INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6365 Artículos. - 99579 Comentarios.

ATRIO, para un renacimiento personal y global

Artículo editorial. Manifiesto inacabado y buzón de sugerencias.

     Desde hace año y medio siento que puja desde mi interior el nuevo Proyecto de Atrio para los años veinte, que no van a ser fáciles por la exponencial aceleración de la tecnociencia, que acelera cambios peligrosos en nuestra vida, en la sociedad y en el planeta. En la frialdad de la noche renace en cambio un brote de nueva vida. La esperanza de un nuevo nacimiento va sobreponiéndose a augurios apocalípticos de un colapso universal. Conceptos e imágenes metafóricas pugnan por acomodarse en un texto sencillo y bien estructurado que sea el Editorial de Atrio en esta Navidad del 2019 para el nuevo año 2020 y la decena de los veinte.

     Al final, he decidido proponer este texto como inacabado, esperando que con vuestros comentarios, atrieros de siempre y nuevos llegados, vayáis depurando el contenido y proponiendo formulaciones nuevas más acertadas que irán incorporándose al texto inicial.

     Atrio se ofrece como una plataforma digital en que diversas personas comunican a las demás, por instrumentos digitales cada vez mejorados (vamos incorporando vídeos y podríamos ya incorporar mensajes de voz como comentarios), sus ideas y experiencias de renacimiento: ¿qué es lo que está mal, qué puede y debe cambiar y qué signos de nuevos tiempos oteamos. Realismo y esperanza. Este debe ser el binomio que ATRIO espera que se vaya combinando en todo lo que en él se publique respecto a los siguientes cambios, de los que solo señalamos algunas preguntas para identificarlos:

  1. Renacimiento personal. La consciencia de la realidad, el sentido de la vida y la autonomía. ¿Espiritualidad laica para las personas del futuro? ¿Personalista o transpersonal? ¿Reforzada o frenada por un acto de fe transcendente? ¿Reforzadora del sujeto pensante o del no-dualismo anti-yo? ¿Estados de consciencia o encuentro personal? ¿Pequeñas sucesivas experiencias o excepcionales momentos de nuevo nacimiento personal?
  2. Renovación de la Iglesia. Renacimiento Iglesia católica y futuro del cristianismo y las religiones. ¿Las religiones fomentan o impiden el renacimiento personal y global? ¿Es posible y conveniente un cambio drástico en la Iglesia Católica? ¿Cabe esperar un nuevo diálogo interreligioso que supere tendencias excluyentes de las identidades religiosas?
  3. Nueva economía. Algo puja en el mismo seno del mundo de la economía por encontrar una alternativa al actual sistema capitalista neoliberal. Pero no es fácil encontrar un nuevo orden posible en la producción e intercambio de bienes y servicios. Lo va a buscar la reunión convocada en Asís este año por Francisco. La acumulación de capital en pocas instancias decisorias (¿personas, empresas o algoritmos?) es imparable. Por eso algo nuevo que una viabilidad con justicia es necesario que nazca.
  4. Nuevo progreso tecnocientífico. La rápida evolución del conocer y poder transformador de los seres humanos en este campo sobrepasa lo imaginable. Está ahí y es imposible dar marcha atrás, aunque parezca que vamos al desastre. ¿Se puede orientar aún todo ese progreso a la sostenibilidad de la vida humana en nuestro planeta no solo para pequeños grupos selectos de privilegiados sino para la mayor parte de las personas?
  5. Una nueva Tierra. Es una utopía bíblica y una aspiración universal hoy, protagonizada sobre todo por los más jóvenes. ¿Será posible que en los próximos años veinte nazca por fin un acuerdo eficaz en una próxima COP (Conferencia de las 200 Partes firmantes un acuerdo marco en 1995 para el cambio climático. ¡Una gestación de más de 25 años!)? ¿Estaremos las generaciones actuales a engendrar nuevos modos de vida más acordes con los límites del sistema Tierra? ¿Cómo armonizar en esto las decisiones públicas y privadas?
  6. Una nueva democracia. La convivencia armónica, justa y pacífica, de millones de personas en un territorio y de decenas de pueblos y estados en un continente o en organismos globales está por nacer. Más que democracia hay hoy oligocracias o plutocracias. Y más que orden mundial y resolución pactada de conflictos hay desorden y “guerra mundial a pedacitos”. Pero está pujando un renovado deseo de Justicia y Paz en todos los ámbitos, a los que debemos ayudar a parir nuevas estructuras de democracia.
  7. Un nuevo cielo. Es necesario que la aceptación tranquila de la muerte, como un último acto de vida corporal aceptado y entregado conscientemente a nuevas vidas, conserve, no como ilusión consoladora sino como esperanza de justicia la fe de que la vida no muere sino se transforma nueva vida de alcance universal y de nuevas interrelaciones selladas ahora por el Misterio. ¿Aboca necesariamente el realismo crítico al nihilismo final de la persona? ¿Puede razonablemente persistir una fe trascendente el corto limite de la existencia corporal, de la actividad neuronal en nuestro cerebro?

     * * *

     Bueno, basta por hoy. Estos son los temas que interesan en ATRIO. Se podría desgajar alguno más de lo contenido en uno o más apartados. Por ejemplo: “Nuevos paradigmas”, “Nueva Nuestramérica”, “Nuevas familias”, “Nueva juventud”… No hay problema si así los proponéis quienes estéis interesado en uno de ellos. Pero, por ahora, en torno a estos siete apartados iremos clasificando y dosificando los escritos que se vayan proponiendo en la columna central.

     Lo importante es que todos los artículos y comentarios enviados sean aportaciones personales de lo que quien escribe piensa y vive, y no ataques personales. Se puede discrepar o discutir, pero argumentando o proponiendo la propia opinión o vivencia como oferta a los demás. En Atrio ya se ha ido fraguando un buen estilo de diálogo.

     No es necesario nuevas secciones especiales de ATRIO, como habíamos pensado a veces para atender a distintas preferencias o sensibilidades de quienes nos visitan. Basta buscar, cuando alguien abra el portal, dirigirse a un selector de categorías que está en la columna izquierda y donde las siete indicadas parecerán en primer lugar.

     * * *

     Para acabar este editorial dos últimas observaciones:

     1ª Es importante usar todos los materiales del pasado que se conservan actualizables en el Portal. Para ello, utilizar el menú horizontal que hay arriba. El que empieza por “Portada” pero contiene materiales tan importantes como, al final, los Cursos-taller que se han realizado en ATRIO y que pueden seguirse ahora, aunque inicialmente fueran publicados con entradas semanales. También es aconsejable buscar los artículos de cada autor que está en la lista de la columna izquierda.

     2ª ¿Os ha llamado la atención la publicidad del Libro La Creatividad en Jesús de Nazaret que aparece desde hace unas semanas a la derecha? Sí, es publicidad, pero la única, de un libro editado por ATRIO mismo tras ser comentado haca un año capítulo por capítulo en su web. ¿No podría ser un buen regalo a otras personas?

      3ª Last but non least. Recomiendo clicar de vez en cuando el botón de APORTACIONES. Ahí se abrirán dos tipos de información, que podéis obtener con estos vínculos:

  • La estadística de difusión de nuestro portal.  Sigue subiendo la media de visitas mensuales. estamos ya por 7.700.
  • Las aportaciones a ATRIO. ¡Gracias a las 54 personas que nos ayudan a subsistir! Invitación a otros a que se sumen a ese número. Para afianzar este portal y permitir que siga cumpliendo su misión más allá de los límites biológicos de mi persona que sigue dedicándole muchas horas a todo tipo funciones, desde la más ínfima técnica o administrativa, es necesario disponer de mucho más capital para contratar parte del trabajo con alguna persona más dedicada.
  • ¡Haz ahora tu aportación, si no lo has hecho ya! Lo que se reciba hasta l 6 de Enero de 2020, será contado en el total de 2019. ¡Gracias!

     ¡Feliz, serena y fecunda década de los veinte!

     Antonio Duato. Iniciador y Moderador de ATRIO.
     antonio.duato@atrio.org  /  Tel. y WA: 34-609 510 862

299 comentarios

  • Javier Peláez

    Ahora que acaban de aprobar el Ingreso Mínimo Vital con amplia mayoría,decir para mí esta medida vale toda una legislatura…Por otra parte,como este Ingreso no se hubiera aprobado probablemente sin la tragedia que nos ha caído encima…o no a semejante velocidad y apoyo….algo bueno sale de esta tragedia… Vergüenza siento viendo lo que ocurrió en Madrid con las residencias y los protocolos de la Consejería de Sanidad….Tengo suerte que hará como ocho años ya no llevo juicios penales de la Consejería de Sanidad… Aunque mi capacidad de hacer el ridículo en juicios es infinita,para mí suerte no tendré que lidiar con este asunto que me tiene completamente abochornado…

    • Javier Peláez

      Digo ocho años,aunque sean 14 años…

    • Carmen

      No ha sido únicamente en Madrid. Castilla y León también se ha lucido. Está noche he cenado con una amiga que su hermana es médico de la seguridad social y por lo visto aquí en Murcia hubo comunicaciones parecidas. Pero aquí la enfermedad no ha pegado fuerte. A lo mejor por el calor que hizo en Navidad. Parecía verano. Vaya usted a saber.

      Ha sido un desatre lo de las residencias de ancianos. Una vergüenza . Encoge el alma. Cómo ha sido posible esto? Pero habrá un cambio estructural de estas residencias.
      Y si. Lo del salario mínimo vital ha sido un exitazo. Era absolutamente necesario. Hasta quienes lo criticaban han votado a favor. Incluso vox no se ha atrevido a oponerse frontalmente.

      Esto es una muestra de que cuando se quiere, se puede.
      Creo que el paso de ciudadanos abandonando la extrema derecha va a hacer recapacitar al PP. Porque lo que hace falta son medidas como esta y dejar de tirarse a la cabeza cacerolas, banderas de España y banderas tricolor. No es el momento. Ya habrá tiempo.

      Y que se depuren responsabilidades . Necesitamos recobrar la fe en la política española. Que no en la clase política. No. En la política y el que no defienda los intereses del país entero, a su casa.

      • Javier Peláez

        Lo de las residencias es una vergüenza.En Madrid uno lee la Orden 1/2020 y se da cuenta de que no las medicalizaron y a la par les negaron ir a los hospitales.La verdad que las residencias públicas son mejores para lo sanitario,no digo para el Covid, porque tienen acceso por el Visor HORUS a la historia clínica y porque tienen más personal sanitario.La verdad que no estoy muy de acuerdo con las empresas de residencias de que eso sólo es un hogar…Creo que mientras no sean servicios sociosanitario de verdad,vamos de culo…

  • Rodrigo Olvera

    Nuestro sueño es que no necesitáramos defensores de derechos humanos porque se respetaran todos los Derechos Humanos de todas las personas.

    Este clip sobre mi compañera Cristina Auerbach es de 2018, pero está obteniendo un nuevo impulso en Alemania debido al trabajo de las Brigadas de Paz. Entonces, quiero compartirlo con ustedes para mostrarles cuán orgulloso estoy de su trabajo, y de lo que estamos logrando junto con y para las familias trabajadoras en Coahuila.

     

    https://www.youtube.com/watch?v=EuGKGZQqECA

     

    Abrazos y esperanzas

  • Carmen

    Ha muerto Julio Anguita.

    Lo siento.

    Ya descansa en paz.

  • Carmen

    Atención, pregunta…

    Había algo que empezaba así y ya se me quedó esa entradilla.

    Han visto Yo Confieso? La he visto veinte veces, soy adicta al cine clásico. Pero en este momento estoy viendo un capítulo de una serie que plantea el mismo problema. Y he pensado, estas series…nada nuevo.

    Y de repente se me ha ocurrido: por qué ese secreto de confesión? Desde cuándo?

    Si alguien me puede ayudar…

    Prometo no decir nada. Pero de repente, zas, esa duda. Por qué?

    Gracias.

    Cuídense. No bajen la guardia. Hay que acostumbrarse un poco. Esto va a durar.

    • Carmen

      Pues como soy tan tan tan cabezona , pues llevo como una hora leyendo cosas sobre la confesión. Me ha parecido entender que decía Isidoro que el suicidio era pecado contra el espíritu santo. Y ya he empezado a leer y…miren: tenemos una religión de locos. Pero totalmente. Eso de la confesión, pues sencillamente lean.
      Y si empiezan por el concepto de pecado se verán atrapados irremediablemente en la Edad Media. Pero no el la alta, no. En la baja. O antes.

      Por favor.
      Tienen que arreglar esto.
      Por favor.

      Me voy a pasear
      Uuuuuufffffff
      Me arde la cabeza.

  • Javier Peláez

    Hoy he vuelto a trabajar al Servicio Madrileño de la Salud dado que soy un “inútil digital” (más que migrante digital) y aparte de que tengo que hacer numerosos escritos jurídicos,me puse a disposición por si me querían consultar cualquier cuestión jurídica…La primera consulta de una viuda que quería que se calificase de accidente de trabajo la baja sufrida por su marido personal sanitario a efectos de la viudedad…Esto lo digo por dos cosas que ya lo he dicho varias veces en Twitter y aprovecho aquí para volver a decirlo:1.Sería de justicia que el gobierno declarará Enfermedad Profesional el Covid a efectos de las viudedades  e invalideces permanentes del personal sanitario,con independencia de que sea previsible que los Servicios de Salud(entre otros paratpara el que yoayo trabajoltrabajo)recargos de prestaciones por falta de medidas de seguridad.2.La gente que comete irresponsabilidades debería pensar que esto le está costando la vida no sólo a ellos,sino a los que les tienen que cuidar y tb a los que tienen que sancionar por hacer el cafre.

    • Javier Peláez

      En el paréntesis era “para el que yo trabajo”…Digo lo anterior porque no basta con aplaudir si uno no es responsable…Hay que cumplir el distanciamiento no sólo por uno,sino por los que nos curan que están cayendo…

    • Carmen

      Es todo tan, tan horrible…
      Uno de mis hijos vive en Madrid. Está teletrabajando, gracias a dios.
      Mucha suerte.
      Cuídate.

    • Santiago

      Tienes razón Javier..En realidad el Co-Vid 19 afecta directamente a los profesionales de la salud y no creo que sea difícil declararla como “enfermedad profesional” y aprobarla así en la legislatura. Claro que tiene que existir un “lobby” que la respalde considerando el estado lastimoso y triste de las viudas.

      Por otro lado la falta de “responsabilidad” revela una indiferencia ciudadana mayor y grave, aparte de que “impone” una carga desconsiderada para familiares, amigos, médicos, enfermeros/as etc a los que le toca un caso, que en extremis, requiere un cuidado extensivo y a veces exhaustivo. La responsabilidad como la caridad tiene un orden y en este caso -como en otros similares- debe empezar por los “más próximos” para no crear un problema más grave que el que ya presenta “en sí” esta dichosa pandemia.

      También yo invoco que, dentro de lo razonable, no olvidemos el peligro que todavía existe de contraer este virus, desastroso para los que por la edad y afecciones crónicas PRE-existentes, somos más vulnerables si el virus pudiera llegar a invadir nuestro organismo a nivel celular y de una forma grave. El lema “a cuidarse” va a estar presente, entre nosotros, una larga temporada. No bajemos la guardia.

      Un saludo cordial
      Santiago Hernández

  • oscar varela

    ¿Nos habremos OLVIDADO de Venezuela?

  • Carmen

    Rodrigo.

    Estás bien?

    Leo cosas de México y como no dices nada me tienes un poco preocupada.

    Cuando puedas di hola.

    Cuídate todo lo que puedas.

  • oscar varela

    Letra y Espíritu

    43 Años

    El 30 de Abril de 1977, en Buenos Aires, Argentina, Azucena Villafor de Vicenti y otras 13 madres se manifiestan por primera vez, y con gran valentía, en la Plaza de Mayo, frente a la sede del gobierno (Casa Rosada), para solicitar información de sus hijos secuestrados, torturados y asesinados por la dictadura militar. Ante la orden policial de no detenerse ni agruparse, sino circular, las Madres deciden caminar alrededor de la mencionada Plaza.

    CIELO BLANCO

    No veo el cielo madre, sólo un pañuelo blanco
    no sé si aquella noche yo te estaba pensando
    o si un perfil de sombras me acunaba en sus brazos
    pero entré en otra historia con el cielo cambiado.

    No me duele la carne que se fue desgarrando
    me duele haber perdido las alas de mi canto
    las posibilidades de estar en el milagro
    y recoger las flores que caen de tu llanto.

    No quiero que me llores, mírame a tu costado
    mi sangre está en la sangre de un pueblo castigado
    mi voz está en las voces de los “iluminados”
    que caminan contigo por la ronda de Mayo.

    No quiero que me llores ahora que te hablo
    mi corazón te crece cuando extiendes las manos
    y acaricias las cosas que siempre hemos amado
    la libertad y el alma de todos los hermanos.

    No sé si aquella noche amanecí llorando
    o si alguna paloma se me murió de espanto
    la vida que ha esperado tanto
    es el cielo que crece sobre tu pañuelo blanco.

    HAMLET LIMA QUINTANA
    (Cielo blanco, de: La breve palabra)

  • Javier Peláez

    Como a la gente se le va la olla con el confinamiento ayer me manda un amigo una foto de un supuesto avistamiento de un ovni en Guadarrama(allí es zona de avistamientos;hay hasta una exconcejal de IU que se dedica a los ovnis). Ya le dije yo:” què hacen esos cabrones,vigilàndonos?Podrían ayudarnos esas inteligencias superiores!!!”. Como siga la cuarentena voy a dejar de creer hasta en los Ovnis….Aunque aquí en la Tierra,nos basta con ese hombre de inteligencia superior que gobierna el mundo:Donald Trump….Un crack…

  • Rodrigo Olvera

    Para mí hay mucha más esperanza en la fuerza de estas mujeres (y miles más por todo el mundo) que se alzan contra la injusticia de los feminicidios hoy, que en la fantasía inverificable de que la tecnología hará que los tataranietos sean incapaces de causar conflictos e injusticias al final apocalíptico de la humanidad.

     

     

    Un poco de contexto a letra de la canción: los movimientos feministas en México han estado marchando en la principal calle de la capital del país, la Avenida Reforma, para denunciar la indolencia del presidente López Obrador en el tema del incremento de feminicidios. Los simpatizantes de AMLO han descalificado al movimiento entero por algunos casos aislados de pintas en los monumentos públicos, y vandalización de edificios, desproporcionadamente enfatizados por los medios de comunicación social. Pero el problema de los feminicidios y la desaparición forzada de mujeres no es aislado ni solo en la capital. Atraviesa de Tijuana en el noroeste a la península de Yucatán en el sureste.

     

    Para mí la esperanza no es una huida hacia adelante (por más que la mitología tecnológica sustituta a la mitología teísta) para evadir los conflictos reales del presente. En hoy donde la esperanza ha de mostrarse no solo inspiradora, sino actuante y efectiva.

     

    Abrazos y esperanzas.

    • Carmen

      Y las que nos alzamos desde hace muuuuchos años Alzamos. Me incluyo.
      En la vida diaria. Y eso ha permitido que en España , el país que conozco, la posición de mujer en la sociedad sea otra. Y ha servido de punto de partida para seguir avanzando.
      Pertenezco a esa generación que empezó a trabajar fuera de casa y en casa. Pero no unas cuantas, no. La generación a la que pertenezco mayoritariamente trabajamos dentro y fuera. Ahora por aquí se anda con la conciliación familiar, pero en mi época, cero conciliación. Fue un paso brutal. Y costoso a nivel de trabajo personal, pero no sabes cómo de satisfactorio.
      Y ahora, nuestras hijas, algún hijo también, pero sobre todo hijas, desde sus puestos de trabajo , si conocimiento que le han dado sus estudios y su capacidad de lucha como mujeres que son, están plantando cara a un sinfín de injusticias.

      Porque el pensamiento más o menos utópico y esperanzador y la lucha diaria, te aseguro que no está reñido.
      Gracias por el vídeo. Es precioso. Me siento muy satisfecha de ser mujer y como tal, una persona luchadora, lo llevamos en los genes.
      Cuídate mucho.

      • Rodrigo Olvera

        Toda la razón, querida Carmen. Si podemos luchar hoy es por todas las personas que han empezado a luchar antes y siguen haciéndolo hasta hoy.

        No tienes que convencerme que el pensamiento utópico y la lucha diaria no están reñidas. Es lo que vivo constantemente.

        Mi comentario es respecto de quienes si, de quienes hablan muy bonito sobre madurez espiritual del final de la humanidad, pero cada vez que les pides una posición sobre las injusticias y conflictos reales del hoy salen con que “yo no entro en política” “yo en eso no me mojo”, etc. Ahí si que la supuesta madurez espiritual de su esperanza apocalíptica me suena a huida hacia adelante como evasión. Y en particular, me refiero a Isidoro.

        Claro, ésto está relacionado con una conversación entre Isidoro y yo de hace más de 7 años, así que es muy natural que no todo mundo ubique el contexto de ese comentario mío sobre la huida hacia adelante.

        Un gran abrazo.

    • Carmen

      Yo no sé cómo andáis por ahí. Pero por aquí está siendo tremendo. Me siento una completa inútil. No puedo hacer nada más que estar encerrada. Es tremenda la sensación de impotencia que tenemos los mayores, como nos llaman y si encima estamos solos porque ahora nos ha tocado porque nadie puede venir, ni podemos salir , ni…uf

      Tengo un sobrino que vive en México, en Isla del carmen o algo así. Se dedica a eso de buceo, ya sabes. Mi hermano y mi cuñada están preocupados , claro, por su hijo y por su nieto de tres años. No saben cuándo lo van a volver a ver.

      De verdad. Esto es duro. Al menos lo es para mí. Ya no por el virus, que si, que si, pero mira, si lo cojo angélico al cielo… pero esto , uffffffff.
      Un paro enorrrrrrme. Un desastre económico brutal se avecina porque España es un país que vive prácticamente del turismo. Y me indigno. Porque seguimos tocando la pandereta para distraer a la gente. Es indignante esto. Que inviertan en investigación, en industria de lo que se necesita ahora. Que nos preparamos para el mundo nuevo que ya está aquí.
      Fíjate cómo estará el tema que se ha aprobado una renta mínima vital , pero casi sin discusión. Algún obispo ha dicho algo, pero vamos. Nadie se atreve a decir ni mu en contra de esta medida porque esto está siendo brutal

      O cambian las cabezas o esto , eso y aquello, todo se va a hacer puñetas. El mundo entero se nos va de las manos. Pero el planeta entero si seguimos con estos esquemas de siempre, uf, es que no lo puedo ni pensar. Porque no se la solución, pero esto no puede seguir así.
      Tengo dos posibilidades, pensar que no tenemos solución o pensar que sí la tenemos. No entiendo muy bien eso que he leído de si la esperanza es de listos o de tontos, pero yo tengo la esperanza de que con nuevos análisis de la realidad y nuevas ideas económicas y sociales, somos capaces de no caer por el precipicio.

      A lo mejor soy una ingenua. Pero en el fondo , creo que me gusta serlo. Y cuando pueda volver a la vida normal, según sea la nueva normalidad, pues haré lo que pueda, lo que me dejen.

      En fin.

      Cuídate.

    • mª pilar

      ¡¡¡Hermoso!!! Gracias Rodrigo.
      Abrazo entrañable.

  • Javier Peláez

    Al parecer hoy llevamos cuarenta días y cuarentena viene de 40….Al parecer 40 en la Biblia es símbolo de cambio…. Obviamente las cifras no son buenas en España hoy….Pero vayamos al símbolo de la cuarentena….Tenemos que cambiar,es lo que tenemos que pensar si sobrevivimos a la cuarentena….

  • Carmen

    Ludovico, no sé si entra en Atrio o ya no lo hace. Por si acaso le quiero hacer una pregunta. Las cabezas son como son y a mí algo no me encaja.

    Por lo que leo aquí y allá el problema no es el virus en sí, sino la respuesta de nuestro sistema inmunológico. Sería posible que cada uno de nosotros y nosotras tuviésemos una respuesta diferente y no fuese únicamente una inflamación pulmonar? Esta respuesta puede variar con el tiempo o ya no es probable que varíe?

    Le prometo que cada vez entiendo menos.

    Hablan de que China está advirtiendo de reinfecciones. Eso quiere decir que los antígenos no perduran en nuestro organismo? Si eso es así, qué sucedería con las vacunas? Y con la inmunidad de rebaño?

    No entiendo nada. Estoy cada vez más perdida. Puede ayudarme?

    Hay quien culpabilizar a la política económica mundial de esta aparición del virus. La verdad, por mucho que pienso no veo la relación. Sencillamente es un virus que ha saltado de una especie a otra. Lo que si es cierto es que no caso a las predicciones de los expertos cuando avisaban de que esto antes o después pasaría. Nadie se preparó, nadie creyó que esto se iba a complicar tantísimo una vez que el virus estaba haciendo estragos, China está lejos. O eso parecía. La gestión española al principio fue un error, pero bueno, no han sido los únicos. Lo que no veo claro es como vamos a salir de esta , ni cuando. Pero esa es otra historia.

    Estoy segura de que los seres humanos vamos a aprender mucho de este desastre. Los que queden.

    Si tiene un ratito y le apetece, me cuenta algo del virus.

    • Carmen

      Me refiero a que el virus nos ha invadido por la globalización. Por la movilidad. No encuentro que vaya saltado de una especie a otra por nada relacionado con el capitalismo, porque es que ha saltado en China. Otra cosa es que se propague por todo el mundo. Eso creo.
      Lo que sucede es que ha puesto de manifiesto muchísimas carencias . Enormes. Definitivas. Entre otras él no escuchar a la ciencia. Él no invertir más que en tonterías de todo de usar y tirar y un gasto de recursos planetarios absurdo, despilfarrador, contaminante, injusto…todo lo que se quiera decir. Eso es justo lo que nos tenemos que replantear. A mí juicio y lo he dicho mil veces hacen falta esquemas nuevos.
      Pero culpables de que un virus salte de una especie a otra? No sé.
      Responsables de la gestión, por supuesto. De todo lo que se quiera decir de la gestión de la crisis y de la no preparación para una posible pandemia. Porque avisados estábamos.
      Pero del salto de una especie a otra del virus…

      Esa es otra pregunta que tengo en mi cabeza.

  • Lola Cabezudo

    Propongo iniciar una campaña contra los obispos, defendiendo la paga básica. los obispos han de merecerse la obediencia.

    Podria ser una recogida de firmas por los procedimientos habituales.

    • ELOY

      La interpretación de una subvención permanente, parece que está en el fundo de la cuestión y de la propaganda en contra de la medida del Gobierno.

      Hoy se ha referido a ello la Ministra portavoz del Gobierno, explicando que aunque la medida se establezca como permanente, la aspiración del Gobierno es que las personas beneficiarias de la subvención, logren desarrollar sus capacidades y posibilidades y se integren lo más posible en el mercado laboral, de forma que obteniendo recursos suficientes de forma estable, puedan ir dejando de percibir la subvención.

      Pero el sistema seguirá funcionando de forma permanente parar las personas que lo necesiten. Porque la necesidad puede estar causad por las actuales circunstancias o por otras y se trata de atener a la necesidad.

      De hecho este tipo de ayudas ya existen , al menos en algunas Comunidades Autónomas.

      Estoy con Lola en que el portavoz debiera aclarar los porqués y quizá disculparse y hemos de creer que ha habido una mala interpretación.

  • Javier Peláez

    Realmente sorprendente la afirmación del secretario de la CEE:no sería deseable para el bien común un grupo de ciudadanos que vivieran subsidiados permanente…No ocurre esto con las curas y obispos que cobran de la parte del IRPF correspondiente a la casilla de la iglesia?….

  • oscar varela

    ¡Uhm!
    Leo el final:
    -“habremos colaborado un poquito a su triunfo final”-

    Ok!
    Solo válido para la Cultura “heredada” (la judeo-cristiana);
    e.d. Tierra Prometida – Paraíso – Cielo – Reino de Dios – Dios – Trinidad – …
    No válida para otros Modos de Vida.

    ¿tendrá fuerza esta Teoría dogmática para el mundo de mañana?

    Todo va mostrando que “eppur se mouve” hacia otro modo de pensar
    más acorde a la vida que a la zanahoria de Azno.

  • oscar varela

    OTRO!

    ………………
    TIEMPO LIBRE
    (Guillermo Samperio –nac.1948 en México)
     
    Todas las mañanas compro el periódico y todas las mañanas, al leerlo, me mancho los dedos con tinta. Nunca me ha importado ensuciármelos con tal de estar al día en las noticias. Pero esta mañana sentí un gran malestar apenas toqué el periódico. Creí que solamente se trataba de uno de mis acostumbrados mareos. Pagué el importe del diario y regresé a mi casa. Mi esposa había salido de compras. Me acomodé en mi sillón favorito, encendí un cigarro y me puse a leer la primera página. Luego de enterarme de que un jet se había desplomado, volví a sentirme mal: vi mis dedos y los encontré más tiznados que de costumbre.
     
    Con un dolor de cabeza terrible, fui al baño, me lavé las manos con toda calma y, ya tranquilo, regresé al sillón. Cuando iba a tomar mi cigarro, descubrí que una mancha negra cubría mis dedos. De inmediato retorné al baño, me tallé con zacate, piedra pómez y, finalmente, me lavé con blanqueador; pero el intento fue inútil, porque la mancha creció y me invadió hasta los codos. Ahora, más preocupado que molesto llamé al doctor y me recomendó que lo mejor era que tomara unas vacaciones, o que durmiera. Después, llamé a las oficinas del periódico para elevar mi más rotunda protesta; me contestó una voz de mujer, que solamente me insultó y me trató de loco. En el momento en que hablaba por teléfono, me di cuenta de que, en realidad, no se trataba de una mancha, sino de un número infinito de letras pequeñísimas, apeñuzcadas, como una inquieta multitud de hormigas negras.
     
    Cuando colgué, las letritas habían avanzado ya hasta mi cintura. Asustado, corrí hacia la puerta de entrada; pero, antes de poder abrirla, me flaquearon las piernas y caí estrepitosamente. Tirado bocarriba descubrí que, además de la gran cantidad de letras-hormiga que ahora ocupaban todo mi cuerpo, había una que otra fotografía. Así estuve durante varias horas hasta que escuché que abrían la puerta. Me costó trabajo hilar la idea, pero al fin pensé que había llegado mi salvación. Entró mi esposa, me levantó del suelo, me cargó bajo el brazo, se acomodó en mi sillón favorito, me hojeó despreocupadamente y se puso a leer…

  • oscar varela

    Hola!

    Aporte a la propuesta de Lola

    Sector: CUENTOS (no muy largos) (no Novelas)

    …………………….
    PARÁBOLA DEL ABUELO Y DEL NIÑO
     (Manuel del Cabral – Escritor Dominicano nac. 1907)
    Mientras tanto, no muy lejos de casa, igual que un pajarito inesperado que se nos posa en la ventana y la llena de graves lejanías, me llenó de distancia este pasaje:
     
    —Abuelo —dijo el niño—, le tengo miedo al tiempo. Tú me dijiste que en su barba se enredan
    todas las cosas. ¿No será una trampa?
     
    —No. La trampa es el hombre —respondió el anciano.
     
    —¿Y a qué se parece, entonces, el tiempo?
     
    —Míralo —dice el abuelo—, es un ojo grandote encadenado a números. Sin embargo, tiene dos patitas con las que camina el mundo y no se cansa. . .
     
    —¿Pero eso es el tiempo? —contestó el niño.
     
    —No. Él está más adentro… los hombres no lo comprenden. Por eso, él los usa como las monedas
    hasta gastarle su precio. . .
     
    Repentinamente el abuelo se ha quedado dormido. El niño, mientras tanto, curioso y celoso de su cajita, no mira otra cosa. . ., se va al patio y corre. Luego se para y piensa. . . No piensa, se lleva el reloj al oído, lo escucha, lo aleja, lo agita, hasta que al fin con un martillo lo raja, lo destroza y no encuentra, no ve lo que él quería, . . Huye entonces gritando: “Mamá, he roto el tiempo. . ., he roto el tiempo. . .”
     
    Luego la madre y el hijo lloraban juntos por el mismo motivo: el niño porque el tiempo ya no estaba en sus manos, y la madre porque el abuelo dormía ya sin tiempo…

  • Javier Peláez

    Este gobierno con gran acierto va a anticipar lo que ya estaba el programa del gobierno el Ingreso Mínimo Vital. Yo, que soy bastante pedestre,siempre que escuchaba la parábola de los trabajadores de la viña(Mt 20,1-16) pensaba en la renta universal.Es cierto que el mercado no es como el “reino de los cielos” que aparece un jefe de familia y dice que hacéis ahí ociosos y te contratan a cualquier hora del día para tbjar y además te pagan lo mismo por currar cualquier número de horas….Pero yo me quiero fijar en esos malos cristianos de VOX que han creado en Twitter el hastagh #DamePaguita para criticar el ingreso mínimo vital. En el fondo de toda esta gentuza late la idea de que vivimos en un mundo que todo el que quiere tbjar puede trabajar y que al fin y al cabo el que no trabaja es porque no quiere….vamos porque es un vago.Dejando a un lado cosas tan evidentes como que algunos de sus líderes(Santiago Abascal)no han pegado un palo al agua en su vida,han sido gente ociosa bastante bien remunerada, convendría recordar  que el capitalismo aún avanzado es un sistema que no garantiza a todos el derecho al tbjo(fue Fraga el que como ponente constitucional metió en el art.35 de nuestra Constitución,el deber de trabajar en lo que a mí siempre me pareció siempre un sarcasmo) y que ,si uno es cristiano no anda pensando en que hemos “soportado el peso del día y del calor” cuando en la sociedad que vivimos tener un tbjo digno es un privilegio y por lo demás siempre ” los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos”.Si uno conoce un poco a Jesús,un poquito nada más,ya sabe quiénes son para El los últimos…Ya sé que tengo más moral que el alcoyano,pensando que algún individuo de VOX lea el evangelio,creo que no saben ni leer…

  • Javier Peláez

    Ayer vi una tonta película en TVE1 de un pavo que Dios le decía que era Noé y se ponía a construir un Arca para salvar a la humanidad y luego resulta que no era el diluvio si una presa que estallaba…El simplismo religioso de los estadounidenses….Pero vayamos a la lección: nadie conoce el futuro…Si yo hubiera conocido en febrero los muertos que algunos dicen que ya lo sabían,hubiera enloquecido (es mi psicología).Otros más prácticos se hubieran puesto a hacer el Arca de Noé o el IFEMA por lo que aquí nos interesa…Yo siempre fui más una persona de reflexión más que de acción …Siempre tiene que haber en la vida gente pensando,eso también es importante…

    • Santiago

      Muy bueno Javier..En la vida necesitamos toda clase de personas..Nadie sobra…Todo el mundo es necesario..tanto el que limpia la oficina como el que la dirige, el piloto como la azafata como el que al avión guía hasta la puerta de entrada, puesto que sin cada uno de ellos no se puede llegar a realizar el trabajo correspondiente.

      Necesitamos la acción pero también la reflexión. Sin ésta, la acción puede desviarse de su objeto. La reflexión y la meditación son necesarias para ordenar la vida, para encontrarnos nosotros mismos y para planear el porvenir. Sin ellas podemos diluírnos en lo que es accidental, y no ir a la esencia de la vida que es lo que realmente vale la pena. Lo demás es deambular sin rumbo fijo. Aprendamos de lo que nos intenta decir esta pandemia que estamos viviendo.

      Un saludo cordial
      Santiago Hermández

  • Isidoro García

    El tema que a mí me preocupa en estos últimos tiempos, no es abstracto y teórico, sino muy concreto y práctico: como cambiar al humano, como “crear” al hombre nuevo, que tiene que conformar y desarrollar la sociedad ideal, el “Reino de Dios”.

    Porque lo que parece claro es que hay que echar algo al guiso, y hay que maniobrar la cazuela con astucia de buen cocinero, para que este sepa bien, y no se note o casi, la imperfección natural de los alimentos que hemos echado a la olla.

    Esto anterior es el objetivo teórico de las diferentes ciencias sociales, la economía, la sociología, la política, la psicología, la historia, y en general la antropología. Y es el objeto básico de las religiones: diseñar unas reglas sociales, para conseguir una cierta cohesión y bienestar de la humanidad.

     

    Aquí como en todo, se puede uno apoyar en la ciencia, (el conocimiento de la realidad, mejor o peor conocida), o especular  con intuiciones bien intencionadas.

    Nuestro maestro particular José Arregui dice, “sin ese diálogo próximo con la ciencia, no veo que el teólogo pueda pronunciar hoy palabras que sean luz y sal para la tierra”. Ni el teólogo, ni nadie.

    Y Karl Japers: “Perdida la ciencia, crecen los escrúpulos, la media luz, los sentimientos oscuramente edificantes y las resoluciones fanáticas de una obstinada ceguera”.

    Y el citado Arregui, nos pone en la pista de por donde parece que va el tema de la “conversión” del ser humano, citando al evolucionista de la “emergencia”, Stuart A. Kauffman: 

     “Dios”, o la “Creatividad sagrada”, sí juega a los dados. El mundo se está creando, habitado y movido por esa Creatividad sagrada que es un nombre del misterio divino, y que opera como por ensayo y error desde el corazón de cuanto es; también nosotros, en la gran comunión de todos los seres, (y de ese modo) vamos buscando nuestro camino como por ensayo y error”.

    En nuestra evolución contínua, (la creación contínua), vamos poco a poco ajustando nuestro catálogo de patrones de conocimientos y conductas, adecuadas a cada situación que vamos encontrando.

    Dice el psicólogo Sinesio Madrona:

    “Desde la teoría del caos y la dinámica interactiva de Prigogine, (que se aplica a cualquier campo de observación: físico, químico, biológico, ecológico e incluso social), cada una de las etapas evolutivas, puede ser considerada como el resultado de un proceso de auto organización.

          El cambio de una etapa hacia la siguiente viene como resultado de la agregación de un elemento nuevo, (en varios casos de origen fisiológico), causante de una perturbación, y el proceso resultante implica una nueva organización de un sistema complejo que, en este punto se aleja del equilibrio (anterior)”.

    Estos cambios sucesivos en la evolución humana se dan o por un cambio brusco en el medio ambiente, o como nos sucede a nosotros en los últimos 5.000 años, por unos sucesivos cambios en nuestra estructura psicológica, como resultado de los descubrimientos tecnológicos, que a su vez, nos hacen feed-back, nos retroalimentan, generando nuevas habilidades y nuevos conocimientos y creencias, que desestructuran nuestra cosmovisión, generando desequilibrio.

    Pero “la capacidad para crear nuevos comportamientos y categorías de interpretación en respuesta a la emergencia de lo desconocido, podría ser considerada como el rasgo distintivo primario de la consciencia humana”.

     

    Ese es el mecanismo científico, (según mi opinión), que nos sacará de todos los aprietos, y nos despejará el camino, que ya tenemos preprogramado, de una maduración y humanización adecuada a nuestra naturaleza.

    Lo único que necesitamos es tiempo para que se produzca el mecanismo automático de homeostasis, de reequilibrio, y ese tiempo se ganará con dos cosas.

    La primera, prudencia para evitar o minimizar los problemas de la humanidad. Por ejemplo, reducir la población mundial, o al menos su crecimiento bíblico descontrolado. Y por supuesto reducir o evitar las contiendas internas.

    Y la segunda, un incremento fuerte en la investigación científica útil, para acortar los plazos necesarios para el proceso.
    Dice un anuncio publicitario: “Lo importante es saber que es lo importante”. Y en estos tiempos esta frase es la clave, para no perdernos en cuestiones bienintencionadas, pero de importancia secundaria, (aunque sean fuente de dolor). Estamos corriendo una carrera a vida o muerte contra los perros que se acercan enseñando los dientes, y por eso es momento de estar a lo fundamental. ¡Menos lloriqueos sensibleros, y más pensamiento crítico de verdad!

  • M. Luisa

    Sí,  a Lola, porque la había leído hacía solo un instante, la   tenía  presente  en mi impulso de réplica a Oscar, pero  no hay más que ver lo triste del resultado. Ya puede surgir la ocasión  pero cuando se intenta  dar extensión  a un tema que lo está pidiendo a gritos,   se pliegan velas en un titular, nos liamos la manta a la cabeza y a picotear a otra cuestión, no obstante  lo peor de todo es el sentimiento de culpa que le queda a una.

    • Isidoro García

      A propósito de tu comentario M.Luisa, apoyándolo, he encontrado esta frase de Aurobindo sobre el tema:

      Aurobindo: “Se había percatado de que el hombre puede continuar indefinidamente amasando conocimientos, leyendo sin cesar y aprendiendo idiomas, y aun leer todos los libros y aprender todas las lenguas del mundo sin conseguir con ello avanzar siquiera una pulgada.
      Porque la mente no trata de conocer de verdad, aunque en apariencia lo haga; trata más bien de moler. Su necesidad de conocimiento es, ante todo, una necesidad de tener algo que moler.
      Y si por ventura la máquina se para, porque se ha encontrado el conocimiento, la mente se rebelará sin dilación y hallará alguna nueva molienda para darse el gusto de continuar moliendo siempre. Tal es su función.
      Y no es por cierto la mente la que en nosotros trata de conocer y de progresar, sino algo que se halla detrás y que se sirve de ella”.

      • M. Luisa

        Sí, Isidoro, aunque un poco tarde hoy he tenido ocasión de sopesar esta frase de Aurobindo la cual no me ha sido del todo desconocida, ya que alguna vez se la había escuchado a R. Panikkar, quien como se sabe aunaba una cierta mixtura entre el pensamiento de Oriente y el de Occidente. Frase cuyo contenido designaba el declive racionalista del siglo XIX en Occidente.

        Gracias por tu interés, un saludo!

  • Román Díaz Ayala

    El transhumanismo es un ejercicio de autosuficiencia humana llevada a su paroxismo, el destilado de la New Age,  donde la idea tras el mito del “Progreso” y de la “Evolución” es llevada a límites propios de la ciencia ficción, pero sin los complejos de la fantasía.Todo se concibe como real o realizable, hasta la supervivencia de la especie, que no de los individuos, colonizando el Universo.

    Con esto pretendo demostrar que Lola Cabezudo  apuntaba muy certeramente con su sugerencia de no dejar de lado algunos temas que surgen sobre la marcha.

  • Carmen

    Giordano.

    No sé dónde estás, estés donde estés, espero que estés bien.

    Estoy viendo una serie de esas históricas en la 2. Se llama la senda de Jesucristo hasta Constantino y me he acordado de ti. Te encantaría verla. No es porque me crea todo lo que estoy viendo y oyendo, pero hay tres capítulos dedicados a Pablo de Tarso. Superinteresante. Hay que saber verlos, claro.

    A lo mejor resulta que eres todo un experto y te tronchas al leer esto, pero corro el riesgo. Si tienes oportunidad, te apetece y quieres, búscala en internet. Te distraerá y creo, creo, creo que te gustará.

    Buen confinamiento.

  • M. Luisa

    Hablar de la  madurez humana   sería como preguntarnos ¿Cuándo una persona es realmente persona?  ¿Cuándo el ser humano es realmente humano?  son preguntas que me vienen  ahora prontas a la mente en relación con lo que aquí se trata y con lo que le leí decir al filosofo Josep Mª Esquirol (Universidad de Barcelona)  cuando, con la idea del transhumanismo de fondo tan en boga y él tan en contra, le preguntaron sobre aquellas   por lo que respondió que el ser humano alcanza su madurez cuando “da frutos” y jugando con ese “dar” y el término “generosidad” decía que es un “dar ofreciendo” es decir, no dar lo que se tiene sino lo ganado con ello. En definitiva venía a decir que no se trata de ningún “trans” de ningún más allá fuera de lo humano  sino de serlo  cada vez más en profundidad que es  de donde vienen los frutos que se ofrecen al darlos.

    Y aquí se unen los dos extremos con los que empecé refiriéndome en la diferencia puntual de mi primer comentario – no recuerdo si en este o en otro hilo –   la que establecí entre desarrollo y evolución pero adoptándola  ahora aquí bajo  la forma  diferencial entre “dar” (generar) y “generosidad” (evolución)   el círculo se cierra.

    • Asun Poudereux

      Gracias, María Luisa, por esta aclaración. Lo que parece complicado es de lo más sencillo. Otro modo de ver y actuar estructural en profundidad humana.
      Y esto podría valer de ejemplo:

      https://t.co/JSTzCibj1W?ssr=true

      Un abrazo entrañable.

    • oscar varela

      La reflexión está acotada a un Asunto: el TRAS-HUMANISMO.
      Ok! Vale, entonces, para ese Asunto;
      Es dudoso, al menos, que valga para lo humano en sí mismo.

      La “madurez” extraída de la metáfora frutihortícola queda atopada
      al agregarle las consabidas “espiritualidades” de la “profundidad”.
      En la teología ya lo intentó R.Lenaers con su concepto de “autonomía”
      (lugar “el más íntimo de mi intimidad”)

      La humilde semillita, si quiere “ser lo que tiene que ser”
      tendrá que dedicarse a absorber la Nitro-Fos-Ca =
      (Nitrógeno – Fósforo – Calcio) que son sus básicos NUTRIENTES.
      (el Agua solo funciona como diluyente catalizador)

      Por lo tanto, a mí me resulta más plena la siguiente frase:
      -“El destino concreto del ser humano
      es la re-absorción de la circunstancia”-
      ………………..

      • M. Luisa

        Ya sé por donde vas Oscar, pero aun así y a propósito de lo que acabo de leer en otro lugar acerca de lo poco que da de sí un simple comentario, déjame decirte que la profundidad varía según sea la hondura de la realidad a la que nos estemos refiriendo, porque no es lo mismo profundizar en la naturaleza de una planta, de un árbol, etc., que profundizar en la naturaleza de las personas.

        Y tu sabiendo perfectamente esta diferencia resuelves la cuestión de un modo que a mí me parece del todo insuficiente. Tal vez para salvar la circunstancia pudiera ser válido el concepto de absorción, pero no lo es para explicar la idea de estructura como hice de forma muy superficial el otro día en mi primer comentario.

        En toda absorción, o si se quiere en la re-absorción hay perdida de intensidad de las partes, mientras que en la superación de niveles dentro de la estructura física de la naturaleza humana hay siempre ganancia, riqueza, hay un plus de trascendencia. Por qué? porque desde lo físico de la realidad humana este plus, esta ganancia, no es producto de ninguna mezcla (absorción) de elementos ni tampoco (suma) combinación de ellos, sino resultado del sistema funcional mismo de la estructura humana que consiste en la superación de niveles.

        En cualquier caso, si esto se entiende bien, no vale pensar en ningún agregado ni añadido alguno respecto a lo que dices de la espiritualidad porque no se trata de la insuficiencia de la sustancia (como nunca me canso en repetir) sino de la plena suficiencia de la sustantividad humana.

        Si me he valido esta vez de la metáfora frutihortícola sintiéndome así inspirada por el autor que mencioné, ha sido con la intención de llevar el tema por la vía de lo simple, de lo sencillo, pero, eso sí, con la pretensión de como dijo alguien entender que lo simple solo es un momento de algo que pudiera ser en si mismo más complejo.

      • oscar varela

        Gracias M.L.!
        Empecé leyendo lo que empiezas así:
        -“Ya sé por donde vas Oscar.”-
        No seguí leyendo ¿Pa’qué?
        ¿Si ya sabes a dónde voy, pa´que seguir escribiéndote?
        ¿Pa´qué?
        By by!

      • M. Luisa

        Oscar, lo siento! se me olvidó antes de pulsar, decirte que de todas maneras gracias! Con ello quiero decir que para mí son muy importantes y beneficiosas tus observaciones, siempre las tomo en cuenta y me sirven para reflexionar y quien sabe si apurando pueden hacerme cambiar de idea… nada está terminado ni escrito. La frase de inicio no te ha de parecer extraña conociendo tu afinidad con el pensamiento orteguiano.

        Abrazos!

      • M. Luisa

        Oscar, no sé a que viene tanta susceptibilidad, a lo mejor fue una excusa porque no te interesaba seguir leyendo, en cualquier caso por más vueltas que le doy no le veo a mi comentario nada que te pudiera haber dado motivos para una reacción tan agria, creo que estamos en un foro entre amigo@s no en el patio de un colegio.

      • oscar varela

        Hola M.L.!

        Nada de “acritudes”,
        sino de “aceptaciones”.

        Me vale no molestarte con aporte de opiniones
        que han ido resultando “insistencias”,
        que creo motivadas por caminos divergentes (no convergentes)
        de pensar sistemáticamente la Realidad.

        Considero que hay Cumpas que te entienden y te aprecian.
        Tampoco a ellos quisiera molestar.

        ¿Qué le vamos a hacer?

        Abrazo!

  • oscar varela

    Hola!

    ¿QUÉ ES RESUCITAR?

    ¿Acaso: OTRA VEZ SOPA?

     

    Tantas veces me mataron

    Tantas veces me morí

    Sin embargo estoy aquí

    Resucitando.

    Para los que somos de la Generación de alto riesgo (65 y más) esta versión colectiva de la cigarra. Me llegó y la comparto con todos

    Publicada por Jorge Eduardo Serrano-Ordoñez en Sábado, 28 de marzo de 2020

    • oscar varela

      La Teología y la Interpretación bíblica
      sigue fiel a que la Filosofía es “ancilla”.

      No podrá enterarse (solo se encierra en una “parte”; no “entera”)
      que nos pasó un Gadammer, Bultmann, etc.

      No podrá, por eso mismo, enterarse que:
      la Resurrección es una Creación de la Magdalena.
      Seguirá atascada en resurreciones del tipo “OTRA VEZ SOPA”

      • Carmen

        Depende.
        Si lo que quiso decir es que seguia vivo porque su proyecto no estaba muerto, que era asunto de sus ‘ discípulos’ , no lo considero invento.

        Si lo que consideramos es que resucitó de entre los muertos biológicamente hablando, posiblemente lo fuese.

        Que cada uno entienda la resurrección como desee.

        Pero claro, con la iglesia hemos topado, Sancho.
        Porque sin resurrección… Qué?

        Personalmente siento como la primera opción. Por eso no tengo ningún problema con la iglesia. No es asunto mío. Pensaba que sí, pero no. Estaba equivocada.
        De todas maneras sigo pensando que con esa infraestructura que tiene, podría ser algo increíblemente positivo para la humanidad. Y en este momento de pandemia tengo la absoluta certeza.
        Pero cada cual dirige su empresa como quiere. Eso es un principio del liberalismo. Si vale para la economía, por qué razón no puede valer para la religión?
        Pues adelante.

  • isidoro García

    Como hoy domingo de Pascua, se conmemora el Cambio personal, aprovecho para soltaros mi Sermón. Lo siento.

     

    Hay dos maneras de hacer mover algo: tirar o empujar. Por eso hay dos tipos de bombas para sacar agua: aspirante e impelente.

    Pues lo mismo pasa con el cambio o evolución de los humanos hacia su maduración y su plena “humanización”: unos van empujados y otros parece que van aspirados.

    (Vaya por delante, que ambos métodos son válidos, y mucho mejores que la alternativa de la inacción sonámbula y alienada, que no es ni consciente de la realidad. Lo que se trata a continuación, es cuál es el mejor y más eficiente método de mejora de la humanidad, y cual es el más sano).

    El método más facilón, y el que más se usa es el del empujamiento. Yo asocio este método con el pesimismo, el verlo todo negro. Dicen los publicistas, que no hay que vender refrescos, hay que vender sed.

    Los “profesionales” del proselitismo, ya sea en versión laico -político, o en versión religioso, (como los mormones o Testigos de Jehová), lo primero que le dicen a uno es lo siguiente: ¿Estará de acuerdo, que el mundo cada vez está peor y va camino del desastre?.

    Si les dices que sí, ya estás medio convencido. Y la realidad es que tienen sus resultados.

    Pero luego hay otro sistema que es el positivo, el del optimismo. Un optimismo antropológico, que no consiste en mero voluntarismo jesuítico: ver blanco lo que es negro.

    Consiste en saber ver la realidad tal y como es, realidad que el Universo nos enseña solo si sabemos mirarlo: que todo avanza hacia un culmen de plenitud, maravilla y belleza. (Y si al final quizás explote todo en la nada, es muy posible que sea para empezar de nuevo, en un crescendo inimaginable). La evolución  del Universo, apunta hacia la excelencia.

    Aunque a veces no lo parezca, estas dos miradas distintas y contrapuestas, se traducen en la práctica, del crecimiento personal, en dos actitudes muy diferentes: la moralista-pesimista-la que nos empuja, y la maduradora-optimista-la que tira de nosotros.

    La actitud moralista, me recuerda mucho a la “atrición”, como exclusivo asco y rechazo al “pecado” y al “mal”, mientras que la maduradora, la asocio más a la “contrición”, como tristeza por el error, de la falta de virtud natural, por la incompletitud de nuestra naturaleza.

    Todo esto no son meras palabras, y un ejercicio de palabrería vacía. Se traduce en nuestra actitud ante el mundo. Somos según lo que creemos y hay creencias como dice Albert Ellis, muy limitantes.

    El moralismo negativista es potenciador de la neurosis personal y la perpetúa. Estimula la falta de auto responsabilidad infantilista, buscando siempre un culpable exterior a nuestros problemas. Estimula la queja reivindicativa endémica y perpetúa la querulancia, el hipercriticismo y la amargura y el descontento con la propia vida.

    Nos hace unos amargados, eso sí: muy solidarios. Y por eso para compensarnos de tanta amargura lo autocompensamos inconscientemente con un sentimiento de superioridad moral. (El bíblico: “Yo no soy como esos…”).

    Dice Javier Iriondo: “Tú eres tus pensamientos dominantes, y de estos dependen tus emociones y tu calidad de vida”.

         “Tenemos una barbaridad de expertos que todo el día hablan del problema, yo estoy esperando que aparezcan expertos que hablen de las alternativas, porque hablar del problema es fácil, todo el mundo es capaz de señalar dedos, necesitamos gente que empiece hablar de lo que es posible, de lo que podemos hacer”.

    Es mucho más sano psicológicamente, el método “aspirante”, el buscar activamente la maduración personal, mediante la depuración cognitiva, y el equilibrio psicológico que es igual al cultivo activo de la virtud humana, (las virtudes cardinales: prudencia, justicia, fortaleza y templanza).

    Puede parecer a algunos un rodeo que retrasa la acción necesaria y urgente, ante la perentoriedad de los problemas de la humanidad. Pero aquí se impone el “vísteme despacio que tengo prisa”. 

    El movilizarse precipitadamente y sin cuidarse activamente de la maduración personal, es la causa de que como decía Iriondo, luego no nos llegue más que para criticar, para ver defectos, pero no nos llega para imaginar soluciones auténticas, que no sea el manido e inútil: “la gente tiene que ser buena y solidaria, y votarnos a nosotros, (y luego ya veremos que se le ocurre a nuestro amado líder)”.

     

    • M. Luisa

      Valoro mucho tu reflexión, Isidoro, pero a la vez me ha creado otra en mí en forma de pregunta ¿Es en la pasividad cuando nos realizamos? Unos empujados y otros aspirados? Hay que entender que para realizarnos hay que dejarnos mover? ¿Es la pasividad o la acción lo que nos realiza?

      Nos podemos sentir empujados o inspirados pero me temo que esta mera consideración impulsiva sea tan sólo materia de ocupación psicológica. Es ahí donde en mi anterior comentario situé nuestra errónea precipitación en auto-limitarnos, porque en su in-conclusión los impulsos no sólo no significan ruptura sino que subtendiéndonos nos abren a un nivel superior de equilibrio dinámico más o menos inestable en el orden en el que nos dejaron los impulsos.

      Pero para ver esto con claridad tenemos que poner en el horizonte la idea de estructura porque la acción humana tiene la suya propia
      Pienso que no se trata de adecuación con las cosas como a veces leo que dices, sino que se trata de una acción que está estructurada para su fin.

      El aporte estructuralista no es atribuible a ningún autor en particular, es un sistema filosófico al cual se aplican muchos filósofos sobre todo los de última generación.

      Esta aportación tiene la ventaja de contemplar al ser humano en su unidad global, es decir, en unicidad de acción, cosa de la que por ejemplo se prescinde cuando se toma el problema sólo en perspectiva psicológica. Más que un movimiento la evolución consiste en dinamismo interno y por tanto estructural.

  • M. Luisa

    La limitación está en dar por concluido el proceso  de nuestra evolución  en aquel nivel  en el cual, de no ser así, su función última no sería otra que la de ser principio  estructural   de toda ella, de toda nuestra  evolución. Sólo así podemos hablar de realización personal. No podemos reducir a mera potencia lo que es fuente de posibilidades.

    Los pasos, los intermedios, los ritmos, etc., (como se quiera pensar)  hay que concebirlos estructuralmente, no  dados desde fuera facilitados a modo de una supuesta  gracia,  la inmadurez precisamente  consiste en la carencia de esta experiencia, la cual depende de esta previa estructura  psico-física.

    No hay dualismo externo sino despliegue interno.    Toda nuestra realización personal depende de esta experiencia estructurante y prospectivamente  constructiva que nos deja al final del camino instalados en lo que realmente somos.

    ¡Felices Pascuas!

  • isidoro García

    El amigo Juan Antonio hace un canto a la conversión personal ante nuestros confinamientos, y “nos hiciese reflexionar y revisar la escala-jerarquía de valores, frecuentemente demasiado superficiales, que descuidan, o más bien utilizan al hombre… Y esa reflexión nos llevase a tomar conciencia de que en algunos aspectos importantes de la vida llevamos un rumbo equivocado, frecuentemente vacío, cuando no inmoral…”.

    Pero en los dos párrafos siguientes, hace un diagnóstico certero de la causa de nuestros problemas actuales:

      “Si como consecuencia aprendiéramos a vernos y valorarnos con más realismo -sin sobrevaloraciones-, y por ello reconociéramos sinceramente nuestras limitaciones, personales y sociales, e incluso  -si no es demasiado pedir- nuestras torpezas, estupideces, retrasos  y barbaries…

        Si, en fin, tomáramos conciencia clara de nuestra inmadurez y bajo nivel de desarrollo psíquico moral y social (…) Si por todo ello nos volviéramos un poco más humildes y solidarios…”.

    Y yo en este desiderátum, veo una gran contradicción interna, que es común a todos los planteamientos “moralistas”- “buenistas”.

    La solución es muy sencilla: tenemos que volvernos “buenos”. Pero Juan Antonio menciona muy certeramente, nuestras limitaciones personales y sociales, nuestras torpezas, estupideces, retrasos  y barbaries… nuestra inmadurez y bajo nivel de desarrollo psíquico moral y social…

    Entonces, con ese panorama personal que arrastramos, ¿cómo nos vamos a convertir en “buenos”? ¿cómo vamos a salir del charco? ¿tirándonos del pelo, como el barón de Munchausen?.

    Aquí entraría según la apologética cristiana, la acción de la “gracia”, que sería la palanca que nos movería y nos transformaría. Pero esas “conversiones” súbitas y cuasi milagrosas, aún existiendo, históricamente son muy escasas.

    Lo normal, es que las fuentes de todo cambio y metamorfosis personal, son fundamentalmente dos. La primera, un deseo muy fuerte de conseguirlo, que genere un proceso de autosugestión interno, que vaya poco a poco cambiando nuestras pulsiones internas.

    Y la segunda un proceso de cambio de “nuestras torpezas, estupideces, retrasos  y barbaries” cognitivas, con un conocimiento de nuestra realidad, que vayan impulsando adelante nuestro proceso de madurez y desarrollo psíquico personal. Este proceso de cambio y maduración personal, es nuestra “Pascua”, y el cirio pascual simboliza la iluminación del conocimiento.

    Y si todo esto va unido con una cierta terapia personal de equilibrio personal y apoyo, mejor que mejor.

    Pero lo que queda claro es que el voluntarismo a secas, y la confianza en el poder taumatúrgico de la “gracia sacramental religiosa”, es inútil en sí mismo.

    Reconozco los buenos resultados que da en bastantes personas, pero eso en realidad es debido a que antes de la conversión, ya existe un poderoso afán de cambio y maduración personal, impulsado en muchas personas, por nuestro motor interno y autónomo de maduración, y despertado por nuestro reloj biológico.

     

    El proceso general de maduración se produce en diversas fases de edad. Así de los 26 a 30 años, se inicia una recuperación, en mayor o menor medida, de la experiencia de unidad con el entorno, lo que genera todo tipo de sentimientos de solidaridad, participación y unión, tan necesarios para que la especie humana no acabe precipitándose al vacío de la extinción. Aunque en esta primera fase son imperfectos y suelen producir una cierta “inflación del ego”: creencia en que ya lo sabemos todo, (Jung).

    Es a partir de los 35-40, (en la mitad de la vida), cuando se potencia enormemente los sentimientos de trascendencia y de conocimiento unitario de todo, intentando conciliar las contradicciones duales que nos rodean.

    Y se dirá: y si esto es así, ¿por qué este afán de cambio y de madurez humana no es generalizado en muchos individuos?. Pues en la juventud, porque no ha llegado aún nuestra hora, y cuando al fin llega, en muchos casos, o tenemos paralizado y bloqueado el reloj biológico de la maduración, por traumas, heridas emocionales, que congelan nuestra maduración.

    Y también, quizás porque cognitivamente hemos interiorizado una serie de “ídolos” falsos, falsas creencias, como el consumismo, el hipersexualismo, las ideologías alienadoras, etc. que rellenan falsamente dicha ansia de plenitud humana, y de autorrealización, y no escuchamos nuestro programa interior de mejora personal.

    Perdonad el rollo, y que os sea leve a todos este confinamiento. Feliz Pascua, (proceso de cambio) a todos.

  • juan antonio vinagre oviedo

    Si esta pandemia nos hiciese reflexionar y revisar la escala-jerarquía de valores, frecuentemente demasiado superficiales, que descuidan, o más bien utilizan al hombre… Y esa reflexión nos llevase a tomar conciencia de que en algunos aspectos importantes de la vida llevamos un rumbo equivocado, frecuentemente vacío, cuando no inmoral…

    Si como consecuencia aprendiéramos a vernos y valorarnos con más realismo -sin sobrevaloraciones-, y por ello reconociéramos sinceramente nuestras limitaciones, personales y sociales, e incluso  -si no es demasiado pedir- nuestras torpezas, estupideces, retrasos  y barbaries…

    Si, en fin, tomáramos conciencia clara de nuestra inmadurez y bajo nivel de desarrollo psíquico, moral y social… (Esta pandemia, y otras más, nos muestra que frecuentemente las incubamos con nuestra conducta poco consciente y egoísta, que nos lleva a comportarnos más como homínidos que como humanos.) Basta con que repasemos la historia más reciente, no hace falta ir muy atrás…

    Si por todo ello nos volviéramos un poco más humildes y solidarios… Si este confinamiento nos llevase a un RETIRO INTERIOR, que nos ayudase a descubrir valores auténticos más consistentes, más solidarios; valores que nos ayudasen a ver, reconocer y corregir errores y estructuras de poder inmoral (por no ser capaces o no querer ver eso, así nos va), entonces sí sería posible un cambio, una renovación personal, ética y social-global, que, de realizarse, podríamos hablar de una mutación-transformación-resurrección, que nos hiciera más capaces de convivir en equidad, en paz y armonía…

    Aunque a muchos nos parezca un sueño, ojalá que ese sueño venga a nosotros. Este es un buen momento para pensar y revisar en este retiro forzado, y trazar planes de cambio más consistente. ¿Será mucho pedir y soñar? ¿Será una ingenuidad soñarlo -pues la sociedad aún no está madura- y desear y pedir ver y valorar la vida con más profundidad y consistencia de modo que se haga más humana? ¿Será éste el momento de plantearse ya un cambio-revolución, como dice Flores D´Arcais?

    Yo creo en la esperanza, porque creo que el ser humano es capaz de recapacitar y de entrar en razón. En suma, si esta pandemia nos hace más humildes y más sabios, ya se habrá producido el comienzo de un renacimiento personal y social.  Ojalá que así sea.

    Aprovecho: Buenas PASCUAS a toda la Comunidad atriera.

  • Rodrigo Olvera

    Amigas, amigos. En estos tiempos es muy natural que experimentemos sentimientos de ansiedad. Está bien experimentar estos sentimientos. Para ayudar a procesarlos, compartí hace unos días una guía basada en la Terapia de la Aceptación y el  Compromiso.

    Otro recurso disponible es la acupresión. Aquí les comparto una guía muy sencilla de cómo utilizar la acupresión para reducir el estrés y la ansiedad.

    https://www.mskcc.org/es/cancer-care/patient-education/acupressure-stress-and-anxiety

     

     

    Cuídense. Cuidémonos

    Abrazos y esperanzas

    • Rodrigo Olvera

      Aunque el título del vínculo está en inglés, el tutorial está en castellano

    • mª pilar

      Gracias Rodrigo, y apoyo totalmente tu consejo; he trabajado muchos años, al lado de un excelente médico acupuntor, y puedo decirles que:

      ¡En buenas manos…Funciona!

      Lo que sucede es, que no hay buenos y expertos médicos acupuntores.

      El Dr, Gego, francés, que pudimos traerlo cada mes a Zaragoza durante una quincena, era una persona excepcional.

      Estudió en China, en el mejor centro de esta maravillosa Ciencia medicinal y curativa; cuando recibió con lauden su título, volvió a Toulouse, comenzó en su consulta personal, y como Catedrático de su universidad como experto Dr. Acupuntor.

      Mi primer contacto con él, fue en Toulouse, con mi hijo de 6 años, con un asma que por mi tierra no pudieron ni siquiera aliviar.

      Fuimos allá, aconsejados por los HH. de Jesús, que conocían su buen hacer; y desde allí, conseguimos que visitara España: primero Bilbao, Valencia, y después Zaragoza…donde murió; pero cuantas personas le tratamos (y en mi caso, que trabajé en su consulta) nunca nos olvidaremos de Papi…como le llamábamos cariñosamente.

      Gracias Rodrigo… siento este “escape” de sentimientos muy agradecidos hacia él.

      • Rodrigo Olvera

        Gracias por compartir la memoria de Papi. Ya esa forma de llamarlo dice mucho de él.

        De niño yo sufrí mucho de fiebres. Ésto puede parecer cosa no grave (quizá Nacho diría que no hay nada que temer). Pero el punto es que mi auto-regulación se perdía y podía pasar en minutos de 36.5 a 40 o más, mi que sí pone en riesgo. La medicina alópata no me servía. Entonces un médico acupunturista que visitaba a una huésped en casa de mis padres me enseñó tres puntos: uno entre los dedos pulgar e índice, para reducir dolores; uno en la horquilla del esternón para desinflamar anginas; y uno en la esquina de la uña del dedo gordo para la fiebre. Siempre me funcionó.

        Ya después, durante mi primera juventud, sufrí por años de piedras en el riñón. Sólo salí de esa situación con una combinación de medicina alópata y acupuntura.

        Curioso, llevo un año que me ronda la idea de empezar a estudiar psicología clínica (ahora estoy tomando un diplomado en Parentalidad y Teoría del Apego) y por otro lado la idea de empezar a estudiar acupuntura.

        Cosas de uno, que siempre quiero adquirir más herramientas para responder a tanto sufrimiento desatendido en las clases populares.

        Abrazos llenos de cariño

    • mª pilar

      ¡¡¡Genial Rodrigo, para estudiar, siempre es buen momento!!!

      Creo lo de tu recuperación; desde nuestra primera visita, varios de mis hijos han pasado por sus manos, y en todos, con resultados estupendos; y yo misma pase por sus manos y siempre y en cada caso..:

      ¡Fue genial!
      Un abrazo entrañable.

  • Javier Peláez

    Recibo un vídeo bastante revolucionario que dice algunas obviedades( el capitalismo no sirve y la sanidad pública es esencial….y otras que yo comparto y algunos de vosotros no compartiriáis:la monarquía no sirve para nada….),pero otra que es la más importante para atrio: la religión no cura,tiene curas….Quisiera hablar de esta afirmación y siguiendo las reflexiones de Castillo que siempre dijo que Jesús era una persona preocupada por la salud..Sólo hace falta leer los evangelios….La religión cristiana claro que cura,cura de la “ceguera” que es básicamente de lo que más se preocupó Jesús en mi modesta opinión…y no siendo yo especialista.Claro lo que ocurre es que normalmente no nos tomamos en serio esto de la ceguera….No vemos: no vemos que vivimos en un mundo global,no vemos la idolatría del dinero….En fin,como dice el refranero,no hay peor ciego que el que no quiere ver….

    • Javier Peláez

      No se me interprete mal lo que escribí,si alguien lo leyó,yo tengo buen concepto de algunos curas….No es así en algunos buenos amigos míos que la verdad son luchadores incansables…De los que llamamos imprescindibles…

  • Rodrigo Olvera

    Hoy hace un año, nuestra querida compañera Ana Paula Hernández fallecía mientras trataba de llevar asistencia de urgencia a una comunidad campesina desesperada en Guatemala.

     

    Ana Paula es de esas personas que vienen al corazón cuando escuchas el (trillado) poema de Bertolt; es de las personas que cuanto más conoces, más comprendes que sí, que hay personas así de imprescindibles.

     

    Es tan ambiguo este sentimiento. Por una parte, nos hace tanta falta; y al mismo tiempo nos sigue animando en nuestros esfuerzos cotidianos.

     

    Les comparto ésto que ha compartido hoy su esposo.

     

    https://cuestione.com/columna/ana-paula-hernandez-una-vida-dedicada-a-los-derechos-humanos

     

    Que tu memoria sea eterna, querida Ana Pau.

    • m* pilar

      Hermoso y entrañable este recuerdo, a una labor constante en favor de los que no tiene derechos, porque les han sido arrebatados.

      Me uno ha este agradecimiento por Paula… Y a la vez, recuerdo a otras personas que también han dedicado su vida en este empeño.

      Gracias Rodrigo por hacernos partícipes de estas vidas entregadas con gozo y entereza, no es fácil esta labor, pero es fecunda y muy hermosa.

    • Asun Poudereux

      Muchas gracias, Rodrigo, por este entrañable homenaje a Ana Paula. Testimonio de amor eterno.

    • Rodrigo Olvera

      Queridas Pili y Asun, gracias por su cercanía y cariño

      Abrazos y hartas esperanzas

  • Rodrigo Olvera

    Comparto artículo de Boaventura. Creo que valdría la pena para la columna central de ATRIO

    Al Sur de la cuarentena

     

    • ana rodrigo

      Fantástico Boaventura, como siempre,.

    • oscar varela

      Hola y Gracias!
      “Destilé” para difundir en mi Grupo etario:

      Hola!
      AL SUR DE LA CUARENTENA – Boaventura de Sousa Santos

      Al Sur de la cuarentena

      Para los que la cuarentena es particularmente difícil.
      El Sur es espacio-tiempo político, social y cultural.
      Es la metáfora del sufrimiento humano injusto causado
      – por la explotación capitalista,
      – por la discriminación racial y
      – por la discriminación sexual.

      (Acá solo “destilo” el texto de “6- LOS ANCIANOS”, los otros son):
      1- Las mujeres.
      2- Los trabajadores precarios e informales, llamados autónomos.
      3- Trabajadores de la calle.
      4- Los sin techo o población de calle.
      5- Moradores en las periferias pobres de las ciudades, favelas, barriadas, slums, caniço, etc.

      6- LOS ANCIANOS.
      – es de los grupos más vulnerables.
      – ¿Quién es anciano? La diferencia en la esperanza de vida entre dos barrios de Buenos Aires (el barrio pobre de Zavaleta y el barrio exclusivo de Recoleta) es de unos veinte años.
      – Las condiciones de vida prevalecientes en el Norte global han llevado a que una gran parte de los ancianos se depositen en hogares, casas de reposo, asilos.
      – Dependiendo de sus posesiones propias o familiares, estos alojamientos pueden ir desde cajas fuertes de joyería de lujo hasta vertederos de desechos humanos.
      – En tiempos normales, los ancianos comenzaron a vivir en estos alojamientos como espacios que garantizaban su seguridad. En principio, la cuarentena causada por la pandemia no debería afectar en gran medida su vida, dado que ya están en cuarentena permanente.
      – ¿Qué sucederá cuando, debido a la propagación del virus, esta zona de seguridad se convierta en una zona de alto riesgo, como está sucediendo en Portugal y España?
      – ¿Estarían más seguros si pudieran regresar a las casas donde vivieron toda su vida, en el improbable caso de que aún existan?
      – ¿Los familiares que, por su propia conveniencia, los dejaron en asilos, no sentirán remordimiento por someter a sus ancianos a un riesgo que puede ser fatal?
      – ¿Y los ancianos que viven en aislamiento no estarán ahora en mayor riesgo de morir sin que nadie se dé cuenta?
      – Al menos, los ancianos que viven en los barrios más pobres del mundo pueden morir por la pandemia, pero no morirán sin que nadie se dé cuenta.
      – También se debe agregar que, especialmente en el Sur global, las epidemias anteriores han significado que los ancianos tengan que prolongar su vida laboral.
      – Por ejemplo, la epidemia del SIDA ha matado y sigue matando a padres jóvenes, dejando a los abuelos con la responsabilidad del hogar.
      – Si los abuelos mueren, los niños corren un riesgo muy alto de desnutrición, hambre y, en última instancia, de muerte.

      7- Los internados en campos de refugiados, inmigrantes indocumentados o poblaciones desplazadas internamente.
      8- Los discapacitados.
      ……………………….

  • Carmen

    Seguro que muchos de ustedes conocen a Aute. Aunque solamente sea por la canción Al Alba.

    La  que más me gusta es una que canta con Silvio Rodríguez. Sin tu latido.

    Ya descansa en paz.

  • Rodrigo Olvera

    Nacho afirma que el 98% de la población no tiene nada que temer, y en consecuencia (des)califica como “histeria” el temor de la población [nota al margen, hace tiempo que en psicopatología no es adecuado referirse a experiencias con la expresión ‘histeria’. Claro, es una palabra que sigue teniendo un peso en el público no especializado y no esperaría que Nacho supiera está evolución de una ciencia que desconoce].

     

    Contrario a la intención de Nacho de patologizar los sentimientos de temor, comparto aquí este excelente artículo ANSIEDAD ANTE EL CORONAVIRUS. UNA PERSPECTIVA ADLERIANA.

    https://adleriana.blogspot.com/2020/04/ansiedad-ante-el-coronavirus-una.html?m=1

     

    Háganse un favor, y léanlo.

     

    Abrazos y esperanzas

     

  • Rodrigo Olvera

    Gracias, Aute, por tu voz y por tu vida que me enseñaron a tocar la belleza en medio del maldito baile de muertos que me rodea.

     

     

    • mª pilar

      Me uno a tu agradecimiento amigo.

      ¡Gracias Aute, nos has regalado tu voz, tu sentir, tus dones, y nos has hecho la vida más grata, gracias de corazón!

  • George Porta

     

    Queridos atrieros:

     

     

     

    Rompo momentáneamente mi silencio por la excepcionalidad de la situación. No tengo nada que comentar o decir, pero pienso en vosotros. Os pido perdón anticipadamente porque escribiré un pelín largo. Así pues, como siempre hice, quienes no deseen correr el riesgo de aburrirse, pues eso, descarten este mamotreto.

     

     

     

    Hace poco fue publicado un artículo de Daniel de Pablo Maroto OCD sobre Teresa de Jesús y sus enfermedades, sus actitudes frente a las mismas, etc. El autor concluye, desde luego que si Teresa pudo realizar tan inmensa labor fundacional y literaria a pesar de sus enfermedades es porque la sostenía la divinidad. Ni por un momento se plantea el autor si la energía de Teresa para llegar a los sesenta y tantos años a pesar de las enfermedades y habiéndose desgastado tanto por sus labor fundacional y literaria no serán precisamente pruebas de que la monja era saludable y que su labor más bien prueba su tesón, su sanidad mental, a pesar de los psiquiatras que han hecho su autopsia psicológica, y que nada de ello prueba que haya alguna fuerza sobrenatural en todo ello. Si algo falta ahora es el pensamiento crítico, analítico.

     

     

     

    Llevo encerrado en mi casa tres semanas porque pertenezco al segmento de población considerado vulnerable. Me parece execrable la manipulación política del actual gobierno estadounidense de cara a las elecciones presidenciales: Han minimizado la importancia de esta calamitosa pandemia, se han concentrado en gastar billones para asegurarse el apoyo monetario de las grandes corporaciones, desde hace años, porque no solo ha sido esta administración federal, los extremistas de la llamada Coalición del Tea Party han venido disminuyendo los servicios de salud y las arcas de los seguros de salud gubernamentales para aumentar las arcas del Pentágono, el complejo industrial militar y han agotado sus esfuerzos para privatizar la Seguridad Social, cerrar los programas de salud mental de los pobres… y posiblemente no pudiera listar exhaustivamente todo el daño que han hecho.

     

     

     

    Bernie Sanders, que es la única voz que se alza para protestar, denunciar y reformar sistémicamente la gobernanza de este país, él mismo es millonario, tiene una historia cuestionable y, en realidad se ha convertido en un lobo solitario en la estepa estadounidense lo cual probablemente le ata las manos para relacionarse con el sistema de gobierno imperante porque por arte de birlibirloque le eligieran presidente, probablemente no encontraría quien quisiera integrar con él un gabinete ministerial para no arriesgar la carrera política propia mientras pasa el término gubernamental de Sanders.

     

     

     

    Leo regularmente las publicaciones de Atrio. Quiero agradecer explícitamente solo la más empática de todas, la de Rodrigo Olvera porque comunica esperanza y habla de gratitud.

     

     

     

    ¡Por lo demás, estoy tan harto de los números! Mi hermana está en Miami, en casa de uno de sus hijos para ayudarles y estoy ahora solo en casa. Personalmente me alegro de mis dolencias y disminuciones, pero mucho me temo que ninguna de ellas es terminal y eso en esta sociedad puede ser trágico. Quisiera morir pronto porque no podré pagarme el cuidado geriátrico si mi existencia se extiende demasiado, sobre todo teniendo en cuenta cómo esta nación parece decidida a continuar desprotegiendo a los ancianos.

     

     

     

    Si muriera solo el 2% de la población, probablemente moriría el 2% de los pobres y de los más vulnerables y ya esas serían demasiadas muertes. Hoy día hay veinte millones de personas que carecen de acceso al cuidado médico.

     

     

     

    Las negligencias, demagogias, asquerosas manipulaciones de todos los gobiernos alrededor del planeta no explican la necesidad de que muera nadie, nunca.

     

     

     

    Me produce asco la ventaja que están sacando los obispos para garantizar las liturgias en línea, pero no los veo salir a las calles a atender a los necesitados o para garantizar con los dineros de la Iglesia los cuidados de la fuerza sanitaria que los atiende. No veo a los gobiernos vaciar los presupuestos militares a fin de mitigar a los millones (ya más de seis) de desempleados que el COVID-19 está provocando. No se trata solo del innombrable Donald J. Trump y su camarilla. Lo mismo que se dice de él puede ser dicho del presidente de China, del de Rusia, de los de Europa, de los del cualquier país. ¿Para qué preocuparse de las guerras militares si ya tienen de modo más inmediato las muertes «de todo tipo» que está causando el COVID-19?

     

     

     

    Los expertos no saben si este virus es capaz de mutar y cada año se podrá repetir o si es susceptible de recidivar.

     

     

     

    En estos días de encerramiento y soledad en casa,  por las mañanas continúo trabajando a distancia, pero por la tarde miro todo lo que puedo sobre el siglo pasado y las matanzas políticas militares del Cono Sur, los mártires de Centroamérica, Chernóbil, Fukushima, unas bombas nucleares estas últimas que no detonó Harry Truman, pero que el silencio de los respectivos gobiernos justifica arguyendo seguridad nacional. Nadie sabe la magnitud de la desgracia que causaron de manera inmediata ni la magnitud del efecto que causarán a largo plazo: Nadie las menciona.

     

     

     

    He venido perdiendo mi religiosidad y me alegro de ello. Solo me queda la esperanza, aunque en realidad no veo la necesidad de resucitar, ni de volver a existir. Pienso en la arrogancia de Pablo demandando evidencia de resurrección para creer.

     

     

     

    Termino recomendando una película de 2018: «Bel Canto.» Se trata de unos guerrilleros que irrumpen en una fiesta gubernamental de un país y secuestran a los asistentes. Con el tiempo sobrepasan la hostilidad inicial y llegan a fraternizar por el acercamiento social. De pronto el mundo exterior a ellos logra irrumpir violentamente por asalto y los liquida a todos a pesar de que los antiguos secuestrados en ese momento desean protegerlos.

     

     

     

    En medio de esta necesidad actual de practicar el distanciamiento social que me rodea no puedo evitar preguntarme ¿qué será de esta nación cuando la desconfianza mutua o recíproca se convierta en necesaria o habitual? ¿Qué ocurrirá cuando el desconocimiento recíproco abra un espacio a la violencia que ya es rampante y realmente trágica?

     

     

     

    Más que comentar cínicamente sobre los culpables quisiera poder imaginar algunas alternativas benignas, aunque posiblemente yo no viva para poder ayudar a implementarlas. Sin embargo, no se me ocurre ninguna excepto la de confiar en la resiliencia de la naturaleza y la eternidad de la Vida.

     

     

     

    Os quiero y os deseo de corazón que salgan ilesos de este horrible período calamitoso.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    • m* pilar

      ¡Qué alegría saber de ti George!

      Me alegra que estés bien, y siguiendo tu camino, te recuerdo y no olvidó tu paso por estas tierras.

      ¡Gracias de corazón!

      Es bueno liberarse de la religiosidad y descubrir tu propio ser, llevas un buen bagaje a tu espalda y eso es lo verdaderamente fundamental.

      Cuídate y espera con paz que esto pase, luego habrá que comenzar quizá de otra manera; personalmente, creo que el “dios” dinero, no perderá su fuerza ni ocultará su maldad, que como siempre lo padecerán… los excluidos por su causa.

      ¡Te recuerdo con gratitud!
      Un abrazo entrañable.

    • Santiago

      Querido George, me alegro de saber de ti.. No pienses que te hemos olvidado, todo lo contrario, te recuerdo con afecto.
      Por otro lado, pienso que te queda la esperanza como una motivación vital importante. Todos vivimos en la esperanza porque todos deseamos llegar a conocer el bien en su totalidad. Para nosotros los cristianos particularmente nos queda la esperanza que nos transmitió Cristo por el solo hecho de El haber venido a existir con nosotros. Concéntrate en esta semana que está llena de esperanza cuya culminación es el Domingo de Pascua. Tratemos de profundizar en este Misterio y por qué nos concierne a todos. Y sigamos dando gracias por todo y a todos.

      Mis mejores deseos. Te tengo presente especialmente por tener una patria en común.

      Abrazos
      Santiago Hernandez

    • ana rodrigo

      Querido George, hasta hoy no he visto tu escrito en esta página de atrio, lo siento y no sé cómo ha podido ocurrir porque todos los días entro en atrio para leeros e intervenir cuando veo que se me ocurre alguna reflexión.

      Me alegro verte por aquí. Siento que te encuentres solo en estas circunstancias. Dices tener dificultades de salud, y esto te debe hacer más difícil el día a día.

      Lo que es evidente es que tu salud mental está en plena forma y que es un gusto leerte, porque, además, nos aportas información directa de la situación en EEUU y porque tienes un sentido humanitario envidiable.

      No nos olvidamos de ti, yo, por lo menos. Así que ha sido un placer volver a leerte, aunque te haya leído con cierto retraso.

      Un abrazo y ánimo en estos tiempos tan difíciles que nos ha tocado vivir.

    • Carmen

      Pues lo acabo de leer también. La última vez que entré aquí creo que fue por Aute y ya lo habían dicho. Soy un desastre.

      Te echaba de menos.
      No te desesperes, aunque yo soy la primera que me desespero a veces. Ayer cumplí 67 años. Llevo encerrada sola ni se ya el tiempo. He decidido no contar los días y tomarme esto como una época nueva que no se cuánto va a durar. Pues mi hijo mayor cómo trabaja se pudo acercar cinco minutos
      No dejó que me acercara a él. Y le dije, déjame que por lo menos te de un empujoncito. Y le di un topetazo en el estómago con la cabeza.
      Así que así estamos.
      Es desesperante. A veces creo que no voy a poder con esto. Ya estoy oyendo rumores de que esto se va a prorrogar quince días más después del 25 de abril. Así que prefiero no pensar.
      Como entres el el bucle de para qué quiero vivir lo tienes claro. La. Vida es muy hermosa, hasta cuando estás encerrado.
      Un abrazo

      • Asun Poudereux

        Tú lo has dicho, Carmen:

        La Vida es muy hermosa, hasta cuando estás encerrado.

        Sé que George sabe mucho de esto. Por eso no dejo de animarle para que le sintamos vivo y mucho más próximo.
        Besos a todos.

  • oscar varela

    Contenidos (del Librito recopilador)
     
    – ¿Por qué Dios permite la pandemia y calla? ¿Es un castigo? ¿Hay que pedirle milagros? ¿Dónde está Dios? Víctor Codina SJ, marzo 22
     
    – La fuerza de los pequeños Leonardo Boff, marzo 23
     
    – Un amor mundi vs un acabo mundi Jorge Costadoat SJ., marzo 23
     
    – El Coronavirus nos está privando del contacto, alimento de nuestra humanidad Timothy Radcliffe OP., marzo 26
     
    – ¿Un Dios ‘anti-pandemia’, un Dios ‘postpandemia’ o un Dios ‘en-pandemia’? Michael P. Moore ofm, marzo 27
     
    – Coronavirus: autodefensa de la propia Tierra Leonardo Boff, marzo 27
     
    – La puerta abierta José Antonio Pagola, marzo 28
     
    – La alegría ante el temor Juan J. Cotto, marzo 31
     
    – La vida en tiempos de Coronavirus Andrea Vicini SJ., marzo 31
     
    – Filosofía, Antropología, Sociología, Psicología
     
    – Coronavirus es un golpe al capitalismo al estilo de ‘Kill Bill’ y podría conducir a la reinvención del comunismo Slavoj Žižek, febrero 17
     
    – Somos frágiles, pero no indefensos: el cambio es posible Paolo Costa, marzo 16
     
    – La emergencia viral y el mundo de mañana Byung-Chul Han, marzo 22
     
    – Coronavirus y 18-O: lo que no se resuelve y queda reprimido saldrá de nuevo Sonia Montecinos, marzo 30
     
    – Después de la epidemia, habrá una explosión de relaciones Boris Cyrulnik, marzo 30
     
    – El punto final de un tipo de civilización Manuel Antonio Garretón, marzo 31

  • oscar varela

    Recopilado de Artículos recientísimos de teólogos

    sobre el Coronita ese, quilombero.

    Está en PDF

    Hay que copiar el Link y pedirlo pegándolo en Google

    file:///C:/Users/User/Downloads/Covid19%20(1).pdf

     

  • Luís Troyano Troyano

    https://www.youtube.com/watch?v=lKUNgjQwJ-Y

    https://www.alainet.org/es/articulo/200225

    El horno microhondas desestructura las moléculas de los alimentos y el agua. (Según parece, por lo que me he informado). Nosotros somos principalmente agua. Deducción…Por otra parte Los satélites que orbítan la Tierra lanzan ondas de ultrafrecuencia 5-G(mucho mas que el microhondas) dicen muchos que saben que con toda probabilidad es la causa de la terrible pandemia que padecemos.

    “La tecnología 5G además de conectar y permitir la comunicación ubicua entre los seres humanos y sus organizaciones también conectará a todos los objetos (automóviles, lavadoras, microondas, maquinarias, cámaras de vigilancia, etc), coronando así, el internet de las cosas y configurando las llamadas ciudades inteligentes. Esto conformará un campo electromagnético, de enorme potencia, que afectará directamente a “las débiles ondas electromagnéticas que caracterizan los vuelos de los insectos, por ejemplo, pero interferirán también emisiones de cuerpos vivos de mayor tamaño, incluidos los nuestros…numerosas publicaciones científicas han demostrado que los Campos Electro Magnéticos-CEM afectan a los organismos vivos (no solo a los humanos) en niveles muy por debajo de la mayoría de las directrices internacionales y nacionales, cuyos efectos incluyen mayor riesgo de cáncer, estrés celular, aumento de radicales libres dañinos, daños genéticos, cambios estructurales y funcionales del sistema reproductivo, déficit de aprendizaje y memoria, trastornos neurológicos e impactos negativos en el bienestar general de los seres humanos” (Sabini, 2019)”

     

         ¡¡¡ QUE PAREN LOS SATÉLITES DE ULTRAFRECIENCIA 5-G. YA!!!

  • Javier Peláez

    El capitalismo es un sistema despiadado.Cómo puede ser que según leemos a Santiago Niño que le cuenta un gerente de un hospital que un respirador que antes valía 15.000 euros ,ahora lo vendan a 150.000 euros.Es verdad que todos sabemos que determinados medicamentos no se fabrican porque los países que los iban a comprar no tienen dinero ….Nada nuevo bajo el sol… Recuerdo que aquí hablando de una cosa más española la razón por la que al Ministerio de Interior rompió en tiempos del PP los convenios de colaboración con las CCAA para pagar la asistencia sanitaria extrapenitenciaria hospitalaria que las CCAA prestaban y el Gobierno quería dejar de pagar .Resulta  que,como las prisiones tenían un 35 por ciento de presos con hepatitis C,y apareció el Sovaldi a esos precios estratosféricos querían encasquetar a las CCAA el precio del Sovaldi….El dinero ,o más concretamente su acumulación….Bien pensado tenemos suerte de que esto haya empezado por el Norte,se descubrirá antes la vacuna…Otra cosa es que cuando se descubra se reparta equitativamente por el mundo….En fin,que el mercado es un desastre para la circulación de medicamentos y aparatos médicos…

  • oscar varela

    sobre la SOCIEDAD ALTERNATIVA … ¡YA!

    Esta mañana en Buenos Aires:

    Les recuerdo que a Hugo Moyano lo quiso encarcelar Macri

    intentando sobornar al Juez del Poder Judicial mediante una Orden dada a a su Oficina del Servicio de Inteligencia.

     

    Acá escucharán la siguiente definición de Alberto Fernandez:

    -“TAL VEZ EL MUNDO APRENDA LO EFÍMERA QUE ES LA ESPECULACIÓN FINANCIERA“-

    • m* pilar

      Bravo por su claridad y firmeza, si de verdad aprendemos, cierto que cambiará nuestras miradas.
      Gracias Óscar.

      Los vídeos geniales.

  • Rodrigo Olvera

    Dejo aquí el vínculo a la página de PENSAR LA PANDEMIA: OBSERVATORIO SOCIAL DEL CORONAVIRUS, iniciativa de CLACSO para compilar excelentes análisis desde las humanidades y las ciencias sociales.

    https://www.clacso.org/pensar-la-pandemiaobservatorio-social-del-coronavirus/

     

    Abrazos y esperanzas

  • oscar varela

    [Este comentaio quedó pendiente de aprobacón varios días por contener muchos enlaces. Lo apruebo con fecha de hoy pues considero que muchos lo lean y todos puedan enviar o actualizar sus perfiles. He rectificado también el correo que se ponía para enviar o actualizar perfiles. ¡Será muy útil que todos lo hagamos!].

    Hola!
    Banda superior del Menú: PERFILES (Equipo Atrio, 26-octubre-2013)
    Aquí se van recogiendo. Se puede enviar  a perfiles@atrio.org
    (los ordeno por fechas de entrega)
     
    José BADA – 26-octubre-2013
    Franz WIESER29-octubre-2013 (fallecido)
    Juanel31-octubre-2013
    Oscar VARELA03-noviembre-2013
    Mariam08-diciembre-2013
    Salvador SANTOS08-diciembre-2013
    Antonio ZUGASTI 21-diciembre-2013
    Nacho Dueñas – 26-abril-2014
    ……………………………………………….
     
    Ya pasaron casi 7 años.
     
    Pregunto a la REDACCIÓN DE ATRIO
    ¿cómo puedo continuar-lo?
    Puesto que yo seguí curriculando vitalmente.
     
    Gracias!

  • Javier Peláez

    Y Trump dice que 100.000 muertos será  un buen tbjo…..Esto se llama la “política comunicativa” de un sinvergüenza….Le importa más su imagen política que los muertos…

  • Rodrigo Olvera

    Creo que este análisis de Alfredo Serrano es acertado, aunque quizá la parte sobre Europa incomode a una que otra persona aquí en ATRIO

    Siete lecciones geopolíticas en tiempo de coronavirus

     

     

    SIETE LECCIONES GEOPOLÍTICAS EN TIEMPO DE CORONAVIRUS
    De todo se aprende, incluso en los tiempos del cólera. La pandemia del coronavirus también trae lecciones en clave geopolítica para América Latina.

    La primera pregunta es obvia: ¿qué está haciendo el Grupo de Lima en esta contingencia? Esta alianza nació para un objetivo tan limitado que no está a la altura de los desafíos históricos que tienen que ver con las preocupaciones reales de la ciudadanía de América Latina. Y algo muy parecido le ocurre a la OEA.
    Ausencia de instancias regionales efectivas que afronten esta problemática supranacional. Es ahora cuando se extraña a la Unasur y su capacidad de coordinación frente a situaciones como esta. La Celac tiene una oportunidad histórica para asumir esta tarea.
    China, primero. Se pide ayuda prioritariamente al gigante asiático, y no a Estados Unidos. China fue el lugar de origen de este virus y, por tanto, el primer país en sufrir sus consecuencias. Pero luego de ese momento, superó la crisis de manera muy efectiva. El porcentaje de afectados y muertos en comparación con su población es más que mínimo, a diferencia de lo que pasa en otros lugares del mundo. Demostró capacidad para vencer con eficacia esta batalla. Sale reforzada a nivel global.
    El neoliberalismo, como racionalidad, no sirve. El “sálvese quién pueda” no funciona; la supremacía de lo individual es un gran escollo ahora que pedimos esfuerzos colectivos; la cooperación se impone ante la competencia. Los mercados no saben como autorregularse; no existe mano invisible que los regule; y tampoco se cumple el mito de que los agentes privados logran sus beneficios por asumir más riesgos.
    Europa ya no es un espejo al que imitar. Una vez más, y ya son muchas, vuelven a perder una oportunidad para mostrar al mundo que están a la vanguardia en temas importantes. No pudieron ser efectivos frente al coronavirus. El Estado de Bienestar es mucho más débil de lo que presumían. La soberbia eurocéntrica les hizo infravalorar todo lo que venía del Lejano Oriente. Italia y España llegaron tarde y están siendo los más afectados por la crisis y no es casualidad. La Unión Europea, además, muestra su incapacidad para coordinar y armonizar al menos una acción frente a esta pandemia. Se demuestra, así, que este espacio es de hecho un mercado único económico y monetario, pero está muy lejos de ser un proyecto social común.
    Si se habla de salud, siempre hay que mirar hacia Cuba. Lo que nadie tiene, Cuba lo dispone. El Henry Reeve (Contingente Internacional de Médicos especializados en situaciones de desastres y graves epidemias) fue creado en 2005 por Fidel Castro; y ahora son imprescindbles: comienzan a aterrizar en muchas partes del mundo. Cuba se sitúa en el centro de gravedad geopolítico cuando hablamos de salud.
    Nace un nuevo desorden económico global. El riesgo país no importa. El número de científicos o camas disponibles para cuidados intensivos, sí. La predilección por la financiarización queda desplazada por la importancia de la economía real. Se abre una nueva disputa hacia delante: entre el Consenso de Washington permanentemente actualizado y un nuevo Consenso Postcoronavirus que considera que la sanidad pública es vital, el Estado debe tener un rol protagónico con sus políticas expansivas contracíclicas (fiscales y monetarias), es necesario un mayor control de capitales de los países emergentes para evitar su fuga en tiempo de adversidad, la economía ha de girar en torno a la vida humana, y por supuesto, la deuda externa debería ser condonada por los organismos multilaterales así como reestructurada con quita por dos años (sin intereses) en el caso los de acreedores privados.

    Indudablemente, estamos frente a un nuevo dilema civilizatorio con significativas consecuencias geopolíticas en el mundo y, por supuesto, para América Latina

  • oscar varela

    Hola!
    Banda superior del Menú: PERFILES (Equipo Atrio, 26-octubre-2013)
    (los ordeno por fechas de entrega)
     
    Bada 26-octubre-2013
    Wieser 29-octubre-2013 (fallecido)
    Juanel 31-octubre-2013
    Varela 03-noviembre-2013
    Miriam 08-diciembre-2013
    Santos 08-diciembre-2013
    Zugasti  21-diciembre-2013
    Dueñas 26-abril-2014
    ……………………………………………….
     
    Ya pasaron casi 7 años.
     
    Pregunto a la REDACCIÓN DE ATRIO
    ¿cómo puedo continuar-lo?
    Puesto que yo seguí curriculando vitalmente.
     
    Gracias!

  • Rodrigo Olvera

    Dejo este vídeo por aquí, que me ha emocionado.

    Para los que somos de la Generación de alto riesgo (65 y más) esta versión colectiva de la cigarra. Me llegó y la comparto con todos

    Publicada por Jorge Eduardo Serrano-Ordoñez en Sábado, 28 de marzo de 2020

     

    Distancia física, para cuidarnos; solidaria cercanía emocional y social, para alentarnos.

     

     

Responder a Carmen Cancelar comentario