Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4952 Artículos. - 79538 Comentarios.

¡Felicidades, Pepe Castillo, en tus 90 fecundos años!

El reencuentro de “dos jesuitas sin papeles”

En ATRIO nos unimos a las muchas voces que hoy se alzan para felicitar a José María Castillo al cumplirse los 90 años de su nacimiento en Puebla de Don Fadrique. Su presencia estará siempre presente en ATRIO, con sus 155 artículos antes y después de empezar su blog Teología sin censura en Religión Digital, cuyo director José Manuel Vidal le dedica hoy un artículo lleno de cariño y agradecimiento. Pero nosotros reproducimos otro, también publicado en RD, porque proviene de un alumno suyo jesuita y representa la voz de mucha parte de su compañía de Jesús. AD.

Enhorabuena, Pepe. Y mil gracias a ti, y a Dios, por ser quien eres

Por Esteban Velázquez Guerra S.J

Hoy, 16 de agosto, el conocido teólogo granadino José María Castillo, cumplirá sus 90 años. Conozco a Pepe Castillo desde que entré de jesuita en el año 1964. Él era entonces el “padre espiritual” de los juniores, según la terminología al uso en aquel entonces, de los jesuitas de Andalucía y Canarias.

Después del Noviciado, los “juniores” teníamos dos años de estudios humanísticos. Desde entonces hasta hoy, muchas vicisitudes históricas nos han unido a él y a mí, y a otros muchos, en una amistad sólida. Y esta ha sido fortalecida por la prueba de la solidaridad mutua, mostrada en situaciones delicadas, que es donde se prueba el alcance de la verdadera amistad.

Ya sé que el amigo puede ser parcial a la hora de hacer valoraciones del otro amigo. Pero también sé que el amigo verdadero se hace presente y no falla en las ocasiones especiales y significativas en la vida, alegres o tristes. Los 90 años es una de esas ocasiones. En este caso y en las circunstancias actuales, un acontecimiento muy alegre.

Quiero darle a ese agradecimiento un carácter de alguna manera público. Me han movido a ello, entre otros motivos, dos principales:

  • a) La figura y la influencia de Pepe han sido de dimensión pública… muy pública. Y no exenta de conflictos, diversamente valorados por unos u otros. No voy a dar mi opinión sobre ellos en este escrito, como lo he hecho en otras circunstancias, por razones que no vienen al caso. Entre ellas, el enfoque positivo que quiero darle a mi carta de reconocimiento y agradecimiento
  • b) Me ha emocionado su reciente escrito, también público, de agradecimiento a la Compañía y en especial a la Facultad de Teología de Granada, lugar donde se originó el conflicto eclesial, de sobra conocido, que afectó a Pepe de modo especial.

Pepe Castillo, en su carta de gratitud, con gran elegancia y finura, ni siquiera nombra el conflicto que tanto condicionó su vida. Por el contrario, se deshace en elogios al papel de la Compañía de Jesús y a lo que esa Facultad ha supuesto y significado para la Iglesia. Ese escrito le engrandece.

Pero ¿qué menos que algún jesuita tenga también alguna palabra pública de agradecimiento a él, que tanto ha trabajado en la Compañía y en la Iglesia? ¿Y qué menos que felicitarlo públicamente, al cumplir 90 años, por el inmenso trabajo desarrollado, del que muchos, entre los que me cuento, nos hemos visto tan beneficiados?

Quiero concretar más algunos de los motivos por los que le agradezco su aportación teológica y cristiana a mi vida. No seré largo, porque este es un escrito breve en el que expreso lo primero que me viene a la mente y al corazón como más importante:

Agradezco a Pepe el papel que ha desempeñado (muy grande) en mi vocación y en mi continuidad en la Iglesia y en la Compañía de Jesús. Tanto cuando era jesuita, como ahora que no lo es aunque siga como sacerdote no incardinado en una diócesis. Su acompañamiento espiritual en mi vida, y creo que en la de tantos otros, que eran o siguen siento jesuitas y/o creyentes, siempre fue determinante en favor de la pertenencia en ambas instituciones.

Creo (quizás a diferencia de lo que otros, legítimamente, creen) que Pepe no tuvo entonces, ni tiene ahora, un papel o una influencia que favoreciera una crisis de pertenencia ni a la Compañía, ni a la Iglesia. Todo lo contrario, en unos momentos de fuerte evolución y crisis en la Iglesia y en la Compañía, Pepe fue uno de los que daban más argumentos válidos que tenían en cuenta nuestra forma de pensar y que nos motivaban a continuar, de manera adulta y coherente, en la Compañía y en la Iglesia.

También agradezco tres constantes de su pensamiento teológico que repite frecuentemente:

  • a) El seguimiento de Jesús como clave central interpretativa en la teología y en la espiritualidad cristiana.
  • b) La Libertad como fruto de la acción del Espíritu en los seguidores de Jesús.
  • c) La desclericalización de la Iglesia (especialmente su poder de decisión) como camino indispensable para una reforma autentica de la Iglesia. Las tres son características esenciales de nuestra maduración humana, espiritual y eclesial.
Por último, más que un agradecimiento, una felicitación. Aquellas palabras del Papa en su encuentro personal con Pepe (“Siga escribiendo, sus libros hacen mucho bien”), unidas a sus encuentros últimos en Roma, tanto con el anterior Padre General de los jesuitas (Adolfo Nicolás) como con el actual (Arturo Sosa), creo que significaron un antes y un después en su relación con la Iglesia y con la Compañía. Esos encuentros (unidos a las previas llamadas telefónicas personales del Papa a Pepe) le han llenado el corazón de paz y alegría. Además han creado desde hace un tiempo un nuevo clima de reconciliación y paz en la relación de Pepe con (y “en”) la Iglesia y la Compañía. Ha sido el mejor regalo para sus 90 años. Sin olvidar que en todos estos años atrás, incluyendo los que han transcurrido tras su salida de la Compañía, la relación con sus antiguos compañeros jesuitas, especialmente con algunos más cercanos a él por trayectoria e historia común, ha sido espléndida, entrañable, mutuamente reconfortante y enriquecedora. Enhorabuena, Pepe. Y mil gracias a ti, y a Dios, por ser quien eres.

 

15 comentarios

  • Francisca Balaguer Nadal

    Muchas Felicidades D.Jose Maria, he leido sus libros des-de

    los primeros tiempos, puedo decir que siempre me ha gustado du manera de presentar a Jesús y me ha ayudado en mi caminar por la Vida. Que pueda vivir muchos mas. Gracias amigo, con du permiso

  • juan antonio vinagre oviedo

    Aunque con algún retraso, me uno al recuerdo por el cumple tan redondo de Pepe Castillo. También yo le debo mucho. Su teología es de vanguardia, muy evangélica y muy coherente. Por eso no siempre ha sido bien recibido… Por eso ha tenido que pasar y beber malos tragos de un modo, a mi juicio, ejemplar.

    Sigue escribiendo, hermano y querido Pepe. Que haces bien a muchos. Un cordial abrazo

  • Olga Larrazabal Saitua

    Felicitaciones Don José María!!!!

  • Me uno plenamente a esta Felicitación de Esteban Velázquez

  • Asun Poudereux

    Me alegro por el Sr Castillo, Pepe, y por toda la gente que se alegra  con él y por él. Persona humana ante todo.

     

  • Rafael Diaz Quidiello

    Eres un verdadero hombre de la lglesia.

    Gracias.

    • Carmen

      Es un hombre atípico de la iglesia. Por ello le impidieron enseñar en su facultad de los jesuitas de la universidad de Granada. Pero ahora el Papa actual le ha dado un espaldarazo brutal. Pero el señor castillo lo pasó fatal, según cuenta él mismo ,cuando todo aquello. No entendía nada. Porque las personas honestas ,cuando son tratadas injustamente ,no entienden el porqué son tratados así y es frecuente que caigan en un estado de depresión, hasta que sin duda, y gracias a las personas que lo o la quieren de verdad, lo supera.
      Perdón. Pero creo que no es un hombre típico de iglesia. Gana por goleada.

  • Carmen

    Ha sido  mi teólogo de cabecera años. Desde que lo descubrí en un blog , lamiarrita. Años. Incluso fui a Madrid a un congreso de teología a ver cómo era su lenguaje corporal. Me gusta mucho su cristología. A veces pienso que está convencido de que Jesús es hijo biológico de dios y otras veces no lo tengo tan claro, pero eso es una cuestión de familia, a mí no me importa en absoluto. Su cristología es preciosa.

    Hacen bien los jesuitas en felicitarse por tenerle como , pues como un jesuita sin papeles, que decía Díaz Alegría. Nunca le leí un solo reproche a la compañía. Y a lo mejor podría haber tenido motivos para hacer alguno. No sé.

    No me extrañó en absoluto que el Papa actual, jesuita también, le llamase personalmente. Es un peso pesado y la  iglesia oficial se portó fatal con él en los tiempos del cerrojazo de Juan Pablo y Benedicto. Eran tiempos duros. Lo vi de justicia personal.

    No coincido con su postura actual sobre el papado, pero se que el ser jesuita imprime carácter de por vida. Es algo curioso. Así que entiendo perfectamente su defensa a ultranza del papado actual. Lo entiendo desde el punto de vista humano, porque lo que dice Francisco I, a veces tengo la sensación de que se fundamenta en  la cristología   del señor Castillo. No puede no estar contento con este cambio de apreciación de Roma respecto a su teología. Me alegro mucho por él. Es un luchador.

    Me gusta este señor.

    Felicidades.

  • M* Pilar García Martínez de Aguirre

    ¡Muchas felicidades, es como aire fresco y siempre en camino!

    Un abrazo entrañable y ageadecido.

    m* pilar

  • M. Luisa

    Bien, a parte de mi espontaneidad con Oscar, lo que sí quiero es felicitar de corazón a J. M.Castillo, nunca olvidaré la primea lección que se impartió en la Facultad de Teología de Barcelona cuando asistí en el año 1992 basada en unos textos de él precisamente,  para mí totalmente novedosos!! descubrí allí  hombres buenos, teólogos,  que rompian moldes…ojalá volviesen  aquello retos!!

  • oscar varela

    Hola!

    ¡Un gran tipo!

  • ana rodrigo

    Ayer estuve hablando con él y, como dice J.M. Vidal, está como un sol, lúcido, alegre, humilde, siempre agradecido a todo y a todos y todas, siempre en camino descubriendo nuevos horizontes.

    Tener amigos como Pepe durante tantos años (también con Esteban Velázquez) ayuda mucho a la hora de encender luces de grandes valores que llegan a nosotros y se nos pegan al alma para poder echar una mano en la construcción de una Iglesia y de un mundo mejor.

    Gracias a tanta gente buena, si bien hoy le toca a Pepe, felicitándole a él y felicitándonos todos por tenerle tan vivo y constructor de pensamiento, como dice C. Mejía en el credo nicaragüense.

  • Javier Peláez

    Felicidades

Deja un comentario