• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6007 Artículos. - 95658 Comentarios.

Jueces en Marte

 La discusión jurídica está servida. El daño hecho al Tribunal Constitucional  también.

Confidencial andaluz, 15-7-2021

 El Tribunal Constitucional, con cuatro magistrados agotado su mandato y prorrogado por causas políticas, y otro dimitido por estar incurso en causa penal, ha emitido una sentencia por seis votos a favor y cinco en contra, en la que, aceptando que era necesaria la medida decretada en la resolución de adoptar el estado de alarma, entiende que el cauce adecuado hubiera sido el facilitado por el diseñado en la figura otro estado de mayor gravedad social y hubiera de haberse votado en el Parlamento y no convalidando en el mismo un decreto ley del gobierno de la nación.

La discusión jurídica está servida. El daño hecho al Tribunal también. Los jueces europeos miembros de cortes parecidas no hubieran optado por, al cabo de un año y cuando se encuentra el país en otras circunstancias emitir una sentencia en la que la división de los magistrados pone ante los ciudadanos la profunda inanidad jurídica de entrar en tal disquisición que no conduce a parte alguna más que a avalar y dar aire a un partido de extrema derecha demostrando al tiempo las profundas inferencias deducibles del fallo que unen a los votantes a favor de la resolución con los postulados de tal grupo político, por respetables y legales que sus miembros sean.

Un tribunal no de la Administración de Justicia, sino de clarificación política de las decisiones de los parlamentos españoles y para dar amparo a los ciudadanos cuando entienden conculcados sus derechos y libertades, que tiene la profunda y vergonzosa carga en su historia de no haber emitido sentencia desde hace once años en el recurso interpuesto por el gobierno de turno sobre la constitucionalidad de la ley del aborto que afecta a lo más dolorosamente humano como es la maternidad y las lesiones afectivas que tal decisión comporta y ha demostrado así que los ciudadanos  y sus pesares no son de su interés magistral,  y corre ahora a criticar decisiones legítimas avaladas por los partidos de la oposición en tres ocasiones sucesivas q ue han evitado 450.000 muertos, a abordar un recurso que a nadie le importa, lo resuelve en unos meses y no se avergüenza de dictar el fallo mostrando una lastimosa división interna.

Si don José Castan Tobeñas levantara la cabeza pediría al Dios del Sinaí que le apartase de vivir tal desafuero.

31 comentarios

  • Javier Peláez

    Como en este pueblo(Madrid) hace un calor que no se aguanta y me dedico a leer comentarios sobre la sentencia de marras y los votos particulares….Destaca el de Xiol con dos objetivos:1Avisarnos que el criterio puede cambiar…2.Advertir a los jueces ordinarios que no se tomen demasiado en serio el voto mayoritario…..(habla de que no haya un respeto “mayeútico”, creo)…Lo segundo muy sensato no vaya a ser que se carguen cualquier medida contra la pandemia…Lo primero hay dos teorías generales sobre el comportamiento humano…La primera aquella de que “cuando burro coge la linde,la linde se acaba,y el burro sigue…” .Teoría de elconfidencial de que profetiza que el Constitucional próximamente se carga la prórroga y descentralización de la alarma….Luego esta la teoría de que rectificar es de sabios….Veremos…

  • Javier Peláez

    El gobierno hizo el 14 de marzo lo que tenía que hacer….Yo sinceramente iba paseando un perro durante el confinamiento y no ví ni coches ardiendo,ni barricadas,ni ningún problema de orden público,lo que ví fue una disciplina tremenda de la población…El estado de excepción sin afectación del orden público es constitucionalmente imposible….Ya EL MUNDO,con su habitual inventiva,un dia dice que Carmen Calvo propuso a Bolaños el estado de excepción y otro una cosa intermedia entre la excepción y la alarma….Luego saca a Encarnación Roca diciendo que el PSOE le presionó para que avalara el estado de alarma,cómo si al Tribunal Constitucional llegarás por tu cara bonita…En fin,que la sentencia no tiene un pase y es descaradamente política…Por cierto,que si el TC hubiera dictado esta sentencia enmedio del confinamiento,lo hubieran linchado…Ya puestos ,con su habitual celeridad,podría pronunciarse sobre si en la guerra de Cuba o en las Navas de Tolosa, qué estado era necesario…Pero no nos preocupemos,que el TC cambia mucho de opinión (tan pronto dijo que la objeción de conciencia a la IVE se derivaba del art.16 como del art.16 no se derivaba ninguna objeción,esto para los insumisos).Esperemos que en la próxima pandemia nos pillen unos magistrados con sentido común….Estos 6 no tienen el más mínimo…

  • Carmen

    Recuerdo que  hace unas semanas o meses  entró Nacho Dueñas , le dije: con este señor no vas a poder. A continuación hubo una serie de comentarios alabando a Ludovico. Lo agradable y educado que es. Como si mi persona no lo supiera.

    Lo conozco muy bien. Tiene como ataques de ira y a veces , como en esta ocasión, hace comentarios inaceptables. Y curiosamente casi nadie se hace eco. Porque aquí se practica bastante el no contestar . Otra persona con la que observé que tampoco se le contestaba  fue con Santiago. Hay que haber pasado muchas veces por situaciones similares para entender el rechazo que me produce el Silencio.  Porque no es que se guarde silencio para siempre, de eso nada. Hay otras vías de comunicación para decir cosas al moderador.

    Aquí se han hecho afirmaciones abracadabrantes y a veces hay cada artículo que te destroza las neuronas. Gracias a Dios podemos hablar, como dijo Santiago el otro día. No sabéis la suerte que tenéis, podéis hablar.

    Si aquí es donde se ha dicho que nuestro gobierno es asesino, aquí es donde se debería de haber contestado, pero no cayendo en ataques personales. Ludovico es tremendo en ese campo. Le faltan filtros. Es demoledor.  Pero eso no le quita validez a su vida profesional. Da la impresión de que sabe de lo que habla. Que todo lo impregna de un catolicismo extremo? Sin duda. Pero eso ya son opiniones personales, no habla como teólogo. Hay teølogos de gran prestigio que dicen cosas realmente preocupantes también.  Pero no se dice nada tampoco.

    No logro entender.

    La gracia de los debates es precisamente eso, debatir. O lo que hay que hacer es decir, qué bien hablas, qué razón tienes? Pues vaya un debate.

    Insisto. Cuando hay tensión hay que tratar de rebajarla. Así he funcionado toda mi vida. Riéndome de mí misma si hacía falta. Y luego que siga la vida. Pero claro, hay que entender cuál es la finalidad de los hablantes. O de los que escriben en este caso. Tuve un profesor magnífico que me lo hizo entender. Y quien se quede con la literalidad del texto, es su problema. Anda que no nos ha traído problemas la dichosa literalidad.

    Y eso es todo, amigos.

     

  • Antonio Duato

    Espero que Carmen encuentre cuál es el nombre auténtico que se oculta con el pseudónimo “Ludovico”. Creo que él tiene ganas de que todos lo sepamos, por la pista que hadado. Yo lo sé desde hace tiempo y y hemos mantenido algunos contactos fuera del blog, a propósito de personas que ambos hemos conocido.

    Pero a mí me sigue preocupando y mucho no llegar a entender cómo una persona como él puede alimentar dentro de sí y en sus comentarios tanto irracional rencor como para afirmar que Rodrigo dice mentiras como catedrales y que  el presidente del gobierno es un asesino.

    Estos son asuntos muy serios. Este tipo de polarización hace imposible el diálogo. Y, por tanto, la razón misma de ser de ATRIO. No he querido ofrecer a ese señor el gusto de ser expulsado de ATRIO. Pero sí que le pido que lea bien el artículo que hoy he publicado y que si quiere volver por ATRIO que lo haga con ese espíritu muy oxfordiano (Austen Ivereigh estudió y trabaja allí) de acepar discrepancias y prometiendo dialogar en los contrastes. Si persiste, sin cerrarle la puerta, le declararé personalmente como “persona non grata”.

    • Ludovico

      Auf viedersehen. Si alguna vez cometo el error de entrar, le ruego señor Duato, me borre.

      • Ludovico

        Por cierto, hablando de espíritu oxoniense, tuve el honor de participar, como invitado, en el Manchester College en un simposio dirigido por el Ian Ramsey Center sobre ciencia y fe. Puede empezar borrando esto.

    • Carmen

      Creo que le dije que de asesino este gobierno, nada. Me faltó tiempo.
      El único que habló fue Rodrigo, no sé los demás qué pensaban. Como dice el artículo que has colgado hoy, por lo visto pensaron que el silencio es la mejor opción. Personalmente detesto el silencio.

      Que te quede claro que lo único que he intentado ha sido bajar la tensión. No es eso lo que dice el Papa Francisco?

      Diferentes maneras de afrontar las cosas. Aquí nadie da puntada sin hilo, tampoco yo.

  • Carmen

    Bueno y bueno.

    No vean la intriga que tengo.

    Cualquiera le pregunta a Ludovico cual es su nombre real, entre otras cosas porque si no quiere decirlo está en su derecho. Pero no vean la intriga que tengo.

    Por más que buceo en internet , nada. Y es que no debo de buscar bien. La pista fundamental que tengo es la revista científica, pero no es suficiente. No encuentro el artículo publicado con motivo del asesinato del periodista. Pobre muchacho.

    Seguiré.

    Buen día a todos y todas.

    • Ludovico

      Querida Carmen,
      No muy lejana la parca y harto remoto mi tiempo de actividad, mi nombre real carece de importancia salvo para mis nietos. Le doy una pista que he compulsado. Tómelo por lo que es, un acto más de vanagloria necia: European Science Writers Award 2008.

      • Carmen

        Allá vooooyyy. Buscaré.
        Gracias.
        No se enfade. Tenemos que estar orgullosos de lo que creemos que hemos hecho bien. Al menos estoy contenta de mis 41 años de profesora con mis niños y niñas de doce a catorce años. Seguro que alguno de ellos me recordará con cariño cuando hablen de sus historias del colegio entre ellos. Suficiente.
        Todavía no sé quién es usted, pero seguro que alguien o ålguienes le agradecerá lo que haya aprendido con usted.
        A ver si lo encuentro.
        Le diré
        Buena tarde

  • Ludovico

    No mienta más, Olvera. Sus mentiras me producen náuseas. El articulo sobre el asesinato del periodista vasco lo publiqué con mi nombre y apellidos.

    Puede seguir con sus trolas. No pienso dedicarle un segundo más.

    • Rodrigo Olvera

      En ningún momento afirmé nada sobre ese artículo, Ludovico, mucho menos que con qué nombre lo publicaste.
      Me he referido exclusivamente a la explicación que diste EN ATRIO, de por qué usas EN ATRIO un pseudónimo.

  • Javier Peláez

    El problema de fondo tal como lo veo yo es el siguiente.Los magistrados tienen la obligación de resolver cuando se les plantea un problema. Los magistrados que dictan una sentencia que prácticamente no tienen ningún efecto retroactivo (salvo las multas y quizá que en la responsabilidad patrimonial sanitaria han fundamentado casi la fuerza mayor),tienen que prever las consecuencias futuras de sus sentencias.El carajal que montan para futuras pandemias similares es monumental.Los partidos serios( y VOX no lo es) no llevan al Tribunal Constitucional cuestiones que no se pueden resolver sin causar un grave daño al Estado.Había un debate entre constitucionalistas y yo me inclino por lo que dijo Cruz Villalón ni la alarma ,ni la excepción servían para esto…La excepción no porque nadie se cree que había una alteración del orden público…Hablar de orden público en sentido amplio es una pamema memorable….Sólo un partido como VOX que además apoyó el estado de alarma es capaz de llevar esto al Constitucional….Yo sé que el Caudillo Abascal si se tercia declara el estado de excepción con suspensiones constitucionales para los españoles y no constitucionales para los migrantes…Si se le subleva el Barrio de Salamanca,el Caudillo Abascal declara el estado de excepción en los barrios obreros…Y al que lo infrinja fusilamiento por los de chat…. Ya fuera de bromas aquí no había ningún problema de orden público que es el presupuesto del estado de excepción.Mi percepción es más bien la contraria las medidas del confinamiento generaron el problema de orden público para aquellos que se las tomaron como una decisión política y no como una decisión de la autoridad sanitaria…Creo que lo poco que sabemos de la sentencia por EL PAIS y este nuevo concepto de orden público,no deja en muy buen lugar a los magistrados del TC…

  • Ludovico

    Me produce inmenso desprecio la mentira catedralicia de Olvera. Jamás he dicho que me sintiera perseguido de muerte por el gobierno socialista y por eso usaba pseudónimo. Me sentí amenazado por un artículo sobre el asesinato de Portell. Y expuse el desarrollo de ciertos acontecimientos. La razón del pseudónimo tiene que ver con el que empleaba en la publicación que cofundé y  dirigí, una revista de alta divulgación científica donde obviamente las opiniones personales no cuentan. Y no quería que se asociara la revista a mis ideas personales.

    Anoche mi mujer escogió una película clásica en la filmografía española, Historias de la radio, de 1955. El clímax de la película llega cuando el maestro acierta las preguntas, logro que permitía la intervención del niño enfermo en Estocolmo. El momento crucial, con desmayo del protagonista incluido, es cuando le formulan una pregunta que los directivos de la radio pensaban que era imposible responder: ¿quién marcó el gol en el mínuto tal en el estadio cual el año de maricastaña? El que marcó el gol había sido el mismo maestro. Un efecto cinematográfico magnífico.

    Dice el mismo mentiroso que presumo de no sé qué. Se queda corto. ¿Quién fue el que se hizo cargo de la dirección de Scientific American México cuando iba hacia el descalabro? El mismo que dirigió la breve travesía de la misma y expuso a modo de presentación los hitos de la ciencia en ese país, que, como en todos, hay de todo. Es muy buscarlo y deducirlo. Hasta un servidor puede hacerlo. Fue prenda lerenda.

  • Javier Peláez

    Menos mal que el Tribunal Constitucional dicta las sentencias 1 año después.Menuda panda de majaderos…Veremos si con esta distinción que apuntan entre limitación y suspensión,es posible aplicar alguna restricción….Habrá que leer la sentencia…Depende del número de páginas que tengo mucho que trabajar y hace mucho calor….Así sin leer la sentencia el derecho no está hecho para prever situaciones anormales porque yo que leía el Manuel del Ministerio de Sanidad sobre medidas jurídicas en caso de pandemias que analizaba la Ley de medidas de 1986 preveía una intervención via juzgado que presuponía una pandemia en que era posible una intervención quirúrgica,es decir,casi detectando todos los infectados…Todos sabemos que no estaba en la cabeza de nadie (juristas tampoco) una pandemia y virus de estas características…Por tanto,si no estaba previsto,un jurista lo que no puede ser en la vida es un ventajista…Por lo demás,las resoluciones que adoptó el Constitucional durante el confinamiento (las relativas a algunas manifestaciones que se autorizaron en coche o no se autorizaron) fueron mucho más responsables…Unos majaderos estos magistrados del voto mayoritario…

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    Me sumo a los comentarios que siguen (aunque no a la argumentación verbal, un tanto agresiva, de algún caso.)   Ese fallo, tan lamentable, del Tribunal Constitucional (¿hay que esperar a las justificaciones?) parece que cuestiona hasta las mayúsculas de esas dos palabras. Pone en evidencia que priman las ideologías más que el espíritu del derecho y de un buen sentido común.   Una interpretación que mire la letra y no el espíritu de las letra no es una buena interpretación jurídica ni ética.   Por otra parte, una sentencia así,   y en esas condiciones, daña el respeto y la reputación del tribunal mismo.  Por eso parece pertinente la pregunta: ¿En algunas casos, tenemos tribunales de justicia o más bien “representantes políticos” en la judicatura (una especie de tribunales B) al servicio de los intereses políticos de un grupo (del que sea)?  Cuando se conocen sentencias semejantes -y por margen tan estrecho; aquí se encuentra, a mi juicio, la endeblez de esta sentencia-,  creo que muchos opinan que en estas situaciones -y otras parecidas- debería exigirse una mayoría de dos tercios, si queremos dar más solidez a las sentencias.                 Otra deribación: Que algunas sentencias devalúen tanto el valor jurídico de ciertas decisiones, ¿no refuerza y da alas a quienes no acatan sentencias que no favorecen sus intereses políticos?  Algunos partidos políticos que cuestionan  las sentencias de ciertos tribunales se estarán frotando las manos…, porque tales sentencias refuerzan sus posiciones de rechazo y no acatamiento.   ¿Han pensado en este dato, y en sus consecuencias, los señores jueces, y los partidos que recurren y al tiempo tanto dicen amar España?  (Espero no haberme metido en berenjenales, que no deseo.)

  • Ludovico

    Habiendo entendido que me llamaban mendaz, me juré no volver a entrar en este foro. Rompo ese juramente en defensa de mis hijos. Ambos en el tajo de la covid. Decir que el gobierno de Sánchez, a quien tengo por asesino demostrado, ha salvado la vida a 450.000 muertos es mearse en los muertos. Disculpen la ordinariez de la expresión, pero no voy a escribir “miccionarse”. Dejó a los médicos y a los sanitarios in puribus contra un virus letal. Afirmaba que había protectores de sobra, cuando médicos y enfermeras tenían que prepararse sus batas con bolsas de basura. Inducir a la masa a las manifestaciones del 8-M mientras entre las ministras corría la voz de no besarse y al resto que le dieran. Disculpen de nuevo la ordinariez. Sólo un fiscal felón fue capaz de absolver a quien, al día siguiente de la exención, se comprobó que había desechado todos los avisos de todas las instancias médicas europeas e internas de España, incluido su propio servicio de información. Fue un gobierno asesino, que dejó a España a la intemperie, sin acudir a quien sabía, aunque ellos repetían que actuaban de acuerdo “con el consejo de los científicos como no podía ser de otra manera”. Mentira podrida de un gobierno asesino.

    En nombre de mis familiares médicos, en la quebrada del covid, a pecho y sin protección denuncio como un acto canalla esa proclama de la ministra de justicia. Fue reírse con fauces de hiena ante los familiares de los médicos y sanitarios ayer recordados en Madrid.

    • Antonio Duato

      Menos bilis y más razones sobre el tema, porfa

      • Ludovico

        ¿Más razones? ¿De dónde sacan la proyección? Mienten más que hablan. No tienen ningún equipo científico detrás. Todo es pantalla y mentira. ¿No recuerda la desvergüenza de los expertos inexistentes cuyos nombres no se publicaban para no hacer daño, dijeron con un aplomo y una cara dura ciclópea? Más respeto a los muertos, a los dejados morir en realidad al privarles de algo tan elemental como una epi. ¿Sabe cómo sacaron algunos la pantalla protectora de la cara? De los talleres de automóviles y su uso con los sopletes. Uno de mis hijos fue llamado a Downing Street 10 como experto, dado que es catedrático de una universidad inglesa de calidad de vida y política sanitaria. Los expertos obligaron a Johnson a cambiar el modo de acción. Se hacen cruces del silencio del pueblo ante la muerte inducida, más que permitida, por este gobierno a lo largo de la pandemia, cuyo origen explosivo no pocos atribuyen a la incompetencia y nula moral de Sánchez y cía. ¿Bilis? Rabia e impotencia ante un gobierno asesino.

        • Carmen

          Ludovico.
          Asesino?
          Le respeto profundamente, con usted aprendo mucho. Hoy mismo he aprendido lo que significa la palabra mendaz. Pero , asesino?
          Mal gestionado, equivocado, mendaz si usted quiere, pero asesino no es. Y si no digo nada me da la sensación de que otorgo. Y no.

          Un abrazo.

    • Rodrigo Olvera

      Dice la persona que firma bajo el pseudónimo de Ludovico (quien afirmó que firma bajo pseudónimo porque de firmar con su nombre real correría riesgo de ser asesinado por su opiniones; e inmediatamente después dejó claro que fue editor de cierta revista de divulgación científica que permite identificar su persona, sin que haya estado en riesgo por ello) que decir que el Gobierno de Sánchez (realmente Alberto hizo referencia a medidas aprobadas por todos los partidos de oposición) ha salvado la vida a 450.000 muertos (realmente Alberto dijo que son medidas que evitaron 450.000 muertos, no se puede “salvar la vida” a los muertos) es mearse en los muertos.

      No, no es verdad. Se puede estar de acuerdo o no con tal afirmación. Es una afirmación difícil de demostrar y por tanto difícil de refutar; habría que establecer una metodología: ¿se compara con estadística proyectiva lo que hubiera ocurrido de no tomar medida alguna contra lo ocurrido? ¿se compara con estadística proyectiva lo que hubiera ocurrido con otras medidas contra lo ocurrido? Pero se esté de acuerdo o no con esa afirmación de Alberto, se pueda demostrar su validación o refutación, no se puede establecer como un hecho demostrado la pretendida intencionalidad de Alberto de mearse en los muertos. No asumir ni dar por evidentes intencionalidades es parte del ABC del pensamiento científico, que uno esperaría que alguien que tanto se auto-elogia como científico supiera y respetara.

      Y luego se rasga las vestiduras de que se le ponga en evidencia como alguien que frecuentemente recurre a medias verdades y mentiras completas.

      Nada nuevo bajo el sol.

    • ana rodrigo

      Qué nivelazo científico, Ludovico….Es peligroso presumir de nada en esta vida, porque nuestras limitaciones humanas aparecen a poco que te descuides.

  • mª pilar

    ¡¡¡Vergonzoso!!!

    Ahora sabemos con todas claridad, que mueve a esta ¿panda? de letrados subidos a un pedestal y manejados como quieren:

    ¡Los de siempre, hijos/as fieles al dictador!

    Se siente de nuevo la bota del poder sobre nuestros cuellos.

    ¿Cuántas muertes se han evitado con la decisión tomada, ante una crisis que nadie conocía su fuerza?

    Esta postura, nos da la “calaña” de muchas personas con poder que campan a sus anchas en este país.

    ¡Apenas hemos aprendido nada de 40 años de dictadura!

    Vergonzoso.

     

  • Rodrigo Olvera

    De acuerdo, estimado Alberto

     

    A esta sentencia del Voxtitucional (me pareció muy acertado ese nombre irónico), se suma en los tiempos  recientes:

    * la resolución que inadmite el recurso para continuar la búsqueda hasta localizar los restos de Lorca;

    * la admisión del recurso contra la totalidad de la Ley Orgánica 3/2021, llamada Ley de Eutanasia (En sí mismo una decisión correcta y hay que concederle ahí que al menos negó suspender la ley en lo que resuelve el recurso; pero preocupante que esta configuración del tribunal resolviera este recurso);

    * la sentencia 1-07-TC que desestima el recurso contra la sentencia de 2015 que condena a prisión y pérdida de derechos políticos de ser elegidos por votación popular contra 5 manifestantes contra recortes presupuestales en Cataluña basando su argumentación en la consigna “Paremos al Parlamento, no permitiremos que aprueben recortes”.  [Esta sentencia merece un análisis amplio, por cuanto representa de amenaza al derecho a la libertad de expresión y manifestación] 

  • Carmen

    Es que no puedo más.

    La instrumentación de la Pandemia por parte de la derecha es , eso sí que es un pecado mortal, ellos que son tan católicos. Pero claro, si alguno se da cuenta se confiesa y pone sus papeles en orden.

    He aguantado en mi barrio, muy de derechas, todo tipo de impertinencias. Recuerdo aquello de las cacerolas con horror, pidiendo que se acabará el estado de alarma. Luego otra vez un jaleo en la prensa de Murcia, donde Vox tiene mucha voz, diciendo que El gobierno de Sánchez era un cobarde porque no asumía responsabilidades.

    Ahora por cinco votos contra cuatro o algo así, a una petición o lo que sea de Vox se va declarar inconstitucional el estado de alarma por parte de un tribunal que está caducado hace más de un año y no se renueva.

    Anda y que los zurzan.

    No puedo con esta derecha horrible. Es que no puedo.

    Uuuuuufffffff

  • ana rodrigo

    De acuerdo con todo lo que dices, Alberto, un desatino total, como si no tuviésemos bastante con los enfrentamientos de los partidos políticos, ¿o quizá el Constitucional esté compuesto por políticos activos? Yo no entiendo que ocupen esas altas instancias jurídicas esos personajes tan incompetentes, creando problemas en vez de resolverlos. Con este tipo de decisiones se genera desafecto y, hasta desamparo, por complicarnos la vida a toda la ciudadanía trasladándonos problemas técnicos de si son galgos o podencos, en un tema de emergencia como fue el momento en que se tomó la decisión. Señores y señoras del TC, si están aburridos y se distraen con debates un tanto bizantinos, váyanse a su casa.

    He llegado a escuchar a algún comentarista que la Constitución habla de epidemias, no de pandemia. Puestos a decir tonterías, a ver quién la dice más disparatada.

    Dicen que aún no se conoce la sentencia y que hay que leerla, pues esperemos a ver qué sorpresas nos depara. De momento, yo personalmente estoy indignada, mientras los de VOX está eufóricos. Algo no me concuerda.

     

Deja un comentario