INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6397 Artículos. - 100301 Comentarios.

El aborto, un recurso desesperado

El aborto es un tema que ha vuelto a la polémica pública de todo el mundo por la sentencia el Supremo de EE.UU. Alguien ha echado de menos la opinión de Juan Masiá. No sé si habrá escrito algo estos días. Pero tiene actualidad su texto (y el ejemplar diálogo) publicado hace diez años en ATRIO: Sobre el aborto como sacerdote y profesor. Y el actual texto de Jesús distingue bien entre derecho a abortar y derecho a elegir un mal menor en una situación dramática, por lo que nadie debe ser penalizado. Que la simplificación polemista de la derecha no arrastre las posiciones,  también o más por la vida, de las izquierdas. AD.

La reciente sentencia del Tribunal Supremo de EEUU revocando la histórica decisión de 1973 Roe vs Wade por la que se prohibía vetar el aborto en todo el país hasta que el feto pudiera vivir fuera del útero (entre 23 y 24 semanas) deja en manos de cada Estado regularlo como quiera y reabre el debate sobre la consistencia racional y moral de lo que se ha llamado el “derecho al aborto”.

No es novedad alguna que la “sensibilidad de derechas” prefiera defender (a veces, hasta apasionadamente) el derecho a la vida del no-nacido o del “nasciturus” sin dejar de mirar a otro lado u oponerse frontalmente a las iniciativas y decisiones que buscan garantizar la posibilidad de una existencia medianamente digna a los ya nacidos y, concretamente, a los más pobres y necesitados. Tal es el caso, por ejemplo, de las críticas que, como una especie de eterno “ritornello”, hay que escuchar de ellos en el País Vasco sobre la Renta de Garantía de Ingresos (RGI). Sin negar que este mecanismo de solidaridad con los más necesitados es mejorable y que no está exento de la picaresca (más allá de que se sea nacional o extranjero), es incuestionable que a la “sensibilidad de derechas” no le gusta nada dicha Renta de Garantía de Ingresos ni la apuesta que canaliza por avalar un mínimo vital básico a todas las personas y familias que no disponen de recursos económicos suficientes. He aquí un ejemplo en el que la derecha, siendo formalmente solidaria con los “no-nacidos”, muestra su rostro insolidario y beligerante con los vivientes.

Y tampoco es novedad que el comportamiento tradicional de la llamada “sensibilidad de izquierdas”, laica o católica, ha estado presidido por la defensa de los derechos de los más débiles e indefensos. Y que lo ha hecho luchando contra el “individualismo rapaz” que no admira más vida que la propia, que falsifica la libertad, que viola los derechos de los que no tienen fuerza para defenderlos y que absolutiza el triunfo del fuerte sobre el más débil. En definitiva, primando la solidaridad con los necesitados frente a la absolutización de la libertad individual por encima de los derechos del más débil. Pero, como igualmente es sabido, forma parte de la tradición de izquierda en nuestro país la defensa -en caso de conflicto- del pobre viviente frente al no-nacido o “nasciturus”: entre ambas vidas, se decanta por la primera al precio de la segunda. Al feto, que es lo más débil, lo menos aparente y lo más indefenso en el nivel humano, no se le reconoce el derecho de nacer, que es el primer derecho humano. Ésta es una decisión que resulta de primar la calidad de vida del ya viviente sobre el derecho a la vida del no-nacido o “nasciturus”.

No faltan quienes -ante tal mutación en la “sensibilidad de izquierdas”- llegan a sostener que dicha apuesta por la libertad del nacido al precio de la solidaridad con el “no-nacido” es una variante -debidamente puesta al día- del “darwinismo social” (“el pez grande se come al chico”) que ha venido siendo patrimonio exclusivo de la derecha más rancia y beligerante. Según esta observación, nos encontramos con que la izquierda está siendo contaminada -sobre todo, en su versión más radical- por este axioma de la derecha cuando defiende, por ejemplo, “el derecho al aborto”. Cuando ello sucede, recuerdan estos críticos, dicha izquierda queda corrompida por la inmoralidad “depredadora”, patrimonio tradicional de la derecha.

Vistas estas incongruencias, a la “sensibilidad de izquierdas” no le queda más salida que propiciar una autocrítica y centrar el discurso no tanto en bendecir la mentalidad o la “razón abortista”, sino en reconocer la existencia de situaciones-límite y conflictos de derechos en los que es imposible aplicar deductivamente las normas morales: solo queda, quizás, aceptar el mal menor, tal y como se constata en los supuestos de peligro para la vida de la madre, malformación del feto y embarazo por violación. Así entendido, el aborto ya no es un derecho, sino un recurso desesperado ante el instinto de supervivencia. En definitiva, el mal menor que, en nombre de la solidaridad, del respeto y del acompañamiento a quien soporta tales dramáticas situaciones, están por encima de toda imposición extrínseca.

Creo que a los rigoristas que pululan por la “sensibilidad de derechas” no les queda más remedio que reconocer que, argumentando y procediendo de esta manera, no se aboga por moralizar el aborto, sino por aceptar que es una situación-límite que, precisamente, por serlo, no puede universalizarse. Y me permito sugerir que no estaría de más que, ante la legislación civil sobre el aborto, algunos de estos grupos, y otros legítimamente preocupados, se plantearan la posibilidad de crear algo así como “fundaciones para la vida humana a quienes se les niega el derecho de nacer”, habida cuenta que el derecho a la vida no afecta exclusivamente al vientre de las mujeres (y más si son pobres), sino también, y, sobre todo, a los bolsillos y cuentas corrientes de los ricos. Si procedieran así, su denuncia (muchas veces estéril y poco matizada) acabaría teniendo una indudable fuerza moral y una mayor acogida social.

 

73 comentarios

  • Javiierpelaez

    La decisión del TS norteamericano a quién va a perjudicar es a los pobres que no van a poder ir de un estado prohibicionista a otro que no lo sea…Los ricos seguirán haciéndolo… Porque los pobres hacen uso de la interrupción voluntaria del embarazo…Yo no necesito recurrir a estadísticas porque en mi tbjo según entraba por la puerta estaba la Unidad de IVE del Servicio Madrileño de la Salud que básicamente los derivaba a la sanidad privada(en cierto sentido yo no siempre vi bien esta falta de delicadeza)…Tb porque he tenido que contestar (hace mucho ) preguntas sobre cómo se completaba la capacidad de los menores en estos casos y os digo que no eran precisamente de ricos…Por lo demás no reconocer que es una evidencia sociológica que las mujeres corren con los cuidados de los hijos en gran parte y que les compete a ellas sí los traen al mundo,es de personas que no viven en este mundo…Desconocer que no existe un consenso científico,moral,sobre el estatuto del feto y que el presupuesto del derecho penal es ese consenso moral,es de ignorantes…La sociedad no debe entregar a los jueces asuntos que forman parte de la intimidad de las personas y que sólo unos jueces sectarios como los que puso Trump en el TS de EEUU se creen con derecho a abordar….El aborto,la IVE,es un problema doloroso,no lo hagamos más doloroso…La prohibición penal  es un camino errado como ya se ha demostrado sobradamente históricamente por aquí y se sigue demostrando en otros muchos sitios que no tienen nuestra legislación…Yo prefiero hablar de la “libertad de abortar” que del derecho a abortar…La libertad ,palabra mucho más hermosa que derecho, es eso: ni te obligan a abortar, ni te sancionan por abortar… Claro que  la libertad tiene presupuestos económicos para que todos puedan acceder a ella…Vamos el ejercicio de la libertad,no te cueste pasta…Lo que ha decidido el TS de EEUU,va en contra de la libertad fundamentalmente de los menos pudientes,de los más pobres….Lo que no me extraña porque es bastante común que el fundamentalismo religioso/moral vaya acompañado de la pasta o de la complacencia con los que tienen pasta…Los grupos religiosos estadounidenses más sectarios en estos temas están completamente forrados…

  • carmen

    Perdona. Una cosa más. Sé que hay personas que se alegran de todo lo malo que suceda en EEUU y en Europa. Cuna de todos los males. Pero yo soy europea. Sé cuál es mi realidad y a qué bloque pertenece España. Estoy orgullosa de ser europea y de ser Española. Y, porque no conoce Murcia, entendería entonces lo agradecida que estoy a la vida por vivir aquí, y porque mi padre no aceptase nunca un solo traslado. Algo que requiere mucho valor cuando trabajas en un Banco.

    Suerte.

  • carmen

    Gracias Santiago. Creí que no lo iba a leer por la agrupación de los comentarios. Ya eran muchos.

    Gracias. Sé cómo piensa. Sabe cómo pienso. Ayer escribí aquí para todo aquel que quiera leer porqué pienso como pienso. Ya es suficiente. Es un tema muy doloroso. Pero refleja muy bien el cambio de tendencia que , me temo, ya ha empezado en la sociedad occidental. Esto empieza ahora. Seguirá con la píldora del día de después, no se atreverán con los anticonceptivos porque nacerían niños a mansalva y , ni caso harían. Cuestionarán el matrimonio homosexual,  los problemas con la inmigración tratarán de resolverlos poniendo vayas más altas. Las manifestaciones acabarán con cargas policiales…y solo Dios sabe cuándo acabarán. Hay un cambio de tendencia clarísimo en Europa. En EEUU me saltaron las alarmas con Trump, pero jamás pensé que se llegaría a esto.

    Lo que he querido resaltar es el retroceso que, a mí juicio, supone la retirada de este derecho en EEUU, nada menos que en EEUU, después de tenerlo durante 50 años.

    Estoy asustada. No sé en qué ambiente social les va a tocar vivir a mis nietos. A los 22 años, ya era mayor, se acabó el nacionalcatolicismo en mi país. Llegó otra época. Y ahora hay partidos políticos empeñados en volver a ella, con otras camisas, claro. Y en Francia la extrema derecha sube y sube. Y verás la que se lía en Europa con la subida del precio de los carburantes. Vienen épocas duras y en épocas duras triunfa el fascismo más duro. Prometen cosas y las cumplen a cualquier precio. Caiga quien caiga.

    En fin.

    Gracias por su paciencia otra vez. Y hasta la próxima vez que nos enganchemos a discutir.

    Buen verano.

    No le voy a preguntar si prefiere las misas de antes del concilio o las de después del concilio. No tengo humor. Pero podría ser interesante. Lo que sucede es que el tema de la misa no me interesa. Está muy bien para los que siguen dentro. Mi persona está fuera.

    Un abrazo. Paz y Bien, amigo.

  • Santiago

    La sociedad Romana del siglo I estaba corrupta y en plena decadencia y el aborto e infanticidio eran comunes. As se lee en las sátiras y trabajos filosóficos de Séneca (De Ira I) y también en Suetonio que habla de la muerte por aborto inducido de Julia pariente de Domiciano, y lo mismo en otros escritores y filósofos de la época. El feto ni el bebé en útero tenían derecho a la vida.

    Por otro lado, se trata de la vida humana que es un continuum desde la fecundación pues no podemos separar las fases en desarrollo. Es humano y lo será tiempo, y no se puede suprimir lo humano aun con duda de si lo es. Nuestra intención no es entonces moral. El alma va a ser infundida por Dios en la naturaleza humana con toda certeza.

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

  • Carmen.

    Queridos todos y todas.

    Perdón por insistir tanto. Me parece genial que quién piense que un óvulo fecundado ya es un ser humano no se le pase por la cabeza abortar. Eso sí, bajo ningún supuesto. Cero aborto provocado. Cero es cero. Ni violación ni malformaciones, ni incesto ni nada. Porque si es voluntad de Dios, se acabó la historia.

    Pero hay muchas personas que no piensan así.

    El problema es que esa idea teológica influye en la decisión de todo un país como EEUU. El derecho a un aborto controlado deja de ser un derecho en el país. Después de 50 años. Y que cada estado legisle. Lo encuentro aterrador . Esto empieza ahora.

    Si se creen que la iglesia no influye en la política de un país, o las ideas religiosas, no saben en el mundo en que viven. Ahí tienen un ejemplo a lo bestia. Por eso la necesidad de actualizar el modelo de Dios. Porque si se creen que eso da lo mismo, por favor. Despierten. No da lo mismo. Porque influye en la sociedad. Pero desde el primer brujo de la tribu. Por eso sonrío cuando leo que qué más da el modelo de Dios. Y sería cierto si la política y la religión fuesen independientes. Pero no lo son. Ese es el esfuerzo que están haciendo contra viento y Marea algunos teølogos. Las cosas no pueden seguir así. No deben seguir así. Ni con nuestra religión ni con ninguna. Ahí están los burkas. Y los atentados en nombre de Alá.

    Por favor.

    El mundo de la religión tiene que entrar en el mundo del siglo en el que vivimos. Hay que empezar a cambiar para que dentro de un par de siglos, el mundo mundial sea otro. La iglesia católica tiene la obligación moral de adaptarse a los tiempos actuales. Es su deber. Ya está bien de mezclarlo todo , de apoyar a unos partidos si y a otros no, en nombre de Dios. De qué Dios exactamente? Ese es el problema de base. La idea del Dios verdadero de la iglesia. Qué lean los evangelios y se dejen a pensadores de hace siiiiiiiiiiiiiiiiiiiigloooss. Por favor, por favor. Estarían muy bien en su tiempo. Pero por favor. Por favor. Vuelvan al evangelio y olviden las ideas extrañas. Sencillamente dejen libertad para pensar, para actuar. No es tan difícil.

    Un abrazo a todo aquel o aquella que se deje abrazar por esta hereje que se va al infierno de cabeza.

     

Deja un comentario