Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
7292 Artículos. - 111279 Comentarios.

DADA CUENTA del domingo 18/12/2022

UNO.- Los últimos meses de mi destino en Galicia, ya presbítero, los pasé en una aldea de Malpica de Bergantiños que tiene ocho parroquias. En una de ellas cercana al Promontorium Nerium que se situaba en las crónicas en el cabo de Fisterra, desde el cual hasta el Cabo de San Vicente a la vera de la Vila do Obispo en Sagres, el sol solo se pone, se oculta, por la mar. “A terra escangallouse”. Allí donde la vida transcurría desde el nacimiento a la muerte por veredas transitables, me avisó el ama, que atendía al cura al cual sustituía quien ahora recuerda, que una mujer, Gumersinda, que llevaba meses encamada en casa de uno de sus hijos, en las cercanías del santuario de san Hadrian do Mar quería que subiera a oírla hablar. Subí a primera hora de una tarde algo hosca, bastante oscura y con viento de norte que hacía bailar las faldas de la sotana dentro del capote que llegaba hasta abajo de las botas de agua.

El camino bordeaba la costa unos metros tierra adentro del acantilado y permitía, si uno no jadeaba mucho, disfrutar de un mar inmenso, bronco, de olas altas, blancas en las puntillas del final. Uno de los notarios de la zona dicen que acostumbraba a describir las lindes de los predios cuyo norte linda con la mar así: “ Predio que dicenle…., propiedad de……. que linda por el este con el de fulano de tal, por el sur con el camino vecinal de tierra, por el oeste con el de fulano de cual y por el norte con Inglaterra, mar por medio”.

Paré en un tascón y almacén para preguntar por la casa de la mujeriña, tomé café a costa del tabernero que no quiso cobrarme y a los pocos minutos dí con la casa tras convencer a un can alterado de que venía en son de paz y que las negras vestimentas no eran de un fantasma ni de una de las ánimas del Purgatorio, escapadas de la santa compaña que no había salido a esa hora donde el sol no se había ido. La escandalera del perro alertó a la nuera y a las nietas que le obligaron a callar, me indicaron el paso, hablamos un momento y me llevaron escalera arriba al cuarto donde yacía la mujer. Un dormitorio de unos doce metros, con ventana hacia poniente, la persiana a medio caer, para que el sol no molestara a la enferma, que embozada descansaba con un cabecero de madera de los que se ven en las casas campesinas que tuvieran – entonces – cincuenta o setenta años. Un cuadro de la Virgen del Carmen con la mar brava en la parte inferior, un barco de pesca luchando con las olas y unos pescadores mirandola y que inclina la cabeza para decirles que les entiende y escucha. Mesilla de noche alta con puerta para la bacinilla, palmatoria, tapete con puntillas estrecha de ganchillo blanco y vaso a medio llenar sobre un platillo también blanco vidriado con dibujos rojos que han perdido viveza. Y un rosario de cuentas gruesas y cruz grande con la imagen de metal de un Señor crucificado y desgastado por el pasar y los besos.

Me arriman una silla de anea, que es planta para hacer asientos de sillas y también se dice enea, pero por el Morrazo decían anea. Se llevan el capote y el bonete de tres puntas, con borla magullada por el agua y la capucha. Me mira Gumersinda. –¿E novo, non? –Novo, si. –Fala galego? –Falo pouquiño, pero entendo. –¿Podo falar eu? –E logo! Fale canto queira. Por iso vin. Me contó su historia y todo lo que le pesaba en el alma, que resumo ahora, pues en ningún momento fue una confesión sacramental, ni me pidió que guardara secreto y han pasado cincuenta y dos años de aquella. Está es su historia: De mociña arrimóse a ella un pescador a quien su mujer había abandonado, marchando con un portugués a Boliqueime, dejándole un neniño chiquito. El pescador, buen trabajador la convenció y fuese a vivir con él a Lesón en A Pobra do Caramiñal y allí tuvo con él dos hijos. En estas volcó el barco se ahogaron los seis tripulantes. Como no estaba casada, nada le quedó salvo los dos hijos suyo y el de él que habíalo criado y era como suyo. Regresó a su origen y quedóse a vivir con su madre pasando necesidades y trabajando sin parar para sacar los tres niños adelante. Le ofrecieron encargarse de limpiar la iglesia parroquial y el santuario, como una ayuda. El cura, al que sustituyo porque está muy enfermo en el hospital, y ella se prendaron. Quedó embarazada y parió, cuando tocó, otro cativo. Desde entonces el párroco ha mantenido la casa, los cuatro muchachos y a ella, sin quejarse nunca, sin regatear. Los hijos han estudiado, han ido a aprender oficios y todos están casados y con talleres de mecánica por Malpica y Fisterra. El último, el suyo y el del cura, es el que vive en esta casa, con su mujer y tres niñas y ella con ellos. Guapo, dice, como el padre y bueno como él. Nadie sabe nada de esa vida y de esa historia pues las soledades de los montes y de las aldeas, aunque permiten sospechar no dejan probar y en la tierra ésta, todo se tolera entre hombres y mujeres si es por mal de amores. ––¿Porqué me llamó? –Tengo un cancro que me va a matar muy pronto y cuando él vino a despedirse pues fue al hospital a morir del que tiene en el pulmón por no parar de fumar sin tino toda su vida, me convenció para que lo mandara llamar para consultarle lo que me quita el sueño. ¿Debo decirle a mi hijo quién es su padre y cómo hemos vivido? Él siempre ha creído que era, igual que sus hermanos hijo del ahogado. Estuvimos un rato callados, cavilando. –A usted ¿qué le pide el cuerpo? –Callar, dejarlo estar, no remover. Haga eso, déjese estar como está. –¿Y el Señor? –Non fala, no sufra por eso. Antes de irme a mi diócesis, mucha tierra por medio, pero también en la orilla de la mar atlántica, fui al hospital a despedirme del cura que estaba a las puertas de la muerte. ¿Falou con ela? Falei, si señor. ¿Quen che aconsellou? Facer o que saíule da alma: calar. Deus le bendiga, como fago eu.

DOS.- Sobre enfermedades de transmisión sexual, leo que las autoridades sanitarias no saben cómo frenar la explosión de infecciones de transmisión sexual entre la gente joven. La bajada de los casos de VIH ha ido acompañada de un enorme crecimiento de gonorrea, sífilis o clamidia. Los hombres son los más afectados, pero en mujeres han aumentado más de un 1.000% en una década. No me cabe duda que la solución más rápida, contundente y eficazmente menos costosa para los aún no contagiados, es la castidad. Luego hay otras.

Concluye el tiempo de Adviento en la liturgia católica que nos ha permitido cavilar sobre el tiempo, su paso y su fin. Sobre la concepción de la antigüedad y su sentir el tiempo, dice Henri-Charles Puech, en su obra “El hombre y el tiempo”: “Ningún evento es único, nada se representa sólo una vez…; todo evento que fue realizado, se representa y se representará perpetuamente; los mismos individuos han aparecido, aparecen y aparecerán en cada vuelta del círculo”. Vieron, en los tiempos pasados, la vida como parte de un ciclo interminable de nacimiento y muerte, interminable, incapaz de liberarse y cambiar su futuro. En la Biblia judía el tiempo es concebido y vivido como algo que tiene comienzo, un medio y un final al cual está destinada la humanidad. Cada generación, cada persona, escribe y dar forma a su historia y a la historia colectiva con el propósito de hacer del mundo un lugar mejor. Todo lo que hacemos tiene importancia. Thomas Cahill de quien escribí un pequeño recuerdo hace unos días dejo negro sobre blanco: “Dado que el tiempo ya no es cíclico sino que va en una dirección y es irreversible, la historia personal ahora es posible y una vida individual puede tener valor… Los judíos fueron el primer pueblo que se liberó de ese círculo, para encontrar una nueva forma de pensar y experimentar, una nueva manera de entender y sentir al mundo, tanto que podemos decir con justicia que a ellos pertenece la única idea nueva que los seres humanos tuvieron en toda la historia”. Concepto judío del tiempo como un drama en desarrollo que lleva a un destino final, y que no deja de ser una invitación a prepararse y a estar vigilantes hacía el futuro; podemos y debemos, creo, ser activos en la configuración de nuestro destino. Los educados en la Historia Sagrada de Bruño y en la lectura dominical de los textos litúrgicos del Adviento, explicados uno y otro domingo, sabemos bien que todo cuanto existe va a desparecer como es ahora. La esperanza del que va a hacer nuevas todas las cosas levanta el ánimo. No participo del catastrofismo existente. Incluso en compañeros que escriben aquí. En las libretillas que uso para diario, siempre figura una cita del libro de los Números: “Lo veo, pero no es ahora; lo contemplo, pero no será pronto”. Los científicos le dan al sol vida por 5.000 millones de años más si he leído bien. Luego el sol se apagará y la tierra dejará de ser habitable. Lo tengo claro y digerido.

En busca de la energía inagotable investigadores del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore de California han conseguido una reacción de fusión nuclear con ganancia neta de energía. Han producido más energía que la empleada en el proceso. “Alcanzar la ignición en un experimento de fusión controlada es un logro que ha supuesto 60 años de investigación global de desarrollo, ingeniería y experimentación”. Dirigieron 192 láseres contra un objetivo: una cápsula con deuterón y tritón, a unos 3 millones de grados Celsius. De esta manera, “simularon de forma breve las condiciones de una estrella y lograron la ignición”. El anuncio no ha sorprendido a Manuel García Muñoz, codirector del grupo de ciencias y Tecnologías del Plasma y el Espacio de la Universidad de Sevilla, uno de los centros más avanzados de Europa en la investigación de la fusión nuclear: el año que viene pondrán en marcha su propio tokamak compacto, un dispositivo con forma de dónut que generará su propio sol.

También el apartado inagotable de la ‘beautiful’ española e italiana que monta un fondo con 1.000 millones del golfo Pérsico. Jorge Delclaux, Alfredo Sáenz y Stefano Marzaglia, entre otros, lanzan Azzurra Capital para aprovechar la caída de las valoraciones por la crisis financiera con dinero de Oriente Medio. Respecto a Alfredo Sáenz recordemos – para comprender lo que sigue ocurriendo – que en 2009, fue condenado por la Audiencia Provincial de Barcelona a 6 meses de cárcel y multa de 9.000 euros por delitos de acusación y denuncia falsa cometidos en 1993 mientras era presidente de Banesto. El Tribunal Supremo rebajó la pena a tres meses de arresto y suspensión de su profesión de banquero por ese tiempo, por un delito de acusación falsa. Condena que llevaba aparejada la inscripción del condenado en el registro de penados y rebeldes, al contar con antecedentes penales y, por ello, perdió la “honorabilidad” que exige el Banco de España para ejercer la actividad de banquero. Con informe favorable del ministerio fiscal, el Gobierno en funciones, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, y siendo Ministro de Justicia Francisco Caamaño Domínguez, en Consejo de Ministros y en contra del tribunal sentenciador –el propio Supremo entendió que no se daban “razones de justicia y equidad” para su concesión– acordó conceder el indulto parcial a Alfredo Sáenz el 25 de noviembre de 2011, esta decisión «conmuta la pena impuesta de arresto mayor y la accesoria de suspensión de ejercicio profesional por la multa máxima prevista en la legislación aplicable al caso», cambiando la condena inicial por una sanción económica de unos 6.000 euros. Esta dádiva gubernativa, le permitió seguir cumpliendo con los requisitos de «honorabilidad» que exige el Banco de España a los ejecutivos del sector financiero en España. Estos últimos meses de EREs, independentistas, ayusadas y actividades de desapariciones forzadas de tipos penales, nadie, ni del PSOE, ni del PP, ni de ERC ha recordado estos ligeros devaneos político económicos. ¿Será por indultos?, ¿será por dinero?, ¿será por poder? Qué será, será……..

CODA.- El recuerdo diario del parto de una doncella que abrió su vientre con un nenico en un pueblo perdido de las montañas palestinas me ha permitido realizarme en los ochenta y tres años de vida que he recorrido hasta ahora y saber qué hago en este mundo y a dónde espero llegar. Me felicito por eso y aprovecho para felicitar a los que han tenido la suerte de conocer y seguir al zagalico. Feliz Navidad, pues. Para el resto, usando el vacuo lenguaje politicamente correcto, felices fiestas con un reno polar aunque estemos achicharrados con el calentamiento global. Alberto Revuelta

12 comentarios

  • mª pilar

    ¡Felices fiestas para Vd. también!

    El “Zagalico” es una pasada sobre todo cuando se hizo hombre, todo cuanto dijo he hizo fue para no olvidarlo nunca he intentar hacerlo ¡Vida! en nuestra vida cotidiana.

    Gracias por cuanto nos ofrece cada semana y como lo hace ¡Es genial!

    Un abrazo entrañable.

  • carmen

    Óscar.

    No puedo dejar de decirte Felicidades!!

    Un abrazo fuerte.

  • olga larrazabal

    Hola Alberto, me encanta cuando hablas de Galicia porque me recuerdas a mis padres.  Mi padre, vasco de Getxo, señorito que debería haberse dedicado a las Cátedras de Historia y Antropología, y no a los “business” ni industrias como lo requería la familia, fue instalado por ella con un par de barcos pesqueros en Galicia por ahí por el 32. Por supuesto que se enamoró de esa tierra, de su gente y de su lengua, y de ahí partió a América en 1937, mientras la familia con político nacionalista vasco incluido, se subió en un pesquero y aterrizó en Francia.

    Rosalía de Castro, Curros Enríquez, Don Ramón del Valle-Inclan, fueron parte de la conversación casera.  Fuera de las canciones y coros cantando Negra Sombra, Si vas a San Benitiño, Postales de castros gallegos que me enviaban cuando paseaban por las rías y de horreos de piedra.

    Y cuando hablas de los banqueros españoles, me recuerda a un par de magnates, que fueron a la Universidad conmigo y formaron un Consorcio dueño de cuanta cosa hay, financiaron por bajo cuerda a partidos políticos, Senadores, Diputados etc pero como eran muy ordenados inventaron miles de facturas por servicios inventados para además descontar gastos ante Impuestos Internos.  Este par de flores fue descubierto y después de un gran escándalo, bastante menos grande de lo que era realmente la cosa, fueron condenados a 3 años de encierro en su casita y a CLASES DE ETICA… Incluso uno de ellos se quejó acerca de lo pesado que era a su edad estudiar,

  • Javiierpelaez

    En cuanto a lo de los indultos conocía lo del banquero que creo lo hizo ZP en funciones con consenso que siempre se tiene con los banqueros que riegan a los partidos principales…Lo de los 5000 años del Sol,me deja más tranquilo que creo que no llego…Felices fiestas y que Jesús de Nazaret sea nuestra guía en Navidad y más allá de ella…Yo lo mismo ,si las cosas se ponen mal,suprimo la “moda de la Navidad” que se celebra por estas fechas y la celebró en marzo…

  • ELOY

    Hola Alberto.

    Nos hablas de la vida y, como es natural, nos hablas de la muerte. Nos hablas del presente y nos enfrentas al futuro. Dices:

    <<  En la Biblia judía el tiempo es concebido y vivido como algo que tiene comienzo, un medio y un final al cual está destinada la humanidad. Cada generación, cada persona, escribe y dar forma a su historia y a la historia colectiva con el propósito de hacer del mundo un lugar mejor. Todo lo que hacemos tiene importancia. >>

    Por otra parte siempre me conmueven tus referencias a Galicia. Pienso que has captado muy bien algunos elementos culturales, que también envuelven lo religioso, de muchas personas, aldeas y pueblos gallegos.

    Finalizas con una referencia la Navidad y una felicitación en este tiempo. Me uno a ella.

    Gracias.

     

  • oscar varela

    El Tocayo anda atento al Mundial
    y me lo va haciendo saber;

     

    Acá, hasta los pibes del Coro del teatro Colón …

  • Javiierpelaez

    El UNO es una pieza literaria aunque cuentes hechos reales…Ade+ con la ironía de lo del notario…Continuó…La verdad eres un artista cuando hablas de Galicia…y no te lo digo Alberto por hacerte la pelota que para qué te voy a hacer yo la pelota

  • ana rodrigo

    UNO. Delicioso relato y delicioso consejo el que le diste a la señora Gumersinda.

    DOS, pedir castidad, es pedir peras al olmo, allá cada cual, medios preventivos, haberlos haylos.

    Hoy parece que has eludido tantas catástrofes que hay en el mundo. Ahí siguen. Buena “filosofía” de vida: sigamos luchando por otro mundo mejor.

    Mis mejores deseos personales para ti y tu familia, es decir, Felices fiestas, que la felicidad, aunque sea a raticos, nunca viene mal.

    Un abrazo, agradecida por tus escritos dominicales.

  • Juan A. Vinagre

    Amigo Alberto: Ahora me explico la sorpresa que me causó un artículo tuyo de hace…  Hablabas con buen conocimiento de Galicia “e falabas un galego moi bo, mellor co meu de oxe”.  ¿Cómo es posible, si Alberto es andaluz y parece que ha ejercido su “servicio” siempre en su tierra, me decía?  (Aparte de sus estudios en Salamanca etc.)        Si sabe y nos habla de tantas cosas cada domingo, pasaría unas vacaciones allí…  o haría un camino de Santiago muy especial…  Por eso chegou a Fisterra…

    En suma, Alberto, esa conversación “co crego no hospital” hubiese sido -quizá- completa, si en ella hubiera participado también Rosalía de Castro… Aunque lo mejor -y ya más en serio- me parece que hayas ido a verle…..  Que la Navidad sea contigo y con todas y todos.

Deja un comentario