• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6057 Artículos. - 96219 Comentarios.

Cuba: lectura cristiana

La pregunta de si Cuba es una dictadura se parece a aquellas que le hacían a Jesús los fariseos del sistema, satisfechos porque contestara lo que contestara iba a quedar mal. Por eso merece una primera respuesta similar a la que daba Jesús: “¿por qué me tentáis hipócritas?” ¿Por qué miráis la Cuba en el ojo ajeno y no veis las Cañadas Reales y los que duermen en la calle en el propio?

Que Cuba es una dictadura me parece innegable. Y además una dictadura sin éxito (al revés que la China). También era una dictadura antes de la revolución castrista, cuando se la definía como el burdel de EEUU. Que la revolución había de fracasar ya lo predijo Marx en el s. XIX cuando avisó de que era imposible la revolución en un solo país (añadamos: mucho más si ese país es una isla y esa revolución se hace en épocas de globalización). Quedaría otra pregunta por hacer: el bloqueo a un país que quería salir de una dictadura ¿es otra dictadura? Y sobre eso que discutan los que se creen demócratas.

Digo los “que se creen” porque democracia significa poder del pueblo. Y nuestro sistema es propiamente “poder del dinero”. Lula da Silva ya lo dijo bien claramente: “yo tengo el gobierno, pero no tengo el poder”. Y ese poder es el que se lo cargó después  de la manera más tranquilamente inmoral. Francisco también dijo claramente que un sistema donde el poder lo tiene el dinero es un sistema “que mata” y que crea exclusión. Y no basta con pensar que “como no me mata a mí, ya está bien”: porque eso puede ser una forma tácita de reconocerse cómplice.

Así estamos: la libertad y la justicia social son una pareja necesaria, como pasa con nuestras manos y nuestras piernas. Un sistema donde falte una de las dos será un sistema manco o cojo. La libertad sin justicia social es una forma de dictadura. La justicia social sin libertad es otra forma de dictadura. En este caso será una dictadura del partido; en el otro una dictadura de los poderes anónimos del dinero.

Los Castro quizá tendrían que haber sabido decir aquello del expresidente uruguayo Pepe Múgica: “soy socialista pero no soy tonto”. Y los que se tranquilizan la conciencia proclamando que Cuba es una dictadura, tendrían que leer aquellas palabras de uno de los libros sapienciales de la Biblia, escrito 200 años antes de Cristo: “¿Qué paz puede haber entre la hiena y el perro? Y ¿qué paz puede haber entre ricos y pobres? Los onagros son presa de los leones en el desierto; y así los pobres son presa de los ricos” (Eclo. 13, 18-19).

Y si no que lean a Th. Piketty en Le Monde el pasado 12 de junio: “los oligarcas pagan estructuralmente menos impuestos que el resto de la población”. Lo cual es otra forma de dictadura. [Puede leerse todo el artículo citado en Blog de Piketty. Con el botón de la derecha del cursor se puede obtener una traducción castellana del texto muy potable. Nota de ATRIO].

50 comentarios

  • Rodrigo Olvera

    Comparto una opinión, con una mirada compleja que supera la falsa dicotomía habitual sobre Cuba, de dos feministas cubanas radicadas en México.

     

    Cuba y las protestas sociales del 11J

     

     

  • Isidoro

       Lo de la lectura cristiana, o “mirada” cristiana, o imitación de Cristo, está muy bien, siempre y cuando se le añada: “Según mi particular interpretación del mensaje cristiano”.
     
         Porque la realidad, es que nos guste o no, cada persona, (que piense por su cuenta),  tiene una visión distinta, de todo, pero mucho más aún del ideario de Jesús. (Y no hay más que mirar a nuestro alrededor).
     
        Para paliar ese “molesto” inconveniente, se inventaron los catecismos de todo tipo, y las catequesis, y para paliar las molestas dudas internas, (a poco discernimiento propio que se tenga), se inventaron las seguridades otorgadas por el “Espíritu Santo”.
     
        (Ya he dicho alguna vez, que quizás el pecado contra el Espíritu Santo, podría ser el abuso del Espíritu Santo, el utilizarlo de argumento de peso, para justificar o nuestro cómodo seguidismo o nuestras personales ideas y ocurrencias).
     
        (Pero lo anterior, como no podía ser de otra manera, no es más que mi personal mirada del asunto).

  • Javier Peláez

    En cuanto a lo de democracia o no; ya sabemos que Cuba no es una democracia occidental,es un estado socialista…Yo no tengo porque afirmar que la democracia occidental es el mejor sistema del mundo… Tampoco creo que Cuba sea la dictadura franquista….No,no lo creo…A mí estas disquisiciones me interesan bastante poco porque básicamente no son útiles para el tema que nos ocupa…No es que yo sea relativista en el orden a los sistemas políticos….Creo que tampoco se puede ignorar en qué hemisferio se sitúa cada país….España en el primer mundo,Cuba en el tercer o segundo mundo….España claro tiene un cuarto mundo dentro,que duda cabe…Y EEUU tb….En general,no conviene ir dando lecciones por el mundo,si tienes la casa sin barrer….De hecho los nórdicos que tienen las sociedades más equilibradas,no van dando lecciones morales a diestro y siniestro…Los españoles por el especial cariño que tenemos a los cubanos,no vamos a ir dándoles lecciones morales..

    • Carmen

      Pues anda que a mí. Pero si leo la rotunda negación de Nacho Dueñas. Y a continuación 24 horas de silencio. Pues le contesté.
      No sé si estos días has leído las noticias, pero el PP ha hecho una campaña absurda pidiendo a la izquierda en general y a Pedro Sánchez en Particular que digan que Cuba no es un país democrático o que es una dictadura. Llevan días así. Por qué te crees que Nacho Dueñas ha dicho que negaba que fuese una dictadura Cuba.? Porque de repente se le ha ocurrido? No.
      Y le he contestado.
      Dudé en hacerlo, pero…lo hice.

      Es una discusión absurda, pero a veces es importante resaltar el absurdo.
      Al menos eso creo.
      Le deseo la mejor suerte a Cuba. Son buena gente. Ojalá salgan bien de este jaleo. Lo están pasando mal

      Buenas noches.

      • javier pelaez

        El gobierno no lo puede hacer por razones diplomáticas y porque ningún gobernante del PP “en el gobierno” ha llamado nunca a Cuba dictadura

        • Carmen

          Pero lo es o no lo es? Porque las cosas son o no son.
          No entiendo nada.

          • javier pelaez

            Cuba no es una democracia occidental es obvio…Es un estado socialista, como China…Lo importante no es pronunciarse sobre si es una democracia o no,es si, por el hecho de no ser una democracia occidental, alguien se arroga el derecho a intervenirla o si ,se levantara el embargo ,como podría evolucionar…LA pregunta es una petición de principio: Cuba es una democracia occidental? Claro que no lo es…Gobiernan en las democracias occidentales el pueblo? No lo hace…ya te lo digo yo…Qué debe respetarse en un estado socialista para que no sea una tiranía? Es complicado…Yo ya te digo que no me parece bien que no se deje a la gente manifestarse, que no se deje que las remesas de los que están fuera no lleguen a sus familiares(Leonardo Padura),que se promueva intervenirla militarmente, que se insulte a los cubanos que no piensan como tú, etc, etc….Me parece también mal que el mundo se divida en primero y tercer mundo….etc…Cuba no es una democracia occidental como la de EEUU y como la nuestra…Tampoco China…Tampoco China y yo tengo un móvil chino…y voy a los chinos y no me gusta que se sacuda a los chinos en EEUU o se les insulte porque ,según algunos, nos trajeron la “peste china”…Siempre hay que distinguir entre los regímenes en que cada uno vivimos y los pueblos…En fin, qué es más importante,que Cuba sea una democracia occidental o que se levante el embargo? En mi modesta opinión, que se levante el embargo ,que es probablemente lo que más ayudaría a que fuera una democracia occidental contra lo que piensa la mayoría de los políticos residentes en Miami…Que Cuba sea una democracia occidental o no, es una cosa que incumbe a los cubanos…Que sea una tiranía o no(para mí no es el caso),nos incumbe a todos… También nos incumbe obviamente que se torture o que se meta preso a las personas por sus ideas…Ya ves que las asociaciones de derechos humanos, no entran en el carácter de los regímenes…Cuando las cosas son complicadas, se necesitan muchas palabras ,pero es porque el debate público simplifica todo…

          • Carmen

            Ok
            Gracias .

  • Javier Peláez

    Yo estoy de acuerdo con lo que expresó Leonardo Padura en eldiario.es.No estoy de acuerdo con los que instan a una intervención militar en Cuba,que han afirmado ya un manifiesto…El embargo que hace muchísimo daño a Cuba y ,como decían este fin de semana en EL PAIS,varios residentes en Cuba es la excusa para todo del gobierno de Cuba…Tampoco estoy de acuerdo que se ordenen contramanifestaciones contra manifestantes…Ni que se use el lenguaje de “gusanos” o “gusanera” que yo oigo a amigos mios procastristas….Creo que los cubanos sin presiones exteriores tienen que encontrar su lugar en el mundo…La revolución cubana tiene indudables logros que no se ven en otros países de Latinoamérica….Otra cosa es si los cubanos,en virtud de esos logros,aspiran a más cosas…Leí lo de Betto y la distinción que hacía entre clase media y pobres y como decía que los pobres ,a diferencia de otros países de Latinoamérica,tienen indudables ventajas en Cuba…Pero,siendo esto cierto,tampoco se puede olvidar que los cubanos,gracias a la revolución,son un pueblo altamente formado y que las expectativas (no hablo de aspirar a tener un coche,yo no lo tengo aunque yo no sé si podría vivir en un estado socialista),me refiero a las expectativas culturales,incluso de capacidad de ilusionarte,de ver,de debatir….yo que sé,todo aquello que,aun llevando una vida austera,mejora la vida…En fin,creo que ellos deben encontrar su camino sin tirar a la basura lo mucho que han conseguido y obviamente el embargo de EEUU no ayuda porque EEUU no les quiere ayudar…Son un mal ejemplo para el mundo,para el american way of life…

  • Carmen

    Y ya que estamos. No sé qué tiene que ver Jesús con Cuba. El principio del artículo es como para no seguir leyendo. Y pensé. Me callo. Que hablen otros. O que guarden silencio. Pero …es superior a mí. Ya está bien de meter a Jesús en todos los jaleos políticos. Porque yo he visto a Francisco Franco entrar bajo Palio a alguna cátedra que otra. A ver en qué quedamos…

    • Isabel

      La cuestión es qué tiene que ver Jesús con el tal Palio.

      Si no tiene que ver con la justicia social, con el acceso para todos a educación y sanidad, pues ya me contarás.

    • Carmen

      No cuento nada.
      Solamente creo que el nombre de Jesús de Nazaret no debería ser utilizado por ningún partido político.
      No cuento nada.
      Opino.
      Sin más.

    • Román Díaz Ayala

      Como acostumbras a recoger el hilo por una de sus puntas te diré que Jesús tendrá que ver con Cuba siempre que quien viva en ese problema, lo aborde, o quiera saber su posible solución, y tenga una mirada “cristiana” (“Nosotros tenemos la mente de Cristo”, escribió el apóstol refiriéndose a la comunidad)
      Nos anima el que Él mismo se nos ofreció como ejemplo y modelo a imitar, y obedece también a esa nueva “naturaleza” que nos ha proporcionado, para que veamos las cosas no solamente “según la carne”, sino con un nuevo espíritu.

      • Carmen

        Por una de sus puntas?
        No sé qué quieres decir exactamente, pero no me gusta.

        • Carmen

          No has contestado.
          No sé de Cuba más que lo que he leído, veces desde la independencia de España allá por 1898. Por lo que he leído en los libros de historia. Por el régimen anterior al de Fidel Castro, creo que era el de Somoza. Lo que cuentan los libros en qué se convirtió Cuba, la revolución con Fidel Castro a La cabeza. El intento de restablecimiento del régimen con el desembarco aquel en la bahía de Cochinos. La espantada de Kennedy ,La crisis de los Misiles. Y el terrible embargo al que ha estado sometida la Isla.
          No sé más.
          Y si la frase coger el hilo por un extremo es similar a coger el rabano por las hojas, que sepas que me ha sentado fatal.
          No es mi estilo
          Siento todo lo que está pasando en Cuba. Por los cubanos y por nada más. Absolutamente por nada más.
          Y no vuelvo a decir ni mu de este tema.

          • Román Díaz Ayala

            Sin duda te interpreté mal y de ahí tu confusión. Cuando te leía creí adivinar que te quejabas del contenido de todos los comentarios, unos porque rechazaron el contenido laicizante de la propuesta reflexión “cristiana” sobre Cuba, y otros porque les pareció adecuado el modo “confesional” de abordar la política sobre Cuba.
            Supuestamente me equivoqué. Era otra cosa cuando escribías lo de que “¿Qué tiene que ver Jesús con Cuba?

          • Carmen

            Pues sí, las hojas del rábano y el extremo del hilo no me da para entender que la figura de Jesús de Nazaret la pueda honestamente utilizar políticamente ni don Palio ni nadie.
            Apuntalo en mi lista de rarezas.

      • Román Díaz Ayala

        Para completar este mi comentario y tengas una idea más amplia del problema tengo que hacer una referencia histórica.
        En la década de 1980 el régimen cubano vivía su luna de miel con el bloque soviético hacia donde había orientado toda su Economía. La U.R.S.S. compraba el azúcar cubano con unos precios preferenciales y le ofrecía unos precios subvencionados para sus importaciones de petróleo. Fidel Castro había llevado a Cuba a un protagonismo que sobrepasaba al que podría suponérselo en el escenario latinoamericano. Figura paradigmática se le veía como ejemplo y actor de los deseos de una reforma en profundidad social y política en la zona. Ronald Reagan había accedido a la presidencia de su país renovando su mandato en 1985, el mismo año en que Gorbachov accedió al poder en la U.R.S.S. y que más tarde desvelaría las debilidades del sistema soviético.
        Pero en 1980 Cuba, la Iglesia cubana, iniciaba su “Sínodo” particular que duraría cinco años hasta su clausura el 29 de mayo de 1986. Fue el Encuentro Nacional Eclesial Cubano que tuvo dos ejes fundamentales: la ilusión de ser imagen fiel de nuestro Maestro Jesucristo de quien la Iglesia es inseparable, y la ilusión de servir mejor al pueblo cubano: “a su felicidad, a su unidad nacional, a su progreso, a su salud espiritual”.
        Mientras, otras teologías se ponían al servicio de la revolución pendiente en lo social y político y en la lucha armada revolucionaria. Frei Betto visitó Cuba en un mes de mayo teniendo una larga entrevista con Fidel Castro que luego recogió en un libro: Fidel y la Revolución”, editado en Cuba en 1985 y que dio vía franca al maridaje entre la Revolución Castrista y la llamada entonces t
        Teología de la Liberación.
        Dos culturas “religiosas” diferentes desde entonces para una misma realidad eclesial.
        la Liberación.

  • Román Díaz Ayala

    Leído y muy leído este pequeño apunte de José Ignacio González Faus he llegado a la conclusión de que sólo encierra un deseo de que se haga una lectura cristiana sobre Cuba. No creo que haga apelación a la doctrina que es propia del cristianismo. Tampoco hace alusión a los textos, salvo una pequeña reseña a título de ejemplo. Tampoco puedo asegurar nos esté expresando  unos valores con su explicación que podamos catalogar como cristianos.

    Siguiendo el concurrido método de “Ver, Juzgar, Actuar”,  se ofrecen unas explicaciones que obedecen más bien a desnudar unas supuestas realidades a las que hay que darle una respuesta adecuada.

    En el Evangelio de Mateo se pone en boca de Jesús el epíteto de “hipócrita”, con preferencia haciendo referencia al grupo de los fariseos, unas veces para denunciar la falsa piedad, y otras para poner en evidencia la inconsecuencia  de lo que se dice, se juzga, frente a lo que se practica. “Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano”.

    Por muchas vueltas que se le de al asunto, en los valores y la dimensión introducidos por Jesús, no caben  los condicionamientos y las mentalidades de este sistema de cosas.

    Jesús se lo dijo clarito a Pilatos.

  • Román Díaz Ayala

    ¡Ay de los teóricos! De quienes escriben y escriben hasta sacar ensayos y editar libros, que enjaulan ideas y recuadran pensamientos. Son las cadenas de arrastre de ideologías supuestamente liberadoras, pero sin ningún asomo de vivencia, sin el hálito de la existencia, para quienes sólo insultan y agreden quienes no son de su misma cuerda, pero benignos y aplaudidores de los suyos. Sus actos solo se justifican si se aproximan a sus metas, a sus fines, a su futuro visionario.

    • mª pilar

      Gracias Román, comparto este hermoso deseo.

      No solo para Cuba, sino en todos los lugares del mundo.

      Mi deseo es, que Cuba consiga:
      ¡Por fin!

      Caminar sin temor y todas las personas a una.
      Gracias.

      • Román Díaz Ayala

        Juanma trabaja con los “ilegales”, en su mayoría venidos de Oriente ( mi provincia de origen) desde hace algunos años. Por iniciativa de algunos “amigos”, se creo la cadena, primero “De cubano a cubano”, y luego “De hermano a hermano”, porque se apuntó mucha gente no cubana, para aliviar situaciones de “auténtica” miseria.

  • Carmen

    Posiblemente no he entendido bien.

    Para mí un sistema democrático es aquel en el que los representantes son elegidos libremente, mediante una votación, por el pueblo. Luego está si se elige directamente al gobierno o esos representantes, en España el Congreso de los diputados, lo eligen.

    Libremente. Se admiten todos aquellos partidos políticos que cumplan una serie de normas. Pero claro, quién pone esas normas.

    No creo que el régimen cubano sea un régimen democrático. Punto. Esa es mi respuesta a lo que plantea Nacho Dueñas.

    Otra cosa muy diferente es si te gusta la política que lleva Cuba. Porque es cristiana . Porque es Budista . Porque defiende los derechos humanos. Porque la compartes

    Dos cuestiones diferentes.

    Régimen democrático? Pues mire usted, no. Pero me encanta. Pues estupendo.

    Tampoco era democrático el régimen de Franco y muchos se ponían coloraos como un pimiento morrón diciendo que era una democracia Orgánica. Pues bueno. Que había muuuuchos franquistas. Sin Duda. Solamente ha que recordar cómo acabó ese régimen, murió Franco. Punto. Por eso era un régimen democrático? Pues no.

    Y l en la URSS, tampoco había un régimen democrático. Que gustaba a muchas personas? Me alegro por ellas.

    Porque una democracia no se mide por lo que guste o no la política que lleve el país, sino por la forma de elegir a los representantes, a los gobernantes.

    También es posible que no sepa en qué consiste un régimen democrático.

    Puedes bueno.

  • José Ignacio Calleja

    Escribí primero esto sobre Frey Betto: “Está muy bien, la verdad, y me alegra mucho; pone mucha luz en el tema, para mí que lo ignoro casi todo sobre Cuba en mínimo detalle; pero la idea de que en una democracia se puede “renunciar” a una confrontación electoral democrática para decidir quién gobierna, no la veo. No, no. Los logros en justicia social no son alternativos a la posibilidad de que todas las opciones democráticas puedan llegar a gobernar, con respeto en serio de la división de poderes. Y la Constitución de un país, y las leyes que la desarrollan, deben posibilitarlo siempre. En moral social cristiana o en la DSI, el principio de participación democrática reza claro, “nada sin la participación soberana de los afectados”. Que les dejen desde fuera, es cierto, que lo activen desde dentro, es verdad. Por favor, que nadie se escape con un y ´que la iglesia lo cumpla’, eso ya me lo sé. Pienso. Buen día”.
     
     
    Y dos días más tarde volví al tema: “Después de escuchar a Frey Betto, he leído otros testimonios de gente de fiar en Atrio. Santiago, por ejemplo, testimonio de primera mano. Como el agua y el vino. Dos testimonios como al agua y el vino. Como el agua y el aceite. Sé que todo es matizado y diverso, pero tanto, tanto… Aspiro a testimonios que objetiven más, es decir, que no añadan idearios personales que parecen condicionar en demasía la información; solo eso, no añadir ideario personal a la información sobre los mínimos democráticos que el sistema respeta o niega; quiero esto para saber, en relación a Cuba, hoy, cuánto vale como democracia de la justicia social -ante todo para los sectores más débiles- y de la participación soberana del pueblo, para todos, con derecho a la alternancia en el poder de los discrepantes. No me sirve el argumento de “y Brasil o Colombia o la India o Arabia Saudí o Méjico o España, o USA,…”, todos con grandes carencias democráticas. Los supuestos son muy distintos. Si lo acepto para hacer tabla rasa,  hablamos ya de otra cosa. El puro descreimiento político. Vale, pues si ese es el nivel, silencio. Tampoco me convence la razón del maldito embargo comercial a la isla para explicar excepciones de lo fundamental en una democracia; “nada sin la participación soberana de todos los afectados”. (La soberanía absoluta no existe, es una conquista de todos, con avances y retrocesos, lo sé, y ahora mismo, en los Mercados todopoderosos de un Mundo-Aldea atravesado de dependencias estructurales, casi imposible. En el contenido del “casi” está la diferencia). Lo seguiré intentando. Buenas noches”.

    • José Ignacio Calleja

      Quisiera añadir que se me entienda que donde digo democracia como participación soberana de los afectados, pienso en sus derechos fundamentales y libertades civiles y políticas. Obvio. Y que reconozco que hay formas diversas -matizadamente diversas- de alcanzar su cumplimiento fundamental. Abrazos.

    • mª pilar

      Pues eso, estimado José Ignacio:

      ¡Jamás lo conseguirá!

      Si habla con personas con nivel alto: “Todo es negativo”. Si habla con personas que nada poseen: “Será positivo”.

      Lo que si se conoce desde siempre, que las personas que llegan de alguna manera al poder político…saben como llevar la sardina a su ascua…aunque eso, sea en detrimento del pueblo.

      Gobernar con equidad, mirando de verdad el bien de…¡Todo el pueblo!…
      Parece que no existe totalmente en ningún lugar.

      El poder, cualquier clase de poder…corrompe…y hay que ser una persona muy equilibrada para que la balanza no se incline hacia “sus” intereses personales.

      ¡Los ha habido, los hay y los habrá, buenos gobernantes, pero se pueden contar con los dedos de una mano.

      Un abrazo entrañable.

  • Santiago

    Cuba entra en la definición de dictadura puesto que existe un solo “dictum” que es el Gobierno totalitario. Las componendas de simulacros de Constitución “democrática” sólo han sido subterfugios para disimular ante el mundo el “totalitarismo de Estado” y darle visos de legalidad y legitimidad al “gobierno a la fuerza”. Fidel Castro, que era abogado, en la Sierra Maestra, ya creó una Constitución que precedió a la dictadura comunista que se centró en los deseos de su persona y de su único partido. Es sabido -y yo soy testigo- que nada ocurría en Cuba ni ocurre ahora sin el control gubernamental. Recientemente Díaz Canel lo confirmó diciendo que los “comunistas” saldrían “a las calles” para controlarlo todo.

    Porque sólo “existe” un “solo partido”, “una sola ideología” y los candidatos a gobernar son de la misma “élite” del gobierno. No existe oposición alguna, es una elección partidista dentro del marco ideológico de la Revolución de la cual nadie puede disentir “so pena” de incurrir en un grave delito contra la Patria. Por tanto, los 3 poderes del Estado están sometidos a UNO solo que determina la “voluntad del pueblo” y por supuesto sabe lo que le conviene. ¿No es esto lo que constituye dictadura aunque la consideremos “buena”?

    ¿Por qué negar lo que es evidente y salta a la vista de TODO el mundo? Sería mejor decir que esta “dictadura comunista” es la mejor para gobernar y la que resuelve “todos” los problemas del Universo porque al final lograremos la sociedad perfecta a pesar de la “implosión” de la URSS que se sacudió esa “dictadura” a medias, a pesar de la dictadura férrea ideológica que existe en china, a pesar de la brutal dictadura de Corea del Norte y Vietnam, y de los países de la America  que intentan seguir el ejemplo destructor de Cuba que arrasó con todo lo positivo  de la Isla. ¿Cuándo funcionará este “modelo? Pues no lo sabemos por ahora quizás en siglos venideros. Hasta ahora ha sido como dijo Biden un “Estado fallido”

    Los que no vivieron la pre-revolución y la verdadera revolución cubana NO pueden tener una opinión correcta del proceso  de la mentira y el engaño a que fuimos sometidos “los creyentes”,  y que Cuba fue llevada al comunismo por la fuerza. Nadie puede decirme NADA porque YO estuve allí desde el principio.Tampoco yo, por mucho que lea, puedo hacerme una idea correcta de lo que fue y es Brasil, España etc. en su proceso histórico- político, social etc.Tampoco puede tergiversarse a José Marti un partidario de la democracia verdadera sin rasgos ni atisbos de “totalitarismo ideológico”como es la visión de los Castro, Che Guevara, fray Betto y compañía que creen en el triunfo final de la lucha de clases. Pero esto es una utopía. Existen diferencias humanas qué hay que reconocer para “construir” un mundo donde impere la JUSTICIA y donde cada cual pueda ser aceptado y valorado como “útil” a la comunidad.

    El “embargo” ha sido el pretexto del Gobierno cubano para disimular y seguir el proceso destructivo de Cuba y entonces crear sus 2 clases sociales y con ellas crear el Paraíso en la tierra. Pero esto no es así. No se crea nada bueno oprimiendo y forzando a un pueblo a una “sóla ideología”, suprimiendo la libertad de expresión en todos los ámbitos, el empeñarse en que todos “piensen igual”, el reprimir toda oposición o disensión, y es que el cacareo de los derechos humanos es una trastienda falsa porque ¿es que no tenemos derecho a ser libres, ya que nacimos en libertad y fuimos creados libremente? O entonces si Cuba NO es una dictadura que conculca todos los derechos..¿Que es?

    ¡¡¡Pobre Cuba!!! ¡ Que maltratada has sido y continúas siendo por culpa de una gran estafa, una mentira y  un robo a la verdadera Revolución nacionalista cubana de la que yo mismo formé parte y de lo que nunca me he arrepentido! Entonces creía, ahora no creo en ningún movimiento político de falsas e incumplidas promesas. Ni en los mesianismos falsos puesto que sólo existió y existe el verdadero Mesías que es Cristo, Dios que se encuentra y permanece con nosotros.

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

    • Antonio Duato

      Hola, Santiago!
      Manifiestas muy claramente lo que fue tu experiencia de la revolución cubana. Pero también haces teoría política sobre cómo se han de superar las luchas de clases que existen. Pero no dices nada del bloqueo económico como estrategia para conseguir más democracia en Cuba. Y te convendría, como cubano-norteamericano, leer las declaraciones del presidente de los obispos estadounidenses, nada sospechoso de procomunista. Míralo en https://www.usccb.org/news/2021/us-bishops-president-and-international-justice-and-peace-chairman-respond-recent-events . Allí se dice:

      “Con el mismo espíritu que los obispos cubanos, instamos a Estados Unidos a buscar la paz que proviene de la reconciliación y la concordia entre nuestros países. Durante décadas, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, junto con la Santa Sede y los obispos cubanos, ha pedido un compromiso cultural y comercial sólido entre los Estados Unidos y Cuba como medio para ayudar a la isla a lograr una mayor prosperidad y transformación social.”

      • Santiago

        Muchas gracias Antonio D por tu acertado comentario que te agradezco. Tanto Obama como Francisco optaron por sugerir a Raúl Castro “un compromiso cultural y comercial sólido” de la misma manera que los Obispos de USA han expresado, y desean, y es más ….Obama, fue a Cuba y “suavizó” después mucha de las restricciones sociales y económicas de USA pero Raúl Castro no concedió “a cambio” NADA…..porque NO hubo ni la más mínima apertura de la Isla hacia NINGÚN tipo de libertad, ni siquiera de pensamiento..PERO el famoso embargo NO fue la causa de esta radicalización y miseria del pueblo cubano. Cuba ha comercializado con todo el mundo inclusivo con muchos sectores de USA. El error fue la “aplicación” de los principios Revolucionarios que creyeron que el pueblo cubano podía ser “sometido”. Sin embargo, para acceder a un sistema totalitario semejante hay que “creer” y “convertirse” a este tipo de “religión” que es un credo dialéctico y materialista. Cuba no estaba ni está preparada tidavía para este cambio que NO puede ser forzado, sino que debe ser un voluntario consentimiento. Este es el fallo

        El radicalismo de esta Revolución de los Castro ha permanecido “intacto” desde 1959….o al menos desde que Fidel se declaró ante las cámaras de TV cubanas como “marxista-leninista” puro. De eso se precian los Castro, de que “no han cambiado nada”…Sin embargo, en otros países del mismo corte ideológico ha habido ya “una evolución” más adecuada a la “globalización” intercultural y social actual,…pero NO esencialmente en Cuba como tampoco en Corea del Norte. Y es lo qué pasa ahora Antonio…Los cubanos de la Isla y de la diáspora nos hemos cansado de TANTA opresión, tanto control, tanta represión, tanto paternalismo mal entendido..Tenemos derecho a crecer en un mundo libre donde podamos ejercer nuestro derecho a opinar y a ganar “en la mayoría”..

        Por otro lado, y con todo respeto, te diré que nunca me he considerado “cubano-americano”. Quítale la segunda parte, déjame con lo de “cubano”, simplemente así. Cuba -como España- dejan un profundo e indeleble sentimiento de identidad. El amor a la tierra lo llevamos todos dentro, los hijos de España en America, y es imposible permanecer tranquilo y sosegado. Todos los cubanos hemos sufrido mucho ante el dolor de los que ansían un “poco de más libertad” y han salido a las calles en tumulto exponiendo sus vidas y estabilidad en la Isla. Es algo muy triste

        Un saludo cordial
        Santiago Hernandez

    • mª pilar

      En su exposición, sr ve claramente a que parte de la sociedad pertenece; eso lo explica todo con claridad meridiana.

      ¡¡¡Pobre Cuba, si ahora gobernaran los poderosos, sería todavía más dura la “revolución” y costaría muchas más vidas!!!

      Tristemente:

      ¡Nada parece que puede ser perfecto en este nuestro mundo!!!

      • Santiago

        Muchas gracias por su comentario. Yo no pertenecí ni pertenezco a una clase “elitista” ni explotadora ni antes ni ahora. Nuestra vocación -la mía y la de mi familia- es de servicio a los demás. Pero la clase social no determina la bondad o malicia del comportamiento humano que es personal.

        Ahora precisamente es que están “gobernando los poderosos” en Cuba que acumulan grandes riquezas en el extranjero mientras el pueblo se muere de hambre por culpa del “sistema” y por nada más.

        Un saludo cordial
        Santiago Hernàndez

        • mª pilar

          Santiago:
          Le pido disculpas; jamás debí mencionar sin saber, a que clase o no, pertenece.

          Sencillamente, tenemos puntos de vista muy diferentes, tanto en política (de la que no entiendo, el comportamiento de los gobernantes de casi todos los países)mis ideas nacen desde Jesús, y ahí, si tengo claro hacia donde caminar.

          Mis disculpas de corazón, nunca debí “catalogar” su manera de pensar y ver todo cuanto le rodea.

          Un saludo cordial.

          • Santiago

            Agradezco sus palabras. No hay ofensa ninguna pues por mi parte su comentario es correcto al expresar su parecer con sinceridad.

            Solamente quise aclarar que yo ni entonces,ni ahora, me he considerado clase “élite” apartada de la “justicia social”sino que comparto una clase media “con todos y para el bien de todos como decía y escribía José Martí.

            El hecho que discrepemos no implica una guerra personal. Yo también comparto su deseo “por un mundo mejor”. En lo que diferimos es de que manera y con que medios lo hacemos. Pero solo por el trabajo y el interés de personas sinceras y honestas,y con buenas intenciones, que se alejan y combaten toda corrupción es como se puede cambiar la sociedad para que sea “más justa”. En este sentido estoy de acuerdo con mucho de su pensamiento. Leo lo que escribe con mucho interés

            Un saludo cordial
            Santiago Hernández

        • mª pilar

          Gracias Santiago, de corazón.

          Un abrazo entrañable y sincero.

    • Carmen

      Ay Santiago. Ya se lo dije una vez. El único tema que le descompone es cuando tocan a su Cuba. Y es que no hay nada más doloroso que cuando te entregas en cuerpo y alma a una idea y te das cuenta de que no era real.
      No estoy opinando sobre lo que ha sido lo mejor o peor para Cuba. Si no me aclaro con mi país, imagínese con el suyo. Pero a usted sí lo entiendo perfectamente.
      Un abrazo.

      • Santiago

        Muchas gracias por entenderme..Yo, como la mayoría de los que escriben aquí, creo que mi idea es real. No sólo en teoría sino en la práctica. Cada cual es libre para escoger “la idea” que le parezca más correcta..El problema está que a pesar de lo que pensemos o escojamos, NO existe sino una sola verdad a la que podemos o no aproximarnos. No todo “da lo mismo”. Hay cosas cuyas consecuencias hablan por sí solas…y no son aceptables como norma.

        Un saludo cordial
        Santiago Hernández

        • Carmen

          Pues vaya un día que llevo con los cubanos.
          Usted ha contado en su comentario que se sintió profundamente engañado por la revolución en Cuba. Por eso le he dicho que entiendo perfectamente su desencanto.
          No sé qué habrá entendido usted.
          A lo mejor también piensa que he cogido el hilo, como siempre, por un extremo, como acabo de leer que ha dicho Román.
          Pero qué quiere que le diga, la belleza está en el ojo del que mira. Y la oscuridad, también.
          Buena suerte.

          • Santiago

            En su aclaración está expresado todo el sentido de la frase que escribió. Por eso siempre digo que hay que ir al “autor” porque las palabras,aisladas del contexto, pueden no entenderse en su verdadera acepción.

            La confusión partió de lo que “es real” porque para mí la Revolución fue real: queríamos dar mucho para lograr una Cuba mejor con más justicia y bienestar. La Revolución fue hecha por “nacionalistas cubanos“ que no éramos ni nazistas, ni fascist as, ni comunistas pero que después fue robada a los cubanos por su propio líder!!!

            Al triunfo de la Revolución,el 1 de enero de 1959, la mayoría del pueblo cubano estaba dispuesto a cooperar totalmente con este “milagro” que nos pareció a todos que era Fidel Castro. Hay que oír el himno que en forma de canción popular era cantada a los pocos días en toda Cuba titulado “Canción de Libertad” del compositor Ovelleiro Carvajal que en una de sus estrofas dice:

            “la Patria estremecida parece que recibe la bendición de Dios…..puesto que “el pueblo….. vuelve a ser libre y feliz” etc etc

            Era un momento muy difícil de describir como que todo el mundo se unía para la consecución del bien y la justicia. Después vinieron las sombras y las tinieblas al sentirnos y ser “vendidos” realmente a un poder extranjero no sólo económicamente sino ideológicamente. La cuadrilla que se adueñó de Cuba claro que persiste hasta hoy y han sido la causa directa de su destrucción total. No queda nada de lo que yo conocí.

            Por eso si que le entiendo y agradezco la solidaridad y buenos deseos con Cuba desde el principio.A veces todo se reduce a un malabarismo de palabras. Después se instala el orden.

            Un saludo cordial
            Santiago Hernández

    • Nacho Dueñas

      Santiago, si bien discrepo de tu opinión referente a Cuba, en lo personal tienes toda mi solidaridad como cubano que eres.
      Un abrazo fraterno.
      Nacho.

      • Santiago

        Gracias Nacho, y lo mismo me pasa a mi contigo que aunque disiento de lo que crees, sin embargo siempre admiro tu sinceridad al tratar de defender tu ideal y eso es buscar la verdad..En ese sentido vamos por el mismo camino, pero de otra manera.

        Pero a mi me sobran la experiencia y los años, y tu retienes la fuerza y la apertura de la juventud. La vida es una maestra y junto con nuestra FE nos va iluminando el camino. Al final , unos más y otros menos, nos encontramos en lo personal. La diferencia solamente es ideológica, nunca un ataque al amigo,…. que es como yo considero a todos los participantes en este interesante intercambio de experiencia, y a ti, por supuesto, con uno de los que me siento confortable dialogando.

        Un saludo cordial
        Santiago Hermández

  • Nacho Dueñas

    Buenas noches a todos.

    Niego de modo categórica el que Cuba sea dictadura alguna. Lo fue hasta el año 1976, en que se creó una institucionalidad, por supuesto muuucho más democrática no solo en su contexto caribeño, sino incluso comparado con Europa y EEUU en numerosos aspectos.

    Me permito invitar a leer el suguiente artículo de Frei Betto, que corto y pego, y cuyo link adjunto. Invito a debatir por aquí acerca del mismo, por ampliar el debate:

    Solidaridad con Cuba
    Frei Betto
     América Latina

    jul 172021

     

    Enviado a la página web de Redes Cristianas

    Pocos ignoran mi solidaridad con la Revolución Cubana. Durante 40 años he visitado la isla con frecuencia, por compromisos laborales e invitaciones a eventos. Durante un largo período intermedié la reanudación del diálogo entre los obispos católicos y el gobierno cubano, como se describe en mis libros “Fidel y la religión” (Fontanar / Companhia das Letras) y “Paraíso perdido – Viajes al mundo socialista” (Rocco). Asesoro al gobierno cubano en la implementación del Plan de Educación en Soberanía Alimentaria y Nutrición.

    Conozco en detalles la vida cotidiana cubana, incluidas las dificultades que enfrenta la población, el cuestionamiento a la Revolución, las críticas a los intelectuales y artistas del país. Visité cárceles, hablé con opositores a la Revolución, conviví con sacerdotes y laicos cubanos reacios al socialismo

    Cuando me dicen, brasileño, no hay democracia en Cuba, desciendo de la abstracción de las palabras a la realidad. ¿Cuántas fotos o noticias se han visto o se ven sobre cubanos en situación de pobreza, mendigos esparcidos por las aceras, niños abandonados en las calles, familias bajo pasos elevados? ¿Algo parecido a la Cracolandia, las milicias, las largas filas de enfermos que esperan años para ser atendidos en un hospital?

    Les advierto a mis amigos: si son ricos en Brasil y viven en Cuba, conocerán el infierno. No podrá cambiar de automóvil todos los años, comprar ropa de diseñador, viajar con frecuencia por vacaciones en el extranjero. Y, sobre todo, no podrás explotar el trabajo ajeno, mantener a tus empleados a oscuras, «orgulloso» de María, tu cocinera desde hace 20 años, y a quien le niegas el acceso a tu propia casa, escolaridad y seguro médico. .

    Si eres de clase media, prepárate para experimentar el purgatorio. Aunque Cuba ya no es una sociedad nacionalizada, la burocracia persiste, hay que tener paciencia en las colas en los mercados, muchos productos disponibles este mes pueden no encontrarse en el próximo por las inconsistencias de las importaciones.

    Sin embargo, si es asalariado, pobre, sin hogar o sin tierra, prepárese para experimentar el paraíso. La Revolución garantizará sus tres derechos humanos fundamentales: alimentación, salud y educación, así como vivienda y trabajo. Es posible que tenga apetito por no comer lo que le gusta, pero nunca tendrá hambre. Tu familia tendrá educación y atención médica, incluidas cirugías complejas, totalmente gratis, como deber del Estado y derecho ciudadano.

    No hay nada más prostituido que el lenguaje. La célebre democracia nacida en Grecia tiene sus méritos, pero es bueno recordar que, en ese momento, Atenas tenía 20.000 habitantes que vivían del trabajo de 400.000 esclavos… ¿Qué respondería uno de estos miles de siervos si se le preguntara por las virtudes de la democracia?

    No deseo para el futuro de Cuba, el presente de Brasil, Guatemala, Honduras o incluso Puerto Rico, colonia de Estados Unidos, a la que se le niega la independencia. Tampoco quiero que Cuba invada Estados Unidos y ocupe una zona costera de California, como es el caso de Guantánamo, que se ha convertido en un centro de tortura y encarcelamiento ilegal de presuntos terroristas.

    Democracia, en mi concepto, significa el «Padre Nuestro» – la autoridad legitimada por la voluntad popular – y el » pan nuestro » – el compartir de los frutos de la naturaleza y el trabajo humano. La rotación electoral no asegura ni asegura la democracia. Brasil e India, considerados democracias, son ejemplos evidentes de miseria, pobreza, exclusión, opresión y sufrimiento.

    Sólo quienes conocen la realidad de Cuba antes de 1959 saben por qué Fidel tuvo tanto apoyo popular para llevar a la Revolución a la victoria. El país era conocido con el sobrenombre de «burdel caribeño». La mafia dominaba la banca y el turismo (hay varias películas sobre esto). El principal barrio de La Habana, hoy Vedado, tiene este nombre porque allí no podían circular los negros…

    Estados Unidos nunca se resignó a haber perdido a Cuba sujeto a sus ambiciones. Por eso, justo después de la victoria de las guerrillas de la Sierra Maestra, intentaron invadir la isla con tropas mercenarias. Fueron derrotados en abril de 1961. Al año siguiente, el presidente Kennedy decretó el bloqueo de Cuba, que continúa hasta el día de hoy.

    Cuba es una isla con pocos recursos. Está obligada a importar más del 60% de los productos básicos del país. Con el endurecimiento del bloqueo impulsado por Trump (243 nuevas medidas y, hasta ahora, no removidas por Biden), y la pandemia, que se centró en una de las principales fuentes de recursos del país, el turismo, la situación interna empeoró. Los cubanos tuvieron que apretarse el cinturón. Luego, los descontentos con la Revolución, que gravitan en la órbita del “sueño americano”, promovieron las protestas del domingo 11 de julio – con la ayuda “solidaria” de la CIA, cuya cabeza acaba de recorrer el continente, preocupada por la resultado de las elecciones en Perú y Chile.

    Quien mejor puede explicar la situación actual en Cuba es su presidente, Díaz-Canel: “Ha comenzado la persecución financiera, económica, comercial y energética. Ellos (la Casa Blanca) quieren una convulsión social interna en Cuba para convocar “misiones humanitarias” que se traduzcan en invasiones e injerencias militares”.

    “Hemos sido honestos, hemos sido transparentes, hemos sido claros y, en todo momento, hemos explicado a nuestra gente las complejidades de hoy. Recuerdo que hace más de año y medio, cuando comenzó la segunda mitad de 2019, tuvimos que explicar que estábamos en una situación difícil. Estados Unidos comenzó a intensificar una serie de medidas restrictivas, endurecimiento del bloqueo, persecuciones financieras contra el sector energético, con el objetivo de asfixiar nuestra economía. Esto provocaría el deseado estallido social masivo, para poder llamar a una intervención “humanitaria”, que terminaría en intervenciones militares”.

    “Esta situación continuó, luego vinieron las 243 medidas (de Trump, para endurecer el bloqueo) que todos conocemos y, finalmente, se decidió incluir a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo. Todas estas restricciones llevaron al país a recortar de inmediato diversas fuentes de ingresos en divisas, como el turismo, los viajes cubanoamericanos a nuestro país y las remesas. Se formó un plan para desacreditar a las brigadas médicas cubanas y las colaboraciones solidarias de Cuba, que recibieron una gran parte de divisas por esta colaboración”.

    “Toda esta situación ha generado una situación de escasez en el país, principalmente de alimentos, medicinas, materias primas e insumos para que podamos desarrollar nuestros procesos económicos y productivos que, al mismo tiempo, contribuyan a las exportaciones. Se eliminan dos elementos importantes: la capacidad de exportar y la capacidad de invertir recursos”.

    “También tenemos limitaciones de combustible y repuestos, y todo esto ha provocado un nivel de insatisfacción, sumado a los problemas acumulados que hemos podido resolver y que venían del Período Especial (1990-1995, cuando se derrumbó la Unión Soviética). , con graves consecuencias en la economía cubana). Junto a una feroz campaña mediática de descrédito, como parte de la guerra no convencional, que intenta fracturar la unidad entre el partido, el estado y el pueblo; y pretende calificar al gobierno de insuficiente e incapaz de brindar bienestar al pueblo cubano ”.

    “El ejemplo de la Revolución Cubana molestó mucho a Estados Unidos durante 60 años. Aplicaron un bloqueo injusto, criminal y cruel, ahora intensificado en la pandemia. Bloqueos y acciones restrictivas que nunca han realizado contra ningún otro país, ni contra los que consideran sus principales enemigos. Por tanto, ha sido una política perversa contra una pequeña isla que solo aspira a defender su independencia, su soberanía y construir su sociedad con autodeterminación, según principios que más del 86% de la población ha apoyado”.

    “En medio de estas condiciones surgió una pandemia, una pandemia que afectó no solo a Cuba sino al mundo entero, incluido Estados Unidos. Afectó a los países ricos, y hay que decir que, ante esta pandemia, ni Estados Unidos ni estos países ricos tuvieron toda la capacidad para hacer frente a sus efectos. Los pobres se vieron perjudicados, porque no hay políticas públicas dirigidas al pueblo, y hay indicadores de la lucha contra la pandemia con peores resultados que los de Cuba en muchos casos. Las tasas de infección y mortalidad por millón de habitantes son notablemente más altas en los EE. UU. Que en Cuba (EE. UU. Registró 1.724 muertes por millón, mientras que Cuba tiene 47 muertes por millón). Mientras Estados Unidos se atrincheraba en el nacionalismo de las vacunas, la Brigada Henry Reeve de médicos cubanos continuó su trabajo entre las personas más pobres del mundo (así que, por supuesto, merece el Premio Nobel de la Paz)”.

    “Sin la posibilidad de invadir Cuba con éxito, Estados Unidos persiste con un rígido bloqueo. Tras la caída de la URSS, que proporcionó a la isla los medios para sortear el bloqueo, Estados Unidos intentó aumentar su control sobre el país caribeño. Desde 1992 en adelante, la Asamblea General de la ONU votó abrumadoramente para poner fin a este bloqueo. El gobierno cubano informó que entre abril de 2019 y marzo de 2020 Cuba perdió $ 5 mil millones en comercio potencial debido al bloqueo; durante las últimas seis décadas, ha perdido el equivalente a 144.000 millones de dólares. Ahora, el gobierno de Estados Unidos ha intensificado las sanciones contra las compañías navieras que traen petróleo a la isla”.

    Es esta fragilidad la que abre un flanco a las manifestaciones de descontento, sin que el gobierno haya colocado tanques y tropas en las calles. La resiliencia del pueblo cubano, alimentada por ejemplos como Martí, Che Guevara y Fidel, ha resultado invencible. Y a él, todos los que luchamos por un mundo más justo, le debemos solidaridad.

    Fuente: http://www.redescristianas.net/solidaridad-con-cubafrei-betto/

    • Carmen

      Lo sé.
      Lo sé.
      Lo sé.
      Lo prudente es no decir nada, pero es superior a mí.
      Por supuesto que Cuba no es una dictadura. Tampoco lo era el régimen de Franco pasados unos años. Nos convertimos en una democracia Orgánica, con cortes y todo. Conocí a un par de Consejeros del Reino de aquel entonces.
      Dictadura Franquista? En absoluto.
      Y Cuba? Pues lo mismo. Tampoco.

      Nada prudente, pero si no lo digo no voy a poder dormir…

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    Amigo Isidoro: Estoy de acuerdo en que debemos medir bien las palabras, pero en este caso creo que podemos hablar de “lectura cristiana”, si esa lectura es evangélica (aunque siempre quepan interpretaciones personales que relativizan el valor de ciertas palabras.)   Pasando a otro tema: Las duras sanciones que sufre Cuba son el “castigo” por no someterse al tributo del Imperio (poder del dinero, sí, que crea dependencias…)  Por eso una revolución, si quiere tener éxito (mejora del nivel de vida en libertad, por ejemplo) debe estudiar antes las circunstancias y las consecuencias… Por otra parte, cuando una revolución se convierte en dinastía y se mantiene a costa del bienestar del pueblo es antidemocracia inmoral, aunque haya que reconocerle valores sociales evidentes: mejor educación, por ejemplo (aunque sea controlada…) Antes de una revolución hay que ver los costes: hambre, libertad (siempre con ética)… Si por mantener una libertad política como país, reprimo o elimino la libertad colectiva e individual… ¿hago una buena y humana revolución? (Sé que estoy resumiendo mucho y entrando en un tema complejo, que exige mucho matiz…)  Todo ello me lleva a recordar una palabras del expresidente Mujica, cuando le preguntaron por qué no había cumplido algunas promesas hechas en las eleccines. “Porque no me dejaron”, dijo.  El Poder, que tiende a ocultarse, es más fuerte…  Por eso es preciso debilitarlo poniéndolo en eividencia con buenas pruebas y razones…, aunque esto conlleve más lentitud. (Hoy podemos hacerlo en bastantes países, y aunque sea desde el extranjero también respecto a otros más blindados…)

    (Aprovecho para desear un buen descanso de verano a toda la comunidad atriera, ahora que voy a pasar unas semanas a mi tierra.)

  • Persia Villavizar

    Soy Persia, CVX Rep. Dominicana

    Soy atrevida por referirme a este artículo de un teólogo y a  comentarios de otros conocedores.  En 1980 coqueteaba con el régimen cubano; decidí ir como turista cuando pocos podían viajar a esa isla. La peor experiencia fue percatarme de que todo lo que decía el guía turístico era falso.  Tuve el privilegio de llevar un encargo a una familia, me honraron con designar uno de sus hijos a mostrarme parte de la realidad cubana.  Al regresar tiré a la basura toda la literatura comunista que tenía.

  • Juan García Caselles

    “Pobre México, tan lejos de Dios, y tan cerca de Estados Unidos” Esta frase que dicen que dijo Porfirio Díaz e perfectamente aplicable a Cuba

  • Santiago

    De acuerdo contigo, Isidoro…No hay nada de “lectura cristiana” en un régimen como el cubano que viola todos los derechos humanos incluyendo la libertad de expresarse libremente particularmente en materia de creencias.

    .Miles de perseguidos por disentir simplemente,  miles de fusilados por tener una diferente opinión abierta del régimen. Un régimen que volvió más pobres a los pobres, y destruyó a Cuba, y que se aprovechó para desmantelar a la “clase media cubana” que ofreció a la Revolución todo el apoyo para triunfar en la guerra y en  l a  paz. Pero la Revolución original nacionalista del pueblo -que hicimos los cubanos- y por eso todavía están ahí hoy en día, quiso “apropiarse” de todo y de todos los cubanos para crear el estado marxista al estilo de Lenin y Mao para edificar  2 clases sociales muy desiguales: una elite rica y poderosa y el “pueblo” que hoy vemos agonizando cada día y pidiendo LIBERTAD lo primero y que lo gritan a voces y que existen miles de videos que testifican visualmente la verdad..y la crueldad inusitada conque Díaz Canel ha arengado a sus adeptos incitándolas a “tomar las calles” para reprimir a los que SIN armas se manifiestan de forma pacífica. Ahí están presentes miles de pruebas audiovisuales que hablan de esta cruel dictadura NO para la justicia, sino para su supervivencia en el PODER.

    Cuba es una dictadura que dura ya 60 años. Es una evidencia cabal puesto qué hay un solo partido que “”dicta” lo qué hay que hacer y que tiene el dominio total, que controla los 3 poderes incluyendo el judicial, donde toda oposición es reprimida desproporcionadamente al delito, donde existe un abuso de poder constante, donde hay que pedir permiso para cambiar de una provincia a otra, donde las elecciones son de y para “un solo partido” que es el del gobierno comunista. Este es el que lo “dicta” todo. Esto no es opinable porque es una realidad.

    No hay posibilidad de equiparar al marxismo materialista y dialéctico con el cristianismo. El punto de convergencia es aparente, porque la justicia social del evangelio es la misma caridad de Dios basada en el amor que de El proviene,

    Pero el de la dialéctica materialista se basa en la teoría hegeliana de la lucha de clases y parte del odio “de clases” y de un relativismo moral donde el “fin justifica TODOS los medios” con tal que la Revolución triunfe para el PODER pero NO para LA JUSTICIA. Esto queda relegado a la omnipotencia del Estado¿Dónde queda la persona humana? Es el “hombre político” o el ser “para la producción… Sólo Cristo con su Vida y Muerte recobra la dignidad humana maltratada por estos sistemas alejados de la Misericordia divina. Jesús ES VIDA…los “sistemas” dialécticos son falsos dioses que intentan suplantar la REALIDAD.

    Por otro lado, revela ignorancia, malicia o perversion calificar de burdel a una nación sólo por el hecho que fue próspera y popular mundialmente y ahora se hunde en la miseria por culpa de un “gobierno fallido” basado en un enorme error histórico. Un error filosófico sobre la historia humana y la estructura real del ser.Pero lo peor es que la ignorancia es culpable.

    Perdona la lata Isidoro. Solamente quise hacer un comentario al tuyo pero me resultó demasiado extenso. Te felicito por tu interés y tu perseverancia en la búsqueda de la verdad.

    Un saludo cordial

    Santiago Hernandez

     

  • Isidoro

    Yerra D. José Ignacio González Faus, en titular su artículo Cuba: Lectura cristiana.

    Ni su título de jesuíta le confiere derecho a llamarla lectura jesuítica.

    Ni su título de sacerdote ordenado, le confiere el derecho de llamarla lectura eclesial.

    Ni su fe personal cristiana, le confiere el derecho a llamarla lectura cristiana.

    Si fuera prudente, la llamaría lectura personal. Y esta en su pleno derecho.

     

Deja un comentario