Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5526 Artículos. - 87883 Comentarios.

Ofrenda trascendental

    ¡Cuánta experiencia bien templada y sabiduría destilan estos aforismos!

—Mi vulnerabilidad es la nuestra del hombre y su mundo: que un día acabará mudo tras tanto tráfago.
—Mi grave enfermedad no es tan mala: me ha permitido reconciliarme con el viejo amigo, el amor y la muerte (lo esencial de la existencia).
—Mi dolor como una ofrenda: así se consagra y santifica.
—Tengo que decidirme por ofrendar mi vida entera: a través del amor abierto al infinito.
—La música de Bach como una ofrenda musical: íntima y abierta.


—Mi ofrenda íntima y abierta a mi duende interior y su inspiración religiosa o religadora: que me conduce hasta la divinidad encarnada.
—El no-sé-qué del duende de G.Lorca es un reflejo secular del no-sé-qué místico de san Juan de la Cruz: en ambos casos poéticos el duende significa la gracia, sea natural o sobrenatural.
—La muerte como ofrenda de la vida: y la vida como ofrenda de la muerte.
—Es como si el Dios me hubiera cercado: por haberse acercado y fulminarme.
—Dios es la divinidad absoluta y absolutista: el Dios es la divinidad relacional y abierta.
—Pueden enterrarme para fructificar: y pueden incinerarme para trasfigurarme.
—Me ofrendo como un bonzo o mártir: como un derrotado por la vida que busca un nuevo derrotero en la muerte.
—He sido fogueado por la quimioterapia y acorralado por el virus:
me preparo para el ofertorio y la autoinmolación (aunque nada ni nadie me quitará el sufrimiento purificador).
—Como dice la Biblia: el que ofrece u ofrenda mucho, será refrendado otro tanto (Proverbios,11,25).
—En la misa cristiana el ofertorio ofrece u ofrenda el pan de la vida y el vino de la muerte: el cuerpo y la sangre de Cristo respectivamente.
—La auténtica ofrenda siempre lo es por amor: por el amor recibido y así trasmitido.
—-El amor auténtico se ofrenda al otro/otra: como Antígona o Jesús.
—Anonadarse para ser, como decía san Pablo: vaciarse para poder vacar del mundo místicamente.
—Nihilismo místico: la nada plena o simbólica.
—Estaba asustado ante mi perspectiva oncológica y vírica: pero la he asumido, aunque más bien ella me asume y consume.
—Nada, no hay otra: aceptar, resignarse, doblar la rodilla para apoyarse en tierra: como el gigante Anteo (la gloria de Gea-la tierra), vencido por Heracles-Hércules (la gloria de Hera-el cielo olímpico).
—La gloria de la tierras debe ser trasfigurada por la gloria del cielo: sublimación.
—Se trata de una ofrenda de la vida un tanto forzada por la muerte: pero ofrenda, ofertorio u ofrecimiento sagrado (venciste, Galileo).
—He luchado con el destino y he sucumbido al ángel de la luz y de la sombra: que quiero hacer propicia.
—Me rindo, depongo mi actitud: revierto a la paz o descanso eterno.
—Se acabó, no hay salida: solo entrada al misterio y su oscuridad.
—No me convierto a Dios: el Dios revierte en mi vaciándome y abriendo mis carnes a su consunción y consumación salvadora.
—Ofrendar es entregar o donar: entregarse o donarse finalmente al Otro.
—La ofrenda u oblación es también una ablación o dación de sí: pues no hay oblación (trascendental) sin ablación (inmanental).
—Retroceder para poder avanzar: retro-progresión.
—En la ofrenda litúrgica el incienso se quema para purificar y perfumar la carne maloliente.
—Algunos predican sádicamente el masoquismo ajeno: lo cual es congratularse de la tristeza ajena.
—Hasta nuestro torero Curro Romero anda acobardado por el virus.
—Todo es porque es vivido, lo invivido está muerto: es la vivencialidad de lo real.
—El terrible corazón del mundo es musical, dice O.G.Valdés: consonante y disonante.
—El amor es el ser de los seres: la cohesión mineral, el entrelazamiento vegetal, la afección animal y el afecto humano. Incluso la razón humana como coherencia: así pues, la naturaleza pro-creadora y la divinidad creadora o emanadora.
—Consejos de amigo: cultiva la familia y los amigos asumiendo la propia soledad: el covid-19 puede ayudar a no dispersarse y asumir lo negativo: cuídate y cultívate, y no te encierres a pesar del encierro.
—La razón positivista es cuantitativa, mide lo largo, ancho y alto: el espíritu mide lo cualitativo o profundo (la cuarta dimensión).
—En cada amor hay un ángel en lucha con un demonio: se trata de elegir uno u otro, o bien asumir ambos.
—En su encíclica Fratelli tutti (Hermanos todos), el Papa Francisco pondera y destaca la fraternidad: como amistad social.
—La fratría es la hermandad de personas: la Fratria es la fratría de fratrías.
—Exigimos a nuestros enfermos que no expresen su sufrimiento sino cantando: como Azarías en el horno de fuego (Daniel 3,26).
—Los tres males tradicionales de España: el fundamentalismo clerical, el militarismo político y el ignorantismo o nesciencia.
—Que sea lo que el Dios quiera.

6 comentarios

Deja un comentario