INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6542 Artículos. - 101814 Comentarios.

Diplomacia vaticana.

Con gusto publico esta opinión que respeto aunque no comparte en lo que parte de historia anterior que justificarían sospechas, si se ignoran los esfuerzos del papa actual por enderezar el rumbo de la institución. Buena ocasión para observar en la Asamblea de la ONU cómo va a ser la intervención de la Santa Sede, que es quien tiene el reconocimiento del derecho 7internacional y la ONU, prescindiendo de SCV que tiene su origen en 1929. Será entre 5:30 y 7 de España, seguida inmediatamente después de la importantísima intervención de China. A ver si asistimos a esas dos intervenciones programadas (la hora no es fija, pues la intervenciones pasan con frecuencia de los 15 minutos previstos) y las comentamos aquí. AD.

Me inquietó cuando supe que el nuevo papa era un jesuita argentino, tres características, religión, congregación y nacionalidad de las que he participado muchos y casi interminables años. Sin embargo, a pesar de mi larga y dolorosa experiencia, todavía me ha sorprendido ahora el gesto de este Francisco… del siglo XXI. Porque ya ha canonizado, en un verdadero récord, a muchos de sus inmediatos predecesores el cargo; ahora incluso eleva a los altares a Juan Pablo I, papa por 33 días. No niego que pudiera ser buena persona, pero no le dieron tiempo para poder ponerlo hoy como ejemplo. Quizá como mártir, si el Vaticano hubiera permitido, como sí hacen en los Estados democráticos, una autopsia que probara que fue envenenado por los ladrones… de la Santísima Sede.

Hablemos claro: Esa masiva exaltación de sus predecesores -incluso contra el parecer de los teólogos, como en el evidente caso de Juan Pablo II- sólo se explica por el deseo de reforzar el prestigio y poder, hoy tan contestado, de un Papa que pretende ser Rey absoluto, “infalible” desde Pio IX; de un Santo Padre, título que Jesús exigió reservar a Dios; y hasta de un Sumo Pontífice, prestigioso título en el imperio romano que usurpan quienes jamás construyeron un puente ni espiritual. Muy al contrario, los papas dividieron la Iglesia entre Oriente y Occidente, y después entre el Norte y Sur de Europa con su corrupción en el siglo XVI, que provocó la Reforma protestante. Incluso, contra la solemne proclamación de Jesús ante Pilatos de que su reino no era de este mundo, el papado consiguió en 1929 reinar en un mini-Estado, vendiéndose al fundador del fascismo, que acabó arrasando Europa, Mussolini. ¿Hace falta citar más hechos indudables de la justamente famosa “diplomacia vaticana” para rechazar a esa tan farisaicamente autocalificada de Santa Sede.

www.mimejor.info

 

6 comentarios

  • Santiago

    Desde el punto de vista teológico hay que considerar que la definición papal de la “santidad” no necesariamente implica un “estado de gloria” sobrenatural del “santo.

    El Papa al canonizar utiliza una fórmula antigua y mayestártica pero no “define” una doctrina sino “declara” que aquella persona es santo y digno de culto. Y nada más..Nada sobre la vida postmortem sino el culto en la tierra. 

    Y con respecto a la historia de las canonizaciones pues durante el primer milenio eran por aclamación popular ya que aquella persona gozaba de fama de santidad de acuerdo con los testigos de su vida. Debido a que se introdujeron irregularidades obvias en este sistema intervino la Iglesia y el Papa instucionalizó el proceso para darle una mayor credibilidad. Y éste se caracterizaba por su rigurosidad e integridad hasta hace algún tiempo.

    Pero es sabido que en las últimas décadas este proceso ha sorprendido a todos por la aceleración inusitada de los trámites y el resultado ha sido la profusión de los canonizados, descontando que se han suavizado muchas de las pruebas requeridas. Por eso, su credibilidad ha sido cuestionada y analizada. Sin embargo, en ùltima instancia el culto a los santos es solo de intercesión. La respuesta es siempre de Dios.

    Saludos cordiales
    Santiago Hernández

  • Juan A. Vinagre

    Creo que el artículo de Martín requiere algunas precisiones o matices…, sin negar el fondo de verdad-realidad que tiene. El tema de las canonizaciones da mucho que pensar…   Algunas parecen cuestionables. Dan la impresión de que  “algunas” de ésas son canonizaciones “políticas”, realizadas con demasiada prisa. Más que ejemplos de modelos evangélicos -que es lo que debe ser una declaración oficial de santidad-, parecen canonizaciones “políticas”, reitero.  Si en estos casos se canoniza para decir (sotto voce) Dios está conmigo…, ¿no se está manipulando, de alguna manera, el nombre de Dios?     En la historia de la Iglesia se encuentran ejemplos, antiguos, modernos y actuales, de creyentes que fueron buenos cristianos, pero no tanto como para canonizarlos. Algo así dijo el card. Martini respecto a la canonización de Juan Pablo II.   (¿Quiénes estaban detrás de aquel “santo súbito”?)  Y hay más ejemplos…     Uno puede ser considerado  mujer u hombre-de Dios, pero no tanto como para proponerlo como modelo-ejemplo de vida evangélica.  Quien sigue viviendo en una mansión o añade a su nombre un tíulo o tratamiento especial, o quien se permite bloquear todo un concilio como el Vaticano II, y salir al balcón con un dictador (que mandó asesinar a muchos inocentes…), sin exigirle arrepentimiento y penitencia previa públicos -públicos, sí-, como hizo el obispo de Milán, Ambrosio, con el emperador Teodosio) ¿es un modelo evangélico?  Por eso, algunas canonizaciones, antiguas y actuales, parecen “políticas”. Se canoniza -y con prisa- a los del “partido” propio (y se relega a quien es del partido de la oposición, por aperturista.)  Piénsese en Juan XXIII o en el mártir Óscar Romero , que los conservadores (como mucho) hubieran mantenido como beatos… (por los siglos?), y que el papa Francisco canonizó… Termino: La lista de santos, con culto en la Iglesia, como en otros tiempos, debe revisarse…  Santo es modelo de vida o de arrepentimiento y conversión evangélica, bien acreditada, no tanto por milagros…

  • carmen

    Y recuerdo a un teólogo que dijo: el problema no es el Papa, sino el papado. Pero luego el Papa fue jesuita y la oposición al papado se esfumó. Así es la vida. Ahora todos Santos. Los jesuitas juegan fuerte. Menudo zasca le han dado al Opus Dei. De hecho han reabierto un caso de peredastia sucedido , casualmente, en un colegio de esta organización.

    En fin.

    Solamente una pregunta. Qué sucede con Pío XII? Ya puestos…

  • oscar varela

    Hola!

    Un poco (bastante) ‘angelical’

    la pretensión de don Sagrera;

    muy parecida a la ‘Encarnación’

    pretendida por los ‘teólogos’

    de Oficinas conventuales.

  • Jaume PATUEL

    Entiendo que las canonizaciones, según en que ámbito geográfico, no tienen el mismo peso que hace unas décadas. El inconveniente es que muchos otros debieran estar en este lugar. E inconscientemente se les da un valor a sus escritos por ser “santos”. Por otra parte, algo ya superado, pero no así en los ámbitos vaticanistas, el asunto de qué son los milagros que se exigen para que sean santos. Mucho a clarificar.

  • ana rodrigo

    Pues sí, los Sumos Pontífices, monarcas absolutos del Estado Vaticano y de urbi et orbe católico, cargado hasta arriba de riquezas y de inmensos y espectaculares monumentos, y todo lo que contienen, todo en nombre de Jesús el galileo, pobre y sin aspiraciones de poder, y que, por tanto, no tienen nada de evangélico, además de ser una acumulación de anacronismos sin sentido, al igual que las canonizaciones de los Papas, que rayan el absurdo. ¿Qué me pueden sugerir a mí como ejemplo evangélico uno, dos, tres …Papas encumbrados en el poder terrenal? Maneras de perder el tiempo… con estas miserias humanas.

     
    Habrá que insistir en repetir estas obviedades a ver si van calando en la mente de quienes pueden evitar estas situaciones, aunque Francisco no dé señales de enterarse de facto.
    De acuerdo con el amigo Sagrera.

Deja un comentario