Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5426 Artículos. - 86305 Comentarios.

Frailes derribados

      Los medios de comunicación social se han hecho cargo ampliamente del derribo de la estatua de fray Junípero Serra por grupos a favor de las causas indigenistas. Cuesta más acceder a la carta abierta de José H. Gómez, arzobispo de Los Ángeles (EE. UU.), indicando cómo la “guerra de exterminio” de los indios fue activada –    contando para ello con la caballería estadounidense–     por el primer gobernador de California en 1851. El franciscano mallorquín había muerto en 1784, después de haber luchado contra un sistema colonial que consideraba bárbaros y salvajes a los nativos. Algo semejante se puede decir sobre la relevancia mediática concedida a la pintada, con la leyenda de “racista”, que ha sucedido a la petición de Sonia Vivas, concejala de Palma por Podemos, de retirar “pacíficamente” la imagen de Junípero Serra, ubicada en la plaza de Sant Francesc y de su posterior encuentro con Sebastià Taltavull, obispo de Mallorca. Y, otro tanto, sobre la decisión, adoptada por el Pleno del Ayuntamiento de Durango (Bizkaia) en diciembre de 2017, de quitar el nombre de fray Juan de Zumárraga a una calle y a un instituto de la localidad “en desagravio a las mujeres perseguidas y a las fundadas sospechas que hay de que Zumárraga atentó contra la cultura y las costumbres indígenas”; aunque, en esta ocasión, sin aclaración alguna por parte del obispo de Bilbao, pero sí con unas oportunas puntualizaciones por parte de Sebastián Gartzia, tal y como se puede comprobar (aunque cueste) en la prensa local de aquellos días.

      Estos incidentes han tenido la virtud de refrescarme el debate que se abrió en 1510 cuando desembarcaron en La Española (hoy, Haití y Santo Domingo) un pequeño grupo de frailes dominicos que, encabezados por Pedro de Córdoba, no daban crédito a la obsesión de los españoles por “hacerse ricos con la sangre” de los indios. Y cómo estos frailes, contrastando la “ley de Cristo” con la gravedad de la situación que veían, decidieron elaborar y firmar todos un sermón que pronunciará Antonio de Montesinos el cuarto domingo de Adviento de 1511: “¿con qué derecho y con qué justicia tenéis en tan cruel y horrible servidumbre a estos indios?” ¿Cómo es que “los matáis por sacar y adquirir oro cada día?” “¿No son hombres? ¿No tienen ánimas racionales?” “¿No estáis obligados a amarlos como a vosotros mismos?”. Es cierto que tales palabras produjeron algún asombro y compunción entre unos pocos, pero también que nadie de los presentes se convirtió. Prueba de ello fueron las airadas reacciones de la inmensa mayoría, así como las posteriores acusaciones y presiones ante los superiores de los frailes. A partir de este sermón se abrió lo que, desde entonces, se conoce como “la controversia de las Indias” que el peruano Gustavo Gutiérrez (padre de la teología de la liberación) establece en términos de optar por “los Cristos azotados de nuevo”, que eran los indios, o por el fetiche del oro y de la codicia.

      A este pequeño grupo de dominicos se sumaron, un poco más tarde, Bartolomé de Las Casas y los franciscanos. Enfrente tuvieron a la inmensa mayoría de los españoles (incluidos muchos religiosos) y el discurso alternativo que –    liderado por García de Toledo, recogido en el llamado “Parecer de Yucay” y seguido por Acosta–     no tenía reparo alguno en convertir el oro en la mediación que posibilitaba la presencia de Dios en las Indias: “Dios, sostenían, proveyó de metales preciosos a estas tierras a fin de que –    aunque por la codicia–     les fuera llevada la salvación cristiana”. Fray Bartolomé de Las Casas denunció esta lectura idolátrica: “yo dejo en las Indias a Jesucristo, nuestro Dios, azotándolo y afligiéndolo y abofeteándolo y crucificándolo, no una, sino millares de veces, cuanto es de parte de los españoles que asuelan y destruyen aquellas gentes (…) quitándoles la vida antes de tiempo”. También Guamán Poma (1534-1615), cronista amerindio de ascendencia incaica, constató perfectamente las dife­rencias entre ambas opciones cuando denunció que “al pobre menosprecian los ricos y los soberbios sobre ellos, pareciéndoles que donde está el pobre no está ahí Dios y la justicia. Pues ha de saberse claramente con la fe que donde está el pobre está el mismo Jesu­cristo; donde está Dios está la justicia”.

      En esta “controversia sobre las Indias” se ventilaba la transparencia en la que es perceptible y se entra en relación con lo que se dice cuando se dice Dios: mientras que para la inmensa mayoría de los españoles lo era el oro o el sanguinario Dios “Mamón”, para las Casas y los frailes lo eran los indios o “Cristos azotados de nuevo”. He aquí un valiente posicionamiento que, liderado por un puñado de dominicos y franciscanos, será reconocido como el punto de partida más importante para la Declaración universal de los derechos humanos. Habrá que continuar reivindicando y escribiendo una historia que, crítica y rigurosa, nos permita seguir diferenciando el niño del agua sucia, no olvidándonos del primero y que, por supuesto, no nos incapacite para dejarnos interpelar por los gritos de las victimas actuales.

14 comentarios

  • javier mateo arana

    Ayer, los talibanes. El hoy de ayer, los mismos talibanes. Un día nos cortarán la cabeza porque en ella llevamos un monumento a algún muerto. Tendremos que examinar por donde andamos. Y que rascacielos costruimos contra las flores y los pájaros…

  • oscar varela

    Vandalismo o desmonumentar
    Los ataques a los pañuelos de las Madres y a la placa de Osvaldo Bayer  
    https://www.pagina12.com.ar/278539-los-ataques-a-los-panuelos-de-las-madres-y-a-la-placa-de-osv

    • mª pilar

      Así actúan siempre los enemigos de la verdad y la justicia.

      Es triste, que hoy, y en muchas partes de este mundo, estén sacando sus “patitas” a pisotear aquello que tanto dolor y esfuerzo, realizaron (en este caso, las mujeres-madres)y en otras muchos personas de paz y justicia.

      ¡Lo siento mucho Oscar! Deseo que esto tenga la respuesta clara y contundente ante este atropello a la dignidad y la justicia.

  • oscar varela

    – La CEPAL cifra entre 325.000 millones de dólares la evasión fiscal en América Latina, el incumplimiento tributario alcanza al 6.1 del PBI.
     
    – Una nota del diario El País, de España, basada en un informe elaborado por la CEPAL respecto de la fuga de capitales, es decir los capitales que no tributan en nuestra región.
     
     – Si todos pagaran lo que tienen que pagar, no habría déficit fiscal.
     
    – Un agujero muy difícil de cerrar, porque son los intereses de los poderosos.

    • mª pilar

      Cierto; y pregunto:

      ¿Quién le quita el cascabel al gato, los políticos?

      Está visto que no los que tienen poder, cada cual a sus…¿negocios?

      En España, parece ser que somos “maestros” en evadir impuestos. Así siguen creciendo el número de millonarios cada año.

      ¿Cómo parar este despropósito, cuando los que han gobernado durante años tienen las manos tan sucias?

      A veces pienso que no tenemos remedio porque ¡Callamos!

  • Santiago

    Aparte de ser un acto de violencia injusto contra la propiedad y el orden social, el derribo de las “estatuas históricas” denota la gran ignorancia y desatino de los perpetradores afiliados, por supuesto, a una ideología que trata de desmantelar nuestra cultura en un plan que ha sido cuidadosamente planeado por la élite mundial y ejecutado por grupos de jóvenes activistas previamente adoctrinados en esa cultura “de cancelación”  creyendo que un nuevo orden mundial va a llevar al mundo a una sociedad “sin clases” volviendo al “paraíso terrenal”. Pero esta “destrucción” anarquista y violenta va a conducir al mundo a un caos mayor del que ya tenemos.

    Hay que recordar que la colonización española de Hispanoamérica, aún con sus graves errores humanos, no se asemeja a ninguna otra ni en su propósito ni en la “forma” cultural y política que la caracterizó, puesto que no fue el bochornoso y discriminador “apartheid” inglés, o la exclusividad francesa, danesa o belga, sino que España, de alguna manera u otra, lo dio todo. Perdiendo la última colonia en Cuba con aquello de “que más se perdió con lo de Cuba”, España tuvo el privilegio de ser llamada por todos nosotros la Madre Patria puesto que nos dio s u  s a n g r e, el idioma, la cultura a través de misioneros del calibre de Bartolomé de las Casas, Junipero Serra, Juan de Zumarraga y los miles y miles que lo dieron todo por la evangelización  y por “civilizar” las Américas cuyas culturas adolecían de graves aberraciones pre-cristianas y que nunca hubieran podido llegar a su esplendor si nos hubiéramos quedado en una “semi-prehistoria” y hablando todavía las diversas lenguas indígenas.

    Toda la enseñanza primaria, secundaria y universitaria de Hispanoamérica en general fue iniciada y mantenida por la Iglesia española en las Américas y su influencia ha sido vital después de la independencia de las colonias.. Ya en el 1551 Carlos V autorizó la creación de la primera Universidad de las Americas la de San Marcos, en Lima Perú, Despues siguió en 1558 -aunque creada en 1538- la de Santo Tomás de Aquino en República Dominicana, y la de Méjico iniciada 1553. España fue un emporio cultural que lo trasladó a las “nuevas tierras del descubrimiento”

    Es un grave error juzgar la historia con nuestra mentalidad del siglo XXI. De ser así tendríamos que destruirlo “todo”. Querer borrar la historia destruyendo “monumentos” revela una ignorancia suma y una falta sociológica que se basa en una “falsa” filosofía existencial. Sólo este hecho, la destrucción violenta de monumentos, nos debe indicar la calidad moral e ideológica de los implicados, tanto de sus líderes como de “sus seguidores”. Lamento por los que se dejan envolver  en este movimiento perteneciente al orden mundial que parece que surge cada día más.

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

    • Olga Larrazabal Saitua

      Hola Santiago: Como amante de la Historia y de la Verdad también, adhiero a tu apreciación sobre la futilidad de andar derribando estatuas que recuerdan un pasado que tiene muchas interpretaciones.
      Yo, como descendiente de los Larrazabal de Abadiano, de conquistadores como Luis de Toledo, Babiles de Arellano, y de sus esposas mestizas, moriscas, o congolesas, me siento muy a gusto aceptando a todos mis antepasados que con sus virtudes y limitaciones armaron la familia americana.
      Sería ridículo que alguien americano como yo, tumbara estatuas, como lo hicieron con Don Pedro de Valdivia en el 2019. Y encuentro muy tonto botar en el País Vasco a Don De Zumarraga, que debía de tener un origen campesino y las luces propias de su siglo y de su condición social.
      Pero fundó Universidades, e introdujo la Imprenta en Mexico, y de paso en sus funciones de Inquisidor se debe haber cepillado varias campesinas de esas que hacían aquelarres en Vizcaya, Pero eso lo hacían todos los curas de su tiempo, y muchos hombres que no eran curas jaleaban esto de las hogueras.
      Slds

  • oscar varela

    Hola!
     
    ¿Movimiento de Estatuas?
    ¡Veamos!
    …………………………..
     
    1- La de Cristóbal Colón,
    – detrás de la Casa de Gobierno argentino en Buenos Aires, fue removida para erigir
     
    2- la de Juana Azurduy,
     que no se terminó de armar al ser desechada por la nueva presidencia de Macri en 2015.
     
    3- Ayer, 12 de julio se conmemoraron 240 años del nacimiento de Juana Azurduy,
    – patriota nacida en Toroca, Intendencia de Potosí, quien luchó en las guerras de independencia hispanoamericanas por la emancipación del Virreinato del Río de la Plata. – Juana murió en la miseria, en 1862, un 25 de mayo. 
     
    4- Juana Azurduy, una revolucionaria que se alzó en armas
    – con fervor y convicción libertaria contra el colonialismo
     
    -“Juana Azurduy, flor del Alto Perú, no hay otro capitán más valiente que tu”,
    – dice aquella canción que empezó a difundirse en 1969 y que, con la voz de Mercedes Sosa, visibiliza a una de las revolucionarias que combatieron por la independencia latinoamericana, revelando, como expresa otro de los párrafos, que en la lucha anticolonialista de principios del siglo XIX “el español no pasará, con mujeres tendrá que pelear”.
    https://www.youtube.com/watch?v=AMUnR6qCE5g
     
    5- “Tierra en armas que se hace mujer”,
     dice otro de los versos, situando la región del Alto Perú en la que peleó Azurduy, guiada por su fervor revolucionario, su convicción libertaria y su acción guerrillera, instalando y mostrando a la vez la presencia de la figura femenina en el territorio de la lucha.

    – Allí combatió, en la actual Bolivia, en esa zona que pertenecía al Río de la Plata, donde tuvo un rol protagónico y un lugar junto a jefes militares criollos como Manuel Belgrano, Martín de Güemes, o su marido, el comandante Manuel Ascencio Padilla; y allí murió, en Jujuy, en 1862, en la pobreza, solitaria y olvidada, luego de haber peleado y perdido, en medio de la guerra contra los españoles, a cuatro de sus cinco hijos y a su pareja.

    6- Azurduy nació en la región de Chuquisaca, el 12 de julio de 1780,
    – y era hija de una indígena y un criollo. Se crió entre campesinos, aprendió a cabalgar con su padre y a hablar en quechua con su madre, a quien perdió siendo niña; años después murió su padre y su familia la envió a un convento de monjas, de donde fue expulsada a los 17 años, porque no soportó el encierro ni la sumisión.

    – A sus 22 años se casó con Padilla y en 1809, cuando se produjeron los levantamientos independentistas de Chuquisaca, La Paz y Cochabamba, se sumaron los dos a la lucha revolucionaria.

    7- Organizó junto con su marido el escuadrón “Los leales”
    – y se incorporó al Ejército del Norte, liderado en ese momento por Manuel Belgrano, quien frente al valor y la garra de Juana en el campo de batalla, le entregó su sable como símbolo de reconocimiento y admiración.

    – En 1816 obtuvo el rango de teniente coronel de las milicias criollas que peleaban en el Alto Perú, la región defendida con más decisión por los realistas que habían levantado con sus fuerzas una barrera infranqueable para los independentistas.
     
    – Juana Azurduy organizó guerrillas, preparó defensas, incursionó zonas ocupadas por el enemigo y arremetió sin miedo contra los realistas, a la par de sus compañeros de combate.

    – La larga y permanente lucha en esa zona y el cambio de estrategia que le imprimió San Martín al proyecto independentista, quien decidió llegar al punto neurálgico del dominio español, que era Perú, pasando por Chile, dejó a la región altoperuana muy debilitada.

    8- Tras haber perdido a sus cuatro hijos, enfermos y con hambre
    – en medio del trajín de las luchas revolucionarias, continuó combatiendo con el dolor más inmenso, ese dolor que se iba a agudizar poco después, cuando los realistas decapitaron a su marido, momento en el que ella estaba embarazada de su quinto hijo, una niña, que nació en medio de los combates y a la que logró poner a salvo.

    – Vinieron luego los años en que Juana peleó junto a la guerrilla de Güemes, el hombre que defendió la región de Salta y Jujuy y enfrentó con escasos recursos a los españoles, impidiendo su avance, hasta que lo mataron en 1821 y sus fuerzas quedaron dispersas y vencidas.

    – Es en ese momento cuando esta revolucionaria, que supo poner a la mujer en la primera fila del combate, se quedó sin rumbo, sin recursos y sin reconocimiento, aunque Simón Bolívar habría dicho en 1825, durante su visita a Bolivia, que ese país debería llamarse “Padilla o Azurduy, porque son ellos los que lo hicieron libre”.

    9- Revolucionaria
    – de las Provincias Unidas del Río de la Plata, de Bolivia, de América Latina,
    Juana Azurduy fue ascendida a generala 147 años después de su muerte, cuando el 14 de julio de 2009 la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, le confirió el grado de “Generala” del Ejército Argentino, durante una sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional, realizada en la ciudad boliviana de Sucre, donde reposan sus restos mortales junto a su sable, con la presencia de los mandatarios de los dos países hermanos.
    …………………..

  • oscar varela

    Hola!

    1- Es de agradecer la buena voluntad de una Info requete-sabida.

     

    2- No le encuentro una sola idea de análisis

    sobre lo que el Título anuncia:

    el Derribo de …

     

    3- Pienso que el “vandalismo emocional”,

    que se fomenta y aprovecha,

    campea sobre la “racionalidad”,

  • mª pilar

    Gracias por esta información clara y veraz de los hechos acaecidos…¿solo entonces?…aunque si, con una fuerza tremenda.

    Si ponemos el dinero como dios… en primer lugar…solo se puede llegar, a donde ellos llegaron antes; y los de ahora, siguen llegando.

    ¡Tremendo…pero real…hasta nuestros días!

    Gracias por despertar nuestra mente… y corazón.

  • mª pilar

    Gracias por esta información clara y veraz de los hechos acaecidos…¿solo entonces?…aunque si, con una fuerza tremenda.

    Si poneos el dinero como dios… en primer lugar…solo se puede ir, a donde ellos antes, y los de ahora, hoy siguen llegando.

    ¡Tremendo…pero real…hasta nuestros días!

    Gracias por despertar nuestra mente… y corazón.

  • Gonzoalo Haya

    Agradezco estas lecciones de Historia, presentadas brevemente y con objetividad.

Deja un comentario