Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

septiembre 2023
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
7299 Artículos. - 111321 Comentarios.

La Extrema Derecha y el Temor

        Creo que no es necesario dar datos sobre el crecimiento de la extrema derecha en Europa, y no sólo en Europa, porque es algo sobradamente conocido. Pero también creo que se analizan poco los motivos de ese crecimiento. ¿Por qué tanta gente piensa que gobiernos de extrema derecha son los que mejor pueden solucionar los problemas de la sociedad?

        En esa masa de gente que apoya a la extrema derecha es natural que encontremos a muchos miembros de las clases económicamente privilegiadas. La extrema derecha se opone frontalmente a los “social-comunistas” que pretenden un reparto de la riqueza. Así los millonarios sienten que su fortuna está muy segura con VOX y compañía. Pero no son sólo las clases privilegiadas las que apoyan a esta derecha. En varios países europeos, el último Italia, han conseguido mayorías que les han permitido llegar al poder.

        No es fácil precisar los motivos de ese seguimiento mayoritario de esas posturas ultras, Pero, si queremos oponernos a ellas, tenemos que arriesgarnos a señalar algunas posibles causas. Yo partiría de observar la sociedad en la que vivimos. Vivimos en sociedades capitalistas, y está claro que el capitalismo carece de valores morales. Aunque en países de tradición católica se insiste mucho en la oposición al aborto, la eutanasia y al colectivo LGTBI, en el capitalismo los valores morales no cuentan, el individualismo egoísta lo impregna todo, y esa es la base sobre la que se construye la sociedad capitalista.

         ¿Lleva esto a una sociedad satisfecha? Al capitalismo no le interesa en absoluto nuestro bienestar. La razón no puede ser más comprensible: La gente que se siente satisfecha, feliz, consume poco. Está a gusto con lo que tiene. No necesita más. Compra sólo lo verdaderamente necesario para mantenerse en ese estado. Y evidentemente eso es una ruina para la economía capitalista. Un directivo de General Motors, lo expresa con toda nitidez: «La clave para la prosperidad económica consiste en la creación organizada de un sentimiento de insatisfacción».

        ¿Y nos sentimos seguros dentro de esta sociedad? Cuando uno de los principios básicos del sistema es la competencia, difícilmente vamos a conseguir vivir en paz y con seguridad cuando nos sabemos rodeados de competidores, y sometidos a las decisiones de empresas para las que lo fundamental son sus beneficios y las personas no contamos. El trabajo precario no invita, ni mucho menos, a sentirnos seguros. Por otro lado, la amenaza de un cambio climático de graves consecuencias, también nos empuja a vivir atemorizados.

        En esta situación una extrema derecha populista se presenta como una alternativa segura para nuestras inquietudes. En primer lugar la amenaza del cambio climático la relativiza en gran manera, incluso llega a negar que sea real esa amenaza. Para los problemas sociales presenta la alternativa de un gobierno fuerte, que defienda ante todo los intereses nacionales. Rechazo total a los emigrantes “que nos quitan el trabajo y se llevan una buena parte de las ayudas sociales”. Unidad de España y defensa de los intereses sólo de los españoles.

        A muchos llega a engañar ese discurso, pero no puede ser más falso. Hay un consenso científico abrumador en que la amenaza climática es real. Y la división social, en la que los emigrantes no tienen nada que ver, es mayor cuanto más a la derecha está el gobierno. En la pasada legislatura VOX voto contra todas las medidas favorables a los trabajadores: Reforma Laboral, Subida del salario mínimo…

        Podemos y debemos poner de manifiesto una y otra vez, la falsedad del discurso de la extrema derecha, pero difícil será arrinconarlo, mientras vivamos en una sociedad con unas grandes dosis de insatisfacción e inseguridad.

       

2 comentarios

  • Nacho Dueñas

    ¿Terror a la extrema derecha?

    Ciertamente, no es una buena noticia su auge, pero sigo creyendo que a dicha extrema derecha se le usa como chivo expiatorio mientras “el sistema” perpetra barbaridades iguales o mayores que o bien ignoramos o bien normalizamos:

    -1ª guerra del Golfo (1.200.000 muertos).
    -2ª guerra del golfo (25.000 muertos).
    -Bombardeo de Libia (100.000 muertos)
    -Golpe militar en Egipto (varios miles de muertos).
    -Afganistán (20.000 muertos)
    -Guerra de Ucrania (más de 100.000 muertos).
    -El Mediterráneo como fosa común (denunciado por el papa, varias decenas de miles de muertos)
    .-En España, el GAL, Inxaurrondo, el corte de luz en la Cañada Real, la masacre del Tarajal, el caso Mengele, la foto de las Azores..

    .-…No, no es una buena noticia el auge de la extrema derecha. Pero pese a ello tampoco es buena opción quedarse gritando “¡que viene el lobo!”, cuando dentro tenemos un lobo igual o peor en cuanto a peligro se requiere.

    Buenos días.Nacho. 

  • Mónica

    La extrema derecha populista en Europa tiene un electorado fiel entre la clase trabajadora. La extrema izquierda populista tiene menos adeptos. No veo que a los que llama “social comunistas” tengan intereses en el reparto de las riquezas, primero porque no son ni social ni comunistas. En España las leyes fetén, las económicas no varían este el gobierno que sea. Las leyes más populistas tienen mas simpatías entre los electores de todos los partidos. De casualidad comprobé por el televisor, el circo del  Congreso de hoy, perder el tiempo, poca tolerancia y me reafirmo en mi comentario sobre Sanchez del otro día. La verdad es que apetece poco vivir en un estado así, aunque tampoco Euskadi está para tirar cohetes.