INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6541 Artículos. - 101813 Comentarios.

Leer la biblia con fe adulta

La editorial de Fe Adulta acaba de publicar mi libro “Leer la Biblia con Fe Adulta”, en el que he procurado estimular la lectura de la Biblia y proponer algunas orientaciones centradas en: leerla con fe (adhesión al mensaje de Dios); y leerla como un adulto que discierne entre una interpretación “al pie de la letra” y una comprensión por mi conciencia, basada en el ejemplo de Jesús y en “los signos de los tiempos” . Como información de su contenido, ofrezco aquí la reseña que hizo Inma Calvo en el blog semanal. G. H.

Después de leer el último libro de Gonzalo Haya “Leer la Biblia con fe adulta” tengo la satisfacción de estar completando nuestra colección de Exégesis con una pieza fundamental. La Biblia está presente en muchos de nuestros hogares, pero ¿sabemos leerla? ¿O más bien se nos cae de las manos cuando lo hemos intentado?

 “Entre los protestantes es frecuente que cada uno tenga su Biblia, la subraye, o pueda decir cuáles son los pasajes que más les han afectado. Entre los católicos, la Biblia frecuentemente coge polvo en la estantería. ¿Por qué esta diferencia?”

“Hasta hace poco se prohibía, y todavía no se recomienda, la lectura de la Biblia. Fue la Reforma protestante la que se atrevió a traducir la Biblia a la lengua de cada pueblo. Los protestantes establecieron la libre interpretación personal; los católicos solamente admitieron como válida la interpretación oficial de Roma, del Papa y sus Dicasterios. Se entiende fácilmente que el mundo católico se haya desinteresado de la lectura personal de la Biblia y se conforme con la interpretación oficial que se les dio en la escuela o la que se le sigue dando en la homilía dominical”.

Leer la Biblia puede ser una forma de revisar mis creencias acudiendo a la fuente de nuestra tradición religiosa. En ese sentido este libro puede llevarnos de la mano por un magnífico camino para repensar y revivir nuestro cristianismo.

Como libro de consulta también puede ser una pequeña joya en nuestra biblioteca. Tener un comentario sencillo de cada libro de la Biblia seguro que resulta muy útil para preparar nuestras intervenciones en grupos, Eucaristías y encuentros comunitarios.

Por último, pero no menos importante, podría utilizarse como un guion muy adecuado para esa catequesis diferente que llevamos años demandando. Seguir el recorrido por los libros de la Biblia desde el Antiguo al Nuevo Testamento es una forma muy práctica para transmitir la fe. La catequesis que se viene impartiendo generalmente tiene un enfoque doctrinal y magisterial que lleva siglos de desviaciones sucesivas. El resultado es un alejamiento enorme entre el catecismo de la iglesia católica y lo que vivió y predicó Jesús.

Qué necesario es releer los textos “sagrados” sustituyendo las interpretaciones mágicas por otras lecturas más adultas que tengan en cuenta los géneros literarios de la época y el análisis de las circunstancias históricas y sociales de los individuos que los escribieron.

“La Biblia no ha sido dictada por Dios a los autores sagrados; estos autores han tenido una más o menos confusa experiencia de Dios y la han expresado con su lenguaje, su cultura y sus propios intereses y prejuicios. El lector actual tiene que separar el trigo de la paja (y de la cizaña)”.

“Ya hemos mencionado que la Biblia no es palabra de Dios, volveremos a repetirlo varias veces porque tenemos esta idea muy arraigada y es necesario superarla para no caer en una interpretación literal de la Biblia y buscar en ella su mensaje empleando nuestra inteligencia racional y nuestra inteligencia emocional y espiritual”.

“En una conferencia comencé leyendo este texto del Primer Libro de Samuel: Así dice el Señor de los ejércitos: Yo castigaré lo que hizo Amalec a Israel al oponérsele en el camino cuando subía de Egipto. Ve, pues, hiere a Amalec, y destruye todo lo que tiene, y no te apiades de él; mata a hombres, mujeres, niños, aun los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos (1Sam 15,3). ¿Alguien se atreve a decir que esto es palabra de Dios? La orden de matar a los niños de pecho no es palabra de Dios; atribuirla hoy a Dios sería una blasfemia. Aniquilar a los enemigos actuales y futuros fue una táctica de un exaltado nacionalismo en una época muy atrasada en la evolución de la conciencia”.

“La Biblia no es Palabra de Dios; los evangelios no son Palabra de Dios, las Encíclicas de Juan Pablo II o de Francisco no son Palabra de Dios; el Credo no es Palabra de Dios”.

“Dios no se reduce a la experiencia de Abraham, ni a la de los evangelistas. Dios es un misterio indecible, y tenemos que buscarlo en las experiencias de nuestros antecesores, en la experiencia personal y en las de otras culturas”.

“Si me permiten una confidencia, mis libros preferidos del Antiguo Testamento son el Génesis, los Salmos, el Cantar de los Cantares, y los Profetas, aunque a veces resulten lentos, como las películas antiguas. En el Nuevo Testamento prefiero el evangelio de Marcos porque es el más cercano a Jesús y nos presenta a un Cristo muy humano. Me atrae más el Jesús de los evangelios que el Cristo resucitado de Pablo; Me acojo al Padre del hijo pródigo antes que al Dios que me perdona por la sangre derramada de su Hijo”.

He querido copiar varias citas como botón de muestra. El libro propone cantidad de temas fundamentales y estupendos para propiciar un diálogo, una reflexión o una enseñanza.

Para terminar, copio el índice para que podáis valorar el gran trabajo que ha realizado el teólogo sevillano que sin duda nos facilitará a muchos nuestras tareas. Muchas gracias Gonzalo.

 Inma Calvo Torrejón

ÍNDICE y pedidos en la web de Fe Adulta: https://www.feadulta.com/es 

25 comentarios

  • carmen

    Huy, Nicolás. Gracias. Pero no me hagáis mucho caso. No tengo ni Idea de estas cosas. Solamente soy una maestra de secundaria y además de ciencias.

    Pero me interesa el tema desde siempre. Hace unos años empecé a leer artículos y libros y tal , porque no entendía nada y de repente descubrí que dentro de la iglesia, ahora sí entendida como comunidad de fieles y algún teólogo  y algún sacerdote que otro, pues descubrí que había otra forma de entender todo esto. Y además va mucho más con mi manera de pensar.Y juego con la ventaja de que nunca jamás he tenido nada que ver con la organización de la iglesia, bueno, mi colegio es de monjas, pero como si no. Había ya pocas y eran normales, salvo excepciones y , oh casualidad, las dos fueron directoras.

    Me asusta un poco que alguien me haga caso. Siempre, siempre que empezaba un tema nuevo de ciencias decía lo mismo: a ver, os voy a decir lo que la ciencia dice en este momento. Cuando leáis dentro de un tiempo que las cosas no son  exactamente así, a mí no me metáis en ese jaleo. Las cosas cambian.

    Y eso es lo que creo que sucede en el mundo mundial a todos, todos, todos los niveles. Y el que no lo quiera ver diría que tiene un problema.

    Un abrazo fuerte.

  • Carmen, te expresamos nuestra enorme gratitud. Sí, nos ayudas a entender y a asimilar muchos aspectos de nuestras dudas. Por ejemplo, en tu último mensaje nos dices. “…ese es el problema, La iglesia no entendida como comunidad de creyentes, no, sino como institución. Y poderosa donde las haya y desde hace un montonazo de siglos”… ¡Bingo! grito una alumna, porque fue como un chispazo que nos ayudó a reflexionar y compartir esa conclusión: Que ese es el punto neuralgico del problema de la iglesia católica actual. La iglesia católica, “no entendida como comunidad de creyentes”, no es iglesia de Cristo, sino una institucion mundana llena de poder y de riqueza.

    No recuerdo exactamente quien dijo: “En los siglos IV al VII, el Imperio Romano se ha hecho  cristiano; y el cristianismo se transformó en Imperio, (aquí radicaría el origen del Vaticano como Estado). El Evangelio de Jesus no estaba preparado para digerir tanto poder como le cayó en suerte. En muchos sentido, en el siglo IV, la Iglesia perdió la brújula”

    “En Europa, nos dices, y sobre todo ahora en España, lo tenemos claro. Nos Vamos”…Esto está ocurriendo aquí también: la diáspora de católicos es imparable. Este pequeño colectivo de docentes y alumnos, en la práctica, ya estamos de retirada, aferrándonos a Cristo, su Evangelio y su proyecto del Reino de Dios.

    Amiga Carmen, recibe en este nuestro cordial abrazo nuestros mejores deseos de bienestar, logros y éxitos en año 2022 que empezamos.

     

  • carmen

    Hola Nicolás.

    Ahora sí entiendo lo que le preguntaste al señor Haya .

    No soy quién para responder en qué quedamos, pero intuyo que pensamos algo parecido. Lo que sucede, creo, pienso, opino, es que si se dice claramente: bueno, a ver, vamos a ver si nos aclaramos. Los escritos que recoge la biblia son historias de un pueblo que se cree escogido por Su Dios. Y tienen derecho a creer lo que deseen creer. Pero nosotros somos cristianos. Lo único que en realidad tenemos son los cuatro evangelios y los Hechos de los apóstoles y las cartas y el Apocalipsis. Bastante tenemos con entender todo eso. Vamos a ver si nos aclaramos con lo nuestro, que también está escrito en el lenguaje simbólico de judíos, porque los que los escribieron eran de cultura judía.

    Tú, imagínate la que se lía. Porque entonces en Jesús no se cumplió ninguna profecía. Sencillamente , nació, creció y eligió una forma de vivir. Y murió ajusticiado por el Poder legal.

    Y, qué hacemos entonces con la Iglesia?.con el sacerdocio, con los sacramentos, con la curia, con el papado…con todo.

    Eso, a mí juicio, según lo veo, ese es el problema. La iglesia. No entendida como comunidad de creyentes, no, sino como institución. Y poderosa donde las haya y desde hace un montonazo de siglos.

    Te puedo decir dónde veo el problema, lo que no te puedo decir es la solución. En Europa y sobre todo ahora en España lo tenemos claro.Nos vamos. Pero no sé en tu país. Historia diferentes, necesidades diferentes y que Dios me libre de decir a nadie lo que tiene que hacer.

    No lo sé explicar mejor.

    Un abrazo y buen año para ti, tu familia, tu comunidad y tú país.

  • La amiga Carmen nos dice: “No hay que meter a Dios en la selección de libros de la Biblia ; la hicieron varones de hace como 18 siglos. A esas cabezas no se les puede pedir lo que no podian dar”…Totalmente de acuerdo Carmen… Pero el problema es, cuando menos por estos lares, que la iglesia católica sigue siendo “Mater et Magistra” Y como tal, mediante toda su clerecía, sigue predicando, enseñando, enarbolando que toda la Biblia es palabra de Dios, revelación de la voluntad y designios de Dios.

    Sobre el particular, una pequeña anécdota: La alumna Rosmery, despues de la clase,se acerca y me dice: Profesor el próximo domingo, las amigas de mi madre van a hacer celebrar una misa por su salud…yo no pienso asistir a esa misa, porque como usted sabe yo ya no creo en esas cosas…Rosmery, le dije, eso va a ser un duro golpe para tu madre…deberias pensarlo….No se…voy a ver, me respondió. Llegó el día de la misa…estuve unos minutos antes de la hora…Empezó la misa…en esos instante me percato que entra a la iglesia una pequeña procesión; Tres jóvenes, uno de ellos lleva una Biblia grande, levantada por encima de su cabeza. Los otros dos portando grandes velas o ciriones, acompañan al que lleva la Biblia.. Llegan al altar y el celebrante con una devoción sui géneris se inclina porfundamente ante la Biblia y la recibe. levanta en alto al tiempo que dice solemnemente ¡¡Palabra de Dios!! y estampa un sonoro ósculo en el libro. En esos instantes vi que Rosmery entra a la iglesia y se sienta la lado de su madre. lo cual me alegró mucho.

    Esto es nuestro gran deasconcierto: ¿En qué quedamos…seguimos creyendo en la iglesia católica que continua predicando  que la la biblia es palabra de Dios incluso con todas sus aberraciones?.. o abandonamos esta iglesia católica hasta que cambie y se ponga al día con la humanidad del tercer milenio…Pero cambiará?…La esperanza es el próximo Sinodo de la Sinodalidad que ha convocado el Papa Francisco. Ojalá que toquen alli este tema.

     

  • Amigo Gonzalo reciba nuestra emocionada gratitud por esa hermosa metáfora:  “El rincón más remoto del mundo (donde vive mi pueblo) es como el Belen actual en el que Jesús quiere nacer”…profunda analogía que aviva nuestra emoción y nos insta a una meditación constante. Gracias amigo. Y nosotros seguiremos sus sugerencias: haciendo camino “para buscar la huella de Dios”.

  • carmen

    Además, creo haber entendido que donde tiene problema la iglesia católica es básicamente en Europa y en EEUU. Pero es que EEUU tampoco ha sido un país con un gran tirón católico. Para mí que tiran más a ramas del protestantismo. Y tiene su lógica. La conquista de esos países fue inglesa, después de Enrique VIII. Ya no eran católicos. De hecho solamente ha habido dos presidentes católicos.

    En América Latina  los conquistadores fueron  España y Portugal. Católicos a tope.

    Y cada cual llevó su religión para hacer de Pegamento, como he leído por aquí.

    Pero en América Latina tuvo el movimiento de la teología de la liberación. Y eso, quizás, pienso que ha servido mucho para que la iglesia católica sea vista con mejores ojos que en Europa. Me lo estoy inventando. En el fondo tiene su gracia. Porque por aquí se crucificaron a muchos teølogos de la liberación, eran unos rojos comunistas horribles.

    Y en África está creciendo el número de personas bautizadas. La iglesia está invirtiendo mucho esfuerzo en ese continente. Eso no me lo estoy inventando. Lo sé.

    Donde , creo, opino, pienso que está el problema de la iglesia católica es en la vieja Europa. A lo mejor porque somos viejos y estamos de vuelta de muchas cosas. Vaya usted a saber.

    Y ya me callo, que luego me riñen.

  • carmen

    Hola Gonzalo.

    Voy a ver si encuentro tu libro en la librería diocesana, ya he terminado mi cuarentena, me apetece leerlo.

    No sé exactamente la intención del comentario de Nicolás. Solamente te digo que superé esa fase de las niñas . Sencillamente son historias de ese libro , no hay que meter a Dios en la selección de libros de la biblia, la hicieron varones de hace como 18 siglos. A esas cabezas no se les puede pedir lo que no podían dar. Una vez leí una frase  de un teólogo guay que se me quedó grabada: la biblia es palabra de Hombres. Luego seguía diciendo cosas sobre inspiración divina y tal. Pero ahí estaba la frase. Por lo visto los hombres, varones todos, los que escribieron la historia esa de Sodoma y Gomorra, uf. Menudas cabezas. Para salir corriendo. Y es curioso, a las chicas le llama la atención lo que hicieron con su padre , pero no le llama la atención lo que su padre quería hacer con ellas para salvar a los mensajeros de Dios.

    Pobre Dios. Lo meten en cada jaleeeeeeo. Esa es la imagen de Dios que tenían los que escribieron esa historia. A Él, que lo registren. Y, ya te digo, a saber cómo estaban esas cabezas y las de los que lo eligieron como libro sagrado para el cristianismo. Porque ese libro es judío a tope.

    En fin.

    Ya te diré algo sobre tu libro.

    Un abrazo.

  • ¡Qué bien amigo Gonzalo!… por una de esas ventanas que nos ha abierto nos vamos a zambullir y beber esa agua fresca de sus vivencias, experiencias y mensajes analíticos: sobre Dios, la espiritualidad, la religion, y sobre todo, la biblia. Le escribimos desde un rincón mas remoto del mundo, desde un país de sudamérica. Le hablo en plural, porque, mis alumnos y yo suscribimos este breve comentario. En esta universidad pública quedamos poquísimos docentes y alumnos que nos aferramos tercamente a este “titanic” que se unde inoxorablmente y que se llama iglesia católica, apostólica y romana. Nos hemos reunido en torno a su precedente escrito: “Leer la biblia con fe adulta”, y fue para nosotros como el eslogan fundacional de la universidad donde estudié: “Et lux in tenebris lucet” . Sí amigo Gonzalo, su artículo nos alumbró y clarificó muchas ideas sobre el tema de la palabra de Dios y la biblia.

    Al respecto un colega docente contó esta anécdota: Su hermano Gerardo tiene tres hijas: Un buen día, dos de sus hijas biblia n mano, se acercó a su padre y le dijo papá has leido esto alguna vez. Se trataba del pasaje descrito en Génesis Cap. 19 sobre la destrucción de sodoma y gomorra, pueblos caidos en una degeneracion total. Dios mandó dos angeles del cielo a destruir estos pueblos y todos sus habitantes. Antes de proceder con la destrucción los angeles le dice al profeta Lot que era el unico justo en esos puebloes, que agarre a sus dos hijas y a su esposa y que salgan del pueblo. que no volteen para ver al pueblo. La esposa de Lot volteo a ver la ciudad y se convirtió en una estatua de sal. Lot y sus dos hijas continuaron hasta llegar a un pueblo cercano. Las hijas, despues de algun tiempo se dieron cuenta que en esa region no había más ser humano que ellas y su padre. ¨Por tanto no tendrían hijos y descendencia. por esta causa las hijas traman un incesto: hacen emborrachar a su padre y luego se acuestan con él y hacen el sexo con su padre ambas  y quedan embarazadas….¿Palabra de Dios?….Gerardo ante la consulta de sus hijas sobre este pasaje de la biblia, solo atinó  a decirles ¡las prohibo que lean ese libro!!, son tonterias, inventos de gentes ignorantes. Nos gustaría saber cuál seria la verdadera exégesis sobre este pasaje de la biblia.

    • Gonzalo Hayag

      Gracias, amigo Nicolás y amigos discípulos que os reunís para buscar la huella de Dios en vuestras vidas y en esa gran antología de experiencias de otros que, como vosotros, sintieron algo de Dios; aunque inevitablemente lo interpretaran y los expresaran en su cultura todavía poco evolucionada en lo científico y en lo ético (por eso la idea de la propagación de la especie predominó sobre la dignidad del respeto y el amor filial). Ánimo, y a buscar y discernir el mensaje  de Dios para vosotros y para vuestro pueblo, ese “rincón mas remoto del mundo” que es como el Belén actual en el que Jesús quiere nacer. Un a brazo.

      Gonzalo Haya

       

  • carmen

    Creo que un buen teólogo es el que domina lo escrito sobre teología a lo largo de la historia del cristianismo. Y , por supuesto, la capacidad para interpretarlo según sus intereses intelectuales o de otro tipo. Y para mí y creo que para muchos, Ratzinger era un maestro. Por sus conocimientos y por su capacidad de llevar el agua a su molino. Un crack.

    No comparto en absoluto su pensamiento . Creo que llevó a la iglesia al callejón sin que se vea una salida a corto plazo en el que está. De hecho él mismo se dio cuenta y abdicó. Todavía no sé qué significa el cargo o como se llame de Papa emérito, lo mismo que tampoco entiendo lo del Rey emérito. O se es Papa o no sé es. O se es Rey o no sé es. Hay un prefijo en español, ex, que quizás sería el más correcto. Pero, quién resuelve ese tema? Haría falta ser un gran teølogo y encontrar la respuesta. Pero quizás a Ratzinger no le interesaba encontrarla. Y los demás o no fueron capaces o no querían problemas. Porque es que lo elige el Espíritu Santo. Un tema para los grandes.

    Creo que la teología es puro artificio por la misma definición de la palabra. Seguro que lo saben mejor que nadie, aquí hay muchas personas que dominan la lengua castellana.

    Pero la iglesia está asentada sobre grandes teorías teológicas y eso justo es lo que hay que cambiar. Porque no se vale esto me gusta, esto no me gusta. Creo que los papeles tienen que ir por delante y entonces, con otras bases teológicas, se podrá abordar un cambio.

    Además, por supuesto, ir logrando que ese cambio de ideas vaya calando en la gente, en los sacerdotes de a pie. Y en ello están.

    Tiempos interesantes. Me gustaría ver en qué acaba todo esto. Pero no creo que llegue. Esto empieza ahora. A mí me gusta el tema mucho. Lo veo muy interesante. El cristianismo ha sido y es definitivo en mi cultura.

  • carmen

    Con todo mi respeto que , lo crean o no, lo tengo .

    No cometan el error de personalizar todo en un Papa. El problema no es el Papa, es el Papado.  Ojalá  el  actual sea bicentenario, pero pasará a la eternidad, como todos, porque todos somos finitos. Y detrás de su nombre hay todo un grupo de Puro Poder eclesiástico. Si lo que quieren es perpetuar ese grupo, están en el camino correcto. Ya tienen un referente nuevo. No es el primero, pero es actual. Y con una prensa inmejorable . Los anteriores quedan lejos en el tiempo.

    Pero si lo que desean, lo que pretenden es otra historia, otra cosa, otro enfoque en la iglesia, recuerden que lo que importa es el mensaje que contiene el evangelio. Si creen que este grupo lo ha respetado a lo largo de estos Cinco siglos, sigan así. Lo están reforzando.

    No sé si me explico.

    Y que conste que no me gusta nada decir estas cosas, a veces me asusta la imagen de Torquemada. Pero…

     

     

  • Juan A. Vinagre

    Hola, Gonzalo! Me alegro por tu libro, que leeré lo antes posible. A juzgar por el Indice, veo que tenemos muchos puntos en común. Pensar así no solo es signo de los tiempos sino también signo de una sana liberación de ataduras… impuestas por el PODER religioso, más amigo de mandar que de SERVIR…, aunque en algunos momentos ciertas ataduras eran quizá necesarias, para evitar desmadres: gnósticos… (Pienso que ciertas ataduras se impusieron a veces de buena fe, aunque en ocasiones se pasaron y mucho… No concreto.  La historia de la Iglesia ahí está para quien quiera y pueda verla con serena objetividad, en lo posible.)

    A propósito de algunas afirmaciones muy sensatas que haces -y hacen otros contigo-, cabe decir (aunque el pensamiento tradicional conservador no admita ni vea ataduras no evangélicas), cabe decir que:

    1. Es necesario revisar el concepto humano de revelación… Hay afirmaciones en la Biblia que no solo no son ni pueden ser palabra de Dios, sino que lo deforman…, incluso en los Salmos.  Por algo Jesús dijo que santifiquemos el nombre de Dios. Santificar es también no deformar su imagen.

    2. Palabra de Dios en la Biblia no puede ser más que la ESENCIA del Mensaje del Reino. En las Escrituras hay mucha palabra de hombre… Por eso las incoherencias que se encuentran… Cada autor refleja lo que entendía, condicionado por su formación religiosa y por las ideas de su tiempo.

    3. De ahí que sea necesario relativizar y revisar (como hizo Jesús con el V. T. y con algunos aspectos de la tradición sagrada… de Israel) Para Jesús la Ley y los profetas se acababan con Juan…   ¿Cabe mayor relativización?  (Lo que no quiere decir rechazo, sino superación… de ideas religiosas que se van perfeccionando con el tiempo.) Hay que revisar y tal vez reformular. Eso es madurar.

    4. Revisión que si alcanza a la redacción de la Biblia, mucho más alcanzará a las visiones o interpretaciones humanas eclesiásticas posteriores. (Piénsese en la Inquisición aprobada en un concilio, en G. Bruno, en Galileo, en algunas encíclicas de Bonifacio VIII, Pío VI, Gregorio XVI etc. etc.) No debemos tener miedo a la verdad que hace libres, sino a la sacralización del pasado humano, defectible, de la Iglesia -también humana- de Jesús de Nazaret. No es verdad que Jesús dejara las cosas claras desde un principio para los apóstoles, que consta que no le entendían bien…  Jesús lo advirtió, y por eso dijo: El Espíritu os irá haciendo comprender…  Aún hoy no comprendemos bien todo el gran Mensaje del Reino… Por eso tantas resistencias, también teóricas, incluso hoy a Francisco… En suma, en la Biblia hay mucha palabra de hombre, revisable…, que es preciso discernir bien… y no sacralizar, como quiere todo poder. Que nada cambie…

    5. Lo que más debe interesar es el evangelio de Marcos -por ser el más histórico-. Es más fiable la teología de Marcos (y Mt. y Lc.) que la grandiosa teología de Pablo (del Pablo, que se creía liberado de la Ley, pero que tampoco se libró del influjo V. T. con la concepción expiatoria de la muerte de Cristo; muerte expiatoria que tanto deforma la imagen de Dios Padre, y que aún se refleja hoy en el formato de la misas… Necesitamos revisar y reformular y volver al pensamiento del Jesús que dijo: La Ley y los profetas hasta Juan… Hay que volver a las Fuentes, bien informados y sin miedo, a fin de purificar nuestra fe… y poder vivir mejor el espíritu del Reino.  (Así entre paréntesis: Ratzinger no es tan buen teólogo, como algunos dicen. Así piensan teólogos de hoy. Alguno he llegado a conocer. La teología de Ratzinger parte más de los primeros concilios que de la auténtca Fuente. los Evangelios. Digo más, no únicamente.)

    Termino: Para pensar con sensata libertad no se necesita salir de la Iglesia, sino desde dentro introducir sabia nueva, aunque sea un granito… El que muchas iglesias se vacíen -relativamente-, no quiere decir que la fe desaparezca. Quien pasa por la vida haciendo el bien -y hay muchos, muchos- está cerca del Reino de Dios. (Perdón por el vicio de tantas palabras, pero esto es lo que me ha sugerido el libro de Gonzalo.)  BUEN AÑO!

    • Gonzalo Haya

      Gracias, Juan Antonio, me alegra coincidir contigo en tantas cosas que expresas muy claramente y bien razonadas. También he visto tu Índice y tengo tu libro en la línea de salida. Un cordial abrazo.

  • Santiago

    Por eso la Iglesia obtuvo su estructura colegial y sacramental del mismo Cristo. Su Palabra es eterna y atemporal.No se pueden “sustituir”  los textos de la Biblia “como a mi me parezca” de manera individual o colectiva para “adaptarlo” a la mentalidad de la época. Esto no es más que la consecuencia del principio del “libre examen” donde cada cual es libre de interpretar lo que quiera.

    Sin embargo, Jesús habló con claridad diáfana a sus discípulos y a los Apóstoles para que Su palabra fuera bien entendida. Este “sentido real” de La Palabra debe mantenerse y preservarse. El ajuste debe hacerse dentro del Magisterio de la Iglesia que junto con el “sensus fidelium” ha preservado durante 21 siglos el verdadero sentido de la fe predicada por Cristo y así lo dispuso Jesús antes de retornar a la gloria del Padre.

    Saludos

    Santiago Hernández

    • Gonzalo Hayag

      Querido Santiago, está claro que discrepamos en el papel de la Iglesia respecto a lo que solemos llamar la salvación del mundo; pero eso, a mi parecer, tiene un valor relativo. No afecta tanto a lo personal como a las consecuencias que produce en los lectores. No afecta a lo personal porque sólo se trata de explicaciones, mientras que lo importante es la actitud personal, el amor desinteresado y universal que lleguemos a sentir y practicar con los demás. Yo creo que Dios ha hablado “muchas veces y de diversas maneras” a los hombres, y no solamente a los profetas judeocristianos sino a toda persona de buena voluntad (más o menos “limpios de corazón) pero siempre a través de palabras humanas (conceptos culturales y costumbres). De aquí que la interpretación de la Biblia o o de los Vedas tenga que ser reinterpretada por la cultura de los lectores. En este libro (y más ampliamente en mi comentario a Marcos) relativizo la historicidad del pasaje de Mt 16,17-19 como un intento de Marcos de reconciliar en la persona de Pedro a los discípulos de Pablo con los judaizantes, que se resistían a admitir a los paganos. La reconciliación sería el mensaje de Dios en las palabras de un relato aunque no sea histórico. Con todo esto no pretendo convencerte de nada, pero sí explicar mi posición que puede ayudar a ampliar universalmente la llamada de Dios. Gracias por tus intervenciones que ayudan a mantener cierta preocupación para no arrojar al niño con el agua de la bañera.

      • Santiago

        Gracias también a ti  Gonzalo Haya, -te leo siempre-  por tus oportunos comentarios y  por tu amabilidad en tu respuesta al mío..Aun discrepando, pienso siempre que la mayoría de los que intervenimos aquí  nos encontramos en la misma fe,  tanto los alejados comos los presentes, los que dudan, los escépticos…La mayoría estamos luchando para abrirnos paso ante la tiniebla existencial…Por lo tanto , es la luz de Cristo las que nos va iluminando el camino a través de nuestra historia y la historia humana…A unos de una manera y a otros de otra, en los misteriosos caminos de la Misericordia del Señor…

        Hoy no tengo mucho tiempo ya que quisiera ampliar mi respuesta…Quizás lo pueda hacer en estos próximos días…Solamente explicar un poco más parte de mi visión personal sobre la fe que es el principio de todo…sobre todo el pricipio de la luz

        Abrazos

        Santiago Hernández

  • Santiago

    La Biblia es la Palabra de Dios expresada en términos humanos..

    Dice el Concilio Vaticano II  que “como quiera que en la Sagrada Escritura habló Dios por medio de hombres a manera humana..el intérprete de la Sagrada Escritura….debe inquirir atentamente qué quisieron realmente significar y qué quiso Dios manifestar por medio de las palabras de ellos” (Concilio Vaticano II-DEI VERBUM-1-12)

    Esta labor es del exégeta y hermeneuta que debe ser un especialista puesto que tiene que dominar el arameo y griego bíblicos diferentes de su evolución moderna, y estudiar el estado de civilizaciones de la época, su manera de vivir, costumbres, giros del lenguaje, géneros literarios diverso para encontrar el verdadero sentido que el autor sagrado intentaba al escribir.

    Y la otra cuestión es que los traductores del arameo eran comúnmente judíos greco-parlantes que continuaban usando los géneros arameos del lenguaje tal es el caso de la palabra “hermano” que los judíos la empleaban genéricamente  para diferentes grados de parentescos y asi la confusión con los famosos “hermanos” de Jesús que en realidad eran sus “primos” carnales o legales

    Por eso fue “el consenso de la Iglesia de los testigos” -La Iglesia del siglo I- el núcleo apostólico el que transmitió la tradición oral recibida de Cristo por medio de la Escritura que es la síntesis de la doctrina de Cristo.

    La iglesia recibió de Cristo el poder de “enseñar a todas las gentes” todo lo que Él reveló a Sus Apóstoles . La Iglesia no puede inventar doctrinas sino que define la doctrina contenida ya en la Revelación y que esencial  para Su misión, que está dirigida a la salvación del mundo.

    Un saludo cordial y un mejor Año Nuevo 2022

    Santiago Hernández

  • ana rodrigo

    Carmen, lo que he escrito no es para evitar dudas sobre Gonzalo, sino como algo parecido a la “contraportada” de su libro a partir de lo que he leído del mismo y de que conozco personalmente a Gonzalo, y lo que digo es para avalar la recomendación de su lectura.

  • carmen

    Aquí nadie duda de la talla humana y como teølogo de Gonzalo Haya.  Por eso me dirijo a él. Sé que entiende lo que quiero decir, incluso más allá de las palabras. No es la primera vez que lo hace. Los dos lo sabemos. Suficiente.

  • ana rodrigo

    Quienes entramos en atrio sabemos quién es Gonzalo Haya, un hombre, honesto, reflexivo, con cultura religiosa suficiente como para que con su inquietud e inconformismo, y su temple de sensatez, no “dé puntada sin hilo”.

    He comenzado a leer su libro y pienso que vale la pena, me está gustando aún en aquellas cosas que damos por sabidas y conocidas.

    Nos veremos el año próximo, os lo deseo lleno cositas buenas y “sabrosas”.

    Abrazos.

  • carmen

    Enormemente agradecida, Gonzalo. Totalmente agradecida. Creo que has entendido lo que he querido decir. No es más que un grito de socorro por los que vienen detrás. Muchos de vosotros encontrasteis vuestro camino. Y yo he encontrado el mío. No se trata de nosotros. Se trata de los que vienen detrás.

    Un fuerte abrazo y buena entrada de año.

  • Isidoro García

    No hay lectura ninguna que sea inocente, (neutral). Y lo que más, los Evangelios. El problema con ellos, es que no los podemos leer e interpretar asépticamente, por nuestra indoctrinación cultural infantil.
         El ideal sería hacerlo como Pasolini, que creó el guion de su “El evangelio según san Mateo”, después de leer por primera vez el texto en unos evangelios de un cuarto de hotel.
     
    “Casi nadie es demasiado consciente de que su narrativa está condicionada por su experiencia, pues una de las condiciones del pensamiento mecánico, es precisamente nuestra pretensión de originalidad, la sensación de tener razón, la vivencia personal de inevitabilidad (de nuestra opiniones).
    Todos nos construimos una narrativa autojustificadora, y no es de extrañar porque la finalidad de cualquier narrativa es aumentar el espacio de seguridad de la mente propia.
          (Y esto a pesar de las incoherencias internas, contradicciones eternas sin resolver, que nos mantienen dando vueltas y vueltas a la noria de la reflexión).
    Los mecanismos que mantienen al sujeto prisionero en su narrativa, son los mismos que le hacen prisionero en su existencia: se trata dela adherencia a un relato mecánico, estereotipado, trufado de creencias, de errores cognitivos y de generalizaciones, de ideas sobrevaloradas y de autoengaños: de mitos individuales paralelos a esos grandes temas de los que se habla en la mitografía”. (Cursiva: Francisco Traver).
    Amigo Gonzalo, casi todos estamos en tu mismo camino, y aunque seamos conscientes del cepo en que estamos, no podemos acaba de soltarnos de él. Ayuda algo ser conscientes de nuestra situación, pero no podemos acabar de soltarnos.

     

    Creo que este año he hablado demasiado, así que me propongo no hablar nada más hasta el año que viene. ¡Pasadlo bien con vuestras familias, y hacednos un huequito a la familia virtual!.

     

    • Gonzalo Haya

      Tampoco exageres, Isidoro. Aportas un punto de vista interesante desde la psicología del subconsciente. Creo que tenemos un fondo común aunque con los tics propios de cada uno. Gracias

  • carmen

    Hola Gonzalo

    No te asustes, voy de buenas. Me has llevado a mis 19 años. Después de hacer primero de química y no me gustase demasiadoui a Granada a hacer primero de matemáticas y vivía en un colegio mayor de mis monjas. Hacían actividades y esas cosas , me di una vuelta a ver qué tal y vi a un grupo de compañeros escuchando a un señor que hablaba sobre el pecado original, tenía sentido del humor. Y ya decidí asistir a sus , no sé exactamente que era aquello. Pero era muy divertido. Él hablaba y nosotros casi más que él. Imagínate la que se liaba cuando trató de explicar que las plagas de Egipto no fue un , digamos una acción disuasoria de Ese Dios, si no cosas de la naturaleza. Cuando iba por la tercera yo me partía, bueno y todos. Qué riiiiiiiiiiisa. Muy muy enriquecedor. Hay que reconocerle al señor aquel su paciencia y su sentido del humor. No sé cómo acabé leyendo el libro de Job. Vaya una historia genial. El diálogo entre el diablo y Dios no tiene desperdicio. Cómo se deja engañar el pobre. Y Job. Menuda lección da a los dos. Un libro estupendo.

    De eso hace exactamente 49 años. Tengo 68…

    He leído el artículo y me he preguntado, qué ha pasado en estos cincuenta años? Esto ya lo viví en el 71.

    Te voy a decir lo que pienso. Mi análisis hecho desde fuera , o mejor dicho, desde el otro lado de la red, porque me he pasado la vida relacionada con la iglesia, primero por el colegio al que me llevaron mis padres del que salí a los 18 años recién cumplidos y mi trabajo, 41 años. He visto la evolución de la iglesia.

    Todo , todo, todo depende del Papa reinante en la feliz gobernación de la iglesia. Absolutamente todo. De la línea de su gobierno.

    Muere Pío XII, ya sabes cómo pensaba, como actuó, la historia también lo sabe. Y le sucede Juan XXIII. Y sorprende al mundo entero. Principios años sesenta. Dios santo, menuda década más maravillosa . Y convoca el concilio, y muere. Una muerte que marcó totalmente el camino, la dirección de la iglesia. Absolutamente . Su sucesor Pablo VI, fue una persona de esas que viven entre dos aguas. Lo único que creo que tenía claro es que Franco era un dictador fascista  impresentable y pese a eso lo llevó bajo palio en las entradas y salidas de las catedrales. No sé si puede haber mayor contradicción. Pero estaba entre dos aguas, y un agua conservó parte del pensamiento del Vaticano, del espíritu del Vaticano II y algo se pudo hacer. Finales de los sesenta, década de los 70. No te lo voy a contar. Lo sabes perfectamente. Todos los que entran a leer aquí lo saben mejor que mi persona, porque solamente veía el partido desde el otro lado de la Red. Te aseguro que te das cuenta de cómo está jugando el que tienes enfrente.

    Y llega Juan Pablo I, y muerto. Tampoco voy a entrar en eso. Se dijeron muchas cosas. Y le sucede Juan Pablo II. Y tiene de asesor para la inquisición nada menos que a uno de los teólogos mejores de Europa, y sabe utilizar la teología perfectamente para servir a los intereses del Papa reinante. Por lo menos durante dos décadas. Pero es que el gran teølogo lo sustituye como Papa. Y la iglesia cae en una especie de época involucionista, una época oscura en la que el que se mueve no sale en la foto. Y  en los seminarios vuelven a decir que las plagas de Egipto son enviadas por el mismo Dios , que Job era un santo sufridor que no rechistaba  y que el pecado original es de nacimiento. Y es lo que transmitirán a los fieles, porque ellos sí quieren salir en la foto.

    Entonces, los que habían madurado intelectualmente en la época de los sesenta y setenta, se replegaron. Algunos fundaron comunidades de base y esas cosas. Se escribían entre ellos. Eran como una especie de resistencia. Lo aprendí cuando entré el Lamiarrita. Antonio alguna vez me ha dicho, te crees que eres la única que hace una crítica a la iglesia, nosotros estamos de vuelta. Nunca ha entendido lo que digo. Precisamente mi queja es cómo no me enteré de aquella lucha. Y es porque se movían en la semiclandestinidad. Y lo entiendo. Muchos sacerdotes abandonaron , se culpó entonces a las ideas del Vaticano II. Los que se quedaron, pues tenían que sobrevivir. Y menuda generación de Teólogos. Maravillosa. Todos semiocultos, bailando sobre el filo de la navaja. Porque la navaja cortaba y mucho. Empecé a leerlos cuando me enteré que existían. Todo lo puedo reducir a una frase espléndida: el problema no es el Papa, es el Papado.

    Y con el paso del tiempo veo con estupor que se cierran filas en torno a un Papa , que si que es cierto que permite más movimiento, más oscilaciones, pero no te salgas de su frontera. Esa es una máxima. Nos acercamos lo más posible a la frontera, pero sin salirnos. Porque Somos Iglesia. Pues bueno.

    Y la sociedad siguió su evolución. Y no entendió nada. Y vaciamos las iglesias en Europa. Porque nuestro pensamiento no tiene más fronteras que las que nos pongamos nosotros mismos. No nos importa las de un Papa. Ni las de otro.

    Y ahora me encuentro con este libro. Es como un dèja vu. Ya lo he vivido. Cuántas veces más hay que vivirlo?

    Creo que eres un teólogo honesto. No todos lo son. En absoluto. Precisamente porque las palabras de la Biblia, un libro espectacular , un libro que no es un libro, sino un montón de textos seleccionados que recogen una experiencia vital a lo largo de la historia que trasciende cualquier interés partidista. Pero las palabras se pueden retorcer en nombre del mismo Dios.

    El problema es , a mí juicio, el de siempre. No se confía en el pueblo cristiano. Nos consideran menores de edad, incapaces de pensar. Menudo error. Por eso  nos hemos ido a otros lugares donde sí nos dejan. Hasta que no confíen en nosotros nada hay que hacer. Y hay tantísimo por hacer…

    No entiendo como en la época que estamos viviendo todo esto que decís, que pensáis no inunda las redes sociales. No lo entiendo. Ese es el medio de llegar a la gente normal ahora. Estoy cansada de decir, si la supiera el pensamiento de una parte de la iglesia, barreríais. Muy cansada de decirlo. Pero nunca lo haréis, porque en el fondo no creéis en nosotros. Y ahora introduzco por primera vez el femenino. No creeis en nosotras.

    Pues bueno.

    Si de esta Antonio me deja seguir escribiendo es que existen los milagros.

    Un abrazo fuerte. No recuerdo quién escribió cartas desde mi celda. Tómalo como una carta desde mi cuarentena y por la que no espero respuesta.

    Miedo me da dar un click a enviar. Pero…

    carmen

     

     

    • Gonzalo Haya

      Gracias, Carmen, creo que la mayoría de los que participamos en Atrio estamos de acuerdo con esta breve historia de la Iglesia que has descrito aquí. A mí, en vez de Biblia y teología, me enseñaron doctrina de la Iglesia. El Vaticano II me abrió los ojos, y mi tesis sobre el Espíritu Santo en el libro de los Hechos de los Apóstoles me abrió el camino. El dejar el sacerdocio y mi trabajo monetario, como diría Buñuel, me alejaron de la Iglesia. Al jubilarme volví a leer y estudiar la Biblia y estoy confirmando desde el  evangelio lo que iba escuchando de aquí y allá. Reconozco que mi lenguaje no interesa al mundo actual, que tienen que surgir jóvenes que creen un pensamiento y un lenguaje nuevo, que revivan el mensaje de Jesús sin tanto embrollo teológico, y me dan gran esperanza las ONG y otras agrupaciones semejantes. Por mi parte me contento con abrir ventanas. Un abrazo y feliz año

Deja un comentario