Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5572 Artículos. - 88920 Comentarios.

Debate sobre el aborto: un síntoma polaco

 El pasado 22 de octubre, el Tribunal Constitucional de Polonia declaró inconstitucional el aborto por malformación del feto. Recuerdo los hechos: en 1993, y en contra de la Iglesia, el Estado legalizó el aborto en cuatro supuestos: violación, incesto, riesgo grave para la salud de la madre y la malformación del feto. Era un síntoma de la nueva Polonia, cada vez más distanciada del nacionalismo político-religioso de Lech Walesa y del restauracionismo católico-político de Juan Pablo II.

La malformación del feto fue el supuesto aducido en el 98% de los 1.110 abortos legales realizados el año pasado, y es el que acaba de ser anulado. Y lo ha sido por obra y gracia de Julia Przylebska, torticeramente nombrada ad hoc por el partido gobernante ultraconservador PiS (Ley y Justicia) como presidenta del Tribunal Constitucional. Todo con la connivencia política y la bendición religiosa de la jerarquía eclesiástica.

El presidente de la Conferencia Episcopal, Stanisław Gądecki, se ha felicitado “Acogí con una gran alegría la decisión de la Corte. La vida de cada persona tiene un valor igual para Dios y debe ser protegida de manera igual por el Estado”. No le culpo, Mr. Gadecki, pero su alegría me produce pena. No creo que sea una buena manera de defender la vida, y pienso que utiliza el nombre de Dios en vano. Le diré por qué:

  1. Sepa en primer lugar que la ilegalización no hará que el próximo año se produzcan menos abortos que el pasado, 150.000 aproximadamente. La ilegalización no protege realmente la vida, sino que añade dolor. Servirá tal vez para que la Iglesia institucional se lave las manos, pero no para hacerla samaritana ni para cambiar la realidad.
  2. Sepa también que la legalización del aborto no obliga, ni siquiera induce, a nadie a abortar; únicamente regula los requisitos y las garantías para que quien de todos modos va a abortar lo haga en condiciones más humanas.
  3. Y sepa que nadie aborta por indiferencia, sino porque, por alguna razón grave que Ud. no es quién para juzgar, piensa, con mucho dolor y por el bien de la vida, que no puede o incluso no debe prolongar la gestación.
  4. Sepa igualmente que el cuidado de la vida pasa por el respeto de la responsabilidad y la decisión de quien la concibe y la gesta, y que es así como lo entiende una mayoría creciente de la comunidad eclesial, inspirada –de acuerdo a la teología más tradicional– por el Espíritu de la Vida.
  5. Recuerde que la misión de la Iglesia no consiste en dictar la verdad y el bien, y menos a quienes no se sienten parte de ella, y menos aún en complicidad de intereses con los grandes poderes, sino que su misión consiste en acompañar a la gente, animar la vida y aliviar las heridas. Y eso es todo.
  6. Y mire de cerca a esas multitudes, cientos de miles de hombres y mujeres no menos sensibles a la vida ni menos inspirados por el Espíritu que los católicos que Ud. representa, conciudadanos suyos que protestan en las calles contra la ilegalización en las manifestaciones más importantes desde la caída del régimen comunista en 1989. El Gobierno ultraconservador las calificó primero como un “ataque destinado a destruir Polonia” y como “nihilismo” hostil a la Iglesia, pero ha debido recapacitar y ha pospuesto la aplicación de la sentencia del Tribunal Constitucional. Recapacite también Ud. junto con su colegio episcopal.
  7. Considere atentamente las palabras pronunciadas con esta ocasión por Thibault Deleixhe, investigador del INALCO (Instituto Nacional de Lenguas y Culturas Orientales) de la Sorbona (París): “La Iglesia, creyendo que así aumenta su control sobre las mujeres, lo que ha hecho sobre todo es dilapidar su monopolio sobre lo sagrado. La secularización de la sociedad polaca se dispone para vivir un acelerón inédito”. Lo sagrado, es decir: la hondura de la vida y de toda la realidad. Aferrándose a normas, dogmas y paradigmas del pasado, la Iglesia malversa no el monopolio, que nadie lo tiene, pero sí la autoridad moral que todavía le pudiera quedar para ser luz y sal de la sociedad actual y guiarla, dejándose guiar, hacia un nuevo mundo tan necesario.
  8. Y preste atención a los datos que ilustran la profunda, imparable, metamorfosis cultural, espiritual en el fondo, que se está produciendo en su país, que se ha producido ya en toda la Europa occidental y se producirá en todo el planeta más pronto que tarde: el fin del paradigma religioso tradicional. En 2005, el 66% de los jóvenes polacos entre 18-34 años eran practicantes; hoy no llegan al 40%. En 2005, solo un 6% de ellos se reconocían como no creyentes; en 2017, un 17%. A un punto porcentual por año, calcule cuál será la situación dentro 20 años. Y no se debe a eso que Uds., fieles a Juan Pablo II y a su Prefecto de la doctrina Joseph Ratzinger, llaman positivismo, indiferencia y relativismo moral, sino a la difusión de las ciencias por la universidad. Simplemente.
  9. Mire si no: en 2003, los jóvenes polacos entre 30-34 años que poseían un título universitario eran un 17%; hoy rondan el 60%. La evolución religiosa no es casual y será imparable. Sé que el futuro político es poco previsible, pues una crisis o una pandemia pueden cambiarlo todo, y los mismos conceptos de “derecha” y de “izquierda” pueden transformarse, pero me caben pocas dudas de que las creencias religiosas tradicionales (“Dios Ente Supremo omnipotente”, Encarnación literal, milagros…) tienen los días contados. Y, repito, será debido sobre todo a la difusión del conocimiento científico y al cambio de cosmovisión que comporta.
  10. Observe los signos de los tiempos, como lo hizo Jesús y nos invitó el Concilio, y no se equivoque en el diagnóstico: la gente no se aleja de la Iglesia porque deserte del Espíritu de la vida, sino porque la institución eclesiástica ya no le infunde espíritu ni vida. El Espíritu de la vida se libera de la letra caduca que mata. El debate sobre el aborto en su país es un síntoma de ello.

Aizarna, 9 de noviembre de 2020

www.josearregi.com

18 comentarios

  • Olga Larrazabal

    Leí por ahí que en mi país se registraron oficialmente 400 nacimientos de madres menores de 14 años el año pasado.

    También en mis conversaciones con las empleadas domésticas, muchas contaron haber sido madres a los 15 años o antes por violación de algún familiar en primer grado.

    Es decir que alguien echó a rodar la máquina reproductiva en forma violenta, en un cuerpo que obedece las leyes de la naturaleza en forma ciega, y no las leyes de la cultura humana.

    Los militares son un estamento de la sociedad que aprende el arte de la guerra, de matar, y generalmente están a gran nivel.

    Los pueblos condenan a los hombres que no van a la guerra a matar civiles, para apoderarse de sus bienes.

    ¿ Por qué Debe por lo tanto una mujer/niña aceptar concebir una vida de la cual se tiene que hacer responsable a todo evento si por otro lado se está matando adultos nacidos, en forma cruel  y a vista y presencia de la humanidad, y es un honor por el cual dan condecoraciones?

     

     

    • mª pilar

      ¡¡¡Mas claro imposible!!!

      ¿Qué les importa a los militares matar, si han sido formados para ello?

      Quizá ahí está el quid de la durísima cuestión del aborto.

      No les importa la edad de las niñas, ni las violaciones, lo que importa es… traer niños al mundo… aunque rompan a las niñas para toda su vida.

      Y como siempre las iglesias en medio; ¿les importa a ellos (que ha tantas y tantos han mancillado por sus vicios?

      ¿Les importa la vida de esas niñas?

      ¿Cómo pueden decir que es la voluntad de Dios…que clase de “dios” es ese que no le importan sus criaturas?

      Querida Olga, sé, que me he salido del “tiesto” pero la hipocresía me puede.

      Un abrazo entrañable.

  • oscar varela

    Comentario aparecido en un Diario argentino durante la presidencia de Macri:
     
    Una periodista entrevista, micrófono en mano, a un funcionario de gobierno:
     
    Periodista: ¿Qué dice sobre el tratamiento de la Ley, en el Congreso de la Nación?
    Funcionario: Hay mucha gente que reclama el aborto legal seguro y gratuito, pero eso va contra nuestra fe y nuestros principios más profundos. Periodista: ¿El aborto? Funcionario: No, que sea gratuito.

    • mª pilar

      ¡¡¡Vergonzoso!!!

      Ahí vemos lo que les importan las violaciones a niñas y por ello, los nacimientos:

      ¡¡¡No deseador porque son impuestos!!!

      Claro eso de violar si está dentro de la ley ¿no?

      ¡¡¡Vergonzoso!!!

  • Lola Cabezudo

    Comparto el punto de vista de Arregui y le animo a insistir en los medios a su alcance. Simplemente le brindo un argumento más que seguramente lo habrá citado otras veces: A las únicas mujeres que afectan las restricciones del aborto es a las mujeres pobres. A esas mujeres que no pueden pagarse un fín de semana en otro país, incluida la clínica, el hotel y el billete de ida y vuelta .  para volver diciendo a sus amigos  que se ha ido un fín de semana a ver la moda de Londres, por decir algo.

     

  • Jordi Morrós

    Tan perverso es que se considere el aborto un tema exclusivo de mujeres y por lo tanto solo digo de incluir en cualquier reivindicación feminista, como que una institución tan patriarcal como la Iglesia católica pretenda influir en legislaciones que nadie ha dicho que sean para católicos sino que tan solo pretenden regular un evidente problema social que afecta a todo elmundo, creyentes o no.

    Es lo que ocurre cuando de un problema humano y social se hace una bandera reivindicativa. Se pierde del todo la perspectiva como está ocurriendo ahora en Polonia, y esperaros a que en España Vox tenga más de 52 diputados de los que tiene ahora. Cuando las barbas del vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar.

    Pienso que anteriormente Carmen lo ha sintetizado muy bien:

    “A mí me parece genial que una persona decida no abortar. Me parece genial. Porque creo que se paga después un precio psicológico muy alto. No puede ser de otra manera. Las mujeres lo sabemos. Hay que haber estado embarazada para saber lo que se siente. Así que si una mujer decide abortar, ella sabrá sus motivos. No juzgues. Pero la iglesia juzga sin parar. Es como si se viese en la obligación de adelantar ese juicio final del que tanto se habla.” (ahora quizás del juicio final se habla un poco menos, no os parece?).

     

  • Jose Antonio Pastor M.

    Se da en la vida y en la historia, que el capitan y sus marineros antes de dejar los mandos de la nave a las generaciones venideras lo que hacen es estampar el barco contra los arrecifes o el iceberg, no porque lo hagan adrede conscientemente, no, no es eso, sino orgullo, poca humildad y las ganas de poder, porque están tan embriagados en la fiesta que ni se dan cuenta que se acercan hacia el fin. El resto que esta en primera fila currando y viendo el peligro acercarse, alarmados, simplemente hacen lo que todos los seres vivos hacen, saltar con los botes salvavidas para librarse del golpe por un instinto de supervivencia.

  • Carmen

    Supongo que ya lo habré dicho. Lo voy a repetir.

    Somos seis hermanos. Mi madre abortó cinco veces de manera natural. Cómo soy la pequeña mis hermanos me contaron que era una tragedia para mí madre.

    Nací cuando ella tenía casi 47 años. Detrás de mí tuvo un aborto de varios meses. Ella contó mil veces: nadie me hacía caso, ni siquiera mi médico de siempre. Es imposible, me decía, eso es la menopausia. Pero yo sabía que era un embarazo. Cuando abortē me dijeron que era un nene.

    Eso se le he oído a mi madre mil veces. A mi madre le gustaban más los nenes que las niñas. Somos tres y tres.

    Hasta el fin estuvo diciendo, si, es la pequeña, pero podría tener más pequeño…

    Por favor.

    No banalicen con el aborto.

  • Carmen

    Es la primera vez que oigo decir que se banaliza con el aborto y que no se puede convertir en un método anticonceptivo más.

    Algo me he perdido, gracias a dios.

    Cómo madre de dos hijos no puedo entender esos planteamientos. Ninguna mujer, ninguna , puede banalizar el aborto.

    Ninguna.

    Los hombres, no sé. Es algo que no pueden hacer y es llevar a tu hijo dentro. Arrancarlo de ti tiene que ser la experiencia más dolorosa del mundo. Te tiene que dejar tocada. Fijo.

    Al menos así siento.

  • Inmaculada Sans Tache

    De nuevo en pocos días, me atrevo a entrar en los comentarios al artículo  del Sr. Arregi sobre el aborto para aportar algunas reflexiones. En primer lugar estoy de acuerdo con Vd. cuando lamenta el acuerdo del Tribunal Constitucional de Polonia derogando la ley del aborto de ese país que contemplaba cuatro supuestos, en especial el de la malformacion del feto. Pero creo como ya señalé en mi anterior comentario, que hay que tener cuidado con la banalización que se está produciendo en esta cuestión No dudo que la mayoria de las mujeres que deciden abortar tienen razones poderosas para hacerlo, desde económicas hasta laborales y sociales. Pero muchas de ellas tendrían solución con un compromiso de la sociedad para hacer que la vida del nuevo ser estuviera protegida, cuidada, y la de la madre igualmente, garantizando su economía, su trabajo y su desarrollo personal

    No puede convertirse el aborto en un medio anticonceptivo más, es preciso que la gente se concience de la necesaria educación sexual y que la Iglesia deje atrás sus obsesiones sobre los anticonceptivos, aunque bien es cierto que, afortunadamente, la mayoria de los que se dicen católicos no la tienen en cuenta. Por otra parte me parece hipócrita que muchos de los que se rasgan las vestiduras a propósito del aborto no se escandalicen por tantos niños y personas que mueren por la injusticia del hambre y la falta de atención sanitaria. Tenemos que proteger la vida en todos sus estadíos, pero una cosa no se opone a la otra.

     

  • Carmen

    Ya

    Pues a ver quién tiene que cambiar la sinrazón religiosa.

    Desde luego, sola no se va a cambiar.

    Fijo.

    Cada uno tiene su estilo. Y los franciscanos, pues eso, van de sermones. Pero no todos los sermones tienen el mismo contenido.

    A ver quién es el guapo que dice un sermón de éstos en una iglesia

     

  • oscar varela

    Hola!

    1- Estilo del escrito: “Sermón

    2- Contenido:

    a) con-sagración de la razón científica;

    b) frente a la “sin-razón” religiosa.

  • carmen

    Pues sí.

    Toda la razón.

    No le voy a decir cuál es el problema de base, lo conoce perfectamente y además lo ha escrito en palabras de ese señor de nombre tan raro y que no pienso ni escribir : Dios es el señor de la vida.

    Y eso es lo que hay. Lo de siempre. Una idea de Dios obsoleta para esta sociedad. Ésta. La de hoy. Y como la gente no está dispuesta a pensar cómo le dice la iglesia que tiene que pensar sino como le dice su cabeza que piense…

    Y el problema que tiene la iglesia es la cultura. Cómo siempre. Nunca se ha llevado bien con la ciencia. Deberían de estudiar un poco de biología y pensar por qué existe esa ley de plazos para el aborto. Pero no lo harán. No. Porque Dios es el único que decide sobre la vida.

    Lo mismo para la eutanasia.

    A mí me parece genial que una persona decida no abortar. Me parece genial. Porque creo que se paga después un precio psicológico muy alto. No puede ser de otra manera. Las mujeres lo sabemos. Hay que haber estado embarazada para saber lo que se siente. Así que si una mujer decide abortar, ella sabrá sus motivos. No juzgues. Pero la iglesia juzga sin parar. Es como si se viese en la obligación de adelantar ese juicio final del que tanto se habla. Y es que, claro, como puede perdonar los pecados, pues … también puede mandar a la gente al infierno. Todo en nombre de Dios, por supuesto. Su vicario todo sabe acerca de lo que aprueba dios o reprueba.

    Es que no hay por donde coger esto.

    En fin.

    • carmen

      Y el problema que tiene la iglesia es que en cuanto toque un solo dogma, los demás caen, como un castillo de naipes. Todo se derrumba. Están atrapados en su propia estructura. Por eso tiene a su castillo dogmático encerrado en una urna de cristal antibalas, anti rotura y encerrado en una de las cajas fuertes del Vaticano.

      No hay solución.

      • carmen

        Además, no hay mucho tiempo de margen. Las iglesias se están volviendo a llenar con dos tipos de fieles ultraconservadores: los del Opus Dei , que son silenciosos pero con mucho poder, y los quicos y demás grupos de ese tipo, que de tienen otro tipo de poder, el que da un grupo numeroso de personas. Lo tienen clarísimo: cuanto más hijos, mejor. Ya los atraparemos dando becas de estudios, y ayudando a buscar trabajo. No vamos a permitir que escapen.

        Y luego están los de comunidades cristianas de base . No sé la edad media, pero me temo que no es baja.
        Y cuando dentro de unas décadas las iglesias estén llenas de este tipo de fieles ultraconservadores, a ver qué se puede hacer. Todo seguirá igual.
        Por no hablar de que la iglesia oficial ha puesto sus ojos en África.

        Por qué se creen que es la organización más antigua del mundo? Porque son tonticos y el espíritu Santo les indica el camino? Pues diría que no es por eso, sino porque tienen unas cabezas espectaculares en su organización. Conozco a algunas
        Sé que tipo de personas sube en el escalafón eclesiástico.

        Es inútil.

        Y ahora me voy al infierno un ratito, tengo que ir preparando mi futuro. A ver si consigo que me pongan aire acondicionado, debe de hacer un calorrrrrr allí dentro…uffff.

        Fin

    • carmen

      Bueno, sí la hay. Pero sería una lucha tan grande que es muy difícil que las personas se decidan a emprenderla. No lo harán. Un teólogo dirá una cosa por aquí, otro dirá otra cosa por allá y las teólogas con su lucha particular de igualdad.

      Y todo seguirá igual por los siglos de los siglos.
      Pues bueno

    • carmen

      Si un grupo de teólogos de estos que sé que existen,y dicen que la iglesia necesita una revisión profunda se pusieran de acuerdo y lograran que un solo dogma dejara de serlo, lo demás vendría por añadidura. El repensar todo estaría servido.
      Pero no lo harán. Antes creía que sí, pero ya no lo creo.

      Por eso de estas cosas termino hablando sola.
      Pues bueno.

Deja un comentario