Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

octubre 2023
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
7295 Artículos. - 111289 Comentarios.

Crónicas del bunker (III)

        Hemos ido analizando algunas de las diferentes propuestas que el búnker clerical y quedan unas cuantas más por ver y conocer, algunas muy novedosas y no necesariamente vacías de aportación al imaginario católico “decente” (a mi juicio), pero hay una línea de defensa ultramontana muy dominante en el panorama actual del carquerío católico que es importante ver y estudiar.

        Me refiero a las páginas web que, surgidas de la libertad de expresión que proporciona la red y de la anonimidad que proporciona a sus comentaristas la posibilidad de comentar bajo pseudónimo están teniendo una importante preeminencia el la formación de la opinión católica tradicional o más bien, tradicionalista.

        Me ceñiré a las que se publican en lengua española y en especial a las dos más relevantes porque, aunque no son novedosas puesto que beben del ejemplo de otros países, en especial USA y Argentina (dos de los pilares del ultra catolicismo mundial), son las que tienen mayor predicamento (y de predicar se trata, fundamentalmente) en nuestra sociedad más cercana.

        Las web ultra católicas en español son varias, la mayoría de vida efímera (Como CATHOLICVS, que nació para defender la misa tradicional y hoy se conforma con comentar en otra web que veremos más tarde) pero alguna ya con tradición de tiempo funcionando. Destacan Infovaticana, Infocatólica, Adelante la fe, Religión en Libertad, Wanderers (Argentina) y Germinans (aunque ésta última publique una parte importante en catalán).

        Hay más, pero o bien son de fuera o tienen menos interés e importancia. Me ceñiré a las dos primeras con mayor profundidad: Infovaticana e Infocatólica.

 

INFOVATICANA

        Infovaticana es una página web que pertenece a la familia Ariza y que surge de la inquietud de uno de los hijos de Julio Ariza (Gabriel) por extender el pretendido imperio mediático de su padre a la información religiosa en el convencimiento de que es en el mundo católico más conservador donde encontrara la ultra derecha política su bolsa de votos más fiel.

        No olvidemos que la verdadera vocación de los Ariza es la transformación de la sociedad española en una sociedad de ultra derecha dictatorial y confesional y para ello utiliza cualquier medio de comunicación a su alcance.

        El grupo de los Ariza incluye emisoras (Intereconomía que cambió de emitir exclusivamente información económico-bursátil y música clásica a lo que es ahora), televisiones (El Toro por ejemplo), periódicos (La Gaceta de los Negocios, que sufrió el mismo cambio que Intereconomía y que ahora es simplemente La Gaceta) y páginas web (Infovaticana, que dirige su hijo Gabriel).

        También fue, después de haber sido diputado electo por Cataluña, por parte del PP un promotor de VOX con quien llegó a ir en una de sus listas aunque en último lugar con claro compromiso de no salir elegido.

        Dejó el PP junto con Alejo Vidal cuando Aznar pacta con Pujol para el gobierno de España y lo considera un traidor a los postulados más tradicionalistas que después representará VOX.

        Infovaticana es por tanto una extensión de esa intención de transformar la sociedad política española y absolutamente todas sus acciones están encaminadas a esa transformación.

        Por Infovaticana han pasado algunos de los más peculiares blogueros del sector más conservador del catolicismo. Un ejemplo muy curioso (por lo “chusco”) fue la efímera aventura de “Adoración y Liberación”, blog de Vicente Montesinos, un iluminado valenciano que coquetea con el milenarismo y desde Youtube (ahora) hace el ridículo más absoluto apostando por ataques directos a Francisco y la defensa de posturas realmente cómicas como la inexistencia del COVID, o la segunda venida de Cristo que según él será pasado mañana (lo que pasa es que mañana seguirá esperándola para pasado mañana, vosotros me entendéis. Como los testigos de Jehova).

        Vicente no duró ni un año en Infovaticana. Era demasiado incluso para ellos.

        Los ataques más duros de Infovaticana son a sus obsesiones de siempre:

  • Al mundo gay, fuente de todos los males de la Iglesia y en especial a su “defensor”: James Martin SJ
  • Al papa Francisco frente al que han llegado a identificar a Benedicto XVI como el Katejon predicho por Pablo en Tesalonicenses 2 como aquel que tratará ineficazmente de contener al Anticristo (al que identifican con Francisco) previamente a la “Gran Apostasía”
  • A cualquier propuesta de modernización de la Iglesia a la que contraponen la “Sacrosanta e inmutable Tradición de la Iglesia Católica” (que no es sacra, porque no proviene de Dios sino de los hombres, que no es santa porque no busca el bien sino la perpetuación de un determinado poder clerical, ni es tradición porque algunos de sus dogmas como la inmaculada concepción, tienen menos de 100 años, ni es inmutable porque lleva 2000 años sin parar de mutar, recordemos que un día los cristianos se acostaron arrianos y se despertaron condenando el arrianismo como herejía)
  • A los esfuerzos por adaptar la Iglesia “al mundo” (Gran enemigo del cristiano). Son especialmente feroces los ataques a los sínodos y los documentos de Francisco. Ahora están a tortas con el Sinodo de la Sinodalidad.
  • Y a cualquiera que ponga en duda la vocación clerical de la Iglesia.

        La manera más habitual de promocionar sus intereses es dando voz a los opositores más feroces al Papa. No hay semana que no encuentre una referencia a cualquiera de estos 5: Raymond Burke, Joseph Sarah, Gerarld Muller, Atanasius Schneider (más conocido como Carcanasius Schneider) o Carlo María Vigano.

        Tiene algunos de los periodistas (es un decir) más deplorables del catolicismo español. En especial hay dos que retratan con precisión la propuesta Infovaticana (a mí me gusta más llamarles Infovaticarca, término que acuño mi amigo Hugo hace años).

        El primero es Carlos Esteban, periodista del grupo Intereconomía que participa de varias tertulias televisivas de ese medio y que manifiesta un desconocimiento absoluto del mundo católico “progresista” que pretende combatir.

        Es el opinador de cabecera de la web y representa generalmente la postura oficial de la página (sin pringar al jefe, of course) cuando hay que defender posturas radicales y polémicas.

        No es peligroso. Fuera de Intereconomía o Infovaticana no tiene ningún seguidor y nadie le hace caso pero es cierto que tiene una virtud importante (que lo diferencia del siguiente colaborador): es trabajador y por lo tanto está constante y contumazmente sacando artículos e información, con poco éxito pero con producción importante.

        El otro colaborador al que me refiero es su bloguero estrella, y probablemente, la mayor fuente de seguidores de la web: Francisco José Fernández de la Cigoña, más conocido por “la Cigüeña de la Torre”.

        Éste pretendido periodista (desconozco si posee la titulación como tal, aunque por la edad, lo dudo mucho) fue trabajador en RENFE (hay quien asegura que comisario político del “movimiento” allí) y tras colaborar esporádicamente en un medio periodístico como Fuerza Nueva (sí la FN de la transición y de Blas Piñar) donde escribía sobre religión, comenzó un periplo por diferentes medios (aunque no os lo creáis, llegó a escribir en Religión Digital) acabó desembarcando el Infovaticana y se ha convertido en su bloguero estrella.

        Él solo, tiene más seguidores que el resto de quienes escriben en esa web juntos y siempre se ha arrogado la condición de “creador de opinión eclesial” yo cambiaría el término “eclesial” por “clerical”

        No esconderé las profundas diferencias de criterio que la mayoría de los lectores de ATRIO van a encontrar con las opiniones de “la cigüeña”, ni desde luego las mías. Se trata de un representante de la parte más clerical, inquisitorial y políticamente sesgada de la Iglesia Católica (claramente identificada según el señor Fernández de la Cigoña, con el Nacional Catolicismo, inventado por el dictador Franco) y sus criterios, generalmente sustentados en su profundo conocimiento del carrerismo clerical son los de perpetuar una Iglesia que aspira a marcar las directrices más íntimas del ser humano, desde las morales de su propia casa y su propia cama hasta las más altas decisiones políticas del gobierno de turno.

        Su más frecuente pasión es la de poner nota a los obispos (como un “Maestro Ciruela” que no sabía leer y puso escuela) y criticar a las congregaciones religiosas publicando su permanente pérdida de miembros y “miembras”. Tiene especial ojeriza a Jesuitas (a pesar de tener un hermano Jesuita que escribe en RD) y Salesianos y últimamente pone por las nubes a Iesu Comunio (a pesar del hábito vaquero, pero teniendo en cuenta que representan la más tradicional forma de tratar y discriminar a la mujer en la Iglesia)

        Últimamente, este bloguero estrella, viene empleando un estilo de comunicación bastante peculiar. No sé si es por la edad (80 y pico años. Luego profundizaré en este asunto) o simplemente por pereza o dejadez, pero de la miriada de “artículos” que escribe a diario, la inmensa mayoría se trata de una simple reseña de lo que otros escriben, generalmente comentada por no más de una frase del estilo de “Y yo estoy de acuerdo con éste o aquel” (este artículo tiene más palabras que sus últimos 15 artículos juntos, pero es que yo me suelo enrollar) en referencia al autor original lo cual puede parecer trivial, pero no lo es, porque lo que hace usando el tradicional estilo católico de tirar la piedra y esconder la mano, es provocar con esa reseña que los muchos seguidores que tiene digan en comentarios las más grandes burradas que se pueda uno imaginar, sin evitar epítetos o consideraciones bastante mal educadas a personas como el Papa Francisco (una de sus bestias negras).

        Por cierto, que habitualmente censura los comentarios de quienes no están de acuerdo con la línea argumental que le interesa manteniendo algunos cuya educación deja muchísimo que desear pero están de acuerdo con él.

        En los últimos tiempos “La Cigüeña” se ha preocupado de ATRIO y sobre todo de la edad de los escritores o colaboradores que la página tiene, criticando artículos de personas con muchísima más formación que él, por el hecho de ser cercanos a la ochentena o noventena.

        En este sentido ha criticado a Gonzalo, a Salvador y al propio Antonio. Eso está muy bien especialmente cuando la crítica viene de alguien que calza ya ¡¡82 tacos!!

        Pues para muestra un botón señor Paco Pepe. Yo no llego por uno a los 60 y sin embargo no le llego a la altura de la suela de los zapatos ni a Gonzalo, ni a Salvador ni a Antonio. Lo que importa no es la edad de quien escribe sino lo que tenga que decir, por eso me interesa tanto lo que escriben ellos y tan poco lo que escribe usted.

 

Infocatólica

        Pasemos ahora a otra de las web principales del catolicismo patrio más rancio y más ultramontano que podamos encontrar. Se trata de Infocatólica (más conocida por Infocarcólica).

        Infocatólica pasa por ser uno de los cementerios de elefantes más curiosos de las webs católicas en español.

        Cementerio de elefantes en el sentido de que Infocatólica, más que una revista digital al uso es una colección de blogs.

        Es verdad que mantiene una línea de publicación de noticias, pero es escasa y poco relevante y, por la poca publicación de comentarios en ellas, no parece la parte de la web que mas atraiga a sus visitantes.

        No se puede decir lo mismo de los blogs. En algunos de sus blogs, en especial los más visitados, la cantidad de comentaros es muy grande lo cual indica el seguimiento que de ella hacen sus incondicionales y eso a pesar que, salvo en el blog de Bruno Romero, (uno de los más seguidos) la censura de comentarios con un sesgo ideológico distinto del del autor es norma habitual.

        En esta página encontraremos como blogs fundamentales el del “Padre” Iraburu (padre sin hijos pero que gusta de ser llamado así), que es el fundador y el director espiritual de la página: Probablemente sea la persona de formación teológica más amplia del plantel, sacerdote diocesano con vocación de Padre Löhring, aunque con un sesgo demasiado evidente. Es cierto que últimamente se ha moderado y ceñido a artículos teológicos que tratan de no criticar a una jerarquía eclesial que ya no es la suya y de no sembrar polémica. Bienvenida sea la moderación.

        De avanzada edad, Iraburu ya no tiene posibilidad de ser alguien influyente en la Iglesia española y ha descendido muchísimo la lectura de sus cada día más escasas colaboraciones.

        Está el blog de Bruno Romero (espada de doble filo), probablemente el más leído de la revista y en el que su autor, un licenciado en físicas con aspiraciones literarias y de poeta (y no rima del todo mal) y trabajador de la enseñanza, reviste de tolerancia y educación (la educación no se la puede discutir nadie) unas posiciones ideológicas eclesiales situadas muy a la derecha del espectro eclesial y critica con bastante vehemencia cualquier posibilidad de salir de la ortodoxia más radical.

        Es muy seguido y muy comentado y como no emplea habitualmente la censura (de hecho permite algunos comentarios claramente en contra de lo que él predica, lo cual es de reconocer y valorar) se pueden encontrar en sus propuestas algo parecido a un debate teológico.

        Lo que no puede evitar Bruno es que sus comentaristas sean tan brutos como son y defiendan, en algunos casos, barbaridades teológicas de alta intensidad, bajo la tópica excusa de defender la “sana doctrina”. La más empleada es la del “Pecado Nefando” cuando defienden que no existe mayor pecado en el mundo mundial que una relación sexual entre personas del mismo sexo.

        A mi me gustaría saber, si tan importante es, cuando fue que Jesucristo se refirió a tan grande mal…

        También muy leído es el blog de Jorge González Guadalix (de profesión cura). Es este un caso muy peculiar. El cura en cuestión fue un párroco muy popular en una parroquia del casco urbano de Madrid donde se empezó a concentrar mucho público, compuesto por lo más granado del catolicismo más conservador y comenzó a rescatar ritos y celebraciones no demasiado habituales en otras parroquias como la adoración perpetua y/o nocturna, las confesiones eternas y permanentes, o los rosarios constantes y continuos; al mismo tiempo que se negaba a seguir los requerimientos de la diócesis en cosas, según él innecesarias, como reuniones de planificación, consejos parroquiales, cuentas de la parroquia, catequesis de jóvenes (las confirmaciones bien jovencitos no sea que les dé por pensar).

        En su blog criticaba abiertamente a su obispo (Osoro, claro. Fue Rouco quien lo puso de párroco en la parroquia de la beata Ana Mogas) que insistía en estos asuntos organizativos (a pesar de ser el párroco y no ser un simple “cura profesional”) y que llegó a hartarse de él y lo desterró a 3 pueblos del norte de la Sierra de Madrid donde tiene una afluencia espectacular de entre 4 y 7 personas a la misa mayor (ciertamente las compadezco).

        En su blog se dedica a criticar abiertamente al papa y a cualquier propuesta de Iglesia medianamente moderna que pueda surgir y cada día con más descaro.

        Él asegura que no fue desterrado por Osoro, sino que fue a petición propia y cada vez que lo hace me recuerda a la zorra de Tomás de Iriarte que no llegaba a las uvas de la parra.

        Su última “ocurrencia” es crear una “parroquia virtual” donde aglutina por internet a aquellos de sus fieles de Madrid que siguen nostálgicos de las parafernalias y oropeles, y organiza, ahí en sus pueblos, actividades tan “evangélicas” como rosarios y retiros exclusivamente para varones (como lo oís. Lo llega a saber la Ministra de Igualdad y ya la tenemos liada)

  • Mencionaré solo a otros 3 más, por su significativa circunstancia:

        El primero es Luis Fernando Pérez Bustamante (Cor ad cor loquitur, es el nombre del Blog. No se la razón de que lo ponga en latín. Bueno sí la sé y me parece lamentable).

        Éste ya escribe poco, muy poco y se circunscribe prácticamente a comentarios a otros artículos de sus compañeros. Fue Director de la revista y luego Jefe de Redacción, cargos de los que fue depuesto debido a la extrema violencia con que defiende sus posturas y sus escritos.

        Afirma ser un converso del protestantismo y de hecho estuvo metido en algo parecido a Infocatólica con Federico Jiménez Losantos y Cesar Vidal y le despidieron por facha (sí. Federico lo despidió por extremista de derechas, así que imaginen).

        Su vocación es ser “Apologeta” (aunque yo lo escribo con J mayúscula) aunque no tiene absolutamente nada que abale su criterio y todo su currículum antes de ser Director de Infovaticana fue haber sido chofer del sucesor en Fuerza Nueva de Blas Piñar (vuelta de la burra al trigo), aunque él afirma que, políticamente, es carlista (sic).

        A raíz de la muerte de su mujer y de una severa reconvención de los gestores de Infocatólica, fue destituido de la dirección y sustituido por Juan José Romero y limitó mucho sus escritos dándose cuenta que tanta violencia doctrinal no es buena ni para la salud de la página ni para la suya propia.

        El segundo es Javier Olivera Ravasi (que no te lo cuenten, blog presente también como canal de Youtube). Se trata del hijo de un conocido torturador y violador argentino, condenado por el régimen democrático de Argentina, más conocido como “El Carnicero de San Juan”, por las fechorías cometidas durante la dictadura de Videla. Una de las personas torturadas y violadas por el padre de este señor fue la posterior fiscal general del estado argentino y jueza del supremo, Margarita Camus.

        No son los hijos responsables de los pecados de los padres y no seré yo quien lo reprochara, si no fuera porque le defiende y justifica habitualmente (incluso en los tribunales, puesto que el hijo es abogado además de cura) y escondió a su padre cuando estaba siendo perseguido por la justicia tras fugarse de prisión. No se ha podido demostrar que el hijo organizara y/o colaborara en la fuga del padre, por lo que no le acusaré de ello, pero si que lo ha defendido abiertamente y suele asistir de forma sacerdotal a compañeros represores de su padre, condenados por torturas, violaciones y asesinatos. De la Cigoña, escribió una vez un artículo halagándolo mucho por el meritazo de haber tenido novia y haber decidido ambos tomar los hábitos olvidando su amor.

        Ex miembro del Instituto del Verbo Encarnado, asociación argentina de fieles católicos que ha sido intervenida por el Vaticano debido a los abusos sexuales y de poder de su fundador y gran adalid de la parte más conservadora del catolicismo argentino. Este Instituto ya ha sido desprestigiado fuertemente (su fundador, Carlos Miguel Buela, recientemente fallecido, fue confinado en un convento de España durante sus últimos años, durante los cuales siguió dirigiendo el Instituto desde la clandestinidad y la rebeldía ante Roma) por lo que salió escopetado de allí y ha fundado “La cofradía de San Elías” (¿Por que estos lamentables sujetos tienen siempre la tentación de fundar organizaciones cristianas nuevas?) que comparte y sólo esta compuesta por ellos 3, con otros dos blogueros de infocatólica.

        Es el más lamentable de todos y leerle es verdaderamente leer una permanente protesta para volver a la Iglesia católica más rancia y agarrada al poder más dictatorial. No entiendo que no se le haya detenido ya en sus habituales viajes a España.

        El tercero es Francisco José Delgado (con un blog denominado “Más duro que el pedernal”), un cura joven de la diócesis de Toledo, sin demasiados seguidores (a diferencia de los anteriores) cuya relevancia viene de ir un paso por delante de sus compañeros blogueros en materia de comunicación.

        Junto con otros dos curas jóvenes ha creado un canal de Youtube (La Sacristía de la Vendée) con muchos seguidores, sobre todo en Latinoamérica y entre personas de muy baja extracción cultural y sin estudios, y donde tratan de evangelizar defendiendo posturas contrarias a las reformas de Francisco pero con un “desenfado juvenil” y una falta de escrúpulos en la defensa de lo que es y no es verdad bastante notoria. Me parecen muy peligrosos porque su estilo engancha y sus respuestas fáciles a preguntas complejas ayudan a crear confianza… aunque esté basada en una mentira.

        Animo a que os deis una vuelta por el canal de Youtube, pero si estás curados contra el escándalo si no, no.

        Hay más (Aberasturi, Llera, Gracián, el propio Juan José Romero, el director, etc…) pero harían este artículo extensísimo.

        En un próximo artículo me centraré en otras webs que basan su mensaje en la defensa de la doctrina y eucaristía procedentes de Trento (Adelante la fe, Catholicvs, etc…) y rechazan el Concilio Vaticano II, que merecen un trato diferente debido a su cercanía a los lefebvrianos y por lo tanto y en mi modesta opinión, ya claramente cismáticos y alejados de la Iglesia, aunque algunos, con interesantes matices llegados de italia .

       

       

23 comentarios

  • Muchas gracias por esta serie de artículos.

    Me están siendo de mucho provecho

  • ELOY

         Me parece muy interesante el texto publicado hoy por González Faus en Religión Digital, del que adjunto enlace.    Se trata de una carta abierta al cardenal  Müller: “Dialogar en vez de criticar”                                                                                                                                                                ENLACEhttps://www.religiondigital.org/miradas_cristianas/Carta-cardenal-Muller_7_2606509331.html?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=el_papa_responde_a_israel_pide_la_liberacion_de_rehenes_y_que_no_se_derrame_mas_sangre_inocente&utm_term=2023-10-18  

  • carmen

    Me troncho.No sé ni cómo ha llegado a mi móvil un comentario de un señor que se hace llamar la cigüeña de la torre. Debe de ser ese señor tan nombrado aquíSale una foto suya, creo. Un señor mayor, pero mayor. Y debajo un comentario que dice algo así como que la edad de los articulistas de Atrio es superior a los ochenta años. Y prometo que dice a continuación. Atrio es un pudridero.Tronchante. A lo mejor él no celebra los cumpleaños. Las velas cantan un montón. A mí nuera , que no le gusta nada ese tema de los años, en su tarta le pongo siempre una vela en forma de signo de interrogación ❓Y, desde cuándo el tener años vividos es algo negativo?  A mí siempre me ha encantado hablar con personas mayores que yo. Será porque mi familia es matusalénica.Yo me troncho.

  • José

    Hola Antonio Gracias por la información, no conocía esos sitios webs de información católica y vaticana, y me mueve la curiosidad. Seguro que tus criticas son adecuadas. Hay muchos motivos que pueden llevar a una persona a criticar, pero varios de ellos son especialmente frecuentes. Quizá juzgar a otros de un modo superficial es una manera fácil y sencilla de sentirse superior a alguien y, por comparación, sentirse mejor con uno mismo, Que no digo que sea el caso. Leo y te digo. Un saludo.

    • Antonio Llaguno

      Muchas gracias, José

      • José

        Hola Antonio.

        Como te dije he navegado … por esas webs de información, más bien de opinión, católica y vaticana, y sí las veo un poco … parciales y subjetivas, eso que yo de esos temas estoy pez …, pero mi sentido común me hace regular al leer ciertas opiniones …, pero como otras webs de diferente fe, ideología, llámalas como quieras.

        Muchas veces depende de  la apertura que tienen las personas respecto a la información que tiene poco interés en mostrar la verdad, esto genera por ejemplo la susceptibilidad a caer en titulares de noticias falsas. La desinformación es hacer que el lector crea en la veracidad del mensaje y consecuentemente actúe según los intereses de quienes induce la operación de desinformación.

        Un saludo.

  • Juan A. Vinagre

    No más que una breve nota para agradecer tu información, Antonio Llaguno. Es raro que me introduzca en esas páginas “info”, porque busco una información más serena, no tan sesgada, como a mí me parecen. No me gustan los extremismos, tan propensos a la deformación de los datos, al error e incluso a utilizar el nombre de Dios en vano, deformándolo y/o confrontándolo… No deseo confrontaciones de este estilo.  Busco una “verdad” que crea encuentros y derrama paz… Y en cuanto a los temas en los que más me detengo a reflexionar, elijo preferentemente los más fundamentales, los que constituyen la esencia del Mensaje del Reino… No deseo emplear el tiempo en temas menores, revisables…, aunque éstos también tengan su momento.  Por eso, ante lo más importante, que es necesario reflexionar en primer lugar, no me parece bueno concentrar la atención en temas de sexo, ritos, tradiciones, devociones etc.- y descuidar esencias que Jesús tanto destacó.  No sea que estemos “colando”…,  y luego “tragando”… Otra cosa: Si al papa Francisco le atribuyo desviaciones…, y luego respaldo a otros papas, como incuestionables (desde Clemente Romano I, a Pío IX o Juan Pablo II, por ejemplo),  ¿estoy haciendo un buen análisis, un análisis cuya referencia sea la esencia del Mensaje evangélico?  La erudición es buena y a veces necesaria, pero no es algo esencial. Francisco de Asís en algunos aspectos -no en todos- comprendió mejor el Mensaje del Reino que muchos doctores de su tiempo, de antes y después… El primer criterio para valorar el seguimiento son las obras…, no tanto las ideas. El templo no puede convertirse en negocio ni en cueva, ni en museo de antigüedades, como dijo Juan XXIII.Por todo ello, es de agradecer tu información, Antonio. Hay que reparar ese Templo-Iglesia que amenaza ruina… 

    • José María Valderas

      ¿Por qué no nos informamos antes de repartir carnés? Esta mañana he asistido a la manifestación contra el proceso traidor de Sánchez a España y la entrega de sus ciudadanos a la bota separatista, manifestada en encuentros vergonzosos como los de su enviada Díaz a departir unas risas con un prófugo de la justicia o del ministro Bolaños a compartir unos vinos y vender la justicia y el honor de España por un felón, por el gobierno de un felón? Esa es la razón de muchos de los que nos manifestamos esta mañana, sin carné de partido, pero con vergüenza y mucho honor. Dicen los sanchistas y separatistas (El País, la Ser, la Vanguardia, TVE, El Punt Diari, Ara) que éramos 50.000, la cifra de la guardia urbana, en manos socialistas. ¿Qué pensar uno que estuvo allí? No bastan con decir que mienten. Hay que probarlo, una vez más. No contando a ojo de buen cubero, sino cubicando metro cuadrado por persona, era obvio que superábamos los trescientos mil. No saqué el metro, ni cartabón alguno. Me  bastó con intentar salir para respirar porque desde Diputación hasta Plaza Cataluña no se podía uno mover. Por fin logré acercarme a la Calle Aragón y coger el metro, camino de casa. Era una densidad de población que superaba, aquellos cientos de metros sólo la cifra de la guardia urbana. Los medios sanchistas, que han venido repitiendo que en Madrid hubo 40.000 manifestantes según el gobierno civil sanchista, ni siquiera han tenido la honradez de admitir que aquí al menos eran muchos más. La anécdota sólo quiere indicar que no se debe hablar con prejuicios, con consignas de partido (aunque sea religioso). Hay que pensar. Hay que leer.

      Decir que los portales objeto de crítica hablan se empecinan en ritos, sexo, devociones, es no saber de la misa la media, pero el disparate es entero. Dan lecciones de teología, de teología sistemática a gentes que dicen auténticas barbaridades, pero que por lo visto no aciertan a entenderlos y, por consiguiente, no los lee. Me refería el otro día a un eminente metafísico, de Schola Cordis, cuyas colaboraciones en Infocatólica no tienen nada que envidiar a los artículos de los antaño Estudios Eclesiásticos o la Ciencia Tomista.

      ¿Por qué somos tan frívolos? No voy a entrar a responder a nadie, ya sea porque me da pena el desconocimiento de la teología, pese a pontificar como un experto, ya sea porque su estilo es deleznable y sus ataques revelan una ignorancia absoluta aunque parezca un odio africano.

      Con algunas de las autoridades aquí reputadas como tales he tenido correspondencia poniéndolas,. por defecto profesional, ante el espejo de lo que considero carente de base. En la mayoría de los casos, lo reconozco, con el estilo del estilete que les ha inducido a no querer seguir. Y lo siento porque la verdad duele, hiela el corazón, pero abre nuevos horizontes. Nuevas zonas de seguridad, que dirían Marías, Laín y Aranguren.

    • Antonio Llaguno

      Muchas gracias, Juan Antonio, por acercarte a mi aportación con tu habitual talante y talento.

      Llevas razón en que no es de recibo restar autoridad a Francisco para luego atribuírsela a otro papa que, en el fondo, tiene la misma autoridad que él; pero se podría argumentar la viceversa y sería un argumento igualmente válido.

      Yo niego la mayor, es decir la autoridad de ningún papa. La Historia, nos ha enseñado que ha habido papas de todos los pelajes luego en mi opinión lo que procede es escucharlos, suponerles la mejor intención, y después discernir uno mismo que es lo que realmente importa y lo que creo que Dios espera de nosotros.

      Además, afirmas que el principal criterio para valorar el seguimiento son las obras. Matizo un poco. el principal criterio, en mi opinión, es el amor, pero en primer lugar teniendo en cuenta de que solo es posible amar a Dios a través de el amor al prójimo y en segundo lugar que el amor, propiamente dicho, no existe. Sólo existen las pruebas de amor, las obras amorosas, con lo cual enlazo totalmente con tu afirmación. Es solo que sin lo anterior me hubiera sentido algo cojo.

      Un abrazo y gracias de nuevo.

  • carmen

    Además, creo que he dicho en un par de ocasiones cosas en la línea de que la iglesia defiende posiciones idénticas a la ultraderecha. En concreto recuerdo uno que le hice a Eloy, estaba un poco preocupado por las elecciones del 23 de julio. Hizo alguna referencia a Vox y le dije que defiende, a mí juicio, muchas posiciones idénticas a las que sostiene la iglesia.

    No.No me asusto. Qué va. No.

    Además, mi canción la conoce todo el mundo que la escucha.
    Buen día.

  • carmen

    De firma velada? No, no, qué va…Sencillamente no me gusta.Sin más.Una opinión. 

  • carmen

    Solamente una cosa: Aquí cada uno tiene su estilo. Está claro que a todos no pueden gustar los estilos de todos. Clarísimo. Desde luego a mí no me gustan.

    No entiendo los ataques personales. Lo siento. Jamás los entenderé. Porque además no se puede decir a nadie que todo lo que dices solamente te interesa a ti. Podrás decir no ME interesa lo que dices. Punto.

    En cuanto a que existen ideologías de todo tipo dentro de la iglesia, vamos a ver. Pues claro. Que la iglesia ha ido hasta el día de hoy de la mano de ideologías que no me gustan un pelo. También. Que hay quien piensa que todo va a cambiar, veremos.

    No me gustan nada los ataques personales. Nada. Le gusten a la persona  Cuervos, Gaviotas o Mariposas.

    No sé. Es una opinión.
    Buenos días a todos.

    • Antonio Llaguno

      Carmen.

      No se a que “ataque personal” te refieres. Me limito a describir la ideología de determinadas personas, ideologia que no ocultan en absoluto en sus escritos; su trayectoria personal, que tampoco es un secreto y a manifestar mi profunda discrepancia con ellos y lo que significan.

      Sí te sientes incómoda con ello te pido disculpas, pero te animo a que los leas. Verás que a ellos los “ataques personales”, incluidos los que hacen al propio Papá, no les producen ningún desagrado. Muy al contrario son absolutamente reiterativos y constantes.

      Yo creo que, como apunta Ana, el neo fascismo ultra católico está tomando posiciones y de forma muy beligerante, y que los cristianos de buena voluntad tenemos el derecho y también la obligación de decirle a todo aquel que quiera escucharnos que seguir a Cristo ¡¡¡NO ES ESO!!!

      Es posible que te desagrade, pero es más problema tuyo que mío.

      Mientras haya un sitio donde me dejen opinar yo seguiré poniendo de manifiesto lo que algunos quieren que sea la Iglesia del Nazareno y que, en mi opinión, dista mucho de ser lo que Él querría.

      Nadie está obligado a pensar como yo. ATRIO no es ni Infovaticana ni Infocatólica y aquí Antonio ha creado un espacio de encuentro y diversidad, y yo no voy a censurar comentario alguno, pero tampoco voy a admitir de buen grado que de forma velada trates tú de coartar mi libertad de expresión.

      Pude haber sido mucho más vehemente en mi reflexión y criticar de forma mucho más abierta a quienes tratan de perpetuar el fascismo, la represión y la inquisición en la Iglesia Católica pero preferí ser más descriptivo y aséptico.

      Te repito mis disculpas pero vienen tiempos en que los cristianos deberemos tomar partido y dice el Apocalipsis eso de que “A los tibios los escupiré de mi boca”.

      Y yo soy cualquier cosa menos tibio.

      • Nacho Dueñas

        Pero si me permites, Llaguno, y hablo con toda cordialidad, sí creo que a tu análisis sobre la carcundia, hay demasiado juicio de valor no exentas de términos no muy respetuosos y acusaciones.

         

        Creo que en efecto, te asiste la libertad de expresión, pero no hay libertad sin responsabilidad (y aquí entra la rigurosidad) como no hay derechos sin deberes.

        También yo hubiese preferido datos más significativos y fuentes más concretas.

        Ahora, que en cuanto al contenido del texto en sí, no tengo gran cosa que objetar, si bien es cierto que para mí lo intraeclesiam no representa una especial preocupación.

        Un abrazo, y feliz domingo.

        Nacho.

        • Antonio Llaguno

          Llevas razón Nacho.

          En mi entrada hay opinión, y juicio de valor.

          Exactamente igual que cuando tú, o Zugasti escribís de política, Ana escribe de feminismo o Tamayo de teilogía. Es más, yo te diría que es lo esperable en una web de encuentro de pensamientos. Y es lo que me atrae de ATRIO.

          Somos sujetos y no objetos y por lo tanto subjetivos no objetivos. No esperes objetivismo en mi. Yo no cometo el error de esperarlo en ti.

          Y a pesar de ello te respeto y mucho.

          También llevas razón en que se pasa por encina de algunas afirmaciones. En mi descargo te diré que la primera redacción eran 14 páginas en Word con letra Arial, módulo 8 y un espacio. Algo, totalmente inadecuado en una colaboración de este estilo.

          Mi interés es solo comentar lo que hay, dar mi opinión que como toda opinión es discutible y debatir con aquellos que quieran entrar en el fondo del asunto… y lo mejor, si alguien tiene un interés más profundo es que no se fíe de mi subjetivo criterio y se escandalice por si solo leyendo los blogs y comentarios reseñados.

          Seguro que el escándalo es mucho mayor que leyendo solo mi opinión.

          Conociendo tu forma de pensar, si los lees no creo que tengas más que 2 posibles reacciones: el escándalo o la indiferencia. Con mayor probabilidad a esta última.

          Pero es que a mí me preocupa lo que ocurra en la Iglesia Católica que considero mi Iglesia (Aunque sea desde la discrepancia) y mi padre me enseño que los hombres y mujeres decentes no se preocupan, se ocupan.

          Por eso simplemente os llamo la atención a lo que se viene en un futuro próximo. Sí os ocupa o preocupa, os interesa o pasáis de ello como de la peste o si os genera desazón o hilaridad, es ya algo que yo ni controlo ni pretendo controlar.

          Y si mi opinión o mi criterio no te ofrece suficiente credibilidad puedes hacer tres cosas, todas buenas y que verán cumplido mi objetivo: 1) Puedes leer las webs que indico y formar tú propio criterio, 2) puedes señalar las incoherencias, trivialidades y juicios de valor y yo trataré de ser más eficaz y clarificador en ese sentido o 3) puedes formular las dudas o preguntas que te generen y yo por supuesto, y puede que algún otro comentarista quizás podamos aportar más luz.

          Mi escrito no es una tesis doctoral. Ya me gustaría

          Pero es que es de compartir opiniones y no de publicar sesudos Y larguísimos estudios de lo que va ATRIO.

          O sí, pero para eso hay quien escriben libros muy buenos por aquí.

          Con afecto, respeto y admiración

  • Antonio Llaguno

    José María. Tan evitable como los lugares comunes es el irse por los cerros de Ubeda.

    Nada de lo que dices tiene que ver con el artículo escrito, salvo tu convencimiento, ya conocido por todos nosotros de que el bloguero estrella de infovaticarca es un buen tipo y estoy seguro que como padre, abuelo y jugador de mus es excelente pero como opinador religioso me gusta menos que pasar otra vez pir el COVID.

    El resto de tus aportaciones, de nuevo tienden a demostrar tu erudición que es válida casi exclusivamente para ti.

    Me explico. El que la teoría de la creación y configuración de la Iglesia Católica renta origen en Constantino sea una teoría antigua y ta muy debatida no la hace ni mejor ni peor. Yo creo firmemente en eso que tú llamas “majaderías”, porque creo firmemente que la Iglesia casada con el poder, primero del emperador, después de los reyes, luego de los papas, verdaderos monarcas de occidente en épocas pasadas y siempre aliada de los poderosos hasta llegar al esperpento patrio de la dj6stifixacion moral de la dictadura de Paquito Patascortas, no es una majadería. Es una traición alevosía al mensaje predicado por el hijo y que se deduce del Amor del Padre. Y me traen sin cuidado los latinajos con que adornos tu reflexión.

    Puede que sean lugares comunes, pero son los míos y ni aunque trajeras a Ortega y Gasset revivido a darme la charla, cambiaras mi criterio.

    Que Cristo no fundó ninguna Iglesia es una afirmación que no se sustenta ni en mi inexistente autoridad ni en la que sí le reconozco al Papa. Se basa en que el tema de la segunda alianza os lo habéis inventado, en que el pasaje de Pedro, piedra y la edificación de “su” iglesia es con toda probabilidad un añadido que nunca salí de la boca de Jesús de Nazareth y en el hecho de que Crist nunca dejó de ser judío. Un judío heterodoxo, probablemente de origen fariseo de la escuela de Hikrl el Sabio (O el viejo) pero judío. Y en cuanto a la homosexualidad y la pràctica de la misma,  es absolutamente irrelevante si es de origen genético, es adquirida por la razón que sea o se puede comprar en un kiosko de pipas, y a mi no me habrás visto nunca discutir sobre el asunto porque me importa menos que la reproducción del gamusino en cautividad. Lo relevante es: 
    1) Que mo es mala porque no hace daño a nadie.
    2) Que Dios nos ha hecho libres, también para decidir con quién y como decidimos follar.
    3) Que nada hay de malo en el seco consentido entre personas adultas, del tipo de seco que sea y siempre que mo se haga daño a terceras personas (Engaño por infidelidad, es decir adulterio, QUE ES LO QUE SE SEÑALA COMO PECAMINOSO EN EL DECÀLOGO)
    4) El resto de los debates sobre el tema salvando los debates que profesionales de oa psicología clínica tengan entre ellas para tratar las posibles patologías que se den en el tema y que se dan exactamente igual entre heterosexuales masculinos y femeninás (Véanse abusos eclesiales producto del absurdo celibato) tienen menos interés que mi aportación al mundo de la cosmologìa cuántica.

    Por último te diré que ser el último en hablar de un tema no confiere la posesión de la verdad pero dada tu afición a poner el punto y final a cualquier debate, tienes mi aquiescencia a que pongas la puntilla. No habrá más respuestas en este artículo.

    Salvo que te ciñas al tema del mismo, que son las webs más famosas del carquerío ultra católico patrio y dejes de hacer senderismo por las montañas chiquitas que configuran el término municipal ubetense (Para que veas que sin latinajos yo también puedo ser más cursi que un repollo con lazo)

  • José María Valderas

    Antonio, no conviene seguir los lugares comunes en ninguna disciplina, mucho menos en teología o cuestiones religiosas. Resulta buena política poner las proclamas en suspenso, estudiar el asunto y opinar críticamente. Entre los lugares comunes en torno a la Iglesia está el llamado Iglesia constantiniana, que hizo furor en los años periconciliares (del Concilio Vaticano II). Todos los males surgieron de esa concepción de la Iglesia, clamaba la progresía, sin saber muy bien qué entender por Iglesia constantiniana, que, cuando preguntabas a los exacerbados te remitía al nacionalcatolicismo, es decir, la sujeción de la Iglesia al poder político. De acuerdo con la progresía había que librar a la Iglesia de ese mal de origen, es decir, de ella misma. Se igualaba iglesia constantiniana y cesaropapismo. El Papado era un remedo del emperador, la jerarquía la estampa de los pretores.Otro mantra es que Cristo no fundó ninguna religión. De ese mantra participa el mismo Francisco cuando afirma sin rubor que Dios no es el Dios de los católicos. Y, por supuesto, participan teólogos en los que se inspira y a quienes venera, como el antiguo profesor de la facultad de teología de Granada y ex-jesuita, muy venerado en esta casa (Atrio). Bueno, pues lo diga el Papa de Roma o lo diga el Padre Castillo, eso es una absoluta majadería. Cristo fundó la nueva alianza. ¿Y qué era la nueva alianza? El pueblo de Dios, la ekklesia de los bautizados en el nombre del Señor Jesus, el compromiso del Padre con su Iglesia. El Reino es el reino de los creyentes, de los que oyen su Palabra y la cumplen. Ocurre que la buena teología bebe en la liturgia, en la manifestación de la fe de los creyentes, como enseñó de palabra y escrito magistralmente Ratzinger. Pero Ratzinger no era Bergoglio.Por último, la homosexualidad. No soy homófobo ni tengo fobia a nada. Pero eso de atribuir la inclinación sexual a la condición genética, es un disparate. Francisco dijo aquello terrible de quién soy, en apariencia una confesión de humildad y empatía, de amor a los homosexuales, cuando en realidad no se le pedía su opinión sobre la condición homosexual sino sobre la praxis.Y una vez más salió por la tangente. No tengo nada que guste fotografiarse con personas trans, homosexuales o lo que sea. Pero en la doctrina ha de ser claro. Y no lo es. Porque no lo es obliga a sus defensores, sic González Faus, a decir disparates de aurora boreal como que la determinación genética de la homosexualidad. Un dislate que obviamente intenta disfrazar con referencias al contexto paulino y a la praxis sexual del mundo romano en que se desenvuelve el apóstol. No existe, como bien sabe usted, ni el cromosoma de la homosexualidad, ni siquiera un gen que haya mutado para potenciar la variabilidad sexual. 

  • ana rodrigo

    Llaguno, en este momento, sólo agradecerte la información que nos ofreces. Yo tenía idea de lo que se movía “por ahí”, pero, por pereza, por falta de tiempo y por no dedicarle un minuto de mi vida, no sabía la cantidad y el alcance de lo que JJ Tamayo llama Cristoneofascimo. En otro momento intentaré hacer un comentario más amplio. Hay muchas cosas que tenemos que reflexionarlas en voz alta. Un abrazo.

    • ana rodrigo

      Como dije esta mañana, pensaba hacer un pequeño comentario sobre lo que supone el neofascismo infiltrado en páginas de carácter religioso-católicas, y viceversa, impregnar la política de una religión cristoneofascista, pero visto que Valderas aprovechando la libertad de expresión, está trasladando a ATRIO lo mismo que esas páginas exponen y defienden, yo me abstengo de seguir en este hilo.

      Agradezco a Llaguno la información que nos ha proporcionado.

  • Antonio Llaguno

    Tengo que reconocer José María que hastá que no llegué a las 4 últimas palabras de tu comentario no tenia ni la más mínima idea de que es lo que el texto que nos aportas tenía que ver con la aportación escrita por mi.Te diré que para decir que “la cigūeña” es considerada por ti como un caballero de gran preparación y sólido cristianismo ni hacia falta tanta  retórica hueca. Yo ya era consciente de ello y como ves no ha impedido que piense exactamente lo contrario.

    Nada nuevo bajo el sol.

    No obstante aprovecharé tú Pisuerga y su paso por mi Valladolid para aclararte 2 cosas.

    Yo no creo que el Cristianismo, en su versión posterior al año 313 dC sea obra de Pablo. Saulo de Tarso, probablemente el primer teólogo cristiano de gran nivel de la historia, tiene grandísimas aportaciones a dicha teología, otras incomprensibles, al menos para mí, y otras propias de su tiempo, entorno y condición que se me hacen (A mi, esto no tiene por qué ser compartido) completamente prescindibles.Yo no afirmo que la aversión católica por la homosexualidad sea aportación de Pablo, entre otras cosas porque no es verdad. Esa aversión firmaba parte del acervo cultural y religioso de la religión judía (Al igual que la minimización de la mujer) y los primeros cristianos, casi todos judíos, la tenían asumida. Pablo, que había para gentiles, mucho más acostumbrados a una vida sexual mucho menos reprimida que la de los judíos, se refiere explícitamente a ella porque se encuentra con ella y educado como rabino judío, la rechaza.

    Me limito a señalar que, si tan importante y nefando es ese dizque pecado, lo lógico es que Jesucristo hubiera dicho alguna cosa sobre él.

    Obviamente, y tú lo sabes porque no te habrían hecho falta tantos retruécanos para defender lo indefendible si no lo supieras, a Cristo lo preocupaban mucho más otras cosas que al facherío católico le resultan muy incómodas y por eso toman banderas absurdas (homosexualidad, divorciad@s, masturbación, etc…) contra las que luchar, para así, no tener que pelear con las que si importan: desigualdad, pobreza, opresión, guerra, etc.. Como diría el reagetonero “Ya tú sabes”.

    La otra es que en mi humilde opinión, Cristo no quiso crear y de hecho no creó una religión nueva o una Iglesia. Cristo, simplemente nos predicó su relación con el Padre y la llegada del Reino. Y nada más… ni nada menos. La religión cristiana y su Iglesia formal y organización,  en mi humilde opinión, es originaria de Constantino y responde en muchas de sus parafernalias, costumbres, ritos, formas, dogmas, y revestimientos a los intereses del emperador… y de todos los poderosos que después de él asumieron el poder y aprovecharon la existencia de la Iglesia para sus propios intereses.Supongo que en tu extensa biblioteca y tú prodigiosa memoria y experiencia vas a localizar multitud de grandes intelectuales que argumentan exactamente lo contrario que yo.Hazlo. A diferencia del blog de tu amigo aquí no se censura más que a la mala educacion, no0 la discrepancia.

    Eso sí, aprendamos de tu cicógnido amigo y hagámoslo brevemente, porque para lo que has dicho bastaban las últimass palabras de tu comentario.

    Gracias por comentar, no obstante 

  • José María Valderas

    Existe una sutil, sutil para los promotores, corriente anticristiana que se esfuerza en contraponer a Cristo con San Pablo, cuando es confesión del Apóstol que éste fue el último en llegar y cooptado por la benevolencia del Señor. Es la premisa para declarar que lo que se llama cristianismo desde la Iglesia primitiva es en realidad paulinismo, quien transformó la doctrina del Mesías en un movimiento ideológico sectario. Es tesis protestante de sus biblistas del siglo XIX y reavidada en nuestros días por Jesús Monsterín y algún profesor de griego bíblico de la Complutense y colaborador de Religión Digital. A propósito de la moral asociada a la vida familiar lo han vuelto a esgrimir cuantos son partidarios de la inconsistencia de Francisco y la muy convencida tesis de su asesor in subiecta materia, James Martin: de la sexualidad sólo se ocupa Pablo en sus arrebatos. Por tanto, la condena de la praxis homosexual no es cristiana, no es de Cristo, sino de un sectario. Un sectarismo que el Sínodo limpiará del último reducto, el Catecismo de la Iglesia Católica con el aplauso, sin duda equívoco, sí y no, de un errático Francisco. Al tiempo.

    Siendo todavía niño, cayó en mis manos un fondo de revistas antiguas, entre ellas, Acción Española. Había textos de Ramiro de Maeztu, José Calvo Sotelo, Pemán… y Vegas Latapié. Al primero y al tercero los conocía por el libro de literatura de tercero de bachillerato. El nombre del segundo lo asociaba a una plaza importante del pueblo. De Vegas Latapié no sabía absolutamente nada. Con los años fueron tomando cuerpo y forma cada uno de aquellos personajes que escribían con una brillantez un tanto barroca, salvo Pemán, que jamás cambió su línea tersa de articulista inigualable. Todos hablaban de patria, de catolicismo, de persecución y de monarquía frente a república. Por seguir con Pemán, combinaba El Divino Impaciente (referencia a la persecución católica desde el primer día de la república) con Cartas a un escéptico en materia de gobierno (monarquismo militante). En casa, republicanos, no sabían nada, como ignorarían mis lecturas de Prat de la Riba, La Publicitat en el desván de un secesionista camuflado. No eran aquellas iniciales unas lecturas contextualizadas, ni sistemáticas, acríticas todavía, pero te ponían los ojos como platos.

    Pero de Vega Latapié no aparecía gran cosa. Luego, sí. Se exilió por monárquico y fue nada menos que secretario del abuelo del rey actual y preceptor de Juan Carlos I. Pero leyéndolo descubrías que era un sólido católico, de profundos conocimientos del derecho y de su vindicación para la vida pública. A su sombra aparecía un joven prometedor, de extraordinaria preparación, Francisco José Fernández de la Cigoña.

Deja un comentario