Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

junio 2023
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
7299 Artículos. - 111320 Comentarios.

Una nueva etapa de ATRIO por la Cultura del Encuentro

Artículo editorial y buzón de sugerencias

La nueva Fundación ATRIO LUGAR de ENCUENTRO – ALE

        Desde Octubre de 2018 el Equipo Atrio ha tenido la convicción de que se hacía necesaria una renovación del proyecto Atrio para vivir de manera responsable y esperanzada los previsibles retos de los años veinte de este siglo XXI. El editorial del 25 de mayo de 2022 titulado “Atrio para avanzar hoy en Fe y Secularidad” constituye un buen índice de editoriales en que se ha ido profundizando en esta llamada a la renovación de Atrio.

        Continuando con ese proceso, y atendiendo la llamada de Antonio Duato, un grupo de antiguos y recientes colaboradores de ATRIO hemos decidido la creación de una nueva fundación para asegurar la continuidad de ese sitio de Internet que, tras veintidós años de funcionamiento, es hoy un lugar de encuentro y diálogo más necesario que nunca.

        Consideramos en efecto que debe asegurarse la necesaria organización funcional de tareas y el necesario soporte institucional para que este portal pueda seguir siendo lugar de encuentro en libertad para actuales y nuevas personas en busca de sentido y memoria viva de quienes por aquí pasaron, dejando tanto de su vida: Josemaría Sarriondia, Juan Luis Herrero del Pozo, Gabriel Sánchez, Antonio Vicedo, Pepe Salas, Andrés Ortiz-Osés, José Blanco, Asun Poudereaux, Pascual Pont y otros.

        La línea de ATRIO seguirá siendo la misma: una fe profunda en la dignidad de la persona humana, como sujeto único en el cosmos capaz de tomar decisiones libres que son creadoras de auténtica renovación de sí misma y de la historia y sociedad en la que le ha sido dado vivir. Para esa continua renovación es necesario que las personas se encuentren con otras personas, por todos lo medios, incluidos los digitales, ejercitando en esos encuentros: la acogida de otras personas tal como son, sin calificación previa, la escucha y reflexión sobre lo que cada uno comunica, el diálogo fraterno aunque se evidencien diferencias de ser o pensar y, finalmente, la búsqueda de un sentido espiritual profundo que transforme las personas y armonice las diferencias.

        Hoy podemos comunicar que el instrumento elegido para ello ha sido la creación de una nueva Fundación Atrio Lugar de Encuentro – Fundación ALE que está ya en vías de constitución y que esperamos pueda actuar con personalidad jurídica a principios del próximo año.

        Corresponderá a la Fundación, a través de su Patronato,

  1. Perfilar y actualizar los fines que ha pretendido y pretende Atrio:
    1. Fomentar la Cultura del encuentro de personas como son, por encima de estigmatizaciones y juicios previos,
    2. Educar a la acogida y la escucha del otro, incluso en contextos de polarización.
    3. Mantener un diálogo analítico de las situaciones a partir de hechos verificables y pensamiento lógico.
    4. Encontrar progresivos acuerdos que inviten a la maduración del propio yo desde un itinerario espiritual.
    5. Apertura a nuevas formas de obtención de conocimiento y de génesis de opinión.

 

  1. Plantear y gestionar todas las actividades de ATRIO:
    1. Gestionar la actual web desde lo antes posible, organizando un Consejo de Dirección y una serie de colaboradores que participen en las diferentes tarea de seleccionar temas y textos a presentar a diálogo y las intervenciones que se sigan con comentarios.
    2. Establecer relaciones de colaboración con otros medios e instituciones dedicados a temas concretos que sean especialmente reveladores de algo universal o reveladores de algo que se quiere ocultar o negar.
    3. Conseguir, junto a los actuales, nuevos autores: personas que participan en el espíritu y foros de ATRIO, escriban textos originales presentando su análisis de nuevos o antiguos temas.

 

  1. Ir preparando una futura plataforma digital, que ya está en proyecto y esperamos funcione desde 2024, para facilitar el encuentro de personas con los últimos avances de la informática y con otro tipo de actividades digitales y presenciales. Y también conseguir recursos humanos y económicos para hacer todo esto posible.

        Ese estilo de encuentro y diálogo entre personas es lo que ha intentado ATRIO siempre y seguirá proponiendo. Va más allá de diferencias ideológicas, de creencias, de culturas, de identidades nacionales, de género o de edad.

  • Y para conseguir todo esto necesitamos cuanto antes vuestra cooperación en estos puntos:
  1. Ofrecimiento o sugerencia sobre personas que, asumiendo estos objetivos, esté dispuestos a ofrecer algunas horas de trabajo (con retribución laboral si es el caso y la Fundación puede) para las diversas tareas que se prevén, como responsables de área temática, editores de entradas, moderadores de comentarios, administrativos.
  2. Difundir la participación en ATRIO entre personas de diferentes medios y sugerir colaboraciones institucionales con otros medios o instituciones.
  3. Conseguir aportaciones económicas para completar la cantidad legalmente requerida como dotación fundacional (30.000 €) y proveer a los gastos de funcionamiento de ATRIO, antes y después del inicio de la Fundación.

        Para ello, invitamos a cada lector, a responder el formulario al final de la entrada.

        Contando con vuestra involucración, en la medida de vuestras posibilidades, un cordial saludo,

Grupo promotor de la Fundación ATRIO Lugar de Encuentro:

Mateo Carmona, Román Díaz Ayala, Alfredo Domínguez, Antonio Duato Gómez-Novella, Nacho Dueñas, Javier Elzo Imaz, Antonio Llaguno, Jesús Martínez Gordo, Rodrigo Olvera, Luis Fernando Ordóñez, George R Porta, Alberto Revuelta Lucerga, Ana María Rodrigo Contra y Juan José Tamayo Acosta.


    • Para manifestar tus formas de colaborar con ATRIO y su Fundación ALE, usa el enlace a continuación.

COLABORAR CON LA FUNDACIÓN DE ATRIO

(para contestar a este cuestionario se pedirá actualizar una cuenta de gmail. Si no la tiene, utilice estos otros medios de respuesta:)

    • También se pueden expresar opiniones o sugerencia en comentarios o enviar correo a atrio@atrio.org

24 comentarios

  • José

    HolaAntes de entrar a comentar algunos de los artículos de este blog, lo educado es indicar quien soy y porque entro en este espacio. Y lo hago porque, al ser una web distinta en el contenido, en el tipo de temas y, sobre todo, en el reducido grupo de personas que participan, pues puede parecer entraño que aparezca un Offsider como yo. Soy una persona curiosa que me gusta indagar en internet para encontrar espacios interesantes  Existen sitios web de todos los colores, tamaños y estilos. Son diseñados y pensados para diferentes funcionalidades. Podemos encontrar blogs de temas específicos y este es uno de ellos. Así que si me lo permiten me quedo. Ojo, no toda la temática que se debate me interesa, si se me permite una critica, algunos temas son poco actuales y están tratados de una manera anticuada y, por esto, no despierta interés entre los que leen por primero vez el blog. Por otro lado, soy asturiano, trabajo en Madrid, me dedico a la salud mental y soy un apasionado de la historia y de la filosofía, ahí empezó mi experiencia universitaria, aunque derivó por otro lado.

    Un saludo.

  • Mónica

    Con este mensaje abandono mi participación en atrio.org, creo que a pesar de lo interesante que pueda ser debatir y además con personas cultas y educadas, la mayoría de la temática se escapa de mis conocimientos e interés.

    He dejado a Antonio Duato un artículo, por si fuera de su interés, sobre el posicionamiento del hombre ante la transformación femenina actual y cómo está modificando radicalmente el lugar asignado a la mujer en la cultura, y ello, quiéranlo o no los varones, provoca complementariamente un cuestionamiento del propio lugar del varón en el mundo, ante las mujeres, ante los otros varones y ante sí mismos. Está documentado con un estudio sociológico, que aunque largo en extensión, es muy significativo por el trabajo de campo en distintas ciudades con hombres de distintos espectro sociales y profesionales.Muchas gracias a todos y un abrazo.

    • ana rodrigo

      Mónica, no sabes lo que siento que dejes de comentar en atrio, me han encantado tus comentarios. Bueno, como las puertas siempre están abiertas, quizá algún día nos hagas una visita. Un fuerte abrazo y encantada de haberte conocido.

    • Rodrigo Olvera

      Respeto tu decisión estimada Mónica. Creo que varias personas nos hemos enriquecido con tus aportaciones y, como dice Ana, quizá volvamos a contar con ellas en el futuro si así lo decides

      En cualquier caso, ha sido un deleite leerte. Te deseo todo bien y felicidad en tu camino

    • José Miguel Lertxundi

      Yo también siento que nos abandones Mónica, aunque espero tu regreso, debates muy bien y coincidimos en muchas opiniones, hemos llegado a este fantástico espacio casi a la vez, por lo que parece, y además somos, por lo que te he leído, de Bilbao. Yo creo que tus opiniones son muy interesantes y que algunos temas nos los puedes enriquecer con tu conocimiento.
      eskerrik asko eta laster arte!!

  • Monica

    Sí Ana.Hay quienes todavía creen que la mujer está al servicio del hombre, que la mujer existe por y para él. Y esta creencia marca en parte nuestra estructura social, que se construye desde la desigualdad y que acarrea graves consecuencias… como la violencia.Se sigue viendo paternalismo, y un machismo implícito que se explicita de forma espontánea. No es baladí o anecdótico la declaración del seleccionador al calificarse de Campeones, y no de Campeonas, el lenguaje es importante. Y el beso del Presidente de la Federación Española de Futbol en los labios a la jugadora Jenni Hermoso, el machismo instintivo.Promover y concientizar a la población de que los deportes se deben desarrollar, sin tener en cuenta el género y que igual de importante es el fútbol femenino como el masculino y que no debe haber exclusividad para el desarrollo de los deportes, que por cierto cada uno tiene su disciplina y todos tienen las mismas capacidades al igual que se deben dar las mismas oportunidades.Se debe sensibilizar para que sea apoyado el Fútbol femenino, que permitan generar campañas de promoción  y defensa de los derechos de la mujer, con salarios dignos. Incitar a los medios de comunicación para que los canales deportivos, realicen más transmisiones de todos los partidos de fútbol femenino, donde se haga más visible la labor que desempeñan las jugadoras, para promocionar el talento de las jugadoras y de sus respectivas organizaciones que las apoyan y patrocinan. Empoderando a la mujer como jugadora del fútbol femenino y que no sea solo fútbol para hombres.  

    • ana rodrigo

      Mónica, de acuerdo contigo en todo lo que dices. Digo más, lo que cobra un futbolista hombre debería estar prohibido, porque el futbol masculino es un disparatado negocio, mientras que el femenino no tiene valor económico. Lo que hagan las mujeres siempre está devaluado, incluso en el sueldo laboral, que, aunque esté prohibido, se sigue haciendo de forma camuflada.               Por otra parte, es vergonzoso que mientras en Arabia Saudí se violan todos los derechos humanos, especialmente los de las mujeres, se paguen 200 millones a Cristiano y otros jugadores, y ¡se ve normal!…   Volviendo al machista Rubiales, no tiene desperdicio, utiliza el masculino refiriéndose a las campeonas, agrede sexualmente a una jugadora y se toca obscenamente los huevos (perdón, pero es que es inaguantable)

      • Antonio Llaguno

        Cuanta razón llevas, Ana.

        Lo que cobran algunos (Muy pocos) futbolistas profesionales es obsceno.

        y lo peor es la ostentación de lujo y riqueza, sin ningún tipo de empatía por quien no tiene, que hacen despues.

  • ana rodrigo

    Ayer leí un titular de un artículo de El País, algo así como “el campeonato mundial de futbol femenino va de futbol y también de mujeres”. Y aunque en atrio no se suele hablar de futbol, poco de mujeres, y, en ocasiones para degradarlas como ha ocurrido últimamente en dos artículos de autores diferentes, pues yo hoy voy a hablar de futbol femenino. Primero porque han jugado magníficamente bien, SÍ, pero que muy bien, y después porque son campeonas del mundo en este deporte, también femenino.

    Eso sí, sin olvidar los obstáculos, los insultos, el desprecio y la falta de apoyo institucional contra los que han luchado durante años, como en todas las conquistas sociales y personales que las mujeres vamos consiguiendo.

    Pero, claro, no podía faltar el que un hombre, nada menos que el presidente de la federación nacional de futbol, meta el hocico del machismo, literalmente, agarrándole la cabeza a una futbolista para darle un beso en la boca, según ella ha declarado (“no me ha gustado”) sin su consentimiento. Según Javier Pérez Royo, catedrático de Derecho Constitucional de la universidad de Sevilla, cometiendo un delito al que la Fiscalía podría denunciar.

    Por lo visto al señor, o lo que sea, Rubiales hay que temerlo como jefe, pues cuando las futbolistas se levantaron hace unos años reivindicando respeto a su dignidad, siete de las levantiscas quedaron fuera de la selección. Ummm, poder-mujer-violencia sexual, como siempre, historias para no parar y para no dormir.

    Vivan todas y todos quienes luchamos por la igualdad entre hombres y mujeres. ¡¡¡Vivan las futbolistas que ha llegado a ser campeonas del mundo!!!!

    • Monica

      Sí Ana.

      Hay quienes todavía creen que la mujer está al servicio del hombre, que la mujer existe por y para él. Y esta creencia marca en parte nuestra estructura social, que se construye desde la desigualdad y que acarrea graves consecuencias… como la violencia.

      Se sigue viendo paternalismo, y un machismo implícito que se explicita de forma espontánea. No es baladí o anecdótico la declaración del seleccionador al calificarse de Campeones, y no de Campeonas, el lenguaje es importante. Y el beso del Presidente de la Federación Española de Futbol en los labios a la jugadora Jenni Hermoso, el machismo instintivo.

  • oscar varela

  • Isidoro García

         Se quejaba un amigo, militante y muy, muy, muy del PSOE, de la crispación política que impera en el mundo político, de la calle. Él que es, de razonamientos un poco simples, pero incapaz de matar una mosca, estaba asustado del nivel de agresividad verbal, de los vecinos con los que se encontraba en el paseo.

    Y es un hecho evidente. Pero no es un asunto meramente político, sino estructural de la actual sociedad.

    Es la consecuencia de las nuevas tecnologías, con una sobredosis diaria de participación pública general, en las redes sociales, y en el Whatssap, etc., que nos sobreexpone a las ideas de ese 20 % de personas exaltadas y agresivas que existen de natural, que antes las sufrían las cuatro personas de su alrededor, y hoy, encabronan a cuatrocientas personas cada uno. Y así estamos todos atacados de los nervios.

    Y eso genera un clima general de crispación, en el que se normalizan actitudes que antes se criticaban. Ese mismo es el fenómeno, que ha conseguido que en los medios de comunicación, imperen los bronquistas que suben la audiencia.

    Compárense las tertulias de la época de Balbín, con las actuales. Antes a los bronquistas se les vetaba en los medios de comunicación, por maleducados, y ahora se los rifan, y todo por la audiencia.

    Las nuevas tecnologías, además de sus grandes ventajas, generan efectos perversos, que hay que intentar resolver.     Mi amigo, otrora bondadoso de natural, como efecto rebote, también se ha radicalizado contra la derecha, y veía manos negras ocultas por doquier.

    Yo estérilmente le aconsejaba una desintoxicación de dejar de ver radicalmente los telediarios y las tertulias políticas de cualquier signo, y solo leer los titulares para seguir algo informados.

    Hay que huir de las tentaciones mas fuertes que nosotros, y como decía Nietzsche, el que lucha contra monstruos, se acaba volviendo como ellos.

    Dejemos de autojustificarnos con grandes ideales. Cuando la lucha acaba en el barro, solo se meten en él, los que les gusta el barro. Y el ego, siempre encuentra algún pretexto para autojustificarnos con nuestro “gran heroísmo y generosidad humanas”.

  • ELOY

    Espero que lo que significa este proyecto de ATRIO vaya penetrando y despertando, cada vez más, el interés de las personas que, como lectores, comentaristas autores, participan en ATRIO.     

    En  este sentido pienso que los promotores de ATRIO agradecerán las ideas e iniciativas que a través de estos comentarios le vayan llegando.Por ello pienso que cualquier idea que se pueda aportar o la divulgación de algunos datos relativos al cuestionario que está disponible, o información sobre las dificultades encontradas para progresar en la profundización y asentamiento del proyecto, o simplemente un saludo personalizado por parte de algunos de los promotores etc.  podrían contribuir a establecer mayor diálogo diálogo en este “post”.   

  • Isidoro García

    Hablaba antes de ayer, sobre las vías de obtener el conocimiento. Y justamente hoy el incansable maestro Leandro Sequeiros, nos envía a algunos, un pequeño artículo del teólogo Eduardo Hoornaert, sobre la obra de Spinoza, en el que este presenta tres vías intelectuales de llegar al conocimiento.

    La mas elemental es la que llama la “imaginatio”, un estadio en el que la persona está pegada a las impresiones, imaginaciones, conmociones y afectos que le llegan del exterior. Un estadio en el que la inmensa mayoría de las personas permanece toda su vida.

    La imaginación es una parte necesaria del proceso de conocimiento, pero sólo ofrece un conocimiento desordenado y confuso. Por lo que Spinoza, considera que es necesario llegar a un estadio intelectual superior, que él denomina “ratio”.   
    La ratio, permite formular las cosas con mayor claridad. Pero no detiene ahí el proceso. Porque  además de la conquista de la ratio, una persona verdaderamente interesada en proseguir intelectualmente, busca alcanzar el tercer estadio, el de la “scientia intuitiva”, que consiste en “intuir a Dios”, es decir, la naturaleza infinita en la que vivimos y nos movemos. La intuición es el conocimiento que proviene de una experiencia mística, (Ética, Parte III).
    Y esta tercera vía intuitiva, es de la que yo hablaba como la “revelación interior”, del “espíritu”, escuchando e interpretando adecuadamente la sabiduría cósmica que contiene en su interior.

    O sea que todo esto del “espíritu” y su carácter de dispositivo universal, en todas las mentes inconscientes, no es una idea de Jung, (Jung solo le dio carta de naturaleza científico-psicológica), sino que ya Spinoza, lo intuyó, mirando en su interior.

  • Isidoro García

         Por matizar tu comentario, Antonio, sobre las fuentes del conocimiento, yo creo que lo que tu llamas la “estética”, es una parte más de la revelación espiritual personal, de la sabiduría que llevamos en el “espíritu personal”.

    En él, llevamos tres fuertes instintos comportamentales, (“valores” deseables), hacia la Verdad, hacia la Bondad, y hacia la Belleza, o Armonía con el Universo. 

    El primero, nos conduce hacia la curiosidad intelectual y la creatividad constante. El segundo hacia la bondad natural, que muchos llaman “Amor universal”.
    Y el tercero, es lo que llamas “estética”, que es un anhelo que está dentro de nosotros. Khalil Gibran, decía: “Vemos la magia y la belleza en las cosas bellas, pero la magia y la belleza están realmente en nosotros mismos”.

    La belleza no es una fuente directa de conocimiento, pues no trata de describir este mundo, sino que lo es indirectamente, pues trata de describir la armonía de este mundo”.

     Y está plenamente relacionado con la religión. Decía Albert Einstein“Sentir que detrás de todo lo experimentable se esconde algo que nuestro entendimiento no es capaz de captar, algo cuya belleza y majestad llega hasta nosotros sólo de manera indirecta, como en un reflejo, eso es religión. 

    En este sentido yo soy un ateo profundamente creyente, y la función más importante del arte y de la ciencia, es despertar el sentimiento religioso cósmico, (la “trascendencia” -mío), y mantenerlo vivo”.  

    Por eso dijo el maestro zen, D. T. Suzuki:
    Todos estamos constituidos de tal manera por la naturaleza que todos podemos ser artistas -no, por supuesto, artistas especializados, como pintores, escultores, músicos, poetas, etc., sino artistas de la vida. 
    Esta profesión, “artista de la vida”, puede sonar a algo nuevo y muy raro, pero en realidad todos nacemos artistas de la vida y, sin saberlo, la mayoría de nosotros no logramos serlo, y el resultado es que hacemos un desastre de nuestras vidas preguntando:
      
    ¿“Cuál es el sentido de la vida?”, ”¿No estamos frente a la nada absoluta?”, “¿A dónde vamos después de vivir setenta y ocho o noventa años?, Nadie lo sabe”, etc.
     
    Se me dice que la mayoría de los hombres y mujeres modernos están neuróticos por esta causa.
     
    Pero puedo decirles, que todos han olvidado que nacieron artistas, artistas creadores de vida. y que tan pronto como comprenden este hecho y esta verdad, se curarán de la neurosis o psicosis, o como quiera que le llamen a su trastorno”.

    • Antonio Llaguno

      Es posible, Isidoro.

       

      Yo no tengo ni idea de donde viene ese conocimiento, pero efectivamente está relacionado con la armonía, con uno mismo, con el universo y sobre todo con el otro, con el prójimo (A mi me cuesta mucho relacionarme con el Universo, no hablo su idioma). El término armonía es un término muy interesante por polisémico y con todos sus significados relacionados con la estética desde casi todos los campos del saber.

       

      En lo que no coincido contigo es que la belleza no sea fuente de conocimiento. En mi opinión (Totalmente discutible) sí lo es. Y lo es, hasta el punto de que los físicos teóricos, cuando analizan una nueva propuesta teórica, una de las cosas que estudian (Y no la menos importante) es si esa propuesta es armónica, es bella o en lenguaje del físico teórico, si es “elegante”.

       

      Obviamente, el concepto de “elegancia”  es totalmente subjetivo, pero es manejado con verdadera profusión.

       

      Lo mismo se aplica, aunque con otro nombre a la moral. ¿Por qué es malo matar o robar? ¿Por qué debemos respetar a nuestro prójimo? ¿Por qué no podemos esclavizarlo? Si miramos el comportamiento de los animales superiores, ellos tienen en su instinto y en su comportamiento, conductas completamente distintas a las de los humanos. Un león, matará a los cachorros del anterior macho alfa sin ningún remordimiento y un hipopótamo o un mandril humillaran a  cualquier otro macho que les dispute el privilegio hasta el punto de matarlo muchas veces y nosotros no solo no nos comportamos así sino que sabemos que no debemos comportarnos así somos la única especie animal en el planeta que tiene ese condicionamiento moral consciente porque existen animales superiores que cuidan de sus hijos y de su manada, pero no por un criterio moral ni son conscientes de por qué lo hacen. Simplemente lo hacen por instinto generalmente de supervivencia.

       

      La estética y la moral (que es una forma de Estética) son conocimientos. Sólo que como casi todo en este Universo son conceptos relativos, subjetivos y tratar con un conocimiento subjetivo es mucho más difícil que hacerlo con otro objetivo (Si es que eso existiera).

       

      A veces tengo la sensación que tu reduces (No tanto como el mundo cientifista, pero no deja de ser una reducción) el conocimiento a lo que la ciencia aporta y lo que nos es revelado. Yo creo que hay más cosas que sabemos no por revelación per tampoco por ciencia.

       

      Por ejemplo, yo sé que amo a mi mujer y a mis perretes. Lo sé. No necesito demostrarlo. Y nadie me lo ha revelado, ni siquiera yo mismo. Es algo que ha surgido de la relación entre ambos. No me lo ha revelado ella ni yo a ella ni ninguno de nosotros a nosotros mismos. Lo sabemos y ya está.

       

      A veces pienso que esa y no otra es la manera menos chiripitiflaútica de tratar de entender lo que es esa cosa que llamamos Espíritu Santo.

       

      Aunque a veces, también tengo la sensación de que hablamos de lo mismo, pero empleamos lenguajes distintos.

       

      Un abrazo

       

    • Antonio Llaguno

      Se me olvidó preguntarte una cosa, Isidoro.

      ¿Por qué la vida tendría que tener un sentido?

      Los creyentes, creemos que tiene uno. Yo te puedo decir el que yo crepo que tiene. Incluso si fuera más petulante, te diría el que yo sé que tiene (Pero es un conocimiento tan personal y particular que no es extrapolable a nadie ni a nada). Y que es hacernos parte del Amor de Dios, libre y voluntariamente, para poder, después, formar parte de ese amor.

      Pero podría no tener ninguno. De hecho, ya Leibniz planteó la gran pregunta: “¿Por que existe algo en lugar de nada?”.

      Y seguimos sin contestarla

       

  • Isidoro García

    Leo en el reciente artículo-editorial que el punto 5º de los fines que ha pretendido y pretende Atrio, está “la apertura a nuevas formas de obtención de conocimiento y de génesis de opinión”. 
    Y quería explayarme un poco sobre el tema. Actualmente en la sociedad moderna, el conocimiento y la opinión, se generan mediante la cultura racionalista, cuyo instrumento mas importante es la Ciencia. 
    Y eso nos ha conseguido grandes logros y grandes avances. Pero eso también, nos ha llevado a unos callejones sin salida, que nos tiene paralizados ante los graves problemas que nos amenazan.
     Y me imagino que este 5º punto se refiere al papel de la “revelación”, en esa epistemología, en esa forma de obtener el conocimiento de la Realidad que precisamos tan urgentemente.
     Y aquí cuando hablo de “revelación”, me refiero, no solo a las revelaciones directas, históricas de la divinidad hacia el ser humano, sino también a la revelación indirecta, personal, universal, que todos hemos recibido, al disponer del “espíritu personal”, con la sabiduría cósmica que integra.
     Ambas revelaciones, en realidad no son distintas y paralelas, sino que, (como no podría ser de otra manera), son caños de la misma y única fuente, y ambas se engloban mutuamente. 
     Desgraciadamente la Realidad es muy compleja, y por ello, no son del todo válidas unas expresiones sencillas de la misma. Hay que procurar hacer las ideas lo mas sencillas posibles, pero no mas de lo que sea posible hacer, por el riesgo de desnaturalizar la Verdad. 
    A las revelaciones positivas históricas, es preciso limpiarlas del polvo y paja históricos adheridos. Y luego hay que interpretarlas en profundidad, y teniendo en cuenta el avance de los tiempos y el conocimiento adquirido.
    Como muy bien saben los judíos, que son maestros en estos temas, la inspiración está en la interpretación más que en el texto en sí, como muy bien dicen los judíos sobre los sueños.
    Y aquí es donde se entrecruzan las dos “revelaciones”. Porque tanto en la limpieza de los textos históricos recibidos, como en su interpretación, es fundamental y clave, la inspiración de la sabiduría cósmica interna que reside en el “espíritu”. 
     Por la otra parte, esa sabiduría cósmica interna, aislada, no funciona. Pues está instalada en forma arquetípica, es decir, que sirve para proporcionar la perspectiva adecuada, pero no otorga, ideas directamente. 
    Cuando nosotros percibimos una fuerte intuición, espiritual, percibimos el resultado final, de la relación, entre los conocimientos culturales conscientes, (los conocimientos científicos, y/o la revelación positiva), y la actuación del “espíritu” sobre ellos, que se realiza en la mente subconsciente, y el resultado de esa relación luego pasa a la consciente, donde “nos lo encontramos” en forma de intuición espiritual. (No todas las intuiciones son espirituales)
    El “espíritu” es un poco el sazonador de los alimentos que la cultura echa en la cazuela. Porque si exigimos a la razón, además de la labor de proporcionar los alimentos, el de cocinarlos y condimentarlos, no lo hace bien: no es su labor.
    Total, que todo el rollo del “espíritu” y su dinámica práctica, no es una cosa teórica de filosofías baratas. Es un concepto fundamental para lograr la lucidez necesaria que precisamos para afrontar los gravísimos problemas que nos asolan actualmente y en el futuro. 
     Solo con la razón, si no activamos en el mayor grado posible la creatividad y la flexibilidad de pensamiento, no vamos muy lejos. Y eso solo se consigue mediante el uso inteligente del “espíritu” personal. 

    • Acuciada por una prisa inexplicable, paseo la mirada por muchos textos que, aun llamándome a reflexionar, los tengo que dejar atrás. O son demasiado complejos y sé que no voy a alcanzarlos en el tiempo del que dispondría; o me sacan de una quietud que yo misma decidí no romper para llegar a ser un poco más efectiva; o sencillamente, me he perdido en la séptima línea y obligada a releer para captar, me rindo anticipadamente.

      Algo así me pasa con sus textos. Quisiera participar y entrar en ellos, pero mis capacidades y tiempo son limitados

      Pero en este post, que comenta la cuestión del conocimiento, donde usted vuelve a exponer aspectos muy sensatos, es de suponer que instalados en la línea de pensadores que usted visita, me he sentido un poco afectada, porque a fuer de su sentido constructivo –que siempre le supongo- en un momento pudiera parecer que el conocimiento al que aquí se refiere, ha dejado de lado la relación -que a mí me ha parecido vislumbrar- con los puntos anteriores.

      Ese conocimiento que citan en el punto quinto, sería distinto y no tan constructivo, sino fuera porque se ampara en el desiderátum de la maduración del propio yo (punto cuarto), a través de un diálogo analítico (punto tercero) y, sobre todo, desde el fomento de la cultura del encuentro (punto primero), pasando por la condición de educarse –o educar-nos con las aportaciones de todos- en la acogida y la escucha del otro (punto segundo).

      En esencia, me parce que se trataría de un conocimiento, recuperado o creado y recreado en la comunidad y para la comunidad humana. Una forma de llamada a evitar el exilio interior1.

      Y como referencia de esperanza en este proyecto de ATRIO transcribo un párrafo –no el mejor, ni más aclaratorio, pero si uno de los más breves que mantienen el sentido comprensivo en tan poco espacio- al algo aportado por Alexander Grothendieck:
      “ … mis sueños proféticos, y la convicción que me dan de una Mutación muy cercana, actualmente me hacen ver esos síntomas de ´liberalismo´ y ´efervescencia´ ideológicos con una luz diferente. Ciertamente, no es de una palabrería más o menos espiritual de donde podrá  brotar el Acto que desencadenará un verdadero proceso creador, llamado a abarcar a la humanidad entera. Ese Acto no vendrá de los hombres ni de ciertos hombres o de un hombre, sino de Dios. Pero una vez en marcha este proceso, lo que hoy no es más que un bagaje, peso muerto, adorno y palabrería podría muy bien formar parte de ese ´material bruto´ (…)  destinado a transformarse en mantillo. Esta vez sería material no a nivel tecnológico, sino ideológico. Si bien es cierto que por sí mismas las ideas acumuladas en la psique no tienen virtud creadora2, sin embargo bien sé que cuando las circunstancias son propicias, pueden llegar a ser un punto de partida o discreto auxiliar de un verdadero trabajo que transforme el ser y que es el único que puede darles un verdadero sentido –el que ellas deben tener para ese ser, en ese momento de su itinerario…”

      A mi juicio Grotendieck, al margen de su acreditada carrera como el gran matemático que fue, está libre de toda sospecha de pertenecer a ningún grupo que sustentara ideas de ningún tipo de dominación o creencias sociológicas superficiales. Él recorrió un camino interior a base de una reflexión profunda sobre el sentido de su propio devenir. A él lo pongo como ejemplo de que es posible pensar de un modo libre y compartido con quien lo desee acoger.

      Creo Isidoro que lo que acabo de anotar no contaviene lo que usted ha expuesto,  pero la presentación que ha realizado el equipo ATRIO de la futura Fundación, en cuanto a perfilar sus fines, creo que se entiende en cadena en sus cinco puntos. Separarlos, al menos a mí, podría llevarme por caminos muy distintos a los que en esta presentación he podido percibir. Por esa razón he hecho este recorrido escrito.

      Aprovecho pues para felicitar al equipo que está trabajando para la creación de la Fundación ATRIO LE, por esa sencillez y esa lógica con que han presentado el proyecto que ahora van a acometer. Complicado no quiere decir siempre que sea más brillante, como tampoco lo sencillo quiere decir en toda ocasión que sea superficial.

      Notas:
      1.    Esta forma de nombrar es de Hannah Arent y no he querido apropiarme de ella como si fuera una expresión mía.
      2.    En este párrafo Grothendieck señala a pie de página que una idea “tiene virtud creadora” cuando ella misma es producto de un proceso creador. Pero esa virtud creadora no actúa más que cuando esa idea no está aislada, en el que la recibe, del contexto en que ella nació y que la llama. A menos de ser nuevamente recreada por él, en respuesta al nuevo contexto al que se ve confrontado. El fragmento pertenece al libro La llave de los sueños.

    • Antonio Llaguno

      Efectvamente, Isidoro, la revelación, incluso (O fundamentalmente) la personal e intransferible es una nueva forma de obtención del conocimiento.

      Pero hay más.

      El mundo actual, ha restringido el conocimiento a lo que es posible demostrar por medio del método científico, a lo que la Ciencia presenta y todo lo que no es Ciencia queda desacreditado y descartado.

      Es cierto que venimos de muchos siglos donde el conocimiento científico se encontraba en una posición de servidumbre a la Revelación religiosa (Aunque son religiosos algunos de los descubridores científicos más importantes), pero ahora es la reflexión dominante.

      Sin embargo, cada día somos más conscientes de que es imposibles conocerlo todo por medio de la Ciencia. Gödel y Heisenberg, nos han dejado claro que la Ciencia tiene sus límites y que hay cosas que “conocemos” y que no las conocemos por medio del proceso científico.

      Una forma de decirlo es que la “estética” también es importante.

      ¿Por qué la novena de Beethoven es grandiosamente bella y patrimonio de la Humanidad y el último sencillo de CTangana (Que ha vendido mucho más que Beethoven el último año) no?

      Y es mucho más evidente si en vez del conocimiento nos fijamos en la creación de Opinión. Hoy en día, la “Opinión” general es mucho más importante que cuando yo era niño, que ya lo era. El volumen de información que recibe cada ser humano es brutal y pensamos que lo controlamos libremente y no es verdad. Ninguno de nosotros controla lo que recibe por Internet.

      Yo que soy lector compulsivo de literatura de Ciencia Ficción (De la buena, que la hay) comparo la situación actual a la de Ray Bradbury (Fahrenheith 451 o Crónicas Marcianas), o la de Orwell (1984) y veo que el mundo ha evolucionado de forma distinta y que estamos más cerca del Matrix de los Hermanos Cohen que del mundo de Bradbury u Orwell.

      En ese caso… ¿Cuál será la realidad para cada ser humano? ¿La física o la virtual?

      Todo eso son aspectos de la post post modernidad a los que las personas que se tengan (Nos tengamos) por “intelectuales” deben (Debemos) estar abiertos.

      Aunque algunos, como yo, tengamos verdaderos problemas para convivir con los ordenadores.

  • ELOY

    Enhorabuena a Antonio Duato y al grupo de personas promotoras de este nuevo proyecto organizativo de ATRIO que llega cargado de experiencia y de esperanzas para el futuro.                                                                                                                                                                                                                              Es de esperar que muchos articulistas, comentaristas y lectores de ATRIO se animen a participar, y colaboren cumplimentando el cuestionario “Colaborar con la fundación de ATRIO”, que se indica al final del artículo.       

  • Juan A. Vinagre

    Yo también quiero colaborar en el nuevo Proyecto de ATRIO (ALE), tanto con artículos o comentarios como económicamente. He tomado nota de la cuenta de ALE para realizar una transferencia próximamente. Ojalá tenga la acogida -y el éxito- que ALE se merece. Comparto sus objetivos: ATRIO como lugar de servicio y de encuentro, que cree sentido de amistad y de unidad en la diversidad, convencidos de que la diversidad enriquece y no debe separar. Si separa, haría un mal servicio y no sería encuentro. El respeto y la unidad como personas están -deben estar- por encima de nuestras ideas, siempre humanas y revisables. La mayoría de nuestras ideas e interpretaciones -no todas-son provisionales. Están condicionadas por el momento histórico y por el paradigma de cada tiempo.  Por eso el ENCUENTRO nos es necesario para madurarlas y madurar como personas. Madurar en receptividad y acogida nos hace más humanos. En el encuentro ganamos todos, sobre todo si el encuentro es solidario. El enfrentamiento -sobre todo si es sistemático- pone en evidencia nuestra inmadurez. Por eso deseo una gran acogida al nuevo proyecto de ATRIO. Un saludo cordial a todos los promotores, especialmente a Antonio Duato.

  • ELOY

    Mi cuestionario sigue estando abierto y no hay forma de borrarlo. Un abrazo