Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

octubre 2023
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
7295 Artículos. - 111298 Comentarios.

DADA CUENTA del domingo 01/10/2023

ÚNICO. –

12.494.576 de españoles representados en el Congreso de los Diputados han dicho no a la investidura del señor Feijóo que ha obtenido el sí de los representantes parlamentarios de 11.286.368 de conciudadanos. 1.208.188 votos menos. Hechos que me sugieren algunas reflexiones:

Primera. – En contra de lo que la propaganda del equipo del presidente en funciones señor Sánchez proclama, venga o no a cuento, ha de reconocerse el fracaso de la llamada vía de desjudicialización del conflicto entre el Estado español y la parte de ciudadanos catalanes que desean y tratan de lograr la independencia de Cataluña.

Esa vía ha consistido en la concesión dentro del derecho de gracia de indultos parciales, en la desaparición del delito de sedición de los artículos del Código Penal y últimamente por una espectral amnistía para los inculpados independentistas por los hechos ocurridos el 1-O de 2017. Si esta vía hubiese pacificado la cuestión independentista no estaríamos hoy con esta noticia: los grupos independentistas del parlament, esta misma mañana, han aprobado lo siguiente: “El Parlament de Catalunya manifiesta que la resolución del conflicto político entre Catalunya y el Estado español pasa por la vía política y democrática, y se reafirma en la defensa del ejercicio del derecho a la autodeterminación, es decir, que Catalunya pueda decidir su futuro colectivo a través de un referéndum. De esta manera, el mandato que salió del referéndum del Primero de Octubre del 2017 podrá ser sustituido por un nuevo referéndum acordado con el Estado. Y en esta línea, se insta al Govern de la Generalitat a hacer todas las acciones oportunas para hacerlo realidad. Asimismo, el Parlament se pronuncia a favor de que las fuerzas políticas catalanas con representación en las Cortes españolas no apoyen una investidura de un futuro Gobierno español que no se comprometa a trabajar para hacer efectivas las condiciones para la celebración del referéndum”. Salvador Illa, primer secretario del PSC ha dejado clara la postura de su partido: ”Seamos claros. No daremos ningún paso en ese camino. Es un error. Si es necesario volver a ir a elecciones, volveremos”. “Nunca ha habido esa posibilidad encima de la mesa. No daremos ni un solo paso en el camino de la ruptura y la división de la sociedad catalana”. Constatado pues el fracaso de esa vía.

Segunda. – El candidato del PP ofreció a Coalición Canaria, si le votaban y era elegido por las Cámaras, que el gobierno canario tendría un puesto en las reuniones entre España y Marruecos en materias como aguas territoriales y sus líneas de delimitación en las cartas marítimas, la emigración y sus derivas, la cooperación comercial y económica. El señor Feijóo no tuvo empacho en que ese partido y su gobierno autonómico participen en el diseño y concreción de la política exterior de España en relación con Marruecos. Punto siete del pacto firmado por la señora Gamarra y el secretario de organización del partido canario. Incluye el poder del gobierno de Canarias para nombrar a los directores de TVE y Radio Nacional de España en el archipiélago. O sea, federalismo inicial. Puro y duro.

Tercera. – El presidente canario no descarta, y es público, un acuerdo con el PSOE si fracasa la investidura del líder del PP, con tal de que se firme el acuerdo de llevar a efecto la Agenda Canaria. El cambio de postura de España respecto a Marruecos que tanto irritó a la derecha y a la derecha extrema y extremada y a sus voceros, resulta digerido por el gallego al frente del PP acompañado de VOX. Por tanto, el señor Sánchez ha visto avalado su posible deambular por el camino federal con Canarias gracias a la votación de investidura que exigió la firma del acuerdo al que he hecho referencia, y que, insisto, es público.

Cuarta. – El señor Puigdemont recibirá en breve la resolución del Tribunal de Justicia de la UE sobre la legalidad del levantamiento de su inmunidad como diputado por parte del Parlamento Europeo, lo que de no serle favorable activaría de inmediato su posible extradición. Asunto importante que ha de ser contemplado en los acuerdos en caso de firmarse entre Junts y PSOE para encarar la posible investidura del señor Sánchez. El denostado juez Llarena activó hace unos días la orden pertinente por si acaso. Lo que complica el acuerdo.

Quinta. – Anteayer se hizo público que el Tribunal Supremo ha confirmado la negativa del Gobierno a autorizar la consulta popular solicitada por el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción para convertirse en ciudad autónoma al considerar que “excede absolutamente de los intereses meramente locales” por afectar a la organización territorial del Estado. La Sala de lo Contencioso-Administrativo, en una sentencia ponencia de su presidente, el magistrado Pablo Lucas, ratifica el acuerdo adoptado el 25 de octubre de 2022 por el Consejo de ministros que denegó el referéndum solicitado, aprobada el 10 de marzo de ese año por el consistorio local sin votos en contra y con dos abstenciones.  Atentos pues a la posición del Tribunal Supremo: la denegación se basa en que su resultado afecta a la organización territorial del Estado. Lo mismo que el referendo exigido por ERC y Junts en su proposición parlamentaria para apoyar la investidura del señor Sánchez. No mareemos la perdiz. Ese camino es intransitable jurídicamente. Sólo el celebrado bobo de Coria puede seguir engañando y engañándose con este argumentario falaz.

Sexta. – Considero que el factor más visible de la crisis política que padece España es la carencia de lideres que posean la comprensión (intelectual y afectiva) de cómo se relacionan entre si los distintos aspectos del poder nacional (no solo los tres poderes montesquianos, sino los económicos y financieros, las clases populares, los empresarios y trabajadores, los territorios, los miserables reales de Victor Hugo y los morales que se esconden, los altos cuerpos de funcionarios – jueces y fiscales, economistas del estado, inspectores de Hacienda, generales y almirantes et alia – y los obispos católicos que tras bendecir la cruzada y no pedir perdón por ello siguen pontificando ahora con las amnistías en lugar de hablar de las indulgencias plenarias a los pederastas de entre ellos (la hipocresía de los funcionarios eclesiásticos puede leerse detenidamente en Report on the Holy See’s institucional knowledge and decision-making related to former cardinal Theodore Edgar McCarrick, 1930 to 2017, preparada por la secretaria de Estado de la Santa Sede y publicada el 10 de noviembre de 2020, compuesto de 449 páginas). Dirigentes que posean el conocimiento de los inapreciables cambios que se producen en el equilibrio del país y que dispongan de la agilidad mental y política para contrapesarlos. También para la osadía táctica que exige imaginación y paciencia. Y en cuanto hablamos de las crisis territoriales que hacen crujir las coyundas del propio Estado, que puede recibir como esta mañana en el Congreso de los Diputados advertencias siniestras y amenazantes de uno de los electos sentados en el hemiciclo, posean la agilidad mental, intelectual y afectiva que les permita vincular tales perturbaciones y sus posibles soluciones con una estrategia global que, a estas alturas, brilla por su ausencia tanto en los planteamientos de la derecha investible, como los de la socialdemocracia por mucho que se nos quiera convencer a través del marketing de lo contrario. Nuestra estulticia colectiva no llega a tanto, aunque lo deseen muchos y lo aparenten algunos más.

Séptima. “En cualquier caso, y no nos confundamos, la postura española no difiere de la que inicialmente tendría cualquier otro estado ante una situación como la que se viene viviendo en Catalunya desde hace ya demasiado tiempo —basta acudir a los libros de historia—. No conozco estado que graciosa y generosamente esté dispuesto a ceder un territorio que considera propio ni, mucho menos, dar margen a reconocer ningún tipo de soberanía a nadie más que al propio estado.”

La posición jurídica, sociológica, histórica que contiene el párrafo anterior la firmaba en enero de 2023 uno de los letrados más inteligentes, trabajadores y decidos – amén de generoso con los humildes y desamparados– que tiene carné del Colegio General de la Abogacía Española, Gonzalo Boye, nada sospechoso de no apoyar a los dirigentes de partidos independentistas en sus batallas judiciales.

“Ningún estado de la Unión Europea, tampoco sus instituciones, quieren oír hablar, ni están dispuestas a trabajar, sobre la base del derecho de autodeterminación, porque eso es tanto como admitir una realidad que entienden superada desde hace décadas y que, en su visión, solo afectaba a territorios más allá del continente europeo”. Afirmación del letrado Boye en línea con su razonamiento para ofrecer una vía jurídica a la solución del llamado, porque lo es, conflicto territorial catalán.

¿Cuál es la vía que sugería mi colega en un largo trabajo de enero de este mismo año? . “Por el contrario, si lo que realmente se pretende es alcanzar una solución aceptable para ambos pueblos —y que resulte asumible por parte de la Unión Europea— en lugar de limitarse a grandilocuentes declaraciones vacías de cualquier sentido y resultado, lo que ha de implementarse, teniendo claras muchas de las claves que rodearán a un proceso de estas características, es una respuesta europea y que se sustente, netamente, en instrumentos europeos, que use un lenguaje europeo y pase por más y mejor Europa. Solo desde dentro de Europa, y combinándolo con su fortalecimiento, podrá existir una vía posible de superar la actual situación”.

 

CODA.-

Sir Michael Gambon, el actor encarnó al profesor Albus Dumbledore en la saga Harry Potter, ha muerto a los 82 años tras una neumonía en Essex.  Interpretó el papel desde la tercera película hasta la última entrega, ya que el actor que había hecho de Dumbledore en las dos primeras murió. Le transmitió a Harry, su alumno, varias recomendaciones, de la que he escogido tres: “La felicidad puede encontrarse incluso en los momentos más oscuros, si somos capaces de utilizar bien la luz”.  “Es importante luchar y luchar de nuevo, y seguir luchando, porque solo así se puede mantener a raya el dolor, aunque nunca llegue a erradicarse del todo”. “¿Piensas que los muertos a los cuales hemos querido nos abandonan del todo? ¿No crees que los recordamos especialmente en los momentos de mayor conflicto?”. He visto con mis hijos de niños toda la serie. Y ahora con mis nietos. Me siento agradecido a este director de escuela. Memento. Hoy es la fiesta del Arcángel san Miguel, su día, pues era católico.

 

10 comentarios

  • Román Díaz Ayala

    Agradecido a Alberto que haya dado un giro a su colaboración  semanal  hacia la situación  española del  momento. ¿Puedes permanecer aquí al menos  mientras dure “el momento”?

  • Antonio Duato

    En esta hora, cerca de las diez del martes 3 de cotubre, se estará dirigiendo a la Zarzuela Pedro Sánchez, el presunto gobernante psicópata del poder y del Fantom, inventor del sanchismo que quiere, con evidente felonía, destruir España.

    Hay que ver la cantidad de barro (o mierda) que e ha echado sobre él y sobre todos sus colaboradores (empezando por las vices Yolanda y Nadia, cosa que me ha indignado especialmente). Y sin embargo, yo voy a vivir esta nueva etapa de negociaciones y diálogos (encuentros abiertos y realistas de personas) y posible investidura (o elecciones en Enero) con bastante fe y esperanza.

    Y hoy me ha reforzado esta fe (laica o religiosa, pero no solo pensamiento o ideología) una intervención de García Montero en la SER. Recomiendo escucharla. Pero en todo caso, deciros que acaba con estos últimos versos de un poema de Rafael Alberti: “Niebla, mi camarada, aunque tú no lo sabes, nos queda todavía, en medio de esta heroica pena bombardeada, la fe, que es alegría, alegría, alegría”

    • José María Valderas

      En un artículo memorable Luis María Ansón comentaba que a la legislación de las cortes franquistas sobre las escuelas de periodismo, al hablar del director de la misma, sólo le faltaba señalar que hubiera nacido en Arévalo, patria chica de Emilio Romero, el director de Pueblo, pues a él definían las condiciones requeridas. Usted, señor Duato, no me menciona, pero es obvio que soy la diana de su aportación, si nos ceñimos a las palabras alusivas. Incluso el ejemplo de García Montero, al que yo aludía. Para usted García Montero es una persona respetable. No dudo de la capacidad del granadino en asuntos literarios, manifestada en sus escritos profesionales. Pero uno, que tiene sus propias vivencias, no lo tiene por ejemplo de honradez política. Es un militante del sanchismo a marchamartillo. No para de hostigar a los que considera la derecha. De hostigar al adversario y de beneficiarse del sanchismo al que sirve. Supongo que sabe que su segunda pareja fue Almudena Grandes. Por ser su compañera, Sánchez puso a la estación de Atocha, Estación Almudena Grandes. Una cacicada. No parece que los textos de historia contemporánea de la literatura acojan a ésta con especial alborozo. No entro en la veracidad o mendacidad de sus novelas históricas, como la dedicada a “Cencerro”, jefe de los maquis de Sierra Sur que se suicidó a treinta metros de mi casa, cuando yo tenía dos años. La visión del pueblo o de parte del pueblo fue muy otra.

      Pero, sí. Sigo manteniendo que Sánchez es un felón. Es un sujeto que ha atado de pies y manos a la Alta Inspección del Estado para que no vigile el estado de la educación en las escuelas de la Generalidad y haga caso omiso de los derechos de los niños y de los padres. Todo por el poder. Por el poder está quitando los símbolos nacionales de los centros públicos. Por afán de poder puso a la Guardia Civil a rastrear las redes sociales para “limpiar” (borrar) las quejas por desestimiento durante la pandemia. Por afán de poder entregó el Sáhara (no sabemos qué había en el móvil que le hackeó el sátrapa), por afán de poder vendió a la víctimas del terrorismo, entregando a los etarras al País Vasco y paralizando la búsqueda de los actores de más de trescientos asesinatos. Son felonías deleznables. Pero hay más. Sus mentiras constantes. O cambios de parecer. En venticuatro horas, las que media entre un cierre de urnas y el recuento. Casi como en Zorrilla. Y luego las humillaciones sin par. A usted no le humilla, pero a mí y a cuantos lo han denunciado, de derecha e izquierda, les pareció de una falta de patriotismo atroz el envío de la señora Díaz a echar unas risas con Puigdemont.
      No, señor Duato. Ese sujeto no respeta a los ciudadanos, que eso es España. Ese sujeto y los que le sustentan, por el medio que sea, destrozan la vida de los ciudadanos. Me alegro de que no sea la suya.

  • Javiierpelaez

    Gracias Alberto 

  • José María Valderas

    Me gusta leer sus artículos, don Alberto, porque nunca, o casi nunca, se apea de la perspectiva moral, en particular, de la justicia. Y abogado en ejercicio, abogado de pobres para ser exactos, sabe la verdad del aforismo de foro “Summum ius, summa inuria”. Por lo común el summum ius suele deberse a una literaridad del texto o del hecho que encierra una manifiesta falsedad. No suele ser por un afán de imparcialidad justiciera, de equidad al límite. Porque el buen jurista es el que sabe aplicar la norma en sus circunstancias, como usted sabe mejor que yo. Por eso al analizar el resultado del fracaso de la investidura de Feijó tiene trampa decir que tantos o cuantos españoles no le votaron. Puisgdemont declaró que tendría sus votos quien aceptara sus condiciones. Y ahí terminaron las conversaciones entre Junts y el candidato. Lo mismo ocurrió con el PNV: Feijó no recibiría sus votos porque se aleja de las pretensiones secesionistas del PNV. “Los votos de Bildu no los quiero, esos para el señor Sánchez”.2 Computar los votos de junts, Bildu, PNV y algunos partidos como votos españoles más es un abuso del lenguaje. Es el Summum Ius. a Summa iniuria es la pena recaída sobre el pueblo español. Las exigencias es destrozar la nación española, a la que se avienen muchos, eso es manifiesto. Con Sánchez al frente.

    Pero, ¿cuál es el juicio moral? En estas mismas páginas se ha denunciado las declaraciones del portavoz de la CEE y aplaudido las de la autodenominada Conferencia Episcopal Tarraconense, donde por Tarraconense debe entenderse Catalana. Otra usurpación del lenguaje. Entre mis pecados ocultos ligados a la vorágine lectora, me suelo entretener en las resoluciones de los Concilios. Los Concilios Tarraconenses son una mina. De entrada era a menudo presididos por el arzobispo— de Zaragoza. Entre los asistentes había obispos de diócesis ribereñas al Ebro, Tarazona, por ejemplo. Pero eso no puede mencionarse aquí, ni siquiera entre eclesiásticos que dicen conocer bien la historia de la Iglesia. Sería interesante un juicio moral sobre ambas declaraciones. Le adelanto mi opinión, a las del secretario le faltaron altura teológica, a los obispos le sobra separatismo encubierto, ayunos de aval doctrinal.No sólo a los cristianos les interesa la “moral” del candidato socialista y de cuantos le hacen la ola. Ayer, sin ir más lejos, el periodista Jorge Bustos bosquejaba el perfil moral de esa tribu y su jefe. “Cuando Pedro (Sánchez) caiga y se rompa el hechizo habrá que pararse a pensar cómo un enano moral logró someter a tantos. A académicos cum laude que se rebajaron a discípulos de un plagiario. (Acotación mía, dos días antes del artículo, el Presidente del Instituto Cervantes, nombrado por Sánchez, y académico de la RAE, invitó a la sede de la Institución a Sánchez y a la plana mayor socialista, ministros y no ministros. Lo vergonzoso del caso es que por la mañana, García Montero había escrito un artículo servil en favor de Sánchez en El Pais, con las acostumbradas mentiras de quienes no conocen la realidad en Cataluña y seguían por las pautas que les dicta el diario sanchista.) A juristas prestigiosos que pusieron su ciencia al servicio del alivio penal para trucar la balanza de la diosa. A socialdemócratas de clase trabajadora que ampliaron los beneficios de la burguesía catalana. (Acotación mía: ese mismo día aparecía la noticia de que los socialistas habían pagado a la mujer de Puigdemont la friolera de 600.000 euros, que sin duda algo contribuirán  a la factura de la luz de la casita de Waterloo.) A auditores fiscales que ampararon el despilfarro en el clientelismo.  A diputados con educación que aplaudieron la bajeza. A periodistas respetados que trasladaron la redacción a La Moncloa. A purgados del partido que se postraron ante su verdugo en busca de redención, quizá para ser purgados de nuevo en un círculo depravado de pasión por la obediencia… Todos siguieron a un flautista esquizoide que los perdió”. Me he saltado los grupos estrictamente políticos

    -No sé, don Alberto, cuántos nos congregaremos el domingo en la manifestación de Barcelona. Lo que sí le asegura es que nexo común es la moral, la dignidad del individuo y de una nación. Me encantará compartir el paso con Antonio Robles, profesor de filosofía, escritor y albañil en su juventud. Me encantará compartir el paso con Felix Ovejero, niño pobre del Barrio Chino al que los separatistas le niegan el pan y la sal por ser honrado con su conciencia y su sentido nítido de ciudadano libre e igual. Me encantará compartir el paso con Arcadi Espada, hijo de portero de una casa del ensanche, que se avergonzaba de que sus amigos le vieran barrer el portal. Me encantará compartir el paso con Francesc de Carreras, eximio catedrático de Constitucional y, por encima de todo, un “tros de pà”. Gente decente, que no se quiebra, que no se dobla. Como mi amiga del Opus Dei y profesora en la Escuela de Ingenieros Superiores, que cuenta y no acaba de sus puertas abierta y mesa puesta para transexuales y homosexuales de ambos géneros. Gente que se guía por principios morales. Doy fe.

    La felonía que se está cometiendo y que alcanzará cumbres inéditas no es contra Feijóo o Abascal. Es contra el millón de personas que salieron a la calle para pedir libertad e igualdad para todos. Es decir, justicia. Seremos menos porque ya no defienden lo mismo los socialistas. En aquella ocasión se dejó el protagonismo, inocentes los pobres, a Borrell y a otra socialista. Fue un engaño, fue un ponerse al frente de una manifestación para anularla. Sin ética.   Leía su comentario

  • Juan A. Vinagre

    Al margen de los principios jurídicos -la posición de Alberto, de Boye etc. parece muy razonable-, me permito una reflexión en torno al tema de la “Europa de los pueblos” y de su soberanía. Y la desarrollo mirando hacia adelante, hacia el futuro (tal como lo entreveo o lo sueño), no mirando atrás, hacia el siglo XIX, por ejemplo. Pienso que mirar hacia atrás o “fijarse” en el pasado es olvidar que vamos progresando en desarrollo evolutivo. Es decir, que maduramos con y dentro del tiempo, que avanza y supera etapas y fronteras…  Las fronteras son como las herencias: con el tiempo pasarán a otras manos o se derribarán o se superarán. Y “superar” significa revisar, deconstruir, desacralizar, desmitificar, reconstruir, recrear…  Cuando para defender proyectos de pueblo libre volvemos o sacralizamos el pasado -un pasado que tuvo previamente una etapa histórica distinta a ese presente, tal vez sangriento (no se olvide este probable “detalle”), que se reivindica,  lo que hacemos es dar culto a un pueblo, que aunque no se admita es híbrido (todos lo somos), elaborado con mitos e intereses de poder, que no es el verdaderamente real, sino un pueblo mitificado en un determinado período de la historia, y que no quiere mirar más atrás de esa creación mítica y/o interesada.  En este caso, ese concepto de pueblo se ha convertido en un ídolo sagrado, al que dar culto, aunque cause represiones y víctimas… Cuando se adoran o adoramos tales ídolos, nos cegamos con la visión de un trocito de historia -mitificada, porque necesitamos ídolos- y no sabemos mirar, hacia atrás ni hacia adelante, con ojos que puedan contemplar nuestra realidad más allá de nuestros muy limitados horizontes… Los enemigos de una sociedad abierta son los intereses y los mitos sacralizados… (Lo mismo que en la religión o en una Iglesia abierta…)

    -¿Hacia dónde voy con esta reflexión, un poco improvisada, pero que me parece básica?  Pues a que en nuestra situación de seres humanos “racionales” -relativamente- en evolución, mirar hacia atrás (mitos, lenguas, etnias…) es estancarse o más bien (más mal) ralentizar nuestro desarrollo evolutivo progresivo…   ¿En qué se parecen los imperios antiguos -y sus valores políticos- a las sociedades que vinieron después, y que no son el fin de la historia, aunque algunos pretenden que lo sea?  El futuro de Europa, y de la tierra, -si por nuestras torpezas de poder y de primacías étnicas etc. (qué es eso?) no la hundimos en el caos-,  evolucionará hacia sociedades cada vez más  amplias, que respeten cierta diversidad, sí; pero con tal de que no la “sacralicen”. (Las diversidades históricas deben relativizarse)  La conciencia y la unidad de los seres humanos (que forman pueblos, todos híbridos) es mucho más importante que la diferenciación -cierre- por lenguas, fronteras, mitos…  En otras palabras, en una auténtica jerarquía de valores humanos no podemos anteponer los valores étnicos, lingüísticos o de “pueblo” (híbrido, insisto) sobre valores más personales, que son los que propician una convivencia estable, pacífica, solidaria, abierta…  La historia, sobre todo la desmitificada, es maestra, y lo es más si se contempla con perspectiva de futuro, con una perspectiva evolutiva, en maduración progresiva…  Nuestro hoy histórico es provisional, pasará con todos o casi todos sus afanes, sus mitos y leyendas, para recordarnos que vamos en camino hacia la formación de un solo pueblo, más igual y más solidario.  Ya es hora de empezar a acoger en serio la idea de Kant (y en la más antigua, la de Jesús de Nazaret): Todos somos un solo pueblo unido (las separaciones cada vez tienen menos sentido)  Así, pues, no separemos, amparados en mitos o en ideas históricas de corto alcance. No seamos miopes. No nos equivoquemos transgrediendo el orden de valores más humanos.  Somos ciudadanos del mundo -la tierra debe unirnos-. Somos catalanes, gallegos, españoles, franceses… por casualidad. No confundamos la patria con nuestro ombligo… No vivamos retrasados, mirando hacia atrás.  El futuro de los pueblos y naciones es la unión en un gobierno universal y solidario. No ralenticemos esta gran Utopía humanizadora.

  • M. Luisa

     Hola, Alberto, muchas gracias por sacar el tema. Dices:“La autodeterminación no cabe en las vigentes legislaciones de los  estados de la UE. Eso es lo que afirma Boye en el análisis jurídico que cito. Por eso el referéndum de autodeterminación sí se ha rechazado categóricamente y de forma clara por los socialistas, este pasado viernes delimitando el marco de la negociación”. De acuerdo Alberto  pero por lo que deduzco  respecto de las negociaciones que se están llevando a cabo, tampoco es que esté muy claro  que  conste de forma categórica la petición de un referéndum, sino más bien la de un  compromiso negociador, abierto y dialogante  haciendo honor precisamente a lo de todo es posible en política si hay voluntad. ¡Cuántas cosas antes eran impensables y se han ido logrando con el tiempo!  Cuando se ha insistido tanto en que lo primero sea la amnistía,   se ha de entender como el paso preparatorio para poder dialogar luego  entre iguales  sin arrastrar las consecuencias que trajo la judicialización de la política.  Un abrazo!    

  • Rodrigo Olvera

    Al parecer Boye no se enteró del referéndum celebrado en 2014 para votar sí o no a la independencia de Escocia. Si Escocia permanece siendo territorio del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte fue porque la población tuvo la libertad de votar, y votó por el “no” a  la independencia. En ese momento, el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte era un estado miembro de la Unión Europea.   

    • Alberto Revuelta Lucerga

      Lo que se celebró en Escoció fue una consulta autorizada por el gobierno que no tenía carácter vinculante. No un referéndum de autodeterminación. A mediados de noviembre de 2022 el Tribunal Supremo de Reino Unido, rechazó por unanimidad que se pueda convocar un referéndum de independencia sin la autorización del Parlamento británico.
      El gobierno nacionalista liderado por Nicola Sturgeon había fijado una fecha para celebrar una nueva consulta ciudadana sobre la independencia de Escocia, el 19 de octubre de 2023.
      Sin embargo, el Tribunal Supremo considera que esta cita “tendría consecuencias políticas importantes” resolvió que el Parlamento escocés no tiene potestad para legislar sobre autodeterminación ni por ello sobre referendos. La autodeterminación no cabe en las vigentes legislaciones de los  estados de la UE. Eso es lo que afirma Boye en el análisis jurídico que cito. Por eso el referéndum de autodeterminación sí se ha rechazado categóricamente y de forma clara por los socialistas, este pasado viernes delimitando el marco de la negociación. 

      • Rodrigo Olvera

        Estimado Alberto

        1. Dices que lo que se celebró en Escocia no fue un referéndum sino una consulta sin carácter vinculante.

        a) Muchos países que contemplan la figura de referéndum, le otorgan al resultado de la votación un efecto vinculante. Es comprensible por ello que muchas personas crean que sólo es referéndum si y sólo si tiene un efecto vinculante. Pero el efecto (vinculante o no vinculante) no cambia la naturaleza jurídica de la institución. Por ello, tammbién existen países que contemplan la figura de referéndum sin otorgarle efecto vinculante al resultado. Uno de esos casos es justamente el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte. En ese Estado, ningún referéndum tiene efecto vinculante (Churchill decía que la figura del referéndum era ajena a la tradición jurídica británica, centrada en la soberanía parlamentaria, y era propia de dictadores y demagogogos, señalando específicamente a los nazis y a los soviéticos).

        b) Tan fue un referéndum, aún sin efectos vinculantes, que el nombre del Acta del Parlamento General que regulaba en ese fecha todo tipo de referéndum sin reconocerles efectos vinculantes (Political Parties, Elections and Referendums Act), y el nombre del Acta del Parlamento Escocés para este ejercicio específico (Scottish Independence Referendum Act), usan explícitamente la denominación Referendum.  Además, el primer artículo de dicha Acta del Parlamento Escocés dice expresamente que el ejercicio será un referéndum sobre la independencia de Escocia.

        2.- Dices que el Tribunal Supremo del Reino Unido rechazó que se pueda convocar un referéndum sin autorización del Parlamento británico.

        a) Así, es. Lo que refuerza que lo ocurrido fue un referéndum de independencia. El Acta sobre partidos politicos, elecciones y referéndums vigente en 2014 establecía de manera explícita que corresponde de manera exclusiva al Parlmamento General covocar a referéndums a celebrarse en Escocia.

        b) Lo central del juicio al que te refieres no era si se puede o no convocar a un referéndum para la independencia de uno de los integrantes del Reino Unido. Lo central fue si se puede  o no hacer sin autorización del Parlamento general.  Como mencioné, la ley vigente en 2014 establecía que un referéndum a celenrarse en Escocia debía ser convocado por el Parlamento General. En contra de esta disposición expresa, el Primer Ministro del Reino Unido firmó un acuerdo para concederle al Parlemento Escocés una “excepción”, de manera que dicho Parlamento Escocés pudiera convocar al referéndum. Posterior al referéndum, el Parlamento Escocés aprobó una legislación que le autoriza a convocar referéndums reacionados con Escocia. Esa legislación del Parlamento escocés fue declarada contrarias a la ley del Reino, porque bajo la ley vigente sigue siendo necesaria la autorización del Parlamento General para convocar a un referéndum que se celebre en Escocia.  Reitero: la sentencia del Tribunal Supremo no prohíbe que el Parlamento General otorgue tal autorización para un referéndum sobre la independiencia de un integrante del Reino Unido.

        3.- Dices que la autodeterminación no cabe en las vigentes legislaciones de los estados  miembros de la UE.

        a) Estoy totalmente de acuerdo contigo. Nunca he dicho lo contrario. La autodeterminación sí cabe en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que tales estados han ratificado. Pero claro, la interpretación que se hace de tal artículo del PIDCyP es que aplica a pueblos colonizados, lo que no sería aplicable a pueblos integrantes de los actuales estados integrantes de la UE. Esté o no de acuerdo yo con esa interpretación, sí estoy de acuerdo con quien afirme que ésa es la interpretación imperante en los estados miembros de la UE. De hecho, en la sentencia del Tribunal Superior del Reino Unido a la que te refieres, expresamete se niega que el derecho a la autodterminación reconocido en el Derecho Internacional sea aplicable a Escocia.

        b) Diré más. Independientemente de mi opinión política, jurídicamente estoy convencido que tanto un referéndum sobre independiencia de Cataluña o del País Vasco, como una declaración de independencia de tales Comuidades (sea unilateral o incluso pactada con el Gobierno nacional), y el otorgamiento de una amnistía general son contrarias al texto constitucional vigente. Así que estoy de acuerdo en general con el anállisis jurídico de Boye.

        4.- Mi comentario sobre Boye entonces no se refería a todo el análisis jurídico de Boye sobre la independencia de Cataluña, ni a todo su análisis juridico del tema de la inconstitucionlidad de un referéndum para la independencia. No va por ahí. Mi comentario se refiere dos argumentos específicos, no jurídicos sino politicos:

        a) que la postura española no difiere de la que tendría cualquier otro estado; cuando en otro estado (el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte) la postura tanto de la Jefatura de Gobierno como de la Jefatura del Estado apoyaron la celebración del referéndum de un referéndum sobre la independencia de uno de sus integrantes. Claro, no dejo de ver que es más fácil esa postura que la postura española, porque el referéndum en el Reino Unido no tiene carácter vinculante. Pero, como dice justamente la sentencia del Tribunal Superior del Reino Unido a la que hiciste referencia “aunque un referéndum no tenga consecuencias legales inmediatas, sería aún un evento político con consecuencias políticas importantes”. La jefatura de Gobierno y la jefatura de Estado de este Estado decidieron asumir esas consecuencias políticas, cuando Boye afirma que ningún estado lo haría.

        b) que no conoce ningún estado que graciosa y generosamente esté dispuesto a ceder un territorio que considera suyo; cuando de hecho, si bien ningún referéndum tiene efectos vinculantes en el Reino Unido, hasta donde sé no hay un sólo caso en que el gobierno haya contradicho el resultado de un referéndum; y el compromiso tanto de la jefatura de Gobierno como de la Jefatura de Estado fue el de respetar el resultado.

        c) Sobre este segundo argumento, hay más ejemplos: en varios de ellos – por ejemplo el referéndum a partir del cual se reconoció la independencia de Irlanda salvo Irlanda del Norte – se podría argumentar que la cesión del territorio no fue genrosa y graciosa, sino impuesta por una derrota militar o bien forzada como negociación para terminar un conflicto armado. Vale, Pero aún así hay ejemplos donde se ha dado tal cesión sin presión armada: por ejemplo, cuando Chiapas decidió separarse de Guatemala e incorpoarase a México, en 1824, y Guatemala cedió ese territorio a México (décadas después hubo conflictos para determinar la línea fronteriza, pero ésa ya es otra cuestión); o cuando la Gran Colombia reconoció la separción de Ecuador y de Panamá (primero se había separado Venezuela, pero ahí sí hubo alzamiento armado) y cedió dichos territorios.

        5.- En términos políticos: si se sostiene la idea de Boye de que ningún estado aceptaría ceder “graciosa y generosamente” territorio que considera suyo, el mensaje político que escuchará el independentismo no es “renuncia a la independencia”; el mensaje político que se recibirá es “la única vía para conseguir la independencia es la vía armada”. Por éso le he dado tanta importancia a esa argumentación política de Boye; no sóloes históricamente indefendible, sino que poíticamente es muy dañina.

        Un abrazo

Deja un comentario