Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

marzo 2023
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
7295 Artículos. - 111283 Comentarios.

En torno al feminismo

Eloy Isorna, una vez más, con su labor de precisión histórica y terminológica nos ofrece este estudio sobre términos que con freuencia nos dividen en discusiones más por imprecisión de lenguaje que por diferencias valorativas de la realidad. Para aclararnos ha estado Eloy buceando en diccionarios y en boletinrs oficiales. Es de agradecer. AD.

AL HILO DE LA TRAMITACIÓN PARLAMENTARIA

Al hilo de la tramitación parlamentaria de algunas leyes, estos días han estado en la conversación publica algunas palabras y conceptos relativos a los derechos relacionados con determinadas condiciones e identidades sexuales y de género de las personas y del feminismo en general. Y concretamente en relación a las dos  siguientes leyes:

  • La llamada “ley del “solo sí es sí” (Ley 10/2022 de 6 de septiembre; BOE 5 de octubre) cuyo objeto “es la garantía y protección integral del derecho a la libertad sexual y la erradicación de todas las violencias sexuales” (art. 1º).
  • La llamada “ley Trans” (Ley 4/2023 de 28 de febrero BOE de 1 de febrero)

Estas leyes se encuadran dentro del llamado movimiento feminista, sobre el cual se han publicado ya varios artículos y comentarios en ATRIO, pero pienso que no son obstáculo para seguir profundizado en el tema desde distintos puntos de vista.

Sobre la profundidad, alcance y utilidad, de tales palabras y conceptos he podido conversar con mis allegados en este tiempo. Estas conversaciones me han abierto, según creo, un campo de mayor conocimiento y comprensión de algunos aspectos de la realidad- .

 

DISTINTOS SIGNIFICADOS

Con el transcurso del tiempo y uso, las palabras pueden alcanzar distintos significados; diversidad que se puede ver influida por razones de época, lugar, educación y cultura.

Por consiguiente, incluso dentro de una misma época, la percepción del contenido y significado de cada palabra  puede ser, y lo es de hecho, distinto para cada persona. Por ello es importante establecer previamente a dar opinión o establecer conversación sobre un tema intentar poner de manifiesto lo que para cada uno de los interlocutores significan algunas palabras o expresiones “clave” en relación al tema a tratar.

Destaco, por ejemplo, las siguientes: sexo // género // trans // hombre // mujer // todes // identidad personal // género humano // feminismo.

Sobre estas y similares palabras y expresiones giró la conversación planteándose las siguientes cuestiones, entre otras:

  • 1 ) ¿El “sexo” es concepto distinto del “género”?
  • 2) ¿La” identidad personal” viene determinada por el sexo?
  • 3) ¿El sexo determina la condición de hombre o mujer o, por el contrario, es la identidad personal, lo que cada uno siente y cree  profundamente ser, lo que lo determina?
  • 4) ¿qué es el feminismo?; ¿qué amplitud tiene?; ¿están incursos en él sólo las personas por razón de su sexo?
  • 5) ¿las palabras “todes” y “nosotres” incluyen a hombres, mujeres, personas trans de ambos sexos?
  • 6) ¿Toda hembra humana es mujer y todo macho humano es hombre?
  • 7) ¿Si acudimos al diccionario, se reflejan claramente las realidades puestas de manifiesto actualmente y que han estado ocultas, arrumbadas, desfiguradas e ignoradas hasta ahora?

Sin poder hacer ahora un detalle de las definiciones del diccionario sobre las palabras expuestas, cabe considerar ahora puntualmente las siguientes:  .

  • SEXO: La primera definición que nos ofrece el diccionario es: “condición orgánica que distingue el macho de la hembra”.
  • GÉNERO. La primera definición que nos ofrece el diccionario es ”conjunto de seres que tienen uno o varios caracteres comunes
  • TRANS: Dice el diccionario en una primera acepción que significa al otro lado, pero no hace ninguna referencia específica las personas trans.
  • IDENTIDAD: Da el diccionario varias acepciones, y entre ellas: “hecho de ser una persona o cosa la misma que se supone o se busca”; pero no hace referencia a la expresión “identidad personal”.

Esta expresión (“identidad personal”) hace referencia a lo que cada persona siente ser ella misma.

Y, en su caso, esa persona puede querer ser reconocida como tal a todos los efectos,  incluso en su carnet de identidad, si tal identidad que ella “siente tener”   no coincide con la que se le ha asignada, por su condición de sexo.

Es la “identidad personal” sería ”es la respuesta que cada persona puede dar al consejo “conócete a ti mismo”:.

 

ALGUNAS CONSIDERACIONES:

  • 1) El sexo se nos muestra como un hecho o dato biológico y el género como una clasificación social; lo cual ha de tenerse en cuenta y no deben confundirse. .
  • 2) El feminismo no es solamente un movimiento de reivindicación de la igualdad y derechos, sino también de transformación cultural y social y tiene un tiene carácter transversal. Esta transversalidad nos afecta e interpela a todes.

En ello incide el artículo publicado en EL PAÍS, cuyo enlace se adjunta:

https://elpais.com/opinion/2023-03-15/la-resaca-del-8-m-feminismo-y-opinion-publica.html

  • 3) La evolución social de la consideración del feminismo se revela claramente en la evolución de su definición en el diccionario de la R. A.:

En 1970, la definición que figura en la decimonovena edición del diccionario de la R. Academia lo considera únicamente como “doctrina social”, mientras que en la redacción de la vigésima edición, en 1992, añade una segunda acepción, la de “movimiento”. Dice en esta última:

feminismo. (…) Doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derecho reservado antes a los hombres. 2.movimiento que exige para las mujeres guales derechos que para los hombres.”

  • 4) Sobre la cuestión de la valoración de la capacidad de decisión de la personas que  sufren por la identidad que socialmente se les ha asignado, a efectos de cambio de consideración registral y social de hombre a mujer, o viceversa, cabe entender que no puede ser determinada sino por esa misma persona. No resulta aceptable forzar autorizaciones parentales o judiciales en una decisión de tal calibre.

Lo cual no obsta para plantear el “acompañamiento” informativo y orientador y de ayuda al proceso de cambio deseado por la persona a partir de la realidad de cada caso. 

 

VER LA REALIDAD

Es preciso clarificar estos conceptos, a partir de la realidad de las cosas, para una correcta comprensión de los temas que hoy están en la calle y en el parlamento, y para que, antes de opinar y decidir sobre si determinada legislación está bien o está mal, es oportuna, necesaria o imprescindible, tengamos criterio y leguaje común.

Como digo, esta clarificación ha de hacerse partiendo de la realidad, que debe ser considerada con mucho respeto y atención; realidad global y completa de modo que atañe al ser de cada persona en su totalidad: sentimientos y  necesidades de todo tipo.

Realidad que por no ser considerada, reconocida y tenida en cuenta en todo su valor, ha llevado recientemente al suicidio a una persona de 13 años.

Esto nos interpela a todes.

NOTAS:

PRIMERA– Adjunto enlace sobre el suceso luctuoso referido

https://elpais.com/espana/catalunya/2023-02-23/una-de-las-gemelas-de-sallent-que-pidio-ser-tratada-como-chico-se-sentia-incomprendido-con-su-transexualidad.html

SEGUNDA

Adjunto enlace con la Ley 4/ 2023 de 28 de febrero  para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI. (BOE 1 de marzo 2023)

https://www.boe.es/buscar/pdf/2023/BOE-A-2023-5366-consolidado.pdf

A sus efectos, esta ley desarrolla en su artículo 3 una serie de definiciones, de las que entresaco las siguientes:

<< (…) g) Intersexualidad: La condición de aquellas personas nacidas con unas características biológicas, anatómicas o fisiológicas, una anatomía sexual, unos órganos reproductivos o un patrón cromosómico que no se corresponden con las nociones socialmente establecidas de los cuerpos masculinos o femeninos. h) Orientación sexual: Atracción física, sexual o afectiva hacia una persona. La orientación sexual puede ser heterosexual, cuando se siente atracción física, sexual o afectiva únicamente hacia personas de distinto sexo; homosexual, cuando se siente atracción física, sexual o afectiva únicamente hacia personas del mismo sexo; o bisexual, cuando se siente atracción física, sexual o afectiva hacia personas de diferentes sexos, no necesariamente al mismo tiempo, de la misma manera, en el mismo grado ni con la misma intensidad. Las personas homosexuales pueden ser gais, si son hombres, o lesbianas, si son mujeres. i) Identidad sexual: Vivencia interna e individual del sexo tal y como cada persona la siente y autodefine, pudiendo o no corresponder con el sexo asignado al nacer. j) Expresión de género: Manifestación que cada persona hace de su identidad sexual. k) Persona trans: Persona cuya identidad sexual no se corresponde con el sexo asignado al nacer. (…) // n) Homofobia: Toda actitud, conducta o discurso de rechazo, repudio, prejuicio, discriminación o intolerancia hacia las personas homosexuales por el hecho de serlo, o ser percibidas como tales. ñ) Bifobia: Toda actitud, conducta o discurso de rechazo, repudio, prejuicio, discriminación o intolerancia hacia las personas bisexuales por el hecho de serlo, o ser percibidas como tales. o) Transfobia: Toda actitud, conducta o discurso de rechazo, repudio, prejuicio, discriminación o intolerancia hacia las personas trans por el hecho de serlo, o ser percibidas como tales.

 

 

 

8 comentarios

  • M. Luisa

    Como previa y para que el  tema no ofrezca  ninguna dificultad,    merece especial atención el apartado;

    VER LA REALIDAD Es preciso clarificar estos conceptos, a partir de la realidad de las cosas(…)

    … esta clarificación ha de hacerse partiendo de la realidad, que debe ser considerada con mucho respeto y atención; realidad global y completa, de modo que atañe al ser de cada persona en su totalidad: sentimientos y  necesidades de todo tipo…   De ahí que sea tan necesaria una filosofía actualizada de la REALIDAD  (considerada como metafísica) y no ver el problema comenzando  por la típica y tradicional ontología  del SER.

     

    • ELOY

      Muchas gracias M. Luisa.

      Sin que quizá yo no la comprenda del todo ( no soy un buen conocedor de la filosofía) tu afirmación de que es precisa una “filosofía actualizada de la REALIDAD“, me parece una llamada de atención muy interesante,

      Sin que sea yo un entendido en el tema, como digo, creo que muchas de las discusiones y problemas que se plantean en el campo político, religioso e incluso de la convivencia en general, pueden nacer de que juzgamos y valoramos a partir de la perspectiva, imagen o categorías que henos ido asimilando o construyendo sobre “cual debe ser la realidad“; desde nuestras convicciones.

      Y la realidad se maneja por sí misma en términos de “lo que es” , y es a partir de su conocimiento, no siempre fácil, es cuando se podrá entrar en el campo de su interpretación, valoración y modulación, en su caso.

      Gracias otra vez. Como siempre sigo atento tus intervenciones.

      • M. Luisa

        Querido Eloy, después de un día un poco agitado como lo son aquellos en los que te reúnes con la familia, ahora al caer el día y conectarme de nuevo con Atrio  me encuentro con esta afinidad tuya  con respecto  a lo que de buena mañana leyéndote no me he podido contener.  Y es que este tema, ciertamente,   es uno de los que  más requiere ser afrontado no ya con conceptos    judicativos, sino partiendo de categorías, las  propias de la naturaleza humana… Solo  esto, pues me encuentro un poco cansada. ¡Un cordial saludo!

  • ana rodrigo

    Querido Eloy, en primer lugar pedirte disculpas por no haber atendido antes a tu magnífico artículo, hoy me encuentro un poco chunga de salud y mis condiciones no son las óptimas para hacer un comentario. Voy a intentarlo.

    Qué duda cabe que, entre los ocho mil millones de personas que habitamos el mundo, cada una de nosotras vivimos la vida conforme, sobre todo, a una identidad de género dentro de las variantes que tú especificas con tanta claridad.

    Tú dices: “la valoración de la capacidad de decisión de la personas que  sufren por la identidad que socialmente se les ha asignado, a efectos de cambio de consideración registral y social de hombre a mujer, o viceversa, cabe entender que no puede ser determinada sino por esa misma persona.” De acuerdo contigo, la legislación debe partir de esta consideración, así como que los prejuicios sociales debieran atenerse a este principio. No debiera haber nadie en el mundo que sufriera por causas ajenas a su voluntad y que le vienen dadas por la naturaleza.

    Mayoritariamente este problema afecta a más del 50% de la población mundial, las mujeres, objeto de todas las faltas de respeto a su ser y estar en en la vida procedentes del otro cincuenta por ciento que han conseguido una estructura social machista, androantropocéntica, -como dice María José Arana en su gran libro “Rescatar lo femenino para re-animar el mundo”,- todo bañado de un patriarcado asfixiante.

    Cuando las otras variantes LGTB y más, han decidido reivindicar su dignidad de personas, según su condición, se han convertido en otras víctimas más dentro de lo que debiera ser esta familia humana y que deja de serlo cuando alguien es discriminado/a/e por razones ajenas a la realidad.

    Hay un problema, pendiente de solución, muy mayoritario en la humanidad, además de los citados anteriormente, y es el cómo vivir la masculinidad después de siglos y siglos educando a machos, presionados para que sientan vergüenza cuando rompen esa tela de araña que los atrapa en el caso de que algunos aspectos de su conducta sean tachados, no de femeninos, sino de “afeminados”, lógicamente en tono peyorativo.

    La presión social contra la masculinidad o las manifestaciones de  identidad LGTB, es una crueldad que impide avanzar a los seres humanos en lo que tienen de común: la humanidad.

    En torno a estas variantes, afortunadamente hay muchos movimientos reivindicando su dignidad. Me ha llamado la tención, citado por María José Arana, del Congreso de “crisis de la masculinidad” celebrado en Düsseldorf en 2010, promovido por la universidad de la misma ciudad titulado “Nuevos hombres ¿Es necesario?, aportando muchos datos negativos para los hombres desde una masculinidad mal entendida, todo mirado bajo la perspectiva de causa, efecto, consecuencias de esta crisis no confesada, pero que sigue ahí haciendo sufrir a muchos hombres impidiéndoles su liberación del masculinismo.

    Un abrazo, Eloy, y gracias por tu aportación.

    • ELOY

      Muchas gracias a ti, ana rodrigo. Como siempre expones muy claramente tus ideas y sabes que soy uno de tus seguidores habiendo aprendido mucho de ti.

      Yo también he estado estos días de hospitales y he aprovechado para reflexionar sobre la realidad de la vida (y de la muerte) y tuve ocasión de hablar y reflexionar junto a otras personas allegadas del feminismo y otros temas; creo que aprendí muchas cosas que no sabía, o las conocía de forma distorsionada o incompleta.

      Algunas personas con las que hablé creo que tienen clara una percepción del feminismo como movimiento transversal (que incluye hombres y mujeres) que no solo pretenden igualarles en derechos y obligaciones  sino promover modificaciones estructurales y de poder en la vida social centradas en las necesidades y respeto a todas las personas. Evidentemente también hay diversidad de opiniones al respecto.

      Gracias otra vez.

       

       

  • Isabel

    Bien traído, señor Revuelta, el problema que tenemos. El caso es que el problema se agrava y mucho cuando la ministra autodeclarada como la más feminista del mundo mundial se declara fan del “Conejo malo”.

    https://canarias-semanal.org/art/33904/el-perreo-feminista-irene-montero-y-el-capitalismo-lumpen-de-bad-bunny-video

    En cuanto a la claridad del señor Isorna… debe ser que no lo he entendido bien, aunque lo cierto es que no define “todes”. ¿Quiénes son? Todas y todos somos todas y todos las mujeres y los hombres y no hay más.

    Y quizá de forma oculta a mis ojos esté cuestionado leyes que permiten penas menores y excarcelaciones a violadores y pederastas. Que permiten que cualquiera de ellos que se “sienta” mujer vaya a cárceles de mujeres. Que cualquier señor que se “sienta” mujer se presente a oposición de policía como mujer, o que pueda participar en competiciones deportivas de mujeres.

    Y lo peor de todo, una ley que permite hormonar y mutilar a menores sanos a su exclusiva demanda, haciéndolos enfermos de por vida.

    Asunto difícil es y mucho más con presuntas explicaciones de quienes se quedan en defender lo sistémico calificado de “progresista”.

  • ELOY

    Muchas gracias a ti Alberto.

    Con una referencia en portada y desarrollo en la página 28 de la edición impresa del diario El PAÍS  de hoy da la noticia siguiente:

    El atletismo excluye a las mujeres transexuales Y comienza diciendo:

    << La Federación Internacional de Atletismo (WA) anunció ayer que a partir del 31 de marzo ninguna mujer transexual podrá participar en competiciones que puntúen para su rankig internacional. // (…) La medida no afecta a las mujeres que hayan transicionado antes de la pubertad, ya que en esta fase aún no se ha producido la subida de la tetosterona. >>

    Aparte de otras consideraciones que pueden hacerse sobre el significado y alcance de esta notica, cabe destacar que efectivamente la realidad de las personas “trans” es ya una realidad  que no se oculta, y está siendo, poco a poco, socialmente aceptada. Ya no se pueden cerrar los ojos ante ella.

    Forma parte de la realidad que en la “Revisión de Vida” que se desee practicar, deberá incluir en su proceso de VER, antes de JUZGAR y ACTUAR:

    Lo mismo de otras muchas realidades que actualmente, de una u otra forma, atañen a la identidad  personal y a otras cuestiones. ¿Las conocemos?; ¿las obviamos? ¿tenemos o intentamos tener opinión fundada sobre ellas? ¿En que medida nos perdemos en dimes y diretes, idas y venidas ocasionales o estructurales, y perdemos pie, dejamos de tocar y ver las realidad que nos rodean?

    Gracias otra vez, Alberto

     

  • Alberto Revuelta Lucerga

    Una parte de la realidad que ha involucrado por clic a 35O millones de personas estos días. “Te escupo la boca, te jalo el pelo; Te doy con el bicho y con el lelo / En el jet privado, un polvo en el cielo; Hoy quiero una puta, una modelo”. Son versos del puertorriqueño Bad Bunny en la canción ‘La Jumpa’, que va camino de los 350 millones de reproducciones en Spotify. Este éxito musical es una muestra más de la cosificación de la mujer en un tema de reguetón. En los barrios donde camino lo cantan hasta los nenes de la catequesis estas semanas. Gracias poner claridad en un asunto muy dificil

Deja un comentario