Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4746 Artículos. - 76007 Comentarios.

Venezuela, a quien pueda interesar

María Fernanda Vacas, una religiosa del Sagrado Corazón, las de Sofía Mª Barat y los famosos antiguos colegios de niñas bien en España, ha prestado su nombre a un documento de su comunidad en Venezuela, publicado el 14 de marzo del 2019. Es un testimonio profético de fe y esperanza de un grupo de cristianas de verdad.  Con sus ojos y su corazón vamos a seguir la realidad de la situación en Venezuela. Gracias, María Fernanda, por la claridad y la valentía con que eres profeta hoy y aquí. AD

Empecemos por lo evidente: Venezuela está viviendo un momento crítico de su historia, un momento complejo y difícil, cargado de desafíos y de oportunidades como todo momento de crisis. Y, en este momento, yo me atrevo a preguntar por qué hay quien toma por absurdo nuestro claro pronunciamiento en apoyo al Proyecto Bolivariano y al Gobierno del Presidente Nicolás Maduro, por qué hay quien ridiculiza hasta el menosprecio nuestros juicios y criterios sobre la realidad que estamos viviendo, por qué hay quien nos ignora y hasta da lecciones sobre lo que debemos o no hacer y pensar en este momento histórico.

Disculpen mi atrevimiento al plantear estas cuestiones. En verdad, creo urgente y necesaria esta reflexión juntas y juntos, este debate que nos ayude a conversar en profundidad sobre la realidad del mundo de hoy. No para llegar a consenso, sino para llegar a la esencia de la Vida y la Convivencia, del respeto y la dignidad.

¿Quién ha levantado muros de incomunicación que niegan, y hasta aplastan, la vida diversa y los modelos alternativos? ¿qué es lo que nos impide mirarnos a los ojos y reconocernos cada una, cada uno, en nuestra forma de “descubrir y manifestar amor”? Y, ¿quién nos dio derecho a descalificar lo diferente, lo distinto, lo que rompe esquemas mentales y costumbres ancestrales? ¿quién nos obligó a culpabilizar e ignorar al empobrecido que se atreve a alzar la voz?

Pero volvamos a lo evidente: Venezuela está viviendo un momento crítico de su historia porque el planeta, en general, está viviendo un momento crítico de su historia, un momento complejo y difícil, cargado de desafíos y de oportunidades como todo momento de crisis.

Venezuela y su revolución, Reino Unido y su Brexit, Francia con chalecos amarillos y España de independentismo y “pactos de gobierno”, la desunión de la Unión Europea, sus políticas migratorias, la eterna lucha del pueblo palestino por existir, la compleja vida en el Congo y el hambre de Somalia, la pobreza en Filipinas -un paraíso natural-, el negocio de la guerra en la economía estadounidense y su lucha comercial con China, el lobby de los laboratorios farmacéuticos imponiendo políticas en salud y agricultura, el robo de la tierra y la vida al pueblo paraguayo, Haití recibiendo una bofetada tras otra, el dolor de mafias gubernamentales en Centroamérica, …  y tantas otras situaciones que reclaman nuestra atención.

Todo esto debe llevarnos a sentir y pensar en profundidad. No podemos quedarnos con los clichés mentirosos de los medios de comunicación más poderosos, ni con el conformismo de nuestro “status quo” que divide el mundo entre indios y vaqueros, negros y blancos, buenos y malos. No podemos quedarnos con la declaración del Sr. Casado (Presidente del Partido Popular en España) sobre “el enfermo de Maduro” que quema camiones de ayuda humanitaria, ni esperar a que el New York Times demuestre lo evidente desde tempranas horas en Cúcuta, frontera Colombo-Venezolana: que el incendio fue provocado por los coctel molotov de los manifestantes del terror, alentados por el Gobierno Colombiano y queriendo violentar la frontera con Venezuela. No podemos confiar en las bondades de una intervención militar de la que ya tenemos sobrada prueba de sus intereses económicos, aunque conlleven “daños colaterales” de muerte, destrucción y un país en guerra.

Nosotras no hablamos del Gobierno de Maduro, lo vemos actuar cada día en las calles y en los pueblos, en la educación y la cultura, en la vivienda y la dignidad. No hablamos de chavistas y de oposición, simplemente conversamos con cada uno, sabemos sus posturas y sus desmesuras, sus aciertos y sus errores. No hablamos de sanciones económicas, sufrimos el bloqueo económico a las cuentas del Estado (no a los personeros del Gobierno), la negación de las transacciones económicas para la compra de medicinas y alimentos, el incumplimiento unilateral de acuerdos comerciales por motivos políticos y no por falta de pago. No hablamos de injerencia, padecemos el abuso injerencista sobre la política venezolana, sus recursos, sus instituciones y su Constitución.

¿Acaso puede algún Gobierno reconocer a Carles Puigdemont como Presidente de Cataluña? ¿por qué se atreven a reconocer a quien se autoproclamó, a quien nadie eligió? ¿Acaso el Parlamento Latinoamericano se pronuncia sobre las políticas migratorias europeas y el mayor cementerio del mundo: el Mediterráneo? ¿por qué el Parlamento Europeo se cree con la “santa misión” de defender los derechos humanos en Venezuela basándose en mentiras y en sanciones unilaterales que los violan? ¿Acaso las lacrimógenas y los antidisturbios aplicados en Francia o en Brasil, Colombia, Estados Unidos, Argentina, … son más legítimos porque los aplican gobiernos conservadores y neoliberales?

Y no me digan que todo esto es porque el pueblo venezolano está pasando hambre y necesidad.

¿Acaso a estos gobiernos les importó el hambre y la necesidad del pueblo venezolano durante los años de gobierno adeco y copeyano? ¿les importó la corrupción y la represión? ¿acaso les importa el hambre la necesidad, la corrupción y la represión en Paraguay o Haití, en Colombia, Chile o Perú, en EEUU o Canadá, en Francia o en España?

De nuevo, propongo hablar desde la profundidad de la realidad. Y es que la realidad que vivimos tiene un enorme potencial espiritual que estamos dejando perder por defender posturas preconcebidas e intereses económicos que ni siquiera son los nuestros, sino los de las grandes corporaciones: corporaciones del petróleo, de la guerra, de la industria farmacéutica y de los medios que éstas controlan y manejan.

Y dígame usted de corazón si algún gobierno puede escuchar las continuas amenazas del Gobierno Norteamericano y de la Unión Europea a nuestro Estado, a nuestra integridad territorial, y no escandalizarse y denunciar la violación de todo acuerdo de convivencia internacional. Y después de estas amenazas, convertidas en injerencia y sanciones, aun piensan que el Gobierno Venezolano constituye “una amenaza inusual y extraordinaria” a la seguridad de los EEUU como reza el famoso decreto de Barack Obama (2015), renovado año tras año por el Gobierno Estadounidense y acompañado de sucesivas acciones legales, comerciales y militares (políticas migratorias, bloqueo de cuentas tanto del Estado Venezolano como de empresas privadas, secuestro y robo de la empresa petrolera CITGO propiedad del Estado Venezolano, movilización de tropas, …). Hablemos sin tapujos, ¿quién está amenazando a quién? ¿con qué armamento y con qué motivos?

Y, después de todo esto, quién puede negar la presión y opresión que vive el pueblo venezolano desde hace más de 5 años y que hoy se concretó en un sabotaje eléctrico de gran magnitud. Sí, sabotaje, y probado. Y, además, no es la primera vez que ocurre en el mundo. Pero, ¿por qué a alguien le extraña si son los mismos personajes capaces de desatar una guerra a partir de una mentira (las inexistentes armas de destrucción masiva en Irak) y contra la opinión de los pueblos del mundo que hicieron grandes manifestaciones para impedirlo, sin éxito alguno?

Es imposible seguir creyendo que estos gobiernos poderosos del mundo actúan motivados por su altruismo, su fidelidad a la democracia y su defensa de los derechos humanos. Y esto no es una opinión, por ahora, es un hecho.

Dejemos hablar a los pueblos y elegir su destino y solucionar sus conflictos. Esta es nuestra oportunidad de “hacer humana la humanidad”.

No tenemos que estar de acuerdo con el Gobierno de Maduro o con la Revolución Bolivariana, pero hemos de respetar al pueblo que EXISTE y que lo ha elegido,  a las instituciones que dan vida a un Estado, a los acuerdos y reglas internacionales que son aplicables para TODOS y no solo para algunos países que se dicen “más democráticos”, “más formados y más sabios”, “más dignos”.

Hoy el pueblo venezolano chavista reclama su derecho de ciudadanía porque EXISTIMOS. Porque tenemos criterio, y no ignorancia: criterio histórico, criterio formado, criterio colectivo, criterio de experiencia. Porque es justa y sincera nuestra lucha por la vida digna, por ESTA democracia y por ESTE socialismo.

19 comentarios

  • Santiago

    Se impone alejarse de políticas partidistas y mercenarias sin aferrarse al poder y tratar de compadecerse de TODO el pueblo venezolano que sufre en ambas partes…

    Lo más difícil será dejar paso a la voluntad del pueblo que no sólo desea paz y sosiego, sino el cese de los abusos de los que se aferran al poder como si “el mundo entero fuera de ellos” y que dejaran la intolerancia mutua y aceptarán un compromiso para que la “crisis” cesara de una vez y la democracia con la  el derecho a “la libre expresión” para todos retornara a Venezuela, un pueblo noble y alegre que se formó en “democracia” y “libertad” desde su independencia y que otrora fuera uno de los más prósperos del hemisferio. ¡Cuánto daño a las personas de buena voluntad, cuánto daño ha causado la mala política, la explotación de los gobiernos, las falsas ideologías que prometen una utopía de corte falso, las promesas incumplidas, el engaño, la corrupción, la alianza con las fuerzas del mal, el olvido del respeto a la dignidad en ambas partes en una Venezuela llena de dolor y desesperación! ¡Que tristeza ver la historia repetirse!

    Saludos cordiales

    Santiago Hernández

    • Carmen

      Se nota que se le revuelve el alma con el tema de Venezuela. Pero son ellos los que tienen que decidir. Piense lo que dice usted que dijo la madre Teresa de Calcuta. A lo mejor no quieren convertirse en algo parecido a los habitantes de Nueva York.
      No sé. No entiendo . Pero tienen derecho a equivocarse, suponiendo que lo estén haciendo. Mírelo desde ese punto de vista.
      Nuestros fantasmas son nuestros. No tenemos porqué proyectarlos en otros. Tengo algunos fantasmas particulares y a veces no entiendo cómo otras personas no los tienen, pero la realidad es que no los tienen.
      A lo mejor la extrapolación que hace usted le hace revivir cosas, pero quizás otros no las vivieron como usted.
      Aquí en Europa el fascismo empieza a crecer. Jamás pensé que lo vería. Los seres humanos somos muy desconcertantes. Pero existe la libertad de elección.
      Supongo que esta cita la he puesto ya. Me encanta: la libertad, amigo Sancho, es el don más grande que los cielos nos han dado. Por ella se puede y se debe dar la vida.
      No me atrevo a poner comillas porque cito de memoria.
      Un saludo cordial.

      • Santiago

        Los fantasmas, a veces, se convierten en seres reales..que nos hacen volver a vivir nuestra historia…y por supuesto nos vamos dando cuenta que no son fantasías sino realidades..

        Nadie puede vivir la realidad ajena, solamente compartirla..Yo comparto profundamente todo el sufrimiento de todos los venezolanos puesto estamos muy cerca aunque nos separan 60 años…Las esencias se aproximan en el tiempo.

        Y no cabe duda que no solamente somos libres de decidir sino de elegir, con tal que nuestra elección sea buena y no dañe la dignidad humana en su libertad de expresión pues, de eso se trata, que no seamos subyugados por otros seres humanos que quieren asumir nuestro libre pensamiento y libérrima voluntad que nos fue otorgada con nuestra propia existencia.

        Saludos cordiales

        Santiago Hernández

  • Asun Poudereux

    Gracias a Atrio por compartirnos esto. Y más que interesante es el cambio de mirada de aproximación profunda a la realidad. Me alegra que está cosmovisión sobre Venezuela venga de la mujer. Y que se pueda tener en cuenta, aplicar y actuar a nivel mundial.

    Contrarestar el poder de unos pocos, con fundamento y principios que todos comprenden y a todos atienden.

     

  • Atrasado un pco, acabo leer este excelente testimonio que da para meditar a todas las personas de buena voluntad. Una lectura de la realidad venezolana que corre como agua pura de fuente. Espero que el grupo de laicos, obispos, jesuitas que se juntaron en Lima para reflexionar sobre lo que sucedía en Venezuela tengan la oportunidad de leer y meditar sobre  este texto. Al hacerlo con sinceridad se darán cuenta de lo vicioso y manipulador documento que publicaron al termino de su reunión en Lima.

    https://www.religiondigital.org/america/religion-iglesia-america-jesuitas-denuncian-pasion-cotidiana-inaguantable-venezolanos_0_2101889798.html

    Vemos dos miradas de la Iglesia totalmente distintas en cuanto a lo que esta sucediendo en Venezuela. Vale la pena hacer el acercamiento de esos dos documentos. Uno que habla de Verdad y el otro que habla con intereses manipuladores.

    Bravo a esas mujeres y otros participantes que tomaron la palabra para compartir su punto de vista de lo que sucede en Venezuela.

    • Carmen

      He leído el enlace

      Es un texto totalmente jesuítico. Así son.
      Dicho esto con todos mis respetos. Porque cada asociación , comunidad, empresa etc, pues es como es. Y este texto lleva su sello.

      Y ya está.

      Un saludo. Y tenga fe en el futuro. La razón se impondrá, Lo que no sabemos es cuando.

  • José Ignacio Calleja

    Muy bien, muy bien; muy personal y muy bien planteado. De lo mejor que he visto como presupuesto sobre Venezuela. (Una diferencia para dialogar: el que gana las elecciones tiene que gobernar para todos y modular ese programa con ese todos; con su impronta particular, pero para “todos”. Creo que en democracia se olvida demasiado este factor. La gente cree que si tiene la mayoría de los votos, tiene la voluntad de todos y habla como tal. Falso. (El caso español es de libro. Y el catalán, lo mismo). No he dicho ni he supuesto nada sobre si a Maduro le dejan, o le han dejado alguna vez, espacio los adversarios; de veras que no sé si ha querido, o, como parece, más bien nunca le han dejado. Ahora sé que ya no le dejan. Pero en todo caso, la interpelación pre-política y política de estas mujeres es de quitarse el sombrero; y mi pregunta por el “todos” de fondo y no solo “los nuestros” para gobernar, es vital). Paz y bien.

    • Mª Pilar

      Cuanto dolor inútil, están ocasionando estas mentiras vestidas de verdad.
      Deseo de corazón, que el gran pueblo Venezolano:

      ¡¡¡No se canse, ante este despropósito!!!

      Y sienta el apoyo de todas las personas, que si queremos, que sigan siendo ellos y ellas, por los caminos que decidan, sin injerencias… especialmente de USA, que se cree el dueño del mundo.
      pili

  • Gonzalo Haya

    Comprendo que quienes están junto a los que sufren, los defiendan con uñas y dientes. Comprendo que tenemos que defendernos de un capitalismo liderado por Estado Unidos, pero no sólo por Estados unidos. Ahora bien, ante una situación concreta tan compleja, no valen solamente las emociones; con emociones sólo se logra “darle la vuelta a la tortilla”. Es necesario analizar y separar las causas, tanto las causas radicales profundas como las más inmediatas, y proponer soluciones concretas. Leí que el expresidente Mujica había hecho algunas propuestas, pero no he vuelto a leer nada sobre esas propuestas.

     

    • oscar varela

      Hola Gonzalo!
      Por lo que expresas,
      se nota que
      TE INTERESA
      “HASTA POR AHÍ NOMÁS”.

    • Hola Gonzalo, me permito dar mi interpretación de lo que había dicho Mujica. De memoria había dicho que al intervenir E.U. Venezuela se encontraría en un mano de sangre. Que lo importante era de impedir que sucediera eso. Eso es mío: la conclusion que yo saco es que el gobierno de Maduro se conforme con los requisitos de Washington. En otras palabras que el gobierno y el pueblo se pongan de rodillas ante las amenazas de Washington para evitar un derramamiento de sangre. Era, al final una proposición de rendimiento. Al mantener este razonamiento, ningún pais de A.L. habría conquistado su independencia. La lucha que se vive en A.L. es fundamental por la verdadera independencia de los pueblos. Se trata de una lucha que toda lo fundamental de la convivencia libre de los pueblos entre ellos.

      Es la interprétation que doy a lo que sugeria Mujica…

  • ana rodrigo

     
    Un aplauso para esta valiente y lúcida mujer.
     
    Si la comunidad internacional deja sola a Venezuela en este momento, se normalizará las irregularidades que están consistiendo en este país y podrán seguir haciéndolo con cualquier otro país del que puedan sacar pingües beneficios. Si no es a cambio de beneficios, que se mueran de hambre, como ocurre con Haití.
     
    Me refiero al apoyo mayoritario a un autoproclamado presidente por parte de la comunidad internacional. He escuchado en la radio que este intruso ya está tomando posesión de las embajadas venezolanas en EEUU.
     
    Me refiero a la intromisión descarada de EEUU en las cuestiones tan serias de un país como es querer derribar el gobierno legítimo y legal.
     
     Me refiero en el bloqueo financiero que está afectando al pueblo para que desde fuera se le eche la culpa a Maduro.
     
    En fin, una cantidad de despropósitos que, si consiguen sus objetivos, cuando hayan acabado con esta presa, irán a la caza de otra. La ley del más fuerte. Y los organismos internacionales, mirando para otro lado.
     

  • Carmen

    Como dicen los anteriores comentarios, también me interesa.

    Y me gusta que sea un grupo de mujeres las que firman esta carta .

    Y es cierto, ningún país tiene por qué decidir lo que otro tiene que hacer. Pero todos sabemos que si un país se mete a opinar y a mover opiniones en contra de otro, lo hace por puro interés propio.

    Me ha gustado el escrito, tiene un matiz distinto a otros que he leído. Es como más global.

    Suerte a todos.

  • Totalmente de acuerdo; y si, me interesa y quiero mentes así, dispuestas claramente a defender el derecho de los pueblos siempre oprimidos por los poderosos.

    Y ahora de manera verdaderamente casi general… Parece que el mal… Llamado poder desmedido y riqueza… está azotando en varios países.

    Parece el triunfo de todo lo malo que reina en esta humanidad, acosada por las fuerzas del mal regidas por el incansable deseo de :

    ¡Poder y poseer a cualquier precio!

    Que sólo pagan las personas, a las que se les ha arrebatado todo derecho.

    m* pilar

  • Juan Ramón

    Sabemos que vivimos malos tiempos para la información objetiva e independiente, y por ello agradezco a Antonio Duato el esfuerzo que está realizando por hacernos llegar informaciones y testimonios más allá del relato oficial.

     

  • Juan Ramón

    Gracias, buen artículo, un poco de limpieza en el lodazal informativo alrededor de la hermana Venezuela

     

     

  • oscar varela

    Sí, me interesa!

    Gracias!

Deja un comentario