Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

septiembre 2023
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
7299 Artículos. - 111321 Comentarios.

El ‘Jesús’ de Pagola

En Atrio domina estos días el estudio exegético del Nuevo Testamento. Bienvenido el debate abierto y respetuoso sobre propuestas de interpretación de los textos. Cabe aquí otro ejemplo de cómo un insigne biblista, sacerdote creyente que implicó su vida en la renovación conciliar de su diócesis de origen, se le intentó acallar sin diálogo por un episcopado anclado en el poder sacral. Y escribe sobre el caso Pagola un teólogo italiano, Strazzari, pues el escándalo inquisitorial español se hizo internacional en los ambientes bíblicos. AD.

Por Francesco Strazzari, El DiarioVasco

José Antonio Pagola es una persona célebre no solo en España, como buen teólogo y escritor, sino en muchos lugares del mundo. Su libro sobre Jesucristo, ‘Jesús. Aproximación histórica’, -publicado en 2007 y en Italia en 2009- traducido, además de al italiano, al euskera, catalán, inglés, francés, portugués, ruso, japonés y chino, le costó a Pagola cinco largos años de ataques y descalificaciones, lo que le provocó una gran fatiga mental y psicológica.

En 2008, intervino la diócesis de Tarragona: «El Jesús de José Antonio Pagola no es el Jesús de la fe de la Iglesia». Luis Javier Argüello, vicario general de Valladolid, lo condenó en términos inequívocos, seguido de dos artículos de los teólogos José María Iraburu y José Antonio Sayés y de un escrito de José Rico Pavés, entonces director del secretariado de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe en España. Intervenciones que se produjeron sin haber intercambiado, al menos, cuatro palabras con la persona interesada.

El entonces obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, la diócesis de José Antonio Pagola, después de consultar a eminentes eruditos bíblicos y teólogos sistemáticos, le dio el ‘imprimátur’ o visto bueno el 16 de junio de 2008. Dos días después, la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe hizo pública la ‘Nota de Aclaración’. Se abrió entonces un debate muy acalorado y convulso. El secretario de la Congregación Romana, el español monseñor Ladaria, intervino para calmar un poco la situación, pidiendo a la editorial (PPC) que no pusiera el libro en el catálogo.

En 2010 llegó la noticia de que el Cardenal Rouco, presidente de la Conferencia Episcopal Española, y Monseñor José Antonio Martínez Camino, presidente de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe española, habían visitado al Cardenal Levada, presidente de la Congregación Romana, para pedir que Roma desautorizara el libro y retirara el ‘imprimátur’.

El libro fue sometido a una evaluación en la que participaron lectores de diferentes nacionalidades que no encontraron afirmaciones contrarias a la fe, un dictamen que fue confirmado a José Antonio Pagola por el polémico obispo Munilla de San Sebastián. Para Roma, el libro no contenía proposiciones directamente contrarias a la doctrina de la fe y se pidió a Pagola que aclarara algunos puntos.

El 26 de enero de 2012, el propio Pagola se reunió en Almería con Adolfo González Montes, presidente de la Comisión para la Doctrina de la Fe española, y con el teólogo Enrique Benavent, obispo auxiliar de Valencia, ex profesor de cristología. La situación era increíble: el primero no había leído el libro y el segundo solo la primera edición en catalán, y no en castellano.

El 19 de febrero de 2013, el obispo de San Sebastián –en esta ocasión, monseñor Munilla– recibió una carta del Cardenal Ladaria. El Papa Benedicto había renunciado. Pagola, sin haber recibido copia alguna de esta notificación de Ladaria por parte del obispo Munilla, publicó el 8 de marzo la ‘Carta a mis lectores’, en la que comunicó la respuesta de Roma: ninguna proposición era contraria a la fe, no había solicitud alguna para corregir errores doctrinales ni manifestaciones heréticas. Sólo la petición de que, en ediciones posteriores, se hicieran cambios en cinco puntos concretos.

Ese mismo día, el secretario de la Comisión Española, José Antonio Martínez Camino, mediante un escrito de treinta y siete líneas, hizo un rápido resumen del asunto y dedicó sólo tres líneas y media para comunicar que «el autor ha respondido satisfactoriamente a las observaciones hechas por la Congregación». Cualquier edición futura no contará con el ‘imprimátur’ episcopal o visto bueno.

Me entrevisté varias veces con José Antonio con el fin de publicar algunos de sus libros en Italia. Y él dice: «He sufrido mucho. Sobre todo, ver sufrir a mis dos hermanas, con las que vivo, y a toda mi familia y muchos amigos que han sufrido al verme sufrir. A veces no he sabido qué decirles o cómo explicar lo que estaba pasando. He sufrido mucho al tener que afrontar una situación extraña que nunca antes había conocido. He sentido que algunos sectores de la Iglesia querían silenciar mi voz. Según ellos, estaba haciendo daño a la Iglesia. He querido escucharlos para ver si podía presentar mejor el Evangelio de Jesús. A veces me he sentido rechazado por la Iglesia. Otras veces he pensado que no me importaba si me consideraban hereje o arriano. Sólo Dios encarnado en Jesús sabe lo que hay en mi corazón».

23 comentarios

  • Juan A. Vinagre

    Vaya este recuerdo a José A. P. como un pequeño homenaje de agradecimiento. Se lo merece por su libro y por la libertad espiritual que da el seguimiento y el amor a Jesús de Nazaret. Desde hacía tiempo deseaba leer un libro así, riguroso y humano, sin negar lo que de divino hay en Él, que es lo que hace de Jesús de Nazaret un personaje muy muy singular. Siento que la publicación de este libro te costase dolor y lágrimas, José Antonio. Pero, como tú sabes bien, éste es el precio de quien no acepta o disiente del “sistema”. A Jesús le ocurrió algo mucho más grave, y Él era muy consciente de ese riesgo… Pese a lo cual siguió adelante, por fidelidad al Padre y a su gran Mensaje del Reino.

    En nuestro tiempo, aunque con riesgos menores, sufrieron sanciones y persecución cristianos bastante coherentes como Congar, Häring, Rahner, H. Küng, L. Boff, Castillo, Pikaza, Torres Queiruga etc. (Algunos describieron el “proceso” al que fueron sometidos. UN PROCESO NADA EVANGÉLICO. Lo que significa y da a entender mucho a quien pueda o quiera ver…)  A juzgar por los datos comprobados o confirmados, al menos algunos de esos nuevos “inquisidores” se creen los únicos poseedores de la verdad -su humana interpretación es la Verdad-, y no dudan en la aplicación de la pena. Parece que no ven que la verdad y el amor (verdad y amor humildes) son como un matrimonio indisoluble. Cuando el amor no va unido a la verdad -aunque ésta sea solo “verdad humana”, que en nuestro caso nunca se reconocerá como humana-, se rompe esa indisolubilidad. Y entonces se yerra más. A la fe le causan más daño los inquisidores de dentro que las persecuciones de fuera. Y esto porque la rigidez de los inquisidores quiere combatir, y no tolera, las probables dudas e inseguridades que la rigidez lleva consigo. Aparte de que, al menos en ciertas rigideces inmutables, probablemente hay algo de patología. Le fe rígida, no humilde y amable, falsifica, daña y aleja. Lo contrario de la verdad humilde, que escucha y busca encuentros. La verdad rígida no es sana,  no consiente discrepancias, es intolerante, mata.  Por eso, aquí viene bien recordar las palabras de Teresa de Ávila -también vigilada por la inquisición-: “La verdad padece, mas no perece”. La verdad de Jesús no enfrenta, está lejos de las rigideces y turbulencias humanas, la verdad de Jesús desea y da la paz y crea un margen de libertad innovadora.**Un cordial saludo de bienvenida a Mª Pilar, que tanto ha bregado con la rigidez de alguna institución religiosa… 

  • Disculpen quise decir- está no estaba.

  • Conocí a José Antonio Pagola en mi querido C. Pignatelli…en aquellos tiempos…ahora no es el mismo al menos para mí. Tengo su libro que me encantó y me encanta que forme parte de mi biblioteca, un hombre encantador y con una gran ilusión al hablar de Jesús, en su vivir estaba presente y en su hacer.Personalmente siento un gran afecto y admiración

  • Antonio Llaguno

    Leo con estupor como uno de los que condenó a Pagola en 2008 fue José María Iraburu.

    Lo leo con estupor porque hoy en día, nadie tomaría en serio lo publicado por el fundador y director espiritual de Infocatólica (Más conocida como Infocarcólica). ya es muy conocido por ser uno de los inquisidores más prolíficos de la web católica ultra carca española.

    El COVID y mi propia reflexión han ralentizado las cosas que tenía en marcha y dentro de ellas hay un análisis de las dos webs españolas más conocidas en el mundo ultra conservador y que son Infovaticana (de Ariza y con el pajarraco de la Cigoña como líder) e Infocatólica (de Iraburu y con una pléyade de escritores pro inquisición moderna entre los que destacan algunos protectores de delincuentes incluidos) y que son más conocidas como Infovaticarca e Infocarcólica.Esta última reflexión es la que más avanzada está por lo que es posible que sea una de las próximas CRÓNICAS DEL BÚNKER.Lo que quería decir es que 15 años después, el tiempo ha puesto a Pagola y a Iraburu a cada uno en su sitio. A Pagola en la condición de uno de los teólogos más leídos en español y a Iraburu en la más absoluta irrelevancia.Si esa es la voluntad de Dios, sea bienvenida y si Dios no ha tenido nada que ver, brindemos por lo que la diosa Fortuna trajo en este sentido. 

  • Carmen Hernández Rey

    Siento lo sucedido en Murcia Carmen.esoero que a quienes les correspondan paguen por tener abiertos garitos como esos.Aunque las chicas muertas en Madrid hace años creo que pagaron nada.

  • carmen

    Saben lo que más me fastidia de todo?  Esta discoteca , por lo que estoy leyendo, era muy frecuentada por suramericanos.El ayuntamiento dice que no tenía autorización, que desde marzo del 2022, tenía orden de cerrar. Algo relacionado con papeles. Y siguió funcionando. Hasta ayer.Me pregunto. Y si hubiesen muerto Trece personas guay de Murcia o del extranjero? Estaría todo tan calmado, o tal vez hubiesen salido trece padres poniendo el grito en el cielo? Pero ni un solo padre grita. Únicamente lloran.Estoy muy cansada. Solamente vale la palabrería. Cuanta más y más oscura , mejor.Ese fue el problema de Jesús. Hablaba de práctica, de Praxis, que dicen.Me voy a pasar al banco de los filósofos y demás. Es mucho , muchísimo más cómodo. Y rentable.  Incluso te llevas aplausos en ocasiones, aunque nadie entienda nada.Me dejé la carrera de matemáticas porque no veía sentido a tantísima abstracción. No me va la abstracción. Bueno, hasta cierto límite, si. Pero es una cota muy bajita.Leo el jaleo con el tema este del sacerdote y, no sé. Nadie de la iglesia se pronuncia. Como si no fuera con ellos. Un alma descarriada. Punto.Pero es que he empezado a leer un texto sobre la respuesta que han dado los jesuitas al programa de Gonzo, que no vi, porque es que nada me suena a nuevo, he leído, tenemos que pedir perdón, y no he seguido leyendo. Para qué? No. Es mejor analizar las cosas elevándote a la estratosfera y, por supuesto, por encima de la capa de ozono, no vaya a ser que te encuentres con un agujero gordo y te caigas sobre la superficie de la tierra. No. Es mejor mirar mirar las cosas desde muy muy  arriba. Con perspectiva. Analizar todo desde un punto de vista más alto.Así que voy a abandonar el mundo de la praxis. Eso nunca acaba bien. Pues eso.

  • Antonio Llaguno

    Recuerdo hace muchos años que en mi parroquia de Salesianos de Estrecho, usábamos el libro de Pagola “Jesús de Nazaret. El Hombre y su mensaje” (Idatz, Editorial Diocesana. 1987) para la catequesis de grupos de post confirmación y reconozco que me encanto la claridad, cercanía y manera de afrontar las preguntas, sin los topicazos al uso y afrontando las preguntas más habituales con valentía y sencillez.

    Tanto mis chic@s (Ya no tan crí@s, porque estaban entre 18 y 24 años) como yo que era el catequista, nos sentíamos muy cómodos con esa guía para nuestra reflexión y aunque no siempre estábamos de acuerdo con el autor, siempre encontramos en sus páginas un camino a recorrer, nunca una respuesta tajante.

    El problema vino cuando el grupo neocatecumenal que había en la parroquia (Hablo de los años 90, con  Suquía y Rouco en su apogeo y con los Kikos mandando todo lo que era posible mandar en Madrid) fue a quejarse al párroco porque había salido en prensa que Pagola, siendo vicario (O algún cargo parecido) episcopal de San Sebastián, había acogido en su casa a un supuesto terrorista y era un “cura nacionalista de los de Setién”.

    No creo ser yo conocido por posturas políticas conniventes con el nacionalismo, más bien al contrario, pero tengo claro que la actitud del Buen Samaritano es evangélica y que sean las que sean las ideas políticas del Sr. Pagola, en ese momento no juzgábamos su colaboración o no con el terrorismo abertzale (Que todo sea dicho y para bien en su honor, que fue muchísimo más liviana de lo que salió en prensa) sino si su obra teológica era o no adecuada para la labor de la evangelización de personas en su primera adultez.Yo le dije al párroco que haría lo que me viniera en gana y que no eran los Kikos (Con los que los “salesianos” nos llevábamos bastante mal) quienes me iban a decir que material iba a usar o no en mi catequesis y que ese año tenía previsto emplear no solo el de Pagola sino otro libro llamado “Clérigos, psicodrama de un ideal” (Círculo de Lectores, 1995),  de Eugen Drewermann que era un hereje declarado y que afirmaba lo siguente: “Quien actúa como Jesús terminará como él… Cuando me di cuenta de que la sentencia de mi condena estaba dictada de antemano, abandoné todo sentimiento de responsabilidad y de culpabilidad hacia los obispos. Me sentí aliviado al caer en la cuenta de que solo tenía responsabilidad ante mi propia conciencia. No niego sin embargo, que puede ser desconcertante pasar por esta experiencia de expulsión y constatar que continúa vigente en la práctica de esta iglesia, en la que el muro de silencio no cesa de crecer”

    Ni que decir tiene que la denuncianta kika se escandalizó y el párroco, que ya me conocía, rompió en carcajadas y me pidió que le devolviera el libro de Drewermann, que él mismo me había prestado. Reconozco que no se lo devolví. Un día me dijo: “Antonio, al menos tráemelo y te lo dedico” y eso hice pero es que el párroco de entonces ere un tío muy legal y del que guardo muy buen recuerdo.

    Pagola escribe muy bien, es fácil de entender y sabe comunicar.Después, el que uno esté o no de acuerdo con él forma parte del discernimiento personal que cada cristiano debe hacer y que por el propio bien de uno, no es bueno abdicar en manos de predicadores con sotana.

  • ana rodrigo

    Humanamente es imposible, no estar al lado de los familiares, de sus amistades, junto al pueblo murciano, en el dolor horrible, inconmensurable que están pasando, por la pérdida de sus seres queridos en condiciones tan trágicas, con conciencia de que iban a morirse. 

    Máxime cuando el ayuntamiento de Murcia ha declarado que estaban abiertos al público sin licencia y, además, desde hace mucho tiempo. Le han echado la culpa a los empresarios, pero yo me pregunto ¿y el ayuntamiento no tiene inspectores de trabajo para darse cuenta de semejante irregularidad?

  • carmen

    Gracias.Es tremendo.Tanta gente joven.Tardará mucho tiempo en saberse las causas. Dicen que un cortocircuito, y mucho material inflamable. Hay muchas cosas que no entiendo.Gracias en nombre de mi ciudad. De mi comunidad.

    • José Miguel Lertxundi

      Mi solidaridad Carmen, es terrible y más si cabe en personas jóvenes, un gran abrazo para ti y para los queridos murcianos.

  • carmen

    Mamcer, creo que era la palabra.

    • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

      Carmen, me he acordado de ti y de Murcia mil veces desde ayer. No es este el lugar, quizá, pero es el que tengo más a mano. (Conmoción total; y casi estoy seguro de que la ciudad se temía cualquier desgracia algún día en ese lugar. Es otro tema, lo conoceremos; o no). Un abrazo a Murcia entera.

    • ELOY

      Ciertamente, Carmen, el horrible incendio de Murcia y sus terribles efectos con, al menos, trece personas muertas, nos ha conmocionado y nos desgarra pensar en las personas fallecidas o desaparecida y sus familiares.  Pienso que ATRIO y los que en el participamos de una u otra forma, no podemos ser ajenos a tan dolorosa realidad, ni podemos aislarnos de lo que sucede a nuestro alrededor.

  • carmen

    Pues esa historia también la he leído por algún otro sitio.No sé si habrá documentos históricos de quién fue el padre biológico de Jesús. Hablan de un soldado Romano. Hay un montón de historias circulando. Cada persona es muy libre de creer lo que pueda o quiera Parece ser que, efectivamente la madre de Jesús fue María. Me lo creo a pies juntillas por aquello que dicen los evangelios.Acerca de cómo era su familia, parece ser que dicen que, vaya usted a saber… Pues dicen que era una familia desestructurada, por utilizar un término de hoy.

    El pasaje de que la madre y los hermanos estaban pensando que Jesús había perdido la cabeza y que iban a acabar todos con problemas, también parece cierto. Eso sí, cuando murió Jesús ahí estaba Santiago, el Hermano del Señor. Ya saben.

    En cuanto a quién fue el padre o no, francamente, me importa un bledo.  Si hablamos que fue producto de un embarazo no deseado, lo siento lo indecible por su madre. Lo siento muchísimo.Lo cierto es que nació, y en un momento de su vida siguió a Juan el Bautista y , bueno , ahí están los evangelios.

    Porque, me van a permitir un gesto de esos feministas. Donde haya una madre que de a luz… Si no hay padre reconocido, se siente. Y no voy a seguir porque puedo decir disparates.

    A mí me gusta el muchacho. Y sus jaleos de familia, pues jaleos de su familia son. Sé que se dice y por muchas personas de que saben cosas de estas, que seguramente Jesús no sé casó porque era hijo ilegítimo y las leyes judías lo consideraban impuro o algo así. Existe una palabra judía que designaba a estas personas. No la recuerdo bien.

    Pues bueno. A ver si va a tener el pobre alguna responsabilidad en esto. Vivió la vida según las condiciones que le tocaron vivir. Pues como tantísimos. A ver si ahora nos vamos a escandalizar de esto. No seré yo la que se escandalice . He leído lo mismo contado con palabras más hirientes.  Y qué tiene que ver Jesús en todo eso?  Tengo claro que hijo de Dios, pues no. Que hijo de una virgen, pues tampoco.

    Que contaron historias para montar una Historia , pues también.Pero he pasado de pantalla. Me da exactamente igual. Me gustan algunas interpretaciones que me cuentan de los evangelios, y lo que puedo imaginar. Creo que es un personaje fantástico.

    Y los padres de la iglesia, o sea, no sé ni quienes son. Soy un desastre para los nombres. Sean los que sean lo fueron hace muchos siglos. Por eso creo que sería conveniente replantearse muchas cosas, Está claro lo que pienso. Lo he dicho mil y una veces.Y los líos de familia, ya, lo que nos faltaba. Porque si  lo que se trata de afirmar es que no se acepta la paternidad del mismo Dios, pues se dice y andando.

    No sé.Eso creo .Me parece…

  • Carmen Hernández Rey

    Mientras Los Santos Padres De la Iglesia sigan siendo quienes son…

    Mientras no se hable de quien embarazó a la mujer prometida con José, cómo fue su familia real. Es seguir fomentado la mentira de dioses que quieren ser dios.

    La Fe no necesita inventos y mentiras

    • Hola Carmen Hernández Rey, ya salí…no del todo…de mi no sé como llamarla, me alegra mucho verte tan activa como siempre y tan luchadora, personalmente no doy tanto de mi misma pero en casa me defiendo bien. Un gran abrazo muy entrañable y agradecido por tantos buenos momentos vividos.

      Gracias por seguir en la brecha y decir las “cosas” claras un gran abrazo muy entrañable.

      mª pilar-pili

  • Antonio Duato

    ¡Cuánto me alegro de que José Antonio Pagola y su obra principal sean actualizadas y estimadas de nuevo en ATRIO. Él ya escribió aquí seis artículos sobre Jesús de Nazaret. Yo le conocía de cuando, siendo vicario del obispo José María Setién en la diócesis de San Sebastión (1978-2000) tuvo que dirigir la renovación de la comunidad cristiana en tiempos muy difíciles, aunque no dejó de publicar dos excelentes artículos en Iglesia Viva. Por si alguien quiere seguirlo en su etapa de escritor y animador de grupos cristianos, aquí está el resumen mejor de todas sus publicaciones.

  • ELOY

    El libro de J.A. Pagola, titulado: “Jesús. Aproximación histórica“, es, tal como dice dice el título, “una aproximación” y además “histórica” y fue quizá este carácter aproximativo y el enfoque de comprensión histórica lo que más me atrajo del libro, que me resultó  muy interesante, instructivo y  positivo. Además al resaltar los aspectos de objetividad histórica es un libro que creo es de muy interesante lectura para creyentes o no. Un buen libro para regalar, libro que, como señala Ana , tuvo muchas ediciones en poco tiempo. Esta bien documentado y en cada capítulo incorpora una extensa bibliografía.  Gracias a José Antonio Pagola

  • carmen

    Me sonaba un jaleo grande en la universidad de Granada con un teólogo. Años ochenta y algo.Y entré en el 2010 en una página accidentalmente, lo he dicho mil veces. Y leí. Y no podía entender. Le escribí al padre general de entonces, el que ha muerto en Japón hace un par de años. Pregunté en mi colegio su correo, me dieron uno y allá que fui. No entiendo, le dije, por qué no dejan hablar a las personas? Si no tienen razón no veo el problema, no le harán caso, pero tienen derecho a escribir lo que piensan. A lo mejor, quién sabe…Gran inocencia la mía. Absoluta, diría.

    Por supuesto respuesta cero y ese verano, de repente me entró esa cosa que me entra. Volví a escribirle, le viene a decir, ni caso que nos hacen. Tienen razón los que sencillamente no quieren saber nada y se van. No importamos.

    Les suena la canción?Entonces recibo un correo del Segre. El padre general no contesta por internet. Ni lee los correos. Si usted quiere hablar con él, escriba un texto a mano, y mándelo a esta dirección.Yo? Le contesté. Ya le he escrito, si usted quiere lo imprime y se lo pasa y si no, pues estupendo, no voy a volver a escribir lo mismo.

    Eso originó un encuentro con el segretario  y sus sellos, varios, en su correo. Siempre pensé que era el secretario del secretario del secretario del Segre. Pero no era asunto mío. Yo sí era yoEsto es una guerra. Total, dentro de la iglesia. La seguí en esa página que digo. Se escribía cosas superinteresantes. Y tenía unas ventanitas en las que podías entrar y… Bueno. Increíble el mundo que descubrí. Alucinante. Leí libros, artículos… alucinante todo. Ahí descubrí a Pagola, a castillo a mil autores… Mil.Seguí al día, como un serial, el encontronazo de Arregi con munilla. Adoro a Arregi. Vaya un valor. Pero ganó el que tenía que ganar. Lo tengo al ladico, en Orihuela.Era una página de jesuitas. Entonces estaban en la oposición. Y creí en el futuro.Pero vino el papa nuevo. Jesuita. No fue por el espíritu santo, lo sé. Menuda había montada . Y desapareció la oposición. En el acto.

    El señor que llevaba la página, murió. Se acabó. Pero me dió tiempo a ver que las cosas habían cambiado. Todo era parabienes al Papa.Y jugaron muy bien. Llaman a Castillo, pero además, eso fue al principio del papado. Era jesuita cuando el jaleo de Granada, después, pues no. Y poco a poco han ido tratando de demostrar lo abiertos que son. Pero no lo creo. Sé que lo que hay es una guerra por el Trono de Pedro. Que es de todo, menos humilde. Llegarán hasta donde vean oportuno. Pero cambios sustanciales no habrá. No tengan miedo. Y , mientas, los que todavía conservamos un mínimo, mínimo de fe en el futuro, seguiremos  deconstruyendo a Jesús ,Así se lee la discrepancia, no?Pues bueno.

    Pero nada , nada en la iglesia es casual, todo, absolutamente todo es meditado. Todo. Creo que se dice causal.  

  • ana rodrigo

    Cuántos destrozos humanos ha hecho la Iglesia en nombre de Dios, y siguen haciéndolo todas las religiones… La iglesia Católica está recogiendo lo que ha sembrado, es decir, impedir la actualización del Evangelio y de la teología, y, como la sociedad ha seguido caminado, mientras la Iglesia seguía anclada en la “Santa” Tradición, pues la gente se ha ido.

    Yo conocí  y escuché a Pagola cuando vino a Granada a presentar su libro en el mismo año que lo publicó, 2007, y yo tengo el libro de ese mismo año, año en el que tuvo seis ediciones. Y, después de todo lo que le hicieron sufrir, además tuvo que cambiar no sé qué cosas, ufff.

    ¿Y qué han conseguido con ello? Pues lo acabo de decir, destrozar vidas de demasiados teólogos y hacer el ridículo. Ah, pero Munilla sigue ahí, en Orihuela, de obispo, a donde hizo su entrada montando en un burro blanco, conforme a la tradición (él siempre muy tradicional¡!) de esa ciudad. Mamma mía!!!.

    De Pepe Castillo, amigo mío, sé en primera persona, todo lo que sufrió, con dos depresiones imponentes por medio, tras echarle de la facultad de teología de Granada y desacreditarlo todo lo que pudieron. Pues resulta que ahora, el Papa Francisco, lo ha llamado dos veces por teléfono, le escribió una carta de su puño y letra, lo recibió en el Vaticano junto a Marga, su pareja, y lee sus libros. Esto es como, en clave política,  dicen quienes no quieren moverse del pasado, que “se rompe España.” A unos y otros, lo que les pasa, es que se apean del tren de la historia y, al cabo de un tiempo, no saben ni dónde están.

    • Hola Ana, solo saludarte y darte un gran abrazo recordando otros tiempos donde caminábamos unidas en ideas y…otras muchas cuestiones…compruebo desde hace muy poco, que sigues en la lucha, gracias por ser como eres.

      Un abrazo entrañable y agradecido siempre.

  • carmen

    Recuerdo el jaleo enorme que se formó con este libro. Todavía no entiendo por qué. O sí. A lo mejor es porque resaltaba mucho la dimensión humana de Jesús. Me parece que fue este señor el que formó una especie de comunidades de seguimiento a Jesús, pero resaltaba mucho su humanidad.

    Lo mismo que le sucedió a Castillo, me parece, no lo sé.

    Y a otros Masía Clavel se la ganó por todo lo alto por un libro que publicó también, donde cuestionaba alguna cosa que otra.

    El Señor Queiruga, otro que tal.Y lo grande del asunto es que son seguidores de Jesús a muerte, pero…cuestionan determinadas cosas. Por aquel entonces el jefe de la doctrina de la fe, o el nombre que reciba, era el que después fue Papa Benedicto 16. Dicen que era un gran teólogo. Católico, claro. Y no pasaba una porque iba tres jugadas por delante. Defendía eso que llaman Fe católica. Y en esta Fe no se puede cuestionar que Jesús es Dios y que la iglesia está hecha según sus deseos, los del mismo Dios.Y eso es lo que hay.Y habrá.

    A no ser que se acepte la opción de quien quiera creer que es el mismo Dios, adelante y el que no lo pueda creer, adelante también. Qué más da? Lo importante es lo dijo, lo que hizo.

    Pero claro, eso necesita una reforma de la teología oficial. Y, fíjense en otro hilo. Queremos deconstruir a Jesús.Pues bueno.Pero no se intenta eso, todo lo contrario,se intenta acercarlo, construir una estructura donde también quepan las personas que no aceptan su divinidad. No sé si el tema tendrá solución o no. Ni idea. A lo mejor merece la pena intentarlo, que es en realidad lo que intentan estos teølogos, pero claro, si dejan de considerase teølogos católicos, pues no se puede avanzar.

    Ahora parece ser que dejan hablar y escribir un poquito más.Veremos hasta dónde llega la tolerancia. Parece mentira que a la edad que tengo y las cosas que sé, todavía piense que hay cosas que no son imposibles. Es que no tengo solución.  

  • José Miguel Lertxundi

    A José Antonio se le tildó de arriano, negador de la divinidad de Jesucristo, de todo tipo de barbaridades, No obstante, también ha recibido la solidaridad de decenas de teólogos de todo el mundo y se han hecho públicos testimonios que lo consideran un libro «ejemplar». Para mí lo es. Mi recuerdo a este gran teólogo, así como a otros grandes teólogos vascos,  censurados como mi paisano Xavier Pikaza.