• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6058 Artículos. - 96223 Comentarios.

Ernesto y Marilyn

Sin más introducción, Oración por Marilyn Monroe (1926-1962) de Ernesto Cardenal (1925-2020)

“Señor
recibe a esta muchacha conocida en toda la Tierra con el nombre de Marilyn Monroe,
aunque ése no era su verdadero nombre
(pero Tú conoces su verdadero nombre, el de la huerfanita violada a los 9 años
y la empleadita de tienda que a los 16 se había querido matar)
y que ahora se presenta ante Ti sin ningún maquillaje
sin su Agente de Prensa
sin fotógrafos y sin firmar autógrafos
sola como un astronauta frente a la noche espacial.

Ella soñó cuando niña que estaba desnuda en una iglesia (según cuenta el Times)
ante una multitud postrada, con las cabezas en el suelo
y tenía que caminar en puntillas para no pisar las cabezas.
Tú conoces nuestros sueños mejor que los psiquiatras.
Iglesia, casa, cueva, son la seguridad del seno materno
pero también algo más que eso…

Las cabezas son los admiradores, es claro
(la masa de cabezas en la oscuridad bajo el chorro de luz).
Pero el templo no son los estudios de la 20th Century-Fox.
El templo —de mármol y oro— es el templo de su cuerpo
en el que está el hijo de Hombre con un látigo en la mano
expulsando a los mercaderes de la 20th Century-Fox
que hicieron de Tu casa de oración una cueva de ladrones.

Señor
en este mundo contaminado de pecados y de radiactividad,
Tú no culparás tan sólo a una empleadita de tienda
que como toda empleadita de tienda soñó con ser estrella de cine.
Y su sueño fue realidad (pero como la realidad del tecnicolor).
Ella no hizo sino actuar según el script que le dimos,
el de nuestras propias vidas, y era un script absurdo.
Perdónala, Señor, y perdónanos a nosotros
por nuestra 20th Century
por esa Colosal Super-Producción en la que todos hemos trabajado.
Ella tenía hambre de amor y le ofrecimos tranquilizantes.
Para la tristeza de no ser santos
se le recomendó el Psicoanálisis.
Recuerda Señor su creciente pavor a la cámara
y el odio al maquillaje insistiendo en maquillarse en cada escena
y cómo se fue haciendo mayor el horror
y mayor la impuntualidad a los estudios.

Como toda empleadita de tienda
soñó ser estrella de cine.
Y su vida fue irreal como un sueño que un psiquiatra interpreta y archiva.

Sus romances fueron un beso con los ojos cerrados
que cuando se abren los ojos
se descubre que fue bajo reflectores
¡y se apagan los reflectores!
Y desmontan las dos paredes del aposento (era un set cinematográfico)
mientras el Director se aleja con su libreta
porque la escena ya fue tomada.

O como un viaje en yate, un beso en Singapur, un baile en Río
la recepción en la mansión del Duque y la Duquesa de Windsor
vistos en la salita del apartamento miserable.
La película terminó sin el beso final.
La hallaron muerta en su cama con la mano en el teléfono.
Y los detectives no supieron a quién iba a llamar.

Fue
como alguien que ha marcado el número de la única voz amiga
y oye tan solo la voz de un disco que le dice: WRONG NUMBER
O como alguien que herido por los gangsters
alarga la mano a un teléfono desconectado.

Antes de ser ministro del gobierno sandinista, humillado por Juan Pablo II, Ernesto fue poeta, monje trapense con Thomas Merton y fundador de una comunidad de pescadores y artistas primitivistas en Solentiname que se hizo mundialmente famosa.

Señor:
quienquiera que haya sido el que ella iba a llamar
y no llamó (y tal vez no era nadie
o era Alguien cuyo número no está en el Directorio de los Ángeles)
¡contesta Tú al teléfono!”

14 comentarios

  • juan antonio vinagre oviedo

    Sólo decir que Ernesto Cardenal merece admiración y todos los respetos por su coherencia, por su testimonio y por su palabra. En lo que conozco, su vida estuvo más cerca del Evangelio, del Evangelio de los pobres. Y no tuvo la flaqueza de callar cuando la revolución sandinista dejaba de serlo… No tuvo miedo al poder, aunque le costó la marginación, que él superó con fortaleza de espíritu… Estos son los cristianos creyentes que merecen un eterno recuerdo, agradecido. La pena es que no haya muchos más así…, apoyados además por los altos Servicios de la Iglesia-Fraternidad de Jesús de Nazaret.  Ernesto Cardenal, LODATO SI…

  • El recuedo que mas tengo de Ernesto Cardenal es su visita, en noviembre 1978, a mi casa, en la ciudad de Quebec. Estaba en misión internacional para dar a conocer los verdaderos objetivos de la revolución sandinista en contra del dictador Somoza. En aquel tiempo ocupaba un puesto de cierta altura en el gobierno de Quebec. De Montreal vino a Quebec para compartir conmigo, en la tranquilidad de humilde departamento, de la revolución en Nicaragua. Se quedó a dormir a la casa  y temprano, por la mañana lo he acompañado al aeropuerto. Su destino era Roma, donde esperaba tener una entrevista con el papa Juan-Pablo II. Su encuentro no resulto, al no haber sido recibido por el papa.  Tengo en mi biblia española su firma con un breve comentario.

    Me disculpo por lo personal del asunto, pero al partir de aquel momento, he seguido de muy cerca su camino de vida.

  • Carmen

    Ay, dios.

    Qué importante es la infancia, la adolescencia…  te marca de por vida.

    Al papa polaco le marcó muchísimo su infancia, absolutamente imbuido en la religión católica. Y perseguida en su adolescencia por el comunismo en su Polonia. Por lo visto era un hombre , a ver, en Murcia se dice de los que dicen por aquí meto la cabeza y la meten. Cabezones hasta morir. Y tuvo sus grescas con los dirigentes comunistas al principio de ser sacerdote. Y después cuando fue subiendo en el escalafón, también.Defendía lo que creía que tenía que defender, supongo.

    Pero claro, luego llegó al papado y no resistía al comunismo. O sea, algo visceral.Ernesto Cardenal  era ministro de cultura de un gobierno que él consideraba que atentaba contra la religión. Y claro, como era Papa ya tiempo y un Papa siempre tiene razón, pues perdio el oremus. Porque lo que no entendí nunca es el número que le montó al ministro de cultura y tan contento con los otros. No lo pude entender. Un abuso de poder inmisericorde, brutal. Porque al ser sacerdote podía hacer y decirle lo que quisiera?  Fue brutal la escena. El señor Cardenal lo recibió de rodillas y en vez de levantarlo, uf. Brutal.

    No sé si le llegó a pedir disculpas alguna vez o se sentía orgulloso de esa imagen de intransigencia con lo que el consideraba que era la teología de la liberación. Puro comunismo. Y era enemigo acérrimo del comunismo.

    El problema es que esa intransigencia sigue en la iglesia. No de esa manera tan evidente, pero se sigue apostando por los países de siempre. Por eso cuando oigo a alguien decir que esperaba algún apoyo del Vaticano en según qué cuestiones de su país, me produce ternura.

    Y cuando oigo relativizar a la teología de la liberación cuando he leído cosas tremendas contra ella. UF. Menudo cinismo.

    En fin.

  • GIORDANO BRUNO

    Ernesto Cardenal, muchas gracias por tu vida, que fue lineal siempre. era <Ministro de Educacion cuando la famosa foto con el que había suscrito con Reagan “El acuerdo de Washington” por el que el papa polaco recibía toda la  información de la Cía  respecto a todo los clérigos que apoyaban a los pobres de Latino América….Ya lo decía Pedro Casaldáliga :”Si das de comer a un pobre, eres un santo, pero si le preguntas por qué su situación de pobreza, eres un comunista”…..Esa foto decía lo que no se oía, pero aquel dedo era como una pistola dándole el tiro de gracia…..al pobre Ernesto que sonreía….Woytila sólo sonreía desde el balcón de la Casa de la Moneda en Chile, junto al también sonriente Pinochet….Son fotos que cuentan más verdades que la  grandes parafernalias con que se envolvía la gran soberbia de aquel pésimo actor….santo….

  • mª pilar

    Un hombre excepcional, de una pieza, y esta, de gran valor.

    Fue una vergüenza lo que hizo aquel papa, pero él… soportó con gran dignidad aquella pataleta… de un hombre, que se creía con todos los derechos.

    Su vida, su labor incansable, su sencillez, su entrega, a cuantas  personas, que sufrían en sus vidas, las injusticias de este dolorido mundo, totalmente injusto y enfermo… de poder y riqueza, que poseen unas pocas personas… mientras el resto carece de lo más imprescindible para una vida digna.

    Siempre será querido, recordado por tantas personas como lo conocieron.

    ¡Gracias Juan por esta oración tan especial, para cuantas personas sufran, como ella sufrió, gracias!

  • ana rodrigo

    Una anécdota muy curiosa. Recuerdo que el domingo siguiente de la muerte de Marilyn un cura, claretiano por más señas, ya mayor, en la homilía recordó su muerte, creo recordar con pena. ¡Qué cosas en aquellos tiempos!

    • Asun Poudereux

      Sí, este modo de vivir su muerte, y plasmarla, es ejemplar. Nada que ver con lo que se predicaba de ella insistiendo en su condena. La verdad es que se ha sido juez en esta ocasión como en otras muchas sin atenerse a lo dicho por Jesús. La ignorancia, no reconocida, puede hacer mucho daño.
      Lo siento.
      Gracias por este testimonio.

    • Carmen

      Es que los y las grandes, grandes son . Nosotros estábamos en los años sesenta en el franquismo, pero el resto de Europa y por supuesto en EEUU no lo estaban. Ella fue una grande de la pantalla. Los aficionados al cine lo sabían.
      Recordad la que se lío con el estreno de Gilda. Donde Rita no se escribir el apellido era una absoluta delicia. Por cierto, murió de Alzheimer.
      Y es que España era diferente.
      Ya no.
      Y los aficionados al cine, la adoraban. Y algunos más también.

  • Alberto Revuelta

    La fotografía de Cardenal arrodillado ante un soberbio rey del poder eclesiástico cual Juan Pablo II, santo súbito, dio la vuelta al mundo. La fotografia de Marcial Maciel Degollado con  el mismo rey dio la vuelta al mundo. Como lo que se dice en las habitaciones cerradas y en lo oculto,  habrá de oírse desde las azoteas, que ya avisó el evangelio, se ha sabido la información de que el cardenal McCarrick, expulsado por el actual Papa, había entregado 600.000 dólares USA a lo largo de los años 2001 y 2005 a eclesiásticos de la curia vaticana. A Juan Pablo II, santo súbito, 90.000 $ en esos años. A Benedicto XVI 291.000 $ en 2005. 100.000 $ fueron distribuidos por el cardenal entre los encargados directos de investigar las acusaciones sobre agresiones sexuales  cometidas por él mismo. La información la ha publicado en febrero pasado el Washington Post. El Eterno que recibió a la telefonista que se quiso matar, y al fundador depravado de viri probati con dólares Usa, y al súbito santo alzado a los altares sin recato, podrá escuchar ahora al poeta de Solentiname.

  • Carmen

    Es que este señor era como distinto. Me da la sensación de que era superhonesto  Se metió en política apoyando al que luego le persiguió y le hizo la vida imposible. Porque el poder corrompe, pero él no se dejó corromper.

    Se ganó una bronca del Papa horrible. Tengo esa imagen en la cabeza . Lo suspendieron a divinis o como se diga, y el Papa actual le levantó la suspensión. Pero él siguió siendo quien era, con suspensión o sin suspensión. Lo admiro profundamente.

    Y no me extraña que escribiese este texto precioso sobre Marilyn. Bueno, sobre Norma Jane. Era una actriz fantastica y tenía una personalidad supercompleja. Absolutamente frágil. Y su atractivo personal fue enorme. A mí me encanta y muchos escribieron sobre ella. Y aún se sigue escribiendo y haciendo documentales y tal sobre ella. La última película que he visto sobre ella es Mi semana con Marilyn. Es superbonita.

    La canciòn de Elton John candle in the wind también es preciosa. Aunque luego la transformó para Diana de Gales.

    Buen día. Ya me callo.

    Me ha encantado, Juan.

    • Juan García Caselles

      Dos notas:
      – El hermoso poema me fue enviado por mi amiga Isabel Mayor Roda, de Castellón. Yo lo único que hice fue darle el mayor aire que pude.
      – La famosa foto con Ernesto de rodillas, que llevo clavada en el cerebro, lo que hizo fue convertir en profético el poema de Rafael Alberti “Se equivocó la paloma, se equivocaba”. Porque el santo era el que estaba de rodillas.

  • ana rodrigo

    Mi admiración por este gran hombre en toda la amplitud de la palabra. En su trato personal, era un cielo de persona. Le conocí personalmente y así lo percibí. Fue valiente y humillado mundialmente por un Papa, trabajó como nadie por la alfabetización de su pueblo, por su compromiso político. Otra gran persona que se nos ha ido.

    El poema que nos trae Juan demuestra su hondo sentir por el ser humano rompiendo estereotipos vulgares y generalizados.

Deja un comentario