Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 25-11-19, 16:56

Jon Joseba Leonardo (2019-11-25 16:56:58) : Se adjunta un link relativo al Avance de la Encuesta Europea de Valores 2018. Da una idea precisa de la situación del Sistema de Creencias [...]

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5132 Artículos. - 82040 Comentarios.

Estalla la guerra abierta entre los dos papas

Parece difícil hacer componendas y creer que esa oposición entre los dos papas se resuelve en el baile de un tango. Salvo que Benedicto acuse de fraudulenta su firma en un libro, la guerra ha estallado. Puedes ver la noticia por Jesús Bastante en RD o en El País. En ATRIO ofrecemos la traducción completa de la fuente informativa, un artículo de Le Figaró. A todos los atrieros dejo el comentar esta noticia y este libro que se publicará pasado mañana. AD.

Celibato de los sacerdotes: el grito de alarma de Benedicto XVI

EXCLUSIVA – El Papa Emérito toma una posición firme contra la ordenación sacerdotal de hombres casados, en un libro firmado conjuntamente con el Cardenal Sarah, cuyos pasajes clave se revelan en Le Figaro.

Por Jean-Marie Guénois

El libro firmado conjuntamente por Benedicto XVI y el Cardenal Sarah será publicado el 15 de enero por Fayard. Le Figaro pudo obtener el texto, del cual aquí se presentan algunos pasajes clave. Los no firmados están tomados de la introducción y conclusión del libro, escrito conjuntamente por Benedicto XVI y el Cardenal Sarah.

No puedo mantener la boca cerrada

En los últimos meses, mientras el mundo resonaba con el estruendo creado por un extraño sínodo mediático que estaba tomando precedencia sobre el sínodo real, nos reunimos. Intercambiamos ideas y preocupaciones. Rezamos y meditamos en silencio. Cada uno de nuestros encuentros nos ha reconfortado y aliviado mutuamente. Nuestras reflexiones de diferentes maneras nos han llevado a intercambiar cartas. La similitud de nuestras preocupaciones y la convergencia de nuestras conclusiones nos han hecho decidirnos a poner a disposición de todoslos fieles el fruto de nuestro trabajo y de nuestra amistad espiritual, a ejemplo de San Agustín. En efecto, como él podemos afirmar: “Silere non possum! ¡No puedo mantener la boca cerrada! Sé de hecho lo pernicioso que sería el silencio para mí. No quiero revolcarme en honores eclesiásticos, pero creo que es a Cristo, el primero de los Pastores, a quien tendré que dar cuenta de las ovejas confiadas a mi cuidado. No puedo callarme o fingir ignorancia”. (…) Lo hacemos en un espíritu de amor por la unidad de la Iglesia. Si la ideología divide, la verdad une los corazones. El estudio de la doctrina de la salvación sólo puede unir a la Iglesia en torno a su divino Maestro. Lo hacemos en el espíritu de la caridad.

Léase también: Celibato de los Sacerdotes: Benedicto XVI sale del silencio  [Ver traducción al castellano]

Una tarea sin precedentes confiada a la Iglesia

La Cruz de Jesucristo es el acto radical de amor en el cual la reconciliación entre Dios y el mundo pecaminoso se realiza verdaderamente. Por eso este evento, que en sí mismo no es del tipo de adoración, representa la suprema adoración de Dios. En la Cruz, la línea “katabática” del descenso de Dios y la línea “anabática” del ofrecimiento de la humanidad a Dios se convierten en un solo acto. A través de la Cruz, el cuerpo de Cristo se convierte en el nuevo Templo en la resurrección. En la celebración de la Eucaristía, la Iglesia e incluso la humanidad se ven constantemente atraídas e involucradas en este proceso. En la Cruz de Cristo, (…) se instituye un nuevo culto. El amor de Cristo, siempre presente en la Eucaristía, es el nuevo acto de adoración. Por consiguiente, los ministerios sacerdotales de Israel son “cancelados” en el servicio del amor, lo que siempre significa la adoración concomitante a Dios. Esta nueva unidad de amor y de culto, de crítica del culto y de glorificación de Dios al servicio del amor, es ciertamente una tarea inaudita confiada a la Iglesia y que cada generación debe realizar de nuevo.

Benedicto XVI

Léase también: Una profunda amistad espiritual entre Benedicto XVI y el cardenal Sarah

Una abstinencia ontológica

De la celebración diaria de la Eucaristía, que implica un estado permanente de servicio a Dios, surgió espontáneamente la imposibilidad de un vínculo matrimonial. Se puede decir que la abstinencia sexual que era funcional se ha transformado en abstinencia ontológica. (…) Hoy en día, se afirma con demasiada facilidad que todo esto es simplemente la consecuencia del desprecio por la corporalidad y la sexualidad. (…) Tal juicio es erróneo. Para demostrarlo, basta recordar que la Iglesia siempre ha considerado el matrimonio como un don concedido por Dios desde el cielo en la tierra. Sin embargo, el estado conyugal concierne al hombre en su totalidad, y puesto que el servicio del Señor requiere también el don total del hombre, no parece posible realizar las dos vocaciones simultáneamente. Así, la capacidad de renunciar al matrimonio para ponerse totalmente a disposición del Señor se ha convertido en un criterio para el ministerio sacerdotal. En cuanto a la forma concreta de celibato en la Iglesia antigua, hay que señalar también que los hombres casados sólo podían recibir el sacramento del orden si se comprometían a la abstinencia sexual, es decir, a vivir el matrimonio conocido como “de San José”. Esta situación parece haber sido bastante normal durante los primeros siglos.

Benedicto XVI

Renuncia a todos los compromisos

Sin la renuncia a los bienes materiales, no puede haber sacerdocio. La llamada a seguir a Jesús no es posible sin este signo de libertad y de renuncia a todo compromiso. Creo que el celibato tiene un gran significado como abandono de un posible dominio terrenal y de un círculo de vida familiar; el celibato incluso se hace verdaderamente indispensable para que nuestro camino hacia Dios pueda seguir siendo el fundamento de nuestra vida y se exprese concretamente. Esto significa, por supuesto, que el celibato debe penetrar con sus exigencias en todas las actitudes de la existencia. No puede alcanzar su pleno significado si nos conformamos con las reglas de la propiedad y las actitudes de la vida que se practican comúnmente hoy en día. No puede haber estabilidad si no ponemos nuestra unión con Dios en el centro de nuestras vidas.

Benedicto XVI

También lea: Cardenal Robert Sarah: “Sacerdotes, estén orgullosos de su celibato”.

“El Señor es mi herencia”.

Mantengo vivo en mi memoria el recuerdo del día en que, en la víspera de la recepción de la tonsura, medité sobre este versículo del Salmo 16. De repente comprendí lo que el Señor esperaba de mí en ese momento: quería disponer de mi vida por completo y al mismo tiempo se confió completamente a mí. Así, pude considerar que las palabras de este salmo se aplicaban a todo mi destino: “El Señor es mi herencia y mi copa: mi vida está en tus manos”. Mi porción es mi deleite; tengo aun la más bella herencia (Sal 16, 5-6). »

Benedicto XVI

La misión del sacerdote

¿Qué significa ser un sacerdote de Jesucristo? (…) La esencia del ministerio sacerdotal se define en primer lugar por el hecho de estar ante el Señor, de velar por Él, de estar ahí para Él. (…) Esto significa para nosotros que debemos estar ante el Señor presente, es decir, indica la Eucaristía como centro de la vida sacerdotal. (…) El sacerdote debe ser alguien que observe. Debe estar atento a los poderes amenazadores del mal. Tiene que mantener al mundo despierto para Dios. Tiene que ser alguien que esté de pie, de frente al flujo del tiempo. Directo a la verdad. Justo en el compromiso de servir al bien. Estar ante el Señor debe significar siempre también cuidar de los hombres ante el Señor quien, a su vez, cuida de todos nosotros ante el Padre. Y esto debe significar hacerse cargo de Cristo, su Palabra, su verdad, su amor. El sacerdote debe ser recto, valiente e incluso dispuesto a sufrir insultos por el Señor. (…) El sacerdote debe ser una persona llena de rectitud, vigilante, que se mantiene de pie. Luego está la necesidad de servir. (…) Si la liturgia es un deber central del sacerdote, significa también que la oración debe ser una realidad prioritaria que debe aprenderse siempre de nuevo y cada vez más profundamente en la escuela de Cristo y de los santos de todos los tiempos.

Benedicto XVI

Desde lo más profundo de nuestros corazones, de Benedicto XVI y del Cardenal Robert Sarah. fayard

¿Qué significa la palabra “Santo”?

La palabra “santo” expresa la naturaleza especial de Dios. Sólo él es el Santo. El hombre se hace santo en la medida en que comienza a estar con Dios. Estar con Dios es dejar de lado lo que es sólo el yo y convertirse en uno con toda la voluntad de Dios. Sin embargo, esta liberación del yo puede ser muy dolorosa, y nunca se logra de una vez por todas. Sin embargo, con el término “santificar” también podemos entender la ordenación sacerdotal de manera muy concreta, en el sentido de que implica que el Dios vivo reclama radicalmente al hombre para que entre a su servicio.

Benedicto XVI

El día antes de ser ordenado

Así, en la víspera de mi ordenación, quedó impreso en mi alma lo que significa ser ordenado sacerdote, más allá de todos los aspectos ceremoniales: significa que debemos ser constantemente purificados e invadidos por Cristo para que sea Él quien hable y actúe en nosotros, y cada vez menos nosotros mismos. Me quedó claro que este proceso de hacerse uno con él y renunciar a lo que sólo nos pertenece a nosotros dura toda la vida e incluye liberaciones y renovaciones dolorosas.

Benedicto XVI

El celibato sacerdotal bien entendido, si a veces es una prueba, es una liberación. Permite al sacerdote establecerse coherentemente en su identidad como esposo de la Iglesia.

Cardenal Sarah

No hay sacerdotes de segunda clase

El celibato sacerdotal bien entendido, si a veces es una prueba, es una liberación. Permite al sacerdote establecerse coherentemente en su identidad de esposo de la Iglesia. El plan de privar a las comunidades y a los sacerdotes de esta alegría no es una obra de misericordia. No puedo, en conciencia, como hijo de África, apoyar la idea de que los pueblos en vías de evangelización se vean privados de este encuentro con un sacerdocio vivido en plenitud. Los pueblos de la Amazonia tienen derecho a una experiencia plena de Cristo el Esposo. No podemos ofrecerles sacerdotes de “segunda clase”. Por el contrario, cuanto más joven es una Iglesia, más necesita el encuentro con la radicalidad del Evangelio.

Cardenal Sarah

Léase también: Marc Ouellet: “El celibato sacerdotal es el secreto y el motor de la expansión misionera”.

Hablar de excepciones es una mentira

La ordenación de hombres casados, aunque hayan sido previamente diáconos permanentes, no es una excepción, sino una brecha, una herida en la coherencia del sacerdocio. Hablar de excepción sería un abuso del lenguaje o una mentira… Además, la ordenación de hombres casados en las comunidades cristianas jóvenes prohibiría que se suscitaran en ellas vocaciones sacerdotales de sacerdotes no casados. La excepción se convertiría en un estado permanente que perjudicaría la comprensión adecuada del sacerdocio.

Cardenal Sarah

La Iglesia no es una organización humana

Vivimos en la tristeza y el sufrimiento en estos tiempos difíciles y problemáticos. Era nuestro sagrado deber recordar la verdad del sacerdocio católico. Porque a través de él se pone en tela de juicio toda la belleza de la Iglesia. La Iglesia no es sólo una organización humana. Ella es un misterio. Ella es la mística Novia de Cristo. Esto es lo que nuestro celibato sacerdotal recuerda constantemente al mundo.

Es urgente, necesario, que todos, obispos, sacerdotes y laicos, no se dejen impresionar por las malas súplicas, las producciones teatrales, las mentiras diabólicas, los errores de moda que quieren desvalorizar el celibato sacerdotal. Es urgente, necesario, que todos, obispos, sacerdotes y laicos, encuentren una visión de fe de la Iglesia y del celibato sacerdotal que proteja su misterio.

Esta mirada será el mejor baluarte contra el espíritu de división, contra el espíritu político pero también contra el espíritu de indiferencia y relativismo.

“También hay que ver – Nathalie, hija de un sacerdote, quiere dar a los religiosos la “posibilidad de amar”…

Nathalie, hija de un sacerdote, quiere dar a los religiosos la “posibilidad de amar”…

Nathalie Olivier forma parte de la asociación Hijos del Silencio, que reúne a los hijos de los sacerdotes. Para ella, el tabú lleva al “desprecio” por estos niños.

 

51 comentarios

  • juan antonio vinagre oviedo

    Ya no sé bien lo que pensar en torno a este tema de los dos papas… Hace poco salió en la tele y en la prensa una aclaración de Ratzinger -en la historia también Benedicto XVI- diciendo que él no tenía nada que ver con ese libro del card. Sarah…  Si es así, una vez más se está utilizando de mala manera a un papa emérito y ya muy anciano… En este caso, alguien debe “pagar” por ello.  Si no es así, se repite la historia menos sagrada, nada ejemplar, de las cúpulas, del poder sin escrúpulos…, y de la tradición más burguesa…

    • Santiago

      También existen pruebas de que el Papa Benedicto sostuvo un repetido intercambio de manuscritos sobre el tema del libro durante varios meses y autorizó al cardenal Sarah a disponer de ellos “como quisiera”. Si Benedicto no es co-autor pues entonces es “colaborador”

      El libro no va a ser alterado. Han decidido que lo de la autoría no es lo importante. Por eso la edición en imprenta ya con los 2 autores no es posible modificarla. Saldrá con firmas dobles. Y en las próximas el Papa Emérito figurará solamente como “colaborador”. Lo importante es la visión que tienen los 2 del celibato sacerdotal eclesiologica y teológicamente. En esto hay debate para rato.

      Saludos y b u e n d í a.

      Santiago Hernández

      • Carmen

        Ve? Estamos de acuerdo. Lo importante es la opinión que tienen ambos, eclesiología y teológicamente hablando. Ese es el quid de la cuestión. Teológicamente. Por ello, si no cambia la teología, nada cambiará.
        Por otra parte, el papa emérito sin duda es emérito porque antes fue Papa. Me llama muchisimo la atención que cuando era papa casi todos callados y ahora que no lo es todos pueden hablar. Ergo un papa tiene siempre razón. O sea, según la persona que ocupe el papado podrá imponer su línea de pensamiento según piense. Porque la autoridad le viene de arriba, del mismo Dios, teológicamente hablando. Luego si se quiere cambiar esa idea, habrá que cambiar la teología. Y reconocer algo tan sencillo como que al papa se le elije por votación. Y el que gane, pues fumata blanca al canto. Pero claro, los papas tienen sus propias opiniones y en su derecho están de tenerlas.
        Y es la misma iglesia la que le otorga determinados poderes. Si eso no cambia, nada cambia. Bueno sí, cambiará según el pensamiento del Papa o del grupo de poder al que pertenezca.
        Luego el intríngulis no está en el papa, sino en el papado y sus atribuciones.
        Ve como no soy tan irracional?

      • Carmen

        Y sabe de qué me estoy dando cuenta? De que un cambio en profundidad en la iglesia, casi nadie lo demanda. Lo que se demanda es que en determinados aspectos el papa de turno actúe según sus propios criterios. Sin duda lícitos y coincido con ellos. Pero eso no es la solución. La solución tiene que estar en la estructura de la iglesia. Eso me dice mi sentido común. Y en modificar la teología como para permitir un cambio estructural y de pensamiento y adaptarlo al siglo XXI. Por supuesto sin modificar lo de modificable, que por cierto no sé lo que es. No lo sé. Es increíble, pero no lo sé. He leído que el credo, pero he pensado en el credo y creo que dice, creo en dios padre, todopoderosos ( pero qué es todopoderoso? Creador de cielo y tierra. Creo en Jesucristo, nuestro señor, que nació de Santa María virgen ( virgen? ) Padeció bajo el poder de poncio pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado y resucitó al tercer día ( en qué consistió esa resurrección) subió a los cielos, desde allí ha de venir a juzgar a todos ( pero no nos juzgan cuando nos morimos?) Creo en el espíritu santo, la Santa iglesia católica ( santa? en qué sentido?) La comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos ( otra vez resurrección, en qué términos?) Y la vida eterna. ( De eso ya he hablado hasta la saciedad) Amén.
        Y sabe qué? No tengo solución. No puedo pertenecer a esta iglesia, porque, o sea, no puedo creer muchas cosas porque no las entiendo. Si las reformularan…
        Pero no. Imposible.
        Entre otras cosas porque casi nadie lo demanda. No van a hacer toda una religión a la medida de media docena de personas que piensen que muchas cosas que dice el credo son revisables y es más, deben de ser revisadas y traducidas a la mentalidad actual. Eso no se está demandando. Ni se demandará. Se está cuestionando si los sacerdotes pueden o no casarse o si el papa debe llevar zapatos rojos como la niña de la película el mago de Oz, si el papa defiende la ecología o si es o no partidario del liberalismo económico o no.
        Pero a mí eso, a ver, no sé cómo decir. Personalmente me encantan los chapines de rubíes, pero no creo que a este.señor, tan hombre-hombte le gusten. Cero importancia. Ni tampoco donde duerme o vive el Papa. Pues obviamente donde esté más cómodo. No sé cómo decirle. Esa cosas no cambiarán nada, salvo la imagen y poco más. No sé.
        No tengo hueco en esta iglesia. Pertenece a personas que tienen la manera de pensar de ustedes.

        Y si. Tiene usted razón. Hay muchas personas, la mayoría, que leen Atrio y no dicen nada. Sencillamente leen. Quizás sea la postura más inteligente. No sé.
        En fin
        Gracias por escuchar.

      • Carmen

        Espera, que me he saltado lo de Jesucristo, su único hijo ( hijo, en qué sentido?)
        Casi nada me he saltado, uuuuuffffffff. Te digo yo que mi cabeza no es la que era…
        Quizás haya llegado el momento de aceptar la realidad. Las cosas son como son y desde luego no las voy a cambiar. Eso sí que es de una ingenuidad teñida de una soberbia infinita.

  • Honorio Cadarso

    Repaso algunos de los trozos de Benedicto XVI en el texto que nos habéis puesto de introducción.

    De momento me pregunto si Benedicto XVI tuvo sensibilidad para evitar crearle a la Comunidad de Valencia el pufo de dinero que se malversó en su visita a Valencia…Porque esos pufos termina por pagarlos el Dios de los pobres, y todavía no ha terminado de pagarlos…

    Quiero decir que no me ponen en trance místico las palabras sobre Dios más encendidas de fervor si en esas palabras, en el trasfondo, no se vislumbra el amor del que habla o medita sobre si ese Dios que vive en todos los pobres y proletarios. “Si no amamos a Dios al que v emos en los pobres, cómo podemos amar al Dios que no vemos” Algo así creo que dice un a carta de San Juan.

    Y es lo que echo de menos en tantas y tan altas elucubraciones que se pronuncian en Atrio y fuera sobre Dios, en algunos escritores muy acreditados entre los teólogos europeos del momento…Y conste que me siento avergonzado de mi falta de generosidad y servicio a los pobres que me rodean. Esa mujer hondureña que ha venido a España, está cuidando a un viejo de 102 años, que no sé cuánto le pagarán. y ha dejado allá, en Honduras, a un hijo de 7 años, y a su marido, y aquí nadie le mira siquiera a la cara. Que está viviendo una existencia idéntica de cientos de miles de mujeres americanas que han tenido que abandonar a su familia en Africa o en Sudamérica para ganarse un salario dee miseria y el desprecio de las personas que les rodean…

    Y me pregunto qué sabe y qué siente de estos dramas dee los pobres el doctísimo Papa “emérito” Benedico XVI . No sé si me explico, no sé si me entienden ustedes. Dios está entre nosotros, desnudo, hambriento, desterrado, sin papeles, y se muere de hambre…¿Cómo adoramos y atendemos a ese Dios que es el único Dios verdadero?

    • Carmen

      Toda la razón.
      Pero no soy una heroína. A lo mejor ni siquiera cristiana.
      Toda la razón.

      Pero creo, creo, pienso que para cambiar a la iglesia primero hay que cambiar su pensamiento oficial. No te lo se explicar mejor. Creo recordarque la iglesia tiene una capacidad brutal para incidir sobre la gente empobrecida a causa de la injusticia social. Pero imposible siendo lo que es ahora. Imposible mantenido las ideas , dogmas y todos esos jaleos que sostiene. Es imposible. Porque el problema de la desigual es estructural. Por mucha buenas personas que haya del tipo de esta señora que dices,por muchos misioneros o como se llamen ahora , que se dejen la piel. Por mucha teológia de la liberación como la ha habido y supongo que la sigue habiendo, eso no va a solucionar nada. Si se quiere hacer algo de verdad a escala mundial, es la iglesia entera la que tiene que cambiar. Su constitución interna, su todo.

      Y que conste que tienes toda la razón y cuando leo algo de esto me siento absolutamente culpable.

    • mª pilar

      Totalmente de acuerdo Honorio amigo:

      Esa es la vergüenza de esta iglesia asentada en el poder; la vanidad, el lujo descarado, los grandes pectorales asentados en sus generosas barrigas y sus lujosos anillos, que bien podrían pagar la justa retribución a los mal pagados trabajos que desempeñan los que abandonan sus hogares, para enviar algo para su familia.

      ¿Quién atendería a los y las ancianas de este país? Y como nos comentas, ni siquiera les miran a la cara:

      Yo si las y los miro con inmenso cariño y agradecimiento.

      Se les llena la boca hablando de “dios” que nadie sabe nada de él, que nadie le ha escuchado, que nadie sabe como es, piensa, trabaja… porque en este mundo tan deteriorado:

      ¡¡¡Hay que trabajar!!!

      Para que todas las personas…¡Vivan dignamente!

      Ellos, dedicados a crear dogmas, leyes, normas, que se sacan de la manga, para que el… chiringuito … siga funcionando y ellos, puedan vivir a cuerpo de reyes… ¡de este mundo! que viven a costa de los ciudadanos de cada lugar donde los hay.

      ¿Cómo se puede estar cobrando un sueldo alto, para una niñas de 12 años, contando, que ya sus padres, están cobrando unos sueldos escandalosos?

      Así viven ellos, los jerarcas de alto copete… y alma más oscura, que la noche más negra.

  • Olga Larrazabal Saitua

    Don Pepe Ratzinger dio un paso al costado aparentemente porque sintió que “no se la pudo” dejando con un palmo de narices al Espíritu Santo.

    Don Mario Bergoglio que asumíó lo que Don Pepe dejó botado, tuvo la finura y gentileza de no mandarlo al carajo, digo a donde se se mandan a los monarcas que no se hacen cargo de sus responsabilidades.  En la Edad Media le hubieran cortado el cuello gentilmente.

    Don Mario tiene que asumir su error, y pedirle gentilmente o no tan gentilmente, que se quede callado, porque el trono no es bicéfalo y que se deje de  jorobar, ya que la Iglesia está bastante mustia para necesitar un asesor supernumerario diciendo tonteras.

    Don Mario tiene que ponerse los pantalones y dejar las polleras por un rato.

     

  • GIORDANO BRUNO

    ¡¡¡OSCAR VARELA!!!¿Que más se puede decir que en tu escrito, no hayas dicho?. Lo que tu retratas es la realidad que la iglesia ha ignorado siempre y lleva camino de no querer hacerlo nunca. ¿Por qué?. DINERO Y PODER. Y por ello no tienen el menor reparo en seguir defendiéndolo. Y, ojo. las mujeres están en EL OJO DEL HURACAN. No pueden ya, IGNORARLAS, demonizarlas, en resumen deshumanizándolas. Porque detrás del canto desaforado a la madre de Jesús, está escondido un balance FALSO DE TODA FALSEDAD.No se puede elevar tanto a María, sin bajar al resto de las mujeres al INFIERNO DE LO INCONFESABLE?. ¡¡¡Por favor!!! Humanidad, humanidad, humanidad.!!! Un cordial saludo a todas y todos.

  • GIORDANO BRUNO

    El celibato obligatorio es, lo crea la iglesia o no lo crea, un ataque frontal contra la NATURALEZA, y aunque Spiñoza para quien “Deus sive Natura”, tiene más de humano que la norma clerical de sujetar la sexualidad humana a las cadenas de un mundo regido por EUNUCOS. Naturalmente ni saben la fuerza del instinto de la vida, ni le importa nada, porque lo único que le ha importado es LA MANIPULACION DE SERES HUMANOS, que se han defendido, entre la oscuridad de sus conciencias, y las pulsiones sanas, de esos ¡seres humanos CRUELMENTE MANIPULADOS. ¡¡¡Ciegos guiando a ciegos!!!

  • Rodrigo Olvera

    Jamás entendí que se diga que Ratzinger es un teólogo excepcional y un gran intelectual. Recuerdo cuando publicó la Dominus Iesus, como a cada paso que leía encontraba que  incurría no solo en manipulaciones historiográficas y falacias exegéticas sino en notorias contradicciones lógicas. Y luego el discurso de Ratisbona, de vergüenza ajena.

    Yo ya sospechaba que esa “fama” de teólogo excepcional y gran intelectual era artificialmente engrandecida, ante lo flaco del campo conservador católico en esas dos áreas; pero la lectura del texto “Contra Ratzinger” fue demoledor. Nunca me canso de recomendar ese texto.

    • Carmen

      No se yo. Creo que como teólogo tiene un prestigio grande y no empezó precisamente con su ascenso al poder. Era una gran promesa, amigo de Hans küng, creo que se escribe así, discípulo de Rhaner, que tampoco sé si se lo escribe así. Renovador en el concilio Vaticano, hasta que cambió de orientación ideológica. Pero la teología es puro artificio, un buen teológo es aquel que razona sobre las verdades establecidas, argumentando basándose en textos autorizados. Creo que es una cualidad que no se le puede negar. Otra cosa es que te guste. Personalmente creo que ha hecho muchísimo daño a la iglesia. Precisamente por la capacidad que tiene.
      Para mí manera de ver el reto de los teológos y teólogas de ahora es, sobre los mismos textos, hacer una interpretación actual, apoyándose en la exégesis,y todo lo que ella conlleva. Pero claro, eso lo tienen que hacer personas de una gran capacidad,unos conocimientos sólidos de las escrituras, de los padres de la iglesia, de las biografías, de la psicología… Porque personas que no conozcan todo eso , o sea, teológicamente se las cargan a la primera de cambio.
      Creo
      Creo
      Opino.
      A mí modo de ver lo que necesita la iglesia es un cambio de estructura ideológica que le permita cambiar su organización interna y esto se traduciría en todo la comunidad eclesial.
      Eso creo.
      Pero es necesario un trabajo grupal de personas valientes que no les de miedo a enfrentarse al verdadero grupo de poder eclesial.
      Y … Veremos.
      A lo mejor hay otros caminos. No sé. Personalmente no veo otro, pero claro, es una opinión.

    • Carmen

      Habrá quienes piensen que el camino es justo el inverso. Desde el pueblo llano hasta la estructura eclesial. No sé. A lo mejor una solución intermedia, por los dos flancos sería la adecuada. No sé. Pero mientras la estructura interna de la iglesia sea tan rígida e inflexible como es no sé si puede tener solución el tema. Pero esa estructura se apoya en una base teológica y de tradición milenaria. Eso no es fácil de cambiar. A no ser que cambie el razonamiento sobre el que se apoya.
      Me llamó mucho la atención el artículo que leí del señor Castillo. Le reprocha a Benedicto, el papa anterior, que no sea obediente a lo que dice el papa actual. El no puede entender al papa anterior por muchas razones, y yo no lo puedo entender a él. No entiendo cómo se apoya en ese razonamiento un teológo de su talla y de su trayectoria. Está apoyando entonces al papado. Entonces si el papa piensa como yo se vale el papado y si no, no?
      Entiende lo que quiero decir cuando digo que el problema es estructural?
      Pero bueno. Da igual
      Creo que soy de las pocas personas que piensan así. También se que no soy la única. Eso es muy gratificante.

      • José Ignacio Calleja

        Sí, Carmen, tienes razón en ese reproche a Castillo. El argumento del titular -no leí toda la reflexión- me dejó descorazonado. Benedicto XVI quedó en que renunciaba y punto; sin más, silencio total. El único cristiano que ya no tiene que hablar de gobierno y doctrina eclesial. Es la renuncia. Pero el argumento de Castillo, el de titular, no vale nada, nada, nada. Cosas como “y tú más, y “tú peor”. No era su día. La teología es otra cosa en su razonamiento argumentado y expuesto a los demás para que lo acojan, cuestionen o mejoren con otras razones del mismo “saber”. Tiene su lógica argumentada (Escritura, Tradición, Sabiduría y Experiencia humana) y, en ella, es de todos. Feliz tarde.

      • Carmen

        Perdona.
        Acabo de entrar en un enlace que ha puesto Óscar fortín y no se cómo he leído a alguien , creo que era cura, pero no se, decía que una cosa es el dogma que no se puede tocar y otra las tradiciones o no se qué de padres de la iglesia, que eso sí se puede tocar. Ha puesto de ejemplo que Benedicto XVI quitó el limbo , no sé si algo más. Lo que me importa es que dice que el celibato famoso solamente está desde el siglo 16, y lo mismo que se pudo poner, se puede quitar.
        No me interesa el tema del celibato y ese jaleeeeeo que se traen con la Amazonia. No tengo ni idea los problemas que puedan tener allí. No es eso. No tengo opinión concreta sobre la Amazonia, me parece una locura en todo el mundo mundial, Amazonia incluida.
        Por favor, me puedes decir cómo me puedo enterar qué es exactamente intocable y qué no lo es? Está escrito en algún sitio en castellano?
        De verdad. Llevo toda mi vida tratando de entender algo. Y a mis 66 años, casi 67 me entero que hay cosas que son intocables y otras que no. Es alucinante.
        Ya sabe todo el mundo que lee las tonterías que digo que personalmente cambiaba de la A a la Z. O quizás mejor sería decir desde el alfa a la omega, pero mi sentido común me dice que habría que empezar por lo variable y no por lo invariable.
        Pero claro, si el celibato es revisable, por qué entonces hay esta montada? Por miedo a que vaya todo detrás, quizás, pero es que me he dado cuenta de que eso de todo no lo quiere prácticamente nadie. Sí se quiere un cambio pero , en fin. Da igual.
        Me puede contestar cuando quiera? Solamente necesito que me diga dónde puedo buscar, si es que se puede. Si está en latín o en griego o en arameo o en sánscrito o algo de eso, pues no me diga nada. Bastante tengo con los pentagramas.
        Gracias.

  • M. Luisa

    Déjame Isidoro meter cuchara en este comentario tuyo, de más abajo,  que he leído con sumo gusto y que me suscita  no poco interés en todo lo que dices en su conjunto. Sin embargo,  para no mezclar cuestiones  sólo me detendré en esta primera donde hablas del “Yo” individual inmaduro y del “Yo fuerte”.

    Pienso que desde la no dualidad  esa distinción que haces entre el Yo narcisista, aquel que bien podría significar el yo del inconsciente que leo a veces  interpretas en otros lugares y contextos, se hace del todo innecesario recurrir a este  sobreañadido del “Yo fuerte” pues entonces  si así fuera, la madurez vendría dada por un acto arbitrario de nuestra voluntad y  no de nuestra intrínseca capacidad humana.

    Ese “yo soy”  inmaduro, que nos ha llegado  del cartesianismo  es el mismo que el yo del ser de mi realidad, es decir,  aquel mismo yo que en un segundo momento estructural de ella  se  ratifica de forma inversa, es decir se supera la fórmula  “yo soy” por la del  “soy yo” quien piensa quien hace etc., etc.

    Esta experiencia cognitiva de nuestra estructura interna es la que la debió vivir Jesús, lo que pasa es que no  se ha sabido de ella  hasta hace relativamente poco tiempo.

  • Antonio Duato

    El asunto del libro “a cuatro manos” continúa y se hace cada vez más oscuro y ponzoñoso, pero aquí, sobre ello no vamos a publicar nuevas entradas. Seguidlo todo con detalle en Religión Digital u otros medios. Veréis acusaciones contra Sarah por manipular a Ratzinger y las fotocopias que él presenta de su correspondencia con el emérito. El “bello” Giorgio está cada vez más bailando en la cuerda floja. ¿Para cuándo prescindirá Francisco de él y del otro papa?

    Con todo hay quien sigue, como Santiago aquí, defendiendo que las opiniones de Ratzinger son las más válidas teológicamente. Allá ellos. Pero hay quien dice que Ratzinger es ahora un cristiano más y tiene derecho a proclamar su opinión sin que esto sea un ataque a Francisco. ¡¡No y no!! Un cristiano más que se hace llamar “papa”, que viste de Blanco, que ocupa una mansión-convento en el estrecho recinto del Vaticano, No pude firmar ese libro sobre un asunto sobre el que va a escribir Francisco. El cisma ya está en curso y, como en los últimos dos siglos, proviene de la derecha conservadora.

    • Santiago

      Antonio, yo no dije que las opiniones de Ratzinger sean “las mas válidas”…Sólo quise resaltar su teología, a pesar de sus detractores, por su claridad y porque son asequibles al pensamiento de cualquier laico de mediana preparación intelectual…
      En “Introducción al Cristianismo” Ratzinger desmenuza la FE del Credo en profundidad con visión espiritual y conocimiento de la Escritura e Historia. Pone al día a Peter Seewald y a sus contemporáneos en “Dios y el Mundo” desde el comienzo de la Creación hasta el Apocalipsis… El Camino hacia Jesucristo” es para creyentes y para “no creyentes”…
      Es sincero en el “Informe sobre la FE” con Vittorio Messori, periodista italiano que le pregunta sobre el post-concilio Vaticano II..Como creo citas a Jesús de Nazaret te diré que me gustó leer el II Tomo que abarca desde la Entrada de Jesús en Jerusalén hasta la Resurrección. Creo que es el que está más documentado, hay mas exégesis y teología, y a la vez trata de ajustarse a la historia. Es el que mejor se lee…El pensar que Ratzinger es perfecto en lo que escribe tampoco cierto…En todo, hay errores puesto que nadie posee TODA la información y TODA la verdad.

      Pero Ratzinger es capaz de adentrarnos profundamente en el misterio de Dios, como en su libro “Creación y Revelación” donde escribe:
      “En definitiva todo procede de una alternativa: ¿Que es lo que viene primero? La Razón Creativa, el Espíritu Creador que hace todas las cosas y les da crecimiento, o la Sin Razón, la cual, careciendo de sentido alguno, con precisa extrañeza nos presenta un Cosmos matemáticamente ordenado junto con el ser humano y su racionalidad. Esto último, sin embargo, no sería mas un resultado fortuito de la evolución, y por tanto, a la larga, carente de sentido. Pero como cristianos, decimos: Yo creo en Dios Padre, Creador de cielos y tierra. Creo en el Espíritu Creador. Creemos que al principio de todo está la Palabra Eterna, con la Razón, pero no con la Sin Razón.”

      No es posible en la Iglesia Católica actual dejar de hablar…Ratzinger, como Sarah como Marx, como Schonborn como cualquier otro cardenal, tiene derecho a opinar, aunque sea el Papa Emérito por derecho propio. De la misma manera que Francisco puede hacer lo mismo, sin que las opiniones interfieran con su voluntad de legislar sobre el celibato del clero. Esta es una cuestión que siempre ha sido opinable…Cualquiera lo puede hacer..

      Un saludo afectuoso
      Santiago Hernández

  • ana rodrigo

    Ayer recibí un artículo de Castillo, que aún no lo he visto publicado ni en su blog ni en Religión digital, que resumo: nos recuerda la doctrina del Vaticano II sobre la unidad de la iglesia con el Vicario de Cristo, el que Ratzinger, cuando fue Prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la fe, destituyó a tantos teólogos por no someterse a la doctrina papal; el que el celibato nunca ha sido dogma de fe (ésta ha sido también la respuesta del Vaticano), habla de las iglesias orientales y que en el NT se mantiene lo opuesto al actual norma del sacerdocio, cita a Pablo en 1Cor,9,5, en 1Tim. 3,2-5.12; tit.1,6, donde se afirma que el ministerio eclesiástico, incluido el episcopado deben ser hombres casados con una mujer.

    Y como esta opinión documentada, hay opiniones de todas clases, desde que Benedicto XVI no debía vivir en el Vaticano hasta que está manipulado por otros.

    Total, que Ratzinger debería estar mejor asesorado si sus facultades están disminuidas por alguna razón, porque ha sido un hombre muy inteligente y muy intelectual como para cometer estos errores desde lo que fue, un Papa que se manifiesta en contra del la actual autoridad.

    Lo mejor sería la libertad de expresión, pero para todos, especialmente para la teología actual sostenida por grandes teólogos y teólogas ( aunque a éstas, ni las miran, ni las leen, ni les importan; cero a la izquierda), aunque deba ser el Papa el que marque las líneas rojas para no convertir la teología oficial en un caos.

     

    • ana rodrigo

      Corrijo una cosa que he dicho, el artículo de Castillo sí está publicado en RD.Castillo: “Es incomprensible que quien destituyó a tantos teólogos, por no someterse al magisterio papal, sea quien se opone al Papa”

  • M. Luisa

    Mi comentario irá en la misma línea de pensamiento del de  Claudio Ibáñez, que nos ha acercado el amigo Oscar  pues por imperiosa necesidad vital  vengo desde hace años desentrañando  el por qué  de  ese empecinamiento  de la I. Católica por estas creencias que le han sido de tan fácil inculcación histórica.

    A veces es preciso aunque nos parezcan anacrónicos  meternos en lo que han venido significando para la iglesia conceptos  que por no haber sido   actualizados  influyen todavía ideológica y  perversamente sobre la persona.

    Siempre me acordaré de un filósofo que intervenía en un debate  a finales del año  1999  en  torno a cómo  la iglesia católica  debería adaptarse   al cambio de siglo.   Y dijo con toda energía y contundencia ¡ Lo primero que ha de hacer la iglesia es abandonar  la idea de sustancia! Ese es el concepto antipático al que me refería.  Pero es que a él  es donde se aferran todas esas creencias eclesiales y clericales  que con respecto a la sexualidad nos presenta C. Ibáñez.

    Por ejemplo, comienzo por eso que dice que las prácticas que promueve, la castidad,  virginidad, abstinencia y celibato son tremendamente negativas  y destructoras del mejor funcionamiento de las personas.

    Por qué? porque para los efectos y propósitos del clericalismo se concibe a la persona como sustancia, es decir, sujeto de predicación. La persona tiene cuerpo, tiene alma, tiene sensibilidad, tiene inteligencia etc., es todo un compuesto de notas cualitativas  pero  vistas así desde fuera  obvian su funcionalidad interna. Se enumeran como si entre ellas fueran contradictorias pero en realidad esto no es así porque son cualidades que propiamente  en última instancia constituyen a la persona por entero. No sólo no son notas contradictorias, por ejemplo la sensualidad y la sensibilidad   sino que en su funcionalidad interna contribuyen a la configuración de  la persona en su unidad, en lo que  ella es no como sustancia sino como estructura.

    De ahí la perversión y nuestra obligación de denunciar esta anacrónica perspectiva  desde la cual el clericalismo  considerada a la persona, dado que una estructura, como vengo señalando,  ella misma dispone del modo de estar relacionadas  sus distintas partes y por tanto está fuera de todo manejo predicativo externo.

    Pienso, para resumir que, Ratsinger en su teología no saldrá nunca de la idea de “sustancia” en cambio el papa Francisco, al parecer, intenta al menos, abrirse hacia  el concepto de estructura, o lo que es lo mismo considerar a la persona no como un compuesto sustancial (alma y cuerpo)   sino como  sustantividad, que es el concepto alternativo referido por   el conferenciante filósofo (no recuerdo su nombre)   del debate anteriormente citado. Considero que este cambio conceptual es el primer paso para la derivación de una sociedad madura y laica.

    • ana rodrigo

      María Luisa, estoy de acuerdo con lo que dices, que se puede resumir en que una sofisticación del lenguaje y una definición de persona, el cuerpo pasa a segunda categoría, e,incluso en la tradición de la Iglesia ha sido denostado, visto como objeto de pecado, sobre todo el cuerpo de la mujer, que ha pasado al imaginario colectivo, incluso, no religioso, de ahí la canción internacionalizada de Lastesis chilenas “y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía, el violador eres tú”, “el patriarcado es un juez que nos juzga por nacer y nuestro castigo es la violencia”.

      Los museos están llenos de de santos quitándose de la cabeza tales tentaciones de las mujeres que los atormentaban, lo mismo que les pasará a los hombre célibes. Estas tradiciones, que vienen de antiguo y que han despreciado tanto el cuerpo y la sexualidad, sigue vigente. Por eso yo, aunque parezca una pesada, sigo reivindicando el cuerpo de la mujer y su libertad, y el cuerpo del hombre y su sexualidad; el que quiera ser célibe que lo sea, pero no porque ser célibe traiga inmenso beneficios espirituales a alguien, sino porque quiere por sus razones.
      Sí, querida María Luisa, la persona es un estructura, no elementos separados y autónomos. El cuerpo nos hace persona y, al morir, éste se desintegra, pero mientras vive, hay que saber entrelazar las capacidades y posibilidades que nos dan los diferentes componentes de nuestro cuerpo. Nuestro cerebro, nuestra conciencia, nuestro contexto social, nuestra moral, etc. etc.

      • M. Luisa

        Claro que sí Ana, te comprendo y es que cuando tocas con tanto acierto y reflexión el tema del feminismo, a mí tras leerte solo me cabe sin esfuerzo alguno sustentarlo sobre la base de esta estructura que, por como la describes, veo me has comprendido.

        ¡Gracias, amiga!

    • Santiago

      Pero la sustantividad no invalida la esencia como existencia y como forma de existir y su humana expresión. La sustantividad equivale a una sustancia mas compleja, dividida en notas. Existen pues las notas verdaderamente esenciales que son independientes, sin apoyo ninguno. Y las no esenciales que se apoyan en las esenciales para existir, accidentales pero son también parte de la sustantividad…El poder de la realidad no está en lo “no esencial” puesto que estas últimas notas no están fundadas en la sustantividad. Esta es inmutable porque se basa en notas que existen en si mismas o en principios perennes que si desaparecen cambian la realidad…Las notas esenciales permanecen en la persona humana puesto que forman su estructura donde existe una unidad funcional. Esta unidad de función solo se realiza en el orden…No obstante, tenemos la capacidad racional de dirigir nuestras pasiones. Por eso, muchas personas han vivido el orden de las pasiones dirigiéndolas hacia el bien. Por eso, miles de seres humanos pueden sacrificar su bienestar aparente en favor de una causa siendo fieles a su sacerdocio célibe o en su compromiso matrimonial conteniendo lo que cae fuera de lo que está permitido y evitando lo inmoral..No es anácronico vivir la virtud, sino que va conforme a nuestra realidad humana…La experiencia de los siglos enseña que el amor es capaz de vencer nuestro desorden vital..

      Un saludo cordial
      Santiago Hernández

      • ana rodrigo

        Querido Santiago, nadie niega que haya personas que quieran y puedan ser célibes, lo que mucha gente decimos, es que, como esto es tan difícil, a quienes quieran ser sacerdotes no se les obligue a ser célibes, porque como dice Giordano, es anti o contra natura.

        Yo pienso que, aunque no sea la única causa, la represión sexual de muchos sacerdotes les ha hecho pedófilos y, casi siempre con niños, con alguna niña y agresores sexuales de monjas en épocas en las que vivían aisladas del mundo y no tenían formación sexual alguna…., es decir, siempre con personas vulnerables.

        Por otra parte el celibato en religiosas no debe ser muy atractivo, además de otras cuestiones, porque la inmensa mayoría de congregaciones están desapareciendo.

        Y los seminarios enormes de otras épocas no muy lejanas están vacíos (en Zamora había uno en la capital y otro inmenso en Toro, y estaban llenos).

        Parece que no hay posibilidad alguna de que las mujeres accedan al sacerdocio, para mí, mejor que no, no que se lo prohíban, sino que ellas no lo acepten porque Jesús jamás habló, ni imaginó este tipo de sacerdocio, por mucho que se diga que en la última cena, Jesús instituyó el sacerdocio, y menos éste tipo de sacerdocio.

      • Santiago

        No se es sacerdote por lo que uno dice sino por lo que uno es y por lo que realiza, de la misma manera que no se es médico o abogado solo por nombrarse asimismo como ello.

        Pero sacerdote es el que consagra su vida a la divinidad, ofrece sacrificios por el pecado y es mediador entre el Padre y los seres humanos.
        Jesucristo es sacerdote de la Nueva Alianza, no porque exista su autoproclamación, sino porque El es el que se consagra al Padre que es la Verdad primaria:
        “Como Tú me enviaste al mundo, Yo también los envió al mundo. Y por ellos YO me consagro a mi mismo, para que ellos sean consagrados en la verdad” (Juan 17:18-19?

        Y no solamente se consagra sino que se ofrece como rescate del pecado: “El Hijo del hombre no vino a ser servido sino a servir y a dar Su vida como rescate por muchos” (Marcos 10:45)

        Y Jesus no es solo rescate sino “ofrecimiento” en “remisión de los pecados” porque Su Cuerpo es entregado perpetuamente y Su sangre es derramada para “quitar el pecado del mundo”
        Es por eso que Jesús es el sacerdote “per se”. No importa la opinión contraria. Porque en El se cumple la definición de sacerdote: el que se consagra, el mediador y El que ofrece y se ofrece por nosotros.

        Frente a la Europa descristianizada a propósito, Africa y America y parte de Asia mantienen el cristianismo, frente a congregaciones que desaparecen, hay muchas nuevas que están apareciendo. La Iglesia siempre se renueva porque la Palabra d e Dios es eterna y nunca pasará. Pasaremos primero nosotros. La Iglesia de Cristo permanecerá para siempre.

        Un saludo cordial
        Santiago Hernández

  • Santiago

    Yo admiro mucho a Benedicto XVI y he leído bastante de su teología bíblica y exegética que es insuperable..Benedicto XVI marca una época en la historia de la Iglesia puesto que el escribió desde el Vaticano II oficialmente hasta su renuncia como Obispo de Roma, sintetizando admirablemente la verdadera doctrina de Jesucristo de manera comprensible y asequible a todos los fieles…porque el va a las fuentes originales, profundizando el sentido verdadero del pensamiento de Jesús exponiendo de que manera se ha cumplido perfectamente el Antiguo Testamento en la Nueva Alianza, inaugurada por Jesús con su Vida, Muerte y Resurrección..

    Esta es pues la esencia de nuestra FE..Que ella se base en “lo antiguo” no impide “actualizarla” para poder proclamarla mejor al mundo PERO sin destruir su esencia que sólo se encuentra en la FE en Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios, co-sustancial al Padre, que es la piedra fundamental, y que se nos reveló atemporalmente aun naciendo “en el tiempo”, y que han tratado de negar muchos que han resurgido  a través de los siglos como los gnósticos, los adopcionistas, los arrianos y los mas modernos como los naturalistas, humanistas, racionalistas, existencialistas ateístas, modernistas..etc  …

    Sin embargo, en este punto sobre como responder mejor a la llamada hace Cristo al sacerdocio, me parece que se ha centrado el problema en el pensar que la vocación sacerdotal sólo puede ser vivida en un grado supremo de entrega y santidad, y que no existe otra manera…En cuanto es cierto que Jesucristo es el modelo acabado en todos los ámbitos humanos para el que CREE en El como Hijo de Dios, sin embargo, de hecho, esa llamada al estado sacerdotal es hecha en un ser humano y a pesar de toda la ayuda posible, a pesar del ambiente de santidad donde se desarrolle, esta entrega admite “grados” como todas las vocaciones…como existe grados de fe, y de santidad…

    Por otro lado, la Iglesia, en la experiencia del sacerdocio casado que siempre ha existido en Ella, en sus variados ritos, ha visto y ha comprobado que es mas conveniente que el “llamado” a este estado sacerdotal permanezca en continua disposición abierta para el ministerio, “in persona Christi” y no tenga la atadura de otra vocación al matrimonio….puesto que nuestros hermanos de “rito oriental” han tenido y tienen sacerdocio casado y no todo es color de rosas en ellos…Evidentemente, a través de 21 siglos la Iglesia Católica en el rito romano pudo modificar su disciplina, no por empecinarse en un club de varones, sino porque era la forma mejor para evangelizar. La experiencia está en la historia. Sin embargo, es una cuestión abierta y opinable, como se ha visto en el debate actual en la Iglesia.

    Incidentalmente nuestro párroco fue ordenado sacerdote anglicano y re-ordenado en el sacramento del orden cuando el y su esposa se convirtieron al catolicismo. Tienen 3 hijos pequeños. El es bastante activo y escribe en la prensa local. Ha manifestado muchas veces que el cree que el sacerdote debe ser célibe. Indudablemente habla por su experiencia de estar viviendo 2 vocaciones simultáneas!!!! cosa que me parece bastante difícil…como lo vemos los fieles…

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

     

     

    • Carmen

      Usted siempre me sorprende. Es muy interesante lo que dice.
      Si. Todo se puede reexplicar salvando lo fundamental. El problema es qué es lo fundamental. Por eso mismo pienso que ha llegado el momento de los teólogos. Nadie quiere acabar con la fe católica. Nadie de los que aquí escriben. Desde luego mi persona no. Repito: la iglesia es depositaria de un tesoro que con el paso de los siglos se ha ennegrecido y es preciso limpiarlo.
      No me extraña que su amigo no pueda con sus dos esposas a la vez, la de siempre y la iglesia. Pobre señor. Además la bigamia está prohibida en muchos países.
      Quizá la solución estaría en que el sacerdote no fuese esposo de la iglesia, sino un amigo más.
      Es usted una caja de sorpresas. Y sí. Un gran teológo. Pero hay muchos enfoques teológicos. Estoy segura de que es el momento de cambiar la dirección del foco de luz, de llevarlo hacia las personas normales para que puedan vivir en paz con sus neuronas. Las personas normales tienen, tenemos mucho que dar. Pero no nos pueden pedir que perdamos la cordura.
      Buen día.

      • Santiago

        Muchas gracias…Lo fundamental se identifica con el bien…El foco va dirigido a lo que está bien puesto que el bien es el objeto de nuestra felicidad última…Es en la sinceridad que demuestra para seguir la verdad como se logra llegar a lo fundamental..Y no me cabe duda que llegará, a pesar de sus protestas..
        Jesús permanece oculto, pero siempre lo encontramos…Cuando penetramos el Evangelio en su profundidad nos damos cuenta que en el cabemos todos: los normales, los menos normales y los anormales…Jesús se dedicó a curar a los enfermos del cuerpo y del alma, y nos enseñó a vivir y a morir…Es en El donde se recapitula todo “lo humano” y en El está la solución de TODOS nuestros problemas.Solamente tenemos que querer escucharle.

        Saludo cordiales
        Santiago Hernández

      • Carmen

        Ha salido usted por peteneras. Pero bueno. Creo que nos conocemos relativamente bien.
        Siempre digo que usted es el católico oficial correcto. En base a la teología actual. Pero no tenga duda de que cambiará. Lo que no sabemos es cuando.
        Usted de tonto no tiene un pelo , pero en cuanto a cabezón estamos a la par. Pero no importa. Sé que el camino para cambiar a la iglesia es cambiar la teología en la que se sustenta. Nadie dice que haya que acabar con todo lo todible. No es eso. Insisto. Hay que ver qué es lo fundamental. No lo sé. No soy teóloga. Pero se que hay determinadas afirmaciones que a día de hoy son insostenibles y son las que permite que la jerarquía de la iglesia haga sencillamente lo que quiere. Y eso de evangélico nada de nada.
        Hay cosas que a las personas normales las aparta de la iglesia y como existe esa identidad entre iglesia, Jesús y dios, pues se corta por lo sano, todo se mete en el mismo saco y no se cree ni en la iglesia, ni en dios, ni en Jesús.
        Eso lo cantan los ciegos por las esquinas. Y cambiará porque el mensaje de Jesús es eterno. No la iglesia. Al menos no tal y como está a día de hoy.
        Pero bueno, da igual. No lo voy a ver, pero sucederá. Tómeselo como una profecía.
        Buen día.

      • Santiago

        Lo mas sabio, como dice el adagio, es cambiar lo que se puede cambiar, y aceptar lo que no se puede, y al final reconocer la diferencia…En el caso de creer, se trata de confiar…como confiamos en alguien y admiramos a un amigo …Jesús nos da la gracia de creer en El…y nos ilumina para seguirle, no solo en el gozo, sino en la pena…no solo en lo fácil sino en lo difícil…Creemos y esperamos…Y esto es la vida del cristiano que nos libera de las cadenas del mal por medio de Jesucristo…Claro que podemos rechazar la fe que es un regalo…puesto que los regalos pueden rechazarse por diversos motivos..La cuestión es saber por qué aceptamos la fe. Sin conocimiento no podemos creer…

        Un saludo cordial
        Santiago Hernández

      • Carmen

        Está usted seguro de que cree en Jesús más que mi persona? Estoy convencida de que su visión del mundo cambiaría a la sociedad enterita.
        No necesito la vida eterna. Eso es creer menos? No creo que a su padre , fuese quien fuese , hubiese dado por buena su muerte en la cruz. Eso es creer menos?
        Porque, querido amigo. No me mueve para valorarlo el cielo que promete ni le temo al infierno porque mi Dios no crea infierno. Le suena de algo?
        Sigo. Se me hiela el alma cuando lo veo en la cruz. Le suena?
        Pues eso.
        Buen día.

      • Carmen

        Pues creía que era de Teresa de Ávila, pero por lo visto, pues no es. Resulta que es anónimo, aunque muchos entendidos en poesía y demás mayoritariamente se lo atribuyen a Juan de Ávila, que no de la Cruz.
        Me encanta ese poema, siempre me ha gustado. Lo memoricé sobre los 17 años, me lo encontré como ejemplo de poema en un libro de texto de bachillerato. Estaba convencida de que era de Santa Teresa, no se el porqué. A lo mejor , quizás, el autor del manual de literatura opinaba que era de ella. Pero por lo visto es una joya de la poesía del siglo 16 0 17. Y la doctora no daba para tanto.
        Esa mujer , para mí, es una de las grandes personas que ha dado España. De hecho me sorprende que cuando nombran a mujeres que han abierto puertas a otras en esto de la lucha por la igualdad, jamás la nombren. Creo que es una de las grandes.
        El poema es ciertamente una joya, por su simplicidad y supongo que por su corrección en métrica y rima y esas cosas.
        Lo encuentro precioso y rompedor. Como la Santa de Ávila tuvo problemas con la Inquisición, estaba segura de que este poema tenía que ver bastante en ese tema.
        Pero no.
        Porque, querido amigo, el final es apabullante.
        No me tienes que querer porque te quiera, pues aunque lo que de ti espero no esperara, lo mismo que te quiero, te quisiera.

        No necesito sentirme querida por Dios tal y como yo quiero a mis hijos. Qué va. Nada espero en concreto, salvo que me de fuerzas para defenderme .
        Pero la idea de Dios la encuentro fascinante. No concibo un mundo sin mi Dios. El mío.
        Si a usted le parece que todo esto que le he dicho no está a la altura de su fe, no voy a tener más remedio que darle la razón. Su fe en eso que llaman Dios y la mía, no están a la misma altura.
        En fin.
        Da igual.
        La iglesia nos separará siempre
        Me separa de los conservadores y de los progresistas. Actúan todos los hombres y mujeres de iglesia exactamente igual, salvo excepciones. Eso sí, defienden ideas opuestas. O no tanto.
        No tengo cabida en nada que esté relacionado con la iglesia. O sea, imposible. Mi cabeza no da para pertenecer a un grupo donde haya que respetar a vacas sagradas y donde se siguen manteniendo grados de , no sé qué palabra escribir, grados, sencillamente grados.
        En fin.

      • Santiago

        Pero existen los grados, no los creados artificialmente, sino los naturales. En todo existen extremos. Pero la mayoría somos averages ¿o no? Lo malo es cuando creamos “castas”..Pero en la Iglesia cabemos todos puesto que está fundada en Misericordia.
        Existimos muchos fanaticos de este acto de contrición perfecta, el maravilloso Poema “A Jesus Crucificado” En el estamos suscritos muchos y “por muchos” dio su vida Cristo. En este sentido todos estamos al pie De la Cruz contemplado un misterio inefable.

        Saludos cordiales
        Santiago Hernandez

      • Carmen

        Es usted un maestro del escaqueo.
        Buen día.

  • Carmen

    Bueno. Ya no lo voy a decir más veces. No es tiempo de los laicos. Es tiempo de los teológos.

    Ustedes saben mucho mejor que mi persona que el celibato es lo de menos. El problema está en que si se cuestiona, se puede cuestionar todo. Porque está todo el razonamiento teológico oficial tan cogido por los pelos, que si se toca un solo tema, todo se puede derrumbar como un castillo de naipes. El señor  Alemán, anterior papa y que nunca aprendí a escribir su nombre, es un buen teológo, uno de los grandes, dicen. Ya saben dónde estudió, qué profesores tuvo y qué compañeros de promoción. Un gran intelectual. Que de repente , el sabrá porqué, su cabeza pegó un viraje gordo y se convirtió en absolutamente conservador. Para mí es un enigma, pero como soy una mal pensada cuando hay cosas de iglesia por enmedio, diría que quizás pensó que el auténtico poder no iba a estar en el Vaticano II. Es una intuición. Y razón tuvo. Gobernó a la iglesia no únicamente durante su pontificado, sino también durante el anterior desde su cargo, no sé qué de la fe. Que es el poder que a él le gusta. El de las cabezas. Dominar el pensamiento de todos. Y claro, el papa santo era un hombre con un atractivo bestial y un don de gentes alucinante. Tuve la suerte de asistir a un acto de esos suyos en un salón de actos o algo así en el Vaticano. Creo que era el Vaticano. Bueno. No se lo pueden imaginar. Un actorazo, un hombre de esos que llena el escenario. A mí me encanta el teatro y el cine y sé reconocer a una persona con talento escénico. Era , fue una cosa que jamás se me olvidará.

    Pero, a ver, intelectual, pues no. Descansaba totalmente en ese aspecto en el director de esa cosa de la auténtica fe. Y el señor de la fe disfrutando y argumentando y profundizando en los aspectos teológicos oficiales. Un número uno. Y además callaba a todo aquel que no le gustaba.

    Pero nadie le va a negar su valía como teólogo. Y como teólogo sabe que no se puede dar un solo paso en falso porque todo se derrumbará. Y sencillamente no está dispuesto. Y salta. Claro que salta. Porque él sabe tan bien como todos ustedes que el celibato es lo de menos. Lo que importa es lo que puede venir a continuación. Cosa que no sé si ha medido el papa actual, porque, con todos mis respetos, no sé cómo anda de teología, de esa buena y decisiva. No lo sé. Con todos mis respetos, no me da la sensación de que sean comparables las dos personas en el aspecto teológico.

    Quiero decir. Si ustedes tienen a bien seguir hablando del celibato, adelante, pero saben mucho mejor que mi persona lo que hay detrás. Por favor. No nos tomen por tontos.

    Es como si me dijeran que el asesinato de Sarajevo era causa justificada para la primera guerra mundial. Anda que no había historia detrás.

    Pues esto es como el asesinato de Sarajevo. El detonante. En la guerra se combate con armas y aquí y ahora, con teológia. Hace falta una teológia que sustituya a la actual. Sin eso no hay cambio posible porque el papa actual es un papa como un piano de grande. Y si se creen que va a seguir adelante, tengo mis dudas. Pero bueno. Su iglesia es. Me refiero a la de ustedes y a mí nadie me ha dado vela en este entierro.

    Pero es que estoy de verdades a medias que ya no puedo más. Porque es cierto que el problema es el celibato en este momento, pero, de verdad creen que es tan importante? Han leído los argumentos del Papa anterior? Pura teológia. De verdad creen que todo ese tinglado se va a desmontar porque unos sacerdotes se casen o no?

    Es un problema mucho más profundo. Y ustedes lo saben mucho mejor que mi persona. Y les digo una cosa. No dejen pasar esta oportunidad. No sabemos cuándo habrá otra.

    Y eso es todo amigos

    Sorry. Pero es que es un tema apasionante por las enormes repercusiones que pueda tener. El señor Papa anterior no ha medido esto. Se cree que sigue siendo papa y que no se le puede cuestionar. Menudo error. Está mayor.

    Buenas noches y buena suerte.

  • Cada uno puede tener su opinion, ninguno de los dos autores, firmando el libro tienen autoridad para decidir del celibato o no de los sacerdotes. El papa y una decisión mayoritaria del pueblo de Dios pueden decidir de esta cuestión del celibato o no de los sacerdotes.

     

  • oscar varela

    (vuelvo a copiar lo que ya hube puesto en ATRIO)
    Iglesia y sexualidad: los graves efectos del celibato y la abstinencia
    Por Claudio Ibáñez S. (21 Agosto DE.2018)
    https://ciperchile.cl/2018/08/21/iglesia-y-sexualidad-los-graves-efectos-del-celibato-y-la-abstinencia/
     
    * Las creencias de la Iglesia Católica sobre sexualidad y las prácticas que promueve
                – (castidad, virginidad, abstinencia y celibato) no son inocuas,
                – sino “tremendamente negativas y
                – destructoras del mejor funcionamiento de las personas”.
                – es un adoctrinamiento que genera
                            – inmadurez socio-emocional,
                            – deprivación sexual y
                            – una lucha culposa entre
                                       – la realidad sexual humana normal y
                                       – el ‘deber ser sexual’ inalcanzable, mítico y fantasioso”.
    * La incapacidad de la Iglesia para manejar el comportamiento sexual de sus consagrados
                – se mantendrá mientras no cambie los supuestos falaces
                            – sobre sexualidad que su doctrina contiene,
                – e incorpore una visión positiva de la sexualidad humana
                            – basada en el mejor estado actual del conocimiento psicológico.
     
    IGLESIA Y SEXUALIDAD
    * En el Catecismo están sintetizadas sus creencias acerca de la sexualidad
    – la castidad (abstención del goce sexual) es una virtud y
                – todos los bautizados deben abstenerse de practicar la sexualidad,
                – las relaciones sexuales están permitidas solo entre casados y
                – nada más que con fines reproductivos y de unión.
    * El personal consagrado (sacerdotes, religiosos y religiosas)
                – debe practicar la abstinencia sexual de por vida.
    * Esta visión restrictiva descansa en dos supuestos:
                – la abstinencia sexual es clave para la perfección personal y espiritual y
                – es posible practicarla de por vida.
    * ¿Cuál es el grado de verdad que estos supuestos poseen
                – a la luz de la ciencia psicológica contemporánea?
     
    Final del formulario
    PSICOLOGÍA, SEXUALIDAD Y SUBLIMACIÓN
    * La represión (de la libido) acarrea grandes trastornos mentales.
    * La sublimación no cuenta con respaldo en la psicología empírica contemporánea .
                – los impulsos motivacionales no son sublimables;
                – para cada impulso existen satisfactores específicamente apropiados.
                            – para el hambre la comida,
                            – para la sed el agua,
                            – para el amor el afecto,
                            – para el sexo el apareamiento.
     
    LOS IMPULSOS Y SU FUERZA
    * Los motivos primarios (hambre, sed, respirar, dormir, sexo, crianza, etc.),
                – se sustentan en complejos mecanismos
                            – homeostáticos, neuroendocrinos y cognitivos.
    * La fuerza de un motivo o impulso solo se puede observar cuando está
                – insatisfecho o “deprivado”.
     
    * La abstinencia incrementa y exacerba
                – la fuerza de los motivos o impulsos.
     
    LA ABSTINENCIA SEXUAL
    * El impulso sexual es una necesidad fisiológica básica
                – tanto o más potente que el resto de las necesidades porque
                – de este impulso depende la supervivencia de la especie.
    * Además ¿es posible la abstinencia sexual sostenida en el tiempo?
    – En 1948 Alfred Kinsey informó
                – que la abstinencia sexual permanente prácticamente no existía.
                – en lugar de disminuir el embarazo adolescente lo incrementan.
     
    MOTIVACIÓN Y AUTOACTUALIZACIÓN
    * Las necesidades humanas se ordenan en una jerarquía de predominio relativo.
    – En la base de la jerarquía están las necesidades fisiológicas
                – (sed, hambre, respiración, temperatura, sexo, etc.).
                – La insatisfacción de cualquiera de estas necesidades básicas
                – no solo la transforma en predominante, sino que
                – la vida de la persona comienza a girar en torno a la necesidad insatisfecha,
                – lo que impide el avance hacia la maduración.
    * La satisfacción, al menos parcial, de las necesidades básicas, incluida la sexualidad,
                – es clave para el desarrollo de la personalidad y
                – el avance hacia la madurez, (Maslow denominó autoactualización.
     
    SEXUALIDAD EN EL CLERO
    * La Iglesia cree y ha hecho creer (sin un solo estudio que lo demuestre)
                – que la mayoría de sus consagrados son sexualmente abstinentes y
                – viven de manera ejemplar su castidad.
    * El abuso de menores es solo la punta del iceberg de la incontinencia sexual del clero.
    – Otras prácticas, al no ser delitos, no salen a la luz pública y
                – quedan ocultas en los confesionarios.
    – Los abusadores de menores representan solo el 6% del clero.
                – Entre el 80% y el 90% se masturba y
                – el 50% de los sacerdotes practica relaciones sexuales adultas,
                            – tanto hetero como homosexuales.
     
    EL CELIBATO
    * La mayoría de quienes ingresan a la vida religiosa lo hacen en plena juventud,
                – ilusionados con su vocación,
                – pero psicosexualmente inmaduros y
                – desconocedores del impacto que tendrá en ellos,
                            – la abstinencia sexual de por vida y
                            – la carencia de una relación de pareja.
                – muchos llegan a ser intelectual y físicamente adultos,
                            – pero social, emocional, afectiva y sexualmente inmaduros,
                            – transformándose en furtivos transgresores de la continencia sexual.
    *¿Dónde están, entonces, los beneficios
                – de la abstinencia sexual y
                – del celibato planteados?
     
    CONFESIONARIOS DE VIDRIO
    * En muchos colegios católicos han llegado a vidriar los confesionarios o
                – a reglamentar las confesiones en ambientes de mirada pública .
     
    LA CUESTIÓN FUNDAMENTAL
    * Creer que la abstinencia sexual es
                – el camino a la perfección humana y espiritual y
                – que es posible practicarla de por vida,
                            – no es una creencia inocua, sino
                            – negativa y destructora de las personas.
    * Los teólogos tienen la palabra… Pero no solo ellos.
    – Debido a los trascendentes y generalizados impactos negativos que el paradigma sexual de la Iglesia tiene, su cambio debe ser exigido
                – por los propios consagrados,
                – por sus víctimas y
                – por las comunidades y
                – gobiernos de países en que la Iglesia Católica opera.

  • mª pilar

    ¡Que cansancio!

    Con esta clase de “iglesia” cualquier cosa puede suceder.

    No tiene arreglo así como va.

  • ana rodrigo

    Como Julián Díaz, he leído este texto con vergüenza y con rabia de ver cómo se toma el nombre de Dios en vano, rebozando con su espiritualismo etéreo, y, creyéndose el altavoz de Dios y de su voluntad, quiere justificarlo todo.

    No le importa humillar y despreciar a todas las mujeres y a tantos hombres casados que, no siendo sacerdotes y que estos dos señores los pasan a la categoría de cuerpo místico y de novia de Cristo, pero que son igual de buenos e igual de malos que los célibes. ¿O es que no se acuerdan del bochornoso hecho de la pederastia de miles de sacerdotes? ¿Acaso desconocen la cantidad de curas que viven clandestinamente con una mujer?. ¿No saben la cantidad de sacerdotes que visitan habitualmente los prostíbulos? No me lo invento, eh?. Ufffff.

    No digamos cuando se refieren a las virtudes intrínsecas, por practicar la abstinencia sexual. Si yo tuviera delante de mí a estos señores, les diría, no se pueden imaginar los millones y millones de persona que viven esas virtudes, sin necesidad de la abstención sexual.

    Una frase antológica: “De la celebración diaria de la Eucaristía, que implica un estado permanente de servicio a Dios, surgió espontáneamente la imposibilidad de un vínculo matrimonial.” Y habla de imposibilidad, mientras en la Iglesia católica de Oriente, por lo visto sí ha sido posible, así fue durante muchos siglos en la Iglesia. Y después dicen, entre otras simplezas, que el problema es la sexualidad y que deberían vivir como San José; ¡¡¡¡mamma mía, mammma mía….  No sé si reír, si llorar o si rabiar. Dicen que no pueden estar con la boca cerrada, pues yo les aconsejo que más les valdría, porque ya hay demasiada gente en este muendo diciendo tonterías.

    Habla que el sacerdocio conlleva la renuncia a los bienes materiales. Esto es tratar de tonta a la inmensa mayoría de la humanidad, que, aunque sólo sea de turismo, sabe que la Iglesia es la institución mundial más rica del mundo. Claro, no teniendo familia a quien dejar su herencia, más otras realidades históricas que han concurrido, se va acumulando todo en la Iglesia institución. Quizá tampoco se han enterado de las inmatriculaciones que se han hecho en España quedándose la Mezquita de Córdoba por 30 euros.

    Perdón si me he pasado, pero he escrito esto con un enfado notable.

    Nota: tuve un amigo y una amiga profes de religión en un instituto, se enamoraron, el obispo los expulso de su trabajo y, después de tener ya un hijo, el obispo lo llamó a él para ver si quería volver al sacerdocio, abandonado, claro, a su mujer e hijo……

    ¡Cuánta hipocresía y qué poco sentido moral del trabajo y de la familia!!!!!

  • Jorge Sarsaneda del Cid

    Solamente añado que es un daño grave el que los medios de “comunicación” hable de dos papas. Sólo hay uno: Francisco. Benedicto 16 ya no existe, es un título emérito, ahora es José Ratzinger. No sale del Vaticano porque lo meten preso por encubridor de pederastas como Maciel.

    • Carmen

      Pero si fuese el Papa podría entonces decir lo que dice y hacer lo que quiera?
      El problema no es el Papa o los papas en este caso. El problema es la estructura de la iglesia. Eso es lo que hay que cambiar. Pero esa estructura está basada en una determinada teológia. Si no se toca la teología es imposible modificar prácticamente nada.
      Los teólogos. Ha llegado el momento de los teólogos. Pero tienen miedo. Están perdiendo una oportunidad de oro. No sé cuándo se les volverá a presentar. Porque la sociedad está retrocediendo, al menos en Europa. Bueno, y ahí está el artículo del señor Boff. Que no es europeo.
      Pero bueno.

  • Julián Díaz Lucio

    Ratzinger consuma su oposición a Francisco
    ¡Qué vergüenza! Es la que he sentido esta mañana al leer esta noticia en RD. Este señor, que ha adoctrinado a toda la Iglesia sobre la fe, la esperanza y la caridad, no puede soportar que otros piensen de distinta forma que él. Por eso durante su mandato como Papa, cientos de teólogos fueron apartados de sus cátedras o responsabilidades por pensar de forma distinta de él. Fue incapaz de asimilar los nuevos descubrimientos sobre la biblia, teología y, menos aún, las corrientes del pensamiento moderno y los signos de los tiempos actuales.
    Toda esta trifulca pone en cuestión el llamado dogma de la infalibilidad del papa a nivel personal, separada del sentir del conjunto de la Iglesia. O dicho de otro modo, querer dogmatizar sobre cuestiones heredadas del devenir de la Iglesia, no de las enseñanzas y de la vida de Jesucristo.
    Y otra enseñanza añadida: este señor no tiene en cuenta que la Iglesia es primeramente Pueblo de Dios, antes que jerarquía; y que este pueblo es corresponsable del conjunto de la Iglesia, y forma el sentido creyente de los fieles, que también hay que escuchar. Y que si el conjunto de los fieles de la Amazonía, con sus jerarquías correspondientes, han visto la necesidad de ordenar varones casados, formados y probados en la fe, el Papa éste u otro que venga, debería atender a esa voz. Este es el verdadero camino de la Sinodalidad, en la que el Papa Francisco desea caminar.
    Hace dos meses le escribí una carta abierta al Arzobispo de Badajoz por un artículo suyo oponiéndose a la ordenación de sacerdotes casados. E ella le decía al final de la misma: “Por otra parte, parece que usted olvida el proceso y camino sinodal, en el que la opinión no depende de una sola persona que es la que manda, sino que se apoya en el conjunto de las personas o pueblos afectados. Dios y su Espíritu también hablan a través del pueblo y de los que  están junto al pueblo descubriendo sus necesidades. Y si el conjunto de los que trabajan en la Amazonía ve esa necesidad de ordenar a sacerdotes casados, bendito sea. Dentro de unos años ya veremos cómo ustedes los obispos van a solucionar la atención a los cristianos de Extremadura. A este problema hay que irle dando soluciones ya. Que el Espíritu los ilumine”.
    Queda claro que este señor,, al terminar su responsabilidad papal, se debía haber marchado a su querida Baviera a gozar de la paz merecida por su generoso trabajo.     Julián Díaz.-  Enero 2020

    • Carmen

      Sabe qué? Que el silencio siempre es mala cosa. Y hasta el 2013 muy poquita gente se atrevió a hablar. Porque los fundían.
      Sabe qué? Esto empieza ahora. Porque tengo entendido que este señor es un gran teológo, eso dicen, no? Pues habrá que combatirlo con teológia. A él y a todos los que piensan como él. Porque con berrinches no se soluciona nada. Se soluciona con una teológia nueva. Esa que muchos hablan sin decir nada comprometido. Ese no es el camino. De nada vale eso de los Slogans y los buenos gestos. Teológos es lo que hace falta.
      Pero eso da vértigo. Y francamente, no lo entiendo.
      La iglesia es depositaria de un tesoro ennegrecido que hay que limpiar.
      En fin. Me repito muchisimo. Sorry.

  • Carmen

    Pero, lo han leído despacio?

    Esposos de la iglesia? Y luego criticamos a los legionarios porque son novios de la muerte.

    Estos argumentos van en serio?

    Por favor. Nunca, nunca, nunca se hagan sacerdotes. Serán esposos de la iglesia. Y no es por nada, pero la iglesia no admite el divorcio, así que yo de ustedes me lo pensaba dos veces…

    Y vuelvo a recomendar leer un libro que se llama psicoanálisis del cristianismo. Es genial, pero no me acuerdo del autor. Lo buscaré. Lo colgaron en un blog en el que entraba antes, Lamiarrita. Pero el señor que lo llevaba murió, pobrecico. No sabe él la de bendiciones que le eché.

    Y tienen toda la razón, puestos a elegir…  me quedo con Francisco I.

    Jolín y jolín.

    Esto es apasionante.

    • Rodrigo Olvera

      Hola Carmen
      Aquí está el resumen del libro “Psicoanálisis del cristianismo”, que el autor hizo para ATRIO

      Psicoanálisis del cristianismo

      • Carmen

        Gracias.
        A mí me gustó un montonazo. Porque claro, un resumen es como una exposición de las ideas que quieres trasmitir. Y el libro completo , como puedes leer y releer despacio y digerir poco a poco lo que dice, pues es muy diferente.
        Te cuenta cada historia superinteresante , de los comienzos de la iglesia, hay uno o dos capítulos dedicados a Agustín de Hipona absolutamente geniales.
        Y todo el libro es genial.
        Cuando lo leí, poquito a poco hará unos ocho años quizás, pensé: no soy tan rara.

      • Isidoro García

        El resumen del libro es un magnífico análisis del cristianismo, y muy útil para nuestro devenir personal.
        Las lecciones que personalmente he sacado yo son:

        El “Yo” individual inmaduro, no tiene recursos suficientes para poner freno al desorden narcisista, (que nos acecha). Para fortalecerlo, podríamos hacerlo, aprendiendo e interiorizando plenamente el “Yo fuerte” del Jesús histórico, madurado.

        Jesús “enseña que la plena humanización no está exenta de contrastes y obstáculos”, y el humano maduro no se deja encerrar en la lógica dualista.

        “Lo que Moisés inventa, y Jesús repite, es el alejamiento irreversible de toda contraposición sectaria, comenzando un Éxodo laborioso que excluye tanto la violencia como la resignación, teniendo bien en cuenta que en ese viaje hacia la plena humanización pueden reaparecer la nostalgia infantil de la esclavitud o de una tierra toda leche y miel”.

        Para mí es un clara enseñanza, de dos cosas importantes:

        – Evitar la dualización que nos sectariza, haciendo un permanente esfuerzo de sintetizar posiciones, y conciliar contradicciones: ser puente, no autopista, aunque es más cómodo esto último.

        – Ser conscientes de la doble tentación en el proceso de maduración: la regresión infantil, (como bálsamo para mitigar la ansiedad y el dolor), de elegir
        o la esclavitud del presente, (conservadurismo filosófico y cultural, que nos elimina responsabilidad personal),
        o aferrarse a la utopía de la tierra de leche y miel, de un progresismo irrealista, y acrítico, que también nos mitiga la angustia del presente.
        Esa es mirada personal. Seguro que otros, tendrán otra distinta.

  • Carmen

    Porque claro. Me pregunto. Imagínense que por cualquier circunstancia algunos de estos señores que aquí se nombran como ultraconservadores lleguen relativamente pronto al papado. Entonces el problema sería la persona del Papa o la institución del papado?

    Se  está entonces en manos del Papa de turno?

    Si la Amazonia tuviese poder para nombrar a sus sacerdotes, existiría este problema? Diría que si se ponen de acuerdo no. Me parece, no sé.

    Luego el problema, a mí modo de ver es estructural. Porque hasta hace pocos años reinaba el Papa Benedicto. Actuaba entonces bien porque era papa y ahora no porque no lo es? Se le debe obediencia al Papa como dice castillo indignado porque durante su papado muchos teológos fueron callados o apartados por mantener posturas opuestas tanto a Juan Pablo II o a Benedicto XVI?  Luego estamos defendiendo al papado?

    Por qué? Porque es el sucesor de Pedro y tiene vía directa con el espíritu Santo y no puede por tanta errar?

    Pues si esto no es un problema teológico, ya me dirán qué es…

  • Carmen

    Super

    Super

    Superinteresante.

    A ver si el problema no es teológico…

    Interesantísimo.

Deja un comentario