Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4873 Artículos. - 78267 Comentarios.

Ya no te rezo más

De Miguel Ángel Mesa ya hemos publicado en ATRIO algún escrito de los que publica en su blog  Otro mundo es posible. El último fue hace tres años y medio: Credo de la común humanidadHoy nos parece oportuno compartir esta reflexión y testimonio personal. ¿El mal que nos está haciendo el catecismo que aprendimos! AD.

         Estábamos sentados tranquilamente, tomando el sol en una mañana de finales de diciembre, cuando mi madre entre varios comentarios sobre sus dolencias, la familia y las amistades, me espetó de pronto: “He dejado de rezar a Dios, porque no escucha mis oraciones. ¿Cómo es posible que siendo todopoderoso, no pueda curar las dolencias de tus hermanos y las tuyas? Ya lo hice también cuando el accidente de tu hermana: Si no la ayudas, se acabó, para qué voy a pedirte nada si no me haces caso?”.

         Yo intenté decirla que Dios no es todopoderoso, ni tiene que cumplir todo lo que le pedimos, pero me cambió de tema y no insistí, ahí se quedó sin resolver nuestro debate teológico.
         He estado pensando estos días sobre la enorme desinformación, el desconocimiento y, sobre todo, la deformación que tenemos sobre la existencia, la realidad, el ser o la verdad de Dios. En gran medida por la pésima enseñanza en muchas de las catequesis que se han recibido, tanto en las parroquias y en los colegios, como en la preparación para el bautismo de nuestros hijos y las hijas, o para la preparación del matrimonio. Reducirlo toda la vida de fe a la doctrina del catecismo creo que es un craso error. Porque el mero conocimiento de una doctrina, sin una experiencia vital, tanto personal como comunitariamente, no sirve para nada, no tiene ninguna consistencia.
         Yo le podía haber comentado que Dios no es todopoderoso, sino al contrario, que es pura debilidad, porque es bondad y la bondad se identifica, se compadece y se encarna junto a los más débiles, que no tienen nunca poder. O que Dios no puede satisfacer las peticiones que le hacemos, porque no está en su mano librarnos de la enfermedad o que siempre seamos felices, librándonos de todo dolor y sufrimiento en la vida.
         Podría haberle dicho que Dios es la Realidad última, la Fuente originara de todo lo que existe, el Aliento de todo ser, el Eco de fondo de todo el universo, la Luz, el Fuego y la Esperanza que nos habita y palpita en lo más íntimo de nosotros mismos, la Ternura que nos urge a la acogida, a la misericordia, a la justicia, a la fraternidad.
         Tendría que haberle comentado que la mayoría de las cosas, si no todas las que le han enseñado a ella y a mí sobre Dios, tendríamos que someterlas a una profunda crítica. San Agustín dice que todo lo que decimos de Dios no es Dios. Tendríamos que dejar, como dice Pedro Casaldáliga, a Dios ser Dios, e intentar vivirle, respirarle, transparentarle con el testimonio de nuestra vida, sin tantas palabras, definiciones, dogmas… Incluyendo todas estas palabras que estoy diciendo.
         Cuando volvimos a casa, me dijo mi madre: “Estuve tres meses llorando cuando te marchaste en 1978. Creía que no te iba a volver a ver más…”.
         Gozando del sol de aquella mañana, junto a mi madre en el banco del parque, notando su mano que se sostenía en mi brazo para poder caminar mejor, recordando las lágrimas que derramó por mí durante tres meses… en cada uno de esos momentos y otros muchos más durante mi vida, sentí que estaba presente de alguna forma la Divinidad, la Ternura del Amor, la Dulzura del Encuentro, en nuestra más auténtica y profunda humanidad. Sin tener ni querer definir nada. Solo sintiendo su Presencia vivificante en la vida cotidiana.

 

16 comentarios

  • Honorio Cadarso

    Creo que nos pasamos por alto la oración que Jesús nos enseñó, el Padre nuestro.

    En concreto, que esa oración está construída en plural. Padre NUESTRO…Es decir, que para ser cristiana, toda oración debe pedir cosas para todos los seres humanos…

    No sé, cuando pedimos algo PARA MÍ, puede que NUESTRO Padre que está en los cielos pase por alto la petición….

  • Isidoro García

    P.D.

    «Buscar milagros en todas partes es ignorar flagrantemente el hecho de que todo es milagroso». (Abraham Maslow)

  • Isidoro García

    No se si habéis visto el video en donde el Rey Baltasar, les dice a los niños desde el balcón  del ayuntamiento de Andoain: ¡Qué sepáis que los padres son los Reyes!,… ¿Vale?.

    Ya va siendo hora de que religiosamente, se nos haga ese valiente notición: ¡Si queréis algo, podéis escribir la carta a los Reyes, (rezarle a Dios), pero luego debéis ir a El Corte Inglés!.

    Y la culpa o es de Dios, sino de los pelotas bienintencionados, que con sus loas extremadas y exageradas ponen a Dios en esos compromisos, sin comerlo ni beberlo. Es la consecuencia de idealizar demasiado a algo, ya sea a Dios, como a Jesús o al Espíritu Santo: que sin querer les ponemos debajo de los caballos.

  • oscar varela

    Desmontando el Belén

    Salvador Santos, 08-enero-2013

    Acabadas las fiestas, toca recoger estructuras, adornos y utensilios de variada índole utilizados para realzarlas. También, replegar felicitaciones, cánticos, palabras y quizá algunos sentimientos de pasajera ternura muy apropiados para vivirlas.

    Ha llegado la hora de desmontar el belén.

    Desmontando el Belén

  • Jesus mando a sus discípulos a recorrer los caminos de los pueblos dándoles poderes para sanar a los enfermos entre otros poderes. Era un poder viniendo directamente del Padre. Pienso que esta fe en los poderes dados a sus discípulos no existe mas. En mi humilde experiencia de discípulo de Jesus, tuve oportunidad de tocar de verdad que ese poder existe. No tengo en eso ningún mérito, sino que me hizo reflexionar sobre la fe que tenemos. Creemos, pero no confiamos. Al momento de escribir este comentario, una sobrina mía, hizo un llamado a mi fe para que su compañero, operado por un cambio de corazón, salga bien. Hasta el momento los problemas siguen complejos, pero la confianza que todo se terminé bien queda muy presente. Si Jesus, hasta resucito a l’Azarro, sigue con el mismo poder de  hacer muchas otras cosas al servicio del Reine de Dios. Nadie quiere pasar por tonto, así no se arriesga en nada. Con todo mi respeto, la fe queda algo que supera lo humano, algo que nos une al Padre. Él sabe lo que es el mejor para cada uno de nosotros.

    • Carmen

      Por lo visto el tumor cerebral que mató a mi sobrina de 33 años, madre de una nenica de tres, era lo mejor que le podía pasar a ella y a su hija.
      Alabo su fe y su confianza en dios.
      Deseo que dios crea que lo mejor que le puede pasar a la amiga de su sobrina es sanar.
      Perdón si mi comentario le molestó. Fue un brote, pero un brote respecto a la iglesia, no respecto a mi dios no respecto a Jesús no tampoco referido a nadie que como usted tiene ese tipo de fe.
      Únicamente quiero revindicar que los que no entendemos a ese dios, tengamos la oportunidad de imaginar que quizás no es así y no tengamos que quedarnos sin dios. Es duro. Se lo aseguro.
      Solamente pido que me dejen pensar sin sentirme culpable. Bueno, ya no me siento así, pero me he sentido.
      Y no soy la única persona que piensa que dios no quiera existe porque lo que dicen que puede hacer, con él no lo hace. Y porque al oír las noticias no entiende cómo permite cosas.
      Eso era todo lo que quería decir, pero ya he dicho que fue un brote. La Navidad es complicada, te vienen muchos recuerdos a la cabeza.
      Insisto. Siento haberle molestado, si es que lo he hecho. Fue un brote.
      Un abrazo.

  • Carmen

    De todo esto ya se hablaba en la iglesia a principios del siglo pasado. Porque Ranher, jesuita por cierto, ya decia lo mismo que habéis dicho.

    Y mil más, entre otros el mismísimo papa alemán que fue compañero de universidad de H. Kung y era de las mentes brillantes de entonces. Pero si quieres hacer carrera en la iglesia…no se valen tontunas.

    Por eso me indigno cuando leo artículos de personas supersabias, escondidicas en sus cåtedras tooooooooodo el tiempo que duró el pontificado del santo Juan Pablo y por supuesto el del señor alemán. Me indigno.

    Los que abrían la boca, hala, se la cargaban por todo lo alto. Si tooooooodos hubiesen sido valientes , la iglesia , a día de hoy seria otra.

    Por eso respeto profundamente al señor Castillo, por ejemplo, y hay otros que me descomponen. Cuando los leo me entra ira tipo Juan Bautista.

    Ellos son los responsables de que la iglesia esté como esta. La excusa que ponen es la misma queja de Unamuno en su libro San Manuel Bueno. Pero le han dado la vuelta.

    Es indignante.

    Porque todo esto que se dice ahora, empezó a decirse dentro de la misssssma iglesia hace casi cien años.

    Y vamos a seguir igual? Es que vuelo.

    La queja de la madre , tan lógica, tan humana, tan natural, se la he oído decir mil veces a mis críos. Solamente le podía contestar: no metas a dios en esto.

    Una vez, en un curso planteó esto mismo una compañera en un cursito de teología de mi colegio. La respuesta del ser soberbio que impartía aquello fue: reza, reza…no te va a servir de nada…

    Claro, no volví, rota de ira. Por supuesto mi directora me dijo al dia siguiente, pues lo de siempre. No estoy exagerando, nada . Así fue.

    Vamos a seguir así siempre? La iglesia, los de arriba son unos cínicos, porque saben lo que hay. Con esto, con el dinero y con la pederastia.

    Y luego estamos los demás , luchando contra molinos de viento. Es que acaso somos herejes? Nuestro concepto de , de todo ha cambiado. Y si Dios no te hace caso cuando te dicen que puede hacerlo todo, pues ahí tienes la respuesta. No te rezo más.

    Es indignante. Nadie de arriba mueve un solo dedo por una sola oveja. Se limitan a abrir la puerta del como se llame, redil, creo. Quién entre bien , y si no, pues a la hoguera.

    Es que vuelo, porque andar por encima del agua no sé, pero volar de pura indignación, ya lo creo que puedo.

    Lo siento. Es un tema que me saca de quicio, porque lo he sufrido en primera persona, la cabeza se me rompía. Hasta que un día, en fin. Dejó de importarme lo que dijeran, algo se abrió en mi cabeza y entendí que no había un solo ser en el mundo con derecho a inmiscuirse en mi pensamiento sobre dios. A los 57 años.

    Claro, cuando empecé a leer cosas y ver fechas, dios santo, menuda indignación.

    No creo que me entiendan, vuestro mundo y el mío, en este aspecto, en éste, han sido paralelos.

    Hasta ahora.

    Un abrazo a todos.

     

     

     

    • Carmen

      Esto es a lo que llamo un brote.
      Sorry si he molestado a alguien.
      Y eso que estaba de reina maga…
      Pero es que las mujeres somos así. Podemos hacer muchas cosas a la vez

      Hala, a dormir todo el mundo, está noche vienen los Reyes Magos.

    • Mª Pilar

      Carmen: Fíjate como son las “cosas” de este vida… cuando mi hermano muy enfermo ¡¡¡sufría!!!
      Ni se me ocurrió pedir su curación, si pedí… (hoy no lo haría) que dejara de sufrir, que le dejara marchar; puesto que su larga enfermedad (nació con ella y tardaron en diagnosticarla casi 40 años y además era incurable y moría a los 48)

      Así, que tenemos una mirada similar, si Dios es Dios… no puede estar sanando a quienes le rezan, o le dan limosnas; si Dios es Dios, lo es para toda persona nacida; y cada persona lleva en si misma, toda la capacidad de sanación… cuando de estados o creencias que nos atan y destruyen se trata, y merma la capacidad de nuestra humanidad.

      Si Dios es Dios…Nada tiene que ver, con lo que las personas nos hemos montado en nuestra cabeza.
      Cierto, que la educación, tiene mucho que ver en ello; y tú, sabes mucho más de eso.

      Las mentes bien formadas y libres, son capaces de: ¡¡¡Pensar!!!
      Fundamental para una vida cada vez más sana y fructífera.
      mª pilar

  • ana rodrigo

     
    No es tan fácil decirle a quienes toda su vida han tenido unas creencias muy enraizadas, no mal enseñadas, porque hace, al fin y al cabo, se nos decía lo que decía el Catecismo, compendio de la “esencia” de las viejas teologías.
     
    Mientras la Iglesia no actualice y popularice otras teologías posibles de forma oficial, todo lo que se diga y que no conste en el Catecismo, supondrá escándalo y más deserciones, si cabe. Porque si a esta señora se le explica lo que su hijo quería explicarle, de nada le hubiese servido si a continuación entran en un templo a misa y escucha: “Dios omnipotente y todopoderoso….” Y en otro momento escucharía “Dios misericordioso…”; cualquiera diría, esto es un galimatías, allá vosotros, como han hecho y están haciendo a miles en esta España católica y, en general en el mundo católico. Desengañados de un Dios enmarcado en unos conceptos y de una Iglesia anclada en una tradición obsoleta, más que en el Evangelio. Evangelio cuyo mensaje también debe ser actualizado con el apoyo de las ciencias sociales actuales y una exégesis seria.
    Recuerdo el regocijo popular cuando el Papa, creo que Juan Pablo II, dijo que no existía el infierno, así como el desconcierto popular cuando, el mismo Papa, dijo que Jesús no había nacido en Belén.

  • Isidoro García

    Pienso mucho, en los documentales de animales, con el fenómeno del destete y la emancipación de los animales de su madre. Madurar significa, un cambio radical en las relaciones con nuestros progenitores. De una relación de dependencia absoluta, se va pasando paulatinamente a un afianzamiento personal, y a una autonomía individual.

    Pero el “destete”, el dejar de chupar de la madre, y tener que agenciarse la propia comida cuesta mucho, y en los animales les supone una crisis muy fuerte y una incomprensible sensación de abandono por parte de un ser que hasta ese momento, era todo abnegación hacia nosotros. Pero es una etapa necesaria para desarrollar la naturaleza de cada animal, y ser un ser adulto.

    El “destete” psicológico de la figura de “Dios”, es similar. Por eso hay que comprender, que cuanto más humanos somos, más debemos renunciar a esa visión infantil y mágica de “Dios”, y las religiones, deberían renunciar a ese placebo facilón que han utilizado durante la etapa infantil del desarrollo de la evolución de la conciencia humana.

    Al que lo necesite aún, está bien que se le de consuelo. Pero las Iglesias deberían promocionar el desarrollo de la conciencia de las personas, renunciando a toda la parafernalia sacramental, que “asegura” la asistencia directa de Dios, en el difícil proceso de maduración y auto-realización personal.

    Hay que renunciar al agustinismo, e ir más por la vía pelagiana, de que la “asistencia” divina la tenemos dentro de nosotros mismos, en forma del gran regalo que hemos recibido todos los humanos: el regalo de nuestra naturaleza humana, que lleva en lo más profundo de ella, el germen y el programa para un correcto desarrollo de nuestra personalidad.

    El agustinismo sacramentalista es una ascética mágica-infantiloide, mientras que el desarrollo humano autónomo del pelagianismo es la ascética adecuada de los humanos en vías de maduración.

  • Mª Pilar

    Hermosa manera de contemplar y amar:

    ¡Ese no se que..! que bulle en nuestra entraña.

    Esta es la manera de manifestar lo que puede ser de verdad:

    ¡Dios!

    La otra manera… por muy bendecida y explicada hasta la saciedad, bajo mil bendiciones y falsas promesas, no es “dios”, es una vulgar manera de ponerlo a nuestro servicio.

    Por esa razón, los poderosos de este mundo, se sienten bendecidos y hasta enviados por él… porque hacen todo lo que a ellos les parece lo justo y necesario… para su propio beneficio…

    El precio que tienen que “pagar” el resto de las personas, no les importa en absoluto.

    ¿Qué clase “dios” puede tener esos atributos y poderes?

    Solo aquellos, que las personas nos creamos para nuestro uso y abuso.

    ¡Gracias Miguel Ángel por esta hermosa aportación!

    Y según nos dice Antonio, es su propia vivencia, gracias de corazón.

    mª pilar

     

  • Y por qué no habla con su madre?

    A lo mejor le da paz. Cree que es incapaz de entender? Pero si ese dios se le ha quedado pequeño, como a tantísimas personas. Diría que lo entendería perfectamente y quizás haga las paces con él y le diga: ayúdame, dame fuerza .Danos fuerza a todos, a mis hijos, a mis nietos…

    Quién sabe, nunca nadie sabe. Las madres siempre sorprenden. A lo mejor le da la pieza para que todo le encaje.

    Si fuese mi madre lo intentaría

    Si usted fuera mi hijo me gustaría que lo intentara.

    Un abrazo

Deja un comentario