. Dios es, pues eso, en caso de que sea, es Dios . Y dónde lo pueda encontrar cada persona, es algo íntimo y personal.Y lo que, insisto, no tiene sentido es que en nombre de un Dios definido como Amor, se niegue una bendición de Él a personas que se quieren. Es como contra natura.No sé si me explico.Gracias. Mi hijo está feliz, pero su madre se preocupa , no sé. Es como una inquietud por el futuro.reconozco que es una tontería,  pero no lo puedo evitar, cada vez que se me pone a tiro el tema, zas.  De algo valdrá, o no, yo qué sé…Gracias. Eres muy amable.

  • carmen

    Perdón.Santiago, ustedes no sabrán lo que Es Dios, pero lo definen perfectamente.Es Amor. Ahí es nada.Cuando tenga un ratito me define lo que es Amor.Sabe qué sucede? Que soy capaz de sentir Amor, como todos los seres humanos, pero no sé definirlo, ni por qué se siente, o no sé siente, o se deja de sentir… Ahora, definirlo, no.Va entendiendo el mensaje?Para no sacar de sus casillas al autor del artículo, diré en mi descargo que , en realidad, el tema va de la bendición o no de personas que sienten amor mutuo. Aunque hayan sentido amor antes por otras personas. Aunque sean del mismo sexo.A eso es a lo que se niega bendecir la iglesia católica. En nombre de un Dios amor, se niega a bendecir el amor.Es muy fuerte, como dicen ahora. Muy , muy fuerte. 

    • Antonio Llaguno

      El amor…

      te daré dos definiciones, a cual más hermosa:

       
      Desmayarse, atreverse, estar furioso,
      áspero, tierno, liberal, esquivo,
      alentado, mortal, difunto, vivo,
      leal, traidor, cobarde y animoso;
       
      no hallar fuera del bien centro y reposo,
      mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
      enojado, valiente, fugitivo,
      satisfecho, ofendido, receloso;
       
      huir el rostro al claro desengaño,
      beber veneno por licor suave,
      olvidar el provecho, amar el daño;
       
      creer que un cielo en un infierno cabe,
      dar la vida y el alma a un desengaño;
       
      esto es amor, quien lo probó lo sabe.
      (Felix Lope de Vega y Carpio)

       

      y otra

       
      El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni presumido ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor no tiene fin.
      (1Cor 13, 4-8)

       

      Y en mi modestísima opinión, ambas hablan de Dios

       

      Pero si quieres una definición menos poética de lo que es el amor, del que hablamos los cristianos, te recomiendo leer la encíclica de Benedicto XVI “Deus caritas est” (Se la puede bajar uno de internet gratuitamente). Ratzinger sería un papa prescindible y un cardenal despiadado (Que pienso que fue las dos cosas) pero escribía muy bien y en este texto, que se lee muy fácil lo bordó a mi juicio.

      😉

      • Antonio Llaguno

        Y esta, modestamente, es mía. O más bien de mi mujer, pues a ella se la regalé a poco de casarnos cuando, tras escribirla, me di cuenta de que le había entregado mi corazón:

         

        Es no ser uno, ser dos.

        Es ver la vida en colores.

        Es no haber días mejores.

        Es nunca decir adiós.

        Es darle gracias a Dios.

        Es verte aun estando ciego.

        Es no decir nunca luego.

        Es ansiedad, es emoción.

        Es entrega, es atención.

        Es ser calor, es ser fuego.

         

        Es no ser dos, es ser uno.

        Es ser alma en comunión.

        Es ser verso, ser canción. 

        Ser feliz como ninguno.

        Es no haber temor alguno.

        Es un carbón encendido. 

        Es un pálpito, un latido.

        Es un fuego abrasador.

        Eso es, mi vida, tu amor,

        que por mi es correspondido.

        (Antonio Llaguno a su mujer Lupita Sosa)

         

        o como decía un paisano mío, injústamente olvidado en los librtos de literatura:

         

        Aquel torreon altivo

        es hoy, niña, tu balcón.

        ¡Como envuidio al torreón

        yo que soñandote vivo!

        Y como se siente esquivo

        el río que te miró,

        que te mira y que pensó

        rendirse espejo a tus pies.

        ¡Ya somos mi vida tres!

        La muralla, el río y yo

        (Federico Muelas a su mujer que vivía en una casa colgada conquense)

         

        Quien siente así, no puede ser condenado por Dios por amar y además, le importa un pimiento que Dios o los hombres le condenen por ello. Sean hetero, homo, trans,m meta, bi, tri o gilisexuales, que cuando hay amor del bueno no se define (Como tu bien apuntas).

        Se disfruta y punto.

        Un abrazo para ti y para tu hijo

  • carmen

    Por qué le llaman diseño inteligente cuando es creacionismo?

  • carmen

    Está vez no me salgo del tema. Lo prometo.

    No entiendo, o sea, se me rompe la cabeza cuando oigo decir a gente muy lista, muy guay y con muchos títulos, cuando dicen. Religión? Y a quién le importa eso?

    Vamos a ver. Podrían leer un poquito algún libro que otro que no hablase de su especial especialidad. Su influencia en la sociedad es brutal. Y no lo digo yo porque de repente se me haya ocurrido.Que está decreciendo? Pues oiga, no lo sé. En mi pueblo, pues no. Eso sí, a misa va poca gente. Pero el barómetro de la influencia de la religión en la sociedad es la asistencia a la misa dominical? De verdad? No creo. Sencillamente no se va porque ha dejado de ser lugar de cita social y te aburres un montón. Y si resulta que atiendes al sermón, porque eres de las personas que no puedes evitar escuchar, bueno. Tremendo.Ahora. Vamos a lo práctico.

    De verdad creen que si su Santidad el Papa , respaldado por el grupo que lo apoya, que no es cualquier cosa, un día en el angelus, sale a su balcón y dice: Nos hemos decidido que las relaciones homosexuales tienen el mismo valor ante los ojos de Dios que las heterosexuales…De verdad creen que esto no tendría una repercusión a nivel mundial enooooorme? No supondría un espaldarazo increíble para la homosexualidad? Pero, atención. No únicamente en España. Piensen en países africanos, en países árabes… Entonces. La Religión influye en la sociedad o no influye?

    Buen día.No me he salido del tema.

  • carmen

    Querido Santiago.

    El autor debe de estar a punto de tomar un camino, que dicen en mi tierra. No le gustan las disgresiones , nada.El tema que plantea es muy concreto. Dije lo que pienso, usted también y me hizo volver a la realidad. Porque por mucho que este Papa, pobrecico, quiera, no puede hacer nada. Solamente quiere  bendecir a personas homosexuales como se bendice a los animalicos. Y se le ha echado encima la santa ortodoxia.Lo encuentro tan deprimente… pero bueno, así son las cosas. Ustedes sabrán.

    Pero usted y yo , al final siempre acabamos igual. Hablando de Dios. Porque es que Esa es la Cuestión.Y , le repito lo que dije, ojalá nunca en su vida se vea ante una situación que le afecte tanto personalmente, que le haga tambalear su  convencimiento? de como son las cosas. Respecto a su última frase, solamente le diré que no se puede pedir a nadie que te quiera. A nadie. Y a quien le apetezca pensar hasta donde puede llevar este razonamiento, que lo haga. Porque, querido amigo, nadie es propiedad de nadie. Ni tampoco de ningún Dios.Y aquí lo dejo, por al señor Barberá le va a dar algo.
    Un abrazo 

  • carmen

    Porque en más de una ocasión, algo dentro de mí me ha susurrado: haz esto, ahora. Y contrario a todas esos principios que ustedes tienen sobre la vida, la muerte, el matrimonio…Y, después, siendo una decisión que ha traído consecuencias importantes en mi vida y en mi cabeza, siempre algo me ha sostenido.

    Es muy difícil de explicar. Lo mío no son las palabras exactas.

    Nada tiene que ver con ese Dios llenito de normas hasta las cejas y pidiendo adoración todo el rato.
    Pues eso.

  • carmen

    Santiago. La diferencia entre lo que usted piensa y lo que piensa mi persona, radica en eso que acaba de decir. Eso que llaman Dios, que no sé exactamente qué es , porque es un concepto diferente según la religión a la que pertenezcas o en la que hayas sido educado,

    A veces, a veces, insisto, necesito que me sostenga. Pero no porque siga lo que me han dicho que tengo que seguir, pensar, hacer …no. No es eso. Me sostiene cuando necesito que algo lo haga, pero por las decisiones o necesidad en un momento concreto en el que todo se complica. Me sostiene, como algo invisible, no lo sé explicar. Pero no porque siga sus leyes y sus mandamientos o piense como dicen ustedes que tengo que pensar. No. No es eso. Es porque lo necesito en ese momento y algo me mantiene. A mí. Al margen de todo lo que pueda pensar.Es muy difícil de explicar. Pero es La Diferencia.Buen día.

    • Santiago

      Dejaría Dios de serlo si lo pudiéramos abarcarlo y comprenderlo en la totalidad de su Ser…El se llamó a sí mismo “El que ES” o sea posee la existencia “en Sí mismo” ya que es El único que no necesita de nadie para poder existir y sostenerse en “el ser”

      Sin embargo, existen Sus huellas en toda la Creación y la Ciencia experimental no puede evitar que nos acerquemos cada vez más  a ese “inteligente diseño” capaz de producir en “un instante” una explosión de tal envergadura  que desafió todas las leyes de la física ya que para ocurrir requirió  una fuerza de magnitud extra-humana y “cuasi-infinita”.

      Si Dios es “inexplicable”, la explosión inicial también lo es puesto que es una “consecuencia” de la divinidad. Es lo que nos dice la evidencia y la lógica. Por lo demás, nuestro modesto entendimiento -hasta ahora- no ha logrado descifrar ni comprender totalmente el mecanismo ni el funcionamiento de la más mínima particula sub-atómica. Suprimiendo el Misterio, aparecen muchos mas misterios insolubles…

      No es por cumplir Sus mandatos sino porque  El nos “amó primero” para que pudiéramos amarlo a Él libremente con todo nuestro intelecto, toda nuestra voluntad y todo nuestro corazón. El es el que infunde  “amore in cordibus” para que le busquemos, le amemos y nos salvemos en El. Nos da todo gratis. Solo desea nuestro amor.

      Un saludo cordial

      Santiago Hernândez

      • Antonio Llaguno

        Llevas razón Santiago en que Dios, de existir, debería poder existir por si mismo, pero sin nosotros su existencia no tendría sentido.

        No podemos abarcarlo y sin embargo tiene necesidad de darse a conocer porque sin comunicarse con nosotros no tendrá sentido.

        Dios es inexplicable pero sus actos. Todos se explicabn poe amor, porque solo es amor y nada más que amor y todo lo hace por amor.

        Y la “gran explosión” (Donde el término “explosión” es engañoso y sería mucho más real hablar de “gran surgimiento”, por supuesto que debe ser explicable, porque no hay que confundir a Dios con su obra (Eso sería Panteísmo). Si Dios ha creado el mundo, lo ha creado regido por unas normas y unas reglas que serán más o menos inteligibles para el ser humano y esa es la maravillosa misiñon de la Ciencia; pero son y si son podemos estudiarlas y conocerlas.

        Comocemos muchas cosas sobre el “Big bang” y desconocemos muchas más, pero si lo comparamos con lo que sabíamos sobre ello hace sólo 150 años, un cientifico de aquella época que supiera lo que sabe hoy un alumno de bachillerato (De los que estudian), creería que lo sabía todo.

        Nunca podremos saber todo de Dios, porque la Ciencia ya ha demostrado que es imposible conocerlo todo sobre la propia realidad (Si es que existe algo llamado realidad) gracias al principio de incertidumbre de Heisemberg (Un físico teorico bastante creyente, por cierto) y los teoremas de incompletitud de Gödel; pero si podremos ir abarcándolo cada día un poquito más

        Por eso la religión y sus dogmas deben avanzar y evolucionar siguiendo el signo de los tiempos. El ser humano es movimiento no es quietud y su relación con Dios es dinámica porque es a traves de su obra y cada día conocems mejor la obra de Dios. Es por eso que una doctrina inmutable que lleva 2000 años sin cambiar (Lo cual tampoco es verdad, pero bueno) no tiene sentido.

        • Santiago

          Gracias Antonio Ll por tu interesante comentario..El que Dios “exista en sí mismo” quiere decir que nadie le pudo dar Su existencia ya que El la tiene y la tuvo “siempre” desde toda la eternidad.

          Pero El no necesitó de nosotros para existir puesto que existió siempre y “antes” que nosotros porque nosotros “empezamos” a existir y El existió siempre. No necesitó de Alguien, como nosotros necesitamos para venir a existir.El es libertad total e infinita y absoluta luego no depende Su existencia de nada ni de nadie. El panenteismo y el panteísmo son falsos en su base. Dios es el Ser absolutamente libre e independiente mientras nosotros somos dependientes y “contingentes” porque podemos existir o no existir pero Dios es el Ser necesario que posee la existencia en “sustancia” y “esencia” desde toda la eternidad. Es por eso que Su infinitud e intimidad impide que podamos entender y comprehender Su naturaleza en su totalidad con nuestra limitación humana  incomparable a la naturaleza divina de Dios. Por eso la “razón” del mundo es el Ser fundamental que es Dios, y NO nosotros que pudimos venir a la existencia o NO.

           

          .De todas maneras, en Su amor, El se “anonadó”  a sí mismo, encarnándose para que pudiéramos relacionarnos con El y participar de Su misma vida eterna.

          Pero la Verdad es UNA y tanto Ciencia, Filosofía y Teología proceden de una misma fuente que es Suma Verdad, que es Dios, y es por eso que con  e l  paso del tiempo y de los siglos esta Verdad se ha hecho más clara y la Ciencia experimental nos ha dado más respuestas que nos acercan más al Autor del “Diseño Inteligente” que pudo “programar” toda la Creación y continúa dando información a todo el Universo de manera constante y permanente. A la Ciencia, por otro lado, no le compete la demostración de Dios ya que la naturaleza divina es trascendente y supera y se encuentra por encima de  “todo experimento”. Por eso sólo se limita a la “aproximación” más cercana y “más probable” al Misterio..

          La Doctrina Católica de Cristo es inmutable en cuanto a “los principios” pero son los “accidentes” los que cambian. El sentido de que NO podemos hacer el mal en “cuanto mal” seguirá en pie. Será siempre malo el principio de hacer lo “injusto” de “asesinar al inocente” de “defraudar al pobre” pero existen circunstancias que cambian la especie de esta acción y entonces ya no existe el principio “malo” porque la malicia ha desaparecido de la intención y de la acción….. pero el “principio” del Decálogo de “no matar”, “no fornicar” “no adulterar” “no hurtar”, “no mentir” “no codiciar sin medida” etc PERMANECE para siempre.

           

          Podemos cambiar en la Iglesia la disciplina, la liturgia, la praxis pastoral, la expresión de la verdad en lenguaje asequible al mundo de hoy…. pero no la inmutable que pertenece a la Verdad eterna con respecto a nuestra salvación y que nos fue dado en la Revelación de Cristo con Su Vida, Pasión, Muerte y Resurrección. Ahi está todo lo que necesitamos creer  y obrar para nuestra verdadera felicidad.

          Un abrazo

          Santiago Hernández

           

           

           

           

           

  • carmen

    Al señor Barberá no le gusta nada que salgamos por peteneras, pero no lo puedo evitar.

    El personaje que más me gusta de Él Principito es el Zorro .   Hace una descripción de cómo se fragua una amistad, maravillosa. Cuando se despide el principito del zorro, le dice, vas a llorar? Entonces no ganas nada. Y el zorro le contesta: gano, por el color del trigo.

    Sorry, señor Barberá. 

  • ELOY

    Hola Antonio Llaguno. Gracias por tu amplia respuesta a mi comentario. La referencia al Principito es una referencia común en mi ambiente familiar: por ahí andan la versión en francés y en castellano. Las diferencias entre hermanos y las distintas percepciones de la realidad, más o menos dispares, pueden ser normales entre hermanos: fuimos seis, quedamos cinco, aunque de gemelos no tengo experiencia cercana.  Gracias otra vez por tu comentario.  

  • carmen

    Gracias, Nacho.A veces eres muy bonico.

    Pero creo que exageras un poco. Digamos que hay temporadas en las que no digo demasiadas tonterías.
    Un abrazo 

  • carmen

    Discrepo de la causa del celibato. Es un motivo económico, de todas, todas. 

    • Nacho Dueñas

      Carmen, lo que dices no se contradice a lo que yo escribía. Y estoy totalmente de acuerdo contigo. Y ahora  que te tengo a tiro aprovecho para decirte algo, que ya en su momento apunté:

      No sé cuál es el trasfondo de que haya quien generalmente comentaba no muy positivamente tus comentarios, por lo que amagabas con irte a veces. Pero mi percepción es que dices cosas muy muy lúcidas y coherentes, y de modo muy sencillo, y además avalada por una gran experiencia de vida.

      Yo creo que tu presencia es una riqueza para atrio.

      Muchos besos.

      Nacho.

  • carmen

    Mónica.Me alegro de saludarteCreo que he dejado, a lo largo de los años, mi posición muy clara. Bueno, para quién lo haya leído. Calculo que una media docena de personas. Lo escribo por mí, no para convencer a nadie. Es lo único que creo que puedo hacer. Me da un poquito de paz interior.Mucha suerte y haz lo que puedas por atender a los que lleguen a tu consulta.Un abrazo 

  • carmen

    Y, gracias a Dios, y como creo en la psiquiatría y en la psicología,  y me lo pude costear, que esa es otra, no guardo ningún trauma. Al menos eso me dijo mi psiquiatra y mi psicoanalista. Ya no sé los demás.
    Otra vez buenas noches. Es que me aconsejaron que hablase muy claro. Más, pregunté? Imposible.  Por lo visto estoy en el buen camino desde el punto de vista psicológico y psiquiátrico. Eso sí, a lo mejor los vuelvo locos a ustedes. Sorry.

  • carmen

    Por favor. Una aclaración.
    Personalmente no me importa nada lo que diga la iglesia católica. Porque no me reconozco católica.
    Me preocupa muchísimo el influjo que tiene en la sociedad española.  Muchísimo. Porque es una realidad.Y, ya sé que no viene a cuento, pero no hace ni cuarenta y ocho horas, la vicepresidenta primera del gobierno, Yolanda Díaz, se refirió a su encuentro con su Santidad el Papa Francisco para decir que apoyaba la subida del salario mínimo interprofesional. Creen que es una anécdota simpática?
    Buenas noches.

    • Monica

      La sociedad esta alejada de estas cuestiones, no interesan, a los políticos les interesa el populismo, como la ridícula entrevista y las posteriores declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno del Estado, mejor sería que resolvieran otros problemas más urgentes, como el que está sucediendo a escasos kilómetros de donde vivo, en la frontera con Francia.

      Pues sí la psiquiatría está saturada en el Estado español, afortunadamente en Euskadi y gracias a un buena gestión, no es así.

  • Monica

    A mi me gustaría saber, ¿pero de verdad importa lo que diga la Iglesia Católica sobre la moral sexual?, es acaso que sois católicos los que opináis?, es que es necesario pertenecer a la iglesia católica, o anglicana o evangelista para ser cristiano?. Y si no pertenecéis a esa institución ni comulgarais con sus normas para qué andar con “muletas” desde hace veinte años, como dice María Luisa. Yo creo, y es una opinión sin más, que hay mucha carga psicológica de años. No es el caso, pero tener recuerdos intrusivos y angustiosos perpetúa un suceso traumático. Está bien la crítica a la religión desde la filosofía que analiza el tema desde un punto de vista crítico. Quizá, para mi sí lo es: “Dios no nos ha creado a nosotros: los humanos hemos creado a Dios” y de ahí tantas y tantas discusiones y debates, que de poco o de nada sirven.

    • Antonio Llaguno

      Llevas mucha razón. Mónica.

      No es necesario ser católico para ser discípulo de Cristo.

      Pero hay que tener mucha confianza en el propio criterio para poder sentirse un buen cristiano sin estar “acogido” en una de las Iglesias establecidas.

      Y si la moral sexual católica es, sencillamente, injustificable o ridícula (Que a mi me lo parece), no te cuento lo que opinan al respecto la mayoría d4e las Iglesias protestantes, especial,mente las evangélicas, que son aún más supersticiosas (A mi juicio).

      Eso hace que pasen dos cosas.

      La primera que somos muy pocos quienes,sintiéndonos cristianos (En mi caso sin dejar de sentirme católico) levantamos la voz contra estas arbitrariedades doctrinales y además, enseguida se nos tacha de herejes e incuuso ateos (Incomprensible pero cierto). A mi me da eso igual; me siento muy a gusto con la terminología “hereje” pero hay mucha gente que eso le hace sufrir.

      Y en segundo lugar, la otra reacción es la desafección. Estas incoherencias doctrinales, hacen qyue muchos que se sienten atraidos por el mensaje de Cristo, al sentirse interprledos violéntamente en una parte muy intima de ellos mismos, rechacen el todo debido a esa parte y sencillamente conviertan la Iglesia Católica (O la protestante en la que vivan) en algo irrelevante para sus vidas. Y pienso que eso es muy triste porque creo firmemente que ser  y snetirse seguidor de Cristo te lleva a ser más feliz.

      En fin, tú que eres profesional del funcionamiento del cerebro humano, seguro que encuentras razonamientos más adecuados para explicar que todo eso pase, pero algunos lo sentimos como que es una lástima.

      • Monica

        Pues sí Antonio, creo que hay desafección, y muchos aprobetxategis, como decimos en estas tierras, no entiendo esa moda de recurrir a los ritos sacramentales católicos para organizar un fiesta infantil o social, ya sean bautizos, comuniones, bodas, a esta gente poco le importan cumplir normas, es solo apariencia, y los curas tragan, cuando esas personas ni siquiera volverán a pisar una iglesia.

        Lo importante es que nuestra voluntad esté de acuerdo con nuestro entendimiento, que nuestros actos estén de acuerdo con nuestros principios. No hay más razonamientos cerebrales.

         

        • ELOY

          Hola Mónica, te leo: “no hay más razonamientos cerebrales”. Pero ¿hay otro tipo de razonamientos que no sean cerebrales. ? Dicen que el corazón tiene razones que la razón no entiende, ¿son validas las razones del corazón, de lo que se siente y se cree, frente a los razonamientos del cerebro?.  José Ortega y Gasset dejo clara la diferencia entre ideas y creencias. ¿no son las creencias las que guían nuestras acciones a la par, y en ocasiones en contradicción, con las ideas?. ¿Existe lo que sentimos, aunque no vemos?

          ¿Qué misterio hay en la existencia del Universo y en la relación del Universo con cada persona?.

          Heino Falcke, “sorprendió al alcanzar la proeza, junto con su equipo de científicos de lograr la primera imagen de un agujero negro, el 10 de abril de 2019.  Su libro La luz en la oscuridad. Los agujeros negros, el universo y nosotros ” nos plantea algunas curiosas preguntas: ¿ qué existe más allá de la nada? ¿ cuál es el origen de nuestra existencia y qué sentido tienen nuestro paso por el mundo? . ¿Que hay en el fondo oscuro de un agujero negro? . Heino Falcke manifiesta que la astrofísica, la metafísica , la razón y la fe no tienen porque excluirse  mutuamente.  ¿Cuántos “misterios” nos quedan por resolver, más allá de lo que decimos que sabemos? 

          Un saludo

          • Antonio Llaguno

            Eloy,

            mi impresión es que el idioma, o nuestro uso de él,  no siempre es lo suficientemente preciso como para comunicar lo que queremos comunicar.

            Y cuando hablamos de cosas tan “abstractas” menos.

            Yo cuando Mónica escribió “Razonamientos cerebrales” lo que entendí fueron “Razonamientos racionales”, pero la estética lingüística obliga a no redundar y complica la comunicación.

            Porque desconozco profundamente si todo nuestro “razonamiento” reside o no en el cerebro, probablemente sí; aunque siempre se ha dicho popularmente que los varones pensamos con otro órgano situado un poco más al sur de nuestro cerebro.

            Pero si que distingo entre razonamientos racionales (o propiamente razonamientos) y razonamientos emocionales (O propiamente emociones) y si no se muy bien donde se producen los razonamiento ni te cuento sobre donde se producen las emociones.

            El ser humano, tradicionalmente, decidió que las emociones “residen en el corazon” y como hoy en día tenemos claro que el corazón no es más que una suerte de bomba hidráulica que funciona gobernada por impulsos eléctricos de baja intensidad pero seguimos usando término como “hablar con el corazón” y ya decía el zorro al Principito que “Lèssentiel est invisible aux yeux, on ne le voit qu’avec le coeur” (Lo esencial es invisible a los ojos, solo lo vemos con el corazón. No puedo evitar ponerlo en francés. me parece que suena muy hermoso. Ese librito me hizo enamorarme de esa lengua); entiendo que incluso el hombre y la mujer modernos, incluso los que entienden de anatomía y de hidráulica pero que entienden muy bien lo que el zorro quería decir, perciben que hay una forma muy diferente de entender las cosas que no es puro razonamiento.

            Y ya se que habrá quienes afirmen que incluso eso es fruto de conexiones sinápticas y por lo tanto eléctricas de nuestras neuronas; pero a mi me mosquea el hecho de que dos gemelos (Lo se muy bien. Yo soy gemelo y ejemplo vivo de lo que digo), clones exactos con cerebros construidos de la misma manera, y que hemos recibido hasta la avanzada edad de los 18 años, exactamente la misma educación y los mismos estímulos educativos (El mismo colegio, los mismos profesores, los mismos compañeros, las mismas lecciones, los mismos padres, tíos hermanos, la misma ropa hasta los 15, la misma alimentación, etc…) e incluso tenemos la misma huella dactilar; ante esa frase de ese libro uno se conmueva y al otro le parezca “una mariconada”, uno llore ante los pasos de la Semana Santa y al otro le dejen frío (A mi), uno sea capaz de perdonar a su padre hasta hacerle su padrino de boda y el otro le guarde rencor hasta 5 años después de su muerte (Y lo que queda).

            No estoy juzgando a mi hermano, solo son hechos. Simplemente digo que emociones tan opuestas ante los mismos hechos, no parece que provengan de un principio de causalidad mecanicista.

            Y, Eloy, yo tengo que decir que prefiero el razonamiento emocional. Sí, soy ingeniero y mi profesión se basa en datos bien tomados, cálculos bien hechos y planos bien acotados. Y si todo eso está correcto, el resultado funciona.

            Pero te contaré una anecdota personal (Yo no sería yo sin mis batallitas).

            En el año 1990, era yo profesor interino de Electricidad Industrial en la Escuela de Ingenieros Técnicos Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid. En los exámenes, cada profesor de la asignatura ponía un ejercicio y el catedrático escogía la pregunta teórica del examen. Yo puse el mío y le puse una coletilla. Era un ejercicio complicado que requería el uso de matrices y determinantes porque concluía en un sistema de 7 ecuaciones con 7 incógnitas, largo de resolver y con muchas posibilidades de cometer un error; pero al final dejé escrito “A quien lo resuelva con una frase de no más de 3 líneas y sin hacer un solo cálculo le pongo un 11”. Hubo un alumno que lo hizo, se dio cuenta de la pequeña trampa que había escondida y me contestó: “Todo el circuito es un cortocircuito que se comunica por las dos tomas de tierra instaladas”. Era verdad, esa era la respuesta y si hacían bien los cálculos (Muchos lo hicieron) ese era el resultado correcto; pero ese muchacho se gano un 11 y yo la bronca del catedrático.

            Todos tenían ese estímulo, todos habían asistido a las clases y todos conocían la misma teoría que como se podía comprobar con calculos, daba los resultados correctos y sin embargo, sólo uno fue capaz de percibir la solución sin el mecánico recurso a unos cálculos farragosos.

            A mi me lleva a pensar que todos habían recibido la misma información pero solo uno supo “pensarla con el corazón”

            Un saludo

  • carmen

    También lo entendí a usted. Cuando dijo esto y cuando dijo que el tema es muy complejo. Tiene usted toda la razón.. habría que remontarse a , no sé cuándo se eligieron los siete sacramentos, me suena a Trento. A lo mejor no. Tiene toda la pinta de ser en la contrarreforma.Y eso jamás se va a hacer. No pueden hacerlo. Sería atentar contra la misma estructura de la iglesia católica.Pues sí, querido amigo, es un tema muy complejo. Sé que da un poco igual hablar de ello, pero no vea , es lo único que me tranquiliza. Porque no puedo hacer otra cosa.Y no va únicamente por mí persona. Va por muchísimas. Y también por bastantes de las que aquí entran.Un abrazo. Gracias por escuy

  • carmen

    Perdón. Y ojalá sea lo último que digo. Quizás esto se entienda mejor aquí.Un varón, por supuesto, que ha sido sacerdote durante los años que sean y decide dejar de serlo, por los motivos que sean, eso es asunto suyo. Su sacerdocio ha sido fallido? Seguro?Y sé que la iglesia no puede quitar eso del carácter sacerdotal, pero no voy por ahí. Mi pregunta es, hay que considerarlo fallido?Pues eso.

  • carmen

    Pero, es que, el día que se case mi hijo, que ya llevan juntos casi ocho años y por lo visto se acerca el momento, su matrimonio será tan válido como lo fue el de sus padres. Exactamente igual. Porque hay leyes en mi país que protegen a los ciudadanos.Y que la iglesia, siga bendiciendo a los animalicos el día de San Antón. 

  • carmen

    Hola señor JM.Parece usted una buena persona. Estoy segura de que va a entender lo que digo, aunque no lo comparta. Eso no importa.Como soy maestra, le voy a poner un ejemplo doble. Seguro que me entiende.Llegó un momento, después de treinta y cinco años de matrimonio, que firmamos el divorcio. Alguna causa habría, digo yo. Le aseguro que puede descartar terceras personas, o cuartas o quintas. Sencillamente se acabó.Matrimonio fallido? No para mí. Es justo la mitad de mi vida. Justo la mitad. Y en este momento. Hace trece años, era el 70 por ciento.Tengo dos hijos y dos nietos. Mis hijos p dan sentido profundo a mí vida. Y los hijos de mis hijos. Nacidos bajo el amparo de la ley. Porque creo que la sociedad debe de tener una serie de leyes para proteger a los ciudadanos.Se acaba el matrimonio. También según las leyes vigentes . Y mi trabajo me costó. Eso sí, salí del matrimonio pensando: con uno ya está bien. Nunca más. Ahora, fallido? No fastidies, y eso quién lo ha dicho? Pues por lo visto lo piensa mucha gente, porque el matrimonio si no es para toda la vida… cómo que no. De dónde se habrá sacado esa idea? Pregunto. No tuvo suerte… pero yo sí, yo sigo casado, casada… aplausos. Genial.Paralelamente, me entero que en mi colegio, ya sabe, un colegio subvencionado, de esos familiares, donde nos conocemos  familias enteras. Bueno, pues un matrimonio, kikos ellos, con cuatro hijos, todos alumnos del colegio y por lo tanto míos, porque he dado clase a toda secundaria durante cuarenta años, pues me dicen. El padre de los niños… Se ha vuelto a casar. Imposible, dije. Imposible. Pero si son Quicos, más católicos que el mismo papá. No admiten el divorcio.Pues se ha casado. Pues imposible. Pues bueno. Pues se han casado. Y, no vea, soy, uf, cabezona hasta la muerte y más allá. Y me voy a la hermana del casado reciente. Quica de alto nivel y una persona estupenda. Nena, pues no que me han dicho que tú hermano se ha vuelto a casar por la iglesia? Imposible, les he dicho. Pues si, si, ha obtenido la nulidad.  Nulidad? Si llevan casados veinte o treinta años y tienen cuatro hijos…Pues sí. Nulidad.La nulidad significa que el matrimonio no ha sido válido para la iglesia. Entonces. Pregunto. Esos hijos han nacido dentro de la legalidad de la iglesia? O son hijos habidos fuera del matrimonio eclesiástico?Y me pregunto. Esto qué es? Yo, me quedo con mi divorcio. Porque mi matrimonio fue legal. Se acabó, es cierto. Pero no por ello hay culpables, ni hay que buscar causas muy , digamos extrañas, ni se considera que no fue válido. Sencillamente, duró 35 años.Pues…no es lo mismo una nulidad que un se acabó. No. No lo es, no.Perdón, pero es que si no lo digo, me muero.Gracias por leer esto, si es que ha tenido la paciencia de leerlo.Buen día.   

    • JM Garate

      Hola Carmen, le entiendo perfectamente. Cuando yo afirmaba que: “… si es el amor lo que mantiene una relación, divorcio o anulación que importancia tiene”, me refería no al significado que el derecho canónico le da a cada palabra, y es que lo que fundamenta un matrimonio es el amor y cuando este desaparece es absurdo mantenerlo, posiblemente es una de las cuestiones a revisar, “no por capricho sino por necesidad”. El matrimonio católico es la fórmula para que dos personas compartan sus vidas de acuerdo a su fe, pero no para que sean infelices, y sufran y hagan sufrir.

      Un Saludo.

  • M. Luisa

    Es que el problema que presenta el titular, independientemente de lo que piense el obispo Munilla, hay que considerarlo no desde la moral sexual, sino desde la sexualidad misma, es decir, desde sus características  propias éticamente consideradas. O lo que es lo mismo  que responda no a la moral normativa y jurídica, sino al fuero interno de la persona.    

    • JM Garate

      M Luisa creo que lo que usted indica es esencial.  Pero es bien cierto que nos regimos por las ordenes normativas, que pueden ser derivadas de  la moral y los usos sociales, y que se transforman en  norma jurídica, en  norma moral que regula el trato social. Dentro de la Iglesia pasa algo similar.

      El término “moral” proviene del latín: mos, moris, que significa costumbre. Mores maiorum es la designación de los usos y costumbre tradicionales, propias del pueblo romano, de los maiores o antepasados. Mores son las costumbres que han perdurado a lo largo de mucho tiempo y que se han impuesto con el carácter de obligatorias. Son, por tanto normas, en principio de carácter social, al ser producto espontáneo de la sociedad, pero también con el significado más profundo de “buenas costumbres”, las cuales a su vez constituyen la antesala del Derecho. Similar significado posee el vocablo “ética”, proveniente en este caso del griego, ethos. Por eso, son términos intercambiables, de tal modo que es correcto decir que un comportamiento es moral o es ético. En ambos casos se está diciendo lo mismo: el comportamiento en cuestión se caracteriza por estar de acuerdo con las buenas costumbres, con lo que se debe
      hacer.

      El derecho canónico se encarga del estudio del ordenamiento jurídico y la organización de la Iglesia católica. Esta rama recoge el conjunto de normas, obligaciones y derechos elaborados por la autoridad eclesiástica y que regulan tanto la organización cristiana como las relaciones dentro y fuera de la institución religiosa.

      La principal fuente del derecho canónico es Dios, que se manifiesta a través de la ley divina natural o por la revelación o ley divina positiva. Su voluntad quedó recogida en las Escrituras y en la tradición.

      El Código de Derecho Canónico es el corpus legislativo principal y en él se establecen a lo largo de sus siete libros las normas generales que afectan a la Iglesia latina, como las obligaciones de los fieles, la estructura jerárquica de la institución y su relación y organización con iglesias particulares, la función de la enseñanza por parte de los miembros eclesiásticos o la regulación de la propiedad o las normas procesales.

      Es un impedimento para que la Iglesia cambie, no lo creo pues acompañar al ser humano, para su encuentro, su experiencia de Dios, y lo hace así porque esa es la Buena Nueva a proclamar, la de que en Dios todo lo humano se realiza, más allá de la tradición y del magisterio, la iglesia debe de vivir en el momento presente, pero sin perder su esencia.

      Un saludo afectuoso.

      • ana rodrigo

        JM Garate, quizá esté equivocada, pero creo que no es lo mismo moral que ética.
        La ética hace referencia a valores universales, por ejemplo el respeto, la lealtad, la solidaridad, la no violencia, etc. etc.                                                                               
        La moral está relacionada con costumbres de diferentes épocas o culturas Por ejemplo el divorcio ha sido inmoral en otra época y lo es en ciertas culturas y religiones, en otras, no, ser homosexual ha sido y sigue siendo en determinadas épocas y culturas y religiones, inmoral mientras que en este momento y en nuestro ámbito no tiene nada de inmoral.                                                                                             Un saludo afectuoso y de bienvenida.

        • JM Garate

          Hola Ana, indicaba que ambos términos hacen referencia a formas de proceder en la vida, es decir, señalan preceptos y normas de comportamiento de los seres humanos. Es cierto que La ética actúa en un plano teórico, puesto que se trata de una forma de pensar previa al desarrollo de nuestros actos; mientras que la moral hace referencia a la puesta en práctica de dichos valores éticos. Al menos yo así lo interpreto.

          La moral es un concepto con base social, y, por tanto, diferente en una sociedad y en otra, que guía la conducta de todas las personas pertenecientes a cada comunidad concreta. Y la ética  se centra más en el pensamiento individual de cada ser humano, partiendo de una reflexión personal.

          Gracias y un saludo afectuoso.

      • M. Luisa

        Entonces, si usted reconoce que lo que ha leído de mí  es esencial, ¿por qué darle tantas vueltas al asunto  que nos lleve  a coger de nuevo  las  muletas? De esto precisamente estamos hablando aquí desde hace más de veinte años!

        Un cordial saludo y mi bienvenida!

        • JM Garate

          Claro que lo creo M Luisa, pero toda comunidad laica o religiosa se rige por una normas, que en este caso y en mi opinión, deberían cambiar. Sería sencillo decir que nadie está obligado a pertenecer y a permanecer a un Iglesia  que impone una serie de normas con las que se está en desacuerdo, pero yo creo que todos los creyentes tenemos el derecho de opinar y dialogar para cambiar esas normas.

          He vivido durante varios decenios en países de Extremo Oriente, desconectados durante milenios con occidente, las culturas orientales y occidentales han desarrollado cosmovisiones distintas en prácticamente cualquier aspecto de la existencia. Desde la estética hasta la filosofía, pasando por la ética del trabajo o la mera relación del ser humano con su entorno, el sistema de valores sobre el que se edifica cada sociedad es distinto.

          Creo que lo importante es construir y dialogar juntos cualquiera que seas nuestra idea de Iglesia, desde el respeto, una pluralidad que existe y que no solo sea la de la jerarquía, porque también hay personas, y muchas, que no están de acuerdo  con los planteamientos que aquí debatimos.

          Un saludo.

  • carmen

    Es que es muy posible que te cases con la persona adecuada. Pero las personas no somos depósitos estancos. Las personas evolucionamos. Y es posible que en esa evolución los cónyuges lo hagan en sentidos opuestos.Hay que mantener la unión? Por qué?Pregunto.Se nota un montón que todo esto de las leyes eclesiásticas están elaboradas por varones célibes. Célibe quiere decir que no están sujetos a las leyes de un matrimonio. Nada más que eso. Y creo que es suficiente lo que digo. Todo el mundo me está entendiendo.Nos han vendido que el amor tiene que ser eterno. Y , sencillamente, no es cierto. Y no me estoy refiriendo a la atracción sexual. Es que hay tantísima confusión, tantísimo cinismo, tantísimo esto es así porque nosotros lo decidimos, que lo mejor, para seguir siendo tú mismo, misma en mi caso, es olvidarte de todo aquello en lo que te ha educado la sociedad. Y si creen que es fácil, no tienen ni idea de la vida real.Pero da igual. La iglesia seguirá diciendo, a la hora de la verdad, las mismas cosas, por los siglos de los siglos, amén. Porque no tiene otra.Y que cada cual decida.

  • ELOY

    Adjunto enlace al citado artículo de Eric Vilá i Lanao en Iglesia Viva:                                                                                                                                                                                                                                                              https://iviva.org/archivo/?num=295#:~:text=Teolog%C3%ADas%20LGTBI%20y%20Queer%2C 

  • Juan A. Vinagre

    Unas preguntas en torno a las palabras de Jesús (o atribuidas a Jesús): “Lo que Dios unió que no lo separe el hombre”.  ¿Puede el Dios Padre Abbá de Jesús unir y bendecir un error y además declararlo incuestionable?  ¿Puede bendecir y declarar incorregible un matrimonio precipitado, fundado en una decisión inmadura, en intereses o en coacciones familiares? ¿Puede el papa “dispensar” de la prohibición de una boda entre consanguíneos muy próximos -bodas consensuadas por intereses políticos-, como se hacía antes con la bodas regias? ¿Puede además decir en estos casos “no podemos” declararlos nulos? ¿Pueden el Vaticano o la Rota declarar nulo un matrimonio (muy bien pagado ese proceso de nulidad) y declarar que una decisión personal privada -privada- de separación o divorcio -por malos tratos o infidelidades o incompatibilidades etc.- no se reconozca, si no pasa por el “filtro” del juez jerárquico canónico?  Reitero: ¿Puede atribuirse a Dios Padre que bendiga un error (tan fácil en esta materia, también hoy), que no permita corregirlo y que muchos tengan que cargar con él y con sus consecuencias… para toda la vida?  ¿Esta rigidez de principios, atribuidos a Dios Padre y a Jesús, no daña gravemente el nombre de Dios?  En la vida real podemos corregir errores, incluso en temas importantes, y no los podemos corregir en un tema tan vital como la convivencia en pareja, casada por la Iglesia.  ¿Tal rigidez santifica de verdad el nombre de Dios, como se nos dice que pidamos en el “Padre Nuestro”?  ¿Qué es lo que Dios unió-une para toda la vida sin remisión?  Una decisión fundada en un error puede ser revisable. Un amor de pareja mal entendido o mal fundado puede ser revisable, sobre todo si ha pasado por la Iglesia, pues en la Iglesia de Jesús solo debe prevalecer lo auténtico.  ¿Es razonable, pues, pensar que Dios Padre y  Jesús -que demostró ser muy flexible en casos concretos- sean así de rígidos? ¿No estaría Jesús refiriéndose en este caso a la libertad que en aquel tiempo se daban los varones israelitas para pedir el divorcio para ellos por nimiedades, y no para las mujeres? Las interpretaciones evangélicas rígidas dañan el nombre de Dios. No lo santifican. Esto deberíamos repensarlo todos. En la historia de la Iglesia se encuentran muchos “no podemos” gratuitos, poco pensados. Y sobre todo mucha rigidez, que no es evangélica.

    • ELOY

      Gracias Juan A. Vinagre por tu reflexión.

      Un saludo

      • Juan A. Vinagre

        Gracias a ti, Eloy, por leerme. También yo te sigo. Pero lo más importante es que tras estas y otras reflexiones sobre temas que oprimen a los seres humanos, nos organicemos de alguna manera y pasemos a la acción del cambio a mejor. Pese a todo, está bien insistir, extender y difundir la reflexión… Por ahí empieza el cambio. Un abrazo

  • ana rodrigo

    Querido Santiago, quisiera darte una respuesta más amplia, pero casi me da pereza repetir tantas veces cosas que ya he y hemos dicho en ATRIO.

    El mérito de Jesús es que se escabulló de muchas costumbres de su ambiente social y religioso, y por eso ha tenido y tiene autoridad su mensaje, lo que Juan A. Vinagre llama la ESENCIA, y así y todo, la respuesta que le dio a la mujer sirio-fenicia era propia de su ambiente socio religioso y tuvo que ser  la mujer la que tuvo que corregirlo, y él, lo aceptó. 

    En la crucifixión todos sus amigos íntimos lo abandonaron, y el que después sería la “piedra” de la Iglesia, lo negó hasta tres veces y, después, huyó del Calvario. Sólo las mujeres ( dicen que Juan, no está claro….) le fueron files hasta en la cruz y en el sepulcro, y mira en qué lugar están las mujeres en la Iglesia, en “tercera división” ¿por voluntad e Jesús, de Dios? ¿Un dios, un Jesús discriminador por género? Demasiado fuerte para mis entenderas, para una sociedad apoyada éticamente en los DDHH donde todos los seres humanos somos iguales en derechos. Derechos humanos que ponen la base ética a una sociedad actual. Si la única fuente ética es la Biblia ¡¡¡¡!!!, o el Nuevo testamento, no regirían actualmente determinados derechos humanos. Nota: el divorcio entre hombre-mujer no existía, sino que existía el repudio de los hombres hacia las mujeres, como ocurre actualmente en Irán, por ejemplo.  

    Hay costumbres que no necesitan ser religiosas para que sean causa de vergüenza moral en una sociedad. Pongo un ejemplo, tengo un grandísimo amigo que nació  -no se hizo- homosexual, no ha sido ni es creyente en ninguna religión y, como en la sociedad eso era una vergüenza, llegó a casarse con una mujer, tiene dos hijas; paralelamente frecuentaba la consulta con una sicóloga porque no sabía qué hacer con su vida, siempre triste y preocupado. Tuvo que esperar a que fueran abriéndose armarios socialmente y, quienes estaban escondidos ocultando su identidad personal, pudieran vivir como lo que eran, con su identidad sexual propia. Se acabaron sus problemas sicológicos en este tema. Punto. Hace su vida y es feliz.

    Pues con los evangelistas, pasaba lo mismo, como no tenían una grabadora para recoger literalmente lo que decía Jesús, pues muchas cosas las escribían desde su óptica contextual. Leí una vez un libro muy, muy documentado de un autor judío (no recuerdo el nombre) que demostraba que sólo un mínimo, muy mínimo porcentaje de los evangelios podrían ser palabras literales de Jesús. Lo que no quiere decir que todo lo que escribieron sus seguidores 50, 70 o 100 años después, no se corresponda con el mensaje de Jesús. Para eso está la exégesis y todos los conocimientos actuales de las ciencias sociales. Los fundamentalismos literalistas, están fuera de juego en nuestra cultura social actual. Y, a partir de aquí, cada cual es libre de optar por lo que crea y piense, la libertad es otro derecho humano que hay que respetar.

    Un abrazo cordial

    • Santiago

      El libro que hablas, Ana,es “Jesus  Seminar” que no tiene consistencia teológica ni histórica puesto que fue realizado por un grupo pseudo científico-exegético , que trataba “a propósito” de destruir los Evangelios y restarle toda autoridad a sus autores. Ellos, los autores, de 200 al comienzo se redujeron a 50, rechazaban “a priori” todo lo sobrenatural, y aducían que Jesús “nunca” había hablado de Si mismo, ni del futuro, ni del juicio final que son inexactitudes que reflejan un reductionismo “ no histórico” y su tendencia a la parcialidad materialista.Sus autores no fueron objetivos y NO se ajustaban al “momento histórico” del Evangelio

       

      Pero, por el contrario de Jesus Seminar, las palabras que expresan el pensamiento de Cristo en el Evangelio fueron memorizadas, repetidas y copiadas por los discípulos. Al discípulo de “aquella época” le correspondía imitar y repetir TODA la enseñanza de su Maestro y esa era su  labor fundamental sin ser “superior al Maestro” ….pero se requería oírlo todo el día e imitarlo hasta( -(según el metodo rabínico de entonces) memorizar sus palabras y su enseñanza. Hasta hoy en día las escuelas rabínicas hacen que los discípulos memoricen TODA la Escritura.

       

      Por eso, las “palabras” de Cristo aparecen en la redacción de los Evangelios porque los testigos-discipulos las habían oído una y otra vez. Estos testigos oculares presenciales vivieron gran parte del siglo I y algunos llegaron al siglo II porque eran muy jóvenes siguiendo a Cristo y participaban en las reuniones litúrgicas cómo la “fracción del pan” donde se “leían” en público las Memorias de los Apóstoles  y no era posible que la multitud de testigos oyentes respaldara y avalara una mentira. Pero la unanimidad de aceptación de los oyentes que eran a la vez testigos de la vida de Cristo fue lo que dio el consenso aprobatorio para los Evangelios Canónicos. La Iglesia sólo reconoció éstos y NO los apócrifos pues éstos últimos aunque decían la verdad pero la mezclaban y embellecían con fantasías ilusorias que deformaban la veracidad narrativa de los hechos de la vida de Cristo.

       

       

      Cristo prometió el Paráclito que es el Espíritu Santo precisamente para mantener incólume la sagrada palabra de Jesús de Nazaret y su enseñanza esencial. Y esta esencia del Evangelio y Su Iglesia es la que ha llegado a nosotros hasta el siglo XXI. Sigue impresa como que ningún versículo de la Escritura ha podido ser cambiado desde los códices copias del original como ha demostrado la crítica textual el profesor del Nuevo Trstamento en griego Herold Greenlee en su obra The Text of the New Testament.

       

      Un saludo afectuoso

      Santiago Hernández

  • carmen

    Pero, por favor.Un mínimo de humanidad. Hay mucha gente que ha sufrido un montón las consecuencias de este enorme embrollo. Por favor. Por favor. Y eso no está en manos de la oficialidad de la iglesia. Está en las manos de cada uno de nosotros. No se puede, no se debe, no es justo ni necesario recurrir a las supuestas palabras de Jesús, para machacar a nadie. No es justo. No lo es.

  • carmen

    Hola señor JM.Todísima la razón. Es un problema complejo. Muy complejo. Porque habría que revisar un montón de cosas. Empezamos por el concepto de sacramento. Ahí es nada.Y eso tiraría de muchas otras cosas.Por supuesto que es complejo. Lo he escrito aquí mil veces. El problema es que dos mil años atando cabos teológicos, son muchos años. Y todo es de una solidez apabullante.Y, o se dice: bueno, vamos a ver…y se empieza un trabajo a fondo, de profunda renovación, o se puede lavar la imagen. Pero entonces, siempre , siempre ganarán los de siempre. Porque tienen a la Ley, por decirlo de alguna manera, de su parte.Y la iglesia no va a auto disolverse, jamás. Y lo entiendo. Cómo empresa lo entiendo perfectamente.Es un círculo en el que ella misma se ha encerrado y del que solamente ella misma puede salir.Pero, quiere? Puede? La van a dejar que salga?Ya lo creo que es complejo. Totalmente de acuerdo.Buen día.

  • carmen

    Aquí pasa algo muy extraño.O no he entendido nada, que es muy posible.Leo el artículo. Al  autor lo  considero conservador Y me parece genial que lo sea. Genial. Plantea un problema de humanidad. Humanidad. No  de religión, no. Es de, por favor…esto no lo podemos hacer.Entiendo que en los temas de teología o de exégesis y esas cosas, pues se hable de escrituras y de si Dios quiere esto o aquello. Porque ese es el tema de diálogo.Pero que se haga una reflexión sobre una injusticia a todas luces de cómo la iglesia trata a determinados grupoa personas por terminar con un matrimonio, por su orientación sexual, por el control de la natalidad…y que la respuesta sea que los evangelistas decían esto o aquello, hace dos mil años, y basándose en una ley que, según dicen, tiene unos cinco mil años de antigüedad,  pone de manifiesto un problemón que tiene la iglesia.Y urge un cambio en profundidad, para humanizarla. Pero en profundidad.Y esta postura si se creen que es una excepción, están en un error y gordo.  El tipo de cristiano que está haciendo reflotar a la iglesia, es este. Los otros, los de antes, los que son como los que suelen entrar aquí a comentar, están desapareciendo. Porque el espíritu del vaticano, lo conserva personas muy mayores, porque se cerró en el sesenta y no me acuerdo y, además, dando un portazo.  Hay muchísimas personas que ni saben que existió y me temo que a los sacerdotes jóvenes no se les informe demasiado bien.La extrema derecha en europa, bueno, en Europa, pues anda que en EEUU, anda que en Argentina… está subiendo, es imparable. Y la  iglesia oficial defiende posturas similares a la de la extrema derecha. Queriendo o, seguramente, sin querer Sí. La iglesia tiene un problema. Nosotros tenemos un problema, porque influye un montonazo en la política a través de las personas que pertenecen a los partidos políticos. Un montón. Y el escudo de muchas casas reales con un águila de dos cabezas no es un invento mío de esos raros.No crean ustedes que la respuesta de Santiago, llenita de cosas que según él, decía Jesús y sus apóstoles , es una excepción. Ojalá lo fuese.Y todo, todo, en nombre de Jesús y de la iglesia. Pero, qué Jesús? Qué iglesia.Gracias Salvador, por ofrecernos la posibilidad de comprender de otra forma muy diferente todo eso que dicen que dijo Jesús. Fundador de la iglesia, junto con Pablo.Perdón, lo que he escrito no está basado en las escrituras. Sorry. Buen día a todos. Disfrutemos de la vida, mientras nos dejen.

  • JM Garate

    El tema es complejo, ¿se debe plantear un cambio en la moral sexual de la Iglesia?, pues probablemente sí, pero habría que tocar otros palos morales y doctrinales necesariamente, que afectarían a la esencia misma de la Iglesia.  Creo que se puede y se debe dialogar, como indica el padre James Martín, con el que estoy  en parte de acuerdo, también deberíamos cuestionarnos, como lo hace el padre  Antonio Spadaro, si los mandamientos que están en la Biblia no son una exigencia de Jesús, sino sólo un ideal.  Carlo María Martini, promovió la crítica como método y la duda como virtud, quizá ahí esté una parte de la solución. 

  • JM Garate

    El Papa Francisco aprobó una instrucción doctrinal que avala la posibilidad de que la Iglesia católica bendiga a las parejas creadas tras un divorcio y a las parejas del mismo sexo. Quieren “acoger a los homosexuales”, “acompañar a los divorciados” y hacer “más accesibles y ágiles” las nulidades matrimoniales. Creo que es importante conocer cada caso y hablar con cada persona y con cada pareja. Ello no significa que las uniones entre personas del mismo sexo  puedan ser equiparadas al matrimonio entre un hombre y una mujer, sobre esto se puede dialogar, la Iglesia tiene su propia interpretación, lo que no puede es que se quieran ejercitar presiones sobre la actitud de los sacerdotes o que organismos internacionales condicionen ayudas financieras a la introducción de normas inspiradas en la ideología género. Mi experiencia de cuarenta años de sacerdocio es que hay que dialogar y conocer cada caso, pero la Iglesia se articula en base a los sacramentos  y a  acciones litúrgicas, modeladas a imitación de los sacramentos, que “disponen a recibir el efecto principal de los sacramentos” y por las que “se santifican las diversas circunstancias de la vida” (Concilio Vaticano II, Sacrosanctum Concilium, n. 60). 

  • carmen

    Suponiendo que escribe lo que en realidad piensa y no es una postura ideológica. Nunca lo he sabido. Mil veces se lo he dicho.

    Pues ya tenemos la mil y una.Pues eso 

  • carmen

    Santiago.Sabe qué le deseo? Que nunca, nunca, nunca se tenga que arrepentir de lo que piensa y escribe.Su amigaCarmen.

    • Santiago

      Muchas gracias por ese loable deseo. Yo espero lo mismo pero tenemos que pedir a Dios la gracia para ser fieles hasta el final en la fe que recibimos, ya que El nos dio la gracia de existir, y nos sostiene el ser diariamente y sabemos que El no defrauda sino que salva.

      Un saludo cordial

      Santiago Hernández

       

  • carmen

    Hola Eloy .Gracias por poner este artículo. Si llegas a poner un enlace, no lo hubiese leído.No sé si alguien lo conoce, si es así, dadle las gracias.Podría contar mil historias de mil alumnos. Pero no lo voy a hacer. Solamente voy a hacer referencia al único varón que desde que nació quería ser niña. Hijo de una antigua alumna. A los hijos de antiguas les llamaba nietos. Una persona valiente. No sé por dónde no cómo andará ahora, pero siempre estará en mi memoria, mientras la conserve.También podría hablar de mis miedos por mí hijo. Tampoco lo voy a hacer. No sabéis lo que es vivir en una comunidad en la que lleva gobernando el PP treinta años. Y ahora no sé si con vox también. Ya ni pregunto.Las cosas van calando poco a poco en la sociedad. Y hay momentos en los que, uf. No sé. Me asusto un poco por  problemas añadidos a la complejidad de la vida que pueda tener. Lo  único que tengo clarísimo es que cuando sale el tema de la homosexualidad, antes de que pasen quince segundos, digo: ya sabéis que tengo un hijo homosexual? Oye, tema olvidado. En el segundo veinte, después de cinco de silencio, a otro tema. Fin.Un abrazo.

    • ELOY

      Gracias Carmen. No puse el enlace porque me pareció mejor el texto, pues muchas personas (yo, en ocasiones, entre ellos), nos saltamos los enlaces para centrarnos en el texto escrito que estamos viendo. Además sólo copié una parte del artículo que está en abierto, pues la mayoría del texto está solo disponible para los  suscriptores de la revista Iglesia Viva. 

      Como se trata de un texto correspondiente al tercer trimestre de 2023, no sé si sería posible que Antonio Duato pudiera gestionar el poder consultarlo en su totalidad en ATRIO. 

      Un saludo

       

       

  • ELOY

    Es de agradecer este artículo de Carlos Por mi parte, me parece ahora oportuno recordar que “Teologías LGTBI y Queer” es el título del artículo que Eric Vilá i Lanao publica en el número 295 de la revista Iglesia Viva, correspondiente al tercer trimestre de 2023, páginas 109 a 126.  El autor es biblista y teólogo, miembro de la Asociación Cristiana  de Lesbianas y Gais de Cataluña.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                Por si pudiera interesar recuerdo seguidamente el apartado 1, de su artículo, que dice lo siguiente:                                                                                                                                                                                                  “Empiezo con una anécdota personal. Cuando era pequeño la lectura de la Biblia me fascinaba. Pero evidentemente no lo entendía todo. Pasajes como el de Sodoma y Gomorra sobreentendía que eran “muy fuertes”. El castigo de Dios a los sodomitas era recordado como “tremendo”. Cuando descubrí mi orientación sexual aprendí que mi “homosexualidad” debía ocultarse como “pecado nefando” el cual no se podía ni mencionar. Y esa situación duró tiempo. Tras un éxodo personal, finalmente salí del armario, me liberé y abracé la causa gay. Con un vocablo más corto, “alegre” (origen etimológico de gay) e internacional, dejaba atrás los términos anteriores por oscuros, patologizantes y negativos. Al convertirme con los años en activista de diversas organizaciones mudé en persona LGTBI+, compartiendo causas con una diversidad de personas hermanas y prójimas. Por otro lado, recuerdo que durante mi etapa laboral en París, en la puerta de una iglesia un cartel me llamó poderosamente la atención: La Bible, un livre à vivre! Fue el despertar de otra vocación. Ya en la facultad, ¿qué pintaba un laico LGTBI+ como yo estudiando teología entre la mayoría de futuros sacerdotes y clero cualificado? Tras estudiar teología, he seguido discerniendo sobre cómo vivir la trascendencia y mi realidad eclesial. Y en el movimiento LGTBIQ+, ¿qué pinta un cristiano teólogo? Descubrí que la palabra Queer (“raro”) me caía del cielo: definitivamente soy un “raro”. Más alegre si cabe por encontrar la voz que mejor se ajusta a mi situación, me pregunto: ¿acaso no somos todos los cristianos cada vez más “raros” en esta sociedad? La rareza cristiana y católica (“los cristis” como se nos bautiza con sorna en general por la comunidad LGTBIQ+) alcanza las dimensiones del pasaje de Sodoma: “muy fuerte”. Y ahí estoy: un cristiano raro, LGTBI, gay, homosexual que sigue leyendo el pasaje de Sodoma y Gomorra con ojos nuevos. Y si me defino como cristiano, seguidor del Cristo, ¿acaso no fue Jesús en su tiempo, el más raro entre los raros? Con los años he descubierto con alegría que Jesús, mi mejor maestro, resulta que es ¡Queer!”

  • carmen

    Sé que estas cosas no le gustan nada al autor del artículo, bueno, ni a muchos, pero allá voy. Ayer a mediodía me tomé una cerveza con una amiga, ochenta años. Hace casi sesenta años que lo somos.Y me dice, mi hija, ayer fue por circunstancias a una misa y salió escandalizada. Esperé en silencio. Pero escandalizada. Más silencio. Mamá, qué está pasando en la iglesia? Parece que fui a una misa de esas que contaba la abuela…le faltó decirla en latín…Pregunto. Eso queremos? Seguir escandalizando a la gente que ya no es tan joven? Porque esta nena tiene 44 años, dos hijos, ya no es tan joven.Ustedes sabrán.

    • Antonio Llaguno

      Es lo que hay, Carmen, la deriva de algunas partes de la Iglesia Católica es completamente regresiva, y no lo es por cuestiones políticas (El que en tu Comunidad Autónoma gobierne el PP es irrelevante. En Castilla la Mancha gobierna el PSOE y es en Toledo y en Cuenca donde encontrarás a los reaccionarios más grandes) sino por la historia de la diócesis y los sucesivos obispos que en ella se han ido dando.

      En especia en España, las diócesis más preocupantes son Toledo, Alcalá, Cuenca, Oviedo, Cádiz y pronto lo será Orihuela.

      Si tu amiga se escandaliza del “espectáculo” que recibe en esta o aquella misa, lo que habría que decirle (Lo que yo le diría) es que si realmente quiere oir misa, se busque otra parroquia. Es lo que yo hice (Hago).

      De la de mi pueblo, fui expulsado como catequista de confirmación porque me empeñé en que Ricardo, un muchacho de 17 años con más sentido común y experiencia religiosa que la medias de los católicos que conozco, se confirmara a pesar de que el vicario de la parroquia convenció al representante del obispo de no hacerlo por ser gay. Fui a hablar con el representante del obispo directamente a espaldas del vicario parroquial y le avisé que de hacer caso al vicario, yo pediría audiencia con osoro (El Sr. Arzobispo) y lo denuncuaría en cualquier medio de comunicación que me quisiera escuchar.

      Ricardo se confirmó y al año siguiente fui informado discretamente de que el párroco había tomado la decisión de darme un tiempo de reflexión y discernimiento y que era el vicario parroquial quien se haría cargo de mis muchach@s a partir de ese momento. Obviamente le duraron una reunión y salieron huyendo, pero esa es otra historia.

  • carmen

    Santiago, por favor, no diga esas cosas. Me asusta usted …A dónde puede conducir semejante intransigencia? De verdad, por favor, no…

  • JM Garate

    Las personas homosexuales que se aman y quieren formar pareja y matrimonio, con un proyecto de familia sincero y honrado no pueden ser excluidos de la Iglesia, de la comunidad de creyentes. Por otro lado, por qué negar la eucaristía y la acogida a quienes perdieron el amor y lo reencontraron, si es el amor lo que mantiene una relación, divorcio o anulación que importancia tiene.

  • JM Garate

    Las personas homosexuales que se aman y quieren formar pareja y matrimonio, con un proyecto de familia sincero y honrado no pueden ser excluidos de la Iglesia, de la comunidad de creyentes. Por otro lado, por qué negar la eucaristía y la acogida a quienes perdieron el amor y lo reencontraron, si es el amor lo que mantiene una relación, divorcio o anulación que importancia tiene.

  • ana rodrigo

    Hoy la Iglesia católica celebra la fiesta Purificación, que ni María, aún siendo virgen, se libró se ir al templo a purificarse. Copio de google: “De acuerdo a la ley mosaica, una madre que había dado a luz a un hijo varón era considerada impura por siete días; además debía permanecer treinta y tres días “en purificación de su sangre”; pero si daba a luz a una niña, se duplicaba el tiempo que excluía a la madre del santuario.” Pues esta historia se sigue celebrando como fiesta en pueblos y poblaciones. Cuando yo era pequeña en mi pueblo las mujeres practicaban también este rito de no sé cuántos días sin ir a la iglesia.                                                                                                                                                     Pues ahí sigue la Iglesia con el tema de la homosexualidad (dice el dicasterio correspondiente, “cinco segundos” ¡¡¡!!!),y y las parejas divorciadas vueltas a casar. La Iglesia siempre va con cientos de años por detrás de la sociedad. Bendice a los animales, a los edificios destinados a bancos (para que ganen mucho dinero…), a los ejércitos y, antes, hasta los tanques de guerra; y  ¡¡¡¡se escandaliza por bendecir a personas que se aman!!!!, ya sean homosexuales o divorciados.  Como dice Carlos, no se sabe por qué la situación de una mujer casada con un maltratador está en situación regular pero si huye de esa pareja y vive feliz con otra ya es irregular”                                                                                                                                                                                                                                                    Como diría Pepe Salas, “pues eso…”                                                                                                                                                                                                                                                                       

  • Santiago

    No será el Colegio de los Doce el que formula la moral católica. Ellos, pescadores de oficio como los hijos de Zebedeo o recaudador de impuestos como Levi Mateo, o contables avaros como Judas Iscariote no tenían entonces ni idea, ni siquiera autoridad, ni cultura propia para proclamar la moral cristiana…demasiado para ellos… Pero Jesús quiere que nos asemejemos al Padre para tratar de ser “perfectos” como Su Padre lo es…

    Es sólo un querer, un tratar diariamente porque FUE Jesús el que dijo al joven: “GUARDA LOS MANDAMIENTOS si quieres entrar en la vida eterna y Jesús se los enumeró…. Fue Jesús el que dijo -(los Apóstoles y Evangelistas transmiten lo que oyeron y memorizaron en consenso) y dijo claro: “en el principio NO fue así” y  NO al divorcio-repudio, “porque lo que Dios unió, no lo separe el hombre” reafirmando la unión indisoluble de un matrimonio legítimo de una promesa de amor perpetuo..Yfue Jesucristo (el mismo que oyeron los discípulos) cuando declaró: “cualquiera que mire a una mujer con lujuria ya adulteró en su corazón” Y fue Jesús el que dijo que “dentro del corazón del hombre salen los malos pensamientos, las fornicaciones, los hurtos, los homicidios, los adulterios, codicias, maldades, dolo, libertinaje, mal de ojo, maledicencias, soberbia, privación del sentido moral; todas estas cosas de dentro salen y contaminan al ser humano. (Marcos 7:21-23; Mateo15:18-20) Por tanto, la moral cristiana NO fue inventada por los que seguían a Jesucristo, ni por la Iglesia primitiva y “no primitiva” ….sino por el mismo Cristo que vino NO  a destruir la Ley ni “a los profetas”,  sino a reafirmar su verdadero contenido y sentido y a DARLE SU CUMPLIMIENTO.   Dios da la gracia -a quien la acepte- para cumplir Su designio de Amor en Sus Mandamientos. Y esta moral de Jesús, -(que hablaba para todos los tiempos),-  por obvias razones, no puede ser reconstruida ni reformada por nosotros para ajustarla a nuestros gustos personales…o a la mentalidad del mundo actual

    Un saludo cordialSantiago Hernández

    • ana rodrigo

      Santiaaago!!! La letra mata, el espíritu vivifica, y, el Espíritu no vino a Marcos y a Mateo a dictarle lo que transcribes, estuvo por aquí hace dos mil años de vacaciones y se fue.  Estamos hablando de derechos humanos, por favor. Es como cuando condenaron a Galileo Galilei por demostrar científicamente que lo que decía la Biblia, no tenía nada que ver con la realidad y la ciencia, y ya sabemos porqué no lo mataron, lo que sí hizo la santa ¿¿?? Inquisición con tantos inocentes. Como dice Carmen, me dan miedo estas citas como si fueran palabra de Dios. Y este es el problema de los fundamentalismos religiosos o católicos, en este caso, que a cualquier cosa que dice la Biblia de considera palabra de Dios

      La palabra moral viene del latín, mos moris, es decir costumbres que se practican en unos determinadas sociedades en distintas época y en distintas culturas, etc., por eso las costumbres evolucionan, a mejor, con el tiempo, al igual que lo hace sociedad. Ha habido épocas y actualmente hay bastantes sociedades y religiones que obligan a niñas a casarse con hombres adultos, un horror. El otro día El País publicó una información documentada al respecto, un horror, y, porque sea una costumbre, avalada por alguna religión, no quiere decir que sea ético.

      El NT, y no digamos el AT, están llenos de ideas, normas, creencias y costumbres de la época en la que se escribieron. Han pasado 2000 años…!!! Dices “Y esta moral de Jesús, -(que hablaba para todos los tiempos)” Perdona pero creo que te equivocas.   

      Saludos cordiales

      • Santiago

        Si no creemos a los “íntimos” de Cristo que dieron sus vidas por El y por defender la Verdad, entonces no creeremos a nadie y nos haremos una moral a “nuestra medida” que es relativista, y no objetiva, y la consecuencia es el caos ético-social que estamos contemplando en el mundo de hoy donde el parricidio, matricidio, fratricidio y homicidio son ya cosa comunes y donde la justicia cede ante la corrupción porque cada uno “elabora” la “moral” que le conviene. Pero eso es una locura completa, como lo fue en siglos pasados los que prescindieron  de toda regla, ya que la única moral válida es la moral objetiva que es doble y que están en relación:

         

        1- La moral infundida por Dios en el corazón humano que nos impulsa a rechazar el mal -y a buscar y a aprobar –  lo justo, lo que está bien y..

         

         

        2- La moral del Decálogo que es la misma que sabemos que se encuentra en nosotros en general y en confuso, pero proclamada y aclarada por Dios solemnemente en el Sinaí y dada a nosotros grabadas en piedra, siendo testigos de ello todo el Pueblo de Israel que peregrinaba nómado en el desierto.

         

         

        3- Es por eso que Jesús nos dice: “el que Me ama, guardará Mi Palabra”…. y nos invita a practicar  Sus mandamientos porque NO puede amar a Jesús el que se “vuelve de espaldas” y se dedica a la consecución del mal moral,que es el pecado, y que Jesús vino a combatir denodadamente para que nos salváramos eternamente.

         

        Debemos distinguir entre lo esencial de la Escritura y lo accidental. La Iglesia ha proclamado y definido desde el principio lo que “debemos creer” y desde el Concilio de Jerusalén -cuando se declaró NO esencial la circuncisión para los convertidos a Cristo- se abrogaron las prácticas NO esenciales y se distinguió lo que pertenecía a la FE y lo que era meramente “litúrgico” y “disciplinar”.

        Marcos junto con los autores del NT sabían que lo que apartaba de la comunión de Cristo y de Su Iglesia era esencialmente y negativamente la transgresión voluntaria del Decálogo, la Ley del Amor plasmada en nuestro corazón: tanto el hurto, la calumnia, la fornicacion, el adulterio, la injusticia, los homicidios etc en los que persistimos y reincidimos sin arrepentirnos nos alejan del amor y la amistad de Dios….Por eso existe un llamado en el Evangelio y en el NT a la conversión a Dios…en vez de a las “criaturas”…

        Gracias por tu comentario que me hace reflexionar sobre mi postura como creyente.
        Un saludo afectuoso

         

         

        • Antonio Llaguno

          Santiago,

          el problema no es que no creamos a sus “íntimos”, es que sabemos y sabemos muy bien que la Verdad y la verdad son cosas distintas.

          Un profe mío de religión en los Salesianos de Estrecho (Madrid) donde yo estudié, el fantástico José María García Méndez (Desgraciadamente ya se lo llevó el COVID) nos lo explicaba de una amnera muy gráfica.

          Nos preguntaba primero: “¿Quién es a vuestro juicio el más importante escritor en lengua española?” Es obvio y tópico, pero real, que una gran parte de los alumnos decía: “Miguel de Cervantes” (y es que el ingenioso hidalgo tiene mucho peso aún en la literatura española)

          Y él seguía diciendo: “Pues bien, hagamos un experimento imaginario (Al estilo del gato de Schröedinger) y agarremos a Cervantes y llevémoslo durante 30 minutos a una terraza del aeropuerto de Barajas en plena temporada alta. Después lo regresamos a sutiempo y le pedimos que describa lo que vio”

          No sabemos que diría pero lo que no diría es que habñuia visto a un monton de aviones despegar en nun aeropuerto abarrotado de público en sus vacaciones.

          Ël nos decía que su descripción sería más paracida a “Fui trasportado a un infierno caótico donde enormes dragones alados, previamente alimentados de seres humanos desde su costado, y en medio de rugidos ensordecedores, levantaban el vuelo, mientra sotros regresaban a ser alimentados y excretaban por el mismo sitio los humanos que no habían podido digerir”

          Lo importnate no es si escribiría eso o cualquier otra cosa, lo importante es: “¿Estaría D. Miguel, diciendo la verdad?”

          Pues sí. Estaría diciendo “SU VERDAD”, lo que el habría visto. El que no sea lo que un humano del siglo XX, con sus conocimeintos normales, diría en su lugar no le quitaría un gramo de verdad al manco de Lepanto.

          Y eso es lo que pasa con las escrituras y la doctrina. No podemos decir lo mismo con los ojos y la cabeza del siglo XXI que lo que interpretaba del munod y del hombre y la mujer un obispo del año 400 dC, un teólogo dominico del año 1340, o un concilio entero del año 1570.

          Lo que sabemos del mundo hace que nuestra visión del mundo sea muy distinta. Eso no hace que quienes se hicieron las mismas preguntas hace tantos años, no dijeran la verdad, pero no la Verdad.

          Porque la Verdad es patrimonio de Dios y nosotros solo podemos expresar nuestra verdad. Con la misma honestidad intelectual que Agustin de hipona, Tomás de Aquino, los conciliares de Trento o cualquier otro que se haya acercado a Cristo con ganas de ser su discípulo.

          Y eso lo cambia todo.

    • Antonio Llaguno

      Creo que los Evangelios y el resto de la Biblia, hay que leerlos en su contexto. Y no me refiero solo a un contexto histórico, cultural o religioso, que tambien, sino a que como todo texto no se puede extraer del resto del texto en el que se encuadra.

      La justificación que hace la Iglesia de la opsición de Cristo al divorcio, se encuentra en el contexto de una conversación/enseñanza de Jesús que se refiere a la dignidad de la mujer en el matrimonio judío y como los judíos (En especial los pudientes) repudiaban a las mujeres sin causa alguna, abocándolas (Como también pasaba con las viudas, aunque éstasestaban protegidas por la ley judía, aunque solo fuera en teoría) a tener que subsistir de la caridad o de la prostitución.

      Jesús está hablando de esto, no de la teología del divorcio y extrapolar eso a cualquier situación matrimonial es coger el rábano por las hojas.

      Como pasa también con la condena de la masturbación que se ha justificado con el relato de Onán (Por eso se llama Onanismo a la masturbación), pero cualquiera que lea ese relato con un mínimo de comprensión lectora, se dará cuenta de que Onan no se masturbba sino que realiza un “coitus interrptus” y que, además, éste acto no es condenado por su maldad intrñinseca, sino porque lo hace para negarle la herencia a los supuestos hijos que podría tener con la mujer de su hermano y garantizarla para los que había tenido él con su otra mujer.

      Esto es muy frecuente en la doctrina católica y el dogma y en mi opinión, se debe a que tradicionalmente los católicos no leían las escrituras y de hecho, eso se veía muy “cercano al protestantismo” y se han empleado pretextos realmente absurdos para justificar posturas doctrinales poco sustentadas, pero que tenían éxito porque el pueblo no tenía acceso a las escrituras y mucho menos si éstas estaban en lenguas que no conocía como el latín, griego o hebreo.

      En cualqueir caso, me parece que pontificar sobre moral no debe hacerlo ni siquiera el Pontífice y yo al menos, exigiré siempr que se me justifique el “por que” de la condena moral de un acto y si esa condena no respeta mi inteligencia (Que tampoco es demasiado exquisita en cuanto a respeto) sencillamente lo consideraré falso.

      Estoy seguro de que Dios no condena a las personas gays, no condena a las personas divorciadas, no condena las uniones conyugales irregulares, no condena un polvete sabatino fuera del matrimonio y no condena una heterodoxia doctrinal, siempre y cuando todos esos actos o conductas se hagan con amor. Ni siquiera es necesario que se hagan por amor pero si con amor.

      El tro día me enteré en televisión (Esas cosas me hacen sentirme meyor, que le voy a hacer) que hay jóvenes que han decidido vivir en lo que llaman “trieja” (Dos muchachos y una muchacha) y lo llevan divinamente porque se quieren mucho y yo ¿Que le voy a hacer? Me recordó a un chiste muy antiguo en que uno preguntaba a otro: “¿Que piensas de que las parejas se acuesten juntos?” Y le decia el interlocutor: “Hombre, si se quieren…” a lo que el primero apostillaba: “Es que es una pareja de la Guardia Civil…” y eso es otra cosa, claro.

  • Antonio Llaguno

    Solo con la última frase del artículo es suficiente para que sea brillante. Es un punto de vista realmente importante: Lo mejor para no tener malos pensamientos es no pensar que son malos.Se puede respoender a eso que estamos haciendo una moral de conveniencia, es decir que decidimos cada quien que es lo malo y que es lo bueno.Lo que pasa es que yo pienso que al revés también se puede argumentar lo mismo, si se afirma con contundencia que las relaciones sexuales fuera del matrimonio son intrinsecamente contrarias a la voluntad de Dios, habrá que argumentar por qué. Porque el argumento de que está en la Biblia es bastante flojito. para argumentar eso ya están los evangelistas radicales que aún creen en Adán y Eva y que jesús de nazareth tuvo 3 genealogías distintas, o que justifican que Judith le cortara a Holofernes la cabeza, para mayor gloria de Dios ey de Israel.Y pienso que ese es el lugar a donde no debe llevar el debat sobre la moral sexual. Ya no vale justificar cualquier tontería con que “Es lo que Dios quiere”, porque sabemos que no se lo ha dictado a nadie.

  • carmen

    Gracias. Solamente una opinión, como mujer nacida en el 53, en pleno nacional catolicismo.  La Humanae  Vitae nos hizo muchísimo daño a las mujeres de mi generación. Y, aún lo sigue haciendo a las personas creyentes y practicantes, como muchas se definen. Porque kikos hay muchos, muchos. Del Opus, ni idea, pero las características socioeconómicas de los que pertenecen a un grupo u otro, no son las mismas. Y a los hijos hay que criarlos.

    Gracias otra vez.

Deja un comentario