Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

enero 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
7156 Artículos. - 109131 Comentarios.

La Buena Noticia (17/21)

EL EVANGELIO. SU REALIDAD SOCIAL

       

1. Jesús de Nazaret rompió los límites de la prudencia

y tuvo arrestos suficientes para salir de entre bastidores al escenario público proclamando, por su cuenta y riesgo, la llegada del reinado de Dios. ¡Un atrevimiento de incalculables proporciones!

1.1. Las creencias en que estaba el pueblo

        Los integrantes de un pueblo machacado habían pasado siglos esperando poder disfrutar de esa época gloriosa prometida por los profetas. Creían a pies juntillas que sería entonces cuando el Todopoderoso Yahvé acabaría con los males de una sociedad enferma, poniendo fin a la deslealtad de los lideres políticos y a la desvergonzada actividad de los poderosos. Y aplastaría, además, sin compasión, a los imperios dominantes, derribando su tiranía para siempre. Las Sagradas Escrituras habían avalado la esperanza en tan memorable y celestial acontecimiento. No había huecos para la duda. El Dios Omnipotente se encargaría de poner todas las cosas en su sitio. Y ese sería el momento en que el pueblo elegido abandonaría la sumisión de una vez por todas y se convertiría en nación hegemónica.

2. Al parecer, Jesús dejó atrás esas creencias

        Saturado de desprecios y harto de tanta esperanza frustrada, se lanzó sin miedo a recorrer pueblos, campos y aldeas asegurando haber llegado ese instante. Su grandioso y osado anuncio dejaba pasmado. Se desmarcaba de las ideas tradicionales y de los canales por las que ellas habían circulado. El Galileo había desechado la idea acerca de una operación celestial para implantar el reinado de Dios. Y, por el contrario, aseguró que su entrada en vigor dependía en exclusiva de la iniciativa humana. El nuevo y definitivo tiempo se consolidaría, según él, no por Decreto Soberano, sino por adhesión leal a un Proyecto que, distinguido por la fraternidad, daría total prioridad a la necesidad humana.

 

3. Ese Proyecto no se desarrolla poniendo parches a los sistemas tradicionales

        Requiere planteamientos conformes a su novedosa energía. En él no tiene cabida la marginación. Se presenta con las puertas abiertas y la mesa preparada para los postergados y los desahuciados. Su horizonte universal impulsa a recobrar la dignidad y la libertad de todo ser humano. Esa conquista pone punto y final a la atrofia y abre cauces hacia la plenitud.

 

4. Pero la propuesta del Galileo sentó bastante mal en los círculos institucionales

        Nada más conocerla, la ideología socio-religiosa se echó a temblar y los maestros de la teología pusieron el grito en el cielo. Sin embargo, ante la autoridad manifestada por el Galileo con su enseñanza y conscientes de la admiración que causaba entre la gente, quienes manejaban el cotarro buscaron un arreglo. Se pensó en una salida airosa para el de Nazaret planteando que él liderara el movimiento mesiánico acreditado por las Sagradas Escrituras y conservado intacto por la tradición y la teología oficial. Jesús no se tragó el cebo. Sin arredrarse por las consecuencias de su negativa, rechazó de plano la citada oferta y apretó el acelerador para avanzar en su tarea de anunciar el Evangelio.

 

5. El esfuerzo de Jesús en su trabajo de concienciación y liberación traspasó fronteras y atrajo a multitudes procedentes de otros pueblos

        Los habitantes de poblaciones extranjeras se volcaron hacia Jesús viendo en él al abanderado de un movimiento capaz de lograr la total liberación de la servidumbre. Ahora bien, las masas, deseosas de libertad, actuaban sin desprenderse de la escala de valores con la que el orden injusto había logrado esclavizarla. La “enorme muchedumbre” (Mc 3,7-8), sin decidir soltarse de las ideologías que la sometían, quiso convertir al Galileo en líder de un movimiento de liberación. Los colectivos multitudinarios de extranjeros estaban dispuestos a aceptar al Todopoderoso Dios de los judíos para establecer con ellos su reinado universal. Lo conseguirían a través de los métodos a los que estaban acostumbrados: procedimientos violentos para subyugar a los agresivos sistemas responsables de su desastrosa existencia.

        Jesús declinará también tal invitación. Su Proyecto no pasaba por generar un movimiento. Seguirá una nueva ruta.

 

6. Y se decidió a dar el paso decisivo, ante la incesante presión de las masas

        Marcos lo plasmó en el siguiente relato:

“Subió al monte, convocó a los que él quería y se acercaron a él. Entonces constituyó a doce, para que estuvieran con él y para enviarlos a predicar, con autoridad para expulsar los demonios.

Así constituyó a los Doce: A Simón le puso de sobrenombre ‘Pedro’; a Santiago de Zebedeo y a Juan su hermano, y a estos les puso de sobrenombre ‘Boanerges’, es decir. ‘Truenos’, a Andrés y Felipe, a Bartolomé y Mateo, a Tomás y Santiago de Alfeo, a Tadeo y Simón el fanático y a Judas Iscariote, el mismo que lo entregó” (Mc 3, 13-19).

        El escenario ha cambiado por completo respecto a la situación precedente junto al mar (Mc 3, 7b-12). La orilla del mar ha desaparecido y un monte ocupa el decorado. El cambio de un entorno a otro se efectúa mediante un corte seco en la narración. El alejamiento de una circunstancia anterior, dominada por la presión de la multitud sobre Jesús, da paso, sin introducción ni conexión alguna con el relato previo, a la entrada en un nivel más elevado (“el monte”) donde el Galileo adoptará una decisión de envergadura.

 

7. El texto comienza dando el completo protagonismo a Jesús

        Sobre él recae todo el peso de la escena. El pronombre personal de tercera persona: αὐτός (‘él’) se repetirá hasta en cuatro ocasiones.

        7.1. El primer movimiento le corresponde por entero: “Subió…” (ἀναβαίνει)

        El verbo griego de carácter activo ἀναβαίνω (‘subir’) expresa avance, progreso, crecimiento. Marcos lo empleará en la primera parábola para hablar del desarrollo de la semilla (Mc 4,7.8.32). La acción descrita por el verbo alude a un punto de partida a ras de suelo, adonde regresará Jesús tras ejecutar lo que ha reflexionado tras los acontecimientos vividos. Para llevar a efecto su maniobra necesita cobrar altura: “Subió al monte” (ἀναβαίνει εἰς τὸ ὄρος).

        Sorprende la falta de concreción del emplazamiento adonde se ha dirigido a pesar de haber sido designado con artículo determinado: “el monte” (τὸ ὄρος).

        7.2. Pero… ¿a cuál monte?

        Sin especificar a qué monte se refiere, habría bastado escribir “un monte”. Pero el evangelista lo ha descrito con articulo determinado para señalar de ese modo el espacio simbólico donde el ser humano se encuentra con Dios. En la cultura del Antiguo y el Nuevo Testamento y en las religiones de las naciones del contorno solía nombrarse un monte específico como lugar de la máxima aproximación de Dios a un pueblo. Se habla así del monte Sinaí como punto donde Yahvé se reúne con Moisés y le entrega las condiciones de su Pacto (Alianza) con el pueblo. En tiempos de Jesús el monte Sión era el emplazamiento de la morada de Dios en medio del pueblo: el Templo de Jerusalén. En nuestro relato, “el monte” carece de nombre. Aquí no se trata de fijar un paraje religioso especial, sino de indicar que el Galileo va a acometer una singular operación que tiene carácter definitivo y cuenta con el más elevado aval.

        Una vez en lo alto, Marcos ofrece noticia de sus amigos. Están entre bambalinas, a la espera de la actuación de Jesús. El evangelista la expone sin pausa, nada más haber llegado a la cumbre.

        7.3. Es lo primero que hace: “…convocó a los que él quería…” (προσκαλεῖται οὕς ἤθελεν αὐτός)

        El verbo compuesto griego προσ-καλέω expresa una acción con sentido direccional: ‘llamar (καλέω) hacia’ (πρός). Está escrito en un presente histórico (“convoca”), una fórmula característica de Marcos con la que da actualidad a la acción, en este caso, de “llamar hacia sí”. El Galileo sigue hoy convocando. Invita a dejar el emplazamiento donde se está y moverse hasta la posición ocupada por él. Los destinatarios de su llamada son sus amigos: “a los que él quería…”. Estos no pueden quedar al margen. Son “los amigos del novio” (Mc 2,19). Los llama por razón del amor que les tiene. No es cuestión de méritos. No convoca porque sean inteligentes, religiosos, espirituales, cumplidores de normas, de firmes creencias, ascetas o místicos. Los llama porque los quiere. No les pide permanecer donde están y creer. Espera de ellos el paso al frente y un compromiso leal en la cima donde él tomará una decisión que marcará la historia.

        Marcos confirma el sentido de la convocatoria con la respuesta del colectivo de amigos:

        7.4.“…y se acercaron a él” (καὶ ἀπῆλθον πρὸς αὐτόν)

        La acción expresada por el verbo griego ἀπέρχομαι (‘irse’, ‘partir’, ‘pasarse’, ‘alejarse’, ‘llegar’) informa de un desplazamiento desde el punto de partida a otro de llegada. Se trata de una actuación terminada, sin haberse desviado del recorrido señalado. Ningún dato apunta a que alguien se quedara a medio camino. La dirección y el destino los marca la figura del convocante, Jesús. Los amigos del Galileo respondieron con premura a la invitación.

 

8. Una vez todos sus amigos en torno a él, ¡y no antes!,

        Jesús adoptará su resolución respecto a cómo hacer visible la realidad del reinado de Dios. La decisión implicaba a la totalidad: “Entonces constituyó a doce…”. La frase, entendida en su contexto cultural e histórico, significa: “Entonces CONSTITUYÓ UN PUEBLO…”. El número doce ( δώδεκα), símbolo de una unidad completada (los doce meses de un año), fue usado en el AT con profusión para representar al pueblo de Israel, constituido por doce tribus salidas del testamento de Jacob (Gén 49,28). La alusiones a este número, siempre asociado a la identidad del pueblo de Israel, son innumerables en el AT. Los profetas anunciaron el fin de los desastres del pueblo prometiendo la reunificación de las tribus:

“Y ahora habla el Señor,
que ya en el vientre me formó siervo suyo,
para que le trajera a Jacob, para que le reuniera a Israel
-tanto me honró el Señor, y mi Dios fue mi fuerza-:

– Es poco que seas mi siervo y restablezcas las tribus de Jacob
y conviertas a los supervivientes de Israel;
te hago luz de las naciones,
para que mi salvación alcance hasta el confín de la tierra”
(Is 49,5-6).

        El número doce se usa siempre en el NT con sentido de pueblo. Los doce cestos llenos de los trozos sobrantes en la división de los panes: “…y recogieron de trozos doce cestos” (Mc 6,43) indica que sobró para alimentar a un pueblo. El libro del Apocalipsis afirma que los leales marcados con un sello son ciento cuarenta y cuatro mil: “Oí también el número de los marcados, ciento cuarenta y cuatro mil, de todas las tribus de Israel…” (Ap 7,4). Es decir: un pueblo (doce) formado (multiplicado) por una multitud de pueblos (doce mil). Los evangelistas suelen utilizar los números no por su valor aritmético, sino por su simbolismo. Para expresar solo valores cuantitativos evitan la precisión: “Betania estaba de Jerusalén a UNOS tres kilómetros” (Jn 11,18).

 

9. Jesús ha constituido un pueblo tras invitar a sus amigos a comprometerse con él en su Proyecto

        Ellos han prestado oídos a su llamada y responden a su convocatoria dejando atrás sus posiciones habituales. Tal actuación individual y colectiva resulta necesaria para el arranque de esa sociedad innovadora. El compromiso y la lealtad a Jesús resultan imprescindibles para que el reinado de Dios eche a andar. Resulta equivocado entender el doce con sentido aritmético. Tiene carácter simbólico. No se trata de una cifra a consagrar, representa a un pueblo, una sociedad identificada por la fraternidad y regida por una escala de valores contrapuestos a los del orden injusto.

 

10. El Galileo planteará a continuación la doble finalidad de la nueva realidad social:

        10.1. La primera

        insiste en la idea de un colectivo adherido a su persona: “Para que estuvieran con él” Él, con su Proyecto, determina la dinámica de ese pueblo. La expresión “con él” (μετ᾽ αὐτοῦ) no se limita a un simple acompañamiento, sino a la complicidad sin fisuras con él y sus planes. La fórmula “los con él” (οἱ μετ᾽ αὐτοῦ) aparece por primera vez en Marcos (1,36) para hablar de un primer conjunto de seguidores. Se emplea más tarde en el ejemplo que expone la imposibilidad de ayunar en la celebración de una boda. Con esa expresión se alude a la estrecha relación de amistad y confianza del novio con sus amigos íntimos: “En tanto tienen al novio CON ELLOS (μετ᾽ αὐτῶν) no pueden ayunar” (2,19). Se dice también en el argumento usado por Jesús en referencia a los incondicionales que respaldaron a David en su huida: “¿No habéis leído nunca lo que hizo David cuando tuvo necesidad y sintió hambre, él y los que estaban CON ÉL (καὶ οἱ μετ᾽ αὐτοῦ)?” (2,25).

        Los “con él” son los leales amigos íntimos. No son individuos aislados, conforman un colectivo señalado por su fraternidad. El nuevo pueblo adquiere su identidad solo como colectividad fundida con el Galileo. El reinado de Dios despunta como sociedad definitiva. No depende de letreros, títulos, denominaciones, credenciales, rótulos, sellos, estructuras jerárquicas…, sino de su entidad como pueblo a cuyo través se transparenta nítida la imagen de Jesús de Nazaret. El Evangelio ha ido cobrando cuerpo. Anuncia la realidad social de un pueblo, no un número de individuos aislados y ensimismados en una religiosidad íntima, limitada a su conciencia. Sin ese pueblo como sociedad alternativa, el Evangelio se queda en simple palabrería. No basta decir que se es ese pueblo. Ni siquiera ser una corporación o institución que se atribuya tal carácter, lo certifique en documentos oficiales o lo repita solemnemente en sus actos litúrgicos y ante multitudes de oyentes. El Evangelio está lejos de ser una teoría o una promesa, lo que anuncia es una realidad social: una sociedad alternativa. Ser y actuar como pueblo definitivo es una condición indispensable para el desarrollo del Evangelio.

        10.2. La segunda finalidad de la constitución de ese pueblo (“los Doce”)

        fija los perfiles de su identidad y señala con precisión el cometido histórico que le corresponde ejecutar. Su tarea responde a su razón de ser. Tal misión prolonga la de Jesús y mira hacia un exterior sin límites: y para enviarlos a predicar, con autoridad para expulsar los demonios”. El pueblo definitivo, “los doce”, fue constituido para realizar un encargo. El envío abriendo horizontes certifica que la primera finalidad: “para que estuvieran con él” no tenía sentido físico, hablaba de compromiso y lealtad. La nueva sociedad va haciendo camino como embajadora del Evangelio.

        El texto aparenta ser impreciso; no define el quehacer: “para enviarlos a predicar”. A primera vista se deduciría que es una labor propagandística, de oradores desaforados echando discursos religiosos.

 

11. Cabría preguntarse: Predicar…, ¿QUÉ?

        El verbo griego κηρύσσω (‘proclamar’, ‘anunciar’, ‘pregonar’, ‘predicar’) señala la tarea encomendada. Se trata del mismo verbo con el que se describe el anuncio inicial de Jesús: “…y se puso a PROCLAMAR la Buena Noticia de parte de Dios” (1,14) y se repite más adelante con el mismo significado y sin complemento alguno, teniendo al Galileo como sujeto de la acción (1,38.39). El que fue marginado por la lepra supo lo que transmitía: “…se puso a PROCLAMAR y a divulgar EL MENSAJE a más y mejor” (1,45). La tarea encargada al recién nacido pueblo se ciñe a proclamar la llegada del reinado de Dios. Ese es el mensaje, la Buena Noticia. El anuncio no contiene promesas ni se describe con discursos de alta teología. Se presenta sencillamente a la vista de todos mostrando la realidad social de quien proclama: “los doce”, el pueblo definitivo. El anhelo más universal puede ser contemplado a nivel humilde. Los encargados de la proclamación muestran con su presencia que lo que El Evangelio anuncia: el Reinado de Dios es ya una realidad social histórica. Y con su anuncio, esperan una favorable acogida.

 

12. La realidad social del Evangelio deja sin argumentos a las ideologías violentas e inclementes

        El sistema que machaca y pisotea la dignidad y libertad de las personas y de los pueblos enmudece ante dicha realidad. La sociedad alternativa, “los doce”, demuestra con su existencia la maldad y el fraude de las ideologías contrarias al desarrollo humano. El pueblo constituido por Jesús detenta una autoridad (ἐξουσία; ‘poder’, ‘facultad’, ‘libertad’, ‘potestad’) sobre las doctrinas que abogan por una vida atrofiada, obediente a una escala de valores basada en el dominio y la sumisión: “…con autoridad para expulsar los demonios”. Su manera fraterna de vivir invita a la libertad a los rendidos y humillados bajo el yugo de la ideologías perniciosas para el desarrollo humano.

 

13. Marcos insiste en mencionar a “los Doce”

        Y se interesa ahora en resaltar cómo el pueblo definitivo constituido por Jesús emerge exhibiendo su realidad. De ese modo, se completa el inicio sencillo y modesto del Reinado de Dios anunciado por el Evangelio (la Buena Noticia): “Así constituyó a los Doce…”. La materialidad de la sociedad alternativa, el Reinado de Dios, requiere seres humanos de carne y hueso. El Galileo redondeará la constitución dando doce nombres:

“A Simón le puso de sobrenombre ‘Pedro’; a Santiago de Zebedeo y a Juan su hermano, y a estos les puso de sobrenombre ‘Boanerges’, es decir. ‘Truenos’, a Andrés y Felipe, a Bartolomé y Mateo, a Tomás y Santiago de Alfeo, a Tadeo y Simón el fanático y a Judas Iscariote, el mismo que lo entregó”.

        Una simple lectura permite comprobar que los doce nombres informan de gente ordinaria. Nada hace pensar en sujetos de alto nivel social, de poderosa economía, gran nivel intelectual o de personalidad sobresaliente. Se trata de sujetos del montón, únicamente distinguidos por su amistad con el Galileo. Son los que él quiere.

        13.1. El primero en ser nombrado, Simón, se caracterizó por su obstinación

        Simón insistió lo indecible proponiendo una ruta opuesta a la señalada por Jesús. Mientras anduvo con él no dio una en el clavo. Su fanfarronería quedó al descubierto apenas detuvieron al leal amigo de Nazaret. Debido a su testarudez, Jesús le puso un mote (πέτρος: “piedra”) definiéndole como un tipo duro de mollera. De hecho, Simón no se llegó a bajar del burro hasta bastante después de haber sido ejecutado el Galileo.

        El término πέτρος no era un nombre propio, sino común. Su significado es ‘piedra’, un chinarro susceptible de ser cogido con una mano y poder arrojarlo sobre algo o alguien para darle una pedrada. Con este sentido, en II Mac 1,16 se cuenta cómo acribillaron a cantazo limpio a Antíoco IV Epífanes: ἀνοίξαντες τὴν τοῦ φατνώματος κρυπτὴν θύραν βάλλοντες πετρους συνεκεραύνωσαν τὸν ἡγεμόνα: “…abriendo una portezuela disimulada en el techo, acribillaron a pedradas (lit.: tirando piedras) al generalísimo”. Con el tiempo, el nombre común “piedra” aplicado a Simón, pasaría a ser nombre propio (Πέτρος; transliterado: Pedro) con el que se reconocería históricamente a este discípulo cabeza dura. Pero conviene no perder de vista que el mote “piedra” no otorga una atribución, ni comisiona para una labor, ni concede autoridad alguna; expresa únicamente lo más saliente del temperamento de Simón.

        13.2. Los mencionados a continuación, los dos hijos de Zebedeo,

        no le van a la zaga al tozudo Simón en cuanto a sus despropósitos y sus modos de ser y comportarse. Si este se distinguía por su testarudez, Santiago y Juan destacaban por su desmesurada ambición. Jesús les puso un mote también a estos: “…a Santiago de Zebedeo y a Juan su hermano, y a estos les puso de sobrenombre ‘Boanerges’, es decir. ‘Truenos’ (lit.: ‘hijos del Trueno).

        El mote es el mismo para ambos hermanos. Se ve que interpretaron la fraternidad hacia dentro en lugar de hacia afuera. El término ‘Boanerges’ parece una deformación de un vocablo compuesto hebreo o arameo. Tal vez una expresión popular poco entendible con el paso de los años. Marcos ofrece la traducción: “hijos del Trueno”, es decir, se parecen a un gran tronido. La idea que transmite esta expresión alude a un pronto que los llevaba a proceder en estampida, en consonancia con su ambición. El texto de Mc 10, 35-37.41 avala el criterio de que sus fogosas y erróneas intervenciones causaban un estruendo a su alrededor de consecuencias indeseables:

“Se le acercaron los dos hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron:
–Maestro, queremos que lo que te pidamos lo hagas por nosotros.
Él les preguntó:
–¿Qué queréis que haga por vosotros?
Le contestaron ellos:
–Concédenos sentarnos uno a tu derecha y el otro a tu izquierda el día de tu gloria…
…Al oírlo, los otros diez dieron rienda suelta a su indignación contra Santiago y Juan”
.

        Los motes de estos tres discípulos no hablan de privilegios especiales, sino de su condición de personas vulgares y corrientes, de excitado carácter y actuar dislocado. El hecho de que Jesús se hiciera acompañar en algunos momentos especiales de solo estos tres discípulos (Mc 5,37) no significa que estos tuvieran atribuciones exclusivas, sino que, debido a su manera de ser y su influencia sobre el resto de discípulos, necesitaban sesiones extras de aprendizaje para que encauzaran sus mentes a la ruta marcada por Jesús.

        13.3. El resto de los nombres corresponde a sujetos de condición ordinaria:

        “…a Andrés y Felipe, a Bartolomé y Mateo, a Tomás y Santiago de Alfeo, a Tadeo y Simón el fanático y a Judas Iscariote, el mismo que lo entregó”. El primero en ser nombrado en este grupo es Andrés, el hermano de Simón. El penúltimo, de igual nombre que este, pertenecía al partido radical y revolucionario de los zelotes. En último lugar se cita a Judas Iscariote, señalándolo como el discípulo que acabaría traicionándole.

        Como hemos señalado más arriba, los Doce no se corresponden con un número, son la representación del pueblo definitivo, la realidad social del reinado de Dios. Es equivocado pensar que el colectivo de discípulos está conformado por un núcleo de doce y un resto sin determinar. ¿Cuál sería en este caso la relación entre ambos grupos? Más erróneo aún sería pensar que Jesús había elegido a doce para ejercer funciones de gobierno respecto a la totalidad de los discípulos. Nada hay en el texto que apunte en dicha dirección.

 

14. Entre los nombres expuestos no aparece el de ninguna mujer

        El hecho se debe sencillamente a que según el relato de Marcos ninguna mujer se adhirió al Proyecto en los primeros pasos de Jesús por Galilea. Será más tarde cuando aparezcan. Ellas, sí estarán “con él” hasta el final. Y un tiempo después de ser ejecutado el Galileo, serán también ellas quienes asuman el papel principal y actúen decisivamente en el resurgimiento del Evangelio y su avance en la historia.

       

84 comentarios

  • oscar varela

    Hola!  Subió al monte y convocó … https://youtu.be/7Pr6eHRe5bQ

  • Santiago

    Aún los números con sentido simbólico presentan, como en este caso, un “hecho real”….La Realidad histórica es que Cristo llamó a Doce, personas reales conocidas del pueblo,  que testigos de la historia, constituyeron un grupo “a manera de colegio” donde se da una cabeza o director junto a los  que formaban el resto del colegio.Simón por sobrenombre Pedro,  o sea, piedra, significando primariamente “estabilidad” que es la base sobre la que se edificó la Iglesia de Jesús. Jesús llama a Pedro y le dice que “sobre el”- su base- formará Su Iglesia, que es la reunión o asamblea de todos sus fieles…y le promete las “llaves del reino de los cielos”.

    Además le pide expresamente que,llegado el momento,  “reafirme a sus hermanos en la FE” que fue por El infundida en ellos.(Lucas 22:32),…..y por último le pide 3 veces,después de Su Resurrección, que “apaciente Sus ovejas”…¿Qué más? No se sostiene el Primado de Pedro sin el testimonio de los testigos y sin su ejercicio durante el siglo I.
    Pedro es el más nombrado Apóstol en el Evangelio. El es el vocero del grupo, el que habla el primero en el Concilio de Jerusalén y el que formula desde el principio la tesis fundamental del Concilio junto con el resto del Colegio de los Once.(Hechos 15:7-12)Pedro es el que habla a los fieles después de Pentecostés (Hechos 2:14-17 y Pedro es el que predica a Cristo cómo Mesías y Salvador ante el Sanhedrin .(Hechos 4:8-23) Todavía en el siglo I, Clemente Romano, tercer sucesor de Pedro habla del Primado de Pedro -en su famosa Epístola a los Corintios -junto con la existencia de obispos, presbíteros y diáconos. Y lo mismo expone Ignacio de Antioquía en su Epístola a los Romanos (106 AD)  y hasta el teólogo protestante del siglo XX Oscar Cullmann reconoce abiertamente la existencia del Primado de Pedro en la Biblia.
    Un saludo cordialSantiago Hernandez

  • oscar varela

    Gracias Salvador. Veamos tus respuestas:

    • oscar varela

      1- Ad: “dejando atrás sus posiciones habituales” 
      Respondes:
      – “es un simple apunte para incidir en la respuesta positiva al llamamiento
      Ok! Enterado.
      ……………………..

      2- Ad: El sentido de “pueblo” o “sociedad” 
      Respondes:
      – “La constitución de ese pueblo … no pasará desapercibida
      No satisface el ‘criterio y concepto’ de “pueblo”; mucho menos de “sociedad”.
      Una Asociación tampoco pasa “desapercibida”.
      Un “pueblo” -más aun una “sociedad”- tiene
      – “Usos y Costumbres” propios
      – un Territorio
      – relaciones equidistantes con los demás “pueblos – sociedades”
      – autoridades facultadas para los “Asuntos”
      – Etc.
      ……………………..
       
      3- Ad: “…y se puso a PROCLAMAR la Buena Noticia de parte de Dios”
      Respondes:
      1) – “la realidad de una sociedad fraterna”.
      De acuerdo. Eso es de toda “sociedad”; a la que hay que agregar que la “concreta” (no la abstracta de “angelitos” existente en el “lugar ninguno”) es al mismo tiempo “dis-sociedad”; “concordia” y “discordia”.
       
      2- “… de parte de Dios”
      Jesús habrá tenido ese “apoyo” (“lo que Dios anhela”)
      Yo me “apoyo” en “lo que anhela el pueblo que me vio nacer”
       
      “soy parte de mi pueblo
      y le debo lo que soy
      Hablo con su mismo verbo
      Canto, canto con su misma voz”
      ……………………..
       
       
      Gacias!

      • salvador santos

        Hola Oscar
         
        En el 2 hay que añadir algo más a lo que señalas como mi respuesta. Lo  escribo en negrita:
        “no pasará desapercibida. Será considerado un hecho de extrema gravedad que requería tomar cartas en el asunto”.
         
        En el tres, no he hablado de ninguna sociedad angelical. Tal vez no se ve bien la concreción: “Su comienzo será humilde, su vocación universal”.
         
        Respecto al 3.2 no observo incompatibilidad entre tu posición y la que mantuvo Jesús.
         
        Gracias y fuerte abrazo

  • Román Díaz Ayala

    Llevaron a tierra las barcas y, dejándolo todo, le siguieron    Lucas, 5,11

  • oscar varela

    ¡Salvador!

    • oscar varela

      Hola!
       
      En el #9 “Jesús ha constituido …”  leo:
      “Ellos han prestado oídos a su llamada y responden a su convocatoria
      – dejando atrás sus posiciones habituales.
       
      Esto de “dejando atrás sus posiciones habituales” no me suena bien:
      ¿de qué “posiciones habituales” se trata?
      a) ¿la de sus “laburos”?
      b) ¿las de su “de armas tomar”?
      c) ¿hay otras “posiciones habituales” que no estoy viendo?
      Gracias!

      • oscar varela

        Hola Salvador!
         
        Leo en el #10.2. La segunda finalidad de la constitución de ese pueblo (“los Doce”)
         
        1- Usas los términos “pueblo” y “sociedad” para la “convocatoria fundante”.
         
        En otra oportunidad lo hemos “discutido”. Hoy lo reitero.
         
        Pienso que toda “convocatoria” DENTRO de una Sociedad o Pueblo-,
        – no debe llamarse ni pueblo ni sociedad;
        – sino “ASOCIACIONES” (los que se adhieren por propia voluntad)
        – y este es un caso paladino.
         
        La terminología acá tiene su importancia
        – porque la que vos usás se ha interpretado por hábito (‘acrítico’),
        – como una Sociedad o Pueblo no solo “distinto” (abstracto)
        – sino “diferente” (concreto), e.d.: SEPARADO.
        – No en vano la Iglesia (Bergoglio) insistirá una y otra vez,
        – queriendo ‘aclarar’ que la Iglesia no es una ONG;
        – es decir: no es una ASOCIACIÓN; y con ello se sienten
        – superiores e “INTOCABLES” … como todo “REY”;
        – y así volvemos a la incongruencia del “REINADO”
        – sea de quien sea.
         
        Gracias!

        • oscar varela

          Sigo:
           
          En el #11- Cabría preguntarse: Predicar…, ¿QUÉ?: leo
           
          – Jesús: “…y se puso a PROCLAMAR la Buena Noticia de parte de Dios” (1,14)
          – … La tarea encargada al recién nacido pueblo se ciñe a proclamar la llegada del reinado de Dios.
           
          1- No tengo nada en contra de quienes tienen ese FIRME APOYO (DIOS)
          – tanto del ‘fundador’ Jesús como de quien adhiere al Proyecto
           
          2- Pero no DESCARTO a quienes tienen OTRO APOYO (del mismo nivel):
          “la Historia Universal Humana”,
          – de varones y mujeres que nos han legado su HERENCIA
          – haciéndonos responsables de:
          – “ABSORBERLA, ASIMILARLA y TRASMITIRLA”.
          ……………………
           
          Dicho esto, podrás comprender que cuando te leo:
          “Se presenta sencillamente a la vista de todos mostrando la realidad social de quien proclama: “los doce”, el pueblo definitivo.”
           
          eso de “pueblo DEFINITIVO” valdrá para el Jesús de Marcos,
          – pero no para un HISTÓRICO pueblo -lo que llamamos pueblo- concreto.
           
          Gracias!

          • salvador santos

            Lo que han de proclamar no es un conjunto doctrinal, sino lo que “los Doce” son, han podido experimentar y puede ser comprobado desde fuera: la realidad de una sociedad fraterna. No hay logro mayor y definitivo a conseguir por cualquier pueblo. No me parece que haya antagonismo entre “lo que Dios anhela” y “lo que anhela un pueblo”. Independientemente de cómo se plantee, es el mayor objetivo posible. Su comienzo será humilde, su vocación universal.

        • salvador santos

          El sentido de “pueblo” o “sociedad” lo da el número 12. La constitución de ese pueblo o sociedad no representa un pueblo dentro de otro. Su significado es de ruptura con una sociedad que había sido llamada en sus inicios a ser modelo frente al orden injusto -ni siquiera era un pueblo cuando salió de la esclavitud de Egipto-, pero renunció a esa identidad y aceptó los valores, la estructura y las prácticas de ese orden.
           
          De ahí que la tarea de la nueva sociedad consistiera en anunciar con su realidad social una alternativa: “…para enviarlos a predicar…” y contar con la capacidad de abrir cauces de liberación a los esclavizados por el orden injusto: “…con autoridad para expulsar los demonios”.
           
          La constitución de ese pueblo no quedará oculta en la interioridad de los discípulos. Estará lejos de ser una asociación y no pasará desapercibida. Será considerado un hecho de extrema gravedad que requería tomar cartas en el asunto.

      • salvador santos

        Hola Oscar
         
        La afirmación del texto de Marcos: “…y se acercaron a él” indica sencillamente que tomaron la decisión de responder positivamente a la llamada. Ha habido un acortamiento de la distancia como señal de aceptación de la convocatoria. El sentido de mi expresión: “dejando atrás sus posiciones habituales” es un simple apunte para incidir en la respuesta positiva al llamamiento. A cada lector le corresponde considerar en su caso el sentido y la repercusión de ese paso decisivo. No hay nada más.

  • carmen

    Bonita canción. Aquí en España la cantaba Ana Belén.También de Mercedes Sosa es Angelina y el Mar. Eso le pido también a Dios,  no tener que recurrir al Mar, como Martín Edén. La vida no es sencilla, querido Óscar. Para nadie.

    Y que cada cual siga su camino. Porque no hay un solo camino. En absoluto.  Dicen que todos conducen a Roma.O no.

    Buen día o buena noche o lo que sea por allí. 

  • oscar varela

    [Acerté, Oscar, a poner lo que querías comunicar en enlace fallido? AD]
    Buen día!  
    Solo Le Pido a Dios
    Mercedes Sosa

    Letra
    Significado
    Solo le pido a Dios
    Que el dolor no me sea indiferente
    Que la reseca muerte no me encuentre
    Vacía y sola, sin haber hecho lo suficiente

    Solo le pido a Dios
    Que lo injusto no me sea indiferente
    Que no me abofeteen la otra mejilla
    Después que una garra me arañó esta suerte

    Solo le pido a Dios
    Que la guerra no me sea indiferente
    Es un monstruo grande y pisa fuerte
    Toda la pobre inocencia de la gente
    Es un monstruo grande y pisa fuerte
    Toda la pobre inocencia de la gente

    Solo le pido a Dios
    Que el engaño no me sea indiferente
    Si un traidor puede más que unos cuantos
    Que esos cuantos no lo olviden fácilmente

    Solo le pido a Dios
    Que el futuro no me sea indiferente
    Desahuciado está el que tiene que marchar
    A vivir una cultura diferente

    Solo le pido a Dios
    Que la guerra no me sea indiferente
    Es un monstruo grande y pisa fuerte
    Toda la pobre inocencia de la gente
    Es un monstruo grande y pisa fuerte
    Toda la pobre inocencia de la gente

    • oscar varela

      Sí! Gracias Antonio!

      Algo ha ido cambiando en Internet,

      pues ANTES ponías un Link y salía la ‘foto’ en la Pantalla;

      AHORA te mandan de acá para allá

      y tenés que hacer malabares.

  • M. Luisa

    No olvidemos, Cristina, que antes de la herencia que nos recuerdas nos dejara el siglo de las Luces, a saber “Libertad, igualdad, Fraternidad”   estaba su legado  transmitido por la filosofía griega, la cual fue la que la posibilitó más tarde cuando se dieron las condiciones.   Te sorprendes  e incluso hablas de absurdo porque  dices que en la Palestina de aquella época era incomprensible que pudiera haber tales formulaciones conceptuales. Pero es que, La Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, sin ser todavía  productos conceptuales,  sus caracteres ya estaban notificados en la Buena Nueva y, por tanto, su inicial desarrollo.   Por otra parte  si en la mayoría de los planteamientos estoy de acuerdo con lo expuesto por S. Santos,  es porque en mis reflexiones y análisis me valgo no  tanto de la “razón vital” como sí de la “razón sentiente”.  Lo sentiente de la razón siempre te lanza a más, porque no  siendo independiente de ella, el Proyecto  se deja sentir,  en cambio, la ambigüedad de lo vital  bien puede comprometer a la razón…  

  • carmen

    A ver.A mí no me metáis en jaleos.
    He preguntado si hay que ir en esa línea. Porque no lo entiendo así. No he hablado del Padre ni del Hijo ni de nadie. Todo el mundo sabe lo que he dicho mil veces. Jesús tiene a su Dios y yo tengo al mío. Punto.
    Tengo la impresión de que Óscar lo lleva por un camino que no es el mío. Me parece genial por donde vaya él. Voy por el lado de los ingenuos, como sin duda todo el mundo se habrá dado cuenta.No tengo ninguna bandera, ningún color, ni ninguna religión. Mi trabajo me ha costado. Procuro pensar con toda la libertad posible, a pesar de lo que se pueda cuestionar el libre albedrío por parte de grandes pensadores. Intento sacar mis propias conclusiones. No sé si son muy propias o no. CcY, sobre todo, mientras que se me permita aquí, diré lo que pienso , si el tema me interesa. Es obvio que este me interesa.
    Un abrazo a todos.  

  • carmen

    Entonces, Salvador, hay que ir en la línea que indica Óscar?

    Es posible que yo  no haya entendido nada?

    Tampoco me extrañaría, una cosa más en mi lista que tiende a infinito.Y yo seguiré  a mí aire . Porque me ha costado mucho cogerlo y no estoy dispuesta a que nadie me lo quite. Nadie es Nadie.

    Un abrazo y hasta la vista.

    • salvador santos

      Hola Carmen
       
      El planteamiento que hago es que el colectivo de adheridos al Proyecto de Jesús ha de tomar partido por todo aquello que ayude al más débil, a hacer avanzar la humanidad hacia su pleno, a establecer la justicia, la libertad y la igualdad. Porque esa tarea está a favor del Proyecto de Jesús, cuyo objetivo es generar una sociedad donde reine la fraternidad.
       
      Un fuerte abrazo

      • Antonio Duato

        Pero, Salvador, no respondes a Carmen: ¿hay que ir en la línea que indica Óscar?

        Oscar en sus últimas intervenciones, con palabras o no de Ortega, propugna que nos olvidemos lo que la Buena Noticia puede tener de referencia a Abba, (un absoluto padre-madre de ternura: ya sé no es definición sino metáfora de algo muy interior) que nos invita también a nosotros a querernos, solidarizarnos y entregarnos a los demás hasta el fin. La dimensión terrena (con la que desde los sesenta aprendimos a leer la biblia) no dice que no adoremos a Dios, sintiéndonos así por fin hombre totalmente libres, no alienados y realistas, sino que “adoremos l Padre en espíritu y en verdad”. ¿O deberemos olvidar todo lo demás, quedándonos en una lectura materialista de Marcos como él lee tus artículos (haciéndose pasar como intérprete privilegiado) y en unos proyectos de lucha anticapitalista radical, como la que propone Lineras que reproduce?

        • salvador santos

           Hola Antonio
           
          Carmen planteó su pregunta en forma impersonal: “¿Hay que ir en la línea…?”, a partir de mi entrada al comentario de Oscar. En dicha entrada me limito a hablar de los adheridos al Proyecto de Jesús; no hablo en general. Y en mi respuesta a Carmen, insisto en ello y en la clave de la fraternidad. Al Padre se le reconoce por la fraternidad, por la aceptación de sus otros hijos como hermanos e iguales. Y por ahí se da una convergencia con Oscar, al que nunca he preguntado si cree o no cree en Dios o en la vida eterna, pero sí he conversado con él respecto a lo que hace y a sus compromisos sociales. Y, además de amigo, me siento en sintonía con él.
           
          El texto que mencionas del relato del personaje figurado de la samaritana (Jn 4,23) indica el acabamiento del culto tradicional, el de los templos. La adoración al Padre se hace colaborando en su Proyecto. Si no recuerdo mal, ese relato se analizó en una de las series sobre Juan.
           
          Respecto a la entrevista de García Linera no me parece extremista, sino contundente. La brutal realidad que vemos a diario y el clamor de hambrientos y abandonados no se resuelve con palabras; requiere acciones coordinadas de colectivos trabajando a nivel internacional.
           
          Un fuerte abrazo

        • oscar varela

          Hola!

          Lo de García Linera es un poroto al lado de “UN ABUELO CON MUCHO CARÁCTER
          en https://www.atrio.org/MARCOS/01.pdf

          ………………………………….
          “Mi abuelo captó de inmediato que aquellas instrucciones respondían a una estrategia para mantenerlo controlado y obtener referencias escritas sobre sus extrañas ideas. No tardó ni dos horas en volver al despacho del Director.
          – Le entregó un listado de libros que necesitaba traer de su anterior residencia en Madrid.
          – En folio aparte le aportó un esquema con las ideas que previamente le había requerido.
          – Decía lo siguiente:

          Para una acción evangelizadora en Latinoamérica:

          A.- Si el propósito de la actividad conlleva seguir tolerando el genocidio y el expolio del continente, no se modifique nada. Lo que se está haciendo es un procedimiento eficaz.

          B.- Si, por el contrario, se quiere llevar la Buena Noticia a los pobres, sugiero:

          * 1. Invalidación de los símbolos y ritos relacionados directa o indirectamente con la religión de los blancos.

          * 2. Compromiso total con los originarios, siendo uno más entre ellos y defendiendo sus culturas y sus maneras de manifestarlas.

          * 3. Exigencia a personas, instituciones y Estados de los blancos:
          — devolución de todo lo robado durante siglos.
          — reparación de todos los daños causados en el continente.
          — indemnización por los asesinados, muertos, deportados y desaparecidos a consecuencia de sus acciones.
          — indemnización justa por los daños personales, psicológicos, económicos y sociales causados a sus familias y a sus pueblos.
          — íntegra devolución de intereses de demora y penalización consistente en ayuda técnica, tecnológica, formativa y organizativa, con el fin de recuperar la justicia, la paz y el desarrollo del continente. Obligarse mediante pactos a la implantación de medidas claramente favorables a ese desarrollo y eliminación de otras que lo impidan.

          * 4. Tarea práctica centrada en la constitución y desarrollo de grupos humanos formados por individuos cohesionados y comprometidos con un modelo alternativo de sociedad caracterizada por la igualdad, la justicia y la libertad.

          Cuando el Director leyó estas líneas se quedó callado durante unos instantes. Luego, le contestó muy serio:
          – “No creo que usted esté convencido de lograr estos objetivos. ¿Sabe que si lo intentáramos nos acarrearía una muerte segura?

          Él le contestó:
          – “Que sea imposible conseguir lo que propongo no justifica nuestra persistente connivencia con el crimen ni impide que exijamos justicia con firmeza y coraje. Que nuestra postura nos llevaría a una muerte segura, también lo declaró convencido el hombre aquél de Galilea. Pero él se decantó sin vacilaciones por la opción B.
          …………………………………………………………..

          NOTAS:
           
          1) Esto fue escrito en ATRIO hace más de una década.
          – No sé cómo tener acceso y repasar los Comentarios al Artículo del Curso sobre el Libro “UN PASO, UN MUNDO” de Salvador Santos,
          – pero me inclino a pensar que nadie se rasgó las vestiduras.
          Acaso ¿estará cambiado la mirada y postura de ATRIO?
           
          2) Nótese, además, que el Artículo del Post invita a tratar el Asunto:
          EL EVANGELIO. SU REALIDAD SOCIAL”
           
          3) Por último: que en la respuesta de Salvador Santos del 11/01/2024, 11:12 am. Deja abierta la participación en el Proyecto del Galileo a otros convencimientos:
          “– ¿Por qué no se lanzan a empezar esa vida aquí?
          – ¿No serviría esa práctica para hacer ver a los demás cómo es la vida propuesta para el más allá?
           
          Gracias!

      • Cristina

        Herencia del siglo de las Luces, la divisa “Libertad, Igualdad, Fraternidad” se proclama por vez primera durante la Revolución francesa.

        Pero qué justicia, qué igualdad, qué fraternidad, qué libertad, se entendía en la Palestina de esa época. Las ideas y los conceptos tienen un contexto histórico determinado. Pero veo absurdo seguir, es un diálogo entre sordos.

  • oscar varela

    A Salvador Santos del 11/01/2024, 11:12 am.

    • oscar varela

      I- Gracias por la interesante respuesta complementaria
      – al Artículo y a los Comentarios, en la que:
       
      a) muestras que Marcos no idealizó.
      + aún más
       
      b) Jesús avisó que el grupo iba a fallar,
      + la realidad fue todavía mucho más dura)
       
      c) Le dejaron solo. Huyeron todos. Todos, menos uno: el que lo traicionó.
      + Pero hay más,
       
      d) Marcos termina sin que los huidos hubieran dado la cara de nuevo, descorazona.
      + Incluso
       
      e) las mujeres no avisaron de recomenzar en Galilea, por miedo.
      + Marcos no solo no comienza con un nacimiento sobrenatural de Jesús,
       
      f) sino que no incluye apariciones suyas tras ser ejecutado. Todo parece un fracaso.
      + contrariamente a los otros tres evangelios,
       
      g) Marcos no reivindica la figura de Pedro.
      +
       
      h) Pedro tardó en liberarse de sus ataduras a la ideología nacionalista (año 49-50)
      +
       
      i) Marcos no reivindicó a Pedro porque escribió antes de esa fecha (49-50).
       
      Conclusiones:
      1- Marcos no necesitó para ser aceptado que su texto se atribuyera a ninguno de los discípulos nombrados en el evangelio.
      2- Fue el Evangelio que impulsó la vida de diversas comunidades.
      3- Se consolidó de tal manera que sirvió unas decenas de años más tarde de fuente principal a los textos de Mateo y Lucas.
      4- El realismo histórico escondido bajo el relato de Marcos es profundo y requiere ser conocido evitando generalidades y superficialidades.
      ………………………………….
      II- Gracias por aceptar los cuestionamientos de la ‘actualidad’,
       
      a) Es legítimo dudar si en la actualidad mantiene su validez. Ahora bien,
       
      b) la duda suscita preguntas a no soslayar
      b.1.) tanto para los que se dicen creyentes
      b.2. como para los declarados agnósticos.
       
      c) Preguntas a: b.1.)
      – ¿Por qué no se lanzan a empezar esa vida aquí?
      – ¿No serviría esa práctica para hacer ver a los demás cómo es la vida propuesta para el más allá?
      (Quienes aseguran la existencia de Dios y confían plenamente en una vida en el más allá donde ha desaparecido el dominio y la sumisión e impera la igualdad, el amor y la fraternidad)
       
      d) Preguntas a: b.2.)
      – ¿no pueden pensar que el Proyecto de generar células sociales distinguidas por la justicia, la igualdad y la fraternidad es la ruta más directa para lograr el desarrollo de la humanidad?
      (quienes afirman que Dios no existe)
       
      e) Plena apertura a la ESCUCHA:
      – Se trata de un Proyecto compatible con cualquier otro que camine en dirección del desarrollo humano.

      f) Convicción personal entusiasta
      – Jesús no lo dudó y puso en marcha el Proyecto que pensó era el de Dios para la humanidad.
      ……………………………………………………

      • oscar varela

        Hola Salvador!
         
        Ayer puntualicé tu respuesta en forma esquemática,
        Mi intención era que no se perdiese lo que pensabas sobre el Proyecto del Galileo.
         
        Ahora pongo en “actualidad” una de tus “aperturas” o “escuchas” que propones diciendo:
        -“¿no pueden pensar que el Proyecto de generar células sociales distinguidas por la justicia, la igualdad y la fraternidad es la ruta más directa para lograr el desarrollo de la humanidad?
        ………………………………….
         
        Entrevista a Álvaro García Linera:
        «Para derrotar a la ultraderecha, las izquierdas deben ser radicales»
        https://piensachile.com/2024/01/09/entrevista-a-alvaro-garcia-linera-para-derrotar-a-la-ultraderecha-las-izquierdas-deben-ser-radicales/
         
        “El progresismo debe apostar por una mayor audacia para,
        – por un lado, responder con responsabilidad histórica a las demandas profundas que se encuentran en la base de la adhesión popular y,
        – por otro, neutralizar los cantos de sirena de las nuevas derechas.
        – Esto implica avanzar en reformas profundas sobre
        * la propiedad,
        * los impuestos,
        * la justicia social,
        * la distribución de la riqueza y
        * la recuperación de los recursos comunes en favor de la sociedad.
        ………………
         
        Periodista: Usted afirma que para derrotar a las nuevas derechas
        – los progresismos y las izquierdas deben comenzar por resolver los problemas económicos de las mayorías.
        ¿Cómo lee esta tensión actual entre los gobiernos populares o progresistas y otros conservadores u oligárquicos?
         
        A.G.Linera:
        Es un largo período, estamos hablando de 20 o 30 años, en cuyo interior, entonces habita esto que hemos llamado «tiempo liminal» —lo que Gramsci llamaba «interregno»—, donde se suceden oleadas y contraoleadas de múltiples intentos por dirimir ese impasse.
         
        Periodista: La derecha vuelve a implementar prácticas que creíamos superadas, incluyendo golpes de Estado, persecución política e intentos de asesinato
        ¿Cómo cree que seguirán evolucionando estas prácticas?
        ¿Y cómo las podemos resistir desde los proyectos populares?
         
        A.G.Linera:
        * Si la izquierda no cumple eso [con la satisfacción de sus demandas más sentidas y urgentes],
        – y convive con un régimen que empobrece al pueblo,
        – es inevitable que la gente gire drásticamente sus preferencias políticas
        – hacia salidas de extrema derecha
        – que ofrecen una salida (ilusoria) al gran malestar colectivo.
         
        * Las izquierdas, si quieren consolidarse,
        – deben responder a las demandas por las que surgieron y,
        – si quieren en verdad derrotar a las extremas derechas tienen que resolver de manera estructural
        – la pobreza de la sociedad,
        – la desigualdad,
        – la precariedad de los servicios,
        – la educación,
        – la salud y
        – la vivienda
         
        * La democracia liberal tolera marginalmente de mala gana,
        – y las extremas derechas rechazan abiertamente.
        – Son otras formas de democratización, que tienen que ver con las presencias
        – de democracias desde abajo
        (sindicatos, comunidades agrarias, asambleas barriales, acciones colectivas…).
        – Se oponen a ellas, las rechazan y las consideran como un estorbo.
         
        * ¿está bien decir que Milei es fascista? Tal vez,
        – pero primero hay que preguntarse porqué ganó, con el voto de quién,
        – respondiendo a qué tipo de angustias.
        – Eso es lo importante.
         
        Periodista: Volviendo a los proyectos populares,
        – ¿cuáles son los principales desafíos del progresismo para superar estas crisis,
        – estos fracasos de los que hablabas?
        – ¿Es solo por no haber podido comprender o interpretar de manera suficiente
        – las necesidades y demandas de la ciudadanía
        – que ahora las extremas derechas retoman?
         
        * ¿Qué papel que va a tener América Latina y el Caribe en el mundo?
        – ¿Qué rol político puede ocupar en un escenario de transformaciones radicales
        – como las que estamos viviendo?
         
        A.G.Linera:
        * A inicios del siglo XXI, América Latina fue la que dio el primer campanazo del agotamiento del ciclo de reformas neoliberales que se había instaurado globalmente desde los años 80 del siglo pasado.
        – Aquí fue donde se inició la búsqueda de un régimen híbrido entre proteccionismo y librecambio, que luego, desde el año 2018 hasta hoy, han comenzado a ensayar paulatinamente en EE. UU. y los distintos países de Europa.
         
        * A pesar de puntuales recaídas melancólicas en un paleoliberalismo de patas cortas como en Brasil con Bolsonaro y Argentina con Milei, el mundo está en el tránsito a un nuevo régimen de acumulación y legitimación que sustituya al globalismo neoliberal.
         
        * El continente se halla algo extenuado para seguir liderando las reformas globales.
        – Pareciera ser que la transición posneoliberal ahora deberá avanzar primero a escala global para que América Latina renueve sus fuerzas a fin de retomar los ímpetus iniciales.
         
        * La posibilidad de unas reformas estructurales posneoliberales de segunda generación, o incluso, más radicales, que recuperen la fuerza transformadora continental, deberá esperar a mayores cambios mundiales y, por supuesto, una nueva oleada de acciones colectivas plebeyas que modifiquen el campo de las transformaciones imaginadas y posibles.
         
        * En tanto no suceda eso, el continente será un intenso escenario de disputas pendulares entre victorias populares cortas y victorias conservadoras cortas, entre derrotas populares cortas y derrotas oligárquicas igualmente cortas.
        ……………………

        • salvador santos

          Gracias Oscar
           
          Me parece evidente que este orden injusto y de crueldad sin límites necesita con la máxima urgencia actuaciones colectivas organizadas. Los adheridos al Proyecto de Jesús tenemos la responsabilidad de intervenir como vanguardia en dicha actividad. Conviene no olvidar que el imperialismo económico global juega con bazas a su favor:
          las engañosas necesidades que idea, 
          la fiebre consumista que fomenta,
          la ignorancia que siembra,
          las falsedades que propaga,
          la pasividad que alimenta,
          la violencia desatada que extiende sin escrúpulos ni medida…
           
          El Primer paso del Galileo fue invitar a actuar con él en su tarea de liberación (“…y os haré pescadores de hombres”). La Liberación o Salvación que él planteó es el cometido; no, la esperanza. No se trata de esperar la Salvación en un mundo futuro, sino de llevarla a cabo aquí y ahora. La esperanza en el futuro se convirtió con el Galileo en cosa del pasado. La esperanza era él y su Proyecto. Mateo cita unas palabras de Isaías que terminan diciendo con pleno optimismo: “Él será la esperanza de las naciones”.
           
          Ahora bien, resultaba lógico que su plan de actuación conllevara graves riesgos. Él lo supo, lo asumió y lo avisó repetidamente, pero los que parecían leales amigos nunca aceptaron su planteamiento. Y por eso huyeron cuando llegaron los momentos más duros:
           
           porque el proyecto que ellos tenían en sus cabezas nada tenía que ver con el Proyecto de Jesús.    
           
          Un fuerte abrazo
           

  • ana rodrigo

    Si a lo largo de los siglos se han escrito millones y millones de libros sobre los evangelios, los evangelistas o el resto de los escritos de NT, pienso que nos está evidenciando que hay explicaciones múltiples, diversas, contrarias entre sí, complementarias otras, unas más religioso-espirituales, otras meramente teológicas, otras exegéticas (muy variadas según quién haga la exégesis), otras moralistas, unas más técnicas, otras más populares, unas más filosóficas. otras más metafísicas, y así, ad infinitum en los múltiples matices a los que llevan unos escritos que han configurado culturas sociales enteras en el planeta tierra en distintas y muy diversas épocas de la historia.

    Es por esto por lo que expreso mi opinión acerca de que no conviene reducir la interpretación de los textos neo testamentarios apoyándose única y exclusivamente en una sola forma de explicar cualquier texto evangélico; sí hay que buscar la complementariedad según lo que cada cual busque y espere del texto, porque siempre hay un pre-juicio personal. Todo ello enriquece a partir del discernimiento personal de cada cual. Querer llevar la razón absoluta, aunque sea porque lo haya dicho una persona reconocida por su nivel científico o teológico, considero forzar mucho lo que se quiere defender como “la única verdad verdadera”. No hace falta descalificar  a nadie nunca, menos si quien escribe demuestra tener información y formación, mucho tiempo de estudios y muy buena fe, compartiendo sus conocimientos con quien quiera leerlos.

    La Iglesia, con la SANTA TRADICCIÓN, partiendo del credo niceno constantinopolitano y de concilios contaminados en exceso del contexto cultural y social de una determinada época, ha cerrado las puertas a tiempos diferentes. Unos escritos de hace dos mil años, no pueden convertirse en fósiles, y sí tienen necesidad de actualizar su interpretación a otros contextos sociales, máxime si afectan al mundo sentiente, como dice M. Luisa.

    Estos escritos de Salvador Santos, nos dan esa oportunidad de compartir, -o no-, la versión del autor, hacer aportaciones, según cada cual, pero sin ánimo dogmático, porque los dogmas cierran las puertas a cualquier otro saber, sentir o querer.

    Saludos cordiales a todos y a todas, y gracias por vuestras aportaciones

  • M. Luisa

    Aparezco  de nuevo  empujada más por lo que últimamente me ha inspirado algún comentario que por lo que  me quedó en el tintero  que fue mucho al iniciar mi entrada en este capítulo.  Me pregunto ¿Es cierto que lo que le sobra a Salvador  es análisis filosófico, como nos dice Cristina? Sería prudente no  aplicarle  a él una tarea que para su trabajo no necesita, ni por mi parte tampoco he apreciado  en ningún momento que él tuviera tal intención.   El esfuerzo filosófico ha de venir por nuestra parte si hay voluntad  de  adentrarnos experiencialmente  a lo que su exégesis nos dice, (naturalmente que otras personas pueden adentrarse en otra exegesis) pero aquí estamos hablando de la de él, la de S. Santo. Pues bien,  la herramienta que puede facilitar esta experiencia es la  Noología . Claro que, si como dice Cristina, que le asigna a la Noología (inteligencia sentiente) como algo requerido, impuesto, por el idealismo, aquí ya empezamos mal. Pues, ¿cómo va a proponer  la logomaquia logificante  la cual reduce la realidad a objeto, pretender luego, a partir de esta objetivación esperar  de ahí un trascendente? Es absurdo. Es la realidad misma la que está pidiendo ser fundamentada de otro modo.  Porque si algo ha de trascender ya está dado en ella. La complejidad de lo real viene expresada en las cosas mismas, en lo real preso en ellas, no en su complicación lógica… bien, esto es lo que para mí tenía más interés expresar, no achacarle a Salvador,  además de su propia tarea  asignarle la de filosofo. 

    • oscar varela

      1- ¿Marcos no idealizó?, puff, pero cómo que no idealizó, si todo su “evangelio” es una idealización paulina, lo dicen la totalidad de los exegetas de todas las religiones y tendencias.

      Te digo:
      Supongamos que sí, ¡ok!: que lo digan la totalidad de …
      Sigues sin aportar “pruebas” contra lo que expresa Santos.

      2- “Además, le atribuyes la verdad absoluta sobre Jesús por encima de los infinitos textos de esa época, y “tu su interprete”, el único que sabe interpretarle, un poco de vanidad sí que hay no … “

      Te digo:
      ¿No te parece que te estás pasando unas cuantas paradas de a dónde tenías que bajarte?

      3- “Afirmas que “la existencia histórica de Jesús no conlleva la existencia de la figura de Jesucristo, esta está construida sobre bases confesionales y no históricas”, y las tuyas ¿sobre qué bases, históricas no, confesionales?, inventadas? pues parece que sí.”

      Te digo:
      a) No encuentro la cita que entrecomillas. Me parece que esa cita corresponde a A. Piñero ¿o no?
      b) Te pasaste otra parada más. Mirá que el Colectivo de vuelta no pasa hasta mañana.

      4- “Por lo que ya no paso es que digas “el fuerte carácter feminista”, “Ellas, sí estarán “con él” hasta el final. Y un tiempo después de ser ejecutado el Galileo, serán también ellas quienes asuman el papel principal y actúen decisivamente en el resurgimiento del Evangelio y su avance en la historia”.
       
      Te digo:
      Favor de considerar:
      https://www.atrio.org/2018/09/maria-magdalena-13/
      y sus siguientes
      Gracias!
      ………………………………..

      • Cristina

        Hola Oscar.

        1.- Las pruebas las tienes en cualquier estudio realizado sobre Marcos. Pero si quieres te envió enlaces, aunque alguno ya he aportado en otros comentarios.

        2.- Sí, Salvador atribuye a Marcos la interpretación correcta y “veridica” del Evangelio, y  él como su interprete.

        3.- Tienes razón era una cita tuya de Piñero, mal atribuida por mi parte a Salvador. Perdón.

        4.- De María Magdalena mejor no entrar porque ni es histórico, ni literario, puedes leer al mencionado por ti Piñero.

        • oscar varela

          Ad1.- Gracias por los “enlaces”; sirven para:
          * Tomar al toro por las astas, pero también
          * Para ahorcarse solito.

          Ad2.- Si no fuera así ¿pa’qué ponerse a pensar, no?
          Lo que dejas en el teclado es que Santos
          – “aporta pruebas” y
          – no deja “en el aire” a su interlocutor
          – Las tuyas las estamos esperando … solo “enlaces”.
          – “¿Quousque tandem abutere, Cristina, patientia nostra?

          Ad3.- Menos ‘perdoncitos’, y más lecturas inteligentes ¿no te parece?

          Ad4.- ¡Ya está! Otra vez “mandando a que lean … los otros”

          Gracias!

          • Cristina

             
            Oscar. Te has convertido en el abogado defensor de Salvador, que no necesita defensores. Y en este caso: Excusatio non petita, accusatio manifesta. Y sobre los Evangelios: Περί ορέξεως κολοκυθόπιτα, nada tengo sobre los gustos de cada cual. Η καμήλα δε βλέπει την καμπούρα της, pero sería más positivo ser menos vanidosos. Soy brava, como dicen en México, y pienso que no es bueno callarse si se ven incorrecciones ni para el que escribe ni para los que lee, ya sabes que ‘Οποιος αγαπάει, παιδεύει.
             
            Γιάννης κερνάει, Γιάννης πίνει, es el estilo de Salvador, que respeto pero con el que no estoy de acuerdo, Αν δεν παινέψεις το σπίτι σου, θα πέσει να σε πλακώσει, pues vale güey. Yo no cantinfleo ni soy una chavita, y no creo que se me pueda acusar de echar carrilla. Digo que los artículos de Salvador no son la neta, y no hay motivo para que tú me eches el caballo encima.
             
            Así que ya chole Oscar, y ándale pero Vos vestros servate, meos mihi linquite mores.
            Un abrazo

             

          • Cristina

            Por cierto, en el articulo y comentarios sobre Pablo de Tarso hay explicaciones, referencias y comentarios que deberías consultar Oscar que están bien documentadas, y no  más quilombo che.

             

          • oscar varela

            Gracias Cristina!

            Sigues sin aportar argumentación ni pruebas sobre el asunto que tratamos.

  • M. Luisa

    Sin haber podido  todavía dedicarle tiempo al presente artículo, sí que ayer leí de soslayo el comentario que le hace Cristina a Salvador, por lo que al menos sí que me gustaría decir algo  para que lo tuviera en consideración a la hora de expresar sus juicios. En mi opinión, lo que no acaba de ver ella es la gran diferencia de interpretación que presenta  una exégesis evangélica vista  filosóficamente desde una ontología del Ser o desde  una noología de la realidad, es decir, no de un “ser” logificante”  sino de un  “estar realístico”” valgan las expresiones. Hoy tampoco me será posible darle continuidad a mi comentario empezado … Pero al menos ahí queda eso que considero importante!

    • Cristina

      Maria Luisa, sí pero lo que sobra en los comentarios de Salvador es es mucho análisis filosófico y muy poco conocimiento científico, que en nada llega a  alcanzar una metafísica de la realidad personal derivada de la inteligencia.

      En mi opinión, con todos mis respetos, la logomaquia logificante del idealismo y de otras corrientes filosóficas que propone que la filosofía debe ocuparse de la realidad o de la transcendentalidad de la misma a partir de una nueva teoría de la inteligencia que está explicitada en  la inteligencia sentiente, está superada, que fue el inicio hacia nuevas formas de hacer filosofía de acuerdo, que posibilita la flexibilidad  para elaborar infinidad de interpretaciones sutiles, pues sí. Pero no es el caso que nos ocupa, y más en temas tan delicados y tan evidentes en donde no cabe hacer interpretaciones logificantes.

      • M. Luisa

        Te entiendo, Cristina, tú como muchos otros, dais por superada la Noología zubiriana, pero os equivocáis. Lo que ocurre no es que esté superada, es que ni tan siquiera se la comprendió  y se la fue  dejando de lado, neutralizando todo su gran potencial. Sin embargo,  en la actualidad con el esfuerzo de un grupo de jóvenes metafísicos y científicos en diversos campos, la están llevando al término que le corresponde… Precisamente Nicholas Recher en su lectura  “la complejidad de lo real” ofrece  pistas valiosísimas que convergen con aquella…

  • carmen

    Es que la palabra Dios todo lo lía.Pero, claro, pídele tú a un Judío de antes de la destrucción del segundo templo, que no nombrase la palabra Dios. Imposible. Menudo mesianismo había extendido, pero es que los escritos apocalípticos tampoco hay que perderlos de vista.Si en vez de la expresión Reino de Dios, se hubiese utilizado otra, sería todo más sencillo. Claro, entonces, según me dijeron el otro día, no conoceríamos el pensamiento de Jesús, porque nos ha llegado a través del jaleo de la Religión Cristiana. Ya saben, Pablo. Porque si hablamos de Religión, hablamos de Pablo, que, sin duda, ganó aquella primera escaramuza. Y trabajó como nadie. Y muy bien. Y consiguió su religión. Estupendo.Pero, discrepo. Si conocemos otros escritos de esa época y anteriores a ella, por qué damos por sentado que sin Pablo Jesús no es Nadie? Pues yo pienso al contrario. Pablo le debe todo a Jesús.Además , lo que dice Jesús será la primera vez que se formula, o no, no lo sé, pero es que lo llevamos en nuestro ADN. Es decir, su manera de ver la vida nos gusta a muchos, pero muchos y muchas, porque lo llevamos dentro. Creo que las celebres tablas de Moisés, que por lo visto, en un ataque de ira las estrelló contra el suelo, eso ya estaba escrito dentro de nosotros. No hace falta ley ninguna. Lo llevamos de serie.Lo hacemos? No. Muchas veces no. Otras sí. O me quieren decir que un budista no lleva escrita en su alma lo mismo? Pero si toooooodos pertenecemos a la misma especie. Compartimos sentimientos. Los buenos y los malos. Así somos.Pero claro, va Jesús y dice: a ver. Nos estamos equivocando. Dios no quiere odio, no quiere venganza, tengo algo que me bulle en la cabeza. Hasta aquí, estupendo. Y va y añade, ese es el Reino de Dios. Y, jaleo total. Bueno, y tan total, hasta una religión nueva…Y, Óscar. Cómo puedes ni tan siquiera pensar que Jesús, una persona de tu misma especie, la misma, tenga soluciones para los problemas dos mil años después? Es una locura.Por eso lo que dice  Jesús hace dos mil años es una locura en sí misma? Pues es que coincide con mi forma de pensar. Y la de muchiiiiisimas personas. No será entonces para tontos. O todos somos tontos? Desde luego, no me considero tal.Lo que dice Jesús de donde sea, es, a mí juicio, hay que afrontar la vida desde otra perspectiva, porque la guerra solamente trae destrucción. Y, no es por nada, pero el templo cayó en cuanto quiso el imperio dominante. Fin del Templo. Luego alguna razón tendría. Y queremos que ahora nos diga hasta a quien tenemos que votar para que se solucionen nuestros problemas?Mira y mira. Eso sí que es una locura.  Los evangelios explican con ejemplos y con ese estilo tan particular que tenían de contar historias  los judíos de aquella época,  una forma de enfocar la vida. Pero claro, lo convierten en Dios y , jaleo total. Pero total. Dios ha dicho que…y luego ponen sus mandamientos, sus sacramentos, su misoginia, su inquisición, sus historias… Eso es lo que no convence.Y eso pienso. No parece un pensamiento muy ortodoxo, no…

  • oscar varela

    Hola Salvador!

    • oscar varela

      Te leo:
       
      “Los “con él” son los leales amigos íntimos”;
       
      referido a Mc 3,13-14:
      … convocó a los que él quería y se acercaron a él. Entonces constituyó a doce, para que estuvieran con él …
       
      Según Marcos, entonces, Jesús no había leído el Diario del Lunes porque allí habría de decirles a esos “Doce”:
      Todos vais a fallar …” (Mc14,27)
      [Ver secuencia en versículos 27-41; 66-72]
      …………………
       
      Ocurre que:
      Lo peor que hay para un argentino es “fallar”;
      de ahí que en nuestra habla barrial el “falluto” es un:
      – despreciable,
      – irredento,
      – nada confiable,
      – …
       
      La pregunta (si valiera) es sobre ese Jesús:
      ¿por qué le chingó tanto?;
      ¿no había otros más potables como “amigos”?
      ¿fue un “iluso”? – o, en el mejor de los casos:
      ¿por qué no avisó que su “reinado de Dios” era una utopía ilusa?
       
      ¿Qué no era una utopía?
      ……………………….
       
      ¿No sirvió en los 20 siglos que pasaron y sirve aun para “tapar” tanto crimen?
      [Hoy se autodefine como “Hospital de campaña”]
      ¿Tanto se “de-valuó” a sí mismo el tal Proyecto?
       
      ¿Qué no tenemos otra mejor?
      – ¡Puede ser!
      Pero esa utopía ¿le deja margen -al menos de ensayo- a otros Proyectos?
       
      ¿No resulta vergonzoso mantener la ideología de un Proyecto que desde hace unos 16 siglos se atrincheró cómplice en la “Sucesión” de esos “Doce” amigotes “fallutos”?
       
      Etc., etc., etc.
      ……………….
       
      Ideas y Cositas que aprendí en las Calles de mi Barrio y los Tangos que nos acunan, sin doblegarme a “fallutear”
       
      Gracias!

      • salvador santos

        Hola Oscar
        Voy a tus interrogantes. Respondo en bloque:
        El planteamiento de esas cuestiones muestra que Marcos no idealizó. Y el asunto, a mi juicio, llega aún más lejos. No es que Jesús avisara de que el grupo iba a fallar, es que la realidad fue todavía mucho más dura. Le dejaron solo. Huyeron todos. Todos, menos uno: el que lo traicionó. Pero hay más, el texto de Marcos termina sin que los huidos hubieran dado la cara de nuevo. El final de Marcos parece descorazonador. Incluso las mujeres que tenían que avisar a los discípulos de recomenzar en Galilea no lo hicieron por miedo. ¡Así acaba Marcos! ¿Cómo pudo ser pedagogía de una praxis para comunidades?
        Marcos no solo no comienza con un nacimiento sobrenatural de Jesús, sino que su autor no incluye apariciones suyas tras ser ejecutado. Todo parece un fracaso. Ni siquiera, como en los otros tres evangelios, se reivindica la figura de Pedro. El realismo histórico escondido bajo el relato de Marcos es profundo y requiere ser conocido evitando generalidades y superficialidades.
        Pedro tardó en liberarse de sus ataduras a la ideología nacionalista. En Hechos 11,1ss. aparece en la famosa reunió de Jerusalén (año 49-50) ante un colectivo de tendencia judaizante defendiendo la universalidad del Proyecto. ¿Por qué Marcos no reivindicó a Pedro en su evangelio como hicieron los otros tres evangelistas? Sencillamente porque Marcos escribió su evangelio antes de esa fecha (49-50).
        Aun siendo tan desconcertante, Marcos no necesitó para ser aceptado que su texto se atribuyera a ninguno de los discípulos nombrados en el evangelio. Fue el Evangelio que impulsó la vida de diversas comunidades. Se consolidó de tal manera que sirvió unas decenas de años más tarde de fuente principal a los textos de Mateo y Lucas, textos que circularon como soporte de otros múltiples colectivos seguidores del Proyecto. 
        El Evangelio sigue invitando hoy a continuar ese Proyecto. Es legítimo dudar si en la actualidad mantiene su validez. Ahora bien, la duda suscita preguntas a no soslayar tanto para los que se dicen creyentes como para los declarados agnósticos. Y exige planteárselas.
        Quienes aseguran la existencia de Dios y confían plenamente en una vida en el más allá donde ha desaparecido el dominio y la sumisión e impera la igualdad, el amor y la fraternidad… ¿Por qué no se lanzan a empezar esa vida aquí? ¿No serviría esa práctica para hacer ver a los demás cómo es la vida propuesta para el más allá?
        Y quienes afirman que Dios no existe, ¿no pueden pensar que el Proyecto de generar células sociales distinguidas por la justicia, la igualdad y la fraternidad es la ruta más directa para lograr el desarrollo de la humanidad? Se trata de un Proyecto compatible con cualquier otro que camine en dirección del desarrollo humano.
         
        Jesús no lo dudó y puso en marcha el Proyecto que pensó era el de Dios para la humanidad.
         
        Un fuerte abrazo

        • Cristina

          Salvador, con todo mi respeto y afecto como compañero tertuliano, a ver si no sacamos conclusiones negativas y despreciativas en mis comentarios que no son.

          Marcos no idealizó?, puff, pero cómo que no idealizó, si todo su “evangelio” es una idealización paulina, lo dicen la totalidad de los exegetas de toas las religiones y tendencias. Además le atribuyes la verdad absoluta sobre Jesús por encima de los infinitos textos de esa época, y “tu su interprete”, el único que sabe interpretarle, un poco de vanidad si que hay no ……

          Afirmas que “la existencia histórica de Jesús no conlleva la existencia de la figura de Jesucristo, esta está construida sobre bases confesionales y no históricas”, y las tuyas sobre qué bases, históricas no, confesionales?, inventadas? pues parece  que sí.

          Por lo que ya no paso es que digas “el fuerte carácter feminista”, “Ellas, sí estarán “con él” hasta el final. Y un tiempo después de ser ejecutado el Galileo, serán también ellas quienes asuman el papel principal y actúen decisivamente en el resurgimiento del Evangelio y su avance en la historia”. Sí con poquísimas menciones, de forma subsidiaria, como siervas que alimentan, cuidad y embalsaman, y como a las tontas e ignorantes  a las que  se aparece para acrecentar la fe popular.  Ya vale …..

          El factor más importante que ha limitado la participación de la mujer en la sociedad es el Evangelio, sin ninguna duda. La naturalización de la diferencia sexual y la asociación de lo femenino a la debilidad o a la sumisión. El posicionamiento doctrinal de ese Evangelio que tu predicas tu manera, es declaradamente hostil al elemento central del pensamiento y a la participación entre iguales de la mujer. La ideología cristiana lo que ha hecho a lo largo de los siglos es aprovecharse de la mujer como elemento subsidiario. Y no nos cuentes más cuentos, y no me digas que es una cuestión derivada del evolucionista social,  he leído relatos más antiguos en donde la mujer tenia un protagonismo infinitamente mayor. De hecho todo se hunde cuando el imperio adopta el cristianismo como religión oficial, y llega la decadencia y el enorme retroceso con la Edad Media, con sus miserias sociales, religiosas y de todo tipo que imponen los seguidores del Evangelio, y que las mujeres hemos sufrido hasta hace pocos decenios.

  • carmen

    José Thompson.

    Creo que se me ha olvidado decirte que siento lo de tu padre. Es tremendo. Perdí a mi madre a los 27, no llegó a saber ni tan siquiera que estaba embarazada de mi primer hijo. Mi padre murió cuando estaba embarazada del segundo, tenía treinta años entonces. Años 80 y 84.No hay un solo día que no piense en ellos. Ni uno solo.

    El duelo es duro. Un año malo no te lo quita nadie, pero, después, todo se va calmando, que no olvidando.
    Un fuerte abrazo 

  • M. Luisa

    Quisiera antes de comenzar mi reflexión enviar desde aquí un beso a Carmen y extenderle mi mano, si ella lo quiere, a Cristina.  He contado varias veces en el escrito que nos presenta Salvador en este capítulo  el uso del término “realidad” y esto para mí es muy alentador porque me permite seguir  en la línea de mis anteriores exposiciones. Hablar de la realidad del Proyecto  es una manera de dar a entender que no hay una realidad aquí y otra en el allá  sino  una y única realidad: la del Proyecto. “ El Galileo había desechado la idea acerca de una operación celestial para implantar el reinado de Dios”. Ahora bien, el Proyecto a realizar  unifica también necesariamente  al irlo realizando   nuestro modo de ser. Este ya no es dual porque en su andadura  se ha ido abriendo  íntimamente a la unidad de su humanidad, es decir,  a la realidad en que en el fondo   su ser consiste.   Esta exigencia interna que no viene de ninguna creencia, a mi juicio,   es lo que posibilita el hecho de la  fraternidad, que es la instancia de prioridad en la que  el Galileo  sitúa  nuestras acciones  y en ellas el devenir del Proyecto. ….  Ya seguiré más adelante según vaya meditando los sucesivos parágrafos. Ten en cuenta Salvador que mi tarea consiste en interpretar filosóficamente ( a la altura de los tiempos, con realismo factual, no ingenuo) tu excelente tarea hermenéutica. No te hago ninguna pregunta porque estoy en fase todavía meditativa, alguna que otra caerá más adelante, pero sí que me gustaría que si vieras alguna contradicción me la hicieras saber. Te mando un abrazo    

  • Mónica

    Yo no soy creyente religiosa, pero tengo fe en las personas. Este tema a debate me inspira curiosidad, cómo se intenta convertir en humano algo que se crea para ser sobrenatural.  Sin duda, que estoy de acuerdo con el comentario de José Thompson y lo corroboro, yo estuve allí, en los hospitales de Basurto y de Cruces, y quienes salían adelante eran aquellos que de alguna manera mantenían la fe. Conocí a un sacerdote que era un ejemplo durante su estancia y cómo ayudó a los enfermos después, lamentablemente tenía una patología  que se agravó durante la pandemia y falleció.  Demasiado humanos no nos conviene ser, realistas sí, nuestra mente es más abierta que nuestro limitado cuerpo. Y seguramente “Basta con un pequeño gesto para cambiar el mundo”, https://www.atrio.org/2023/08/basta-con-un-pequeno-gesto-para-cambiar-el-mundo/, un mundo que intentamos reducir a prejuicios y tradiciones, a opiniones  que no queremos cuestionar. Feliz Año, agur.  

  • Micael

    Debemos tener siempre una actitud crítica, el espíritu crítico es la capacidad del ser humano de cuestionar los principios, valores y normas que se le ofrecen en el entorno en el que se desenvuelve, siendo capaz de formarse un criterio propio que le permita tomar sus propias decisiones en las distintas situaciones que se le presentan. Para mí la intepretación o exégesis de Salvador me gusta, pero reconozco que hay algo más profundo en el Evangelio. Totalmente de acuerdo con José, debemos recordar lo que hemos padecido, junto a nuestro pacientes, y cómo los profesionales hemos luchado ante la pandemia que nos asoló .

  • carmen

    Hola Thompsito.

    Aquí nadie ha cuestionado el valor de la Fe en lo que sea. Desde luego, no mí persona. No veas la fé que tengo en muchas cosas, entre otras en médicos como tu padre que notas que te ayudan en todo lo que pueden. Que sintonizan contigo. Que notas que están.

    Y en otras muchas personas que tienen ese don. Que te cogen la mano y algo pasa dentro de ti.

    Y , por supuesto, quién tenga fe en ese Dios de los cristianos, tiene una suerte enorrrrme. Lo he escrito aquí mil veces.No. No se discutía eso. Todo vino por cuestionar el trabajo del señor Santos. Se trató de negar que era una exégesis. Esa ha sido el motivo de tantos comentarios. Al menos, los míos.Que luego cada uno quiera llevar el agua a su molino, me parece genial. Pero es muy difícil liar a mí cabeza. La tengo muy clara, hasta que me llegue el alzheimer que me toca por herencia.

    O no.Un abrazo y espero que te vaya bien.

  • José Thompson

    Hola, Buenos días.

    • José Thompson

       
      En mis comentarios a los excelentes artículos de Salvador, recuerdo mis reticencias históricas sobre su interpretación de los Evangelios, que no son tan importantes, porque  creo que lo que importa es el mensaje, ese es el núcleo de sus artículos, a mí me parecen muy enriquecedores, motivadores, pero le faltan algo que he ido descubriendo, algo más profundo que yo creo que quieren transmitir y transmiten esos escritos, y es la creencia, la fe en algo más espiritual más transcendente. Yo cuando leo los Evangelios me entusiasma su mensaje social en favor de una sociedad distinta, más humana, más justa e igualitaria, pero esto también lo encuentro en otros libros y en otras experiencias humanas a lo largo de todas las épocas, a mí me parece impresionante su mensaje espiritual ese anuncio de un Reino que reconforta y cómo esa esperanza da fortaleza a quien la escucha y de qué manera es capaz de motivar una fe que cura física y espiritualmente a sus oyentes.
       

      En esta última etapa me he encontrado con testimonios que evidencia que hay personas que gracias a su fe tienen una mayor capacidad para superar adversidades y recuperarse de experiencias traumáticas. El pasado mes falleció mi padre, y de forma parcial estoy atendiendo en su consulta a pacientes suyos, algunos vienen derivados de la época de la pandemia. Mi padre atendió a personas ingresadas en UCI, durante y posteriormente a su estancia en el hospital. Ya me había hablado de su experiencia en la unidad de cuidados intensivos, allí lo primero que se hace es estabilizar al paciente, darle el soporte respiratorio. Si esto no está resultando, ya se pasa a aplicar medidas invasivas que pueden incluir la sedación y el entubamiento, claro así no es posible una interrelación, pero él sabía de qué manera respondía psicológicamente cada paciente a tan penosa situación, y eso era contrastado posteriormente en consulta y en la terapia. Estos pacientes, estas personas, me relatan como su fe ha sido una fuerza poderosa en su recuperación, en esos momentos de soledad, de sufrimiento y de incertidumbre. Testimonios impactantes que me hacen pensar en qué es lo más importante. La ciencia está comenzando a arrojar luz sobre cómo la fe y el cerebro están conectados, y cómo esta conexión puede impactar positivamente en nuestra salud, hay algún rincón misterioso donde se entrelazan la espiritualidad y la salud. Las personas que tienen fe a menudo encuentran consuelo y apoyo en su creencia en momentos difíciles, lo que puede reducir los niveles de estrés, mejora el estado emocional, la salud física e incluso la longevidad. Y el caso que me ocupa, fortalecer la resiliencia se tienen una mayor capacidad para superar adversidades y recuperarse de experiencias traumáticas.
       

      Hace poco más de dos meses escribía un artículo cobre las creencias, sobre la fe: https://www.atrio.org/2023/10/creer-lo-que-no-vimos/. De como: “puede ser una fuerza poderosa que nos impulsa a seguir adelante en momentos de dificultad y desafío. Nos da la fortaleza para superar obstáculos y nos da esperanza cuando todo parece perdido. La fe nos ayuda a encontrar un significado y propósito en la vida, y nos da la confianza para enfrentar los desafíos con valentía y determinación”. “En última instancia, la fe es una elección personal. Cada individuo tiene la libertad de decidir en qué creer y cómo vivir su vida. La fe puede ser una guía poderosa y una fuente de fortaleza, pero también es importante mantener una mente abierta y respetar las creencias de los demás. La fe es un viaje personal y único, y cada uno de nosotros tiene la capacidad de encontrar nuestra propia verdad y significado en la vida”. Tuvimos todos la oportunidad de debatir ampliamente sobre esto, y os agradecí y os agradezco la participación.
       
      Hoy creo que la fe es muy importante, ya sea que seamos una persona religiosa o espiritual, o simplemente tengamos una fe en la humanidad y el poder de la vida, es posible que estemos cosechando los beneficios de esta conexión profunda entre nuestra mente y nuestro espíritu. La fe, en todas sus formas, puede ser un pilar fundamental para una vida más saludable y significativa.
       
      Un gran abrazo.
       

      • oscar varela

        1-
        https://www.atrio.org/MARCOS/20.pdf

        La segunda frase, tan breve como la primera, completa la petición del Galileo a Jairo: “ten fe únicamente”. El nuevo imperativo, esta vez en positivo (“ten fe”), acentúa la frase y la coloca al mismo nivel que la primera, equilibrando a ambas en energía y solidez.

        – Desde ese mismo plano, tener fe es la actitud contraria a tener miedo.

         Las dos acciones responden a dos conductas de inversa orientación; una retrocede y la otra avanza; la primera enquista, la segunda proyecta; una resigna, la otra resiste y explora. Ambas se delatan en los pies y se diferencian por la oposición de sus rumbos.

        – El Galileo solicita de Jairo proseguir el movimiento emprendido; desafiar a la atracción que ejerce el retorno al ideario institucional, al que los de su mismo grupo ideológico invocan como la única salida razonable.
        – Nuestro hombre de Galilea no le exige a Jairo asumir la ilógica de ningún misterio ni aceptar realidades ocultas o desconocidas.
        – No hay religión en su exigencia.
        – Únicamente le pide caminar en el sentido opuesto al del miedo que embauca con lo irremediable.

        – El Galileo no replica a la muerte con la religión, sino con los pies que avanzan rompiendo el miedo.

        – Él no se queda atrás, acompaña a su amigo.

        2-
        https://www.atrio.org/MARCOS/19.pdf

        “Lejos de reprenderla, sin ningún gesto o palabra de reproche por su actitud contraria al orden establecido, llamándola hija en un tono afable y cariñoso, el Galileo disipó sus miedos;
        – la aproximó aún más, acogiéndola en el grupo de sus íntimos.
        – Como a Jairo, le concedió generosamente su complicidad.
        – Lo que sigue son palabras cargadas de ánimo, que aplauden, una vez alcanzada la meta, el audaz esfuerzo contra corriente realizado por la mujer en solitario y por propia iniciativa: “Tu fe te ha salvado”.

        Etc., etc., etc.
        Gracias!

      • ana rodrigo

        Querido José, llevo un tiempo bastante desconectada de atrio y desconozco si en otra ocasión has comunicado el fallecimiento de tu padre. De cualquier forma, me uno a tu pesar y siento la perdida de tu padre, pues es una experiencia muy dolorosa, aunque la muerte vaya implícita en la propia vida.                                                                                                                                          Un fuerte abrazo

         

        • José Thompson

          Muchas gracias querida Ana, sí ha sido muy doloroso su fallecimiento, también  por lo repentino e inesperado. Un beso.

      • oscar varela

        “La idea de principio en Leibniz y la evolución de la teoría deductiva (260 páginas)
        25-[LA FANTASÍA CATALÉPTICA DE LOS ESTOICOS] (OCT8,247-256)
         
        “…
        Considero esta noción de la «creencia» de suma eficacia precisamente en teología católica. Ella apronta un sentido «psicológico» mucho más concreto y más convincente, sobre más sencillo, a la intervención en el concepto completo de fides, de la praedestinatio, por un lado, y de la communitas o iglesia, por otro. Pero, en fin, ¡allá ellos, los teólo­gos!
         
        – Mas debo confesar que no logro comprender la actitud de estos. Eran hombres que tenían la fabulosa suerte de vivir suficiente y fuertemente sobre un firme subsuelo de «creencias», y, sin embargo, sentían snobismo hacia los filósofos, es decir, hacia otros hombres cuyo destino es trágico, porque al no tener creencias, viven cayendo en la duda,  y teniendo que forjarse con propio, individual e intransferi­ble esfuerzo la armadía ocasional, la tiritaña de flotación que es siempre la teoría, a fin de no irse al fondo.
         
        – Frente a tan radicales confusiones en tema de tamaña importancia, conviene poner bien claro que la Filosofía no es más —no es tampoco menos— que teoría, y que teoría es una faena personal, al paso que la «creencia» no es teoría, ni, cuando es verdadera y consolidada «creencia» puede ser solo personal, sino colectiva; más aún: incuestionada por el contorno social.
         
        – Por eso tenía gran razón S. Vicente de Lerins cuando en su Commonitorium (del año 434) reconoce enérgicamente el carácter de efectiva, establecida «urgencia social» que tiene que tener la fe, cuando dice que «magnopere curandum est, ut id teneatur quod semper, quod ubique, quod ab omnibus creditum est».
        – Lanza esta fórmula precisa­mente contra las intervenciones de San Agustín, a quien en efecto para Padre de la Iglesia le sobraba su mucho de filósofo.
        – La obra de San Vicente fue «un des livres les plus estimés de l’antiquité chrétienne», dice monseñor Duchesne en Histoire ancienne de l’Eglise, III, 283. Este libro del cardenal Duchesne, es, a su vez, una de las obras más deliciosas e inteligentes que he leído.”
        ……………………

      • salvador santos

        Hola José
         
        Antes de todo, expresarte que comparto tu dolor por el fallecimiento de tu padre.
         
        Respecto a lo que dices que falta una referencia a la fe espiritual, me parece oportuno aclarar:
         
        1. El término griego que traducimos por ‘fe’ (πίστις) solo aparece dos veces en esta serie de artículos que analizamos: (Mc 2,5 y 4,40).
         
        1.a. En el texto que ya explicamos solo hubo dos entradas, ambas de Carmen. Y ninguna otra aportación sobre la fe.
         
        1b. En el que veremos al finalizar esta serie (4,40) se tratará de nuevo el tema, en esa ocasión para comprobar que lo que demuestra la carencia de fe es el miedo, un temor relativo al Proyecto de Jesús, sin nada que ver con asuntos trascendentes o espirituales.
         
        1c. En medio de esos dos textos (2,5 y 4,40) nada se habla sobre la fe. Los relatos se centran en la periplo de Jesús por Galilea y sus consecuencias antes de tomar la definitiva decisión en el monte.  
         
        2. El verbo griego πιστεύω (‘creer’, ‘tener fe’) lo encontramos en este grupo de relatos una sola vez: en Mac 1,15.  Se usa solicitando una respuesta práctica (‘fe’) a la invitación de sumarse al Proyecto definitivo.
         
        3. En el artículo anterior a este se incluyó una referencia a un relato (insisto: de fuerte carácter feminista) de la mujer que se desangraba. En dicho relato se habla de la salvación producida por la ‘fe’:
         
        https://www.atrio.org/2012/10/leyendo-a-marcos-19/;
        y https://www.atrio.org/2012/10/leyendo-a-marcos-20/.
         
        ¿No habrá que plantearse alguna vez si hay algún desajuste entre nuestro tradicional concepto de fe y lo que dice el Evangelio sobre ella?
         
        Te mando un abrazo

        • José Thompson

           
          Muchas gracias Salvador, te lo agradezco.
           

          No te voy a debatir lo que manifiestas con tus probados conocimientos, yo soy un completo ignorante en cuanto a la interpretación del Nuevo Testamento, y de la Biblia en general. Últimamente leo a la vez dos ejemplares distintos del Nuevo Testamento, uno Católico “La Biblia de Jerusalén”, y uno anglicano la última revisión de “Great Bible”, y adquirí últimamente, por los comentarios que habéis hecho el “Greek-English New Testamen” de Nestle-Aland. Yo, de verdad, no veo muchas diferencias más allá de los comentarios que tampoco difieren.
           
           
          Tu Jesús es fantástico, alguien que motiva humanamente a seguirle, pero no veo demasiada diferencia con otros personajes que, en mi opinión, definen más su compromiso social y su mensaje, con la ventaja de que se puede contrastar por el conocimiento histórico.
           
           
          No es ese el Jesús que me llama la atención, ni tampoco en el que tienen fe mis pacientes. Seguramente, como dices, habrá que plantearse alguna vez si hay algún desajuste entre nuestro tradicional concepto de fe y lo que dice el Evangelio sobre ella. Pero a mi esa fe me motiva, me atrae, transforma el miedo en esperanza. Vivimos, como casi siempre a lo largo de la historia, de muchas incertidumbres sociales y económicas de pandemias sociales. La confianza se convierte en virtud diáfana cuando cada persona sabe buscar a Dios a través de la apertura personal hacia las personas. Es paradójico en nuestro tiempo esté lleno de redes sociales, pero seguimos arrastrando importantes soledades existenciales como consecuencia de la débil vinculación que une a las personas. Sin el horizonte de la Resurrección, no sé de qué tipo, el camino recorrido no tendría sentido, en esta perspectiva de pandemias, la vida nos habrán aniquilado nuestra esperanza, creo que algo así decía Pablo. Y que bonita frase evangélica: “Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá”.
           
           
          Un gran abrazo Salvador y gracias.
           

  • carmen

    Un abrazo, María Luisa.

    Tienes mi más profundo respeto.

  • carmen

    Cristina,querida. Conmigo pierdes el tiempo. Supongo que te has dado cuenta.
    Buena suerte.

  • Cristina

    Estoy de acuerdo con Antonio, en no devaluar la fe religiosa derivada del Nuevo Testamento, en no reinterpretar el κήρυɣμα como un mensaje unidireccional. El cristianismo se ha ido enriqueciendo a través de los siglos con los aportes de distintos y significados pensadores, no solo en el campo del pensamiento: científico, teológico, filosófico, también en el de las artes y de las letras. El mensaje cristiano, su parte ética y moral, es actual porque se renueva constantemente, se podría decir que se va transformando pero con distintos nombres. Yo considero que Jesús fue el pretexto para la creación de un nueva sociedad, de una forma distinta de pensar y de obrar, pero sin olvidad que su origen se fundamentaba en religión abrahámica monoteísta, que aquellos que reinterpretaron el mensaje del Jesús mítico convirtieron en universal, abierta a todos,  ese Reino anunciado era social y además espiritual pues aseguraba la resurrección, la vida eterna.  

    • oscar varela

      “Explicación de la primera lista de discípulos, la del Evangelio de Marcos”. Los discípulos de Jesús
      https://www.tendencias21.es/crist/Explicacion-de-la-primera-lista-de-discipulos-la-del-Evangelio-de-Marcos-Los-discipulos-de-Jesus-VI-892_a2362.html
      Escribe Antonio Piñero

      Seguimos con nuestro tema, la historicidad del conjunto denominado “Discípulos de Jesús” y nos preguntamos qué sabemos –como históricamente probable– de cada uno de esos discípulos. Ahora vamos a considerar cada una de las listas que proporcionan los diversos evangelistas y haremos un breve comentario al texto. Tenemos que tener en la mente, y si es posible ante los ojos, la sinopsis de los nombres de los discípulos que ofrecimos en la postal del día anterior de modo que de una ojeada podemos comparar la lista de un evangelista con la de los otros.

      La primera lista cronológicamente hablando es la del Evangelio de Marcos 3,13-19. El texto es el siguiente:

      “Subió a la montaña, llamó junto a sí a quienes quiso y vinieron a él. 14 Y constituyó a doce a los que denominó apóstoles para que estuvieran con él, para enviarlos a predicar 15 con autoridad para expulsar a los demonios; 16 y constituyó a los Doce: a Simón le dio el sobrenombre de Pedro, 17 a Jacobo el de Zebedeo y a Juan, el hermano de Jacobo, los apodó también Boanergés, que significa «tronantes; 18 a Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Jacobo el de Alfeo, y Tadeo, Simón el cananeo 19 y a Judas Iscariote, el mismo que lo entregó.

      Debo insistir en que muy probablemente la intención de Marcos es la de fundamentar sólidamente la institución como acto realizado por el Maestro mismo, Jesús. Pero luego se ve a lo largo del Evangelio que no hay tradición sólida sobre estos discípulos, salvo Pedro y alguno más. Apenas sabemos algo… y de algunos, nada.

      Subió a la montaña”: obsérvese que el marco o encuadre del pasaje es impreciso; la tradición no sabe nada exacto del momento de la “elección”. Este encuadre procede, pues, probablemente de la mano de Marcos mismo que recogió una mera lista. Él proporciona el encuadre a su buen leal saber y entender.

      Escoge la “montaña” como escenario probablemente porque en la tradición judía tanto la “montaña” (desde la teofanía del Sinaí), como el “desierto” (ejemplo claro Juan Bautista, y los esenios que se retiraban al desierto) son los lugares preferidos para el encuentro con Dios. Tengamos en cuenta que el “desierto” no podemos imaginarlo como el Sáhara, un conjunto de arena seca, sino como un lugar deshabitado, aunque tenga pasto para los animales más o menos salvajes. El entorno de las multitudes no sirve como lugar de encuentro con la divinidad, sino como espacio donde el profeta o el maestro explica al pueblo la palabra de Yahvé.

      Llamó junto a sí”: Jesús actúa al revés que los rabinos o maestros de la Ley usuales en el Israel de la época: solían ser los discípulos los que se acercaban al maestro y pedían permiso para “escucharlo” (recibir doctrina). Jesús, por el contrario “llama”. Con ello indica el evangelista que Dios –a través del Mesías– es el que elige para la misión.

      A quien quiso”: las frases de este encuadre siguen siendo redaccionales, es decir, propias de Marcos. No pertenecen a la tradición más antigua de Jesús, sino a la interpretación de la tercera generación cristiana sobre él. “A quien quiso” indica obviamente la omnímoda libertad de Yahvé, cuyo representante es Jesús.

      Y constituyó a los Doce”: esta la frase a la que me refería antes cuando afirmaba que la tradición sostiene que el grupo de discípulo no es una formación espontánea, sino surgida de ellos mismo, sino voluntad positiva del Mesías, y que los constituye como grupo. Es curioso que el vocablo griego que he traducido como “constituyó” es epóiesen, es decir, literalmente “hizo”. No es extraño que algunos comentaristas vean aquí una alusión a la creación divina del universo en el libro del Génesis donde también se dice “hizo”. Entonces el evangelista estaría indicando que se trata de algo muy importante. Pero de momento nada dice Marcos de la intención de la formación de este grupo. Lo dirá enseguida con su fundamento incluido

      Los Doce”: el número es significativo ya que las tribus de Israel son doce. Sabemos que el grupo directivo del asentamiento esenio de Qumrán estaba formado por doce más tres sacerdotes (1QS 8,1). De ahí inferimos que el número doce debía de ser importante. Si tomamos un texto de Mateo (19,27-28) caemos en la cuenta de que se trata del número de las antiguas tribus de Israel que volverán a ser las mismas en el Israel restaurado por Dios al final de los tiempos, los mesiánicos. En tiempos de Jesús solo había dos tribus; las otras se habían “perdido”, como diré luego. Dice así Mateo:
      “Entonces Pedro, tomando la palabra, dijo a Jesús: «Ya lo ves, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido; ¿qué recibiremos, pues?». Jesús les dijo: «Yo os aseguro que vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando el Hijo del hombre se siente en su trono de gloria, os sentaréis también vosotros en doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel”.

      Explico brevemente este pasaje y lo que de él se deduce, la teología de la “restauración de Israel” que es propia del Jesús histórico y de Pablo de Tarso. A partir de las lecturas de los profetas, los judíos habían ido formándose la noción de que Dios habría de congregar en la tierra prometida a todas las tribus israelitas, incluidas las perdidas después de la conquista de Samaria –Reino del norte– por las tropas de Salmanasar en el 721 a.C. (nueve tribus y media fueron deportadas por los asirios y su pista se perdió). Pero al final de su tiempo, Dios las hará reaparecer y hará también que sean felices tras su retorno a Israel. Cuando Dios quiera, se establecerá su reino de Dios sobre la tierra.

      En ese momento del final de los tiempos, Israel reinará sobre todos los pueblos gracias al apoyo del brazo de Yahvé (es decir, los ángeles lucharán con las tropas de Israel y dominarán a todas las naciones del mundo. A los gentiles –los paganos– no les quedará más opción que convertirse a Yahvé o ser aniquilados; en todo caso, podrán mantenerse apartados, a distancia de los elegidos, mostrando hacia Israel deferencia y máximo respeto; tenemos imaginarnos que la tierra es muy pequeña y plana). En ese reino divino, Jesús tendrá un puesto preferente como virrey de Yahvé, y sus discípulos ocuparán los tronos de juez de cada tribu.

      Apóstoles”: o “enviados”. En el mundo de Israel y en general en el Oriente Próximo el enviado de una persona importante es como si fuera la persona del enviante. Todo halago, deferencia, honra hecha al enviado es como si se hiciera al enviador. Esta idea tenía su sentido, porque era una manera de dar importancia a los subordinados. Y naturalmente, a la inversa…, toda injuria… etc.

      Así, por ejemplo, un sátrapa, en el imperio persa representaba la dignidad del rey. En el mundo judío concreto, los enviados del sumo sacerdote a las distintas comunidades del país y de la Diáspora tenían el valor de este sumo sacerdote. Por ejemplo, para anunciar el inicio de cada mes (que era lunar; si había nubes o llovía, mucha gente no sabía cuándo empezaba el mes; lo cual tenía su importancia para la observancia de las fiestas). Igualmente los enviados hacían de heraldos para anunciar los decretos del Gran Sanedrín de Jerusalén que afectaban a todas las poblaciones judías. Desde esta perspectiva, y teniendo en cuenta la misión de los discípulos (Mc 6,6-13; Lc 9,1-6; Mt 9,35; 10,1-7.11-14 + Lc 10,1-12), se comprende la trascendencia que para el pequeño grupo de Jesús significaba la institución de los “enviados”, en griego “apóstoles”.

      Estar con él”: esta breve expresión tiene una enorme importancia teológica en el Evangelio de Marcos, el cual pinta continuamente a los discípulos “estando con” Jesús, o éste con ellos (1, 29; 2, 19; 3, 7; 4, 36; 5, 37.40; 6, 50; 8, 10; 9, 8; 11, 11; 14, 7.14.17.18.20.33.67). Hay que comprender en un sentido que dije antes para el conjunto del pasaje: era necesario para el evangelista dar cuerpo a las tradiciones sobre Jesús afirmando continuamente que procedían de testigos oculares. Jesús, además, es dibujado como una personalidad con magnetismo personal enorme, y los discípulos –que la mayoría de las veces no entendían nada, según dicen, aunque inverosímilmente, los evangelios mismos (por ejemplo, Lc 18,34 y Jn 10,6)– iban aprendiendo de Jesús y aunque no comprendieran, serán los que habrían de transmitir… porque ¡tras su resurrección, sí comprendieron!

      Autoridad para expulsar los demonios”: es muy difícil de entender hoy que alguien pueda transmitir realmente esa autoridad. Sin embargo, así es incluso en la iglesia actual, que delega la potestad de gobernar sobre las “puertas del infierno” (Mt 1,16) en algunos sacerdotes que tienen poderes para expulsar a los demonios (hay muchos exorcistas oficiales en la iglesia católica). Por tanto, esta entrega de poderes por parte de Jesús es perfectamente plausible y posible y encuadrable en una sociedad en la que se creía que la enfermedad estaba causada casi siempre por poderes demoníacos. En Mateo se halla la siguiente expansión de la rase de Marcos que comentamos: “Les otorgó poder para expulsar a los espíritus impuros y para curar las enfermedades y las dolencias” (Mt 10,1).

      Así pues, –como sostiene Joel Marcus en su estupendo Comentario (Sígueme) al pasaje, “los Doce no sólo son llamados para realizar actos de predicación y exorcismos, sino que tales actos brotan de un cometido previo: Jesús los llama para «estar con él». Esta tensión entre “estar con Jesús” y ser enviado se resuelve del modo más simple interpretando 3,14 y 3,15 en sentido sucesivo: «ahora» los discípulos están con Jesús; pero «más tarde» serán enviados para predicar y realizar exorcismos”.

      Seguiremos – Saludos cordiales de Antonio Piñero – http://www.ciudadanojesus.com – Sábado, 12 de Agosto 2017

      • oscar varela

        Aproximación al Jesús histórico” – Antonio Piñero
        file:///F:/Users/User/Downloads/oca,+0213-2052-2019-0037-0000-0357-0360%20(1).pdf

        “La otra cara del debate sobre la historicidad de Jesús es también recogida por el profesor Piñero;
        – tal postura, él incluido, defiende que vivió un rabino judío, al que se le denominó de forma extendida Jesús.

        – Tal vez, y como pone de manifiesto Piñero, el problema ha estado y está en confundir la no existencia de Jesús de Nazaret con la inexistencia de Jesucristo (p. 23 ss).

        – Ante esta confusión el autor es claro:
        – históricamente hay fuentes no cristianas que prueban la existencia de un personaje llamado Jesús que tuvo unos adeptos y que fue condenado a morir en la cruz por Roma.

        – Sin embargo, es rotundo en afirmar que la existencia histórica de Jesús no conlleva la existencia de la figura de Jesucristo, esta está construida sobre bases confesionales y no históricas.”

  • carmen

    Seguimos con nuestro canto. Román. Cada uno con el nuestro.

    Volver al kerigma, volver al Evangelio, la iglesia es un desastre, hace falta savia nueva, tenemos que transformar Atrio…en fin. Ya sabes.

    Una cosa te quiero comentar. Estos textos del señor Santos no son de teología. Son exegéticos.

    Por ahí vino todo. Porque se cuestionó el tipo de texto que es. No vino por otra cosa. Lo que sucede es que cada uno vuelve a su canto. Cada grillo con el suyo.

    Y no pensaba volver a entrar. Sé que es lo mejor. Pero me gusta lo que escribe Salvador. Sé en qué consiste su trabajo y no iba a quedarme calladica. Los, perdón, las fans somos así.

    Ha habido demasiados silencios. Y, te recuerdo que el silencio no es más que silencio. Posiblemente por cansancio.

    Qué Atrio siga su camino.

  • Román Díaz Ayala

    Desde hace algunos meses en la sección de comentarios han aparecidos personas nuevas en este foro que han sido un revulsivo para el discurso dominante de Atrio y el grupo acostumbrado de comentaristas. Nos han aflojado el corset que ya sea de forma involuntaria o por rutina nos habíamos autoimpuesto. Me refiero al agotamiento de las ideas y a dar por sabidas cosas que escondían para nosotros mucho  de su sentido o que han estado siendo materia de un debate intenso pero que escapaba nuestra manera de enjuiciamiento.

    No cabe duda que sin las últimas intervenciones de Cristina todo el trabajo en un manojo ingente de Salvador Santo habría terminado en nuestra hemeroteca como un trabajo taller más de los varios que se han construido en nuestro foro.

    ¿Estudio crítico o teología? ¿Es Salvador Santos un teólogo, de los de nuevo cuño, que utiliza las herramientas del trabajo científico para ofrecernos una nueva visión del Jesús de la historia? Si esto segundo fuese así, entonces entonces entraríamos en una cuestión propia de las corrientes teológicas nacidas en el pasado siglo XX que han buscado compaginar el mensaje del Cristianismo con las realidades sociales tan convulsas que hemos recibido desde hace años  que fueron particularmente las protagonistas de las posguerra en un mundo bipolar.

    Estoy muy de acuerdo con Antonio Duato en que debemos centrarnos en el kerygma, pues hay está la clave y la respuesta a muchas de las interrogantes e incluso una enmienda a la teoría ahora tan generalizada de que el judío Saulo de Tarso fue el creador el Cristianismo salido de la generación apostólica.

  • carmen

    Pues allá voy.

    Uno de los problemas de esta generación de no tan jóvenes, que conozco a un montonazo, es responsabilidad de mi generación. Han tenido todo demasiado fácil. Acceso a la educación sin problema, entre otras cosas porque ha sido obligatoria, los padres teníamos muy claro que debían de formarse académicamente para que se pudieran defender en la vida de adultos. Digo formarse, no colecciónar títulos. No es lo mismo. Por leer mil libros no dan título, ni por escuchar música, ni por ver buen cine…no. Eso no da títulos, pero aprendes un montón.

    Pero el asunto ha devenido en: tengo cinco títulos académicos, y tú? Tengo 30, 40 años, estoy en plenitud. Y tú?

    Dejadnos paso, pues. Somos los mejor preparados. Están convencidos de ello. Absolutamente.Una pena. Tanto esfuerzo de mi generación. Tanta dedicación. Las chicas que ahora ven a sus madres como de otra época, no son conscientes de que ellas están donde están ahora gracias a la lucha callada de sus madres, de sus abuelas.

    Ni idea de la vida real.En fin.Esto es lo que hay. El estudio del señor Santos queda reducido al seguimiento de mujeres mayores, ociosas, a las que nos gustan los mundos de yupi. Qué nuestro pensamiento está desfasado. Buscamos a alguien al que podamos hacer nuestro líder espiritual, porque no sabemos pensar por nosotras mismas.

    Pero ustedes saben que no es cierto.Suficiente.

  • carmen

    Ostrassss.Salvador.

    Seguidoras. señoras mayores, ociosas, jubiladas, tenemos tiempo para leer los desvaríos delirantes de otro jubilado.
    Ay, dios . 

    • M. Luisa

      …Y, según el equipo Atrio, Carmen, esto no es despectivo.  A mí, años atrás, por mucho menos se me dio con la puerta en las narices. Por lo demás, déjame  decirle desde aquí a  Cristina que lo complejo es muy difícil de expresar y exponer  pero a pesar de ello  nos hemos de arriesgar si no queremos entrar en el bucle de las repeticiones. A mí, como a muchos de vosotros también me cuesta entender ciertas cosas. No entiendo,   en lo tocante a lo social  que no se puedan sustituir  ciertos términos por otros. El  término  espiritual por el de real, por ejemplo.    Ambos vocablos apuntan a un mismo poder, energía, dinamismo, etc,.  No obstante, el segundo es mucho más abarcador pues  quienes lo utilizan y quienes lo saben  interpretar evitan posibles discriminaciones a la hora de hablar sobre cuestiones de fe.   Por cierto, el pasado cinco de enero falleció uno de mis  pensadores favoritos, no sé si lo conocerás, se trata de Nicholas Recher, investigador incansable de la “complejidad de lo real”. Con todo, no quisiera haber  fatigado tus neuronas.

      • M. Luisa

        Se me olvidaba decir que por mi parte doy por terminada,  esta discusión.   A partir de ahora dedicaré mi tiempo a centrarme en la lectura y reflexión del artículo.

    • Cristina

      Brevemente, no sé dónde he mencionado, lo de mayores, ociosas, jubiladas …, delirios de un jubilado. No se el motivo de sentirse aludidas. Sí conteste al comentario irónico de M. Luisa, reconozco que con vehemencia, lo siento, si te molestó. y sí que conozco, por referencias, a Nicholas Recher, a través de una conferencia de uno de sus más aventajado alumnos Ernest Sosa, de muy jovencita cuando tenía interés por la filosofía de la mente.

      Carmen tengo 38 años, no es el lugar ni el momento de contar mi historia, pero sí yo a nivel económico lo he tenido más fácil y sí tengo varios títulos académicos,  pero fruto de mi esfuerzo. A mi padre le debo su aportación económica a mi educación, no tuve mucha relación con él, y a mi madre no le pude dar demasiados sacrificios y desvelos  porque falleció cuando yo era muy pequeña. Viví interna un colegio desde los 8 a los 17 años. “Respeto a las personas mayores”, y soy mujer y madre de dos niños sin padre, y espero dedicarles todo mi tiempo y esfuerzo sin pedirles ni recriminarles nada de lo que haga por ellos.

  • oscar varela

    ¡Buen día!

    • oscar varela

      El estilo es el hombre”.
      ¿Cuál sería “el estilo” de Salvador Santos Pacheco”.
      Me limito a estos Escritos suyos (2010-2024)
      en que hube intervenido: “destilando” o “sub-titulando”
      –          desde su “Un paso un mundo”
      –          hasta sus “Artículos”, como el presente.

      No sé bien en qué fecha (aprox. hará un año) caí en la cuenta de que la “forma de escribir” de Salvador tenía no solo un “estilo” novedoso, sino “actual”: quiero decir que coincidía con nuestro tiempo de “al pan, pan; y al vino, vino” o al “no andar dándole vueltas a la cosa”, que “marea la perdiz”.

      Ensayé entonces cambiar mi “estilo” de “sub-titular” los Artículos, que me enviaba previamente para ese menester: en vez de poner, yo, la frase ‘sub-titular’, dejar correr lo escrito por el Autor mismo, resaltándolo mediante una “enumeración” secuencial.

      Me fui dando cuenta que a Salvador le gustó el cambio -aunque tal vez no lo haya percibido como tal-, cuando me dijo que la tal ‘secuencia enumerativa” facilitaba al Lector su lectura, ofreciéndole una ‘secuencia conceptual”.

      Aprovecho a dirigirme ahora a los compañerxs Lectorxs para no solo haberles contado cierto ‘cocinado’, sino más aun para invitarlos a colaborar en “meter las manos en la olla” para mejorar posteriores ‘cambios’ , pues todo es mejorable mientras alentamos.
      …………………………

      Esta es la “secuencia enumerativa-conceptual” del presente Artículo. Gracias!

      La Buena Noticia (17/21)
       
      EL EVANGELIO. SU REALIDAD SOCIAL
       
             
      1. Jesús de Nazaret rompió los límites de la prudencia
       
      2. Al parecer, Jesús dejó atrás esas creencias
       
      3. Ese Proyecto no se desarrolla poniendo parches a los sistemas tradicionales
       
      4. Pero la propuesta del Galileo sentó bastante mal en los círculos institucionales
       
      5. El esfuerzo de Jesús en su trabajo de concienciación y liberación traspasó fronteras y atrajo a multitudes procedentes de otros pueblos
       
      6. Y se decidió a dar el paso decisivo, ante la incesante presión de las masas
       
      7. El texto comienza dando el completo protagonismo a Jesús
              7.1. El primer movimiento le corresponde por entero: Subió…” (ἀναβαίνει)
              7.2. Pero… ¿a cuál monte?
              7.3. Es lo primero que hace: …convocó a los que él quería…” (προσκαλεῖται οὕς ἤθελεν αὐτός)
              7.4.…y se acercaron a él (καὶ ἀπῆλθον πρὸς αὐτόν)
       
      8. Una vez todos sus amigos en torno a él, ¡y no antes!,
       
      9. Jesús ha constituido un pueblo tras invitar a sus amigos a comprometerse con él en su Proyecto
       
      10. El Galileo planteará a continuación la doble finalidad de la nueva realidad social:
              10.1. La primera
              10.2. La segunda finalidad de la constitución de ese pueblo (los Doce)
       
      11. Cabría preguntarse: Predicar…, ¿QUÉ?
       
      12. La realidad social del Evangelio deja sin argumentos a las ideologías violentas e inclementes
       
      13. Marcos insiste en mencionar a los Doce
              13.1. El primero en ser nombrado, Simón, se caracterizó por su obstinación
              13.2. Los mencionados a continuación, los dos hijos de Zebedeo,
              13.3. El resto de los nombres corresponde a sujetos de condición ordinaria:
       
      14. Entre los nombres expuestos no aparece el de ninguna mujer
      ………………………

  • M. Luisa

    …Y me voooy y me voooy y me voooy …y aún no te has idooo! No cantaba así un estribillo de una canción  antigua   muy cupletista?  No hay ningún problema que sigas aquí, Cristina, recuerdo que se te dio la bienvenida, pero si te quedas  hazlo  por  favor no despectivamente  sino aportando cualidad y haciendo subir más alto el listón! 

    • Cristina

      M.Luisa el couplé es de tu época , supongo, no sabía que tú eras la encargada de dar la bienvenida a este blog, no hago comentarios despectivos, si te lo parecen será un problema que tienes de interpretación. Y sobre la cualidad deberías de plantearle sobre tus  elucubraciones filosóficas, bastante desfasadas, reiterativas y aburridas.

    • Antonio Duato

      Creo que Cristina está tomando muy en serio sus comentarios. No usa tono despectivo pero sitúa bien el problema de si para establecer la importancia de la liberación social en el núcleo del Proyecto de Jasús y de su Mansaje que nos ha llegado como Kerigma no es neesario devaluar todo lo que tenga que ver con una fe religiosa en Abba Dios que sigue actuando a través de la acción de su Espíritu en el interior de personas cristianas modernas y antirrebaño (Légaut) o acercándose en la búsqueda interior a la fe con Jesús y en Jesús (Alexander Grothendieck).

  • Cristina

    Puff Salvador, este último artículo es muy heavy, quería dejarlo pero es que …, son tan fantasiosas sus interpretaciones que rozan el ridículo, aunque le gusten a sus seguidoras. Le voy a cuestionar razonadamente su artículo.

    • Cristina

      Con tiempo, pues yo no estoy jubilada ni tengo tiempo de ociosidad para dedicarme a estos asuntos, trabajo, tengo que atender a dos niños y a mi vida privada. Pero le daré suficiente atención, también a Oscar, que tiene razón en pedirme explicaciones.

  • M. Luisa

     Permíteme, Salvador,  que incluya aquí una respuesta que tenía preparada  en  referencia   a  una tuya de ayer, la cual la considero  muy valiosa y crucial. ——   Gracias, Salvador, precisamente para no caer en esta arrogancia discriminatoria en la que, como dices, podría pensarse que la finalidad del Proyecto estaba dada  ya de entrada y que esta finalidad  además estaba dada con fines religiosos  sin alternativa otra ninguna.   Ciertamente, esta fue su deriva, la religiosa, pero esto es justo, creo, lo que aquí se combate.Sin embargo, para la efectividad que ello requiere,  pienso que es del todo insuficiente  al hablar de la libertad  concebirla  dentro de las coordenadas espacio temporal como me diste a entender en tu última respuesta de ayer. Opté por no continuar, pues con razón, pensé, estarías muy cansado. En mi opinión , sin embargo,  más que estar en unas coordenadas dónde estamos, es en   esta  tríada de la realidad en la cual hay que contar  también con la materia. Esta visión  que expones  basada en la coordinación espacio temporal está todavía comprometida  con la naturaleza del espacio euclidiano y con el tiempo newtoniano  y por tanto esta mera linealidad  limita el  plenario  sentir de la libertad. Contrariamente,  suelta en la tríada: materia – espacio – tiempo  es donde da de sí la libertad, es decir, entre campos físicos de realidad.  Dicho esto Salvador, que me parecía importante, me dispongo ahora  a leer este nuevo artículo que promete.   Gracias Salvador y siguiendo una expresión tuya que me encanta ¡Te mando un fuerte abrazo!

  • carmen

    Es que me encanta el mundo de Fantasía en el que me sumerjo cuando leo lo que escribes. Me gustan mucho los unicornios de colores. No lo puedo evitar. Soy una mujer mayor y … Porque no puede ser otra cosa que una fantasía, porque todo lo que nos han dicho todo el tiempo nada tiene que ver con esto. Porque entonces el cristianismo estaría basado otras cosas, desde luego en la idea de libertad, .de que todos somos iguales, de que Dios no pide sumisión…pues no está .

    Y la iglesia no puede estar equivocada. El papa es el sucesor de Simón en la Tierra, y lo que ata él en la tierra, quedará atado en el cielo. Eso lo sabe todo el mundo.De todas formas, puestos a elegir…me quedo con esto.

    Buen día. 

Deja un comentario