Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4781 Artículos. - 76625 Comentarios.

Anastilosis

        Tomo el término de las técnicas arquitectónicas pues se trata de un proceso de reconstrucción de un edificio en el cual se emplean materiales y piezas originales. Por ejemplo, la reconstrucción del salón de Abd al-Rahman III en Medina Azahara en Córdoba.

        Las columnas de algunos atrieros sobre los hechos, dichos y atribuciones a Jesús de Nazaret, los pinceles de Salvador Santos para dejar aflorar materiales originales, y los muchos y variados hilos de comentarios sobre la sociedad alternativa como núcleo central del proyecto del Galileo, me han hecho cavilar ya que de las distintas tomas de posición y criterios de interpretación de ese objetivo jesuánico derivan, a mi modo ver, consecuencias importantes tanto a la hora de actuar en el mundo como de relacionarse con la persona de Jesús. Consecuencias con las que, en muchos casos, no estoy en absoluto conforme. Me quedo más satisfecho si lo digo.

        La técnica de la anastilosis, que es la que se viene empleando por quienes se sumergen en la interpretación y reconstrucción de la vida y obras del Galileo, exige un estudio metódico del ajuste de los diferentes elementos que componen la estructura de los monumentos literarios que nos han llegado sobre él. Como ocurre en las reconstrucciones arquitectónicas la anastilosis conlleva serios riesgos si la técnica no es aplicada con rigurosos estudios por parte de los especialistas ya que el mínimo error de interpretación puede derivar en equivocaciones irreparables, creando posiblemente falsos históricos.

        Del Jesús real que anduvo las orillas del mar de Galilea y subió y bajo a Jerusalén, y recorrió las aldeas de su provincia siendo Herodes rey, no sabemos nada. Del Jesús histórico conocemos lo que nos cuentan los cuatro evangelios canónicos y los apócrifos no reconocidos por las iglesias que se han apropiado de aquellos. Sabemos con certeza, no negada hoy por ningún historiador o estudioso informado, que fue judío y vivió judío y murió judío. Por lo tanto, solo en el judaísmo del tiempo histórico del Jesús real puede conocerse y entenderse su mentalidad, su interpretación del tiempo y de la historia, su cosmovisión de este mundo y del venidero. Las conclusiones que lo saquen de ahí pueden ser novelas históricas.

        Senén Vidal, que dedicó su vida a estudiar los evangelios y el mensaje de Jesús y público antes de morir un texto amplio y con aparato bibliográfico y explicativo bien preciso, plantea las tres fases de los planes y proyectos del Nazareno. Otro tanto hace Rius Camps en su traducción y estudio sobre el texto de Marcos y el de Lucas. Ambos, a su modo y en síntesis hecha por mí, y por tanto responsabilidad de un servidor, vienen a recordar que el plan de Jesús, el proyecto en el que se embarcó interpretando el plan de Dios fue :

  • 1º] el Sustentador (rabbā), Mt. 23, 8, intervendría en la historia humana para instaurar su Reino;
  • 2º] un pueblo, Israel, que acepta y se somete a ese proyecto de Elohim;
  • 3º] un mesías que viene a liberar a ese pueblo;
  • 4º] mesías que abriría las fronteras de ese Reino a todas las naciones;
  • 5º] el Templo de Jerusalén, casa de oración y de adoración en espíritu y en verdad, sería el Templo de toda la humanidad.

        Ese proyecto fracasó como no podía ser menos. Martin Buber ha hecho notar que en el judaísmo cada uno, en Israel, tiene la obligación de saber y considerar que él es único en su género en el mundo y que en el mundo nunca ha existido nadie idéntico a él; porque si en el mundo ya hubiese existido alguien idéntico a él, no habría motivo para que existiese él. Cada hombre en particular es algo nuevo en el mundo y debe llevar a término en este mundo la realización de su propia naturaleza. En los evangelios se transmite en Jesús esa conciencia individual irrepetible y única.

        Entiendo, que el Jesús real estaba delimitado por esa manera judía de entenderse a sí mismo y a las realidades sociales, políticas y religiosas que le ahormaban como hombre. El Jesús histórico que muestran los evangelios, ya tamizado por años de distancia, recuerdos, comunidades organizadas y redactores con su alma en su armario, muestra sus proyectos entre los cuales ciertamente hay una forma de estar en sociedad, (¿la sociedad alternativa?), pero encuadrada en la cosmovisión judía del mundo y de la persona.

        Creo, con todos los matices y respetos a los distintos modos de pensar sobre este espinoso asunto, que no se puede, ni se debe, restringir la descripción y las propuestas de Jesús el Galileo haciendo de él un impulsor social de un determinado modo de existir y convivir. Creo que la presencia y conciencia de Jesús de vinculación a Elohim y el deseo de instaurar su Reino no pueden ocultarse porque los sabios de este mundo hayan decidido que la presencia del Eterno en el Universo, en este mundo y en los corazones de quienes lo acogen es una pamplina mágica de tiempos idos.

        Y ese Dios de Jesús es el único bueno (Lc. 18, 19) que es nuestro Sustentador, rabbā, que es el UNO (Mt. 23, 8), que es Yehovah, Elohim, Had, (Mc. 12). Jesús que es arameo parlante llama a Dios Alāhā, es decir Fuerza, Potencia. Y hay que recordar que según los lingüistas Abba, que nuestras traducciones y predicación es traducen por padre y papá (expresión que cada vez que la oigo en las estudias homilías me saca de quicio) significa Creador y Fuerza, y no padre en el sentido habitual del término.

        La sabiduría bíblica, incluida la evangélica no es gnóstica ni agnóstica, es una sabiduría existencial, de interés humano, para el vivir y para vivir. ‘No he hablado nada ocultamente” contesta Jesús a Caifás refiriéndose a su actividad pública y denunciada como subversiva políticamente (Juan 18, 20). Para mí, para muchos, esa sabiduría es, ha sido, salvadora de mi propia vida. Pero esa sabiduría incluye, como transmite el evangelio, la confianza y presencia del Eterno en la vida diaria, incluido el salmo 22 en el Madero de la cruz. Por cierto, que no deseo perder, ni que se pierda en la comunidad Cristiana, lo que pedía Cirilo de Jerusalén, “no nos avergoncemos de la cruz de Cristo. Para los judíos escandalo. Para los paganos una locura. La cruz no fue un simulacro. Fue crucificado. No debemos negarlo.”. En la tradición en la he crecido y vivo, y espero morir, esa cruz muestra al Eterno, criminalizado, muerto en ella. Y eso explica la realidad del mundo político, social humano en que vivimos.

        Alberto Revuelta

42 comentarios

  • Román Díaz Ayala

    Dar una respuesta directa y hábil a una pregunta compleja allá en mi tierra en el oriente cubano se dice “coger el trillo”. El humor sirve de vehículo. Heredamos la guasa andaluza venida de Cádiz creando la “guasita cubana”. Todavía en mi niñez, que recuerde, el Oriente era un submundo superpuesto a la pérdida de la capitalidad en beneficio del puerto de San Cristóbal de la Habana, siglos hace ya. pero nosotros inundamos Cuba con  la guajira, las décimas y el son montuno, antes de que La Habana con su Malecón y sus calles frente al mar se hubiese convertido en otra “Tacita de Plata” al otro lado del mismo mar. Entonces fue cuando las habaneras, y el bolero que vino después, zurcaron  los mares. Con el azúcar y el tabaco se exportó el chachachá y el mango; otros ritmos ya mestizos, antes de que Cuba emprendiera la tarea de exportar revoluciones. La última en Venezuela.

    El cristianismo abraza la modernidad con humor o se defiende de ella. No podemos negar que esta  modernidad provocó una crisis y en un momento dado pareció como si la fe ya no cumpliera las expectativas de dar respuesta a los cada vez más complejos problemas de la vida. Esta crisis entre los creyentes se superpone aunque diferenciada de la crisis religiosa contemporánea, más global y generalizada dentro de un cambio de paradigma cultural.

    Todavía hay quienes se empeñan en confrontar la fe cristiana con las exigencias de la razón, con la ciencia y con la historia, lo cual es anterior a la crisis de esta misma modernidad de entreguerras ( por las dos guerras mundiales) La pérdida de esa confianza anterior por el fracaso de los valores y creencias del Racionalismo  fue el anuncio del descubrimiento de un Dios trascendente. y radicalmente “otro” (K. Barth)

    En definitiva, que la crisis nos ha dado la oportunidad de acentuar la trascendencia de la Palabra de Dios, que viene a sorprendernos, que se revela en lo más profundo de nuestro ser.

  • Santiago

    Coincido plenamente con la cita de Alberto puesto que para los cristianos la Cruz no puede ser motivo de vergüenza, ni de escándalo, ni de locura, ni de estupidez, ni de farsa…sino que la Cruz fue aceptada realmente por Cristo y en ella murió por redimirnos del mal…La Cruz fue histórica porque la vida de Cristo fue del dominio público…Es en la paradoja del “triunfo de la Cruz” donde el cristianismo tuvo su base y su desarrollo a través de los siglos…Los intentos para borrar la historia y desvanecer los hechos históricos han sido inútiles y partidistas, pues los textos del NT, particularmente el de los Evangelios, no han desaparecido ni han podido ser cambiados, sino que han permanecido de la misma manera como fueron redactados, a pesar de los múltiples ataques y deformaciones, especialmente de la crítica racionalista que comenzó en el siglo XVIII y que se ha recrudecido en los últimos tiempos…Ellos, sus enemigos han ido desapareciendo del mapa pero los textos permanecen hasta ahora en ediciones profusas, actuales y numerosas…

    Tanto liberales como conservadores en el presente coinciden en que el NT fue escrito en el primer siglo…Como el kerygma principal de la Iglesia fue hecho público poco después de la muerte y de la Resurrección de Cristo, la Palabra predicada no sufrió ninguna interrupción…Antes al contrario fue un “continuum” ininterrumpido desde Pentecostés continuando con el discurso de Pedro como narran fielmente los Hechos de los Apóstoles (2:14 y sig)…Cuando Marcos escribió en la década de los 40 lo hizo para preservar la predicación apostólica universal  y cuando todos los testigos presenciales vivían…Por tanto, los evangelistas recogieron lo que la comunidad apostólica tenía por totalmente cierto…Es esta unidad -en la diversidad de expresión- lo que le da veracidad a las versiones de los evangelistas…puesto que lo esencial para la fe de la Iglesia se encuentra presente en las 4 versiones…El hecho de que diverjan en la forma hace todavía mas creíbles sus narraciones del fondo…porque no hay un “complot para engañar”…La fuente es una y es cierta, ya que se trata de Jesús de Nazaret…que llena todo el Israel del siglo I…

    El hecho de que un perseguidor de la Iglesia y doctor de la Ley judía, como Pablo de Tarso, se transformara en el más celoso de sus discípulos nos dice que no solo el cree en Cristo como hombre sino como el Mesías resucitado…de otra manera,… “vana” hubiera sido su fe…como que la Iglesia a la que el decidió pertenecer no estaba “perpleja” ante la noticia de la Resurrección sino que esto constituía la verdad fundamental que sostenía al Pueblo de Dios del principio….Era la fe en el Resucitado lo que expandió el cristianismo vertiginosamente….y esta fue la base de la predicación de Pablo a los gentiles..

    A diferencia de otras religiones, la fe cristiana posee su base en la historia…Podemos no querer creer en lo que la fe propone, podemos abandonarla o tergiversarla…pero no es coherente tratar de negar su contenido, ni su realidad…que reside en la Cruz,  la verdadera, que Cristo nos invita a llevar cada día junto con la de El mismo.

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

    • Carmen

      Pues fíjese. Creo que Jesús nos invita a vivir la vida en su plenitud.
      Y estoy convencida de que si hubiese sido un cobarde , habría salido corriendo y de cruz, nada de nada. Lo hubiesen escondido. Pero fue a Jerusalén y la montó en el templo. Y claro, pues directo a la cruz.enudo personaje. El poder no podía permitir que siguiese creciendo.
      La cruz fue una consecuencia de su postura ante la vida. Ante el poder.
      Ante la vida. No ente la muerte.
      No me imagino a Jesús diciendo: todo el mundo a su Cruz. Me lo imagino diciendo: llegará un momento en el que todas las cruces desaparezcan.
      Opiniones.

      • Santiago

        Por supuesto que NO era absolutamente necesario que Jesús deseara morir crucificado per se. El rogó al Padre que le librara del horror d e la Cruz y que si hubiera sido posible que “pasara” de El “este cáliz”.

        Pero Jesús le dijo a Pilato: “Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad” (Jn 18:37) Porque, sin decir mentira, Jesús pudo librarse de la Cruz en un compromiso mediático y político con el Sanedrín…Pero Jesus ERA la verdad y no existe ninguna maniobra de defraudar y comprometer la verdad pues, o estamos con Dios o contra El, o recogemos con El, o de otra manera desparramos.

        Y , sin quererla, pero aceptando la Cruz vio que era el camino para redimirnos, como nosotros cuando sabemos que no podemos cambiar nuestra c r u z sino que tenemos que transformarla en vida plena en el amor de Dios, el único capaz de salvarnos y evitar nuestro naufragio total.

        Muy bueno y acertado su comentario.

        Un saludo cordial

        Santiago Hernández

  • Alberto Revuelta

    Carmen, saludos, buenas tardes y por supuesto quería una nota de humor en la historia del órgano. Creo en la comunión de los millones de seres humanos muertos calladamente y que son santos por la vida que han llevado oles han hecho llevar. Y rezo por los muertos de cada día, como me enseñaron en casa. El pescaito, con la brigada policial filio-marital que me vigila sin cesar- fue a la plancha, que es  como beber una copa de vino sin alcohol, o galletas sin azúcar. En fin ……un cordial saludo

  • George R Porta

    Quien tiene la buena fortuna de contar con una buena educación y disponer de una sana y bien fundada capacidad de discernimiento para depender de sí mismo decidiendo qué cree y qué no cree, pues ya puede agradecer por la vida que le ha sido concedida y ha aprovechado.
    Cuando se trata de la propia vida, pienso que cada cual puede determinar, como he dicho antes, cual testimonio es suficientemente válido como para dejarse persuadir por lo que el respectivo testigo afirme.
    Cuando se trata de liderar a millones de personas que además no todos han tenido la misma suerte de recibir educación o de ejercer la autonomía para determinar sus propias existencias, la responsabilidad moral de determinar que es cierto y fiable y qué no lo es, entonces adquiere proporciones enormes.
    Por ejemplo, el culto a los santos o la proliferación de reliquias, o las indulgencias, o la demanda de obediencia de las mujeres a sus maridos, o el trato a las monjas como si fueran inferiores a los curas y monjes, o la obligatoria aceptación de la declaración de infalibilidad del Papa, o de la virginidad de María, so pena de excomunión, de amenaza de «condenación eterna», todos estos son temas en los que la coacción ejercida desde temprano en la vida de los creyentes pretendiendo que se tiene autoridad legítima para hacerlo cuando se es incapaz de avalar dicha autoridad con el debido ejemplo de la propia honestidad y del propio compromiso en favor de la justicia, pues puede muy fácilmente constituir una forma imperdonable de opresión, que no solo escandaliza sino que explota y hasta usurpa una función que el evangelio de Juan  atribuye al Galileo, la de prometer la guía del Espíritu Santo (Cf., por ejemplo, Juan 16,12-13).
    No digo que cada cual no tenga el derecho de decidir qué considere cierto o falso, o de escoger lo que ha de creer o no. Digo que quienes se atribuyen el derecho exclusivo de ejercer el magisterio eclesiástico, sobre tanta gente tan desigual en su aptitud para el discernimiento,  pueden transformarlo en un instrumento de opresión, cuando como ha ocurrido en tantas ocasiones en la historia, lo han corrompido poniéndolo al servicio de la política opresiva y explotadora ella misma.  

    • Alberto Revuelta

      Estuve unos meses destinado en la parroquia del Rosario de Cadiz, barroca del XVIII, en el meollo de la ciudad vieja. Tocaba el órgano un profesor de música que por las noches repetía en el Pay-Pay, un cabaret, con mujeres, en el Campo del Sur. Una tarde que había una misa funeral de tres curas y cantada, llamó para avisar que no podría venir a tocar. Cuando estaba el venerable clero preparado con ornamentos negros bordado en plata, el cura párroco me dijo que tocara yo el órgano. Solo sabía, de aquella, la melodía de la Salve Regina y así se lo dije. “En virtud de santa obediencia, sube y toca”. Subí y toque. Ignoro lo que recibió el alma en Lena por la que se aplicaba el sufragio.

      • Carmen

        Perdone. Ya sé que no le llego a la suela del zapato, pero me voy a atrever a desatarle una sandalia. Cree en el sufragio de las almas como tradicionalmente nos han enseñado o es únicamente un recurso retórico? Usted domina muy bien la retórica y tiene un sentido del humor escondido que a veces es difícil de ver. Otras tira usted por el camino de en medio y es fácil entender lo que quiere decir. ( O es enmedio?
        Estoy segura de que me va a disculpar mi osadía
        Tenga cuidado con el pescaíto frito. Lleva mucho aceite. Dicen que no es muy bueno . Pero vaya usted a saber.

      • George R Porta

        Me alegra saber que los feligreses te tuvieron entre ellos y no solo al cura de los hilitos de plata y la santa obediencia. Estoy seguro de que la Salve fue cantada más o menos como debe ser. Hace mucho, más de 50 años que no recuerdo a mis muertos pensando en que necesiten salir del purgatorio (del otro lado sé menos, sé que quizás, si existe se entre pero que yo sepa como es un perpetuo infierno no hay salidas de emergencia por calor o fuego. Cuando recuerdo a mis muertos siento gratitud por todo el bien que hayan hecho y lamento que hayan ofendido a alguien y si sé a quien ofendieron, discretamente trato de reparar en algo siendo amable o haciendo algún favor. por lo demás, en mi anti-teísmo me siento confortable confiando en que las promesas que se atribuyen al Galileo podrán cumplirse quizás y mi existencia progresa como si así fuera, lo mismo con el riesgo de que no lo sea. Me gusta no portarme demasiado mal. tengo la buena fortuna de ser hermoso, es decir, abultado, pero nunca haber tenido clínicas escandalosas de A1C (resistencia a la insulina), colesteroles, triglicéridos, y los demás engendros diabólicos que asustan al corazón hasta casi detenerlo. Lo malo es que quizás me arriesgo a que mi existencia se prolongue demasiado, lo cual es problemático acá porque los servicios de ayuda a envejecientes, murientes, y demás «ientes» son caros, vine de Cuba muy tarde, no tengo deuda, pero no tengo capitales (excepto las de mis nombres). Así, me alegro de que hayas disfrutado en lo posible to saludable pescaíto. Dicho sea de paso, he estado muchas veces en Cádiz y en Sevilla y me gustó mucho Chipiona, de donde posiblemente salió una imagen negra, preciosa talla, que se venera en una antigua parroquia de esclavos en las afueras de La Habana: Nuestra Señora de Regla.
        No entiendo el comentario como respuesta a mi nota que son explosiones de ventilación. Esto que aquí escribo no sé si tiene sentido decirlo en España, porque me acabo de dar cuenta que lo he escrito pensando en inglés-americano (un producto de mestizaje transcultural y eso suena a tormento) y traduciendo a mi español-cubano que es en realidad «mulato» y por lo tanto mal visto en este país que se piensa como si fuese compuesto solo de blancos. Mis notas posiblemente no valgan la pena de leerlas y menos de responderlas, pero si alguien lo hace, lo agradezco, porque me hace mucho bien entender lo que me dice y su conexión con lo que haya yo desbarrado.
        Con respecto al pescaito, es cierto que absorbe mucha grasa pero si lo freíste o frieron con aceite de oliva, aunque el punto de ebullición es muy bajo, le cuesta llegar a ser acroleina y se mantienen bastante aceptablemente libre de colesterol malo. Acerca de esto, el aceite que más alto punto de ebullición tiene es el de semillas de aceite de sésamo (ajonjolí) que los árabes y los judíos utilizan hace mucho y quizás en Andalucía no es raro o es común.
        Un abrazo.

  • M.Luisa

    Disculpas! George, porque en realidad no me nombras sino que he siyo yo misma  que me he dado por aludida, pero esto, a mi modo de ver, es bueno y positivo

    • George R Porta

      Tienes razón, como no especificaba lo que estoy aprendiendo de lo que me respondiste y mucho te agradezco no te menciono explícitamente. Gracias por tu bondad y delicadez. Lo miraré enseguida. Un abrazo cordial.

  • George R Porta

    Parte II
    Uno de los tres testigos secundarios, Lucas, «por razones pastorales» embelleció su testimonio con toda suerte de artilugios mágicos, cuasi paganos: Los hombres que siguieron la estrella, la virginidad de la madre, el nacimiento en el establo, el incidente en el templo, su propia genealogía. Toda esta añadidura para que su versión fuera más convincente, aunque la adulteración de los hechos por aumento de información fantasiosa desafiara hoy pero no en su tiempo, las reglas de evidencia. Obviamente fue efectivo porque ha permanecido como un testigo secundario relevante a los ojos de la historia, si bien no libre de desconfianza.
    Queda la cuestión de si basta lo que se sabe de la historia de la sociedad de la época de Jesús. En esto estoy de acuerdo: No soy especialista y la mayoría de la gente que ha escrito al respecto se siente satisfecha con lo que se sabe. Pero es necesaria una nota al pie de la página. Cuanto más antigua la información más imprecisa, sobre todo a la hora de mirar a la sociedad: Los fariseos la veían de un modo y a través de su propio prisma; una visión que no siempre coincidía con la de los saduceos y los desesperados zelotes, pues ellos tenían su propia percepción con sus particularidades.
    Muy poco se sabe del único amigo Galileo que era a la vez miembro del Consejo de Gobierno del Templo, había sido discípulo clandestino del encartado, y contaba con influencia en el medio romano.  No se sabe si este influyente vecino de Arimatea trató de defender al Galileo, pero al menos estuvo opuesto a la corriente dominante entre los del Templo. Quizás le alertara para que se pusiera a cubierto cuando aún podía hacerlo y el Galileo le desoyó. Así, no fuera exagerado pensar que tenía suficiente influencia en un lado y en otro y en el tercero de este triángulo de odio por parte de al menos una parte (el templo), indiferencia por parte de otra (los romanos), y de oposición por parte del Galileo, lo que en resumen lo define como un experto en bailar la cuerda floja. Con todo a mi modo de ver, hubiese sido muy importante que se animara a testificar, pero no lo hizo.
    ¿Qué queda al final? Pues que el tribunal del autor de este hilo tiene claramente el derecho de decidir con cuanto testimonio y de qué calidad se conforma para juzgar, sin embargo no me parece que cruzo la línea del respeto si le pido que reconozca que los testimonios pueden ser considerados flacos sin exigir demasiado y que, por lo tanto, si andando el tiempo son desestimados o cuestionados más a fondo, sobre todo por causa de que quienes viven de proclamarlos y hasta de imponerlos imperiosamente fallan considerablemente al refrendar su proselitismo con sus propias vidas.
    Es cierto que los mártires forman una larga colección, lo mismo si su censo es más o menos exacto. También que no sea menos verdadero que hay mártires a quienes se les ha negado el reconocimiento por activa y por pasiva por las razones menos justificadas del mundo, por la corrupción políticas de los mandamases del grupo de cristianos y de los cristianos no mandamases pero que se reconocen a sí mismos, seguidores, aunque públicamente se contradigan al manejar los «asuntos» del mundo.
    Una última nota. La respuesta de  «bueno, pero eso es lo que hay» no parece suficiente en lo más mínimo.
    Huelga decir que deseo que la celebración de los pescaitos haya sido alegre y buena.

    • Alberto Revuelta

      Francamente, querido amigo, con testigos de visu, de referencia o caído del caballo camino de Damasco, un servidor, al que le ha ido de miedo en la vida leyendo los evangelios a diario, tratando malamente pero firmemente de vivir lo que enseñan, contento de conocer y amar al Galileo, iba a poner y lo pongo al Señor, se me da un ardite los avances de las ciencias que contradigan mi experiencia vital. Incluida la que practico a diario, con toga, la legal en los tribunales, pues conozco el paño. No en vano ingrese en la facultad de Derecho en 1956, cuando Maria de Magdala se topó con el hortelano al amanecer. Ella lo vivió vivo. Servidor también. Un fuerte abrazo. El pescaito, pese a los médicos y hospital, mejor que nunca y Alvariño helado.

      • George R Porta

        Me alegra tu disfrute gastronómico y no sabes cómo aprecio tu apertura y tu franqueza. No tengo la misma suerte de poder a la derecha o a la izquierda, arriba o abajo, estos culebrones científicos, pero ya es tarde para liberarme. La vida se encargará de hacerlo de un pestañado, o eso espero. Un abrazo cordial.

    • Carmen

      Bueno. Pues no será suficiente. Le contestaba a juan . Me parece acertado lo que dice. Y es que somos muy contradictorios, hemos construido entre todos, repito, entre todos el mundo que tenemos. No es fácil vivir. Las cosas no son como queremos que sean. Pero entre todos, entre todos , podemos mejorarlas .
      En eso estoy. Aportando poquísimo. No soy una influencer, gracias a dios. Me da pánico influir en personas fácilmente influenciables, como han sido mis alumnos, por su edad. Pero he tratado de que vean, comprueben, que la mejor forma de ir por la vida es siendo honesto.

      No crea que es una postura fácil.

      Y si. Tenemos lo que tenemos. Esto es lo que hay y esto es lo que se puede mejorar. Entre todos. Todos.

      Y si le parece que es una postura insuficiente, pruebe a hacerlo. Y no saque de contexto una frase, que por cierto , por aquí por España está muy de moda.
      Si. Es lo que hay. Pero no quiere decir que no se pueda mejorar.

  • George R Porta

    Parte I
    El tema de la «suficiencia» de las evidencias es, para mí, muy importante, aunque comprendo que no tiene que ocurrir lo mismo a todo creyente. En el caso de los testigos de referencia en ausencia de «directos», mucho más. Como no tengo formación legal no cuestiono la validez del razonamiento de Alberto, pero imagino que puedo pensar al respecto como pudiera pensar una persona «no letrada» que asiste al juicio y lo presencia desde los asientos destinados al público.
    Me parece que sea razonable imaginar y aducir que la reconstrucción sufre en su calidad cuando se utiliza como referencia el edificio vecino, aunque no haya sido idéntico al que se desea reconstruir y quizás sea de la misma época, aunque eso solo no lo valida como modelo. Estos testigos declaran que los testigos directos mal interpretaron al Galileo hasta el último minuto y aún después: Algunas fueron a la tumba con materiales de embalsamamiento seguros de que encontrarían, por tanto, un cadáver y no un vivo. La testigo de más fe todavía preguntó adónde se lo habían llevado, pero esto lo dice un testigo que también es el más tardío (Juan) un pelín excepcional.
    Todo parece indicar que dos de los testigos secundarios principales copiaron extensamente su información del tercero y la redactaron, aunque después el original, por ser tan magro en los detalles y otras causas, fue desestimado no obstante ser el más cercano a los hechos y dichos juzgados.
    Estos cuatro testigos secundarios, en realidad, son dos terciarios y uno independiente que debió recibir presumiblemente más información de segunda mano porque fue el último en decidirse a testificar y su identidad sigue siendo discutida.
    Quizás en materia de procedimiento legal estas circunstancias son irrelevantes y los testigos de referencia no importa si su veracidad parece más o menos cuestionable. No lo sé. En este caso en particular en el que se juega la inocencia del acusado, en blanco y en negro, o se le cree en su inocencia o no, me parece que sea necesario que los testigos sean suficientemente fiables.
    Adicionalmente, uno muy importante, que se cambió el nombre a Pablo, resulta que en su tiempo fue un enemigo de los otros cuatro, de los apócrifos y todo lo que fuera cristiano, al servicio de los mismos asesinos del crucificado. Este testigo adicional, el más elaborado en sus testimonios, ofreció siete testimonios que parecen de su propia autoría y hay otros que sus discípulos escribieron como si fuera él. No parece que los testigos directos originales le aceptaran y hasta le hicieron la contra y el sabotaje y viviendo en la misma ciudad que el jefe de todos no se sabe cuál fuera la relación entrambos. Este testigo, Pablo, es alguien muy especial porque aduciendo una aparición milagrosa se fue al desierto, a solas, y regresó convencido de que él sí sabía, mejor que los demás que habían sido testigos directos, por dónde debía ir la cosa.
    Hay un detalle que hace a este testigo particularmente importante y es que es el único muy bien educado y versado en la Ley por ser judío, también era ciudadano de Roma y hablaba muy bien el griego local, de manera que podía mejor que los otros penetrar el territorio del Imperio en favor del Galileo y lo hizo.

  • George R Porta

    No me atrevería a censurar ninguna de las diversas posturas creyentes o no. En cuanto a la mía, sé y siento, que mi fe no puede desentenderse de la de los/las demás personas creyentes. Si, como pienso, la fe es esencialmente confianza que florece en alguna clase de esperanza, una cierta verificación objetiva de mi subjetividad es imprescindible porque toda esperanza es precisamente altamente imaginaria. Lo trágico es que haya venido haciendo evidente que las instituciones no son tan fiables como parecían o como se presentaban a sí mismas.
    Si, por el contrario, no me vale para nada lo que pueda ocurrir como consecuencia de la existencia si algo ha de ocurrir como confío y deseo, sino el aquí y el ahora, la experiencia sugiere que quizás solo se deba sostener la existencia en la que el dolor no supere al placer. Yo, por el contrario, creo que aún si existir me exige un coste desproporcionado en algún momento o por un período prolongado, ello no me autoriza a poner fin a mi existencia sin tener en cuenta mis responsabilidades para con los demás, lo que les pueda aportar porque se los deba. Esta es mi crítica fundamental del suicidio y la eutanasia. Mi existencia no solo es mía sino también aquellos colectivos en que nací y en los que he crecido y a los que debo tantísimo.
    Por esa razón, porque no me basta autodefinir lo que pienso y sé, me parece que debo dejarme apoyar por la riqueza de la fe, es decir de la esperanza confiada que me rodea o de la ausencia de ella, porque la existencia, la propia experiencia de existir, es ella misma una forma de crítica «textual» y de crítica «histórica» que puede purificar mi fe/esperanza. No me bastan las piezas del rompecabezas que ya conozco cuando ni siquiera he visto cómo será el rompecabezas una vez completado. La fe es como una visión anticipada del mismo, por eso engendra esperanza y por eso no puede ser autodefinida por el propio creyente sin más, sin una referencia objetiva constantemente verificable.
     
    Considero, desde mi existir limitado y manteniéndome en relación con «lo otro» y a través de ello conmigo mismo, que no hay modo de escaparse de estas «relaciones» o de la influencia ambiental ni para aprender ni para enseñar. Por eso atribuyo una importancia grande al hecho de que la información que nos ha llegado y que trasmitimos sobre este Galileo del que hablamos, no se escapa del condicionamiento que le impone nuestro momento, y que llueve sobre tierra mojada, porque eso mismo ha ocurrido en cada generación creyente que nos haya precedido con lo que implique de constructivo o no. 
     

  • Román Díaz Ayala

    Tenemos la tentación de decirnos que el problema ha llegado a un planteamiento pleno con una infinitud de respuestas; cada una como subjetividades haya, que se validan unas a otras en la riqueza del conjunto. Lo encerramos entonces en la filosofía y la historia de las religiones. Jesús un lider social y un lider religioso. Su influencia llega hasta nuestro siglo XXI. Y punto final.Están convencidamente asumidas las ideas de haber llegado a una nueva etapa, pues el proceso de la maduración humana consiste en el descubrimiento de nuevas realidades en los límites de nuestras conciencias. ¿Seguro?

    ¿Cómo hemos llegado a  este nivel de pensamientos y de dónde hemos partido?

    Si hacemos un pequeño análisis provisional, nuestros planteamientos citados no parecen ser tan definitivos,  sino que fueron construido por razones de urgencias tras aquello que llamábamos la crisis de fe sufrida en España en los años sesenta por las gentes más inquieta y concienciada del catolicismo español. En aquellos momentos se buscaron razones sociológicas, políticas, y hasta de pastoral. Se dice que el Concilio (1963-65) y la transición política (tardofranquismo y la muerte del dictador en 1976) sirvieron de catalizadores. Las crisis religiosas en otras épocas o en otras latitudes se sustanciaron siempre en el plano doctrinal. Aquella crisis era distinta porque las batallas se libraban dentro del catolicismo. Esta es una de las razones de porqué entonces el protestantismo español no prosperó como se esperaba.

    En el ámbito de la teología y de la exégesis bíblica las cosas trancurrieron de forma distinta. El mundo académico es muy permeable a las influencias mutuas, su clima de libertad, su independencia de criterio respecto al Magisterio Eclesiástico condujeron fácilmente de la filosofía escolástica y de los condicionamientos del Dogma al cientificismo y a las ciencias sociales.

    Si ciframos víctimas de la crisis, éstas las encontraremos en mayor medida en el clero bajo, los más inquietos, los curas de parroquias que abandonaban una religiosidad ritualista y una espiritualidad “angélica”, en una nueva dinámica “encarnacionista”, aceptadora de las realidades terrenas y faltos muchas veces de los elementos conceptuales de una pastoral canalizadas en las homilías (misas del domingo y celebraciones de la Palabra en sus comunidades) Los materiales necesarios fueron requeridos de urgencia por un lado en la sociedad civil para su manera de vivir y en las nuevas lecturas sobre Jesús y los Evangelios del mundo académico.

    Y en esas estamos. El problema lo ha planteado Alberto Revuelta.

     

  • ana rodrigo

    Nota, la negrita en mi comentario ha salido sin yo buscarlo, tampoco sé porqué.

  • ana rodrigo

     
    La clave de Jesús como líder de masas a lo largo de dos mil años, en realidad fue su doble vertiente, social y religiosa. Porque líderes solamente sociales en diversos aspectos ha habido siempre y los hay actualmente.
     
    El mensaje social es lo que los evangelios llaman el Reino de Dios, unos valores que promueven una sociedad alternativa que supone la suma de conductas individuales, porque yo no lo veo como un revolucionario social callejero, sino de una forma de vivir. De acuerdo con esto que dice Alberto: Creo, con todos los matices y respetos a los distintos modos de pensar sobre este espinoso asunto, que no se puede, ni se debe, restringir la descripción y las propuestas de Jesús el Galileo haciendo de él un impulsor social de un determinado modo de existir y convivir.”
     
     Como líder religioso, ya estaríamos hablando de teología, la que se deriva de su mensaje y la que durante siglos el cristianismo ha ido elaborando, y que tanto trabajo nos está costando desbrozar de tantas adherencias culturales propias de cada momento histórico en la que se elabora.
     
    Y sin embargo, la Iglesia ha aceptado como teología oficial con cuestiones, unas provenientes de los evangelios como la virginidad de María o la concepción inmaculada, o la Trinidad, uno y trino, etc. A los que a lo largo de la historia se han ido añadiendo tantos dogmas que, según mi punto de vista ha desfigurado al que pudo ser el Jesús histórico aproximado.
     
    Respecto al Dios de Jesús, también ha dado mucho de sí en la elaboración de un Dios reelaborado por imágenes más a imagen y semejanza de deseos de los que lo han configurado, porque a Dios nadie lo ha visto.
     
    Me quedo con este párrafo de Alberto:  La sabiduría bíblica, incluida la evangélica no es gnóstica ni agnóstica, es una sabiduría existencial, de interés humano, para el vivir y para vivir.
     
    Pero esa sabiduría incluye, como transmite el evangelio, la confianza y presencia del Eterno en la vida diaria,”
     

    • Carmen

      Líder religioso dices. Y será cierto.
      Mi pregunta es: qué defendía exactamente? Una vuelta del judaísmo a tiempos anteriores al rey Salomón, que creo que fue el que mandó construir el primer Templo? Ortodoxia Pura?
      En cuanto a la visión de Jesús sobre su dios, creo, me parece que también está contemplada en el antiguo testamento. Hay un salmo precioso que dice algo así como: el señor es mi pastor, nada me falta. Me lleva a verdes praderas, y si paso por valles sombríos, no temeré ningún mal, porque su cayado me reconforta.

      Lo veo superparecido a aquello que dijo Jesús sobre los pájaros y los lirios del campo, creo que dijo que ni Salomón , con toda su gloria, llegó a vestir como uno de ellos. Eso siempre me ha hecho pensar, por qué dijo eso de Salomón? No sé, quizás le pegó un zasca a su Templo. Porque a Jesús, para mí que el templo le iba poco.

      Entonces en realidad era un judío ortodoxo en cuanto a su idea de dios?
      Sin embargo, en la parte de ritos, normas y demás asuntos sociales y de convivencia, ahí sí que fue rompedor.
      Pera mí es un líder social y , personalmente, tenía su idea de dios. En su derecho está. En nuestro derecho estamos todos. Estaría bueno.
      Pero, es necesario mezclar los dos aspectos? No lo sé. Creo , me parece que no. Que se construyen miles de Templos en su nombre,me parece una especie de traición.No creo que persiguiese eso precisamente .

      Me gusta,me sigue gustando después de lo que he aprendido estos últimos años, porque me encanta su idea sobre el reino de Dios. Quizás el error esté en utilizar ese término. Da la sensación de que el poder debe de estar en manos de los sacerdotes del Templo. Pero es justo lo contrario lo que decía. Iba por otro lado. Una sociedad transversal, a la que estamos todos llamados. Samaritanos, recaudadores de impuestos, huérfanos, viudas, personas pudientes como Lázaro , como José de Arimatea… todos. Cada uno, cada una desde su sitio. Y por supuesto, sin sitios fijos.

      No sé.

      Cuando tengas un ratito, me gustaría saber lo que piensas de lo que pienso.
      Un abrazo

  • Carmen

    No sé yo.

    Tengo mucha suerte  , mi Jesús imaginario es suficiente para mí. Sé que no es real,  Qué más da? Lo importante es lo que he podido llegar a aprender de ese personaje.  Porque hace mucho tiempo que entendí que esto de dios y de Jesús no va de certezas. Va de  sentimientos , de sensaciones. No lo sé explicar mejor.

  • Olga Larrazabal Saitua

    ” El problema en sí debe dejarse en suspenso como está. Debemos contentarnos con certezas personales, con apuestas basadas en sueños, adivinaciones, extasis, emociones estéticas, esto también es un modo de conocer, pero sin argumentos”.

    Me parece que lo que citaste de Mircea Eliade, es una buena recomendación para el día a día.

  • George R Porta

    Parte II
    Más aún, el hecho mismo de que esta misma intención de anunciar el mensaje del Galileo «a todas las naciones» haya sido atribuida al Galileo por el grupo que dice de sí mismo que fuera escogido por él, sin que se pueda disponer de ninguna evidencia un poco más fiable de que tal fuera el caso, es en conjunto problemático.
    Cuando son compuestos al fin textos ―entre otros― quizás con el fin de que la «diáspora cristiana» pudiera sostener una memoria más o menos consistente en todas partes, necesariamente quedaron sometidos esos textos no solo a los azares de las traducciones, comentarios interpretativos, etc. ―por ejemplo el manuscrito más antiguo conservado es del Cuarto Evangelio, el Papiro 52 (Ryland), que ha sido fechado entre el año 125 y el año 160, es decir, más de 100 años después del asesinato del Galileo― sino al fuego graneado de la herejía académica o docta de mayor o menor rigor científico sangrientamente reprimido en ambos bandos y causante de división de la que el mundo cristiano aún no se ha recuperado. Esta es la mayor justificación imaginable de incredulidad con respecto a las creencias cristianas.
    La función represiva durante siglos de la lectura clerical (cargada de distorsiones de todo tipo incluyendo las distorsiones políticas, sobre todo hasta la invención de la imprenta de Gutenberg) de estas narraciones o, en sentido contrario, el paradójico efecto represivo de la Reforma encabezada por Lutero (ca. 1534) por medio de la divulgación indiscriminada al abrir las compuertas a una lectura literal o arbitraria, personal, disminuyeron la fiabilidad y la credibilidad a las narraciones evangélicas que conocemos.
    Una evidencia de ello es la resistencia y la guerra a que ha estado sometida la investigación del movimiento desmitificador (incluyendo el «Jesus Seminar», fundado por William Funk en 1985 en el que estuvo tan activo D. Crossan y algunos de los autores que menciona Ana R en su entrada) resultado de reconocer la necesidad de eliminar la corrupción y la contaminación de los textos conocidos y divulgados, para determinar un mayor grado de autenticidad histórica. O la otra fuerza represiva que provocó que Marcos, el más cercano a los hechos fuese relegado a un segundo plano hasta el siglo xix, en cuanto la crítica de las fuentes pudo proponer que, por el contrario, pudiese ser un antecedente históricamente más importante que Mateo y Lucas cuyos textos pudieran haber sido compuestos precisamente utilizando ampliamente textos «marcanos».

  • George R Porta

    Parte I
    La Unesco sostiene un programa de rescate y conservación de las tradiciones orales «desde la misma oralidad» que puede ilustrar, al menos así ocurre conmigo que soy un ignorante en el tema, acerca de lo azaroso que puede ser el proceso de preservación o la sostenibilidad de estas tradiciones orales. He aquí dos enlaces de interés entre muchos más: https://ich.unesco.org/es/tradiciones-y-expresiones-orales-00053; https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000216729.
    Los evangelios pueden decir mucho pero solo con un alto grado de distorsión porque fueron escritos, presumiblemente, por hombres o grupos de hombres de mayor o menor educación en el conocimiento y uso del lenguaje dominante en el lugar de los hechos relativos al Galileo. Por lo tanto, más bien comunican una versión de la realidad de éste, «de él y su circunstancia», percibida e interpretada por hombres, y no los hombres más cultos, culturalmente contaminados con una «visión de la realidad» misoginista o excluyente de las mujeres, para citar una distorsión importante, aunque no la única. No en balde el trágico proceso de la identidad de María de Magdala, para citar solo un ejemplo, o la necesidad de que Lucas añadiera el inverosímil elemento mágico de la concepción y el nacimiento virginal del Galileo. Esa misoginia atraviesa todavía hoy día la predicación sobre y de los evangelios conocidos, 21 siglos después de los hechos, habiendo pasado antes por un largo período de redacción sobre redacción muy poco cuidadoso y hasta descuidado (catorce siglos), con intención proselitista, en lucha con las resistencias de los llamados «herejes» que quizás no lo fueran.
    Un detalle importante para mí, pero que quizás carezca de importancia para otras personas, es que las tradiciones sobre Jesús están transidas de teología y de intenciones teológico-pastorales, de corte imperial porque estaban dirigidas al proselitismo y la expansión territorial del cristianismo, sobre todo después del siglo xv en lo que compete a esta parte del planeta en la que vivo. Por ejemplo, las bulas de Sixto iv y Alejandro vi interesadas en cristianizar el Nuevo Mundo haciendo subir a los barcos españoles y portugueses las creencias cristianas que por los efectos genocidas que tuvieron no lo eran del todo.

  • Román Díaz Ayala

    Observo cierto paralelismo entre lo que expresa Alberto en cuanto a las diversas teorías interpretativas que dificultan el buen entender de lo que realmente haya dicho, hecho y vivenciado Jesús, y lo que nos advertía, hace ya unos cincuenta años David Flusser a los cristianos desde sus funciones de profesor de cristianismo primitivo y el judaísmo del segundo templo en la Universidad Hebrea de Jerusalén:

    “Qué importa lo que yo pueda pensar de Jesús, lo que piensen ustedes ( por los cristianos), lo que haya pensado tal o cual teólogo eminente del pasado? Lo que importa, a mi entender, es saber lo que pensó Jesús de sí mismo; dejarle hablar a Jesús, redescubrirle tal como es.”  Por cierto, hace tesis en la conclusión de que Jesús, quien   nunca emplea el vocablo “Mesías”; según él, porque resultaba excesivamente técnica, pero que cabe entender que tenía conciencia de serlo.

    Como en el campo católico a mediados del siglo pasado hubo un acercamiento a los textos novotestamentarios desde la teología, no por posicionamiento, sino por trasfondo cultural, empapados de catecismo y de la filosofía escolástica que nos proporcionaba los conceptos y las categorías de pensamiento nos vemos ahora incapacitados para el discernimiento en la fe.

    “Para el judaísmo, Dios es su más alto nivel, el misterio supremo. Un misterio tan radical que su revelación sólo puede expresarse en la diversidad y la paradoja.” Pero, puede decir lo mismo una persona cristiana?¿No es otra y nueva la experiencia en Jesús? ¿Acaso no es esta novedad lo que reflejan los evangelios? Los evangelios canónicos, cualquiera de ellos, son una exposición del kerigma en toda su extensión, un ejercicio catequético. ¿Qué importa que el Evangelio de Juan o las epístolas todas sean construcciones teológicas?

  • ana rodrigo

     
    Querido Alberto, nos ofreces una artículo no fácil para comentarlo o poder dialogar contigo porque, como dice Román, “precisan distintos comentarios a varios niveles para llegar a su meollo, y poder, al menos en cuanto a mi persona, llegar a un diálogo con el autor.”
     
    Quizá lo que más me ha llamado la atención es esta frase: “Del Jesús real que anduvo las orillas del mar de Galilea y subió y bajo a Jerusalén, y recorrió las aldeas de su provincia siendo Herodes rey, no sabemos nada”. Del Jesús histórico conocemos lo que nos cuentan……”
     
    A este respecto, creo que la historia está siempre escrita por testigos directos; y los que se pasan por historiadores no directos de los hechos narrados ya son intérpretes, quizá inconscientemente, de esos mismos hechos, según sus intereses, interpretaciones que pueden ser casi infinitas según, como digo, los intereses de cada cual.
     
    Y es obvio que los testigos que han relatado la vida de Jesús, si no lo conocieron directamente, sí recibieron una transmisión oral muy fiable en hecho reales (en épocas antiguas había menos intercepciones en la transmisión oral que ahora), siempre, como digo, con una intencionalidad muy clara de querer transmitir, no sólo quién fue Jesús, sino, además, quién querían ellos que fuese Jesús, es decir, el Mesías, el enviado de Dios a un pueblo elegido por el mismo Dios desde sus orígenes y que le daba una identidad propia. Y, eso sí, con un mensaje muy nítido de la sociedad alternativa que, según ellos, Jesús promovió.
     
    Por otra parte, fueron judíos, con conciencia de ser los elegidos por Dios, los que nos transmitieron un Jesús universal, aunque el Jesús de los evangelios tuviese algún ramalazo de “xenofobia”, con perdón, por ejemplo, con la mujer sirio-fenicia.
     
    El problema que hemos tenido en la historia del cristianismo es que se nos hayan leído los evangelios como relatos históricos, así, sin más matices.
     
    Afortunadamente los expertos en exégesis e interpretación, con técnicas y ciencias sociales modernas, nos resuelven bastantes problemas, y son muchos y muy buenos, estoy pensando, además de en Salvador, en J.D.Crossan o James Dunn, y otros muchos excelentes estudiosos de los evangelios.
     

    • Alberto Revuelta

      Sí, claro, no pretendo contradecir lo admitido del trabajo de especialistas. Lo que digo es que si el Jesús histórico transmitido por los evangélicos presenta trazo s fuertes del Jesus real, esos trazos no debemos diluirlos por lo que hoy piensen personas que con su propio criterio, perfectamente lícito, borran conscientemente las esquinas y esquirlas del personaje que ora y enseña a orar, que espera en el Dios judio, que enseña a adorarlo y amarlo con toda la mente, el corazón y las fuerzas. No admito como persona racional que se me presente un personaje perfectamente acabado sin magias, sin creencias en El, Elohim, o como queramos designar a su dios, porque hoy muchísimas personas preparadas y serias no admitan esos hechos en sus vidas y mentes. Las mujeres qye se enfrentaron a Jeremías por el culto a Astarté, si no recuerdo mal le argumentaron que los argumentos del profeta quedaban contrarrestados por su experiencia. A lo mejor estamos en situaciones similares. No quiero desvariar. Gracias por tus comentarios que releer.

  • George R Porta

    Leo lo siguiente: «Sabemos con certeza, no negada hoy por ningún historiador o estudioso informado, que fue judío y vivió judío y murió judío». Afortunadamente no he podido encontrar ninguna información sobre quién o qué definía la naturaleza judía en tiempos de Jesús. La sociedad judía de su tiempo, parece que hubiera estado dividida en sectas y, como pasa con todas las sociedades, habría un número grande de quienes llamándose judíos no sabrían muy bien cómo definir su judería excepto que aduciendo que habían nacido como tales, que estaban circuncidados, que sus progenitores les habían enseñado que lo eran y que ellos se lo enseñaban a su vez a sus descendientes.
    Hoy día menos aún, se han venido formando tantas divisiones entre la judería que resulta difícil saber. Los hay que se declaran seguidores del mismo individuo que los cristianos llamamos Jesús, aunque como bien señala el autor nadie posee una comprensión suficientemente exhaustiva como para que sea declarada la comprensión incuestionable de quién era o fuese el auténtico Jesús que esos judíos dicen seguir y que nosotros también reconocemos como el que va delante, aquél a quien deseamos seguir.
    Ya no existe el Templo y hay judíos que abogan por su reconstrucción y hay, en el otro extremo aquellos que no se toman la idea en serio. Por lo tanto, entrambos extremos el resto de la judería. Jesús mismo fue considerado blasfemo y por lo tanto separado del judaísmo por quienes se consideraban a sí mismo los definidores exclusivos. Jesús parece, por las atribuciones de las narraciones evangélicas, las cuales no hubieran podido ser preservadas y comunicadas a la posteridad de peor manera o con mayor incuria, que consideraba a estos que le rechazaban como los verdaderos traidores o blasfemos de la condición judía. No en balde, es tan difícil arribar a conclusiones sobre Jesús mismo.
    En el fondo, me gusta el hecho de que me siento cercano a lo que afirma Alberto, pero me inquietan su uso de un adjetivo indefinido (me parece que este sea el caso gramaticalmente hablando), es decir,  su uso del «ningún» que se convierte como en una especie de declaración final de la que no haya vuelta de página. También que haga esta otra afirmación conclusiva sirviéndose de un pronombre indefinido neutro pero igualmente definitivo, sin vuelta atrás:  «Del Jesús real que anduvo las orillas del mar de Galilea y subió y bajo a Jerusalén, y recorrió las aldeas de su provincia siendo Herodes rey, no sabemos nada.» 
     

    • Alberto Revuelta

      Ad Prímum , George, respondeo: en ningún caso, mi ningún historiador, es abarcador de todos los que hablan de Jesús. Me refiero al ningún limitado de mis alcances. Hago la precisión,y acepto, por supuesto la llamada de atención.

      Ad secundum : que no sabemos nada directo y concreto del Jesús de carne y hueso, el real, me parece cierto. Sabemos de él por testigos de referencia, como en los tribunales se dice cuando no hay directos, y a esos materiales testimoniados son a los que yo aludía al traer la anastilosis como técnica de reconstrucción.

      Sobre la sociedad judía del tiempo del Jesus vivo y verdadero, de carne y hueso, se sabe bastante y aunque la compartimentacion en sectas viene de suyo, también lo es que la referencia vital al Innombrable y a aquel cuyo rostro no se puede ver sin morir, ocupaba el espacio simbólico existencial, explicativo del vivir de unos y otros. A ese sustrato me refería al citar a Buber.

      Te deseo que uno de los 153 pescaitos del evangelio de esta dominica te ayude a recodar que aquí estamos de Feria y que se inauguró anoche con la cena del pescaito. Cordial saludos.

      • George R Porta

        Gracias, Alberto y feliz feria de los pescaitos. Acá, pescaitos congelados o, si tienes medios y no eres solo un hijo de vecinos, pues entonces frescos. Un abrazo.

  • George R Porta

    Gracias Alberto por este artículo. he dejado un rollo que me tengo armado con respecto a algo que escribí en otro hilo a una amiga para leer lo que has escrito. este es un tema que también me apasiona. 
    Leo:  «Tomo el término [Anastilosis] de las técnicas arquitectónicas pues se trata de un proceso de reconstrucción de un edificio en el cual se emplean materiales y piezas originales.» He buscado para saber un pelín más, pues no me atrevo a traducir el griego, antiguo o no, y he encontrado esto en Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Anastilosis y en el diccionario en línes griego-español respectivamente  http://dge.cchs.csic.es/xdge/ἀνά: «Anastilosis» (del griego antiguo: αναστήλωσις,-εως; ανα, Ana = “reconstruir algo desde lo mínimo o desde abajo” y es lo opuesto de «kata», y στηλόω = “para erigir [una estela o edificio]”) es un término arqueológico para una técnica de reconstrucción mediante la cual se restaura un edificio o monumento en ruinas utilizando la arquitectura original elementos en el mayor grado posible. También se utiliza a veces para referirse a una técnica similar para restaurar la cerámica rota y otros objetos pequeños.
    Me parece crucial que en la definición del término quede bien claro que las ruinas han de estar presentes y que la reconstrucción requiere que el trabajo se haga a partir de «materiales y piezas originales» (Énfasis siempre añadido por mí).
    En este caso el empleo de la noción de «Anastilosis» ya me presenta problemas, porque la única cosa que falta son los materiales y elementos originales y por lo tanto no se puede reconstruir. Esta ausencia, más que afortunada, obliga a que solo se pueda construir por semejanza y, en el mejor de los casos, por analogía, sea de proporción sea de atribución y es esta circunstancia la que precisamente crea los argumentos y las distinciones entre qué ha de ser materialmente original, histórico. Me parece extraordinaria esta circunstancia porque si bien fue dicho también explícitamente, me fascina que en los textos en los que la divinidad Elohim (o como se le deba llamar), encuentra a aquellos que convertirá en sus mensajeros, es decir en sus encuentros más próximos, siempre oculta su rostro que es el rasgo más distintivo de cualquier persona. Para ocultarse le pueden las apariencias de las nubes, los seres aparecidos como desde la nada, los atronadores rayos y centellas, o las brisas acariciadoras, según como sea de temperalmente potente la neceidad de fuerza o de ternura.

    • M.Luisa

      Amigo George, permíteme, a título solamente notificativo, por si te hubiera podido pasar desapercibido, que a tu interpelación en el hilo al que te refieres al nombrarme aquí, hice unas últimas consideraciones que aunque pudieran parecer algo sutiles son en mi opinión de gran calado y profundidad si se reflexionan.
      Nada más…un cordial saludo!

      • George R Porta

        Tienes razón, como no especificaba lo que estoy aprendiendo de lo que me respondiste y mucho te agradezco no te menciono explícitamente. Gracias por tu bondad y delicadez. Lo miraré enseguida. Un abrazo cordial.

  • Román Díaz Ayala

    Difícil texto. Se   precisan distintos comentarios a varios niveles  para llegar a su meollo, y poder, al menos en cuanto a mi persona, llegar a un diálogo con el autor.

    La figura retórica del Anastilosis trata los textos novotestamentarios como elementos arqueológicos (históricos), retazos de la vida y la personalidad de Jesús, fijos en el tiempo, en la historia y en su cultura.

    ¿Cómo se llega desde ello al Jesús de la fe? Y no me sirve la respuesta fácil de que el Jesús de la fe haya sido una construcción posterior del cristianismo en ciernes.

    Mateos 23,8 nos dice que Jesús aconsejaba al grupito de sus seguidores  que se hiciesen llamar “rabbí” (rabba), pero la mismo tiempo en 23,9 que llamasen “Padre” (Abba) a nadie en la tierra, porque nuestro único Maestro es Jesús y nuestro único Padre es el celestial.

  • Carmen

    Pues sí.

    Un mundo de locos, pero es el nuestro. Podrá haber otros pero, de momento, no están aquí.

    Intentemos mejorarlo, cada uno a su aire.

    Me han traído a mi nieta a las cuatro . Hemos puesto la sirenita mientras se comía un helado enorme de chocolate. Cuando ha salido la bruja del mar , le digo: a mí me gusta muy poco. Y me contesta, poco o nada? Nada , nada. Entonces suspira y me dice: es lo que hay.

    Me troncho. Aún no tiene tres años y medio.

    Pues eso digo: es lo que hay. Y añado. Habrá que mejorarlo.

  • Juan García Caselles

    Por otros caminos y con otras justificaciones estoy conforme con la conclusión fundamental. Elohim, el Espíritu, es necesario para explicar el mundo y la historia.

    No fuimos nosotros mismos los que sabiamente nos bajamos de los árboles y nos salimos de las cavernas para constituir la humanidad, ni fué tampoco la casualidad.  El deísmo, que es la herejía propiamente capitalista, no revela más que ignorancia y desprecio tanto de Dios, como de lo humano, que puede ser atropellado porque, como decía la pintada de la transición, “Dios no existe,  y, si existe, ese es su problema” y así el capitalismo puede vivir tan tranquilo explotando sin límites, condenando al hambre a millones de personas, sojuzgando a las mujeres, a los pobres, a los niños y despreciando a los débiles, abusando dela inocencia y la ignorancia de los votantes sin ningún remordimiento..

    Este mundo, gobernado por un hatajo de locos ignorantes, tanto en la política como, sobre todo, en la economía, sigue funcionando, al parecer inexplicablemente.

    Este mundo no está mal hecho, como suponen hasta los creyentes en un dios sabio y bueno, sino que está hecho así precisamente para que podamos vivir y hacer crecer el amor, que es la base del crecimiento personal y que es lo que nos mandó el Galileo. Este, junto con el mandato de la perfección, ambos igual de imposibles de cumplir, son la herencia principal de Jesús, que no nos dió ninguna pista de como es el Padre, ni falta que nos hace, porque el Reino no es de los listos, sino de los pobres, los pacíficos, los bienaventurados, es decir, los amorosos.

  • oscar varela

    Hola Alberto!

    Vos, explico-comprendiéndo-te a vos mismo.

    No está mal … pero …

    … lo de las “pamplinas

    no veo que funcione coherentemente.

    …………………….

    La “in-coherencia” que te señalo

    me parece que se debe a una in-suficiente comprensión

    de lo que hace un siglo se está madurando

    en la Ciencia “De la Interpretación”

    (ex-hermenéutica; Auslegung, etc).

    …………………….

    Te cuento:

    Vos no estabas cuando nacías vos.

    Para vos eso es un “puro” CUENTO.

    Todo lo verosímil que querramos

    pero CUENTO (que te contaon)

    NO HAY FORMA de ELUDIR AL MITO

    (todo lo que sigue son FERMENTACIONES DEL MITO).

    …………………….

    De lo que se trata, entonces,

    es madurar la COMPRENSIÓN DEL MITO

    La in-madurez “declina” hacia el DOGMA

    (LO QUE QUEDA DE UNA idea LUEGO DE SER APLASTADA POR EL MARTILLO PISÓN)

    …………………….

    Dogma o Religión-Templo que declina a la VIOLENCIA (de todo tipo)

    …………………….

    ¡Vamos todavía!

    • Alberto Revuelta

      Un cordial saludo Oscar.

      1/ la violencia declina en nominativo y en dativo desde el cerebro reptiliano que anda en nosotros y en nuestros ancestros que no tenían dogmas, ni religión, ni templos. Las religiones han contribuido a ordenar, reglamentar y controlar unas violencia y a aflorar otras de gentes varias, de poderes varios y de capitalismos varios, incluidos los sumarios, los vendedores de la tumba de Sara y los de mi digno antepasado en el orden in aeternum Menquisedeq. El atribuir a las religiones la violencia me parece un retórnenlo para tapar los análisis de la violencia. Los 37 millones de rusos cuyas muertes son de autoría estalinista, o los de autoría hitleriana o de la reina Victoria o del general Silvestre o los de Videla y Franco, tienen de reiligiosis lo que servir de arzobispo titular de Antioquia de Pisidia, in partibus infidelium.
      2/ El mito del poema épico de Gilgamesh, mucho más lejano en el tiempo que la Biblia y los de Homero, contemporáneo, más o menos, de los libros más antiguos del Viejo Testamento, son al tiempo narraciones, literatura y poesía, que contienen relatos reales y muchísimos inventados, todos ello dirigidos a explicar la realidad vivida, amada, temida, asombrada y huida. ¿Y?.
      3/ la ciencia avanza por hipótesis falsadas cada vez que el contraste lleva una nueva teoría que al cabo del tiempo ha de ser desechada. Intuye, teorizado, práctica, falsa y vuelve a empezar. No conocemos la realidad. Esa es la verdad.
      4/ la ciencia ha dado origen a magníficos avances y éxitos humanos. Pero Hiroshima está ahí. Y Auswitch también con hornos y mengueles incluidos.
      5/ para mí es un puro cuento verosímil lo que me contaron sobre el mundo, sobre Dios y sobre el Galileo. Claro. Todo es nuevo para el que nace. Y se fía de lo que le enseñan. Y se va desfiando de ello a pedida que piensa, estudia y experimenta. Eso es lo que yo hago a diario. Como todos, supongo. Y deje de pensar como niño y ahora pienso como anciano.
      6/ Mircea Eliade, Journal II, citado por George Steiner: En un mundo compuesto por miles de millones de galaxias…..todos los argumentos clásicos a favor o en contra de la exístencia De Dios me parecen ingenuos e incluso infantiles. No creo que, por el momento tengamos derecho a discutir filosóficamente. El problema en sí debe dejarse en suspenso como está. Debemos contentarnos con certezas personales, con apuestas basadas en sueños, adivinaciones, extasis, emociones estéticas, esto también es un modo de conocer, pero sin argumentos”.

      Abrazo, hermano

    • Carmen

      OK
      Sin argumentos.
      Esto es lo que hay. Y que cada cual resuelva. Pero no diciendo cosas. Se puede decir lo que se quiera decir. Me refiero a ser honesto contigo mismo, hasta donde puedas serlo. Si no con lo que haces, al menos sé honesto con lo que en realidad piensas y sientes. Una vez oídas todas las historias, leyendas, dogmas y demás.
      Creo, pienso, opino que llega un momento en la vida, si es lo suficientemente larga, que es un buen camino. Habrá otros.

      Y que cada cual elija el suyo.

Deja un comentario