• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6076 Artículos. - 96399 Comentarios.

Iglesia, 2

B. MISIÓN

1. La ἐκκλεσία (‘comunidad’) de Jesús no es una religión; tampoco, una espiritualidad

        La Iglesia se entiende por su tarea. Su sentido es la misión que tiene por encargo. Se trata del mismo cometido que llevó a cabo el Galileo, quien confió a los suyos esa misión específica. La unión con él en ese quehacer es indivisible. En Colosenses se habla de Jesús cabeza de un cuerpo que es la Iglesia:

“Él es también la cabeza de un cuerpo, que es la Iglesia” (Col 1,18).

“Ahora me alegro de sufrir por vosotros, pues voy completando en mi carne mortal lo que falta a las penalidades del Mesías por su cuerpo, que es la Iglesia” (Col1,24; ver también Ef 1,22; 5,23).

        La palabra ‘cuerpo’ no se entiende en el sentido helenístico como la parte visible del ser humano distinta a otra invisible: el alma. En la mentalidad del NT no existe esta concepción dualista. ‘Cuerpo’ equivale a persona. El ser humano no tiene un cuerpo, es cuerpo. Es el mismo ser necesariamente visible en un entorno espacio-temporal. ‘Cuerpo’ es la manera de hablar del ser humano en la historia. Como ya explicamos en el relato de la cena de despedida, el cuerpo es lo que se ve de alguien desde que nace hasta su muerte, sus palabras, sus gestos, sus acciones https://www.atrio.org/2019/06/la-cena-segunda-parte-invitacion-al-compromiso/. La idea de la Iglesia-Cuerpo expresa la identificación total de la comunidad con el Galileo. Jesús inició la tarea y las comunidades la continúan fundidas con él.

        La identificación con el Galileo implica la unidad entre los integrantes de la comunidad. El evangelio de Juan escribe ese deseo de unidad expresado por el mismo Jesús:

“Pero no te ruego solamente por estos, sino también por los que a través de su mensaje me den su adhesión: que sean todos uno -como tú, Padre, estás identificado conmigo y yo contigo-, para que también ellos lo estén con nosotros, y así el mundo crea que tú me enviaste” (Jn 17,20-21)

2. Lo que distingue a la comunidad del Galileo

no es su religiosidad ni su espiritualidad ni sus rezos ni una determinada liturgia. No son sus dogmas, ni tampoco su creencia en Dios. Su singularidad no se traza con líneas verticales, sino horizontales. El objetivo de mostrar a la humanidad la sociedad alternativa se logra mediante el amor mutuo entre sus integrantes. Pero no con un amor de tres al cuarto. Ni siquiera con el amor al prójimo como a uno mismo. El modelo es el amor que Jesús tuvo a los suyos. Esa es la seña de identidad de la comunidad (ἐκκλεσία):

“Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; igual que yo os he amado, también vosotros amaos unos a otros. En esto conocerán todos que sois discípulos míos: en que os tenéis amor entre vosotros” (Jn 13,34-35).

3. Con tal praxis, los tres ejes básicos del sistema:

        Tener, Subir y Mandar se convierten en la comunidad (iglesia) en: Compartir, Nivelar y Servir. Este cambio radical responde y explicita el primero de los dos encargos que hizo el Galileo al convocar a los suyos para constituir con ellos la sociedad alternativa (los Doce).

        En la introducción de ese relato el narrador Marcos hace uso del verbo προσ-καλέω (‘hacer venir’, ‘convocar’), compuesto del verbo καλέω del que deriva como indicamos más arriba el vocablo ἐκκλεσία:

“Subió al monte, CONVOCÓ (προσκαλεῖται) a los que él quería y se acercaron a él. Entonces constituyó a doce PARA QUE ESTUVIESEN CON ÉL y para enviarlos a predicar, con autoridad para expulsar a los demonios” (Mc 3,13-14)

4. La tarea encomendada por el Galileo a los suyos es doble

        La primera: “para que estuviesen con él” exige firmeza en la adhesión a su persona y su programa. El grado de unión aparece en el encargo como señal identificativa del colectivo. Quienes están con él son aquellos que se mantienen asociados con fidelidad a su mensaje, a la misión de la que él se responsabilizó. Estar con él no significa quedarse acomodados en un estado espiritual de contemplación, sino asociarse a su Proyecto siguiendo sus pasos y continuando su tarea. No se trata de ensimismarse mirándose por dentro, sino de actuar con diligencia hacia afuera.

        La segunda labor encomendada por el Galileo a su comunidad se centra en esa actividad de la sociedad alternativa cara al exterior:

“para enviarlos a predicar, con autoridad para expulsar los demonios”.

        Se trata de una misión. El cometido del grupo ha de seguir la pauta de lo realizado por Jesús de manera que a él se le perciba a través de las actuaciones de las comunidades. Lo esencial de su esfuerzo es la proclamación de la Buena Noticia: la realidad del reinado de Dios. Su dedicación no consiste en hablar y echar discursos sobre una vida que cree podrá ganarse en un futuro muy lejano. Esa sociedad alternativa es creíble solo por estar a la vista desde fuera interviniendo en la historia y transmitiendo la vida que sus miembros disfrutan ya. De ahí que el anuncio requiera que la comunidad esté constituida, que viva la hermandad de la nueva y definitiva sociedad y sea, por tanto, visible a quienes observan su modo de vivir desde el exterior.

5. La comunidad no va de rica, asegurada por dinero o avales que le cubran las espaldas

        Los lujos estorban para la misión. El trabajo a realizar solo exige lo estrictamente necesario para llevarlo a cabo. Más adelante Marcos insiste en esta idea usando de nuevo el verbo προσ-καλέω (‘hacer venir’, ‘convocar’) al introducir instrucciones del Galileo a los suyos:

“Convocó a los Doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles AUTORIDAD sobre los espíritus inmundos. Les prohibió coger nada para el camino, solo un bastón: ni pan, ni alforja, ni dinero en la faja; llevar sandalias, sí, pero no ponerse dos túnicas” (Mc 6,7-8). https://www.atrio.org/2012/11/leyendo-a-marcos-23/.

6. Esa vida de la comunidad prolonga la vida del Galileo

        La autoridad procede de su modo de vivir. Se sustenta en el conocimiento y la experiencia. La comunidad que ha experimentado la libertad está capacitada para trabajar por la liberación del ser humano. La autoridad no se tiene en la comunidad para someter, sino para sacar de la esclavitud, algo sorprendente en cualquier tiempo. Tal autoridad creaba ya desconcierto en la gente que observaba las actuaciones del Galileo:

“Se quedaron todos ellos tan desconcertados que se preguntaban unos a otros:
– ¿Qué significa esto? ¡Un nuevo modo de enseñar, con autoridad: incluso da órdenes a los espíritus inmundos y le obedecen!”
(Mc 1,27).

7. Una vida que salva

        La comunidad tiene, pues, como misión liberar al ser humano de las ideologías que lo despersonalizan y le convierten en esclavo. Las ideologías que someten con una violencia disimulada y subterránea generan seres humanos subyugados que solo encuentran como salida a su lamentable estado el uso de la misma violencia que les tiranizó, una salida falsa que únicamente conduce a la autodestrucción y carencia de vida (https://www.atrio.org/2012/09/leyendo-a-marcos-15/).

17 comentarios

  • Pues mira, Antonio.

    A lo mejor tienes razón. No tengo conocimientos suficientes para saber si esta iglesia es lo que pretendía lograr Pablo de Tarso.  Es que como no me gusta su planteamiento , Jesús es Hijo de Dios Resucitado, pues ya …

    Creo que es  un hombre magnífico. Una persona inteligente, con una entrega total a una causa que le entusiasmó. Viajero incansable, y un gran escribidor de cartas a sus comunidades. El verdadero fundador de la iglesia.

    Tendría que saber interpretar esos textos, entender lo que quería decir exactamente cuando escribió sus cartas. Y no lo sé. Tendría que haber dedicado mi vida profesional a ello como han hecho otras personas, pero no lo hice, ni se me pasó por la cabeza y si volviese a empezar te aseguro que tampoco lo haría. Es más, me alejaría de todo lo relacionado con la palabra Iglesia. Solamente trae problemas. Seguramente leería lo relacionado con Jesús de Nazaret, lo encuentro un personaje fascinante. Y, francamente, todavía no sé por qué.

    No sé. Esto me supera. Cada vez entiendo menos. La iglesia es demasiado para mi. Tampoco me siento parte de ella, no tal y como la he conocido. No me va en absoluto El Poder porque no resisto la imposición, es algo genético. Tampoco me asustan las opiniones de personas que dicen saber mucho de todo esto. Si algo no me encaja, no me encaja y ya está. Con esta manera de ser que he desarrollado a lo largo de mi vida, soy la persona menos indicada para pertenecer a La iglesia porque aunque no sepa nada, sí se lo que no puede ser.

    Ya te digo, seguramente tienes razón y el responsable no es él, pero él empezó con todo esto de Jesús-Dios. Los demás siguieron y el resultado es tremendo.

    He leído otro comentario tuyo. Eres de la idea de que se pueden reorganizar la institución de la Iglesia y salvar lo salvable. Es una fuente de recursos infinita de todo tipo, que bien gestionada puede ser algo muy importante para la humanidad. También lo creo. Bueno, lo he creído hasta hace poco tiempo, pero cuanto más leo, más imposible me parece. Porque no creo que en el fondo se pretenda una renovación en profundidad. Y a estas alturas de mi vida hay palabras, gestos, actuaciones… que ya no me dicen nada y me parece algo hueco, vacío de contenido.No sé.

    Y es que seguramente no es mi sitio. La iglesia es para aquellos que creen en un tipo determinado de Dios y que piensan que Jesús es Dios mismo hecho hombre. Y no es mi caso. A mí me interesa su humanidad, su pensamiento. En el fondo soy una ingenua perdedora como él. Porque él perdió como ser humano. Su resurrección ya no me interesa. Esa parte la conoceré, si hay algo que conocer, después de haber muerto. Supongo que igual que todos, igual que Jesús.

    Eso no quiere decir que piense que las personas que pertenecen a la iglesia no sean buena gente. En absoluto. Conozco a un montonazo de buenas personas católicas a tope. Y aquí dentro también he descubierto a algunas  que me gustan. Soy yo la que me siento cada vez más extraña opinando de estas cosas. Como si tuviese un problema de electricidad en casa y llamase a un fontanero.

    No sé.

     

     

    Que cada cual resuelva

     

     

  • Querida Carmen,
    honestamente, no creo que haya que echarle al pobre Saulo de Tarso la culpa de la Iglesia que ha llegado a nuestros tiempos.
    Ciertamente, Pablo fue un referente muy importante para la Iglesia primitiva y es gracias a él que no somos una mera secta del judaísmo con menos proyección que un cine del siglo XII.
    Pero no me parece que la Iglesia que tenemos sea la que soñó Pablo. La iglesia que vivió y fundó pablo era bien distinta.
    Y no creas que a mi Saulo de tarso, o más bien su pensamiento se me hace interesante siempre.
    Pablo era un hombre de su tiempo con los prejuicios de su tiempo y el conocimiento del mundo de su tiempo y como tal debemos estudiarle.
    Es capaz de unir su misoginia recalcitrante y algunos errores (en mi opinión) teológicos (como el de la eucaristía), con intuiciones propias de una inteligencia superior (el principio de ICor13 es sencillamente sublime.
    la iglesia actual, comienza, en mi modesta opinión, con Constantino y es finalmente concluida con Teodosio, que le dan una estructura definitiva y la incorporan al gobierno del imperio, Y es lógico que los cristianos de entonces, hartos de ser perseguidos y maltratados (cuando no asesinados impunemente) abrazaran el sostén del imperio con alegría.
    y es esa connivencia con el poder quien ha hecho de la Iglesia el mastodóntico pifostio que tenemos ahora. De hecho muchos de los símbolos (como la mitra) vienen de entonces.
    Y llevas razón en que no es la que quería fundar Cristo, entre otras cosas porque dudo que Cristo, que fue judío desde su Bar Mitzvah (si es que se hacía entonces) hasta su muerte en la cruz, quisiera fundar Iglesia alguna (lo de Pedro, la piedra y esas zarandajas es un adendum a la escritura muy evidente).
    Yo lo que defiendo, es que la Iglesia, como estructura es totalmente innecesaria y puedo prescindir de ella. De lo que no puedo prescindir como jesu-cristiano (me encanta este término) es de la iglesia como “pueblo de Dios”, como hermanos identificada en especial en mi prójimo, que significa próximo.
    Y hay que tener en cuenta que un español, de Cuenca como yo, en el siglo XIII, era lógico que no se preocupara demasiado por los Bosquímanos del Kalajari en Namibia, porque no tenía puta idea de su existencia; pero hoy, con el mundo global, los mass media, internet, facebook, instagram y tiktok y lo que venga, no podemos ignorar a los bosquímanos de Namibia porque sabemos que están ahí y como decía Juan Crisóstomo, su pobreza es consecuencia de nuestra riqueza. (a ver si usamos a los papis de la Iglesia para algo más que para justificar el cortar el sexo a la gente).
    Escribió Paul Johnson en su Historia de los Judíos que una de las diferencias más importantes entre los judíos y los cristianos (y Jesús era judío) es que ellos han construido una religión en torno a un corpus jurídico, es decir en torno a la ley mientras que los cristianos hemos construido un corpus dogmático es decir una “doctrina” y mientras la ley es coyuntural, interpretable y debe adaptarse pues a cada caso concreto incluidas yodas las circunstancias por lo que puede admitir discrepancia; la doctrina por propia definición debe ser absoluta, inmutable, universal y monolítica (y es admirable el esfuerzo de la Iglesia en reafirmar la doctrina como algo inmutable a pesar de que lleva 2000 años sin dejar de mutar).
    Eso ha hecho que los judíos no se hayan separado entre ellos (o muy poco) mientras que hay más de 5000 iglesias cristianas en el mundo.
    Yo por mi parte, tengo claro que a pesar de mi formación y educación católica soy un hereje de tomo y lomo y que gracias a Dios ya no nos queman en la hoguera (eso es bueno), aunque eso signifique que lleve más de la mitad de mi vida haciéndome pajas mentales sobre lo que es bueno o malo o sobre lo que Dios quiere o deja de querer.
    Ciertamente ser un tradi o un talibán, es mucho más descansado.

  • carmen

    Antonio.
    Dogmas aparte. Era una pregunta mía.
    Es que nos tenemos que poner de acuerdo en el concepto de iglesia.
    Fijate al principio lo que dice el artículo.
    Sencillamente la iglesia católica que se ha construido nada tiene que ver con el significado de Iglesia que define Salvador. Es otra historia. De ahí el jaleo.
    No me gusta en absoluto Pablo de Tarso. Seguramente porque no entiendo lo que hizo. Las cosas que dice en sus cartas y las interpretaciones que se han hecho de ellas. Seguramente es por eso. No lo conozco. Me admira su obra. Lo encuentro un luchador empecinado. Su inteligencia estratégica. Cómo no lo voy a admirar en ese aspecto, a ver, mira la que ha montado. Pero no me gusta el resultado de su obra. Lo que no sé es si pretendía esto u otra cosa diferente. No lo sé. Sea como fuere no me gusta el resultado de lo que normalmente se entiende por iglesia católica. No me gusta en absoluto. A lo mejor no es el responsable Pablo. No lo sé. Pero sí se que se reconoce como fundador de Esta iglesia nuestra.

    Lo que defiende aquí Salvador Santos es que Está Iglesia, tal y como la entendemos , no era la finalidad de Jesús el Galileo, como lo llama él, pero de ninguna de las maneras, vamos, de ninguna.

    Qué ha sucedido entonces? Pues…
    Hay una frase en el libro de El Principito, creo recordar que se la dice el zorro: la palabra es fuente de malentendidos .
    Quizá todo esto sea un malentendido brutal. No lo sé.
    Lo que sí sé es que Está Iglesia no la fundó Jesús. La fundó Pablo de Tarso.
    Bueno, ésta es mi opinión. No creas que soy la única persona que así piensa.
    Y luego está todo ese jaleeeeeeo del Poder político y religioso, pero eso está ya más claro que el agua. Lo sabemos todos. Pero hay que seguir retrocediendo en el Tiempo y no quedarnos en Constantino y sus amigos. Más hacia atrás. Más.

  • mª pilar

    Este agradecimiento es para Alberto, por lo explicado en su comentario sobre la iglesia.

    ¡Gracias de todo corazón!

    Esta personilla…tampoco es buena…jejeje, en aquello que comenta; y además:

    ¡Lo comparto totalmente!

  • Dejando aparte los dogmas, que no va de eso el artículo; lo cierto es que además de muy bien explicado, Salvador nos presenta una “Iglesia” que todos desearíamos que fuera.

    Esa Iglesia sí se puede decir que fue “fundada” por Jesucristo, pues es Él mismo quien escoge, envía y establece la manera de realizar ese encargo.

    Cualquiera con 2 dedos de frente que lea el artículo de Salvador, estará de acuerdo con él, en que, con las escrituras por delante, eso es lo que hay.

    Pero… (siempre hay un pero) ¿Qué tiene que ver esa “iglesia” descrita en el artículo con la Iglesia Católica Apostólica y Romana de que disfrutamos hoy en día?

    Como no sea que para cumplir lo de “un solo manto” prefieran ponerse una capa magna, no lo veo.

  • Hola Carmen.
    Ciertamente no lo he entendido.
    Si una cosa se dice que es la “verdad verdadera revelada, ni más ni menos que por Dios” y luego que son como símbolos que hay que interpretar a la luz de los tiempos (a más de un carcólatra le daría un ictus si el Papa dijera eso. La doctrina no se interpreta. Es inmutable a pesar de que lleve mutando 2000 años), yo en mi cortedad y rigidez intelectual lo que contesto es : “vale, pues cuando te decidas vienes y me lo explicas”
    Parece mentira que sea más difícil entender si la Sra. María era o no virgen que el principio de incertidumbre de Heisemberg o la gravedad cuántica de campos.

  • carmen

    Antonio , genial.
    Por lo visto no has entendido del todo que los dogmas son símbolos. Se pueden interpretar según los tiempos que corran. Tampoco yo lo he entendido y le he preguntado a Salvador. Pero como dice el señor Revuelta es demasiado bueno para decir como Astérix: están locos estos cristianos. Y ha tenido a bien aclararme que los dogmas, dogmas son, y si no, a por ellos, oeeeeé.
    Muchas gracias, señor Revuelta. Murcia es preciosa. Ahora en Navidad se llena de luces y de mercadillos , para celebrar el cumpleaños de nuestro Jesús. En mi clase se llenaban los cristales de las clases con dibujos de los críos felicitándolo por su cumpleaños. Eran superbonicos.

    En fin.
    Me ha gustado hablar con vosotros.
    Buenas noches y hasta la próxima.

  • A mi lo que más me jode es que la Iglesia ha utilizado los dogmas para perpetuar un “estado clerical” ajeno a la realidad que todo el que lo desee puede observar.

    Pongamos un ejemplo sangrante: Tenemos una figura histónica hermosísima, Ia de María de Nazareth y como Ios evangelistas querían justificar que Cristo era el Mesías esperado, pillan una profecía de Isaías y toman la decisión de afirmar que es virgen.  ¿Por qué? Pues porque el señor Isaías había predicho que el Mesias haceria de una vigen.

    Pero no nos engañemos, ninguno tuvo el mal gente de ir a preguntarle,  ” Sra. María , ¿Como tiene usted su himen? ¿En buen estado?” Entre otras cosas porque la Sra. María les hubiera soltado un sopapo de los que dejan marca.

    Pero nunca dejes que la verdad te estropee un buen argumento, así que ni cortos ni perezosos y como somos más maríanos que Rajoy pasan unos 1900 y pico años y decidimos que no sólo es virgen (¿A nadie le parece de mal gusto que a alguien a quien apreciamos la nombremos siempre por su conducta sexual? Virgen de lo que sea por aquí, virgen de lo que sea por allá. Con lo bien que quedaría llamarla Sra. María) Sino que saltándose todos los principios de la fisica lo es antes, durante y después del parto y que su propio nacimiento estuvo exento de la culpa que tod@s tenemos que reparar (y que nos condena ni mas ni menos que a morirnos, algun@s eternamente) porque una hembra de Australopithecus (que no existió) se comió la manzana equivocada de un jardín (que no existió), cabreando así a un Dios con personalidad multiple (porque es 1 y es 3 pero solo 1 de 3 maneras al mismo tiempo) que resulta luego ser una copia amorosa Y todopoderosa del Flanders de los Simpson.

    Y este cuento chino,  lo elevan no a doguna de fe, sino a 3 ó 4 dogmas de fe.

    Con lo facil que habría sido venerar a la Sra. María, por haber sido una mujer cojonuda que crió a un hijo estupendamente.

    Pero que el sarcasmo o el esperpento de esta reflexión no nos impida ver una realidad: ¡¡¡Esos son, expuestos con menos mala leche pero no con más ciencia, dogmas de fe que la Iglesia Católica Romana sigue defendiendo hoy!!! (virginidad, inmaculada concepción, trinidad, pecado original)

    A veces, para reconocerse cristiano hay que ser muy valiente.

    Por eso yo me declaro hereje. No me cabe en la cabeza que un Dios bueno y sabio nos venda una historia tan cutre. Hay superheroes de Marvel mejor argumentados.

    Pretender que esta historia compita con la Teoria de Cuerdas (que es tan improbable y tan indemostrable como mi descripción de  esos 4 dogmas católicos) es una utopía.

    Si al menos tuvieramos de parte de la Iglesia Católica a Sheldon Cooper…

  • Alberto Revuelta Lucerga

    Para Carmen, vía Salvador. El vídeo sensacional. ¡Qué hermosa la Catedral!. Gracias por el regalo y sobre todo por el recuerdo. Como Salvador es bueno y Luis también no terminan de aclarar que los dogmas y principios que obligan a todos, llevan al final una advertencia de castigo. Como yo no soy bueno, se lo cuento. Todo lo que es obligatorio está contenido en un libro EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA, en el cual se recogen las declaraciones y definiciones de las cosas de Fe y moral que los fieles cristianos hemos de creer. La recopilación y orden los hizo Heinrich DENZINGER y, cuando el venerable clero adquiría cultura como es menester y no ahora que se aprenden un manualico de refritos y en castellano, lo estudiábamos en latín, como debe ser. En el libro detrás de cada proposición de lo que hay defender y empieza “si alguien dijere que……( lo que hay que pensar, creer, o hacer) no es verdadero….A.S., ANATEMA SIT. A.S. Sea anatema. Sea condenado, alejado, reprobado. En la Ponti salmantina se decía que la bondad eclesiástica se notaba porque al enseñar se terminaba diciendo que si alguien no estaba de acuerdo…a.s. ¡¡A ESE!!. No deje usted de aparecer por aquí. Tó’l mundo es güeno. Y diga lo que quiera. Esa es la sinodalidad. Y además lo pasamos bien.

  • carmen

    Luis.
    Lo que dice el señor del artículo es que el movimiento de Jesús de Galilea, para mí de Nazaret, es, pues eso, un movimiento . No es una religión. No fundó ninguna iglesia. Es un pensamiento liberador el pensar que todos, todos, somos iguales. Tenemos los mismos derechos, porque somos iguales a los ojos de Dios. Eso para los colectivos oprimidos,explotados, esclavizados, debilitados…eso es un pensamiento absolutamente liberador. Y, ahora, a luchar por alcanzar la igualdad, porque nadie te la va a regalar.

    Jesús era un hombre con una espiritualidad muy profunda. Pero eso no quiere decir que estuviese levitando todo el día. Justo al contrario. Como dice el autor del artículo, la fe en su proyecto está en los pies. No en el cielo. No. En la tierra. Aquí. En esta vida.

    Efectivamente, es un gurú. Un maestro, como lo define otro señor que escribe por aquí. Hay otros maestros. Pero no se le puede negar a Jesús que lo fuese. Al menos lo es para mí. Y para muchos, para muchas personas. Tenemos también derecho a que sea un referente.
    Pero no es un referente que predique el estoicismo, o alcanzar un estado de esos místicos. Para mí no es un místico al uso. Si lo hubiera sido no hubiese supuesto ningún problema para el Poder. No se hubiese considerado un problema, ni hubiese acabado ajusticiado.
    Esa es la idea fundamental de Salvador Santos.

    Y luego, pues ahí está la religión. A ver qué culpa tiene el muchacho que le diesen el rango de Dios. Todo eso empezó a fraguarse después de su muerte. A él, que lo registren.

    En cuanto a lo que dices de los dioses egipcios, tal cual lo pienso. En realidad somos una mezcla de religiones, de creencias: judías, egipcias, griegas con Olimpo incluido, binarios, trinitarios…Pablo de Tarso creó una religión nueva. Pero es que eso no lo duda nadie. Está aceptado por todos que es el creador de la iglesia. Del cristianismo.

    Pero a Pablo lo que es de Pablo y a Jesús de Nazaret lo que es de Jesús.

    Ves? Ese es el peligro que veo en todo esto de la iglesia. La iglesia caerá y arrastrará a Jesús en su caída. Y sé perderá un referente genial. Al menos para mí lo es.
    Pero claro. No soy teóloga, ni filosofa, apenas se escribir,salvo WhatsApp y en redes sociales, cosas de esas… tampoco soy intelectual, ni científica…es que, bien pensado no hay por donde cogerme.
    En fin

  •  “La ἐκκλεσία (‘comunidad’) de Jesús no es una religión; tampoco, una espiritualidad”
    *********************

    ” La tarea encomendada por el Galileo a los suyos es doble
            La primera: “para que estuviesen con él” exige firmeza en la adhesión a su persona y su programa. El grado de unión aparece en el encargo como señal identificativa del colectivo. Quienes están con él son aquellos que se mantienen asociados con fidelidad a su mensaje, a la misión de la que él se responsabilizó. Estar con él no significa quedarse acomodados en un estado espiritual de contemplación, sino asociarse a su Proyecto siguiendo sus pasos y continuando su tarea. No se trata de ensimismarse mirándose por dentro, sino de actuar con diligencia hacia afuera.”
    (Me centraré solo en esto que pongo arriba, porque de lo contrario seria muy largo el comentario, pero hay mas “tela que cortar…”

    El comunismo tenia grandes ideales, después resulta que se quedaba en unas dictaduras inadmisibles y diabólica.
    La salida para muchos comunistas interpelados era que lo que hemos conocido no es el autentico comunismo. O sea que según que comunistas hay un comunismo bueno que no hemos conocido aún. Mejor no probar de nuevo…

    El cristianismo que se impuso en su tiempo sobre otros cristianismos posibles, es una religión y conlleva un tipo de espiritualidad. Esta espiritualidad es traslativa meramente por ser solo exotérica, no es trasformativa, como es la parte esotérica del Islam por ejemplo con su sufismo. Como no es transformativo el cristianismo literalista, su espiritualidad es de segunda… un sucedáneo de aquello nos transforma a mejor.

    El autor del articulo en cuestión le faltaba decir, lo que debería ser, según el, pero no lo que es… Hace igual que el comunista “bueno”.

    Otra cuestión… “El que se ensimisma mirándose por dentro”. Lo primero que consigue es ser mas feliz. Y como no siempre está ensimismado, su felicidad la transmite de un modo natural a su entorno familiar primero y después mas ampliamente. Hacia afuera se actúa con diligencia a partir de lo que eres, de lo que llevas dentro. Y espiritualidad no es hacer proselitismo tratando de ganarse al no precavido para la “causa” de expandir tu propia religión, y así tener la satisfacción de tu propia afirmación en tu locura.

    A mi personalmente no me importa “donde se pone una coma” en TODOS los evangelios, me sirve Jesús como figura arquetípica de que es un hombre que ha trascendido el ego y ha integrado este ego en una visión mas amplia e inclusiva de la realidad. Después los leo usando MI libertad, y mi propio sagrado criterio. 

    Además: vengo de una conferencia impartida en Vic por el exegeta Llogari Pujol Boix y me reafirmo mas todavía de que los evangelios son refritos de la espiritualidad egipcia. Sin Egipto, no habría biblia…

    Así que… menos literalidad y mas “mirar para los lados”.

     

     

  • carmen

    Ok

    Entiendo muy bien lo que dices, te cogí el aire hace años. Además, me fío ti, por tu preparación,por tu trabajo, por tu dedicación a una causa futura, aunque el presente no pinte bien. Eso es tener fe en lo que tú llamas el proyecto del Galileo.
    También lo tengo, pero a mí aire.

    Mucha suerte.
    Ya celebraremos todo lo que haya que celebrar.
    Besos.

  • Salvador Santos

    Hola Carmen
     
    Todo bien. Seguimos en Sant Martí de Tous. Nuestra hija Irene, aún entera, esperando dar a luz de un día a otro.
     
    Para no alargarme, se entiende por dogma de fe una verdad revelada por Dios. Los dogmas son principios doctrinales pertenecientes a la religión, pero ajenos al NT. La Buena Noticia (evangelio) no anunció una religión, sino una realidad que LIBERABA. ¿Te acuerdas de aquello de: “Ciegos ven, cojos andan, leprosos quedan limpios, muertos resucitan… y a pobres se les anuncia la Buena Noticia?” Si los cojos andan, los ciegos ven, los leprosos… etc., la Buena Noticia no puede ser otra, sino que los pobres dejarán de ser pobres. ¿Es eso lo que hace la religión? ¿Se ha considerado eso un dogma?
     
     En los evangelios la fe no es la aceptación de una doctrina ni equivale a creencia alguna. Cuando se habla de fe en los evangelios se asocia a una praxis. La fe es la adhesión al Proyecto de Jesús. La fe, SE PUEDE VER. Hay publicados en ATRIO varios artículos titulados ‘Cinco fotografías de la fe’ que lo explican.
     
    A ver si te sirve. Te mando un beso.

  • carmen

    Hola Salvador

    Espero que todo esté bien.

    Una pregunta: un dogma de fe es algo que hay que creer y punto ? Es un símbolo que se puede interpretar según, pues según los aires que corran?

    Tengo un jaleeeeeeo con todo esto de la ciencia y la religión…  no sé si sabrás de esto…

    No vale que me digas que me crea lo que quiera y lo que no, pues no . Eso ya lo hago. Es una pregunta técnica.

    Un abrazo fuerte.

  • mª pilar

    Gracias Salvador.

    Cada día, aparecen nuevos “maestros” a la hora de explicar los evangelios.

    Para mí personilla:

    ¡Que lejos están, del Mensaje que el Galileo Jesús nos dejó!

    Quizá, sea más fácil…aunque perturbador…porque no despoja al ser humano de sus esclavitudes, atándolo ha un cumplimiento vacío y la mayoría de las veces…hecho a sus propias necesidades…sabe, que “confesándose” se arreglan las injusticias cometidas a otras personas; porque a Dios, nosotros no podemos ofenderle sino es, el mal, hecho a las personas aquí y ahora.

    Hoy, como siempre, Salvador nos muestra el verdadero sentido de las palabras y acciones del Galileo Jesús; lo más triste es, que seguimos atados y bien atados, a las enseñanzas de una iglesia, que está cada día, perdiendo más su credibilidad.

    Una receta que Salvador siempre aconseja:

    “Lee bajito, lentamente, para comprender y dejar que cale en nuestro espíritu la esencia que dijo y sembró; Él sabía, que la semilla era dadora de ¡Vida! ahora solo faltan, sembradores fieles he incansables, cueste lo que cueste, aunque sea la propia vida.

    Lo he experimentado en mi vivir:

    La fuerza y riqueza de esta semilla que Él, dejó en nuestras manos.

    Gracias una vez más Salvador.

    Un abrazo entrañable.

  • Salvador Santos Pacheco

    Hola Gonzalo. Estoy de acuerdo contigo. Es un error interpretar ese ejemplo de Pablo en sentido realista. Hace casi sesenta años que no interpreto en forma realista ni el Nuevo ni el Antiguo Testamento. Ese es un fallo muy habitual cuando se desconocen los textos originales y las disciplinas propias de la exégesis. Mucho menos suelo leer con significación realista o literal los ejemplos de Pablo, que no era precisamente un lince en esas tareas de utilizar símiles. Alguno de ellos no hay por donde cogerlo; es el caso del desastroso y enredado ejemplo de Rom 11,13ss.

    Si te fijas, verás que aclaro el significado del término ‘cuerpo’ en aquella cultura. Indico como debe ser entendido y aporto, además, el enlace del artículo en el que ofrecí una explicación de ese vocablo (‘cuerpo’) en el relato de la cena de despedida. Resulta erróneo interpretar en sentido realista el término ‘cuerpo’ tanto en el caso de la cena como en el del ejemplo de Pablo. La utilización de ese vocablo está asociada en ambos casos al compromiso de un colectivo de adheridos al Programa de Jesús.

    Te mando un abrazo

  • Gonzalo Haya

    Estimado Salvador, no creo que una metáfora empleada por Pablo. y en cierto modo por Juan, pueda interpretarse de forma realista; otra cosa es que las consecuencias que presentan sean conformes con el mensaje de Jesús.

Deja un comentario