INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6374 Artículos. - 99715 Comentarios.

DADA CUENTA del domingo 28/11/2021

UNO.- Entre escribientes en Atrio y entre quienes comentan las columnas que publica el moderador abundan las predicciones oscuras sobre el futuro de la Iglesia Católica basadas en diversas apreciaciones intelectuales de corte científico, intuitivas o personales experiencias no positivas y una creciente sensación de acabamiento de su presencia y esplendor. Participo en algunas aseveraciones comunes sobre la imprescindible adecuación entre las hipótesis científicas actuales en cosmología, astronomía, física, geología y la dogmática sistemática de la Iglesia. Adecuación que me aparece, hoy por hoy, imposible. ¿Llevará esa inadecuación entre la dogmática eclesial, medieval y anclada en el helenismo más cosificado, y las hipótesis de la ciencia actual que calan en la cultura de los sapiens vivos y que van a vivir pronto, a la desaparición de la iglesia y el borrado del recuerdo de Jesús de Nazaret de la historia real de las nuevas generaciones?

Estoy convencido –racional, experiencial, histórica y confiadamente– que eso no va a ser así. La dogmática al fin y a la postre se reduce a confiar en que el Señor del Universo, el Creador, el Sustentador de la existencia y de la energía que lo impulsa, al que nadie ha visto ni puede ver, presencia sentiente al que confía en El, ha manifestado en Jesús Nazareno, rex iudeorum, muerto y resucitado, lo que es digno de hacerse para ser humanamente feliz, anclado en lo real, esperanzado y amante de quienes lo rodean y cuidadoso con quien necesita de cuidados. Y eso ha de hacerse aquí in corpore insepulto con esperanza en el primogénito de entre los muertos. Vita mutatur, non tollitur (la vida muta, no se destruye). El que millones de personas no sean capaces de creer en ese camino, es sólo una manifestación del derecho que tenemos cada uno a escoger y decidir las explicaciones de lo real y el camino que hemos de seguir para encontrar la dignidad personal y la felicidad. No es un dogma de fe laica. Respeto, claro. Pero solo respeto. No copiar, ni dejarse impresionar. Las pruebas científicas tienen una oculta y constante atracción a ir mutándose a medida que se rechazan unas hipótesis y unas visiones y se reciclan en otras que son de momento las verdaderas y el término de la búsqueda. Así que, arrieros somos.

 ¿Y si desaparece el Vaticano y los templos y los cardenales y los obispos suburbicarios y los arzobispos metropolitanos con palio hecho con lanas de corderos blancos cual ningún batanero puede blanquear? No pasa nada. Todo eso tiene poco, o nada, que ver con la confianza en uno mismo y de uno mismo en Jesús y con la praxis que propuso y que tira de cada quien que lo sigue. ¿Y si dejan de celebrarse misas con casulla y velas y cantos y flores e imágenes y silencios y mementos? Pues no pasará nada, aunque a servidor, si mis años me permitieran llegar a verlo, le fastidiaría muchísimo porque me encantan la misas así y cantar con las viejas de mi pueblo que se saben las canciones que aprendimos de chicos y que ya nadie canta. Pero no pasaría nada.

 Un poner: Alberto Cairo es un italiano de setenta años, licenciado en Derecho, fisioterapeuta, que después de recorrer medio mundo, se asentó en Kabul en 1990 y se ofreció al Comité Internacional de la Cruz Roja como delegado allí.  Solo, ha ido haciendo dispensarios para atender desde entonces a los tullidos por las minas antipersonas, a los mutilados por bombas, ametrallamientos, atentados con explosivos y otras ocurrencias de unos seres humanos depravados, aunque sean presidentes de gobiernos nacionales o generales con miles de estrellas en las bocamangas, o clérigos que rezan cinco veces al día mirado a La Meca. Hoy 83 personas trabajan con él en los centros de Cruz Roja. Es un cristiano alejado y al margen de lo institucional y no es clérigo, ni religioso. Un hombre normal que ha entendido algunas cuestiones que casi nadie entiende bien. Ha pasado treinta años allí, solo. Cuando le han preguntado hace unos meses, al irse los americanos, si iba a irse él, asombrado ha dicho que no. Y cuando le han preguntado si es posible mantener la fe cristiana en esa soledad personal y única, ha dicho que sí, que claro, que lo único que hay que hacer es no hacer proselitismo porque cada uno adora al Clemente y al Misericordioso en el que ha puesto su confianza. No hay Vaticano en Afganistán, ni obispos, ni nuncio, ni parroquias, ni colecta del Óbolo de San Pedro para comprar pisos de lujo en Londres. No hay nada. Solo la fe y el silencio.

Mientras discutimos sobre los podencos teológicos, miles de migrantes con quienes juegan al tenis el bieloruso bigotudo y los civilizados miembros de la UE, se mueren de frío bajo las estrellas y sobre el santo suelo. La evolución y los avances científicos han permitido que no se mueran antes de llegar allí. La sociedad alternativa del Galileo sería la solución. Estamos intentando en cada generación llevarla cabo. El 18 de noviembre de 2021, festividad entre otras de santa Bárula y santa Rosa Felipa Duchesne, una sentencia del Tribunal Europeo de Derecho Humanos, en Estrasburgo, ha condenado a Croacia miembro de la UE y país católico a machamartillo y con pretensiones de defensores de la fe, por haber expulsado a una madre inmigrante con cinco chiquillos que pedía protección. Una de las niñas, de 6 años, Madina, murió de frio, de miedo, de angustia y de cansancio. Sentimientos europeos. Y todavía hay personas que se interrogan, se alarman y se rasgan las vestiduras echándole la culpa a las estructuras organizativas y pastorales, porque el cristianismo desaparece visiblemente de Europa. Dios no ha muerto porque no tiene cuerpo, mal que le pese a Nietzsche y a sus seguidores. La que ha muerto es Madina, en quien está el apaleado por los bandidos bajando de Jerusalén. Esa muerte no solo mata a Dios, sino que deja a los europeos a los pies de los caballos. Alberto Cairo está en Afganistán. Mientras el arzobispo de Paris, Michael Aupetit admite una conducta ambigua en sus relaciones con una mujer, aunque niega haber roto su voto de celibato. Consolémonos. Al menos no era con un menor con quien ejercía su conducta ambigua. Ha escrito a la santidad del señor Papa con fecha 25 del actual poniendo en sus manos la sede que ocupa. Quemada Notre Dame, quemado su arzobispo. A unas semanas del informe Sauvé. Y todavía hay quien duda de que exista la presencia de Dios en la historia, ¡vaya tela!.

 

DOS.- ACUERDOS de ABRAHAM. En la Escritura Santa, y política, el Eterno le promete a Abraham que su descendencia sería tan numerosa como las arenas que rodean los mares. Abraham que, animado por Sara, tuvo un hijo con una esclava de aquella y cuando creció y su mujer quedó embarazada con 90 años expulsó al desierto a la esclava Agar y a su hijo Ismael, se convirtió desde entonces en padre de judíos, moros y cristianos. Los americanos del Norte, protestantes que leen y conocen la Biblia y no como nosotros que solo oímos el evangelio en lengua vernácula desde 1970 más o menos, se acordaron de nuestro padre Abraham cuando lograron convencer a los Emiratos Árabes Unidos, a Barhein, a Marruecos y a Sudán para que establecieran relaciones diplomáticas con Israel. Los palestinos, hijos de Ismael también y creyentes en Allah y seguidores del Profeta (bendito sea), se han quedado a verlas venir, como les pasa a todos los perdedores. Bien, pues Israel, a quien el Eterno le asegura su preferencia entre todos los pueblos, aunque hoy lo niegan o disimulan los propios judíos (por si acaso visto lo ocurrido en la civilizada Europa en 1939) y no digamos los exegetas católicos y el Papa de Roma y los curas párrocos a quienes se les atraganta el asunto los domingos, recién ha firmado un Pacto de cooperación militar con Marruecos, musulmán, alauita, amigo de Estados Unidos desde Mohamed V, abuelo del actual emir de los creyentes y rey del país. Con el apoyo de la administración Trump y el reconocimiento USA de la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental. Los polisarios como los palestinos. El acuerdo potencia la modernización y entrenamiento técnico de las Fuerzas Armadas alauitas; permitirá a Marruecos adquirir drones israelíes para combatir al Polisario sin riesgos para las tropas del emir; acceso al sistema tecnológicamente avanzado y consistente de la IRON DOME, cúpula que impide la llegada a Israel de los misiles de Hamas lanzados desde la franja de Gaza. Y una posible base militar conjunta en Afsoud, que está a menos de cincuenta kilómetros de Melilla. En Isael residen 700.000 ciudadanos de origen marroquí y con raíces en ese país. Hace unos meses ya escribí aquí sobre el Sahell, Mali, Burkina Faso, Niger y Mauritania. Pues bien, unas de las razones del pacto se encuentra relacionada con el control del Sahell, el control de las rutas migratorias hacia Europa y las futuras e inmediatas inversiones en energía eólica, solar (con inmensas zonas desérticas) producción de hidrógeno verde. Para todos esos proyectos la tecnología israelí, avanzadísima y de indudable eficiencia y eficacia, va ser necesaria.

 

CODA.- Leonard Cohen, cantando y componiendo con éxitos internacionales, llegó al término de su andar por este mundo, pero 16 días antes de fallecer, tuvo ganas y tiempo de componer su último tema en el salón de su casa y de cantarlo allí, pues no podía levantarse a causa del dolor. I am ready, my Lord. Henani, henani. Estoy listo, mi Señor, aquí estoy, aquí estoy. Francisco Javier Nguyén van Thuan pasó 13 años de su larga vida en la cárcel, de los cuales 9 los soportó en régimen de aislamiento completo. De su diario: “En la cárcel todos esperan la liberación cada día, cada minuto. Me venían sentimientos confusos: tristeza, miedo, tensión. Me sentía lacerado por la lejanía de mi gente. En la oscuridad de la noche, en medio de ese océano de ansiedad, de pesadilla, poco a poco me fui despertando. Tengo que afrontar la realidad. Estoy en la cárcel. ¿No es acaso el mejor momento para hacer algo realmente grande? ¿Cuántas veces viviré una ocasión como ésta? Lo único seguro en la vida es la muerte. Tengo que aprovechar cada día para hacer acciones ordinarias de manera extraordinaria”. En 1991 fue liberado. Luego vistió la púrpura de los cardenales romanos.

Alberto Revuelta.

13 comentarios

  • Isidoro García

    Muy buena la cita de San Efren. Me veo muy reflejado en ella. Y es un tema que siempre me ha suscitado dudas personales. Gracias, Alberto.

  • M. Luisa

    Querido Alberto, aunque muy pocas veces comento tus artículos siempre los leo con gran interés, me hacen pensar como en esta ocasión lo ha conseguido tu referencia al  concepto de adecuación porque precisamente esta    transformación que nos empuja a los cambios y que aquí la comentamos   no es una  necesidad obligada por una adecuación entendiendo esta  como una adecuación   entre el pensamiento y la cosa   como así ha venido siendo a lo largo del tiempo y todavía en esa concepción sigue anclada la iglesia  institución.

    La necesidad de transformación nos está dada por lo real mismo  en forma de posibilidad, algo  muy distinto a lo de  un juicio necesario. Es justo lo que hablaba el otro día con el amigo Isidoro  sobre si las categorías  eran propias de nuestros juicios o de la realidad  de las cosas  que por ser abierta nos obliga a pensarlas, pero    no en adecuación, sino en proyección dejándonos llevar por lo real, es decir,   por esa presencia sentiente a la que tu  mismo aludes manifestada por Jesús.

    La posibilidad parte de ahí, pero no por lo sensiblemente conceptuado en tal manifestación haciendo inmovible su contenido      sino por lo que trasciende de él   en la marcha pensante de la razón sentiente.

    Un abrazo

  • ELOY

    En conversación  de sobremesa, allá por los años setenta del pasado siglo XX, decía mi hermano Camilo, ya fallecido, que si de pronto se suprimiese el Código de Derecho Canónico (él era Licenciado en Derecho y en Biología) nada sufriría por ello la Religión.

    No pude por menos de recodar esta anécdota, al leer este artículo de Alberto Revuelta, estupendo y trabajado, como suele.

    ¡¡¡ Gracias Alberto!!! . No dejes de escribir  en este medio para beneficio de los que a él nos asomamos.

  • Javiierpelaez

    Estoy básicamente de acuerdo contigo,la fe en Jesús no se perderá por las muchas miserias de la iglesia católica y las nuestras(mejor las mías)…Máxime en la edad tecnológica que hay una posibilidad de conocer inmensa lo que hacen tanta gente en tantas partes del mundo… Aunque viviéramos en la edad de hielo religiosa(un suponer),en una atmósfera completamente irreligiosa,no se perdería…Los “dinosaurios” desaparecerán(meteorito mediante)…Ahora el problema es que desaparezcamos  los humanos…Ahí sí que el asunto del cristianismo  iba a estar jodido…Hace tiempo se hablaba de la guerra nuclear como causa de extinción,ahora del cambio climático…Me decía un abogado que,según Harari(que no he leído ,pero que hay que citarlo como argumento de autoridad) el hombre ha demostrado una capacidad de adaptación asombrosa…De todas maneras el desarrollo tecnológico humano es bastante lamentable: hay empresas de automóviles japonesas que dicen que van a reconvertirse e invertir en viajes espaciales,hay científicos estudiando los ciclos explosivos del sol según vía en la rtve2 (que me perdonen los que se dedican a esto porque peor es dedicarse a la industria de la guerra) y la “casa sin barrer” como tú bien cuentas…Luego resulta que un español descubre tras años de esfuerzo una vacuna de la malaria cuya eficacia es del 40-54 por ciento leo…Luego las muchísimas dudas morales que a mí me suscita ponerme la tercera dosis de la vacuna(el 8 de diciembre cumplo 59 años y en España por ahora vamos por los mayores de 60,aunque Francia ya dice que todos los mayores de 18 años),visto que no se vacuna en el Tercer Mundo…El otro día ya discutí con un amigo de sesenta y pico…Ya nos empiezan a vender la moto y La Vanguardia dice que la vacuna tiene una eficacia del 54 por ciento a los seis meses…Yo no soy negacionista,pero yo tengo serias dudas morales…En mi mano no está que liberen las patentes,tampoco está que el gobierno done mi tercera dosis al Tercer Mundo(César Carballo dixit),pero sí está que no me pongan la tercera dosis por motivos de conciencia…Ridículo y patético,lo sé…Y yo me pregunto es muy moral que Francia hable de tercera dosis a todo francés cuando son incapaces de domeñar a los no vacunados? Yo no sé qué hacer con la tercera dosis,si me llega por edad…Esto es testimonial,pero no me jodáis que esta gente que nos manda tiene menos cabeza…

  • Javiierpelaez

    Alberto qué bonita la frase de San Efrén…

  • mª pilar

    ¿Se puede comprender este mundo…este cerca o lejos…de un Dios que quiere estar anclado en sus entrañas, y donde ha dejado todo su…SER…para que el mismo ser humano pueda hacer de ello, una gran obra, o todo lo contrario; si solo tiene por fin su propio crecimiento a cualquier precio? 

    Punto1º.- Me ha emocionado profundamente. Si de la llamada…iglesia…desaparece todo aquello que nada tiene que ver con el verdadero Proyecto-Nueva alternativa…del Galileo Jesús:

    Como las riquezas, las vestiduras alejadas por completo de su decir constantemente a l@s suyos, de los valiosos templos, del abuso del poder que sus representantes sienten.

    ¡Nada sucederá!

    Porque siguen en pie, todas las comunidades que están forjadas en Él y su Nueva Alternativa; Vd. mismo nos ha puesto  hermosos ejemplos de que la fe-adhesión, seguirá intacta y dará fruto abundante.

    Se caerá la parafernalia, el falso poder, y crecerá el:

    ¡Amor!

    Que es lo que Él sembró, y con el amor, todo lo que este arrastra.

    Y no sufra, si desaparecen las casullas, esta personilla, ha vivido muchos años, que los celebrantes solo llevaban albas blancas y las celebraciones eran muy hermosas, y seguíamos cantando otras canciones alegres y con significados más propios de su Mensaje. En la despedida de mi compañero de camino, había como 6 u 8 celebrantes, todos con sus albas blancas, y fue muy hermosa; no se aludió a sus pecados, al purgatorio, ha nada que no fuera dar gracias por su vida y lo que había sembrado en ella. Solo hay que cambiar el lenguaje para que esté lleno de esperanza en el Amor que el gran Misterio que nos rodea, nos tiene; nada sucede, si cada hombre y mujer, tienen una noción de su gran misericordia como nos muestra la parábola de los dos hijos…los dos…desconocían a su padre.

    Punto 2º.- Es la historia, cuando cada “dios” actúa con resquemor (por llamarlo de una fina manera) ante sus hijos.

    ¡¡¡Gracias de corazón, por cada una de sus Codas dominicales, es un regalo hermoso que nos hace pensar!!!

  • Juan A. Vinagre

    Amigo Alberto, también yo comparto tu postura (aunque alguna vez introduciría algún matiz, cuando resumes mucho. Cada uno ve desde su perspectiva, y es bueno contrastarlas -sin apegos excesivos- para aprender, para dudar y madurar, para  enriquecernos y mutar, para  no pontificar desde la propia opinión…)  Y esto porque somos seres que yerran, y por tanto revisables; somos más propensos al error que al acierto inicial…  Por eso lo mismo  que mutan las “certezas” científicas, pues el ser humano en sus primeras y segundas y… visiones no da para más finuras, así también son revisables las creaciones sociales y las interpretaciones religiosas… Para aprender y madurar hay que escuchar y saber corregir y rectificar,  mirando faros de referencia.  Lo que digo me lleva a pensar en la Iglesia jerárquica, que -cerrada en sí misma-, no escucha, ni sabe mirarse desde la perpectiva evangélica…, ni parece estar convencida de que, por estar compuesta de hombres frágiles e inmaduros, también yerra, incluso en temas de Dios. Ahí están, por ejemplo, los Derechos Humanos, que tanto rechazó (y sigue sin respetar en su seno: lo vimos ayer en los focolarinos y otros más…, a pesar de que estos derechos forman parte de la esencia del Mensaje del Reino…  Por eso le cuesta tanto mutar… Y sin mutación no emerge el espíritu…  Ese espíritu que llevó a A. Cairo,  como  a Vicente Ferrer etc. a mutar la mente y el corazón,  y así a ayudar a tantos samaritanos heridos y abandonados en el camino…    Un principio muy importante de la esencia del Reino en la tierra es “pasar haciendo el bien”  y no pasar de largo… Y haciendo el bien -y respetando otras visiones que también hagan el bien- nos encontraremos -mutados- con el Padre, que ha puesto la tierra en nuestras manos, a fin de que  hagamos el bien, repartiendo mejor los bienes, naturales o cultivados-descubiertos, que nos ofrece…

    Y repartiendo mejor y respetándonos más, dentro de la diversidad, organicemos una sociedad y una religión mejores…    Esta es la gran alternativa de Jesús de Nazaret, que se preocupa por el aquí y ahora y al tiempo nos recuerda que hay también un gran Después…

    (Tu artículo, Alberto, me ha llevado a esta digresión, que acaso valga más para una carta-Felicitación de Navidad. Hay alternativas mejores, si somos capaces de verlas y de trabajar por ellas.)

     

  • carmen

    Pues aquí, en mi comunidad autónoma, el la Murcia de mi alma, gobernada por PP y sostenida por Vox, ya han hecho público el reparto de horas a decidir por la comunidad, en la Eso.

    Religión, todos los cursos, no sé si una hora o dos a la semana. Los que no quieran asistir a clases, ese tiempo se dedicará a estudio controlado. Porque estamos en un país donde se respeta un montón la libertad religiosa.

    Educación en Valores. Únicamente una hora en primero de la ESO. Segundo, tercero y cuarto, cero educación en Valores. La ponen en primero porque seguramente añadirán la palabra cristianos, sin añadirla oficialmente. Sé lo que digo.

    Es un miedo a que la gente piense que existen valores universales, seas de la religión que seas, es un miedo abracadabrante. Lo sé. He sido profesora de ciudadanía.

    Todavía no han entendido los de arriba de la iglesia católica que los valores en los que creía Jesús de Nazaret, son Universales. No hay manera. O quizás sí lo saben y quieren tener el monopolio.

    Y sigo riéndome de los peces de colores.

    En fin.

     

  • Alberto Revuelta Lucerga

    Gracias . Recuerdo en defensa de mis apreciaciones, limitadas, y del doctor Cairo, de Cohen y del cardenal Thuan que la fe obra per actum animae, y, por tanto es personal de uno mismo por el don recibido y cultivado. Como el honor, la fe es patrimonio del alma, y el alma solo es De Dios. Los duros tiempos que ya estamos viviendo y vamos a vivir, ven a hacer crecer el número de lobos solitarios en la fe. San  Efrén, diácono en Siria, muerto en 374, escribió un himno que comienza así: “ El que celebra solo en el corazón del desierto, él mismo es una asamblea numerosa. 

  • ana rodrigo

    Para mí es una suerte y un placer leer tus relatos y tus reflexiones cada domingo. Gracias, una vez más

  • Gonzalo Haya

    De acuerdo, hay que distinguir entre Jesús y la Iglesia. Creo que el cristianismo, como tras religiones, permanecerá quizás más reducido, y ojalá más fiel al mensaje de Jesús. Lo que no desaparecerá sera el presentimiento de Dios, se entienda como se entienda y se le dé el nombre que se le dé. Y la mejor manera de entenderlo será vivir un amor universal, especialmente a los más marginados, como hizo Jesús.

  • carmen

    Hola.

    A lo mejor no he entendido bien de qué van todas estas discusiones o como se quieran llamar acerca del futuro del cristianismo. Pero diría que se habla de La iglesia. La iglesia. No sé qué tiene que ver con la figura de Jesús. A lo mejor todo. A lo mejor nada. O, seguramente será algo intermedio.

    Mi miedo es que todo esto afecte a la imagen que de Jesús existe en el imaginario colectivo. Y, sencillamente, se pase de él o sin llegar a tanto, las personas sonrían cuando se le nombre y piensen: pobrecico, pobrecica. La iglesia te ha comido la cabeza bien.

    Ese es mi temor. Porque la humanidad no está para perder referentes de la talla de Jesús, ni para pensar que es de tontos el luchar por una causa sin llegar a la violencia, pero no dejar de luchar por ella. Últimamente se lleva mucho acabar todo a guantazo limpio. Y no es camino. Al menos no lo es para mí.

    Me ha parecido entender que dice que en realidad lo importante es la relación que se tenga con El Eterno. No puedo estar más de acuerdo. Pero esa es otra historia.  Es un asunto personal. A mí me preocupa la relación entre los seres humanos.

    Mi Jesús es imaginario. Y en mi cabeza lo importante es su convencimiento de que puede construirse un mundo mejor , más justo, más libre y todo eso sin recurrir a actos violentos. También es posible que no haya entendido bien, pero me gusta el personaje que he construido. Y sus relaciones con Dios, suyas son. Mi Dios no es el suyo. O tal vez sí y me lo han contado tan mal que siento rechazo.

    Ayer comieron en mi casa mis hijos y familia. Salió el tema de la Pandemia, las variantes y tal. Hasta que no entendamos que el mundo ha cambiado, que ya no existen continentes, que de alguna manera hemos vuelto a Pangea porque estamos comunicados ya no solo a nivel de ordenadores sino físicamente , hasta que las desigualdades brutales que hay no se disminuyan y todos podamos vivir con más o con menos, pero vivir dignamente, no habrá paz para nadie. Porque las personas ya se enteran de que hay lugares donde se vive mejor, y querrán acceder a ellos. Yo, desde luego lo intentaría aunque muriese en el intento. Y esto de la Pandemia, es increíble que no hayan entendido que hasta que a nivel global estemos todos vacunados, el virus seguirá mutando donde circula libremente y nos llegará mutado. Hay que repensar todo, dije.

    Bueno, no vea, en primer lugar, lo de siempre, pues da tu la solución. Uuuuuufffffff, qué hartazón de frase. Y a continuación…pues eso, soy una idealista irredenta, el cristianismo me ha comido la cabeza. Pobrecica, ay mamá, siempre serás ingenua.

    Pues bueno.

    Pues ese es el problema. Saben que lo que digo es cierto, pero…el referente no es Jesús, a Jesús apenas se le conoce, salvo por los milagros, la resurrección, y por su madre que era virgen. La gente piensa en La Iglesia. Y está bonica. Y pierdes el tiempo en hablar sobre esto.

    La Iglesia se ha adueñado de la figura de Jesús. Pero de la divina. La humana como que no importa. Se puede cometer un error mayor?

    En fin.

    Buen día.

     

     

     

     

     

  • Román Díaz Ayala

    He aquí un buen diagnóstico de lo que es y de lo que podrá ser en futuro  con respecto a la fe cristiana y a las iglesias. Digo que bueno en cuanto a fiable  y no acertado,  porque en un comentario tan  “podado” de algunos otros elementos a considerar, pero que pueden estar también en el ánimo del autor Alberto, se prescinde de lo que pueda añadir el lector.

    En todo caso, es de agradecer esa gran dosis de cordura y buen juicio que desprenden sus palabras.

Responder a Javiierpelaez Cancelar comentario