• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5963 Artículos. - 95053 Comentarios.

El fácil recurso al “con la Iglesia hemos topado”

 Artículo original, en valenciano, en la web del Grup.

Por Javier Almela, miembro del Grup Cristià del Dissabte

Alfonso Rojo, en Periódico Digital, “casi con dolor, pero con ganas”, se permite una diatriba contra el papa Francisco por haber dicho en la radio de la COPE “Yo no sé si España está totalmente reconciliada con su propia historia, sobre todo la historia del siglo pasado” y porque, habiendo visitado ya 53 países, “no ha encontrado ni dos días para venir a España”.

          Esos dos argumentos le llevan a afirmar con todo descaro que el papa “alimenta un odio cerval a España” y que “le caemos mal los españoles”.

          Rojo empieza con un recurso tan vulgar como impropio (“con la Iglesia hemos topado”), que él explica como “la inconveniencia de que en los asuntos de uno se mezcle cualquier autoridad eclesiástica”. Digo impropio porque la frase de don Quijote (que, correctamente citada, dice “con la iglesia hemos dado”) no alude a ninguna intromisión sino a la simple y repentina constatación de que, buscando en la oscuridad de la noche el alcázar de Dulcinea, hayan llegado a la iglesia parroquial de El Toboso. O sea que don Quijote reconoce haberse equivocado.

          Por el contrario, el periodista Rojo no quiere reconocer su error, seguramente porque llevaba largo tiempo esperando apuntar a una pieza de “caza mayor”. De modo que comienza hablando de la Iglesia en el País Vasco en tiempos del obispo Setién, a quien no duda en situar “afortunadamente en el infierno”, y de la Iglesia en Cataluña, cuyos miembros resultan mejor parados ya que menciona unos anónimos “obispo, monje y simple párroco” sin especificar la pena a la que Rojo los considera merecedores.

          Si Rojo no es cristiano no debe de creer en el infierno. Y si lo es, debería seguir el mandamiento de Jesús: “no juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados”. Así, es preciso concluir que, sea o no cristiano, “con la intransigencia española hemos topado”.

          Entremos ahora en el fondo del asunto (porque la queja de que el papa no haya venido a España suena a rabieta infantil): ¿es que no cabe dudar racionalmente de que España se haya reconciliado totalmente con su historia, sobre todo la del siglo XX? ¡Claro que cabe! Basta ver lo que está pasando en el debate sobre la memoria histórica.

          En la comentada entrevista radiofónica el papa dice algo fundamental, algo en que quizá Rojo no haya reparado: “Unidad nacional es una expresión fascinante, pero nunca se valorará sin la reconciliación básica de los pueblos.”  Para los que piensan como Rojo todo quedó resuelto con la Transición y la Ley de Amnistía. Sin embargo, es evidente que hay muchísima gente en España que no lo ve así y ejerce su derecho a decirlo y a exigir cambios que considera necesarios. Por poner un ejemplo: ¿Cómo se puede negar, amparándose en la Transición y la Ley de Amnistía, el derecho de cualquier persona a recuperar los restos de algún pariente fusilado legalmente por las autoridades del Estado y arrojado a una fosa sin identificar, como se hacía entonces con los perros?

          Lamento tener que volver a citar al objeto de las iras del periodista Rojo, pero es que el papa Francisco ha sabido explicar clara y brevemente la diferencia entre reconciliación y amnistía (que él denomina perdón social):

“A quien sufrió mucho de manera injusta y cruel, no se le debe exigir una especie de “perdón social”. La reconciliación es un hecho personal, y nadie puede imponerla al conjunto de una sociedad, aun cuando deba promoverla. En el ámbito estrictamente personal, con una decisión libre y generosa, alguien puede renunciar a exigir un castigo (cf. Mt 5,44-46), aunque la sociedad y su justicia legítimamente lo busquen. Pero no es posible decretar una “reconciliación general”, pretendiendo cerrar por decreto las heridas o cubrir las injusticias con un manto de olvido. ¿Quién se puede arrogar el derecho de perdonar en nombre de los demás?” [Fratelli Tutti, 246]

          El papa no “ha insultado a todos los españoles”, ni a todos ni a ninguno, por haber expresado una opinión que muchos de ellos pueden compartir y, de hecho, comparten. En materia de derechos humanos no vale eso de que en mi casa mando yo nadie tiene que meterse en ello. Quiero pensar que el periodista Rojo se manifestará respecto a los derechos humanos en el Afganistán de los talibanes o respecto a los odiosos crímenes machistas por todas partes.

          Pero Rojo no está solo: Religión Digital recoge comentarios similares de relevantes diputados o exdiputados de partidos políticos como VOX, Ciudadanos y UPyD. Tal coincidencia lleva a pensar que lo que realmente les molesta del papa Francisco es su incansable insistencia en exigir la justicia social y en denunciar el sistema económico imperante en todo el mundo. Seguramente quieren que la Iglesia deje esas cosas en sus expertas manos y vuelva a encerrarse en las sacristías. Por suerte para el futuro de la Humanidad, ¡eso ya no ocurrirá!

24 comentarios

  • Rodrigo Olvera

    La entrevista del Papa tiene cosas mucho más relevantes. Varias.

     

    Por ejemplo, cuando anuncia que está en la fase final en la reforma de la Curia. Anuncia que no habrá reales novedades, solo cambios menores como algunas fusiones. No es que me sorprenda, desde hace mucho pronostiqué que la tal reforma sería el parto de los montes (por no usar la frase vulgar que acostumbramos en México jaja). La entrevista apunta a confirmarlo.

  • Este papa no odia España. Pero si sabe que la España DEMOCRÄTICA  y con Rey se acostó franquista,nazi- fascista, se acostó así y se levantó, democrática¡¡¡¡¡Esa fue la condición de una transición mentirosa. Es lo más que consiguieron los vencidos- MUCHO SILENCIO Y OLVIDO QUE AÚN PERDURA¡¡¡¡¡Este papa sabe la historia verdadera, no la que contaron los franquistas, fascistas, y nazis.

  • ¿¡Desde cuando ha habido en este país RECONCILIACIÓN DESDE UN GOLPE DE ESTADO CRIMINAL, DE UNOS MANANILITARES PERJUROS, TRAIDORES A UNA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA Y LEGALMENTE CONSTITUIDA?.¡¡¡Jamás ha habido tal cosa!!!La derecha, la iglesia, los monárquicos, banqueros, terratenientes, solo admiten en DEMOCRACIA SI GOBIERNAN TODOS LOS DE LA DERECHA Y EXTREMA DERECHA!!!! Y llamaron AMNISTÍA  PARA IMPEDIR SER ELLOS JUZGADOS, POR SU MASACRE, Y OLVIDO A LO LARGO DE 80 AÑOS¡¡¡¡ !!!!!!!ES UN PAPA ¡¡¡¡BIEN INFORMADO¡¡¡¡Porque lo vivió en su país, con VIDELA Y CÍA, aunque aquello no fue ni por asomo comparable.¡¡¡Gracias papa bERGOGLIO¡¡¡¡

  • Javier Peláez

    Yo creo que Alfonso Rojo está de capa caída….Yo creo que más que a la caza mayor,se tiene que dedicar al tiro al plato…Lo curioso es que la asociación de Abogados Cristianos esa no le ponga una denuncia….Ya se sabe que la Polonia se dedica a otras cosas…Si sale un “rojo” y dice algunas barbaridades semejantes sobre un obispo español facha(caza menor y  bastante abundante)le cae una denuncia…Alfonso Rojo es de todo menos rojo es Alfonso Azul…Si yo dijera que el arzobispo de Asturias con las barbaridades que dice y las tropelías económicas que hace se está ganando bastantes papeletas para la lotería del infierno,lo mismo me imputa la Polonia…Yo ni creo en el infierno (como Alfonso Azul que tampoco cree),ni Polonia me va a dar el gusto que me excomulguen….Con la cantidad de pasta que podría yo sacar con el caché de excomulgado….Me ponía el nick Excomulgado en Twitter y lo petaba…Alfonso Azul es básicamente un gilipollas ….

  • M.Luisa

    Ya se ve que el periodista Alfonso Rojo en su crítica  toma la directa fijándose solo en la respuesta dada por el papa  y obviando descaradamente lo que de  capciosa  tenía la pregunta que en su día  un  colega de su misma ideología le formuló.   En este caso, sin despreciar  en absoluto,   el sentido de la frase “con la iglesia hemos topado” cuando se la sitúa con  precisión,   el muro  ideológico en esta ocasión  recae de lleno  en la otra parte  pues no les deja a los  periodistas llevar a cabo lo más básico de  su trabajo, es decir,    contextualizar las preguntas fuera de toda intención  algo de lo cual en su respuesta  histórica y objetiva en manera alguna  se le puede recriminar al papa

  • Antonio Duato

    Javier Almela responde en este artículo a una intervención de Alfonso Rojo en Periodista Digital, el 1 de septiembre de 2021. Invito a conocer esa intervención:

    Enlace al periódico: 
    https://www.periodistadigital.com/politica/opinion/columnistas/20210901/alfonso-rojo-iglesia-papa-antiespanol-hemos-topado-video-689404505357/

    Y el vídeo en YouTube: 

  • Carmen

    Esto no tiene nada que ver con el Papa ni con la iglesia.

    No es la primera vez que oigo que esa frase no es de la novela Don Quijote. Y como tengo tiempo y curiosidad porque juraría que sí, pues me he ido a buscar, el señor Google me ha dicho que está en el capítulo nueve de la segunda parte.

    Efectivamente. Está don quijote con su manía de encontrar el palacio de Dulcinea y Sancho ya loco, porque además no había mucha luz. Y ven entonces un edificio importante. Sancho tenía la esperanza de que su señor se calmara al ver ese edificio, pero don quijote, que ya estaba en la segunda parte, no estaba tan locario como en la primera y los célebres molinos de viento, y entonces dice: con la iglesia hemos dado, Sancho. Es decir, se da cuenta de que es una iglesia y no un palacio. Su cabeza mejoraba un poquito.

    Eso es el texto que acabo de leer. Sin traducción ni nada porque está escrito en castellano.

    Pero, pero, pero, con el tiempo, también acabo de leer, que esa frase algo cambiada se coló en el lenguaje cotidiano como: con la iglesia hemos topado, amigo Sancho. Y se utiliza cuando te tropiezas, o topas, con un elemento insalvable por su fuerza o Poder inmenso.

    Curioso. Interesante. Soy devota de don quijote. Lo adoro. Y a Sancho también.  Tenía curiosidad.

    Por supuesto que Cervantes era un católico convencido. Anda que no estaba orgulloso de la pérdida de su brazo en su batalla contra el Turco. La batalla más grande que los siglos han visto.

    También es cierto que tuvo algún problemica que otro con la iglesia, pero, quién no lo tuvo en aquella época?

    Pero era un católico ferviente.

    A mí me encanta.

    Pues ya lo saben, si es que no lo sabían, capítulo nueve, segunda parte. Te tronchas. Ahí es donde le dice don quijote a Sancho que jamás ha visto a Dulcinea, que se ha enamorado de oídas. Sancho le dice: pues yo tampoco. Y ya empieza a entrar don quijote en ebullición, claaaaaro que la has visto…

    Genial.

    Pues eso es todo, amigos.

    • Antonio Duato

      Carmen, una vez más. Antes de poner el comentario, ¿has leído el artículo? Porque de eso se trata, eso es dialogar. Leer o ESCUCHAR al otro. Darse cuenta qué es lo que quiere comunicar el autor o interlocutor. Pensarlo con la propia mente y conocimientos propios. Exponer después, no para lucirse sino para profundizar en el tema, la propia sintonía o desacuerdo con lo que dice el autor, u otro comentarista.

      No sé qué has hecho antes de escribir. Supongo que leer la frase del título. Y después decir: estos no saben el origen de esa frase y se lo voy a explicar yo. Pues da la casualidad que el autor del artículo lo sabía y, además, lo dice con brevedad, antes de entrar a discutir con Alfonso Rojo sobre la crítica que este hace a unas palabras del papa en la entrevista a la COPE. Y en el fondo del tema, ni entras. Supongo porque no has leído el artículo o no lo has entendido.

      • Carmen

        Pues esta vez te has equivocado. No creo que todo el mundo sepa lo que he escrito. Seguramente tú sí.
        Lo encuentro super interesante. Soy devota de Cervantes. Lo he dicho mil veces.
        Pero aquí, todo tiene que ser tendencioso. Hasta el mismísimo Cervantes se utiliza para dar estancadas.
        Pues sí. Lo he leído. Todo lo leo. Te lo puedes creer o no. Es asunto tuyo. He dicho mil veces que no entro en la guerra eclesial.
        Al señor Rojo lo conozco. Fui a una conferencia suya. No me tienes que decir quién es. Lo sé.

        Creo que no es mi sitio.
        Tú también.
        Y no le des importancia a lo que digo. Es una distorsión literaria. Si es que la literatura importa.

        No es la primera vez que lo oigo. Y sí, me he ido por las ramas. Sorry.
        Pero te equivocas garrafalmente. Habrá lectores con más lo que quieras que yo en Atrio. Pero con más atención , es difícil. Todos los días desayuno con él.
        Pues me pasaré a otro lugar. De todas maneras nada tengo que aportar. Ya hay personas con mucho peso que dicen lo que vengo diciendo prácticamente desde que entré. Lo mismo. Tal cual.
        En fin

        Tú sabrás.

        • Carmen

          Carmen
          10 septiembre 2021, 19:56 pm · Responder · Editar
          Lucirme dices.

          Es alucinante.

          Lucirme?

          Carmen
          10 septiembre 2021, 19:57 pm · Responder · Editar
          Va contra mis principios más profundos.

          No creo lo que he leído. Pero sí. Escrito está.

          Carmen
          10 septiembre 2021, 19:54 pm · Responder · Editar
          El señor Rojo es del ala ultraconservadora de la iglesia. Hubo hace unos años unas conferencias organizadas por , pues no sé por quiénes. Algo de pastoral. Y de vez en cuando hay que ir a estas cosas, te lo insinúan. Y allá que me fui. Temprano. En las carmelitas del puente. Dijo unas cosas que daban miedo. Y después pasamos a las preguntas. Quien quiera preguntar que entregué el papel con la pregunta. Y haremos una selección.

          Me vino genial. Salí y ya no volví. Me quedé en la plaza de Belluga, en la cátedral. Un sitio maravilloso. Hasta las seis o por ahí de la tarde, que volví a despedirme.

          Sé quién es el señor Rojo. Perfectamente.

          Carmen
          10 septiembre 2021, 19:44 pm · Responder · Editar
          Estacadas. Sorry.

          Y no. A Cervantes no le hago ninguna falta. No . Ni a nadie. Sencillamente he compartido algo que me ha parecido interesante. De verdad crees que quiero obnubilaros con mi sabiduría?

          Es alucinante.

          Disgresion.
          Perdona. Estoy indignada.
          Pero no merece la pena. Con la iglesia he topado.

      • José Ignacio Calleja

        Antonio, cuando estalla Atrio con razón, no me gusta que me pille en medio, pero hay que aceptarlo y lo asumo. Y tus “tarjetas” necesarias. En este caso, no veo demasiado problema en el texto de Carmen. Lo he leído con curiosidad y lo he entendido como algo colateral al debate; lo veo como propio de su interés y formación, y sin más pretensión que contarlo. Como un regalo para el lector. No he visto más intención ni problema. No sé, espero que no signifique añadir leña al fuego por mi parte. Al contrario. Un saludo a ambos.

        • Carmen

          No te preocupes.
          No hay leña que echar.
          Esto viene desde hace meses. Al menos directamente. Antes no sé.

          Esta es la historia de mi vida. De repente, zas, hachazo.

          Y todo es por lo de siempre. Hay que comulgar con lo que tienes que comulgar. Y si no lo haces, pues ya sabes: te gusta llamar la atención, eres una doña Contreras, te gusta llevar la contraria, no entiendes de lo que se habla, no vas a la cuestión de fondo, te andas por las ramas…
          Mira, ya estoy muy mayor para estas cosas.
          Me quieren para cuando coincido , porque digo cosas muy pensadas y sin miedos. Cuando sirven a la causa por algún motivo, estupendo. Pero si se les pasa por la cabeza que es un ataque a algo o a alguien, zas, estacazo.

          Pues , qué quieres que te diga , ya está bien.

          Insisto. Lo encuentro superinteresante. Ayer le escribí a la persona que me dijo que no era cierto lo de Cervantes. Hace años. Ni caso le hice, porque es que lo había leído. Y ayer pensé, jolín, estaré equivocada? Y me fui a Google y vi donde estaba esa frase y me fui al capítulo y lo leí. Y me fui a frases hechas y leí que se había incorporado a los dichos populares.
          Gran fallo humano eso de comprobar cosas y comunicarlas. Gran fallo. Tenía que haber hecho caso al autor.
          Es increíble esto.
          Y ya que me digan que quiero lucirme personalmente, eso es lo más grande que me han dicho. Hay que no conocerme ni un poquito.
          Brillar , decía mi amiga Carmen, la que murió hace pocos años, brillar es lo más peligroso que hay.
          En fin.
          Esto viene de lejos ya
          Pues bueno.

          Gracias.

          • Carmen, acabo de contar y ahora mismo sábado por la noche apareces en la columna de comentarios nueve veces, y creo que a veces mas. No quiero decírtelo con palabras duras que pienso. Pero esto no es normal. Había escrito algo en esta columna de comentarios que esperaba que pudiese leer Rodrigo Olvera. pero solo aparece Carmen, Carmen, Carmen. Piénsalo, y no digo mas. Porque si digo todo lo que pienso al respecto, no te iba a gustar.

          • Isabel

            Y para colmo por duplicado.

          • Carmen

            Gracias , amigo . El lunes pediré hora con mi psiquiatra. Tú tampoco lo haces mal. Lo he leído aquí y allá. No te preocupes, Antonio también lo habrá leído.
            ‘Tú siempre tan amable’
            Que te vaya muy bien.

            Te dejo con tu zen.

          • Javier Peláez

            Luis no entiendo porqué le dices cuantas veces aparece…No es muy correcto…

          • M.Luisa

            Seguramente lo dirá recordando que antiguamente se estableció que en la columna no debían aparecer más de tres veces el nombre de cada comentarista. Por aquella época una tal Sofía se pasaba bastante si no mucho de esta norma y acabó desapareciendo y en este sentido que de buenas a primeras lo que cuente es la cantidad, no lo entiendo.

          • Carmen. No hace falta que visites a tu psiquiatra si entiendes la “parábola de Luis”.

            A saber: Trabaje como maquinista en un barco que hacia la ruta de África, en los trópicos a la altura de Gabón salíamos del horno la sala de maquinas y te encontrabas con otro horno exterior.
            En la cocina por la tarde preparaban te frio para toda la tripulación que no estaba racionado, podías repetir si querías. Pero nadie repetía, y tal como digo era te frio en los trópicos.
            Nadie repetía porque alguno se hubiese quedado sin.
            Moraleja… no te bebas tu tanto “te frio” de la columna común de los comentarios.
            En todo caso la dirección es quien tiene la palabra, pero dejemos a Antonio tranquilo si puede ser.

            Me despido con una sonrisa.

          • Isabel

            Cuando (Luis) escribió esto ya tenía respuesta de Rodrigo y sabía por qué no le había contestado antes. Y no obstante insiste en su idea.
            Da vergüenza ajena percatarse una de a qué punto de arrogancia se puede llegar: “la parábola de Luis”
            Y él se va sonriendo tan pagado de sí mismo..

        • Antonio Duato

          De acuerdo, José Ignacio. Seguramente me precipité al imaginar el proceso previo de Carmen al enviar ese comentario en que decía “No es la primera vez que oigo que esa frase no es de la novela Don Quijote”. Luego nos ha explicado la “otra vez” en que alguien le negó que fuera de El Quijote. Pero en “esta vez” el autor no solo no lo había negado sino que lo había afirmaddo y explicado: “buscando en la oscuridad de la noche el alcázar de Dulcinea, hayan llegado a la iglesia parroquial de El Toboso”. Y como me puse en los paños de ese autor que no es habitual de ATRIO, me pareció oportuno hacer una advertencia a leer bien lo que se dice en el texto que comentamos. Pero me excedí en el contenido de mi tarjeta (que si no lo leyó, que si quiso lucirse…) y lo retiro. Por otra parte, lsa consecuencias que Carmen saca de esa “advertencia” no se corresponden a la estima que de veras tengo por las ideas y estilo de esta comentarista, que en menos de tres años ha superado con su firma el espacio que en veinte años ha empleado cualquier otro/a atriero/a. Y yo se lo agradezco.

          • Carmen

            Ya.
            Cuando no molesto a los grandes.
            Da igual.
            Me gusta ser pequeña.
            Soy la pequeña de tooooda mi familia. Me encanta.
            Las cosas son como son y cada uno tiene su papel.
            Mientras estés de acuerdo, te permiten seguir y si molestas,Pues no.

            Pues bueno.
            Allá vosotros.
            Os recuerdo eso de dejad que los pequeños se acerquen a mí. Los pequeños tiene muchas lecturas.
            Como la tontica del grupo, he aprendido mucho en Atrio. Siempre lo he dicho. Pero ya son varias veces de decirme que no doy la talla. Y lo sabes.
            Yo también tengo mi corazoncito.

            Que te vaya muy bien.

Deja un comentario