• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6006 Artículos. - 95624 Comentarios.

Pasión por el ser humano

En el momento álgido del Debate sobre No-teísmo en que nos encontramos en ATRIO, nos llega la noticia de que el papa Francisco ha escrito el prólogo del libro “La verdadera Europa, identidad y misión” de Joseph Ratzinger.

Alguien verá en este titular una confirmación de la debilidad de Francisco y de su inaceptable irenismo con las ideas de su predecesor. Yo he ido tras los titulares y me ha parecido genial que Francisco siga avanzando en sus propuestas de reforma con diálogo, sin polarización de tendencias y reafirmando todo lo que sea válido para apoyar el propósito último de su pontificado: Su pasión por el ser humano.

No sé todo lo que constará en ese libro de Ratzinger, pero él ha elegido para su presentación dos párrafos que hace suyos y que yo hago míos, sea quien sea quien los ha escrito:

“La figura de Jesucristo está en el centro de la historia europea y es el fundamento del verdadero humanismo, de una nueva humanidad. Porque si Dios se ha hecho hombre, el hombre adquiere una dignidad totalmente nueva. Si, por el contrario, el hombre no es más que el producto de una evolución aleatoria, entonces su misma humanidad es una casualidad, por lo que en algún momento será posible sacrificar al hombre para fines aparentemente más elevados. Sin embargo, si Dios ha creado y querido a cada hombre individualmente, las cosas son completamente diferentes. Y si Dios mismo se hizo hombre, si incluso sufrió por el hombre, entonces el hombre participa de la propia dignidad de Dios. Quien se equivoca acerca de qué es el hombre ataca a Dios mismo”.

Aunque Benedicto haya hablado de otras veces de principios irrenunciables de la herencia cristiana, exigiéndolos a los parlamentos, en esta ocasión nada de esa pelea recuerda Francisco pero sí este párrafo que, para él, sin imposiciones del exterior, abre la posibilidad de que Europa vuelva a recobrar el humanismo radical de la fe cristiana como principio iluminador de su renacimiento colectivo:

“Un motivo de mi esperanza –escribe– consiste en que el hecho de desear a Dios, la búsqueda de Dios, está profundamente inscrito en toda alma humana y no puede desaparecer. Ciertamente, durante un tiempo, uno puede olvidarse de Dios, dejarlo de lado, ocuparse de otras cosas; pero Dios nunca desaparece. Es simplemente cierto lo que dice san Agustín, que los humanos estamos inquietos hasta que no hayamos encontrado a Dios. Esta inquietud también existe hoy en día. Es la esperanza de que el hombre se ponga siempre, incluso hoy, en camino hacia este Dios”.

Que se mantenga, aunque sea en pequeños grupos, esa fe y esa pasión por lo que tiene de único e irrepetible, en su interior, cada ser humano, es también la esperanza de quienes debatimos en este nicho sociológico común que es el cristianismo progresista hoy.

 

19 comentarios

  • El segundo párrafo me recuerda que este ANHELO que empuja a todo Ser Humano a expandirse queda muchas veces atrapado por “ideologías” (las religiones durante mucho tiempo) que le impiden realizarse, de ahí la escapatoria por la estética y otros caminos similares.
    Hoy en día, la pluralidad está al orden del día. Y partiendo Mt 7,17(si no me falla la memoria): Por los frutos…. El Ser Humano que se dignifica a s si mismo y dignifica a los demás con el respeto, que es amor, está realizando este ANHELO….

  • Gonzalo Haya

    Yo también suscribo esos párrafos que destaca en el prólogo, pero no se puede negar que escribir el prólogo de un libro es un espaldarazo al libro y a su autor. Más me preocupa las frases tan tajantes que dicen ha pronunciado sobre el aborto; tampoco conozco el contexto, pero en estos temas tan delicados es necesario matizar mucho más, sobre todo si hablas con la autoridad atribuida al Papa.

  • Isidoro Garcia

    Amigo Luis, matizaciones. Dices: “El humano como ser natural creado por el Misterio, es in-tocable”. Pero el ser humano, es una especie más del Universo, como los grillos de Román, (¡abrazos!), cada especie de árbol o los virus del COVID.

    Y el Misterio, ha ordenado su Universo, de forma que todo, todo, del mundo mundial, (como diría Carmen, -me alegro que sigas, pero dosifícate y e que escribas tu vida familiar, ¡pero por favor, no nos la cuentes a nosotros: este no es el lugar!), sufre evolución, y nace, vive y muere. Hasta las estrellas evolucionan y mueren.

    Por ello esa visión del humano, como algo estático e intocable, (salido de la mano del Dios alfarero, o del Dios-Misterio, o del Inmenso Campo de fuerzas), es primero muy antigua y lo peor, anticuada, y segundo es el colmo del homocentrismo: todo gira alrededor del humano, en un ejemplo de narcisismo de especie, haciendo “arte” con la pelusilla del ombligo. Pues no.

     

    Es verdad que el humano, es el primer logro de la Evolución, (Ley constitutiva del Universo), en este trozo de Universo, que inaugura el inicio del reino la Inteligencia con mayúsculas.

    Reino de la Inteligencia, que trae toda una serie de leyes, normas y formas nuevas, al igual que supuso, (hace 4.000 millones de años), el surgimiento del Reino de la Vida, respecto al anterior reino de la materia inanimada.

    Hace 100.000 años, en este rincón del Universo, se produjo el 3º gran salto cósmico, y nosotros actualmente lo estamos culminando.

    (El 4º y quizás definitivo gran alto, se producirá cuando se evolucione, hacia una inteligencia sin base material, o quizás sin base en la materia conocida, -¿quizás la materia y energía obscuras?).

     

    La evolución es imparable, porque es una Ley constitutiva del Universo. Y hay que comprender que ya estamos en la nueva fase en la que la evolución no es aleatoria-dirigida, (concepto nuevo que hay que comprender), como era anteriormente.

    En esta nueva fase la evolución la realiza voluntariamente, la Inteligencia, y en nuestro caso concreto, aquí y ahora, nosotros los humanos. No se puede, (ni se debe), luchar contra las Leyes del Universo, es escupir al cielo).

     

    La evolución es un fenómeno complejo, y por tanto autoorganizativo.

    La complejidad es producto de la repetición indefinida de unas pocas reglas y pautas de conducta muy sencillas, (y con unos atractores y repulsores: cosas hacia las que se tiende, o que se rechazan).

    Un complejo tapiz, no es mas que la sucesión indefinida de la colocación de una fibra, debajo o alrededor de otra. Y al final surge un tapiz maravilloso.

     

    En este nuevo paradigma, naturalmente, la idea de un humano creado individualmente por un Dios-alfarero, es un atavismo que huele mucho a

    oveja y redil. Pero a pastores y ovejas de los de verdad.

    • mª pilar

      ¡Gracias de corazón!

      Para pensar y centrar nuestras “divagaciones”.

    • Hola Isidoro:
      ¿El humano es la punta de lanza evolutiva en el Planeta. O no?. Por supuesto que el complejo tapiz es igualmente importante, porque entre otras cosas, nosotros los humanos no seriamos nada sin este tapiz.
      Nosotros como “jefes” si tenemos conectada nuestra consciencia a la inteligencia artificial, influiremos en la naturaleza, en el complejo tapiz, desde un lugar que no es a su vez natural, seria un lugar que han diseñado unos técnicos o “iluminados” y a saber que directrices nos marcarían. Vamos, un asco…

      • Isidoro Garcia

        Amigo Luis, no se a que te refieres cuando hablas del complejo tapiz, sin el cual los humanos no seríamos nada. (Yo he usado el ejemplo del tapiz, solo para mostrar como funciona la evolución emergente, que genera seres nuevos, sin una aparente causalidad, aparentemente por casualidad. Pero nada más).

        Y del segundo párrafo solo entiendo, el argumento, del miedo que produce la autoevolución humana, que podría llevarnos a hacer las cosas mal, y llevarnos al desastre.

        Pero ese miedo es real pero inútil. Claro que existe ese peligro, pero inevitablemente llegaremos a ese río, y tendremos que cruzar ese puente, y la humanidad se jugará entonces, el ser o no ser: el ser “semidioses”, o ser una especie fracasada más.

        Y ese “kairos” llegará muy pronto: la tecnología nos arrastra. Y aquí solo queda “rezar”. Las tentaciones nostálgicas “luditas”, y antitecnológicas, están llamadas al fracaso, a no ser que entremos e una férrea dictadura que nos lleve a la Edad Media de nuevo.

        Yo me acojo a la promesa que parece ser que Jesús hizo a Juliana de Norfolk cuando le dijo: “¡Todo al final, acabará bien”.

        Y además yo creo que los humanos tenemos dentro, una sabiduría interna que al final tenderá a salir. Y en eso pongo mi esperanza.

        • “La tecnología nos arrastra. Y aquí solo queda “rezar”. ¿La tecnología? o por ejemplo, los integrantes del Foro de Davos.
          No se puede estar vencido de antemano. Es mucho lo que nos jugamos. Y “la mano invisible” está compuesta por gente que tiene domicilio en la Tierra…

          • Isidoro Garcia

            Pero amigo Luis, ¿no entiendes que esa gente del foro de Davos, también están arrastrados por el “mainstream” reinante, la fuerte corriente principal del determinismo tecnológico?.

            Cuando no conocemos bien y en profundidad, todas las corrientes complejas que mueven las culturas, y su evolución, la interpretación facilona es personalizar en personas concretas que conspiran en secreto.

            Es como cuando estudiábamos historia, que parecía que todo estaba manejado por los reyes o por los generales: la historia de los grandes hombres.

            De lo poco que se sobre el tema, creo que el gran avance de Marx, es que comprendió que la historia se mueve en realidad por una serie de corrientes culturales, que nos arrastran sin darnos cuenta.

            Y Marx descubrió, (o al menos popularizó), el determinismo materialista, o mejor aún economicista: el materialismo histórico.

            Pero, según mi opinión, solo hizo el primer avance, y se quedó a mitad de camino. Lo que realmente determina la historia es la tecnología disponible del momento, y eso rige desde la punta de sílex, en el Paleolítico, la agricultura en el Neolítico, los sucesivas eras de los metales, descubrimiento del carro y el caballo, y al final la 1ª revolución industrial de siglos XVIII y XIX.

            Actualmente estamos en la gran revolución tecnológica informática, de la que solo llevamos 50 años, en la práctica, y que nos está llevando hacia los tiempos finales del crecimiento exponencial.

            Y los de Davos, y demás, solo son gente que está surfeando en la cresta de la ola. Pero van donde les lleva la ola, aunque eso sí, intentan aprovecharse y sacar el mayor beneficio de ello.

            No caigamos en el conspiracionismo barato. Las cosas son mucho mas complicadas que eso.

          • Hola Isidoro.
            Fíjate que te ponía. “por ejemplo” los integrantes del foro de Davos. Hay mas gente de ese uno por ciento de uno por ciento, de población global que nos condicionan a placer, metida en el ajo.

            Acabo de visionar por segunda vez un video muy esclarecedor, de una entrevista que le hace Daniel Estulin a Miklos Lukacs (no quiero inundar de enlaces este portal). Si buscas en You Tube ahora a Daniel Estulin, creo que será el primer video que te aparecerá, y dice así “El mundo que quieren ya está aquí”. Salvando las distancias coincido con Miklos Lukacs y soy -bioconservador- ergo, partidario de la conservación y protección de la vida.
            Olvídate de marxismo, liberalismo y etc. Si acaso se mantiene en pie un posible anarquismo totalmente nuevo y aún por definir. hemos cruzado la raya que nos lleva a un nuevo mundo. de lo que se trata es que sea utópico y no distopico. De momento pinta mal. Pero… si a pesar de los poderes tenebrosos consiguiese abrirse camino la consecución de energía del vacío cuántico, la cosa cambiará drásticamente. Porque con energía gratis, en gran gran medida le diremos adiós a la escasez. Por ese motivo reprimen y matan a los que han conseguido ya resultados evidentes “intereses creados” ¿te suena…?.
            Frente a la distopia diabólica, no cabe limitarse a “ponerse a rezar”. Al menos al menos, estar bien informado y que cada cual entonces actué en consecuencia. Según que tengamos en mente así actuaremos.
            Los místicos de todos los tiempos atestiguan que con esta naturaleza nuestra se pueden escalar cimas conscienciales mas altas que el monte Everest. Querer hibridarnos con la inteligencia artificial y otras monstruosidades es de LOCOS, NECIOS Y MEZQUINOS.
            Asi que por lo tanto… no nos pongamos de alfombra ante “lo que viene”. Lo que viene está dirigido perversamente.

    • Me gusta mucho ese concepto de evolución “inteligente”.
      Pensaré en ello.

      • Román Díaz Ayala

        Hola, Antonio!
        Evolución inteligente no es que sea una frase acuñada, pero sí un pensamiento recurrente. Tiene dos connotaciones. Una de ellas pertenece a la antropología y la otra obedece a la New Age.
        En las ciencias humanas se entiende como el progreso cultural protagonizado por el ser humano. Hablamos, pues, de evolución cultural que nos hace más hábiles, inteligentes e informados que las generaciones que nos precedieron, aunque no sea de forma lineal, sino con todos los avatares de la historia. Hablamos de la inteligencia que se cultiva mediante el estudio y el aporte social.
        En la New Age viene a significar la impronta humana de mejorarse a sí mismo, ya sea mediante la exploración y cultivo de las espiritualidad (nuevas espiritualidades que se alejan progresivamente de nuestra tradición judeo-cristiana.) Pero adquiere otro significado en el “trans-humanismo”. Aquí el ser humano se apodera o adueña de la evolución biológica para “mejorarse” a sí mismo mediante la tecnología y la cibernética. La New Age tiene por tanto una tendencia más humanística en el sentido tradicional y otra que salta de la especulación científica a una ficción apocalíptica (para los últimos tiempos, cuando el planeta Tierra deje de ser habitable.)

  • Antonio, yo entresaco un párrafo de lo que pones.

    “Si, por el contrario, el hombre no es más que el producto de una evolución aleatoria, entonces su misma humanidad es una casualidad, por lo que en algún momento será posible sacrificar al hombre para fines aparentemente más elevados. Sin embargo, si Dios ha creado y querido a cada hombre individualmente, las cosas son completamente diferentes.”

    Aquí coincido con que dice el Papa, no con el enfoque religioso que lo motiva.

    Creo, opino, que las casualidades no existen, que existen las causalidades. En el Universo de la fractalidad, de las matemáticas, y de la secuencia o sucesión de Fibonacci no cabe la casualidad, el porque de todo lo sabe solo Dios que es el Uno o mejor el No-Dos.
    El Universo con su armonía creo al humano y quien creo el Universo es como se sabe un campo de especulación que es como un saco sin fondo donde caben todas las teorías, creo que unas mas aproximadas a lo que es, que otras, pero es opinión. Mantener una como única cierta es caer en el fanatismo. La versión religiosa es una de tantas teorías, lo diga la misma Santa Biblia.
    No pongamos Dios, para no confundirnos. Pongamos el Misterio. Tiene sus leyes, y transgredirlas, transgredir las leyes naturales, es la causa de nuestra tragedia global. El humano como ser natural creado por el Misterio, es intocable. Hay “iluminados” actuales que sueñan con hibridarlo con las maquinas. Locos y necios. El transhumanismo es una perversión de la razón, esa razón que según el pintor Goya producía monstruos al soñar a través de ella.
    Estos necios sueñan desde su mezquindad. Desconocen la grandeza potencial del humano, de la cual dan fe los místicos de todos los tiempos. Romper el delicado equilibrio del cuerpo humano, no solo del cerebro, estropea la maquinaria que nos puede llevar hasta el Absoluto. Desde la religión son sacrílegos que pretenden enmendarle la plana a Dios.

    Que tome nota el Papa Francisco, y que vigile con quien se junta…

     

     

    • Precisamentr Sr. Troyano el debate sobre la causalidad lo dirimieron Einstein y Blhr hace 100 oños y gano Bohr.
      Resulta qu Dios SÍ juega a los dados y el mundo físico elemental no es determinista, la causalidad no reina.
      No se puede argumentar la causalidad para hablar de Dios. Por desgracia Einsfein ( y von él Santo Tomás) estaban equivocados.

      • Carmen

        Pues le voy a contar una cosa de esas que sacan de quicio a los sabios.
        En primero de química me explicaron la estructura del átomo. Empezando por Demócrito, Dalton, Ruterford…en fin. Superinteresante.Los orbitales, los híbridos y un jaleo de los gordos que me costó mucha atención seguir. Precioso.
        Y llegamos al célebre spin. Y va y dice el profesor que es imposible determinar el sentido de giro de un electrón por no sé qué de las ecuaciones. Si conoces un montón de variables, no sé qué pasaba con el final de la historia que no se podía determinar por el principio de incertidumbre de un tal Heisenberg. Me quedé mueeeerta. Entonces, de qué vale todo lo que ha explicado, eso es imposible. Fue un comentario en voz semibaja ,me salió de lo profundo de mi alma. Silencio. Muchísimo silencio de ese que presagia tormenta. El señor, vio que era una cría y me dijo: Bueno, pero usted me escribe todo en el examen. Año 71.

        Y desde entonces eso de la incertidumbre, uuuuuufffffff. Y que todo se resuelve por estadísticas sssuuuupeeerrr fiables y bien hechas… pues mi cabeza lo rechaza. Claro, también rechazaba al Dios que me decían…

        Y sí. Efectivamente. Ganaron los inciertos. Pero qué quiere que le diga. Cuando pienso en el orden de los iones o átomos en un cristal, por ejemplo, me río yo de la incertidumbre.

        Ahora mismo estoy sentada en el paseo de Altea. El mar está a escasos tres metros de mí. Pues tengo la certeza de que no me va a comer. Al menos no en este momento.

        El tiempo dirá. Posiblemente nunca veré la noticia de que esas ciertas incertidumbres no son tan ciertas. Pues bueno.

        Del otro señor, Tomás de Aquino, me suena a clases de filosofía de bachillerato y a una cosa que se llama Tomismo. Pero a lo mejor no es y es otro Tomás. Moro no es, ese es el de la Utopía. Me encanta.

        Buenas noches y hasta la próxima.

        ,

        • Carmen

          Teniendo en cuenta que Einstein se autodefinía como agnóstico, siempre he pensado que esa frase mítica ‘ Dios no juega a los dados’ nada tiene que ver con Dios, desde luego no con un Dios Creador, diría que se refería a que en la Naturaleza es imposible la casualidad y la indeterminación hasta los límites en que se estaban planteando las cosas. Y eso que solo vivió el principio de la historia de la aleatoriedad y la indeterminación que domina ahora a la física. Creo que se echaría las manos a la cabeza. Porque es que él predijo cosas que sucedieron, como lo que se observó en el célebre eclipse aquel y le valió el premio Nobel. Ahí no cabe la indeterminación.
          Pero claro, siempre se quejó de que no sabía suficiente matemática para expresar en ese lenguaje lo que intuía.
          Y la matemática se ha ido complicando y el estudio de probabilidades ha avanzado tantísimo que ha desplazado a todo el universo de conocimiento anterior. Es alucinante.
          A lo mejor tienen razón.
          O no.
          A lo mejor han elegido el camino más largo y tortuoso para llegar a determinadas explicaciones, como en la canción de los Beatles.
          No sé.
          Pero puestos a elegir, ya digo. No creo que todo sea puro azar. Que tenga una parte importante en, pues en todo, sin duda. Pero no hasta el punto en que se ha llegado.
          No lo creo.
          Y de ninguna de las maneras estoy defendiendo la idea de un Dios Creador al estilo Bíblico. En absoluto. Pero que todo no es debido al azar, vamos. Apuesto lo que sea.
          Entonces?
          Pues entonces , no sé.
          En fin
          Es que es un tema apasionante para mí.
          Me apetecía decirlo.
          Sorry.

          • Carmen

            Espero que este comentario no sea irrespetuoso con el blog, no es mi deseo no cuidarlo.
            Quedo a las órdenes del moderador.

          • Santiago

            La verdad existe aunque la queramos relegar a un lado
            ,pues muchas veces nos fastidia…..Es “éso” lo que todos vamos buscando en este este diálogo…..Es claro que Pilato no creyó poder alcanzarla nunca cuando cuestionó el concepto de verdad.Jesús le aclaró que El vino al mundo precisamente para “dar testimonio de la verdad”

            En Dios la verdad se encuentra “primariamente apropiada”.
            El es la Suma Verdad y por eso ES lógica creativa y El es la eterna razón que nos trajo a todos a la vida.
            En nosotros los humanos, sin embargo, la verdad se encuentra “secundariamente apropiada” puesto que es evidente que NO somos la Suma Verdad sino un atisbo de ella y por tanto sólo vemos la realidad parcialmente y con dificultad.

            Nuestra contingencia, vulnerabilidad y fragilidad hace que sólo nos realicemos y nos encontremos “a nosotros mismos” cuanto más nos acerquemos a Dios, que es la Verdad absoluta. La ciencia sólo nos ofrece una comprobación funcional de la aproximación a la Verdad pero la Verdad es trascendente siempre nos supera y nos deslumbra. El disloque del mundo actual es el querer alejarse de la Verdad y buscarla “de otra manera” creando otros dioses que acabarán por destruirnos en un continuo divagar por rumbos capaz de confundirnos cada vez más. Sólo la razón iluminada por la fe nos puede llevar a encontrarnos con la verdad que se encuentra en Dios que se refleja en Jesús. El es el que puede darnos Su paz.

            Un saludo cordial
            Santiago Hernández

          • Antonio Duato

            Me parece muy interesante esta conversación reactivada hoy en la cola de una entrada de hace más de dos semanas.

            Ya me gustaría tener tiempo y cabeza suficientemente lúcida para intervenir más en estos deliciosos flecos de ATRIO y no solo en tomar decisiones de peso que son difíciles de explicar y que pasan por este moderador.

            Sobre lo que estáis debatiendo:

            Ya recordaréis el famoso libro del Nobel Monod, El azar y la necesidad, que yo leí y discutí hasta la saciedad en los años 70.

            Y hoy reaparece más que nunca, con el progreso de la teoría cuántica, el principio de indeterminación de Heisenberg que muy bien trae a la palestra Carmen.

            Parece que muchos, como Monod, piensan que si no hay determinación, hay azar. Yo pienso que donde no hay determinación con frecuencia hay espacio para la libertad, la libre elección de posibilidades abiertas, el fin o “purpose” que es característico del ser humano. Y si eso es humano y todo lo humano está fundado y refleja algo de Dios, ¿por qué no va a ser misteriosamente libre el Principio último para ir conduciendo la evolución y la historia hacia fines, ayudado para ello por esas libres opciones de concretos seres humanos que Él apoya en lo más profundo de nuestro ser sin determinarnos, respetando nuestra libertad? ¿No este el principio mayor que distingue la espiritualidad cósmica orienta y la espiritualidad profética judeo-cristiana?

            Y animado con este refresco de un fleco de ATRIO, vuele a cómo se puedes orientar y presentar HOY esos grande debates a los que hago referencia en mi última presentación a una entrada de columna central…

      • Sr. Llacuno. Lo que dicen los científicos no es para grabarlo en piedra. Porque se basan en paradigmas que el tiempo demuestra que no son ciertos muchas veces. Es una creencia-deducción mía el creer que soterradamente del caos hay un orden. Y si me pusiera a buscar científicos que concuerden con esta idea, encontraría a cientos. al menos eso creo.

Deja un comentario